Sei sulla pagina 1di 24

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DEL PERÚ

Tarea académica 2

Trabajo que como parte del curso de Investigación Académica presentan los alumnos

INTEGRANTES:

1) Quiñonez Alban, Karolyn (U18303613)

2) Clavo Gonzales, Gilser Ivan (U18311327)

3) Asto Rasquio, Gilbert Edwin (U18300651)

4) Mendoza Santisteban, Wilder (U18300093)

Lima, 16 de noviembre de 2018

1
EL IMPACTO DEL CONSUMO DE DROGAS EN LOS JOVENES DEL PERU EN EL

AÑO 2000 – 2018

Resumen

Es importante realizar esta investigación porque el prevenir un problema de salud indeseado es

mucho más importante que tratar el problema mismo. Se ha dicho mucho sobre esta cuestión.

En efecto, una búsqueda en una base de datos actualizada recientemente sobre prevención arrojó

casi un millón de resultados. Un importante punto de inicio para el debate sobre la importancia

de la prevención antidroga es el significado de las propias palabras importancia y prevención

en el contexto de una futura política antidroga.

Abstract

It is important to carry out this research because prevention is a health problem. A lot has been

said about this issue. In effect, a search in a recently updated database on prevention yielded

almost one million results. An important starting point for the debate on the importance of drug

prevention is the meaning of the words themselves, importance and prevention in the context

of a future anti-drug policy.

Palabras clave

Adicción, prevención, adolescencia, consumo, problemas sociales, psico-social, sustancias

tóxicas, legales, ilegales.

Keywords

Addiction, prevention, adolescence, consumption, social problems, psycho-social, toxic

substances, legal, illegal.

Introducción

2
La adolescencia y la juventud son periodos de cambios, en los cuales desarrollan sus

habilidades, capacidades de experimentar y expresar sus emociones. Así mismo se enfrentan

con obstáculos en la toma de decisiones, los problemas familiares, amigos y el entorno social.

Estos elementos influyen en los menores de edad que, en muchas ocasiones, conllevan al

consumo de drogas desde temprana edad ocasionando uno de los tantos problemas sociales que

enfrenta nuestro país en el siglo XXI.

Tema y pregunta

En estas etapas de la vida la personas, se encuentra más susceptible a la influencia del entorno

en la que se desenvuelve. Este y otros aspectos traen como consecuencia el siguiente tema de

investigación: El impacto del consumo de drogas en los jóvenes del Perú entre los años

2000-2018, esta investigación se argumenta respondiendo la pregunta: ¿Cuál es el impacto del

consumo de drogas en los jóvenes del Perú entre los años 2000-2018?

Hipótesis

La respuesta a este dilema sostiene que las drogas influyen en los jóvenes en forma

desfavorable, tanto en lo físico como en lo psico-social. Esta influencia supone un deterioro

significativo y malestar en los mencionados lo que conlleva a una disminución de sus

capacidades intelectuales, salud y desenvolvimiento social.

Palabra clave

El consumo de sustancias tóxicas, legales e ilegales constituye un problema no solo social sino

también físico y psicológico, es por ello qué Diego Redolar intenta definir la adicción desde

una perspectiva neurobiológica presentando la compulsividad que muestran los usuarios

consumidores de estas drogas en cuanto a su administración.

Desde un punto de vista neurológico y psicológico, cuando hablamos de adicción

a las drogas nos estamos refiriendo necesariamente a un estado de uso

compulsivo de una droga. Un estado, debido a que a pesar de todos los factores

3
genéticos y sociales que puedes disponer a un sujeto a un contacto inicial con

una sustancia, dicho consumo lo emplaza en una situación en la que se dan una

serie de cambios biológicos, psicológicos y sociales que determinan en gran

medida las pautas futuras de una respuesta de la persona (Redolar, 2008, p. 23).

Entonces el termino adicción está referido a las victimas consumidoras que están inmersas en

el uso compulsivo de drogas, provocando cambios biológicos, psicológicos y sociales en su

personalidad.

Contextualización

Las personas siempre han consumido sustancias que distorsionan el funcionamiento común y

normal del sistema nervioso central. El alcohol y los opiáceos fueron los primeros y principales

psicoactivos empleados con múltiples finalidades finalidad ya alrededor de año 5.000 a.C. Así

mismo, se estima que el cáñamo (cannabis sativa) es cultiva y producida en China desde hace

4.000 años. De igual manera, en América, el imperio incaico (andino) sacaba tres cosechas

anuales de hoja de coca (erythroxilum coca lam) las cuales se utilizaban como analgésico y

energizante de uso diario, especialmente, en virtud de la fatiga producida por la altura. En la

sociedad Azteca, igualmente se empleaba la ingestión del hongo llamado teonanacati y el

consumo de peyote con fines religiosos (Ganzenmüller, 1997, p. 14.).

Por ello, se entiende que el consumo de estas sustancias era con fines mágico-religiosos, para

huir de la realidad, para hacer frente a los problemas o por la incapacidad para ello, por simple

placer o con fines médicos el hombre ha hecho uso de plantas y productos químicos hoy

incluidos en el concepto de drogas. Han sido muchas las sustancias psicoactivas empleadas,

pero las más difundidas y conocidas son la cafeína, el tabaco, el alcohol, el cannabis, la cocaína

y los opiáceos. Probablemente, el alcohol sea el más antiguo de todos. Las pesquisas históricas

no son concluyentes, pero indican que la fermentación de algún fruto o de la miel es el origen

remoto del primer psicoactivo.

4
De hecho, los descubrimientos arqueológicos revelan que las vasijas ya existían en 8.000 a.C.

y que, por lo menos, en 5.000 a.C. eran empleadas para almacenar miel. De ahí se deduce que

la miel fermentada y diluida en agua (aguamiel o hidromiel) haya sido el primer vino para

consumo humano (Arriazu, 2002, p. 7.).

Esto nos muestra que nuestros ancestros tenían conocimiento y puesto en práctica la elaboración

de insumos cuyas mezclas tenían como resultado un componente que al ser ingerido provocaban

afectos alucinógenos en la persona.

Por otro lado. En el mundo las drogas se usan desde el poblamiento de su territorio. Así, los

arqueólogos han encontrado en yacimientos de la época precerámica restos de hojas y utensilios

usados para el consumo de tabaco. El alcohol utilizado como bebida era muy apreciado y

además constituía un elemento muy importante en las ceremonias religiosas. En nuestro país,

se ha cultivado la coca desde hace cientos de años, con carácter ritual, religioso y médico,

reportes actuales indican que hoy más del 90 % de la producción nacional es destinada a la

elaboración de drogas cocaínicas, que ingresan con fuerza a los mercados nacionales,

propiciando un grave elemento de riesgo para la salud y seguridad pública a nivel personal,

familiar y comunitario (Castro, 2001, p. 01).

De esta manera podemos ver que las drogas, existen desde tiempos muy antiguos usados en

ceremonias religiosas, en rituales y medicinas, hoy en día con el avance de la ciencia el hombre

destina la mayor producción para la elaboración de drogas ilegales, llegando en gran parte a ser

consumidas por menores de edad. Los adolescentes y jóvenes durante su etapa de desarrollo en

muchas ocasiones se ven tentados por el entorno social, compañeros y amigos, que inducen al

consumo de sustancias estupefacientes, siendo en esta fase donde son más vulnerables a

empezar el consumo de drogas.

Existe suficiente información epidemiológica para sostener que los púberes y adolescentes son

los más vulnerables al consumo de sustancias legales, ilegales y drogas medicas dado que su

5
identidad se encuentra en un estado de formación, además de la marcada fluctuación de estado

de ánimo que los sensibiliza al uso experimental y recreativo (Rojas, 2013, p. 02).

Es así que los adolescentes son más propensos al consumo de drogas por experimentar que se

siente y como pasatiempo recreativo, en muchas ocasiones encuentran en las sustancias legales

e ilegales un significado de superioridad, dando entender que ellos hacen lo que desean sin

control de los padres.

Los jóvenes de diversas sociedades atraviesan por dificultades cada vez mayores, debido a la

presión de los problemas del complejo mundo moderno y de las a veces contradictorias

exigencias del entorno social. En otros casos la frustración de sus expectativas los llevara a

conductas negativas como expresión de su malestar que aumentaría su confusión de identidad

(Molla, 2011, p.52).

Conforme a lo mencionado, queda claro que la elaboración y consumo de drogas, tienen su

origen desde tiempos muy antiguos, y han ido evolucionando conforme la ciencia avanza, estas

drogas tienen como destino final el público que en su mayoría son jóvenes y adolescentes de

nuestra sociedad, que buscan en las drogas la solución a sus inquietudes, siendo en muchas

ocasiones los problemas y exigencias del entorno, factores que inducen a los adolescentes a

experimentar el consumo de las drogas.

Justificación

Lo importante de esta investigación, bajo el contexto antes descrito influye en el

comportamiento de la persona: el primero, consiste en describir las drogas como agentes

canalizadores de frustración y problemas afectivos en los jóvenes. El segundo, falta de

programas de concientización ante el consumo de drogas que influye en los jóvenes. Tercero,

como las drogas legales conllevan al consumo de drogas ilegales y finalmente, las

consecuencias psico físicas del consumo de estas.

Presentación de los argumentos

6
Para lograr una comprensión integral sobre el tema se ha realizado una selección de argumentos

que ayuden a sostener la respuesta a la interrogante en cuanto al impacto del consumo de drogas

en los jóvenes del Perú, el primer argumento se justifica conforme a lo expresado por Rojas,

MINSA y Moll, quienes describen las edades promedio en la iniciación del consumo de drogas,

como agentes canalizadores de frustración y problemas afectivos. El segundo argumento nos

muestra la existencia de un conjunto de factores de riesgo y de factores de protección, asociados

al consumo de drogas, que nos permiten conocer qué personas están en mayor riesgo de

consumir y aquéllas que tienen mayor protección para no consumir. El tercer argumento se basa

en que una droga cual sea su clasificación legal o ilegal, influye negativamente en los jóvenes.

CUERPO

ARGUMENTO 1: EDADES PROMEDIO EN LA INICIACION DEL CONSUMO DE

DROGAS, COMO AGENTES CANALIZADORES DE FRUSTRACION Y

PROBLEMAS AFECTIVOS

Para desarrollar el primer argumento se tiene en cuenta las edades en la cual los adolescentes y

jóvenes inician con el consumo de drogas. El aspecto más importante tiene que ver con el

promedio de la edad de iniciación del consumo de alcohol: 13 años; habiéndose encontrado

estadísticamente que la edad de inicio más baja desciende hasta 8 años. Del mismo modo, la

edad de iniciación del consumo de la marihuana se ubica en el mismo periodo adolescente, 14.3

años; y el consumo se habría duplicado en ciudades como Cusco y Tacna (…) En lo que se

refiere al consumo de alcohol en población universitaria, el estudio de la CAN (2013) advierte

que el 10.8%, es decir 1 de cada 9 estudiantes que declaran haber consumido alcohol en el

último año, presentan indicadores compatibles con la dependencia alcohólica, destacando los

varones universitarios, 14.5%, respecto de las mujeres, 6.6%, tasa que confirma que el abuso

de alcohol y otras drogas ha dejado de ser “exclusividad” de los varones. La edad promedio de

7
inicio del consumo de alcohol es 16 años, con la diferencia de 1 año entre varones y mujeres,

15.7 y 16.6 años, respectivamente. (Rojas. 2013.p18).

De esta manera encontramos que el consumo de drogas se da a temprana edad iniciando desde

los 8 a 13 años en algunos casos, seguido de la marihuana que se da en un promedio de 14.3

años, así mismo el consumo de alcohol en universitarios se da tanto en varones como en mujeres

dejando de ser exclusivo solo en varones.

Antecedente

csgdfdfkbdbd

“En esta misma línea de análisis comparativo, se determinó que el porcentaje de

universitarios con signos de dependencia alcohólica se ha incrementado

significativamente de 8.3 % en 2009 a 10.8 % en 2012, llegando a la conclusión de que

el abuso de bebidas alcohólicas en esta población se ha convertido en un problema

sanitario de honda preocupación dado que estos indicadores tienen un impacto en el

rendimiento y la deserción académica”. (Rojas. 2013.p19).

El consumo de alcohol ha ido incrementándose en los estudiantes universitarios, convirtiéndose

en un problema, que tiene su impacto en su rendimiento académico, generando bajas

calificaciones e impidiendo que desarrollen sus capacidades profesionales.

Presentación

El consumo de drogas en el ámbito universitario se ha ido incrementando en los últimos años

de tal manert sanf dsd dif dkvcdidkdidkdkdk MINSA EN DUCNF F:

“La prevalencia de vida de consumo de drogas legales, entre los estudiantes

universitarios del Perú, es bastante elevada, en particular el consumo del alcohol cuya

prevalencia de vida alcanza el 87.1%, y para el tabaco llega a 59.9%. Siendo la edad

promedio de inicio de estas dos sustancias los 16 años. Las prevalencias de uso de las

drogas ilegales son más bajas, destacándose el consumo de la marihuana, cuya

8
prevalencia de vida alcanza los 11.6% y la prevalencia anual 4.3%. En general, la edad

promedio del inicio del consumo de estas drogas ilegales es más alta que para el alcohol

y el tabaco”. MINSA. 2017. P52.

De la misma manera encontramos que el consumo de alcohol y tabaco son bastantes elevadas

en los adolescentes que se inician en el consumo de estas sustancias en promedio a los 16 años

siendo la prevalencia de vida el consumo de tabaco y alcohol más altas que la marihuana.

Presentación

“La prevalencia de vida de consumo de drogas ilegales, entre los escolares de

secundaria, es mucho más baja que el consumo de drogas legales, 8.1% versus 40.5%.

Entre las drogas ilegales más consumidas están la marihuana (4.3%), los inhalantes

(2.5%), la pasta básica de cocaína (1.9%) y la cocaína (1.8%). La edad promedio de

inicio de su consumo está en alrededor de los 14 años, a excepción de los inhalantes,

que fue de 12.4 años, posiblemente en relación a su bajo costo y disponibilidad”.

(MINSA. 2017. P47).

Encontramos que las drogas ilegales más consumidas por escolares en comparación a las drogas

legales las cuales serían la marihuana, inhalantes, PBC y la cocaína, iniciándose en su consumo

promediando los 14 años debido a su bajo costo.

En la adolescencia nos encontramos con una etapa difícil de la vida, aquí es donde el

adolescente se encuentra con un entorno social en la que deberá tomar decisiones, los problemas

familiares, amigos, y experiencias inducen a la iniciación del consumo de drogas.

“Es esperado que en la adolescencia se presente, con variada intensidad, una gama de

problemas psicológicos y sociales, que para quien los tiene son difíciles de entender y

9
sobre todo de manejar por la falta de madurez, experiencia, apoyo y en particular, una

base sólida sobre el tema. El adolescente es un ser que reclama con energía su autonomía

e individualidad, aunque es profundamente dependiente de su familia, principalmente

de sus padres, que a menudo aparecen como uno de los factores determinantes de lo que

se ha definido como “la crisis del adolescente”. (Rojas. 2013.p32).

La influencia de Los padres, así como el control que ejercen sobre los hijos son un factor

importante, que predominan y marcan la personalidad de los adolescentes, si bien es cierto ellos

reclaman su independencia, creyendo que son capaces de lidiar con el entorno que les rodea, es

tarea de los familiares guiar a los adolescentes y educarlos de tal manera que sepan identificar

lo bueno de lo malo y cuáles son sus consecuencias.

“Los jóvenes de diversas sociedades atraviesan por dificultades cada vez mayores,

debido a la presión de los problemas del complejo mundo moderno y de las a veces

contradictorias exigencias del entorno social. En otros casos la frustración de sus

expectativas los llevará a conductas negativas como expresión de su malestar que

aumentaría su confusión de identidad”. (Molla. 2011. p52).

Los problemas en su entorno, así como la falta de afecto y guía de los padres conllevara a los

adolescentes a la confusión, generando que ellos mismos busquen respuestas y se alojen en el

mundo de las drogas.

“Una débil Perspectiva Temporal denota estar afectados por la falta de integración vital-

temporal o la “confusión del tiempo”. Asimismo, esto tiene relación con la desconfianza

y los problemas de identidad. Si este factor no está bien logrado, pueden también

alterarse otros mecanismos emocionales, con dificultad en asimilar nuevas experiencias

que tienen los adolescentes. La “confusión del tiempo” afecta el mecanismo de

aprendizaje e integración de nuevas experiencias emocionales”. (MOLLA. 2011. P62).

10
ARGUMENTO 2: FACTORES DE RIESGO Y EL POR QUÉ SE CONSUMEN

DROGAS

En segundo lugar, Elisardo Becoña, nos muestra el desarrollo de los riesgos al consumir ciertas

sustancias y factores de prevención para estos. Como es bien sabido, en los jóvenes se ha

producido en los últimos años una importante transformación de la diversión y de los hábitos

de consumo asociados con estas sustancias. La vida recreativa, el pasarlo bien, el salir de

marcha, se ha convertido en un nuevo fenómeno, más que por nuevo, ya que la gente se ha

divertido siempre, por sus nuevas características. Además, este nuevo fenómeno ha estado

asociado en parte importante, en sus inicios, al consumo de éxtasis, para pasarlo mejor y

aguantar la noche, a la baja percepción de riesgo de su consumo, al cambio de los horarios de

diversión, al surgimiento de los “afters”, o lugares de diversión desde altas horas de la

madrugada y sin dejar de mencionar la influencia del trabajo y los estudios que muchos jóvenes

hoy en día llevan a la par.

“La percepción del riesgo es una variable de gran relevancia para explicar el consumo

o no de una sustancia psicoactiva Las personas toman decisiones en función de las

consecuencias positivas que van a obtener y evitan las consecuencias negativas. Si

perciben que algo les va a acarrear dichas consecuencias negativas no lo harán. Por ello,

la concepción que se tiene sobre las distintas drogas, que depende tanto del uso, como

de las creencias y de la propia construcción social sobre la sustancia, influye en su

consumo. En ocasiones puede haber sesgos sobre los efectos de las sustancias, en un

sentido o en otro. (…)” Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe. 2000,

p. 29.

Por lo tanto, encontramos ciertos métodos de prevención para estos riesgos del consumo, no

siempre los riesgos son físicos sino también existen riesgos como malas influencias, medios de

comunicación y/o peligros de actos delictivos.

11
Becoña también nos argumenta el por qué muchos jóvenes llegan a la decisión de consumir

sustancias, y esto muchas veces debido a la pobreza, problemas familiares o personales,

trastornos psicológicos, redes sociales, amistades, etc. Lo cierto es que, como se ha demostrado

claramente en muchos estudios, la mayor implicación en conductas de problema en la

adolescencia y juventud se relaciona con tener también mayor cantidad de conductas de

problema en la vida adulta, lo que sugiere una continuidad en la implicación en las conductas

de problema a lo largo del tiempo.

“Se han planteado distintas teorías etiológicas o con un intento explicativo global acerca

del consumo de drogas. Éstas se han centrado fundamentalmente en adolescentes por

ser la edad en la que las personas se inician en el consumo de drogas. Podemos afirmar

que hay un considerable acuerdo, tal como reflejan los modelos y teorías explicativas

sobre el consumo de drogas, de que el problema del uso y abuso de drogas no se da

aisladamente. Es habitualmente un elemento más de otras conductas problema que tiene

el individuo. Éstas pueden ir desde factores de predisposición, fracaso escolar o bajo

rendimiento académico. (…)” Red de Revistas Científicas de América Latina y el

Caribe. 2000, p. 27.

Por lo tanto, nos muestran factores que involucran al consumo de estas sustancias, es decir, para

encontrar una solución al problema de consumo debemos identificar las causas de estos.

El consumo de drogas es uno de los aspectos con el que se tiene que enfrentar y decidir la

persona en función de su medio sociocultural, familiar, amigos, etc. Debemos ser conscientes

de que la experimentación con las drogas se ha convertido en un hecho habitual en los

adolescentes de las sociedades desarrolladas y existe un gran número que experimentan con el

tabaco y el alcohol, en menor grado con otras sustancias, como ya hemos visto anteriormente.

12
“La adolescencia es una edad crítica para la formación de la persona. En la misma tiene

que desarrollarse a nivel físico, emocional, social, académico, etc. La búsqueda de la

autonomía e identidad son elementos definidores de la misma. Esto se va a ver

favorecido o no por su historia previa, por el apoyo/no apoyo y comprensión de su

familia, existencia o no de problemas en la misma, grupo de amigos, etc. (…)” Red de

Revistas Científicas de América Latina y el Caribe. 2000, p. 27.

El modo en que nuestra sociedad trata a sus adolescentes depende, en parte, en el modo en que

ella interpreta sus conductas la creencia que existe entre los adolescentes de que no tienen que

utilizar anticonceptivos porque las relaciones sexuales no van a producir el embarazo o poder

adquirirse el VIH, etc. Sin embargo, esto que les ocurre a los adolescentes, les ocurre de igual

modo a los adultos. Por ello, estas investigaciones salen en defensa de los adolescentes, dado

que se quiere llevar a cabo con ellos un paternalismo que los estigmatiza y no verlos como un

problema social, más aún, pretendiendo interferir con la experimentación que es una parte

esencial de la adolescencia.

Actualmente nuestro sistema social, tanto debido a los medios de comunicación de masas, el

buen nivel socioeconómico que nos permite acceder a muchos productos de consumo, el dinero,

etc., lo que se ha llamado la sociedad del bienestar en ocasiones, favorece el consumo de las

distintas drogas.

“Los medios de comunicación de masas, como elemento que tiene gran relevancia en el

proceso de socialización, contribuyen claramente a ello. Es a través de los mismos donde

más se transmiten estos valores, a diferencia de la familia y la escuela que transmite

otros valores más tradicionales y centrados en la persona y su educación para afrontar

adecuadamente la vida. (…)” Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe.

2000, p. 31.

13
Aunque la información adecuadamente proporcionada es importante, y los medios de

comunicación pueden ser de gran ayuda para transmitir conocimientos ideas y valores de gran

relevancia para la formación integral de la persona, en la práctica no hay adecuación entre la

socialización de padres y escuela y la de los medios de comunicación de masas. Nótese que

quien suele seleccionar los espacios televisivos son los niños no los padres ni profesores. Y

éstos no siempre eligen lo más adecuado ante la gran variedad de oferta (ej., el problema con

los contenidos agresivos, violentos y a veces de mal gusto de muchos dibujos animados,

películas, programas de variedades o sensacionalistas, etc.).

ARGUMENTO 3: DROGAS LEGALES E ILEGALES Y SU INFLUENCIA EN LOS

JOVENES DEL PERU.

En tercer lugar, argumentamos que, en la psique de la mayoría de las personas, el termino droga

está asociado a sustancia ilegal, sin embargo, existen una gran cantidad de sustancias que entran

en este tipo de clasificación y no todas son ilegales, esto no quiere decir que sean inocuas,

pudiendo su uso o abuso generar graves consecuencias. Para comenzar a comprender el tema

es claro que hay que definir que es una droga, Según la Organización Mundial de la Salud

(OMS), el nombre de droga :

“Resulta aplicable a toda sustancia, terapéutica o no, que introducida en el cuerpo por

cualquiera de los mecanismos clásicos (inhalación de vapores o humos, ingestión,

fricciones, etc.) o nuevos (administración parenteral, endovenosa, etc.) de

administración de los medicamentos, es capaz de actuar sobre el sistema nervioso

central del individuo hasta provocar en él una alteración física o intelectual, la

experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de su estado psíquico”.

(https://historiaybiografias.com/drogas_definicion/).

Considerando dicho concepto, clasificaremos a las drogas desde el aspecto jurídico:

Drogas Legales:

14
“Constituido por las drogas sociales, aquella cuyo consumo es libre para los adultos y

que forman parte importante de los usos y costumbres de la sociedad. En esta categoría

se incluyen el alcohol y el tabaco (..)”. (Castro de la Matta, 2005, pág. 131).

Así, reciben el nombre de drogas legales aquellas sustancias con efectos psicoactivos que son

permitidas, no siendo su uso penado por la ley a pesar de conocerse sus posibles efectos. Este

estatus legal puede referirse a su uso a nivel recreativo o bien a estar pensados para otros usos,

que no incluyen su consumo para lograr alterar la psique, y por los cuales se considera algo

permitido, que sean legales no quieren decir que no supongan peligro, siendo el mal uso y /o el

abuso de ellas muy peligrosas y dañinas para la salud.

El tabaco y principalmente el alcohol son sustancias aceptadas legal y socialmente, y como

tales, están incorporadas a nivel cultural. Por tanto, socialmente existen una serie de

argumentos, explícitos e implícitos, tendientes a justificar el consumo de estas y a minimizar

los daños que estas puedan provocar. Bajo estas circunstancias, estas dos drogas, pero en

especial el alcohol, son, no solo tolerables socialmente, sino que muchas veces resultan hasta

deseables.

También es importante decir que, si bien las dos sustancias mencionadas llegan a tener los

indicadores más altos de consumo, el fenómeno del poli consumo de drogas, o consumo

simultáneo o secuencial de una o más drogas, está llegando a tener notable presencia. Este

fenómeno se observa con más nitidez en el consumo de marihuana, alertándose que actualmente

existe un proceso de extinción de los consumidores “puros” o “exclusivos” del cannabis.

(UNOCD 2013)

Drogas Ilegales:

“Las drogas ilegales o ilícitas son aquellas sustancias, cuyo consumo está prohibido por

ley. Se emplea el término droga ilegal o ilícita al hablar de aquellas que están bajo un

15
control internacional, que pueden o no tener un uso médico legítimo, pero que son

producidas, traficadas y/o consumidas fuera del marco legal”. (CEDRO, 2016).

En ese sentido las personas involucradas en su comercialización ingresan en el ámbito delictivo

y son perseguidas por las fuerzas del orden. Sin embargo, el uso de sustancias ilegales, como

es el caso de la marihuana, se ha extendido a tal punto en el país que existen hoy movimientos

que promueven su legalización. Dichas drogas no sólo son consideradas ilegales por las

sanciones dé ley a las cuales están ligadas en relación al tráfico y consumo; existe otro aspecto

que genera percepciones asociadas a la ilegalidad y es la gran cantidad de noticias difundidas

por los medios de comunicación en relación a las luchas antidrogas, cuyas acciones se dirigen

a combatir a este tipo de drogas, a esto se aúna las campañas preventivas que hacen especial

énfasis en la evitación del consumo de estas sustancias, Todos estos factores podrían haber

conducido, en cierta forma a la asociación que en la actualidad existe entre el concepto de

"droga" y "droga ilegal” (Estudio de Opinión, 1993) .

Es por ello importante mencionar que en nuestro país, en los jóvenes predomina el consumo de

las drogas lícitas frente a las ilícitas y, a pesar de haber restricción de edad para la compra de

estos productos, hablando específicamente del alcohol y el cigarrillo, no son suficientes para

disminuir el consumo. Estas drogas generan adicción y pueden causar que una persona se

vuelva drogodependiente, es decir que tenga una necesidad imperiosa de conseguir la sustancia,

a esto se puede sumar la tendencia a aumentar la dosis para sentir los mismos efectos que al

inicio y hasta la dependencia física y/o psíquica de la sustancia.

En el Perú diversos estudios epidemiológicos, reportes estadísticos e informes nacionales sobre

el consumo de drogas en población joven del Perú coinciden en que las sustancias capaces de

generar dependencia más consumidas por este sector, y las que originan la mayor cantidad de

16
problemas de salud pública, son el alcohol, por el lado de las drogas legales (socialmente

aceptadas), y la marihuana, en el rubro de las drogas ilegales (Devida,2013).

Desgraciadamente, con frecuencia los adolescentes no ven la relación entre sus acciones en el

presente y las consecuencias del mañana. Ellos tienen la tendencia a sentirse indestructibles e

inmunes hacia los problemas que otros experimentan. El uso del alcohol o del tabaco a una

temprana edad aumenta el riesgo del uso de otras drogas más tarde. Algunos adolescentes

experimentan un poco y dejan de usarlas o continúan usándolas ocasionalmente sin tener

problemas significativos. Otros desarrollarán una dependencia, usarán luego drogas más

peligrosas y se causarán daños significativos a ellos mismos y posiblemente a otros (American

Academy of Child and Adolescent Psychiatry,2015).

El consumo ilegal de drogas no es un invento de esta generación, existe desde hace siglos.

Sabemos que cualquier persona puede caer en este vicio. El abuso de drogas no es un problema

de fácil solución, y el solo hecho de la gran cantidad de productos que pueden adquirirse y el

gran número de personas que los consumen, complica más todavía. Los efectos de las drogas

son diversos, dependen del tipo de droga y de la cantidad o de la frecuencia con la que se

consume.

Por último, aun a sabiendas que las drogas ilegales tienen en su mayoría consecuencias

negativas en los jóvenes, es importante mencionar que en ciertos países (y no excluimos al

Perú) hay una tendencia a legalizar su consumo como por ejemplo la marihuana, esa misma

política siguen algunas empresas internacionales dedicadas a la producción de licores tal como

lo podemos observar en el siguiente párrafo.

El consumo del cannabis es aún prohibido en Estados Unidos, sin embargo, en nueve estados

es legal su uso recreativo mientras otros han suavizado su prohibición en los últimos años.

Siguiendo los pasos de Uruguay, Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en legalizar

la marihuana recreativa. Los principales productores de alcohol del mundo ya no pueden ignorar

17
el fenómeno alrededor de la marihuana, con consumidores jóvenes cada vez más tendientes a

cambiar la cerveza y los tragos por bebidas que contengan cannabis. De acuerdo con Bloomerg,

Diageo, el mayor productor de licores del mundo, que incluye el vodka Smirnoff y el whisky

Johnny Walker, está en conversaciones con productores canadienses. El productor de cerveza

Molson Coors también anunció un emprendimiento conjunto con The Hydropothecary

Corporation de Canadá.Keith Villa, maestro cervecero de Colorado, planea comercializar una

cerveza sin alcohol que contenga THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana. "Como pasa

con una cerveza normal, provoca un mareo similar al del alcohol", señaló. "Pero a la mañana

siguiente no deberías tener una resaca". Si bien es posible mezclar alcohol y cannabis, él no

quiere tomar ese camino. Hacerlo es ilegal y ambas sustancias pueden agravar los efectos de la

otra, explicó. A mediados de año en California, la cervecera Lagunitas, propiedad de la

holandesa Heineken, comenzó a comercializar Hi-Fi Hops, una mezcla sin alcohol que hace

que los bebedores se sientan drogados. Además, se ha informado que Coca-Cola está

discutiendo la producción de bebidas con cannabis con la canadiense Aurora Cannabis. Y

aunque PepsiCo dijo este mes que no tenía planes de desarrollar una bebida similar, el director

de finanzas, Hugh Johnston, le dijo a CNBC que la compañía todavía lo mirará de manera

crítica.

ARGUMENTO 4: CONSECUENCIAS DEL CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL Y

DROGAS EN LOS JOVENES.

En cuarto lugar, como bien se mencionó existen drogas legales o lícitas cuyas sustancias se pueden

obtener o comprar libremente. Así mismo, estás son producidas de manera industrial y están

sometidas a regímenes tributarios específicos, y en algunos casos son expuestos en comerciales

televisivos para poder captar consumidores. En este grupo de drogas, según el estudio de CEDRO

(2013), en el Perú se da ampliamente el consumo de estas drogas como el alcohol, tabaco y

medicamentos tipo tranquilizantes.

18
El etanol es el ingrediente activo de las bebidas alcohólicas y por muchos años ha sido producido y

consumido por los humanos, ya sea en bebida fermentada y destiladaa; produciéndose una gran

cantidad de variedad de tragos en distintos países del mundo, sin no le ponerle un límite podría generar

daños y feas consecuencias a las personas que consumen excesivamente alcohol, es lo que menciona

cedro en la siguiente cita:

“Arritmias y muerte súbita. La fibrilación atrial es el tipo de arritmia que se asocia con

más frecuencia al consumo abusivo, crónico o agudo, de alcohol. De un 15-30% de los

casos de fibrilación atrial se relacionan con el consumo de alcohol. Hipertensión

arterial (entre el 5% y el 30% de los casos de hipertensión pueden estar en relación

con un consumo de riesgo de alcohol) el alcohol aumenta la presión arterial de una

forma dosis-dependiente. Accidente Cerebro Vascular (ACV), el alcohol aumenta el

riesgo de padecer un ACV isquémico o hemorrágico de forma dosis dependiente.

Consumos episódicos de grandes cantidades de alcohol son un importante factor de

riesgo para padecer un ACV en la adolescencia o inicio de la vida adulta.

Cardiomiopatía” (CEDRO, 2015, p.21)

Por lo tanto, El abuso del consumo del alcohol generaría dependencia, pasando a ser denominada

‘alcoholismo' con sus correlatos de tolerancia, síndrome de abstinencia y pérdida de la capacidad de

auto controlarse, llegando a requerir ayuda médica por falta de tolerancia al consumirla.

En el Perú la costumbre de fumar comienza siempre en la adolescencia, y esto se da por muchas

razones tipo sociocultural y personales que conducen a muchas personas a las pruebas primerizas del

cigarrillo; que en muchos casos pueden ser adicciones más o menos severas.

La dependencia a la nicotínica es un fenómeno neurobiológico y es complejo, ya que, influye la acción

de diferentes sistemas neuronales. El desenvolvimiento de la nicotina sobre el sistema dopaminérgico

es la principal responsable del refuerzo positivo en el sistema biológico de recompensa.

“La exposición al humo ocasiona molestias al no fumador, Los hijos de madres

fumadoras pueden presentar bajo peso al nacer y con aumento de complicaciones

19
perinatales, Mayor incidencia de bronquitis, neumonía, infecciones respiratorias, asma

y otitis en hijos de padres fumadores, Empeoramiento de las consecuencias de

problemas coronarios, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.” (CEDRO,

2015, p.23)

En general puede afirmarse que las consecuencias ligadas a la dependencia del consumo de tabaco

son mucho más graves de lo que generalmente se piensa, y son introducidos en casi todos los sistemas

del organismo. Así mismo, hay que considerar que el consumo frecuente de tabaco puede sensibilizar

en algunos casos al uso de otras sustancias fumables como la marihuana, la PBC, entre otras.

Al fumar marihuana (THC) pasa velozmente de los pulmones a la circulación de la sangre y luego es

repartido al resto del cuerpo. Cuando llega al cerebro ocurre una sensación de euforia pues la sustancia

actúa sobre el centro de gratificación cerebral.

Los cannabinoides, al igual que el resto de las drogas, presentan conductas de autoadministración

repetida en animales de laboratorio y provocan un marcado condicionamiento. Su consumo exagerado

genera tolerancia y dependencia, pudiendo inducir un síndrome de abstinencia y alteraciones en la

neurobiología del cerebro.

“Taquicardia, Sudoración, Insomnio, Descoordinación en movimientos, Apetito voraz,

Déficit en funciones cognitivas (atención, concentración y memoria), Déficit

motivacional, Actitud pro-consumo, Problemas de rendimiento académico y/o laboral.

(…) La alta tasa de consumo ha favorecido la baja percepción del riesgo, A dosis altas

puede generar accidentes de tránsito y de índole laboral, Alteraciones en el sistema

familiar.” (CEDRO, 2015, p.27)

Por lo tanto, El uso y abuso de sustancias cannábicas puede alterar el sistema inmunitario, y llega a

modificar el funcionamiento de muchas células, causando problemas por ejemplo el sistema

reproductor, habiendo evidencia científica sobre posibles alteraciones cromosómicas (por ejemplo, en

la velocidad y calidad espermática).

20
Existe suficiente evidencia sobre la capacidad adictiva de la cocaína, principalmente cuando se trata

de la cocaína fumada o consumida como crack, donde la instalación de la dependencia es prematura.

En lo que se refiere a la tolerancia se ha determinado que la cocaína genera un fenómeno inverso. En

efecto, si bien el adicto incrementa la dosis de la droga, con el pasar del tiempo los efectos son más

fuertes con la misma dosis. La capacidad adictiva de la cocaína se demuestra aún en periodos de

abstinencia dado que el recuerdo de la euforia asociado al consumo, o solamente una referencia a la

droga, puede disparar un deseo incontrolable de consumirla, produciéndose la recaída.

“Pérdida del olfato, Daño y perforación del tabique nasal, Paranoia, Insomnio, falta de

apetito, Problemas en la alimentación y pérdida de peso, Disfunción cardiovascular,

Temblores y movimientos involuntarios, Infecciones (…) Ausentismo o bajo

rendimiento académico o laboral, Internalización de conductas anti sociales o

psicopáticas, Problemas con la familia, con la sociedad, con la policía y la justicia.”

(CEDRO, 2015, p.32)

Por lo expuesto, se puede decir que no existe el 'consumo controlado o sostenido' en el tiempo y que

el mismo genera daños, dado que la cocaína en cualquiera de sus presentaciones es altamente adictiva

y destructiva tanto física como psicológicamente.

A modo de conclusión

Luego de desarrollar los argumentos que sostienen la postura de la presente investigación, es

preciso recapitular las ideas clave acerca de la forma en que influye el consumo de drogas en

adolescentes. Del primer argumento se tiene en cuenta las edades en la cual los adolescentes y

jóvenes inician con el consumo de drogas, el aspecto más importante resaltado tiene que ver

con el promedio de la edad de iniciación del consumo de alcohol entre otras sustancias

consumidas legalmente hoy en día.

Por otro lado, el segundo argumento nos muestra el desarrollo de los riesgos al consumir ciertas

sustancias y factores de prevención para estos, como es bien sabido, en los jóvenes se ha

producido en los últimos años una importante transformación de la diversión y de los hábitos

21
de consumo asociados a estas sustancias es por esto que también reconocemos riesgos de malas

influencias, medios de comunicación, etc.

En el tercer argumento quedó demostrado que el termino droga está asociado a sustancia ilegal,

sin embargo, existen una gran cantidad de sustancias que entran en este tipo de clasificación y

no todas son ilegales, esto no quiere decir que sean inocuas, pudiendo su uso o abuso generar

graves consecuencias. Para comenzar a comprender el tema es claro que hay que definir que es

una droga, y también es importante decir que, si bien las dos sustancias mencionadas llegan a

tener los indicadores más altos de consumo, el fenómeno del poli consumo de drogas, o

consumo simultáneo o secuencial de una o más drogas, está llegando a tener notable presencia.

Este fenómeno se observa con más nitidez en el consumo de marihuana, alertándose que

actualmente existe un proceso de extinción de los consumidores “puros” o “exclusivos” del

cannabis.

A modo de conclusión

Luego de desarrollar los argumentos que sostienen la postura de la presente investigación, es

preciso recapitular las ideas clave acerca de la forma en que influye el consumo de drogas en

adolescentes. Del primer argumento se tiene en cuenta las edades en la cual los adolescentes y

jóvenes inician con el consumo de drogas, el aspecto más importante resaltado tiene que ver

con el promedio de la edad de iniciación del consumo de alcohol entre otras sustancias

consumidas legalmente hoy en día.

Por otro lado, el segundo argumento nos muestra el desarrollo de los riesgos al consumir ciertas

sustancias y factores de prevención para estos, como es bien sabido, en los jóvenes se ha

producido en los últimos años una importante transformación de la diversión y de los hábitos

de consumo asociados a estas sustancias es por esto que también reconocemos riesgos de malas

influencias, medios de comunicación, etc.

22
En el tercer argumento quedó demostrado que el termino droga está asociado a sustancia ilegal,

sin embargo, existen una gran cantidad de sustancias que entran en este tipo de clasificación y

no todas son ilegales, esto no quiere decir que sean inocuas, pudiendo su uso o abuso generar

graves consecuencias. Para comenzar a comprender el tema es claro que hay que definir que es

una droga, y también es importante decir que, si bien las dos sustancias mencionadas llegan a

tener los indicadores más altos de consumo, el fenómeno del poli consumo de drogas, o

consumo simultáneo o secuencial de una o más drogas, está llegando a tener notable presencia.

Este fenómeno se observa con más nitidez en el consumo de marihuana, alertándose que

actualmente existe un proceso de extinción de los consumidores “puros” o “exclusivos” del

cannabis.

Confirmación de la hipótesis

Como conclusión del presente estudio, se confirma la hipótesis planteada, respecto a que

claramente la relación directa entre sociedad desarrollada y consumo abusivo de drogas, en

donde nos indican que estos consumos son distintos a los consumos puntuales y ritualizados de

otras culturas o de la nuestra en otros momentos históricos. Además, la identidad es un tema

obligado para tratar la adolescencia, sus crisis y sus grandes posibilidades en el desarrollo

humano, los jóvenes de diversas sociedades atraviesan por dificultados cada vez mayor debido

a la presión de problemas del complejo mundo moderno.

Referencias bibliográficas

http.//www.repositorio.cedro.org.pe/handle/CEDRO/373

http.//devida.gob.pe/web/guest/publicaciones

http://www.opd.gob.pe

https://www.drugabuse.gov

http://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes

https://www.UNIFE.EDU.pe>avances2011>molla

23
https://www.unodc.org.publicaciones

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=77807705

http://www.repositorio.cedro.org.pe

24