Sei sulla pagina 1di 2

PABLO UN MODELO PARA CADA DISCIPULO

FILIPENSES 3: 4-14

INTRODUCCION

La tarea más importante de la iglesia es la de cumplir la Gran Comisión, el hacer Discípulos es la


responsabilidad de cada uno de nosotros que formamos el cuerpo de Cristo. La forma de cumplir
con esta encomienda del Señor a su iglesia fue entendida de manera clara por los discípulos de esa
primera generación, eso se nota de manera muy clara y objetiva cuando estudiamos el libro de los
Hechos de los discípulos pudiéramos llamar. La manera que ellos utilizaron fue la misma que el
señor utilizo con ellos mismos, y nio es otra que de todo lo que el enseñaba lo ponía en práctica y
el ejemplo más claro de ese lo registra el evangelio de Juan en el relato del lavatorio de los pies
donde el Señor les manifiesta que ejemplo le s he dado.

Y el mismo Señor encomendó este modelo al apóstol Pablo de enseñar no solo teoría sino modelar
con el ejemplo y esto lo hacia Pablo: Sigan practicando lo que les enseñé y las instrucciones que
les di, lo que me oyeron decir y lo que me vieron hacer: háganlo así y el Dios de paz estará con
ustedes. (Flp 4:9 DHH)

Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. (1Co 11:1 RV1960)

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis
en nosotros. (Flp 3:17 RV1960)

COSAS QUE DEBEMOS APRENDER DE PABLO PARA SER IMITADORES DE CRISTO

I. UNA VIDA CENTRADA EN CRISTO:


Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de
Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del
conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo
por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es
por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; (Flp 3:7-9
RV1960)
Toda la formación que él había recibido, lo tenía en poco, en comparación con el hecho de
conocer a Cristo. Para él lo primordial era su vida en Cristo.
II. UN ARDIENTE DESEO DE CONOCER A CRISTO:
Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los muertos. (Flp
3:10 a NTV)
Él decía “anhelo conocerlo a Él”, sin embargo, consideramos que Pablo conocía
íntimamente al Señor, cuando Pablo escribe esta carta estaba en la cumbre de su
ministerio, ya había realizado sus viajes misioneros, tenía discípulos a su cargo como
Timoteo, Tíquico, Lucas, entre otros. Era el gran apóstol Pablo, pero expresaba “quiero
conocerle”, lo que nos indica que no se conformaba, sino que quería vivir nuevas
experiencias con Dios.
III. FIRME DETERMINACIÓN DE SER COMO JESÚS:
sufrir como él sufrió, y aun morir como él murió, (Flp 3:10b TLA)
Pablo no solo quería ser semejante a Jesús al enseñar, al ver milagros y prodigios, sino que
él quería parecerse a Jesús hasta el punto de participar de sus padecimientos y ser
semejante a Él en su muerte. Su deseo era ser como Jesús, sin embargo, él reconocía que
no era perfecto y que proseguía en el camino para alcanzarlo.
IV. ACTITUD PERSEVERANTE:
No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro
asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no
pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que
queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del
supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Flp 3:12-14 RV1960)
No desmayaba en su objetivo y animaba a las iglesias a hacer lo mismo. El expresa: …
olvidando lo que queda atrás, me extiendo a lo que está adelante prosigo a la meta, al
premio del supremo llamamiento en Cristo Jesús.
V. DEPENDIA DE LA LLENUERA DEL ESPIRITU SANTO PARA CUMPLIR LA TAREA
Por lo tanto, hablamos a otros de Cristo, advertimos a todos y enseñamos a todos con
toda la sabiduría que Dios nos ha dado. Queremos presentarlos a Dios perfectos* en su
relación con Cristo. Es por eso que trabajo y lucho con tanto empeño, apoyado en el
gran poder de Cristo que actúa dentro de mí. (Col 1:28-29 NTV)
Evangelizaba
Discipulaba
Madurez cristiana
Depende del Espíritu Santo

POR LO TANTO

DEBEMOSaprender

UNA VIDA CENTRADA EN CRISTO

UN ARDIENTE DESEO DE CONOCER A CRISTO

FIRME DETERMINACIÓN DE SER COMO JESÚS

ACTITUD PERSEVERANTE

DEPENDIA DE LA LLENUERA DEL ESPIRITU SANTO PARA CUMPLIR LA TAREA