Sei sulla pagina 1di 17

PÁGINAS DE ÍNDICE

La mayoría de los trabajos serán demasiado breves para tener un índice; sin embargo, las tesis o
trabajos de más de veinticinco páginas deberán tener la página del índice seguida de la página del
título.

El estilo Turabian (también conocido como el estilo Chicago) no requiere un bosquejo y una
declaración de tesis (debido a que tiene el estilo de la Asociación Moderna de Lenguaje).

Una guía para preparar una página índice se puede encontrar en el libro de Kate L. Turabian A
Manual for Writers of Term Papers, Theses, and Dissertations, 7th ed. revised by Wayne Booth,
Gregory Colomb, and Joseph Williams (Chicago: The University of Chicago Press, 2007).

Otras notas importantes:

Es posible que algunos profesores requieran un bosquejo. En este caso, será especificado en el
programa del curso, o en las instrucciones para las tareas. Adicionalmente, otros profesores
prefieren no tener títulos de encabezado en el texto. Eso deberá ser aclarado por medio de
instrucción del profesor como desviación del estilo Turabian y las reglas generales del Colegio
de Religión.

Los dos departamentos del Colegio de Religión (el departamento de ministerio cristiano y el
departamento de teología) han elegido usar este libro como una guía que explica y mejora la
séptima edición del estilo Turabian.

Cuando un estudiante tiene dudas sobre una cita o sobre el formato, deberá consultar el estilo
Turabian o The Chicago Manual of Style: TheEssentialGuideforWriters, Editors, and Publishers,
16th edition (Chicago: TheUniversity of Chicago Press: 2010), de donde Turabian sacó su libro
más pequeño.

Además, para algunos cursos en Estudios Bíblicos podrán consultar el Society of Biblical
Literature Handbook of Style (se menciona en el apéndice B) y el “Student Supplement to the
SBL Handbook of Style” como un apéndice a la edición más reciente. Pueden acceder a este
recurso por el internet al sitio web del SLB http://www.slb-site.org. SBL Handbook of Style se
basa en el manual de la Universidad de Chicago, no está en conflicto con el estilo Turabian, pero
mejora las citas de ciertos tipos de literaturas bíblicas, u otros recursos.

Como ya lo he mencionado, es posible que algunos profesores varíen en algunos detalles las
instrucciones de este libro. Sin embargo, ellos harán notar en las instrucciones antes del día de
entrega. El objetivo de este folio es para clarificar e ilustrar la forma Turabian para formular las
citaciones.

Finalmente, por favor lean los apéndices al final de este documento si necesitan otras reglas del
SOR (School of Religion; Colegio de Religion) sobre lenguaje inclusivo, ayuda con notas al pie
de la página, como citar libros de la Biblia, etcétera.
Esta es la portada. En todos los EJEMPLO DE UNA PORTADA
trabajos del Colegio de Religión,
hay que tener una portada.

CENTRADO
7 espacios del margen de la tapa.

UNIVERSIDAD LEE

7 espacios

UNA GUÍA DE ESTILO PARA ENSAYOS


Ponga el título aquí
2 espacios—si necesita dos líneas
O TESES
por el título.

7 espacios
Hay que poner el título
propio aquí, sin puntos.
Ponga el
nombre y PRESENTADO A ALPHA B. OMEGA, PhD
título de su
profesor aquí.
EN CUMPLIMIENTO PARCIAL DE LOS REQUISITOS
También,
DE THEO-667: TEOLOGIA DE MINSTERIO APOCALÍPTICO
ponga el
título exacto
COLEGIO DE RELIGIÓN
del curso.
4 espacios

POR 2 espacios

DELTA E. IOTA

5 espacios

CLEVELAND, TN
¡Ojo! Hay que usar el formato 27 MAYO 2015 ¡Ojo! Todas palabras son mayúsculas
internacional para escribir la fecha. y están centradas.
Tipo de letra: 12pt, Times New Roman

Los márgenes son una pulgada en Cuenta esta página como la primera,
todos lados. pero no hay un número de página
Noten que no hay números de página.
aquí.

Subtítulos: opcional, pero lo 10 espacios de la tapa


recomendamos fuertemente. En este
Se escribe el título del papel con letras
ensayo, explicamos cómo puede crear
mayúsculas y el titulo debe ser en el
estos.
centro de la página.
SUBTITULOS: opcional,
pero son útiles. Presentamos UN MANUAL DE ESTILO PARA LOS ENSAYOS O TESIS
como formatear los
subtítulos más adelante en 3 espacios
este trabajo. Introducción
2 espacios
Los documentos o Tesis presentados al Departamento de Ministerio Cristiano y el

Departamento de Teología en el Colegio de Religión de la Universidad Lee, tendrán que seguir


comienzo del párrafo y hay un

las reglas de formato según The Chicago Manual of Style: The Essential Guide for Writers,
espacio entre cada línea.
El texto tiene sangría al

Editors, and Publishers (16th edition).1 Afortunadamente, este libro tan largo y caro se ha

cambiado a un texto más pequeño y útil por Kate L. Turabian.2 Por eso, los estudiantes con

mucha frecuencia escuchan el nombre ‘Turabian’, en referencia a la guía de estilo del Colegio de

Religión.3 La mayoría de departamentos y especializaciones emplean un estilo de formato muy

popular que se llama MLA (Modern Language Association; Asociación de Lenguaje Moderno),

Las notas al pie tienen sangría, son numerados, y comienzan con


Tipo de letra de notas al pie:

el nombre del autor. Si no hay autor, empieza con el título.


10pt, Times New Roman

1
The Chicago Manual of Style: The Essential Guide for Writers, Editors, and Publishers, 16th ed.,
(Chicago: The University of Chicago Press, 2010).

2
Kate L. Turabian, A Manual for Writers of Term Papers, Theses, and Dissertations. Chicago Style for
Students and Researchers, 7TH ed., revised by Wayne C. Booth, Gregory C. Colomb, Joseph M. Williams (Chicago:
The University of Chicago Press, 2007).

3
La excepción a esa declaración es el sector de historia entre el Colegio de Artes y Ciencias. Ellos, también
requieren formatoTurabian.
o alguna variación, pero nuestro departamento ha elegido usar el formato Turabian por varias

razones.4La principal de estas son:

La presentación de investigaciones en las disciplinas del campo académico de religión. Escuelas

de posgrado que son centrados en estudios de religión o teología requieren el estilo Turabian. Por

eso, es importante que nuestros estudiantes sepan este estilo en adición al estilo MLA, que las

clases de inglés usan.


Títulos
¡Ojo!
deHay
libros
unson
espacio
en bastardillas.
entre cada nota al pie.
Otra razón para emplear el formato Turabian es el caso en que uno puede aumentar
Noten: Hay que recordar la página
5
pensamientos con notas al pie de la página. Con este estilo de escribir, los estudiantes
adonde pueden
procede la información.

explicar más sus investigaciones o discutir un área de pensamiento que no es pertinente. Notas al

pie ofrecen al lector una oportunidad para ver inmediatamente las fuentes del escritor. Además,

con una nota al pie, pueden discutir un tema de forma extensa sin interrumpir el ritmo de la

escritura. Este método de escritura es útil para los estudios en religión.


Niveles de encabezamientos:
Nivel uno: en negrita y centrado 3 líneas entre el texto e un encabezamiento de nivel uno.
Nivel dos: centrado
Nivel tres: en bastardillas y no
Como hacer una nota al pie de fuentes clásicas o bíblicas Un encabezamiento de nivel
sobresale del margenizquierdo. uno.
En las páginas que siguen (como en las que precede), vamos a ofrecer varios ejemplos del

método Turabian presentados en el manual. Uno de los aspectos importantes de notar es que no

existen citaciones bibliográficas en el cuerpo del texto (como en el estilo de notación de MLA

que es similar). Todas las citas están en las notas al pie de la página.

La única excepción a esta regla es la cita de cualquier clásico que ha sido aceptado. La

Odisea de Homer, los dramas de Shakespeare, La Republica de Plato y La Biblia son ejemplos

4
Joseph Gibaldi and Walter S. Achtert, MLA Handbook for Writers of Research Papers, 3rd ed. (New
York: The Modern LanguageAss-ociation of America, 1988), 10. i.e. = id est, que es en
el latín, ‘es decir’.
5
Es correcto decir que el formato Turabian permite el uso de notas finales (i.e. la citación bibliográfica
puesta al final del ensayo, pero antes de la página de referencias), nuestro departamento prefiere notas al pie. Por
favor, no tengan fe en los notaciones de estilo automáticos que ocurre en los procesadores de textos (como Microsoft
Word) o en referencias en línea que prometen a procesar las notas al pie en el formato que quieren. ¡Frecuentemente,
no son precisos!
de obras clásicas. Hay que citar estos en el texto principal. Por ejemplo, es posible que un

escritor quiera citar la Biblia: “Jehová es mi pastor, nada me faltará,” (Sal 23:1, RVR 1995). Los

estudiantes deberían tomar notas copiosas sobre los siguientes aspectos cuando citan de La

Biblia: (1) la puntuación antes de la cita debe ser una coma o un colon (esto depende del uso

gramático en el frase); (2) las comillas comienzan la citación, pero una coma (,)—no un punto—

viene antes de la comilla final; (3) después de la comilla final, se usar un paréntesis—no una nota

al pie; (4) abrevia los libros de La Biblia según las reglas de la Sociedad de Literatura Bíblica (o

Society for Biblical Literature; SBL), como se encuentra en este manual en el apéndice A; en

nuestro ejemplo,“Sal” es para decir Salmos—y noten que no hay punto después de la

abreviación;6 (5) se da el capítulo, luego dos puntos, y el verso; (6) la información final en esta

nota se refiere a la versión o traducción que el escritor ha usado (en este caso, el RVR o Reina

Valeria); no hay que puntuar (solamente un espacio) entre el número del verso y la versión del

título en letras mayúsculas.

Si el escritor usa una traducción diferente a lo que había citado, él o ella deberá citar la

versión y hacer una citación de esta manera: “El Señor es mi pastor, nada me falta,” (Sal 23:1

NVI). En este caso, NVI es un siglo por la Nueva Versión Internacional.7 Si consulta La Biblia

en disco compacto (como Bible Gateway) o una fuente electrónica (como la NVI Audio Biblia),

Refieran al apéndice A o B para la


citación propia de la biblia.
6
Los estudiantes deben notar que cuando se citan un Salmo, la abreviación (y, sin duda, la palabra
completa) es singular: Salmo 1:1 (no Salmos 1:1); pero los “Salmos” (plural) como decir más de un solo Salmo
(e.g., los Salmos de ascenso), cual si un autor los cita aparezcan así (Sals 120-133).
7
Es importante notar la edición con datos que el escritor está usando. Es posible que el escritor ha
publicado varias ediciones, usualmente indicado en la página de los derechos de autor. Por ejemplo, hay una edición
original de 1978 del texto completo de La Biblia; también hay una edición de 1984, que fue actualizada del original;
finalmente, en 2011 fue la actualización más reciente de la NVI. Es posible que esas ediciones varíen, y por eso el
lector debe saber la edición que está usando. También, hay abreviaciones estandarizadas para cada versión de La
Biblia. Pueden encontrarlos consultando varios sitios web o por contactar a su profesor (refiéranse al apéndice B de
ese manual).
la citación es la misma como material imprimido.8 Por favor, recuerden que la citación bíblica

siempre ocurre dentro de los signos de paréntesis. No son necesarios notas al pie u otras

informaciones bibliográficas de sagrada escritura o cualquier texto clásico.

En cada texto clásico hay una manera de citar, y por eso, el estudiante deberá referirse al

estilo Turabian o El Manual de Estilo Chicago(The Chicago Manual of Style) para ver el método

más eficiente de abreviar y citar textos clásicos.9 Por ejemplo, es posible que un escritor quiera

citar Diálogos (Dialogues) de Platón para escuchar de nuevo las palabras de Sócrates,
No hay comillas a la comienza ni el fin 10 espacios
de la citación bloque (block quote).
Hay que formatear
A esa parte del alma, hablando en alegoría y haciendo un
10 espacios citaciones que son más de
juegode palabras, cierto hombre ingenioso, quizá de Sicilia
o ocho líneas de texto doble
una pulgada. o de Italia, la llamó tonel, a causa de su docilidad y obediencia,
y a los insensatos los llamó no iniciados; decía que aquella parte espacio en citación bloque
del alma de los insensatos en quese hallan las pasiones, fijando (block quote), sangrado y
la atención en lo irreprimido y descubierto de ella, era como sin espacio entre las
un tonel agujereado (Gorgias 493b). líneas.

Ojo: Citamos textos clásicos


entre paréntesis según un Encabezamiento de nivel uno
formato aceptado para
literatura. La Fatiga Contemporánea del Clérigo

¿Es Culpable la Teología? Encabezamiento de nivel dos

Sin embargo, en el lugar de ser filosófico, vamos a seguir con ejemplos populares de

citación al pie.10 Los Escritores deberán usar información de investigaciones para fortalecer sus

hipótesis. Es posible que encuentren ustedes esos resultados en línea o en formato imprimido y

por eso, el formato sería diferente. ¿Ustedes saben que es posible que la falta de sacerdotes en la

8
Se refieran a http://biblegateway.com o http://www.blueletterbible.org/ para ver varias ediciones de La
Biblia en línea y otros recursos.
9
Turbian, A Manual for Writers, 150-151.

10
Es importante tomar en cuenta la diferencia entre el formato de notas al pie y el formato bibliográfico.
Si estudiantes citan un recurso en una nota al pie, también hay que citar el recurso de nuevo en la bibliografía.
Aquí, hay dos reglas generales. Si cita, hay que hacer una nota al pie; si hace una nota al pie, hay que citar el
recurso en la bibliografía. Vea los ejemplos de notas al pie de ese manual y la bibliografía al fin de ese texto.
iglesia católica romana resulte en un cambio en poder, de ministerio a los laicos?11 Como había

notado en un debate reciente entre el Vaticano y las monjas en los Estados Unidos, en las sectas

religiosas de la iglesia católica romana hay tensión que viene de ese problema.12 La falta no

existe solamente en las iglesias católicas, pero también en las iglesias protestantes. En los

Estados Unidos, las iglesias están sintiendo el efecto del fatiga de los clérigos y una falta de

pastores.13

Citaciones de periódicos y revistas hacen un punto importante, pero publicaciones

académicas son frecuentemente necesarias en investigaciones teológicas. Es posible haya una

correlación entre el problema con la fatiga de los clérigos y el laberinto teológico hoy en día.

Roberto Osborn lamenta, “En mi mundo, no puedo ver claramente que es la teología, donde uno

puede hacerla, o como.”14 ¿Si la teología se deja en ruina, porque creemos que los ministros

estarán en una condición mejor?

¿Es la Cultura la Culpable?

Posmodernismo

Si suponemos que la teología no es la culpable ¿acaso la cultura lo es?. En busca de una

definición apropiada sobre el posmodernismo, el ejemplo más útil sale a la luz en el repaso de un

libro en un periódico académico. Es posible que en esta definición esté una pista a la razón

cultural por los problemas de hoy. El erudito James Kay describe el posmodernismo así, “No hay

11
Laurie Goodstein, “ The Ordination Situation: Shortage of Catholic Priests Leads to Shift in Church Power
from Ministry to Laity.” The Washington Post, 3 October 1995, A 1.

12
Laurie Goodstein, “Vatican Reprimands a Group of U.S. Nuns and Plans Changes,” The New York Times,
18 April 2012, http://www.nytimes.com/2012/04/19/us/vatican -reprimands-us-nuns-group.html.

13
Gordon MacDonald, “Dear Church, I Quit!” Christianity Today, 11 February 1991, 14.

14
Robert Osborn, “The Possibility of Theology Today,” Theology Today 55, no. 2 (January 1999) : 213.
un lugar neutro adonde uno pueda investigar estipulaciones filosóficas sobre que es la verdad a la

satisfacción de un marco universal. Construimos el conocimiento, y el saber es una actividad

cultural.”15 Sin embargo, es posible que esa definición ponga demasiado énfasis en los aspectos

epistemológicos de la posmodernidad y, por eso, hay que citar otros recursos, especialmente los

de libros fidedignos de confianza.16También existen los eBooks (libros en formato electrónico)

que puedan enriquecer un discurso sobre posmodernidad y sus aspectos filosóficos y culturales.17

Los Pastores Tienen Demasiado Trabajo

Un estudiante investigando el patrón de la fatiga de los clérigos quería entrevistar varios

ministros. Según el Señor Ep Omicron, un pastor por 12 años los ministros trabajan 70 a 80

horas semanalmente, en promedio.18Es posible que un artículo en una enciclopedia ofrezca datos

sobre la fatiga del clérigo.19 El internet es un recurso bueno para información; no obstante, es

posible que sea poco fidedigno. Los estudiantes tienen que tener cuidado cuando juzgan sobre

cual es un recursos fidedigno de confianza y cual no. Sin duda, existen ministros que protestan

en bitácoras y páginas web sobre la fatiga entre los ministros.20 Esos pueden ser útiles para

15
James F. Kay, repaso deCompelling Knowledge: A Feminist Proposal for an Epistemology of the Cross, by
Mary M. Solberg, The Princeton Seminary Bulletin 20:1 (1999): 97.

16
Richard Rorty, Philosophy and the Mirror of Nature (Princeton: Princeton University Press,
1979).Otrostextos para consultar: Stanley J. Grenz, A Primer in Postmodernism (Grand Rapids, MI: William B.
Eerdmans Publishing Company, 1996); Gianni Vattimo, The End of Modernity: Nihilism and Hermeneutics in
Postmodern Culture, trans. Jon R. Snyder (Baltimore, MD: The Johns Hopkins University Press, 1988); or Steven
Best and Douglass Kellner, Postmodern Theory:Critical Interrogations (New York: The Guilford Press, 1991).

17
Jennifer Ashton, From Modernism to Postmodernism: American Poetry and Theory in the Twentieth
Century (Cambridge: Cambridge University Press, 2002), PDF eBook. http://www.cambridge.org /9780521855044.

18
EpOmicron, entrevista por Alpha Xi, 7 October 2002, Cleveland, TN.

19
Walter P. Mudd, “Clergy Burn-out,” in Encyclopediaof Pastoral Ministry, 12thed. Also, see Columbia
Encyclopedia of Pastoral Psychology, 5th ed., s.v. “Clergy Burn-out.” [Ojo: hay varios nombres y recursos en este
manual que son ficticios—sin embargo, los formatos de citación son correctos].

20
“PastorBurnout.com,” Blog, 21 August 2012, http://www.pastorburnout.com/
documentación anecdótica, pero no para investigaciones académicas. Los estudiantes deben

consultar el apéndice E en ese manual para ver ejemplos de citaciones de una plétora de recursos

electrónicos.

Otro aspecto de importancia en relación a notas al pie es la repetición de recursos

durante todo del trabajo. Si un estudiante usa un recurso dos veces (o más) en su trabajo, el

método Turabian y el manual de estilo Chicago recomiendan una forma de citación abreviada en

las notas al pie. Por ejemplo, he usado el artículo de Gordon MacDonald en ese manual (nota al

pie 13). Si, lo use aquí de nuevo, no tendré que repetir toda la información bibliográfica, pero

puedo abreviar la forma (cita al apellido del autor, un parte del articulo o título, y el número de

página de la referencia nueva).21 No importa si ocurre en el texto dos veces o veinte veces,

solamente hay que emplear la forma abreviada. El objeto es para poner más información en el

formato abreviado, pues los lectores recordaran (o encontraran) una citación anterior en un

formato más largo. En adición al formato cortado, puede usar la forma más antigua “Ibid.”

Cuando se refiere al preciso número de página y referencia directamente debajo del recurso

previamente citado.22

MacDonald, “DearChurch,” 15. Aquí hay un ejemplo de una citación abreviada para un libro: Rorty,
21

Philosophy, 54.

22
Ibid. ¡Ojo! “Ibid” es una abreviación de la palabra en el latín, ibídem, que significa “en el mismo lugar.”
Es una manera de decir en que la nota al pie previa (número 21 en este ejemplo), es exactamente la misma fuente
y pagina para esta nota. Si ustedes usan una forma consistente de forma abreviada o “Ibid.” es una opción
completamente personal. Técnicamente, sin embargo, este “Ibid” para la nota al pie 22 es inexacto porque hay
palabras explicativas y un ejemplo de un segundo libro en la nota al pie 21. El lector no sabría de qué fuente o
declaración hablamos cuando decimos “Ibidem”. Si un estudiante quiere usar “Ibid” debería notar que: (a)
solamente use “Ibid” como una referencia a la nota al pie que está en la misma página; (b) ibid.—cuando usa en las
notas al pie—debería ser en letras mayúsculas, pero no en bastardillas; (c) porque es una abreviación, hay que
terminar con un punto. La palabra “Ibid.” debería venir directamente después del número de la nota al pie y
aparecería así (22Ibid.). Si solamente difiere el número de página de la citación previa, los estudiantes puedan elegir
usar la forma abreviada de citación o cita con ibid. como sigue: (22ibid., 17). Otras abreviaciones comunes del latín
son op. cit., que es una abreviación por opere citato (“en la obra citado”) y loc. cit., que es un abreviación por loco
citado (“en el lugar citado”). Sin embargo, op. cit. y loc. cit. ya no usamos (o como dice Turabian, ellos han “caído
de favor”.) Además, estudiantes puedan buscar por formas de abreviaciones de latín más antiguo en las notas al
pie de libros y periódicos de una edad pasada. Se refiere a Turabian, A Manual for Writers, 155; 157.
Es posible que los estudiantes usen una forma de medios de comunicación para

información.Quizá un video o DVD que discuta el tema de la fatiga del clérigo.23Quizá un

programa de televisión que tenga un documentario sobre problemas del clérigo24 o una

entrevista de un experto del tema.25 Sin embargo, estas formas de medios de comunicación no

deberían ser el fundamento de una investigación para trabajos académicos.

Soluciones Bíblicas al Problema de la Fatiga del Clérigo

Es posible que otra solución al problema del clérigo esté en la Biblia. Ya hemos descrito

citaciones de referencias bíblicas. No obstante, los estudiantes frecuentemente quieren citar

comentarios u obras de más de un volumen sobre la Biblia. El autor puede recordar a los pastores

las palabras del escritor a los hebreos: “Por eso es necesario que prestemos más atención a lo que

hemos oído, no sea que perdamos el rumbo,” (Heb 2:1 NVI). William Lane enriquece nuestro

entendimiento de este verso, notando que la frase “perdamos el rumbo” viene de términos

náuticos del mundo antiguo.26 En lugar de mantener un barco en el puerto, él describe lo opuesto,

una tendencia a perder un cierto rumbo. Para el clérigo, es necesario recordarles el rumbo

original y no perderse como si estuviesen sin un ancla para mantenerse.27

23
Ethics in America: Anatomy of a Corporate Takeover; TheAnneberg CPB Collection. Videocassette, 1988.

24
CBS’ Sixty Minutes,aired 1 February 1998.

25
McGeorge Bundy, entrevistapor Robert MacNeil, MacNeil/Lehrer NewsHour, PBS, 7 February 1990.

26
William L. Lane, Hebrews 1-8 (WBC 47a; Dallas, TX: Word Books Publishers, 1991), 35.¡Ojo! Esta
referencia es escrita en inglés y se base en una versión de la Biblia en inglés. Hay que tomar esto en cuenta.

27
Otros usos de esta palabra griega referiría a la nieve resbalando de la armadura de un soldado o un
anillo resbalando de un dedo. Se refiere a Vincent Word Studies of the New TestamentI, vol4., Hebrews 2:1,
WordSearch 8.
Conclusión

Para concluir este discurso, volveremos al comienzo. Es posible que la teología o la

cultura sea culpable en el problema de la fatiga del clérigo. Algunas investigaciones sugieren que

la teología es culpable; ocasionalmente, esta información aparece en un capítulo de un libro que

tiene otros editores.28 Puede encontrar otras investigaciones de un recurso segundero. Esto es

decir que la información viene de una fuente que no es el autor original. Es posible que nuestra

cultura tenga que volver al lugar que se encuentra “entre lo moderno y posmoderno…donde

reina la razón y no la tiranía, donde disfrutamos los beneficios moderados sin sufrir los

extremos.”29 Sin embargo, otras investigaciones pueden venir de recursos electrónicos, como un

periódico en línea.30

En conclusión, es muy difícil entender por qué tantos ministros abandonan su llamado y

no vuelven. ¿Es un caos teológico, falta de entendimiento, o influencias culturales? ¿Quién sabe?

Una cosa es cierta. Si un estudiante en el Departamento de Ministerio Cristiano o el

Departamento de Teología sigue las reglas de Turabian como se ha discutido en este manual, él o

ella comenzarán el camino de las responsabilidades ministeriales con facilidad—por lo menos

entre los pasillos sagrados de la Escuela de Religión de Lee University.

28
Robert H. King, “The Task of Systematic Theology,” Christian Theology: An Introduction to its Traditions
and Tasks, eds. Peter C. Hodgson and Robert H. King (Philadelphia: Fortress Press, 1982), 1. Tambienve Jerald
Daffe, “Integrity: A Foundational Principle for Ministry,” The Spirit and the Mind: Essays in Informed Pentecostalism
to honor Dr. Donald N. Bowdle, eds. Terry L. Cross and Emerson B. Powery (Lanham, MD: University Press of
America, 2000), 267-276.

29
Joseph Bottum, citado en J. Wentzel van Huyssteen, “Tradition and the Task of Theology,”Theology
Today 55 (July 1998): 213.

30
Phil R. Sigma, “Clergy: Don’t Leave Home without Your Hats!” The Journal of Clergy, Clothing, and Burn-
out 115 (2010): 67, accedido 21 Agosto 2012, DOI: 10.1086/599000.
Apéndice A
Citaciones Propias de Recursos Bíblicos
de la Sociedad de Literatura Biblica

Estos son abreviaciones de los nombres de libros bíblicos con los apócrifos o libros deutero-
canónicos también.

Gén 1 Mac Abd Efes


Éxod 2 Mac Jon Fil
Lev Job Miq Col
Núm Sal Nah 1 Tes
Deut Prov Hab 2 Tes
Jos Ecl Sof 1 Tim
Jue Cant Ag 2 Tim
Rut Sab Zac Tit
1 Sam Sir Mal Filem
2 Sam Is Mat Heb
1 Rey Jer Mar Sant
2 Rey Lam Luc 1 Pe
1 Cró Bar Juan 2 Pe
Esd Ezeq Hech 1 Jn
Neh Dan Rom 2 Jn
Tob Os 1 Cor 3 Jn
Jdt Jl 2 Cor Jds
Est Am Gál Apoc

¡Ojo! No hay puntos en estas abreviaciones.


Apéndice B:
Ejemplos del ‘Estudiante Suplemento’
al Manual de Estilo del SBL1

Citaciones Bíblicas:

Cuando los estudiantes citan de la biblia, no hay que presentar información del publicador en las
notas del pie o la página bibliográfica. En el lugar de esto deberían usar citaciones parentéticas
dentro del texto de los papeles, ofreciendo las abreviaciones más comunes para las versiones de
la Biblia que están usando. Algunos ejemplos comunes de versiones de la Biblia son: NVI; BLP;
LBLA; RVR, etc. Si los estudiantes usan la misma versión para todo del papel, deberían citar la
versión solamente en la primera instancia. Por ejemplo,

“Acab tenía setenta hijos que vivían en la ciudad de Samaria” (2 Reyes 10:1 NTV)

Por favor, note que la información parentética debería ser precisamente como se ha presentado
aquí. Puede consultar otros ejemplos en el Estudiante Suplemento.

Sin embargo, si uno está usando una Biblia para estudios individuales, por instancia The Harper
Collins Study Bible (La Biblia de Estudio Harper Collins)o el Life Application Bible (Biblia de
Estudio del Diario Vivir), las notas de estudio que son parte del texto bíblico tienen que ser
citadas con notas al pie como un recurso de referencia. Uno puede hacer una examinación de la
portada principal para saber los nombres propios de los editores u autores que escribieron la
sección en particular. Aquí hay un ejemplo de una nota al pie para hacer una notación de una
Biblia de estudio (el Estudiante Suplemento):

Sophie Laws, “The Letter of James” en The Harper Collins Study Bible: New Revised
3

Standard Version, with the Apocryphal/Deuterocanonical Books (eds. Wayne A. Meeks, et al.;
New York: Harper Collins, 1993), 2269-70.

Citación de comentarios bíblicos

Los comentarios pueden ser difíciles de citar porque es posible que un solo libro sea una parte de
una serie más grande de comentarios. También, hay los retos con la autoría y los que editan. Los
estudiantes deben ser especialmente meticulosos en colectar la información pertinente de las
páginas bibliográficas y la carátula de cada volumen. Además, el Estudiante Suplemento ofrece
varios ejemplos de cada modelo de citaciones para comentarios. Hay algunos adelante para
ilustrar:

1
Uno puede encontrar el “Estudiante Suplemento al Manual de Estilo SBL” en línea a http://www.sbl-
site.org. También, hay un Estudiante Suplemento como un apéndice en la edición revisada del Manual de Estilo del
SBL (2005). Hay ejemplos más adelante que también son de The SBL Handbook of Style for Ancient Near Eastern,
Biblical, and Early Christian Studies, ed. Patrick Alexander, John Kutsko, James Ernest, Shirley Decker-Lucke, et al.,
(Peabody, MA: Hendrickson Publishers, 1999). “SBL” es un siglo por Sociedad de Literatura Bíblica (Society of
Biblical Literature).
Comentarios Bíblicos—Ejemplos:

Usualmente, citamos comentarios como cualquier libro, con la adición del nombre de la serie de
comentarios (SBL Handbook, 7.3.9 por ejemplos, algunos están más adelante).

Ejemplo de una nota al pie para un comentario y una entrada de la bibliografía:


8
Morna Hooker, The Gospel according to Saint Mark (BNTC 2: Peabody, MA:
Hendrickson, 1991) 223.

Hooker, Morna. The Gospel according to Saint Mark. Black’s New Testament Commentaries 2.
Peabody, MA: Hendrickson, 1991.

Otro ejemplo de una nota al pie para un comentario y una entrada de la bibliografía:
10
William L. Lane, Hebrews 1-8 (WBC 47a; Dallas, TX: Word Books, Publisher, 1991),
141.

Lane, William L. Hebrews 1-8. Word Biblical Commentary 47a. Dallas, TX: Word Books,
Publisher, 1991.

!Ojo! En esta nota al pie, ‘WBC’ es una abreviación aceptada por “Word
BiblicalCommentary”, o, en otras palabras, la serie en que ocurre el volumen. Es volumen 47a
porque Hebrews 9-13 constituye en volumen 47b (que no citamos aquí). Puede encontrar
abreviaciones para las series de comentarios bíblicos más comunes en el SBL Handbook of Style,
8.4.1-2. La bibliografía, sin embargo, no permite abreviaciones; hay que poner el nombre de la
serie exactamente, como en los ejemplos que hemos visto.

Otro ejemplo de una nota al pie para un comentario y una entrada de la bibliografía:
35
Mitchell Dahood, Psalms I, 1-50 (AB 16; Garden City, NY: Doubleday, 1965), 44.

La citación bibliográfica para la misma obra:

Dahood, Mitchell. Psalm I, 1-50. Anchor Bible 16.Garden City, NY: Doubleday, 1965.

Citación de diccionarios bíblicos y enciclopedias

Cuando citan un artículo de un diccionario bíblico o una enciclopedia, solamente pone el autor
del artículo y no el editor del trabajo entero.

Ejemplo de una nota al pie:


11
K. Stendhal, “Biblical Theology, Contemporary,” IDB 1:418-32.

Es importante notar que TheInterpreter’s Dictionary of the Bible es abreviado (pero si no sabe o
no puede encontrar la abreviación, ponemos lo entero y también en la nota al pie), y que después
del número del volumen, hay un colon(dos puntos), y entonces, las páginas del artículo. Es muy
oportuno también, notar que no mencionamos los editores en la nota al pie.

Ejemplo de bibliografía:

Stendahl, K. “Biblical Theology, Contemporary.” Páginas 418-32 en vol. 1 de The Interpreter’s


Dictionary of the Bible. Editado por G.A. Buttrick. 4 vols. Nashville: Abingdon, 1962.

Citación de recursos electrónicos


Los estudiantes deben tener cuidado en el uso de recursos electrónicos porque,
frecuentemente, estos no son revisados por escolares académicos. Para más información sobre
este tema, deberían preguntar a sus profesores. Sin embargo, citamos recursos electrónicos así:

Ejemplo para notas al pie:


34
Joel Green, “Bible, Theology and Theological Interpretation,” SBL Forum,n.p. [citado
16Sept. 2004]. En linea: http://www.sbl-site.org/Article.aspx?ArticleId=308.

Ejemplo para la bibliografía:

Green, Joel. “Bible, Theology and Theological Interpretation.”SBL Forum. No pages. Cited
16 September 2004. Online: http://www.sbl-site.org/Article.aspx?ArticleId=308.
Apéndice C

Ejemplos de lenguaje inclusivo de género


Por T. Cross

Declaración por los planes de estudio en La Escuela de Religión:


“La escuela de religión apoya el uso de lenguaje inclusivo de género en comunicación oral y
escrita” [Aprobado 7 enero 2005, por la facultad de La Escuela de Religión]

La lógica
El idioma es una herramienta que comunica ideas religiosas. No importa si es escrito o
hablado, el uso de lenguaje expresa como vemos a Dios, el mundo, y la humanidad; también
comunica implicaciones explícitas e implícitas sobre nuestra naturaleza como pecadores ante
Dios. El mal influye el lenguaje humano y puede reflejar la naturaleza pecaminosa de una cultura
o una sola persona. La finitud de la existencia humana también afecta el lenguaje. Por eso, los
humanos que desean hablar por Dios deben ser especialmente cautelosos en la manera que
emplean sus propios escritos y dichos.
La facultad de La Escuela de Religión ofrece las reglas en este apéndice para los
estudiantes que se están preparando en varias carreras, en ministro o en las disciplinas
académicas de religión. Reflejando la naturaleza del Dios inclusivo quien ‘no hace acepción de
personas’, La Escuela de Religión quiere comunicar que respeta a todas las personas, sin
discriminación de género, raza, afiliación religiosa e identidad cultural. En la herencia cultural de
las raíces pentecostales de Lee hay un respeto especial para las diferencias de género como
humanos. Los Pentecostales primitivos se identifican como ellos en Joel 2, “Después de esto,
derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán,
tendrán sueños los ancianos y visiones los jóvenes. En esos días derramaré mi Espíritu aun sobre
los siervos y las siervas” (Joel 2:28-29 NVI). Hombres y mujeres fueron receptores del Espíritu
de Dios y tenían que cumplir tareas ministeriales exigentes. Adicionalmente, la ‘buena noticia’
de Jesús fue una llamada inclusiva para los hombres, las mujeres, los judíos y gentiles.
Sin embargo, la manera en que usamos el lenguaje en hoy en la academia y la iglesia
frecuentemente refleja un motivo de hegemonía del masculino por encima del femenino—un
motivo que no sigue una doctrina bíblica o teológica. Nuestra cultura en América del Norte (y,
acaso, otras partes del mundo) se ha convertido en una que quiere apoyar la igualdad de género.
Si los cristianos se comunican de una manera que suena reflexivo del estilo antiguado (i.e.
predominantemente masculino), ellos arriesgan ser marginalizados en los discursos públicos.
También, hay el riesgo de comunicar ideas sobre La Fe que puede ser perjudicial al testimonio
de cristiandad. Por eso, en la iglesia, el mundo, y la academia, facultad y estudiantes hay que ser
cautelosos con la comunicación, especialmente en una cultura que tiene muchos problemas con
la desigualdad de género. Una manera que podemos hacer esto en la academia y la iglesia es por
medio de lenguaje inclusivo en nuestros escritos y dichos.
En el inglés, hay dificultades para los escritores que quieren expresar un concepto general
o se refieren a una persona por una pronombre sin influir en el lenguaje con un género por
encima de otro. Por ejemplo, cuando habladores o escritores de inglés usan ‘hombre’, ¿se refiere
a un hombre o a todos los seres humanos? El contexto debe aclarar esto, pero frecuentemente, no
es así. Más allá del concepto de ser políticamente correcto, y también más allá de la noción de
cómo podemos usar la lenguaje en una manera que jerarquiza algunos por encima de otros, lo
fundamental en el uso del lenguaje inclusivo es el teológico. Dios ha creado humanos, hombres
y mujeres, en su misma imagen. En Cristo, no hay hombres y mujeres—y en el cielo, esta
distinción de género sería irrelevante porque seríamos como ángeles. Nuestro lenguaje como
cristianos tiene que reflejar este entendimiento teológico de equidad humana entre hombres y
mujeres. También, hay que presentar el mensaje del evangelio de Jesucristo, quien trajo buenas
noticias a todas personas.
Por eso, cuando nos referimos a humanos, La Escuela de Religión recomienda y espera
que los estudiantes y facultad usen un lenguaje inclusivo en escrito y hecho. Algunos ejemplos
de esto sigue:
Instrucciones generales sobre lenguaje inclusivo

1. En el lugar del término ‘hombre’, emplea ‘humanos’ o ‘humanidad’ o ‘seres


humanos’.
2. En vez de usar ‘él’ exclusivamente, use ‘él/ella’. Por ejemplo, si un escritor use un
sustantivo singular, él/ella debería referirse de nuevo a ese sustantivo con un
pronombre. [En la última frase, se usa el sustantivo ‘escritor’ y el pronombre común
usado para referir de nuevo al escritor después del coma sería ‘el’. Sin embargo,
¿tomaron en cuenta que se usó él/ella en vez de él? Esto es un ejemplo de lenguaje
inclusivo].

Ejemplos específicos y alternativos por lenguaje inclusivo

Alternativo 1: Usen el plural

¡Ojo! Por cambiar el sujeto (“uno”) del singular al plural, resuelve la rareza del pronombre
“él/ella”