Sei sulla pagina 1di 5

1.

Espinacas

Este vegetal verde es uno de los más populares y consumidos en todo el mundo. Se
caracteriza por su importante aporte de nutrientes como:

 Vitaminas A y K.
 Ácido fólico.
 Hierro.
 Fibra.
 Proteínas de fácil digestión.

Gracias a estas cualidades, su consumo regular apoya los procesos digestivos, reduciendo la
inflamación y mejorando el movimiento intestinal.

Además, facilita la limpieza de los desechos del colon y sus propiedades antioxidantes
previenen la formación de células malignas.

Ver también: 12 beneficios que te aportan las espinacas

2. Apio
El apio contiene antioxidantes, fibra y otros nutrientes esenciales que apoyan la digestión y
disminuyen los trastornos estomacales.

Su ingesta aumenta la secreción de saliva y jugos gástricos, por lo que se aconseja para
aquellas personas con inapetencia y digestiones lentas.
Su efecto en el organismo mejora el movimiento intestinal, facilitando la expulsión de
las toxinas y evitando el estreñimiento.

Además, contiene una cantidad significativa de clorofila que, junto con los antioxidantes,
previene varios tipos de enfermedades intestinales, incluyendo el cáncer.

3. Calabaza

Esta verdura es baja en calorías y rica en nutrientes que benefician a aquellas personas
que padecen niveles altos de azúcar en la sangre.

Estos incluyen:

 Vitaminas A, B y C.
 Minerales como el cobalto, boro, zinc, calcio, magnesio, hierro y potasio.
 Beta-carotenos.

Precisamente los beta-carotenos son los que han demostrado tener un efecto
anticancerígeno que ayuda a evitar el cáncer de colon, de próstata y de estómago.

Además, sus vitaminas A y C tienen una poderosa acción antioxidante que protege las
células contra el daño oxidativo causado por los radicales libres.

4. Brócoli
El brócoli protege contra el cáncer gracias a su aporte significativo de beta-carotenos y
vitamina C que han demostrado ser muy efectivos en la prevención del crecimiento de
células malignas.

Por otro lado, cuenta con tres elementos con capacidad anticancerígena, como son:

 El indol (indol-3-carbinol).
 Sulforafano.
 Fenilisotiocianato.

Tiene la capacidad de inhibir el desarrollo de tumores al aumentar la actividad de


determinadas enzimas que tienen como principal misión eliminar y bloquear la acción de
los agentes cancerígenos.

Estas mismas enzimas son las responsables de destruir las sustancias nocivas de los
alimentos que promueven el cáncer de colon.

Te recomendamos leer: 6 beneficios de los que disfrutarás al comer brócoli

5. Tomate

El zumo natural de tomate tiene cualidades depurativas que impulsan la desintoxicación


del colon para eliminar las sustancias de desecho.

Tiene la capacidad de regular la acidez de la sangre gracias a su efecto alcalino en el


cuerpo, y está catalogado como un poderoso aliado en la prevención de este tipo de cáncer.
Esto se debe a su aporte de licopeno y tomatina, sustancias que les dan su color
característico y que tiene un efecto antioxidante en el organismo.

Sumado a esto, es conveniente saber que es fuente de:

 Vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, K y E.


 Sales minerales (potasio, fósforo, calcio, azufre, magnesio, sodio, hierro, cobre o
zinc, entre otros).

Todas las personas, sin importar su estado de salud, deberían incorporar con más frecuencia
estos alimentos en la dieta como forma de prevención del cáncer de colon.

Aunque no son alimentos milagrosos contra esta enfermedad, sí constituyen opciones


saludables para mantener limpio este órgan

Jugo de clorofila

La receta de este jugo de clorofila es un gran ejemplo de un excelente jugo


desintoxicante, que se puede tomar por la mañana antes o después del desayuno.

Ingredientes:

Medio vaso de agua

2 hojas de menta

1 cucharada de miel

La mitad de un limón

2 hojas de col

2 hojas de lechuga

La mitad de pepino

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes y hojas de menta adicionales en tu licuadora y


puedes agregar miel y hielo al gusto, podrás ver que dependiendo si agregas más
ingredientes obtendrás un batido espumoso con un sabor agradable.