Sei sulla pagina 1di 1

Katia Tudurí Tudurí 1r BATX A

LA FILOSOFÍA NO ESTUVO, NO ESTÁ NI ESTARÁ


MUERTA

La filosofía es una actividad humana-racional y una forma de vida ya que


utiliza la razón para responder al porqué de todo. Hay gente que la utiliza
frecuentemente, como por ejemplo los principales filósofos la utilizaban en su
momento, como Platón y muchos más pero también la gente que no piensa
directamente en ello, también son participes de ello. La filosofía nunca ha llegado a
su más alto nivel pero nunca ha dejado de existir, eso más él porque es lo
importante, vamos a encontrar algunos de los muchos argumentos para poder decir
que la filosofía no está muerta.

La verdad es algo que siempre busca la filosofía y si pensamos bien, ¿qué es


la verdad?, ¿si es, es lo que todo el mundo busca o no? La filosofía son preguntas
sin respuesta, puede que no sea útil pero si necesario para querer saberlo todo en
esta vida. “¿Se puede llegar a no filosofar?” El filosofar es constate aunque no se
quiera ya que las preguntas son infinitas sean con o sin respuesta, al igual que la
filosofía.

Ahora centrándonos en “mi pensamiento no es solo mío pero cualquiera


puede pensarlo porque lo he pensado yo y así lo ofrezco, es la paradoja de la
filosofía”, eso puede ser el pensamiento en vivo que transforma la vida. Porque
nunca desaparecen las preguntas que nos hacemos durante la vida, por mucho que
cambie siempre tendremos esas mismas cuestiones para poder llegar a encontrar
una respuesta.

“En los límites del mundo se obliga a interrogar los mismos límites de la
filosofía”, aunque el qué y el quien de las preguntas no se puedan cambiar en el
tema hablado del momento ya que es incuestionable.

La filosofía se puede comparar con muchas cosas de la vida con las que la
vida no sería vida. ¿Os imagináis una vida sin música o podríais tener una vida sin
música?... Perdón, la pregunta sería así ¿existe una vida sin música? La filosofía es
lo mismo, es constante, allá a donde vayas la vas a encontrar hasta sin buscarla.

En conclusión la filosofía no acabó, no acaba y no acabará, porque siempre


está allí aunque uno no lo quiera ver, el porqué de todo está y no se va a ir al igual
que muchas otras artes o ciencias aunque muchos quieran, ya que son necesarias
para el mundo y la vida en general. La filosofía debe contribuir a inacabar el mundo.
No se trata de salvarlo de un apocalipsis. Tras esa argumentación interesada se
ocultan peligrosas personas del pasado. La tarea del filósofo hoy es inventar
alternativas y diferencias que puedan hacer de este mundo un ecosistema vivible.