Sei sulla pagina 1di 4

Tipos de divorcio:

Divorcio

Divorcio por culpa Divorcio por cese de la convivencia

Solicitado por uno Divorcio solicitado por Divorcio solicitado


de los cónyuges uno de los cónyuges ambos cónyuges

3 años de cese efectivo 1 año de cese


de la convivencia de la convivencia

Divorcio por cese de convivencia:

Al respecto hay que distinguir si el divorcio es solicitado por uno de los


cónyuges o por ambos cónyuges de forma conjunta.

a).- Divorcio por cese de convivencia solicitado por uno de los cónyuges:
(Art. 55 inciso 3º de la Lmc).
Habrá lugar también al divorcio cuando se verifique un cese efectivo de la
convivencia conyugal durante el transcurso de, a lo menos, tres años.
En este caso, el cónyuge demandante no fundamenta su acción de divorcio en
la falta o culpa atribuible al cónyuge demandado, sino que sencillamente en la
circunstancia de haber cesado la convivencia entre los cónyuges por el expresado
plazo de 3 años. Sin embargo, hay que tener presente que la demanda de divorcio
deberá ser rechazada cuando la parte demandada solicite al juez que verifique
que el demandante, durante el cese de la convivencia, no ha dado cumplimiento
reiterado a su obligación de alimentos respecto del cónyuge demandado y de los
hijos comunes, pudiendo hacerlo.
En síntesis, los requisitos que han de cumplirse para que prospere la demanda
de divorcio en este caso, son los siguientes:

1.- El transcurso del plazo mínimo de 3 años, contados desde el cese de la


convivencia de los cónyuges.
2.- Que durante este plazo, el cónyuge que demanda el divorcio, haya
cumplido con su obligación de proporcionar alimentos al otro de los cónyuges y a
los hijos comunes, pudiendo hacerlo, durante el tiempo de cese de la convivencia.
Cabe tener presente que si el cónyuge no cumplió con este requisito por una sola
vez, esto es, que en un solo episodio no pagó los alimentos, le bastará a dicho
cónyuge pagar los alimentos que siguen para que de todas maneras prospere la
demanda de divorcio, luego, el otro cónyuge no podrá argumentar que el
demandante no pagó alimentos, con el objeto de que se rechace en definitiva la
demanda de divorcio, o bien ésta no prospere, ello porque la causal exige para
rechazar la demanda que haya un incumplimiento reiterado de tal obligación. Por
el contrario, si el demandante en forma reiterada no pagó alimentos, el
demandado podrá defenderse oponiendo lo que en el foro se conoce como
“cláusula de dureza”.
b).- Divorcio por cese de convivencia solicitado por ambos cónyuges de
forma conjunta:
Sin perjuicio de lo anterior, el divorcio será decretado por el juez si ambos
cónyuges lo solicitan de común acuerdo y acreditan que ha cesado su convivencia
durante un lapso mayor de un año.
En este caso, los cónyuges deberán acompañar un acuerdo que, ajustándose
a la ley, regule en forma completa y suficiente sus relaciones mutuas y con
respecto a sus hijos.

El acuerdo será completo:


El acuerdo será completo si regula todas y cada una de las siguientes
materias:

1.- Respecto de los cónyuges: deberán aludir el acuerdo a la regulación de sus


relaciones mutuas, especialmente en lo concerniente a:
a.- Los alimentos que se deban (las deudas deben quedar saldadas).
b.- Las materias vinculadas al régimen de bienes.
2.- Respecto de los hijos: Si hubiere hijos además el acuerdo deberá regular:
a.- El régimen aplicable a los alimentos.
b.- El cuidado personal de los hijos.
c.- La relación directa y regular que mantendrá con los hijos aquel de los
padres que no los tuviere bajo su cuidado.
d.- También se podrá convenir un régimen de cuidado personal compartido.
(Ley Nº 20.680 sobre cuidado personal compartido de 21 de Junio de
2013).

El acuerdo será suficiente:


El acuerdo será suficiente cuando:
1.- En él se resguarda el interés superior de los hijos.
2.- Se procura aminorar el menoscabo económico que pudo causar la ruptura.
3.- Si establece relaciones equitativas, hacia el futuro, entre los cónyuges cuyo
divorcio se solicita.

Prueba del plazo del cese de la convivencia de los cónyuges:


Distinguimos al efecto, entre los matrimonios celebrados con antelación a la
entrada en vigencia de la ley (o sea, antes del 18 de noviembre de 2004) y
aquellos celebrados a partir de esa data.

a.- Prueba del plazo del cese efectivo de la convivencia entre los cónyuges,
tratándose de los matrimonios celebrados antes del 18 de noviembre de 2004.
……
b.- Prueba del plazo del cese efectivo de la convivencia entre los cónyuges,
tratándose de los matrimonios celebrados después del 18 de
noviembre de 2004.
El inciso 4º del artículo 55, dispone que, en todo caso se entenderá que el
cese de la convivencia no se ha producido con anterioridad a las fechas a que
se refieren los artículos 22 y 25 de la ley, según corresponda.
Recordemos que el artículo 21, se refiere al acuerdo de los cónyuges
separados de hecho, acerca de la fecha en que cesó la convivencia, mientras
que el artículo 25 alude a hipótesis en las que la fecha cierta emana de actos
realizados por uno solo de los cónyuges.
En consecuencia, sea que el divorcio se pida por los cónyuges de común
acuerdo, sea que se pida por uno de ellos en forma unilateral, los plazos de
uno y tres años cabales sólo contarán:
1.- Si hay acuerdo entre los cónyuges, acerca de la fecha en que cesó la
convivencia, expresado en alguno de los siguientes documentos:
1.- Por escritura pública o acta extendida y protocolizada ante notario
público.
2.- Por acta extendida ante un oficial de registro civil.
3.- Por transacción aprobada judicialmente. ( esta no se aplica mucho ya
que se demora más que las otras dos)

2.- Si no hay acuerdo entre los cónyuges acerca de la fecha en que cesó la
convivencia.
En este caso, el cese de la convivencia se producirá en los
siguientes casos:
1.- A partir de la notificación de la demanda, en el caso del artículo 23 el
que dispone que cualquiera de los cónyuges podrá solicitar que el
procedimiento judicial que se sustancie para reglar las relaciones
mutuas, como los alimentos que se deban, los bienes familiares o las
materias vinculadas al régimen de bienes del matrimonio; o las
relaciones con los hijos, como los alimentos, el cuidado personal o la
relación directa y regular que mantendrá con ellos el padre o madre que
no los tuviere bajo su cuidado, se extienda a otras materias
concernientes a sus relaciones mutuas o a sus relaciones con los hijos.

2.-Si no ha mediado acuerdo, ni demanda entre los cónyuges, y


uno de ellos ha expresado su voluntad de poner fin a la
convivencia, puede hacerlo a través de cualquiera de los
instrumentos señalados en los números 1 y 2 señalados
anteriormente (vale decir, escritura pública o acta extendida y
protocolizada ante notario público, o acta extendida ante un oficial del
registro civil) o dejando constancia de dicha intención ante el juzgado
de familia correspondiente, solicitando la notificación de cese de
convivencia al otro cónyuge, luego, de proceder así, la gestión es
voluntaria, y una vez practicada la notificación se entenderá desde esta
fecha el cese de la convivencia de los cónyuges. La notificación se
practicará según las reglas generales.