Sei sulla pagina 1di 6

4.

EROSIÓN

Erosión La erosión es un proceso natural por el cual las corrientes de agua o el viento
arrastran parte del suelo de unos puntos a otros. Es un proceso biofísico muy útil, porque,
permite que se desplacen materiales de unos suelos a otros que recuperan fertilidad con
estos aportes. La erosión es un problema ambiental cuando se acelera, con lo cual los
materiales perdidos no se recuperan en las zonas erosionadas y en las zonas que reciben los
aportes no son aprovechados o se pierden, o cuando por causas ajenas al propio medio
aparece en puntos que no deberían de erosionarse

4.1. Erosión Eólica

Inicia cuando el viento sopla a unos 20 kilómetros por hora (km/hr). Se ha calculado
que en la región de las Grandes Llanuras de los Estados Unidos algunas tormentas de polvo
removieron durante los años treinta hasta 300 millones de toneladas de tierra (incluyendo
suelo agrícola) y que se depositaron no menos de 38 toneladas por kilómetro cuadrado (km
2). El viento se lleva las partículas más finas y fértiles y deja donde estaban las partes más
gruesas y la arena. El análisis de los materiales transportados por las tormentas de polvo en
los Estados Unidos ha indicado que esos materiales contenían diez veces más materia
orgánica, nueve veces más nitrógeno, diecinueve veces más ácido fosfórico y 45 por ciento
más potasa que el material arenoso dejado atrás (FAO, 1984).

El fenómeno de la erosión eólica se favorece con:

1) Vientos fuertes y frecuentes


2) Superficies llanas expuestas al viento
3) Suelo seco, suelto, de textura fina y poca materia orgánica. Con una inexistente o
degradada estructura del suelo.
4) Condiciones de aridez. Altas temperaturas y escasas precipitaciones
5) Poca cubierta vegetal. Así un pastoreo abusivo, la quema de residuos agrícolas y el
laboreo nirracional pueden ser factores causantes de la erosión eólica.

Deflación
Cuando las partículas sueltas que se hallan sobre la superficie del suelo son barridas,
levantadas y trasportadas por el aire, la deflación deja huecos o depresiones suaves en el
material sin consolidar.

Abrasión
Cuando el viento arrastra arena y polvo contra la roca y el suelo, los elementos
cortantes originan orificios y acanaladuras en la roca.

Estratificación cruzada
Consiste en grupos de láminas que se inclinan unas con respecto a otra. Esta
inclinación es en el sentido de la corriente del viento o agua que movían las partículas
durante el depósito. Los limitantes entre los conjuntos de estratificación cruzada
generalmente presentan una superficie de erosión, la laminación y estratificación cruzada
son frecuentes en depósitos de playa, dunas arenosas y aluviones Los conjuntos
individuales con estratificación o laminación cruzada son buenos indicadores tanto de la
dirección de los aportes como de techo y muro.

4.2. Depósitos eólicos

Anque le viento carece relativamente de importancia en la génesis de formas erosivas,


en algunas regiones crea significativas estructuras deposicionales. Las acumulaciones de
sedimento transportado por el viento son particularmente notables en las regiones secas de
todo el mundo y a lo largo de muchas costas arenosas. Los depósitos eólicos son de dos
tipos distintos: (1) montículos y colinas de arena formados a partir de la carga de fondo del
viento, que denominamos dunas, y (2) extensas alfombras de limo, denominados Loess,
que una vez fueron transportados en suspensión.
4.2.1. Depósitos de Arena

Como ocurre con las corrientes de agua, el viento deja caer su carga de sedimento
cuando la velocidad desciende y la energía disponible para el transporte disminuye. Por
tanto, la arena empieza a acumularse en cualquier lugar en el que una obstrucción situada
en el camino del viento ralentice su movimiento. A diferencia de muchos depósitos de limo,
que forman capas de modo de alfombra a lo largo de grandes áreas, los vientos depositan
normalmente la arena en montículos o crestas denominados dunas (Figura DESVIE-12).

Por las fuerzas del viento las dunas se pueden moverse. Las fuerzas del viento
provocan erosión y al otro lado de la duna deposición, porque aquí el viento pierde un
poquito de su energía, y la carga de arena tiene que bajarse.

Figura 1. Dunas

Fuente: Tarbuck, E.J.; Lutgens, F.K., y Tasa, D. Ciencia de la Tierra. 8 va. Edición. Pagina 552
Cuando el aire en movimiento encuentra un objeto, como una mata de vegetación o
una roca, barre a su alrededor y por encima de él, dejando una sombra de aire con
movimiento más lento por detrás del obstáculo, así como una zona más pequeña de aire
más tranquilo justo enfrente del obstáculo. Algunos de los granos de arena que se mueven
por saltación con el viento vienen a descansar a esas sombras de viento. A medida que
continúa la acumulación de arena, se convierte en una barrera cada vez más imponente para
el viento y, por tanto, en una trampa cada vez más eficaz para la acumulación de arena. Si
hay suficiente abastecimiento de arena y el viento sopla de manera uniforme durante un
tiempo lo bastante largo, el montículo de arena crece y se transforma en una duna.

Figura 2. Tipos de dunas y movimientos de dunas

Fuente: Museo Virtual, Geología. W. Griem (2018). https://www.geovirtual2.cl


Dunas transversales:

Una estructura típica de sectores desérticos. Existen en gran escala o en escala


pequeña. Las dunas transversales se caracterizan por un movimiento perpendicular a la
dirección del viento.

La distribución de granos en una duna es muy parecida, es decir la variación de los


tamaños de los granos es mínima. Se nota una separación de los minerales máficos y los
minerales "normales" por las fuerzas eólicas.

Duna longitudinal:

Una duna longitudinal se expande en la misma dirección como la dirección del


viento.

Otro depósito del viento se llama Loess:

Loess es un sedimento clástico no compactado (compactado = loessita) que se


compone principalmente de granos de limo (0,002mm a 0,063mm) y preponderamente de
granos de diámetros entre 0,02 y 0,05mm. Componente principal es cuarzo acompañado
por feldespato, calcita y mica. El teñido típico café hasta amarillo se debe a los hidratos de
óxido de hierro (limonita por ejemplo). El Loess es un producto del soplo del viento en las
áreas con depósitos glaciáricos, que se forman después del retiro del glaciar.
BIBLIOGRAFÍA

1. Yoc Pérez, Deysi Amarilis. 2011. Realizado en la unidad de planificación


geográfica y gestión de riesgos UPGGR-MAGA y en la microcuenca del Río
Cocoyá Acatenango, Chimaltenango, Guatemala. Guatemala. Tesis Ing.
Agr. Guatemala, USAC, Facultad de Agronomía. 217 p.

2. Tarbuck, E.J.; Lutgens, F.K., y Tasa, D. Ciencia de la Tierra. 8 va. Edición.


Pearson Educación S.A., Madrid, 2005. 736 p.