Sei sulla pagina 1di 3

Universidad La Salle Morelia

Escuela de Derecho
Licenciatura en Derecho

“Scott contra Sandford”

Morelia, Mich a 05 de febrero del 2020

Para entrar en contexto con esta demanda de sentencia; el demandante


llamado Dred Scott era un esclavo negro que era propiedad del Doctor
Emerson donde lo tenía esclavizado en el Fuerte Snelling, lo tenía en ese
lugar ya que él era cirujano que trabajaba para el ejército, lo sostuvo esclavo
para los años de 1834 a 1838, también mantuvo como esclava a Harriet, ellos
al conocerse se enamoraron y decidieron casarse a los pocos meses
nacieron Eliza Scott y Lizzie Scott igualmente a las hijas se les tenían como
esclavas, pasado esa fecha ellos decidieron presentar un demanda contra el
Doctor Emerson donde principalmente reclamaban su derecho a la libertad,
aparte de tres cargos más, uno, de agresión al demandante; otro, que había
asaltado a Harriet Scott, su esposa; y por último, que había agredido a Eliza
y Lizzie, sus hijos; pero se encontraron con la noticia de que no podría
proceder la demanda en el Tribunal de Circuito ya que no existía jurisdicción,
Dread, ni su esposa Harriet tenían capacidad ciudadana donde se
encontraban ya que eran importados y no habían nacido ahí.

El tribunal se puso de lado del acusado ósea el Doctor Emerson, se negó de


los hechos y se le hizo saber que la ley estaba de su lado, al decir que la ley
estaba a su favor se basaban en todo momento que era legal el acto, ya que
había existido un pago y aparte simplemente eran unos esclavos africanos

En esta sentencia yo note tres aspectos de bastante relevancia e importancia,


lo primero que analice fue que las personas de color, aunque fueran libres,
no tenían, ni nunca podrían tener la ciudadanía de los Estados Unidos; otro
aspecto que Dred Scott no pudo convertirse en hombre libre por haber vivido
en un territorio libre, porque el reconocimiento que de esa libertad había
hecho el Congreso era inconstitucional, al no tener el propio Congreso
facultades para tal efecto; y lo último, la situación jurídica de Scott al haber
vuelto a Missouri se rige por la ley del Estado,

no teniendo efecto el reconocimiento de hombre libre que podía haber


obtenido de la ley local de Illinois donde había vivido.

Para hacer resumen de esto en diminutas palabras es que se negaba el


carácter de ciudadanos a las personas de color, incluso si eran libres, algo
muy ilógico, tonto y vergonzante en nuestro presente siglo.

En ese tiempo los propietarios de los esclavos sí tenían derechos y esos eran
dignos de protección; los esclavos no tenían derecho alguno, en tanto no
forman parte de la comunidad política, eran objetos y no sujetos del
ordenamiento jurídico. Bajo este criterio, Taney menciona algo en su escrito
sobre que no se dejaba ninguna esperanza para quienes luchaban en contra
de la esclavitud. La única posibilidad de prohibirla constitucionalmente era a
través de la incorporación de una enmienda al texto de 1787.

Bien dicen que esta sentencia es una de las peores que ha dictado la Corte
en los Estados Unidos, como todo lo malo siempre tiene algo bueno, se
encuentra que se ha luchado por derechos como la igualdad para mujeres,
personas de color, extranjeros, personas homosexuales, entre muchos más.
La sentencia Dred mantiene hoy en día su significado como un recordatorio
de que la historia de los derechos fundamentales es una historia de luchas
en la que lo que parece normal durante una época puede ser borrado de un
plumazo en los años posteriores. Vemos la integración de las personas de
color no solamente no ha supuesto el final de los Estados Unidos, sino que
por el contrario los ha enriquecido desde muchos puntos de vista.