Sei sulla pagina 1di 189

Rosa Giorgi

Símbolos,

. protagonIstas ~, )

e historia
de la Iglesia
Traducción de José Ramó~ Monreal

~ .. .
-, -
~~.~/ .

Electa . 1
Los Diccionarios del Arte Índice
Colección a cargo de Stefano Zuffi

en la página 2
Giuseppe Maria Crespi,
Ciclo de los Siete Sacramentos:
la ordenación sacerdotal,
h. 1712, Gemaldegalerie, Dresde.

6 Introducción
9 Objetos y mobiliario litúrgicos
Título original
Simboli, protagonisti e storia della Chiesa 69 Hábitos, paramentos y estados de vida
Coordinación gráfica 155 Devoción e imágenes
Dario Tagliabue
Proyecto gráfico
223 Episodios de la historia de la Iglesia
Anna Piccarreta
281 Hombres y mujeres de la historia
Maquetación
de la Iglesia
Paola Forini
Coordinación editorial
Caterina Giavotto
Redacción Apéndices
Maria Grazia Luparia
380 Índice general
Búsqueda iconográfica
Valentina Minucciani 381 Índice de artistas
Coordinación técnica
Andrea Pañoso
Control de calidad
Giancarlo Berti
Para la edición en español:
Coordinación editorial
Bettina Meyer
Fotocomposición
Víctor Igual, S.L.
© 2004, The Estate of Francis Bacon por SIAE
© 2004, Mondadori Electa S.p.A., Milán
© 2005, Electa (Grupo Editorial Random House Mondadori, S.L.),
por la presente edición
Travessera de Gracia, 47-49 . 08021 Barcelona
www.electa.com
© 2005, José Ramón Monreal Salvador, por la traducción
Reservados todos los derechos
ISBN: 84-8156-384-6
Depósito legal: B. 16.172-2005
Impreso en Gráficas 94, S.L.
San Quirze del Vallés (Barcelona)
GE 63846
Introducción

Gran parte de la historia del arte occidental de signos y símbolos de la liturgia, el de su mayor frecuencia en la historia Este capítulo es menos rico en imágenes
coincide con la historia de la Iglesia que perdura todavía parcialmente hoy del arte, reservando más espacio a las justamente porque, nos atrevemos a pensar,
cristiana y mucha iconografía depende según la antigua tradición, pero no siempre órdenes más representadas. Antes de la verdadera historia de la Iglesia que
y deriva de acontecimientos especiales, comprendida en su significado originario. abordar un recorrido cronológico a través conviene recordar y celebrar no ha pasado i

de la doctrina, de la influencia de grandes Para facilitar el reconocimiento de los de episodios y de personajes que, en su tanto a través de luchas y excomuniones,
personajes, de los movimientos con una objetos relacionados con la celebración sucesión, conducen este diccionario a un sino de un profundo camino espiritual
gran devoción ... El propósito de este y la liturgia se ha optado, siempre que ha recorrido de tipo histórico, el tercer que no siempre es posible asociar a grandes
diccionario es descifrar elementos y signos sido posible, por presentar al comienzo capítulo invita a indagar en la evolución acontecimientos. Y aunque no son siempre
de las obras de arte de tema sagrado según de cada entrada la imagen del propio tema, de la imagen estrictamente cristiana. los grandes acontecimientos los que
la época de la historia de la Iglesia en que como obra de arte en sí, ejemplo admirable Se descubrirán las derivaciones artísticas construyen la historia, acaso no lo sean
las obras fueron encargadas y realizadas. de la producción de las artes aplicadas. o literarias que precedieron al cristianismo, tampoco los grandes hombres. O mejor
No se trata, pues, de un texto de historia en Considerando las órdenes religiosas entre así como sus conexiones con la creación dicho, grandes hombres junto a nombres
el que estén presentes todos los episodios, los protagonistas principales de la historia de la doctrina cristiana, el nacimiento de modestos, o en apariencia oscuros,
o al menos los más importantes, sino más de la Iglesia en su evolución y tensión hacia la devoción popular y la cadencia han guiado a la Iglesia en su camino
bien de un texto de iconografía que, una continua renovación espiritual, de l~s ritos. La historia propiamente a lo largo de dos milenios. Políticamente
a través de las imágenes, su historia y su y teniendo presente la contribución dicha comienza con el cuarto capítulo, grandes, pero por desgracia espiritualmente
frecuencia de aparición en el arte, trata fundamental de cada una de ellas que incluye la iconografía de episodios pobres, y felizmente a la inversa;
de hallar el significado iconológico, es decir, y la presencia paralela en el arte, se han y vicisitudes estrictamente ligados políticamente pequeños, pero muy grandes
una explicación ligada a la devoción o a las querido presentar los diversos estados a la historia de la Iglesia. La historia espiritualmente, hombres y mujeres han I I

doctrinas del tiempo y del lugar en que se de vida posibles en la Iglesia y los hábitos de las imágenes se ha revelado clemente, · sostenido a la Iglesia que ha llegado hasta ¡
produjo la obra. A tal fin se ha considerado que las caracterizan y las hacen visibles evitando celebrar lo poco edificante que nosotros. Y tal vez son precisamente estos !
útil proporcionar al lector algunos y reconocibles. En este caso es «el hábito ha sido dicha historia, escrita siempre, últimos, unos grandes santos, quienes han ¡
elementos indispensables para la propia el que hace al monje» al ser primero un sin embargo, por los hombres con todas tenido el mayor reconocimiento por parte Ii
investigación, como si se tratara de códigos atributo iconográfico para el reconocimiento sus limitaciones y contradicciones. de la devoción y del arte.
para descifrar signos y gestos: los primeros de monjes, frailes, cofradías de laicos
dos capítulos tienen por finalidad específica y clérigos en sus distintas actividades y
ofrecer los instrumentos para la lectura de ocupaciones. El criterio seguido para I i
una representación del tema sagrado hecha la elección de las imágenes ha sido siempre

7
6
Objetos y mobiliario
litúrgicos
Altar
Cátedra
Ambón
Ciborio
Sagrario
Frontal
Libros litúrgicos
Sacra
Candelabro
Cruz
Cáliz y patena
Píxide
Vinajeras
Ostensorio
Portapaz
Incensario y naveta
Hisopo
Servicio de lavatorio
Faldistorio y silla gestatoria
Baldaquino
Palio procesional
Flabelo

..... Rafael, La disputa del


Santísimo Sacramento (detalle),
1508, Palazzi Vaticani,
Estancia de la Signatura.
Ciudad del Vaticano.
Altar

Presente en representaciones del Antiguo Testamento como Durante la misa, en el momento de


la Elevación, apareció sobre la cabeza
prefiguración del altar cristiano, y en el Nuevo Testamento, de san Martín una bola encendida a la
ligado a historias de santos y otros personajes de la Iglesia. que Simone Martini hace seguir una estela
de luz que cae sobre la cabeza del santo.

Altar Según
la narración
de Santiago de
la Vorágine en la
Leyenda dorada,
dos ángeles
El altar cristiano tiene su origen formal no en los altares precristia- acudieron a
Nombre nos, mencionados varias veces en el Antiguo Testamento, concreta- cubrir los brazos
Compuesto por alta desnudos de san
y ara; arere, de donde mente al hablar del altar judío, sino en la mesa de la Última Cena. Martín con unos
deriva ara, significa Los primeros altares eran mesas familiares de las domus donde al brazaletes de oro
quemar, por tanto engastados de
sería e! «lugar principio se reunían los cristianos. Con la formación de las prime- piedras preciosas.
de! fuego », donde r¡lS comunidades y la ritualización del ágape cristiano, esta mesa San Martín,
se quema a la víctima en efecto, al
ofrendada a Dios
doméstica pasó a utilizarse exclusivamente en las celebraciones del
dirigirse a
culto y, por tanto, en altar. Los primeros altares eran de madera, de la iglesia, había
Definición
pequeñas dimensiones y de forma circular, semicircular o en forma dado su sotana
Es el centro de todo
a un pobre
lugar litúrgico, con de herradura. Después se preferirá el uso de la piedra, atestiguada sustituyéndola
un doble valor de ara por un hábito
y dé mesa por doquier en el curso del siglo IV, mientras que la madera es utili-
corto con las
Función
zada únicamente para altares portátiles. En la época de los mártires mangas que le
Es la mesa se extendió el uso de la celebración eucarística sobre sus tumbas y llegaban al codo.
de la celebración
eucarística
predominó el aspecto sacrificial del rito al del ágape. Entre los siglos
VI y VII, empezando por la Galia y siguiendo por Roma, se decidió
Fuentes
Génesis 8,20-21; 12,7; la ubicación del altar pegado a la pared, para que también el sacer-
13,14-18; 26,24-25; dote estuviera encarado hacia oriente, igual que los fieles. Solo des-
28,10-22; 1 Corintios En la mesa
10,21; V prefacio pués del Concilio Vaticano TI se volverá a la posición originaria.
del altar está
. pascual de la liturgia la cruz,
romana los candelabros,
Difusión iconográfica el cáliz cubierto
Presente en diversas con la palia
formas en todo e! arte y puesto encima
cristiano del corporal,
y el libro
litúrgico apoyado
sobre un cojín
haciendo la
función de atril .

.. Altar, 1854,
basílica de San Paolo ... Simone Martini, Historia
fuori le Mura, Roma. de San Martín: misa milagrosa, El altar está preparado para fa celebración
1312-1317, basílica con dos manteles: uno largo que lo cubre
de San Francesco, Asís. hasta el suelo y otro mas corto.

10 11
Altar

Los primeros adoradores, en torno El Cordero es imagen de Cristo sacrificado .El acontecimiento extraordinario Sobre el altar hay colocada
al altar del Cordero, son criaturas en la cruz por los hombres: está representado de la bendición de la iglesia y del altar está una tabla de madera que representa
espirituales: los ángeles que llevan sobre el altar con la cabeza rodeada de luz subrayado por el hecho de que los ayudantes a la Virgen con el Niño, siguiendo
los instrumentos de la Pasión de y con la sangre que brota dentro de un cáliz, del obispo no son clérigos sino ángeles, una modalidad decorativa bastante
Jesús con cruz y lanza. inequívoca alusión al sacrificio de la Eucaristía. como el que lleva la naveta del incienso. extendida durante el siglo xv.

I
I

Gala Placidia, arrodillada La mujer toca el pantuflo


Un signo ritual El altar está cubierto con en actitud orante, había mandado de la figura del obispo que está
de la adoración es el uso un mantel blanco y un frontal construir una iglesia consagrada incensando el altar: se trataría
del incienso que los ángeles decorado con dominio del color a san Juan Evangelista de la aparición de san Juan, que deja
turiferarios queman rojo, color litúrgico de las fiestas como exvoto por haber a Gala Placidia una reliquia para
y esparcen. del Santísimo Sacramento. a
sobrevivido un naufragio. la nueva iglesia consagrada a ella.

~ Niccolo Rondinelli,
~ Jan van Eyck, Políptico San Juan Evangelista se aparece
del Cordero Místico (detalle), a Gala Placidia, h. 1410,
1432, San Bavón, Gante. Pinacoteca de Brera, Milán.

12 13
Cátedra

Es asiento del obispo durante las celebraciones pontificales. Exactamente encima En torno al signo
de la representación de la gloria de Cristo
La forma y los elementos decorativos lo caracterizan de Cristo en el trono, y de su victoria sobre
como un trono. la cruz es presentada la muerte hay los símbolos
como una cruz de los cuatro evangelistas:
gloriosa, enjoyada a los lados de la cruz,
y resplandeciente. el toro alado representa

Cátedra a san Lucas, y el león


alado a san Marcos.

En su origen el asiento del obispo debía ser portátil y estar fabri-


Nombre cado de madera, lo cual permitía colocarlo en el interior de la
Del griego kathedra,
asiento iglesia según lo indicado para cada celebración. El asiento del
Definición
obispo, a diferencia de los asientos comunes, que presumible-
Asiento episcopal mente debían ser de forma parecida a la de las sillas curules
en la iglesia madre
romanas, se fue diversificando, al tener que subrayar el honor que
de la diócesis
se le tributaba, comparado al de un dignatario imperial. La cáte-
Función
El asiento del obispo dra debía tener, por tanto, brazos recubiertos con preciados
Difusión iconográfica paños ' y un respaldo. Pueden encontrarse imágenes de dicho
Antiguamente .se asiento en las representaciones de la etimasia, del Cristo en majes-
representaba a Cristo
Pantocrátor sentado
tad o Cristo Pantocrátor de las basílicas paleocrlsÚanas. En época
en la cátedra, o con de Constantino se abandonó la madera en favor d; la piedra, que
el asiento vacío,
resultaba más adecuada a la monumentalidad de las
en las bóvedas de
cascarón del ábside. nuevas construcciones. En el mismo período se
A continuación se
fijó el lugar de la cátedra, que se situó preferen-
representa la cátedra
en escenas narrativas temente en el centro' del hemiciclo del ábside
relacionadas con y elevada sobre algunos escalones. A con-
la actividad del obispo San Pedro, reconocible por los
tinuación es desplazada a la izquierda, ele- rasgos fisonómicos ya definidos
San Pablo, con cara
vada sobre tres peldaños, mientras qu~ su alargada, luenga barba en el siglo IlI, ocupa un puesto
y casi calvo, participa de honor cerca de Cristo,
estructura se acerca a que lo pone a la cabeza de
sentado a su diestra
la representación de de la gloria de Cristo la Iglesia fundada por él.
un trono: se eleva el y recibiendo, como Pedro, .
la corona de la gloria. La cátedra en la que está sentado
respaldo y se remata Cristo Pantocrátor corresponde
con un dosel. Desde con toda probabilidad
a los primeros tipos de cátedra
aquí el obispo asistía ePiscopal: realizada en piedra
a la celebración; en Para completar la manifestación y ricamente decorada, está
de Cristo, se representa al grupo tapizada con cojines y lujosos
caso de que tuviera paños que dan a quien se sienta
de los doce apóstoles.
también que presi- en ella una dignidad imperial.
~ Cátedra de Pedro,
basílica de San Pedro, dirla, se utilizaba
Ciudad del Vaticano. .& Cristo Pantocrátor, inicio
una silla portátil del siglo v, basílica de Santa
llamada faldistorio. Prudenziana, Roma.

14 15
Cátedra

El ángel de la revelación Uno de los asientos resplandecientes de la visión, Dos angelotes La tiara, máximo distintivo del pontífice, corona
sustituye a la voz el situado en el centro, es más grande que llevan otro la estructura de la cátedra de san Pedro realizada
del Espíritu Santo que, los otros. Giotto vuelve a proponer la estructura atributo de Pedro: por Bernini bajo el pontificado de Alejandro VII
según la Vida segunda del asiento obispal al remitirse a la narración las llaves, símbolo para que fuera colocada en la zona del ábside
de Tomás de Celano de la visión de los tronos, el más grande de los de las llaves del cielo de la basílica. La intención era trasladar a ella
(Fuentes franciscanas, 707), cuales estaría reservado al mayor de los ángeles. que Jesús le prometió la antigua cátedra que se creía utilizada por el
narra su visión al hermano Sin embargo, este se había rebelado y, por tanto, al erigir sobre propio san Pedro, cuando en realidad fue un
que acompaña el trono se reservaba ahora al más humilde él su Iglesia. regalo de Carlos el Calvo al papa Juan VI
a san Francisco. de los hombres, san Francisco. en el siglo IX.

El gran trono de bronce


está rodeado por
las figuras de los cuatro
padres de la Iglesia:
los obispos san Ambrosio
y san Agustín y los doctores
orientales san Atanasia
y san Juan Crisóstomo.

El elemento central que remite


San Francisco está absorto a la oración del santo es la cruz
en la oración, arrodillado situada encima del altar
~ Giotto, Historias con devoción delante colocado en una sección ~ Gian Lorenzo Bernini,
de san Francisco: la visión del crucifijo, y naturalmente arquitectónica de la que quedan Cátedra de san Pedro (detalle),
de los tronos, 1297-1299, no repara en la visión la bóveda de cascarón del ábside 1657-1666, basílica de San Pedro,
basílica superior, Asís. de su hermano de religión. y la cubierta del artesonado. Ciudad del Vaticano.

16 17
I________________________________________________________ ~
L ____- - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Ambón

Plataforma elevada con antepecho, a menudo con dos escaleras La presencia del incensario llevado por un
clérigo, precedido por otro que porta la naveta,
para el acceso a ella, situada fu era del presbiterio, del lado indica la solem nidad del momento en que
derecho respecto al altar. se harán visiblem ente los honores a la palabra
de Dios por m edio del rito de la incensación.

Ambón
. En las iglesias cristianas del siglo IV ya existe un lugar elevado
Nombre para la lectura y la proclamación de la palabra de Dios, donde
De etimología incierta,
debían subir el diácono y el lector. Los primeros testimonios de
derivaría del latín
tardío ambonem, a su carácter disciplinar (Concilio de Laodicea, año 371) subrayan la
vez del griego ambo nos, Un clérigo sostiene
prohibición de subir al ambón a todo aquel que no hubiera sido
que significa superficie la mitra al
curva y que era su designado oficialmente. En su origen debían hacerse de madera, oficiante, que
forma originaria. y por esta razón los más antiguos no han llegado hasta r¡osotros. se dispone a hacer
Se le llama también, la lectura del
impropiamente, púlpito La función principal del ambón fue la proclamación de 'la pala- texto sagrado.
Definición bra de Dios, en las lecturas del Antiguo Testamento, de las Epís-
Tribuna con antepecho tolas o de los Hechos de los Apóstoles, de los Salmos y d~l Evan-
situada en una posición
elevada en el interior
gelio. Según los antiguos testimonios, el ambón podía tener
de la iglesia varios niveles, dependiendo de la lectura; realizado con una
Función estructura parecida a una torre: podía estar rematado con un
Desde él se proclamaba cimborrio, y por lo ge!1eral tenía dos escaleras, una que miraba
la lectura -de la Palabra
de Dios, se predicaba al este y la otra encarada al oeste, orientadas tal como se hacía
y se recitaba el credo sim'bólicamente la planta de la iglesia. Estaba situado fuera del
Fuentes espacio del 'presbiterio, del lado derecho respecto al altar.
Constituciones
apostólicas, Didascalia,
Concilio de Laodicea
del siglo IV (can. 15)
Difusión iconográfica
Ligada a las
representaciones
de celebraciones
litúrgicas

El candelabro del cirio


pascual está cerca
del ambón, puesto aquí
~ Ambón de Enrique Il, después de la bendición,
principios del siglo XII , .. Inicial miniada, Exultet,
,finales del siglo xIII-principios al comienzo de la
catedral, Aquisgrán.
del siglo XIV, Biblioteca Apostólica celebración pascual
Vaticana, Ciudad del Vaticano. del Sábado Santo.

19
18
L-_____________________________________________________________ '~
I -------------------------------------------------------------------------

Ciborio

Baldaquino arquitectónico, sustentado por cuatro columnas El ambón en piedra Una cruz de madera Un cibório
decorado pintada, en la parte en forma
que domina el altar. En algunos casos se llama ciborio al tipo con refinadas frontal, está situada de baldaquino se
de templete sobre el sagrario. marqueterías se ligeramente inclinada alza sobre cuatro
halla a la izquierda hacia delante sobre columnas a modo
del altar, encima el cancel, según de protección del
del cancel que la costumbre de la época; altar. Con ocasión

Ciborio separa el presbiterio


de la zona de la
iglesia reservada
a los fieles.
la pintura del Cristo
crucificado que había que
venerar resultaba así más
de la solemne
festividad navideña, .
ha sido adornado
realista y cautivadora. con guirnaldas.

A partir del siglo IV el altar es ya estable y no móvil en el interior


Nombre de iglesias y basílicas. Encima de él, se levanta también un balda-
Del caldeo kiborion,
que significa quino que originariamente es una estructura provisional de ma-
«arca-fuego, luz » dera, a menudo con ricos adornos de plata, transformada poste-
Definición riormente en una estructura arquitectónica muy importante que
Baldaquino se desarrolla desde las primeras formas interesantes de la Alta
generalmente
arquitectónico puesto Edad Media hasta las grandiosas realizaciones barrocas. Las
como protección de fuentes antiguas no nos dicen que naciera como elemento litúrgi-
algunos lugares
de la iglesia, en co ligado al culto, ni se sabe tampoco c(ue fuera obligatorio para
particular del altar rito alguno que requiriese el ciborio, que luego es simplemente un
Función accesorio del altar. El ciborio tenía un uso profano, se trataba de
Simbólica y protectora
un edículo que dominaba el trono del emperador tanto dentro de
Difusión
palacio como en los lu- Los frailes
Desde la época
acompañan,
paleocristiana sobre gares públicos: era un
cantando,
todo ep. Italia, signo de dignidad impe- la celebración
en particular en la zona navideña.
de Roma, de la que rial que no tardó en re-
se extiende .al Lacio, cuperar la Iglesia cris-
la Toscana; la Romaña
y el Véneto. tiana como muestra de
Con Carlomagno honor particular para el
se extiende por toda
Europa hasta lugar del sacrificio divi-
el Renacimiento, no. Del mismo modo,
con fuerte recuperación
en la época barroca
así como el emperador,
divinizado, se sustraía a
Difusión iconográfica
Ligada a las la mirada del público,
representaciones de también podía suceder
celebraciones litúrgicas
que se ocultara a los fie- San Fracisco, en la Navidad
les el momento culmi- de 1222, cuando quiso
preparar una representación
~ Amolfo di Cambio, nante de la liturgia ce- sagrada que evocase el
Ciborio, 1293, nacimiento de Jesús,
Santa Cecilia rrando los lados del
.. Giotto, El pesebre de Greccio, era diácono, razón por
in Trastevere, Roma. ciborio con unas colga- la cual se le representa
1297-1300, basílica superior,
duras. Asís. con una dalmática.

21
20
Ciborio

Edículo cerrado con una portezuela. Puede estar sobre el altar


mayor, suspendido, o bien tal como al otro lado de los Alpes a
finales del'siglo X I V, empotrado cerca del altar en cornu evangelii.
El imponente ciborio en forma de
baldaquino, obra de Gian Lorenzo Bernini,

Sagrario
sustentado sobre unas columnas salomónicas
de bronce, ocupa el amplio espacio
bajo la cúpula y llama la atención
sobre el altar de la confesión.

La prescripción de conservar la píxide, o copón, con las hostias


consagradas sobre ~l altar es del siglo IX. Poco a poco se consoli- Nombre
Del latín sacrarium,
dó, por seguridad, la costumbre de encerrarla en un receptáculo
de sacer,
que se estructuró\ modo de un pequeño sagrario, adoptado prin- «sagrado, sacro»
cipalmente en Italia y en Francia. En 1215 el sínodo Lateranense Definición
prescribió la necesidad de estructuras cerradas para conservar las Edículo cerrado

píxides y se volvieron frecuentes los sagrarios murales, bastante Función


Lugar donde se
extendidos durante el siglo xv en Italia y en Alemania. Estos edí- guarda y deposita a
culos murales estaban situados alIado del altar en cornu evange- Cristo sacramentado
lii (a la derecha), provistos de una portezuela con cerradura y una Fuentes
especie de marco, normalmente de mármol, con relieves alusivos Rationale divinorum
(V, 1,15),
al misterio de la Eucaristía. Al otro lado de los Alpes, desde fines prescripciones del
del siglo XIV y hasta el XVII, se optó por estructuras arquitectóni- sínodo de san Juan
de Letrán, Ritua le
cas verticales en cuyo interior podía verse también el ostensorio Romanorum. Decreto
con la hostia consagrada. El sagrario fijo en el centro del altar se de la Congregación de
los Ritos (1863)
estableció entre los siglos XVI y XVII, hasta la prescripción de
Según la liturgia que Entre los diversos Difusión iconográfica
siguió vigente hasta el peregrinos arrodillados Pablo V en el Ri-
Ligada a las
Concilio Vaticano II, para la misa resultan tuale Romano- representaciones
el sacerdote celebraba reconocibles, por el celo _ de celebraciones
la misa vuelto hacia y la conciencia de estar rum de 1624. En
litúrgicas
el altar que estaba llevando a cabo una tarea 1863, se institu-
adosado a la pared, importante, la guardia
dando la espalda suiza armada con yó como único
a los fieles. alabardas. sagrario el que
había fijo cerca
del altar mayor.
Si el Santísimo
Sacramento está
.... Giovanni Delia
en el sagrario, se Robbia, Sagrario,
cubre con un co- finales del siglo
• John Sacrlett Davis, Interior xv-principio
de la iglesia de San Pedro napeo o se colo- del XVI, Santi
en Roma, 1842-1844 , Apostoli, Florencia.
The National Museum and
ca una lamparilla
Ga llery of Wales, Cardiff. cerca de él.

22 23
------------------------------------------------------------------------------~

Sagrario

Para protección El sagrario de tipo El sagrario hacia el cual La luna, oscurecida Una lámpara
del sagrario hay arquitectónico tiene dirige su mirada juliana parcialmente, es la visión que se encendida cerca
un alto ciborio forma de antiguo es !ie un tipo especial, le repetía a juliana: representaba del sagrario es señal
construido siguiendo templete rematado probablemente de una a la Iglesia militante que había de la presencia
también formas con la estatua de jesús de las formas más perdido su esplendor por del Santísimo
clásicas, al gusto impartiendo la bendición. antiguas, los que se la caída en desuso de la Sacramento
romano del Regalado a la catedral de colgaban cerca del altar. celebración del Corpus Christi. en su interior.
siglo XVI tardío. Milán por el papa Pío rv,
el pintor lo reproduce
con cierta fantasía.

El cardenal san El altar de la oración de la santa


Carlos, sentado está cubierto con un simple mantel
Entre los Santa juliana de Mont-
en un faldistorio blanco: la lisura de los pliegues
eclesiásticos Cornillon, una monja
colocado delante del y lo sencillo del ajuar evidencian
convocados por cisterciense del siglo XIII,
altar, con vestimenta el extremo cuidado del pintor.
el cardenal es está representada en actitud
obispal caracterizada
posible reconocer de adorar al Santísimo
por la magnífica capa .. Hermanos Fiamminghini, .. Philippe de Champaigne,
a los numerosos Sacramento, en el momento
pluvial y por la mitra, San Carlos Borromeo celebra La misa de santa Juliana,
obispos auxiliares, en que comprende el sentido
preside la celebración seis concilios provinciales h. 1650, The Trustees of the
los sacerdotes profundo de una visión que
de un concilio y once sínodos diocesanos, Barber Institute of Fine Arts,
y los clérigos. Universidad de Birmingham. había tenido varias veces.
o de un sínodo. 1602, catedral, Milán.

24 25

. lA
- Frontal

Paramento del altar del lado que da a los fieles. Puede ser Un ángel desciende sobre el altar Un retablo de altar
para depositar una nota en la que resplandeciente realizado como
de distintos materiales, de tabla de madera, tela, metal precioso se lee que el gran pecado por una obra de preciosa orfebrería
engastado de piedras y gemas, mármol y estuco. el que estaba celebrando la misa presenta en el centro la imagen
san Egidio ha sido perdonado. repujada de Cristo Pantocrátor.

Frontal
Es probable que, desde que el altar estaba constituido por una
Nombre . estructura móvil y provisional, se considerara necesario cubrir-
Del latín frontis,
frente; también lo con un mantel, que tenía inicialmente una razón práctica,
llamado antependium pronto cargada de un simbolismo ligado a la solemnidad del
o dosel
ágape o al honor debido a los que participaban en él. Del sim- El rey Carlos,
Definición
ple mantel derivó la costumbre de realizar ornamentos para la con el manto de
Paramento portátil armiño y la corona
del altar parte delantera, cuando todavía el sacerdote celebraba de cara real, había pedido
Función a los fieles; de él derivó el uso del frontal como adorno que se al abate Egidio
Decorativa que celebrara por él
podía cambiar según el tiempo de la liturgia o del tipo de cele- una misa para que
Difusión iconográfica bración. El mayor desarrollo de estos elementos decorativos se le fuera perdonado
Ligada a las un grandísimo
representaciones produjo en el siglo XI y se prolongó aún por un tiempo hasta el pecado. Al asistir
de celebraciones definitivo cambio de orientación del altar, desplazado al fondo devotamente a la
litúrgicas . celebración con
del presbiterio o del coro, ante el cual celebraba el sacerdote
el propio misal,
dando la espalda a los fieles y ocultándolo a la vista. Los fron- se muestra muy
tales fueron codificados en época postridentina como para- asombrado.

mento solo del lado de los Jieles. ' Se realizaron frontales de los
más variados tipos y materiales; telas ricamente recamadas o
pintadas, tablas historiadas, láminas metálicas, a veces doradas,
repujadas o cinceladas, estuco coloreado o mármol.

~ Paolo Uccello,
San Egidio levanta con
Milagro de la hostia ambas manos la hostia
profanada, detalle de
Un precioso frontal consagrada mientras lee
la predela, 1465-1469,
Galleria Nazionale de tela roja labrada el canon, la plegaria
delle Marche, Urbino. recubre y decora de la consagración,
~ Maestro de Saint-Gilles,
del libro litúrgico colocado
Misa de san Egidio, h. 1500,
National Gallery, Londres.
la parte delantera
del altar. ,oh" d alta'- rl
~
26
Libros distintamente adornados e historiados, incluidos Se presenta como un marco dentro del cual se inserta un texto
en las representaciones de ceremonias litúrgicas o como escrito. E';n el siglo X VI se ponía encima del altar, y a partir
atributos de personajes religiosos. del siglo siguiente se usaron tres tablillas.

Libros litúrgicos Sacra


Durante los tres primeros siglos de vida de la Iglesia cristiana el Antes de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano 11, ya en el si-
Nombre único libro litúrgico fue el texto de la Biblia. Circulaban, sin em- Nombre
glo XVI, se había vuelto de uso común durante la misa, para el
Misal, oracional, Del latín sacra,
leccionario, evangeliario bargo, textos no propiamente litúrgicos, pero que daban indica- sacerdote, el valerse de partes escritas colocadas sobre el altar «sagrado »
Definición ciones de tipo litúrgico. La tradición apostólica surgida en torno para ayudarle a recordar. Se establecieron tres partes, con ele- Definición
Libros para las a1215, con indicación de ritos y fórmulas, podría considerarse el mentos invariables, de la celebración, insertas en marcos y pues- Tablilla enmarcada
celebraciones litúrgicas que contenía partes
primer texto litúrgico. En este tiempo existía todavía una gran li- tas sobre el altar, en el centro y en los lados. Parece que al prin-
Función de la liturgia
Sacramentario: libro del
bertad y creatividad, que se irán perdiendo en época posterior, cipio se usaba solamente el texto escrito del Gloria, de ahí la
Función
oficiante con fórmulas del siglo IV al VI, con la aparición de textos de cualquier Iglesia denominación en italiano de «cartagloria », colocado en el cen- Memorándum para
para los sacramentos; para fijar, aunque no de una manera oficial, las formas litúrgicas. la celebración
leccionario: lecturas de la
tro del altar, al que se añadieron posteriormente otras oraciones:
misa; antifonario: cantos; El establecimiento de los primeros libros litúrgicos se produjo en la del Canon y del Ofertorio, llamado Canon minar, y las fór- Fuentes
ordines: estructura de la Sínodo de Milán,
el siglo VII; aparecieron así los sacramentarios, con las fórmulas mulas que había que recitar en voz baja; por eso también se lo
celebración; pontifical: 1576 (citado por
fórmulas y ritos del de la Eucaristía y los sacramentos para el oficiante, los lecciona- denominó de sacra o tablilla de las secretas. En un segundo mo- san Carlos)
obispo; misal: el orden rios con las lecturas de la mento, siendo algo ya corriente desde el siglo XVII, se añadieron Difusión iconográfica
y el modo de la
misa (antes se hacía la lectu- Ligada a
celebración eucarística; a la tablilla central otras dos, que se ponían en un lado del altar, y
la representación
oracional: oraciones de ra seguida de la Biblia) y los que podían tener la misma extensión o ser de celebraciones
las hor~s canónicas
antifonarios con los cantos litúrgicas
más pequeñas en comparación con la
Fuentes
Didaché; escritos de
(al principio sin anotacio- central. las oraciones que contenían
Clemente de Roma; 1 nes musicales). Más tarde, eran el texto del lava-
Apología de Justino;
tradición apostólica "
al acercarse el año 1000, se torio, la fórmula
del sacerdote fusionaron libros que con- para la bendición
romano Hipólito
tenían tanto las fórmulas del agua (en cor-
Difusión iconográfica como las indicaciones ri- nu epistulae),
Amplia difusión de la
presencia de los Libros tuales y las lecturas: fue el y el comienzo
en las representaciones de momento de la vuelta de del Evangelio de
las ceremonias litúrgicas
los pontificales, los misales san Juan (en cornu
~ La expulsión de los
mercaderes del Templo
(con las indicaciones para la evangelii). Antes de la
y el canon de los misa, el canto y las lecturas), Reforma, el sacerdote, en .... Luigi Valadier,
Evangelios, miniatura Sacra, 1762, basílica
del Codex Purpureus, y los breviarios, como el sal- la lectura del último de Santa Maria la
siglo V-VI, Museo terio, el sermonario, el him- Maggiore, capil.1a
Evangelio, hacía
Diocesano, Rossano. Borghese, Roma.
nario, el pontifical y el ora- una señal de la
cional. cruz sobre la sacra.

28 29
Sacra

El sacerdote bohemio, que dudaba Candelero encima o cerca del altar, próximo al ambón. En las
de la presencia real del cuerpo de Cristo según
celebracio,:es fúnebres se colocan cerca de los restos mortales.
la doctrina de la Transmutación, vio brotar
sangre de la hostia, elevada inmediatamente Son particularmente importantes los del cirio pascual.
después de la Consagración: es el milagro
de Bolsena, que se produjo en 1263.

Candelabro
La presencia sobre el altar Este objeto se centra en el simbolismo del fuego,
de seis candelabros (se ven que con su luminosidad y vibración es sig-. Nombre
tres y uno parcialmente, Del latín
suponiendo que por no de vida y lugq,r de la manifestación candelabrum,
simetría haya tres a un divina, según la visión de Moisés de la candelero
lado y tres al otro) podría Definición
indicar la solemnidad zarza ardiente (Éxodo 3,1-6). Este sentido
Sustentáculo para
de la celebración de se ha mantenido en la liturgia en la llama de °
la vela el cirio
una misa cantada.
las velas y en algunos signos que remiten a ' pascual
este simbolismo: la bendición del fuego nuevo Función
en la noche de Pascua, el cirio pascual encen- Simbolismo de la
manifestación divina
dido por este fuego, la colocación del cirio
Fuentes
Sobre el altar, el marco de cerca del ambón como anuncio visible de
la sacra con las oraciones Éxodo,3,1-6,
escritas de las partes fijas Cristo resucitado. Los candelabros que se Liber Pontificalis 1,
de la misa. pp. 173-181
colocaban en las iglesias cristianas reto~a­
Difusión iconográfica
ban los motivos decorativos y los materia-
Ligada a la
les usados entre los romanos, en particu- representación
de celebraciones
lar el mármol. Durante la Edad Media el
litúrgicas
candelabro propiamente dicho fue utili-
zado casi exclusivamente para las fun-
ciones religiosas. Podían ser -de bronce y se
colocaban preferentemente encima del al-
tar, pero también hay muchos y estimables
testimonios de candelabros de mármol que
seguían la tradición romana. Entre el
gótico y el Renacimiento se desarrolla-
ron motivos cada vez más preciosos
para la realización de candelabros, al
principio inspirados en motivos ar- .... Candelabro,
siglo XVIII, basílica
El subdiácono, quitectónicos con nervaduras y de San Giovanni in
arrodillado detrás molduras variadas de columnitas, Laterano, Roma.
~ Anton Maria Panico, del oficiante, sostiene
Misa de Balsena, h. 1600, la patena bajo
hasta hacer del candelabro una
San Salvatore, Farnese. el velo humeral. verdadera obra de arte.

31
30
----------------------------------------------------------------------------,------------------------------------------------------------------~------------

Candelabro

La imagen de Cristo resucitado Unos preciados candelabros Lorenzo lleva sobre


La pequeña imagen de Jesús puede verse sobre el cáliz
con la cruz, presente en sirven también para aliviar sus ropas una dalmática
en el momento de la Consagración, durante
la escultura que adorna el altar, la pobreza de los de diácono de anchas
la celebración de una misa en la que Gregario Magno
sirve una vez más para subrayar desamparados asistidos mangas.
había pedido el milagro para convencer a una mujer
que no creía en la presencia real del cuerpo de Cristo la presencia de Cristo en por el diácono Lorenzo.
en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. el Santísimo Sacramento.

Según una costumbre


establecida durante e! siglo XVII,
los candelabros se colocaron
preferentemente sobre el alt.ar,
fijándose también su número, Los diáconos tenían
que fue de seis por misa la misión de socorrer
cantada, cuatro y ¿os a los necesitados
para la rezada, siete para y a las viudas.
la función pontifical. Lorenzo, ante
el emperador que
le acusa de haberse
La espléndida tiara de Gregario apropiado de unos
es su atributo iconográfico tesoros que le
como distintivo de! papa. .correspondían a él,
le responde que
el verdadero tesoro
El misal para el oficiante de la Iglesia son
colocado sobre el atril los pobres .
confirma el significado del
. milagro con la representación
de la crucifixión.

Entre los objetos


del tesoro que se había
Un niño alarga encargado a Lorenzo
El diácono y el subdiácono los brazos para coger distribuir entre los pobres
se acercan al altar con un alto ostensorio. hay un incensario . .. Bernardo Strozzi,
.. Cesare Aretusi y Gabriele el incensario y la naveta La limosna de san Lorenzo,
Fiorini, La misa milagrosa para proceder a la incensación h. 1638-1640, San Nicola
de san Gregario Magno, 1580, que tenía lugar durante la di Tolentino, Venecia.
Santa Maria dei Servi, Bolonia. consagración del pan y del vino.

33
32
Cruz

Puede tener diferentes tamaños, con o sin la imagen del Es el obispo quien Entre dos Las altas
celebra las exequias candelabros, en un y numerosas torres
crucifijo. La cruz alzada es montada sobre un asta para llevarla altar preparado para
fúneb res. Sobre sus son un elemento
en procesión y por este motivo está decorada por ambas partes. vestiduras lleva el la misa rezada, hay distintivo de la
alba, la capa pluvial y puesta una gran cruz, pequeña ciudad
la mitra en la cabeza. objeto de orfebrería. de San Gimignano,
en la que vivió y

Cruz Según la costumbre


del tiempo, las manos
están enfundadas en
unas quirotecas.
murió santa Fina.

Las primeras representaciones de la cruz fueron aceptadas con


Nombre gran dificultad por los cristianos ya que, como escribió san Pablo,
Del latín cruz,
cruz, tormento era «escándalo para los judíos, locura para los gentiles» (1 Corin-
Definición tios, 1-23); preferían evitar la representación del instrumento de
Principal símbolo tortura o del verdadero supli-
de la fe cristiana
cio sufrido por Jesús, concen-
Función
trando su atención en la gloria
Uso litúrgico
muy extendido de la cruz como instrumento de
en el siglo IX. redención. El culto se ~xtendió
La imagen
del crucifijo tras la «paz de Constantino»
fue obligatoria (desde 313), que concedió la li-
a partir de 1570
bertad de culto también a los
Fuentes
San Pablo (1 Corintios, cristianos a raíz de descubrirse
1-23); Misal romano la vera cruz por parte de santa
de Pío V
Elena, madre de Constantino.
Difusión iconográfica Con la reforma del misal roma-
En toda la historia
del ar~ cristiano no (papa Pío V, 1570) la ima-
gen del crucifij o en la cruz del
altar pasó a ser obligatoria. Las
cruces procesionales, o cruces
alzadas, están decoradas por
ambas partes, pintadas, talla-
das o repujadas.
Desde la época medieval El clérigo lleva sobre su ropa una
tuvo amplia difusión la cruz sobrepelliz muy larga y de mangas.
bastante anchas. Con el tiempo, esta
pintada sobre tabla, de gran-
vestimenta se verá paulatinamente
des dimensiones, utilizada a acortada y adornada tanto en
~ Artista veneciano, el faldón como en las mangas
Cruz de san Teodoro ,
modo de retablo de altar o pa-
con elegantes encajes.
siglo xv, Gallerie ra poner sobre el ca,ncel, que
, I
dell'Accademia, Venecia. Jt. Domenico Ghirlandaio,
separa el presbiterio de la nave Exequias de santa Fina, 1475,
en las iglesias. colegiata, San Gimignano.

34 35
Cruz

Entre los objetos de culto del altar están aquellos que se


consideran.. más importantes: un cáliz en forma de copa
con pedestal, acompañado siempre de una patena.

Cáliz y patena
Para la celebración de la Eucaristía se elige como vaso sagrado
el cáliz porque en la época en que iba' tomando cuerpo el culto Nombre
Sobre el altar, entre Cáliz, del latín
dos velas encendidas, era el recipiente qlás usual para beber, en un ágape que se cele- calice; patena, del
campea el crucifijo: braba en las casas particulares con los elementos más corrientes. latín patena,' que
el cuerpo de jesús significa plato
tan bien definido, El carácter sagrado de la consagración del vino en el cáliz se vio
colgado de la cruz en Definición
subrayado por el signo simbólico de la belleza y lo precioso del
el momento de la Vaso sagrado de uso
muerte, pretende ser propio cáliz. La forma del cáliz ha permanecido prácticamente litúrgico; platillo
un vínculo con invariable, modificándose en cam- Función
la muerte próxima El cáliz sirve para la
, de san jerónimo. bio las proporciones entre la copa
consagración del vino
y el astil. La primera tuvo forma y la administración
semiesférica, más o menos acam- de la Eucaristía;
en la patena se
panada, mientras que al segundo deposita la hostia
se dotó de un nudo poligonal Difusión iconográfica
Un joven monje con una función decorativa, pero En toda la historia
sostiene del arte cristiano
también práctica, para facilitar su
amorosamente
al anciano jerónimo agarre por el sacerdote. Los cálices eran
mientras recibe decorados según el gusto de la época y con
la última comunión.
El hábito de los materiales preciosos para subrayar el
cistercienses es preciosismo del contenido sagrado, con
anacrónico, pero trata
de recordar el largo
rasgos decorativos inspirados en el simbo-
tiempo vivido por lismo eucarístico tanto en la copa como en
el santo en el
la base y en el nudo; 'sobre todo (al menos
monasterio de las
cercanías de Belén. desde 1286) a partir del establecimiento
del rito de la eleva tia ca licis , cuando el
oficiante alzaba el cáliz para
mostrarlo a los fieles. El cáliz
Lo extraordinario del
es todavía de metal y con el .... Manufactura
de Lübeck, Cáliz,
acontecimiento lo constituye la fondo dorado. Va acom- siglo XVIII, Museo
.. Lucio Massari, Última presencia de dos ángeles arrodillados pañado siempre de la Poldi Pezzoli,
comunión de san Jerónimo, con la palia haciendo la función de Milán.
1625, San Paolo Maggiore, clérigos que asisten a la patena, un platillo para
Bolonia. administración del viático. depositar la hostia.

36 37

I
Cáliz y patena

La imposición de manos Encima del pequeño El papa san Sixto procede a la ordenación El diácono se acerca al
sobre la cabeza altar hay colocado del diácono. Su rostro es en realidad el retrato de pontífice alargando e/libro
del presbítero postrado de un políptico portátil, Nicolás V, quien encargó la decoración de la capilla de las oraciones para el recién
rodillas delante del obispo reconocible porque los Nicolina, que toma su nombre de él. Lleva en la ordenado. De la ancha manga
es un gesto significativo paneles laterales pueden cabeza una alta tiara cónica en la que se reconocen izquierda se ve asomar
de la ordenación cerrarse sobre el central, perfectamente las tres coronas superpuestas. el manípulo.
sacerdotal, gesto del que para facilitar el traslado
se habla ya en los Hechos y proteger las partes
de los Apóstoles, pues es pintadas.
la forma 'de conferir
el Espíritu Santo.

Por detrás del


oficiante se acerca
un ministro con un
velo humeral de
ligerísima tela,
dispuesto a tomar
la tiara del papa
que se la sacará de
la cabeza durante la
celebración de
la Eucaristía.

Dos clérigos con visible


tonsura y que visten
unos amplios hábitos El obispo dona un cáliz
largos hasta el suelo al nuevo presbítero,
y encima una sobrepelliz en señal de su ministerio.
de mangas muy anchas, El objeto de oro tiene Para la ordenación
asisten a la ordenación una copa semiesférica se hace entrega al nuevo Lorenzo, arrodillado cerca del
sosteniendo dos y en el astil un grueso diácono de un cáliz y papa, sentado sobre un faldistorio,
.. Escuela romana
del siglo xv, La imposición candelabros. nudo poligonal. de una patena. El papa en actitud de recibir la ordenación
de manos y la entrega del cáliz ofrece el vaso sagrado de diácono, viste aún una sotanilla
miniatura del Tratado sobre la' sosteniéndolo por el nudo, de subdiácono, que se distingue
.. Beato Angelico, San Lorenzo
dignidad episcopal de Domenico pero sin que deje de simplemente por las mangas
es ordenado diácono por san
Dominaci, h. 1460, Biblioteca Slxto papa, 1448-1449, Palazzi entreverse una preciosa ligeramente más estrechas
Ambrosiana, Milán. Vaticani, capilla Nicolina, decoración en el astil. que las de la sotana.
CIudad del Vaticano.

38 39
Cáliz y patena

Cristo habla a los apóstoles Jesús utiliza la patena


El aspecto de san Juan, apóstol mientras les da a comer para repartir la Eucaristía:
y evangelista, es por lo general el de un la Eucaristía, su propio con toda probabilidad, en esta
joven, al ser, según la tradición, el más cuerpo, bajo la especie representación se reproduce
joven de los doce elegidos por Jesús. del pan consagrado. el gesto del sacerdote.

Del cáliz surge un ser monstruoso, un


pequeño dragón: es un recuerdo de la
historia, transmitida por los hechos
apócrifos, de la copa envenenada que
un sacerdote de Diana quería hacer beber
a Juan, el cual, tras haberla bendecido,
hizo salir de ella al espíritu malvado bajo
la forma de una serpiente.

San Pedro ayuda


a Jesús en la
El cáliz, que debería ser una simple copa administración,
para beber mencionada en el episodio acompañándole
de la copa envenenada, es equiparado con el cáliz
a los más bellos cálices litúrgicos del de oro del vino.
primer barroco español con un preciado
trabajo de piedras y esmaltes.

Judas es el único de
ALiado de san Juan aparece el águila,
los apóstoles que mira
su principal atributo como evangelista.
distraídamente fuera
Se la relacionó con él porque se encuentra ... El Greco, San Juan del cuadro, y también el
en el texto de su Evangelio la más alta Evangelista y san Juan Bautista,
Los apóstoles reciben único sin el sutil círculo
espiritualidad, unida a esta ave que vuela (detalle),1600-1607,
con devoción el dorado de la aureola,
más alto que las demás. Museo del Prado, en depósito
Santísimo Sacramento. aunque arrodillado,
en el Museo de Santa Cruz ocupado en abrir su
de Toledo, Madrid. Según los planteamientos
bolsa, signo de la función
geométricos ideales
del Renacimiento, de tesorero que tiene
• Luca Signorelli, La comunión en el grupo de los doce,
de los apóstoles, 1512, Museo se colocan en semicírculo
en torno a Jesús. . y símbolo de traición.
Diocesano, Cortona.

41
40
L -_________________________________________________ ~~

Píxide

La píxide resplandeciente, cubierta con San José de Copertino, con hábito


Se asemeja a un cáliz ~e amplia copa cerrada por una tapa, de franciscano de la familia de los
un conopeo blanco con decoración de
rematado frecuentemente .con una cruce cita. En ocasiones oro, contiene el Santísimo Sacramento. conventuales, entra en éxtasis ante
Es objeto de devoción de los fieles la visión de la píxide que guarda
solemnes se cubre con una tela preciosa. el Santísimo Sacramento.
y causa el éxtasis levitante del santo.

Píxide Un canopeo de tela


dorada y adornado
con cenefas cubre
el sagrario en el que
se ve la portezuela
En un primer momento el uso ·de la píxide, o copón, estuvo liga- abierta para poder
sacar la píxide para
Nombre do al del sagrario, y su uso autónomo se estableció en torno al la exposición de las
Del griego pyxis, Cuarenta Horas.
«vaso», derivado de
siglo IX. Desde finales del siglo XVI, inmediatamente después del
pyxos, «boj», porque Concilio de Trento, la tipología de la píxide estaba ya fijada: una
originariamente er<l.. un
base formada por un pedestal con un astil sobre el que se coloca
vaso de madera de boj El sacerdote
un vaso cerrado por una tapa. El vaso podía tener que preside la
Definición
Vaso sagrado con tapa forma cilíndrica llamada «de torre», o de copa, procesión expone la
píxide sin tocarla con
Función como en un cáliz, pero generalmente hemisfé- las manos desnudas,
Custodia de las hostias rica y más bien ancha. La tapa que cerraba la sino que utiliza un velo
consagradas humeral del color
píxide lleva una cruz en el ápice. La píxide
litúrgico exigido.
Difusión iconográfica
Raramente presente
tenía que estar siempre hecha con materia-
les preciosos. En otro tiempo, cuando las
También el altar está
hostias consagradas se guarda- adornado con manteles
que respetan el color
ban en su interior, era costum-
litúrgico de las
bre cubrir el precioso vaso Cuarenta H oras.
con un tejido llamado co-
nopeo (del griego «mos-
quito», porque deriva de
las cortinas para proteger
de los mosquitos utili-
zadas en Oriente), para
indicar la presencia de
Cristo sacramentado.
El conopeo podía ser de va-
rias formas, siendo la circular una
de las más utilizadas, pero también eran
~ Arte veneciano,
Píxide, finales del semicirculares, rectangulares o hechos con
siglo xv-principios La sombrilla procesional, del color litúrgico blanco,
cuatro paños cosidos para formar
del XVI, Victoria responde a las disposiciones imparttdas por e~ papa
and Albert Museum, una cruz. Se prefería realizarlos Clemente XII en 1730, más propias del tte:rzpo
Londres. .. Marco Caprinozzi, Éxtasis del pintor que del carácter histórico del acont~clmlento
en seda blanca o recamada, de san José de Copertino, 1776, (ocurrido en la segunda mItad del sIglo XVII).
o en otros tejidos preciosos. colección particular, Módena.

43
42
Píxide

Un arco desmoronado
El recipiente en el que a través del cual
el segundo Rey Mago pasa el cortejo de los
lleva su regalo, Reyes Magos es
el incienso, símbolo un motivo que suele
de divinidad, retoma estar presente en
la forma y los motivos la iconografía de la
decorativos de una Adoración, sobre todo
preciosa píxide litúrgica. en el Renacimiento,
para simbolizar el final
de la era pagana con
la venida de Cristo.

El tercer rey que rinde


homenaje al Niño
En la pequeña cabaña jesús le ofrece mirra,
que hay detrás de María, un ungüento precioso
se ven asomar los hocicos utilizado para
del asno y del buey, la preparación
siempre presentes del cuerpo en el
en las representaciones enterramiento:
de la Natividad y de la indica la verdadera
Adoración de los Magos, humanidad de jesús
que ya figuran en y se conserva en
las antiguas profecías una píxide formada
y en las narraciones por una amplia
de los textos apócrifos. copa semiesférica
que completa lo
perfecto de su forma
con una no menos
amplia tapa.

El tocado del primer Rey Mago


El primer regalo, ostenta una decoración parecida
A Alberto Durero, Adoración el oro, símbolo de a una corona, siguiendo la tradición
de los Reyes Magos, 1504, realeza, está contenido de la realeza de los sabios venidos de
Uffizi, Florencia. Oriente para adorar a jesús.
en un pequeño estuche.

44 45
Vinajeras

Dos pequeños vasos de forma variada para guardar líquido,


La representación de la
normalmente de reducido tamaño, dispuestos sobre el altar crucifixión en lo alto del gran
para la celebración de la misa. retablo del altar parece concluir
la narración de la Pasión,
completada en cambio por la
aparición pintada más abajo.

Vinajeras
Durante una misa,
Al principio, para la celebración de la misa y la preparación del
san Gregorio pidió un milagro
Nombre cáliz con vino yagua, se utilizaba un recipiente más bien gran- para acabar con
Del latín vinum, vino
la incredulidad de un fiel sobre
de, pues eran los fieles quienes llevaban el vino en sus propias
Definición la presencia real de Cristo
Entre los objetos vasijas llamadas amulae que, una vez vaciadas, se devolvían, en el Santísimo Sacramento
del culto están los pero a partir del siglo XIII se extendió la costumbre de las vina- de la Eucaristía; en la
jarrillos para el agua Consagración vio aparecerse a
y el vino; las vinaj eras jeras gemelas. En 1298, durante el sínodo de Wurzburgo, se Cristo, imagen del dolor,
sirven para los óleos establecieron las primeras normativas referentes a las vinajeras: con la sangre que, al brotar de
santos las heridas, iba a llenar el cáliz.
la materia debía ser preferentemente vidrio, peltre, oro o plata .
Función
Fueron llamadas también tinajitas, probablemente por su for- El subdiácono, al otro lado
Se usan en la misa
para llevar el agua ma habitual de cuello estrecho; su pequeño tamaño derivaba de del velo que hace las veces de
y el vino en la cancel (o iconostasio cuando
que ya desde los siglos XI y XII los fieles comulgaban solo con en el espacio no se define
Consagración.
La del agua, desde el pan. A lo largo de la historia se realizaron de distintos mate- claramente el presbiterio),
Pío V, sirve asimismo espera sosteniendo la tiara
riales, preferentemente el vidrio, y también de diversas formas. de san Gregorio papa.
para el lavatorio
de las manos Se conocen sin asa, en forma de cantimplora, de cuello alarga-
Difusión iconográfica do que hacía las veces de escanciador, o de jarra, sin pie, con el En uno de los bordes del
Ligada a las asa y el borde superior abierto en pico;;tienen casi siempre tapa, altm~ del mismo lado en
representaciones que está arrodillado el
de celebraciones con una marca para distinguir su contenido. Las vinajeras se
diácono que sirve la misa,
litúrgicas colocan en una bandejita llamada angarilla o más comúnmen- hay unas vinajeras.
te platillo.

Sobre el altar, a la izquierda


~ Arte veneciano del sacerdote, el misal en un
Vinajeras, siglo X~II, facistol para la celebración. Un pequeño • El Ba sca, Tríptico
Museo Poldi Pezzoli
Milán. ' No aparece la sacra, que portapaz, decorado de la A doración de los Reyes
evidentemente no se usaba tal vez con esmalte, M agos, alas cerradas,
aún como a comienzos del se halla colocado Misa de san Gregario, h. 15 10,
siglo x vr. sobre el altar. Museo del Prado, M adrid .

46
47
Ostensorio

Están realizados en metales preciosos o dorados y plateados, El ostensorio que sostiene santa Clara
es una probable derivación de las dos
como los relicarios o píxides con pedestal para exponer la formas del relicario y de la píxide
hostia consagrada. Raramente en madera tallada y dorada. de torre; la hostia para la exposición
se sustenta sobre un viril de oro.

Ostensorio
Los primeros ostensorios eran adaptaciones de otros objetos li-
Nombre túrgicos tales como relicarios, o píxides, a los que se añadía un
Del latín ostendere,
«mostrar»
viril, casi siempre de oro, indispensable para sostener la partícu-
la. El uso del relicario era el reconocimiento en la hostia con-
Definición
Recipiente para sagrada de la reliquia de Cristo, y el uso de la píxide como os-
la exposición tensorio era una simple prolongación del uso primigenio de
de la hostia
consagrada conservación de las hostias consagradas. La misma forma del os-
Función tensorio derivó así de la tipología establecida del relicario sobre
Exposición para un pedestal. No hubo necesidad de definir un objeto litúrgico pa-
la adoración
de la hostia
ra la presentación de la hostia
consagrada consagrada hasta el siglo XV,
Difusión iconográfica , gracias a la proliferación de las
Ligada a las procesiones del Santísimo Sacra-
representaciones
de celebraciones mento y a la institución de la de-
litúrgicas, voción de las Cuarenta Horas.
y en particular
a episodios Se fijaron también las formas
de la vida de propias del nuevo objeto litúr-
los santos
gico, de cuatro formas básicas:
«de torre», «de disco », «de
cruz» y «con figuras». Estas, con
el tiempo, sufrieron algunas va-
riaciones que desembocaron en
el ostensorio arquitectónico, de
copa, o radiado. La exuberancia
del arte barroco y la fuerte nece-
sidad simbólica de la época de La santa, con el sayal pardo y el velo negro
de las clarisas, tiene como atributo iconográfico un
~ Ostensorio con la Contrarreforma propiciaron la ostensorió, en recuerdo del episodio de su hagiografía
vides, plata, esmaltes, aparición, en el siglo XVI, de os- en el que se afirma que alejó de Asís a los sarracenos
gemas, siglo XVIII, yendo a rezar a la puerta de la ciudad, llevando
Tesoro de la catedral tensorios de astil Jigurado con ri- consigo una cajita de marfil con la Eucaristía,
Caltagirone. ' A Lorenzo Lotto, San Francisco
cos motivos vegetales y repre- y santa Clara, (detalle), 1526, pero la tradición iconográfica ha preferido sien:pre
Pinacoteca Civica, Jesi. mostrar a Cristo sacramentado en un ostensorto.
sentaciones alegóricas.

49
48
--------------------------------------------------------------~

Ostensorio

La aparición de Cristo es la confirmación En una columna, Pequeña tabla de forma y material variados con una imagen
de la verdadera sustancia de la hostia: simbólicamente con la misma
se muestra triunfante, envuelto cuerda que sirvió para atar a tomada de la Pasión, puesta sobre el altar. San Carlos prescribió
de luz, con los estigmas y la corona Jesús, están atados los haces que fuese de oro, plata o bronce, con la imagen de la Piedad.
de espinas, signos de su sacrificio. de varas de la flagelación.
A la derecha de Jesús
están representados los
DrinciDales instrumentos
de la Pasión: la cruz,
a la que están unidas
con una cinta la lanza
que traspasó su costado
y la caña con la esponja Es el nombre con que tradicionalmente se denominó la pequeña
empapada de vinagre. Nombre
placa con la representación de la Piedad o de otros motivos de
Forma abreviada de
la Pasión, que era presentada para el ósculo de la paz antes de la instrumentum pacis
Este tipo de ostensorio, Comunión, en particular en cel coro en las misas conventuales no
de refinadas formas Definición
arquitectónicas solemnes, y al obispo o altos prelados si asistían oficialmente a Pequeña imagen
goticistas, estaba de la Piedad
la misa rezada. La costumbre del ósculo de la paz derivaba de la
especialmente extendido Función
en el área ambrosiana, tradición hebrea, y fue adoptado por el cristianismo en la litur-
Era besada por
que era la del comitente gia eucarística como gesto de comunión fraterna antes de acer- el sacerdote en señal
y a la que estaba de conciliación antes
destinado este retablo carse a recibir el cuerpo y la sangre de Cristo .. La costumbre del
de la Comunión
de altar. beso de la paz, signo de pacificación de los ánimos según la ora-
Difusión iconográfica
ción de Jesús en la Última Cena, se mantuvo hasta las primeras Ligada a las
décadas del siglo xx. El pO,r tapaz podía ser de diversos materia- representaciones
de celebraciones
les, de madera, plata '" u oro, y de formas litúrgicas
diferentes: cuadradas, ovaladas,
mixtilíneas, arquitectónicas, cir-
culares. La imagen sagra-
Santiago apóstol da puesta en el centro era
contempla con las más frecuente que la de
manos juntas la visión
de Cristo; a sus pies la Piedad, con Cristo
vemos el cuchillo, solamente, acompaña-
su atributo iconográfico,
porque murió do por los afligidos, la
despellejado vivo. Virgen y san Juan, pero
las había con otras re-
presentaciones, como
la Virgen con el Niño,
o el crucifijo. Había
casos, además, en los
El espléndido frontal blanco La calza bajada permite ver
completa la sencillez la señal de la peste que contrajo que la tabla, hecha con ..... Taller italiano,
• Moretto, Cristo Eucarístico del altar que remite san Roque al ir de peregrinación un pequeño cimacio, Portapaz, 1680, Museo
con los santos Bartolomé y Roque, exclusivamente al a Roma; en el sombrero figuran Diocesano, Milán.
h. 1550, San Bartolomeo esplendor del Santísimo los símbolos de los lugares presentaba más de una
Apostolo, Castenedolo. Sacramento expuesto. de peregrinación. escena sagrada.

50 51
Portapaz

El clérigo oficiante El obispo La gran crucifixión Un recipiente en forma de copa con tapa calada, suspendido de
sostiene en la Machilla, vestido del fresco detrás
mano el báculo de pontifical, lee del altar sitúa la cuatro cadenillas para facilitar su manejo y utilizado junto con
pastoral del en el leccionario cruz directamente otro en forma de navecilla, realizados con metales preciosos.
obispo sin tocarlo la fórmula para a continuación
con las manos, la vestición de de aquella,
utilizando Brígida, mientras precioso objeto de
el sudario. sostiene en la orfebrería, en vez
mano el blanco de estar colocada
hábito monacal encima del altar.
que se le
entregará.
La costumbre de incensar los ambientes, muy extendida en el
Imperio romano, no formÓ parte de la liturgia cristiana hasta Nombre
Del latín incensum,
después de la época de las persecuciones, porque se consideraba incienso, de
demasiado ligada al mundo pagano. El incienso esparcido en el incendere, quemar
ambiente era signo de honor y veneración y se introdujo prime- Definición
Objeto litúrgico para
ramente solo para honrar a los difuntos y a continuación en las quemar incienso
funciones solemnes, dirigido al Santísimo Sacramento, al altar, a y recipiente
para guardarlo
la Palabra de Dios, al oficiante, al clero, a los fieles. El incensa-
rio, usado desde los 'siglos VII y VIII, lleva una tapa calada' para Función
Para la incensación,
que el aire facilite la combustión, con un pequeño brasero en • en algunas
el que se colocan los granitos de incienso. Inicialmente tenía for- ceremonias litúrgicas
ma de simple caja redonda o hexagonal, y posteriormente, en Fuentes
Dionisio Areopagita,
época gótica, .arquitectónica, simbolizando el edificio sagrado, De Ecclesiastica
que adoptó formas más libres a partir del siglo XVII. La naveta Hierarchia 2,4
es el recipiente para el " Difusión iconográfica
incienso que hay que Ligada a las
representaciones
poner en el incensario de celebraciones
con una cucharilla. Su litúrgicas

forma alargada, como


una navecilla, sobre
un pequeño pedestal,
se populariza entre los
Brígida, despojada de siglos XIV y XV con el
La tarima sus ropas mundanas,
de madera del abandonadas en el El pequeño portapaz significado de Iglesia
altar sobre la que suelo a su izquierda, situado a la derecha que guía a los fieles;
Brígida descansa está arrodillada cerca tiene la forma de una
su cabeza florece de los escalones del tablilla curvada y no tiene tapa, solo un
milagrosamente, altar y posa la cabeza presenta una Piedad cierre de doble valva
en señaLde en el suelo en señal de que imita un trabajo
su santidad. total entrega al Señor. en esmalte. con goznes. En las pro-
cesiones del Santísimo .... Incensario, 1674,
... Lorenzo Lotto, La consagración ~ Museo Ruso, Moscú.
de santa Brígida, 1524, oratorio Sacramento se requie-
Suardi, Trescore Balneario. re dos incensarios.

52 53
---------------------------------------------------~~
Incensario y naveta

Un ángel venido del


El rey Salomón (1 Reyes, Una estatu~lla ~e fi~ura ,humana ~s la I cielo, acompañado
3,3), pese conocer la representaczón zmagznarza que se hace de unos angelotes,
existencia del Señor, por unos ídolos a los que Salomón anuncia a la santa
ofrece sacrificios a los ofrecía sacrificios a pesar de saber de con gesto elocuente
ídolos en el altar y quema la existencia del Dios de Israel. la gloria del Paraíso.
incienso por ellos.

El maravilloso
incensario de plata
era usado por la
santa, según cuenta
en sus recuerdos
hagiográficos, para
incesar a la Trinidad;
esta imagen
_ !epresentaría la
preparación durante
la oración para su
inminente martirio.

El incensario, cerca
de la imagen de una divinidad Cerca del manto de
pagana, indica el muy antiguo Palacia puede
uso de honrar con incienso. descubrirse en la parte
El objeto pintado por Abbiati, en sombra también la
sin embargo, imita las naveta para el
formas de los incensarios incienso, por algunos
litúrgicos del siglo XVIII. resplandores que
La necesidad de contextualizar apenas deja ver el
la historia de santa Palacia, mártir objeto de plata.
de Ancona, hace que Guercino la
.. Filippo Abbiati, Salomón ofrece represente ataviada según la moda
sacrificios a los ídolos, h. 1690, .. Guercino, Santa Palacia, 1658, contemporánea, en la que quizá el único
Quadreria Arcivescovile, Milán. Pinacoteca Civica, Ancona. elemento a la antigua sean las sandalias.

55
54
Hisopo

Lo inusual del ambiente, poco


Un acetre o pequeña vasija acompañado de un instrumento reconocible, está subrayado por
con unas escobillas o en forma de bolita agujereada provista algunos objetos litúrgicos, como
este incensario arquitectónico
de mango, para asperjar. al que acompaña una naveta.

IHisopo
La acción de bendecir con agua es muy antigua, y el cristianismo
Nombre tomó la simbología del agua del lenguaje bíblico del Antiguo Tes-
Del griego tamento. En el libro 'del Génesis leemos sobre la presencia divina
hyssoopos, «hisopo»
cerca del agua: «El espíritu de Dios alentaba sobre las aguas ». El obispo san Andrés
Definición Corsini está representado
Acetre e hisopo para El agua está cargada de simbología de vida, presente también en de rodillas, con las manos
el agua bendita el rito del bautismo. En su origen se utilizaba para la aspersión juntas delante del crucifijo,
pero mirando hacia lo alto,
Función una ramita de laurel, de hisopo, de mirto o de olivo. El hisopo arrebatado en éxtasis, a tres
Para las bendiciones
con agua hecho con un mechón de cer- rostros de angelotes,
alusión a la Trinidad.
das está documentado desde
Fuentes
Génesis 1,2 el siglo XII, y se extendió prin-
Difusión iconográfica cipalmente en la Iglesia am-
Propio de ' brosiana, mientras que la boli-
ceremonias
ta agujereada, que podía tener Detrás del santo aparecen
especiales y
dos angelotes que llevan sus
como atributo forma de piña o de bellota, y atributos iconográficos:
de algunos santos
que normalmente incluía un la mitra y el báculo obispal.
Nótese en la juntura del rico
anillo en el extremo del man- báculo pastoral una
go, pasó a ser de uso corriente estructura de nichos con
imágenes de santos
a partir del siglo xv y fue y, en el remate en
adoptada preferentemente por ...,,' uoluta con decoración
"....-. - fitomorfa, la cruz.
la Iglesia romana. Con el hiso-
po se tomaba agua del acetre,
una variante portátil de la pila
bautismal. Los acetres más an-
tiguos eran las situlae de mar-
fil que se remontaban al siglo x.
Para bendecir debe asperjarse
el agua, es decir, ser salpicada
En la base del altar descansan un acetre con agua
~ Caballero de Arpino, sobre la superficie del objeto bendita y el hisopo. En las historias de la hagiografía
Santa Marta, h. 1610, del santo no aparece episodio alguno que justifique la
Santa Maria in Vallicella, que se quiere bendecir. Este ri- Á Guido Reni, Éxtasis de san
presencia de tales objetos, que probablemente dependen
Roma. tual se acompaña de unas ora- Andrés Corsini, h. 1629-1633,
del uso que se hacía de ellos en el siglo XVII támbién en
Uffizi, Florencia.
ciones especiales. las oraciones privadas dichas ante el altar.

57
56
Servicio de lavatorio

Representado generalmente bajo la forma de ajuar de jarra judas permanece aparte del resto Encima de la mesa de la cena pascual,
de los apóstoles, y se dirige junto a hogazas, botellas y saleros,
y jofaina, suele estar presente en episodios de la Pasión. ya a la salida, con la bolsa de vemos en posición destacada un bello
Se encuentra también en algunas representaciones litúrgicas. los denarios en la mano, cáliz ornado con esmaltes.
para vender a jesús.

n ..
" /J,If~", '/f f4 /f r"\
I 1Jt:; I V t(."tU

La formación del servicio, entendido como dos reclplentes del


Nombre mismo material e igual tipo de decoración, fue muy tardía en com-
Del latín lavabo,
<<lavaré», palabra paración con su uso. Durante el Renacimiento se estableció la ti-
inicial de la fórmula pología, eliminando los objetos varios utilizados con anterioridad,
recitada por el
sacerdote al proceder y estableciendo el servicio de lavatorio formado por una jofaina y
al lavatorio de tas una jarra. La jofaina ya se usaba en el siglo IV para recoger el agua
manos durante la misa
derramada sobre las manos del oficiante durante la ceremonia
Definición
de la ablución; acompañaba a aquella, a partir del siglo XVI, una
Juego de jarra y
jofaina; dos jofainas,
aguamanil y plató
jarra. Se hicieron servicios muy preciados que eran utilizados ge- I I
neralmente por altos prelados y, solo en ocasiones especiales, tam-
Función bién por los sacerdotes. Dado el uso poco frecuente de dichos ob-
Utilizado para las
ablucio~es litúrgiqts jetos, no se realizaron con ninguna decoración simbólica especial,
pontificales pero durante el Renacimiento se definió su forma influida por la
Difusión iconográfica pasión por el mundo clásico y para la jarra se buscó inspiración en
Ligado a
la forma del ánfora que, en el siglo XVI, se vio enriquecida con una
representáciones
de ceremonias decoración en repujado. En las pinturas de los siglos XVI y XVII
litúrgicas especiales pueden verse representados servicios de lavatorio también en es-
del siglo XVI, pero
también a narraciones cenas relativas al Nuevo Testamento, en las que se llevan a cabo
evangélicas como el acciones propias de la futura ablución litúrgica.
lavatorio de los pies,
que se realiza de
forma parecida
a la ablución litúrgica
A los pies de Cristo, cerrando
el círculo de la composición,
La mesa de jesús se sirve aparece el servicio de
la cena_está de una patena lavatorio formado por
representada como para distribuir la jarra y una gran jofaina,
el altar de la misa: el entre sus en recuerdo del episodio del
pan consagrado discípulos su lavatorio de los pies con el
está colocado sobre cuerpo bajo la que el Señor comenzó la cena
~ Maestro W N.,
el corporal. especie del pan. pascual con sus discípulos.
Servicio de lavatorio,
h. 1525-1550, Museo
Diocesano, Milán. 4 Justo de Gante, Comunión
de los apóstoles, 1473-1475, Galleria
Nazionale 'delle Marche, Urbino.

59
58
Servicio de lavatorio

El faldistorio es un asiento plegable sin respaldo; la silla


gestatoria, con respaldo y brazos, está provista de unas varas
para ser levantada y transportada.

En segundo plano, al fondo, Pilatos, iluminado por una intensa luz


apenas visible en la oscuridad,
Cristo, condenado, coronado
de espinas y cargando con la cruz,
avanza hacia el Calvario.
artificial oculta por el respaldo de una
silla a su izquierda, va ataviado de
dignatario oriental con una capa idéntica
a la capa pluvial litúrgica.
y
Este asiento entró en uso al fijarse la posición de la cátedra epis-
copal no ya en el centro del hemiciclo del ábside, sino desplazada Nombre
Faldistorio del j

a uno de los lados, y desde la cual el obispo, al que se le reconocían franco faldistol,
los honores debidos a su dignidad y autoridad, asistía, más que «asiento plagable»;
silla gestatoria
presidía, a la celebración. Para que pudiera participar en la cele- del latín tardío
bración de unos ritos determinados se recurrió, pues, al uso de un gestatorium, «qut
sirve para llevar»
asiento portátil sin respaldo que se colocaba para la oc~sión de-
Definición
lante del altar, confiriendo así al obispo el carácter de verdadero
Dos sillas especiales
presidente de la ceremonia. En algunos casos el obispo podía uti- de uso durante
lizarlo como apoyo para sus brazos mientras permanecía arrodi- ta: liturgia o
'celebraciones con
llado. La silla gestatoria estaba reservada para llevar al pontífice la presencia del
en una posición elevada entre la multitud durante las solemnida- obispo y del papa
des, a fin de que pudiera vérsele e impartir la bendición, confi- Difusión iconográfica
Relacionada con
riéndole la máxim;dignidad, al ser llevado en andas por los doce la representación
silleteros pontificios. La silla gestatoria era una silla ricamente de~ de historias
corada, tapizada y recubierta de seda, que se colocaba sobre una . dé papas y obispos

plataforma con dos


anillas a cada lado
en las que se ensar-
taban las varas pa-
ra su transporte.
El célebre episodio en el que Utilizada desde los
el gobernador se lava las
manos de toda responsabilidad siglos v o VI, y más
solfre la suerte de Jesús, comúnmente en la
está representado utilizando
una jarra y una palangana, Coronación del nue-
convertidas a continuación Vo papa, o en su to-
en objetos de uso litúrgico. ~ Manufactura
ma de posesión o lombarda, Faldistorio,
en otras ocasiones mediados del siglo XIX,
Museo d'Arti
especiales, deja de Applicate, Castello
.. Matthias Stomert, Pilatos Sforzesco, Milán.
se lava las manos, h. 1650, utilizarse después
Museo del Louvre, París.
del papa Pablo VI.

60 61
Faldistorio y silla gestatoria

En el altar hay un retablo en hornacina de tres


compartimientos cuya estructura remite a elementos
arquitectónicos de estilo gótico. La simulación
de hornacinas en cuyo interior se incluyen tallas se
remonta a la tradición española de los retablos tallados.

El papa Pío JI, vestido


de pontifical y con
la tiara en la cabeza,
llega a Ancona para dar
comienzo a la cruzada
contra los turcos,
El báculo pastoral, su máxima preocupación
uno de los principales política contra la
distintivos del obi~po, expansión del islam
es sostenido cerca de por Europa.
este por un clérigo con
veste de color rojo y una
sobrepelliz blanca, casi
transparente. El clérigo
no puede empuñar el
báculo con las manos, Cerca de las murallas
solo con dos tiras de tela de la ciudad, protegida
blanca llamadas sudario. por el promontorio
del monte Conero,
vemos armar las naves
en el puerto.

Para la ceremonia
de la entrega y de la
dedicación del escrito
se prepara, no muy lejos
del altar, un faldistorio
en el que toma asiento
el obispo.

Fray Alfonso de La silla gestatoria


~ Fray Alfonso entrega su El obispo recibe el libro Propesa, perteneciente sobre la que es llevado
obra al obispo de Toledo, con las manos calzadas con a la congregación el papa se presenta como
miniatura del códice Lumen guantes: las quirotecas se de los ermitaños de san • Pinturicchio, Pío JI llega a un trono de madera
ad revelationem gentium, usaban en las ceremonias Jerónimo, había escrito Ancona para dar comienzo tapizado
1464-1468, Biblioteca importantes y eran un signo el texto a petición ifa .cruzada, 1503, catedral,
lbhoteca Piccolomini, Siena.
en tela. La portan
cuatro silleteros.
Ambrosiana, Milán. de la dignidad episcopal. de su obispo.

63
62
Edículo portátil formado por una parte de tejido, rígida El aspecto del palio procesional es idéntico al de la
o fluctuante, sostenido por cuatro o más varas que pueden simple sombrilla, de la que se diferencia únicamente
estar decoradas. por lo precioso del tejido.

I Baldaquino Palio procesional,


Se trata de un paramento de uso predominantemente procesional Al principio el palio procesional se utilizaba simplemente para
Nombre que tiene su origen en el mundo oriental. En Occidente se exten- resguardar de la lluvia o del sol al papa o a los altos prelados du- Nombre
Del latín pallium: Instrumento para
«manto», de palla; dió ya en tiempos del Imperio romano cuando, probablemente, rante sus desplazamientos. Este objeto, tal como evolucionó co- dar sombra
dosel se cargó también de significados simbólicos que se añadieron a mo paramento del ajuar litúrgico, ha caído actualmente en d~s­ Definición
Definición su primera y única función práctica de protección: confería un uso. Con el tiempo, en efecto, se convirtió en uno de los adornos · Quitasol para usar
Edículo portátil en las procesiones
respeto especial a cuanto dominaba, ya fuese persona o cosa. de las procesiones, empleado sobre todo durante las exposiciones
Función Como ocurre con otros elementos decorativos, también este pa- y el traslado del Santísimo Sacramento de la Eucaristía tanto en el Funció~
Originariamente servía Protección en señal
de protección, luego só al uso litúrgico con ese mismo significado de conferir dignidad exterior como en el interior de las iglesias. Los testimonios pictó- de reverencia al
adquirió un y honor que se le reconocían en el mundo romano pagano. De ricos medievales reproducen la forma más antigua del palio, que sacerdote que porta el
significado de Santísimo Sacramento
dignidad ello, con toda probabilidad, derivó la estructura arquitectónica podía ser plana o ligeramente cónica; a veces el asta del mango po-
Difusión iconográfica
Difusión iconográfica
del ciborio encima del altar, pero mantuvo también su carac- día replegarse en ángulo recto. En la actualidad el palio se ha Relativa a antiguas
Ligado a las terística de ser portátil para cele- vuelto mucho más simple en los de uso corriente, diferenciándose representaciones de
representaciones episodios de la vida
braciones especiales, principal- tan solo por el empleo de telas preciosas para el ~evestimiento y
litúrgicas, en especial de los papas
procesiones mente de tipo procesional. A lo para la decoración del borde, herencia de los modelos más anti- e imágenes
largo de la historia no ha sufrido guos, realizada siempre con ribetes o lambrequines y pasamane- más recientes
de procesiones
importantes variantes respecto a ría. El tiempo y la liturgia establecieron asimismo los colores de de la Eucaristía
su antigua estructura, forma da los palios procesionales: el blanco para las procesiones eucarísti-
por un paño llamado «cielo », rí- cas (el rojo en el rito ambrosiano), el blanco o el rojo para el pa-
gido o fluctuante, decorado con pa, el rojo o el morado para los cardenales, y el rojo o el verde pa-
«festones », elementos en forma ra los obispos. Algunos dignatarios de la corte papal podían usar
de hoja de acanto llamados lam- palios de color celeste.
brequines, y con galones, flecos
o franjas. Sostienen el paño unas
varas (cuatro o más) que pueden
estar decoradas con dentículos,
pintadas, revestidas de tela o do-
radas. Los extremos de las lar- .... Iacopo Stefaneschi,
~ Guido Cagnacci, La coronación, siglos
gas varas son móviles y pueden
Procesión del Santísimo XIII-XIV, Biblioteca
Sacramento, 1628, tener formas diversas (flamÍge- Apostólica Vaticana,
San Biagio, Saludecio. Ciudad del Vaticano.
ra, de piña, granada, en. inflores-
cencia vegetal).

64 65
Flabelo

Tipo especial de abanico con mango muy largo. Los más El obispo Basilio prosigue la celebración sin
preocuparse de la irrupción en la iglesia del
llamativos son de plumas de avestruz, otros pueden ser emperador. Había sido amenazado por un alto
metálicos, o estar adornados con perlas, gemas o esmaltes. funcionario del emperador para que aceptase
el arrianismo, y él se había negado a presentarse
ante el soberano.

El uso del flabelo, del abanico como atributo de honor en las


Nombre antiguas civilizaciones orientales, no tardó en ser adoptado
Del latín flabellum,
abanico; se usa para las celebraciones de rito orierital y de este pasó también a
también el término utilizarse en la liturgia latina. En su origen, por tanto, tenía una
muscarium o
muscatorium doble función: la simbólica y honorífica respecto al oficiante
Definición
que era refrescado por el aire de los abanicos, y la más práctica
Especie de abanico e importante de mantener alejados a los insectos del pan y del
Función vino durante la Consagración. El uso de este objeto debía de
Al principio servía haberse ya extendido a Roma ya Occidente del siglo VI al XVI.
para espantar los
insectos, pero Los flabelos podían ser de diverso material y de distinta forma:
enseguida adquirió un los de uso más práctico eran de tela, papel plisado, pergamino En torno al
significado simbólico obispo, que pone
o plumas, de forma circular o semicircular, y con un largo man- el cáliz en las
Difusión iconográfica
go. Los flabelos con una función decorativa fueron los realiza- manos de un
Escasa, relativa
presbítero, dos
a representaciones dos en material metálico o adornados con gemas, esmaltes o jóvenes agitan
particulares
piedras preciosas. De estos derivaron los realizados con vario- los flabelos
de ceremonias colocados sobre
litúrgicas pintas plumas de avestruz, los últimos en caer en desuso. unos largos
mangos.

~ Egron Sellif
Lunfgren, La fiesta
del Corpus Christi
en Roma, h. 1845, Llegado a presencia del obispo
Nationalmuseum, Basilio, el emperador Valente,
Estocolmo. Á Pierre Subleyras, Misa
con armadura, cetro y corona,
de san Basilio, 1743, Ermitage, acompañado por sus soldados,
San Petersburgo. vacila y se desmaya.

66 67
Hábitos, paramentos
y estados de vida
Colores litúrgicos
Clérigo
Diácono
Sacerdote
Obispo
Cardenal
Papa
Ermitaños
Monje
Órdenes mendicantes
Órdenes militares'
Cofradías de laicos ,
Vida en los monasterios
Vida en los conventos
Vida de los sacerdotes

~ Benozzo Gozzoli Historias


de la vida de san Fr~ncisco:
encuentro entre santo Domingo
h san Francisco (detalle),
.1450-1452, San Francisco,
MOntefalco.
Colores litúrgicos

La Virgen con el Niño en brazos, El sacerdote está representado


Colores de los altares y de los paramentos litúrgicos: blanco, con los paramentos de la misa,
con acompañamiento de cabezas
rojo, morado, verde, rosado, negro, dorado. Adoptados por de angelotes, imagen de lleva una casulla roja, elegida
los querubines, se aparece como signo visible del don
la liturgia de rito romano y en los demás ritos de la Iglesia. del Espíritu Santo.
al beato Felipe.

1- / -
tlturglcos
Para subrayar con los colores las características particulares de
Definición cada uno de los misterios celebrados, se distinguieron cinco colo-
Colores de los
paramentos prescritos
res principales, a los que cabría añadir el dorado, que muestran
para cada tiempo los tiempos de que consta el. año litúrgico y las particularidades
litúrgico
d~ la celebración con el significado que se les atribuye. El blanco,
Función color de la luz y de la vida, indica la alegría pascual: se usa en
Indican simbólicamente
el tiempo litúrgico tiempo de Pascua y de Navidad, en las fiestas y en recuerdo del
Difusión iconográfica Señor y de la Virgen, de los ángeles y de los santos, en las cele-
Ligada a las diversas braciones ligadas al misterio de la Eucaristía y al Sagrado Cora-
representaciones
de celebraciones
zón. El rojo, color de la sangre, recuerda el don del Espíritu San-
to que hace de los hombres testimonios de fe: se usa el Domingo
de Ramos y el Viernes Santo, en Pentecostés, en laS celebracio-
nes de la Pasión del Señor y en las fiestas de los evangelistas, após-
toles y mártires. El morado (más oscuro en el rito ambrosiano)
in"dica penitencia, espera y luto: se usa en las éelebraciones de los
difuntos en Adviento y Cuaresma. El ver-
El manípulo,
de, color de la esperanza, de una nue-
convertido ya
va vida, está p~esente en las cele- en ornamento
braciones del tiempo ordinario. del hábito de las
órdenes mayores,
El rosado (exclusiv~ del rito derivaba de una
romano) se emplea en el tercer gasa utilizada en
las ceremonias
domingo de Adviento y en el El lirio a los romanas.
pies del santo
cuarto de Cuaresma como sig- es un atributo
no que anticipa la sólemnidad. de pureza.

El negro, hoy menos.usado, era


el color de las celebraciones
~ Girolamo
Romanina, Misa fúnebres. En cada período del
de san Apolonio, año litúrgico se puede sustituir,
1520-1525, Santa
Maria Calchera, en las celebraciones más solem-
Brescia. Á Guido Reni, Virgen con el Niño
nes, los colores de cada tiempo y el beato Felipe Neri, 1614, Santa
por el dorado. Maria in Vallicella, Roma.

71
70 I

6
Colores litúrgicos

Ostensorio
El morado, propio del tiempo litúrgico de
de torre en
Adviento, con el significado de espera, puede
el que puede
verse en el velo humeral con que el subdiácono
verse la hostia
mantiene oculta la patena, gesto previsto
consagrada.
en la misa tridentina durante el Canon.

Mientras san
Martín celebra la
misa, aparece sobre
su cabeza una bola
encendida como
manifestación
extraordinaria
de la Divinidad.

Sobre el retablo El color litúrgico


del altar hay de la casulla de san
un precioso dosel Antonio es el
decorado con blanco, dominante a
paramentos verdes: pesar de los adornos
no es obligatorio de bordado dorado;
utilizar ningún ha sido elegido para
color litúrgico para esta representación
el dosel. De hecho, por ser el color
el verde no del misterio
corresponde al de la Eucaristía,
tiempo de Adviento verdadero
en el que se protagonista del
produjo, según milagro qel santo.
la Leyenda dorada,
el episodio
de la aparición
de la bola de
fuego.

El oficiante viste una magnífica


casulla dorada. El dorado, La mula, que había sido dejada
.. Filippo Abbiati, Milagro
en cualquier tiempo del año' suelta durante unos días,
de la mula, h. 1770, ciclo
litúrgico, puede sustituir ante la exposición de la Eucaristía,
.. Eustache Le Sueur, de la Archicofradía del
al color correspondiente Misa de san Martín de Tours, Santísimo Sacramento, se arrodilla milagrosamente
a cada período. 1654, Louvre, París. Museo Diocesano, Milán. y rechaza el forraje.

73
72
Clérigo

Figura, a veces con tonsura y hábito talar negro sobre La ciudad de Perugia,
teatro de las vicisitudes
el que lleva una sotana blanca más corta, de anchas mangas. del sitio de Totila,
En el siglo XVI tardío puede aparecer sin sobrepelliz. representada de forma
aproximada.

Es un ministro consagrado en uno de los tres grados de la


Nombre Orden (subdiácono, que ~xistió hasta el Concilio Vaticano n,
Del latín tardío
clericus, derivado diácono y presbítero). En señal de su estado se le rasuraba el
a su vez de clerus pelo en forma de corona para ser, como Jesucristo, coronado de
Función espinas. La definición de clérigo ha acabado aplicándose con el
Ministro consagrado,
incardinado en una
tiempo a los que forman parte de una orden religiosa o de una
Iglesia particular congregación. Usa el hábito talar, que indica que el clérigo de be
o en una prelatura
renunciar a la vanidad del mundo y estar revestido de gravedad.
personal, en un
instituto religioso Encima de la veste, en las celebraciones, el hábito del clérigo es
o en una sociedad
la sobrepelliz. Esta vestidura blanca, aparecida primeramente
clerical de vida
apostólica en Inglaterra, Francia y España hacia el siglo XI, fue posterior-
Elementos peculiares mente adoptada en Roma y llamada sobrepelliz con un término
Tonsura, hábito talar, latino bárbaro. Se trata de una larga túnica que al principio lle-
sobrepelliz
gaba hasta los pies y que se fue acortando poco a poco hasta lle-
Difusión iconográfica
Relativa a las
gar a la altura de las rodillas. La sobrepelliz, de amplio uso a
celebraciones partir del siglo XVII, está adornada de encajes en las mangas,
normalmente de longitud media, y en el faldón. El sacerdote
puede también vestir la sobrepelliz al administrar los sacramen-
tos, en las bendiciones y procesiones, en los funerales y en la
predicación, por tanto la distinción iconográfica se hace en fun-
ción del asunto tratado.

El clérigo que es conducido


.. Arnolfo di Cambio, Totila, e! rey a presencia de! rey bárbaro viste
Procesión de clérigos, bárbaro que había una larga y amplia sobrepelliz
monumento Annibaldi, sitiado la ciudad sin mangas y exhibe una
h. 1276, basílica de Perugia. notable tonsura.
de San Giovanni in
Laterano, claustro,
Roma. 4 Benedetto Buonfigli, Totila
y el clérigo traidor, h. 1454,
Palazzo dei Priori, Perugia.

74 75
Clérigo

De un lado, san Pedro y, del otro, las filas


de santos, que representan la comunión
de los santos en la gloria del paraíso.
San Juan Bautista, junto a la
Virgen María, intercede ante
Cristo por la salvación del
alma del conde de Orgaz.

Un ángel lleva al cielo el alma del difunto .


La cruz alzada acompañaba
normalmente los cortejos
de las celebraciones fúnebres;
también seis cirios, que pueden
verse en esta representación,
aunque no todos próximos por
haberse disuelto ya el cortejo.
También está presente un fraile dominico.
Junto con la franciscana y la agustina, eran las
tres órdenes que normalmente tomaban parte
en las celebraciones fúnebres en el siglo XVI.

Algunos caballeros de la Orden de Santiago, cuya


cruz roja destaca sobre el hábito negro, asisten El oficiante viste una
con comedido asombro al milagro de la aparición magnífica capa pluvial.
de los dos santos para el entierro del conde.

Un monje agustino con hábito negro, que dialoga


Un clérigo de espaldas observa
con el fraile franciscano de sayal ceniciento, parece hacia lo alto la gloria de los
indicar al religioso el privilegio del conde de Orgaz cielos con el alma del conde,
de ser enterrado por san Esteban y san Agustín que es elevada por un ángel:
en virtud de la caridad practicada en vida. el clérigo, sobre la veste talar
negra larga hasta los pies, lleva
una sobrepelliz de tela blanca
casi transparente, con un
manípulo del mismo tejido.

~ El Greco, El entierro del conde


de Orgaz, 1586, San Tomé, Toledo.

76 77
Diácono

Es la orden inmediatamente inferior al sacerdocio. El diácono lleva bajo la dalmática el Entre los elementos
amito y luego el alba. El amito resulta distintivos en la iconografía
Generalmente joven que viste una dalmática o lleva sobre reconocible por ser una especie de los diáconos están
el alba una estola terciada; puede tener la tonsura clerical. de cuello de tela recogido bajo la joven edad
la escotadura de la dalmática. y la tonsura clerical.

~. ,/
• , .. -""" __ - ' " A A /"""-

VlU~UrtU

Los Hechos de Jos Apóstoles describen el nombramiento de los


Nombre primeros diáconos elegidos en la comunidad porque se ocupa-
Del griego diakoneo,
«servir»
ban de atender a las viudas y del servicio de la misa, mientras
que los doce habrían podido seguir dedicándose a la oración y al
Función
Dentro de la Iglesia, ministerio de la palabra de Dios. La misma fuente especifica la
los que asisten 'creación en este cometido de un ministerio especial, conferido
al obispo
y a los presbíteros por medio de la imposición de manos. El primer estatuto jurídi-
Elementos peculiares co y teológico del diácono (siglo m) lo sitúa en el grupo de los
del hábito ordenados por imposición de manos por parte del obispo. Lo
Dalmática, estola
cual indica la amplitud de las tareas del diá-
Fuentes
cono que está a disposición del obispo para
Hechos de los
Apóstoles 6,1-6; I cumplir sus órdenes, pero sin la posibilidad
Timoteo 3,8-13.
de tomar parte en el consejo de los presbí-
Tradicipn apo'stólica
de Hipólito de Roma teros. El diaconado, existente en la Iglesia
Difusión iconográfica desde comienzos del siglo n, se estabiliza en
Tanto en el IV, al serie reconocido un grado de la
representaciones
de ceremonias jerarquía eclesiástica, después del obispo y
litúrgicas como los presbíteros. Su papel incluye el servicio
en imágenes de
diversos personajes _ litúrgico, la predicación del Evangelio, la
que vivieron catequesis, las obras de caridad y una acti-
el estado de diácono
vidad administrativa. Con el paso del tiem-
po decae hasta reducirse a simple grado
temporal del cursus clerical.
El hábito es la dalmática, vestidura en
otro tiempo civil, llevada por los nobles Se entrevé, empuñada por un largo
mango, la parrilla, instrumento La dalmática era al principio
romanos. Es una túnica con mangas anchas del martirio de san Lorenzo, quien, una vestidura civil, llevada por
~ Artista bergamasco,
y abierta por los lados que originariamente según la tradición, fue quemado los nobles romanos. De tela blanca,
San Esteban mártir,
finales del siglo xv, vivo antes de ser decapitado. se presentaba como una túnica
era blanca. Otro elemento distintivo es la 4 El Greco, Aparición de mangas anchas y con aberturas
Castello Sforzesco,
Museo d'Arte Antica, estola, que se lleva sobre el alba en bando- de la Virgen a san Lorenzo, a los lados. El Greco se recrea
Milán. ~5?8-1580, Fundación de Nuestra en la descripción de una tela labrada
lera, apoyada sobre el hombro izquierdo y en ora la Antigua, Monforte y preciosísima que recuerda
atada del lado derecho. de Lemos. las manufacturas venecianas.

78 79 .
Figura en hábito talar, con alba y estola, o con planeta: puede
Diácono estar representado mientras celebra ante el altar o administra
Como complemento
La predicación del hábito del diácono, aparte los sacramentos.
de Esteban se produce de la dalmática, se usaba b
el manípulo, que se lleva a
en las cercanías de ,la
ciudad de Jerusalen ,
ue~ el pintor representa
q rodeada de murallas y
en el antebrazo izqUIerdo
en las celebraciones c~n
casu,lla
dalmática y angula,
. dI
Sacerdote
caracterizada por grandes la modo de distintIVO e os
construcciones qu.~ se bdiáconos (abolidos con
e~tienden sobre fa colma. d Concilio Vaticano m
y de las órdenes mayores.
Es el más anciano de la comunidad y de fe más madura, denomi-
Nombre
nado con el término griego de presbítero. La ordenación sacerdo- Del latín sacerdos, .
tal confiere al presbítero la posibilidad de administrar los sacra- de sacer, «sagrado»;
se utiliza también
mentos instituidos por Cristo. El hábito que hace reconocible . el término presbítero
iconográficamente al sacerdote es la vestidura de la celebración o cura, «el anciano»
litúrgica, identificable con la planeta o casulla, vestidura exterior Función
. Desde su origen
del sacerdote en forma de escapulario. Como otras prendas litúr-
la función
gicas, también la planeta deriva de un traje civil de diario, la pae- de presbítero ha sido
nula, utilizada en todo el mundo grecorromano, que servía como la de administrar
los saéramentos ,
vestimenta de protección para la lluvia y el frío. En la Gatia y en y de predicar ,
se utilizaba el nombre de casulla, derivado de casucha por Elementos
forma, y el nombre de planeta sustituyó al originario paenula peculiares del hábito
Estola, casulla, capa
torno al siglo v. Los primeros testimonios del uso litúrgico de pluvial
vestidura se remontan al siglo _IV en España, mientras que en
Difusión iconográfica
ámbito iconogdfico en el mismo período tenemos distintos tes- En las
en los mosaicos que presentan una vestimenta hecha de representaciones
'de ceremonias
acampanada muy larga y abierta por la parte superior. El litúrgicas
total de las formas se completó en el siglo XVI con el mode- y en la imagen
de los diferentes
de escapulario, más práctico por el uso de telas muy pesadas. personajes que
·. t!CH!nt1em.en1te se ha vuelto a la casulla llamada gótica. vivieron el estado
sacerdotal

Entre quienes escu.chan


. la predicación del Joven
Vittore Carpac clO acos tum b.ra. identificar
s de diácono, se reconocen
los no crtsttano algunos peregrmOS
a los paganos con l' e las poblaciones
. po por eso1e 19 que representa
su ttem, por el cayado con q~e.se
orientales y muS U manas, . 1 acompañan, cara~tertst1CO .... El papa Honorio
con sus característicos traJes de te as por la parte supertor corva ofrece la iglesia
. 1 b das y de damasco,
precIOsas a ra 'arma de turbante. de la que se colgab~ a santa Inés, 625-638,
Sant' Agnese, Roma .
y por los toca dos en f' la calabaza que serVla
de cantimplora.

.. Vittore Carpaccio,
La predicación de :an Esteban, 81
78 1514, Louvre, Pans.
------------------------------------~
Sacerdote

Una planeta
de tipo gótico,
pero bastante
reducida aún
en cuanto a
amplitud,
es la que lleva
el papa Gregario
La Virgen María dona Magno : según
la casulla a san Ildefonso: la costumbre
según la tradición, el abate litúrgica,
benedictino se había ganado un clérigo
este obsequio por haber sostiene el borde
sostenido en sus escritos Un diácono, levantado. Sobre
la virginidad de María. cuya tonsura el altar está
se aprecia, asiste la tiara papal,
a la celebración el tocado
en sufragio por del pontífice
las almas y el atributo
del purgatorio. ' de san Gregario.
Encima de la
veste talar
y del alba lleva
una dalmática.
Es evidente
su función
de turiferario
Presümiblemente descansan por el incensario
sobre un altar otros elementos que se balancea
que sirven para la cerca.
identificación del santo con
Ildefonso, abad y obispo de
Toledo: el báculo y la mitra.
La amplia capa
pluvial del
religioso que
asiste a la
celebración está
adornada con
un escudo que
originariamente
era una capucha.
A l fondo se ven
la veste talar
y el alba que
están debajo.

La aparición se produjo durante la celebración,


por eso lleva Ildefonso las «vestiduras
.. Guido Reni, ciclo del Triunfo interiores» que están debajo de la casulla .
de la Virgen; la entrega de la Se ve asomar el amito en torno al cuello, • Pietro Ligari, La misa
casulla a san Ildefonso, y sobre él el alba y la estola, otro elemento de san Gregario, 1720, colegiata
1611-1612, Santa Maria característico del hábito del sacerdote, mientras de los santos Gervasio
Maggiore, capilla Paulina, Roma. que el cíngulo ciñe su cintura. y Protasio, Sondrio.

83

82
Sacerdote

La visión de los cielos con Andrés Avellino, santo sacerdote que


la gran luz y el gran número contaba ya ochenta y siete años,
de ángeles se refiere a la visión una tarde, cuando se disponía a decir
celestial que san Andrés misa, sufrió un ataque de apoplejía
Avellino tuvo en el momento que le provocó la muerte
de la muerte la noche después al cabo de poco tiempo.
de su repentino desmayo._
La apa¡ició;t
de Cristo es
la confirmación
del éxtasis del
beato. El gesto
de Cristo,
con los brazos
abiertos en
señal de La vela encendida indica
acogida, es que el altar estaba
la respuesta preparado para la
al gesto del celebración a punto
monje, que de comenzar, tal como
abre los brazos subraya el texto escrito
con asombro en el cartel que lleva el
y entrega angelote <<Introito ad altare
personal. dei», inicio del salmo 42
«<Oh si pudiera acercarme
al altar de Dios, al Dios
de mi alegría, y cantarle
Listas para que
a la cítara, oh Dios, Dios
el sacerdote se
mío»), que el sacerdote
prepare antes El monje recitaba ante el altar antes
de la misa, Jerónim o de la celebración.
las diferentes de San Facundo,
vestiduras están con el sayal
colocadas sobre negro de los
el altar: amito, agustinos, está
alba, estola,' arrodillado
cíngulo y contemplando
casulla, que la hostia Absolutamente sin habla
remiten a consagrada. se queda el joven clérigo
la f'Únción que exhibe una pequeña
principal del tonsura y la sobrepelliz
sacerdote para de anchas mangas.
la celebración Tan incapaz se ve de
de la auxiliar al sacerdote que
Consagración. viene en su ayuda un ángel.

El significado de la representación se explica La preciosísima planeta que el anciano sacerdote viste es del modelo
en el texto que puede leerse en el libro . escapulario que se siguió usando hasta el siglo xx. A partir de los
~ Giacomo Cavedone,
abierto: «Vidi Dominum facie ad facies», lzturgistas medievales (ante todo Rabano Mauro), esta era considerada ~ Domenico Fiasella,
Cristo se aparece a san Facundo,
la experiencia extática del beato que ve en h. 1614-1620, San Giacomo un símbolo de la caridad, porque como vestidura exterior recubría Muerte de san Andrés Avellino,
las sagradas especies el rostro de Cristo. todas las demás prendas que simbolizaban las virtudes. h. 1630-1640, San Siro, Génova.
Maggiore, Bolonia.

84 85
Obispo

Figura de religioso que lleva vestiduras litúrgicas, capa pluvial


sobre los hombros, mitra en la cabeza y que sostiene el báculo.
Puede llevar el anillo pastoral en el dedo.

En la Iglesia primitiva los apóstoles nombraron obispos que, a


Nombre la cabeza de una comunidad de fieles, pudieran continuar su mi-
De! latín tardío
episcopum, a su vez
sión. La figura del obispo alcanzó el más alto grado de la jerar-
de! griego episkopos, quía, plenitud del sacerdocio, y su elección se realizaba por
«inspectof»
nombramiento papal. Entre las vestiduras que caracterizan al
Función obispo en la vestimenta exterior, o sea, cuando la lleva enci-
Sucesores
de los apóstoles, ma de la sotana, el cíngulo y la estola, están la casulla y la capa La mitra, que significa en latín
los obispos tiene vulgar «cofia o gorra»,
pluvial, para las ceremonias es el cubrecabeza del obispo.
por tarea instruir,
santificar y gobernar solemnes, como para el sacer- Según una oración vigente
al pueblo de Dios desde el siglo xv hasta el XVI,
dote, y se añade como especí- era entregada al obispo
Elementos peculiares fico para el obispo el cubreca- como yelmo para
del hábito la defensa de la verdad.
Capa pluvial, casulla, beza llamado mitra. La mitra
mitra; e! anillo está formada por dos mitades
pastoral empieza
a usarse entre
pentagonales terminadas en
los obispos hacia punta, las cornua, con dos El anillo episcopal deriva de un
mediados del siglo XII, uso ya frecuente entre
cintas que caen sobre la nuca
siendo su ador~o los primeros cristianos, que se
específico, así como llamadas ínfulas. También lo volverá de específico uso
los guantes y el litúrgico desde finales del siglo VI
utilizan los cardenales y el pa- y en el posterior emblema de
calzado especial
pa' y, en ocasiones especiales, la dignidad ePiscopal. Podía ser
Difusión iconográfica bastante grande para poder
Presente en toda los altos prelados. En la or- llevarlo encima de los guantes,
la historia del arte denación del obispo se impo- y estar adornado con un
topacio, una amatista o un rubí.
nía como un yelmo de de-
fensa contra los enemigos de San Martín, absorto en la
meditación, está sentado en
la verdad. Se llevaba dura n- un faldistorio , asiento
te las ceremonias, pero se portátil, colocado en este
caso cerca de la capilla.
quitaba en las oraciones de la
misa, los ritos de consagra- Un diácono, reconocible por Los guantes pontificales,
~ Francisco
de Zurbarán, la amplia dalmática que viste, o quirotecas,
ción y cuando el obispo esta- se ha acercado al santo obispo que solamente se usaban .. Simone Martini, San Martín
San Ambrosio, 1626,
Museo de Bellas ba en oración. Son propios llevando el misal, para ayudarle en las misas pontificales, de Tour en meditación,
Artes, Sevilla. a recordar la celebración tenían en la Edad Medi?l h. 1315-1316, basílica inferior
también del obispo el anillo y de la misa, para la que está ya el significado moral de San Francesco, capilla de
el báculo. preparado al fondo el altar. de pureza en el obrar. San Martín, Asís.

87
86
-------------------------------------------------~-------------------------------------------------
Obispo

El encuentro entre santa


Úrsula, que había ido
de peregrinación a Roma,
y el entonces papa Ciriaco
se supone que tuvo lugar
cerca del imponente
Castel Sant'Angelo.

La sombrilla procesional tuvo


por primera función proteger
al papa del sol (o de la lluvia);
en la época de esta pintura
Agradabilísimo es ha adquirido ya un valor
el efecto de las altas simbólico subrayado también
mitras blancas qué siguen por el color rojo convertido
la orientación del grupo en distintivo del papa.
de obispos detenido
en la explanada.
Solamente de algunas
se ven también las dos
ínfulas, las cintas
que caen sobre l~ nuca.

Los obispos que acompañan


el cortejo papal llevan
pesadas y magníficas
capas pluviales.

El papa, que ha llegado


~ Vittore Carpaccio, Historias Úrsula y su prometido pagano, al encuentro con un
de santa Úrsula: encuentro de pero dispuesto a convertirse, cortejo de prelados,
los peregrinos con el papa Ciriaco se presentan ante el papa se distingue del resto
ante la murallas de Roma, arrodillado. Tras ellos, unas de figuras porque lleva
h. 1495, Gallerie dell'Accademia, jóvenes doncellas sostienen un tocado distinto:
Venecia. las coronas, atributo de realeza. la tiara papal.

88 89
Obispó

Personaje con vestiduras de característico color rojo púrpura.


Representaciones más antiguas lo presentan con un capelo de
amplias alas ya veces con una capucha de piel.
La preciosa mitra
del obispo Agustín
está adornada El báculo de
con bordados . cristal terminaba
que completan en voluta.
la narración Este distin tivo
ilustrada en la capa episcopal era
pluvial, con la vigente desde La figura del cardenal es muy antigua, remontándose al menos al
imagen de Cristo el siglo XI y Nombre
resucitado, mientras probablemente
siglo IV, bajo el pontificado del papa Silvestre 1. Inicialmente eran
Del latín cardinalis,
que alrededor está derivaba del báculo llamados cardenales los eclesiásticos prebostes, por tanto incardi- fundamental, de cardo,
adornada de perlas utilizado por los gozne, cardinal
nados, de ahí el término de cardenal, al servicio de una iglesia o
y piedras preciosas. evangelistas.
de una diaconía. El título se restringió a los eclesiásticos que esta- Función
La más alta dignidad
ban en Roma al servicio del papa, a mediados del siglo xv había
eclesiástica con la tarea
Quirotecas blancas adquirido un altísimo prestigio. de colaborar
adornadas en el
estrechamente con el
dorso y ensortijadas A lo largo de la historia el nú-
papa en el gobierno
para sostener con mero de cardenales, que tenían de la Iglesia universal
sumo respeto
el báculo pastoral, también la delicada tarea de ele- Elementos peculiares
pero también gir al nuevo pontífice, fue aumen- del hábito
el libro sagrado. Púrpura, capelo
tando en función del desarrollo cardenalicio, birreta
de la Iglesia, de sus relaciones y de negra, blasón
cardenalicio
la burocracia eclesiástica. Sixto
Difusión iconográfica
V fijó en 1586 su número en se-
Más bien amplia, tanto
tenta, en recuerdo del Consejo en las representaciones
de Ancianos (ancianos o presbí- de episodios de historia
de la Iglesia como
Los amplios bordes teros) de Israel.
Bajo la capa en retratos de cardenales
de la capa pluvial
pluvial, en vez Las funciones más impor- y de vidas de santos
están decorados con
de las vestiduras cardenales, incluido
recuadros recamados tantes se desarrollan en el cole-
sacerdotales, se ve el equívoco iconográfico
con historias de
el hábito oscuro de gio cardenalicio, entidad jurídi- por el que san Jerónimo
Cristo que hay que
los monjes es representado con
leer de arriba abajo. ca con la función de órgano
agustinos, Orden vestiduras cardenalicias,
La escena final
fundada coadjutor, suplente y elector del sin que haya constancia
de la resurrección
por san Agustín. histórica de que
está representada papa. El hábito del cardenal se recibiera nunca
en el broche
de la capa pluvial. distingue principalmente por el nombramiento
color rojo (la púrpura) y por la .... Antonio Vivarini,
San Jerónimo, detalle
birreta, capelo concedido por del tríptico Los santos
Jerónimo, Bernardino
Inocencio IV durante el Conci- de Siena y Ludovico
lio de Lyon (1245) como distin- de Tolosa, 1458,
.. Piero della Francesca, San Francesco della
San Agustín, h. 1464, Museu tivo particular de reconocimien- Vigna, Venecia.
Nacional de Arte Antiga, Lisboa. to entre todos los prelados.

90 91
q
-----------------------=1
Cardenal

El hábito rojo puesto La birreta, característico


La birreta roja es concedida a los cardenales en 1464 por
encima de la veste podría capelo cardenalicio,
el papa Pablo JI. Los tres o cuatro picos característicos de
ser una forma antigua se concede a los cardenales
este cubrecabeza no se establecieron definitivamente en su forma,
de la capa pluvial. en 1345 como signo
hasta mediados del siglo XVI. Para que conservasen su forma
de su dignidad.
se acostumbraba poner un cartón rígido en la parte interior.

Una prerrogativa
La muceta es de la vestimenta de
una especie los cardenales, así como
de esclavina, del papa, es la muceta
originariamente cerrada con botonadura
un hábito coral delantera y un capuchón
que adoptaron en la parte trasera.
posteriormente
también los
cardenales.

Entre los elementos


de la dignidad
del cardenal está
el anillo cardenalicio.

Encima del hábito, el cardenal


viste el roquete, alba amplia
y no muy larga que se comienza
Á Domenico di Bartolo, El papa
El cardenal debía a adornar entre los siglos XVJ Á El Greco, Retrato del cardenal
Celestino nI concede los privilegios
representarse y XVIl con encajes. No era Niño de Guevara, h. 1600,
al hospital (detalle), 1441-1444,
Santa Maria della Scala, Siena. sentado en el un paramento sagrado, Metropolitan Museum,
retrato oficial. sino una prenda de uso doméstico. Nueva York.

92
93
A
Cardenal

La muceta es una especie de mantilla La fuente


cerrada con botonadura delantera, de inspiración de la
característica de la indumentaria oración extática
del cardenal, así como del papa. del santo es un
Según la moda del tiempo, asoma pequeño crucifijo
de ella el cuello blanco. colocado sobre
el altar.

El cardenal
lleva una
La hoja amplia capa
desplegada entre en la que
las manos del resulta
cardenal podría perfectamente
ser una carta que visible el detall¿
recuerda su larga de la muceta
permanencia forrada con
en Amberes, vellón de
los Países Bajos, cordero.
como nuncio
apostólico.

El roquete
parece más bien
acortado según
su forma La birreta
originaria, cardenalicia,
pero ricamente atributo
adornado con de san Carlos
encajes tanto en Borromeo,
el faldón como es dejada
en las mangas. en el suelo en
el momento
de la adoración.

Según el escrito dejado por


4 Philippe de Champaigne, el pintor, la pintura fue realizada
.. Anton van Dyck, El cardenal San Carlos Borromeo para ser regalada a la comunidad
Guido Bentivoglio, 1623, en oración, h. 1666, de las Bouriquettes de Orleans,
Palazzo Pitti, Florencia. Musée des Beaux-Arts, Orleans. de la que san Carlos era protector.

94 95
Cardenal
Representado con vestidura pontifical y la tiara y las llaves.
Puede llevar el palio, tira de tela de forma oblonga hecha de
lana blanca adornada con seis cruces.

El sucesor de Pedro como cabeza suprema de la Iglesia y vicario de


Cristo en la tierra es el papa, cuyo nombre deriva de un antiguo Nombre
Del apelativo familiar
apelativo afectuoso de padre. El emblema primordial del papa, de padre, como papá
que puede llevar vestiduras litúrgicas pontificales o solamente un Función
La severa y silenciosa Cabeza suprema
hábito blanco, es la tiara, el más insigne de los ornamentos ecle-
representación del cardenal de la Iglesia católica
resulta reconocible por la capa siásticos. Es un cubrecabeza extralitúrgico, que se lleva únicamente
pluvial y la mitra, elementos que, Elementos peculiares
en las grandes solemnidades y, antiguamente, en las procesiones,
si no fuera por el color, podrían del hábito
confundirse con las vestiduras caído en desuso después del pontificado de Pablo VI (1978). Pro- Tiara, anillo
del obispo y del abad. bablemente deriva del cubrecabeza parecido al gorro frigio que, piscato'ris, paramentos
pontificales, color
desde su uso por los persas, se había convertido en el símbolo del blanco, llaves
emperador de Bizancio. Parece que los papas lo usaron desde co- Difusión iconográfica
mienzos del siglo VII: debía tener la forma de un cono alto y alar- Presente en las escasas
narraciones de
gado terminado en punta y con una tira de tela dorada alrededor las vicisitudes
que se transformó en históricas de los
papas, es más
corona (siglo x). En el frecuente la imagen
siglo XIII se dotó a la de papas santos.
A menudo la imagen
corona de puntas y to- de Dios Padre es
mó el nombre de reg- representada con las
vestiduras de pontífice
numo El papa Bonifa-
cio VIII (1294-1303) le
añadió otra a raíz de la
bula Unam Sanctam,
con la que había decla-
rado su soberanía tam-
bién sobre el mundo.
~ El papa Nicolás III
En la primera mitad ofrece la réplica en
del siglo XIV se añadió miniatura del Santa
Sanctorum,
la tercera corona: ser- 1275-1300,
vía para demostrar la Santuario della
Scala Santa, Roma .
• Giacomo Manzu, triple realeza y el triple
Gran cardenal, 1860, Museo dominio del papa.
Artistico «G. Manzu», Ardea.
97

96
-p-ap-a--------------------------------------------------------------~----------------------------------------------------------------- i4

La tiara que lleva san Silvestre Santa Elena, reina y


./ Dios Padre está
es probablemente del tipo que madre de Constantino, representado con
se usaba antes del añadido está flanqueada por una tiara papal
de la segunda corona por parte dos jueces paganos, compuesta de tres
de Bonifacio VIII. El pintor, doctos y apreciados, coronas superpuestas,
pintándola de forma cónica, Cratón y Zenófilo, rematada por una cruz
con ínfulas y corona para ejercer de juez y provista de dos
dentellada, evoca algo antiguo en una disputa entre ínfulas, tal como era de
respecto a su tiempo, Silvestre y los jueces. uso desde el siglo XIV.
que nada tiene qúe ver con
el del papa Silvestre.

Dios Padre, sentado


en el trono, levanta
la mano derecha en
señal de bendición.

En el adorno de la
tela de brocado
detrás del trono se
ve el diseño repetido
del pelícano que
se picotea el pecho
Uno de los bordes
para alimentar a sus
de la vestidura lleva
crías, alusión al
escrito «San Bavón»
sacrificio de Jesús.
en referencia
a la ubicación
de esta tabla
pintada dentro
del gran altar
realizado para
la catedral de san
Bavón de Gante.
El decimosegundo sabio judío había
ordenado sacrificar al toro porque sostenía Elena había venido
que este le había susurrado al oído de Zenobia,
el nombre de Dios; pero Silvestre, trayendo consigo
sosteniendo que Dios no da muerte sino a ciento cuarenta
vida, tras haber rezado lo resucitó, y un judíos y,
logrando la conversión de la reina, entre estos, a doce
los judíos y los jueces paganos . de los más sabios.

.. Maso di Banco, Historias de la vida


del papa Silvestre y de Constantino:
el milagro del toro (detalle), .. Jan van Eyck, Dios Padre, parte
h. 1337, basílica de Santa Croce,
central del altar de Gante, 1432,
capilla de San Silvestre, Florencia.
San Bavón, Gante.

98 99
~

kM
Papa

Reconocibles por la extrema pobreza del hábito, generalmente


de piel de animal. No existen cubrecabezas especiales ni
tampoco calzado.

La Virgen con
el Niño aparece
Ermitaños ,
sobre un trono
de nubes
rodeada por Dado que los ermitaños vivían en soledad y no reconocían perte-
cabecitas
necer de modo especial a ningún estado ti orden religiosa, nunca se Nombre
de angelotes,
Derivado del griego
una alusión a estableció que llevaran un hábito propiamente' dicho eremos, «desierto »
los querubines.
igual para todos. Sin embargo, los que por aspi-
Elementos peculiares
ración ascética se retiraban al desierto, y de del hábito
San Ambrosio,
Extrema pobreza
con vestimenta los que tenemos noticia por los escritos
obispal, de los Padres de la Iglesia y por el mismo Difusión iconográfica
se distingue por En toda la historia
la fusta que Agustín, con Evangelio, a propósito de san Juan del arte, relativa
empuña junto con vestimenta obispal, Bautista, acostumbraban vestirse de a representaciones
el libro de doctor sostiene en la mano e historias de santos
de la Iglesia. un libro (atributo
manera reconocible. Precisamente por ermitaños
de doctor de la la descripción del Bautista en el Evan-
Iglesia) y se apoya
gelio; sabemos que vestía pieles de ca-
en un precioso
báculo con voluta. mello, indicando así que habían elegi-
do la vida eremítica. La historia ~el
Entre los cuatro El píleo del anciano arte ha representado a menudo estas
doctores de la san Jerónimo está figuras, refiriéndose a personajes co-
Iglesia occidental, puesto sobre
san Gregorio la cabeza encima
mo precisamente Juan Bautista, san
Magno es el único de la muceta, de la Pablo el Ermitaño o san Antonio, pe-
papa. Aquí resulta que se ve la parte
reconocible por la ro también figuras femeninas como
interior de piel
tiara que muestra de armiño. María Egipcíaca o María Magdalena,
las tres coronas
superpuestas. o el propio san Jerónimo, en los perio-
dos de meditación en el desierto. Se les
ha atribuido una especie de indumen-
taria penitencial para indicar la pobre-
za extrema en que se vivía en la vida
eremítica. Según las Fuentes francisca-
.... Nicola di Maestro
nas, el propio san Francisco, que elegi- Antonio da Ancona,
rá el hábito para sí y para sus frailes, San Jerónimo Bautista,
~ Giovanni Battista Moroni, finales del siglo xv,
La Virgen en la gloria con primeramente había usado el hábito The Walters Arts
los doctores de la Iglesia . Gallery, Baltimore.
y san Jerónimo, h. 1551, de ermitaño, con un cinturón de cue-
Santa Maria Maggiore, Trento.
ro, bastón y calzado con sandalias.

100 101
Ermitaños

Un cuervo trajo como comida El hábito del monje, siempre largo hasta los pies, con capucha
para los dos santos ermitaños
una hogaza que ninguno ya veces con escapulario, es negro (benedictinos), blanco
de los dos, por respeto al otro, (cartujos) o blanco y negro (cistercienses).
quería ser el primero en probar.

Munje l
A partir de la experiencia de los anacoretas del siglo IV, que lle-
vaban una vida ascética de oración y soledad, numerosos discí- Nombre
_Derivado del griego
pulos, fascinados y deseosos de seguir el camino para alcanzar a monos, «solo »
Dios, dieron origen a los primeros cenobios, las primeras comu-
Elementos peculiares
nidades religiosas. El egipcio Pacomio (290-349) fue el primero del hábito
Hábito talar blanco,
en redactar las reglas de la vida comunitaria, convencido de que
negro y blanco,
el ejemplo y la ayuda fraterna podían facilitar el crecimiento con escapulario negro
espiritual. La experiencia se extendió rápidamente también a y' a' veces con capucha

Occidente gracias a san Martín, y sobre todo a san Bepito. S~r­ Difusión iconográfica
Relativa a historias
gieroI1 monasterios de hombres y mujeres, se establecieron sus de vida monástica
funciones, y con ellas las di- y de monjes santos
versa~ reglas de vida. El
monaquismo conoció ramifi-
caciones y reformas: los be-
nedictinos, que seguían la
regla de Benito de Nursia,
surgieron los camaldulenses
(1012), los vallombrosianos
Una larga serie (1036), los cartujos (1084),
El paupérrimo de cuentas ensartadas San Antonio los cistercienses (1098), los
hábito de san Pablo refleja la antiquísima se representa con
es el de los costumbre (que se inició vestiduras de religioso silvestrinos (1232) y los oli-
ermitaños; hacia el siglo fII) que corresponden vetanos (1313). Actualmen-
sin mangas y de de los anacoretas a las de los monjes
tela muy sencilla, orientales de rezar que siguieron
te en Occidente existen tres
y un cinturón. contando las oraciones. su ejemplo. tipos de monaquismo: bene-
dictino, cartujo y cistercien-
se. En 'su origen, los monjes
llevaban una túnica de lino .... Petrus Christus,
Retrato de cartujo,
sin mangas, una piel de ca- 1446, Metropolitan
bra y una corta capa con ca- Museum of Art,
~ Nikolaus Deutsch, Nueva York.
San Antonio y san Pablo, pucha. Luego el hábito se
h. 1520, Kunstmuseum, Berna. diferenció según la Orden.

103
102
-M-O-n-je----------------------------------------------------------~-------------------------------------------------------------- c
El escapulario es el elemento El hábito de la monja
característico de diversos presenta siempre la cabeza
hábitos monásticos tanto cubierta, preferentemente
Mientras san masculinos como femeninos. por un velo atado
Romualdo se en torno al rostro.
hallaba rodeado
de discípulos,
tuvo una visión:
sobre uña escala
que ascendía
hacia el cielO' ,
veía subir a sus
monjes, que
según el grado
de perfécción
alcanzada se
acercaban
al paraíso.

San Romualdo
(siglos X- XI)
fundó la
congregación
de los
El hábito camaldulenses
adoptado por los en la Orden de
camaldulénses, los benedictinos
que d,eriva uniendo las
del benedictino, dos forma s
está compuesto de vida, la
de túnica contemplativa
escapular y la cenobítica.
y cogulla
con capucha.
El color blanco,
no negro, podría
tener su razón
de ser en el bajo
costo de las telas
sin colorear y
la posibilidad
de tejerlas en
el monasterio.
En el retrato realista, de marcado
carácter psicológico, de la joven monja
de la Orden de las redentoras humilladas,
se advierte la camisa debajo del hábito,
con las mangas arremangadas,
~ Andrea Sacchi, Visión de san ~ Giacomo Ceruti, Retrato
probablemente más cómodas para
Romualdo, 1631, Pinacoteca de joven monja, h. 1730,
Vaticana, Ciudad del Vaticano.
los trabajos dentro del monasterio.
Museo Poldi Pezzoli, Milán.

105
104
Monje

Hábito blanco y velo negro Un rico y variado trono con abundante ornamentación
para la joven Elisabeth arquitectónica se presenta con las figuras alegóricas
Throckmorton, monja de las virtudes cardinales, en la parte inferior, y de las virtudes
agustina, según la regla teologales, en la parte superior, que con su movimiento
de san Agustín, en París. y la rica elección cromática rompen la monocromía
del dorado de toda la tabla.

La mitra puede ser


también atributo
del abad, es decir,
el superior de una
comunidad de
A lo largo
monjes, concedida
del borde
por el pontífice
de la capa pluvial
desde mediados
se alternan
del siglo X I.
bordados lisos
con imágenes de
vírgenes santas
y apóstoles,
en una perfecta
imitación
del natural.
Santo Domingo,
fundador El báculo es un
del monasterio distintivo del abad:
de Silos, la influencia gótica
presentado con hace que se· adopte
las vestiduras la forma en voluta
de la dignidad historiada con
obispal: la figurita de la
por eso el hábito Virgen con el Niño;
monástico no además, ligeramente
resulta visible por encima
debajo de la de la juntura de la
capa pluvial. voluta y el báculo
se presenta
una apreciable
decoración
arquitectónica.
El sudario,
o pannisellum, cinta
de ligero lino atado
al cayado, fue usado
entre los siglos XIJI y
XVllI, normalmente
más por los abades,
quizá para no tocar
directamente
el báculo pastoral.
El libro en la mano y el dedo entre
las páginas son frecuentemente
en los retratos un signo de amor
• Nicolas de Largilliere, Retrato por la cultura. En este caso se trata .. Bartolomé Bermejo, Santo
de Elisabeth Throckmorton, 1729, probablemente de un devocionario que Domingo en la gloria, 1474-1477,
National Gallery, Washington. se convierte en atributo de la joven monja. Museo del Prado, Madrid.

107
106
Órdenes mendicantes

El hábito se distingue por su forma y color: siempre largo El hábito de Catalina y de sus hermanas
de religión es blanco con manto negro,
hasta los pies y ceñido en la cintura, puede ser blanco o pardo de la Orden de los dominicos. El blanco
y negro, con o sin escapulario, y con capucha. deriva del color del hábito de los canónigos,
de los que santo Domingo había formado
./ parte antes de fundar la nueva orden .

Ordenes mendicantes
Las órdenes mendicantes surgieron entre los siglos XII y XIII mo-
Nombre vidas por un fuerte deseo de renovación espiritual, cuando la
Deriva de la elección
de una vida de poh~eza Iglesia se sentía fuertemente atraída por la mundanidad. El de-
Elementos peculiares seo y la tensión hacia la espiritualidad evangélica habían hecho
del hábito aparecer también movimientos heréticos tales como los cátaros
Para los dominicos,
hábito con escapulario y los joaquinistas, combatido~ resueltamente por el papa Ino-
y capucha y manto cencia III, pero, al mismo tiempo, gracias a Francisco de Asís y
negro; para los
franciscanos, sayal
a Domingo de Guzmán, se formaron nuevas fraternidades re-
pardo y negro (si son formadoras que manifestaban la necesidad de un retorno a las
conventuales) con
raíces del Evangelio sin apartarse del mundo, con una elección
capucha (muy ancha
si son capuchinos), de vida más bien viviendo en
cíngulo blanco en la
fraternidad, en pobreza y pre-
cintura; para los siervás
de María, sayal negro dicando la buena nueva entre
con escapulario o Capa las gentes. La intuición parti-
y capucha y cinturón
de cuero; para los cular de santo Domingo fue la
carmelitas, sayal de una buena preparación te-
marrón con escapulario
y capucha ológica para rebatir las razo-
Difusión iconográfica - nes de los herejes. Inmediata-
Relativa a historias mente después, por obra de
de vid'a, de santos
pertenecientes a .
siete nobles florentinos, los
órdenes mendicantes Siete Santos Fundadores, se
fundó la Orden de los siervos
de María y, en 1247, fue in-
cluido entre las órdenes men-
dicantes también el grupo de
los carmelitas, penitentes pe-
Las heridas en las manos La rama de lirio
regrinos que a finales del si-
~ Sandro Botticelli, de santa Catalina son florido indica pureza
Santo Domingo, glo XII se habían retirado al signo de su adhesión y, por tanto,
1498-1505, Ermitage, al sufrimiento de Cristo, el ofrecimiento
monte Carmelo para llevar de la virginidad que
San Petersburgo. .& Antonio Bazzi, Desmayo vuelta más partícipe
una vida eremítica siguiendo de santa Catalina, 1526, aún con la impresión Catalina hizo siendo
de los estigmas. aún muy joven.
el ejemplo del profeta Elías. San Domenico, Siena.

108 109
Órdenes mendicantes

Completa el hábito de san Francisco El santo obispo En el rostro exhausto del


una capucha de largo cuello puesta franciscano es anciano fraile se reconoce
encima del hábito. Este largo cuello, Ludovico de Tolosa, a san Bernardino de Siena.
llamado también capillo, no está confirmado también
cosido al hábito y es característico por las flores de lis
de las familias franciscanas de frailes de Francia que
menores y conventuales. adornan su
capa pluvial.

Originariamente
el hábito elegido
por san Francisco
era el de los
campesinos: La religiosa con el
un sayal ceniciento hábito marrón de los
ceñido con un franciscanos, el velo
cordón. El color negro de la abadesa y
originario cambió la aureola, que recibe
con el tiempo y la Regla de san
se estableció que Francisco, es santa
fuera marrón para Clara, fundadora de
los frailes menores la rama femenina
y los capuchinos y de ia Orden.
negro para los
conventuales.
Detrás de ella
hay representadas las
otras hermanas que
fueron abadesas
El cordón que ciñe después de ella.
la cintura sigue
siendo la San Francisco lleva un
característica de largo sayal marrón.
todos los La capucha, como
franciscanos. la aquí representada, .
Los tres nudos ha seguido siendo
quieren indican los el hábito de los
votos que se ha frailes menores.
hecho: pobreza,
castidad y
obediencia.

El texto retoma las


palabras del profeta
Ezequiel (9,4): "Pon por
El santo fraile que
señal una tau en la frente
recibe la Regla en
de los que se duelen de las
sus manos es san abominaciones que se
Buenaventura. cometen en medio de ella» .

• Francisco de Zurbarán, • Colantonio, San Francisco de


San Francisco de Asís, h. 1640, Asís entrega la Regla a las órdenes
Museu Nacional d'Art de franciscanas, h. 1445-1450,
Catalunya, Barcelona. Capodimonte, Nápoles.

110 111
Órdenes mendicantes

Había que llevar un El ostensorio que lleva santa Clara recuerda


La Virgen con el Niño
velo negro, blanco para el episodio en que alejó de Asís el asedio de
se aparece sobre un
las novicias, más largo, los sarracenos, yendo a rezar ante las
trono de nubes,
hasta cubrir la capucha puertas de la ciudad llevando consigo una
acompañada de
de la túnica. custodia con Cristo sacramentado.
ángeles músicos.

San Francisco, con la cruz en la El hábito de las clarisas era al principio un sayal
mano, lleva el hábito de los frailes pardo parecido al de los franciscanos .
• Gherardo delle Notti, Virgen Según la regla de santa Clara, debían llevar
en la gloria con los santos capuchinos: el sayal pardo con ancha
el escapulario. La cabeza debía estar cubierta
Francisco, Buenaventura y la capucha sin el largo cuello, y el
• Carlo Francesco Nuvolone, de «forma uniforme y modesta» con un velo
postulante Flaminia Colonna cíngulo blanco. La pintura es ofrecida
Santa Clara, 1640-1649, blanco que ocultara la frente, las mejillas,
Gonzaga, 1618, convento a la iglesia de los Capuchinos, por eso
se pinta al santo con su hábito. Quadreria Arcivescovile, Milán. el cuello y la garganta.
de los Capuchinos, Albano.

113
112
Órdenes mendicantes

El retrato de la hermana que, a sus sesenta El velo sobre la


y cinco años, parte de España para fundar cabeza caracteriza
en Manila el convento de Santa Clara es siempre el hábito
absolutamente realista en lo que se refiere a religioso femenino.
la edad y a la resuelta voluntad de la mujer.

Un distintivo del La capa sobre el hábito


hábito franciscano es indica el momento especial
el cordón, que aquí de la partida para la misión,
asoma con el último que es subrayado también El cordón que ciñe el hábito en la
de los tres nudos Colgado del cintura remite al tipo franciscano.
por el gran crucifijo en la
debajo de la capa. cordón se entrevé La mujer, hija del emperador Felip e
mano derecha. .. Pieter Paul Rubens, Isabel
el rosario que II, gobernadora de los Países Bajos,
.. Diego Velázquez, Clara Eugenia, gobernadora
indica la devoción tras la muerte del marido en 1612,
Sor Jerónima de la Fuente, de los Países Bajos, en hábito
de monja, h. 1630, Palazzo Pitti, de la mujer el archiduque Alberto, gustaba
1620, Museo del Prado, Madrid. llevar el austero hábito de religiosa.
Florencia. a la Virgen.

114 115
Órdenes mendicantes

Jesús alarga un La propia Virgen entrega San Simón Stock está


pequeño a san Simón Stock representado con el
escapulario, el escapulario. Según hábito de la orden
llamado también la tradición, la Virgen carmelita, con capillo
«abitino» o se habría aparecido, y capucha. En la
«pazienza», alrededor de 1250, mano lleva el libro
reservado a los al religioso que invocaba de la regla: indica
devotos miembros protección, prometiendo su acción de hacer
de las cofradías. la salvación del alma a entrar a los
todo aquel que hubiese carmelitas entre las
llevado con fe el órdenes mendicantes.
escapulario.

Las almas del Del fondo avanza El escapulario, vestimenta que se


purgatorio, una procesión de Teresa de Avila, llevaba al principio para proteger el
simbolizadas aquí encapuchados: son los reformadora de la Orden hábito en los momentos de trabajo,
como cuerpos cofrades del Sufragio del del Carmelo, función hecho para cubrir los hombros y
salvados del fuego, Carmen, símbolo de la subrayada por el gran el pecho, era interpretado también
son liberadas de los Iglesia militante que se libro abierto cerca de simbólicamente como el «dulce
tormentos gracias contrapone a la visión ella, está arrodillada a los yugo» de Cristo y, por tanto,
a la intercesión que presenta, en cambio, pies de la Virgen y vuelta como signo de la pertenencia
de la Virgen. a la Iglesia triunfante. hacia el Niño Jesús. a la vida religiosa

~ Giambattista Tiepolo, Virgen


del Carmelo, con santos carmelitas
y las almas del purgatorio, 1712-
172 7, Pinacoteca di Brera, Milán.

117
116
Órdenes militares

Personajes representados con trajes nobiliarios adornados


con los distintivos de las órdenes, normalmente cruces especiales
por su forma y color.

/
ele
Ordenes 1111tltareS
Siguiendo una
Las primeras órdenes de caballería se formaron en Tierra Santa a moda nacida en
ambientes
Nombre prilJcipios del siglo XII, con el fin de defender a los soldados que militares, llegada
Indica el vínculo de Inglaterra,
participaban en las cruzadas, curar a los heridos y dar albergue a
con el mundo militar el caballero lleva
y caballeresco los peregrinos. Eran verdaderas órdenes de religiosos consagrados bajo el tricornio
Elementos peculiares que seguían una regla y llevaban una vida cenobítica, sometidos a una peluca atada
del hábito
con una cinta
un superior. Así, igual que los conversos de las órdenes monásticas, alrededor del
Hábito de ilOble
renunciaban a los bienes y a los honores, rezaban varias veces al día cuello.
caballero caracterizado
por un emblema de y tenían obligación de hacer obras de misericordia; según la regla
cruz que cambia según
la orden de la vida comunitaria. Algunas órdenes ligadas a los cistercienses
eran periódicamente visitadas por un abad y guardaban fidelidad a
Difusión iconográfica
Generalmente relativa la regla y al fervor de los orígenes. Sin embargo, las reglas de la vida
0

a figuras de nobles que militar y la índole de soldado resultaron fatales para desviarse de su Sobre un peto
hubieran pertenecido metálico, una cruz
a alguna orden de finalidad primera: las órdenes se secularizaron, convirtiéndose en rojo púrpura de
caballería corporaciones nobi- brazos iguales y
con adornos de
liarias que han con- lirios en los
servado solamente extremos es el
emblema de la
algún distintivo de su
Sagrada Orden
antiguo pasado. Entre Constantiniana de
San Jorge, que en
las más importantes
el siglo X VIII tuvo
estuvieron la Orden un resurgimiento
especial en el
de los Caballeros de
norte de Italia.
San Juan de Jerusalén
(todavía activa en la
Orden Soberana Mili-
tar de Malta), y los
Pobres Caballeros de
Cristo, o también los
~ Caravaggio, Retrato Templarios, así llama-
de caballero de Malta,
h. 1607, Palazzo Pitti, dos por tener su resi- • Fra Galgario, Retrato
Florencia. dencia en el antiguo de caballero de la Orden
Constantiniana, 1745,
templo de Jerusalén. Milán, Museo Poldi Pezzoli.

118 119
Órdenes militares

Completa el uniforme una capa, La orden militar española de


que se lleva sobre un solo Calatrava está presente en la figura
hombro, siguiendo la moda del de Santiago apóstol, reconocible por
tiempo, sobre la que campea aún el cayado de peregrino y la concha
la gran cruz roja de Santiago. en la bandolera.

Una cruz roja


con los cuatro
braz'os, que se
abren en dos
puntas cada
uno, es ofrecida
por el papa
Esteban junto
con un libro,
probablemente
la regla de la
orden.
La misma cruz
está bordada en
la capa pluvial
del pontífice.

La gran cruz roja La espada, situada Un angelote, ayudante de san


cosida en el pecho de forma bien visible Juan Bautista arrodillado a los Una tiara
reproduce la espada en el retrato del pies de la Virgen, presenta a ricamente
con la empuñadura caballero, trata su vez un manto negro sobre decorada y puesta
en forma de cruz, de ser un atributo el que hay cosida una gran sobre el escalón
emblema de específico de la cruz en seda blanca: es el cerca del papa
.. Niccolo dell'Abate, Caballero los Caballeros nobleza militar emblema de los Caballeros de es su atributo .. Pietro da Corto na, Virgen
de la Orden de Santiago, de Santiago o del desconocido San Juan, llamados también iconográfico y santos, 1626-1628, Museo
h. 1540, Gemaldegalerie, Berlín. de la Espada. personaje. Caballeros de Malta. específico. dell'Accademia Etrusca, Cortona.

120 121
Cofradías' de laicos

Reconocibles por un hábito inspirado en el de los religiosos,


los miembros de una cofradía suelen representarse arrodillados
a los pies de la Virgen o cerca de unos santos protectores.

de
Se aprecia un
planteamiento
En el siglo XII se formaron asociaciones de fieles laicos que tenían claramente estatuario
Nombre como finalidad la asistencia y la oración. Tales cofradías no y arcaico en la
Del latín frontalidad de esta
cumfraternitas, requerían que se hicieran votos, ni la obligación de una vida Virgen, en el trono,
compuesto de «con» comunitaria, pero se regían por un estatuto aprobado por la rodeada de ángeles.
y «fraternidad»
autoridad eclesiástica. Cada una de ellas podía poseer bienes,
Elementos peculiares
participar en la vida ciudadana y tener un guía espiritual. Parti-
del hábito
Suele parecerse a un cipaba en la vida de la ciudad con la construcción de hospita-
sayal con capucha que les, capillas propias o iglesias, pero también mediante la asis-
puede cubrir el rostro,
a veces con una tencia a los pobres o necesitados ajenos a la
abertura en la espalda cofradía. Entre las más antiguas cofra-
Difusión iconográfica días de Italia estuvo la de los Flagelan-
Presente a menudo en
imágenes de devoción tes, surgida en el año 1260 y que
se caracterizaba por la flage-
Completa el hábito de
lación corporal y por la los cofrades una
contrición pública por capucha que debe
recubrir la cabeza para
medio de la eleva- no ser reconocidos.
ción espiritual, que,
El cordón con varios
una vez desapareci- nudos se inspira en
das, pasaron a dedi- el hábito de los
religiosos: en este
carse exclusivamente caso remite al cíngulo
a los enfermos. Cada de los franciscanos.
cofradía tiene un
hábito que los cofra-
des llevan en las reu-
~ Domenico di niones y en las cele-
Michelino, San Juan braciones: la forma
Bautista con dos
miembros de una y los colores, seme-
cofradía, h. 1450,
Castello Sforzesco,
jantes entre las dife- El flagelo, llamado también
Museo d' Arte Antica, rentes cofradías, se .A Giovanni Antonio da Pesaro, disciplina, especifica además la
Milán. Virgen con el Niño, h. 1450, pertenencia a una cofradía de
inspiran en los de las Galleria Nazionale delle Marche, flagelantes también llamados
órdenes religiosas. Urbino. Disciplinantes Blancos.

122 123
·~ Cofradías de laicos

La paloma, imagen Las dos personas de la Santísima Representaciones de monjes y monjas en oración, estudio
del Espíritu Santo, Trinidad, Padre e Hijo,
está representada en están representadas con la misma o trabajo, según las características de la regla de vida religiosa.
el mayor punto de luz fisonomía para subrayar, según la En algunos casos resultan reconocibles los ambientes del monasterio.
de la manifestación verdad de fe, la concepción del
trinitaria, luz que Hijo por parte del Padre y
es irradiada también recordar las palabras de Jesús:
más allá de las
nubes, hacia los
disciplinantes en
actitud adorante.
«Para que todos sean uno, como
tú, Padre, estás en mí y yo en ti,
para que también ellos sean en
nosotros y el mundo crea que tú
Vida en los munasterios
me has enviado» (Juan 17,21).
Los primeros se remontan al siglo IV (el primero fundado por san
Pacomio en 320); eran monasterios muy distintos a su evolución y Nombre
estructura posterior: aglomeración de modestas viviendas, a veces Del griego
monasterion,
aldeas abandonadas, adonde se habían trasladado los monjes para originariamente
llevar una vida retirada, pero próximos, en el nuevo estilo de vida. «celda » del
«ermitaño » (de
Cerca de dos siglos después, con san Benito, desde Oriente (la tipo- monastes, «monje »)
logía de monasterio se había unificado en el siglo v), y también en Elementos peculiares
Occidente, el monasterio se conformó con elementos precisos: una Según la Regla
benedictina «Ora et
estructura completamente autónoma, con agua, molino, huertos, labora», con los
laboratorios y talleres, biblioteca, colegio, iglesia ... La vida de los momentos de oración
se alternan otros
monjes se desarrollaba, como todavía hoy, dividida en momentos de vida comunitaria
de oración comunitaria, vida en común y trabajo. La construcción de o de trabajo
monasterios, complejos abaciales y cartujas siempre tuvo en cuen- Difusión iconográfica
ta el estilo de vida de los Presentes en toda la
historia del arte
monjes: un amplio coro
. en la iglesia para la ora-
ción comunitaria, · un
claustro al que se abrían
los ambientes comunita-
rios, el capítulo y el re-
fectorio. Si el monasterio
era benedictino había pe-
queñas celdas, si eran
camaldulenses o cister-
cienses eran casitas autó-
Parte del hábito de los nomas o celdas más bien
cofrades es una capucha que El sayal de pesado .. Scriptorium,
normalmente, en la práctica paño blanco tenía una
grandes, incluso de dos Leccionario
de las obras de misericordia, abertura en la espalda plantas, con un pequeño de Enrique Ill,
servía para cubrir el rostro, para la auto flagelación, h. 1039-1040, Staats-
~ Giovanni Paolo Cavagna,
para no ser reconocidos y no huerto o jardín, y el dor- und Universitats-
La Trinidad de los Disciplinantes que se practicaba para
bibliothek, Bremen.
Blancos, h. 1595, Museo ganar por esto ningún mérito la expiación de los mitorio separado del es-
della Basilica, Alzano Lombardo. entre los hombres. pecados. tudio y del refectorio.

124 125
«
Vida en los monasterios

Un monje solitario, Quien ora en Quizá una escena de Un monje,


entre las rocas, está soledad puede tentación en la que algo distante de la
arrodillado en oración: tener el privilegio una mujer vestida a amplia ciudadela,
su hábito es la más de ser visitado la moda, con un se refugia en una
antigua vestimenta de por un ángel largo traje rojo, se cueva para llevar
los ermitaños, hecha enviado por acerca a la ermita de una vida de
pobremente con una el cielo. un monje, para salir ermitaño.
piel de cabra. hu'Vendo acto
seguido.

La escena de la muerte y del funeral de un Alrededor de una


santo atrae a numerosas personas en torno pequeña celda, Sobre dos picachos rocosos,
al difunto. Se distinguen diversos hábitos dos monjes trabajan en dos monjes, uno frente al otro,
de religiosos como si se quisiera reconocer un huerto, signo de la cada uno cerca de su propia
en las experiencias religiosas de la Edad vida autosuficiente que celda, mantienen un diálogo
Media el único origen en la vida de los tuvieron los cenobios fraterno.
anacoretas del desierto de Tebas. en su origen.

~ Gherardo Starnina, La Tebaida,


h. 1410, Uffizi, Florencia.

126 127
Vida en los monasterios

La descripción de la ermita de Camandoli, Según la costumbre de la pintura española del siglo X VII, Desde la entrada del
la primera fundada por san Romualdo, replantea un «cuadro dentro del cuadro » con una imagen sagrada que refectorio se entrevé la
de forma muy esquemática la unión de la vida debe inspirar a los monjes reunidos en el refectorio: la Virgen elegante fachada de
cenobítica sin renunciar a la ermita, con casitas con el Niño y san Juan Bautista en hábito de ermitaño, la iglesia de la Cartuja.
La gran iglesia autónomas y aisladas entre sí. recuerdan la gran devoción de los cartujos por la Virgen
que recuerda un y el amor por la vida retirada.
templo paladián,
situada en el
centro de la
ermita,
probablemente
es una invención
del pintor porque
no está
confirmada por
ningún
documento
de la época.

·San Benito,
fundador del
monaquismo
occidental,
está representado
con el hábito
negro de los
benedictinos,
según la
tradición elegido
por su
austeridad,
el báculo
pastoral
del abad
y la Regla La frugalidad en el
de la orden. comer de los monjes El obispo Hugo de Grenoble, ya muy mayor,
cartujos está bien se dirige de visita a los cartujos. Habría deseado
representada en la de todo corazón abandonar los cargos eclesiásticos
naturaleza muerta de para retirarse a la vida monástica, pero ningún
la mesa compuesta papa (conoció a seis a lo largo de toda su vida)
por hogazas quiso desposeerlo del cargo de obispo,
San Romualdo, fundador y la vajilla. que desempeñaba con gran celo.
Un falso altar de de la orden de los
madera, ricamente camaldulenses, lleva el
decorado imitando hábito de grueso paño
tallas y esculturas, blanco adoptado por la nueva A Francisco de Zurbarán,
A El Greco, Alegoría de la Orden ostenta en versos orden. Tiene en la mano la Los cartujos en el refectorio,
de los camaldulenses, 1600-1607, latinos la descripción réplica en miniatura del h. 1625-1665, Museo
Museo del Patriarca, Valencia. de la vida eremítica. monasterio de Camaldoli. de Bellas Artes, Sevilla.

129
128
Vida en los monasterios

El cortejo fúnebre de los El cementerio del monasterio está Con el hábito blanco de las monjas y
monjes trapenses es rodeado de un pórtico con columnas el velo oscuro de abadesa se puede
precedido por un monje geminadas. En los tondos entre los reconocer a santa Brígida, fundadora
que lleva la cruz y por otros arcos se incluyen bustos, probablemente y abadesa del monasterio de Kildare,
dos que portan los cirios. de abades o santos de la orden. en Irlanda (siglos V-VI).

Un monje sigue Las sencillas cruces


el cortejo llevando en la zona del
un acetre y un hisopo cementerio indican
para la bendición la extrema pobreza
del cofrade difunto. del lugar.
La distribución de comida
Son muchas las a los pobres, según la
personas indigentes tradición hagiográfica
que se confían de santa Brígida,
a los cuidados es parte de la vida de
de la santa monja . religiosos y religiosas.

.& Lorenzo Lotto, Historias de


.& Alessandro Magnasco, Entierro santa Brígida, obras de caridad
de un fraile trapense, h. 1700, en el campo: transformación
Museo, Civica Biblioteca del agua en cerveza, 1524,
e Archivio, Bassano del Grappa. oratorio Suardi, Trescore.

130 131
Vida en los monasterios
T
Una hermana En la agradable Una imagen de la Virgen En un grupo de La hilandería es
de religión se escena familiar con el Niño realzada por monjas una está la actividad que
calienta ante se incluye una lamparilla, cerca del ocupada en bordar, ocupa a la mayor
la chimenea en anacrónicamente locutorio, es uno de los mientras que las parte de las
el ambiente una jarra de elementos esenciales del otras, desocupadas, monjas.
de vida común preciosa orfebrería ajuar del pobrísimo escuchan la lectura
para todas dieciochesca. ambiente del monasterio de una cuarta
las monjas. de clausura. hermana.

Un momento de la vida de santa Sobre un cojín forrado de azul, Una monja, de espaldas, ha
Clara. Una vida de clausura, única nota de color en toda la interrumpido momentáneamente
más asimilable por consiguiente pintura que evoca los hilados el trabajo para dedicarse a la
a la vida del monasterio que a la en los telares a lo largo de la lectura de unos textos
del convento, fue la que llevaron diagonal compositiva, una joven edificantes para acompañar
todas las órdenes femeninas monja se dedica a confeccionar el ritmo de trabajo del resto
hasta el siglo XIX • los preciosos encajes. de las hermanas.

... Francesco Unterperger, ... Alessandro Magnasco,


Santa Clara lava los pies a las La clausura de las monjas,
hermanas, 1731-1732, convento h. 1720, Hessisches
de las Clarisas, Monguelfo. Landesmuseum, Darmstadt.

133
132

...
Vida en los monasterios

El santo dio al cuervo, que se


alimentaba cada día en sus
manos, el pan envenenado con el
encargo de que se lo llevara lejos
para que no hiciera daño a nadie.

Son necesaíios volúmenes I I Llamados por el sonido de la


de tamaño gigantesco cam.pana siete veces al día en las
para que todos puedan horas canónicas, los monjes se
ver, leer y cantar la reúnen en el coro de la iglesia
liturgia de las horas. para la oración comunitaria.

Los monjes que han El cuervo, llamado


Unos angelotes entrado hace poco en por san Benito Los monjes
situados junto la comunidad aún no para que se llevara «negros»
a cada monje se saben de memoria el pan envenenado, benedictinos,
el texto de las oraciones, emprende el vuelo sentados en Según refiere la
toman nota en
no tienen su propio libro, sin haber cogido la paupérrima Leyenda dorada,
unas pequeñas
por lo que se reúnen cerca el pan, como en mesa del un sacerdote
tarjetas de su
del gran atril. señal de negativa refectorio celoso llamado
fervor en la oración.
al encargo que, del monasterio, Florencia le
sin embargo, en espera de había mandado
más tarde llevará la distribución a san Benito un
a cabo. de la comida . pan envenenado.

... Bartolomeo Roverio,


il Genovesino, Los ángeles anotan ... Giovanni di Consalvo,
el fervor de los monjes en la Historias de san Benito: milagro
oración comunitaria, h. 1618, del pan envenenado, 1436-1439,
abadía de Claraval, Milán. Abadía Florentina, Florencia.

135
134
Vida en los conventos

Momentos de vida de religiosos pertenecientes a las órdenes


mendicantes: la oración en el coro, la comida en el refectorio,
el encuentro fraterno.

Vida en los conventos


El convento es el lugar de vida de la comunidad de las órdenes
mendicantes. Franciscanos y dominicos construyeron sus conven-
tos a partir del modelo de los monjes con una diferencia sustancial,
o sea, la vocación en el exterior del convento, para el cuidado de
Fiel reconstrucción de las almas, que exigía vivir en las ciudades. Los dominicos, dado
En el centro del
los lugares de la vida que eran predicador~s, no tardaron en construir sus conventos coro, un gran
comunitaria dentro
dentro de las ciudades, mientras que los franciscanos, básicamen- facistol permite a
~e los conventos según
los frailes más
la costumbre de cada te itinerantes, no tuvieron sedes fijas hasta 1221. A los dominicos jóvenes, que aún
'poca
les hacía falta en primer lugar una iglesia muy grande, equipada no se saben de
Difusión iconográfica memoria la
para acoger a los fieles en los sermones. Quizá sea esta la diferen- salmodia, acercarse
asta el siglo XVII
omo contexto de cia sustancial que se puede establecer, mientras que las dos órdenes a leer en el gran
historias de la vida libro y orar con el
organizaron de manera similar la sucesión y cercanía de los am-
de los santos, resto de hermanos.
posteriormente puede bientes que permitían vivir de acuerdo con la regla: claustro, capí-
adquirir el carácter tulo, locUtorio (única zona del convento donde no era obligatorio
de pintura de género
el sjlencio), dormitorio con celdas y habitaciones de los frailes, re-
fectorio, biblioteca, scriptorium. Estos dos últimos ambientes estu-
vieron presentes en los conventos franciscanos, que, desde 1240, se
convirtieron en su mayor parte en centros de estudio. El fraile arrodillado
está probablemente
haciendo pública
penitencia por
haber llegado con
retraso al coro.

El fraile oficiante es
precedido por dos
Solo el fraile enfermo cleriguillos con un cirio
puede permanecer y un hermano con el
~ Giovanni Antonio sentado durante la incensario, en procesión,
Sogliani, Cena preparación para antes de la celebración
milagrosa de santo la misa. de la misa dominical.
Domingo, h. 1535, • Franc;:ois-Marius Granet, El coro
Museo di San Marco, de la iglesia de los capuchinos
Florencia. en Roma, 1814, Metropolitan
Museum of Art, Nueva York.

137
136
Vida en los conventos

Las pinturas que La decoración de las El superior del Un pequeño crucifijo remata,
adornan el puertas con ramas de convento enumera, en la estancia pobremente
refectorio de los olivo hace pensar que contando con los iluminada, una calavera a todas
frailes representan ya ha pasado el dedos, los motivos luces grande en proporción;
escenas de Domingo de Ramos, de la contrición posiblemente se trata de un
consagración a la en Semana Santa, comunitaria de sus elemento con el que se quiere
vida religiosa. resultando así más hermanos de subrayar la necesidad de
crítica la elección de religión. arrepentirse, con el memento
representar el ayuno mori, más que recordar el
de cuaresma. antiguo motivo iconográfico
de la cruz de Jesús levantada
sobre la tumba de Adán.

Ignorando la regla del


silencio impuesto
durante las comidas,
para escuchar la palabra El que se
de Dios, la regla, o las dispone a comer Un fraile
constituciones de la delante de una franciscano,
orden, algunos frailes gran bandeja de huésped,
charlan amigablemente pescado podría se recoge Un fraile expresa
entre ellos. ser el prior. para orar. En el suelo, su arrepentimiento
en varios puntos de rodillas y llevando
de la sala, en el cuello una soga,
hay colocados elemento frecuente
braseros para también en las
caldear el procesiones
ambiente . de penitencia.

.. Alessandro Magnasco,
Capuchinos contritos delante
.. Walter Dendy Sadler, Viernes, del superior, 1730-1740,
1882, Walker Art Gallery, Academia de Bellas Artes
Liverpool. de San Fernando, Madrid.

138 139
Vida en los conventos

Varias actividades en las que se representa a sacerdotes y


religiosos, asistencia a los enfermos, el estudio, la oración
y la administración de los sacramentos.

Un anciano fraile se acerca al Sobre la campana del hogar suspendida en


centro del fuego. La necesidad
de calentarse es subrayada por _
~l hecho de que aún lleva la larga
capucha característica de su hábito.
el centro de la estancia no puede faltar la
cruz, pequeño signo, en medio de grandes
desgarrones que dejan pasar el humo y
subrayan la pobreza de los hermanos.
Vida de los sacerdotes
La vocación por la vida religiosa exige la elección de un estilo de
vida y una serie de ocupaciones que atender. Las numerosas órde- . Definición
Acciones y momentos
nes religiosas que han surgido a lo largo de la historia y se han de_-
de la vida de los
finido con sus propias características corresponden a la diversi- sacerdotes según su
ministerio personal o
dad de ministerios, ya citada por san Pablo (1 Epístola a los
de la orden religiosa a
Corintios 12,4), que se reconocen en las distintas actividades de la que pertenecen
religiosos y sacerdotes. Los primeros discípulos de Cristo, las pri- Función
meras comunidades cristianas, tuvieron que organizarse muy Cuando administran
los sacramentos son
pronto según una jerarquía, y cada uno de los integrantes de la co- instrumentos de
munidad desempeñaba una tarea, según sus propias aspiraciones y la gracia de Dios
para la santificación
capacidades. La evolución desde entonces fue naturaÍ, y quienes • de los fieles
eligieron la vida religiosa pudieron expresarse en ella de acuerdo
Difusión iconográfica
a sus propias capacida- Presentes en toda la
. historia del arte
des y ministerio. El sa-
cerdote es aquel que
administra los sacra-
mentas, pero no hay que
olvidar otras funciones
importantes, tales como
la asistencia a los enfer-
Dos frailes, aislados Un joven fraile,
totalmente del mos, el estudio y la pre-
que no parece
grupo, se dedican preocupado por dicación. También los
a un momento calentarse al amor del
de esparcimiento, monjes que hacen voto
fuego, se distrae
leyendo en silencio, haciendo jugar a de estabilidad (ordena-
no charlando con un gato con su
los hermanos. dos en un cierto monas-
cíngulo blanco.
terio, no lo cambiarán
~ lean-Victor Schnetz,
por otro) o aquellos que Religioso que socorre a
eligen la clausura, lle- una peregrina herida,
1826, Musée des
• Alessandro Magnasco, van, en el silencio y en la Beaux-Arts,
El calentamiento de los frailes, Valenciennes.
1725-1727, Norton Simon contemplación, una vida
Museum of Art, Pasadena.
activa y de abnegación.

140 141
Vida de los sacerdotes

El crucifijo, fuente de la inspiración La capucha sobre la cabeza,


y de la oración del ermitaño san el color pardo de
Jerónimo, situado muy alto en esta la basta tela y la barba del
representación de estudio, pierde religioso hacen pensar que
su función de atributo primordial. se trata de un fraile capuchino.

El león que da vueltas


por el estudio del
Padre de la Iglesia
recuerda la historia del
león herido que llega
al monasterio en que
residía Jerónimo
y que, curado y
amansado por
el santo, lo siguió
hasta la muerte.

El capelo, sombrero
de la dignidad
cardenalicia,
es atributo iconográfico
de Jerónimo, junto con
el color rojo de su
hábito, por más que
Jerónimo no fue
cardenal, como en
cambio se cree,
sino secretario del
papa Dámaso.

El hábito recosido y Un maravilloso efecto lumínico creado por un


Jerónimo, gran estudioso, remendado es signo rayo de luz que hiere algunas partes de las hojas
doctor de la Iglesia, representa El pavo real de la elección de una sostenidas en la mano por el fraile, dejan tan solo
con toda justicia la vida es símbolo vida de pobreza imaginar la importancia del misterioso texto
estudiosa de religiosos y de vida nueva .hecha por el religioso. escrito que exige tanta concentración al hombre.
sacerdotes, al haber sido y de resurrección,
también el revisor de porque cambia las .. Antonello da Messina, .. Rembrandt, Monje
las traducciones de la Biblia plumas en primavera, San Jerónimo en el estudio, leyendo, 1661, Museo
del griego al latín. en tiempo de Pascua. 1474, National Gallery, Londres. Sinebrychoff, Helsinki.

142 143
Vida de los sacerdotes

Unos ángeles en pleno


vuelo asisten con devoción
Al fondo de la a todo cuanto sucede,
compleja composición llevando consigo un cartel
ambientada en una que, con unas palabras en
iglesia se ve, detrás latín, da una rápida
de un enrejado, explicación de cada uno
la celebración de los sacramentos
de la misa. administrados.

En el sacramento de
la Confirmación, el
ministro es el obispo,
En el sacramento del
aquí representado con
matrimonio los ministros
los hábitos litúrgicos,
son los esposos,
la capa pluvial y mitra
el sacerdote bendice dicha
en la cabeza, mientras
unión con el significativo
unge la frente de los
. gesto de estrecharles
confirmados con el
las manos en el vínculo
sagrado crisma. El clérigo
de su estola.
de su lado ata sobre la
frente de los chiquillos
ya confirmados una tira
de lino que servía para
conservar el santo óleo.

El sacerdote administra el
sacramento del bautismo a un Un sacerdote con una especie de En la ceremonia de la Una mujer lee aparte unas
niño recién nacido en presencia capucha celebra con discreción ordenación sacerdotal oraciones: es un acto de devoción
de sus padres, del padrino y de y reserva el sacramento de la el obispo unge las manos al personal y no una función
la madrina. El sacerdote está confesión, dado que era muy ordenado, vestido con la indispensable, porque, • Rogier van der Weyden,
ungiendo con los santos óleos la frecuente que los confesores sotana y con la estola puesta al ·administrar los sacramentos, Altar de los siete sacramentos,
frente al niño, que luego será fueran de las órdenes sobre el alba, por medio de el sacerdote pronuncia las 1439-1443, Musée Royal
asperjado con el agua bendita. fórmulas de rigor. des Beaux-Arts, Amberes.
mendicantes y llevaran capucha. un estilete para consagrarlas.

145
144
Vida de los sacerdotes

La predicación se hace El crucifijo es la razón de las palabras La pila bautismal de formas barrocas está Aparte, semioculta por una columna,
desde un pequeño púlpito, del sermón del santo desconocido, rematada por una estatuilla que una mujer sigue a distancia el rito;
protegido por un toldillo cuyo hábito, identificable por el representa a san Juan Bautista, con el probablemente es la recién parida,
dominado por un escapulario, podría indicar su cordero a sus pies y, en la mano derecha, no purificada aún tras el parto, que no
drapeado más amplio. pertenencia a la orden de los dominicos. la concha para asperjar el agua. podría ser admitida en la iglesia.

Al lado de un religioso
que se postra de rodillas
con gestos de dolor Un grupo de jóvenes
vemos un gran libro monjes escucha con Las palabras de la
abierto sobre el que hay devoción el sermón. homilía provocan
colocada una calavera: Haberlos representado diferentes reacciones
el símbolo de la totalmente iluminados en los presentes:
caducidad de las cosas quizá tenga por objeto este fraile se postra
terrenales remite a la indicar la adhesión a las en tierra en actitud Al niño se le aplican
necesidad de conversión. palabras del predicador. de arrepentimiento. dos óleos: el de los El recién nacido, en
catecúmenos para pañales y revestido La larga vela
el exorcismo contra el con incómodas que se da para
espíritu del mal y para y preciosas telas el recién bautizado
la lucha por la fe antes blancas, recibe es símbolo
.. Michel-Fran<;ois el agua bautismal de resurrección,
~ Pietro Longhi, El bautismo, del bautismo de agua,
Dandré-Bardon, La predicación asperjada sobre en alusión
1755-1757, Pinacoteca Querini y a continuación el crisma
de un santo, 1734, Louyre, París. Stampalia, Venecia. la cabeza. al cirio pascual.
como confirmación.

146 147
Vida de los sacerdotes
La Eucaristía es un sacramento que
Un penitente espera orando, puede repetirse varias veces en la vida.
arrodillado en el confesionario, Son frecuentes en la iconografía las
a que el sacerdote esté representaciones de la última comunión de
disponible para escuchar algunos santos, recibida poco antes de morir.
su confesión.

La mujer que
se confiesa
devotamente en la
penumbra no tiene
rasgos reconocibles,
pero corresponde a
la imagen de la Detrás del santo,
reina de Bohemia diversos chiquillos
que había elegido recuerdan la misión de
como confesor al educar a los niños,
canónigo Juan básica en la Orden
Nepomuceno, fundada por el
a quien recurría con santo español.
gran frecuencia.

Cerca del anciano


sacerdote descansa
su bonete negro.

El anciano sacerdote san José


El sacerdote escucha devotamente la de Calasanz recibe,
El oficiante viste una
confesión. Lleva la sobrepelliz sobre el devotamente arrodillado,
planeta verde, el color
hábito porque para este sacramento no con las manos juntas y los ojos
litúrgico de tiempos
son necesarias vestiduras litúrgicas. San cerrados, el pan consagrado; .. Francisco de Gaya,
normales: san José de
.. Giuseppe Maria Crespi, Juan Nepomuceno murió por no haber encima del hábito talar negro La última comunión de san José
Calasanz murió el 25
San Juan Nepomuceno confiesa cedido a la obtusa voluntad del rey de de los clérigos regulares lleva la de Calasanz, 1819, San Antonio
de agosto, durante el
a la reina de Bohemia, 1743, Bohemia de conocer a toda costa los estola sacerdotal. Abad, Madrid.
tiempo per annUID.
Galleria Sabauda, TurÍn. secretos de las confesiones de su mujer.
149
148
Vida de los sacerdotes

A jacinto, arrodillado cerca del padre superior,


le ponen la veste blanca de predicador, sobre la
que le ceñirán el cinturón de cuero negro que
permanece aún sobre el brazo del hermano
de la izquierda, y el escapulario blanco que
alarga el hermano de la derecha.
El obispo traza
en la frente del
confirmado una
cruz con el dedo
untado del
sagrado crisma,
el mismo santo
óleo con el que
el niño había sido
ya ungido en el
bautismo.

El ministro del
sacramento de la San jacinto se ha
En este caso,
Confirmación es el En espera de despojado de sus
la confirmación es
administrada a un obispo, que viste recibir el hábito vestiduras; como al Listos, bien doblados
una amplia capa de los dominicos, llegar a Italia y y empaquetados están
niño pequeño aún,
a quien su madre pluvial y lleva una el postulante solicitar su entrada el hábito, el escapulario
sostiene en brazos. mitra en la cabeza. permanece en la orden de los y el manto negro para
extendido en el predicadores era los otros postulantes
suelo en señal canónigo, vemos que son recibidos en
de consagración entre sus ropas el la orden juntamente
absoluta a Dios. bonete de eclesiástico. con jacinto.

~ Federico Zuccari, Vestición


~ Maso di Banco, El sacramento de san Jacinto, h. 1599-1600,
de la Confirmación, 1338, Museo Santa Sabina, capilla de san
dell'Opera del Duomo, Florencia. Jacinto, Roma.

150 151
Vida de los sacerdotes

Pese a que su finalidad La severa disciplina de la


principal era enseñar el Escuela de la Doctrina
catecismo, se ponía un Cristiana resulta
cuidado especial en la también reconocible en
instrucción general; los métodos:
por eso insiste el pintor cada profesor está
en la presencia de libros provisto de una larga
grandes y pequeños en caña con la que puede
los que los mayores llamar al orden a los
aprenden las oraCiones, indisciplinados, como La mano del santo que señala
aprendiendo también, este niño que trepa por al cielo es coherente con la
de paso, a leer. el enrejado del altar. serenidad de su rostro rodeado
de luz: la promesa de una vida
eterna para todo aquel que
muere en gracia de Dios.
La atmósfera del fondo de la
escena parece preludiar una
vida más allá de la muerte.

Colgados de la pared,
un rosario y una imagen
sagrada son signos de
la fe del enfermo.

San Gaetano da Thiene,


con el hábito de los
clérigos regulares, asiste a
Apoyado en una columna
los últimos momentos de
En Id precisa organización Entre lo primero fajada que, junto con otros
un moribundo con el gesto
de estas escuelas dedicadas que hay que detalles, permite identificar
reconfortante de estrecharle
a los niños pobres, la figura aprender están que la escena tiene lugar
la mano.
más importante era el los gestos y su en la catedral de Milán,
«pescador», a menudo un significado; está el «silenciario»,
laico, que tenía por misión este sacerdote que tenía el cometido, .... Alessandro Magnasco, ~ Sebastiano Ricci, San Gaetano
recuperar y volver a traer enseña al chiquillo haciendo sonar la El catecismo en la iglesia, conforta a un moribundo,
a la escuela a los niños arrodillado a hacer campanilla, de que 1725-1730, Museum of Art, 1725-172 7, Pinacoteca
necesitados de instrucción. la señal de la cruz. se respetase el silencio. Filadelfia. di Brera, Milán.

152 153
Devoción e imágenes
Animales simbólicos
Objetos
Imágenes alegóricas
Procesiones
Rogativas
Devoción a los santos
Culto mariano
Devoción popular
Representaciones sagradas
Memoria del milagro
Exvoto

.... Lorenzo Lotto,


Virgen del Rosario, 1539,
Pinacoteca Civica, Cingoli.
Animales simbólicos

Animales que adquieren un significado simbólico, dentro Según el texto del San Juan Bautista está representado
Evangelio, el Espíritu Santo con la vestimenta de extrema pobreza
de decoraciones de lugares o en contextos sagrados, alusivos
descendió sobre Cristo en el de quienes elegían una vida ascética
a la Redención. momento del bautismo y de ermitaño en el desierto, hecha
en forma de paloma. de pieles de camello, tal como se
describe también en el Evangelio.

Animales simbólicos
Durante los primeros siglos del cristianismo, una vez resuelta la
Nombre cuestión acerca de la producción de un arte que fuese icónico o
Pez, cordero, cetáceo,
paloma, pavo real,
anicónico, se elaboraron motivos que se volvieron poco a poco
pelícano, ciervo, peculiares del cristianismo, los cuales, sin embargo, bebían en
ave fénix
parte de la tradición artística del momento, evolucionada en for-
Definición mas y asuntos bucólicos. Los artistas que trabajaban para los
Animales diversos
que remiten a un cristianos fueron inicialmente los mismos que se dedicaban a
significado sagrado una producción totalmente pagana; cambiaron, aparte del esti-
y distinto al suyo
lo, los motivos para los nuevos clientes, quienes supieron car-
Función
Manifestar la fe
garlos de significados simbólicos y considerarlos por tanto co-
cristiana de manera mo propios. Entre las primeras representaciones estaba la del
oculta y para iniciados
pez, elegido y privilegiado porque en griego resulta acróstico de
Fuentes la frase «Jesucristo hijo de Dios »; le sigue la del cordero, animal
Clemente de
Alejandría, Pedagogo, del sacrificio, y símbolo también de Cristo, definido como cor-
III, 11,59 dero de Dios por san Juan Bautista. Animales como la paloma,
Difusión iconográfica o la ballena, monstruo marino, deriv;aban de las narraciones bí-
Presentes desde el arte
paleocristiano
blicas, la primera en los episodios del arca de Noé, y retomada
en el Evangelio como imagen del Espíritu Santo, el segundo re-
ferido a las historias de Jonás, consideradas por los exégeta s como
prefiguraciones de La personificación del río
la Pasión. A ellos se Jordán sigue los criterios
de representación del arte Para recibir el bautismo,
sumaron represen- clásico: un hombre anciano Jesús se ha sumergido en
con barba y largos el río Jordán hasta la
taciones de otros cintura: esta representación
cabellos, sentado en
distintos animales la orilla con un ánfora sigue la costumbre del rito
de la que se vierte agua de la inmersión de
que por su propia la persona adulta.
con una caña.
naturaleza podían
recordar la Resu-
~ Peces y panes rrección o la Re-
eucarísticos, siglo III,
catacumbas de San dención o simple-
Calixto, Roma. mente simbolizar • Bautismo de Cristo, siglo v,
baptisterio degli Ariani,
a los fieles. Ravena.

156 157
Animales simbólicos

El cordero blanco y Los cuatro ángeles que sostienen


nimbado, símbolo de el tondo festoneado que circunda la
Cristo inmolado y vivo, imagen simbólica del cordero místico
se halla situado en el están guarnecidos con blancas túnicas
centro de la bóveda. con clavus como los cristianos de su
tiempo.
La cabeza del cordero
abandonado sobre una superficie
plana define el espacio de la
pintura pero llama la atención
e impresiona por la «expresión»
-de abandono.

Las cuatro patas atadas


situadas en primer plano
parecen remitir con
extremo realismo al
sacrificio y al propio
tiempo a las palabras del
profeta Isaías:
«Como cordero llevado al
matadero» (Isaías 53,7).

En la decoración, entre motivos


vegetales y floreados,
hay representados distintos
animales, algunos de los cuales
aluden a los animales de los
~ Cordero nimbado llevado por antiguos sacrificios, como este ~ Francisco de Zurbarán,
cuatro ángeles, siglo VI, San Vitale, carnero, otros referidos a los Agnus Dei, 1635-1640,
Ravena. animales del paraíso. Museo del Prado, Madrid.

158 159"
--------------------------------------------~---------------------------------------------
Animales simbólicos

El racimo de uva alude a Cristo El ciervo que abreva en la fuente o en una


como vid y como don eucarístico: corriente de agua remite directamente al salmo
este tipo de representación 41: «Como anhela la cierva las corrientes
simbólica es uno de los primeros en del agua, así te anhela mi alma, oh Dios»,
hacer aparición en el arte cristiano. y representa a los fieles que buscan a Dios.

El agua, la verdadera
fuente de agua viva,
representa a Cristo que
aplaca la sed del hombre.

El pavo real, con su larga cola


variopinta, raramente representado en el
momento en que despliega la cola en
abanico (que sería símbolo de soberbia),
es símbolo de resurrección porque en ~ Mosaico con ciervos

~ Mosaico con pavos reales primavera, el tiempo que coincide con la abrevando, siglos XI-XII,
y vides, siglo IV, Santa Constancia, Pascua, muda las plumas, renovando San Clemente, detalle del ábside,
completamente su plumaje. Roma.
detalle de la bóveda, Roma.

161
160
------------------------------------------------------~

Animales simbólicos

La vid y la uva están tomadas a La imagen alegórica


menudo de las parábolas de Jesús. de la Caridad es la de una
La uva, de la que se hace el vino, mujer que está amamantando
es concretamente una alusión al amorosamente a varios niños
sacrificio de Cristo. que la rodean.

Entre los
animales que
abrevan en la
fuente,
se representan
con. frecuencia
las palomas con
el significado de
inocencia y de
pureza de los
fieles que buscan
a Cristo.

Según el Evangelio de san Juan El pelícano se ha convertido


(4,14), el propio Jesús es fuente de en símbolo del sacrificio de
agua viva que da vida a los hombres. Jesús. En efecto, según la
En las antiguas representaciones del tradición medieval, esta ave
~ Mosaico con palomas paraíso nunca falta una fuente, alimenta a sus crías
~ Francesco De Mura, Alegoría
bebiendo, siglo VI, San Vitale, fuente de gracia, para representar de la Caridad, 1743-1744, hiriéndose el pecho y
Ravena. a Cristo como agua viva. The Art Institute, Chicago. dándoles su propia sangre.

162 163
------------------------------------------------------------------------------,
Animales simbólicos

Se creía que el ave fénix, animal legendario, Objetos diversos: cruz, ancla, faro, que tienen un significado
citado también en el libro del Éxodo, vivía
muchísimos años y luego moría entre las llamas, simbólico. Más presentes en el arte paleocristiano, solo algunos
pero que al cabo de tres días resurgía de sus conservan la simbología en época posterior.
cenizas. Esto hizo que se le atribuyera un
significado simbólico cristo lógico, después de
haber sido símbolo de la sabiduría divina: volver
a la vida al cabo de tres días se convirtió en una
alusión a la resurrección de Cristo, junto con el
símbolo de renacimiento después de la muerte.
Objetos
La cruz, primer signo importante del cristianismo, que ha conser-
vado a lo largo de toda la historia del arte un significado inmedia-
Objetos diversos que
tamente comprensible, no es el primero en ser representado por los remiten a un
cristianos, que en cualquier caso tienen posiciones distintas ante el significado más allá del
propio y sagrado
instrumento de la muerte de Cristo. En los primeros tiempos se de-
finen diferentes elementos capaces de comunicar la fe y el camino
Manifestar de manera
de la salvación, y que tienen su expresión en objetos tales como el
vaso en el que beber el agua viva, el ancla, símbolo de una fe firme,
el faro, para la Luz de la salvación que hay que seguir, la barca. Difusión iconográfica
Presentes desde el arte
De todos estos objetos de significado simbólico, representados pri- paleocristiano
meramente en las decoraciones de las catacumbas y en los epitafios
de las sepulturas de los cristianos, y luego, tras la concesión de la
libertad de culto, también en las basílicas, son pocos los que han
conservado intacta hasta nosotros su fuerza simbólica. Cabe decir
con seguridad que solo la cruz, aunque representada de manera di-
versa, ha mantenido siempre el mismo significado claro, mientras
que de los demás objetos se ha perdido poco a poco su significado
originario, representado muy a menudo de manera más explícita,
y, por tanto, dotando a estos objetos de una difícil comprensión.

..... Pájaros delante de


un jarrón, mediados
del siglo JIl,
catacumbas de
• El ave fénix, detalle de un Domitila, Roma.
mosaico procedente de Antioquía,
siglo v, Louvre, París.

164

L
-------------------------------------------------------------~--------------------------------------------------~-------
Objetos

Allí donde se La cruz representa la Majestad invisible, Partiendo del texto del Apocalipsis que describe a
entrecruzan los brazos el Cristo que reina y que no es representado. aquel que estaba sentado en el trono como un ser .
de la cruz se incluye En otros casos, con este mismo motivo semejante al jaspe y a la cornalina (Apocalipsis 4,3),
el rostro de Cristo iconográfico, en vez de la cruz puede haber la elección iconográfica fue la de una cruz asentada en
dentro de un tondo. una corona o un libro abierto. el trono y decorada con estas piedras, muy utilizadas.

En los extremos del


brazo transversal se
completa el sentido
de la representación:
el alfa y la omega,
la primera y la
última letra del
alfabeto griego
que remiten a
Jesús, principio
y fin de todo.

Una cruz enjoyada,


digna de la más alta
orfebrería de la
época antigua tardía,
era la única manera
aceptable de
reproducir el
instrumento
de la muerte de
Cristo, una cruz
resplandeciente que
representase la
victoria sobre
la muerte.

Al pie de la cruz figura


una didascalia referida
precisamente al
instrumento de tortura
y muerte: SALVS MUNDI,
la salvación del mundo
ha sido la cruz. El trono vacío, la etimasia, en espera
de la parusía, la vuelta de Cristo que
vendrá a ocuparlo, está representado
.. Transfiguración, mediados del .. Etimasia, segunda mitad según el modelo del magnífico trono
siglo III, Sant' Apollinare in Classe, del siglo Y, baptisterio degli imperial decorado con gemas, perlas
Rayena. Ariani, Rayena. y piedras preciosas.

166 167

L
--------------------------------------------------------------~--------------------------------------------------~--------

Objetos

El ancla es uno de los más El pez es uno de Pedro, el apóstol La barca es


antiguos objetos simbólicos los más conocidos en quien Jesús símbolo de la
del arte cristiano. Representa animales funda su Iglesia, Iglesia que navega
la firmeza de la fe en Cristo. simbólicos del está al timón por el mar de
Con el tiempo se ha perdido primer arte de la nave. la Historia y en
el significado y, en diversos cristiano: elegido y medio de las
casos, se ha creído privilegiado, tempestades de
erróneamente que era porque en griego los acontecimientos
símbolo del suplicio de es un acróstico de humanos.
los mártires porque estaba la frase «Jesucristo,
presente en los epitafios hijo de Dios» .
de muchas sepulturas.

Tomando como referencia el


episodio del Evangelio de la
aparición de Jesús caminando sobre
las aguas del lago Tiberíades,
se llama al fiel que confía en Cristo,
mostrando a Pedro que le sigue
y que solo creyendo en él
logra caminar también él sobre
las aguas sin hundirse.

~ Epitafio con pez y ancla, siglo III, ~ Andrea da Firenze, La barca


catacumbas de San Sebastián, de Cristo, 1366, basílica de Santa
Roma. Maria Novella, Florencia.

169
168
Imágenes alegóricas

Varias representaciones: si son narrativas se toman de la mitología o


de los textos bíblicos; si son personajes reconocibles, se utilizan
figuras de mujeres u hombres con objetos como atributos específicos.

Imágenes alegóricas
Desde los primeros tiempos, el cristianismo resolvió el problema
Definición de las imágenes recurriendo al símbolo o a la alegoría. Antes de
Representaciones
representar con seguridad y confianza episodios del Antiguo
complejas que tienen
otro significado Testamento y más aún del Nuevo Testamento, se adoptaron re-
Función presentaciones de la tradición pagana que habrían podido leer-
Representar un se en clave alegórica en sentido cristiano. Así fue inicialmente
credo de manera
oculta, para que para algunas representaciones de los trabajos de Hércules, o del
solo sea comprensible mito de Orfeo, en las que, detrás de las formas aparentemente
para algunos (durante
las persecuciones) paganas, los cristianos leían la fuerza de la venida de Cristo.
o bien para que un A continuación las representaciones del Antiguo Testamento se
pensamiento complejo
pueda expresarse por
prestaron a lecturas alegóricas relativas a las vicisitudes de Cris-
simples imágenes to, y seguidamente imágenes bucólicas de la tradición pagana
Origen tardía, como el Buen Pastor, que, a la luz de las metáforas evan-
La iconografía tiene su gélicas, se convertían en ima-
origen en la tradición
clásica y avanza poco gen de ]esús. _ Los siglos si- Los marineros,
a poco autónomamente, guiefltes no abandonaron del Jonás es arrojado de atemorizados por la
apoyándose en los la nave en la que se tempestad, tras haber
textos de las Sagradas todo las representaciones ale- había embarcado para rezado cada uno a su
Escrituras, creando góricas, que se adaptaron a dirigirse a Tarsis con dios, habían arrojado
códigos visuales el fin de eludir la ya todo al mar para
las necesidades culturales de La ballena
establecidos con misión que Dios le aligerar la nave, pero
es el monstruo
el tiempo los cristianos. Las más exten- había encomendado, habiendo consultado
marino que se
por considerársele al cielo por medio
Difusión iconográfica didas desde la Edad Media traga a Jonás,
responsable de la ira de las suertes de
Presentes desde para luego quién era la culpa,
fueron las representaciones de vomitarlo divina. Apenas
el arte paleocristiano, esta recayó sobre
las virtudes cardinales y, so- al cabo de arrojado al mar,
se difundieron en Jonás.
tres días. la tempestad se aplacó.
el transcurso de bre todo, teologales. El siglo
la historia del arte
XVII gustó de este lenguaje ar-

tístico~ que encontró en la ico-


nografía cristiana un amplio
~ Hércules y la Hidra, desarrollo a la hora de repre-
mediados del siglo IV,
Hipogeo de la Vía sentar la exaltación de la reli-
Latina, Roma. • Jonás es arrojado de la nave,
gión que había superado la primera mitad del siglo I1I, Roma,
tempestad de la Reforma. catacumbas de San Calixto.

171
170
-------------------------------------------------------------------------------~

Imágenes alegóricas

El gesto de llevar consigo la La imagen de este pastor está


oveja sobre los hombros tomada directamente del repertorio
remite al pasaje del Evangelio iconográfico del arte bucólico,
de la parábola de la oveja adornado con el quitón,
perdida (Lucas 15,4-7). las sandalias y la flauta de Pan.

Orfeo, personaje
mitológico, primer
tañedor de cítara que
sabía atraer y
amansar con su
música a las fieras,
fue para los artistas
cristianos imagen de
Cristo que, con su
palabra, traía el bien
a los hombres.
En esta escena
bucólica_se ha incluido
el mayor número
de bestias feroces,
del león alosa,
pasando por el jabalí,
juntamente con los
animales inás mansos,
como el caballo,
el ciervo, o la cabra.

Las primeras imágenes del Buen


Pastor son claramente alegóricas,
sin ningún atributo iconográfico
específico de Cristo, como,
por ejemplo, la aureola,
la cruz, o la larga túnica .

.. Orfeo entre las bestias, díptico .. El Buen Pastor, mosaico


de marfil, final del siglo IV, Museo de pavimento, siglo IV,
Nazionale del Bargello, Florencia. catedral, Aquileya.

172 173
-----------------------------------------------------------------~--------------------------------------------------------~--------
Imágenes alegóricas

El personaje con un disfraz velludo y luenga barba, Un grupo de personas sale de la


armado con una clava, se enfrenta a otros armados iglesia llevando, como era costumbre,
con espadas y ballestas. Es una recreación de una su silla: durante la cuaresma se
farsa típica de tiempos de carnaval, intensifican los momentos de oración
Orsón y Valentino, tomada del ciclo de Carlomagno. y las celebraciones.

Cerca de la posada de la aldea se


representa el espectáculo burlesco
y popular de las bodas de Nisa.
Cerca de la fuente se vende
En el ceiztro de la plaza, un hombre pescado, para recordar el
y una mujer caminan guiados por precepto cuaresmal de
un juglar. La mujer lleva colgada en abstenerse de comer carne.
la espalda una linterna apagada;
parece la interpretación del pintor
de la situación religiosa que está
viviendo su tiempo, es decir, el
camino entre tinieblas que siguen
tanto el catolicismo, representado
Un hombre da limosna a una
por la cuaresma, como el
mujer que espera sentada con
luteranismo, que es identificado
su niño: podría seda
con el carnaval: el juglar que los
representación de los buenos
guía simboliza la locura y el vicio.
frutos de ayunos y penitencias
de no ser porque los colores del
hábito de esta persona, el rojo y
Dos personajes sentados en
el azul, símbolo frecuente del
un banco se entretienen
pecado y del engaño, insinúan
con un juego de azar.
la duda sobre su sinceridad y,
Figuras diversamente Un gordinflón, a caballo de un Llevada sobre un carrito tirado por tanto, también del
enmascaradas siguen el grueso tonel, con un largo por un fraile y una monja, El sacristán, que lleva cumplimiento de los ritos
cortejo del carnaval; una de espetón en el que hay ensartados La Cuaresma avanza sentada una alforja llena de cuaresmales.
ellas lleva sobre la cabeza una cabeza de cerdo, un pollo y sobre una silla de iglesia, tocada panes al cuello y un
una mesa redonda ya puesta embutidos es la personificación con una colmena que recuerda la acetre con el hisopo
~ Pieter Bruegel el Viejo, que ilumina con una vela, del carnaval. Sostiene sobre miel de los días de abstinencia, así y el agua bendita del
Combate entre el Carnaval recordando así que la comida su cabeza un cesto con un como la marmita con mejillones Sábado Santo en la
y la Cuaresma, 1559, es uno de los grandes pastel del que asoman las de detrás de la silla y las mano, cierra el cortejo
Kunsthistorisches Museum, Viena. placeres de la fiesta. patas de una gallina. rosquillas que llevan los niños. de la Cuaresma.

174 175
--------------------------------------------------------~-------------------------------------------------~----
Imágenes alegóricas

El árbol medio seco alude a la vida antes de la


venida de Cristo y al Antiguo Testamento. La mitad Para subrayar m ejor que
de árbol vivo y pujante se refiere a la Nueva Alianza, la gracia ha llegado a los
al Nuevo Testamento y a los tiempos nuevos bajo hombres por medio de jesús,
la gracia, que llegan con el advenimiento de jesús. el pintor recupera una
antigua iconografía de la
Anunciación a María,
evitando representar al ángel
Gabriel y al Espíritu Santo
bajo la forma de paloma,
pero utilizando la imagen de
Cristo jesús que desciende del
cielo para encarnarse,
cargando con la cruz.

Sobre la cruz de jesús,


las palabras en latín «Nuestra
justificación». La fe en Cristo
El origen del pecado está en la es el único fundamento de la
primera desobediencia causada justificación de los hombres
por el diablo que engañó a Eva. según la doctrina luterana.
Holbein representa al demonio
como una serpiente con cabeza
de mujer, influido aún por la
teoría de Vincent de Beauvais,
quien sostenía que la serpiente
tenía que tener cabeza femenina
porque en siríaco serpienti
es heva. El anuncio a los pastores
alude a la Natividad, inicio de
la vida terrena de jesucristo;
señalado como «Cordero de
Dios» por el Bautista,
da comienzo a su vida pública
y reúne en torno a sí
a numerosos discípulos.

Cristo resucitado, triunfante


sobre la muerte, aplasta saliendo
del sepulcro el esqueleto que la
simboliza: cerca de la Muerte,
está representado un monstruito,
símbolo del mal vencido.

• Hans Holbein el Joven, La profecía de Isaías indica la Las palabras de san Pablo: «¡Desdichado de mí!
Alegoría del Antiguo y del Nuevo espera de la gracia y el ¿Quién me librará de este cuerpo mortal?» (Romanos
Testamento, h. 1530, National cumplimiento de la promesa 7,24) es la pregunta del hombre que debe reconocer la
Gallery of Scotland, Edimburgo. del Antiguo Testamento. gracia que le ha sido concedida con la venida de Cristo.

177
176
---------------------------------------------------------~------------------------------------------------~------
Imágenes alegóricas

Un cáliz en el que se eleva el La Fe abraza la cruz La crucifixión que aparece detrás de la figura Una esfera que refleja el
sacramento de la Eucaristía del sacrificio de Cristo, alegórica sugiere que el comitente de esta pintura universo que la rodea era
recuerda que en la base de porque el primer elemento fue un jesuita, porque en los ejercicios espirituales comparada a la capacidad
la fe se halla la creencia en de la fe es creer en de san Ignacio se aconseja la contemplación de la de la mente humana de
el sacramento del altar. Jesús crucificado. representación del sacrificio de Jesús. creer en Dios.

Sobre la mesa y no en
la mano, que era lo
más frecuente en la
iconografía de la Fe,
están sus atributos
principales, que son
el cáliz y la cruz.
Se suma a ellos la
Biblia que, junto con
los dos primeros,
parece proponer un
contexto eucarístico.

La mujer que
simboliza la fe va
vestida de blanco,
en alusión a su pureza,
y de azul, color del
cielo. Tiene la mano
sobre el corazón para
indicar la fe que hay
dentro de ella.

La Fe apoya un pie
sobre el mapamundi,
signo de que tiene el
mundo a sus pies.

Una cinta, entrelazada La serpiente,


entre unas ramas símbolo del La manzana,
floridas de rosas y demonio, muere que la serpiente
de jazmines, lleva aplastada por una ha hecho rodar
• Moretto, Alegoría escritas las palabras: • Jan Vermeer, Alegoría de la Fe, piedra, que remite lejos, es símbolo
de la Fe, h. 1530, Ermitage, «Justo es aquel que 1671-1674, Metropolitan a Cristo como del pecado
San Petersburgo. vive con fe ». Museum of Art, Nueva York. «piedra angular». original.

178 179
----------------------------------------------------~--------------------------------------------~----
Imágenes alegóricas

Los atributos de la San Fidel de Sigmaringa, de la orden


Fe son la cruz de de los hermanos capuchinos, con pardo
Cristo y el cáliz sayal de ancha capucha y cíngulo
de la salvación. blanco, señala al cielo mientras pisotea
a la personificación de la herejía.

El angelote, cerca
del santo fraile,
con un ramo de
palma está indicando
el próximo martirio
a manos de los
intolerantes
protestantes.

En segundo plano,
el fraile que está
bautizando recuerda
La Esperanza la misión recibida
tiene como .~ La Caridad está por la Congregación
atributo un representada de Propaganda
ancla, objeto por una mujer Fidei de dirigirse a
que aquí cambia que asiste Rezia, durante la
su significado y alimenta crisis protestante,
originario de a los pobres y las conversiones
fe firme. huerfanitos. que provocó con
sus sermones.
La Herejía es una figura Fray José de
de cabellos serpentinos Leonessa,
que representan los representado en
¿ Giambattista Tiepolo, pensamientos malvados, oración cerca del
¿ Giambattista Tiepolo, Fe, San Fidel de Sigmaringa y el beato y con un libro hermano de religión,
Esperanza y Caridad, 1743, José de Leonessa pisotean la entreabierto de sierpes, fue también mártir,
Scuola Grande dei Carmini, herejía, h. 1752-1758, Pinacoteca símbolo de la falsa asesinado en 1612
Venecia. Nazionale, Parma. por los calvinistas.
doctrina.

180 181
--------------------------------------~--------------------------------~---
Imágenes alegóricas

La imagen de la inmortalidad
que llega trayendo en las manos
una corona de doce estrellas
se dispone a coronar
a la Divina Providencia.

El Tiempo, representado
como un anciano alado
y barbudo, es también
derrotado por la Divina
Providencia que lo domina. La Gloria se dispone a
cruzar las llaves sobre la
corona de laurel como
símbolo del pontífice.

La Divina Providencia,
personificada en una figura Junto a la Divina
femenina, triunfa en una Providencia, en la bóveda del
posición dominante Palacio Barberini, se celebra
sobre unas nubes que la gloria del pontificado de
se recortan sobre el Urbano VIII, con una corona
luminoso cielo abierto de laurel sostenida por tres
de luz dorada; está figuras que corresponden a
rodeada por diversas las tres virtudes teologales,
figuras femeninas que Fe, Esperanza y Caridad,
pueden remitirse a las con las insignias papales
alegorías de la Justicia, y las abejas, símbolo de
la Piedad, la Sabiduría, la familia del pontífice.
la Potencia, la Verdad,
la Belleza y el Pudor.

Las tres Parcas, que tejen La figura que lleva la tiara


los destinos de las vidas papal encima de la corona
.. Pietro da Cortona, Triunfo de humanas, corresponden de laurel es considerada
la Divina Providencia, 1633-1639, a las descripciones la representación alegórica
Palazzo Barberini, Roma. iconográficas de la tradición. de la ciudad de Roma.

182 183
--------------------------------------------------------~----------------------------------------------~~-----

Imágenes alegóricas

El cortejo triunfal La paloma, símbolo La Iglesia triunfante El nombre de jesús:


es acompañado del Espíritu Santo, está representada por Iesus Hominum Salvator
por un ángel que sobrevuela la cabeza una mujer llevada es adorado por una
ofrece una corona del angelote para sobre un magnífico comitiva de ángeles.
de laurel y un iluminar e indicar carro, mientras que
ramo de palma, el camino que hay tiene delante de sí un
los premios para que seguir. ostensorio con el
los mártires que sacramento de la
entregan su vida Eucaristía y un ángel
por la fe. le pone en la cabeza
La enseña de la tiara papal.
las dos llaves
cruzadas de la -
Iglesia de Roma
es llevada,
protegida por
una sombrilla
procesional,
por un ángel que
monta uno de
los caballos que
tira del carro.

Las tres mujeres


a pie que guían
los caballos,
sujetando cada
una de las
riendas, son
las tres virtudes
teologales:
Fe, Esperanza
y Caridad.

Aliado del carro


son conducidas
Las ruedas del carro la Ignorancia
arrollan y aplastan y la Ceguera,
a la Herejía, representadas por
representada con el un anciano con Se ha pensado que este Las espantosas fauces de
torso desnudo, orejas de asno y personaje de espaldas es un monstruo representan las
porque está falta de un hombre con los el magistrado Alvise El emperador puertas del infierno que
toda virtud, con los ojos vendados, Mocenigo. Su presencia, Felipe JI está se traga a los condenados,
cabellos serpentinos. ambos atados. junto al emperador y al representado blancos esqueletos. Recuérdese
eclesiástico de frente, de rodillas el texto de san Pablo que dice:
identificado con el papa en actitud «Para que al nombre de jesús
~ Peter Paul Rubens, Pío V, podría servir para adorante de doble la rodilla todo cuanto
~ El Greco, Adoración del
Triunfo de la Iglesia sobre interpretar toda la obra la aparición hay en los cielos, en la tierra
nombre de Jesús, 1577-1580,
la Ignorancia y la Ceguera, monasterio de San Lorenzo como una alegoría de del nombre y en las regiones subterráneas»
1628, Museo del Prado, Madrid. de El Escorial. la Santa Liga. de jesús. (Filipenses 2,10).

185
184
---------------------------------------------------------------~-------------------------------------------------------~------
Procesiones

Fuera de la puerta San Carlos La cruz alzada Unas grandes columnas


de la ciudad se ve Borromeo que lleva un con una cruz encima
a una gran multitud bendice las clérigo flanqueado fueron el signo escogido
que recorre columnas en por otros dos con por el obispo de Milán
sus calles siguiendo memoria de las sendos cirios para recordar el lugar
a la procesión cruces de indica la llegada en que, durante la peste
que pasa por todas las estaciones. de los fieles de 1576, se levantaron
ellas, dentro y fu era en procesión unas cruces de madera
de la población. para la ceremonia cerca de los altares
de la bendición provisionales de las
de la columna. procesiones diarias para
pedir el fin de la epidemia.

Un fraile, que ha caído al suelo a causa Cuatro cardenales,


de la peste, es socorrido por un hermano revestidos con el
de religión mientras pasa la procesión. manto de púrpura, Un gesto Un espléndido detalle de gran
Ambos son evitados por los fieles, la muceta sobre la elocuente realismo es el clérigo turiferario
horrorizados por temor al contagio. cabeza y tocados de dramática que se dobla para soplar sobre
con la birreta, petición de ayuda las brasas; de este modo el
.. Hermanos Limbourg, Procesión siguen a la por parte del incienso puede empezar a arder
para invocar el fin de la peste procesión; solo uno pontífice que, dentro del incensario. A la
en Roma, miniatura de las Tres de ellos hace un levantando los altura de su mano se ve también
riches heures du Duc de Berry, gesto de bendición brazos al cielo, .. Cerano, Erección y bendición la barquichuela sostenida por
1413-1416, Musée Condé, por el apestado pide el cese de las cruces después del cese un personaje, que permanece
Chantilly. caído en el suelo. de la peste. de la peste, 1603, catedral, Milán. oculto por la columna.

188 189
-------------------------------------------------~-------------------------------------------~----
Procesiones

Llegan de lejos muchísimas El puente de Segovia, La imponente estructura La catedral de la


personas que, viniendo a pie, sobre el río Manzanares, arquitectónica del Palacio Almudena domina
(arman la típica procesión que, a los pies de la colina en Real completa el telón de en el punto más alto
sin embargo, ha perdido, en esta la que se asienta la fondo de la vista de la de la colina la vista
ocasión, su gran valor religioso ciudad de Madrid. ciudad iluminada por el de la ciudad.
y devocional. sol de mediados de mayo.

La fiesta del santo


patrón se convierte
en la excusa para un
agradable encuentro
Muchachas con Algunos con una comida al
trajes tradicionales «peregrinos» aire libre: una joven
se protegen de los se han dirigido sirve un vaso
;.. Francisco de Goya y Lucientes, primeros calores al lugar de la de vino a otros
La pradera de San Isidro, 1788, del sol con una fiesta con carros jóvenes acomodados
Museo del Prado, Madrid. elegante sombrilla. y carrozas. en el prado.

190 191
----------------------- ~-----------------------
Procesiones T

El autor subraya el contraste de El sentido religioso de la procesión


A la cabeza Acompañan a la procesión antiguas formas devocionales parece ser puesto en duda por la
Las mujeres con el mundo moderno
de la procesión unas muchachas que muchedumbre que pasa indiferente o
acostumbraban participar mostrando grandes carteles con expresiQnes que van
en las ceremonias religiosas está la cruz. llevan un cirio encendido
y que cantan siguiendo publicitarios. de la curiosidad a la burla.
con la cabeza cubierta
con un velo. el texto en un librito.

En algunas regiones todavía sigue


viva la costumbre de seguir ciertas La procesión de fieles es
procesiones de carácter penitencial precedida por el crucifijo
vistiendo pobremente con los pies portado por tres
descalzos y en actitud contrita, hombres que avanzan
como esta mujer, que avanza con los pies descalzos
maniatada. y coronados de espinas .

.. Giuseppe Pellizza da Volpedo, .. Dilvo Lotti, Procesión


La procesión, 1894, Museo della de los santos coronados, 1946,
Palazzo Pitti, Florencia.
Scienza e della Tecnica, Milán.

193
192
Fáciles de confundir con las procesiones, las imágenes de Las expresiones de devoción a los santos se reconocen gracias
las rogativas representan a los fieles en procesión en medio a la aureola o en imágenes de peregrinación al sepulcro,
de los campos, lejos de los centros habitados. en agradecimiento por su intercesión milagrosa.

Rogativas Devoción a los santos


Entre las más antiguas formas devocionales, ligadas al ciclo de El culto, entendido como un honor tributado a un alma elegida,
Nombre las estaciones y la vida de los campos, se ha mantenido viva en en un recuerdo especial, por la comunidad de los fieles, tanto en Nombre
Del latín rogare, Expresión particular de
la tradición de la Iglesia la costu~bre de las rogativas. El nom- la Iglesia local como en la universal, ha sido expresado en la his-
«rezar» la comunión de los
bre de rogativas, pedir mediante la oración, indica la naturale- toria de la Iglesia de diferente modo según la distinta sensibilidad santos, vínculo
Definición
Plegarias populares za especial de dichas manifestaciones populares, muy parecidas de cada época. En los orígenes del cristianismo, el culto se expre- espiritual entre fieles
de intercesión por y almas ~legidas
a las procesiones, pero de las que se diferencian por pedir el só con la celebración del aniversario de la muerte, considerado
los frutos de la tierra Fuentes
remedio de una grave necesidad. Vigentes desde tiempos muy como dies natalis, o sea, día del nacimiento a una vida nueva, que Vidas de santos
Difusión iconográfica
Imágenes generalmente antiguos, probablemente también por derivación de costumbres atraía a los fieles a la tumba del mártir para la celebración de los
Difusión iconográfica
poco difundidas paganas, las rogativas han decaído notablemente como mani- misterios de la Eucaristía. El elemento insustituible del culto era, Presente en toda la
festación y expresión de la fe del pueblo cristiano, sobre todo en de todos modos, la fiesta del santo, aun cuando por di'stintas ra- historia del arte, sobre
todo en episodios de
las ciudades, pero permanecen vivas, precisamente como una zones no se guardara ya memoria del lugar de su sepultura o no milagros post mortem
tradición marcadamente popular y, en algunos casos, también se hubieran redactado las actas del martirio. Herencia de los ban- o intercesiones
especiales de algunos
folclórica, en el campo y en la montaña como momento de fuer- quetes fúnebres paganos, también en la celebración de la memo- santos
te unión de la comunidad, en la repetición ritual de una cos- ria de los santos cristianos, se mantuvo la costumbre de celebrar Influencia
tumbre antigua. Normalmente son procesiones que cuentan con un banquete junto al sepulcro, pese a que la degeneración a que en la iconografía
La particular devoción
la devota participación de los fieles y,que se realizan en momen- , se había llegado durante el siglo IV obligó a san Ambrosio a pro- popular a unos fieles
T Jules Breton, tos concretos del año, sin que sea necesaria ninguna relación hibirlos y a san Agustín a condenarlos. Fue propio de la sensibili- considerados santos ha
La bendición del trigo producido en algunos
en Artois, 1857, con la festividad del año litúrgico, para impetrar de Dios el don dad medieval expresar el culto mediante la peregrinación a la
casos la imagen de
Musée d'Orsay, París. de los frutos de la tierra. tumba del santo mártir y a los lugares, en Tierra Santa, de la vida santos con poderes
especiales de
pública de Jesús. Esta manifestación de devoción va acompañada
intercesión y
de la del culto a las reliquias que se desarrolló de forma exagera- taumatúrgicos
da en toda Euro-
pa. Fue la inter-
vención posterior
de unos papas vi-
gilantes la que re-
gularía el culto de
los santos y cuan- ..... J. E. Leneveu,
Los mártires en las
to este había pro- catacumbas, Musée
ducido en la pie- d'Órsay, París.

dad popular.

194 195
Devoción a los santos

Los ángeles llevan con El soldado con el yelmo y la aureola es


El gesto de tocar el En la bóveda de media naranja del ábside,
frecuencia la aureola probablemente Longino, o el centurión que
arca sobreelevada es a imitación de una decoración en mosaico
como signo que los reconoce la divinidad de Jesús crucificado.
típico de la piedad está representado en una mandorla Cristo'
distingue como seres Esta figura indica la devoción que ,existía
popular al pedir una Pantocrátor con la Virgen a su derecha
espirituales. por su figura (Leyenda Aurea).
intercesión. y san Nicolás a su izquierda.

La aureola, transformada
por la iconografía
precristiana como signo
distintivo de los personajes
superiores, por ejemplo el En primer plano,
rey y los emperadores, no los soldados echan Un enfermo curado vuelve Como en peregrinación,
tarda en ser adoptada para a suertes la túnica sobre sus pasos llevando unos grupos de fieles se
caracterizar a los santos. de Jesús (Juan 19,24). en la mano las muletas dirigen con los enfermos,
que ahora ya no necesita . a la tumba del santo.
• Gentile da Fabriano,
~ Giotto, Historias de la Pasión:
Peregrinación a la tumba
crucifixión, 1304-1306,
de san Nicolás, 1425,
capilla degli Scrovegni, Padua.
National Gallery, Washington.

196 197
Devoción a los santos

El arca colocada en lo alto, sobre cuatro columnas que se La reconstrucción de la Un sacerdote leyendo
sustentan en un altar, presenta una decoración que imita las Un hombre,
basílica de San Francisco las fórmulas del texto
estructuras arquitectónicas de tipo gótico, pero con elementos descalzo, con la
es absolutamente que un chiquillo
claramente renacentistas. Entre las figuras de santos resulta peregrina cuya
fantasiosa y corresponde le sostiene, conmina al
reconocible san Sebastián, con las manos atadas a la espalda concha y bastón se
al nuevo ideal de belleza demonio a que abandone ven, parece querer
y las flechas clavadas en el cuerpo. inspirado en el mundo el cuerpo de la mujer que, bajar a la tumba de
clásico, incluso con el pese a estar encadenada, san Francisco.
bajorrelieve de un se agita con gran fuerza.
sacrificio en un altar De su boca se ve salir
pagano. al espíritu maligno.

En el centro de la
decoración del sarcófago
del santo está representada
la imagen de Cristo
otorgando su bendición.

Un peregrino pobre se
acerca a tocar el sepulcro
de san Sebastián esperando
una gracia.

De los dos frailes


encargados de
acompañar al
Pontífice al sepulcro
de san Francisco,
uno parece más
bien preocupado
por los gritos que
llegan de arriba,
donde se está
llevando a cabo
el exorcismo.

El papa, revestido
con una pesada
capa pluvial,
se agacha sobre
la tumba del santo.

Un hombre arrodillado Una mujer paralítica


reza con las manos alzadas ha sido llevada dentro
y con una expresión de de una especie
súplica hacia el sarcófago de lecho cerca de
del santo. la tumba del santo. Un guardia suizo, que acompaña
.. Josse Lieferinxe, Peregrinos .. Gérard Douffer, El papa probablemente al cortejo del papa,
a la tumba de san Sebastián, 1497- Nicolas V visita la tumba despide a unos pobres mendigos que
1499, Palazzo Barberini, Galleria de san Francisco, h. 1625, permanecen parados en las escaleras
Nazionale d'Arre Anrica, Roma. Aire Pinakorhek, Múnich. que llevan al sepulcro del santo.

198 199
Devoción a los santos

Al descubrir el cuerpo, Para fundar una basílica unos La estatua de san Cenaro
aparece el santo para mercaderes venecianos recuperaron es llevada en procesión
impedir la profanación el cuerpo de san Marcos. solemnemente para pedir que
de muchas tumbas. interceda en el cese de la
erupción del Vesubio.

Algunos La tarea y el honor


fieles esperan de llevar el palio es Los frailes
con devoción confiada a la cofradía, capuchinos que
La presencia de un la llegada de la cuyos cofrades están acompañan la
Para asegurarse
lisiado que se curará procesión que presentes en gran procesión cantan
de que se trataba de
es una confirmación luego seguirán. número. himnos y oraciones.
una aparición sagrada
posterior del carácter
y no de un engaño
sagrado de la aparición.
del demonio, se trajo
a un endemoniado
para que fuese
liberado por el santo.

A Antoine-]ean-Baptiste Thomas,
La procesión de san Cenaro
durante la erupción del Vesubio
A Tintoretto, Hallazgo del cuerpo en 1822, 1822, Musée National
de san Marcos, h. 1562-1566, des Chateaux de Versailles
Pinacoteca de Brera, Milán. et de Trianon, Versalles.

200 201
Culto mariano

Distintas representaciones de la Virgen María, como madre María aparece levantando La Virgen María es representada como una
un bastón para golpear reina con la corona ciñendo su cabeza, su
de Cristo, en el trono, o sobre las nubes, protectora, auxilio al demonio y socorrer hábito rojo significa humanidad y su manto
para los cristianos, Inmaculada Concepción. y salvar al niño que azul, color del cielo, la divinidad de la que
este quería llevarse. ha sido revestida como madre de Cristo.

Culto mariano
La devoción y el nacimiento del culto tributado a María, madre
Definición de Cristo, se remonta a finales del siglo IV, como consecuencia de
Culto tributado a
María de Nazaret, -
la libertad de culto y en particular del edicto de Teodosio que de-
madre de Cristo claró el cristianismo religión del Estado (380). El mismo Teodo-
Fuentes sio, en e1431, convocó un concilio. en Éfeso en el que se declaró
Evangelio; lecturas la divina maternidad de María, autorizando definitivamente el
exegéticas del
Apocalipsis (12); culto a la Madre de Dios. La figura de María es, efectivamente,
documentos del una de las primeras que aparece en.el arte cristiano, comenzando
concilio de Éfeso
(421); Evangelios por las antiguas representaciones, en la catacumba de Priscila, de
apócrifos; oraciones la Virgen con el Niño y el profeta y de la Anunciación. La ima-
€ himnos dedicados
a la Virgen gen de María retoma inicialmente la de la matrona romana; ma-
Difusión iconográfica
trona y reina en el trono que recibe el homenaje de los Reyes Ma-
Desde el siglo v, gos, es la imagen de María en los mosaicos del siglo V de Santa
siempre presente en La madre
María la Mayor en Roma, pero también la madre fatigada por el del niño está
toda la historia del arte
parto en los nacimientos pro- arrodillada
y rezando
ducidos después del concilio para pedir
de Éfeso. La Madre de Dios ayuda a la
Virgen.
será representada a partir de
ahora en los distintos episo-
dios de su vida tomados de la
tradición apócrifa y de la ca-
nónica, y con el tiempo, la de-
voción popular contribuirá a
la elaboración de nuevos tipos
iconográficos que identifican Según la tradición, la madre, exasperada
por el tormento del hijo adolescente, habría Horribles las facciones
a María como la Inmaculada del demonio
pronunciado la frase: «¡Que el diablo
~ Bartolomé Esteban Concepción, la Bienaventu- te lleve!», viendo luego realmente aparecer representado con
MurilIo, Inmaculada al Maligno dispuesto a llevarse al hijo. aspecto de animal,
Concepción del
rada Virgen del Rosario, la patas caprinas, alas
Escorial, Museo Virgen de la Misericordia, en .Á Tiberio d'Assisi, Virgen de murciélago, cuernos
del Prado, Madrid. auxiliadora, 1510, Museo y cola, pero actitud
variantes que se han multipli- humana mientras
Comunale, antigua iglesia
cado en gran número. de San Francesco, Montefalco. aferra al niño.

202 203
Culto mariano

Encima de la corona La típica representación de la Virgen del Rosario es


real de María hay la del acto de donación por parte de María o del Niño
pintada también de la corona del Rosario a santo Domingo: esta imagen
una aureola dorada, corresponde a la tradición defendida por los dominicos,
signo de santidad. según la cual el santo fundador habría recibido la corona
en 1210 de la Virgen misma por esta oración.

Dos angelotes
sostienen los
atributos
iconográficos
de santo Domingo
de Guzmán:
el lirio, símbolo
de la castidad,
y el libro que
señala la
importancia
de la cultura El hábito de
y de la formación santo Domingo
El amplio manto azul teológica, corresponde al de
de la Virgen indispensables - la orden de los
es mantenido abierto para la lucha predicadores
por María en señal contra la herejía. fundada por
de amplia protección él: hábito blanco
de todos aquellos con escapulario
que se ponen bajo su y capa negra.
protección. Dicho
gesto crea, además,
un recurso compositivo
anulando el efecto de
indiferenciación del
dorado de fondo,
y transformando
la figura de la
Virgen en una
especie de nicho para
los fieles arrodillados Los cinco Los cinco misterios
cerca de ella. misterios gozosos gloriosos están
están colocados sostenidos por
entre ramas de ramos de palma,
rosas floridas. símbolo de la
gloria de los
mártires.

Uno solo de los miembros


de la cofradía de la Los cinco Los quince misterios
Misericordia, comitentes .. Guido Reni, Aparición misterios del rosario en quince
de la obra representada, de la Virgen a santo Domingo dolorosos se óvalos, subrayando
.. Piero della Francesca, Políptico
se hace representar con y Misterios del Rosario, sustentan sobre como momento
de la Misericordia, 1440-1442,
el hábito de la cofradía Pinacoteca Comunale, 1596, santuario della Madonna unas zarzas central el del sacrificio
y encapuchado. Sansepolcro. di San Luca, Bolonia. espinosas. de Cristo.

204 205
Culto mariano

Sobre la cabeza de la Virgen es significativa Uno de los ángeles que Representaciones de fieles, hombres y mujeres, en actitud
la presencia de la paloma, imagen del Espíritu hay alrededor de la Virgen
empuña una flauta, devota, de oración o meditación ante una imagen sagrada
Santo que «cubrió con su sombra» (según las
palabras del ángel de la Anunciación: signo de adoración en la o durante una celebración.
Lucas 1,35) y sobre ella extendió la alabanza acompañada de
potencia del Altísimo. música y cantos.

Devoción popular
La necesidad de vivir y expresar la fe, que ciertamente en el ám-
bito privado sigue siendo algo muy personal, dio origen en el Difusión iconográfica
Presente de varias
ámbito popular a distintos ritos que, incluso desde tiempós muy formas en toda la
antiguos, se han prolongado hasta nuestros días. historia del arte
La participación coral en la liturgia dominical o en liturgias s?-
María, vestida según la lemnes es de por sí expresión de la devoción de un pueblo.
tradición con hábito rojo
y manto azul, es elevada A esta se añaden unos determinados ritos tales como la devo-
al cielo, apoyando los ción del Via Crucis, o sea, la posibilidad de meditar sobre el ca-
pies sobre las cabecitas
de los angelotes. mino hacia él calvario de Cristo cargando con la cruz.
Estas costumbres rituales, que exigen la participación de'gran ~ú­
mero de fieles y en algunas zonas se organizan con figurantes
y personajes en traje tradicional, tenían por finalidad implicar
Según una representación también emotivamente a los cristianos.en la participación de la Pa-
particular y didáctica
de la Inmaculada, que sión, así como en
prefiere hacer referencia la Semana Santa
al conocimiento devoto
y popular y a las es costumbre be-
letanías, más que sar la imagen de
al texto del Apocalipsis,
El Greco representa Cristo Crucifi-
los atributos de la Virgen cado o descen-
en el paisaje inferior.
dido de la cruz.
Entre las devo-
ciones popula-
res, tiene un papel
muy importan-
Una nave en la Cerca de una El lirio es símbolo
lejanía quizá sea una fuente (Fuente de pureza, las rosas te la devoción a
alusión a la Iglesia, de la Gracia) se aluden a la la Virgen y a los ~ Giuseppe Mentessi,
, de la que María es arrastra la serpiente Virgen como Adoración del cuerpo
derrotada. rosa mística.
santos, expresa- de Cristo, 1914,
protectora y madre.
da por medio de Civica Galleria
d'Arte Moderna e
~ El Greco y Jorge Manuel oraciones, ritos Contemporanea,
Teotokópulos, Inmaculada, o procesiones Ferrara.
1607-1613, Colección
Thyssen-Bornemisza, Madrid. especiales.

207
206
Devoción popular

La misa del alba del domingo era Los seis


la celebración del día del Señor, quizá candelabros indican
en recuerdo de la visita al sepulcro la solemnidad de la
de las mujeres a las que fue anunciada celebración de la
la resurrección de Cristo. misa cantada.

El oficiante levanta el cáliz Algunos guardias


en el momento de la suizos se arrodillan
Consagración. El color con devoción ante la
blanco de sus paramentos presencia del Santísimo
indica que la fiesta que Sacramento, que es
se está celebrando elevado por el
es la Navidad. sacerdote.
En señal de respeto, y según
la tradición, las mujeres
participaban en las funciones
y en las celebraciones con la
cabeza cubierta con un velo.

• Louis-]ean Deprez, Gustavo IJI


• Angelo Morbelli, Amanecer en la misa de Navidad en la
de domingo, 1913, Galleria Ricci basílica de San Pedro 1784
Oddi, Piacenza. Nationalmuseum, Es;ocolm~.

209
208
----------------------------------------------------------------------------------------~-----------------------------------------------------------------------------------
Devoción popular

Dentro del Coliseo están


preparados, con templetes
y cruces de estación, los
puntos en que la procesión
debe hacer una parada.

Un cartel colgado en el exterior de la iglesia


indica cómo conseguir la indulgencia plenaria,
por la cual, tras haber hecho confesión, dicho
unas plegarias y practicado devociones especiales,
se puede obtener el perdón de los pecados.

Un fraile lee,
en cada estación
de la procesión,
los pasajes del
Evangelio y de la
tradición popular
referentes a ese
momento
particular que
narra la ascensión
de Jesús al
calvario hasta su
muerte y descenso
al sepulcro. Hasta
el siglo pasado
no se añadió
la estación de
la resurrección.
Un pobre tender~te Un mendigo a las
presenta imágenes puertas de la
religiosas y rosarios, iglesia espera
objetos para la práctica a algún fiel
de la devoción personal caritativo que
y comunitaria que son le socorra con
de ayuda en la oración. una limosna.

La procesión del Via


Crucis es precedida por el
grupo de una cofradía que Los fieles Los fieles devotos
participa con el hábito y la se turnan se arrodillan en
capucha cubriendo la normalmente el momento de
cabeza; los dos primeros para llevar la proclamación e
llevan unas linternas. la cruz. la adoración de le.
~ Christofer Wilhelm Ecksberg,
Procesión del Vía Crucis dentro
~ Luigi Serra, Los vendedores del Coliseo, 1815-1816,
de rosarios, 1885, Palazzo Pitti, Den Hirschsprungske Samling,
Florencia.
Copenhague.

210
Representaciones sagradas

Representaciones de escenas de carácter sagrado realizadas


en las iglesias o en las plazas de la ciudad. En algunos casos
son escenas estables con estatuas vestidas.

Representaciones sagradas Delante del altar, listo para la


celebración de la misa de Navidad,
el sacerdote espera a que se lleve a
cabo el acto extraordinario de
En la iglesia, algunos
frailes con el roquete
encima del alba aparecen
asombrados del
devoción por parte de san Francisco.
Debido a la firme oposición y clara condena por parte de la Igle-
Definición sia del teatro y de toda la tradición pagana ligada a éste, las re-
Representaciones
de tipo teatratdel
presentaciones de tema sagrado tardaron en ser aceptadas hasta el
asunto sagrado siglo v, cuando la necesidad de evangelizar a los fieles hizo adop-
realizadas con un fin
devocional concreto
tar a la Iglesia posiciones más benévolas. Al principio se aceptó
dentro de las iglesias breves representaciones relacionadas con el
Función
Implicación de los fieles espectáculo, para llegar luego a la creación del drama sacro en la-
por medio del drama tín, cuya primera aparición se remonta a alrededor de 930, en el
sagrado
monasterio de Fleury. A partir de este momento el drama sacro
Difusión
Desde el drama conoció una amplia difusión hasta el siglo XII, primero con dra-
sagrado en latín, de matizaciones de algunos momentos de la Resurrección y de la Na-
comienzos del siglo x
al XII, hasta el drama
tividad, a cuyo fin se crearon en las iglesias espacios adecuados
sagrado en lengua para las representaciones de este rito espectáculo. Hacia comien-
vulgar del siglo XIV.
zos del siglo XIV se desarrolló en Italia asimismo el drama sacro en
Tras el paréntesis que
supusieron las guerras lengua vulgar, mientras que en el resto de Europa se imponía la di-
de religión se revalorizó fusión de los Misterios con representaciones en la plaza pública.
el teatro de carácter
religioso con figuras La representación sagrada había ya comenzado su andadura y fue
como san Felipe Neri tal su éxito que no cesó hasta después del Renacimiento con las
y el papa Clemente IX
terribles guerras de religión que trastornaron a Europa.
Difusión iconográfica
Pocas representaciones
referidas, por lo Las Fuentes
general, a episodios franciscanas hacen
concretos referencia a la
aparición que tuvo el Para reconstruir
santo: el Niño Jesús mejor el episodio
en pañales en el del nacimiento de
~ Giovanni d'Errico, Jesús, san Francisco
pesebre. El santo se Según la tradición,
Preparación de la había hecho preparar
capilla de la Última remitía probablemente san Francisco
a la tradición del de Asís habría una especie de
Cena en el Sacro
drama sagrado que, inventado el belén escenografía,
Monte de Varallo,
h. 1630, con . en cualquier caso, en 1223, al querer trayendo también
añadidos del a raíz de este episodio, celebrar la misa de un asno y un buey,
siglo XVIII, Varallo, .. Benozzo Gozzoli, Nacimiento tuvo muy amplia Navidad mediante tal como la tradición
Sacro Monte. de Greccio, h. 1450-1452, Museo difusión en el ámbito la reconstrucción iconográfica trasmite
Comunale, antigua iglesia - franciscano para la de la cueva de la representación
de San Francesco, Montefalco. divulgación de la fe. Belén. de la Navidad.

212 213
Represent~ciones sagradas

La fachada gótica de La escena La plaza principal de una Representación de episodios milagrosos que han determinado
la construcción representada ciudad se podía prestar para el nacimiento de un culto concreto o de una fiesta religiosa
del palacio del es el Ecce Horno, el teatro sagrado como en
Ayuntamiento de el momento el caso de la Plaza Mayor de dando origen a una iconografía específica.
Amberes (que fue en que Pilatos Amberes. Desde las ventanas
destruida en 1464 presenta a Jesús de la casa hay quien sigue la
para ampliar la plaza)
brinda su escalinata
de entrada como
escenario en el que
condenado
y flagelado
por el pueblo.
representación, pero también
quien expulsa al muchacho
que, quizá para ver mejor,
se había subido
Memoria del milagro
representar el drama. al tejado del pórtico.
Del milagro a la fiesta religiosa como memona del aconteci-
miento milagroso: la imagen y la elaboración de una iconogra- Definición
Recuerdo de un
fía ad hoc ha contribuido, en algunos casos, a mantener viva la acontecimiento
devoción popular por acontecimientos especiales de la historia milagroso por medio
de la imagen que
de la Iglesia. El milagro, que es siempre un acontecimiento ex- lo representa
traordinario, incluso cuando se manifiesta a unos pocos y en si- Función
tuaciones normales, supone un momento de cambio, de recon- La imagen adquiere
una función didáctica
versión, de redefinición de un credo. Puede ser también el origen
casi equiparable a las
de una festividad especial, como el caso de la misa de Bolsena fuentes escritas que
cuando, en 1263, el sacerdote bohemio Pedro de Praga, mientras hacen referencia al
acontecimiento
celebraba una misa en la iglesia de Santa Cristina, vio brotar de
Difusión iconográfica
la hostia recién consagrada sangre que cayó sobre el corporal, Presente en momentos
sobre los linos litúrgicos y sobre el mármol del pavimento, disi- concretos de la historia
de la Iglesia como
pando las dudas que tenía el sacerdote sobre la presencia real de memoria y sostén
Cristo en el sacramento. Por ese episodio el papa Urbano ins- de la tradición
tituyó la festividad del Corpus
Christi. La festividad es celebrada
por el culto devoto y popular y re-
cordada también con la represen-
tación del propio milagro. Otros
diversos acontecimientos han sido
celebrados mediante las imágenes,
también menos estrechamente li-
gadas a las verdades de fe, pero
siempre orientadas a mantener vi-
Se reconoce entre la En primer plano vemos vo el sentimiento de la interven-
multitud a los partidarios a dos condenados ción divina en la vida de la Iglesia,
de la condena de Cristo. acompañados por
los guardias; quizá es
como la milagrosa nevada de agos-
.. Gillis Monstaert Algunas figuras a caballo ~ Francesco Trevisani,
La representación de la Pasión tocadas con turbante la escena que prosigue to de 325, de la que derivó la fun- Misa de Ea/sena, 1704,
en la Plaza Mayor de Amberes, interpretan a los Doctores con los dos ladrones dación de la iglesia romana de Santa Cristina, Bolsena.
1565, Musée Royal de la Ley que habían que fueron crucificados
des Beaux-Arts, Amberes. instigado al pueblo. con Cristo. Santa María la Mayor.

214 215
Memoria del milagro

El papa Julio JI se hace


representar arrodillado en
actitud adorante ante la
hostia consagrada que
destila gotas de sangre.
En segundo plano hay
cuatro cardenales:
Leonardo Grosso de la
Rovere, Raffaello Riario,
Tommaso Riario
y Agostino Spinola.
Los paramentos verdes
para la celebración de la
misa indican el tiempo
normal en que se produjo
E/papa está apoyado en un
el milugro: este detalle
gran cojín puesto encima
histórico en la
de un faldistorio.
representación es bastante
raro porque se prefería
usar el rojo, color propio
de la festividad del
Corpus Christi, instituida
a raíz del milagro.

Los silleteros participan


también en la misa,
arrodillados en
el momento de
la consagración.
El primero se apoya en
la silla gestatoria del
papa, mientras que el
que está detrás de él lo
El corporal hace en una barra,
ha quedado dirigiendo su mirada
ensangrentado por hacia el Santísimo
las gotas destiladas Sacramento en el altar.
de la hostia:
el sacerdote bohemio
Los fieles que Entre los clérigos que que tenía dudas
participan en la ofician la misa reina sobre la presencia
misa reaccionan la agitación, porque real de Jesús en el
con arrebatado se han dado cuenta pan consagrado se • Rafael, Misa de Ea/sena, 1512,
entusiasmo ante de la turbación convence de esta Palazzi Vaticani, Estancia de
el milagro. del oficiante. verdad de fe. Heliodoro, Ciudad del Vaticano.

216 217
Memoria del milagro '

En la forma más extendida es una tablilla de madera que


representa la figura de la persona que ha recibido el beneficio
mientras invoca a Dios, la Virgen y los santos.

Según la leyenda
Exvoto
citada en la
segunda mitad del
siglo XIII por El voto, del que deriva posteriormente la costumbre del exvoto, es
Grandes copos Bartolomé de una promesa, un compromiso que el fiel contrae con Dios por me- Nombre
de nieve caen Trento, María se Del latín «según
milagrosamente aparece en el cielo dio de la intercesión de Jesús, de la Virgen o de un santo, para ob- el voto hecho»
sobre Roma en una en la misma noche tener la salvación física en caso de peligro de vida por enfermedad,
de agosto de 352 al Definición
noche de agosto.
papa Liberio y a
accidente o guerra. La costumbre de confiarse a intercesores en la Recuerdo y muestra
una pareja de oración es ciertamente antigua, como antiguo es el c;-tIto a los san- visible de gratitud por
patricios deseosa el beneficio recibido
Toda la corte papal, tos y a la Virgen, y sin duda también el uso de hacer una promesa
con su séquito de de hacer algo en Difusión iconográfica
clérigos, diáconos, su honor, y ella pide para conservar el beneficio recibido. El exvoto es el don u ofrenda Siempre presente bajo
cardenales y obispos, que se edifique por un beneficio recibido y la gratitud pública por medio de una diversas formas, luego
sigue al papa una iglesia centrada en una
en la definición de consagrada a ella. señal. En raros casos de la historia del arte se han conservado pre- tablilla, en toda la
la Iglesia querida ciados exvotos, o sea, obras de arte refinadas a las que se habían historia del arte
por la Virgen.
presentado en concurso grandes artistas. El exvoto es el típico
objeto de arte popular que, precisamente, no tiene pretensión artís-
El papa Liberio,
seguido de toda la tica ni fin estético alguno, sino que simplemente se propone repre-
corte, en el Esquilino sentar un hecho ocurrido y mostrar la presencia de lo sobrenatural,
donde ha caído la
nevada, da comienzo normalmente en la imagen de la aparición. De la mayoría de los ex-
a los trabajos para la votos, además, se desconoce el nombre del pintor que lo realizó, _
nueva construcción.
mientras que la tipología de las diversas tablillas pintadas resulta
muy similar, con un «código» de comunicación bastante simple.

En el perímetro
trazado por el papa
hay que reconocer la
planta de la futura
basílica de Santa
María la Mayor.
..... Exvoto, El noble
Paolo Antonio curado,
1671, santuario de
~ Masolino da Panicale,
Monte Berico, Vicenza.
El milagro de la nieve, h. 1428,
Nápoles, Capodimonte.

218 219
----------------------------------------------------------- -- ---------------------------------------------------------------
Exvoto

La Virgen, con el Niño, El arte popular que caracteriza al En la bóveda del ábside volvemos a La sibila Helespóntica
se aparece sobre una nube, exvoto apenas permite reconocer encontrar la imagen del pelícano que se está representada con
con un gesto de bendición. la imagen del sujeto: aquí es el perfil hiere el pecho para alimentar a sus crías, una cruz, porque había
La imagen de esta aparición es de morena melena del duque de en referencia a la escena representada profetizado la Pasión
señal de intervención ante Dios. Milán, Ludovico el Moro. abajo del llanto por Cristo muerto. y crucifixión de Cristo.

Sobre un
pedestal en
forma de
cabeza leonina
se representa
la imagen de
Moisés con
las Tablas
de la Ley.

El escrito
indica que la
obra no fue
terminada
por Tiziano,
Un elemento típico en el código de quien murió
comunicación del exvoto es la en 1576, sino
imagen de la persona que ha recibido completada
«con En las imágenes El pintor se Apoyado sobre el basamento
el beneficio representada en actitud
reverencia», más difundidas arrodilla a los en forma de cabeza leonina,
orante, normalmente mientras
tal como dejó del llanto por pies de Cristo, un pequeño exvoto del
solicita dicha gracia. Ludovico es
escrito él Cristo muerto, en su último pintor. Tiziano, arrodillado
representado enfermo en el lecho.
mismo, por está presente autorretrato, ante la Virgen que se le
Palma el Joven. también María en el que se aparece con Cristo muerto
Magdalena, representa sobre las rodillas, agradece
que llora con despojado de que el peligro de la peste,
llamativos gestos todo cuanto que sin embargo mata a su
teatrales. posee. hijo Horacio, haya pasado.

• Maestro lombardo, Aparición


de la Virgen a Ludovico el Moro,
fines del siglo xv, Museo Poldi • Tiziano, Piedad, h. 1576,
Pezzoli, Milán. GaUerie deU' Accademia, Venecia.

220 221
Episodios de la historia
de la iglesia
Persecuciones
1cono clas tia
Iglesia y poder temporal
Concilios
Cruzadas
Peregrinaciones
Exilio en Aviñón
Predicación en la plaza
Basílica vaticana
Inquisición
Evangelización
Reforma protestante
Cisma anglicano
Contrarreforma
Guerras de religión
Batalla de Lepanto
Procesos a las brujas
Proceso a Galileo
Jansenismo

~ Perugino, La entrega de
las llaves a san Pedro (detalle),
1482, Capilla Sixtina,
Ciudad del Vaticano.
Persecuciones

La imagen de los cristianos en el circo entre las bestias no es La madre de Sinforiano, también Heraclio fue el gobernador
cristiana, asistió al martirio de romano que hizo condenar
contemporánea, sino que se refiere a la vida de santos o es
su hijo y, cuando lo vio pasar bajo a Sinforiano porque se había
retomada en las narraciones del revivir histórico del siglo XIX. los muros de su ciudad, Autun, burlado de las celebraciones
le gritó palabras de ánimo. en honor de la diosa Cibeles.

Persecuciones
Los primeros cristi~nos sufrieron muy pronto persecución, tal co-
Cuándo mo atestiguan los Hechos de los Apóstoles, la comunidad judía
Del siglo 1 al IV
(el martirio de Esteban, la prisión de Pedro y de Pablo y los már-
Dónde tires posteriores) . Sin embargo, el gran perseguidor de la nacien-
Roma y Oriente Medio
te Iglesia fue el Imperio romano, que adoptó respecto a los cris-
Personajes
Los emperadores tianos diversas posiciones, según la dinastía o el emperador En una enseña
perseguidores y los reinante. La primera gran persecución se desencadenó bajo el go- llevada por los
mártires cristianos soldados se
bierno de Nerón, tras el incendio de Roma, ocurrido end año 64. hace referencia
Fuentes
El emperador, en efecto, responsabilizó del incendio a los ~ristia­ al decreto de
Hechos de los persecución del
Apóstoles, Acta nos, contra quienes la reacción fue tremenda. Tras la muerte de emperador
Martyrum, Tácito, Nerón, la dinastía de los Flavios concedió un período de toleran- Diocleciano.
Suetonio, Plinio,
Tertuliano, Lactancio cia, pero no hubo paz para los cristianos que, hasta el siglo IV,
Difusión iconográfica momento en que el emperador Constantino concedió la libertad
Escasa hasta las de culto con el edicto de Milán (313), vivieron épocas alternas de
representaciones
medievales de las vidas tolerancia y de persecución. En el 95 hubo una breve persecución
de los santos. Resucita bajo Domiciano, de nuevo los cristian0S fueron perseguidos bajo
durante el siglo XIX
según el gusto del
Trajano y más tarde bajo Marco Aurelio (161-178); después de
revivir histórico Cómodo, que demostró ser tolerante, siguieron las últimas perse-
Influencia en el arte cuciones violentas de Decio, Valeriano y Diocleciano.
Retardaron la
producción de una
iconografía autónoma
que no fuera
estrictamente alegórica

Según la interpretación
romántica de Ingres,
~ ]ean-Louis Gérome, el joven cristiano, antes
Últimas oraciones de de ser conducido al ·
los mártires cristianos, martirio, se detiene
1875-1885, Walter Art • ]ean-Auguste Dominique bajo las murallas de
Gallery, Baltimore. lngres, El martirio de san la ciudad para dirigir
Sinforiano, 1834, Saint-Lazare el último y valiente
Autun. ' saludo a su gente.

224 225
----------~------------------------------------------------~ -----------------------------------------------------
Persecuciones

Según los textos medievales, A pesar de que las Representaciones de imágenes de asunto sagrado borradas,
reunidos en la Leyenda Aurea noticias del origen
por Santiago de la Voragine, real de Catalina desfiguradas o mutiladas; escasas representaciones
la mayor disputa se produjo de Alejandría, mártir de destrucción de imágenes sagradas.
por parte del futuro mártir cristiana, son pura
con una autoridad que luego leyenda, la tradición
fue la causa de sus tormentos iconográfica la
y martirio. En la historia de
santa Catalina la disputa es con
el emperador Majencio, con
representa como
una princesa
coronada.
1conoclastia
quien se había negado a unirse
en matrimonio por ser cristiana
y estar consagrada a Cristo. Muy pronto, al extenderse la religión cristiana, la edificación de lu-
gares de culto y el establecimiento de ritos y liturgias, los teólogos Cuándo
Siglos VIII-IX; durante
cristianos se plantearon el problema de la representación de lo di- la Reforma protestante
vino, o de narraciones del Antiguo o del Nuevo Testamento. El arte (1524-1525),
la Reforma calvinista
cristiano fue inicialmente anicónico, heredando esta orientación
(1559) y la Reforma
del pensamiento judío, que, fiel al segundo mandamiento del decá- anglicana
logo, se negaba a convertirse en una imagen de Dios. Tras un pri- Dónde
mer período de asentamiento en el que prevaleció la elección de re- La primera: en todo el
imperio cristiano;
presentar los fundamentos de la fe, valorando su función.didáctica, la segunda: e~ zonas
la primera gran crisis se produjo entre los siglos VIII y IX. Por up. de- que siguieron la
Reforma protestante
creto del emperador bizantino León III, se exige la retirada de todas
Personajes
las imágenes, porque su veneración se consideraba idolatría. A ello
El emperador León III;
se opone decididamente Juan Damasceno, pero el conflicto no se Juan Damasceno; el
resuelve en poco tiempo: hicieron falta dos concilios y cerca de 150 papa Esteban III; Irene,
emperatriz de Oriente;

años hasta que se restableciera la licitud de representar a Cristo, a Calvino; Eduardo VI
la Virgen y a los santos, cuando se había producido ya mucha des- Influencia en el arte
trucción en Oriente. Mucho más tarde, a raíz de la Reforma pro- Pérdida de obras de los
primeros siglos y
testante, se replantea el problema, en un plazo de tiempo más bre- utilización, en el área
ve, pero con no menor violencia destructiva de las imágenes oriental, de iconografía
establecida; pérdida de
sagradas, de modo especial en las zonas calvinistas y anglicanas.
obras anteriores a la
Reforma en las zonas
iconoclastas, y fin de la
producción artística
Un libro en el Los hombres a los que
sagrada en los países
suelo indica la se cita son los sabios,
protestantes
prueba por la que rétores y filósofos que
había de pasar han reconocido en las
Catalina al palabras de Catalina ~ Santa faz
defender la fe la inspiración divina desfigurada por
cristiana ante y, tras ser comunicado los iconoclastas,
cincuenta hombres esto al emperador, en La Escala Celeste
de entre los más habían de merecer de Juan Clímaco,
sabios del país. h. 1100, Biblioteca
.. Federico Zuccari, Disputa a su vez el martirio,
Apostólica Vaticana,
de santa Catalina ante el tirano, La mujer supo muertos y quemados
Ciudad del Vaticano.
1542-1609, Santa Catalina dei hablar tan bien en la plaza de la
Funari, Roma. que los confundió. ciudad.

226 227
------------------------------------------------~

Iconoclastia

Sobre el altar está aún


Cristo agonizante es
presente un tríptico en
posteriormente humillado
el que se alude vagamente
al ofrecérsele saciar la sed
al panel central que
con una esponja
representa la crucifixión.
empapada en vinagre.

Jesús lleva
en la cruz
el hábito
sacerdotal
según la
extendida
iconografía del
siglo IV al I X
aproximada-
mente.

La imagen del
rostro de
Cristo inserta
en un tondo En Zúrich, la furia Entre las imágenes
obedece a la iconoó asta había precedido de estatuas condenadas
gran difusión a la llegada de Calvino a la destrucción,
del culto de la que, pese a condenar en la representación
santa faz que las imágenes religiosas, del desconocido maestro
se dio desde no aprobó la manera que se diría casi una
los primeros de destruirlas sin contar crónica, puede verse
siglos. con las autoridades locales. a un santo obispo.

El recipiente en el que se unta


el barniz para borrar las
imágenes es bastante parecido
al otro que sirve, en la
representación de más abajo,
en esta página, al soldado
que empapa el vinagre
para Jesús: no es casual
Se emplean que las dos representaciones
dos iconostasios estén emparejadas por el gesto
para la eliminación .. Destrucción de los ídolos
.. lconoclasmo y crucifixión, de la humillación de Cristo. en Zúrich, siglo XVI,
Salterio Chludov, siglo IX, de las imágenes Tal era la tesis sostenida Zentralbibliothek, Zúrich.
Museo de Historia, Moscú. de Cristo. por Nicéforo y san Teodoro.

229
228
Iglesia y poder temporal .

La' historia del arte propone representaciones específicas de


episodios de encuentros o enfrentamientos entre los representantes
de la Iglesia, papas u obispos, con reyes o emperadores.

El papa va tocado con una El palio procesional forma La corona del

Iglesia y poder temporal mitra, representada en su forma


más antigua con las dos puntas
frontales, mientras bendice el
obsequio de Constantino.
parte de las insignias que el
emperador entrega al papa,
signo del derecho a ejercer
el poder imperial.
emperador es
sostenida en la mano
por un dignatario
de la corte.

La relacíón entre la Iglesia y el poder temporal que se creó a lo


Cuándo largo de la historia durante siglos, al menos desde la época de la
Del siglo VIII a 1849
'donación de Sutri (728) hasta la caída de Porta Pia (1849), entre-
Dónde tejid~ de numerosos episodios políticos, alejados a menudo por su
Estado de la Iglesia
carácter de la Iglesia fundada por Cristo, dependió de distintas
Personajes
Papas, reyes personalidades por una y otra parte. La historia del arte ha recre-
y emperadores ado pocos momentos de una historia de poder la mayor parte de
Difusión iconográfica las veces poco edificante; sin embargo, por razones generalmente
Presente en cada
período de la historia
distintas, o bien con la voluntad de transmitir episodios milagro-
de! arte sos o de la vida de los santos, aunque no exclusivamente, es fácil
Influencia en el arte encontrar narraciones pictóricas de la historia en las que se repre-
Elaboración de tipos senta la relación entre Iglesia y política. Un ejemplo es el valeroso
iconográficos que
exaltasen y justificasen encuentro del papa León Magno con el terrible Atila, encargado
e! poder temporal por León X a Rafael para las estancias vaticanas, que no es un
del papado
episodio aislado del encuentro de un papa con los bárbaros; o
bien un autoritario san Ambrosio exigiendo el arrepentimiento
público al emperador Teodosio por la matanza de Tesalónica. Re-
cuérdense las pinturas conmemorativas de la donación (luego
considerada falsa) de Constantino hecha al papa Silvestre y los di- La tiara, como enseña
ferentes episodios de coronaciones solemnes, en los que la presen- de dignidad papal,
El trono en derivada históricamente Constantino se
cia del papa confirma la autoridad suprema del emperador. el que se sienta de! atuendo real acerca al papa
el papa Silvestre bizantino, es donada al en actitud de
es un trono real papa. En las historias deferencia
para indicar posteriores del mismo y sumisión,
visualmente su ciclo de frescos, este arrodillándose
supremacía sobre es el cubrecabeza que y llegando con la
el emperador. lleva e! pontífice. cabeza destocada.

~ Rafael, Encuentro
entre Atila y León
Magno, 1513, Palazzi
Vaticani, Estancia de
• Historias de Constantino:
la donación de las enseñas
Heliodoro, Ciudad del
al Pontífice, 1246-1248 basílica
Vaticano.
dei Santi Corona ti, orat~rio
de San Silvestre, Roma . .

230 231
-----------------------------------------------------------~----------------------------------------------------------

Iglesia y poder temporal

Sobre la cátedra del papa En el ábside hay El obispo Ambrosio, sentado


hay colocado, para reproducido un antiguo en la cátedra, recibe paternalmente
conferirle una mayor mosaico con Cristo a Teodosio: le había impuesto una
dignidad, un dosel en el trono rodeado penitencia pública a raíz del grave
con las enseñas papales. de los santos. hecho de la matanza de Tesalónica.

La actitud
de penitente
arrodillado a los
pies del obispo que
adopta Teodosio
indica la aceptación
de la autoridad
obispal. La elección
iconográfica de esta
pintura, encargada
por el cardenal
milanés Federico
Borromeo, es la
respuesta concreta
a unas diferencias
entre el arzobispo
y el gobernador
español Juan de
Velasco sobre el
puesto que había
de ocupar este I
último en la iglesia.

No solo prelados,
sino también fieles
milaneses asisten a
Las enseñas la penitencia
imperiales, signo . pública del
del poder de emperador.
El papa Silvestre está El emperador Constantino, Teodosio, han sido
representado con los arrodillado a los pies del papa, Los guardias depositadas a los
paramentos litúrgicos, ciñe la corona de laurel, suizos, pies del obispo
completados con el símbolo de la dignidad un elemento como signo de
palio y la enseña imperial. Según un falso anacrónico, reconocimiento
papal, que significan documento redactado en Los dignatarios porque fueron de su autoridad
plenitud de la función Francia entre los siglos VIII y IX, de la corte instituidos mucho superior.
pontifical, sentado en Constantino, curado por el del emperador más tarde, en 1501,
la cátedra mientras papa, convertido y bautizado, le siguen mantienen el
recibe y bendice habría renunciado con una y acompañan orden en la
el obsequio donación al derecho a ejercer en el homenaje basílica alejando
de Constantino. el poder imperial. al papa. a los curiosos .

• Giulio Romano, La donación


de Constantino, 1523-1524, • Federico Barocci, El perdón
Palazzi Vaticani, Sala de de Ambrosio a Teodosio 1603 ·
Constantino, Ciudad del Vaticano. catedral, Milán. ' ,

232 233
~--------------------------------------------------------------------------------

Iglesia y poder temporal

Teodosio, con uniforme de soldado El obispo En el púlpito de la iglesia, frente En las banderas que
y la corona de laurel de la dignidad Ambrosio detiene a las banderas imperiales, puede se portan en la iglesia
imperial indica, con un gesto de al emperador fuera verse perfectamente la enseña campea el águila bicéfala,
inclinación y llevándose la mano de la iglesia con pontificia de las llaves cruzadas enseña de la casa imperial
al pecho, su arrepentimiento. gesto resuelto. rematadas por la tiara. de los Habsburgo.

Clemente VII
lleva la tiara,
enseña de la
dignidad papal,
mientras corona
al emperador
en Bolonia a ~
finales del 1529,
tras haberlo
El escudo de la rica hostigado y
capa pluvial haber sufrido el
del obispo está saco de Roma.
adornado con la
representación
de una escena de
aparición y
reconocimiento de
Cristo, acaso una
referencia a la Carlos V,
necesidad de llevando en las
reconocer la manos los signos
autoridad espiritual del poder,
también por parte el cetro
del emperador. y el globo,
se arrodilla
para recibir
la corona
de manos
del papa.

A Giorgio Vasari, Carlos V


A Anton van Dyck, San Ambrosio coronado por el papa Clemente
y Teodosio, 1618-1619, VII, h. 1560, Palazzo Vecchio
Kunsthistorisches Museum, Viena. Florencia. '

234 235
Iglesia y poder temporal

Junta o congreso de prelados, obispos, cardenales, reunidos


para deliberar en presencia del papa, a veces también del
emperador. El lugar suele ser un lugar sagrado.

Napoleón tiene en las manos la El nuevo emperador, que,


corona para la proclamación
como emperatriz de Josefina de
Beauharnais, quien investido de su
nueva autoridad la corona él mismo.
autocoronándose, declaraba la propia
independencia y autonomía del poder
de la Iglesia, había reinstaurado la
corona de los antiguos emperadores.
Concilios
El concilio es la junta de los obispos para decidir cuestiones teoló-
gicas y doctrinales. Antes del concilio de Nicea (325), el primer Cuándo
Del año 325
concilio general o ecuménico, laIglesia había convocado otros dis- (primer concilio
tintos en el ámbito local. La importancia histórica del concilio de ecuménico) a 1965

Nicea con el papa Silvestre radica en el hecho de que fue convoca- Dónde
En diferentes ciudades,
do por primera vez por un emperador, Constantino, el cual, lla- por su denominación;
mado también «obispo de los de fuera», intervino en las cuestiones los últimos han tenido
lugar en el Vaticano
doctrinales. Pese a ser prioritarias las cuestiones doctrinales, los
concilios, que a menudo se Personajes
Papas, emperadores
convocaban para combatir
Difusión iconográfica
las nacientes herejías, defi- Iconografía histórica y
nieron también aspectos de de documentación
cuestiones relacionadas con Influencia en el arte
Solo en algunos casos
la política, como el primero
los concilios se han
de Lyon (1245) bajo Ino- preocupado de dictar
cencio IV, que condenó al normas sobre el arte
y la manera de
emperador Federico II e hi- representar lo divino
zo un llamamiento a una
cruzada; pero también in-
El pontífice, Pío VII, El altar preparado tentaron solucionar el cis-
que había ido con siete candelabros ma, con el segundo concilio
expresamente a París, indica la solemnidad
preside la celebración, de la celebración,
de Lyon (1274) bajo Gre-
pero Napoleón toma de pues, en efecto, gorio X y el concilio de
sus manos la corona para los siete candelabros
ponérsela él mismo sobre
Florencia bajo Eugenio IV,
estaban prescritos para
su cabeza. la misa pontifical. concluyendo en 1442 por
poner fin al cisma entre la
Iglesia latina y la griega, o
el de Constanza que puso ..... Eugenio Pellini,
El concilio, h. 1965-
término al cisma de Occi- 1970, Colección
~ ]acques-Louis David,
Coronación de Napoleón, dente en 1415, con la elec- Lercaro, Bolonia.
1805-1807, Louvre, París.
ción del papa Martín V.

236 237
Concilios

Las carrozas que La imagen en una En el concilio Silvestre, pontífice El joven diácono
se acercan a Nicea, nube del Padre estuvieron presentes del concilio de que lee el documento
a escasa distancia señalando al Hijo trescientos dieciocho Nicea, no estuvo del concilio podría
de Constantinopla, mientras le coge de obispos, un número presente debido a ser Atanasia, que
fueron puestas la muñeca es la bíblico que remite su avanzada edad. estuvo presente en
por Constantino a declaración del a los trescientos El obispo Osio de el concilio como
disposición de los Símbolo de Nicea de dieciocho siervos de Córdoba, consejero secretario del obispo
, obispos conciliares. la consubstanciación. Abraham. de Constantino, de Alejandría, y fue
fue presidente uno de los principales
y mediador defensores del
del concilio. Símbolo.

El obispo
conducido
al interior de
'la sede del concilio
podría ser uno
de los obispos que
desde un comienzo
apoya á Arria,
cuya doctrina
será C0ndenada.

San Pablo con un


La Palabra Los dos legados papales, hombre ataviado
El testigo es san Fue el emperador de Dios es Vito y Vicente, realmente de oriental, quizá
Pedro, junto con Constantino quien, simbólicamente no cardenales aunque un filósofo; durante
san Pablo, como como promotor, entronizada en vistan la púrpura el concilio se recurrió
modelo de la fe convocó el concilio en el centro de la cardenalicia están sentados a argumentos de la
en Cristo. el verano del año 325 . sala conciliar. aliado del presidente. filosofía griega.

.. Cesare Nebbia, El concilio


de Nicea, segunda mitad
del siglo XVI, Biblioteca Apostólica
Vaticana, Ciudad del Vaticano.

218 239
Figuras con una indumentaria especial, capucha, largos cabellos
-- La aureola permite identificar en el El bordón,
o cayado,
Peregrinaciones

peregrino, que precede en unos


y cayado, representados yendo por caminos solitarios o en pocos pasos al joven, a Santiago, es uno de los
basílicas y santuarios. guía y auxilio de los peregrmos que atributos típicos
se dirigen a Santiago de Compostela. del peregrino.

Peregrinaciones
De la costumbre de dirigirse a la tumba del santo mártir en el día
Cuándo de su dies natalis para celebrar la festividad derivó con el tiempo la
En toda la historia de
la Iglesia con períodos práctica devocional de la peregrinación, o sea, la visita a un lugar
de especial intensidad lejano que supusiera un viaje de cierto empeño. Resultó decisivo el El sombrero
en la Edad Media de anchas alas
nuevo fervor espiritual a finales del primer milenio, el cual favore- servía para
Dónde protegerse
Roma, Jerusalén,
ció el espíritu de peregrinación. En la baja Edad Media, los princi-
del fuerte sol
Santa Catalina del pales lugares de peregrinación de los europeos eran Jerusalén, con o de la lluvia,
Sinaí, Santiago de de lo contrario
los santos lugares de la pasión de Jesús; Roma, con la tumba de
Compostela, Monte era llevado
Sant' Angelo, Colonia, san Pedro; Santiago de Compostela, con la tumba del apóstol San- a la espalda.
Le Puy, Rocamadour, tiago. Aparte de estos, otros santuarios, en el camino, atraían una
Canterbury
gran afluencia de fieles peregrinos: Mont Saint-Michel en Bretaña,
Personajes
Los peregrinos Monte Sant' Angelo en el sur de Italia, en el monte Gargano, y más
Fuentes
_ tarde también Colonia, en el norte de Alemania, para venerar los
Diarios de viaje presuntos restos mortales de los Reyes Magos. Emprender una pe-
Difusión iconográfica regrinación era una empresa comprometida, larga y costosa. Se
Específica y amplia, partía por razones de devoción, pero también por una penitencia
en los itinerarios
de los peregrinos puesta por el confesor, o como pena impuesta por un juez. Los
abundan las señales peregrinos preferían
y los símbolos que
se utilizaban para viajar en grupo para
indicar el camino protegerse de los
y las hospederías.
Menos frecuentes, malhechores, los ri-
aunque también cos pagaban a ve-
presentes, son los
ejemplos de iconografía ces a alguien para El joven peregrino viste exactamente La alforja llevada en
propiamente dicha que hiciera la pere- igual que Santiago que le acompaña, bandolera es el único
y de acogida de los con una larga vestidura de anchas equipaje del peregrino,
peregrinos grinación por ellos. mangas llamada esclavina, que a lo que podía contar con la
Sus peregrinaciones largo del tiempo cambió de forma hospitalidad y la caridad
hasta convertirse en una especie de de las hospederías
~ Bendición de la favorecieron la di- capucha. Fue llamada también construidas a lo largo
alforja y del bastón de pe/erina o capa de romeros. del camino.
los peregrinos, fines del fusión de motivos y
siglo xv, Bibliotheque estilos artísticos por Á Nicola di Lira, Santiago guía
Municipale, Lyon.
los caminos de pe-
ilbhoteca
un Joven peregrino, siglo xv,
Apostólica Vaticana,
ClUdad del Vaticano.
regrinación.

242 243
Peregrinaciones

El rostro de Cristo, la imagen de la Una plaquita con la imagen de Santiago La fachada de la basílica,
Verónica, indicaba la peregrinación hecha peregrino indica la peregrinación hecha El recibimiento de modificada varias veces hasta
a R oma, y desde el jubileo de 1300 a Santiago de Compostela. Para este tipo los peregrinos era el siglo XVI IJ, presenta en
sustituyó a las numerosas chapitas con de peregrinación la insignia distintiva considerado una esta reconstrucción una
las imágenes de san Pedro y san Pablo. obra meritoria. representación de la crucifixión.
más extendida era la concha, o venera.

Un peregrino descansa Un peregrino, Este peregrino lleva Precede a la entrada a


en el ábside de la acercándose cosida en un hombro la basílica un atrio
basílica de Santa Croce a pedir la marca de las llaves utilizado a menudo
in Gerusalemme, una de información, dobles cruzadas, por los peregrinos
las siete iglesias romanas sostiene en recuerdo de como resguardo o
que desde el siglo XVI la corona la peregrinación como ll-!gar de parada
visitaban los peregrinos. del rosario. romana. y de descanso .

Las dos alas de


campanario de la réplica
en miniatura que el santo .. Hans Burgkmair, Escena
.. San Sebaldo vestido lleva en la mano son la de peregrinación en torno
de peregrino (detalle), 1487, característica de la iglesia a la basílica de Santa Croce in
Germarusches Nationalmuseum, de Nuremberg, de la que Gerusalemme, 1505, Bayerische
Nuremberg. Sebaldo es titular. Staatsgemaldesammlung, Múnich.

244 245
Lo más frecuente era la representación del retorno a Roma
desde la sede de Aviñón, en algunos casos representando
-- Exilio en Aviñón

al papa mientras escucha a sus consejeros.

Según la costumbre de la época, Toda la corte papal regresa a


Roma, dejando definitivamente

Exilio en Aviñón el papa es acompañado en sus


desplazamientos al aire libre con
un palio para protegerlo del sol
o de la [juvia.
Aviñón. Junto al papa viajan los
numerosos cardenales reconocibles
por los anchos píleos rojos.

El siglo XIV se inicia para la historia de la Iglesia con un período


Cuándo particularmente triste, la pérdida definitiva de autonomía política
1309-1377
del papado que pasa a estar bajo la dominación del rey de Fran-
Dónde
Aviñón
cia. Concluido el siglo que termina con Bonifacio VIII, quien ha-
bía presentado una fuerte oposición a las pretensiones de Felipe el
Personafes
Felipe IV de Francia, Hermoso, no fue así con su sucesor el papa Clemente V, más dé-
llamado Felipe bil e incapaz de oponerse. Elegido en Perugia, inició su pontifica-
el Hermoso;
los papas Clemente V, do «de viaje » y se detuvo en Aviñón, en la Provenza, fuera de los
]u,a n XXII, dominios del rey de Francia, en tierras de los angevinos de Nápoles,
Benedicto XII,
Clemente VI, TIpesar de tener la intención de volver a Roma. Secundó escanda-
Inocencia VI, Urbano,V, losamente las pretensiones de Felipe el Hermoso: una política cla-
Gregario XI; santa
Brígida de Suecia, ramente a favor de Francia, la elección de un colegio cardenalicio
santa Cat<\lina de Siena con predominio francés y la matanza de los Templarios. Por es-
Difusión pacio de setenta años Roma permaneció sin papa, cayendo en una
iconográfica
situación que solo la energía del cardenal Albornoz fue capaz de
Además de las obras de
edifícación del palacio restablecer en par-
de los Papas, la historia te. Fueron los úl-
del arte presenta
algunos episodios timos dos papas
del final del exilio del exilio (llama-
en Aviñón
do «cautiverio »,
dada la sumisión
Santa Catqlina de Siena guía El papa Gregario XI a caballo,
política de la Cu- a pie el cortejo papal en su con vestiduras pontificales
ria romana) los regreso a Roma: se reconoce y llevando la tiara, avanza
así la importancia de bendiciendo a las multitudes.
que lograron el su intervención que, Llega, en enero de 1377,
definitivo regre- con gran decisión, puso fin a Roma, donde estableció la
al exilio en Aviñón. residencia papal en el Vaticano.
so, gracias tam-
~ Giovanni di Paolo,
Santa Catalina en bién a la obra
presencia del papa
en Aviñón, 1460-1465,
de grandes san-
.. Laurent Pecheux Santa
Colección Thyssen- tas como Brígida
Bornemisza, Madrid. Catalina lleva de v~elta al papa
de Suecia y Cata- a Roma, 1770, Santa Catalina
de Siena, Roma.
lina de Siena.

246 247
Grandes multitudes, divididas a veces por clases sociales,
-- Predicación ~~ la plaza

reunidas en las plazas de las ciudades, escuchan atentamente


al predicador.

Predicación en la plaza
Durante el siglo xv se extendió la predicación popular en las pla-
Cuándo zas. Ya desde san Francisco y santo Domingo la predicación era
Siglo xv
considerada un instrumento indispensable de instrucción cristia-
Dónde
En toda Europa na, pero después de ellos dicha práctica se perfeccionó. La situa- San Bernardino,
ción social y política europea, caracterizada por divisiones y con- de rostro sufrido,
Personajes ataviado con el sayal
Bernardino de Siena, flictos, pero también por la extendida riqueza, había favorecido la franciscano
Vicente Ferrer, fray corrupción de las costumbres tanto entre los ricos como entre ceniciento, predica
Girolamo Savona~ola, Al fondo
mostrando el
fray Ricardo, fray los pobres; cundía la violencia, la usura, la afición al juego, la de la plaza,
monograma del
Brugman, fray Merton detrás del púlpito
corrupción, la superstición ... En las comunidades religiosas de los nombre de Jesús
del predicador,
(IHS), cuya fe
Difusión iconográfica frailes mendicantes surgieron excelsas figuras de predicadores que hay preparado
propagó
Relativa a episodios de un pequeño altar
viajaban atrayendo a las plazas a nutridas multitudes. Les acom- incansablemente.
predicación en la vida con un retablo de
de los santos pañaban a menudo confesores que administraban el sacramenta r la Virgen con el
Niño y los santos.
de la penitencia, a veces había notarios para extender actas de re- Las personalidades
conciliación entre familias ene- de Siena, desde un
palco de honor,
mistadas, o actos concretos de no pueden dejar de
arrepentimiento, como dona- escuchar de rodillas
la exhortación a
ciones o fundaciones de obras cambiar de vida.
benéficas. El franciscano Ber-
nardino de Siena recorrió Italia
denunciando los males de la
sociedad, despertando la fe y
predicando la devoción en
nombre de Jesús. Predicaba en
un lenguaje accesible a todo el
~ Maestro de san Juan
de Capestrano, San mundo, a veces usando incluso La nutrida multitud
Juan de Capestrano que asiste a la
expresiones dialectales. En Es- predicación del santo
e historias de su vida:
predicación de san paña y Francia fue muy impor- está formada por
Juan de Capestrano hombres y mujeres:
(detalle), h. 1465, tante la predicación del domi- para indicar la eficacia
Museo Nazionale, nico Vicente Ferrer, que se : Sano di Pietro, Predicación de las palabras
L'Aquila. de san Bernardino en Piazza del sa"nto, el pintor
prodigó en convertir a los here- el Campo, h. 1445, representa a todos
catedral, Siena.
jes cátaros y valdenses. los fieles arrodillados.

248 249
Suelen representarse episodios de la presentación ante el papa Procesos con frecuencia al aire libre, representando a religiosos
del proyecto de la nueva construcción. Escasean los testimonios entre los jueces, con hogueras o instrumentos de tortura. Una
de los trabajos en curso. característica de la Inquisición española son los herejes con coroza.

Basílica vaticana Inquisición


Al regreso definitivo del exilio en Aviñón, el Vaticano fue elegi- Debido a la extensión de las herejías que desestabilizaban fuer-
Cuándo
do como residencia papal en vez de San Juan de Letrán. Sin temente tanto el mundo religioso como el orden social y políti- Edad Media,
Cuándo
Del siglo xv al XVII embargo, no sería hasta mediados del siglo xv, gracias al papa co, se creó en la Edad Media la Inquisición, con el fin de derro- con reapariciones
en los siglos xv
Dónde Nicolás V, cuando se comenzó a renovar la basílica vaticana. Se tar la herejía, principalmente por medio de la predicación. y XVI; su abolición se
Ciudad del Vaticano Una disposición del papa Lucio III obligó a todos los obispos produjo en el siglo XIX
puso, pues, de nuevo en marcha la reconstrucción de la antigua
Personajes basílica consagrada a san Pedro, sacrificando su construcción a visitar su propia diócesis dos veces al año para perseguir a los
El papa Nicolás V,
Julio Il, León X, paleocristiana originaria, que fue derruida para comenzar, en herejes. Siguieron las disposiciones del papa Inocencio IlI, que in-
Urbano VIII; vitó a los monjes cistercienses a la predicación y a la disputa pú- Personajes
1452, por la parte del ábside. Herejes e inquisidores
Bramante, Rafael,
Los pontífices siguientes hicieron su propia contribución a la am- blica con los herejes. Finalmente la constitución Excommunica- del Tribunal
Juliano da Sangallo,
Miguel Ángel pliación de la residencia papal, con la fundación de la biblioteca y mus del papa Gregorio IX nombró a los primeros inquisidores del Santo Oficio

Difusión iconográfica la construcción de la Capilla Sixtina, mientras que los trabajos pa- con carácter permanente. Esta primera fase de la Inquisición ter- Difusión iconográfica
Relativa a la minó de forma natural hacia el siglo xv. Hubo un restablecimien- Las representaciones
celebración del papado
ra la basílica se vieron interrumpidos hasta la elevación al solio iconográficas
y a la grandeza pontificio de Julio II, decidido a reconstruir la basílica entera en es- to en el siglo siguiente debido a las nuevas herejías, que desembo- relacionadas con
de Roma caron en la Reforma protestante, razón por la cual Pablo III la Inquisición las
tilo moderno. El encargado del proyecto fue Donato Bramante, encontramos en todo
que, en 1506, demolió cuanto se había hecho, poniendo en marcha