Sei sulla pagina 1di 172

Derecho

Civil

SUCESIONES

Enfoque jurisprudencial y práctico.

Proceso sucesorio, sucesiones intestadas,


testamentarias, porción legítima
y medidas cautelares.

·Incluye
Incluyemodelos
modelosde
deescritos
escritos
SUCESIONES
Enfoque jurisprudencial y práctico

Proceso sucesorio, sucesiones intestadas, testamentarias,


porción legítima y medidas cautelares

-Incluye modelos de escritos-

Coordinadora
María Rosa Steckbaner
Sucesiones : enfoque jurisprudencial y práctico : proceso sucesorio,
sucesiones intestadas, testamentarias, porción legítima y medidas
cautelares / Agustín Sojo ... [et al.] ; coordinación general de María
Rosa Steckbaner. - 1a ed . - Ciudad Autónoma de Buenos Aires :
elDial.com, 2019.
Libro digital, PDF

Archivo Digital: descarga y online


ISBN 978-987-47138-0-3

1. Derecho. 2. Sucesiones. I. Sojo, Agustín. II. Steckbaner, María Rosa, coord.


CDD 346.052

Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright,
bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra
por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la fotocopia y el tratamiento infor-
mático.

© 2019, Editorial Albremática S.A.

Primera edición

ISBN 978-987-47138-0-3
INDICE

Sobre los autores

Presentación. María Rosa Steckbaner

PROCESO SUCESORIO
Artículo 2335 del CCyCN
Comentario de Alejandro Fiorenza y María Soledad
Mainoldi…………………………………………………………………………………1
Artículo 2336 del CCyCN
Comentario de Mónica P. Urbancic de Baxter e Irene Hooft……….. 3
Comentario de Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi……. 9
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 12
Modelos de escritos judiciales relacionados……………………………. 16
Artículo 2339 del CCyCN
Comentario de Natalia Pagotto………………………………………………. 21
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 22
Modelos de escritos judiciales relacionados……………………………. 24
Artículo 2340 del CCyCN
Comentario de Esteban Félix García Martínez………………………….. 28
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 29
Modelo de escrito judicial relacionado……………………………………. 32
Artículo 2346 del CCyCN
Comentario de Esteban Félix García Martínez….………………………. 34
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 35
Modelo de escrito judicial relacionado……………………………………. 38
Artículo 2356 del CCyCN
Comentario de Juan Pablo Burgos…………………………………………… 40
Artículo 2357 del CCyCN
Comentario de Juan Pablo Burgos…………………………………………… 46
Artículo 2358 del CCyCN
Comentario de Juan Pablo Burgos…………………………………………….50
Artículo 2359 del CCyCN
Comentario de Juan Pablo Burgos…………………………………………… 51
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 53
Modelos de escritos judiciales relacionados……………………………. 56

PARTICIÓN
Artículo 2369 del CCyCN
Comentario de María Rosa Steckbaner……………………………………..59
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 61
Modelo de escrito judicial relacionado…………………………………… 64

Artículo 2385 del CCyCN


Comentario de Cecilia Dulcich………………………………………………….65
Artículo 2389 del CCyCN
Comentario de Cecilia Dulcich………………………………………………….67
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………….. 68
Modelos de escritos judiciales relacionados……………………………..71

SUCESIONES INTESTADAS
Artículo 2424 del CCyCN
Comentario de Cecilia Dulcich………………………………………………….78
Jurisprudencia relacionada……………………………………………………. 80
Artículo 2426 del CCyCN
Comentario de Cecilia Dulcich………………………………………………… 80
Jurisprudencia relacionada……………………………………………………. 82
Modelos de escritos judiciales relacionados…………………………… 83
Artículo 2431 del CCyCN
Comentario de Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi… 89
Modelo de escrito judicial relacionado ………………………………... 91
Artículo 2432 del CCyCN
Comentario de Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi…… 93
Jurisprudencia relacionada………………………………………………….. 94
Artículo 2437 del CCyCN
Comentario de Agustín Sojo…………………………………………………… 96
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………… 107
Modelos de escritos judiciales relacionados…………………………… 108

PORCIÓN LEGÍTIMA
Artículo 2445 del CCyCN
Comentario de Lidia Beatriz Hernández………………………………… 114
Jurisprudencia relacionada…………………………………………………… 119
Modelo de escrito judicial relacionado…………………………………… 121
Artículo 2461 del CCyCN
Comentario de Lidia Beatriz Hernández………………………………… 123
SUCESIONES TESTAMENTARIAS
Artículo 2477 del CCyCN
Comentario de Natalia Pagotto………………………………………………. 127
Artículo 2478 del CCyCN
Comentario de Natalia Pagotto………………………………………………. 128
Jurisprudencia relacionada……………………………………………………. 129
Modelos de escritos relacionados…………………………………………… 135

SUCESIONES - DISPOSICIONES DE DERECHO INTERNACIONAL


PRIVADO-
Artículo 2643 del CCyCN
Artículo 2644 del CCyCN
Artículo 2645 del CCyCN
Artículo 2647 del CCyCN
Comentario de Andrea Esparza……………………………………………… 140
Jurisprudencia relacionada……………………………………………………. 142
Modelos de escritos judiciales relacionados……………………………. 144

MEDIDAS CAUTELARES
ARTÍCULO 149 del Anteproyecto de Código Procesal Civil y Co-
mercial de la Nación
ARTÍCULO 158 del Anteproyecto de Código Procesal Civil y Co-
mercial de la Nación
Comentario de Silvia L. Esperanza………………………………………….. 147
Jurisprudencia relacionada……………………………………………………. 155
Modelo de escrito judicial relacionado…………………………………… 157
Sobre los autores

Agustín Sojo
Abogado (UCA). Especialista en Derecho de Familia (UBA). Licenciado
en Administración de Empresas (UCA). Docente de Derecho de Fami-
lia y Sucesiones (UCA y UBA).

Alejandro Fiorenza
Abogado (UCA), Especialista en Magistratura (UCA). Doctorando en
Derecho (UCA). Estudios de Derecho realizados en la Universidad Rey
Juan Carlos (Madrid). Director del Suplemento Santa Fe en elDial.com.
Colaborador en la cátedra de Derecho de Daños a cargo del Dr. Alejan-
dro D. Aranda en la carrera de Derecho (UCA Rosario). Colaborador
de la carrera de especialización para la magistratura (UCA). Empleado
con tareas de relatoría de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo
Civil y Comercial de Rosario. Autor de diversos libros y artículos sobre
temas de su especialidad. Director de la Sección Santa Fe de elDial.com

Andrea Esparza
Abogada UBA. Maestranda en Derecho Internacional Privado
(UBA). Directora Adjunta del Instituto de Derecho Internacional Pri-
vado del Colegio de Abogados de Morón. Docente en la Facultad de
Derecho de la UBA, en la Universidad de Morón, en la Facultad de De-
recho de Lomas de Zamora y profesora adjunta en la UAI.

Cecilia Dulcich
Prosecretaria del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial
de Distrito de la 2ª Nominación de Rosario y relatora.

Esteban Félix García Martínez


Abogado egresado de la Facultad de Derecho, Universidad de Buenos
Aires. Profesor titular de derecho de familia y sucesiones, Civil V,
IUPFA. Profesor adjunto del curso de Derecho de Familia y sucesiones
-cátedra Dr. Pablo Ernesto Bocaccia- por ante la IUPFA. Profesor por
Concurso del departamento de Filosofía del derecho de la Universidad
de Buenos Aires (Cátedra Farell, Martín/López Taiana, Luis María).
Profesor en la Especialización de Derecho de Familia del Colegio de
Abogado de Quilmes, en el módulo "nulidades canónicas". Ex profesor
de derecho de familia y sucesiones, UBA; Cátedra Zulema
Wilde.Profesor adjunto en derecho de Familia en la UNLZy docente ti-
tular en la Especialización de Derecho de Familia de UNLZ. Ex profesor
adjunto de derecho de familia, Universidad de Palermo.

Irene Hooft
Juez de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial
de La Plata

Juan Pablo Burgos


Abogado UBA. Ayudante en el “Seminario – Taller: Formación de Abo-
gados de Familia” dictado en 2011 en el Departamento de Posgrado
de la Facultad de Derecho del UBA, a cargo del Dr. Daniel Osvaldo Or-
temberg. Planta permanente en Defensoría del Pueblo de la Ciudad
Autónoma de Buenos Aires. Ex Colaborador de la Dirección de Villas,
Defensoría del Pueblo CABA, como integrante del cuerpo de asesores
legales con desempeño en la sede descentralizada, ubicada en la Villa
20. Unidad de Aplicación del Mecanismo Para la Prevención de la Tor-
tura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Autor
de los artículos “Alimentos provisorios a favor de la persona por nacer”,
“Honorarios del abogado en casos de cuidado personal y régimen comu-
nicacional en la Provincia de Buenos Aires” publicados en los números
3 y 5 respectivamente, de la Revista de Actualidad Derecho de Familia
de Ediciones Jurídicas, dirigida por el Dr. Diego Oscar Ortíz, “El Art.
660 CCyCN y la perspectiva de género en la fijación de la cuota alimen-
taria” en IJ Editores IJ-CDLXXXIV-679, “El pacto de convivencia ¿una
herramienta de empoderamiento para la mujer?” IJ Editores – Argen-
tina, 06-03-2018, IJ-XDII-560 y “Paternidad adolescente y responsabi-
lidad parental”, citar elDial.com – DC24C6, Publicado el 20/03/2018,
entre otros.

Lidia Beatriz Hernández


Ex Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. Autora de los
libros: “Sucesión del cónyuge”, “Régimen Jurídico de los testamen-
tos”, actualización del “Tratado de Maffía sobre Sucesiones” y “juicio
de adopción”, todos escritos conjuntamente con el Dr. Ugarte. Direc-
tora de la maestría de Derecho de familia, infancia y adolescencia en
la Facultad de Derecho de UBA. Profesora de posgrado en UBA y UCA.
Codirectora del tomo sobre Derecho de Familia del Código Civil y Co-
mercial comentado. Editorial Estudio.
María Rosa Steckbaner
Abogada y Profesora para la Enseñanza Media y Superior en Ciencias
Jurídicas (Facultad de Derecho - UBA). Posgrado de Especialización en
Derecho de Alta Tecnología (UCA) (tesis pendiente). Redactora y ana-
lista jurisprudencial de elDial.com - Biblioteca Jurídica Online–, en el
área de Derecho Civil y Derecho de Familia. Ejercicio de la docencia de
la asignatura Trabajo y Ciudadanía (designada por concurso público
de títulos y antecedentes). Coordinadora de las siguientes obras jurí-
dicas: “E-Mails, chats, WhatsApp, SMS, Facebook, filmaciones con telé-
fonos móviles y otras tecnologías” (Director: Horacio Granero),
elDial.com-2019; “Alimentos Debidos a los Hijos”, elDial.com-2018.
Autora de artículos doctrinarios: "El fenómeno inflacionario en los liti-
gios por alimentos", publicado en elDial.com el 19/09/2019 (el-
Dial.com - DC2860) y "Visión jurisprudencial en torno a los alimentos
debidos a los hijos en el Código Civil y Comercial" publicado en el-
Dial.com el 13/03/2018 (elDial.com - DC24C1).

María Soledad Mainoldi


Abogada (UNR). Especialista en Derecho del Trabajo (UNR). Media-
dora (UNR). Profesora adscripta a la cátedra de Derecho Laboral a
cargo del Dr. Bof (UNR). Autora de diversos libros y artículos sobre
temas de su especialidad.

Mónica P. Urbancic de Baxter


Juez del Juzgado de Primera Instancia de Familia Nº 1 de San Isidro

Natalia Pagotto
Abogada del Estado, actualmente ejerciendo en el ámbito previsional,
escribana, ex docente adscripta de la Universidad Nacional de La
Plata.

Silvia L. Esperanza
Abogada. Especialista en Derecho Procesal (UNNE). Magister en Dere-
cho y Magistratura Judicial (Austral). Coordinadora del Circulo de Es-
tudios Procesales "Dr. Jose V. Acosta" de Corrientes. Ex Secretaria de
Jurisprudencia del Superior Tribunal de Justicia de Corrientes. Ex se-
cretaria del Consejo de la Magistratura de la Provincia de Corrien-
tes. Ex secretaria del Jurado de Enjuiciamiento de la Provincia de
Corrientes. Co-autora del vigente Código Procesal Civil y Comercial de
la Provincia de Corrientes. Autora de las modificaciones al Código que
incorporó la Revocatoria in extremis, la medida cautelar innovativa y
el proceso urgente a través de la autosatisfactiva. Coordinadora de
más de cinco obras de contenido procesal - Autora de diversos artícu-
los doctrinarios. Ex secretaria del Comité Ejecutivo de la AADP du-
rante la Presidencia de los Dres. Peyrano y Oteiza.
PRESENTACIÓN

El Código Civil y Comercial ha impactado en múltiples esferas de la


vida cotidiana de los argentinos y las normas sobre sucesiones no han
permanecido ajenas a esta situación. A lo largo de los once títulos que com-
ponen el LIBRO QUINTO, se han incorporado interesantes regulaciones
vinculadas a la “Transmisión de derechos por causa de muerte.” Particular-
mente novedoso es el Título VII, destinado a reglar el Proceso Sucesorio
ya que regula aspectos procesales que hasta ahora eran ajenos al código de
fondo. El apartado comienza con la precisión del objeto del juicio, delimi-
tando claramente su alcance. También hace referencia a la competencia, a
la investidura de pleno derecho correspondiente a descendientes, ascen-
dientes y cónyuge y a las facultades judiciales para investir a los herederos
de su carácter de tales en el caso de la sucesión de los colaterales. Por otro
lado, se regula la administración judicial de la sucesión considerando los
actos conservatorios, de disposición y de uso de los bienes. Se hace refe-
rencia al trámite a seguir si el causante testó por acto público o por testa-
mento ológrafo y también al modo de proceder cuando no hay testamento.
Los cambios también se vislumbraron a lo largo de otros títulos del Libro
Quinto, como por ejemplo aquel que regula la legítima -institución que se
mantiene vigente, aunque disminuyeron las porciones que le correspon-
den a los legitimarios-. El título VIII consolidó la libertad de formas en
cuanto a la partición privada, aunque se advirtió que deberá ser judicial en
determinados casos y a su vez, dentro de este último apartado, se reguló la
colación de donaciones, sistematizando las sucesiones intestadas y las tes-
tamentarias en los títulos IX y XI respectivamente.
En la presente obra te acercamos las reflexiones de especialistas de
reconocida trayectoria académica sobre los aspectos más destacables vin-
culados a la materia en estudio. Cada uno de ellos comparte su análisis so-
bre las implicancias prácticas y las problemáticas que en torno a estos
temas suelen presentarse durante el ejercicio de la profesión. Así, entre
otras cuestiones, se esclarecen pautas generales sobre la forma de proce-
der cuando el causante dejó un testamento, se esbozan conclusiones en
torno al crédito de la compensación económica de los convivientes en la
sucesión, se aborda el tema de la exclusión del cónyuge separado de hecho
o con el que se produjo el cese de la convivencia y se analiza la finalidad de
la colación, siempre teniendo en cuenta la igualdad de los herederos en la
partición. A los múltiples puntos de actualidad, se suman otros dilemas
propios de estos tiempos: ¿Qué ocurre cuando el cese de la convivencia se
produce debido a las medidas adoptadas en un proceso de protección con-
tra la violencia familiar? ¿Corresponde la exclusión hereditaria también en
este caso? El estudio se acompaña, en algunos casos, con ejemplos sencillos
para una mejor comprensión, además de complementarse con las princi-
pales novedades jurisprudenciales y con una interesante selección de mo-
delos de escritos judiciales u otras piezas procesales que serán de
orientación para el abogado que se dedica a la práctica profesional.

María Rosa Steckbaner(*)


Septiembre, 2019

(*) Coordinadora de la obra


Proceso Sucesorio

PROCESO SUCESORIO

Disposiciones generales
ARTÍCULO 2335.- Objeto. El proceso sucesorio tiene por objeto
identificar a los sucesores, determinar el contenido de la herencia,
cobrar los créditos, pagar las deudas, legados y cargas, rendir cuentas
y entregar los bienes.

 Comentario:
Por Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi
Al igual que sucede con el resto del articulado que constituye el
flamante Código Civil y Comercial, encontramos en materia de sucesiones
un conjunto de disposiciones que bien pueden ser consideradas como pro-
cesales y no tanto sustanciales. Es el caso de la contenida en el artículo que
ahora ocupa nuestra atención, donde puede apreciarse con toda claridad
que se procura establecer detalladamente el objeto o designio del proceso
sucesorio, esto es, de indicar cuál vendría a ser el campo de acción del
mismo.
Precisamente, se ha advertido que una de las novedades del
nuevo Código radica en el hecho de que, siguiendo una decisión de política
legislativa, se han regulado aspectos del proceso sucesorio que hasta el
presente eran ajenos al Código Civil, esto es, que las normas del CCyC re-
gulen aspectos procesales que de algún modo vienen a constituir conteni-
dos mínimos que los códigos procesales locales no podrán desconocer1.
A tal efecto se introduce en el propio texto normativo un catálogo
de los objetivos de aquél, entre los que se menciona expresamente el de
identificar a los sucesores, determinar el contenido de la herencia, cobrar
los créditos, pagar las deudas, legados y cargas, rendir cuentas y entregar
los bienes. Se compendian, pues, las finalidades primordiales del proceso
sucesorio, entendiendo que se trata el mismo -esencialmente- de un ins-
trumento del que se vale el órgano judicial en orden a efectivizar la trans-
misión de derechos por causa de muerte, como es debido.
Sobre esta base, vale recordar que aquél ha sido concebido tradi-
cionalmente como el ámbito dentro del cual se materializan las transmi-
siones de las relaciones jurídicas del causante, mutando el elemento

1 AZPIRI, Jorge O., “Incidencias del Código Civil y Comercial. Derecho sucesorio”, Hammu-
rabi, Buenos Aires, 2015, p. 121.

1
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

subjetivo de ellas, en la medida en que aquellas que hubieran sido de titu-


laridad del mismo pasarán a los llamados por la ley o al testador a recibir
la herencia; es decir, un procedimiento judicial cuyo fin no es otro más que
el de asegurar que la transmisión o adquisición hereditaria se opere a la
persona o personas cuya vocación resulta de la ley o del testamento válido;
constituyéndose en consecuencia, fundamentalmente, como un verdadero
medio realizador del derecho hereditario2.
En virtud de ello, no puede considerarse como algo menor la deli-
mitación de los alcances del proceso sucesorio; por el contrario, se trata de
un punto fundamental si se tiene en cuenta no solo que vivimos en un país
de alta litigiosidad, sino además que el carácter netamente patrimonial que
aquél reviste se entremezcla, por lo general, con algún otro tipo de conflic-
tos de índole predominantemente familiar que en no pocos casos termina
generando verdaderas “batallas campales”.
De ahí que se diga, por ejemplo, que el tema regulado en la presenta
norma no sólo interesa al derecho sucesorio, sino que también lo hace, par-
ticularmente, al de familia, atento a que es frecuente que sea aquél el ám-
bito en que se ventilan viejos conflictos y rencores familiares, que además
de ser completamente ajenos a su objeto procesal, suelen ser ruinosos para
los propios contendientes3.
No resulta para nada menor, entonces, una norma como la que aquí
se ha glosado en tanto y en cuanto debe entenderse que efectivamente
debe contar el proceso sucesorio con un marco cognoscitivo bien delimi-
tado, que permita aprovechar a los herederos los bienes que reciben, sin
originar toda una serie de conflictos que terminen incrementando parale-
lamente el dolor que, de por sí, su apertura supone.

ARTÍCULO 2336.- Competencia. La competencia para entender


en el juicio sucesorio corresponde al juez del último domicilio del
causante, sin perjuicio de lo dispuesto en la Sección 9ª, Capítulo 3, Tí-
tulo IV del Libro Sexto. El mismo juez conoce de las acciones de peti-
ción de herencia, nulidad de testamento, de los demás litigios que
tienen lugar con motivo de la administración y liquidación de la

2 LLOVERAS, Nora B. - ORLANDI, Olga E. - FARAONI, Fabián E., en “Código Civil y Comercial
de la Nación comentado”, dirigido por Gustavo Caramelo, Sebastián Picasso y Marisa He-
rrera, Infojus, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2015, Tomo VI, p. 76 y 77.
3 BIRMAN KERSZENBLAT, Ezequiel, “Límites y alcances del proceso sucesorio”, DFyP 2018
(mayo) 155.

2
Proceso Sucesorio

herencia, de la ejecución de las disposiciones testamentarias, del


mantenimiento de la indivisión, de las operaciones de partición, de la
garantía de los lotes entre los copartícipes y de la reforma y nulidad
de la partición. Si el causante deja sólo un heredero, las acciones per-
sonales de los acreedores del causante pueden dirigirse, a su opción,
ante el juez del último domicilio del causante o ante el que corres-
ponde al domicilio del heredero único.

 Comentario:

- Por Mónica P. Urbancic de Baxter e Irene Hooft

Fuero de atracción del proceso sucesorio


I. La sucesión constituye, fundamentalmente, el medio realizador
del derecho hereditario, cuyo fin es asegurar que la transmisión o
adquisición hereditaria se opere a la persona o personas cuya vocación re-
sulta de la ley o del testamento válido del causante o testador(1), por lo que
provee a la liquidación de la herencia, el pago de las deudas, concentra las
acciones deducidas contra la sucesión aun indivisa y la división de los bie-
nes remanentes entre los derechohabientes.
Teniendo en miras tal objeto y finalidad, el fuero de atracción que
consagra la norma bajo comentario procura la concentración ante un
mismo magistrado de todas las causas que involucren al patrimonio trans-
mitido como universalidad. Ello en cuanto esas acciones posean virtuali-
dad potencial de incidir sobre la meta de transmisión(2). Las normas que lo
rigen son imperativas o de orden público, puesto que tienen a facilitar la
liquidación del patrimonio hereditario tanto en beneficio de los

(1) ZANNONI, Eduardo, “El proceso sucesorio en la Provincia de Mendoza”, en Revista de la


Universidad Nacional de Cuyo, Facultad de Ciencias Económicas, Nº 5, año 1974.
(2) Cf. SCBA, Rc. 123.032, resol. el 13-III-2019; Rc. 122.269, resol. Del 07-III-2018; Rc.

121.691, resol. del 29-VIII-2017. A través de la radicación de todos los juicios singulares
ante el juez de la sucesión, lo que se persigue es frustrar todo embate o ejecución individual
y separada contra bienes o porciones del patrimonio del causante como modo, por un lado,
de lograr que la distribución de los bienes de aquél (o de lo obtenido mediante su realiza-
ción) se lleve a cabo en paridad entre todos sus acreedores (preservando la “pars conditio
creditorum”) y de permitir, por otro lado, que sea el juez del sucesorio quien entienda ne-
cesariamente en esos juicios singulares, por los efectos o repercusiones que ello ha de tener
en dicha distribución (SCBA LP Rc 120306 I 24/02/2016).

3
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

acreedores como de la sucesión y no pueden ser dejadas de lado ni siquiera


por convención de las partes.(3)
II. Ahora bien, tanto el Código Civil derogado como el Código Civil
y Comercial vigente tomaron como base la unidad del patrimonio. De ahí
que todas las cuestiones que se promuevan con motivo de la transmisión
hereditaria deben concentrarse en manos de un solo magistrado, atribu-
yendo competencia al juez del último domicilio del causante (4).
Empero, la redacción del art. 2336 del CCyCN difiere de la conte-
nida en el art. 3284 del Código de Vélez(5). Ello llevó a un sector a interpre-
tar que las acciones atraídas son solo aquellas que expresamente
menciona el citado art. 2336(6). Postularon, en consecuencia, que al no
mencionar la norma a las acciones personales de los acreedores del difunto
a su respecto no operaba el fuero de atracción.
Tal dilema fue zanjado por la Corte Suprema de Justicia al sostener
que la solución del derogado art. 3284 inciso. 4° del Có digo Civil, en mate-
ria de acciones personales de los acreedores del difunto, se ajusta a lo

(3) CSJN, Fallos 307:1674; 312:1625; 340:394 sent. del 04-IV-2017.CCCom., Laboral y de
Minería de la 2da. circunsc. de Gral. Pico, “A. s/ sucesión ab-intestato" elDial.com - AAB074
- Publicado el 13/02/2019
(4) Expte. Nº 6314 – “C. J. A. s/ sucesión ab-intestato" - CÁMARA DE APELACIONES EN LO

CIVIL, COMERCIAL, LABORAL Y DE MINERÍA DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCIÓN


JUDICIAL DE GENERAL PICO (La Pampa) – SALA B - 30/11/2018
(5) Cf. el art. 3284 del Código Civil: “La jurisdicción sobre la sucesión corresponde a los jueces

del lugar del último domicilio del difunto. Ante los jueces de ese lugar deben entablarse: 1° Las
demandas concernientes a los bienes hereditarios, hasta la partición inclusive, cuando son
interpuestas por algunos de los sucesores universales contra sus coherederos; 2° Las deman-
das relativas a las garantías de los lotes entre los copartícipes, y las que tiendan a la reforma
o nulidad de la partición; 3° Las demandas relativas a la ejecución de las disposiciones del
testador, aunque sean a título particular, como sobre la entrega de los legados; 4° Las accio-
nes personales de los acreedores del difunto, antes de la división de la herencia.” En tanto, el
art. 2332 del CCyCN establece que: “La competencia para entender en el juicio sucesorio co-
rresponde al juez del último domicilio del causante, sin perjuicio de lo dispuesto en la Sección
9a, Capítulo 3, Título IV del Libro Sexto. El mismo juez conoce de las acciones de petición de
herencia, nulidad de testamento, de los demás litigios que tienen lugar con motivo de la ad-
ministración y liquidación de la herencia, de la ejecución de las disposiciones testamentarias,
del mantenimiento de la indivisión, de las operaciones de partición, de la garantía de los lotes
entre los copartícipes y de la reforma y nulidad de la partición”.
(6) STJ de Corrientes, “B., A.R. y Ot. c/ B, J.E y ots. s/incid.”, sent. del 01-X-2015, LLeyonline

AR/JUR/36012/205; Juzg. Civ. y Com. 8va. Nominación Santa Fe, “Consorc. c/ Rivero”, sent.
del 02-IX-2015, LLey online AR/JUR/28634/2015.

4
Proceso Sucesorio

previsto por el nuevo Có digo Civil y Comercial(7). En idéntico sentido se


pronunció la Suprema Corte de Buenos Aires(8)
En tal entendimiento, se afirma que, en cuanto a la determinación
o preservación objetiva del acervo, el fuero de atracción tiene efecto
cuando el causante es demandado(9), jugando sólo frente a aquellas accio-
nes donde el causante asume esa condición pasiva (10)como un modo de
concentrar ante el juez del proceso universal todos los juicios seguidos
contra aquél que pudieran afectar la universalidad de su patrimonio.(11)
Y, tratándose de acciones personales, ello es así en tanto la deuda
que se reclama se halla devengado con anterioridad al fallecimiento del
causante, y no con posterioridad.(12) Tal pauta ha sido seguida en materia

(7) CSJN, “Vilchi de March, María A. c/PAMI y otros s/daños”, sent. del 08-IX-2015, expte.
CIV 012515/2006/CS001.
(8) SCBA, C. 121.016, “Lira” resol. del 21-XII-2016; C. 121.476, “Bco. Pcia”, resol. del 10-V-

2017; Rc. 122.269, “Pinedo”, resol. del 07-III-2018.


(9) SCBA, Rc. 116.424, resol. del 27-VI-2012; Ac. 99.470, sent. del 11-IV-2007.
(10) Así, opera el fuero de atracción en la ejecución de un pagaré contra el causante (CSJN,

Fallos 340:11); el reclamo de daños derivados de un accidente protagonizado por el difunto


cuyos herederos son demandados (CSJN, Fallos 322:1227; 341:723, “R. c/B.”, resol. del 03-
VII2018) o los daños por un accidente promovido con anterioridad al fallecimiento del de-
mandado (CSJN, Fallos 340:394); en la ejecución fiscal contra el causante por aportes y con-
tribuciones de la obra social por períodos previos a su fallecimiento (CSJN, “Osecac c/K.”,
CSJ 004820/2015/CS001, resol. dl 05-VII-2016); ante la demanda por mala praxis iniciada
con anterioridad al fallecimiento del codemandado (CSJN, in re “Vilchi de March c/Pami y
ots”, resol. del 08-IX-2015); la ejecución de honorarios contra el difunto (CSJN, Fallos
329:3914); el juicio de escrituración contra el causante (SCBA, Rc. 122.269, “Pinedo”, resol.
del 07-III-2018); la ejecución de la sentencia laboral desde que el art. 265 de la ley 20.744
que lo impedía, fue derogado por el art. 293 de la ley 24.522 (SCBA, Ac. 101.456, resol. del
31-X-2007; Rc. 121.185, resol. del 28-XII-2016); el cobro ordinario de pesos por el saldo
deudor de cuenta corriente bancaria contra la causante (SCBA, Rc. 122.425, resol. del 04-
VII-2018), la escrituración contra el causante (SCBA, Rc. 122.269, resol. del 07-III-2018).
(11) CSJN, Fallos 329:4988; 340:850 “Tullberg”, sent. del 13-VI-2017. Por tanto, el fuero de

atracción no opera cuando la demanda -en el caso una medida de no innovar fundada en
los arts. 1710 y 1711 del CCC y pedido de nombramiento de un interventor judicial o con-
tador de parte l para un fideicomiso- se dirige contra un tercero por irregularidades alega-
das en el marco del contrato de fideicomiso (CSJN, Fallos 340:24, “M. c/Sole”, sent. del 07-
II-2017). Tampoco tiene lugar la atracción si la acción es promovida por las herederas del
causante a fin de obtener el resarcimiento de los daños por la muerte de este último (CSJN,
Fallos 328:3082, “Cabrera”) o por la heredera en procura de obtener la intangibilidad y
disponibilidad de bonos de consolidación originariamente en dólares (CSJN, Fallos
327:6055, “Romani Ferreira”).
(12) CSJN, “Sadaic c/Carreras y ot. s/cobro”, C. 773. XLIII. COM, sent. del 23-X-2007 donde

sostuvo que el fuero de atracción no resulta aplicable si la deuda se devengó con

5
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

de ejecuciones fiscales,(13) supuestos en que la atracción opera frente a una


deuda devengada con anterioridad, aunque la pretensión también incluya
períodos posteriores al deceso.(14)
El fuero de atracción no se produce, en cambio, respecto de las ac-
ciones reales -v.gr. la de usucapión en la que se procura obtener el recono-
cimiento del derecho real de dominio(15). Tampoco en relación a la
demanda expropiatoria que procura hacer efectiva la transferencia de la
propiedad al Estado, previo pago de una justa indemnización, constitu-
yendo una institución del derecho público ajena a la naturaleza de las pre-
tensiones incluidas en el ordenamiento civil.(16) Por el contrario, las
ejecuciones de créditos con garantía hipotecaria -entre las que se conside-
ran comprendidas las intentas en el marco de la ley 24.441- no pueden ser
calificada como acciones reales, sino como personales por el cobro de un
crédito, carácter que -al decir de la Corte Nacional- no desaparece por la
existencia de una garantía hipotecaria, por lo cual aquí también opera el
fuero de atracción de la sucesión. (17)
El fuero de atracción, de otra parte, juega aun tratándose de proce-
sos que correspondan al fuero federal y sea cual fuere la causa que deter-
mine la jurisdicción. (18)
En el ámbito de la provincia de Buenos Aires, la Corte provincial ha
señalado que en caso de promoverse un proceso sucesorio ante un juzgado
de paz letrado y, paralelamente, entablarse acciones en virtud de lo

posterioridad al fallecimiento el causante. idem: en relación a las expensas por periodos


posteriores: CSJN, Fallos 328:521.
(13) CSJN, “Gobierno de CABA c/Belotta, Oscar O. s/jec. Fiscal”, CSJN 001981/2014/s001,

resol. del 16-VI-2015. Aquí sostuvo que el fuero de atracción de la sucesión no operaba en
tanto se reclamaba deudas tributarias -alumbrado, barrido y limpieza- posteriores al falle-
cimiento del causante.
(14) CSJN, Fallos 316:2138. Así también lo resolvió el Alto Tribunal ante una ejecución pro-

movida por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo que reclamaba el pago de contribu-
ciones debidas al Fondo de garantía creado por el art. 33 de la ley 24.557 y que fueron
generadas con anterioridad al fallecimiento del causante, aunque incluyera períodos pos-
teriores a su deceso (CSJN, “Superintencia de Riesgos del Trabajo c/García, Raúl C.”, 188.L.
COM, sent. del 03-V-2016). En igual sentido: SCBA, Rc. 120.442, resol. del 21-XII-2016.
(15) SCBA, Rc. 123.093, resol. del 10-IV-2019.
(16) SCBA, causa B. 71.282, resol. del 05-X-2011; CNCiv., sala G, “A., J. c/K., de T., E.”, sent. del

12-VIII-2016, LLeyonline AR/JUR/55227/2016.


(17) CSJN, Fallos 328.1735, “Sánchez, Própsero y ot. c/Mora, J. F. s/ejec. Ley 24.44), del 24-

V-005.
(18) CSJN, Fallos 313:826; 329:3914 y causa B. 109.XLI. REX, “Baterplac SRL c/AFIP”., sent.

del 18-IX-007.

6
Proceso Sucesorio

dispuesto en el artículo 3284 del CC -actual art. 2336 CCC- que por su na-
turaleza excedan la competencia atribuida a la Justicia de Paz Letrada, con-
forme lo prescripto en el art. 3 inc. 4 de la ley 9229, el juez deberá
declararse incompetente para conocer en ambos procesos y remitir las ac-
tuaciones al de primera instancia en lo civil y comercial que corresponda
de acuerdo al último domicilio del causante. (19)
En lo que atañe a su límite temporal, algunos tribunales han soste-
nido que el art. 2336 del CCyCN ha receptado la doctrina sostenida en el
art. 3284 CC, sin la limitación establecida por este último para cuestiones
relativas a acciones personales de los acreedores del difunto (cfr. inc. 4°).
De tal modo, consideran que el fuero de atracción opera ahora sin la dis-
tinción referida a la etapa de división de la herencia-.(20) Con todo, éste no
ha sido el criterio adoptado por la Corte Federal que -por el contrario- ha
dicho que la atracción de las acciones por deudas personales del difunto
opera mientras subsista la indivisión hereditaria, cuyo cese se produce re-
cié n con la partición de bienes debidamente inscripta (art. 2363
CCyCN).(21) Igual temperamento ha sido adoptado por la Suprema Corte de
Buenos Aires.(22)
El referido cese de la indivisión hereditaria no se produce por la
mera inscripción de la declaratoria de herederos o del testamento en el
Registro de la Propiedad(23), sino que -en principio- sólo ocurre mediante
la partición (24), salvo cuando no ha sido necesaria su realización por existir
un solo heredero.(25) Ello así sin perjuicio de estimar igualmente concluido
el sucesorio y extinguido el fuero de atracción cuando dictada la declara-
toria, los aportes jubilatorios que constituían el único bien denunciado fue-
ron depositados en una cuenta judicial y percibidos por los interesados.(26)

(19) SCBA, Rc. 122.879, resol. del 26-XII-2018; Rc. 120.64, resol. del 19-X-2016.
(20) CNCOM., sala B, 9-VIII-2018, “Saulino, Nélida A. c/Maldonado G. C. y Ot. s/ejecutivo”,
en http://public.diariojudicial.com/documentos/000/080/583/000080583.pdf.
(21) CSJN, Fallos 341:73 “R. c/B.”, sent. del 03-VII-2018; 321:2162 “C.”; 328:1038 “V.”;

329:2800, “G.C. RA”.


(22) La SCBA ha resuelto que, mediando pluralidad de herederos, la subsistencia de atrac-

ción de la sucesión perdura hasta el momento de la partición o división de la herencia, causa


B. 73.982, resol. del 07-VI-2017.
(23) SCBA: C. 121.019, resol. del 07-VI-2017; Rc. 121.015, “L.”, resol. del 19-IV-2017.
(24) CSJN, Fallos 329:2800 “G.C.B.A. c/B.”, 11-VII-2006
(25) SCBA, Ac. 101.455, resol. del i-VIII-2007; Rc., 121.015, “L.”, resol. del 19-IV-2017.; Rc.

122.270 “F.”, resol. del 07-III-2018.


(26) CSJN, Fallos 328:1038, “V. c/M.”, del 26-IV-2005.

7
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

En suma, mediante la radicación de todos los juicios singulares


ante el juez de la sucesión se procura frustrar toda ejecución individual y
separada contra los bienes o porciones del patrimonio del causante como
modo -de un lado- de lograr que la distribución de los bienes de aquél (o
de lo obtenido mediante su realización) se lleve a cabo en paridad entre
todos sus acreedores y de permitir -del otro- que sea el juez del sucesorio
quien entienda necesariamente en esos juicios singulares por los efectos o
repercusiones que ello ha de tener en dicha distribución.(27)
III. Un supuesto particular se suscita al momento de dilucidar la
operatividad del fuero de atracción bajo análisis en relación a las acciones
de estado de familia que tampoco se encuentran contempladas ni en el vi-
gente CCyCN ni en el derogado CC.
Durante la vigencia de este último, se interpretó que, si bien se tra-
taba de acciones de estado, lo decidido podía traducirse en una modifica-
ción de la transmisión patrimonial, en tanto alteraría la determinación
subjetiva del acervo -esto es, de aquéllos convocados a la sucesión-. En ra-
zón de ello se reputó aplicable la atracción establecida en el art. 3284 del
CC (28). Ahora bien, con la incorporación de la justicia especializada en ma-
teria de familia (art. 706 inc. b CCyCN) se reabrió el debate.
Esto último dio lugar a decisiones jurisdiccionales que postularon
que ya no incumbía la intervención del juez del sucesorio en materia de
filiación post mortem sino la injerencia del Juez de familia, toda vez que
éste es especializado y, en consecuencia, el más adecuado para definir las
cuestiones referidas a la identidad de las personas y cuestiones afines. (29)
Esta tesis, no obstante, no fue la que imperó. Por el contrario, las cámaras
de apelaciones y tribunales superiores juzgaron que el recaudo de espe-
cialidad pierde relevancia frente al orden público sucesorio(30), resultando

(27) SCBA, Rc. 120.306, resol. del 24-II-2016; “O. c/L. de B. s/daños”
(28) SCBA, Ac. 101.692, resol. del 13-II-2008.
(29) ChiappinI, Julio, fallo del TSJ Córdoba, abril 4-2017, “R. M.J c.., D.F (sus sucesores)”, ED

18-V-2018 ISSN 16668987 n| 14.409 Año LVI ED.277. http://www.elderecho.com.ar/in-


cludes/pdf/diarios/2018/05/18052018.pdf. V. voto en disidencia Dra. Pauletti en CCCom.
Gualeguaychú, sala I, “O., R.V. c/Suc. De O., R. y ot.”, sen. del 19-V-2016, LLeyonline
AR7JUR/83932/2016.
(30) CCCom., Laboral, de Minería y Familia con competencia en las II, III, IV y V Circunscrip-

ciones Judiciales; sala 2 - Cutral Co, Prov. de Neuquén. sent. del 7-VI-2018, “V. T. V. C/
SUCESORES DE S. R. O. S/ Reclamación de filiación”; Cám. de Paraná. sala III, 13-IV-2016,
“L. S. N. M. C /S. C. M. T. Y Ot. S/ inc. de competencia”, en http://jurisprudencia.jusentre-
rios.gov.ar/category/parana/camara-ii-civil-y-comercial-sala-iii-parana/page/25/;
CCCom. 2 LP, sala II, causa 120.561, resol. del 25-VIII-2016.

8
Proceso Sucesorio

operativo el fuero de atracciónn de la sucesión, con los mismos alcances y


efectos con que se lo aplicaba con la norma del código civil antecedente.(31)
IV. Conforme se desprende de las consideraciones expuestas y di-
versos pronunciamientos dictados a partir de la entrada en vigencia del
nuevo Código Civil y Comercial, no se ha producido una modificación sus-
tancial en comparación al régimen derogado. La solución consagrada por
el art. 2336 del CCC y la interpretación que se propicia a su respecto deter-
mina soluciones coincidentes con las adoptadas durante la vigencia del Có-
digo de Vélez, criterios que -en definitiva- responden a los principios de
universalidad jurídica, bien común, igualdad entre los acreedores, econo-
mía procesal y razonabilidad que se complementan con la regla estable-
cida en el art. 2317 in fine del citado ordenamiento. Este precepto
determina que, en caso de pluralidad de herederos, éstos responden con la
masa hereditaria indivisa, lo que evidencia la conveniencia de que el juez
que entiende en el proceso universal que involucra un patrimonio conce-
bido como único, conozca de todas las causas que puedan afectar su inte-
gridad.

 Comentario:
Por Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi

La competencia judicial ha sido definida como la aptitud o capaci-


dad con la que cuenta un órgano judicial determinado para ejercer la juris-
dicción en un caso concreto; de modo tal que técnicamente, mientras la
jurisdicción vendría a ser una función o una actividad que le es atribuida
al Estado y a través de éste a los órganos del Poder Judicial, la competencia
no sería más que la facultad, o si se quiere el poder con el que cuentan cada
uno de estos últimos para desarrollarla en un caso puntual y concreto (1).
Pues bien, el artículo que comentamos, se encarga precisamente de aquella
en el marco del específico derecho sucesorio; y si bien lo hace de manera
diferente al anterior Código (arts. 3283, 3284 y 3285, CC), puede conside-
rarse que se arriba a una misma solución regulatoria, porque basta con leer
la disposición legal para verificar que allí se fija la competencia para cono-
cer en el sucesorio al juez del último domicilio del causante, realizando de

(31) SCBA, Rc. 122.965, resol. del 05-XIII-2018.


(1) LASCANO, David, “Jurisdicción y competencia”, Kraft, Buenos Aires, 1941, p. 215

9
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

una manera más detallada aunque meramente enunciativa la descripción


de las acciones que integran el fuero de atracción y regulando de un modo
más preciso el caso del heredero único, dándole la posibilidad de optar
también para las acciones personales contra el heredero único por el fuero
correspondiente al juez del domicilio de éste. De modo que es el domicilio
del causante en el instante de su muerta lo que en definitiva determina la
competencia judicial en concreto. Será dicho juez, precisamente, el que
contará no sólo con las facultades para conocer en la tramitación procesal
de la transmisión por muerte, sino también para hacerlo con respecto de
aquellas acciones necesarias para el cumplimiento del objeto determinado
en el artículo precedente. Ello, claro está, sin perjuicio de lo dispuesto en
las normas de derecho internacional privado relativas al tema que se en-
cuentran incorporadas en los arts. 2643/8 del propio CCyC, porque de las
mismas surgen también algunas reglas atinentes a la competencia judicial
en materia sucesoria, especialmente la que le reconoce en ciertos casos la
misma a los jueces del lugar de situación de los bienes inmuebles que for-
men parte del acervo. El segundo párrafo regula lo que se conoce como
“fuero de atracción”, que ha sido definido como “la asignación de compe-
tencia hecha a favor del órgano que conoce en un proceso universal, con
respecto al conocimiento de cierta clase de pretensiones vinculadas con el
patrimonio o los derechos sobre los que versa este proceso. Ello implica
un desplazamiento de la competencia, receptado así porque trasciende el
ámbito estrictamente procesal para proyectarse e incidir en el derecho
sustancial, en el que tiene su origen” (2).
Del mismo también se ha dicho, que es excepcional (porque importa
una alteración de las reglas comunes de la competencia, por lo cual es de
interpretación estricta en cuanto a su procedencia); que es relativo (por-
que no comprende a las acciones reales); que funciona solo pasivamente
(cuando la sucesión es demandada); que tiene comienzo desde la inicia-
ción del trámite para obtener la declaratoria de herederos o el auto apro-
batorio de testamento, y concluye con la partición total inscripta en los
respectivos registros (no bastando al efecto la inscripción de la declarato-
ria en el Registro de la Propiedad de conformidad al art. 2363, CCyC), aun-
que excepcionalmente el fuero de atracción puede seguir funcionando en
algunos casos, como cuando se ataca la partición por reforma o nulidad, o
se promueve la acción de petición de herencia; y finalmente, que es

(2) CSJ de Tucumán, 30-10-1996, LL, 1998-D, 872.

10
Proceso Sucesorio

improrrogable y de orden público, de modo tal que las partes no pueden


alterarlo por convenio o acuerdos celebrados entre sí.(3)
En concreto, las acciones que se atraen vendrían a ser: petición de he-
rencia (arts. 2310/5, CCyC), nulidad de testamento (art. 2467, CCyC), las
de los demás litigios que tienen lugar con motivo de la administración y
liquidación de la herencia (arts. 2323/9 y 2345/55, CCyC), las de ejecución
de las disposiciones testamentarias, del mantenimiento de la indivisión
(arts. 2330/4, CCyC), las de operaciones de partición, de la garantía de los
lotes entre los copartícipes y de la reforma y nulidad de la partición. De-
biéndose advertir que se ha suprimido el último inciso del derogado art.
3284, que es el que regulaba el fuero de atracción de las acciones persona-
les de los acreedores del difunto antes de la división de la herencia, que era
de gran utilidad para los tribunales ya que abría el abanico para atracción
de diversos tipos de acciones.
Finalmente, en su tercer y último párrafo introduce el texto legal de la
norma en comentario una suerte de "excepción", aunque debe hacerse no-
tar que ella no alcanza al proceso sucesorio en sí sino que se refiere pro-
piamente a las acciones que ordinariamente correspondería que sean
atraídas por el mismo, pero que atento existir un único heredero contarán
los acreedores del caso con la posibilidad de optar también por ejercitarlas
ante el órgano judicial que corresponde al domicilio de este último.(4)
Antes de dar por terminado el presente comentario, entendemos que
no se puede omitir alguna referencia al Proyecto que se formulara desde
el Poder Ejecutivo Nacional en orden a introducir una serie de reformas a
lo largo de todo el contenido el CCyC; porque puntualmente en el art. 129
del mismo se propone modificar la norma que se viene analizando, en lo
que sería su segundo párrafo, sustituyéndoselo por el siguiente: "Fuero de
atracción. Las acciones personales de los acreedores del causante deben
ser continuadas o promovidas ante el juez donde se tramita la sucesión
hasta la partición de la herencia. El mismo juez conoce también de las

(3) GARCÍA, Nestor O., “¿Se conservan las acciones de los acreedores del causante dentro del
fuero de atracción sucesorio del Código Civil y Comercial de la Nación (art 2336)?”, el-
Dial.com, Suplemento Santa Fe, DC208B.
(4) De ahí que se haya resuelto, por ejemplo, que “...conforme el art. 2336, CCyC, el juez del

domicilio del causante al tiempo de su muerte es a quien inexorablemente le corresponde


la competencia en materia sucesoria, aun existiendo heredero único, supuesto que sólo ha-
bilita que las acciones personales de los acreedores del causante puedan dirigirse ante el
juez del domicilio del heredero único o ante el del último domicilio del causante, a opción
del acreedor” (CCC de Corrientes, Sala IV, 09-09-2015, Rubinzal Online, RC J 6615/15).

11
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

acciones concernientes a los bienes hereditarios que se tramitan entre los


sucesores del causante, todas las acciones referidas al mantenimiento o
cese de la indivisión, la acción de partición y todos los litigios que pueden
tener lugar con motivo de la división de la herencia y de la defensa de la
legítima, las acciones relativas al cumplimiento de las disposiciones testa-
mentarias y la nulidad de testamento". Ello así en el entendimiento de sus
autores de que la actual redacción debería mejorarse en la medida en que
podría haber interpretaciones dispares que terminen generando jurispru-
dencia encontrada; al tiempo que consideran que contendría la misma una
enumeración casuística que resulta ser incompleta.

 Jurisprudencia relacionada

• La Cámara de Apelaciones de General Pico se declaró incompetente


para entender en la sucesión de un hombre que tuvo su último domi-
cilio en la Ciudad de La Plata. Si bien los herederos sostenían que él
viajó por distintas provincias y que el único bien estaría situado en
La Pampa, los jueces se basaron en el Art. 2336 del CCCN, y tras pre-
cisar el alcance de domicilio real, rechazaron la prórroga de juris-
dicción solicitada.
Expte. Nº 6314 – “C. J. A. s/ sucesión ab-intestato" - CÁMARA DE
APELACIONES EN LO CIVIL, COMERCIAL, LABORAL Y DE
MINERÍA DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DE
GENERAL PICO (La Pampa) – SALA B - 30/11/2018
SUCESIONES. COMPETENCIA. Artículos 73, 78 y 2336 del CÓDIGO
CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Declaración de incompetencia
del juez en lo civil de la Circunscripción de General Pico, dado que
el causante, al fallecer, tenía último domicilio real en otra provin-
cia. Certificado de defunción. Pedido de prórroga de jurisdicción.
Herederos que sostienen que el único bien de la comunidad conyu-
gal se encontraría en dicho lugar. RECHAZO. Ausencia de colisión
entre lo dispuesto por los artículos 2336 y el 2643 del CCCN. Se
confirma la sentencia que declaró la incompetencia de la cámara
de apelaciones de General Pico
elDial.com - AAB074

12
Proceso Sucesorio

• En este fallo los jueces se pronunciaron sobre el objeto del proceso


sucesorio e hicieron lugar a la apertura del mismo porque se re-
quiere la declaratoria de herederos para continuar el proceso previ-
sional de la causante.
Expte. 50341/2018 - “C., H. G. s/Sucesión Ab-Intestato” –
CNCIV – SALA B – 19/09/2018
SUCESIONES. Herederas que sostienen que el acervo sucesorio
está compuesto por HABERES DEVENGADOS Y NO PERCIBIDOS
POR EL CAUSANTE, CORRESPONDIENTES A UN BENEFICIO DE
PENSIÓN ANTE LA ANSES. Entidad previsional que les exige la pre-
sentación de la declaratoria de herederos para continuar el pro-
ceso previsional y el futuro cobro de las sumas devengadas por el
causante en un proceso judicial. ARTÍCULO 2335 DEL CÓDIGO
CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Se revoca la resolución ape-
lada. SE HACE LUGAR A LA APERTURA DEL PROCESO SUCESORIO
elDial.com - AAB57A

• Ante un conflicto negativo de competencia en el marco de un juicio


ejecutivo, es competente el juez civil en el que tramita el proceso su-
cesorio del co-ejecutado.
Expte. 24720/1999 – “S., N. A. c/ M. G. C. y Otros s/ejecutivo –
CNCOM – SALA B – 09/08/2018
JUICIO EJECUTIVO. Juez en lo Comercial remite las actuaciones al
fuero Civil donde tramita el proceso sucesorio del coejecutado.
Juez de dicho Tribunal resiste la radicación ante su juzgado.
CONFLICTO NEGATIVO DE COMPETENCIA. Artículo 2336 del Có-
digo Civil y Comercial de la Nación -TO ley 26.994- que ha recep-
tado la doctrina sostenida por su antecesor (Art. 3284 del Código
Civil) sin la limitación temporal establecida por aquél para cuestio-
nes relativas a acciones personales de los acreedores del difunto.
Fuero de atracción que opera ahora sin la distinción referida a la
etapa de división de la herencia. INTERÉS GENERAL DE LA
JUSTICIA, QUE ACONSEJA EL DESPLAZAMIENTO DE LA
COMPETENCIA EN FAVOR DEL ÓRGANO FACULTADO PARA

13
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

RECAUDAR, LIQUIDAR Y TRANSMITIR LA TOTALIDAD DE UN


PATRIMONIO COMO UNIVERSALIDAD JURÍDICA. Competencia del
Juez en lo Civil
elDial.com - AAABF0

• Frente a la acción de cobro ordinario de pesos por el saldo deudor de


cuenta corriente bancaria promovida contra la causante del suceso-
rio en su calidad de codemandada, la SCBA declaró competente al
juez del sucesorio, en razón de los efectos del fuero de atracción (art.
2336, CCCN). Mantuvo así el criterio sentado antes de la vigencia del
Código Civil y Comercial.
C. 122.425 - “Banco de la Provincia de Buenos Aires c/ R., M. A.
s/ Cobro de pesos” – SCBA - 04/07/2018
ACCIÓN DE COBRO ORDINARIO DE PESOS: La SCBA mantiene el
criterio sentado antes de la vigencia del nuevo Código Civil y Co-
mercial, por lo tanto, frente a la actual acción de cobro ordinario de
pesos por el saldo deudor de cuenta corriente bancaria promovida
contra la causante del sucesorio en su calidad de codemandada y
suscitado el conflicto de competencia (art.161, inc. 2, Const. prov.),
declara competente al juez del sucesorio, en razón de los efectos
del fuero de atracción (art. 2336, CCyCN)
elDial.com - AAABF8

• Según este fallo, es competente el Juzgado en lo Civil y Comercial de


San Isidro (provincia de Bs. As.), y no el Juzgado de Primera Instancia
en lo Comercial, para entender en un caso en el que se ejecuta un
pagaré que fue librado con anterioridad al fallecimiento del cau-
sante.
COM 043472/2003/CS001 – “COMAFI Fiduciario Financiero c/
Plancner Bernardo y Otro s/ejecutivo” – CSJN - 07/02/2017
JUICIO EJECUTIVO. SUCESIONES. FUERO DE ATRACCIÓN. Ejecu-
ción de pagaré librado con anterioridad al fallecimiento del cau-
sante. Artículo 2336 del Código Civil y Comercial de la Nación.

14
Proceso Sucesorio

Competencia ordinaria. Aplicación del precedente de CSJN “Vilchi


de March”
elDial.com - AA9D06

• En un proceso de desalojo iniciado por un sucesor, no opera el fuero


de atracción del juicio sucesorio. Es que, en este caso, la demanda
no se dirigió contra una sucesión y el fuero de atracción solo juega
respecto a las acciones en donde el causante resulta demandado.
CSJ 000775/2016/CS001– “T., E. A. c/ E. F. y/u ocupante
s/Desalojo” – CSJN - 13/06/2017
COMPETENCIA. Contrato de comodato precario. Acción de desa-
lojo. RECLAMO, POR PARTE DE UN SUCESOR CONTRA UN
TERCERO, DEL DESALOJO DE UN PREDIO DE TITULARIDAD DE SU
PADRE FALLECIDO. El fuero de atracción no autoriza el desplaza-
miento de la competencia cuando un sucesor demanda a un tercero
el desalojo de un predio que corresponde al acervo hereditario. La
demanda no se dirige contra una sucesión. El fuero de atracción
solo juega con respecto a las acciones en las que el causante sea
demandado. RESULTA COMPETENTE EL JUZGADO CIVIL,
COMERCIAL Y DE MENORES DE CORRIENTES PARA ENTENDER
EN LAS PRESENTES ACTUACIONES
elDial.com - AAB504

• Tras el fallecimiento de un codemandado en una causa de daños y


perjuicios, la CSJN atribuyó competencia a un juzgado provincial, ya
que en esa jurisdicción tramita la sucesión. La resolución se ajusta a
lo estipulado en materia de competencia en el CCCN, que es de apli-
cación inmediata al caso.
Comp. CIV 12S1S/2006 - “V. de M., M. A. y Otros el PAMI
(INSSJP) y Otros s/ daños y perjuicios” – CSJN - 08/09/2015
PROCESO DE DAÑOS Y PERJUICIOS. Fallecimiento del codeman-
dado. COMPETENCIA DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA EN
LO CIVIL Y COMERCIAL DE ZÁRATE (Provincia de Bs. As.). Fuero
de atracción de la sucesión. Aplicación inmediata de las leyes mo-
dificatorias de competencia del CCCN
elDial.com - AAB4CD

15
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelos de escritos judiciales relacionados(*)

Etapa inaugural. Domicilio del certificado de defunción que no coin-


cide con el domicilio real -donde el causante tiene sus asuntos y su uni-
verso social- y que pone en duda la competencia del juez natural.

INICIA SUCESIÓN AB INTESTATO

Sr. Juez:
___, abogado, T°__Fº___del Colegio de Abogados de_______, (celu-
lar,____correo electrónico__) en los autos caratulados “____s/ sucesión ab in-
testato; Expte. N°____/2019”; constituyendo domicilio legal en la calle___,
de esta ciudad y domicilio electrónico en____
Respetuosamente me presento y digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que
acompaño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, los Sres. __y ___ me
han conferido mandato especial para promover el presente, de conformi-
dad a lo normado por el art. 375 inc. d) del CCCN. -
II.- De acuerdo a dicha manda, vengo a promover la sucesión de
quien en vida fuera __., fallecido el día___, en la ciudad de___, a los ____años,
cuya ocurrencia pruebo con la partida de defunción acompañada al pre-
sente. -
III.- El causante, al momento de fallecer era de estado civil ca-
sado con Doña __ de cuya unión, nació M.-
Con el propósito de justificar los respectivos vínculos de título
de estado familiar invocados, acompaño partida de matrimonio y certifi-
cado de nacimiento de los nombrados, todos ellos, en original. -

(*)La presente obra incluye una selección de modelos de escritos sobre situaciones prácti-
cas vinculadas al proceso sucesorio que tienen utilidad al solo efecto orientativo y consti-
tuyen una simple guía para el profesional. En ningún caso se podrá considerar que
ALBREMATICA S.A. y/o ELDIAL.COM está ofreciendo asesoramiento jurídico o empresarial,
o que existe una relación cliente-abogado. ALBREMATICA S.A. y/o ELDIAL.COM no ofrece
garantías, ni expresas ni implícitas, con respecto a los mismos y sus contenidos, su calidad
o idoneidad para fines concretos, su exactitud, actualización o carácter completo.

16
Proceso Sucesorio

IV.- DERECHO: Justifico la legitimación de la petición en despa-


cho, en los arts. 2424, 2426, 2433 del CCCN y arts. 689, 699 y c.c. del CPCCN.
-
V.- COMPETENCIA: A fin de justificar la competencia territorial
atribuida a V.S., denunciamos que el causante falleció en la ciudad de___,
mientras se encontraba internado con un duro cuadro de salud en el Hos-
pital___, sito en el domicilio que se expuso en la partida de defunción acom-
pañada. Sin embargo, el Sr.__, tuvo su domicilio real durante los últimos 20
años de su existencia (de conformidad a lo normado por el art. 73 del
CCCN), en la calle___ de esta Ciudad. –
Es por ello que, de conformidad a lo normado por el art. 2336
del código sustantivo, solicitamos, asuma la competencia para entender en
estos actuados. -
Con el propósito de acreditar tales extremos, ofrecemos la si-
guiente prueba:
Testimonial:
Se cite a declarar a los siguientes testigos:
A.__ con domicilio en calle___ de esta ciudad. -
B___ con domicilio en calle____ de esta ciudad. -
Quienes prestarán declaración a tenor del siguiente interrogatorio. -
1.- Por las generales de la ley
2.- Para que diga el testigo si sabe y le consta en qué ciudad vivía hasta
su fallecimiento el Sr.___
3.- Para el supuesto de responder afirmativamente: para que diga si
sabe y le consta si conocía el lugar de domicilio del causante.
4.- De razón de sus dichos
Supletoriamente, para el supuesto de considerar insuficiente la
prueba testimonial, solicito se libre oficio a la Cámara Electoral y a la AFIP
a fin de que informen el último domicilio del causante.
VI.- PETITORIO:

17
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

En congruencia a lo referido y justificado, solicito:


1.- Me tenga por presentado en el carácter invocado de confor-
midad a los términos del poder especial que en original acompaño. -
2.-Tenga presente la denuncia del domicilio real de mis repre-
sentados y tenga por constituido el domicilio legal. -
3.- Tenga presente la documentación acompañada en la que se
acreditan los vínculos de estado familiar legitimante. -
4.- Admita la prueba testimonial ofrecida a fin de justificar la
competencia atribuida. -
5.- Tenga presente la prueba informativa ofrecida en subsidio. -
6.- Disponga la apertura del sucesorio de___, con la correspon-
diente orden de publicación de edictos. -
7.- Reserve en caja fuerte del juzgado la documental original
acompañada al escrito inaugural. -
8.- Oportunamente, dicte la correspondiente declaratoria de he-
rederos. -
Será Justicia. -
(Firma del letrado)

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez.

18
Proceso Sucesorio

SOLICITA ACUMULACIÓN DE PROCESOS SUCESORIOS

Señor Juez:
P. R. E., S. H. y E. J., con el patrocinio letrado del Dr. L. F., abogado T° Fº
___., con domicilio constituido en calle__ y con domicilio electrónico en____,
en autos caratulados: “___ S/ SUCESIÓN TESTAMENTARIA” - Expte. N° ___,
en trámite ante el Juzgado Civil y Comercial N° 2 del Depto. Judicial de ____,
a V.S. me presento y respetuosamente digo:
OBJETO
Que, tal como consta en la presente causa, se han instituido legatarios
del causante a P. E. T., S. H. Y J. N., habiendo los mismos tomado posesión
del acervo hereditario a la fecha del fallecimiento ___. Que, este proceso su-
cesorio se inicia tardíamente, es decir, ya fallecidos dos de los legatarios, a
saber, E. T. con fecha 09/06/87 y S. H. el 29/05/04.
Simultáneamente a la presente se inicia la sucesión ab intestato de las
mencionadas legatarias, tramitando actualmente en el Juzgado N° 1, con el
número ___, la que aún no cuenta con Declaratoria de Herederos atento ha-
ber sobrinos denunciados pero fallecidos cuya prueba resulta pendiente.
En este sentido, consideramos que la Declaratoria de herederos que
se dicte oportunamente en dicho sucesorio será de utilidad para el pre-
sente y atendiendo al principio de economía procesal, consideramos con-
veniente que se unan por cuerda.
Que, si bien las reglas de atracción se aplican para dos sucesorios de
un mismo causante, haciendo una extensión por analogía de dichas nor-
mas, consideramos que V.S. debería absorber la que tramita en el Juzgado
1 “___ Y OTRA S/ SUCESIÓN AB INTESTATO”.
A mayor abundamiento, “la acumulación consiste en juntar dos o más
elementos con el objeto de tratarlos conjuntamente y darles una solución
única, aunque no necesariamente unitaria”, tal como acontece en el caso
de marras.
“Para que proceda la acumulación es necesario que hubiera sido ad-
misible la acumulación subjetiva de acciones, pero no en cuanto a los

19
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

sujetos sino en cuanto a los requisitos, esto es que las acciones sean cone-
xas por el título, por el objeto, o por ambos elementos a la vez. Pero, tam-
bién procede la acumulación de procesos, aun no dándose las
circunstancias vistas, cuando la sentencia dictada en uno de los procesos
pudiera hacer cosa juzgada en el otro”. En el presente, sin el peligro de sen-
tencias contradictorias, sí encontramos de absoluta utilidad la acumula-
ción, dado que la demora en el inicio de ambas sucesiones hace que, entre
ambas haya una conexión de tal importancia que, el resultado de una va a
tener que ser acompañado inmediatamente a la otra y, no existiendo riesgo
de diferencia de criterios entre un magistrado y el otro, por tratarse de una
cuestión objetiva la declaratoria de herederos, consideramos sumamente
beneficiosa la acumulación.
Si bien el instituto fue creado especialmente para evitar sentencias
contradictorias, también tiene como objetivo no menos importante la ob-
tención de economía procesal.
DERECHO
Que, fundo la presente petición en el artículo 2.335 del Código Civil y
Comercial de la Nación y, 695 y 696 del Código Procesal Civil y Comercial
de la Pcia. De Bs. As.
PETITORIO
Solicito a V.S. tenga a bien ordenar la acumulación solicitada, a los fi-
nes de lograr el resultado explicitado ut supra.
PROVEER DE CONFORMIDAD
SERA JUSTICIA
(*) Modelo de escrito judicial de Natalia Pagotto y Francisco Martin Illia

20
Proceso Sucesorio

Investidura de la calidad de heredero

ARTÍCULO 2339: Sucesión testamentaria. Si el causante ha de-


jado testamento por acto público, debe presentárselo o indicarse el
lugar donde se encuentre.
Si el testamento es ológrafo, debe ser presentado judicialmente
para que se proceda, previa apertura si estuviese cerrado, a dejar
constancia del estado del documento, y a la comprobación de la au-
tenticidad de la escritura y la firma del testador, mediante pericia ca-
ligráfica. Cumplidos estos trámites, el juez debe rubricar el principio
y fin de cada una de sus páginas y mandar a protocolizarlo. Asimismo,
si algún interesado lo pide, se le debe dar copia certificada del testa-
mento. La protocolización no impide que sean impugnadas la auten-
ticidad ni la validez del testamento mediante proceso contencioso.

 Comentario:

Por Natalia Pagotto

Es importante destacar que, al momento de la presentación de


cualquier tipo de testamento que sea, se debe oficiar al Registro de Testa-
mentos para que informe si el causante lo ha otorgado.
En el caso del testamento por acto público, la autenticidad está
dada por la legitimidad que el escribano hace mediante su fe pública de
tratarse la voluntad del testador. Sin embargo, en el que se realiza de ma-
nera ológrafa pueden presentarse diversas situaciones que requieran la
intervención de un perito calígrafo. Esta prueba podrá solicitarse en caso
de que el testamento fuera impugnado o bien en el escrito de presentación
propuesto solo para la ocasión de que fuera cuestionado.
Goyena Copello ha sostenido que la incorporación de la pericia ca-
ligráfica “es una obligación muy atinada y, es que, siendo el testamento oló-
grafo, la prueba de su autoría hay que hacerla mediante dicha pericia. De
esta manera se evitan los reconocimientos voluntarios de la letra y firma,

21
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

aunque aumentando el costo del proceso mediante los honorarios de un pe-


rito calígrafo.”4
Sin embargo, otros autores han sostenido que la declaración de tes-
tigos constituye un medio además de práctico, primordialmente econó-
mico, ante el costo que se genera por la pericia caligráfica que solo la
justifican en casos aislados de falsedad.5
La protocolización, por su parte, “cumple dos funciones: confiere al
testamento el carácter de instrumento público, desde el día que el juez la
ordena y, asegura la conservación de las disposiciones de última volun-
tad.”6 Sin embargo, la misma “no impide que sean impugnadas la autenti-
cidad y validez del testamento mediante proceso contencioso posterior”7.

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo confirma orden de protocolización de instrumentos, previo a


resolver las demás cuestiones del proceso. Se resolvió la aplicación
inmediata del Art. 2339 del CCCN por tratarse de una norma de con-
tenido procesal.
Expte. 40824/2014 - “A., M. L. S/ Sucesión testamentaria –
proceso especial” – CNCIV – SALA G – 22/04/2016
SUCESIÓN TESTAMENTARIA. Testamentos ológrafos. Orden de
protocolización de instrumentos, previo a resolver las demás cues-
tiones debatidas en el proceso. Apelación por parte de pretendien-
tes de la herencia. RECHAZO. La protocolización confiere al
testamento el carácter de instrumento público y asegura la conser-
vación de las disposiciones de última voluntad. Acreditación de la
autenticidad de la escritura y firma de la causante mediante exper-
ticia caligráfica. ARTÍCULO 2339 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL
DE LA NACIÓN. Aplicación inmediata al caso por ser una norma de
contenido procesal. SE CONFIRMA EL AUTO APELADO
elDial.com - AA984C

4 GOYENA COPELLO, Hector R., en Rivera, Julio (dir.), Comentarios al Proyecto de Código
Civil y Comercial de la Nación 2012, Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2012, pág. 1133.
5 FERRER, Francisco; CORDOBA, Marcos y NATALE, Roberto, Observaciones al Proyecto de

Código Civil y Comercial en materia sucesoria, en DFyP, LA LEY, 10/2012, págs. 127-142.
6 Expte. 40824/14 “A., M.L. S/ Sucesión testamentaria- Proceso Especial” CNCIV- SALA G

22/04/2016.
7 LORENZETTI, Ricardo Luis (Dir.) Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, tomo

X, pág. 2340.

22
Proceso Sucesorio

• Fallo confirma regulación de honorarios del perito en el proceso su-


cesorio.
Expte. Nº 6174-C- “A. E. s/ sucesorio testamentario" - CÁMARA
DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE
GUALEGUAYCHÚ (Entre Ríos) – SALA PRIMERA - 28/09/2018
HONORARIOS DE PERITO. Apelación por perito calígrafo, de los
honorarios regulados en proceso sucesorio, por considerarlos ba-
jos. Función en el proceso. Art. 2339 del CCCN. Posibilidad de im-
pugnar resoluciones que afecten su interés. Extemporaneidad del
recurso. SE CONFIRMA LA REGULACIÓN DE HONORARIOS
elDial.com - AAAE48

23
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelos de escritos judiciales relacionados

Sucesión Testamentaria
Señor Juez:
___, por su derecho, con domicilio real en calle ____ de esta ciudad, con
el patrocinio letrado del Dr. ___, abogado, Tº xx, Fº xx, C.A.P., Leg. Nº __ CUIT.
___, Monotributista, Ing. Brutos N.º ___, constituyendo domicilio legal en___
de esta ciudad, y domicilio electrónico en____ a V.S, como mejor proceda en
derecho digo:
I.- OBJETO. -
Que vengo a promover la presente sucesión testamentaria de R. B. ___,
solicitando que, previa protocolización del testamento acompañado, se
apruebe el mismo en cuanto sus formas poniendo a mi parte en posesión
de los bienes de la titularidad de la causante.
Ello en base a las consideraciones de hecho y de derecho que seguida-
mente expongo. -
II.- HECHOS. -
Tal como lo acredito con la partida de defunción que se adjunta, en
fecha 27 de marzo de 2007 tuvo lugar el fallecimiento de la Sra. R. B. ____,
de 80 años de edad de estado civil viuda. -
Se acompaña la partida de matrimonio donde consta su celebración
en fecha 25/10/62 con el Sr. A. R. ____.
Se acompaña también el certificado de defunción del Sr. ___ hecho ocu-
rrido el 21/10/05.
La causante no ha dejado descendencia, por lo que carecía de herede-
ros forzosos. -
El suscripto, fue instituido y nombrado como único heredero de todos
sus bienes mediante el testamento que se acompaña. -
Tal cual como a si surge del Testimonio que adjunto, el causante re-
dactó su testamento por acto público. Pido a V. S. ordene la agregación de
esta documentación, y que, previa vista al Sr. Agente Fiscal, declare la vali-
dez formal del Testamento (arts. 2479 y conc. del C.C.C.N.).
Asimismo, también solicito que, previa vista al Ministerio Público,

24
Proceso Sucesorio

ordene la publicación de edictos.


III.- SOLICITA RADICACION. SE AGREGUE POR CUERDA. -
Solicito se agreguen estas actuaciones al juicio sucesorio del cónyuge
de la causante en trámite por ante el Juzgado Civil y Comercial de primera
Instancia Nº 2 Secretaría Única caratulado -------------------- A. R. S/ Suce-
sión Ab Intestato Expte. N°XXXXXX. -
La solicitud de radicación lo es por cuanto el bien a denunciarse re-
sulta también de la titularidad del cónyuge de la causante. -
IV.-COMPETENCIA. -
V.S. es competente para entender en estas actuaciones habida cuenta
que el último domicilio del causante lo era en esta ciudad al momento del
fallecimiento (art. 2336 del C.C.C.N.). -
V.- PETITORIO:
Por todo lo expuesto de V.S. solicito:
a) Se me tenga por presentado, por parte en el carácter invocado y
domicilio legal constituido en el lugar indicado.
b) Se ordene la agregación de la documentación acompañada, y la
tenga oportunamente presente.
c) Se ordene la publicación de edictos y el libramiento del oficio al Re-
gistro de Testamentos del Colegio de Escribanos de la Pcia. de Bs. As.
d) Previa vista al Sr. Agente Fiscal, se declare la validez formal del Tes-
tamento adjunto.
e) Se radiquen las presentes actuaciones ante el Juzgado Civil y Co-
mercial N.º___. -
Proveer de conformidad
SERÁ JUSTICIA. -

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Natalia Pagotto y Francisco Martin Illía

25
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

INICIA SUCESION TESTAMENTARIA. (Testamento ológrafo)


CAUSANTE: ____, A.-
MATERIA: SUCESION TESTAMENTARIA. -
DOCUMENTACION: CERTIFICADO DE DEFUNCION – TESTAMENTO
OLOGRAFO - PARTIDA DE NACIMIENTO. BONO LEY - ANTICIPO
PREVISIONAL - PLANILLA DE JUICIOS UNIVERSALES. -
Señor Juez:
____, por derecho propio, con domicilio real en calle ___de esta ciudad,
con el patrocinio letrado de ____, abogado, T XX, F XX, CAPXX, Legajo Previ-
sional XXXX, CUIT ___, Monotributista, con el domicilio legal constituido en
____de esta ciudad y domicilio electrónico en___ a V.S, como mejor proceda
en derecho digo:
I.- OBJETO:
Que vengo por el presente a promover el juicio testamentario de A. ___
cuyo fallecimiento ocurriera el día 20 de diciembre de ___en esta ciudad tal
como consta en el certificado de defunción que acompaño.
El mismo era de estado civil soltero no habiendo dejado descendencia,
por lo que carecía de herederos forzosos.
La suscripta, fue declarada, mediante el testamento que se acompaña,
única y universal heredera de todos los bienes existentes a su falleci-
miento.
Tal cual como así surge del Testimonio que adjunto, el causante re-
dactó su testamento de su puño y letra. Pido a V. S. ordene la agregación de
esta documentación, y que, previa vista al Sr. Agente Fiscal, declare la vali-
dez formal del Testamento (arts. 2477 y conc. del C.C.C.N.).
Asimismo, también solicito que, previa vista al Ministerio Público, or-
dene la publicación de edictos.
II.- COMPETENCIA:
V.S. es competente para entender en estas actuaciones habida cuenta
que el último domicilio del causante lo era en esta ciudad en calle ___ al
momento del fallecimiento.
III.- PETITORIO:

26
Proceso Sucesorio

Por todo lo expuesto de V.S. solicito:


a)- Se me tenga por presentado, por parte en el carácter invocado y
domicilio legal constituido en el lugar indicado.
b)- Se ordene la agregación de la documentación acompañada, y la
tenga oportunamente presente.
c)- Se ordene la publicación de edictos y el libramiento del oficio al
Registro de Testamentos del Colegio de Escribanos de la Pcia. de Bs. As.
d)- Previa vista al Sr. Agente Fiscal, se declare la validez formal del
Testamento adjunto.

Proveer de conformidad,
SERA JUSTICIA

(*) Modelo de escrito de autoría de Natalia Pagotto y Francisco Martin Illia. La pre-
sente pieza procesal es aplicable al proceso judicial en provincia de Buenos Aires.

27
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Art. 2340. Sucesión intestada. Si no hay testamento, o éste no dis-


pone de la totalidad de los bienes, el interesado debe expresar si el
derecho que pretende es exclusivo, o si concurren otros herederos.
Justificado el fallecimiento, se notifica a los herederos denunciados
en el expediente, y se dispone la citación de herederos, acreedores y
de todos los que se consideren con derecho a los bienes dejados por
el causante, por edicto publicado por un día en el diario de publica-
ciones oficiales, para que lo acrediten dentro de los treinta días.

 Comentario:

Breve revisión del instituto de la sucesión ab intestada. Natura-


leza jurídica de la declaratoria de herederos en los supuestos de he-
rederos legítimos. Innecesariedad de citación por edictos en más de
un diario.

Por Esteban Félix García Martínez

La primera sucesión fue la testada. Para los romanos, el pater de


familia, una vez designado, por razones de sacra privata, tenía dos grandes
responsabilidades, la primera administrar los bienes de la familia y la se-
gunda, designar su sucesor, en tal honorable ministerio. Para ello, debía
testar, es decir, designar su sucesor. Era un honor ser escogido, un deber
irrenunciable, no susceptible de repudio. De modo que, se sucedía en las
personas y no en los bienes, tal como lo auspicia el derecho moderno.
Sin embargo, la ley no contemplaba aquel supuesto en el que el pa-
ter fallecía sin haberse pronunciado sobre su trascendencia, circunstancia
desde luego, bastante frecuente, ante la reducida expectativa de vida. Pre-
cisamente, ante estos supuestos no contemplados en la norma, los preto-
res, para mitigar el hecho luctuoso y sus consecuencias nec fastas,
prescribieron un régimen para suceder a los “pater”, en los supuestos de
perplejidad ante su muerte precipitada. La sucesión ab intestato, entonces,
es una construcción jurídica pretoriana, muy posterior a la testamentaria.
El art. 2340 del código sustancial, atiende, precisamente, el su-
puesto de muerte sin testamento, o, aun en su existencia, que no se haya
dispuesto la totalidad de los bienes -construcción moderna, atento a que,

28
Proceso Sucesorio

en la antigüedad, no existía el supuesto de morir en parte intestado y en


parte testado. -
El Código Civil y Comercial, como lo hicieron los textos antiguos,
presume la voluntad no declarada del causante, en el afecto esperable en-
tre los parientes más cercanos. La declaratoria de herederos, es el acto ju-
rídico por el cual el Juez reconoce la vocación sucesoria de las personas
presentadas en el expediente y que les fue reconocido el título de estado
familiar legitimante. En el caso de los herederos legítimos, la declaratoria
de herederos, es sólo una declaración jurisdiccional de su estado de here-
dero, pero no su declaración legal como tal, atento a que ellos ya eran he-
rederos desde la muerte del causante –por ese régimen de presunciones
fundados en afecto derivado del vínculo familiar- con prescindencia de un
expreso reconocimiento de un juez.
Sin embargo, como muchos bienes de los que componen el acervo
hereditario son bienes registrables y se encuentran a nombre del causante,
para que ocurra esa transmisión, se requiere esa declaración previa, que
no es otra cosa que una confirmación judicial de un estado legal previo. No
es del todo cierto, como se señala, que se les otorga investidura hereditaria.
En verdad ellos ya tenían el traje de herederos, pero sólo se confirma ju-
risdiccionalmente ese título, para brindar certeza frente a terceros (ver en
tal sentido espíritu del art. 3410 del CCCN y el actual 2277 del CCCN). Es
decir, los legítimos, son herederos porque la ley –por ese régimen de pre-
sunciones fundadas en un afecto esperable- así lo señala, y no por una de-
claración jurisdiccional. Precisamente porque se trata de un acto
declarativo y no constitutivo, la naturaleza jurídica de la declaratoria de
herederos es revelar un estado previo preexistente y no creado por el pro-
pio acto, como podría ocurrir, en los supuestos de herederos con vocación
latente, ante la ausencia de legítimos. -
Teniendo en consideración su ceñido y especial marco, solo puede
haber un solo proceso por persona, por ello, es necesario el recaudo de la
prueba informativa dirigida al registro de Juicios Universales para conocer
si existe un proceso homónimo. En tal sentido, se aprecia insustanciosa la
publicación de edictos para citar eventuales herederos e interesados, más
allá del Boletín oficial, frente a la previsión de la prueba informativa alu-
dida.

 Jurisprudencia relacionada

29
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

• Declaratoria de herederos: resuelven que no es necesaria la presen-


tación de la declaratoria a favor de una viuda e hijos del fallecido
para percibir ciertas sumas de dinero que le correspondían al cau-
sante.
Expte. Nº 31230398/2008 - “V., L. W. y Otros c/ Estado Nacio-
nal – MINISTERIO DE DEFENSA s/ CIVIL Y COMERCIAL -
VARIOS” – CÁMARA FEDERAL DE APELACIONES DE CÓRDOBA
- SALA B - 09/04/2019
SUCESIONES. Art. 2337 del Código Civil y Comercial. No se encuen-
tran en juego bienes registrables. AUSENCIA DE NECESIDAD DE
JUSTIFICAR EL TÍTULO HEREDITARIO ANTE LOS JUECES. Se re-
voca el proveído que dispone la presentación de la declaratoria de
herederos previo a depositar sumas de dinero en favor del actor
elDial.com - AAB215

• Es nula la ampliación de la declaratoria de herederos a favor de los


descendientes de un sucesor que falleció con posterioridad al cau-
sante. La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Bahía
Blanca explicó los motivos por los cuales, en este caso, no opera el
derecho de representación. Además, destacó que, si existe una reso-
lución absolutamente nula no apelada y de su anulación no deriva
perjuicio para nadie, el tribunal puede decretar la nulidad.

Expte. Nº 349 - “C. N. E. s/ sucesión ab intestato (reconstruido)


“– CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE
BAHÍA BLANCA (Buenos Aires) - SALA SEGUNDA – 04/09/2018
SUCESIÓN AB INTESTATO. Ampliación de declaratoria a favor de
los descendientes de un heredero fallecido con posterioridad al
causante, luego de haber sido declarado tal en la sucesión del as-
cendiente. NULIDAD. AUSENCIA DE DERECHO DE
REPRESENTACIÓN. Aplicación al caso del Código Civil derogado.
Herederos que se encuentran legitimados para presentarse y soli-
citar la partición, luego de pedir adjudicación de bienes en la suce-
sión de su causante. Orden público. SE CONFIRMA LA RESOLUCIÓN
EN TANTO RECHAZÓ LA AMPLIACIÓN A FAVOR DE LA CÓNYUGE,
PERO SE MODIFICA NULIFICANDO LA AMPLIACIÓN DE LA

30
Proceso Sucesorio

DECLARATORIA DE HEREDEROS A FAVOR DE LOS


DESCENDIENTES. Decisión que no vulnera el derecho de defensa
en juicio de las partes. Si existe una resolución absolutamente nula
no apelada y de su anulación no deriva perjuicio para nadie, el tri-
bunal puede decretar la nulidad
elDial.com - AAACA8

31
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelo de escrito judicial relacionado

Inicia declaratoria de herederos


Señor Juez:
____, Abogada, inscripta en la matrícula para la re-
presentación en juicio, constituyendo domicilio a los efectos legales en___,
y domicilio electrónico en___, ante VS me presento y digo:
PERSONERÍA: Conforme lo acredito con el poder
especial acompañado, soy apoderada de la Sra. ___de nacionalidad argen-
tina, mayor de edad, domiciliada en calle___ de __, cuyos demás datos obran
en la procura que acompaño.
OBJETO: Mi representada es hija del Sr.___, según
acta de nacimiento acompañada. Por lo que en tal carácter y representa-
ción vengo a iniciar DECLARATORIA DE HEREDEROS del Sr.___, DNI____.,
cuyo último domicilio fuera Rosario, a raíz de su fallecimiento acaecido el
día____, conforme acta de defunción que acompaño.
HECHOS: El día …. el causante contrajo matrimonio
en primeras nupcias con la Sra. …. (Acta de matrimonio N°___Sección 2da,
Archivo Departamental Rosario); de dicha unión nació mi represen-
tada__el día__ (Acta N°___); quien fuera la única hija del matrimonio.
En fecha__ falleció la cónyuge del causante, cuya su-
cesión tramitó por autos “___s/ declaratoria de herederos”, Expte. N.°__, con
trámite ante del Juzgado de primera instancia de distrito de la ____Nomina-
ción. Y el día__ falleció el causante.
Por lo expuesto, mi representada resulta ser la
única y universal heredera del causante, por lo que solicito se dicte decla-
ratoria de herederos en su favor.
DERECHO: Fundo la presente en los arts. 2424 y
concs. CCCN.
PETITORIO: Por todo lo expuesto, solicito:
1- Me tenga por presentada, domiciliada, y en
el carácter invocado a mérito del poder especial acompañado.

32
Proceso Sucesorio

2- Tenga por iniciada declaratoria de herede-


ros del Sr.___
3- Se libren oficios y se publiquen edictos.
4- Oportunamente se dicte declaratoria de
herederos a favor de quienes hubieran demostrado su vocación heredita-
ria.

Provea VS de conformidad. Será Justicia.

(*) Modelo de escrito de autoría de la Dra. Cecilia Dulcich.

33
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Administración judicial de la sucesión

ARTÍCULO 2346. Designación de administrador. Los copropieta-


rios de la masa indivisa pueden designar administrador de la heren-
cia y proveer el modo de reemplazarlo. A falta de mayoría, cualquiera
de las partes puede solicitar judicialmente su designación, la que
debe recaer preferentemente, de no haber motivos que justifiquen
otra decisión, sobre el cónyuge sobreviviente y, a falta, renuncia o ca-
rencia de idoneidad de éste, en alguno de los herederos, excepto que
haya razones especiales que lo hagan inconveniente, caso en el cual
puede designar a un extraño.

 Comentario:

Designación de administrador. Discrepancia con el término copro-


pietarios. La solución de la mayoría. Hipótesis subsidiaria

Por Esteban Félix García Martínez

El término “copropietarios” utilizado es polémico atento a que, en


el estadio al que alude el artículo, los herederos se encuentran en el pe-
riodo de comunidad, en el que, sus integrantes, tienen derechos heredita-
rios sobre porciones indivisas de la herencia, pero de ningún modo, son
propietarios. Sólo serían propietarios si esa comunidad se extinguió y cada
uno inscribió la porción ideal que tenía, traducida luego en bienes, en cosas
ciertas que le corresponden a su nombre. Precisamente, como los bienes
están a nombre del causante – ese es un principio esencial en el derecho
sucesorio, nadie puede transmitir mejores derechos de los que tenía- y no
a nombre de los herederos, mientras dura ese periodo circunstancial en el
cual todo es de todos, pero nada es de nadie -si me permiten la paranomasia-
y, resulte aconsejable la designación de una persona que afronte las res-
ponsabilidades inherentes al gobierno de los bienes, la ley prevé la desig-
nación de un administrador.
La norma quita la difícil hipótesis de unanimidad para la designa-
ción de un administrador. Esta prescripción atentaba contra la solución de
la incidencia, era un contrasentido. Precisamente, la judicialización de la
administración ya suponía que no había acuerdo entre todos los herederos
–de lo contrario no hubiese llegado a debatirse en la sucesión- y de ello,

34
Proceso Sucesorio

luego, procurar o exigir un consenso concordante y uniforme, se apreciaba


de un voluntarismo extremo, de modo que, la solución mediante la obten-
ción de la mayoría, como técnica legislativa de mirada utilitarista, debe ce-
lebrarse.
Ahora bien, la propia norma establece que, “A falta de mayoría,
cualquiera de las partes puede solicitar judicialmente su designación”, el
renglón utiliza el término “partes”, lo que sugiere que hay un contrapunto
o posiciones encontradas para la elección, de modo que, aunque la norma
no lo exprese, la “autopropuesta” deberá suponer la aprobación de los de-
más coherederos, algo que parece inverosímil, si ya atravesaron la imposi-
bilidad de ponerse de acuerdo por mayoría, lo que implica que, al parecer
que, si no existiese un consenso mayoritario, la resolución debería obte-
nerse por declaración judicial. En la hipótesis, la designación del o la cón-
yuge se advierte esperable, atento a que, en relación a los demás
herederos, ostenta derechos frente a la disolución y liquidación de la co-
munidad de ganancial, conforme al art. 498 CCyC si el matrimonio estu-
viere sometido al régimen de comunidad y si estuviere sujeto al régimen
de separación de bienes (arts. 505 a 508 del CCyC), y, además, lógicamente,
porque es la persona que mejor conoce de los giros y singularidades de los
bienes que componen la herencia. En ausencia de aptitud para asumir se-
mejante responsabilidad, el juez podrá designar a otro heredero o desig-
nar a un tercero, aunque ello no es aconsejable.
Reconociendo que la mejor solución para la designación de un ad-
ministrador, será aquella que venga de la voz y consenso de los propios
coherederos, la solución jurisdiccional que se adopte, en ausencia de dicho
consenso, siempre será susceptible de apreciarse antipática para un sector
de los herederos, y, por tanto, pasible de recurso de impugnación. -

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo desestima impugnación de la rendición de cuentas presentada


por el ex administrador de una sucesión designado en los términos
del Art. 2346 del CCCN y aprueba su gestión.
“V., T. R. K., E. M. K., M. A. en autos V., T. R. s/ sucesión ab intes-
tato” – CNCIV – SALA I - 14/05/2019
SUCESIONES. ADMINISTRADOR. Impugnación por dos coherede-
ros de la rendición de cuentas presentada por el administrador del

35
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

sucesorio, con motivo de su remoción. ARTÍCULO 2346 DEL


CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Gestiones realizadas
por el administrador en provecho de la sucesión. SE CONFIRMA LA
RESOLUCIÓN QUE DESESTIMÓ LA IMPUGNACIÓN
elDial.com –AAB497

• Fallo repasa requisitos para designar y remover al administrador


de una sucesión y confirma la decisión de adoptar la administra-
ción unipersonal porque durante la gestión anterior se impulsaron
pocos actos útiles en relación a los bienes.

Expte. Nº 31313-1999 – “F. G. A. y Otro s/sucesión ab-intes-


tato” – CNCIV - SALA B – 25/03/2019
SUCESIONES. ADMINISTRACIÓN. Administración conjunta por
cuatro años con escasos actos útiles en relación a los bienes del su-
cesorio. Perjuicio para la comunidad hereditaria. Motivos suficien-
tes para adoptar una administración unipersonal. Decisión de la
mayoría. Remoción de uno de los coadministradores. SE
CONFIRMA LA RESOLUCIÓN QUE DISPUSO LA ADMINISTRACIÓN
UNIPERSONAL
elDial.com - AAB2DB

• Fallo confirma designación de la cónyuge supérstite como adminis-


tradora de la sucesión.
Expte. N° 73.234/5 - "F. B., J. R. s/ Sucesión Ab-Intestato" -
CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE
CORRIENTES – SALA IV - 11/12/2015

PROCESO SUCESORIO. Designación como administradora judicial


a la cónyuge supérstite. Apelación de los coherederos. ARTÍCULO
2346 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Preferencia
del cónyuge sobreviviente, según el nuevo ordenamiento.

36
Proceso Sucesorio

Interpretación restrictiva de causales alegadas para apartarse de


la directiva legal. Presunción de capacidad general de ejercicio.
ARTÍCULOS 23 Y 31 INC. a) del CCCN. SE CONFIRMA LA
RESOLUCIÓN RECURRIDA
elDial.com - AA9409

37
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelo de escrito judicial relacionado

Acuerdo para la designación de administrador de la sucesión


En la ciudad de_____, a los ____días del mes de ______el Señor___ DNI
___domiciliado en ___ (celular y correo electrónico), y el Señor___, DNI___,
ambos mayores de edad y plenamente capaces, celebran el presente
acuerdo que consiste en DESIGNAR como ADMINISTRADOR DE LA
HERENCIA al coheredero_____, DNI___, domiciliado en____, conforme a las
prescripciones de los artículos 2346, 2353, 2354 y siguientes del Código
Civil y Comercial de la Nación.
A tal efecto, estipulan las siguientes condiciones, a cuyo cumplimiento
se obligan de pleno derecho. -
PRIMERA: Derechos y deberes del administrador: Será la función
del ADMINISTRADOR cumplir con los actos conservatorios de los bienes y
continuar con el giro normal de los negocios del causante. Estará a su cargo
la promoción de toda acción vinculada a la gestión de los bienes de la he-
rencia en la medida necesaria para el pago de deudas y legados. -
Podrá vender las cosas muebles que sean susceptibles de perecer o
depreciarse rápidamente, aunque queda expresamente prohibido realizar
actos que impliquen disponer de los derechos del causante. -
SEGUNDA: Cobro de créditos y acciones judiciales: EL
ADMINISTRADOR queda expresamente facultado para cobrar los créditos
del causante e iniciar las acciones necesarias para hacer efectivos los de-
rechos del causante, previa autorización de los copartícipes. -
TERCERA: Rendición de cuentas: Se establece que EL
ADMINISTRADOR deberá rendir cuentas trimestralmente, aunque las par-
tes quedan facultadas para modificar el plazo y periodicidad de la rendi-
ción. -
CUARTA: Reembolso de gastos: el ADMINISTRADOR queda expre-
samente facultado a solicitar los gastos necesarios y útiles realizados para
el cumplimiento de su función. -
QUINTA: Remoción: El mal desempeño del cargo por parte del
ADMINISTRADOR o la imposibilidad de ejercer el cargo, facultará a cual-
quiera de los herederos a solicitar su remoción de pleno derecho. -

38
Proceso Sucesorio

El coheredero designado ADMINISTRADOR acepta en este acto el


cargo obligándose a desempeñar en forma personal todas las tareas des-
criptas. –

Se firman tres ejemplares, en la Ciudad de ___ a los ___.

Firmas

39
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Pago de deudas y legados

ARTÍCULO 2356: Presentación de los acreedores: Los acreedores


hereditarios que no son titulares de garantías reales deben presen-
tarse a la sucesión y denunciar sus créditos a fin de ser pagados. Los
créditos cuyos montos no se encuentran definitivamente fijados se
denuncian a título provisorio sobre la base de una estimación.

 Comentario

La compensación económica como crédito en la sucesión por la


muerte de uno de los convivientes

Por Juan Pablo Burgos


I.- Introducción
El régimen legal de las hoy llamadas uniones convivenciales ha te-
nido una profunda modificación que se inicia con el no tan simple hecho
relacionado al cambio en su denominación e importantes cambios en el
esquema normativo que la regula. Toda una cuestión que conlleva una in-
tención/tensión simbólica sobre el instituto desde el comienzo de su regu-
lación en el Código Civil de Vélez. Como se dijo, antes se las reconocía como
“concubinatos” que en cuanto a la raíz de su significación lingüística socaba
a una de las personas que la conforman de manera peyorativa, es decir, a
la mujer.
Hoy con la nueva legislación se abrió la posibilidad de reconocer el
derecho a la elección de una configuración familiar alejada de la regulación
rígida que se establece para el caso del matrimonio, con el mero requeri-
miento que cumplan con los requisitos objetivos que la normativa esta-
blece. Todo ello en función de una máxima constitucional referida a la
protección integral de la familia, que se constituye como el faro para que
el legislador, dentro de su rol arquitectónico establezca los supuestos re-
gulados por la ley.
Las uniones convivenciales constituyen hoy en día un interesante
espacio de estudio jurídico, sobre todo por la modernización abrupta que
el legislador ha decidido darle y que trae aparejado un cimbronazo en la
vida cotidiana de las personas, empoderando un segmento de personas
que hasta la fecha no tenían protección debido a la decisión materializada

40
Proceso Sucesorio

en una política legislativa que discriminaba el modelo familiar matrimo-


nial del modelo familiar convivencial.
Entre tantas modificaciones, en este trabajo nos centraremos en el
derecho a compensación económica como resultado del cese de la unión
convivencial en una de sus hipótesis normativas específicas; la muerte de
uno de los convivientes.
Entre los distintos análisis que haremos al respecto de este tema,
se nos presentan; el tratamiento técnico de esta esta modalidad de com-
pensación económica que no debe confundirse con el derecho hereditario
que sí se reconoce en los supuestos de parejas unidas en matrimonio. La
respuesta inmediata es que la compensación económica en el supuesto de
cese por muerte de uno de los convivientes, se presenta como un crédito
en la sucesión del causante. Es decir, en este introito podemos sugerir que
se ha dispuesto una diferenciación entre el matrimonio y las uniones con-
vivenciales en cuanto al tratamiento sucesorio, pero cierto es que, ante la
muerte de uno de los cónyuges, la ley no reconoce la posibilidad de peti-
cionar el derecho a compensación económica. Una contrariedad suma-
mente interesante.

II.- La determinación del crédito por compensación económica


Antes de presentarse en el juicio sucesorio para el reclamo del crédito
por compensación económica, el conviviente supérstite debe analizar si
este derecho-deber se encuentra reconocido y cuantificado. Cabe destacar,
en este sentido, que, de acuerdo al CCyCN, como veremos, los acreedores
con créditos sin privilegios, pueden presentarse aún sin tener un conoci-
miento exacto de los montos que representan a su crédito.
Está claro que más allá de lo expresado, ut supra, en la hipótesis de
este trabajo; habrá de analizarse algunos aspectos de la compensación eco-
nómica, específicos, antes de llevar a cabo esta presentación.
Entonces, debemos mencionar dos posibilidades que inciden en la de-
terminación de la cuantificación de la compensación económica. Una de
ellas es la existencia de un pacto de convivencia por el cual las partes hayan
acordado su reconocimiento para uno de los convivientes, preestable-
ciendo el monto y/o “prestaciones” que la conforman, una fórmula para la
determinación de un monto económico, e incluso, la forma de pago o cual-
quier otro detalle que pueda configurar aspectos relacionados con el

41
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

cumplimiento del crédito por compensación económica8. En este caso con-


sideramos que la misma será presentada ante el sucesorio como un crédito
basado en un derecho-deber reconocido, cuantificado o a cuantificarse
económicamente.
En el otro supuesto, es decir, la ausencia de pacto de convivencia, es
necesario iniciar el juicio de conocimiento haciendo la salvedad de la co-
nexidad del mismo con la sucesión, para que tramiten en el mismo juzgado,
si es que la sucesión ha sido iniciada.
La necesidad de iniciar los dos trámites separados está vinculada a un
análisis propio y específico dentro de cada tramitación. En especial para la
determinación del derecho reclamado y la cuantificación de la compensa-
ción económica a partir de su juicio de conocimiento.
Cabe destacar un aspecto que tiene que ver con el plazo de caducidad
del derecho, que es de 6 meses y la presentación del mismo como crédito
y el inicio del expediente por compensación. Para ello, además se deberá
tener en cuenta los códigos de procedimiento que avalan la posibilidad de
que los acreedores inicien la sucesión ante la inacción de los herederos9.
Para la determinación y cuantificación de la compensación sugerimos
consultar otros trabajos realizados al respecto y la cantidad cada vez más
considerable de fallos en todo el territorio de la nación al respecto10.

III.- Aspectos generales del crédito sobre compensación econó-


mica en el sucesorio
Antes de iniciar el análisis sobre la temática debemos considerar al-
gunos aspectos básicos que se circunscriben al sucesorio y a la compensa-
ción económica. En primer lugar, el Artículo 93 del CCyCN se refiere al fin
de la existencia humana a partir de su muerte. Entonces comienza a jugar
un papel de importancia el Artículo 2280 CCyCN que dice “…Desde la
muerte del causante, los herederos tienen todos los derechos y acciones de

8 Burgos, Juan Pablo “El pacto de convivencia ¿una herramienta de empoderamiento para la
mujer?”, IJ Editores – Argentina, 15-03-2018, Cita IJ-XDII-560.
9 CPCCN Art. 694. - Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 3314 del Código Civil, los acree-

dores sólo podrán iniciar el proceso sucesorio después de transcurridos CUATRO (4) meses
desde el fallecimiento del causante. Sin embargo, el juez podrá ampliar o reducir ese plazo
cuando las circunstancias así lo aconsejaren. Su intervención cesará cuando se presente al
juicio algún heredero o se provea a su representación en forma legal, salvo inacción mani-
fiesta de éstos, en cuyo supuesto los acreedores podrán activar el procedimiento.
10 Burgos, Juan Pablo, “La compensación económica en el divorcio y en el cese de las uniones

convivenciales”, Citar: elDial DC26F2, Publicado el: 20/03/2019.

42
Proceso Sucesorio

aquél de manera indivisa, con excepción de los que no son transmisibles por
sucesión, y continúan en la posesión de lo que el causante era poseedor.”
Desde este punto de partida en adelante, no surge en ninguna dispo-
sición del CCyCN el reconocimiento de derechos del orden sucesorio a fa-
vor del conviviente supérstite, como sí ocurre en el caso del cónyuge
supérstite. Ahora bien, el código expresamente reconoce el derecho al re-
clamo de la compensación económica a favor de los convivientes y cónyu-
ges, cumplidos los requisitos fácticos que permiten configurarse en el
desarrollo de esa relación afectiva y el desequilibrio que se termina de
plasmar al “finalizar” y que afecta a una de las personas que conforman la
pareja de acuerdo a las disposiciones de los artículos 441 y 524 CCyCN,
para cada caso (matrimonio o unión convivencial).
En el caso de las uniones convivenciales su “cese” se configura a partir
de una serie de supuestos establecidos por el Artículo 523 CCyCN, que es
sumamente más extensivo que en el caso de la casuística de reclamo de
compensación económica que reconoce el Artículo 441 para las parejas
unidas en matrimonio, es decir; solo permite reclamar la compensación
económica en el caso de divorcio.
Volviendo a la casuística normativa sobre el cese de las uniones con-
vivenciales, entre los supuestos normados por el Artículo 523 CCyCN para
iniciar el reclamo por la compensación, se encuentra; el caso de muerte de
uno de los convivientes. Se destaca que el conviviente supérstite no fue in-
vestido por el legislador con derechos hereditarios sobre el caudal relicto.
Entonces su encuadre técnico dentro del proceso sucesorio, lo aleja de la
figura de heredero y lo posiciona como acreedor.
Como ya dijimos, distinto es el caso del cónyuge supérstite que de
acuerdo a lo dispuesto por los artículos 434, 441, 2433 y cctes. CCyCN,
tiene derechos hereditarios. Desde otra óptica sobre el Artículo 441, en
clave con el Artículo 434 CCyCN11, el legislador quiso acotar para su caso
la elección disyuntiva entre el derecho de compensación económica o ali-
mentos post divorcio.
Ahora bien, realizada esta sucinta introducción, comenzaremos el
análisis propuesto, dentro del proceso sucesorio del reclamo de compen-
sación económica en la hipótesis de cese por muerte de uno de los convi-
vientes, en el marco de los artículos 2356 a 2359 CCyCN, que serán el punto

11Que regula el derecho alimentario post divorcio, cuyo derecho no puede superponerse al
de la compensación económica.

43
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

neurálgico de este trabajo junto con el plexo normativo que regula a la


compensación económica.
La ley dispone la necesidad de que todos los acreedores no privilegia-
dos12 deban presentarse en la sucesión y denunciar sus créditos si quieren
que éstos sean pagados en el marco del expediente sucesorio. La redacción
de este artículo supone el punto de partida, por el cual, se establece un sis-
tema de pago de acuerdo al tipo de crédito del cual estemos hablando, bá-
sicamente; aquellos con garantía real y los que no (con las distintas
variables existentes). Es decir, es el inicio de la consolidación de un sistema
que establece o intenta establecer cierto orden de pago, que como veremos
más adelante; no es del todo rígido, sobre todo si alguno de los acreedores
ejerce la garantía de oposición de pago o si se presenta con posterioridad
en la sucesión un acreedor nuevo, con mejor o igual privilegio de cobro13.
Entendemos que la diferenciación tiene como lógica establecer el or-
den de jerarquía en el pago de los créditos considerando que al momento
de nacimiento de algunas obligaciones entre el acreedor y el deudor se han
establecido por convención entre ellos ciertas garantías que al fallecer el
deudor el legislador busca sustentar la estabilidad jurídica de los nego-
cios14.
La doctrina entiende que este orden de pago tiene que ver más bien,
con la utilización analógica del sistema establecido en el régimen de con-
cursos y quiebras, es decir, un “…mero recogimiento de algunos de sus pre-
ceptos ante la ausencia de un conglomerado de normas que así lo
permitan”15 o como ha dicho GOYENA COPELLO “…la norma intenta esta-
blecer una especie de verificación similar a la del concurso o la quiebra, pero
al no poseer el régimen de caducidad de aquélla no pasa de ser un mero in-
tento de ordenar el eventual pasivo”16. Finalmente, al respecto, Marisa He-
rrera sostiene que “En el CCyCN los acreedores deben presentarse a la

12 Julio Cesar Rivera, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”, Editorial La Ley,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, año 2014, página 211.
13 Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo X, Art.

2162 a 2448, Editorial Rubinzal Culzoni, 1ra edición, Santa Fe, año 2015, página 670.
14 Ob. Cit. Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo

X, Art. 2162 a 2448, página 672.


15 Ob. Cit. Julio Cesar Rivera, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”.
16 Goyena Copello, Héctor R., “Comentarios al Proyecto de Código Civil y Comercial de la

Nación 2012”, Editorial Abeledo Perrot, Página 1140.

44
Proceso Sucesorio

sucesión y requerir el pago de su crédito, otorgando así un mayor orden y


claridad al proceso”17.
Un último aporte en cuanto al orden de pago se vincula a lo dicho ut
supra y los artículos 2359 y 2360 CCyCN, que establecen un sistema de
oposición y/o petición de apertura de concurso a la masa ante la ausencia
de pago de su crédito, lo cual convierte a la figura del acreedor la de un
participante más dinámico en el proceso al momento de resolver el pago
del pasivo que pesa sobre la masa sucesoria18.
Si bien el crédito por compensación económica no tiene privilegio
dentro del sistema establecido, vale destacarlo como un instituto legal ten-
diente a regular aspectos vinculados a las asimetrías causadas por el trans-
curso del tiempo en el que se desarrolla la unión convivencial, cuyo cese
en el caso de análisis produce un desequilibrio económico en uno de los
convivientes. Claramente, el fundamento de este instituto tiene su raíz
constitucional en la protección integral de la familia reconocida en el Ar-
tículo 14 bis de la Carta Magna, y también en la Convención sobre la Elimi-
nación de Todas las formas de discriminación contra la mujer que, junto
con otros instrumentos de derechos humanos, tiene jerarquía constitucio-
nal conforme Artículo 75 inciso 22. Vale destacar, además, que de acuerdo
a la fórmula dispuesta en el Artículo 2 y cctes. del CCyCN, debe imprimirse
a la dinámica de interpretación del código, una necesaria mirada en clave
con los mencionados instrumentos al resolver los conflictos que éste re-
gula, especialmente con perspectiva de género19.
Otro aspecto importante a destacar en la norma analizada es la posi-
bilidad de reclamar un crédito que aún no se encuentra cuantificado, como
sucede en los casos de compensación económica que deben, en algunos ca-
sos, transitar necesariamente, la vía judicial para la efectiva determinación
tanto del derecho como del quantum.
En este tipo se subsumen los casos de compensación económica que
se encuentran dentro de la categoría de los denominados créditos condi-
cionales, específicamente por la particularidad de depender de un

17 Herrera Marisa, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo VI, Libro Quinto
y Libro Sexto.
Artículos 2277 a 2671”, Infojus, año 2015, página 101.
18 Ob. Cit. Julio Cesar Rivera, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”.
19 Burgos, Juan Pablo “La interpretación del Código Civil y Comercial en perspectiva de gé-

nero”, Citar: elDial.com - DC25C8, Publicado el: 03/09/2018.

45
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

pronunciamiento judicial20, ya sea para lograr su reconocimiento y/o su


cuantificación definitiva, más allá de la pretensión del solicitante. Es por
ello que, de acuerdo al dispositivo en análisis, este crédito debe ser denun-
ciado a título provisorio, permitiendo al acreedor manifestar una estima-
ción sobre su cuantificación que será resuelta por el juez.
En este último aspecto, entendemos que, en la práctica, el juez de la
sucesión será el mismo que resuelva el reclamo por compensación econó-
mica por cese en la causal de muerte de uno de los convivientes.
No menos importante de señalar, es la necesidad de iniciar el expe-
diente por compensación económica que se encuentra relacionado al plazo
de caducidad de 6 meses que establece el código de este derecho. En este
sentido, se sugiere denunciar la conexidad con el sucesorio para que am-
bos tramiten en el mismo tribunal.

ARTÍCULO 2357: Declaración de legítimo abono. Los herederos


pueden reconocer a los acreedores del causante que solicitan la de-
claración de legítimo abono de sus créditos.
Emitida tal declaración por el juez, el acreedor reconocido debe
ser pagado según el orden establecido por el artículo siguiente. A
falta de reconocimiento expreso y unánime de los herederos, el
acreedor está facultado para deducir las acciones que le correspon-
den.

 Comentario:

Reconocimiento y pago del crédito de compensación económica


en el sucesorio
Por Juan Pablo Burgos

La solicitud de legítimo abono tiene como finalidad solicitar a los


herederos el reconocimiento del crédito, es decir, es un paso más por sobre
la manifestación de la existencia de un crédito sobre el acervo hereditario
que analizamos en el artículo anterior. Lo que se busca entonces es que el
o los herederos manifiesten la aceptación del conviviente supérstite como

20 Ob. Cit. Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo
X, Art. 2162 a 2448, página 667.

46
Proceso Sucesorio

acreedor del causante en el sucesorio de acuerdo al supuesto de cese ana-


lizado.
Entendemos que de acuerdo a la redacción del Artículo 2356
CCyCN y el Artículo 701 CPCyCN, la declaración de legítimo abono puede
ser solicitada solo por el acreedor, es decir, el conviviente supérstite. La
doctrina se manifiesta pacíficamente respecto de la naturaleza jurídica del
legítimo abono como una manifestación de deseo del acreedor, que en
realidad necesita la aceptación de la totalidad de los herederos para surtir
los efectos que el código establece como beneficios a su favor21. Es por ello
que, ante la negativa de legítimo abono, el acreedor debe iniciar por sepa-
rado la demanda sobre su crédito pues “…aquella petición no contiene una
pretensión ni una demanda susceptible de abrir un incidente.”22
Por otro lado, esta declaración tiene, en principio, tres fundamen-
tos visibles que afectan tanto a quien lo solicita y también para los propios
herederos, que a continuación analizaremos23.
El primer fundamento para su existencia legislativa dentro del sis-
tema sucesorio que la doctrina observa, se vincula a la economía procesal;
ya que se derriban obstáculos en el avance del proceso ganando así tiempo
y evitando gastos eventuales24. Se destaca el caso de la unión convivencial
que ha sido inscripta y que presenta un pacto convivencial que entre sus
cláusulas regula el derecho-deber de compensación, cuantificándolo o per-
mitiendo su cuantificación por medio de alguna fórmula matemática acor-
dada entre las partes.
En otra hipótesis, por ejemplo, de la unión convivencial inscripta o no,
pero sin pacto25, es decir, sin acuerdo entre los convivientes sobre el reco-
nocimiento de este derecho-deber y sus prestaciones, se deberá evaluar el

21 Ob. Cit. Gustavo Caramelo, Sebastián Picasso, Marisa Herrera, “Código Civil y Comercial de
la Nación Comentado”, página 102.
Ob. Cit. Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo X,
Art. 2162 a 2448, página 668.
Ob. Cit. Julio Cesar Rivera, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”.
22 Cámara Nacional Civil, Sala B, 26/02/1996, La Ley, 1996-D, p. 34.
23 Ob. Cit. Gustavo Caramelo, Sebastián Picasso, Marisa Herrera, “Código Civil y Comercial de

la Nación Comentado”.
Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo X, Art.
2162 a 2448, Editorial Rubinzal Culzoni, 1ra edición, Santa Fe, año 2015, página 667.
24Expte. 163335/1985 - “C. E. G. Y OTRO s/SUCESION AB-INTESTATO” - CNCIV - SALA B –

22/12/2017
25 Ob. Cit, Burgos, Juan Pablo “El pacto de convivencia ¿una herramienta de empoderamiento

para la mujer?”.

47
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

reconocimiento del crédito, considerando la configuración normada del


derecho a una compensación económica, si ha mediado separación previa
y operado el plazo de caducidad para reclamarla, entre otros. El riesgo de
no reconocerla como crédito es dejar expedita la vía judicial del reclamo
de compensación, que, en caso de prosperar por la vía del proceso de co-
nocimiento correspondiente, habrá de generar costas, gastos y desde luego
atacará el caudal relicto.
El segundo fundamento sobre la necesidad de su existencia supone
efectivizar ese pago en algún momento, es decir, el acreedor se asegura el
pago dentro de los tiempos del proceso. En este segundo caso, tenemos
que observar una particularidad dentro del proceso de la sucesión vincu-
lado al reclamo de compensación económica. No solo estará afectada la
compensación económica a la existencia de otros créditos con mayor pri-
vilegio, sino que incluso podrá afectarse su pago, si aún, no habiendo otros
créditos privilegiados, no se encuentra determinado el monto del reclamo
por compensación económica.
Una arista a considerar también dentro de la práctica del derecho,
es tener en cuenta que los fallos que hasta el momento reconocen el dere-
cho a una compensación económica, suponen una cuantificación impor-
tante del mismo26, lo cual, podrá constituir un aumento del pasivo gravoso
del acervo hereditario (claro que siempre debe considerarse las particula-
ridades de cada caso).
El tercer fundamento es aquel que permite poder oponerse al pago
de otros créditos, ya que el suyo lo posiciona dentro de lo determinado por
el artículo 2359 CCyCN. En este caso hay un doble juego con el segundo
fundamento, es decir, no solo se garantiza la percepción de su crédito, sino
que, instituido como tal dentro del sucesorio, puede actuar de acuerdo a
las herramientas que el mismo código le aporta para salvaguardar su cré-
dito, estamos hablando de la oportunidad de oponerse al pago de otros
créditos.
¿Qué alternativas se pueden dar en el caso de solicitud de declara-
ción de legítimo abono, particularmente en el caso de análisis? Cuatro son
las alternativas que observamos;
La primera es aquella que supone la aceptación unánime de todos
los herederos respecto del reconocimiento del crédito por compensación
económica. El efecto que produce esta declaración judicial tiene como
efecto el reconocimiento del crédito, dando la posibilidad de ejercer la

26 “K. M., L. E. c/ V. L., G. s/ fijación de compensación” - Arts. 524, 525 CCCN

48
Proceso Sucesorio

oposición del Artículo 2359 CCyCN y, además, se provee el pago del mismo
de acuerdo a lo establecido en el Artículo 2358 CCyCN.
La segunda alternativa es aquella que supone un rechazo unánime
de la totalidad de los herederos respecto del reconocimiento del crédito
por compensación económica. De acuerdo al artículo analizado, se encuen-
tra expedita la vía jurisdiccional correspondiente para llevar a cabo el re-
clamo del crédito. En el caso de la compensación económica, debe haberse
iniciado el juicio de conocimiento pertinente, incluso antes que el suceso-
rio, ya que en algunos casos debe establecerse la existencia de dicho dere-
cho demostrando los extremos para la configuración normativa de este
derecho deber y su quantum. En este sentido, hay que considerar que el
crédito derivado de la compensación económica tiene carácter condicio-
nal; por antonomasia, sujeto a reconocimiento judicial como tal, si es que
se demuestran los extremos legales establecidos para su existencia, y aun
así, habrá de determinarse su cuantificación que puede coincidir o no con
la pretensión del solicitante de la compensación; todo ello a desarrollarse
en un expediente paralelo al sucesorio por el cual además se intentará
efectivizar su cobro27.
La tercera posibilidad que se presenta ante esta solicitud de legí-
timo abono, se vincula a la actitud procesal de guardar silencio por parte
de los herederos. De acuerdo a lo establecido en el presente artículo en
análisis debe existir unanimidad, y, además, su voluntad de reconoci-
miento debe ser expresa por parte de los herederos del causante, de
acuerdo a lo dispuesto por el Artículo 263 del CCyCN, por el cual, el silencio
no es reconocido como acto de manifestación de voluntad; por lo cual
queda expedita la vía judicial independiente para lograr el cobro del cré-
dito por fuera de la sucesión.

ARTÍCULO 2358: Procedimiento de pago. El administrador debe


pagar a los acreedores presentados según el rango de preferencia de
cada crédito establecido en la ley de concursos.
Pagados los acreedores, los legados se cumplen, en los límites de
la porción disponible, en el siguiente orden:
a) los que tienen preferencia otorgada por el testamento;
b) los de cosa cierta y determinada;

27Ob. Cit. Expte. 163335/1985 - “C. E G. y Otro s/sucesión ab-intestato” - CNCIV - SALA B –
22/12/2017

49
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

c) los demás legados. Si hay varios de la misma categoría, se pa-


gan a prorrata.

 Comentario:

Por Juan Pablo Burgos

Como se ha dicho ya, la norma dispone una modalidad que permite


“ordenar” de alguna manera el pasivo que recae sobre la masa de la suce-
sión, este orden en realidad supone el conocimiento de las deudas, más
como se verá en el conjunto de normas que regulan el pago de los créditos
de la sucesión, no cierra la posibilidad de abonar créditos que fueran de-
nunciados con posterioridad, incluso al pago de los denunciados de ma-
nera primigenia. Es por ello que entendemos la palabra “orden” como
significativa en cuanto a la necesidad de establecer una sistematicidad que
se ajuste a la “elasticidad” de las particularidades de los casos concretos28.
Entonces, la ley dispone que tienen privilegio prelativo los títulos de
acreencias referidos a garantías reales. Es decir, hipotecas, prendas, etc.;
pero en cuanto al resto de los créditos, deberán abonarse considerando el
subsiguiente orden jerárquico de pago del régimen de concursos y quie-
bras, considerando, además, todo el desarrollo jurisprudencial sobre el
mismo, sin dejar de tener en cuenta su implementación específica ade-
cuándola al juicio sucesorio.
La doctrina se ha preguntado si en realidad la compensación econó-
mica en estos casos es una carga de la sucesión o un crédito, por lo cual,
tendría un privilegio general dentro del orden preestablecido de pago de
créditos29; estamos de acuerdo en negar esta naturaleza jurídica conside-
rando que la compensación conforma en realidad, como se ha dicho, una
nomenclatura jurídica referida al desarrollo de determinado grupo fami-
liar, en clave con formas tradicionales de dinámicas patriarcales que con-
cluyen en su configuración ante el cese de la unión convivencial que
produce el desequilibrio para uno de los convivientes (artículos 523, 524
y cctes. CCyCN)30.

28 Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Tomo X, Art.
2162 a 2448, Editorial Rubinzal Culzoni, 1ra edición, Santa Fe, año 2015, página 666.
29 Molina de Juan Mariel F., “La Compensación Económica, Teoría y Práctica”, Rubinzal Cul-

zoni, CABA, año. Página 321.


30 Ob. Cit. Burgos, Juan Pablo, “La compensación económica en el divorcio y en el cese de las

uniones convivenciales”.

50
Proceso Sucesorio

Más allá del imperio legal que supone aplicar para la jerarquización
de los créditos del sucesorio el régimen de concursos y quiebras de la Ley
24.522; habrá de considerarse los aspectos relevantes referidos a los gas-
tos de conservación y justicia (Artículo 240 de la Ley 24.522).
De acuerdo a la mencionada ley, la clasificación de los créditos res-
ponde a;
• Créditos con privilegio especial (art. 241) y su correspondiente or-
den de prelación entre ellos (Artículo 243 de la Ley 24.522);
• Créditos con privilegios generales (Artículo 246 de la Ley 24.522);
• Créditos comunes o quirografarios (Artículo 248 de la Ley
24.522).
A nuestro entender, la compensación económica constituye un crédito
común o quirografario, atento a que no se encuentra incluida dentro de los
supuestos establecidos en la norma precitada (Artículos 241 a 246 de la
Ley 24.522).
En este punto queremos mencionar que entendemos la visión del
legislador al establecer esta modalidad que permite reconocer este dere-
cho al conviviente supérstite, sobre todo si se tiene en cuenta que no tiene
vocación hereditaria como sí la tiene el cónyuge supérstite (salvo los su-
puestos normativos de excepción). Lo cierto es que al encontrarse este cré-
dito al final de la jerarquización legal, en aquellos supuestos en los cuales;
por una pobre conformación de bienes del acervo hereditario o un relicto
sucesorio conformado por cuantiosos bienes y deudas; el goce de este de-
recho se torna por lo menos dificultoso.

ARTICULO 2359: Garantía de los acreedores y legatarios de la su-


cesión: Los acreedores del causante, los acreedores por cargas de la
masa y los legatarios pueden oponerse a la entrega de los bienes a los
herederos hasta el pago de sus créditos o legados.

 Comentario:

Por Juan Pablo Burgos

Este artículo del código configura un corolario que nos permite


completar la arquitectura legal del supuesto particular analizado, es decir,
el reclamo del crédito por compensación económica como consecuencia
del cese de la unión convivencial por muerte de uno de los convivientes en
el sucesorio de éste.

51
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

El dispositivo legal comentado constituye una herramienta jurídica


que permite la oposición a la entrega de los bienes a los herederos. Quienes
tienen esta garantía son aquellas personas que, no siendo herederos, ha-
yan solicitado su reconocimiento como acreedores y éste haya sido conce-
dido por medio de la unanimidad de los coherederos de forma expresa. Por
medio de la aplicación de este artículo, se permite al acreedor reconocido,
la oposición sobre la entrega de bienes a los herederos, hasta que se pague
su deuda.
La importancia de haber sido reconocido como acreedor en el
marco del articulado estudiado en el presente trabajo, se ve reflejado en
este último dispositivo legal, que establece un beneficio para él en el marco
de la sucesión. Si no estuviese reconocido debiera proceder a peticionar
por medio de otro proceso las medidas necesarias para resguardar el pago
de su crédito.
En cuanto a la modalidad por la cual puede ejercer este derecho o
garantía de oposición, según Rivera31 ésta puede ser judicial o extrajudi-
cial, es decir, en este último caso por medio fehaciente, siempre con el ob-
jetivo no solo de la entrega de bienes al heredero sino también de impedir
el pago de otro crédito o legado, hasta tanto no se haya abonado el crédito
del oponente, que no necesariamente deba tener un menor privilegio de
pago.

Conclusiones
La compensación económica en el caso hipotético estudiado en el
presente trabajo constituye un crédito dentro de la sucesión del convi-
viente pre-fallecido, avalado jurídicamente por la casuística establecida en
el Código Civil y Comercial de la Nación.
Se destaca que existen otros supuestos sobre reclamo de compensa-
ción a causa de muerte. Entre las distintas hipótesis posibles se encuentran
el caso de compensación no reclamada luego de la sentencia de divorcio,
pero que no habiendo transcurrido el plazo de 6 meses de caducidad
(muerte del ex cónyuge deudor o acreedor), o el caso de la compensación
económica cuyo reclamo por vía judicial ya ha sido iniciado y acaece el de-
ceso de alguno de los ex cónyuges. Ninguno de estos supuestos fue anali-
zado en el presente trabajo, pero vale considerar su existencia y la
necesidad de su posterior estudio y análisis de casos, que puedan surgir a
futuro, en los fallos judiciales venideros.

31 Ob. Cit. Julio Cesar Rivera, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”

52
Proceso Sucesorio

Volviendo a la materia de estudio, las particularidades de este cré-


dito lo presentan sin “privilegios” frente a aquellos que tienen garantía
real. Ello supone la necesidad de un acervo hereditario que permita efecti-
vizar el pago del monto que se reclama en función a las disposiciones nor-
mativas y a las particularidades de cada caso. Consideramos descartada la
posibilidad de observar su naturaleza como carga de la sucesión, conside-
rando que la compensación económica es derecho-deber tendiente a equi-
librar una situación configurada por el modelo de interacción familiar y
desencadenada por la muerte de uno de los convivientes (de acuerdo a la
hipótesis de trabajo), que crea un desequilibrio.
La proyección de este instituto a este caso particular inevitablemente
deberá ajustarse al análisis casuístico y jurídico tanto de la doctrina como
de los tribunales, a medida que vayan surgiendo los reclamos por créditos
en clave con esta tipología de cese de la unión convivencial.
Se observan adecuaciones del código de fondo sobre aspectos que ya es-
taban regulados por los códigos de forma, junto a su aceptación pretoriana;
estamos hablando de la solicitud de legítimo abono. Analizamos al res-
pecto, los fundamentos de instaurarlo, fundamentalmente por las caracte-
rísticas que presenta con respecto a los acreedores, quienes manifiestan
su deseo de reconocimiento y ante su aceptación, con aval jurisdiccional;
se aporta un dinamismo digno de mencionar, que se vislumbra en la ga-
rantía de “observar” el pago de los créditos de acuerdo al orden estable-
cido. En el caso de las compensaciones económicas, como son créditos no
avalados por garantías reales y que su quantum puede tener una valora-
ción importante, resulta necesaria su práctica y análisis para futuros casos
a presentarse.

 Jurisprudencia relacionada

• En el presente fallo se analiza cuál es el procedimiento para que los


acreedores puedan reclamar por las deudas del causante según el
Código Civil y Comercial.
Expte. Nº 163335-1985 – “C. E. G. y Otro s/sucesión ab intes-
tato” – CNCIV – SALA B – 22/12/2017
SUCESIONES. PAGO DE DEUDAS Y LEGADOS. Acreedores. Solicitud
de declaración de legítimo abono. Apelación por parte de quien
dice ser acreedora del causante, de la resolución que le denegó la
posibilidad de solicitar el legítimo abono dentro del proceso suce-
sorio. Aceptación de la deuda por las herederas. ECONOMÍA

53
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

PROCESAL. ARTÍCULO 2357 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE


LA NACIÓN. Art. 701 del CPCCN. Se revoca la resolución que or-
denó ir por otra vía para el reconocimiento de la deuda
elDial.com - AAA500

• En este fallo, se ordenó a una mujer a devolver el dinero que sacó de


la caja de ahorro y del plazo fijo de su conviviente fallecido. Es que
ella no tiene vocación hereditaria según el derecho argentino y si
quería percibir alguna acreencia debía recurrir al procedimiento
del Art. 2357 del CCCN para solicitar el legítimo abono de sus crédi-
tos.
Expte. Nº 5984/17 - "G., H. N. y Otros/ Sucesión Ab-Intestato"
– CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL, COMERCIAL,
LABORAL Y DE MINERÍA DE GENERAL PICO (La Pampa) – SALA
B - 29/06/2017
SUCESIÓN AB INTESTATO. Extracción de dinero de la caja de aho-
rro y de un plazo fijo del causante por parte de la conviviente. Pro-
ceso sucesorio. Orden de devolución de los fondos extraídos, a
pedido de las hijas. PLANTEO DE NULIDAD DE LO ACTUADO.
RECHAZO. Falta de acreditación de la UNIÓN CONVIVENCIAL. Re-
conocimiento del vínculo por parte de las hijas. Circunstancia que
no incide en la decisión, pues el CONVIVIENTE CARECE DE
VOCACIÓN HEREDITARIA AB INTESTATO EN EL SISTEMA LEGAL
ARGENTINO. Marco inicial del proceso sucesorio. Objeto limitado.
Art. 2335 del CCCN. Posibilidad de recurrir al procedimiento de
abono de los créditos a los acreedores. Art. 2357 del CCCN
elDial.com - AAA253

• Fallo legitima a la conviviente para demandar la apertura de la su-


cesión ya que no pretende ser heredera, sino demandar, en forma
autónoma, la división de la sociedad de hecho y la compensación
económica por el cese de la unión convivencial.

54
Proceso Sucesorio

Expte. 518333 - Año 2017 - "Q. L. C. s/ sucesión ab-intestato" -


CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL, COMERCIAL,
LABORAL Y DE MINERÍA – CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DE
NEUQUÉN - SALA I - 26/12/2017
PROCESO SUCESORIO. Apertura de la sucesión. CONVIVIENTE.
Acreedora de la sucesión. Pretensión consistente en obtener decla-
ratoria de herederos para luego demandar, en forma autónoma,
por división de la sociedad de hecho y por compensación econó-
mica por cese de la unión convivencial invocada. LEGITIMACIÓN
PROCESAL. Procedencia
elDial.com - AAA64F

55
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelos de escritos judiciales relacionados

Se presenta como acreedor. Solicita se declare legítimo abono.


Se embarguen bienes del acervo sucesorio a fin de tutelar el crédito
de esta parte
Sr. Juez:
J. G., abogado, T° … F°…… del Colegio de Abogados de__ (Celular___e-
mail___) en los autos caratulados “_____s/ sucesión ab intestato; Expte.
N°___/2019”; constituyendo domicilio legal en la calle____de esta ciudad
(con domicilio electrónico___), respetuosamente me presento y digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que acom-
paño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, el Sr. F.___, con domicilio
real en calle___ DNI___. me ha conferido mandato especial para promover
el presente. -
II.- De acuerdo a dicha manda, teniendo en especial consideración que
el heredero J___ ha promovido la esta sucesión y, por tanto, ha aceptado la
herencia que la compone, vengo a presentarme en estos actuados en cali-
dad de acreedor del causante, por las razones que seguidamente expondré.
-
III. LEGITIMACIÓN: El Sr. J. M.___ suscribió con fecha, 3 de marzo de
2014, un mutuo con mi mandante, por la suma de u$s50.000, en el que se
obligaba a pagar la deuda en setenta cuotas consecutivas de tracto suce-
sivo, habiendo abonado a la fecha, solamente tres de las cuotas de tal obli-
gación, comportándose de un modo recalcitrante, pese a nuestros
denodados esfuerzos por cobrar dicha deuda. A fin de acreditar dichos ex-
tremos, acompaño a la presente copia certificada de la escritura n° ___ del
3/03/14, pasada por acto público ante el escribano M. Z., Registro N° ___,
de esta ciudad. -
En razón de lo brevemente expuesto, solicito a S.S., dé traslado de la
presentación y su documental al deudor, y cumplido ello, declare el legí-
timo abono del crédito aquí enrostrado.
Entretanto, a fin de garantir el crédito de mi mandante, formulo ex-
presamente mi oposición a que se autorice cualquier acto de disposición,
cesión o venta por tracto abreviado o del modo que fuere respecto de

56
Proceso Sucesorio

cualquier bien que componga la herencia del sucesorio, hasta tanto se


salde la deuda reclamada. Concomitantemente, como medida precautoria,
solicito se embarguen los inmuebles pertenecientes al causante, por el
monto aquí exhibido. -
A tal fin, denuncio los siguientes inmuebles de titularidad del causante
1) el inmueble sito en calle___, Matrícula___, Nomenclatura catas-
tral____f°__.t°__y 2) el inmueble sito en calle____ Matrícula___, Nomenclatura
catastral____f°__t°____Nomenclatura catastral: ___ f°___t°____
IV.- DERECHO:
Justifico la legitimación de la petición en despacho en los Arts. 2356,
2357, 2358 y del CCCN y arts. 729 del CPCC. -
V.- PETITORIO:
En congruencia a lo referido y justificado, solicito:
1) Me tenga por presentado en el carácter invocado de confor-
midad a los términos del poder especial que en original acompaño. -
2) Tenga presente la denuncia del domicilio real de mis repre-
sentados y tenga por constituido el domicilio legal. -
3) Tenga presente la documentación acompañada en la que se
acredita mi legitimación para presentarme como tercero interesado en los
presentes, en mi carácter de acreedor del causante. -
4) Se corra traslado de la presente al heredero J.…. único pre-
sentado en autos, y cumplido ello, se declare el crédito insinuado, como de
legítimo abono. -
5) Preventivamente, se ordene el embargo de los bienes aquí
denunciados, y se disponga su indisponibilidad, hasta tanto se satisfaga el
crédito de mi cliente. -
6) Reserve en caja fuerte del juzgado, la documental original
acompañada al escrito inaugural.
Será Justicia. –
(*) Modelo de autoría de Esteban Félix García Martínez.

57
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

ME OPONGO A LA ENTREGA DE BIENES POR FALTA DE PAGO DE


MI CRÉDITO - SOLICITO EMBARGO
SEÑOR JUEZ:
T. M. del C.; por propio derecho, con domicilio constituido en la calle
___, y domicilio electrónico en ___, con el patrocinio ____ “C. H. S/SUCESION
AB-INTESTATO" EXPTE.___, a V.S. digo:
I.-MANIFIESTO
Que por unanimidad de los herederos del causante mi crédito ha sido
reconocido de conformidad a lo dispuesto en los artículos 2356 y 2357
CCyCCN, y oportunamente, por medio de la declaración judicial de legitimo
abono de acuerdo al auto de fs… Sin embargo, hasta la fecha no ha sido
abonado. En tal sentido y conforme a constancias de autos cabe destacar
que;
I.a.- No se han presentado créditos al sucesorio con garantía real u
otra jerarquía de pago, conforme a lo dispuesto en el Artículo 2358 CCyCN;
I.b.- Se destaca que el acervo hereditario del causante presenta bienes
suficientes para que se salde mi crédito;
I.c.- De acuerdo a constancias de autos de fs. … mi crédito por com-
pensación económica se encuentra reconocido y determinado en el quan-
tum, considerando el pacto de convivencia presentado oportunamente en
el expediente.
II.- PETITORIO
Como acreedor reconocido en el sucesorio, las manifestaciones verti-
das ut supra, constancias de autos y de acuerdo a lo dispuesto en el Artículo
2359 del CCyC, solicito;
1.- Se haga efectiva mi garantía de oposición a la entrega de los bienes
que conforman el acervo hereditario a los herederos del causante, hasta
tanto se abone la totalidad de mi crédito.
2.- A fin de resguardar mi derecho por compensación económica soli-
cito se trabe embargo sobre las cuentas bancarias que conforman el relicto
sucesorio.
3.- Se ordene el pago de mi crédito como medida previa a cualquier
solicitud que pretenda liquidar el acervo hereditario.
Proveer de conformidad,
SERA JUSTICIA. –

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Juan Pablo Burgos.

58
Partición

PARTICIÓN

ARTICULO 2369.- Partición privada. Si todos los copartícipes es-


tán presentes y son plenamente capaces, la partición puede hacerse
en la forma y por el acto que por unanimidad juzguen convenientes.
La partición puede ser total o parcial.

 Comentario:
Por María Rosa Steckbaner

La partición, que viene a poner fin a la indivisión hereditaria, se en-


contraba regulada en el artículo 3462 del derogado Código Civil. En el
mismo se establecía que mientras todos los herederos estuvieran presen-
tes y fueran capaces, podía realizarse en la forma y por el acto que fuera
conveniente. También en el artículo 3514, se habilitaba la donación entre
vivos o por testamento de los bienes de los padres y la partición anticipada
de sus propios bienes entre sus hijos y descendientes. En el Código Civil y
Comercial de la Nación, continúa rigiendo la libertad de formas en mate-
ria de partición privada. La autonomía de la voluntad cobra relevancia y
la única condición es que todos los coparticipes estén de acuerdo y sean
plenamente capaces. Si alguno de estos supuestos no ocurre, entonces
debe recurrirse a la “partición judicial”, tal como lo dispone el Art. 2371
del CCCN. En el Código Civil y Comercial Comentado (dirigido por Marisa
Herrera, Gustavo Caramelo y Sebastian Picasso)(1) se indica que el hecho
de que la ley exige que los herederos estén presentes, “no significa que se
trate de una presencia física, sino que se exprese la conformidad en la parti-
ción privada que se lleva a cabo, por lo que pueden actuar por sí, o por medio
de un representante convencional.” Uno de los supuestos que puede ocurrir
es que terceros que invocan un interés legítimo puedan oponerse a la par-
tición privada. Ello conduciría incluso a la suspensión de la partición. Este
supuesto se vislumbró en un fallo de la Sala B de la Cámara Civil (2), en el

(1) Código Civil y Comercial Comentado, dirigido por Marisa Herrera, Sebastián Picasso y
Gustavo Caramelo (http://www.saij.gob.ar/docs-f/codigo-comentado/CCyC_Nacion_Co-
mentado_Tomo_VI.pdf)
(2) Expte. Nº 9582-2016 – “R., S. E. s/sucesión ab-intestato” – CNCIV – SALA B – 24/10/2018

- elDial.com - AAAD49

59
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

que se confirmó la suspensión de la orden de inscripción de partición pri-


vada en virtud de la inhibición general de bienes que registra uno de los
herederos y por ello hubo que esperar al levantamiento de la medida o a
que los acreedores prestaran conformidad con el acto.
Con la partición se produce la adjudicación de bienes en particular a
cada heredero(3) pero ¿qué ocurre cuando habiendo diversos bienes, deci-
den inscribir solo uno a nombre de un copartícipe sin definir el destino de
los restantes componentes del acervo hereditario? En este punto, no es
unánime la jurisprudencia que hemos relevado: por un lado, la Cámara Na-
cional de Apelaciones en lo Civil resolvió que ante el supuesto mencionado
se debe recurrir a la figura de la cesión de derechos. Como ejemplo pode-
mos citar un reciente fallo de la sala B(4) por el cual se confirmó que la pre-
tensión de los herederos de inscribir un automóvil a nombre de uno de los
herederos no configura un acto de partición y que debe instrumentarse
mediante escritura pública. Ahora bien, distinta es la conclusión a la que
llegaron los magistrados de la sala D de la Cámara Civil en un fallo del año
2015, al revocar una resolución que determinó que el acuerdo al que lle-
garon los coherederos por el cual adjudicaban el único bien a nombre de
una persona, implicaba una cesión de derechos. Fundaron su decisión en
el artículo 2369 del CCCN, que otorga flexibilidad y amplitud para decidir
en la materia, indicando además que la forma para la adjudicación y parti-
ción de bienes queda a la libre elección de los herederos.(5)
En similar sentido, podemos mencionar un fallo resuelto en el año
2015 por un Juzgado salteño(6) en el que se autorizó que una cesión de de-
rechos hereditarios fuera considerada como instrumento privado de par-
tición extrajudicial. La particularidad de este caso es que uno de los
herederos había renunciado a la herencia a favor de otro, y luego de ello se
distribuyeron los bienes, lo cual fue ratificado por quien renunció a la he-
rencia.
Por otra parte, para realizar la partición, se torna necesario el cumpli-
miento de diligencias previas como el inventario y tasación de los bienes.

(3) Warde-Lloveras-Orlandi - “Cesión de herencia” en Lloveras- Orlandi-Faraoni (directo-


res) - “Derechos de Sucesiones”, T I, pág.176, nro.5.2, Ed. Rubinzal – Culzoni, Santa Fe, 2016.
(4) Expte. 17836/2015 - “C., A. P. s/Sucesión Ab-Intestato” – CNCIV – SALA B – 18/07/2019

-elDial.com - AAB54E
(5) Expte. N° 15.934/2008 - “C., S. P. c/ C., A. del C.” – CNCIV – SALA D - 15/09/2015 - el-

Dial.com - AA92BA
(6) Expte. Nº 424696/13 – “S., C. R. – Sucesorio” - JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE

UNDÉCIMA NOMINACIÓN DE SALTA – 19/11/2015 (Sentencia firme)

60
Partición

La Cámara de Apelaciones de La Plata nos ilustra en tal sentido, destacando


que previo a analizar la validez de un acuerdo de partición privada, deben
cumplirse con los trámites que prescriben los artículos 751 y 761 del Có-
digo Procesal Civil y Comercial de la provincia de Buenos Aires (inventario,
avalúo y partición).(7)

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo precisa los alcances de la partición y las diligencias previas


para poder realizarla.
Causa N° 119594 – “B. D. B. Y OTRO/A S/SUCESION AB-
INTESTATO” – CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y
COMERCIAL DE LA PLATA (Buenos Aires) – SALA SEGUNDA –
04/02/2016
SUCESIÓN AB INTESTATO. Partición de bienes. Inventario y tasa-
ción. Operaciones para la individualización de los bienes y para su
evaluación.
elDial.com - AAB4DD

• Fallo ordena recurrir a la figura de la cesión de derechos heredita-


rios -y no a la partición privada- para inscribir un automotor a nom-
bre de un heredero. Es que, en este supuesto había cuatro herederos
y la operación solo dejó un bien en cabeza de uno de ellos sin asignar
los restantes bienes denunciados, por lo que no se configuró el acto
de partición.

Expte. 17836/2015 - “C., A. P. s/Sucesión Ab-Intestato” – CNCIV


– SALA B – 18/07/2019

(7)Causa N° 119594 – “B. D. B. Y OTRO/A S/SUCESION AB-INTESTATO” – CÁMARA DE


APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE LA PLATA (Buenos Aires) – SALA SEGUNDA
– 04/02/2016

61
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

SUCESIONES. Partición. HEREDEROS QUE SOLICITAN LA


HOMOLOGACIÓN DE UN ACUERDO PARTICIONARIO. Pretensión
de inscribir un automotor a nombre de uno de los herederos. No se
configura un acto de partición tal como lo pretenden los recurren-
tes. CESIÓN DE DERECHOS HEREDITARIOS QUE DEBE
INSTRUMENTARSE POR ESCRITURA PÚBLICA. Art. 1618 inc. b),
CCCN
elDial.com - AAB54E

• Fallo confirma suspensión de orden de inscripción de partición pri-


vada en virtud de la inhibición general de bienes que registra uno
de los herederos.

Expte. Nº 9582-2016 – “R., S. E. s/sucesión ab-intestato” –


CNCIV – SALA B – 24/10/2018
SUCESIONES. Suspensión de orden de inscripción de partición por
inhibición general de bienes de uno de los coherederos. Apelación
por los restantes herederos. ARTÍCULO 2369 DEL CÓDIGO CIVIL Y
COMERCIAL DE LA NACIÓN. Necesidad de levantamiento de la me-
dida o de consentimiento de los acreedores “inhibientes”. SE
CONFIRMA LA RESOLUCIÓN RECURRIDA
elDial.com - AAAD49

• Fallo revoca la resolución que determinó que el acuerdo arribado


por los coherederos importa una cesión de derechos hereditarios,
ya que los copartícipes pueden realizar la partición de la forma
que juzguen conveniente.
Expte. N° 15.934/2008 - “C., S. P. c/ C., A. del C.” – CNCIV – SALA
D - 15/09/2015
SUCESIONES. Acuerdo de los coherederos para adjudicar el único
bien del acervo sucesorio a uno de ellos. ARTÍCULO 2369 DEL
CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Flexibilidad y ampli-
tud para decidir en la materia. Realización de la partición en la
forma que los copartícipes juzguen conveniente, haciendo cesar la
indivisión post comunitaria. SE REVOCA LA RESOLUCIÓN QUE

62
Partición

DETERMINÓ QUE EL ACUERDO ARRIBADO POR LOS


COHEREDEROS IMPORTA UNA CESIÓN DE DERECHOS
HEREDITARIOS, y que ordena que se instrumente por escritura pú-
blica
elDial.com - AA92BA

63
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelo de escrito judicial relacionado

ACUERDO DE PARTICIÓN PRIVADA


Entre el Señor (DNI N.º___), domiciliado en ___ (celular y correo elec-
trónico) por una parte, y el señor __ (DNI N.º___), domiciliado en ___ (celular
___ y correo electrónico ___), por la otra parte, celebran el siguiente acuerdo
privado de partición de la herencia del Sr.___, sujeto a las estipulaciones
previstas en el Artículo 2369 del CCCN y a las cláusulas que a continuación
se detallan:
Las partes prestan su consentimiento para partir la masa indivisa de
bienes que integran el acervo hereditario del causante ____ cuyos autos ca-
ratulados son____, que se sustentará en las siguientes cláusulas, a saber:
PRIMERA: Los coherederos de común acuerdo disponen que el bien
inmueble sito en la calle, ___de esta Ciudad, que se encuentra ubicada en
_____circunscripción______, sección, ____manzana____, partida inmobilia-
ria____ resulte adjudicado en su totalidad al coheredero _____. -
SEGUNDA: Los coherederos también de común acuerdo disponen que
el bien inmueble cuyos datos son Cir. ___ Sección ___, manzana ___, partida
inmobiliaria n° _____, matrícula n° _____, ubicado en ____ resulte adjudicado
en plena propiedad al coheredero ______. -
TERCERA: Las partes acuerdan agregar el presente al expediente su-
cesorio citado para que se tome conocimiento del mismo. -
CUARTA: Los coherederos responderán por vicios ocultos y garantía
de evicción en los bienes mencionados. -
QUINTA: Se firman tantos ejemplares como partes intervinieron en el
presente, en la localidad de ______ partido de _____ a los _____
Firmas

64
Partición

Colación de donaciones

ARTICULO 2385.- Personas obligadas a colacionar. Los descen-


dientes del causante y el cónyuge supérstite que concurren a la suce-
sión intestada deben colacionar a la masa hereditaria el valor de los
bienes que les fueron donados por el causante, excepto dispensa o
cláusula de mejora expresa en el acto de la donación o en el testa-
mento.
Dicho valor se determina a la época de la partición según el es-
tado del bien a la época de la donación.
También hay obligación de colacionar en las sucesiones testa-
mentarias si el testador llama a recibir las mismas porciones que co-
rresponderían al cónyuge o a los descendientes en la sucesión
intestada.
El legado hecho al descendiente o al cónyuge se considera reali-
zado a título de mejora, excepto que el testador haya dispuesto ex-
presamente lo contrario.

 Comentario:

Por Cecilia Dulcich

El presente artículo dispone que el silencio del causante se interpreta


como un anticipo de herencia, siempre que la donación fuera realizada por
el de cujus a sus descendientes o cónyuge, siendo éstos, entonces, los obli-
gados a colacionar y, por tanto, sujetos pasivos de una eventual acción de
colación. Cuando se trate de una donación a un ascendiente, se entiende
que se trata únicamente una liberalidad, no debiendo colacionarse. En
comparación con el Código Civil velezano, se adicionó como legitimado al
cónyuge supérstite, con lo cual se zanjó una laguna, y con muy buen tino,
se eliminó al ascendiente, haciendo concordar la norma con el orden natu-
ral de la sucesión. Asimismo, "La eliminación de la prohibición de donar
entre cónyuges en el presente Código, guarda coherencia con la solución
adoptada."32, esto es en el caso del régimen de comunidad de bienes, no así
en el de separación.

32CASADO, Eduardo en Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Rivera, Julio César
y Medina, Graciela directores, Tomo VI, Thomson Reuters La Ley, Buenos Aires, 2015, pág.
266.

65
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

La finalidad de la norma es la de mantener la igualdad entre los


herederos, ya que, mediante la acción de colación -que nace cuando el
coheredero no reúne de manera espontánea al acervo los valores recibidos
por donación del de cujus-, los herederos forzosos "...pueden exigirle a
quien fue beneficiado con la liberalidad que compute frente a la masa he-
reditaria el valor de la donación recibida, imputándose en la porción que
se adjudique al heredero donatario."33.
Cabe recordar que lo donado no se devuelve, sino que se descuenta
de la porción que al heredero (donatario) le corresponde por la sucesión.
Es decir, que el acervo no se modifica, sino que se distribuye teniendo en
cuenta lo donado como anticipo de herencia. La partición, entonces, debe
realizarse sobre la masa que resulta de sumar los bienes dejados por he-
rencia y el valor de los bienes donados.
La excepción a la obligación de colacionar se presenta en el caso de
que el causante hubiera realizado una dispensa o cláusula de mejora ex-
presa en el testamento o en la donación, y este último supuesto resulta ser
una novedad en comparación con el Código Civil anterior. Como toda sal-
vedad, corresponde interpretarla de manera restrictiva, por lo que la dis-
pensa no podrá ser tácita. La dispensa de la colación resulta ser la mejora
otorgada a un heredero, por la que se le permite imputar el valor de lo do-
nado a la porción disponible, alterándose la igualdad entre los herederos
por decisión expresa del donante. Cuando se realiza en el mismo acto de la
donación, "...se verifica una mejora por actos entre vivos, lo que configura
un pacto sobre herencia futura excepcionalmente permitido.34".
Fuera de los casos mencionados, no existe obligación de colacionar,
es decir que la norma es taxativa, y en función de ello, no podrán ser obli-
gados a colacionar el heredero renunciante ni el que haya sido declarado
indigno o desheredado, salvo, como veremos, el caso del representante del
ascendiente donatario (conf. art. 2389).
En cuanto al momento en que se determina el valor del bien que se
colaciona, el artículo bajo análisis expresamente dispone que será a la
época de la partición según el estado del bien al momento de la donación.
La norma es clara y pone coto a las discusiones que se daban en torno a

33 VITOLO, Roque Daniel (director), Código Civil y Comercial de la Nación Comentado y Con-
cordado, Tomo III (Artículos 1708 a 2671), Ed. Erreius, Buenos Aires, 2016, pág. 22
34 IGLESIAS, Mariana Beatriz en Tratado de Derecho Civil y Comercial, Sanchez Herrero, An-

drés director, Tomo VIII, Sucesiones, Thomson Reuters La Ley, Buenos Aires, 2016, pág.
446.

66
Partición

este tema en el código anterior. El fin último, como se ha dicho, es la igual-


dad de los herederos en la partición.

ARTICULO 2389.- Donación al descendiente o ascendiente del he-


redero. Las donaciones hechas a los descendientes del heredero no
deben ser colacionadas por éste.
El descendiente del donatario que concurre a la sucesión del do-
nante por representación debe colacionar la donación hecha al as-
cendiente representado.

 Comentario:

Por Cecilia Dulcich

La norma establece de manera inequívoca que en nuestro derecho no


es posible la colación por otro, es decir que el sujeto pasivo de la acción
debe ser el beneficiario de la donación o bien su representante o su here-
dero. La Dra. Iglesias lo ilustra con un ejemplo claro: "[...] si el causante
durante su vida realizó una donación a su nieto, y con posterioridad fallece,
y el padre del donatario resulta el heredero, no puede este último conver-
tirse en responsable y por tanto colacionar la donación de su hijo"35.
El Código Velezano hablaba de hijos, con lo cual, ahora la expresión ha
quedado mejorada mencionando a los descendientes y ascendientes; y si
bien en relación a estos últimos no hace mención en el cuerpo del artículo
(solo en su enunciado); se entiende que están incluidos ambos en la pri-
mera parte de la norma, no circunscribiéndose únicamente a los descen-
dientes.
Entonces, el heredero forzoso (en el caso anterior, el padre) no tiene
el deber de colacionar puesto que no fue el beneficiario de la liberalidad. Y
si en dicha circunstancia, el hijo hubiera pre fallecido a su padre, tampoco
este último debe colacionar los bienes heredados de su descendiente.
Esto es sin perjuicio de que, en caso de verse agredida la legítima he-
reditaria, pueda intentarse una acción de reducción, la que quedaría habi-
litada a favor de los herederos forzosos y contra quien resulte ser
beneficiario, únicamente en caso de que la liberalidad afecte la porción dis-
ponible del causante.

35 Ídem, pág. 454.

67
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Sin embargo, es diferente el caso del representante, tal como lo men-


ciona el párrafo segundo del artículo bajo análisis, puesto que éste se ubica
en el lugar del heredero forzoso, aplicándose los efectos propios de la re-
presentación, donde el representante ocupa el lugar de su representado
con la mayoría de sus derechos y obligaciones36.

 Jurisprudencia relacionada

• COLACIÓN DE DONACIONES: A pedido de los sobrinos, ordenan a un


hombre devolver un porcentaje del valor del “espacio aéreo” de la
vivienda de sus padres sobre la que construyó su casa propia.
Expte. Nº 1-62783-2017 - “B. A. H. c/ C. R. A. y Otro/a s/acción
de colación” - CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y
COMERCIAL DE AZUL (Buenos Aires) – SALA PRIMERA –
21/06/2018
SUCESIONES. COLACIÓN. Acción promovida por un coheredero
para que el hermano de su madre pre fallecida y su esposa, cola-
cionen un inmueble que les fuera donado por los causantes. Excep-
ción de falta de legitimación pasiva de esta última. Imposibilidad
de recalificar la pretensión como de reducción o simulación. Prin-
cipio iura novit curia. Prescripción decenal respecto de uno de los
causantes. CONSTRUCCIÓN EN LA PLANTA ALTA POR LOS
ACCIONADOS CON ANTERIORIDAD A LA DONACIÓN. Enriqueci-
miento sin causa. Valor del “espacio aéreo” a colacionar determi-
nado al tiempo de la partición. ARTÍCULO 2385 DEL CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE
HIZO LUGAR PARCIALMENTE A LA DEMANDA, REDUCIÉNDOSE
EL PORCENTAJE A COLACIONAR
elDial.com- AAAA71

• En este fallo se analiza: ¿Quiénes tienen derecho a pedir la colación


y cómo se determina el valor de los bienes? ¿Corresponde el reclamo
de intereses y frutos? ¿Se le puede reclamar daño moral al heredero

36 Ob. Cit. CASADO, Eduardo, pág. 273

68
Partición

que recibió bienes mediante una donación sin saber que eran parte
del acervo sucesorio?
Expte. Nº 41.114-14 - “B. V. A. y otro c/ D. C. A. R. s/ colación” –
CNCIV – SALA E – 03/07/2017
SUCESIONES. COLACIÓN. Aplicación al caso del Código Civil dero-
gado. ART. 7 DEL CCCN. Justiprecio de los bienes donados a la
época del fallecimiento. IMPROCEDENCIA DE FIJACIÓN DE
INTERESES SOBRE LOS BIENES SUJETOS A COLACIÓN. Falta de
prueba de dolo o malicia de la demandada. Rechazo del daño mo-
ral. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE HIZO LUGAR
PARCIALMENTE A LA DEMANDA
elDial.com - AAA0EB

• En este fallo se rechazó el reclamo de colación de donaciones efec-


tuadas por la madre aun no fallecida.
Expte. Nº 5248-2012 - “N., S. D. c/ N., A. s/ Colación” – CNCIV -
SALA B – 12/10/2016
SUCESIONES. COLACIÓN. Donación de las acciones de una em-
presa, constituida por los progenitores, a favor uno de sus hijos.
Solicitud por parte del hermano de colacionar la parte hereditaria
que le corresponde como legítima del capital social de su padre fa-
llecido. PROCEDENCIA. VALUACIÓN DE LAS DONACIONES AL DÍA
DE LA MUERTE DEL CAUSANTE. EFECTO DECLARATIVO DE LA
PARTICIÓN. Concordancia con la redacción del artículo 2403 del
CCCN. Las mejoras agregadas por el donatario no deben detraerse
del cómputo. Usufructo vitalicio constituido a favor de la cónyuge
supérstite. Incidencia en el cómputo. RECLAMO DE COLACIÓN DE
DONACIONES EFECTUADAS POR LA MADRE AÚN NO FALLECIDA.
RECHAZO. Se modifica la sentencia en cuanto al valor que deberá
colacionarse en la sucesión
elDial.com - AA9A57

69
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

• Fallo confirmó la sentencia que ordenó reintegrar el 50% indiviso


de un inmueble que había sido donado y que excedía la suma de la
porción disponible y la porción legítima del donatario.
Expte. N° 4289/2013 - “B. A. J. y Otros c/ B. B. C. s/Acción de
Colación” – CÁMARA DE APELACIÓN EN LO CIVIL Y
COMERCIAL DE JUNÍN (Buenos Aires) - 26/05/2016
SUCESIONES. DONACIONES que exceden la suma de la porción
disponible y la porción legítima del donatario. Posturas doctrina-
rias y jurisprudenciales acerca de si están sujetas a reducción o si
solo se debe el valor del excedente a modo de colación.
ARTÍCULOS 2386, 2453 y 2458 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL
DE LA NACIÓN. Derecho vigente. Supuesto en el que el valor de lo
donado absorbió todo el acervo hereditario. Restitución a título
de reducción. Se confirma la sentencia que ordenó reintegrar el
50% indiviso del inmueble
elDial.com- AA9727

70
Partición

 Modelos de escritos judiciales relacionados

Herederos legítimos promueven incidente de colación


Sr. Juez:
J. G., abogado, T°__F°__del colegio de Abogados de __celular, __e-
mail __en los autos caratulados “___s/ sucesión ab intestato; Expte. N°
___/__”; constituyendo domicilio legal en la calle__de esta ciudad y con do-
micilio electrónico___, respetuosamente me presento y digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que
acompaño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, los Sres. P. ___, y M.__
me han conferido mandato especial para promover el presente incidente,
de conformidad a lo normado por el art. 375 del, inc. d) del CCCN.
II.- De acuerdo a dicha manda, vengo a promover incidente de
colación contra el coheredero C.___ -hermano de los aquí actores-, con do-
micilio real en la calle____ y con domicilio legal constituido en los autos ca-
ratulados “D. C.___ s/ sucesión ab intestato, Expte. N° ___.”-
III. HECHOS: Mientras transcurría el mes de mayo del año 2007,
el aquí demandado C.__ comenzó a influenciar al padre de mis clientes a fin
que éste, le donara el inmueble de la calle L. ___de esta ciudad. En efecto,
bajo el pretexto que no tenía dónde vivir –circunstancia que negamos ca-
tegóricamente– encontrándose recién separado de quien por entonces re-
sultaba su cónyuge -M-____, conmovió al progenitor y este, en un acto
sincero de generosidad, considerando que era el único de sus hijos que no
tenía vivienda, le donó el inmueble citado. -
Dicho acto, se formalizó en la escribanía R.___ con fecha___, del
2007, de cuyo tenor y alcances dan cuenta el segundo testimonio que se
acompaña como prueba en original, y de la que pido su inmediata reserva
en Secretaría. -
Pues bien, tal acto de desprendimiento fue ocultado a mis clien-
tes; ello, estimamos, no por mala fe, sino probablemente, para no generar
malestar ni discordias por supuestos favoritismos entre los hermanos. Lo
cierto es que, luego del fallecimiento del progenitor de los actores y el de-
mandado, realizado el correspondiente inventario del acervo sucesorio,
mis clientes tomaron noticia que, el inmueble de la calle L. y del que creían
que el demandado usaba –hasta ese momento- como un acto de cortesía

71
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

del causante, no pertenecía a la herencia de este último, sino que se trataba


de un bien propio del hermano. -
En esta instancia del relato, debemos señalar que, más allá de
desconocer totalmente el acto de liberalidad del padre, y cuya eficacia no
objetamos, no puede soslayarse que, con el conjunto de bienes restantes
que componen la herencia, mis clientes se ven ostensiblemente perjudica-
dos en la porción legítima que les corresponde como herederos legítimos.
-
En efecto, tal como lo denunciaran en la sucesión en trámite por
ante este mismo juzgado, los bienes que componen el acervo hereditario
dejado por el padre a sus únicos y universales herederos legítimos, resul-
tan:
1.- El bien inmueble de la calle ___, de la ciudad de Mar del Plata, tasado
en 60.0000.-USD.
2.- El bien inmueble de la calle ____ Piso 6° A, de esta ciudad, tasado en
u$s 180.000.-
3.- Mientras que, el inmueble donado por el causante al demandado
resulta ser: el bien inmueble de la calle ___ de esta ciudad, tasado en u$s
450.000.-
Como bien sabe V.S. el instituto legal de colación, es una herra-
mienta legal del derecho sucesorio que tiene por destino, garantizar y con-
servar la igualdad de las porciones hereditarias que le corresponde a los
herederos legítimos. Bajo tales reparos, toda donación hecha por el cau-
sante a favor de uno de los herederos legítimos debe presumirse como
adelanto de herencia, circunstancia que expone al heredero beneficiario a
la obligación de devolver a la herencia el valor del bien que le fuera donado.
-
Se solicita entonces, la devolución del valor del bien que fuera
donado, atento a que, a diferencia de otras legislaciones, que admiten una
colación propia - es decir, la devolución del bien regalado a la herencia, a
fin de incluirlo en la partición y así, atribuirlo luego a la hijuela que le co-
rresponde al beneficiario- nuestro código adoptó un sistema de colación
impropia, o ficticia, es decir, reconociendo la irrevocabilidad del acto de
transmisión, debiendo devolver, entonces su valor, por juzgarse esa libe-
ralidad un anticipo de herencia.-

72
Partición

Por ello, reconociendo la validez del acto de donación celebrado


entre el causante y el heredero aquí demandado, el que se celebró, de con-
formidad a lo normado por el art. 1542 del CCCN, exigimos la deuda de
valor resultante, mediante la presente acción. -
Por ello, no operando de oficio la equiparación de las porciones
legítimas entre herederos, exigimos mediante el presente incidente, la co-
lación de la porción excedente propiciada por el acto de liberalidad aquí
expuesto, rogando a V.S. dicte sentencia que fije la suma colacionable, que
surja de las operaciones particionarias que correspondan.
De conformidad a ello, solicitamos expresamente a V.S. que, al
momento de dictar sentencia, a fin de establecer una solución ecuánime,
se fije como valor colacionable el valor que tenga el inmueble al momento
de la partición, según su estado al momento de la donación (art. 2385 del
CCCN).
IV.- OPORTUNIDAD DEL PLANTEO. SU PROCEDENCIA
Como es sabido, la colación debe efectivizarse en el momento opor-
tuno, es decir al momento de realizarse la partición de la masa hereditaria,
teniéndose en consideración el valor de la donación y su imputación a la
hijuela del heredero donatario. -
De conformidad a ello, denunciamos que, en el juicio sucesorio se ha
dictado declaratoria de herederos y se encuentra en condiciones de efec-
tuar la partición de los bienes que componen el acervo hereditario. –
V. PRUEBA:
DOCUMENTAL:
Se acompaña:
1- Segundo testimonio de la escritura celebrada con motivo de la do-
nación efectuada por el causante a favor del demandado del bien inmueble
de la calle ____, de esta ciudad.
2- Copia de títulos de propiedad del resto de los bienes que componen
la herencia:
a.- El bien inmueble de la calle ____de la ciudad de Mar del Plata. -
b.- El bien inmueble de la calle ____, de esta ciudad. -

73
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

3.- Cotización del bien donado al momento de efectuarse la donación.


Se acompañan, tres cotizaciones de inmobiliarias de la zona. -
4.- Tres cotizaciones del valor del inmueble a la fecha de la presenta-
ción de la demanda. -
5.- Las actuaciones “____s/ sucesión ab intestato, Expte. N° ___”. -
TESTIMONIAL:
Se cite, a los testigos, ___ con domicilio en la calle____, de esta ciudad;
E___, con domicilio en la calle___de esta ciudad y M.____ con domicilio en la
calle____, de esta ciudad, quienes depondrán a tenor del pliego que oportu-
namente se acompañe a tal efecto. -
De conformidad a lo normado por el art. 330 del CPCC, dejo constancia
que, los testigos son de conocimiento. -
PERICIAL:
Se designe un perito tasador, subsidiariamente, para el supuesto de
controvertir el valor del bien cotizado en la demanda. -
VI.- DERECHO:
Justifico la legitimación de la petición en despacho, en los arts. 1542,
2385 del CCCN y arts. 320, 330 del CPCCN. -
VII.- COMPETENCIA:
Encontrándose en trámite ante este juzgado el juicio “____s/ sucesión
ab intestato, Expte. N° ___”, de conformidad a lo normado por el art. 2336
del código sustantivo, solicitamos, asuma la competencia para entender en
estos actuados. –
VIII.- PETITORIO:
En congruencia a lo referido y justificado, solicito:
1.- Nos tenga por presentados en el carácter invocado de conformidad
a los términos del poder especial que en original acompaño. -
2.- Tenga presente la denuncia del domicilio real de mis representa-
dos y tenga por constituido el domicilio legal. -
3.- Tenga por ofrecida la prueba. -

74
Partición

4.- Disponga previo el traslado de demanda, la producción de pruebas


ofrecidas por las partes y oportunamente, dicte sentencia condenando a
don ____ a colacionar el valor del inmueble que le fuera donado por el cau-
sante, por constituir dicho acto, un adelanto de herencia en perjuicio de las
porciones hereditarias de los aquí actores. -
5.- Reserve en caja fuerte del juzgado, la documental original acompa-
ñada al escrito inaugural. -
Será Justicia.

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez.

75
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Promueve demanda por acción de colación


SEÑOR JUEZ:
___, Abogado, con Matrícula vigente, en nombre y representación de la
Sra.___, cuyos demás datos obran en Poder General/especial que adjunto,
constituyendo domicilio legal en la calle ___y domicilio electrónico en___,
ante VS. me presento y digo:
OBJETO: Cumpliendo precisas instrucciones recibidas de mi institu-
yente, vengo en su nombre y representación a promover demanda ordina-
ria por ACCIÓN DE COLACIÓN relativa al inmueble inscripto al T. F. Nº__,
contra __ (nombre y apellido del demandado) domiciliado en calle ___fun-
dado en las siguientes consideraciones de hecho y de derecho que paso a
exponer:
LEGITIMACIÓN ACTIVA: Soy coheredera, junto con mis hermanos
___, __ y ___de nuestro padre, don___ conforme declaratoria de herederos
Nº.__de fecha ___ dictada en autos "___S/ DECLARATORIA DE HEREDEROS"
Expte. nº.____, con trámite por ante este Juzgado a su cargo.-
LEGITIMACIÓN PASIVA: el demandado es coheredero de la sucesión
de nuestro padre, conforme declaratoria de herederos mencionada.
HECHOS: El demandado recibió, a título gratuito, el 17/01/2017, por
escritura Nº____pasada por ante el escribano __, un departamento de un
dormitorio, individualizado en el Registro de la Propiedad como T__ F___
Nº___, Depto. Rosario; esta trasferencia se hizo a título gratuito, sin contra-
prestación alguna del demandado, y por su valor, de $____, conforme copia
simple de la escritura de donación que acompaño, vulnera el principio de
partición igualitaria; por lo que corresponderá a VS computar el valor de
dicho bien como un anticipo de herencia a nombre del accionado. -
CAUTELAR: A fin de salvaguardar mis derechos, solicito que previa
constitución de fianza, se proceda a la anotación de litis sobre el inmueble
objeto de litis, en el Registro General de la Propiedad de Rosario. -
PRUEBA DOCUMENTAL: Acompaño, a) informe del registro de la
propiedad del que surge que se halla inscripto el inmueble a nombre del
demandado b) copia simple de la escritura de donación del inmueble ob-
jeto de litis efectuada por __ a favor de ___, c) acta de finalización de media-
ción, la que concluyó por inasistencia del demandado. -
DERECHO: La acción de colación se halla regulada por los Arts. 2385

76
Partición

y ss. del Código Civil y Comercial. -


COMPETENCIA: Es competente el Juez de Distrito Civil y Comercial
donde tramita la sucesión, según el Artículo 2336 del CCCN. -
PLANTEO CONSTITUCIONAL: Hago reserva expresa de un oportuno
planteo de inconstitucionalidad provincial y federal. -
PETITORIO:
I- TENER POR RECONOCIDA mi personería en el carácter invocado y
por constituido mi domicilio en el lugar señalado. -
II- ORDENAR el desglose y devolución de los documentos originales
presentados, previa agregación y autenticación de las fotocopias por el Ac-
tuario. -
III- TENER por iniciada la presente demanda que por ACCIÓN DE
COLACION contra ___ y de la misma, así como de los documentos acompa-
ñados, y se la emplace a comparecer a estar a derecho. -
IV- DAR intervención al Ministerio Público. -
V- DISPONER la anotación de la presente litis con relación al inmueble
supra individualizado, a fin de precautelar los derechos de mi principal,
oficiándose al efecto. Se agregue el acta de finalización de mediación, con-
forme lo dispuesto en la ley 13151.-
VI- DICTAR oportunamente y previo los tramites de rigor la Sentencia
Definitiva, haciendo lugar a la acción deducida, con costas en caso de opo-
sición. -

(*) Modelo de escrito de autoría de Cecilia Dulcich. Este modelo es aplicable


al proceso judicial de la provincia de Santa Fe

77
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

SUCESIONES INTESTADAS

Disposiciones generales
ARTICULO 2424.- Heredero legítimo. Las sucesiones intestadas
se defieren a los descendientes del causante, a sus ascendientes, al
cónyuge supérstite, y a los parientes colaterales dentro del cuarto
grado inclusive, en el orden y según las reglas establecidas en este
Código. A falta de herederos, los bienes corresponden al Estado na-
cional, provincial o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según el
lugar en que están situados.

 Comentario:

Por Cecilia Dulcich


El presente artículo es el que encabeza el capítulo destinado a es-
tablecer las reglas generales aplicables a las sucesiones ab intestato (o in-
testadas), siendo éstas últimas las que se defieren por el ministerio de la
ley ante la falta, ineficacia o insuficiencia de un testamento. Así, "[...] en las
sucesiones testamentarias es el causante quien expresa su voluntad y dis-
pone sus bienes para después de su muerte, con excepción de la porción
legítima que protege la ley, mientras que, en las sucesiones intestadas, es
la ley la que reemplaza la voluntad del causante y establece el orden de
prelación para el reparto de los bienes"37. Es lo que, habitualmente se co-
noce como "sucesión legítima, legal o ab intestato", de suma trascendencia
en nuestro ordenamiento, en el que el causante puede disponer libremente
por testamento sólo reducida parte de sus bienes. En el caso de existir des-
cendientes, por ejemplo, sólo puede disponer de una quinta parte del cau-
dal relicto. Ello encuentra asidero en que el llamamiento de los herederos
forzosos, definidos por el art. 2444, es de carácter imperativo y, salvo ex-
cepciones, el causante no puede privarlos de la porción legítima que prevé

37VITOLO, Roque Daniel (director), Código Civil y Comercial de la Nación Comentado y Con-
cordado, Tomo III (Artículos 1708 a 2671), Ed. Erreius, Buenos Aires, 2016, pág. 2259

78
Sucesiones Intestadas

la ley. En la realidad jurídica, la sucesión ab intestato resulta ser la regla, y


la testamentaria, la excepción.
La norma en análisis dispone el orden para convocar a recibir la
sucesión del causante: en primer lugar, los descendientes, luego ascen-
dientes, cónyuge, colaterales hasta el cuarto grado y por último el Estado.
Los tres primeros, son herederos forzosos, y por ello, en caso de no existir
heredero en alguno de esos tres grupos, supletoriamente concurren a la
herencia los herederos dentro del cuarto grado colateral. Por último, si no
se presentan ninguno de todos los anteriores, los bienes se asignarán al
estado (sucesión vacante).
Entonces, este artículo organiza la sucesión, en base a reglas esta-
blecidas en función de un afecto presunto, tal lo sostenido por la Dra. Ma-
riana Iglesias. En particular, esboza primeramente una preferencia por
líneas, en la que tienen prioridad los descendientes, luego ascendientes y
finalmente los colaterales, y en la que el cónyuge es una excepción, puesto
que concurre con los dos primeros y excluye a los últimos38. A manera ilus-
trativa, las líneas irían entonces, partiendo del centro que es el causante,
primero hacia abajo, luego hacia arriba y luego hacia los lados, siempre
considerando al cónyuge que es diferencial. Así, si al morir una persona
solo quedan de su familia, su cónyuge y un primo hermano; heredará sólo
el primero; pero, por el contrario, si se presentan un hijo del causante y su
cónyuge, heredarán ambos, puesto que no se excluyen entre sí.
Otra regla de la sucesión ab intestato es la de los grados, es decir,
que el grado más próximo excluye al más lejano, donde el derecho de re-
presentación resulta ser la excepción. Es decir, que el nieto del causante
puede posicionarse en el lugar de su padre pre fallecido en la sucesión de
su abuelo, concurriendo con sus tíos (hijos del causante).
En otro orden de ideas, "la regla del grado, sólo tiene sentido res-
pecto de los parientes de un mismo orden; por ejemplo, los hijos excluyen
a los nietos"39. Es decir, por no pertenecer al mismo grupo (descendiente
o ascendiente), no podría el padre del causante (ascendiente) excluir al
nieto (descendiente). Primero hay que agotar la línea de los herederos des-
cendientes, luego la de los ascendientes, y, por último, dentro de cada
grupo, evaluar los grados de proximidad con el causante.

38IGLESIAS, Mariana Beatriz, Ob. Cit, págs. 31 y 32.


39 MEDINA, Graciela, en Ob. Cit. Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Ed.
Thomson Reuters La Ley, pág. 337

79
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Por último, el principio de las sucesiones intestadas, deferidas por


órdenes (agrupados en descendientes, ascendientes, cónyuge y colaterales
hasta el cuarto grado), encuentra su fundamento en el vínculo biológico o
adoptivo, configurando el orden en el cual concurren a suceder los here-
deros, como se adelantó, "[...]de acuerdo a la premisa aristotélica del
afecto, que sostiene que el cariño, primero desciende, luego asciende, y por
último involucra a los parientes colaterales"40.

 Jurisprudencia relacionada

• Pese a la apelación del Estado, en este caso no se configuraron los


requisitos para que la herencia quede vacante y por eso se hizo lugar
a la demanda de usucapión entablada por un particular.
Expte. N° 17984-2013 - “S., R. J. c/ Sucesores de J. G. y Otros s/
Prescripción adquisitiva” – CNCIV – SALA L – 05/07/2019
PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA. Demanda promovida contra posi-
bles herederos por prescripción adquisitiva. Demostración de que
la posesión fue a título de dueño, continua, no interrumpida, en
forma pública y pacífica. FALTA DE DECLARACIÓN DE HERENCIA
VACANTE. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE HIZO LUGAR A LA
DEMANDA DE USUCAPIÓN
elDial.com - AAB543

Sucesión de los descendientes


ARTICULO 2426.- Sucesión de los hijos. Los hijos del causante lo
heredan por derecho propio y por partes iguales.

 Comentario:
Por Cecilia Dulcich

40 Idem, pág. 337.

80
Sucesiones Intestadas

Como se dijo al comentar el artículo 2424, en el orden sucesorio,


los hijos excluyen a los ascendientes y colaterales, concurren con el cón-
yuge supérstite y en su caso con los descendientes que hereden por repre-
sentación. Excluyen a los nietos en virtud de ser los más próximos en
grado; y a los ascendientes y colaterales, por tener un orden sucesorio pre-
ferente.
En primer lugar, corresponde aclarar cuál es la extensión que la
norma le otorga al término "hijo". Como no dispone nada en particular, se
entiende que comprende a todos los hijos sin distinciones.
Ahora bien, cabe hacer algunas aclaraciones en particular en con-
sonancia con otros artículos del Código Civil y Comercial que modificaron
el código velezano. El artículo en análisis, hace extensivo el término tam-
bién hacia los hijos de matrimonios declarados nulos -sean o no putativos-;
los extramatrimoniales que hubieran sido reconocidos -voluntariamente o
por sentencia judicial- y los póstumos, entendidos por tales los nacidos de
matrimonio válido antes de la muerte del causante o después de ella, y "si
son producto de técnica de fecundación asistida heredan sólo si nacen den-
tro de los 10 meses después del fallecimiento siempre que se cumpla con
lo dispuesto por el art. 561"41. Además, conforme lo dispuesto por el ar-
tículo 19, son susceptibles de suceder todos aquellos embriones que sean
concebidos intrauterina o extrauterinamente.
La norma dispone que el llamamiento de los hijos del causante lo
es por el todo y en partes iguales. Y, como tienen el carácter de herederos
ab intestato, legal o legítimo, es decir que nacen por voluntad de la ley (más
allá de que se pueda mejorar su herencia si el causante testa a su favor los
bienes que puede disponer), son sucesores universales. Entonces, si al-
guno de los hijos no acepta la herencia y nadie se presenta en su represen-
tación; los que la aceptaron y se presentaron, reciben el total de la
herencia. Por otro lado, "cabe destacar que no se trata de un heredero con
derecho a acrecer, sino que tiene el llamamiento a recibir el total"42.
En cuanto a las maneras de distribuir la herencia, pueden darse di-
ferentes situaciones. En el caso de que se trate de un solo heredero, éste
recibe la totalidad de la herencia; si concurren varios hijos, tal como indica
de manera literal la norma, la herencia se distribuye por cabeza y por

41 MEDINA, Graciela, en Ob. Cit. Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Ed.
Thomson Reuters La Ley, pág. 340
42 Ob. Cit., Código Civil y Comercial Comentado de la Nación y Concordado, Ed. Erreius, pág.

2260

81
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

partes iguales. En caso de concurrir hijos con descendientes de hijos pre-


fallecidos, renunciantes o indignos, se aplican los principios de la repre-
sentación (conforme artículos 2428 y concordantes). De concurrir con el
cónyuge supérstite casado por régimen de comunidad de bienes, éste he-
reda como un hijo más en la parte de gananciales que le correspondía al
causante y si el caso fuera con el cónyuge supérstite con régimen de sepa-
ración de bienes, directamente le corresponde a éste una parte igual a cual-
quier hijo43.

 Jurisprudencia relacionada

• En el marco de una causa sobre petición de herencia, un fallo de-


claró inaplicable, por inconstitucional, la norma según la cual los
hijos extramatrimoniales heredaban la mitad de lo que recibían los
hijos matrimoniales. Los magistrados de la Cámara de Apelaciones
de Mercedes destacaron que el derecho sucesorio actual es total-
mente diferente al que regía en 1975 (fecha en que falleció la cau-
sante) y que ya no se trata de proteger especialmente a la familia
legítima, sino de brindar reconocimiento y protección a todo tipo de
relación familiar.
Expte. Nº 116843 - “A. G. M. y P. c/ A. A. E. y Otros s/ petición
de herencia” - CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y
COMERCIAL DE MERCEDES (Buenos Aires) – SALA PRIMERA -
20/03/2018
SUCESIONES. COLACIÓN. Deber de los demandados de colacionar
la parte proporcional que les corresponde de los bienes recibidos
en donación. DETERMINACIÓN DEL VALOR COLACIONABLE. Par-
tición. LEY 14.367. DECLARACIÓN DE OFICIO DE
INCONSTITUCIONALIDAD SOBREVINIENTE. Orden público. Va-
riabilidad. ARTÍCULOS 7, 2385 Y 2426 DEL CÓDIGO CIVIL Y
COMERCIAL DE LA NACIÓN. SE DECLARA INAPLICABLE POR
INCONSTITUCIONAL EL ART. 8 DE LA LEY 14.367 Y SE APRUEBA
LA LIQUIDACIÓN PRACTICADA
elDial.com - AAA8A6

43MEDINA, Graciela, en Ob. Cit. Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, Ed.
Thomson Reuters La Ley, pág. 341.

82
Sucesiones Intestadas

 Modelos de escritos judiciales relacionados

INICIA SUCESIÓN AB INTESTATO (Cónyuge e hijo, por apode-


rado)
Sr. Juez:
J. G., abogado, T°__ F°___ del Colegio de Abogados de___ (celu-
lar__e- mail__) en los autos caratulados “____s/ sucesión ab intestato; Expte.
N°___”; Constituye domicilio legal en la calle, de esta ciudad y domicilio
electrónico en___). Respetuosamente me presento y digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que acom-
paño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, los Sres. P.__ y M.___, me han
conferido mandato especial para promover el presente, de conformidad a
lo normado por el art. 375 inc. d) del CCCN.
II.- De acuerdo a dicha manda, vengo a promover la sucesión de quien
en vida fuera A.A., fallecido el día___ en esta ciudad, a los ___años, de cuya
ocurrencia pruebo con la partida de defunción acompañada al presente.
III.- El causante, al momento de fallecer era de estado civil casado con
Doña P.___ de cuya unión, nació M.
Con el propósito de justificar los respectivos vínculos de título de es-
tado familiar invocados, acompaño, partida de matrimonio y certificado de
nacimiento de los nombrados, todos en ellos, en original.
IV.- DERECHO: Justifico la legitimación de la petición en despacho, en
los arts. 2424, 2426, 2433 del CCCN y arts. 689, 699 y c.c. del CPCC.
V.- COMPETENCIA: El causante al momento de fallecer, tenía su domi-
cilio real (art. 73 del CCCN), en la calle___, de esta ciudad, por ello, de con-
formidad a lo normado por el art. 2336 del código sustantivo, solicitamos,
asuma la competencia para entender en estos actuados.
A fin de avalar tal solicitud, acompaño certificado de defunción donde
consta el domicilio del causante.
VI.- PETITORIO: En congruencia a lo referido y justificado, solicito:
1.- Me tenga por presentado en el carácter invocado de conformidad
a los términos del poder especial que en original acompaño.

83
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

2.- Tenga presente la denuncia del domicilio real de mis representa-


dos y tenga por constituido el domicilio legal.
3.- Tenga presente la documentación acompañada en la que se acredi-
tan los vínculos de estado familiar legitimante.
4.- Disponga la apertura del sucesorio de Don__, con la correspon-
diente orden de publicación de edictos.
5.- Reserve en caja fuerte del juzgado, la documental original acompa-
ñada al escrito inaugural.
6.- Oportunamente, dicte la correspondiente declaratoria de herede-
ros.

Será Justicia.
(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez

84
Sucesiones Intestadas

PROMUEVEN DEMANDA DE SUCESIÓN (Inicio de la sucesión por


parte de los hijos, mediante patrocinio letrado)

Señor Juez:
R. A. D., con domicilio real en R. F…, Ciudadela y M. del C. D.,
con domicilio real en P. …, Ciudadela, ambos por derecho propio, constitu-
yendo domicilio procesal conjuntamente con nuestra letrada patrocinante
Dra. María Andrea Esparza (T° __ F° ___ CPACF, CUIT ___), en ____, piso ___,
Dto. F, C.A.B.A., Zona 19, a V.S. respetuosamente decimos:
I.-OBJETO: Que venimos a iniciar el sucesorio de nuestra
madre doña J. R., fallecida el 26/08/10, con último domicilio en Av. S. J.
3043, C.A.B.A., según se desprende de la partida acompañada.
II. HECHOS: Que la causante, Doña J. R., de nacionalidad es-
pañola, estaba casada con nuestro padre, don J. D. P. (ver partida adjunta),
quien falleciera con fecha 15/09/04. Su último domicilio fue Av. S. J. 3043,
C.A.B.A. De la unión de nuestros padres, nacimos M. del C. (el 7/01/46) y
R. A. (el 1/01/56), conforme surge de los certificados acompañados. -
La sucesión de nuestro padre tramitó por ante el Juzgado de
Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 11, de Morón (ver testimonio
acompañado).
III. ACERVO HEREDITARIO: Los bienes que componen el
acervo hereditario son:
a) el inmueble sito en R. F. …, Ciudadela. El mismo es un bien ganancial,
conforme surge del título de propiedad acompañado. -
b) un vehículo marca Chevrolet, modelo Corsa Classic 4P, Super 1.6N,
motor N° …, dominio …, utilizado como taxi, el cual era un bien propio de
la aquí causante de acuerdo a constancias del título automotor acompa-
ñado.
c) licencia de taxímetro, tal como surge del testimonio acompañado.
IV. COMPETENCIA: V.S. es competente en virtud de lo nor-
mado por el art. 2336 del Código Civil y Comercial de la Nación
V.- DERECHO: Fundamos el derecho que nos asiste en lo
normado por los arts. 2424, 2426 y ccs. del Código Civil y Comercial de la
Nación, Doctrina y Jurisprudencia aplicables al caso.
VI. PRUEBAS:
a) DOCUMENTAL:
aa) Partida de matrimonio.
ab) Partidas de nacimiento.
ac) Partida de defunción.

85
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

ad) Testimonio de sucesión “D., J. M. S/SUCESION”.


ae) Título de propiedad inmobiliaria y automotor.
af) Testimonio de licencia de taxímetro.
VII.- PETITORIO: Por lo expuesto, a V.S. solicitamos:
1) Nos tenga por presentados, por parte y con domicilio procesal cons-
tituido.
2) Se tenga por acompañada la prueba documental.
3) Se ordene el desglose de la documentación original acompañada,
previa certificación de las copias por el Actuario.
4) Oportunamente se publiquen edictos y se dicte declaratoria de he-
rederos.

Proveer de conformidad,
SERÁ JUSTICIA

(*) Modelo de autoría de Andrea Esparza.

86
Sucesiones Intestadas

Formulamos expreso e irrevocable reconocimiento de vocación


sucesoria del presentante de fs.___. Acompañamos publicación de
edictos. Solicitamos se dicte declaratoria de herederos
M.___-; S.__y E.___, por nuestros propios derechos con la asisten-
cia letrada del Dr. J. G., abogado, T°__ F°___del Colegio de Abogados
de___(celular___e-mail___) en los autos caratulados “__s/ sucesión ab intes-
tato; Expte. N°___”; con domicilio ya constituido en autos, en calle___ de esta
ciudad, con domicilio electrónico en___. Respetuosamente formulamos la
siguiente declaración:
I.- Que, atento el auto de fs.…por el cual, se intima al presentante
de fs.____C.___a que, previamente acredite fehacientemente los vínculos in-
vocados, los herederos aquí presentantes, todos mayores capaces, por vo-
luntad unánime, admitimos de modo expreso e irrevocable, su calidad de
coheredero, por ser el nombrado hermano e hijo, respectivamente de los
aquí presentantes. -
II.- Consecuentemente, en adecuado y regular uso de las facul-
tades conferidas por el art. 701 del CPCC, a fin de no dilatar más el proceso,
en el afán de procurar una partida de Polonia de 1943, con las consecuen-
tes vicisitudes que ello impondría, y que anticipara nuestro hermano al
momento de justificar su presentación, solicitamos admita la legitimación
de la vocación sucesoria invocada, y dicte auto de declaratoria en favor de
la totalidad de los herederos presentados en autos. -
III.- En congruencia a tal solicitud, acompañamos recibo y ejem-
plares de la publicación de edictos, dejando constancia que, en autos, obra
diligenciamiento de comunicación electrónica a Juicios Universales, con
resultado negativo. -
IV.- Petitorio:
1.- De conformidad al expreso e irrevocable reconocimiento for-
mulado de modo unánime, tenga por reconocida la vocación sucesoria de
C___. -
2.- Tenga por cumplida la publicación de edictos dispuesta en
autos y se certifique su resultado negativo. -
3 Tenga por cumplida la comunicación electrónica dirigida al
Registro de Juicios universales y su resultado negativo. -

87
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

4.- Corra vista de lo actuado al Ministerio Publico Fiscal y con su


conformidad dicte declaratoria de herederos. -

Será Justicia. –

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez.

88
Sucesiones Intestadas

Sucesión de los ascendientes


ARTICULO 2431.- Supuestos de procedencia. División. A falta de des-
cendientes, heredan los ascendientes más próximos en grado, quie-
nes dividen la herencia por partes iguales.

 Comentario:
Por Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi

Bajo la normativa anterior correspondiente al Código Civil Vele-


zano (arts. 3567/9 del Código Civil), se disponía que, a falta de hijos y des-
cendientes, heredaban los ascendientes sin perjuicio de los derechos de
cónyuge sobreviviente y si existían padre y madre heredaban por partes
iguales, lo mismo que los ascendientes más próximos en grados, aunque
hubieran sido de distintas líneas. En el nuevo CCyC, en cambio, puede apre-
ciarse que todos aquellos supuestos se han resumido en una sola disposi-
ción legal, aunque en general se ha seguido para todos ellos una solución
similar a la que existía con anterioridad: los ascendientes cuando son lla-
mados a la herencia porque no existen descendientes, heredan de acuerdo
a la proximidad de grado con el causante y los que concurren en el mismo
grado se dividen la herencia en partes iguales, es decir, por cabeza.
De modo que en esta norma se regula lo que ha dado en llamarse
el segundo orden sucesorio, constituido por los ascendientes que heredan
a falta de descendientes, excluyendo a los colaterales y concurriendo, asi-
mismo, con el cónyuge sobreviviente en todos los bienes del causante o
sólo en algunos, dependiendo de que el matrimonio en cuestión se hubiera
regido en el aspecto patrimonial por un régimen de separación de bienes
o de comunidad de ganancias44. No existe, pues, en dicho orden, derecho
de representación alguno, siendo que los más cercanos en grado excluyen
a todos los demás.
Es de hacer notar que el artículo en comentario emplea el término
“ascendientes”, sin valerse de ningún calificativo a su respecto, con lo cual
corresponde que precisemos un poco su alcance, aclarando que com-
prende tanto a los progenitores que hubieran tenido descendientes

44 CÓRDOBA, Marcos, M., en “Código Civil y Comercial de la Nación comentado”, dirigido


por Ricardo L. Lorenzetti, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2015, Tomo X, p.833.

89
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

matrimoniales por filiación natural o por técnicas de fecundación asistida;


como así también a que hubieran tenido descendientes de matrimonios
declarados nulos; e incluso a los progenitores que hubieran procreado
fuera del matrimonio, siempre que hayan reconocido a sus hijos, volunta-
riamente o por sentencia.
Con respecto a la distribución de los bienes que forman parte del
acervo, cabe decir que en principio los ascendientes heredan en partes
iguales, sin tener en cuenta el origen de los bienes45; es decir, que si con-
curren los dos progenitores del hijo, la herencia se distribuye por mitades
y por partes iguales, al tiempo que si sobreviviese sólo uno de aquellos,
éste heredará universalmente al hijo fallecido, aun cuando viviese cual-
quiera de los abuelos en ambas líneas, porque no existe el derecho de re-
presentación46. Ahora bien, en el supuesto en el que hubiera habido un
cónyuge supérstite, entonces debe distinguirse según que los esposos hu-
bieran decidido regirse por el régimen de comunidad o el de separación de
bienes; porque en el primer caso habrá que diferenciar los bienes propios
y los bienes gananciales: en los propios, los ascendientes heredan una mi-
tad, y la otra mitad corresponde el cónyuge, mientras que en los ganancia-
les, los ascendientes heredan la mitad de lo que le hubiere correspondido
al causante, y el cónyuge recibe la otra mitad, independientemente de la
mitad que tiene en los gananciales como socio (art. 2434, CCyC).

45 De modo tal que, si los bienes del hijo hubieran sido recibidos a título gratuito de la línea
paterna, al momento de su muerte estos bienes se distribuirán por cabeza entre los ascen-
dientes sin importar que se hubieran originado en la línea paterna o materna. La única ex-
cepción al principio de que los ascendientes heredan a sus descendientes sin tener en
cuenta el origen de los fondos se daría en el supuesto de la adopción simple que veremos
al comentar el siguiente artículo.
46 Podría plantearse un problema si faltando padre y madre existen dos abuelos de una
línea y uno solo de otra; por ejemplo, si se entiende que corresponde adoptar la solución
que era propia del derecho romano, esto es, que la herencia sea partida en dos mitades, de
suerte que cada línea llevase la suya. No obstante, lo cierto es que la mayoría de autores
entienden que atento encontrarse en tal supuesto los tres abuelos en el mismo grado, no
habría inconveniente en que ellos, cualquiera sea su número, sucedan igualmente o in ca-
pital nieto, porque total en la línea ascendente -como ya se dijera- no tiene lugar la repre-
sentación.

90
Sucesiones Intestadas

 Modelo de escrito judicial relacionado

INICIA SUCESIÓN AB INTESTATO (ascendientes)


Sr. Juez:
___, abogado, T°__Fº___del Colegio de Abogados de_______ (celu-
lar, ____, correo electrónico__) en los autos caratulados “___sucesión ab in-
testato; Expte. N°___”; constituyendo domicilio legal en la calle, ___de esta
ciudad (con domicilio electrónico ___). Respetuosamente me presento y
digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que acom-
paño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, los Sres. __y ___ me han con-
ferido mandato especial para promover el presente, de conformidad a lo
normado por el art. 375 inc. d) del CCCN. -
II.- De acuerdo a dicha manda, vengo a promover la sucesión de quien
en vida fuera __., fallecido el día___, en la ciudad de___, a los ____años, cuya
ocurrencia pruebo con la partida de defunción acompañada al presente. -
III.- El causante, al momento de fallecer era de estado civil soltero y
no tuvo descendiente alguno. Asimismo, se encuentran vivos los dos pro-
genitores del causante: la Sra.____ y el Sr.__. Se acompaña partida de naci-
miento que acredita el carácter de ascendientes de los solicitantes de
autos. Conforme a lo dispuesto por el artículo 2431 del CCCN, corresponde
se declare únicos y universales herederos. -
IV.- DERECHO: Justifico la legitimación de la petición en despacho, en
los arts. 2424 y 2431 del Código Civil y Comercial de la Nación, 699, 700,
701 del CPCCN.
V.- COMPETENCIA: Es competente el Juez de Distrito donde tramita
la sucesión, conforme al Artículo 2336 del CCCN. Es por ello que, solicita-
mos, asuma la competencia para entender en estos actuados. -
VI. DOCUMENTACIÓN ACOMPAÑADA: Se acompaña la siguiente do-
cumentación:
- A) Acta de defunción del causante. -

91
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

- B) 3 actas de nacimiento del causante. -


- C) 3 copias de DNI de los solicitantes. -
VII.- PETITORIO:
En congruencia a lo referido y justificado, solicito:
1.- Me tenga por presentado en el carácter invocado de confor-
midad a los términos del poder especial que en original acompaño. –
2.- Tenga presente la documentación acompañada en la que se
acreditan los vínculos de estado familiar legitimante. -
3.- Disponga la apertura del sucesorio de Don___, con la corres-
pondiente orden de publicación de edictos. -
4.- Oportunamente, dicte la correspondiente declaratoria de he-
rederos. -

Será Justicia. -
(firma del abogado)

92
Sucesiones Intestadas

ARTÍCULO 2432.- Parentesco por adopción. Los adoptantes son


considerados ascendientes. Sin embargo, en la adopción simple, ni
los adoptantes heredan los bienes que el adoptado haya recibido a
título gratuito de su familia de origen, ni ésta hereda los bienes que
el adoptado haya recibido a título gratuito de su familia de adopción.
Estas exclusiones no operan si, en su consecuencia, quedan bienes va-
cantes. En los demás bienes, los adoptantes excluyen a los padres de
origen.

 Comentario:
Por Alejandro Fiorenza y María Soledad Mainoldi

De conformidad a lo dispuesto por los arts. 619 y 620 del presente


CCyC, se pueden reconocer tres tipos de adopción: plena, simple y de inte-
gración. La primera confiere al adoptado la condición de hijo y extingue los
vínculos jurídicos con la familia de origen, con la excepción de que subsis-
ten los impedimentos matrimoniales; y el adoptado tiene en la familia
adoptiva los mismos derechos y obligaciones de todo hijo. La simple, luego,
confiere el estado de hijo al adoptado, pero no crea vínculos jurídicos con
los parientes ni con el cónyuge del adoptante. La adopción de integración,
finalmente, se configura cuando se adopta al hijo del cónyuge o del convi-
viente.
Pues bien, tomando en consideración aquella base, el legislador ha
decidido dejar bien en claro aquí que los adoptantes deberán ser conside-
rados también como ascendientes en lo que respecta al derecho sucesorio.
Lo que pudiera parecer quizá una verdad de perogrullo en la actualidad,
pero bien recuerda Borda que la Ley Nº 13.252 negaba a los padres adop-
tivos la vocación hereditaria, para evitar que la adopción pudiera tener
móviles subalternos; lo que ciertamente era injusto en la gran mayoría de
los casos porque es poco probable que alguien adopte un hijo especulando
en la eventual herencia de éste47.
También vale recordar que en la normativa del Código anterior se
diferenciaba según que la adopción fuere plena o simple: en el primer caso,
el adoptado se incorporaba como un hijo biológico en la familia del

47 BORDA; Guillermo A., “Tratado de Derecho Civil. Sucesiones”, Tomo II, La Ley, Buenos
Aires,2008, p. 33.

93
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

adoptante, por lo que tanto éste como sus ascendientes lo heredaban;


mientras que en el segundo, el adoptante era heredero forzoso del adop-
tado en las mismas condiciones que los padres biológicos, generándose así
una serie de limitaciones, como ser que el adoptante no heredaba los bie-
nes que el adoptado había recibido de su familia biológica y ésta no here-
daba los bienes que el adoptado había recibido a título gratuito de su
familia de adopción (en los demás bienes, los adoptantes excluían a los pa-
dres biológicos)48.
Como puede apreciarse, en el presente artículo que forma parte del
nuevo Código Civil y Comercial se reitera tanto la exclusión de los adop-
tantes respecto de los bienes recibidos por el adoptado de su familia de
origen, como así también la de esta última con relación a los bienes que el
adoptado hubiera recibido a título gratuito de su familia de adopción; al
tiempo que brinda una solución a la situación que podría presentase en
caso de que los bienes gratuitos provenientes de una u otra familia queda-
ren vacantes por no existir ascendientes con vocación hereditaria para re-
cibirlos: corresponden a la otra familia, sea esta la adoptiva, sea la de
origen49. De modo tal que se diferencia el origen de los bienes, como ex-
cepción al principio establecido en el art. 2425 del CCyC según el cual “...en
las sucesiones intestadas no se atiende a la naturaleza ni al origen de los
bienes que componen la herencia, excepto disposición legal expresa en
contrario...”.

 Jurisprudencia relacionada:

• No le corresponde heredar a su “tío adoptivo” porque fue adoptada


de modo simple. Así lo resolvió el STJ de Río Negro en mayoría, ba-
sándose en la normativa aplicable al caso, aunque la disidencia sos-
tuvo que no solo se deben aplicar las normas en sentido literal sino
que también hay que guiarse por los nuevos paradigmas del derecho
de familia y de otros principios rectores -constitucionales y conven-
cionales-.

48 AZPIRI, Jorge O., en “Código Civil y Comercial de la Nación analizado, comparado y con-
cordado”, dirigido por Alberto J. Bueres, Hammurabi, Buenos Aires, 2014, Tomo II, 573 y
574.
49 DE LA TORRE, Natalia, “Sucesión intestada”, en “Manual de derecho sucesorio”, dirigido
por Marisa Herrera y María Victoria Pellegrini, Ediuns- Eudeba, Bahía Blanca, 2015, p. 338.

94
Sucesiones Intestadas

Expte. Nº 29988-18 - "B., E. P. s/sucesión ab intestato s/casa-


ción" – STJ DE RÍO NEGRO - 25/06/2019
SUCESIÓN AB INTESTATO. VOCACIÓN HEREDITARIA. Adopción
simple de quien fuera declarada heredera en el sucesorio de su tío
materno. Apelación por el Estado. Vacancia. Aplicación al caso del
Código Civil derogado. ARTÍCULO 7 DEL CCCN. La persona humana
adoptada por adopción simple no tiene vocación hereditaria. No se
encuentra emplazada en el carácter de sobrina. SE DECLARA
VACANTE LA SUCESIÓN. DISIDENCIA: NUEVOS PARADIGMAS DEL
DERECHO DE FAMILIA. Bloque de Constitucionalidad. Se debe con-
siderar heredera a la sobrina adoptada de modo simple
elDial.com - AAB4AE

95
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Sucesión del cónyuge

ARTÍCULO 2437: Divorcio, separación de hecho y cese de la


convivencia resultante de una decisión judicial. El divorcio, la
separación de hecho sin voluntad de unirse y la decisión judi-
cial de cualquier tipo que implica cese de la convivencia, ex-
cluyen el derecho hereditario entre cónyuges.

 Comentario:
Por Agustín Sojo

La norma contiene tres supuestos distintos de exclusión del cón-


yuge que se agregan al supuesto de matrimonio in extremis previsto en el
artículo anterior. También son causas de exclusión de la vocación del cón-
yuge los supuestos de nulidad de matrimonio (art. 429 CCCN) y el desco-
nocimiento del matrimonio contrario al orden público internacional
argentino mencionado en el art. 2622 del CCCN50.
La exclusión del cónyuge fue regulada durante mucho tiempo
como una forma de sanción al cónyuge que faltaba a sus deberes matrimo-
niales. Las ofensas del cónyuge permitían presumir que el causante no hu-
biera querido dejarle una herencia. Así es como las exclusiones del
cónyuge podían interpretarse también como voluntad presunta del cau-
sante. Pero existían normas que se desentendían de una voluntad presunta
del causante y preservaban los derechos hereditarios del cónyuge
inocente, por lo cual prevalecía la idea según la cual las exclusiones here-
ditarias conyugales eran una suerte de sanción al cónyuge culpable.
Con la desaparición de las culpas en el divorcio se abandona la
sanción como fundamento de la exclusión, pero se mantiene en este ar-
tículo una regulación de la exclusión del derecho hereditario conyugal fun-
dada en la voluntad presunta del causante, dejando en otras normas (arts.
2437, 429 y 2622) los supuestos de exclusión hereditaria conyugal que
responden a un comportamiento reprochable.
Analizamos a continuación cada de los supuestos mencionados
en este artículo.

50 Para un análisis actual del tema puede verse también nuestro trabajo “La discusión so-
bre la herencia en casos de matrimonio extranjero”, elDial.com – DC226A.

96
Sucesiones Intestadas

EL DIVORCIO COMO CAUSAL DE EXCLUSIÓN DE


LA VOCACIÓN HEREDITARIA. ANTECEDENTES
Vélez explicaba en la nota al art. 3574 que los autores franceses
enseñaban que “existiendo el divorcio, ya no hay sucesión entre los cónyu-
ges, ni por parte del que no ha dado causa al divorcio, y toda la razón que
dan es que Lex non distinguit, es decir, La ley francesa, pero sin duda que
ella debió distinguir”.
A partir de esta idea, el art. 3574 señalaba que “estando divorcia-
dos por sentencia de juez competente, el que hubiese dado causa al divor-
cio” no tenía vocación sucesoria respecto del cónyuge. Cabe recordar que
el divorcio regulado en aquellos tiempos no disolvía el vínculo matrimo-
nial.
La ley 17.711 agregó al art. 3574 que “el cónyuge inocente per-
derá el derecho hereditario si hubiere incurrido en adulterio o en actos de
grave inconducta moral, con posterioridad a la sentencia de divorcio”.
En el año 1987, la ley 23.515 reguló la separación personal y el
divorcio vincular. En lo que hace al divorcio vincular, la ley extinguió toda
vocación sucesoria. La doctrina plenaria51 permitía interpretar que tal per-
dida de vocación sucesoria ocurría aun en los casos en que el divorcio se
obtuvo por conversión en divorcio vincular de una sentencia previa de di-
vorcio no vincular o separación personal que declaró inocente al cónyuge
supérstite.

EL DIVORCIO EN LA LEY ACTUAL


El art. 2437 excluye la vocación hereditaria de todo aquel que
se encuentra divorciado al tiempo de la muerte. En sentido estricto, el di-
vorciado no es cónyuge por lo que se ha destacado52 que la exclusión le-
gal no sería necesaria.
Se entiende por divorciado a todo aquel que ha alcanzado tal es-
tado civil sea porque se ha dictado la sentencia de divorcio en nuestro país
o porque ha modificado su estado civil conforme la ley extranjera que le
resulte aplicable.
El divorcio declarado judicialmente disuelve el matrimonio (art.
435 CCCN) y, por lo tanto, entendemos que se excluye la vocación

51 CNCiv., en pleno, 22/06/1990, “R., P. c/B., N.”, ED, 139-452; LL 1990-D-337.


52 Galli Fiant, María Magdalena, "Exclusión hereditaria del cónyuge separado de hecho", La
Ley, 08/06/2016, 9.

97
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

hereditaria desde que se dicta la sentencia de divorcio, aun si no ha sido


inscripta o notificada a las partes. Entendemos que más de un autor puede
no compartir este criterio y que en la generalidad de los casos los cónyuges
van a quedar igualmente comprendidos en alguna otra causal de exclusión
hereditaria. Sin embargo, dejando de lado algún supuesto en el cual la apli-
cación del texto de la ley puede llegar a vulnerar derechos constituciona-
les, no advertimos que ello pueda ocurrir con tanta frecuencia como para
sostener que el legislador quiso establecer algo distinto de lo que la ley
dice o que el divorcio declarado judicialmente no disuelve el matrimonio
por falta de notificación o inscripción de la sentencia.
Desde otro punto de vista, la pérdida de la vocación sucesoria no
impide al ex cónyuge reclamar los derechos que le reconoce la ley en la
liquidación de la comunidad de gananciales o por alguna otra causa. El art.
434 del CCCN regula un supuesto en el cual la obligación alimentaria hacia
el cónyuge enfermo se transmite a los herederos del obligado alimentario.
Lo que se transmite es la obligación del causante a sus herederos sin que
dicho supuesto configure un derecho hereditario del cónyuge. Tampoco
tratan de la vocación sucesoria del cónyuge las cuestiones referidas a las
pensiones53, seguros de vida, habilitaciones o licencias municipales y de-
más cuestiones de derechos que nacen en cabeza de determinadas perso-
nas – y en consecuencia no son transmisiones sucesorias – porque así lo
disponen sus propias regulaciones específicas.

LA SEPARACIÓN DE HECHO SIN VOLUNTAD DE


UNIRSE. ANTECEDEN TES
El art. 3575 del código civil decía que “Cesa también la sucesión
de los cónyuges entre sí, si viviesen de hecho separados sin voluntad de
unirse, o estando provisoriamente separados por juez competente”. La
norma generó numerosos debates porque no dejaba a salvo los derechos
del cónyuge inocente. El cuestionamiento se fundaba en que, si el art. 3574
dejaba a salvo los derechos del cónyuge inocente del divorcio, era incon-
gruente excluir al que todavía seguía casado siendo inocente de la separa-
ción. El hecho de que la norma dijera que cesa “también” la vocación
sucesoria permitía vincularla con el artículo anterior y entender que el
cónyuge inocente de la separación de hecho tenía vocación sucesoria.
La ley 17.711 agregó un segundo párrafo al art. 3575 mediante
el cual se dispuso que “si la separación sólo fuere imputable a la culpa de

53 CSJN, 11/10/2005, “S., M. A. c. Siembra A.F.J.P.”, Fallos 328:3654.

98
Sucesiones Intestadas

uno de los cónyuges, el inocente conservará la vocación hereditaria, siem-


pre que no incurriese en las causales de exclusión previstas en el artículo
anterior”. La doctrina discutía si quien reclamaba la herencia debía demos-
trar la culpa del causante o si los otros sucesores tenían la carga de demos-
trar la culpabilidad del supérstite. La jurisprudencia54 original se inclinó
por exigir la demostración de la culpabilidad del cónyuge supérstite para
lograr su exclusión. Sin embargo, dicha solución no era aceptada pacífica-
mente55.

LA SEPARACIÓN DE HECHO EN EL DERECHO ACTUAL


El Código Civil y Comercial de la Nación considera como causa de
exclusión hereditaria conyugal la separación de hecho sin voluntad de
unirse. Tal separación se compone de un elemento objetivo, configurado
por el hecho de que los cónyuges han dejado de convivir, y un elemento
subjetivo, que estaría dado por la falta de voluntad de unirse.
Con relación al elemento objetivo, se entiende que no sería sufi-
ciente la separación provisoria o temporaria. Tal sería el caso de quienes
se encuentran separados por motivos laborales u otros similares siempre
que persista la voluntad de unirse, de allí que hay quien entiende que la
causal depende del factor subjetivo. Sin embargo, no corresponde reducir
la causal al elemento subjetivo porque la misma no se configura sin el he-
cho objetivo de la separación de hecho.
El elemento subjetivo se configura por la falta de voluntad de
unirse. La misma se presenta cuando la separación es definitiva, en contra-
posición a las separaciones transitorias por trabajo, enfermedad o motivos
similares56. Se puede entender que es definitiva cuando las partes solicitan
su divorcio57.
Desaparece del factor subjetivo el análisis de las causas que mo-
tivaron la separación58.

54 CNCiv. en pleno, 12/02/86 "M. de M., F. y M., E.S.D. s/ Sucesión" LL, 1986-B, 134.
55 Para ampliación del tema ver nuestro comentario “La separación de hecho como causa
de exclusión hereditaria conyugal y la vigencia del plenario Mauri” en Revista de Derecho
de Familia 2013-I-84 Abeledo Perrot; Ugarte, Luis A., “Separación de hecho entre cónyuges
y exclusión hereditaria” Revista de Derecho de Familia, 2014-II, 56.
56 Perez, Lasala, José L., Tratado de sucesiones, Rubinzal-Culzoni, 2015, t. 2, p. 113.
57 Expte. Nº SI-40535-2015 -"M. S. J. s/sucesión ab intestato" - CÁMARA DE APELACIONES
EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE SAN ISIDRO (Buenos Aires) – SALA PRIMERA – 13/09/2016,
elDial.com – AA9A38.
58 Ver Jornadas Nacionales de Derecho Civil de Bahía Blanca, año 2015, en las que se sos-
tuvo, por mayoría, que: "La separación de hecho sin voluntad de unirse configura una causal

99
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Hay quien sostiene que es necesaria la voluntad de los dos cón-


yuges para que se configure el supuesto legal y, en consecuencia, la volun-
tad de unirse del cónyuge supérstite sería suficiente para evitar la
exclusión hereditaria59. En contrario sostenemos que “el fundamento de la
sucesión intestada se centra en el afecto presunto del causante”60, de allí
que si el mismo no tenía voluntad de unirse y estaba separado de hecho se
configuraría la exclusión hereditaria conyugal, aun si tal situación no fuera
aceptada por el supérstite61.
Por las mismas razones, tampoco podemos compartir las críticas
de quien sostiene que al no haber deber de cohabitación la exclusión sería
una suerte de sanción sin infracción. La exclusión prevista en este código
no es una sanción porque no hay sanción en no dejarle una herencia a al-
guien respecto de quien no se tiene un afecto, aun si este afecto hubiera
existido a lo largo de un tiempo prolongado anterior. El derecho a heredar
se adquiere porque “la ley transmite como el legislador presume que lo
haría la generalidad de las personas”62 que más probablemente no inclui-
ría a quien se encuentra separado de hecho sin voluntad de unirse. La pér-
dida de la vocación hereditaria en la separación de hecho sin voluntad de
unirse, se impone porque no existe el fundamento que justifique la suce-
sión del cónyuge63.
La doctrina coincide en señalar que quien pretende excluir al
cónyuge, debe probar el supuesto objetivo de la separación de hecho. Al-
gunos autores señalan también que pesa sobre las mismas personas

objetiva de exclusión hereditaria entre cónyuges. Resultan absolutamente irrelevantes las


causas que llevaron a dicha separación de hecho. Esta causal incluida en el art. 2437 del
CCyC es coherente con el régimen de divorcio incausado".
59 Alejandro Alberto Fiorenza, “La carga de la prueba en la exclusión hereditaria del cón-
yuge por separación de hecho”, 29 de noviembre de 2017 - www.saij.gob.ar Id SAIJ:
DACF170457.
60 Azpiri, Jorge O., Derecho sucesorio, Hammurabi, 2017, p. 51; Medina, Graciela – Rolleri,
Gabriel, Derecho de las sucesiones, AbeledoPerrot, 2017, p. 551; Ortiz, Diego O., “Sensatez y
sentimientos en el derecho sucesorio”, DFyP 2017 (marzo), 157.
61 Expte. Nº SI-40535-2015 -"M. S. J. s/sucesión ab intestato" - CÁMARA DE APELACIONES
EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE SAN ISIDRO (Buenos Aires) – SALA PRIMERA – 13/09/2016,
elDial.com - AA9A38
62 Córdoba, Marcos, Sucesiones, Eudeba, 2016, p. 304.
63 Expte. 14857/7 - “R. I. y M. D. E. C/ M. M. A. s/ colación” – STJ DE CORRIENTES –
26/04/2016, elDial.com - AA9694; Medina, Graciela, “Los Principios de la Codificación Con-
temporánea - Su reflejo en el Derecho Sucesorio”, elDial.com DC5B.

100
Sucesiones Intestadas

probar que dicha separación es definitiva64. Entendemos que el tiempo y


demás circunstancias de la separación -como puede ser la división de mue-
bles o el retiro de ropas y pertenencias- pueden ser un fuerte indicio para
demostrar que la separación es definitiva. Desde que el código no pone
obstáculos para acceder al divorcio, se ha dicho que no parece razonable
deducir de la separación de hecho su carácter definitivo65. En cualquier
caso, el cónyuge puede demostrar que la separación no es definitiva de-
mostrando que responde a motivos de salud, trabajo o alguna otra circuns-
tancia.
Si la separación se prueba como definitiva, el cónyuge supérstite
que pretende defender su vocación hereditaria deberá alegar y demostrar
que, a pesar de no convivir con el difunto a la fecha del deceso, subsistía en
plenitud el proyecto de vida en común, basado en la cooperación y la asis-
tencia mutua66.

DECISIÓN JUDICIAL QUE IMPLICA EL CESE DE LA


CONVIVENCIA
El CCCN incorporó como causal de exclusión la decisión judicial
de cualquier tipo que implica el cese de la convivencia. Los fundamentos
del anteproyecto ejemplificaban la causal haciendo referencia a la exclu-
sión que se ordena “en causas por violencia familiar, o en medidas provi-
sionales en juicio de divorcio”.
A pesar de ello, Goyena Copello67 sostiene que no correspondería
incluir las decisiones que se dictan en un proceso de protección por vio-
lencia familiar. Cierta doctrina68 entiende que es cuestionable la exclusión

64 Perez, Lasala, José L., op. cit., t. 2, p. 115; Álamo, Roxana, "La exclusión de la vocación
hereditaria del cónyuge separado de hecho", DFyP 2016 (octubre), 185. Gilardoni, Victoria,
“Exclusión de la vocación sucesoria del cónyuge supérstite por la separación de hecho”, RDF
76, 91.
65 Diez, María Cristina en Petrelli, Maria Elisa (coor.) Manual de derecho de las sucesiones,
El Derecho, 2017, p. 231; Cabrera de Gariboldi, Cecilia – Ortelli, Ana M., Derecho sucesorio,
El Derecho, 2016, p. 181.
66 Galli Fiant, María Magdalena, op. cit., 9; Perez, Lasala, José L., op. cit., t. 2, p. 115; Medina,
Graciela – Rolleri, Gabriel, op. cit. p. 552.
67 Goyena Copello, Héctor, Tratado del derecho de sucesiones, La Ley, 2015, t. 2, p. 636.
68 Azpiri, Jorge O., op. cit., p. 52; Diez, María Cristina, op. cit., p. 232; Ignacio, Graciela, “El
cese del proyecto de vida en común como causa de extinción de la vocación hereditaria del
cónyuge sobreviviente. Exclusión de la vocación del cónyuge. Divorcio y separación de he-
cho. Matrimonios sin convivencia”: DFyP 2016 (diciembre), 201; Cabrera de Gariboldi, Ce-
cilia – Ortelli, Ana M., op. cit., p. 181. Alterini, Jorge (dir), Código Civil Comentado, La Ley,
2015, t. XI, p. 537.

101
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

hereditaria del cónyuge que ha sido víctima de la violencia en cuanto im-


pone la elección entre la integridad física y la herencia. También se la des-
cribe como una sanción a la víctima de la violencia.
Perez Lasala69 señala que no habría derecho hereditario cuando
las medidas adoptadas en un proceso de protección contra la violencia fa-
miliar implican el cese de la convivencia. Algunos autores señalan que la
norma también excluye al cónyuge de quien es condenado a prisión70 y a
quien es internado involuntariamente por razones de salud71 a pesar de
que en este caso no debería existir una decisión judicial (art. 20, ley nacio-
nal de salud mental nro. 26.657).
Parece un poco apresurado suponer que todas las personas afec-
tadas por una decisión judicial que altera la convivencia quedan compren-
didas en la exclusión hereditaria. Una condena a prisión, o inclusive una
prisión preventiva, no hace desaparecer el proyecto de vida en común por
sí solo.
Lo mismo puede decirse de una decisión de protección contra la
violencia familiar que podrá ser un cese de la cohabitación cuando se per-
ciba como definitiva e irreversible y una simple suspensión cuando pre-
tenda trabajar para evitar nuevos episodios de violencia y reordenar la
relación entre los cónyuges. En este sentido se exige72 que la decisión judi-
cial se encuentre firme, haya sido efectivizada y revista carácter definitivo.
En contrario, Gutiérrez Dalla Fontana73 sostiene que dichos re-
quisitos no se encuentran en la norma que comprendería decisiones no
efectivizadas, provisorias y no firmes. Nos cuesta compartir esta idea. La
ley habla de cese. Cesa lo que ha acabado y no hay tal cese si la medida no
ha sido efectivizada, si reviste carácter provisorio o si puede ser revocada
por un superior. No se entiende como se atribuye al cese unas caracterís-
ticas que revelan el mantenimiento de una situación que no ha acabado y
que además conduce a una conclusión que luego se califica de injusta.
En cualquier caso, quien cuestiona la vocación hereditaria podrá
demostrar que concurren los requisitos mencionados en el apartado

69 Perez, Lasala, José L., op. cit., t. 2, p. 115.


70 Azpiri, Jorge O., op. cit., p. 52. Gutiérrez Dalla Fontana, Esteban M., “Exclusión del cón-
yuge supérstite. Su regulación en el Código Civil y Comercial”, DFyP 2016 (marzo), 119.
71 Galli Fiant, María Magdalena, op. cit., p. 9.
72 Lloveras, Nora - Orlandi, Olga E., “Exclusión de la vocación hereditaria”, LL
AR/DOC/2946/2015.
73 Gutiérrez Dalla Fontana, Esteban M., op. cit., p 119.

102
Sucesiones Intestadas

anterior para la separación de hecho. Coincidimos con aquellos74 que se-


ñalan que habrá que analizar en cada caso concreto si subsistía la voluntad
de unirse por parte del causante excluido.
La exclusión de la vocación hereditaria también alcanza a quie-
nes obtuvieron bajo el régimen legal derogado una separación personal o
divorcio no vincular dejando a salvo sus derechos de cónyuge inocente.
Ello no tanto por estar “divorciados” sino porque ellas serían decisiones
judiciales que implican el cese de la convivencia, sin que se hubiera pre-
visto en el régimen actual efecto alguno para la reconciliación posterior a
la decisión judicial.
El anteproyecto de reforma del CCCN propone eliminar esta cau-
sal de exclusión. La utilidad de la causal podría encontrarse en aquellos
casos en los que el cónyuge supérstite se vale de su estado para complicar
el proceso sucesorio, ya que mientras esta causal permite excluir al cón-
yuge de la declaratoria con la presentación del testimonio de la decisión
judicial, la separación de hecho sin voluntad de unirse requiere de un pro-
ceso ordinario.

LA LEGÍTIMA DEL CÓNYUGE NO HEREDERO


Como hemos explicado en los apartados anteriores, buena parte
de la doctrina protesta porque se priva de la vocación hereditaria al cón-
yuge supérstite que se ha separado por voluntad del causante, sin que se
pueda imputar culpa o cargo alguno al supérstite. Parece injusto que quien
ha compartido buena parte de su vida al lado de otro no tenga ningún de-
recho. Compartimos esta preocupación mas no la idea de que las normas
serían inconstitucionales o deben dejar de aplicarse como pretende algún
autor75.
Como explicábamos antes, el orden hereditario y la exclusión del
cónyuge se entienden a partir de lo que el legislador ha interpretado que
es la voluntad presunta del causante. Esta idea se reafirma porque el cau-
sante conoce que existe una ley que determina que esa voluntad presunta
priva de vocación hereditaria al cónyuge separado de hecho sin voluntad
de unirse y en lugar de testar de manera distinta, deja que aquella subsista

74 Rolleri, Gabriel G., “Exclusión de la vocación hereditaria conyugal por separación de he-
cho en el nuevo Código Civil”, Derecho de familia, nro. 68, pág. 233; Medina, Graciela – Ro-
lleri, Gabriel, op. cit. p. 553.
75 Gutiérrez Dalla Fontana, Esteban M., “Exclusión del cónyuge supérstite. Su regulación en
el Código Civil y Comercial”, DFyP 2016 (marzo), 119

103
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

ejerciendo el derecho de propiedad reconocido por la Constitución Nacio-


nal.
Cuando hablamos de legítima explicamos que la misma opera
como una restricción legal de la libertad de testar porque la propiedad no
se reconoce como un derecho absoluto y se entiende que la legítima cum-
ple funciones de solidaridad familiar76. No se puede justificar la legítima,
ni regular la legítima, de la misma forma en que se regula la vocación he-
reditaria. Tienen fundamentos distintos.
En el CCCN se admite que los legitimarios pierdan su calidad de
heredero por la sola voluntad del testador (art. 2540 CCCN). Esto permiti-
ría pensar que también la pueden perder por una voluntad presunta como
las que resultan de las exclusiones referidas al cónyuge. Sin embargo, la
perdida de la vocación hereditaria no significa, a diferencia de lo que ocu-
rría en el código derogado, la pérdida de la porción legítima.
Este código reconoce la legítima al cónyuge, sin ninguna referen-
cia que permita explicar que la condición de legitimario no comprende al
cónyuge separado de hecho. A diferencia del código derogado, el CCCN
tampoco remite a normas anteriores que incluían las causales de exclusión
del cónyuge. A ello se agrega que la exclusión que prevé la norma es del
derecho hereditario y sin mencionar la legítima o incluir a esta dentro de
los derechos hereditarios.
Si el legislador ha reconocido al cónyuge una porción legítima y
su protección legal, no parece razonable sostener que tal protección legal
puede evitarse por la sola voluntad de separarse. Tal idea también con-
trasta con el hecho de que la separación no pone fin al deber de solidaridad
que existe entre los cónyuges (art. 432 CCCN).
Ratificando nuestra teoría, el art. 2281 del CCCN menciona como
indigno al cónyuge que no haya suministrado al causante los alimentos de-
bidos. Si bien es cierto que los cónyuges se deben alimentos durante la
cohabitación, compartimos las interpretaciones restrictivas de esta cau-
sal77 y las interpretaciones que sostienen que si la norma se refiere a los
alimentos debidos ello sólo puede ocurrir luego de una sentencia que im-
ponía el cumplimiento de ese deber78, un convenio equivalente o una si-
tuación que ponga en evidencia un desentendimiento prolongado de las

76 Sojo, A., Sucesiones, Buenos Aires, 2015, Universidad Libros, p. 115. Lloveras, Nora - Or-
landi, Olga E. “Exclusión de la vocación hereditaria” LL, AR/DOC/2946/2015.
77 Alterini, Jorge (dir.), Op. cit., t. XI, p. 128.
78 Azpiri, Jorge O., op. cit., p. 63.

104
Sucesiones Intestadas

obligaciones alimentarias79. No imagino que tal supuesto pueda aplicarse


sin una previa separación de hecho. Si la idea era privar al cónyuge sepa-
rado de hecho sin voluntad de unirse de su legítima, la norma del art. 2281
del CCCN no parece necesaria.
En cambio, la ampliación de las causales de indignidad que com-
prenden expresamente al cónyuge parecería ser un buen complemento
para el reconocimiento de la condición de legitimario al cónyuge que no es
heredero. En efecto, lejos de incluir a todos los cónyuges separados las cau-
sales de indignidad permiten repeler la acción del cónyuge separado
cuando se configura cualquier causal de ingratitud que comprenden la in-
juria grave y la afectación al honor (art. 1571) dentro de la cual podríamos
a la mayoría de los hechos que antes se valoraban como culpas en el divor-
cio.
Por último, cabe mencionar que los que han tenido mala fe en la
nulidad de matrimonio no tienen legítima porque han dejado de ser cón-
yuges.

CUESTIONES PROCESALES DE LA EXCLUSIÓN


El trámite de la exclusión varía de acuerdo a la causal que se in-
voca y las circunstancias del caso.
Cuando la exclusión se funda en la separación de hecho, si la
misma no fuera reconocida por el cónyuge supérstite, la exclusión deberá
plantearse y demostrarse a través de un juicio ordinario, de forma tal que
el cónyuge será incluido en la declaratoria y los restantes herederos debe-
rán solicitar la modificación. Si en cambio existe una decisión judicial, el
juez podría excluir al cónyuge de la declaratoria de herederos con la sola
presentación del testimonio o copia certificada de dicha decisión judicial,
pudiendo el cónyuge demostrar a través de una petición de herencia que
dicha decisión no reúne los requisitos de ley80.
La acción de exclusión, o en su caso la de petición de herencia
promovida por el cónyuge no incluido en la declaratoria, como así también
las de protección de la legítima, están alcanzadas por el fuero de atracción
y, en consecuencia, tramitan ante el juez de la sucesión.

79 elDial.com - AA5BDB (Causa N° 53.632) - “R., N. M. (Beneficio) c/ P.J.O. s/ Exclusión por


Indignidad p/ suceder.” – CAMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE AZUL
(Buenos Aires) - Sala II – 29/12/2009
80 De Oliveira, Juan José, “Forma de interponer la acción de exclusión del cónyuge supérs-
tite por causal de separación de hecho”, DFyP 2009 (octubre), 169.

105
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Puede ocurrir que el cónyuge excluido de la declaratoria (p.ej.


por haber sido excluido del hogar a través de una decisión judicial firme y
ejecutada) quiera reclamar la herencia. En este caso, su demanda debe in-
cluir la alegación y, en su caso, la prueba de aquellos hechos que impiden
aplicar la causa de exclusión (p. ej. que habían reanudado la cohabitación
antes de la muerte). Frente a la contestación de demanda que opone la se-
paración de hecho como causal de exclusión, el actor no podrá introducir
modificaciones a su pretensión sobre hechos que no podía ignorar y que
fueron objeto de consideración al tiempo de excluirlo de la declaratoria.
La sentencia que resuelve la vocación hereditaria del cónyuge
supérstite, aprovecha a los herederos que no demandaron la exclusión,
pues la comprobación de los hechos que motivan la exclusión es única e
indivisible, y conlleva la pérdida "erga omnes" de su calidad de heredero.
En cambio, la sentencia que rechaza la pretensión de exclusión, sólo hace
cosa juzgada entre las partes y sus sucesores, ya que ampliar sus efectos a
los otros herederos, importaría una transgresión al principio de la inviola-
bilidad de la defensa en juicio81. Para evitar esta situación puede ser con-
veniente citar a todos los interesados.
En cuanto a la prescripción, hemos mencionado que la exclusión
puede proceder por distintos medios, cada uno de los cuales tiene su pro-
pio plazo de prescripción. Cabe remitirse entonces a la normativa especí-
fica según se trate de una acción personal, de una acción de protección de
legítima, de una petición de herencia o de una acción o excepción por in-
dignidad.

EL DERECHO REAL DE HABITACIÓN


De la lectura del art. 2383 no surge que el cónyuge supérstite ex-
cluido de la sucesión pierda este derecho82. El derecho real de habitación
tiene como objetivo la protección habitacional del cónyuge supérstite que
opera de pleno derecho y no puede dejarse de lado.
Lo expuesto es aplicable al cónyuge separado, pero no a quien se
ha divorciado y no reviste la calidad de cónyuge, sin perjuicio de los dere-
chos que el mismo pudiera haber adquirido en el divorcio.

81 Malaspina, José Rafael, “Aspectos procesales relativos al juicio sobre pérdida del dere-
cho hereditario del cónyuge supérstite por separación de hecho”, LL, 1982-C, 743.
82 Clavijo, Federico, “Sucesiones. Retroactividad de sentencia de divorcio. Exclusión de vo-
cación hereditaria”, DFyP 2017 (marzo), 171. En el mismo sentido cita a J. L. Perez Lasala y
E. Mazzinghi.

106
Sucesiones Intestadas

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo declara la exclusión de la vocación hereditaria de la cónyuge


ya que la convivencia había cesado antes del fallecimiento.
Expte. Nº SI-40535-2015 -"M. S. J. s/sucesión ab intestato" -
CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE SAN
ISIDRO (Buenos Aires) – SALA PRIMERA – 13/09/2016
SUCESIONES. DIVORCIO. Inicio de proceso sucesorio por parte de
la cónyuge del causante y por los progenitores de aquel. Acumula-
ción de procesos. CESE DE LA CONVIVENCIA ANTES DEL
FALLECIMIENTO. Fin del proyecto de vida en común. SENTENCIA
DE DIVORCIO DICTADA UN MES DESPUÉS DEL DECESO. Disolu-
ción del vínculo. Artículos 435 y 2437 del Código Civil y Comercial
de la Nación. SE REVOCA LA RESOLUCIÓN APELADA. SE DECLARA
LA EXCLUSIÓN DE LA VOCACIÓN HEREDITARIA DE LA CÓNYUGE
elDial.com - AA9A38

• Fallo se pronunció en relación a la pérdida del derecho hereditario


tras la separación.
Expte. 14857/7 - “R. I. y M. D. E. C/ M. M. A. s/ colación” – STJ
DE CORRIENTES - 26/04/2016
SUCESIONES. EXCLUSIÓN HEREDITARIA. Aplicación del Art. 2437
del Código Civil y Comercial de la Nación. Reformas del nuevo or-
denamiento civil en derecho de familia que se reflejan en el dere-
cho sucesorio. Pérdida del derecho hereditario del cónyuge
separado inocente. Se revoca la sentencia que hizo lugar a la acción
de colación de la cónyuge supérstite. Se declaran inoficiosos los
agravios por los que se invoca la errónea aplicación del Art. 3575
del Código Civil
elDial.com - AA9694

107
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelos de escritos judiciales relacionados

Presentación de ex cónyuge del causante como a) tercera con interés


legítimo a reclamar su crédito en expectativa por liquidación del régimen
de ganancialidad disuelto por causa de divorcio. b) representante legal en
el ejercicio de la responsabilidad parental respecto de su hijo.

INICIA SUCESIÓN AB INTESTATO


Sr. Juez:
M. del P.__ por su propio derecho y en representación de mi hijo
menor de edad, J. M.___, en los autos caratulados “___s/ sucesión ab intes-
tato, Expte. N°____”; en el ejercicio de la responsabilidad parental emanada
del art. 641 y c.c. del CCCN, ambos con domicilio real en la calle___, con el
patrocinio letrado del Dr. J. G., abogado, T° __ F°___del Colegio de Abogados
de___, (celular___, e- mail___). Constituyendo domicilio legal en la calle___,
de esta ciudad (con domicilio electrónico___). Respetuosamente se presen-
tan y dicen:
I.- OBJETO: Que vienen a promover la sucesión de quien en vida
fuera Don A.___, fallecido en la ciudad de ___el día___ a los ___años, de cuya
ocurrencia, probamos con la partida de defunción acompañada al pre-
sente. -
II.- VÍNCULOS: El causante se casó con la peticionante -M. del
P.___- El día 10 de marzo de 2005, de cuya unión, nació J. M. ___ el día 24 de
febrero de 2007.-
Asimismo, el día 23 de septiembre de 2014, por sentencia firme
de divorcio – art. 214, inc. 2, de la 23.515- dictada en el Juzgado Nacional
de Primera Instancia en lo Civil de Familia Nº___- me divorcié del causante.
Con el propósito de justificar los respectivos vínculos de título
de estado familiar invocados, acompaño, partida de matrimonio con su
nota marginal que acredita el divorcio del causante con la peticionante y el
certificado de nacimiento de nuestro hijo, todos en ellos, en original. -
III.- LEGITIMACIÓN DE LA PETICIONANTE EN SU CALIDAD DE
EX CÓNYUGE: reconociendo que esta parte no tiene vocación sucesoria de
conformidad a lo normado por el art 2437 del CCCN, teniendo en conside-
ración que, pese a la disolución del régimen de comunidad ocurrida con la

108
Sucesiones Intestadas

sentencia de divorcio – el 23 de septiembre de 2014- el causante y la peti-


cionante no han hecho actos jurídicos tendientes a liquidar la comunidad
del régimen patrimonial emanado del acto jurídico del matrimonio, de
conformidad a lo normado por el art. 488 y c.c. del CCy CN, vengo a presen-
tarme a dichos fines como acreedora con legítimo abono, respecto del
vehículo___, año 2011 y el vehículo___ año, ___ambos de titularidad exclu-
siva del causante, pero de calificación ganancial.-
Consecuentemente, solicito, oportunamente se inscriba un ½ a
mi nombre, como bien propio por disolución de la sociedad conyugal por
sentencia de divorcio, y el un ½, restante a nombre de nuestro hijo J. M., en
su calidad de heredero legítimo (art. 2424 del CC y CN). -
IV.- COMPETENCIA: V.S. es competente para entender en el pre-
sente sucesorio en razón del último domicilio del causante – Calle, ___de
esta ciudad- de conformidad a la regla emanada del art. 2336 del CCCN, de
cuya circunstancia, acreditamos con la partida de defunción original acom-
pañada. -
V.- Por lo expuesto, prueba documental arrimada solicito a V.S.-
1) Me tenga por presentada en el carácter de ex cónyuge del causante
a los fines expuestos (art. 488 y c.c. del código sustancial). -
2) Me tenga por presentada, en mi carácter de progenitora del aquí
heredero legítimo, de conformidad a lo normado por el art. 641 del CCCN.
3) Se agregue y se tenga presente la documental arrimada. -
4) Se disponga la apertura del juicio sucesorio de ____ y se ordene la
publicación de edictos conforme arts. 689, 699 y s.s. del CPCCN. -
5) Se corra vista al Ministerio Público Pupilar, a fin que el Sr. Defensor
de Menores asuma la representación necesaria, conforme art. 103 del
CCCN. -
6) Reserve en caja fuerte del juzgado, la documental original acompa-
ñada al escrito inaugural.
7) Oportunamente, dicte la correspondiente declaratoria de herede-
ros a favor de ___ (art. 2277, 2424, 2426 y c.c. del CCCN). -
Será Justicia. –

109
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez.

110
Sucesiones Intestadas

Denuncian vocación contrariada en razón de separación de he-


cho entre el presentante y el aquí causante
Sr. Juez:
J. G., abogado, T°__Fº___del Colegio de Abogados de (celular___e-
mail___) apoderado de los coherederos J.__M. __y S. ___, todos ellos hijos ma-
trimoniales del causante, con domicilio ya constituido en autos, (con domi-
cilio electrónico___). Respetuosamente manifestamos:
I.- Que mis clientes, todos ellos, resultan hijos habidos del ma-
trimonio en primeras nupcias, entre el aquí causante y Doña___-
Tal como oportunamente lo señaláramos, el causante enviudó
en el año 2001, hecho jurídico que probáramos con las respectivas parti-
das acompañadas a fs. 23 y 27 (ver partida de matrimonio y certificado de
defunción de la progenitora de mis clientes). -
Unos años después, nuestro padre, luego de un breve noviazgo,
se casó en segundas nupcias con Doña ___quien resulta, la misma persona
que se presentó en autos, como cónyuge supérstite, acreditando su legiti-
midad con la respectiva partida de matrimonio escoltada a fs.__ solicitando
en razón de ello, se la declare heredera respecto de los bienes propios,
como cónyuge supérstite. -
II.- Pues bien, si bien los aquí presentantes reconocen el título
de estado familiar en razón del matrimonio que vinculara al causante con
la nombrada, lo cierto es que, existen razones obstativas que contrarían la
vocación sucesoria aquí invocada. -
En efecto, tal como probaremos en las actuaciones correspon-
dientes, la presentante, al momento de fallecer el causante, estaba sepa-
rada de hecho desde hacía tres años, habiendo culminado el proyecto de
vida en común. -
Tal afirmación, se compadece con sus propios actos, atento a
que, por ante el Juzgado de Familia N°___la misma persona que aquí alega
derechos sucesorios como heredera legítima, promovió el juicio de divor-
cio unilateral incausado, según los términos del art. 435 del CCCN, denun-
ciando, entre otras cosas, la separación de hecho con el causante en la fecha
que anticipáramos. -

111
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Por ello, aun reconociendo que en dicho expediente no hubo


sentencia, atento a que el progenitor de mis clientes falleció antes, la de-
claración de voluntad de dar por concluido el vínculo de estado familiar ya
estaba exteriorizada por la presentante, resultando por tanto, razón sufi-
ciente para contrariar la vocación sucesoria. -
En tal sentido, no debe soslayarse el sentido axiológico de la
norma en cuanto excluye, por un lado, a la persona que ha dejado de com-
partir el proyecto de vida en común, atento a que sería absurdo y de nin-
guna protección legal considerar que esa misma persona tuviera un justo
derecho a reclamar una porción de la herencia de quien, ya no tiene una
relación de afecto. Y por el otro, la norma presume que el causante ya no
tiene vínculos de afecto para incluirla entre aquellas merecedoras de reci-
bir sus bienes, de lo contrario, hubiese añadido entre los herederos legíti-
mos, también a la ex cónyuge, pero no lo ha hecho. -
III.- Derecho:
Justifico la legitimación de la petición en despacho, en los arts.
435 y c.c. 2424, 2426 y c.c. y 2437 del CCCN, en su adecuada interpretación.
IV.- Prueba:
A fin de probar los extremos reseñados, solicitamos se requie-
ran las actuaciones tramitadas ante el Juzgado de Familia N°___ad effec-
tumvidendi et probando. A todo evento, hacemos saber que dicha
documental está solicitada como medio probatorio en las actuaciones pro-
movidas sobre exclusión de herencia. -
IV.- Por lo tanto, de conformidad a la denuncia efectuada, solicitamos
siguientes medidas:
1.- Tenga por denunciada la causal de exclusión aquí formulada. -
2.- Suspenda el trámite de la presente, entre tanto se sustancie el juicio
de exclusión de herencia que, en el día de la fecha, hemos promovido, ha-
biéndose radicado ante el juzgado a su dignísimo cargo de conformidad al
fuero de atracción (art. 2336 del CCCN). -
3.- Formulamos expresa oposición a todo pedido de retiro de fondos,
administración o disposición de bienes que, bajo el título invocado, formu-
lara eventualmente la presentante de fs.-

112
Sucesiones Intestadas

4.- Oportunamente dicte declaratoria a favor de los únicos y universa-


les herederos, los aquí presentantes. -
5.- Solicitamos se intime a la Sra.__ a que, en el plazo que V.S. considere
conveniente, realice inventario de los bienes que resultan de carácter ga-
nancial, bajo apercibimiento de ley.
6.- Se ordene oficio al Juzgado de Familia N° ____ a fin que remita a este
juzgado, ad effectumvidendi et probandi, las actuaciones caratuladas
“___c/___s/ divorcio, en trámite ante dicho juzgado.”

Proveer de conformidad. -
Será Justicia. -

(*) Modelo de escrito de autoría de Esteban Félix García Martinez

113
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

PORCIÓN LEGÍTIMA

ARTICULO 2445.- Porciones legítimas. La porción legítima de los


descendientes es de dos tercios, la de los ascendientes de un medio y
la del cónyuge de un medio.
Dichas porciones se calculan sobre la suma del valor líquido de
la herencia al tiempo de la muerte del causante más el de los bienes
donados computables para cada legitimario, a la época de la partición
según el estado del bien a la época de la donación.
Para el cómputo de la porción de cada descendiente sólo se to-
man en cuenta las donaciones colacionables o reducibles, efectuadas
a partir de los trescientos días anteriores a su nacimiento o, en su
caso, al nacimiento del ascendiente a quien representa, y para el del
cónyuge, las hechas después del matrimonio.

 Comentario:

Por Lidia Beatriz Hernández


Las porciones de legítima reconocidas a los legitimarios en el art.
2445 del Código Civil y Comercial deben tenerse presente para calcular la
legítima global.
Asimismo, el art. 2446 expresamente establece que, en caso de con-
currencia de legitimarios, la porción disponible se calcula según la legítima
mayor. O sea, si concurren cónyuge con descendientes se aplicará para el
cálculo de la legítima global los dos tercios que corresponde a los descen-
dientes por ser la legítima mayor.
Si, en cambio, concurren sólo descendientes o solo ascendientes, la
porción disponible se calcula según sus respectivas legítimas, conforme el
art. 2446.
Además, el art. 2445 dispone que las porciones de legítima se cal-
culan sobre la suma del valor líquido de la herencia al tiempo de la muerte
del causante más el de los bienes donados computables para cada legiti-
mario, a la época de la partición, según el estado del bien a la época de la
donación.

114
Porción Legítima

He aquí el primer error, pues como se advierte, se han tomado va-


lores en dos tiempos distintos, el del valor líquido de la herencia al mo-
mento de la muerte y el valor de los bienes donados al de la partición.
Como sostuvimos en las Jornadas de Derecho Civil del 201383 la le-
gítima se calcula al tiempo de la apertura de la sucesión, no de la partición,
pues deben distinguirse ambas masas de cálculo, la de la legítima y la de la
partición.
El criterio que adopta el Código Civil y Comercial de la Nación para
el cálculo de legítima tomando el valor líquido de la herencia al tiempo de
la muerte del causante más el valor de bienes donados de cada legitimario
a la partición, según el estado del bien a la época de la donación, además
de haber incurrido en cacofonía al redactarse el artículo, presenta la dis-
cordancia de reconocer dos momentos distintos para valuar bienes, que
deben ser unificados empleando todos los valores al momento de la
muerte del causante.
En general y sin efectuar el desarrollo del tema por la extensión
asignada a este trabajo, cabe señalar que la formación de la masa para el
cálculo de legítima deberá efectuarse atendiendo a la determinación de los
bienes del causante a su fallecimiento, la deducción de las deudas y la de-
terminación de los bienes donados por actos entre vivos. Se trata de una
masa ideal integrada por los bienes que quedaron en el patrimonio del di-
funto al tiempo de su fallecimiento y que sean trasmisibles por vía suceso-
ria, incluyendo los créditos que posea el causante que tuvieran valor actual
a ese momento. También se computarán los frutos civiles vencidos y los
naturales percibidos al tiempo del fallecimiento, excluyendo los frutos o
rentas de bienes del acervo que se devenguen luego del deceso hasta la
partición.84
El art. 2445 se refiere al “valor líquido de los bienes hereditarios”
por lo que deben deducirse las deudas de la sucesión de los bienes que in-
tegran el patrimonio del causante y no corresponde hacerlo sobre las do-
naciones. En este aspecto el Código Civil y Comercial no ha cambiado el
contenido del art. 3602 del Código Civil.
En cambio, no deben incluirse las cargas para el cálculo de la legí-
tima, dado que éstas nacen luego del fallecimiento y solamente tienen

83 Arianna Carlos, Ocampo Guillermo, Ugarte Luis A. y Hernández, Lidia B, ponencia presen-

tada en las XXIV Jornadas de Derecho Civil, setiembre de 2013.


84 Ugarte, Luis A. Cálculo de la legítima hereditaria e incidencia de un fallo plenario, La Ley

2007-B-108.

115
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

incidencia en orden al trámite de la partición. Como es sabido, se incluyen


en este concepto de cargas, obligaciones que nacen después del falleci-
miento del causante como gastos de inventario, protocolización del testa-
mento, honorarios de abogados, entre otras.85
No desconozco que algunos autores como Zannoni y Natale consi-
deran que también deben restarse las cargas, criterio que no comparto.86
Las XXIV Jornadas Nacionales de Derecho Civil, reunidas en Buenos
Aires en setiembre de 2013, aconsejaron que la legítima debe calcularse al
tiempo de la apertura de la sucesión, no de la partición. Por ello, por activo
líquido se entiende el de los bienes trasmitidos por sucesión menos las
deudas, pero no las cargas.
El error del legislador del Código Civil y Comercial estriba en con-
fundir las operaciones de la legítima con las de la partición. Como sostiene
Belluscio, tanto para efectuar la colación como para determinar el monto
de la legítima, es posible atenerse a dos diferentes criterios: el valor de los
bienes donados al tiempo en que las donaciones fueron hechas, o el que
esos bienes tienen al tiempo de morir el donante. Además, en materia de
colación es posible tener en cuenta un tercer momento, el de la partición,
inaplicable a la determinación de la legítima porque la situación de los do-
natarios extraños no es susceptible de ser modificada en razón del tiempo
que los herederos, a su voluntad, hagan durar la indivisión hereditaria.87
De tal manera, llevar el cálculo de la legítima al momento de la partición
significaría que los acreedores posteriores a la muerte del causante, como
por ejemplo los abogados, deberían esperar hasta la partición para cobrar
sus honorarios. 88
Cuando el art. 2445 alude al “valor líquido de la herencia”, se debe
entender el contenido de la sucesión con la deducción de deudas. En el

Maffia, Jorge O, Tratado de las sucesiones, T II, p. 831, núm. 913, segunda edición actuali-
zada por Hernández, Lidia B. y Ugarte, Luis Alejandro; Orlandi, Olga, La legítima y sus mo-
dos de protección, p. 125, Abeledo Perrot 2009; Perrino, Tratado de las sucesiones, t 2, p.
1859; Pérez Lasala, Fernando, Defensa del tráfico jurídico inmobiliario, p. 146, Ed. Rubinzal
Culzoni, Santa Fe 2011.
86 Zannoni, Derecho de las sucesiones, T II, p. 162, núm. 943; Natale, Roberto, Para deter-

minar la legítima deben deducirse también las cargas de la sucesión de la masa hereditaria,
en RDFy P 2009, 1, p. 121, ed. La Ley y La acción de reducción, p. 159, Academia de Derecho
y Ciencias sociales de Córdoba, 2008.
87 Belluscio, Augusto César, “El valor de las donaciones a los efectos de la colación y del

cálculo de la legítima en el Código Civil y en la ley 17.711, Obligaciones y Contratos” - LL


Doctrinas Esenciales Tomo V, 1061
88 Nuestra ponencia ya citada.

116
Porción Legítima

supuesto de concurrencia del cónyuge, tampoco se puede computar en la


masa de cálculo los bienes gananciales de la comunidad disuelta por el fa-
llecimiento, que corresponderá liquidar, y que se adjudican al cónyuge su-
pérstite en calidad de socio, siguiendo las reglas respectivas.
Por último y sin pretender agotar el tema, debe destacarse que el
art. 2445 dispone que para el cómputo de la porción de cada descendiente
sólo se toman en cuenta las donaciones colacionables o reducibles, efec-
tuadas a partir de los trescientos días anteriores a su nacimiento, en su
caso, al nacimiento del ascendiente a quien representa y para el del cón-
yuge las hechas después del matrimonio.
Para entender esta disposición debe comparársela con el régimen
del Código Civil.
El art. 1832 inc. 1) del Código Civil legitimaba para pedir la acción
de reducción a los legitimarios que existieran a la época de la donación, sin
perjuicio de legitimar también a los descendientes que nacieran con pos-
terioridad a la donación si existieran descendientes que tuvieran derecho
a ejercer la acción. Por otra parte, el plenario Spota, aunque referido a la
colación, despejó la discusión doctrinaria respecto del cónyuge, quien debe
ser legitimario al momento de la donación, por lo que no se computarán
las donaciones anteriores a su matrimonio.89
Se advierte fácilmente que en el Código Civil debía efectuarse el
cálculo de la legítima de acuerdo a la situación de cada legitimario a la fe-
cha de la donación, salvo claro está el privilegio otorgado a los descendien-
tes que nacieran después de acuerdo al art. 1832.
En el Código Civil y Comercial, la determinación de los bienes que
deben ser computados resulta del último párrafo del artículo 2445, ya re-
ferido, por lo que también en la reforma deberá efectuarse el cálculo de
acuerdo a la situación de cada legitimario al momento de la donación, ha-
biéndose acentuado el carácter individual de la legítima.
Si bien es cierto que se criticó el art. 1832, inciso 1 del Código Civil,
pues incluyó a descendientes todavía no concebidos a la época de la dona-
ción; creemos que con el siguiente ejemplo se pone de manifiesto la injus-
ticia de las desigualdades que se producen entre los hijos todos

89 Fallo plenario CNCiv. “S.E.M. c. S. A.G.M. y Otros s/ colación”, agosto 22-2002, cuya doc-
trina fue la siguiente: El cónyuge supérstite no se encuentra legitimado para demandar la
colación de donaciones realizadas antes de contraer matrimonio con el causante, La Ley
2002-E-456.

117
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

legitimarios a la muerte del causante, por la derogación de la citada dispo-


sición.
Alberto, viudo y con dos hijos, dona una casa por un valor de $ 270.000 a
un ahijado. Dos años después contrae matrimonio con Susana, con la que
tiene un hijo. Producida la muerte de Alberto, los bienes líquidos del haber
hereditario ascienden a $ 300.000, todos bienes propios. Limitándome a
calcular la legítima de los hijos que existían a la época de la donación, en el
Código Civil y Comercial cada hijo tendrá una legítima de $ 95.000 (2/3
porción de los descendientes de 570.000) o sea 380.000. Se divide por cua-
tro (tres hijos y el cónyuge por ser bienes propios, se aplica la concurrencia
de la sucesión intestada). Deberá hacerse otro cálculo para el hijo y la cón-
yuge, legitimarios que no existían en la época de donación, por supuesto
sin incluir la donación. Su legítima será de $ 50.000.- (2/3 de 300.000, da
una legítima de 2000.000, suma que también dividimos por cuatro here-
deros que concurren por cabeza a la herencia).
Como se advierte, a los hijos que existían a la época de la donación
se les reconoce una legítima mucho mayor a pesar que todos son legitima-
rios al momento del fallecimiento del padre.
Asimismo, se deberá considerar para el cálculo de la legítima lo dis-
puesto por el art. 2459 respecto de las donaciones, pues no procede la ac-
ción de reducción contra quien haya poseído la cosa durante diez años, sea
el donatario o el subadquirente.
Si bien esta norma otorga mayor seguridad jurídica al donatario ya
que su título queda saneado por el transcurso de los 10 años desde la fecha
en que tomó posesión del bien donado, lo cierto es que implica una dismi-
nución importante sobre la integración de la masa de legítima y redunda
en un perjuicio para el legitimario. 90
En cuanto al cálculo del valor de las donaciones el art. 2418 dis-
pone que, en todos los casos, para la colación y el cálculo de la legítima, se
debe tener en cuenta el valor de los bienes al tiempo en que se hacen las
donaciones, apreciado a valores constantes.
En este último aspecto, se tiene en cuenta el momento en que se
produce la transferencia de la propiedad del bien al donatario, por lo que
las disminuciones o los aumentos deben perjudicar o beneficiar a su titu-
lar.
De allí que, aun cuando resulta acertado tomar el estado del bien al
momento de la donación a fin de evitar las injusticias que se advierten

90 Azpiri, Jorge O., ob. cit. lugar citado.

118
Porción Legítima

cuando se ha producido la variación intrínseca del valor del bien, el desa-


cierto está, como ya lo señalamos, en no haber compatibilizado el mo-
mento de la actualización del valor de la donación y de los bienes de la
herencia al momento de la muerte.
El primitivo art. 3602 tomaba el valor de la donación al momento
en que se hizo, mientras la reforma de la ley 17711 lo computaba al tiempo
de la muerte. Esto último mereció críticas de la doctrina pues en la norma
no se distinguían las variaciones intrínsecas y extrínsecas del valor del
bien donado.
Un ejemplo de la jurisprudencia francesa, citado por Belluscio,
pone de manifiesto la injusticia de tomar el valor de las donaciones al
tiempo de la partición, debiendo en definitiva distinguir el valor intrínseco
del extrínseco91. Entonces, está bien tomar el estado del bien donado a la
época de la donación, pero, en cuanto a la valoración extrínseca, el cálculo
de la legítima y la porción disponible debe hacerse según el poder de com-
pra de la moneda a la muerte del causante, ya que es entonces cuando de-
berá apreciarse si sus donaciones excedieron la porción disponible; las
ulteriores variaciones de valor de la moneda no pueden aprovechar ni per-
judicar ni a legitimarios ni a donatarios, sin perjuicio de que la reducción
debida por el donatario se considere obligación de valor.92

 Jurisprudencia relacionada

• Quiso “desmantelar” la venta encubierta de un campo que su madre


hizo a su hermana y reclamó daño moral porque según él lo estaban
“desheredando”, pero la justicia rechazó la demanda porque mien-
tras la madre viva no se pueden atacar los actos que ella celebre. En
tal caso podrá iniciar la acción a partir de la apertura de la sucesión.

91 Belluscio, Augusto C, El valor de las donaciones a los efectos de la colación y del cálculo
de la legítima en el Código Civil y en la ley 17.711, Obligaciones y Contratos, LL Doctrinas
Esenciales Tomo V, 1061, ya citada. Se trata de un donatario de acciones cotizables en bolsa,
que las vendió y que al momento fijado para su valuación a los fines del cálculo de la legí-
tima habían duplicado su valor. La injusticia es notoria. Por ello, resulta más justo calcular
el valor de la donación al tiempo en que se hizo, porque a la partición el valor del bien do-
nado se incrementó por circunstancias ajenas al donatario y que éste no aprovechó. Tam-
bién podría darse el caso inverso, del perecimiento de la cosa donada antes de la partición,
pero luego de un largo disfrute.
92 Belluscio, Augusto C, El valor de las donaciones a los efectos de la colación y del cálculo

de la legítima en el Código Civil y en la ley 17.711, ob. cit.

119
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Expte. Nº 95045-2008 - “T., G. A. c/P. M. P. y otros s/ simula-


ción” – CNCIV – SALA G – 16/08/2017
SIMULACIÓN. COMPRAVENTA. Acción promovida contra la ma-
dre, la hermana y una sociedad, a fin de que se declare la nulidad
de una escritura de venta de un campo a una sociedad. Entrega
posterior a la venta por la madre de la tenencia del campo al ac-
tor, quien se haría cargo de su explotación. PRETENSIÓN DEL
HEREDERO DE QUE SE DECLARE LA NULIDAD DE LA
ESCRITURA PARA NO SER DESHEREDADO. IMPROCEDENCIA.
Derecho a libre disposición de los bienes por parte del futuro cau-
sante. Posibilidad de realizar los más variados contratos con sus
futuros herederos forzosos. Acción de simulación tiene carácter
instrumental que se encontrará expedita desde la apertura de la
sucesión. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE RECHAZÓ LA
DEMANDA
elDial.com - AAA32B

• Fallo ordena reintegrar el 50% indiviso de un inmueble porque las


donaciones excedieron la suma de la porción disponible y la por-
ción legítima del donatario.
“B. A. J. y Otros c/ B. B. C. s/Acción de Colación” – CÁMARA DE
APELACIÓN EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE JUNÍN (Buenos Ai-
res) - 26/05/2016
SUCESIONES. DONACIONES que exceden la suma de la porción dis-
ponible y la porción legítima del donatario. Posturas doctrinarias y
jurisprudenciales acerca de si están sujetas a reducción o si solo se
debe el valor del excedente a modo de colación. ARTÍCULOS 2386,
2453 y 2458 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. De-
recho vigente. Supuesto en el que el valor de lo donado absorbió
todo el acervo hereditario. Restitución a título de reducción. Se
confirma la sentencia que ordenó reintegrar el 50% indiviso del in-
mueble. elDial.com - AA9727

120
Porción Legítima

 Modelo de escrito judicial relacionado

COHEREDERO PROMUEVE ACCIÓN DE ENTREGA DE LEGÍTIMA


Señor Juez:
_____DNI N.º___, por derecho propio, con domicilio real en la ca-
lle___, constituyendo domicilio legal conjuntamente con el letrado que me
asiste, abogado___, Tº___Fº__CPACF (e-mail__ teléfono__), en la calle ___con
domicilio e identificación electrónica en la CUIT___, a V. S. respetuosamente
digo:
I. OBJETO
Promuevo acción de entrega de legítima, en los términos del Art. 2450
del CCCN, contra el Sr.__, DNI____, domiciliado en calle___ con el propósito
que se declare en el presente mi justa vocación sucesoria como heredero
legítimo del Sr., de conformidad a las razones que, seguidamente expon-
dré. –
II. COMPETENCIA
Encontrándose en trámite ante este juzgado el juicio “___s/ sucesión ab
intestato, Expte. N° __”, de conformidad a lo normado por el art. 2336 del
código sustantivo, solicito asuma la competencia para entender en estos
actuados. –
III. PETICIÓN DE ENTREGA DE PORCIÓN LEGÍTIMA
Promuevo la presente acción con el propósito que se condene al de-
mandado hacerme entrega de mi porción legítima con más los frutos, in-
tereses y daños y perjuicios que, por su mala fe, corresponda establecer,
según su elevado criterio, de conformidad a las razones que, seguidamente
expondré. –
Con fecha ____ se dictó declaratoria de herederos, declarándose como
único y universal heredero al aquí demandado, Sr. ___, y____, sin em-
bargo, conforme acredito con la partida que acompaño, el actor es hijo ex-
tramatrimonial del causante y, por lo tanto, “hermano” del demandado___-
Si bien este título no era desconocido por el coaccionado, él jamás de-
nunció mi existencia, por lo que en fecha _____ solicité la ampliación de la
declaratoria de herederos. -
Sin embargo, él logró disponer de los bienes que legítimamente me
corresponden desde el mismo instante de la muerte de mi padre. -
IV. QUANTUM DE LA LEGITIMA PRETERIDA
Por emplazarme en el vínculo de HIJA del causante, me corres-
ponde la legítima dispuesta por el Artículo 2445 primer párrafo del Código

121
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

Civil y Comercial de la Nación (dos tercios). A tal fin, solicito se me reco-


nozca mi porción legítima del bien inmueble sito en calle……………………,
Matrícula……………Nomenclatura catastral………. f°………, t°………… y 2) el
inmueble sito en calle ……………. Matricula……………Nomenclatura catas-
tral………, f°…………t°…………Nomenclatura catastral:…………….. f°………….
t°…………, que fue transferido a nombre del coheredero demandado, y cuyo
valor actual es de $________. -
En caso de que eso no sea posible, solicito un resarcimiento de
$_____, con más intereses y costas.
V. PRUEBAS
Ofrezco como prueba que hace a mi derecho el siguiente:
DOCUMENTAL
Autos caratulados: “_________”
CONFESIONAL
Solicito se cite a fin que absuelva posiciones a tener del pliego que opor-
tunamente se presente al demandado de autos. –
VI. PETITORIO
En congruencia con lo expresado, a V.S. solicito:
1.Se me tenga por presentado parte y constituido el domicilio procesal
físico y electrónico en autos.
2. Tenga presente la documentación acompañada en la que se acredita
mi legitimación procesal para promover la presente acción.
3. Se reconozca mi porción legítima preterida en autos con expresa ac-
tualización por la desvalorización monetaria y costas al coheredero de-
mandado.

SERÁ JUSTICIA

122
Porción Legítima

ARTÍCULO 2461: Transmisión de bienes a legitimarios. Si por


acto entre vivos a título oneroso el causante transmite a alguno de
los legitimarios la propiedad de bienes con reserva de usufructo,
uso o habitación, o con la contraprestación de una renta vitalicia, se
presume sin admitir prueba en contrario la gratuidad del acto y la
intención de mejorar al beneficiario.
Sin embargo, se deben deducir del valor de lo donado las sumas
que el adquirente demuestre haber efectivamente pagado.
El valor de los bienes debe ser imputado a la porción disponible
y el excedente es objeto de colación.
Esta imputación y esta colación no pueden ser demandadas por
los legitimarios que consintieron en la enajenación, sea onerosa o
gratuita, con algunas de las modalidades indicadas.

 Comentario:

Transmisión de bienes a los legitimarios


Por Lidia Beatriz Hernández

La norma citada, si bien se basa en el Proyecto de 1998, se aparta


del mismo en cuanto ahora se refiere a los actos onerosos, agregando ade-
más del usufructo, el uso y la habitación y mantiene la contraprestación de
una renta vitalicia.
En consecuencia, se resolvió la controversia doctrinaria, pues se
incluyen únicamente los actos onerosos descartando los actos a título gra-
tuito ostensibles.93
Asimismo, también siguiendo a la doctrina mayoritaria, además de
la reserva de usufructo o con la prestación de una renta vitalicia, el artículo
vigente se refiere a la reserva de uso y habitación y se mejora la redacción
del art. 3604 del Código Civil derogado, cuando aludía a la transferencia en
plena propiedad de bienes con reserva de usufructo.
Al igual que lo sostenido por la interpretación que se hizo del art.
3604, el artículo del Código Civil y Comercial expresamente presume, sin

93Recordemos que durante la vigencia del Código Civil prestigiosa doctrina consideraba
que a las donaciones ostensibles con reserva de usufructo les era aplicable el art. 3604, ver
Zannoni, Eduardo, Derecho de las sucesiones, T II, p. 253.; Tejerina y Moreno Dubois. Exa-
men y crítica de la Reforma del Código Civil, 4, vol. II Sucesiones, p. 253.

123
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

admitir prueba en contrario, la gratuidad del acto entre vivos a título one-
roso mediante el cual el causante transmite a su legitimario la propiedad
de bienes con reserva de usufructo, uso, habitación o con la contrapresta-
ción de una renta vitalicia.
No obstante esa presunción que no permite probar sobre la since-
ridad del acto, pues no admite prueba en contrario; el párrafo siguiente del
artículo, en forma contradictoria, obliga a deducir del valor de lo donado
las sumas que el adquirente demuestre haber efectivamente pagado.
La presunción aparece limitada en cuanto se debe deducir del valor
de lo donado las sumas pagadas, por lo que a pesar de lo terminante de la
redacción del párrafo anterior resulta contradictorio que se pueda probar
en contrario. En su caso, podría haberse caracterizado la presunción como
iuris tantum presentando así mayor coherencia. De todas maneras, mien-
tras a través de una reforma legislativa no se aclare la contradicción legal,
debería interpretarse que, el artículo no admite prueba en contrario sobre
la presunción de la gratuidad del acto a pesar de que se demuestren sumas
efectivamente pagadas.
También el art. 2461 presume expresamente sin admitir prueba en
contrario la intención de mejorar al beneficiario. Por ello, el donatario se
llevará la porción disponible con la que fue mejorado; su legítima y el ex-
cedente deberá colacionarlo. En realidad, se trata de una reducción del ex-
ceso, siguiendo al art. 2386 del Código Civil y Comercial.
Las donaciones hechas a un heredero legitimario están sujetas a
colación, imputables a la porción hereditaria del heredero como valor ya
recibido o a la porción disponible primero y a la legítima del heredero des-
pués cuando se lo ha dispensado de colación. Obsérvese que si en el primer
caso, la donación excede la cuota de legítima del donatario, la restitución
del exceso a la masa tendrá lugar mediante la reducción de esos valores.
De la misma manera si mejorado el heredero, esa mejora excede la porción
disponible, el exceso está sujeto a colación, imputándoselo a la porción le-
gítima del heredero como adelanto de herencia. Si esa mejora excede ade-
más la porción legítima del beneficiado, debe reducirse el exceso y traerlo
a la masa.
Como se advierte, aun cuando se hable de la acción de colación, el
mecanismo es el propio de la reducción. Se trata de la llamada colación del
excedente que corresponde a lo que la doctrina francesa llama colación con
fines de reducción, diferenciándola de la colación propiamente dicha o con
fines de igualdad. Era también el supuesto previsto en el art. 3604, donde

124
Porción Legítima

se presume la mejora, ordenando la imputación a la porción disponible y


la colación del exceso.94
De allí que en tales casos –lesionada la legítima- y debiendo resti-
tuir el exceso, la acción dirigida contra el legitimario es una típica acción
de reducción, apartándose del mecanismo de la colación. En el Código Civil
y Comercial se reconoce expresamente en el art. 2386 la reducción por el
valor del exceso, supuesto en el que se está afectando la legítima de los
otros legitimarios.
Daré un ejemplo sencillo para una mejor comprensión. Juan Pérez
vendió a su hijo Pedro su casa de Mar del Plata reservándose el usufructo.
El valor del inmueble asciende a $ 200.000. A la muerte de Juan le suceden
sus hijos Alberto y Pedro. El haber hereditario es de $ 50.000 sin deudas.
Entonces, sumando los $50.000 y los $ 200.000 (según la presunción legal
es una donación) y aplicando los 2/3 de porción legítima de los descen-
dientes, la legítima será de $ 166.666, por lo que a cada hijo le corresponde
$ 83.333. La porción disponible también es de 83.333. En consecuencia, a
Pedro, a quien la ley presume mejorado, le corresponde $83.333 (legí-
tima), más $ 83.333 (porción disponible), lo que da un total de 166.666.
Como se advierte, ha recibido en exceso la donación de un valor de
200.000, por lo que deberá traer el exceso para cubrir la legítima de su
hermano, o sea 33.333.
La última parte del artículo impide demandar a los legitimarios que
consintieron en la enajenación sea onerosa o gratuita, con algunas de las
modalidades indicadas, es decir, con reserva de usufructo, uso o habitación
o con contraprestación de renta vitalicia.
En este sentido, debe señalarse que el actual art. 2461 admite que
los coherederos puedan pactar el llamado reconocimiento de onerosidad
del acto; circunstancia criticada por la doctrina, la que considera que im-
plica una derogación de la prohibición de pactos sobre herencia futura.
En realidad, los coherederos pueden reconocer la sinceridad del
acto, es decir que el enajenante ha recibido la contraprestación pertinente,
y por lo tanto no podrán oponerse posteriormente impugnando el carácter
oneroso del acto. Ello indudablemente resulta una excepción a la prohibi-
ción del art.1010.
Empero, el artículo 2461 difiere del anterior 3604, y alude al con-
sentimiento otorgado a la operación, sea onerosa o gratuita, por lo que

94 Ripert-Boulanger, Tratado de Derecho Civil, T X Sucesiones, vol.2, p.393, La Ley Buenos Aires

1965.

125
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

parecería que ya no se trata de consentir la onerosidad del acto, pues se


incluyen los actos a título gratuito, que por lo demás han sido descartados
de la aplicación de la norma en la primera parte. Como se advierte la con-
tradicción resulta evidente.
Por ello, coincidimos con Azpiri95 que la prohibición de demandar
a legitimarios que reconocieron la gratuidad del acto, tipifica un pacto so-
bre herencia futura, mucho más amplio que en el art. 3604, admitiendo la
renuncia en vida del causante a las acciones de colación y reducción, lo que
no puede ser admitido, empeorando en este aspecto la norma vigente.
Consideramos entonces que debería suprimirse la frase “sea one-
rosa o gratuita” y legislar como lo hizo el Proyecto de 1998, suprimiendo
el pacto de reconocimiento de onerosidad; o en todo caso mantenerlo con
esa sola finalidad, como única excepción a los pactos prohibidos sobre he-
rencia futura.
En cuanto a los ascendientes, que son legitimarios, pero no sujetos
pasivos de la acción de colación, conforme los nuevos arts. 2444 y 2385,
las donaciones que afectarán la legítima de otros herederos forzosos, de-
berán también reducirse en proporción al exceso.
En consecuencia, son aplicables los efectos propios de la acción de
reducción, los que por cierto resultan en el nuevo Código más atenuados
respecto de la acción reipersecutoria, ahora limitada por los artículos 2458
y 2459. Por el primero, el donatario y el subadquirente demandado, en su
caso, pueden desinteresar al legitimario satisfaciendo en dinero el perjui-
cio a la cuota de legítima y por el segundo sólo se considerará improce-
dente la reducción contra el donatario o el subadquirente que han poseído
la cosa donada durante diez años a contar de la adquisición de la posesión,
admitiendo la unión de posesiones con la remisión al art. 1901
También la limitación a la reipersecución implica que los efectos
que en el Código Civil producía la resolución de la donación en la medida
del exceso y la restitución en especie del bien donado en dicha proporción,
se encuentra desvirtuada desprotegiendo al legitimario.

95 Azpiri, Jorge O. La legítima en el Anteproyecto de Código Civil, en Primeras reflexiones


en materia de sucesiones en el Anteproyecto de Código Civil. p.77, Jurisprudencia Argen-
tina, Número especial, 2012-III.

126
Sucesiones Testamentarias

SUCESIONES TESTAMENTARIAS

Formas de los testamentos

Testamento ológrafo

ARTÍCULO 2477: Testamento ológrafo. Requisitos. El testamento


ológrafo debe ser íntegramente escrito con los caracteres propios del
idioma en que es otorgado, fechado y firmado por la mano misma del
testador. La falta de alguna de estas formalidades invalida el acto, ex-
cepto que contenga enunciaciones o elementos materiales que per-
mitan establecer la fecha de una manera cierta. La firma debe estar
después de las disposiciones, y la fecha puede ponerse antes de la
firma o después de ella. El error del testador sobre la fecha no perju-
dica la validez del acto, pero el testamento no es válido si aquél le
puso voluntariamente una fecha falsa para violar una disposición de
orden público. Los agregados escritos por mano extraña invalidan el
testamento, sólo si han sido hechos por orden o con consentimiento
del testador.

 Comentario:
Por Natalia Pagotto
En el caso de que hubiera discrepancias visiblemente notables, es
importante utilizar en la demanda sucesoria la mayor cantidad de argu-
mentos conocidos por los que pudieron haberse ocasionado.
“Fechado” puede serlo varias veces, como ocasiones en que haya
querido manifestar su voluntad respecto de sus bienes o cualquier tipo de
disposición patrimonial o no. Sin embargo, “la ley exceptúa la invalidación
cuando las enunciaciones u otros elementos materiales permiten estable-
cer la fecha de manera cierta
1.

“Por la mano misma del testador” puede significar que se hayan


producido cambios en los trazos debido a la edad, a la movilidad, o también

1 Expte. 32.581/2009 - “M.M.D. C/ C., K.L. y Otros s/ Impugnación /Nulidad de Testamento”


- CNCIV - SALA M 15/10/2015.

127
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

cambios en la escritura provocados por diferentes motivos, sin que esto


obste a que sean redactados por la misma persona, el testador.
“Si un tercero hubiere hecho las tachaduras o enmiendas, en prin-
cipio, no afecta la validez del instrumento, porque, si así fuera, dicha vali-
dez quedaría librada a la voluntad, probablemente maliciosa, de ese
tercero; en ese caso sólo sería nulo lo agregado.”2

ARTÍCULO 2478: Discontinuidad. No es indispensable redactar el


testamento ológrafo de una sola vez ni en la misma fecha. El testador
puede consignar sus disposiciones en épocas diferentes, sea fechán-
dolas y firmándolas por separado, o poniendo a todas ellas la fecha y
la firma el día en que termine el testamento.

 Comentario:
Por Natalia Pagotto

El testador puede testar en el mismo instrumento u otro tantas ve-


ces como quiera, siempre y cuando se deje establecida la fecha en que lo
hizo. Esta disposición “es un requisito que apunta a la capacidad del testa-
dor o del sucesor, a los vicios de la voluntad, a la pluralidad de testamentos
(por existencia de otros otorgados en distintas épocas), a un hijo por nacer
que el otorgante ignorara y que pudiera desplazar a los herederos institui-
dos o bien, maniobras dolosas de captación”3.
Lo que vale realmente es que pueda desentrañarse la verdadera
voluntad del testador y, es en este sentido que, cualquier aclaración que
pudiera hacerse en el escrito de demanda al respecto va a ser de gran acla-
ración. Si bien será un profesional de la caligrafía quien dará las especifi-
caciones sobre la autenticidad de las manifestaciones, serán tal vez sus
allegados quienes puedan ser de ayuda en cuando a su contenido y signifi-
cado. En cuanto a la capacidad del testador refiere a que, al momento de
testar fuera plenamente capaz, quedando en evidencia ante una declara-
ción de incapacidad que a partir de esta no podría tenerse por válida

2 LORENZETTI, Ricardo Luis (Dir.) Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, tomo
XI, pág. 2478.
3 Expte. 32.581/2009 “M.M.D. C/ C., K.L. y Otros s/ Impugnación /Nulidad de Testamento”

- CNCIV SALA M - 15/10/2015.

128
Sucesiones Testamentarias

ninguna cláusula. La voluntad viciada a la que hace expresa referencia es


aquella generada, por ejemplo, por el desconocimiento de la existencia de
un hijo nacido o por nacer que, de haber sabido de su existencia habría
contemplado en su testamento.
Lógicamente, más allá de que no hay exigencias sobre el soporte en
que se realice ni con qué instrumento se escriba, “el testamento debe tener
continuidad conceptual entre sus partes. Ello incluye tanto la continuidad
material como la intelectual.”4

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo hace lugar al reclamo de una mujer para que le entreguen los
cánones locativos que le corresponden por un legado que dejó su
conviviente fallecido mediante un testamento y que fueron percibi-
dos por la hermana de él.
Expte. Nº 29.518-16 - “D.’ A. N. P. c/ B., H. s/ cobro de sumas de
dinero” – CNCIV – SALA J – 24/06/2019
TESTAMENTO. CONVIVIENTE. CÁNONES LOCATIVOS. Legado de
un local a la conviviente. Inmueble alquilado en vida del causante.
Cánones locativos percibidos por el administrador y entregados a
la hermana del causante. Extinción del contrato de locación cele-
brado por éste. Nuevo contrato celebrado por el administrador ex-
cediendo los términos de su mandato. Reclamo de cobro de las
sumas percibidas por la accionante. Resistencia del demandado. SE
CONFIRMA LA SENTENCIA QUE HIZO LUGAR PARCIALMENTE A
LA DEMANDA. Ausencia de pluspetición inexcusable. No se vulne-
raron principios procesales. Regulación de honorarios conforme a
la ley 27.423
elDial.com - AAB538

4LORENZETTI, Ricardo Luis (Dir.) Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, tomo
XI, pág. 2478.

129
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

• ¿Qué ocurre cuando un sobrino que fue designado como heredero


universal mediante un testamento fallece antes que el causante?
Tras analizar los alcances del Art. 2429 del CCCN, se dio curso a la
partición propuesta por las hijas del sobrino, que ejercieron el dere-
cho de representación, con la salvedad de que no procede la solicitud
efectuada por la cónyuge supérstite.
Expte. 65379/2017 – “O. F., J. E. s/Sucesión Testamentaria” –
CNCIV – SALA M – 18/03/2019
SUCESIÓN TESTAMENTARIA. TESTAMENTO POR ACTO PÚBLICO.
Disposición de una serie de legados. DESIGNACIÓN COMO
HEREDEROS UNIVERSALES A LOS SOBRINOS EN EL RESTO DE
LOS BIENES. Fallecimiento de uno de ellos antes de la muerte del
causante. Presentación de la cónyuge supérstite e hijas de este úl-
timo invocando derecho de representación. CADUCIDAD DE LA
INSTITUCIÓN POR PREMORIENCIA. Artículo 2518 del CCCN. Cadu-
cidad del legado de la fracción de campo. SOLUCIÓN DIFERENTE
EN RELACIÓN A la INSTITUCIÓN COMO HEREDEROS DE LOS
BIENES REMANENTES. DERECHO DE REPRESENTACIÓN. Artículo
2429 del CCCN. Procedencia con respecto a los hijos, pero no res-
pecto a la cónyuge supérstite. Deberá proveerse lo conducente so-
bre el pedido de aprobación de la partición con los alcances que
resultan de la sentencia
elDial.com - AAB534

• La Cámara Civil revocó la sentencia que hizo lugar a la nulidad de


un testamento en un caso en que el testador no pudo firmar por en-
contrarse en estado de extrema debilidad. El documento, además,
habría sido impreso por el escribano, pero los magistrados sostuvie-
ron que ello no implica que el causante no hubiera expresado su vo-
luntad en forma clara y espontánea.
Expte. Nº 81.104-08 - “F. DE LA P., E. Y. y Otros c/ G., M. P. y Otro
s/ impugnación/nulidad de testamento” – CNCIV - SALA G –
21/11/2018

130
Sucesiones Testamentarias

TESTAMENTO. FORMAS TESTAMENTARIAS. Solicitud de nulidad


de testamento basada en que la escribana manifiesta la imposibili-
dad del testador de firmar por encontrarse en estado de extrema
debilidad. Legitimación pasiva de la notaria interviniente. Aplica-
ción al caso del Código Civil derogado. ARTÍCULOS 2466, 2480 DEL
CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Incongruencia de la
sentencia de primera instancia por resolver la nulidad del testa-
mento por falta de perfecta razón del testador, cuando ello no fue
alegado al demandar. INNECESARIEDAD DE QUE EL TESTADOR
DICTE SUS DISPOSICIONES PALABRA POR PALABRA AL
ESCRIBANO. Interpretación restrictiva de las solemnidades testa-
mentarias. SE REVOCA LA SENTENCIA QUE HIZO LUGAR A LA
DEMANDA DE NULIDAD
elDial.com - AAB088

• En este fallo se hizo lugar al desalojo de un inmueble luego de deter-


minar que la accionante es la única heredera ya que es válido el tes-
tamento otorgado.
Expte. n° 17.577/2015 - “O., N. L. c/ A., A. P. s/ Desalojo: intru-
sos” - CNCIV – SALA H – 29/05/2018
DESALOJO. Legitimación activa. Testamento. Redargución de false-
dad. Condómino. Impugnación
elDial.com - AAAACC

• Aunque exista un proceso de impugnación pendiente, el testamento


se presume válido hasta el dictado de la sentencia que declare su nu-
lidad, por lo que no debe suspenderse el pronunciamiento sobre la
validez de sus formas extrínsecas.
Expte. Nº 64633-2014 – “L., M. s/sucesión testamentaria” –
CNCIV – SALA C – 22/12/2016
SUCESIÓN TESTAMENTARIA. Suspensión del trámite en virtud de
la existencia de un proceso de impugnación y nulidad del

131
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

testamento. Aplicación al caso del Código Civil derogado.


ARTÍCULO 2466 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN.
Testamento por acto público. Presunción de validez hasta el dic-
tado de la sentencia que lo declare nulo. SE REVOCA LA
RESOLUCIÓN QUE SUSPENDIÓ EL PROCESO, ORDENANDO QUE SI
FUERA PROCEDENTE EL JUEZ DE GRADO DECLARE LA VALIDEZ
EN CUANTO A LAS FORMAS EXTRÍNSECAS
elDial.com - AA9D94

• Es inválido un testamento ológrafo en el que no consta ni siquiera el


año en que se redactó. Tampoco puede entenderse subsanado ese de-
fecto por el hecho de que, según el texto, disponga “post mortem” de
un automotor "modelo 2012" y conste de modo cierto la fecha de ad-
quisición del mismo. A lo largo del fallo, la Cámara de Apelaciones de
Junín hace un completo desarrollo acerca de la interpretación del re-
quisito de la fecha por parte de la doctrina y la jurisprudencia, ade-
más de esbozar algunas referencias al derecho comparado y al CCCN.
Expte. n° JU-1235-2016 - "S. I. A. s/ Sucesión Testamentaria y
Ab-Intestato” – CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y
COMERCIAL DE JUNIN (Buenos Aires) – 28/12/2017
SUCESIÓN TESTAMENTARIA. TESTAMENTO OLÓGRAFO.
INVALIDEZ. Requisitos. AUSENCIA DE FECHA, ni siquiera de la in-
dicación del año. Arts. 3639, 3642 y 3643 del Código Civil dero-
gado. Art. 2477 del Código Civil y Comercial de la Nación.
Interpretación. Diversas posturas doctrinarias. Jurisprudencia. De-
recho comparado. No es posible subsanar el defecto por el hecho
de que en las disposiciones se disponga post mortem de un auto-
motor y conste de modo cierto la fecha de adquisición del mismo.
SE DECLARA LA INVALIDEZ DEL TESTAMENTO
elDial.com - AAA63D

• En este fallo se confirmó la nulidad de un testamento por incumpli-


miento de los requisitos formales.

132
Sucesiones Testamentarias

Sent. Nº 63 - “R. N. B. y Otra C/ R. M. N. y Otro – NULIDAD


DE TESTAMENTO – ANEXO SIN PRINCIPAL – (EXPTE. 697983)
EXPTE N° 2558850” - TSJ DE CÓRDOBA - Sala Civil y Comercial
- 28/06/2017
DERECHO PROCESAL. Testamento por instrumento público. In-
cumplimiento de requisitos formales. Nulidad. Vía procesal. Acción
autónoma de nulidad. Procedencia. Redargución de falsedad. Dife-
rencias.
elDial.com - AAA76C

• Rechazan nulidad de testamento que una persona internada otorgó


una hora antes de morir.

Expte. Nº. 51134-2011 - “S. M. I. A. c/ T. de B. S. J. y otros s/ im-


pugnación/nulidad de testamento” – CNCIV – SALA D –
17/05/2017
TESTAMENTO. Acción promovida por la hermana de la testadora,
por nulidad de testamento, contra la escribana autorizante del ins-
trumento público y los dos herederos instituidos en el documento.
Alegación de falta de capacidad de la testadora al momento de ins-
trumentarlo. FALTA DE PRUEBA. SE CONFIRMA LA SENTENCIA
QUE RECHAZÓ LA DEMANDA
elDial.com - AAA116

• Caducó la institución testamentaria que designaba a la hermana de


la causante como heredera universal, porque falleció antes que la
testadora. Los hijos de la beneficiaria no podrán concurrir a la he-
rencia por derecho de representación.

Expte. n° 11787/2015 – “R. M. s/Sucesión Testamentaria –


Proceso Especial” – CNCIV – SALA J - 01/12/2016
SUCESIÓN TESTAMENTARIA. Testamento por acto público en el
que se efectuó un legado a favor de un sobrino a quien se lo

133
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

instituyó también como heredero universal en partes iguales con


la hermana de la causante. Reclamo por los hijos de ésta última, del
derecho a suceder en representación de su madre pre fallecida.
Aplicación al caso del Código Civil derogado. ARTÍCULO 7 DEL
CCCN. CADUCIDAD DE LA DISPOSICIÓN TESTAMENTARIA AL NO
SOBREVIVIR A LA TESTADORA. Operatividad del derecho de re-
presentación sólo en la sucesión intestada. SE REVOCA LA
RESOLUCIÓN APELADA Y SE DECLARA LA CADUCIDAD DE LA
INSTITUCIÓN TESTAMENTARIA A FAVOR DE HERMANA DE LA
CAUSANTE POR HABER FALLECIDO CON ANTELACIÓN A ELLA
elDial.com - AA9CBF

• Fallo confirmó la sentencia que rechazó la demanda de nulidad de


un testamento porque no hubo “intervención de la mano de un ter-
cero.”
Expte. 32.581/2009 - “M. M. D. c/C., K. L. y Otros s/Impugna-
ción/Nulidad De Testamento” – CNCIV – SALA M – 15/10/2015
TESTAMENTO OLÓGRAFO. REQUISITOS FORMALES. NULIDAD.
Accionante que alega intervención de terceros en la redacción. La
utilización de bolígrafos diferentes por parte de la misma causante
no causa la ineficacia del testamento. Relevancia de la declaración
testimonial de la escribana. Firma certificada. Unanimidad de peri-
cias caligráficas de oficio. Autenticidad de la grafía atribuida al
texto general. Artículo 3642 del Código Civil derogado. Artículo
2477 DEL CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. Se con-
firma la sentencia que rechazó la demanda
elDial.com - AA935C

134
Sucesiones Testamentarias

 Modelos de escritos judiciales relacionados

Inicia sucesión testamentaria. Testamento ológrafo. Discontinuidad.


Este modelo hace una aclaración en relación al artículo 2478 del CCCN.

INICIA SUCESION TESTAMENTARIA

CAUSANTE: XXXXXXXXX, A.-


MATERIA: SUCESION TESTAMENTARIA. -
DOCUMENTACION: CERTIFICADO DE DEFUNCION
– TESTAMENTO OLOGRAFO - PARTIDA DE NACIMIENTO. BONO LEY -
ANTICIPO PREVISIONAL - PLANILLA DE JUICIOS UNIVERSALES. -
Señor Juez:
XXXXXXXXXXXXXXXXX, por derecho propio, con domicilio real en calle
XXXXXXXXXX de esta ciudad, con el patrocinio letrado de
XXXXXXXXXXXXXXXX, abogado, T XX, F XX, CAPXX, Legajo Previsional
XXXX, CUIT XXXXXXXXXXX, Monotributista, con el domicilio legal consti-
tuido en XXXXXXXXXX de esta ciudad, con domicilio electrónico en XXX a
V.S, como mejor proceda en derecho digo:
I.- OBJETO:
Que vengo por el presente a promover el juicio testamentario de A.
XXXXXXXXXXXXX cuyo fallecimiento ocurriera el día 20 de diciembre de
XXXX en la esta ciudad tal como consta en el certificado de defunción que
acompaño.
El mismo era de estado civil soltero no habiendo dejado descendencia,
por lo que carecía de herederos forzosos.
La suscripta, fue declarada, mediante el testamento que se acompaña,
única y universal heredera de todos los bienes existentes a su falleci-
miento.
Tal cual como así surge del Testimonio que adjunto, el causante re-
dactó su testamento de su puño y letra. Pido a V. S. ordene la agregación de

135
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

esta documentación, y que, previa vista al Sr. Agente Fiscal, declare la vali-
dez formal del Testamento (arts. 2477 y conc. del C.C.C.N.).
Asimismo, también solicito que, previa vista al Ministerio Público, or-
dene la publicación de edictos.
II.-COMPETENCIA. -
V.S. es competente para entender en estas actuaciones habida cuenta
que el último domicilio del causante lo era en esta ciudad en calle
XXXXXXXXXXXX al momento del fallecimiento (art. 2336 del C.C.). -
III.-PRUEBA. -
Se deja planteada la pericial caligráfica para el caso en que la firma,
fecha o partes del testamento fueran desconocidas o impugnadas, como así
también se citen como testigos, en el mismo supuesto y, solo en caso de ser
requerido al Sr. Xxxxxxxxxxxxx, DNI XXXXXXXXXXX, con domicilio en
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx y la Sra. Xxxxxxxxxxxxxxxxx, DNI XXXXXXXXXXXX,
con domicilio en xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx, para que puedan dar testi-
monio de que las manifestaciones son hechas de puño y letra del testador.
IV.- ACLARACIONES ART. 2478 DEL CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE
LA NACIÓN. -
Se aclara que, las diferencias de bolígrafos y, hasta incluso los cambios
casi imperceptibles en la letra, tienen sustento en que el testador, continuó
su testamento en diferentes momentos de su vida y, de acuerdo a los bie-
nes que fueron ingresando en su patrimonio.
Que, de su lectura total se desprende una coherencia total y absoluta
sin que se produzcan contradicciones ni malentendidos.
V.- PETITORIO:
Por todo lo expuesto de V.S. solicito:
a)-Se me tenga por presentado, por parte en el carácter invocado y
domicilio legal constituido en el lugar indicado.
b)-Se ordene la agregación de la documentación acompañada, y la
tenga oportunamente presente.

136
Sucesiones Testamentarias

c)-Se ordene la publicación de edictos y el libramiento del oficio al Re-


gistro de Testamentos del Colegio de Escribanos de la Pcia. de Bs. As.
d)-Previa vista al Sr. Agente Fiscal, se declare la validez formal del Tes-
tamento adjunto.
e)- Para el caso de impugnación del testamento, téngase por ofrecida
la prueba testimonial y pericial caligráfica.
Proveer de conformidad,
SERA JUSTICIA

(*) Modelo de autoría de Natalia Pagotto. Pieza aplicable al proceso sucesorio en


Provincia de Bs. As.

137
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

SUCESIÓN TESTAMENTARIA (testamento por acto público)

Señor Juez:
-----------------, por su derecho, con domicilio real en calle --------------
de esta ciudad, con el patrocinio letrado del Dr. -------------, abogado, Tº xx,
Fº xx, C.A.P., Leg. Nº xxxxxx, CUIT. xxxxxxxxxx, Monotributista, Ing. Brutos
N.º xxxxxxxxxxx, constituyendo domicilio legal en xxxxxxxxxxxxxxxxx de
esta ciudad, y domicilio electrónico en____ a V.S, como mejor proceda en
derecho digo:
I.- OBJETO. -
Que vengo a promover la presente sucesión testamentaria de R. B.
xxxxxxxxxxxxxx, solicitando que, previa protocolización del testamento
acompañado, se apruebe el mismo en cuanto sus formas poniendo a mi
parte en posesión de los bienes de la titularidad de la causante.
Ello en base a las consideraciones de hecho y de derecho que seguida-
mente expongo. -
II.- HECHOS. -
Tal como lo acredito con la partida de defunción que se adjunta, en
fecha 27 de marzo de 2007 tuvo lugar el fallecimiento de la Sra. R. B.
xxxxxxxxxx, de 80 años de edad de estado civil viuda.
Se acompaña la partida de matrimonio donde consta su celebración
en fecha 25/10/62 con el Sr. A. R. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx.
Se acompaña también el certificado de defunción del Sr.
xxxxxxxxxxxxxxx hecho ocurrido el 21/10/05.
La causante no ha dejado descendencia, por lo que carecía de herede-
ros forzosos. -
El suscripto, fue instituido y nombrado como único heredero de todos
sus bienes mediante el testamento que se acompaña. -
Tal cual como a si surge del Testimonio que adjunto, el causante re-
dactó su testamento por acto público. Pido a V. S. ordene la agregación de
esta documentación, y que, previa vista al Sr. Agente Fiscal, declare la vali-
dez formal del Testamento (arts. 2479 y conc. del C.C.C.N.).

138
Sucesiones Testamentarias

Asimismo, también solicito que, previa vista al Ministerio Público, or-


dene la publicación de edictos.
III.- SOLICITA RADICACION. SE AGREGUE POR CUERDA. -
Solicito se agreguen estas actuaciones al juicio sucesorio del cónyuge
de la causante en trámite por ante el Juzgado Civil y Comercial de primera
Instancia Nº: 2 Secretaría Única caratulado -------------------- A. R. S/ Suce-
sión Ab Intestato Expte N°XXXXXX. -
La solicitud de radicación lo es por cuanto el bien a denunciarse re-
sulta también de la titularidad del cónyuge de la causante. -
IV.-COMPETENCIA. -
V.S. es competente para entender en estas actuaciones habida cuenta
que el último domicilio del causante lo era en esta ciudad al momento del
fallecimiento (art. 2336 del C.C.C.N.). -
V.- PETITORIO:
Por todo lo expuesto de V.S. solicito:
a) Se me tenga por presentado, por parte en el carácter invocado y
domicilio legal constituido en el lugar indicado.
b) Se ordene la agregación de la documentación acompañada, y la
tenga oportunamente presente.
c) Se ordene la publicación de edictos y el libramiento del oficio al Re-
gistro de Testamentos del Colegio de Escribanos de la Pcia. de Bs. As.
d) Previa vista al Sr. Agente Fiscal, se declare la validez formal del Tes-
tamento adjunto.
e) Se radiquen las presentes actuaciones ante el Juzgado Civil y Co-
mercial Nº: XXXXXXXXXXX. -
Proveer de conformidad,
SERA JUSTICIA. –
(*) Modelo de autoría de Natalia Pagotto y Francisco Martín Illía

139
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

SUCESIONES - DISPOSICIONES DE DERECHO INTERNACIONAL


PRIVADO-

ARTICULO 2643.- Jurisdicción. Son competentes para entender


en la sucesión por causa de muerte, los jueces del último domicilio
del causante o los del lugar de situación de los bienes inmuebles en
el país respecto de éstos.

ARTICULO 2644.- Derecho aplicable. La sucesión por causa de


muerte se rige por el derecho del domicilio del causante al tiempo de
su fallecimiento. Respecto de los bienes inmuebles situados en el
país, se aplica el derecho argentino.

ARTICULO 2645.- Forma. El testamento otorgado en el extranjero


es válido en la República según las formas exigidas por la ley del lugar
de su otorgamiento, por la ley del domicilio, de la residencia habitual,
o de la nacionalidad del testador al momento de testar o por las for-
mas legales argentinas.

ARTICULO 2647.- Capacidad. La capacidad para otorgar testa-


mento y revocarlo se rige por el derecho del domicilio del testador al
tiempo de la realización del acto.

 Comentario:

Por Andrea Esparza

La reforma del Código Civil velezano, en materia de derecho interna-


cional privado ha incorporado en muchos aspectos soluciones doctrinarias
y jurisprudenciales que se generaban ante disparidad de criterios e inter-
pretaciones de aquélla normativa.
Específicamente en el tema en tratamiento, algunos autores sostenían
que el punto de conexión que determinaba jurisdicción y derecho aplicable
era el del último domicilio del causante, adoptando así una postura de uni-
dad sucesoria, esto es, un solo juez, una sola ley aplicable y una sola masa
de bienes. Otros en cambio, sostenían que, en materia de bienes inmuebles
situados en Argentina, debía abrirse la sucesión aquí, aplicando ley argen-
tina aún cuando el último domicilio del causante se hallare en el extranjero.

140
Disposiciones de Derecho Internacional Privado

De este modo el sistema que se consideraba de aplicación era el de plura-


lidad sucesoria, es decir, pluralidad de jueces, de leyes y de masas.
El Código Civil y Comercial aborda el tema sucesorio a partir del art.
2643 hasta el 2648.
Nuestro sistema actual es mixto. Esto quiere decir lo siguiente:
Si una persona fallece con último domicilio, por ejemplo, en Chile, de-
jando bienes muebles e inmuebles en Chile y Argentina, conforme lo dis-
puesto por el art. 2643 in fine, puede abrirse la sucesión ante el juez
argentino, respecto del bien inmueble situado en nuestro territorio, inde-
pendientemente de la sucesión que corresponda abrir en Chile, de acuerdo
al derecho chileno.
En cuanto al derecho aplicable, el art. 2644 in fine, determina que el
derecho aplicable a la sucesión en caso de existir bienes inmuebles situa-
dos en Argentina, es el derecho sustancial argentino.
Si en cambio una persona fallece con último domicilio en Argentina,
dejando bienes en este país y en España, por ejemplo, el art. 2643 sostiene
que debe abrirse la sucesión en Argentina por hallarse aquí el último do-
micilio del causante, quedando abarcado todo el patrimonio al que se le
aplicará la ley argentina (art. 2644). Debe tenerse en cuenta que esto dis-
pone nuestro ordenamiento jurídico, pero puede suceder, que dictada de-
claratoria de herederos la misma no pueda hacerse valer en España, si
conforme al derecho español los bienes sitos en España quedan sujetos a
la jurisdicción exclusiva de sus jueces y a su propio derecho. Es recomen-
dable que antes de abordar un tema internacional donde será necesario el
reconocimiento de una sentencia en el extranjero, evaluemos previamente
qué dispone el derecho foráneo en materia de jurisdicción y derecho apli-
cable, para garantizarnos una sentencia internacionalmente válida.
Como se aprecia en estos simples ejemplos, nuestro sistema hoy sos-
tiene un “mix” entre sistema de fraccionamiento y sistema de unidad suce-
soria, dependiendo dónde haya bienes inmuebles o dónde se encuentra el
último domicilio del causante. Se establece así, una jurisdicción concu-
rrente. Considerando a los bienes inmuebles ut singulis, la solución varía,
dado que el art. 2609, dispone que sobre bienes inmuebles situados en Ar-
gentina el juez nacional tiene jurisdicción exclusiva, es decir, ningún juez
de ningún país del mundo puede arrogarse jurisdicción sobre inmuebles
sitos en nuestro territorio y si lo hiciera, no se reconocería la sentencia que
hubiera dictado, por afectar el orden público internacional argentino.
En materia testamentaria, si un argentino o un extranjero, hubieran
otorgado un testamento en el extranjero, el mismo será válido aquí, si en

141
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

cuanto a las formas hubiera sido otorgado conforme a las exigidas por la
ley del lugar de otorgamiento, o por la ley de su domicilio o su residencia
habitual, o por la ley de su nacionalidad al momento de testar o por las
formas legales argentinas (art. 2645). En cuanto a la capacidad para testar,
la misma se rige por la ley del domicilio del testador al tiempo de realizar
el acto (art. 2647).
En una prieta síntesis, he intentado acercar al lector a la complejidad
que implica una sucesión con elementos extraños al derecho local. Resul-
tará indispensable realizar un estudio cabal del caso para que el resultado
final sea óptimo, esto es, haber logrado una sentencia susceptible de ser
internacionalizada.

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo rechazó un pedido de reconocimiento de un convenio cele-


brado en Italia en un proceso sucesorio que adjudicaba un inmueble
del causante ubicado en Argentina. Por más que la persona fallecida
tenga su último domicilio en el extranjero, la competencia para re-
solver el asunto corresponde al juez del lugar en que se encuentre el
bien.
Expte. Nº 52.681-16 - “D., R. y Otros c/ D. E. s/sucesión s/eje-
cución de convenio” – CNCIV – SALA F – 08/03/2017
SUCESIONES. JURISDICCIÓN Y LEY APLICABLE. BIEN INMUEBLE
SITUADO EN ARGENTINA. ÚLTIMO DOMICILIO DEL CAUSANTE
EN EL EXTRANJERO. Petición de reconocimiento de un convenio
celebrado en Italia en un proceso sucesorio, respecto de un inmue-
ble del causante situado en este país. ARTÍCULO 2277 DEL
CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL. CONVENCIÓN DE ASISTENCIA
JUDICIAL Y DE RECONOCIMIENTO Y EJECUCIÓN DE SENTENCIAS
EN MATERIA CIVIL, firmada con la República de Italia. LEX REI
SITAE. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE RECHAZÓ LA
EJECUCIÓN
elDial.com - AA9E7B

142
Disposiciones de Derecho Internacional Privado

• Si el único bien denunciado se encuentra en Chile, no es competente


la Justicia argentina para entender en el proceso sucesorio. Tam-
poco resulta eficaz el fundamento relativo a que el presunto único
heredero tendría su domicilio en este país.
"L. M. s/ sucesión ab-intestato” - CNCIV – SALA B – 18/11/2016
DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. Sucesión. Domicilio del
causante. Declaración de incompetencia. Inmuebles en el extran-
jero. Código Civil y Comercial de la Nación
elDial.com - AA9B40

• Aunque el último domicilio del causante se encuentra en Brasil, un


fallo atribuyó competencia al Juzgado en lo Civil y Comercial de Tan-
dil, porque allí se encuentran los bienes inmuebles del causante.
Expte. 1-60315-2015 - "G. J. C. s/Sucesión Ab-Intestato" –
CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE AZUL
(Buenos Aires) – SALA PRIMERA - 18/08/2015
SUCESIONES. COMPETENCIA. Último domicilio del causante si-
tuado en Brasil. Bienes inmuebles en la República Argentina (Ciu-
dad de Tandil). Derecho transitorio. APLICACIÓN DEL CÓDIGO
CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN. ARTÍCULOS 2336 Y 2643. Se
hace lugar al recurso de apelación. No corresponde la jurisdicción
del último domicilio del causante conforme al artículo 3284 del or-
denamiento civil anterior. COMPETENCIA DEL JUZGADO EN LO
CIVIL Y COMERCIAL DE TANDIL
elDial.com - AA9124

143
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

 Modelos de escritos judiciales relacionados

INICIA SUCESIÓN AB INTESTATO


Sr. Juez:
J.G., abogado, T°___ F°___del Colegio de Abogados de___ (celu-
lar___, e-mail__) constituyendo domicilio legal en la calle__.de esta Ciudad
(con domicilio electrónico_____). Respetuosamente me presento y digo:
I.- PERSONERÍA: tal como lo acredito con el poder original que
acompaño, de cuya vigencia declaro bajo juramento, los Sres. ___y, ___me
han conferido mandato especial para promover el presente, de conformi-
dad a lo normado por el art. 375 del inc. d) del CCCN. -
II.- De acuerdo a dicha manda, vengo a promover la sucesión de
quien en vida fuera A.A., fallecido el día, ____, de___, cuya ocurrencia, pruebo
con la partida de defunción acompañada al presente. -
Dicho instrumento –certificado de defunción– con su corres-
pondiente apostilla de certificación, acredita su autenticidad, tal como lo
exige el XII Convenio de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacio-
nal Privado de 5 de octubre de 1961 en cuanto reconoce la autenticidad de
los documentos que se han expedido en otros países, cuando estos tienen
tal recaudo. -
III.- El causante, al momento de fallecer era de estado civil ca-
sado con Doña___ de cuya unión, nacieron sus hijos matrimoniales a) ___;
b) __y c) ___-
Con el propósito de justificar los respectivos vínculos de título
de estado familiar invocados, acompaño partida de matrimonio y certifi-
cado de nacimiento de los nombrados, todos ellos, en original. -
IV.- DERECHO:
Justifico la legitimación de la petición en despacho, en los arts.
2424, 2426, 2433 del CCCN y arts. 689, 699 y c.c. del CPCC. -
V.- COMPETENCIA:

144
Disposiciones de Derecho Internacional Privado

El causante, fallecido tal como lo acredité, en la ciudad europea


de___ era de nacionalidad alemana y con último domicilio real en la ciudad
de __ -Alemania. -
Ahora bien, entre los bienes que componen el acervo heredita-
rio, se encuentran dos inmuebles ubicados dentro del ámbito de la compe-
tencia territorial jurisdiccional de V.S. (calle___ y calle___), de modo que, de
conformidad a lo normado por los art. 2643 y 2644 del CCCN, solicito,
asuma la competencia para entender en los presentes, de conformidad a la
excepción prevista por dicha norma para apartarse de la regla “ultimo do-
micilio del causante” para el especial supuesto de bienes inmuebles sujetos
a la ley nacional.
A fin de avalar tal solicitud, acompaño certificados de dominio
y título de propiedad de ambos bienes en cabeza del causante. -
VI.- PETITORIO:
En congruencia a lo referido y justificado, solicito:
1.- Asuma la competencia atribuida, de conformidad a lo nor-
mado por los arts. 2643 y 2644.-
2.- Consecuentemente, me tenga por presentado en el carácter
invocado a tenor del poder especial en original, acompañado en autos. -
3.- Tenga por acreditados los vínculos de estado familiar invo-
cados. -
4.- Disponga la apertura del sucesorio, de Don___ con la corres-
pondiente orden de publicación de edictos. -
5.- Reserve en caja fuerte del juzgado la documental original
acompañada al escrito inaugural. -
6.- Oportunamente, dicte la correspondiente declaratoria de he-
rederos. -
SERÁ JUSTICIA
(Firma del abogado)
(*) Modelo de escrito judicial de autoría de Esteban Félix García Martínez.

145
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

MEDIDAS CAUTELARES

Anteproyecto de Código Procesal Civil y Comercial de la Nación


presentado el 01/07/2019(*)
TÍTULO IX
MEDIDAS CAUTELARES

ARTÍCULO 149.- Oportunidad y recaudos. Las providencias cau-


telares podrán ser solicitadas antes o después de deducida la de-
manda, a menos que de la ley resultare que ésta deba entablarse
previa o coetáneamente. Se decretarán a pedido de parte, salvo que
las circunstancias del caso o norma expresa autoricen su dictado de
oficio, aunque su objeto se superponga en todo o en parte con la pre-
tensión sustancial deducida.
Sólo podrán acordarse medidas cautelares si quien las solicita justi-
ficare que durante la sustanciación del proceso pueden producirse
situaciones que pongan en peligro el derecho pretendido, pudiendo
ofrecer prueba sobre la probabilidad de existencia de los hechos ale-
gados.
No se acordarán medidas cautelares cuando con ellas se pretenda al-
terar situaciones de hecho consentidas por el solicitante durante
largo tiempo, salvo que éste justifique cumplidamente las razones
por las cuales dichas medidas no se han solicitado hasta entonces.
Las medidas cautelares en las causas en que es parte o interviene
el Estado Nacional se rigen por la legislación especial aplicable a la
materia.

ARTÍCULO 158.- Plazo y carácter provisional. El juez podrá fijar


un plazo para la vigencia de las medidas cautelares, teniendo en
cuenta las circunstancias que las determinaron. Podrá prorrogarse,
pudiendo al efecto ponderarse la conducta de las partes observada
en juicio. En cualquier momento se podrá requerir su levantamiento.

El presente comentario se realizó teniendo en cuenta la versión del Anteproyecto del


(*)

1/07/2019 que no tenía las actualizaciones y ajustes realizados en el mes de agosto de


2019.

146
Medidas cautelares

 Comentario:

Las medidas cautelares en el proceso sucesorio


Por Silvia L. Esperanza

En el presente realizaremos un breve repaso de la teoría general


de las medidas cautelares aplicable al proceso sucesorio, su regulación ac-
tual y en el Anteproyecto de Código Procesal Civil y Comercial de la Nación,
como así también, antecedentes jurisprudenciales.
Concepto: tienden a asegurar el resultado de un proceso para impedir
que el derecho cuyo reconocimiento se pretende obtener pierda su virtua-
lidad o eficacia.
Finalidad: para la doctrina clásica, existen dos clases: una de interés
privado y otra de interés público. En relación con la primera se ha soste-
nido en que su existencia radica en el “periculum in mora”, para las otras,
la razón se halla en evitar que el poder jurisdiccional resulte ineficaz y se
vea burlado por un condenado remiso1.
“La finalidad de una medida cautelar reside en asegurar el resultado del
pleito, es decir, en el caso que nos ocupa, garantizar al peticionante que en
el caso que fuera admitido como coheredero, sus derechos no resulten iluso-
rios no se presenta adecuada la medida otorgada por la Alzada”2.
Caracteres: -Provisoriedad: En este aspecto prevalece la tesis de que
en principio se mantendrán las cautelares hasta la formación de la cosa
juzgada favorable al cautelado (lo que determinará la cancelación de la me-
dida) o hasta tanto se consolide una cosa juzgada favorable al requirente,
lo que provocará el inicio de la faz de ejecución. Hace algún tiempo3, co-
menzaron a vislumbrarse supuestos de cautelares de particular energía (la
prohibición de innovar y la medida cautelar innovativa, por ejemplo). A
veces resulta inconveniente asignarle a una precautoria una eficacia exten-
dida. Es que dicha durabilidad puede favorecer desde maniobras extorsi-
vas del requirente, hasta que esta se desentienda de la marcha del proceso
principal porque ya ha logrado buena parte de su designio al conseguir una

1 UCIN, María Carlota, Nociones fundamentales, en Tratado de las medidas cautelares,


Camps, Carlos Enrique, Coordinador, T1, p.12, ed. Abeledo Perrot.
2 STJ, Corrientes, Expte. Nº I12 - 103353/1, sent. 69 civil, 27.06.2019, “Incidente de medida

cautelar en: M. C. S. B. c/ Sucesores de J. C. R., R. V. V., R. B. y R. S. B.s/ filiación”.


3 CSJN, “Grupo Clarín SA y otros s/medidas cautelares”, Resolución del 22 de mayo de 2012,

Fallos: 335:705.

147
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

tutela cautelar de máxima energía4. En este aspecto, destacamos la tempo-


ralidad de las cautelares que regulan el Anteproyecto de CPCCN5 en el Ar-
tículo 158.-Plazo y carácter provisional. “El juez podrá fijar un plazo para
la vigencia de las medidas cautelares, teniendo en cuenta las circunstancias
que las determinaron.”
La justicia de Paraná (Entre Ríos), sostuvo en un caso: “Que atento a
la provisoriedad que las medidas cautelares revisten podrá la Sra. Jueza A
quo variar la medida decretada, verbigracia disponiendo sobre los bienes la
anotación de la litis la cual luce más apropiada a los fines perseguidos”6.
- Mutabilidad: Es decir que no causan estado y son pasible de mo-
dificarlas -ampliar, mejorar, sustituir o reducir-, a pedido de parte o de ofi-
cio.
“Dado el carácter de mutabilidad y flexibilidad que caracterizan a las
medidas cautelares impide que la resolución que respecto a ellas recaiga sea
inamovible, para su modificación o levantamiento se requiere la acredita-
ción de la modificación de las circunstancias tenidas en mira para su otor-
gamiento”7.
- Instrumentalidad: Las medidas cautelares no tienen un fin en sí
mismas, sino que están vinculadas al dictado de una posterior sentencia
cuyo cumplimento tienden a garantizar. Son pues, instrumentos al servicio
de otro instrumento que es el proceso. (Podetti)
“En el proceso sucesorio las medidas cautelares adquieren un singular
perfil verificándose modificaciones en cuanto a su instrumentalidad y provi-
soriedad, pues no apuntan al cumplimiento de una sentencia sino a indivi-
dualizar y asegurar la conservación del acervo hereditario y las mismas se
mantendrán mientras no se proceda a la partición de los bienes heredita-
rios”8.
Oportunidad:
Referido a la oportunidad de solicitar las medidas cautelares en re-
lación con el proceso principal, tenemos que el art. 195 del CPCC, establece:

4 PEYRANO, Jorge W., Consolidación de las cautelares temporarias, AR/DOC/168/2018.


5 Anteproyecto de CPCC presentado al Ministro de Justicia y Derechos Humanos por la Co-
misión redactora el 2 de julio de 2019.
6 CACiv y Com., 2da., Paraná, 10.12.2015, “I. D. S. S/ Sucesorio ab intestato (Cuadernillo del

art. 247 CPCC)”, http://mpd.jusentrerios.gov.ar/2016/02/12.


7 CNCiv., sala M, 11.10.2017, “López Facundo y otros c/ Occhionero Sturla Alicia Mabel s/

simulación”. Cita online: MJ-JU-M-107510-AR.


8 Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Mina N 8, Mendoza, 20.11.2008. Cita

online: MJ-JU-M-40301-AR

148
Medidas cautelares

“las providencias cautelares podrán ser solicitadas antes o después de dedu-


cida la demanda, a menos que de la ley resultare que esta debe entablarse
previamente”.
En el Anteproyecto de CPCCN, el art. 149 referido a oportunidad y
recaudo de las medidas cautelares, tiene igual redacción al vigente, ex-
cepto la parte final que se redactó de la siguiente manera: “ésta deba enta-
blarse previa o coetáneamente”.
Vinculado con lo anterior y, en lo que aquí nos interesa, las medidas
de seguridad y protección del acervo hereditario se hallan reguladas en el
art. 690 del CPCCN: “A petición de parte interesada, o de oficio, en su caso,
el juez dispondrá las medidas que considere convenientes para la seguridad
de los bienes y documentación del causante. El dinero, los títulos, acciones y
alhajas se depositarán en el banco de depósitos judiciales. Respecto de las
alhajas se adoptará la misma medida, salvo que los herederos decidieren que
quedaren bajo su custodia”. “Desde el inicio del proceso sucesorio y en cual-
quier estado del mismo, es posible el dictado de medidas que sean conducen-
tes para asegurar los bienes y documentación del causante”9.
Presupuestos de las medidas cautelares:
- Verosimilitud del derecho: En palabras de Lázzari, no se requiere la
plena y concluyente prueba del derecho invocado, sino que resulta sufi-
ciente su acreditación prima facie, de manera que no se exige de parte de
la judiciaria un examen de certeza.
“La anotación de litis de un bien inmueble integrante de un acervo heredita-
rio solicitada por uno de los herederos forzosos que anunció la promoción de
una acción de complemento y reducción es formalmente procedente, dado
que cuando la medida cuestionada tiene como único objeto darle publicidad
al conflicto y no veda a la legataria apelante disponer de su legado, no se
exige para su dictado una tan rigurosa apreciación de los recaudos de admi-
sibilidad, y los elementos de juicio acompañados al proceso alcanzan para
configurar el mínimo de apariencia del derecho invocado que es indispensa-
ble para dictar la medida, más aún de estar a la naturaleza de la pretensión
de la heredera y tratarse el inmueble del único bien relicto denunciado al
promoverse el proceso; a lo que se suma el peligro en la demora ante una
eventual nueva transmisión del inmueble sin que el subadquirente esté ad-
vertido de la existencia del proceso”10.

9 “A.F.C. s/sucesión” Juzgado Civ. Com. y Minas de Mendoza, 20.11.2008, Cita online: Cita:
MJ-JU-M-40301-AR.
10 CNCiv., SALA J, 02.05.2017, “B., L. A. s/art. 250 CPC. Incid. civil”. Cita online:

149
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

- Peligro en la demora o periculum in mora: debe existir un temor


grave fundado en que el derecho que se reclama desaparezca o se pierda o
deteriore durante la tramitación del proceso. “La preservación del patrimo-
nio del causante y de los derechos de los herederos, que se puede encontrar
en peligro por muy diversas razones; entre las que se encuentran el peligro
material producido por el tiempo o por la naturaleza, como así también el
riesgo jurídico por la acción de terceros o de los mismos herederos que bus-
quen ocultar bienes hereditarios o consumirlos”11.

Seguidamente, mencionaremos algunas de las distintas clases de


medidas cautelares que se pueden dictar en los procesos sucesorios, a tra-
vés de antecedentes jurisprudenciales.

1. Anotación de litis:
1.1. “La anotación de litis solicitada por quien ha promovido
acción de filiación y de petición de herencia es procedente al resultar com-
patible con ésta y ser la más adecuada para asegurar los derechos que le
puedan corresponder en caso de admitirse la primera, ocasionando una es-
casa o nula restricción patrimonial a los herederos, habida cuenta que, ade-
más de no afectar la disponibilidad de los bienes, alcanza a inmuebles que
eventualmente le pueden corresponder”12.
1.2. “La anotación de litis solicitada en el juicio sucesorio por un
presunto coheredero del causante es improcedente, pues dicha medida ex-
cede los procesos voluntarios ya que lo que define su procedencia es el carác-
ter litigioso de la cuestión sobre los bienes”13.
1.3. “No se advierte impedimento para que en el proceso testa-
mentario el juez de grado conozca de la medida cautelar de anotación de li-
tis pretendida por uno de los herederos forzosos citados a intervenir, cuando
ante el legado dejado por el causante, anuncia la promoción de una acción
de complemento y reducción, en defensa de su legítima”14.

AR/JUR/37357/2017.
11 Juzgado Civ.Com. y Minas de Mendoza, 20.11.2008 “A.F.C. s/sucesión”, Cita online: Cita:

MJ-JU-M-40301-AR.
12 Cámara de Apelaciones de Concordia – SALA CIVIL Y COMERCIAL - 03.12.2014, “L., J. Y.

c. L., C. R. y Otros - ordinario s/ medida cautelar anotación de litis”. Cita online:


AR/JUR/77959/2014.
13 CÁMARA CIVIL Y COMERCIAL DE CORRIENTES - SALA IV, “Incidente de medida cautelar

en autos: M., M. C. y C., R. s/ sucesión ab-intestato”, 26.11.2015, Cita online:


AR/JUR/54162/2015.
14 Cita online: elDial.com.AA9FBF, publicado el 30.06.2017.

150
Medidas cautelares

1.4. “La resolución que intima a la Procuración General de la


Ciudad de Buenos Aires a levantar el resguardo administrativo dispuesto so-
bre un inmueble, en virtud de la anotación de litis decretada en otro proceso
en el que interviene el mismo peticionante, debe confirmarse, pues esta me-
dida cautelar es suficiente para resguardar los derechos que invoca; a lo que
se suma que, en todo caso, tal ampliación de las condiciones de la cautela
debían ser solicitadas y justificadas ante el órgano jurisdiccional intervi-
niente”15.
1.5. “La medida cautelar de anotación de litis es procedente, pues el
peticionario acreditó el sorteo de la mediación obligatoria previa con rela-
ción a la demanda principal, pues la función primordial de la medida en aná-
lisis es otorgar publicidad a una cuestión litigiosa, la cual puede considerarse
cumplida con la iniciación del trámite previo para accionar por su preten-
sión sustancial”16.
1.6. “Poca relevancia tiene que la anotación de litis constituya un
aviso, en tanto no se impedirá la disposición de los bienes y lo único que ha
sido cautelado en el acervo hereditario deberá ser objeto de acciones perse-
cutorias, esto es, promover nuevos procesos contra terceros”17.

2. Embargo

2.1. Procedencia
“La circunstancia de que el inmueble no se encuentre inscripto
a nombre de los herederos -demandados- de quien figura como titular en el
Registro de la Propiedad Inmueble, no constituye un obstáculo para la traba
del embargo que tiene como fin mediato la subasta del bien”18.
2.2. Improcedencia
2.2.1. “No procede el embargo de los bienes muebles existen-
tes en el domicilio donde desarrolla su objeto la sociedad integrada por el
cónyuge de la causante”19.

15 “V, A.R s/sucesión ab-intestato” - CNCIV - SALA B - 24.02.2017 – Cita online:


AR/JUR/2538/2017.
16 “B., L.A. s/art. 250 CPC –Incidente civil” - CNCIV - SALA J - 02.05.2017 - Cita online:

AR/JUR/37357/2017.
17 Expte. Nº I12 - 103353/1, sent. 69 civil - “Incidente de medida cautelar en: M. C. S. B. c/

Sucesores de J. C. R., R. V. V., R. B. y R. S. B. s/ filiación”. - STJ DE CORRIENTES - 27.06.2019,


18 “Consorcio Edificio y Pasaje Sacoa v. Porro, María C. y Otros”, CÁMARA CIVIL Y

COMERCIAL DE MAR DEL PLATA ´- SALA 2 - 14.11.2000, Cita online: DJ1000170.


19 “S., N. G.” – CNCIV - SALA I - 28.10.2004 - JA 2005-I-800

151
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

2.2.2. “Se rechaza el pedido de levantamiento de las medidas cau-


telares dispuestas a fin de garantizar el cumplimiento de la sentencia que
declaró simulada la compraventa del inmueble adquirido por la demandada,
actualmente hipotecado, y dispuso que su valor sea computado en la masa
de cálculo de la porción legítima de los coherederos”20.
2.3. Levantamiento de embargo
2.3.1. “Ante la falta de concurrencia de razones para atender a
la cautelar debe admitirse el pedido de levantamiento de embargo, dado que
dicho instituto no está orientado a convertirse en un instrumento de presión
para forzar una determinada solución del litigio o el alcance de la misma”21.
2.3.2. “Se rechaza el pedido de levantamiento de las medidas
cautelares dispuestas a fin de garantizar el cumplimiento de la sentencia que
declaro simulada la compraventa del inmueble adquirido por la demandada
-actualmente hipotecado- y dispuso que su valor sea computado en la masa
de cálculo de la porción legitima de los coherederos”22.

3. Inhibición general de bienes


3.1. “La inhibición general de bienes solicitada por el único heredero
con fundamento en que el demandado habría percibido el saldo de la subasta
de un inmueble sin ingresarlo al sucesorio debe admitirse si se encuentra su-
ficientemente abonada la verosimilitud del derecho y el peligro en la demora,
pues nada impide considerar a la pretensión en los límites del art. 690 del
CPCC, esto es como una medida cautelar tendiente a resguardar el objeto de
un futuro proceso a iniciarse”23.
3.2. “Si la inhibición general de bienes del codemandado fue trabada
antes de que el cesionario de derechos hereditarios presentada en el juicio
sucesorio el testimonio de la escritura de cesión de acciones y derechos here-
ditarios que aquel le realizó, el ejecutante tiene preferencia sobre los cesio-
narios, por más que su escritura sea de fecha anterior a la medida
precautoria”24.

20 “L. F. y Otros c/ O. S. A. M. s/ simulación” – CNCIV - SALA M – 11/10/2017 Cita online:


MJ-JU-M-107510-AR.
21 “P. A. I. s/ incidente civil” – CNCIV - SALA J - 03.5.2016 - Cita online: MJ-JU-M-98953-AR.
22 CNCiv., sala M, 11.10.2017 “L. F. y Otros c/ O. S. A. M. s/ simulación”, Cita online: MJ-JU-

M-107510-AR
23 “D. D.A. c/D., D.A s/sucesión ab-intestato”, 31.5.2016. Cita online: AR/JUR/29940/2016.
24 CNCom., sala F, 06.05.2014, Finning Argentina S.A. c. J. A. G. R. y Otro s/ejecutivo, Cita

online: AR/JUR/18068/2014.

152
Medidas cautelares

4. Subasta
4.1. “No resulta abusiva, si se ha decidido la venta en pública subasta
del establecimiento rural, la medida cautelar solicitada por el heredero con-
sistente en la prohibición de que se retire lana y venda hacienda con la marca
de la sucesión o de procedencia del establecimiento que integra el acervo su-
cesorio, así como que se suspenda la designación de partidor y se intime a los
administradores a rendir cuentas”25 .
4.2. “Si es posible la cesión de derechos hereditarios (arts. 1616, inc.
a) y 2302/9 del CCivCom.), es factible también su venta en subasta judicial,
tornándose aplicable la previsión del art. 1614 del CCivCom., máxime
cuando el art. 1129 autoriza la venta de todo aquello que puede ser objeto
de los contratos”26.

5. Inventario
5.1. “Se tratan de medidas que tienen a individualizar el haber suce-
sorio y a conservarlo. Se fundan en la necesidad de preservar el patrimonio
del causante y los derechos de los herederos, que se pueden encontrar en
riesgo por muy diversas razones, tales como peligro material producido por
el tiempo o por la naturaleza, así como riesgo jurídico por la acción de ter-
ceros o de los mismos herederos.”27
5.2. “Procede designar perito escribano a fin de practicar inventario
provisorio de los bienes muebles existentes en el domicilio donde desarrolla
su objeto la sociedad integrada por el cónyuge de la causante”28.

6. Inhibición general de bienes


“La sucesión es la transmisión de los derechos activos y pasivos que
componen la herencia de una persona muerta, a la persona que sobrevive, a
la cual la ley o el testador llama para recibirla. Los llamados a recibir la su-
cesión son los herederos. Ahora bien, dado que tal circunstancia no obsta a
que se accione contra la sucesión persiguiendo el acervo hereditario, se es-
tima pertinente mantener la inhibición general de bienes por el lapso nece-
sario para enderezar este proceso o iniciar una acción de fondo en debida
forma. Es que, si bien la cautelar en cuestión es una medida de carácter

25 CNCiv, sala J. 12.04.2005, SJA 22.6.2005, “M. A., H. J. v. M., C. E.”. Cita Online: 35001626.
26 CNCiv., sala H, 10.08.2018, “E. L. A. y Otros c/ López Rosa y otros s/ reivindicación”. Cita:
MJ-JU-M-114112-AR.
27 Juzgado Civil, Comercial N° 1, Goya, Corrientes, Res. 6754, 29.06.2018, “Incidente de me-

dida cautelar en autos; P., J. R. s/ Ab-intestado-Acumulado - Expt. 283224”. Inédito.


28 CNCIV - SALA I, 28.10.2004, JA 2005-I-800

153
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

personal, acaecido el fallecimiento del destinatario de la misma, su anota-


ción alcanza a los bienes de su sucesión mientras ésta se mantenga indi-
visa”29.

7. Medida cautelar de no innovar. Improcedencia


“La medida de no innovar solicitada por uno de los herederos res-
pecto de un bien del sucesorio respecto del cual cedió acciones y derechos a
otro heredero forzoso, invocando la configuración de una simulación, es im-
procedente, pues excede el marco del proceso sucesorio, habiéndose iniciado
la acción de simulación respectiva en otra causa”30.

8. Cautelar genérica
8.1. “En el marco de un proceso sucesorio corresponde conceder una
medida cautelar solicitada por un heredero a fin de esclarecer el estado de
dominio de un inmueble que debe ser incluido en la sucesión, sin que sea ne-
cesario justificar los requisitos que establece el art. 259 del Código Procesal
Civil de la Provincia de Jujuy, puesto que al tratarse de un supuesto especial
en los términos del art. 260de dicho cuerpo legal, basta con acreditar su ca-
lidad de heredero”31.
8.2. “Las medidas precautorias solicitadas en un juicio sucesorio re-
feridas a inmuebles que no figuran inscriptos a nombre de causante exceden
el ámbito y objeto del proceso universal, toda vez que las medidas de seguri-
dad que se autorizan en este no se extienden respecto de bienes cuya inclu-
sión en el haber hereditario aparece cuestionable y dependiente de
dilucidación a través de un procedimiento que garantice una adecuada am-
plitud de debate”32.
8.3. “Corresponde hacer lugar a la medida precautoria incoada en
el marco del proceso sucesorio por la cónyuge del causante, por sí y por sus
hijos menores, a efectos de que se ordene a la A.F.J.P. y a la A.R.T. remitir los
importes a cobrar ya devengados a favor de su esposo, ya que el recaudo de
la verosimilitud del derecho se encuentra justificado con apoyatura en las

29 CNCOM - “Vicaria SA c/Ghernert Gustavo Jos s/ejecutivo" - SALA A - 21.04.2009 - Cita


online: elDial.com AA53A4
30 “C., R. G. y A. d. C., D. L. s/ sucesión” – CÁMARA CIVIL Y COMERCIAL DE SANTIAGO DEL

ESTERO - 2da.Nom - 23.02.2015. AR/JUR/6426/2015


31 “S., C. D. s/ medida cautelar - recurso de apelación” - CCYCOM DE JUJUY – SALA SEGUNDA

– 19/03/2012 - AR/JUR/8284/2012.
32 “P., C. A. c. S., A. s/medidas precautorias” – CNCIV - SALA C - 11/10/2012 -

AR/JUR/61117/2012.

154
Medidas cautelares

notas que acreditan que dichos importes se encontraban a disposición del


causante, en consecuencia, al haberse probado prima facie el derecho invo-
cado, y ante el riesgo del destino de los fondos al Estado Nacional, no por el
hecho de que se pierdan", pero sí que se haga mucho más engorroso y buro-
crático el traslado de los fondos al sucesorio, es que corresponde el despacho
de la medida solicita con carácter urgente”33.
Se ha tratado de mostrar un paneo jurisprudencial de las medidas
cautelares en el proceso sucesorio y destacar la finalidad que aquellas tie-
nen en un proceso tan particular como el tratado sumariamente.

 Jurisprudencia relacionada

• Fallo rechaza un pedido de embargo de los bienes de la sucesión por


no cumplirse los requisitos exigidos.
Expte. 36605/2018 Incidente Nº 1 – “ACTOR: C. DE P. AVDA. S.
F. s/medidas precautorias” – CNCIV – SALA D - 06/06/2019
MEDIDAS PRECAUTORIAS. Embargo. Sucesión. Administrador. Ve-
rosimilitud del derecho. Peligro en la demora. Rechazo
elDial.com - AAB471

• Fallo confirmó que, en una sucesión testamentaria, el heredero for-


zoso que prevé iniciar acciones en defensa de su legítima, puede tra-
bar una medida de anotación de litis. La finalidad es darle
publicidad al conflicto sin que ello implique vedar a la legataria de
disponer de su legado, ya que, de concretarse la transmisión del in-
mueble sin que el sub adquirente esté advertido de la existencia del
proceso, podría quedar perjudicado –en definitiva– el resultado de
una eventual sentencia favorable a la pretensión del heredero.

Expte. Nº 5415-2016 – “Incidente Nº 1 - Actor: B., L. A. s/Art.


250 C.P.C. - incidente civil” – CNCIV – SALA J – 02/05/2017

“A.F.C. s/sucesión” - JUZGADO CIV. COM. Y MINAS – Mendoza – 20/11/2008 - Cita online:
33

MJ-JU-M-40301-AR.

155
Sucesiones. Enfoque jurisprudencial y práctico

PROCESO SUCESORIO TESTAMENTARIO. Medidas cautelares.


ANOTACIÓN DE LITIS. Medida cautelar decretada a pedido de un
heredero forzoso sobre el único inmueble que integra el acervo
sucesorio. Apelación por la legataria. Función primordial de la me-
dida. Otorgamiento de publicidad a la cuestión litigiosa. Momento
en el que puede requerirse: desde que se acredita el sorteo de la
mediación en relación a la demanda principal. Menor rigor en
cuanto a la acreditación de los recaudos comunes de toda medida
cautelar. Contracautela. SE MODIFICA EL PRONUNCIAMIENTO
APELADO, DISPONIÉNDOSE QUE CON CARÁCTER PREVIO A LA
ANOTACIÓN DE LITIS, SE PRESTE CAUCIÓN REAL
elDial.com - AA9FBF

• Fallo sugiere medida de anotación de litis para proteger los dere-


chos hereditarios de un niño con un juicio de filiación en trámite.

AUTOS: Nº 8286 – “I. D. S. S/ SUCESORIO AB INTESTATO


(CUADERNILLO DEL ART. 247 CPCC)” – CÁMARA DE
APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE ENTRE RÍOS -
SALA TERCERA – 10/12/2015
SUCESIONES. MEDIDAS CAUTELARES. EMBARGO SOBRE LOS
INMUEBLES DEL CAUSANTE. Protección de los derechos heredi-
tarios de los niños. Análisis de los presupuestos. JUICIO DE
FILIACIÓN EN TRÁMITE. Variación de la medida solicitada. Ano-
tación de litis
elDial.com - AAB4E7

156
Medidas cautelares

 Modelo de escrito judicial relacionado

SOLICITA MEDIDA CAUTELAR


Señor Juez:
P. R. A. E., S. H. y E. J., con el patrocinio letrado de XXXXXXXXX, abogado T° F°
C.A.P., con domicilio constituido en calle___ y con domicilio electrónico en___, en
autos caratulados: “R. A. P. S/ SUCESIÓN”, Expte. N° XXXXX a V.S. me presento y
respetuosamente digo:
I.- PERSONERIA. Que, tal como surge de la declaratoria de fs. 44,
venimos a peticionar como herederos del causante. -
II.- Que, tal como consta en el presente, en el acervo hereditario
se encuentran acciones correspondientes a la sociedad anónima R. A. P. S.A.-
Que, como herederos de las mismas, nos encontramos en proceso
de inscripción de las acciones. Sin embargo, la sociedad que se encontraba en
pleno funcionamiento a pesar del fallecimiento del causante, ha cerrado sus puer-
tas y despedido a sus empleados con fecha 30/11/17. Esta situación resulta preo-
cupante toda vez que, el tiempo que nos está insumiendo la inscripción de las
mismas, está poniendo el peligro los bienes muebles de gran valor que se encuen-
tran en sede de la empresa.
Que, así como el tiempo transcurrido ha sido impedimento para en-
trar a participar como accionistas en una empresa funcionando, podría ser gene-
rador de que, al llegar a su inscripción, se hubieren desprendido de los bienes
descriptos.
En tal sentido, entendemos necesario realizar una constatación
en la sede de C. N° ___por un oficial de justicia, a los fines de preservar el acervo
sucesorio y evitar posible fraude por parte quienes tienen acceso actualmente a la
propiedad.
A tal efecto, solicito tenga a bien ordenar dicha constatación pu-
diendo el oficial de justicia recurrir a la fuerza pública y acceso a un cerrajero de
ser necesario.
PROVEER DE CONFORMIDAD
SERA JUSTICIA
(*) Modelo de escrito de autoría de Natalia Pagotto y Francisco Martin Illía

157