Sei sulla pagina 1di 1

Carlota carvallo de núñez

(Lima, 26 de junio de 1909 – 29 de marzo de 1980), es mejor conocida como


Cota Carvallo o Carlota Carvallo de Núñez por su esposo Estuardo Núñez;
escritor, crítico literario e historiador.
Nació en Lima el 26 de junio de 1909. Fue hija de don Armando Carvallo
Argüelles, peruano de ascendencia portuguesa y doña Eugenia Wallstein Muller,
de nacionalidad húngara. Reside en Huacho, hasta los diecisiete años de edad.
En esta ciudad costera ubicada doscientos kilómetros al norte de Lima, recibe
sus primeras lecciones de música y algo de pintura, que cultivó el resto de su
vida. Huacho, por entonces era una apacible aldea que divisaba el mar por el
Oeste y a las campiñas de Hualmay, Santamaría, Huaura y un poco más adentro
El Ingenio y Sayán, por el Este. En las playas de Carquín y Végueta, pescadores
artesanales tendían redes que platinaban en las noches, repletos de peces de
diversa especie:

A los 17 años de edad, el año 1926 se establece en Lima con su familia. Se


matricula en la Escuela Nacional de Bellas Artes, donde se gradúa como pintora
con los mayores honores el año 1932. Fue alumna de los maestros Daniel
Hernández y José Sabogal. Como pintora ocupó un alto sitial en el ejercicio de
la plástica, siendo galardonada el año 1952 con el Gran Premio Nacional “Ignacio
Merino”. El distinguido muralista y Director de la Escuela de Bellas Artes de Lima
Juan Manuel Ugarte Elespuru, describe de esta manera a Carlota Carvallo: “Fue
Cota, un espíritu singular. Su extraordinaria personalidad hacía gala de una
fantasía tan rica de contenido artístico y plena de humanidad, tan sugerente en
su cuasi febril capacidad imaginativa, que bordeaba en lo premonitorio…”

El 27 de diciembre de 1934, a los 25 años de edad, contrajo matrimonio con el


escritor Estuardo Núñez. Fueron testigos del matrimonio el pintor José Sabogal
y el educador José Antonio Encinas. Tiene siete hijos (cinco varones y dos
mujeres) nuevo motivo de inspiración de su obra literaria: poesía, cuento y teatro,
todo con destinatario a la niñez que tanto amó y a quienes orientó todo su
potencial creativo. En esta época el niño todavía era concebido como un adulto
pequeño, la psicología infantil hacía pinitos, el derecho de menores era una
utopía y la literatura infantil, consecuentemente, estaba relacionada a la
didáctica, más que con la literatura. De allí que las obras de Carlota Carvallo,
Francisco Izquierdo Ríos, Abraham Arias Larreta, Catalina Recabarren, entre
otros, se consideraban obras menores, géneros menores.
Falleció mientras dormía luego de una intervención quirúrgica, a los 70 años.