Sei sulla pagina 1di 44

R I O

3 Editorial

SUM A
más queer s, perras,
4 Volverse a lli n a s, zo rras, ballena
s vacas, g
volución de la
7 La re es más
boras y much
mariquitas, ví
les?
somos anima specistas
9 ¿Todos ie n to s ve ganos y antie
vi m
fobos en mo
11 Mitos gordó
queer desde
14 Animal m in is ta s a n tiespecistas
s fe
EQUIPO PAROLE r: experiencia
16 Mirar al su
Editorxs: andalucía
riguez
IRENE SALA I BROTON
S
E n tr evi st a : Jesusa Rod
20
que…
24 Me gustaría
S
MARIÁN TORRES OLMO
natura
o p o lis : so lid aridad contra
26 Xenozo
l
Co-editorxs para este
número: stismo anima
29 Trave p escado y una
lamida?
1 0 k g d e
ay entre nte:
CATIA FARIA 33 ¿Qué h a n tro p o ce no que agua
o ha y
especismo n
CRISTINA GARCÍA 37 Sin anti
arte y vida.
Apuntes sobre
volución
E vo lu ci ó n , evolución, e
Maquetación: 39
pos
SUSANA REAL 40 Pasatiem
mientos
42 Agradeci
EDITORIAL:
DEL PRIVILEGIO SE SALE
Este año, Parole de Queer cumple 10 años. referimos a usar otros cuerpos: ya sea para para terminar devorando a nuestros propios
Y queremos celebrar este aniversario con comer, experimentar, para vestirse…No hay Frankensteins.
una nueva edición impresa de la revista. Se nada más patriarcal que apropiarse de les
trata de un número muy especial para noso- otres cayendo, al final, en la misma lógica Este “salir del privilegio” es un constante
trxs, enteramente dedicado a la transición perversa y asimétrica que tanto detestamos: proceso. Un eterno devenir autocrítico que
transfeminista antiespecista. de los cuerpos que importan y los que no. todxs tenemos la responsabilidad de poner
en marcha. Esperamos que este Parole que
10 años después de la aventura que supuso En entornos discriminatorios burgueses que ahora tienes entre tus manos devenga en
iniciar el primer parole nos parece funda- se autodenominan feministas, entendemos un artefacto “contra-feminista”. Una forma
mental reivindicar esta alianza entre trans- que estos discursos no gusten, porque se de resistencia a cierta producción feminista
feminismo y antiespecismo que, aunque no les exige la pérdida de sus privilegios. Pero actual que no se posiciona claramente como
es nueva, parece ser que se nos olvida. lo que no llegamos a comprender, es que antiespecista, ni lucha plenamente por el
en ambientes transfeministas queer se esté fin de todas las desigualdades estructura-
Pedimos derechos, exigimos que el hombre luchando por combatir el patriarcado mien- les. Deseamos también, que las diferentes
cis blanco hetero se despoje de sus previle- tras te metes un trozo de mortadela en la voces que, en este parole de queer-anties-
gios pero no somos capaces de deshacer- boca, pegas patadas con tu bota de piel o pecista, entretejen con sus opiniones unas
nos de los nuestros. Reclamamos que se das unos azotes con tu látigo de cuero. En alianzas y unos vínculos innegables entre el
acabe con el dominio y control sobre nues- realidad hay que plantearse: ¿Estás derri- transfeminismo y el antiespecimo, resuenen
tros cuerpos pero no estamos dispuestxs a bando un sistema o acomodándolo a tus durante mucho tiempo en vuestras cabezas
prescindir del dominio y control sobre otros necesidades? Si somos transfeministas de tal forma que os den la fuerza para incluir
seres no humanos, queremos acabar con el preocupadxs por las desigualdades debe- a lxs animales en la “asamblea” y dejen de
sistema patriarcal pero en el fondo lo esta- mos ser capaces de renunciar a nuestros ser, por fin, objetos de consumo. Ya lo sa-
mos perpetuando porque “no hay nada más privilegios sobre la alteridad, sobre los otros bes, queride amigue queer: “Una gran ética
patriarcal que comerse otrx animal”(Bimbo cuerpos, no podemos sacar las antorchas conlleva una gran responsabilidad”.
Godoy). Y cuando decimos “otrx animal” nos
Volverse
más queer Pattrice Jones
Activista, escritora y educadora ecofeminista.
Cofundadora del Santuario Vine
(fundado por personas queer)

En este momento, mientras lees, los árboles están hablando una guerra de más de 200 años contra lo queer.
entre sí a través de líneas telefónicas hechas de hongos. Los
insectos envían y reciben mensajes invisibles de olor llevados Por “queer” entiendo mucho más que LGBTQ+. Me refiero a
por la brisa. Los pequeños mamíferos del bosque escuchan cada cuerpo, ya sea humano o no humano, considerado in-
a los pájaros cantando, cuyos gritos de alarma advierten del ferior por ser diferente de la supuesta norma del humano,
peligro y cuyos alegres chirridos indican seguridad. varón, masculino, heterosexual y sin discapacidad. Es im-
portante comprender como los diferentes aspectos de esta
Haz, por un momento, una pausa para imaginar esto. perspectiva eurocéntrica, androcéntrica y antropocéntrica se
combinan entre sí.
Ahora imagina que el bosque está en llamas - porque lo está.
Durante casi 20 años, el Santuario VINE ha organizado ta-
Mientras celebramos el décimo aniversario de Parole de lleres sobre “Queerificar la Liberación Animal” en los que lxs
Queer, debemos darnos cuenta, simultáneamente, de que participantes intentan contestar colectivamente a preguntas
han pasado diez años más durante los cuales no hemos he- como:
cho lo que tenemos que hacer para evitar el cambio climático
generado por los seres humanos. Los incendios forestales ¿Dónde se solapan el especismo y la homofobia? ¿Qué ca-
siguen devastando, las islas desapareciendo, y todo debido a racterísticas comparten? ¿Cuales son sus raíces comunes?

4
¿Uno apoya, compone o amplifica al el poder para controlar a lxs demás sin bién lleva directamente a la violencia
otro de alguna manera? mostrar debilidad. Esta forma de pen- contra las mujeres, así como a compor-
sar categoriza determinadas caracte- tamientos homófobos y tránsfobos.
¿Cómo se usan los animales para hacer rísticas y ocupaciones humanas, tales
que la homosexualidad parezca antina- como las emociones o el cuidado como El “reprocentrismo” mide el valor de
tural? ¿Cómo daña esto a las personas femeninas y, por lo tanto, inferiores. En cada persona por su capacidad para
LGBTQ+? ¿Cómo daña esto a los anima- este régimen de género, los niños y los producir hijxs y/o ganancias. Tanto lxs
les? humanxs como lxs no humanxs están
sujetos a reproducción invo-
¿Cómo se usa a lxs animales en
la construcción social de los este- Tenemos que volvernos más queer, luntaria. Para los no huma-
nos se trata de reproducción
reotipos de género? ¿Cómo dañan
estos estereotipos a las personas
no solo resistiendo a las normas del forzada en las granjas, zoos,

reprocentrismo y de la masculinidad
laboratorios y otros lugares
LGBTQ+? ¿Cómo dañan estos es- de explotación. Para lxs hu-
tereotipos a lxs animales? ¿Por su
uso como avatares de feminidad y tóxica sino también encontrando nue- manxs la reproducción for-
zada ocurre a veces, espe-
masculinidad? vas formas de sentir y expresar soli- cialmente durante periodos
Te puede resultar útil intentar re- daridad con aquellxs cuyos cerebros, de guerra, pero los métodos
más comunes de reproduc-
cuerpos y formas de comunicarse son
solver estas cuestiones tu mismx
ción impuesta son las nor-
o en conversaciones con tus com-
diferentes de las nuestras.
mas sociales, incluida la he-
pañerxs. Deja que me centre en
terosexualidad obligatoria.
solo dos factores que han surgido
de nuestras conversaciones y que ¿Cómo actúan entre sí para
operan conjuntamente para generar la hombres se esfuerzan para que se les
generar el cambio climático? El capita-
crisis climática: el reprocentrismo y la vea como masculinos. Abusos de ani-
lismo tardío que requiere que, cada vez,
masculinidad tóxica. males como la caza, las peleas de ga-
más y más personas compren más y
llos o las corridas de toros pueden ser
más cosas, ha llevado el reprocentrismo
La masculinidad “tóxica”, que nos per- así usados para demostrar masculini-
patriarcal a un nuevo milenio. Mientras
judica a todxs, define la hombría como dad. Esta forma de ser masculino tam-
5
tanto, la investigación muestra que los VINE lleva a cabo un programa de edu-
hombres que adoptan nociones tóxicas cación humanitaria en el que lxs niñxs
de masculinidad tienen menos probabi- se plantean preguntas serias en el seno
lidad de llevar a cabo comportamientos de nuestra comunidad multi-especie,
“verdes”, como volverse veganos o lle- donde personas LGBTQ+ cuidan a más
var bolsas de la compra reutilizables. de 600 animales no humanos. Aquí,
lxs niñxs ven que unx alpaca puede ser
Como respuesta a esto, creo que tene- amigx de unx cerdx y aprenden que es
mos que volvernos más queer, no solo posible y placentero expandir el respeto
resistiendo a las normas del reprocen- y el cuidado a través de las diferencias.
trismo y de la masculinidad tóxica sino Ven a gallos rescatados de las peleas
también encontrando nuevas formas de llevándose bien entre sí y aprenden que
sentir y expresar solidaridad con aque- es posible ser más pacífico de lo que
llxs cuyos cerebros, cuerpos y formas te educaron para ser. Ven a un buey gi-
de comunicarse son diferentes de las gante teniendo cuidado de no pisar un
nuestras. Sí, lox animales no humanxs pajarito, mientras se dan un festín de
piensan, se comunican, forman familias vegetales donados y aprenden que la
y comunidades de manera diferente a verdadera fuerza incluye la generosidad
nosotrxs. Dejemos de y la contención.
Te recuerdo: mientras lees esto, los hon- ver esas diferencias
como señales de infe- Te recuerdo: mientras lees esto, los
gos y los arboles están cooperando para rioridad y, en cambio, hongos y los arboles están cooperando
hacer posible que respires. Los pájaros y abracemos la biodiver-
sidad que, literalmen-
para hacer posible que respires. Los pá-
jaros y las abejas, polinizando las plan-
las abejas, polinizando las plantas de las te, hace la vida posible. tas de las que toda la vida depende. Si
que toda la vida depende. Si consigues Reconozcamos que lxs
animales podrían en-
consigues relacionarte mejor con ellxs,
estarás menos solx y simultáneamente
relacionarte mejor con ellxs, estarás me- señarnos cosas que más queer. ■
nos solx y simultáneamente más queer. necesitamos aprender
desesperadamente.
6
La revolución de las vacas, gallinas,
zorras, ballenas, perras, mariquitas,
víboras y muches más Laura Fernández
Investigadora y activista por la liberación animal.

Cuando lees el sustantivo “Humano”, ¿qué imagen aparece sanx. Delgadx/Gordx. Heterosexual/Homosexual…
en tu cabeza?
Pero hay un binario más antiguo, interdependiente, raíz or-
En la mía aparece un cis-tío joven, cachas, delgado, blanco, ganizadora de muchos de los anteriores, tan profundo que
hetero, sin diversidad funcional. Él. La representación viva y cuesta hurgar para reconocerlo y mirarle a los ojos. Que por
encarnada de la humanidad. Y es que está claro que algunos el peso de la norma queda muchas veces incuestionado,
“humanos” son más “humanos” que otros. Pero esta no es la omitido, disimulado, o simplemente apartado, como no me-
Fórmula 1 de “El sujeto más humano”, muches de nosotres recedor de atención plena (siempre hubo luchas de segunda
fuimos relegades a, o preferimos ser, otra cosa. Preferimos y de tercera…).
cualquier cosa antes que ser el cis-tipito blanco humano por
excelencia, o que su mirada deseante y constructora de mun- Me refiero al sacrosanto binario Humano/Animal.
dos nos defina. Algunes preferimos abrazar nuestra animali-
A través de este binario Humano/Animal, los seres humanos
dad, desde donde quiera que se nos niegue la supuesta ra-
nos colocamos fuera del reino animal, corriendo un tupido
cionalidad que caracteriza a esta nuestra especie. Hablo de
velo sobre nuestra identidad como mamíferos primates que
gordes descontrolades, de racializades, de bolleras, bi y mari-
compartimos, nada más y nada menos, que un 99% de nues-
kas desviadas, de trans y no binaries dinamitando el género,
tro ADN con el de les chimpancés. Somos tan racionales, in-
hablo de migrantes, precarias, enfermas, viejas, tullides, lo-
teligentes y superiores que podemos hacer sin remordimien-
cas… Todas esas corporalidades otras, que estallamos la nor-
to esa división: por un lado, nosotros, los amos del mundo; y
ma y desafiamos con nuestros cuerpos este mundo binario.
por otro, las 1.426.336 especies animales restantes conoci-
Occidente/Oriente. Cultura/Naturaleza. Hombre/Mujer. das. Los demás animales, el resto. Ese pack aniquilador de
Blancx/ Racializadx. Capaz/Incapaz. Cuerdx/Locx. Sanx/In- la diversidad, que ignora que cada individuo de cualquiera
7
de las especies mencionadas es un ser sí, y esa es la propuesta que comparto Si te preguntas cómo, para mí el primer
particular, único e irrepetible. Porque aquí hoy: pensar desde, pero más allá, paso es abrazar los veganismos y dejar
nosotres lo valemos y, al fin y al cabo, del yo; considerar la especie como una que tu opresión se conecte con las de
siempre hemos estado en el centro, al categoría de diferencia que motiva la aquelles animales de otras especies.
menos como especie. Luego estamos ruptura con el binarismo, como un de- Cuando sientas que ahoga, duele, opri-
las raritas, les desviades y les escupi- safío encarnado a este SistemaCapita- me, no querrás seguir haciendo sangrar
des por el sistema. No sé que pensaréis listaRacistaColonialCisHeteroPatriarcal- a tus hermanas de revolución.
vosotres, pero mi intuición me dice que GordófoboCapacitistaEspecista®. Pero
son los cuerpos heridos los que saben

Pero mi intuición me dice que son los cuerpos


de sanar en colectivo y tejer alianzas
con eses otres. Y esas alianzas mul-
ticorporales interespecie pueden ser heridos los que saben de sanar en colectivo y tejer
imaginadas desde los horizontes queer.
O al menos, eso quiere pensar una. alianzas con eses otres. Y esas alianzas multicorpora-
¿Nos estamos olvidando de muchos les interespecie pueden ser imaginadas
alguienes cuando nos pensamos como
bola de rarites, sujetos políticos de esa
desde los horizontes queer.
revolución soñada? ¿Puede acaso lo no propongo sólo pensar la especie
queer ignorar la especie como catego- como categoría de disidencia, sino tam- Cada quién busque su camino (¡o bus-
ría de diferencia? ¿Dónde quedan los bién, y sobre todo, en la materialidad de quémoslo juntes!), pero sin olvidar que
cuerpos reales de los animales con los esos cuerpos y vidas y qué podemos ha- esto no va de mí o de ti, va de tomar
que nos insultaban en el colegio? ¿Qué cer nosotres desde nuestro privilegiado posición, de abandonar el supremacis-
sienten? ¿De qué manera (directa o lugar de humanas (entendiendo los ma- mo humano (y sus correlatos), de bajar-
indirecta) experimentan en sus cuer- tices de ese privilegio) para solidarizar- se del pedestal hecho de cadáveres de
pos la opresión? ¿Podemos establecer nos frente a las violencias sistémicas animales. Va de desestabilizar los bina-
alianzas y dejar de masacrarles? que experimentan les animales no hu- rismos que construyen el mundo tal y
manes como resultado del especismo. como lo conocemos: la revolución está
La respuesta a esta última pregunta es servida. ■

8
¿Todos somos animales?
Complejizando lo animal desde Gabriela Parada Martínez
Activista por la liberación animal y militante del
una crítica a los biologicismos movimiento antigordofóbico (Komando Gordix)

Si revisamos superficialmente los discursos de los movimientos to, vestimenta, divertimento, experimentación, mascotismo, objeto
sociales (anticapacitismos, antirracismos, antigordofobia, feminis- ornamental del paisaje o biomaquinas que trabajan en el sosteni-
mos, etc) encontraremos que son pocas las facciones que tienen miento de los ecosistemas mediante polinización, siega de los pas-
un sujeto político determinado por una condición biológica. Con- tos, fertilización de la tierra, etc.
trariamente, sobre determinada condición biológica como la piel,
la genitalidad, el caminar con silla de ruedas o tener un peso más Es decir, el antiespecismo es aparentemente contrario al antropo-
elevado que la norma, es que se han construido narrativas sociales centrismo, entendiendo a éste como un sistema de creencias que
de subalternidad. sitúa al ser humano como medida y centro de todas las cosas, como
la cúspide de consideración moral. Los dos comparten la visión de
Si algo comparten estos ismos, es el aborto clandestino de la biolo- que humano es igual a homo sapiens, sin embargo, si justo habla-
gía como marco de empoderamiento. En la genealogía de los femi-
nismos blancos, hubo quienes empoderaban lo femenino desde el
cuidado y la emocionalidad ligada a determinados cuerpos y su ge-
nitalidad. Por otro lado, dentro de los movimientos por los derechos
civiles de las personas negras en EUA se invirtió energía y tiempo
en desmontar ideas tan absurdas como una supuesta diferencia en
el tamaño de la masa encefálica o la capacidad de raciocinio entre
las personas racializadas y personas blancas. Y el antiespecismo…
¿también ha abandonado estas lógicas?

El antiespecismo es un movimiento que pone en el centro al millón


de especies que biológicamente no pueden ser catalogadas como
homo sapiens, y al no poseer esta categoría de homo sapiens, son
destinadas para uso y explotación de lo humano, como su alimen-

9
mos de consideración moral y recogemos Imaginemos por un segundo que los hom- entra en juego al momento de bestializar o
las demandas del resto de los ismos, nos bres gays no tienen la posibilidad de gene- animalizar como símbolo de degradación a
damos cuenta que hay humanidades que rar una agenda política propia y viven homo- todos esos cuerpos que no se reflejan en el
no están siendo consideradas moralmen- fobia. Y los hombres heterosexuales para espejo dorado del colono.
te aunque compartan la especie homo sa- aliarse en su lucha contra la homofobia,
piens. El antiespecismo se acota a subrayar enuncian: “Si yo soy hombre y merezco con- Se hace evidente la necesidad de comple-
los privilegios que tenemos como especie sideración moral, aquellos que también son jizar, de expandir, de ampliar nuestros mar-
humana en relación a otras especies, colo- hombres, aunque sean gays, igualmente la cos de auto-reflexión y análisis, y ver cómo
cando en un mismo plano todo lo biológica- merecen”. nuestras vivencias personales se encuen-
mente humano y en el otro extremo un mi- tran ligadas a la vida de los animales a tal
llón de especies que constituyen lo animal. Lo problemático de esto es empoderar des- grado que romper sus cadenas, no por guar-
de una posición de privilegio, en lugar de dar con nosotras similitudes biológicas sino
Como ya han apuntado los ismos desde
diferentes ópticas, lo humano es el sujeto
hegemónico: hombre blanco cisgénero he- Las teorías decoloniales llevan más de un siglo construyendo epistemo-
terosexual funcional joven. Y eso hace que logías sobre identidades otras, señalando a la animalidad como una he-
nos abramos la interrogante: ¿entonces qué
es lo animal? Biológicamente, 1.426.336
rramienta de dominación para colocar lo negro, lo indígena, las personas
especies. Socialmente, otra construcción de de color, lejos de la dimensión humana. Este mismo dispositivo se activa
subalternidad que violenta sádicamente a en la construcción de lo raro, de lo queer.
los cuerpos de todas estas especies, tanto
en el ámbito natural como en las granjas,
piscifactorías y mataderos. destruir la estructura que genera que al- justamente por sus diferencias, nos libera si
guien sea otro. también encarnamos esta diferencia.
Somos tan antropocentristas que, incluso
dentro del antiespecismo, uno de los inten- Las teorías decoloniales llevan más de un Ni lo humano ni lo animal pueden banalizar-
tos de deconstruir esta relación de subal- siglo construyendo epistemologías sobre se. Lo queer puede ser un marco para com-
ternidad es igualarnos con estas especies identidades otras, señalando a la animali- plejizar la categoría animal, y la animalidad
bajo el lema: “Todos somos animales”. Así dad como una herramienta de dominación puede servir de marco para complejizar lo
tenemos que si lo humano es biológicamen- para colocar lo negro, lo indígena, las perso- queer. ■
te animal y digno de consideración moral, nas de color, lejos de la dimensión humana. Muchas de las ideas están basadas en la lectura de Aphro-ism: Essays on

el resto de las especies dentro del Reino Este mismo dispositivo se activa en la cons- Pop Culture, Feminism, and Black Veganism from Two Sisters (Aphro-ism.

Animal también son dignas de esa conside- trucción de lo raro, de lo queer. Es la lógica Ensayos sobre la cultura pop, feminismo y veganismo negro por dos herma-

ración. especista-racista de la blanquitud la que nas) de las autoras Aph Ko y Syl Ko

10
MITOS GORDÓFOBOS EN
MOVIMIENTOS VEGANOS Y
ANTIESPECISTAS* Magdalena Piñeyro
Cofundadora de STOP Gordofobia y autora de los libros “10 gritos
contra la gordofobia” y “Stop Gordofobia y las panzas subversas”.

Confieso, he sentido vergüenza gorda en la cafetería vegana cuenta. Los espacios antiespecistas no suponen una excep-
de mi ciudad. Fue fugaz, pero por unos segundos, antes de ción a este hecho. A muchas gordas se nos exigen explica-
lograr disiparlo, me invadió el siguiente pensamiento: “Si pa- ciones por no haber adelgazado con el veganismo (“pero...
sara alguien por la calle y viera la incorrecta estampa vegana ¿hace cuánto tiempo que eres vegana?”); se duda de noso-
que supone mi cuerpo gordo sentado al lado de la ventana tras (“pero... ¿seguro que no te comes alguna cosilla a es-
principal del local, seguro desistiría de entrar aquí... soy un condidas?”); o directamente se niega la existencia de gente
mal ejemplo de vegana”. Me gustaría decir que la vergüenza gorda vegana (“el veganismo es un estilo de vida saludable,
gorda no suele invadirme en espacios antiespecistas; pero es imposible ser gorda y vegana”). La organización People for
me invade, y lo seguirá haciendo mientras la gordofobia cam- the Ethical Treatment of Animals (PETA) llegó al punto de utili-
pe a sus anchas en ellos, en parte alimentada por los siguien- zar un símil entre una ballena y una mujer gorda en una cam-
tes tres mitos: paña cuyo lema “Save the whales” aludía al vegetarianismo
como forma de salvar a “ambas ballenas”: a la primera, no
Mito 1: No hay gente gorda vegana consumiéndola; a la segunda con el supuesto adelgazamien-
to que supondría quitar del plato los productos de origen ani-
Las personas gordas somos hipervisibles invisibles, cuerpos mal. Dicha campaña no sólo enviaba el erróneo y desvirtuado
a todas luces ocupadores de amplios espacios y, sin embar- mensaje de que el no consumo de animales es un camino
go, poco percibidas, representadas, escuchadas, tenidas en para bajar de peso, también señalaba entre líneas que toda
11
la gente gorda es omnívora, es decir, especista. Numerosos textos,
imágenes y memes con este discurso antiespecista-gordófobo cir-
culan por internet desacreditando a las personas basándose en
su peso; quizás una de las más famosas sea la ilustración que
incluye dos siluetas cuyo interior está relleno de comida: una
silueta de mujer gorda, rellena de bollería, fritos y carne, re-
presentando el carnivorismo, y una silueta de mujer delgada,

Es hora de ir asumiéndolo:
la gente gorda vegana existe.
rellena de frutas y verduras, representando
el veganismo y “lo saludable”. Recursos
discursivos comunes dentro de un movi-
miento que parece olvidar que su meta es
la liberación animal, no el adelgazamiento
ni la salud humana (¡alerta! ¡antropocentris-
mo especista!). Es hora de ir asumiéndolo: la
gente gorda vegana existe.

Mito 2: La gente gorda no es


una buena imagen para la lucha
antiespecista
La gordofobia se asienta sobre tres pilares: es-
tética, salud y moral. Éstos ofrecen, respectiva-

12
mente, un modelo de cuerpo externo
(delgado), interno (sano) y de conducta
los insultos más comunes sobre el cuerpo gordo son
(disciplinado). La sociedad gordófoba los que hacen referencia a la animalidad: cerdo, foca,
vaca, hipopótamo, ballena. El cuerpo gordo como ani-
entiende que estos tres elementos se
relacionan entre sí de manera lógica y
coherente, es decir, que la persona mal, lo animal como insulto.
delgada está sana y se rige por
la recta razón, la disciplina y
tos y, en consecuencia, también en el les no humanos son leídos como seres
el autocontrol, mientras
activismo antiespecista que encuentra pasivos, dominados por los instintos,
que la persona gorda
en ella una persona cuya imagen -fa- seres estúpidos, sin personalidad ni
está enferma y, en
llida- denostaría la lucha. Romper con individualidad...”. La misma categori-
palabras de la ac-
la moral que considera al cuerpo gor- zación se cierne sobre el cuerpo gordo
tivista Laura Con-
do como un cuerpo fallido es uno de en tanto que, juzgado como “mal huma-
trera, su cuerpo
los fines del activismo gordo; acabar no”, descontrolado e irracional, es lan-
es “la cosa des-
con el especismo es el fin de los movi- zado a la inferiorizada categoría de “lo
atada, desobe-
mientos antiespecistas, lo cual implica animal”. No en vano, los insultos más
diente e indis-
necesariamente a la humanidad en- comunes sobre el cuerpo gordo son los
ciplinada”, en
tera en su amplia diversidad corporal. que hacen referencia a la animalidad:
definitiva, un fra-
cerdo, foca, vaca, hipopótamo, ballena.
caso. Partiendo
El cuerpo gordo como animal, lo animal
de la considera-
ción neoliberal del
Mito 3: Gordofobia y como insulto. El especismo posibilita la
especismo no tienen nada gordofobia. La gordofobia alimenta el
cuerpo como pro-
especismo.
ducto de la decisión que ver
y responsabilidad indi- *Agradecimiento a la activista Melinda Decker
vidual exclusivamente, La investigadora Laura Fernández en por sus aportaciones. ■
la gorda es vista como Hacia mundos más animales (ochodos-
un “mal ejemplo” de ser cuatro ediciones, 2018), plantea que
*Ilustración ARTE MAPACHE
humano en todos los ámbi- en la sociedad especista “los anima-

13
anim a l q u e e r cia
Txus Gasgarrcia .com)
Rapsoda y poeta cuir. (txu

Soy una señora rara. Un peculiar animal cucha activa, relacionando los signos que lo de su compasión no abarque a todos los
queer que ha elegido la educación y la poe- emite el otro ser vivo (lenguaje no verbal, seres vivos, el ser humano no hallará la paz
sía escénica para vivir su activismo. Trabajo demandas no expresadas o pedidos direc- por sí mismo”. No hay excusa. Yo no conci-
en favor de los derechos y libertades de las tos), con aquello que hayamos podido ex- bo un amor sano hacia nuestra especie sin
personas, independientemente de su es- perimentar personalmente. Al fin y al cabo, incluirlos a ellos. Cuanto menos valoremos
pecie, pero con el eje común de sabernos como reza el versículo jainista: “Todos los cualquier forma de vida, menos valdrá la
atravesadas por la opresión, la ausencia de seres aman la vida, desean placer y temen nuestra.
privilegios o la violencia. Entretejo en todos al dolor; no desean ser lastimados; todos
mis discursos, formaciones y actividades desean la vida y para cada ser, su propia Mahoma escribía: “Aquel que se apiade,
dos fundamentos que favorecen la convi- vida es muy preciada”. aunque sea de un gorrión y le salve la vida,
vencia, alentando a la búsqueda de la fe- Allah será misericordioso con él en el día
licidad personal y colectiva: la empatía y el Tras la empatía debería generarse la com- del juicio”. Sea por cuestiones religiosas,
respeto a todas las formas de vida que nos pasión solidaria, que se traduce en un morales, éticas o por pura sensibilidad mili-
acompañan en esta existencia. acompañamiento consciente del sufrimien- tante, no nos resta más opción para liberar
to ajeno para tratar de aliviarlo o remediarlo a esta tierra maltrecha y herida, que dejar
Me gustaría situar estos conceptos porque en lo posible. La empatía, si no es activa y de sacarnos las pelusas del ombligo y dirigir
contienen cargas no deseadas de desgas- moviliza a personas y sociedades a mejorar una mirada hermana hacia el sufrimiento
te new age, banalización mrwonderfulera o las condiciones de vida de todos los seres de otros seres. Y es que, en lugar de en-
manipulación religiosa. En primer lugar, de- sintientes, es inútil y un simple acto patriar- tender a las otras especies como vecinas
finimos empatía como la capacidad de co- cal de paternalismo que tiene mucho de de planeta y vivir la espiritualidad como un
nectar directamente con los sentimientos, clasista, racista, especista y machista. Así espacio de amor incondicional, nos vinimos
necesidades y emociones ajenas en cual- pues, es urgente aplicarnos en aquello que arriba con lo señorear la Creación. No he-
quier situación. Para ello activamos la es- decía Albert Schweitzer “Mientras el círcu- mos detenido nuestras ansias destructoras

14
y despóticas en ningún momento. Según la a participar del escarnio y la muerte con bien nuestro único trabajo: amarles y dejar
FAO, aproximadamente 70 mil millones de una actitud festiva. Les mostramos que es que amen y comprendan.
animales terrestres bajo explotación huma- divertido manosearlos, causarles dolor u
na son matados cada año y como apunta la obligarles a realizar conductas antinatura- Urge, pues, la integración transversal de
Lista Roja de IUCN “Actualmente hay más les. Son también esclavos de tiro, carga y contenidos en centros educativos que favo-
de 28,000 especies en peligro de extinción, monta, herramientas que una vez usadas y rezcan la consideración hacia todos los sin-
incluido el 40% de los anfibios, el 34% de rotas, se tiran. tientes, sin distinción. Si conocemos y com-
las coníferas, el 33% de los corales cons- partimos la diversidad, seremos incapaces
tructores de arrecifes, el 25% de los mamí- Es lícito divertirse en familia, pero aprender de dañarla, porque ya no será una otredad,
feros y el 14% de las aves.” que vejar y cosificar a los animales está jus- si no parte de nosotrxs. El resultado es que
tificado por tradición o “necesidad”, debería sentiremos, junto a nuestras criaturas, la
Estas cifras me obligan a cuestionarme, ser delito, y vulnera directamente los dere- pertenencia a un todo que nos acoge, en-
sobretodo porque mi parte queer se apoya chos fundamentales de la infancia. Alentar seña y cuida: la Naturaleza, nuestro hogar,
en la Q de questioning, sobre la cantidad de a las criaturas a perseguir palomas, pisar nuestra esencia. Siempre he abogado por
vidas ricas, diversas, maravillosas y únicas caracoles, patear perros si molestan, asus- la ternura, el sentido del humor y la escu-
que nos estamos llevando por delante. Es tar a los gatos, y exponerlas a la violencia cha como claves para transitar por la vida
un absurdo que confirma que el canal de co- de festejos sangrientos, es destruir comple- sin excesivas amarguras y con un sentido
municación interespecie es inexistente. Nos tamente su innata capacidad de amar, dar y claro. Ahora añado un último término cla-
volvemos indiferentes hacia otros seres, y recibir ternura y estar a la escucha. Eso es ve: acción. Debemos movernos cada día
con ello nos tornamos peores personas, de- arrebatarles la inocencia y la bondad. Nues- hacia aquellos que sufren y buscar su pro-
predadores implacables. La respuesta está tra prepotencia adulta les aplasta contra el tección y liberación en la medida que nos
en parte en esta disparatada normalización suelo, patologiza la diversidad y les encade- corresponda. Si nos dejamos empapar por
del maltrato animal. Enseñamos a nuestrxs na junto a nosotras. Estamos mostrándoles la delicadeza, si las amamos de este modo,
hijxs que las otras especies son inferiores, que son seres todopoderosos con derechos empapándonos de escucha, empatía y ac-
que están bajo nuestra tutela y mando, que ilimitados, y que la empatía, el respeto y la ción, nos alejaremos automáticamente de
podemos hacer con ellos lo que queramos compasión no tienen cabida en su cotidia- la rutina, de la ira, del egoísmo y de la estul-
y usarlos como un juguete sin emociones. nidad como centros de la Creación. La fal- ticia que nos convierten en islas desiertas.
Las actividades familiares o escolares es- ta de conciencia y la inexistente educación Practiquemos, pues, la escucha activa, la
trella consisten todavía en contemplar el para la no violencia y el respeto es terrorífi- solidaridad en acción y la mirada amorosa.
encierro, la cautividad y la manipulación co. Seamos felices, libres y amorosas como Así seremos más felices y libres todas, lo
de este pueblo animal. A las criaturas les personas educadoras, modelo o vínculo. prometo. Palabra de animal queer. ■
permitimos ver corridas y festejos crueles, Esa es nuestra responsabilidad, hagamos

15
MIRAR AL SUR:
EXPERIENCIAS FEMINISTAS
ANTIESPECISTAS DESDE ANDALUCÍA
Cristina García
Activista feminista y antiespecista

Me da cosita admitirlo, pero siempre me dio pánico poner- de nosotres hemos vivío bajo una andaluzofobia – también
me a escribir. Pienso que hay poco que pueda aportar. Que interiorizá- y que nos machaca invisibilizando y ridiculizando
funciono mucho mejor situándome de manera periférica, que nuestras maneras, nuestras cotidianidades, nuestro lenguaje
sirvo más si enfoco mi energía a apoyar proyectos “verdade- y nuestros proyectos políticos. A mi me habían contao que el
ramente” relevantes. conocimiento viene de fuera y, acostumbrás a vivir en la som-
bra, a que nadie mire hacia el sur, todas aquellas políticas
Para mi siempre fue -y será- un esfuerzo escribir. Es decir, subversivas y maneras de revolucionar que construimos en
sentarme a producir conocimiento que pueda ser visible para Andalucía quedan relegadas a un segundo plano.
otres. A mi siempre se me dio mejor hablar de política con
mi gente, participar en una acción colectiva, montar tinglaos A partir de una entrevista de radio que tuve el gustazo de ha-
feministas. cerle a Mar Gallego, gran referente en esto del feminismo an-
daluz, hablábamos que para entender quiénes somos, tene-
Me ha costao mucho tiempo entenderlo, pero al final empecé mos que conocer la historia de nuestro pueblo. Hablábamos
a encajar piezas. Gracias al feminismo andaluz y les compis sobre la importancia de la memoria y de poner en valor todas
que han ido hablando de esto, he aprendido a localizar es- aquellas formas de resistencia que surgen desde el sur. En
tos sentimientos dentro de un marco geopolítico desde el que honor a esa conversación que se me ha quedao grabaíta en
empiezo a entender las particularidades -y las consecuencias- la memoria, quiero traer aquí una parte de mi experiencia
de la discriminación hacia les andaluzes. Y es que muches activista para visibilizar activismos y proyectos políticos fe-

16
ministas antiespecistas que se vienen cluir el antiespecismo como mínimo de parte y que han hecho numerosas ve-
generando en el sur. las jornadas, a la vez que empezar un ces de plataforma de acogida a proyec-
proceso de acercamiento y reflexión tos feministas antiespecistas. Eskánda-
En Granada, que ha sio centro de mi colectiva sobre ello. Se generaron es- lo Púbico sigue existiendo como parte
experiencia activista desde 2007, fue pacios, dentro y fuera de las jornadas, de la sección “Feministas Reunidas”
donde aprendí -y sigo en ello- a ser donde tuvimos la oportunidad de po- dentro del programa “De Raíz”, espacio
antiespecista gracias a amiguis que ner en el centro
tuvieron la paciencia, la pedagogía y la importancia
el compromiso suficiente para abrirme del sufrimiento A mi me habían contao que el conocimiento vie-
un camino que, si bien ya vislumbraba,
no entendía del todo como propio. Y es
no humano, y
nuestra respon-
ne de fuera y, acostumbrás a vivir en la sombra,
que, en el sur, las pequeñas comunida- sabilidad para a que nadie mire hacia el sur, todas aquellas
des, los vínculos afectivos y las relacio- con ello. Todos políticas subversivas y maneras de revolucionar
nes cotidianas son claves para generar los comedores
espacios de reflexión y aprendizaje. El fueron veganos que construimos en Andalucía quedan relega-
boca a boca, la cervecita en la plaza, y, además, todo das a un segundo plano.
el cigarrito en la puerta de tu casa, son tuvo lugar en La
momentos centrales donde se hace po- Redonda, CSOA
lítica. Y política en serio, de la que cala, declaradamente feminista y antiespe- radiofónico colectivo crítico situado en
de la que te llevas a tu casa, de la que cista, con quienes colaboramos mano a Granada. Hace ya un año que el progra-
te cambia la vida. mano para sacar adelante las jornadas. ma va enteramente dedicado a ser un
Hoy escribiendo esto, sonrío al pensar altavoz de proyectos, noticias y temáti-
Una de las cosas más bonitas -y más
que este Transfemifest marcó un antes cas que se encuentran en la intersec-
difíciles también- que me han pasao,
y un después para muches compis que ción del feminismo y el antiespecismo.
ha sido ser parte de la organización del
después iniciarían un proceso hacia el
Transfemifest Granada 2016, esas jor- Quiero también recordar la Biblioteca
veganismo.
nadas feministas que casi nadie nom- Social Libre Albedrío, espacio feminis-
bra y de las que nadie parece acordarse. Quiero nombrar aquí también a los co- ta y antiespecista que durante mucho
Aunque muches de la asamblea no eran lectivos Eskándalo Púbico y La Fábrika tiempo fue referente de dichas políticas,
activistas antiespecistas, se decidió in- Critica, de los que también he formado y casi el único lugar donde podías en-
17
contrar libros, fanzines y textos anties- debería de sonar, y quizás debamos yectos políticos a la vez que seguimos
pecistas. Se os recuerda amiguis, millo- darnos espacio para entender que la empoderándonos.
nes de gracias por tantos años de lucha. solución no es jerarquizar las luchas,
sino sentarnos a dialogar cómo pode- Me quedo con esta idea para cerrar.
Por último, no puedo terminar este tex- mos hacer nuestras luchas más inclusi- Todes tenemos mucho que aprender
to, escrito con el corazón puesto en An- vas. El antiespecismo está lejos de ser todavía, y creo que el sur puede ser cla-
dalucía, sin hablar de lo rural. Temazo perfecto, todavía tenemos mucho que ve para encontrar nuevas maneras de
de ‘conflicto’ entre el feminismo y el an- aprender, pero lo que sí sé, es que no revolucionar nuestras luchas. Espero,
tiespecismo. pretende ignorar los proyectos de em- aunque desde mi pánico a la escritura,
poderamiento rurales. Al contrario, pre- haber aportado un poquito aquí para vi-
Como alguien que conoce bien la pre- sibilizarlo.
tende introducir el antiespecismo como
cariedad y lo difícil que es sobrevivir en
eje a tener en cuenta a la hora de ge-
contextos periféricos, tengo un enorme En el sur hay mucho que ver. Miren al
nerar modelos sostenibles de vivir. Es
respeto por todos aquellos proyectos sur, amiguis. ■
más, recordemos que existen muchos
generados desde los feminismos rura-
proyectos localizados en lo rural que
les. Ole por toas mis compañeres, de
tienen en cuenta estas interseccio-
verdá. Pero, como antiespecista, tengo
nes, como por ejemplo los santuarios
que decir que me duele profundamen-
de animales.
te aquellos proyectos en los que no se
tiene en cuenta el sufrimiento de los Se, y respeto, que a veces la
animales no humanos. supervivencia y las precarie-
dades nos consumen,
Me gustaría hacer énfasis en que el an-
y que no tenemos
tiespecismo no pretende dejar de lado,
energías ilimitadas
ni invisibilizar otras opresiones. Lo digo
para cargar con todas
porque uno de los ataques más comu-
las luchas, pero creo
nes contra el antiespecismo es cues-
que se nos exige auto-
tionar por qué nos preocupamos de los
crítica y repensar cómo
animales cuando hay tantos problemas
podemos ser más inclu-
y tantos humanos sufriendo en el mun-
sives en nuestros pro-
do. Como feministas esa flauta ya nos

18
Negarle a alguien
justicia porque aún no tienes
la tuya, nunca es una buena
idea.
Sunaura Taylor

19
Entrevista
Jesusa
Rodriguez Directora de teatro, actriz, artista de perfor-
mance y Senadora de la República Mexicana

Jesusa Rodriguez : Indigenista, antiespecista, feminista, luchado y por el México que siempre he soñado. Sí es com-
lesbiana, actriz, activista y… senadora. ¿Son compatibles patible, porque puedo seguir siendo crítica desde este car-
todas estas disidencias con un cargo en el poder? go de poder, donde también la autocrítica es una exigencia
constante. El mundo del arte es un ámbito protegido a menos
Considero que la vida es una revolución constante, porque si que seas un artista incómodo, el mundo de la política es muy
no, es un aburrimiento permanente. Lo que estamos viviendo expuesto y más si eres políticamente incómoda.
en México es una revolución de la conciencia y no participar
en esta transformación sería para mi un crimen con castigo. Te describen en los medios mexicanos como “la rara del se-
Ver este cambio desde el Senado me permite participar de nado”, o como lo decimos nosotres, “la queer del senado”.
forma activa y legislar para las causas por las que siempre he ¿Te ves representada en esa descripción?

20
Sí, me siento en una realidad ajena a lo que he vivido siem- Dijiste que al comer tacos de carnitas se festeja la caída
pre, pero también he encontrado senadorxs maravillosxs con de Tenochtitlán. ¿Como ha sido la reacción de la gente?
quienes me identifico. Aunque pensándolo bien siempre he
sido outsider, incluso en el mundo del teatro. Soy “la rara” Me quemaron virtualmente, me convirtieron en Lady carni-
desde que estaba en el Kindergarden y yo misma sé que soy tas, y de milagro no me pusieron a rostizar en una taquería.
un poco rara en relación a mí misma. Lo raro para mí es de lo Falta tiempo, pero llegará el día en que la gente comprenda
más normal. Nací queer y así moriré. el terrible sufrimiento que se llevan a la boca, la violencia que
produce digerir agonías y lo innecesario y cruel que es seguir
Se podría decir que, en la política, y quizás en la vida mis- comiendo animales.
ma, eres un bufón. ¿Es una opción
estratégica o una necesidad vital? ¿Como te enfrentas, como vegana, a

Siempre me resguardé en el humor Lo raro para mi es de lo la acusación colonialista y antirura-


lista que recae sobre el veganismo?
como una forma de enfrentar el mun- más normal. Nací queer y Desde siempre he enfrentado al co-
do. De niña los adultos me daban mu-
cho miedo, pero ahora mucho más, así moriré. lonialismo, ahora simplemente se ha
ahora sé quienes somos. abierto más el abismo que me separa
de la opresión y lo enfrento cada día
La ventaja del bufón es que puede decir cualquier cosa, has- con menos temor. Más bien, cada día me divierte más el ri-
ta hacer creer que su bufonada es una estrategia. dículo que hace el conservadurismo colonialista tratando de
defender un modelo a todas luces caduco, que en muy pocos
¿Qué ha motivado tu transición antiespecista? años se derrumbará bajo el peso de su propia codicia.
Salirnos de la ciudad hace 10 años y estar en contacto con ¿Cómo te enfrentas, como mujer y como política, a la vio-
la naturaleza, no como una huida sino como un insilio provo- lencia patriarcal en México?
cado por los regímenes de corrupción e impunidad que vivía-
mos en México, nos dio otra perspectiva hacia la vida, hacia De todas las formas posibles. El machismo está instalado en
las personas no humanas y hacia nuestra propia forma de es- México en los detalles más simples de la cotidianidad, normali-
tar en el mundo. Además, vivir con Liliana y no ser antiespe- zado y reproducido en el seno familiar. Quienes sufren de este
cista sería motivo de divorcio. El amor es la motivación total. mal, en su mayoría no quieren reconocerlo. El Senado es un

21
espacio totalmente masculinizado y la violencia que ejercen “Céntrico punto donde recta tira la línea,
ahí los varones se huele y se respira. Lo enfrento como puedo,
tratando de ser yo misma en cada momento y de no perder de si no ya circunferencia
vista lo inútil del binarismo y del pensamiento patriarcal que
que contiene infinita toda esencia.”
termina por encajonar a los varones en su propia estrechez.

Háblanos sobre tu pasión por Sor Juana y su relación con la


disidencia sexual.
Falta tiempo, pero llegará el día en
Sor Juana es sin duda la más extraordinaria inteligencia que
ha nacido en México. Su intuición proyectada hacia el origen
que la gente comprenda el terrible
del conocimiento la convierte en un fenómeno de la natura- sufrimiento que se llevan a la boca, la
leza. Ella no cabe en compartimento alguno, ni sexual, ni re-
ligioso, ni intelectual. Su rebeldía hacia la propia incapacidad
violencia que produce digerir agonías
de comprender, su humildad ante el conocimiento, su tenaci- y lo innecesario y cruel que es seguir
comiendo animales.
dad por intentar la imposible batalla del entendimiento (que
sabía perdida de antemano), su prodigiosa multiplicidad y su
infinita manera de concebir los laberintos del pensamiento
y del deseo son un cristalino faro en la oscura noche de la
ignorancia:

“Que cuanto más se implican combinadas, Cuéntanos sobre la Casa Xochiquetzal.

tanto más se disuelven desunidas En el año 2001 las trabajadoras sexuales del metro Revolu-
ción dieron su grito de independencia. Esto me causó gran
de diversidad llenas…” asombro, porque bien sabemos de qué manera son explo-
tadas y sometidas en este mundo patriarcal. Me acerqué a
ellas y un año después me buscaron para reclamar la deuda
que esta sociedad jamás ha querido pagarles. Poco tiempo
Para mi Sor Juana es el Aleph donde todo existe y solo puedo
después hicimos un taller para conocer sus requerimientos
describirla con sus propias palabras:
y de ahí surgió la necesidad de dividir en dos grupos el recla-
22
mo. Por un lado, las jóvenes, que pedían sin la mano, sino porque habla
acceso a la vivienda, transporte, esco- para quien lo sabe escuchar,
laridad, etc., y por el otro, las ancianas y en México todavía muchas
que sólo pedían un techo, una cama y personas saben oír y leer lo
un buró para vivir sus últimos años con que dice.
dignidad.
Yo por desgracia no tengo ese
En 2003, siendo jefe de gobierno de conocimiento. Pero a veces
la Ciudad de México Andrés Manuel cuando me como una tortilla o
López Obrador, nos acercamos a él un elote puedo intuir lo que el
para pedirle una casa-refugio que se maíz susurra deliciosamente:
convirtió en Casa Xochiquetzal. Ac-
tualmente la casa tiene ya 15 años Si quieren sobrevivir en este pla-
funcionando y viven ahí a veces neta, las personas humanas tie-
20, a veces 30 mujeres que han nen que tener una alimentación
podido construir juntas una vejez basada en plantas. Dejen en paz
feliz. La ayuda de Jessica Vargas, a lxs animales, ellxs no están aquí
directora de la casa y su equipo para que se lxs coman, ni para que
ha sido fundamental para la con- lxs torturen, ni para que lxs exploten.
tinuidad de este proyecto. La Ellxs también nos necesitan, las plan-
casa Xochiquetzal es un ejemplo tas somos el alimento del mundo y
único en su tipo y una muestra de lo maravillo- eso está en nuestra esencia, nosotras
so que es liberar a las personas del yugo patriarcal. En mi estamos aquí desde hace milenios y
última visita a Casa Xochiquetzal para dar mi primer informe sabemos dar nuestros nutrimentos sin sufrir, sa-
como Senadora, me sorprendieron al decirme que la comida bemos reproducirnos al infinito y repartir la alegría de nues-
ahí ya es vegana. ¡Mujeres evolucionadas! tra entrega para que el resto de lxs seres puedan disfrutar la
vida sobre esta pequeña semilla cósmica que es la tierra.■
¿Qué dice el maíz sobre el futuro?

El maíz es una planta humana, no sólo porque no sobrevive


23
Liliana Felipe
Compositora, pianista, cantante, vegana, femi-
nista y antiespecista.

Me gustaría que…
La música es el arte de hacerle caso a los silencios. olor a cadáver que despiden debido a la ingesta de animales
Últimamente el dolor del holocausto animal me sumió sacrificados. La violencia que esa música despliega contra
en un silencio sordo y ciego, un silencio sin música. las mujeres, los diferentes, los animales y cualquier otrx que
no sea un macho perfumado. Violencia, lociones, machismo
Me duele también la música. Estamos saturados de música y música estridente van juntas.
de mierda, no digo que la mía sea menos mierda, pero me
duele sobre todo el uso que se hace de ella. El uso que hacen La música, puede ser un arma letal y en gran medida está
las empresas de marketing, la iglesia (que es lo mismo), la en poder del enemigo perfumado, del sepulcro blanqueado.
música funcional, la música de fondo en las entrevistas que
“No todos son iguales”, no, pero ¡cómo se parecen!.
jamás te deja oír la entrevista. La música de señores, hecha
para señores perfumados, que esconden con sus lociones el No pensaba grabar estas canciones, pero cuando comencé

24
a hacerlo me llené de energía antiespecista. “Lo único verda- Desde este silencio donde escucho los ecos de la matanza
dero es el matadero”. * pienso en que me gustaría:
Me gustaría convencer al feminismo de unirse al anti-
He grabado 23 CDs y compuesto casi 500 canciones, en
especismo.
compañía de Jesusa, mi cómplice en algunas letras. Pésimas
muchas canciones, y otras peores, pero que me han ayudado Me gustaría que les activistas canten en sus manifes-
a mí, y espero a algunxs más, a salir del agujero. taciones.
Me gustaría que Catia Faria escriba algo contra el “hu-
Durante la grabación de “Liberación animal”, decidí no meter manismo” hipócrita.
ningún instrumento en vivo y sacarle provecho a mi deses-
Me gustaría que se eliminaran las calles que llevan el
perado retiro digital. Todo lo hice en el programa Sibelius y
nombre de René Descartes.
con un Logic Pro bastante viejo, como si fuera un demo, y me
divertí a pesar de los pesares. Me gustaría que los animales se rebelaran.
Me gustaría que estuviéramos cerrando la última jaula
Este disco es para el activismo, para combatir la violencia y el último matadero.
con alegría, para que probemos otras consignas, para acom-
Me gustaría que el mundo no tuviera música de fondo.
pañar a mucha gente que está dando su vida contra la indi-
ferencia. Para las personas que están muy preocupadas por Me gustaría que mi música se acercara, aunque fuera
la sexta extinción, comiéndose un pollo. Para las personas un poquito, al canto de los pájaros, de las ballenas, de
sensibles que luchan por la justicia, pero no quieren dejar las cerdas.
el queso. Y para que lxs humanos escuchen el grito mortal Me gustaría que el silencio volviera a ser suntuoso
de los no humanos, la silenciosa estridencia del holocausto como el silencio del cosmos. ■
animal.
*Voicot @somosvoicot

25
Xenozoopolis:
solidaridad
contra natura CATIA FARIA
Filósofa y activista antiespecista.

Me dicen, a menudo, que mi teoría no Xenofeminismo su apropiación y redistribución. La tec-


es suficientemente afectiva. Así, he de- nología vuelve a asumir una promesa
cidido hablar sobre el único trozo de La propuesta XF se articula al rededor de liberación feminista o, mejor dicho,
teoría feminista que he encontrado en de tres ideas fundamentales: tecnoma- de rediseño del mundo “vinculad[o] a
los últimos años, en el contexto norte terialismo, antinaturalismo y abolicio- un pensamiento colectivo teórico en el
global, que me hizo sentir algo. Hablo nismo de género. A pesar de grandes que las mujeres, lxs queers y lxs no con-
del Xenofeminismo (XF). Y, no. Esto no y controvertidas palabras, las ideas en formistas de género jueguen un papel
va de fantasias bolleras adolescentes su base son sencillas. Por tecnoma- sin igual.”
con la princesa guerrera. En el mani- terialismo se entiende el rechazo a la
fiesto de 2015 “Xenofeminismo: Una tendencia dominante feminista de con- De aquí, se sigue casi directamente el
Política por la Alienación”, el colectivo siderar la ciencia y la tecnología como antinaturalismo. Es decir, un vehemen-
impulsor Laboria Cuboniks inyectaba inherentemente patriarcales. El XF re- te repudio a la identificación de lo na-
el feminismo contemporáneo de las conoce, obviamente, la compleja red tural con lo normal y lo bueno. Como
posibilidades radicales ofrecidas por lo de dinámicas de poder en las que se apuntan, “[c]ualquiera que haya sido
extraño, lo ajeno y lo culturalmente an- inserta la producción tecnocientífica y consideradx ‘no-natural’ bajo las nor-
tinatural (i.e. “xeno”). El resultado es un su propensión al “abuso y explotación mas biológicas reinantes, cualquiera
feminismo de “ingenio, escala y visión de lxs más débiles”. Sin embargo, “en que haya experimentado injusticias en
sin precedentes”. lugar de no arriesgar nada”, aboga por nombre del orden natural -lxs queer y

26
trans entre nosotrxs, las personas con Ello no implica oponerse a la existencia no como hombre, cis, blanco, hetero y
diversidad funcional (…)- comprenderá de géneros o luchar por que sus varia- sin diversidad funcional, lo alienígena,
que la glorificación de ‘lo natural’ no tie- ciones sean eliminadas. En palabras en este contexto, se hace coincidir, de
ne nada que ofrecernos”. La naturale- de Helen Hester (2018), una de las in- forma sorprendente y contradictoria,
za, aquí concebida como un espacio de tegrantes del colectivo, “[l]ejos de pro- con la frontera de la especie humana.
conflicto de intereses que condiciona ducir un mundo sin género, esta forma Dado que las promesas ‘antiespecistas’
y coarta las experiencias vividas, debe de abolición a través de la proliferación de teóricxs como Harraway, Braidotti u
ser rectificada por la innovación tecno- sugiere un mundo con múltiples géne- otrxs posthumanistas tampoco han
científica, puesta al servicio del bienes- ros”, por lo que cualquier expectativa sido capaces de ofrecer una protec-
tar común y contra el desequilibrio del depositada en el potencial transexclu- ción plena a lxs demás animales, se-
poder. Como concluye el manifiesto, “Si yente del XF saldrá espectacularmente ría esperable que el XF se presentara,
la naturaleza es injusta, cambia la na- defraudada. justamente aquí, como una alternativa
turaleza.” menos metafórica y potencialmente
Escala más robusta para la afirmación de los
Pero, ¿cómo combinar todo esto con un intereses no humanos. Si, como afirma
inesperado abolicionismo de género? A propósito de escala, dice el manifies- Hester, la desarticulación del género se
Proponiendo abolir, con precisión de to, el XF “[e]s una criatura afirmativa dirige con la misma intensidad hacia
bisturí, lo único que verdaderamente en la ofensiva, insistiendo intensamen- “[v]arias otras estructuras que actúan
importa abolir: el género como eje de te en la posibilidad de un cambio so- como base de opresión (frecuentemen-
discriminación y opresión, y, a la vez, cial a gran escala para todos nuestrxs te naturalizadas y, por lo tanto, rígidas)”
dejando abierta la posibilidad de con- parientes alien.” Pero, ¿quienes son como la raza, la clase, las capacidades
formidad, ‘desviación’ y diversidad se- exactamente nuestros parientes alien? físicas, etc., la especie, también ella
xuada de los sujetos. El abolicionismo ¿Hasta donde estamos dispuestxs a naturalizada, cargada de estigma y ri-
que vislumbra el XF es así “una manera extender la categoría alienígena y a gidez, opera como un eje de opresión
de enunciar la ambición de construir elevar el desmantelamiento del status y discriminación sobre la aplastante
una sociedad donde las características quo opresivo? La respuesta es tibia. A mayoría de criaturas del planeta. Por
actualmente reunidas bajo la rúbrica pesar de la cercanía del XF con cier- ello, la especie debería ser incorpora-
del género ya no proporcionen una red tas premisas posthumanistas, sobre da como target a ser desmantelado
para la asimétrica operación del poder”. todo, en la desarticulación de lo huma- en cualquier proyecto de cambio social
27
estructural, más todavía dentro de la nos; otrxs tantxs se mueren de frío, de
macrovisión xenofeminsta. Si el XF pre- hambre, heridxs, enfermxs, devoradxs
tende afirmar con propiedad el prefijo por parásitos y depredadores, aterrori-
que lo caracteriza, dotando lo ‘xeno’ zadxs en la ‘naturaleza’. Si “nada es tan
de contenido normativo como lo ajeno sagrado que no pueda ser re-ingeniado
que debe ser considerado a pesar de no y transformado para ensanchar la aper-
serlo, debe ampliar su escala e incluir a tura de nuestra libertad”, la ofensiva xe-
nuestros verdaderos parientes ‘alien’ - nofeminista se dirige hacia el rediseño
lxs no humanxs. de la libertad de todos lxs aliens, sin ex-
cepción, más allá de límites arbitrarios,
ya sean impuestos por la tiranía huma-
Xenozoopolis na o ‘natural’. El XF engendra, así, la
xenozoopolis: “el escenario futuro don-
La xenozoopolis es la visión xenofemi- de la emancipación feminista produce
nista revisada sin sesgos de especie. una política (…) ensamblada a partir
Una comunidad política igualitaria asen- de las necesidades de todos los [seres
tada en la solidaridad contra natura, sintientes], independientemente de su
amparada por una tecnociencia hacker raza, capacidades, estatus económico,
de sus propios fines: construida desde [especie] y posición geográfica.” ■
y para los márgenes. Al romper con el
binario humano-alienígena, rechaza la
naturalización de toda estructura opre- Referencias:
siva y discriminatoria, incluido el espe-
cismo, tanto a nivel de la explotación Helen Hester, 2018, Xenofeminismo, Buenos Ai-
res: Caja Negra.
animal, como a nivel del “laissez-faire”
idealizador de la vida de lxs animales Laboria Cuboniks, 2015, ”Xenofeminismo: Una
‘salvajes’. Un número incontable de no Política por la Alienación”. Disponible en http://
www.laboriacuboniks.net/es/
humanxs son ahora mismo confinadxs,
torturadxs y matadxs por seres huma-

28
TRAVESTISMO Analú Laferal
Val Trujillo R

ANIMAL
1
Apuntes sobre Eunuca2

la huída humana
Colectivo Eunuka Posporno:
Trans veganismo sexual

En la expedición ansiosa de abortar el láctea, la maternidad obligatoria y la tos de dolor traducida de una especie
género, transitamos inevitablemente incubación forzada de huevos, los bur- a otra. Una marica que se vuelve perra
hacia el abandono de la especie. Acá deles Bestiality y demás prisiones que para denunciar los travesticidios en
estamos en la prisión de las carnes prostituyen animales sometidas a la do- nombre del amor romántico, y una pe-
impregnadas de clasificaciones, cate- mesticación impuesta. rra que se fuga de la especie humana
gorías y obligaciones invocando ritua- para evidenciar la tortura y el someti-
les de dolor que mengüen un tanto la Hemos construido rituales que ante miento que se desprende de las peleas
tristeza impotente que nos inunda estos todo invocan empatía, que no es más de perros para el entretenimiento. Un
territorios repletos de carnicerías y divi- que la explicación literal de fragmen- cuerpo feminizado que se convierte en
siones sexo-genéricas.

Conjuramos mediante el travestismo Hemos construido rituales que ante todo invocan
animal maldiciones para la ganadería
que devasta el Amazonas, el capitalis- empatía, que no es más que la explicación literal de
mo sexual que rentabiliza la hinchazón
de mamas de hembras mamíferas para
fragmentos de dolor traducida de una
el porno mainstream y para la industria especie a otra.
29
garza y se desprende de su pelaje representando el desplume de las aves que
satisfacen los lujos de las pasarelas de moda, las habitaciones térmicas y la va-
nidosa industria cosmética. Une sadomasoquista que huyendo de la binarización
de su vida se inmoviliza hasta mutar en delfín y allí, relata la tragedia que lucra los
acuarios, la caza anual de delfines en Taiji y la disminución exagerada del delfín
rosado en las cuencas de Ecuador, Bolivia, Colombia, Brasil y Venezuela a causa
de la deforestación de su hábitat por parte de la ganadería, la minería y las 155
represas terminadas.

Huímos del activismo animalista dogmático que pretende evangelizar mediante la


reproducción de las lógicas sexistas. Estamos travestis antiespecistas, no cabe-
mos en sus organizaciones repletas de heterosexuales cisgénero comandados por
un buen hombre.

Huímos del activismo feminista esencialista que excluye las corporalidades que
1 Hemos denominado travestismo animal a una serie de ex-
se salen de las lógicas binarias. Estamos travestis antiespecistas, no cabemos en
ploraciones performáticas que permiten la denuncia de vio-
sus organizaciones repletas de adoraciones biologicistas que sólo posibilitan el
lencias especistas y sexistas. La más reciente fue Animalidad enunciado mujer, cisgénero, por supuesto.
(Junio, 2019), proyecto invitado a formar parte del Laboratorio

Transjaquer de Platohedro en el Museo de Arte Miguel Urrutia (Bogotá).


Huímos del arte haciendo rituales dentro de los museos.

Huímos de los museos haciendo arte en los prostíbulos.


2 Es un proyecto localizado en la ciudad de Medellín, el cual indaga los

cruces entre el transfeminismo y el antiespecismo. Está conformado de


Expulsamos el dolor y le han llamado performance, pero no es más que nuestra
manera inestable por artistas, activistas e investigadoras que fluctúan ceremonia máxima de inmersión en esta confusión violenta de ser parte de esta
dependiendo de los interrogantes que va transitando. Ha usado el perfor- especie humana con géneros impuestos y sexualidades reguladas. ■
mance y las herramientas audiovisuales para evidenciar los hallazgos y

cuestionamientos resultantes de sus exploraciones.

30
Animal I. Garza azul
31
Animal II. Delfín rosado

32
¿qué hay entre 10 kg
de pescado y una
lamida? Acción duracional /
Fer Guaglianone
Activista manipuladora visual sudaca
transfeminista prosexo performer tortillera
antiespecista.

Tiempo aproximado: 3 hs.

Materiales utilizados en la acción: un sillón, 2 cajones de madera que fueron uti-


lizados para la transportación y venta de pescado recuperados en la pescadería
de mi barrio; un vidrio impreso, pantys de red, impresos en papel con el texto de la
acción que serán dispuestos alrededor de los cajones.

Entre placer y repugnancia: los restos de un cadáver


como pregunta
Lo que no tiene nombre, lo que no se representa con imágenes… lo que erró-
neamente recibe un nombre que no le corresponde, lo que resulta difícil de
encontrar, lo que queda enterrado en la memoria por el colapso de significado
debido al lenguaje insuficiente o mentiroso se convertirá, no solo en lo innombra-
do, sino en lo innombrable. Adrienne Rich
33
Un cuerpo lesbiano desnudo sobre el tortura implican que esas texturas “nos sin expectativa de resolución hacia al-
sillón, con las piernas separadas y los excite”, es decir “qué hay entre” la pro- guno de esos sentimientos.
pies apoyados uno sobre cada cajón. La ducción de ciertas materialidades y tex-
invitación al público consiste en la rea- turas y los placeres. Un acto sexual entre medio de. Pensar
lización de un cunnilingus a través de acerca de las políticas del gusto ¿Cuá-
un vidrio sostenido sobre mi vagina. Los Ese “entre” se convierte en la preposi- les son los deseos/sabores que no se
cajones pestilentes ahuyentan al pú- ción analítica central de la acción, como cuestionan? ¿Las tortilleras comemos
blico que se resiste a acercarse a una zona de tráfico, contaminación, pasaje, pescado porque sabe a vagina? ¿qué
atmósfera contaminada por el intenso conexión y desidentificación. Siguiendo nos hace tortilleras cuando comemos,
olor a peces muertos, lo que vuelve el concepto de feminismos excrementi- nos vestimos, vamos al super? ¿por qué
complejo permanecer en el lugar. Chu- cios (flores, 2018) que operan con los nuestro cuerpo es político y los otros
par una vagina interpuesta por una pre- desechos de los movimientos mains- cuerpos no humanos parecieran estar
gunta: ¿qué hay entre 10 kg de pescado tream asimilacionistas, la acción buscó por fuera de lo político? ¿si el placer de
y una lamida? poner énfasis en el factor sensorial del la disidencia es individual, quienes son
olfato, ya que es un sentido marginali- los individuos que no contemplamos en
La acción es una intervención en el zado ante la visión. El entre pivotea aquí nuestros placeres? ¿Cuál es la jerar-
marco de un festival posporno donde con los restos, la repugnancia, el deseo, quía de violencia entre las carnes rojas
pululan imágenes que habilitan a pen- las prácticas sexuales y las políticas im- y blancas? ¿acaso el color de la sangre
sar deseos abyectos, construcciones perialistas de “lo que se come” (Sheller es un indicador de empatía? ¿No hay
sexopolíticas disidentes, artefactos, ju- citada en Ahmed, 2015), poniendo en quizá un silenciamiento acerca de lo
guetes sexuales, mucho cuero, plástico, evidencia la relación de proximidad de que puede/debe o no puede/debe ser
látex, tachas, y elementos que muchas los cuerpos entre repugnancia y deseo, producto para consumo? ¿Qué esconde
veces no cuestionamos el proceso de una relación que la acción misma deja la idea de alimentación, salud, bienes-
fabricación, qué tipo de explotación y en estado de suspenso e incertidumbre tar? ¿qué lugar ocupan los animales
1 Ver proyecto de taller colectivo ”texturas íntimas, afectos públicos, archivos fugaces de las disidencias”, coordinado 3 Lxs trabajadorxs de los mataderos son en su mayoría migrantes y personas racializadas, donde deben despedazar

junto a val flores en Hangar, Barcelona en el marco del ciclo “sureando el cuerpo”, diciembre de 2017 https://fernan- cuerpos en excesivas jornadas laborales con ambientes de extremo stress y muerte, expuestos a riesgos operativos

daguaglianone.wordpress.com/2018/03/14/texturas-intimas-afectos-publicos-archivos-fugaces-de-las-disidencias/ irreparables. Pero de esto en el feminismo no se habla, ¿será porque son trabajos en los que solo aceptan varones?

2 Auténticos territorios productores de materias primas farmacológicas, cuerpos de ensayo clínico y de consumo por

parte de las industrias agroalimenticias. Paul b. Preciado. Testo Yonqui.

34
no humanos en la “pornofábrica”? ¿por son infinitos modos de vida para pro- ción a la activación crítica de imágenes
qué la celebración feminista queer omi- tegernos/cuestionar/disfrutar el mun- circulantes y a la invención de universos
te en sus platos la opresión, muerte, do. Pero si a mi “cuerpo político” no le visuales posibles que nos inciten más
hacinamiento de otras especies? ¿Qué hago preguntas acerca de “lo natural” y más preguntas. Se trata de recuperar
discursos/sentidos se niegan comien- del comer, consumir e ignorar, ¿sigue el poder de las imágenes artísticas y
do muertos? ¿Qué reflexionamos frente siendo disidente? “Yo no puedo…; A mí no artísticas como productoras poéti-
a un trozo de queso cortado en cuadra- me encanta…; sólo como pescado…; yo cas.políticas para diseñar mundos sin
ditos perfectamente decorados en el no compro en Zara; Pero es riquísimo!... respuestas fijas. Desde mi posiciona-
lobby de un hotel en el intervalo de un me lo hacía mi abuela; comer… es parte miento como tortillera feminista activis-
congreso internacional sobre sexuali- de mi educación/lo traigo de la cuna; el ta sexual artista visual antiespecista,
dad, género, economía feminista? Si el cuero dura más; la verdura no me llena; encuentro esta interseccionalidad una
privilegio es un dispositivo de ahorro de un bife cada 15 días no cambia nada; acción urgente.
energía mediante el cual no hay afecta- yo no puedo todo, ya soy lesbiana chon-
ción y preguntas, tal como dice Ahmed, ga y trans más no puedo; hacerle un Tanto la jerarquía sexual y antropocén-
¿qué significa el argumento “Es elitis- lechoncito a la parrilla a mi novia me trica son parte de la misma máquina de
ta pensar tu alimento/tu consumo”? endurece el clítoris”. producción de cuerpos. Reconocer mis
¿Cuántos muertos entre panes se ven- privilegios humanos es de algún modo
den en la celebración del orgullo? ¿qué Las disidencias son prácticas e imáge- romper los binarismos de especie, sor-
(más) dice el cartel del ni una menos nes. Es una responsabilidad visual in- tear las jerarquías que nos posicionan
que lleva la lesbiana activista en una tervenir entre/sobre las imágenes que entre humano/nohumano, buenas/ma-
mano y un choripán en la otra? nos construyen. ¿Qué comen/visten/ las, de compañía/para consumo, per-
huelen/compran nuestros devenires versas/normales, fugarse de la espe-
Disidencia alimentaria y monstruos? ¿Cuáles son las especies
compañeras? Desde lo visual, crear es-
cie, como acto de justicia interespecie
donde ver, oler, vestir, comer y consumir
práctica artística: el gusto tereotipias supone una normalización son ante todo una posibilidad ética de
en las imágenes, volviéndolas incues- vivir en mundos fronterizos rechazando
de incomodar tionables y cerradas, y portadoras de las lógicas imperantes del gusto, placer,
silencios visuales. Fugarse de la cons- sexo y género. Las prácticas artísticas
La disidencia también es alimentaria
trucción de estereotipias es una invita- nos dan la posibilidad de poner lo polí-
y de consumo porque las disidencias
35
tico en acto, de romper los silencios de Tal vez no se trate de estadísticas ni
las imágenes, de cuestionar los borra- de contar muertos, sino de ver/mirar/
mientos producidos por el cisheteroan- construir desde nuestra práctica y sen-
tropocapitalismo. En la misma línea, la sibilidad artística y activista, imágenes
posición prosexo es indispensable a la como preguntas entre los silencios. ■
hora de construir un discurso activista
Bibliografía
antiespecista, dado que la hegemonía
abolicionista del trabajo sexual, asisten- Ahmed, S (2015) La política cultural de las emociones. México:
cialista, proteccionista y rescatista se Programa Universitario de estudios de género. Universidad Nacional
aplica como una relación que está dada Autónoma de México.
a priori. Estos posicionamientos victi-
mistas y paternalistas provocan que lxs Carrera, L.; Di paoli A, Guaglianone, F. (2014) Co(´)mo esas otras

sujetxs tanto humanos como no huma- cosas. Fanzine colectivo antiespecismo y disidencias sexuales. La

nos pierdan voz, visibilidad, derechos y Plata. Argentina. Disponible en: https://issuu.com/comoesasotras-

autonomía. El trabajo sexual es trabajo. cosas/docs/_comoestasotrascosas

El trabajo implica explotación y los ani-


flores,v (2018) La pregunta como sabotaje epistémico. Texto pre-
males junto a las trabajadoras sexuales
sentado en la PRE-CONFERENCIA CLACSO 2018 - Pensamiento(s)
son lxs trabajadorxs ultrapauperrizados
del Sur: miradas epistémicas descentradas, en diálogo y en fuga.
de la sociedad capitalista. Y dentro de
Jornadas de diálogo y discusión interinstitucional. 23 y 24 de agosto
los animales, los peces no son consi-
de 2018. Ciudad Universitaria, Universidad Nacional de Córdoba.
derados por el discurso cárnico como
Argentina. Disponible en: https://escritoshereticos.blogspot.
animales (ni sangre roja, ni medio de
com/2018/08/la-pregunta-como-sabotaje-epistemico.html?q=ex-
vida). Y dentro de las trabajadoras se-
crementicios
xuales, las migrantes y las racializadas
están en el borde de lo humano (ni voz, Preciado, P. B. (2008) Testo Yonqui, Madrid: Espasa Calpe.
ni autonomía, ni decisión) ¿será enton-
ces tarea del antiespecismo feminista
dislocar y estallar todo discurso que nos
haga “más humanos” y menos libres?

36
Sin antiespecismo no hay
antropoceno que aguante: Xeito Fole
Apuntes sobre arte y vida. Artista visual y activista
transfeminista y antiespecista.

La vida como se vive o refleja, consis- su lugar. Dejando en evidencia (por omi- Pensemos pues estas cuestiones, a tra-
te en una sucesión de movimientos, de sión) la necesidad de un debate sobre vés y desde las herramientas y posibi-
pensamientos que ocupan espacio y los límites y los intereses a los que res- lidades que nos permiten las prácticas
energía en algún no-lugar y transforman ponden estas políticas culturales. artísticas y los activismos antiespecis-
la realidad que percibimos. tas, antirracistas y transfeministas.
Estamos siendo constantemente inter-
Vivimos tiempos convulsos, de encru- pelades por las problemáticas que su- Las propuestas y acciones colectivas
cijada ética y política planetaria. Mien- ceden de un sistema global de control que entienden el arte como parte de las
tras, necesitamos la urgencia de un planetario, cabe abordar nuevas pro- relaciones sociales producen ficciones
cambio de paradigma en nuestro modo puestas desde otras prácticas artísticas que transforman la realidad, presentan
de habitar el mundo, que pase del do- como vía para profundizar en las grie- territorios ideales, aún inexplorados,
minio sobre “lo otro” a reconocernos tas de estos sistemas con el objetivo de siempre por venir. Intervenciones ar-
como las partes de un todo, seres sin- crear alternativas y resistencias, más tísticas en el consumo, guerrilla de co-
tientes en constante inter-dependen- allá de los límites de “lo humano”. municación, tecnologías libres, formas
cia/relación. creativas de movilización y protesta;
La historia del arte es una construcción propuestas críticas cargadas de humor
Las políticas culturales de occidente sujeta a cambios, una narración no-aca- y desobediencia, narrativas capaces de
producen narrativas basándose en pa- bada y múltiple; de modo que se com- alterar y subvertir los signos y códigos
rámetros que modelan y homogenizan bina, consciente o inconscientemente, establecidos.
el arte, definiendo estructuras en un es- con nuevas ideas que crearán más allá
cenario en el que las prácticas artísticas del mundo tangible e intangible que De acuerdo con esto, si centramos la
antiespecistas no acaban de encontrar está por venir. mirada en movimientos artísticos disi-
37
dentes y activistas por la liberación animal, podemos observar
pues que muchas preguntas y respuestas transitan el mundo
de las ideas con la intención de llegar aquí. ¿Podemos situar-
nos fuera de la propia subjetividad de especie para repensar
lo-vivo como un todo? Y, en definitiva, hacer la vida más vivible
para todes, que de eso se trata.

Desde aquí, hay diversos colectivos que incitan a la transfor-


mación de un mundo donde quepan muchos mundos, la cons-
trucción simbólica de realidades donde todos los cuerpos vivos
tengan lugar y modo, desafiando así los relatos hegemónicos
y las lecturas obligatorias, evidenciando las violencias del sis-
tema de dominación especista-colonial-patriarcal-capitalista.

Imaginarios que provocan la aparición de comunidades y sub-


jetividades inesperadas, revoluciones de afectos transfronte-
rizos y solidaridad interespecie. Ahí es hacía donde vamos…

sin-lugar-a-dudas. ■

1 En referencia a la frase “El mundo que queremos es uno donde quepan muchos mundos” del EZLN en la Cuarta

Declaración de la Selva Lacandona, México, 1996.

38
Evolución, evolución, evolución Natacha Von Bimback
¡Hola! quirieron forma y pensé: ¡Catia Faria maba muerte... el referente ausente...
(era la ponente) eres too much y me voy y solo nos traían patatas río, patatas
He vuelto y he evolucionado. Evolución, a hacer vegana gracias a ti! bravas o patatas fritas, ahí acababa la
evolución, evolución.... oferta vegetal. No entendía porque ya
Salí de la sala y lo primero que hice fue no le hacía aquellas suculentas comi-
Os cuento, que sé que os interesa. Es- hacerme un tatuaje. Mi antebrazo que- das que tanto le gustaban, todas llenas
taba mal, inquieta, sabía que algo no daría para siempre marcado con una de muerte. Salir de casa se convirtió en
funcionaba en mi interior, todo era rojo gran V de vegana, que no de vagina; no un infierno... hasta alergias tuve que
oscuro y no sabía qué pasaba conmigo. os confundáis. inventar para que no me colaran atún,
Casualmente me enteré de unas jor- huevo o queso: “por favor una ensalada
Sabía que no era tarea fácil este cambio
nadas que había en mi ciudad y una 100 x 100 vegetal sin atún, sin huevo,
en mi vida. No por mí, sino por la socie-
charla que me llamó la atención: “Anti- sin queso que soy alérgica”. Entonces
dad que no estaba preparada para mi
especismo y feminismo”. el camarero me miraba y me decía: “¿y
evolución. Y rápidamente apareció ante
que le pongo? jamón york, ¿no?” Sí cla-
mí el primer gran dilema: ¡¡¡ el horror,
¿Qué era esto? ¿Sería la solución a mi ro, ese jamón york que daban los famo-
el horror!!!! Mi boca no quería besar
malestar? Así que hasta ahí me dirigí, sos arbustos de los jardines del palacio
una boca no vegana y mi novia (¡ahh!
entré en una gran sala oscura, abarro- del Duque de York. En el bar cerca del
que se me ha olvidado contaros que
tada de gente. Un proyector iluminaba trabajo más de lo mismo: ”¿Tiene sánd-
también tuve otra evolución hace unos
una pequeña figura y empecé a escu- wich vegetal?” “Sí claro, ¿de pollo o
años y me hice bollera) no entendía mi
char. ¡Nunca olvidaré aquella primera de atún?”, contestaban. Ojiplática me
evolución. No entendía por qué cuando
vez! Sentí como un goooooong en mi quedaba ante la nueva biodiversidad
salíamos no debíamos de comer esas
cabeza. Todas esas ideas que habían agrícola que nos ofrecía ahora la madre
tapitas tan ricas a las que yo ahora lla-
estado revoloteando en mi interior ad- naturaleza.
39
También estaban los grandes temas. No podía más, me sentía sola. Mi “ho- Así que arrastrando mi tristeza acudí a
De pronto todo el mundo se preocupa- rror vacui” no me daba para dejar a mi una vigilia que se hacía en un matadero
ba por mi salud “¿y de donde sacas las novia. Una había evolucionado, pero de la ciudad. Pensé “este acto me dará
proteínas? ¿Y el hierro? ¿Y el calcio? Te no tanto para estar sola. Había varios la luz, será una nueva epifanía”. Llegué
puedes morir por falta de carne, somos grupos de veganos en Facebook y me y ahí estaba ella, una gran amazona con
omnívoros y necesitamos carne”... ¡Ahh! hice de uno, “Gordivegans offtopics”. brazos de leñadora del norte que harían
y los grandes sabios de la vida: ”Pero si Seguro que ahí conocería a alguien ca- temblar a cualquier taurino, a cualquier
las vacas nos dan la leche, es natural paz de comprenderme, de darme luz. matarife, y a mí me tembló el piso. Por
que las gallinas pongan huevos, la caza Pero lejos de esclarecer mis dudas, sus fin había encontrado la solución a mi
mantiene los ecosistemas, si todo el conversaciones me sumieron más aún tristeza, por fin había encontrado a “la
mundo se hace vegano los animales de si cabía en el caos. Entendí que no era sustituta”. La que llenaría mi vida de
granja desaparecerán”. Si claro como tan fácil ser una buena vegana. Había lucha; juntas seríamos como Thelma y
los toros de lidia si se acaban las corri- que mirar todo: trazas, ingredientes, Louise, pero en bolleras antiespecistas,
das, pensaba yo, ¡menudo argumento! aditivos, fabricantes… era un laberin- sin malas miradas, sin reproches, sin
Y un día llegó el gran argumento: “¿pero to indescifrable. Desde entonces tuve engaños .... ¡nos entendíamos! La miré
tú que te crees? las plantas también tie- que comprar una lupa para leer los in- y pensé guapi tú para mí. Me miro y me
nen sentimientos”. Hasta me llegaron a gredientes de los alimentos que curio- dijo “nena vive tu revolución”.
preguntar “¿tomas drogas y alcohol?”... samente cada vez los ponían con letra
¿Pero cómo era esto? ¿Acaso preten- más pequeña, y ahí estaba yo en el su- Y entonces lo supe...supe que a pesar
dían que asumiera la maldad de este permercado con mi bonita lupa leyendo de todos los cocineros, camareros y
mundo a pelo? ¡Oh my god! Una era ve- etiqueta tras etiqueta. Y luego vinieron otros especímenes piensen que hay ár-
gana a la par que politoxicómana…Así las trazas... ¿qué era una traza? Las boles que dan atún y pollo; aunque ten-
que de nuevo como antaño me vi en la trazas ¿pesaban? ¿median? ¿Eran ve- ga que matar, engañar o robar, nosotras
obligación de repetir mi mega famosa ganas las trazas? ¿por qué se liaban las acabaremos con todas las jaulas, con
frase que ya me hizo famosa en mi an- que se liaban con las trazas?¡Ohh! todo todas las redes, con todos los cuchillos.
terior tribuna de la mega famosa revista era un abismo. Además, pillé a mi novia Y a Catia Faria pongo por testigo que
Parole de Queer: “¡Qué mundo tan ex- engañándome… con un kebab entre las nunca más volveré a comer patatas. ¡Al
traño!” manos, dándole bocados como si no menos en un bar! ■
hubiese un mañana.

40
¡¡¡EL CUÑADÓMETRO!!!
Calcula con nuestro cuñadómetro los grados de cuñadisme a los que
eres sometide en cada evento social.
Estás en la cena de Nochebuena y, de repente, sueltas la bomba: Soy vegane ¿Qué te contestan tus parientes?

1. Os creéis superiores o mejores que los demás 14. No sabes lo que te pierdes, con lo rico que está el
2. ¿Por qué os preocupáis por los animales y no por las jamón
personas? 15. Las plantas sienten y son seres vivos
3. Los leones cazan cebras 16. Te van a faltar proteínas / hierro / calcio…
4. Cada cual que coma lo que quiera, yo te respeto, 17. Dios puso a los animales a disposición del hombre
respétame tu a mi 18. Te van a faltar nutrientes
5. Gracias a comer carne evolucionamos y se desarrolló 19. Los veganos, estáis deforestando el amazonas con el
el cerebro cultivo de soja
6. Hitler era vegetariano. 20. ¿¿¿Porqué me hablas con la “e”???
7. Es que los animales están para eso
8. La agricultura también mata animales
9. Sois unos radicales y unos extremistas RESULTADOS:
10. Nosotros no somos animales. De 1 a 4 respuestas acertadas: Cuñadisme rancio
11. El veganismo es una imposición De 5 a 8 respuetas acertadas: cuñadisme ilustrado
De 9 a 12: Cuñadisme alarmante. ¡La Cope está a punto de ficharlo!
12. Compartís imágenes muy violentas y desagradables
De 13 a 16: ¡Confirmado! ¡Tu cuñade vota a Vox!
13. Tenemos colmillos para comer carne, somos De 17 a 20: ¿Has probado el orfidal? Dos pastillas, tres copas de vino
omnnívoros y ya no oyes nada.

41
AGRADECIMIENTOS
Este Parole de Queer no hubiese sido posible sin las aportaciones económicas
de un buen número de lectores, amigues y familiares, que han empatizado con la
causa. ¡Infinitas gracias! Vuestro nombre jamás se perderá como lágrimas bajo la
lluvia.

Michi Butch/Natacha, MS,Primi Toño, Primi Suprema, Fran Molines Sala, N BB,
Barrelleta Marisuni, Marian Gimeno, Ana Txurruka, ElenaUrko PostOp, Katia Sepúl-
veda, Alas Para Volar, Fabiola Leyton, Iruna de Mitilene, TinoMutant, Peter Mika,
Anónimo es nombre de bollera, Pilar Cano, Merse Forner, Eva Carbó, Alba Miranda,
Maria Fernández, Chiara Stefanoni, Loreto Sotelo, Guillem Guil, Nathalie Gidrón
Sánchez, Diego y Pilar Zaragoza, Andrea Trujillo, Sara Forja, Carol Checa, Itzea
Goikolea Amiano, Ruth Toledano, O.R.G.I.A., Belén Sánchez, Bakora Bakora, Lucia
Egaña R., Silvia y Monica, 521, Enrique Nafría Prada, Mate Adam, Marta Man-
tencón Pérez, Portugal Portugal, Iris Orozco, LaManiako Amoniako, León Felipe,
Comando.G.ey, Torti Team, Quimera Rosa, Nalli, Eva Vela Bru, La Raposa de Poble
Sec, AAOO, X nontenxeito, La Antonia, Val TR, Carolina Toro Pérez, FloriAn García,
Silsilvieta A., Rita Wing
42
DEDICATORIA
Este Parole de Queer va dedicado a todxs lxs animales no
humanxs que mueren, a cada momento, para satisfacer in-
tereses humanos. En estos 10 años de Parole de Queer se
calcula que han muerto aproximadamente 720 mil millones
de animales, entre ellos, cerdos, vacas, gallinas, conejos, ca-
ballos, ratones, excluyendo a los animales acuáticos que se
cuentan por toneladas ¿Cuantas vidas son 1 tonelada?

A todxs ellxs.

43