Sei sulla pagina 1di 4

Ácido Clorhídrico

La fórmula química del ácido clorhídrico es HCl su peso


molecular es de 36,47 g / mol.
Es la solución de cloruro de hidrógeno en agua, y el HCl se
usa sinónimo tanto para la forma gaseosa como para la
solución acuosa.

1. Uso y manejo del ácido clorhídrico

El ácido clorhídrico es un producto químico importante y de


amplio uso. Los usos finales más grandes para el ácido
clorhídrico son el decapado del acero, la acidificación de
pozos de petróleo, la fabricación de alimentos, la
producción de cloruro de calcio y el
tratamiento de minerales.

Decapado del acero


El ácido clorhídrico se usa en operación de decapado
para el carbón, aleaciones y aceros inoxidables. El decapado
del acero es el proceso por el cual los óxidos de hierro y la
oxidación son removidos de la superficie del acero mediante la conversión de los
óxidos en compuestos solubles. Es necesario decapar los productos de acero que
deben pasar por procesos adicionales como la producción de cables, el revestimiento
de láminas y bandas, y productos de fabricación de lata. El ácido clorhídrico se usa
principalmente para las operaciones de decapado continuo en las cuales las bandas
de acero laminadas en caliente pasan por un flujo de solución Ácida contracorriente.

Acidificación de pozos de petróleo


El ácido clorhídrico se usa para eliminar la herrumbre, oxidación y los depósitos
indeseables de carbonato en pozos de petróleo, para estimular el flujo del petróleo
crudo o del gas al pozo.La acidificación generalmente se realiza en formaciones de
carbonato o piedra caliza por medio de estimulación. Se inyecta una solución Ácida en
la formación, la cual disuelve una porción de la roca y crea una estructura de gran
porosidad en la formación, aumentando su permeabilidad efectiva y el flujo de
petróleo.

Alimentos
La industria alimenticia usa ácido clorhídrico en la elaboración de una variedad de
productos. Un uso importante del ácido clorhídrico por parte de la industria alimenticia
es para la producción de jarabes de maíz, como el jarabe de maíz rico en fructosa
(JMRF).

Una gran proporción del ácido clorhídrico consumido por la industria de JMRF se usa
para regenerar las resinas de intercambio iónico que se emplean para eliminar las
impurezas. El ácido clorhídrico también se puede usar para modificar el almidón de
maíz por medio del ácido y regular el pH de los intermediarios, del producto final y del
agua residual. El uso más importante del JMRF es en la producción de bebidas
gaseosas, lo cual representa entre 70 y 75% de la demanda.
El ácido clorhídrico se consume en la producción de edulcorantes artificiales. Se
consume en la producción de lisina, cloruro de colina (ambos usados principalmente
como aditivos en el pienso para animales) y en el ácido cítrico.

Producción de cloruro de calcio


La neutralización del ácido clorhídrico con caliza (CaCO3) produce cloruro de calcio.
El uso principal del cloruro de calcio es en el deshielo de carreteras y su producción
depende de las condiciones climáticas. Otros usos incluyen el control de polvo, el
tratamiento industrial, la recuperación de petróleo, el tratamiento de hormigón y el
balastado de neumáticos. El cloruro de calcio también se usa en productos de
recuperación de petróleo como lodos de inyección y fluidos de
reacondicionamiento/terminación.

Tratamiento de minerales
El ácido clorhídrico se consume en muchas operaciones mineras para el tratamiento
de minerales, su extracción, separación, purificación y el tratamiento de aguas. Se
usan cantidades considerables en la recuperación de molibdeno y oro. El ácido
clorhídrico se usa para convertir el concentrado de esquelita de gran pureza (CaWO4)
y el volframato de sodio crudo en ácido túngstico, el cual, a su vez, se puede usar
para producir tungsteno metálico y productos químicos. El ácido clorhídrico también se
usa en el tratamiento de uranio y circonio, extracción por solución de minerales de
borato, como regulador del pH en la flotación por espuma de minerales de potasa, y
en extracciones de tierras raras de bastnaesita.

Otros
El ácido clorhídrico se usa en una variedad de aplicaciones diferentes. Estas incluyen
la recuperación de metales semipreciosos de catalizadores usados, el uso como
catalizador en la síntesis, el uso en la regeneración de catalizadores, el control del pH,
la regeneración de resinas de intercambio iónico usadas en el tratamiento de aguas
residuales y servicios eléctricos, la neutralización de productos alcalinos o materiales
residuales, y en la acidificación de salmuera para usar en la producción de cloro y
soda cáustica.

El ácido clorhídrico también se usa en muchos otros procesos de producción para


productos químicos orgánicos. Se puede usar en la producción de p-
fenilenediamina, resinas de policarbonato, bisfenol A, resinas de cloruro de polivinilo, y
etanol (del etileno).

La industria farmacéutica consume ácido clorhídrico como catalizador en la síntesis,


para el control del pH, la desionización del agua y como agente reductor (e.g., en la
producción de ácido ascórbico y ácido para-aminobenzoico).

Muchos otros usos del ácido clorhídrico incluyen la fabricación de tintes y pigmentos;
la remoción del lodo cloacal y la oxidación de maquinaria industrial; la descalcificación,
tanificación y el teñido de pieles para la industria del cuero; la fabricación de lociones
para permanentes; la carbonización de la lana; para ayudar en el blanqueado y el
teñido en la industria textil, y en la purificación de arena y arcilla.
2. Reacciones del ácido clorhídrico
El ácido clorhídrico (HCl) se obtiene en el laboratorio por adición de ácido
sulfúrico (H2SO4) a sal (NaCl) calentando a 150 °C.
 En la industria química se forman grandes cantidades de ácido clorhídrico en
las reacciones orgánicas de cloración de las sustancias orgánicas con dicloro.
 Otro método de producción a gran escala es el utilizado por la industria cloro-
alcali, en la cual se electroliza una disolución de sal común (NaCl),
produciendo dicloro, hidróxido de sodio y dihidrógeno. El gas dicloro así
obtenido puede ser combinado con el gas dihidrógeno, formando gas HCl
químicamente puro. Como la reacción es exotérmica, las instalaciones en las
que se realiza son conocidas como horno de HCl.
 En agua se disuelven hasta 38 g/100 mL aunque a baja temperatura se
pueden formar cristales de HCl·H2O con un contenido del 68 % de HCl. La
disolución forma un azeótropo con un contenido del 20,2 % de HCl en masa y
un punto de ebullición de 108,6 °C.
 El ácido clorhídrico que se encuentra en el mercado suele tener una
concentración del 38 % o del 25 %. Las disoluciones de una concentración de
algo más del 40 % son químicamente posibles, pero la tasa de evaporación en
ellas es tan alta que es necesario tomar medidas de almacenamiento y
manipulación extras. En el mercado es posible adquirir disoluciones para uso
doméstico de una concentración de entre el 10 % y el 12 %, utilizadas
principalmente para la limpieza.
Cloruro de sodio
La formulación del cloruro de sodio es
NaCl, se forma de un compuesto iónico
representado por una relación 1:1 entre iones
de sodio y cloruro este compuesto es uno de
los productos químicos más conocidos y
ampliamente utilizados, también conocido
como sal de mesa.
Uso y manejo del cloruro de sodio
 El cloruro de
sodio se ha utilizado para saborizar y conservar
los alimentos.
 En los hospitales usa una solución de
cloruro de sodio intravenosa para suministrar
agua y sal a los pacientes a fin de aliviar la
deshidratación.
 También se usan grandes cantidades de cloruro de sodio en entornos de
fabricación industrial para ayudar a crear una gran variedad de productos,
desde plástico, papel, caucho y vidrio, hasta cloro, poliéster, blanqueador
de uso doméstico, jabones, detergentes y colorantes.

Reacciones del cloruro de sodio


La sal común o cloruro sódico, se forma como ya hemos comentado, por la unión
de los iones Na^+ y Cl^-, y puede obtenerse a través de la reacción del sodio junto
al cloro. El sodio es un metal del grupo de los alcalinos muy reactivo, así como
también el cloro, el cual es un no metal del grupo de los halógenos, siendo un no
metal gaseoso de un característico color verde. Este es a su vez también muy
reactivo.