Sei sulla pagina 1di 9

© Prensa Médica Latinoamericana 2010 - ISSN 1688-4094 Ciencias Psicológicas 2010; IV (1): 7 - 15

DIFICULTADES DE APRENDIZAJE DEL CÁLCULO: CONTRIBUCIONES AL


DIAGNÓSTICO PSICOPEDAGÓGICO

DIFFICULTIES IN LEARNING CALCULATION: CONTRIBUTIONS TO THE


PSYCHOPEDAGOGICAL ASSESSMENT

Alejandra Balbi
Universidad Católica del Uruguay, Uruguay
Sergio Dansilio
Universidad Católica del Uruguay, Uruguay

Resumen: Existe suficiente evidencia científica sobre la Discalculia del Desarrollo (DD) que describe
los procesos cognitivos específicos del cálculo y procesos neuropsicológicos relacionados como la me-
moria de trabajo y percepción visoespacial. Sin embargo es llamativa su baja identificación diagnóstica
en la infancia.
Este estudio tiene el objetivo de proporcionar evidencia clínica que contribuya a un diagnóstico riguroso.
Se presentarán dos estudios de caso (7 y 8 años) que demuestran a través de pruebas normalizadas y de
administración individual, déficits en la comprensión del número y la realización de cálculos elemen-
tales, en la percepción visoespacial, atención y memoria de trabajo. Se mostrarán los principales signos
que permiten identificar el problema al inicio de la escolarización a efectos de realizar precozmente las
orientaciones psicopedagógicas necesarias.
La inteligencia es normal de acuerdo a pruebas estándar, la instrucción educativa es adecuada, y se des-
cartan alteraciones sensoriales y emocionales. Estos hallazgos contribuyen en la descripción adecuada de
la semiología esperada ante una DD para un adecuado diagnóstico. En los casos descritos, se encuentran
perturbaciones visuoespaciales posiblemente relacionadas.

Palabras clave: Discalculia del desarrollo, memoria de trabajo, procesos neuropsicológicos, com-
prensión del número.

Abstract: There is enough empirical evidence about developmental calculation disorders (DCD), where
specific impairments in basic mathematical operations and related cognitive systems as working memory
and perception have been described.
This paper aims to provide clinical evidence contributing to establish a rigorous diagnosis in the mentio-
ned domain. A two-case study is presented (7 and 8 years old children). Numerical comprehension and
basic operation deficit is shown in individually applied validated batteries, as well as in working memory
and perception domains. Main diagnostic indicators of the cognitive disturbance in early schooling are
described. Early identification is essential to the opportune pedagogical approach.
There is no general intelligence, sensorial or emotional impairments in any of the studied cases. These
findings provide additional clinical resources for clinicians facing a DCD. In the present cases, a visuos-
patial disorder could be related to the deficit.

Keywords: Developmental dyscalculia, working memory, neuropsychological processes, number


comprehension.

INTRODUCCIÓN Association, 1995; Dansilio, 2008b) Se informa


de una prevalencia de 3 % a 6 %. Puede aso-
Existe consenso en considerar la Discalculia ciarse a la dislexia pero constituye un trastorno
del Desarrollo (de ahora en adelante DD) como disociable de ésta. (Shalev, Auerbach, Manor,
un disturbio heterogéneo en la competencia Gross-Tsur, 2000). La DD supone dificultades
numérica y del cálculo matemático, en sujetos en la comprensión de conceptos numéricos
con escolaridad adecuada, ausencia de retraso simples, problemas para recuperar cálculos y
intelectual, déficit sensorial o trastornos emo- utilizar procedimientos para resolverlos. Incluso
cionales. (Temple, 1991; American Psychiatric si llegaran a responder u utilizar un procedimiento
Correspondencia: Alejandra Balbi. Facultad de Psicología, Universidad Católica del Uruguay.
Correo Electrónico: abalbi@ucu.edu.uy.

7
Ciencias Psicológicas 2010; IV (1)

correcto, pueden hacerlo mecánicamente y sin La comorbilidad con otras disfunciones es


confianza (Gifford, 2005). elevada, Gross-Tsur (1996) realizó un estudio
de prevalencia de Discalculia, donde además
Las discalculias no se presentan como una de ratificar la prevalencia de un 6,2% discrimina
entidad única y simple sino que son heterogé- en este grupo, un 17% con dificultades lectoras
neas y de gran variablilidad, lo que dificulta su (DAL) y un 26% Déficit Atencional. Shalev, Auer-
adecuado diagnóstico (Dowker, 1998). Niños bach y Gross Tsur (1995) analizan mediante
con o sin discalculia pueden tener diferentes el Child Behavior Checklist la incidencia de
áreas fuertes y débiles en diferentes dominios factores emocionales asociados a DAC, identi-
de la matemática: cálculo, recuerdo de hechos ficando relaciones de valor clínico con el déficit
numéricos, conocimientos conceptuales de atencional, aún con valores normales para las
las operaciones, resolución de problemas. escalas de ansiedad y depresión.
Ginsburg (1977), recomienda complementar
los datos recogidos en los tests con una en- Cumplidos los criterios de exclusión, dis-
trevista clínica en profundidad para lograr un crepancia y persistencia, el clínico debe estar
conocimiento más acabado de la variabilidad entrenado en identificar lo que las evidencias
en esas áreas fuertes y débiles de cada niño, señalan como tres aspectos consistentes en
sus errores y las estrategias para sortearlos. los sujetos con DD: (1) la persistencia de es-
Es decir, incorporar rigurosamente el análisis trategias inmaduras de conteo, (2) la dificultad
cualitativo a las evidencias proporcionadas por en la recuperación de hechos numéricos (HNB)
los test. almacenados en la memoria y (3) la dificultad
para resolver problemas que involucran múl-
Un diagnóstico de Discalculia debe cumplir tiples pasos (Andersson, 2010, Gifford, 2005,
con los criterios de exclusión propuestos por el Geary, 2003, 2004; Butterworth, Lander et al,
DSM IV y demostrar criterios de discrepancia y 2003; Ostad, 1999, Vukovic & Siegel, 2010).
persistencia utilizando pruebas normalizadas y
de administración individual (1995). Se utilizan A medida que el niño avanza en sus primeros
diferentes procedimientos para establecer el años de escolaridad, acumula experiencias de
criterio de discrepancia pero existe consenso conteo y numeración que posibilitan consolidar
en considerar más de dos desvíos estándar lo que Butterworth (2005) llama sentido numé-
por debajo del desempeño esperado a su rico. Es así que puede estimar y comparar la
edad cronológica. El criterio de persistencia es magnitud de un número con otro sin necesidad
esencial dada la heterogeneidad y variabilidad de recitar la serie numérica, realiza estrategias
de los rendimientos. En un estudio prospectivo de descomposición aditiva para obtener un
longitudinal durante seis años (Shalev, Manor cálculo (para sumar 8+7 puede llegar al 10 y
& Gross-Tsur, 2005) informan que la DD cons- luego sumar lo que le queda...”) o sabe que el
tituye una dificultad de aprendizaje permanente “siete” puede formarse de muchas maneras:
que persiste en la adolescencia tardía en casi la 6+1, 5+2, etc. El desarrollo normal del sentido
mitad de las personas identificadas inicialmente. numérico muestra que hacia los 8 o 9 años el
Andersson (2010) ratifica la persistencia en la sujeto prescinde progresivamente del conteo
adolescencia de la DD, así como su efecto des- basado en los dedos o el recuento verbal para
favorable en dominios cognitivos generales. apelar a la recuperación de cálculos almacena-
dos en su memoria a largo plazo. Son llamados
Los diagnósticos presuntivos posibilitan ini- Hechos Numéricos Básicos, de aquí en más
ciar intervenciones psicopedagógicas de acción HNB (Baroody, 1988). Recuperar los cálculos
temprana e intensiva en los primeros años de de la memoria permite mayor agilidad y una
escolaridad discriminando de esta forma al grupo mejor administración de los recursos cognitivos,
de sujetos con rendimiento débil en cálculo, de al prescindir del conteo cada vez que debe
aquellos con DAC. Butterworth, B., Reigosa, V. calcular, pudiendo acceder a procesos más
(2007) proponen utilizar el término Dificultades complejos de la matemática.
de Aprendizaje de la Aritmética para describir a
los niños con el 30% más bajo y Discalculia del Geary (2004) sugiere que los niños con DD
Desarrollo al grupo más severo que las estima- recuperan los HNB con mayor lentitud, come-
ciones de prevalencia sitúan entre 3,6 % y 6,4 %. ten errores procedimentales y persisten en el

8
Dificultades de Aprendizaje del Cálculo

empleo de estrategias inmaduras como volver una especie de línea numérica mental, que es
a contar todo y sobrecontar (Brissiaud, 1986). esencialmente espacial. Esto proporciona las
A pesar de recibir intervención especializada, imágenes de magnitud aproximada, mientras
continúan requiriendo de contar con los dedos, que la aritmética exacta depende de un sistema
cuando sus pares sin DD recuperan HNB de predominantemente verbal. Kaufman, L. (2008)
su memoria a largo plazo (Landerl, Butterwor- aporta evidencia que relaciona la gnosia digital
th, 2004). Esta dificultad constituye otro de los con el dominio del cálculo en la etapa escolar,
indicadores diagnósticos específicos, ya que la sugiriendo implicaciones educativas para esti-
misma persiste, a pesar de la intervención (Os- mular el conteo digital en su adquisición. Rotzer,
tad, 1997). A su vez, en este estudio longitudinal et al (2009) revisan la relación entre memoria
realizado en sujetos noruegos de 1°, 3° y 5° año de trabajo espacial y discalculia, apoyando la
escolar se evidenció que el procedimiento de los hipótesis de que una pobre capacidad de me-
sujetos con DD además de lento y engorroso, moria de trabajo puede dificultar la adquisición
era ineficaz, ya que los errores eran altamente de las representaciones espaciales del número
frecuentes. de niños con DD.

La relación entre estos procesos específicos Sin embargo, las relaciones entre las DAC y
del cálculo y los dominios neuropsicológicos de los diferentes sistemas de memoria de trabajo,
memoria de trabajo, atención y organización es un tema de controversia (Gevers, W., San-
visoespacial es una fuente de profusa investi- tens, S., Dhooge, E., Chen, Q., 2010). Alsina
gación en la actualidad. y Saiz (2003) y posteriormente Alsina (2007)
en un estudio dirigido a analizar el papel del
Miranda et al, (2006) investigaron las re- ejecutivo central, el bucle fonológico y la agen-
laciones entre memoria de trabajo verbal y da visoespacial en niños españoles con DAC,
visoespacial y Dificultades de Aprendizaje del encuentran únicamente correlación entre el
Cálculo (DAC) en sujetos entre 6 y 13 años con ejecutivo central y el bucle fonológico con las
y sin TDAH. Diferenciaron cuatro grupos: DAC, DAC, y no con la agenda visoespacial.
DAC+TDAH, TDAH y grupo control indicando
que los tres primeros mostraban resultados Los diferentes reportes avanzan en la línea
significativamente más bajos al grupo control de que el ejecutivo central sería el dispositivo de
en tareas de recuerdo de dígitos inverso y de la memoria de trabajo que mejor se relaciona,
recuerdo visoespacial. Aunque puntualizan que por sobre el bucle fonológico y la agenda visoes-
el descenso en memoria de trabajo visoespacial pacial. (Mc Lean & Hitch, 1999; Siegel & Ryan,
solo se observa en los dos grupos con DAC, por 1989; Bull, 1999). El ejecutivo central tendría
lo que se discute que podría ser uno de los me- un papel relevante en sostener y monitorizar
canismos subyacentes en los sujetos con DAC los problemas aritméticos que requieren múl-
con independencia de su condición de TDAH. tiples pasos, inhibiendo información mientras
se procesa información nueva o recuperando el
Gerstmann (1942) ha relacionado una se- dato almacenado para integrarlo con el nuevo
rie de síntomas que incluyen agnosia digital, dato obtenido (Russel, Ginsburg, 1984). En
agrafia, indiferenciación derecha e izquierda y esta línea, Miranda (2009) aporta evidencia que
acalculia. Dansilio (2008a) presenta evidencia indicaría que el déficit en funciones ejecutivas
de tres casos que cumplen con los elementos agravaría el rendimiento en matemática de
fundamentales del síndrome de Gerstman del forma más severa que en lectura.
desarrollo (agnosia digital, indistinción derecha/
izquierda, discalculia), mostrando afectando Algunas investigaciones señalan que los
el dominio visuoconstructivo en uno de ellos. sujetos con DAC suelen obtener puntuaciones
Otros trabajos han relacionado trastornos del normales en tareas de recuerdo verbal pero
cálculo con perturbaciones de la coordinación puntuaciones bajas en tareas de recuerdo
visomotora y el dominio psicomotriz en general, numérico (Siegel & Ryan, 1989, Mac Lean
así como disturbios a nivel del período senso- & Hitch, 1999). Ello parecería sugerir que el
riomotor piagetiano (Yeo, 2003; Rourke, 1993) problema se debe a una dificultad específica
Dehaene (2001) propuso que el modo básico para mantener la información numérica en la
para representar números en el cerebro es por memoria de trabajo.

9
Ciencias Psicológicas 2010; IV (1)

Apoyan esta tesis la disociación anatómica 2° año escolar (8 años) para indagar especí-
y funcional de estos dos sistemas de memoria ficamente sus dificultades en aritmética. En
en distintas zonas del cerebro (Thioux, Seron anamnesis con padres se informa de un desa-
& Pesenti, 1999), aunque esta hipótesis aún rrollo neuropsicológico y afectivo normal, sin
requiere evidencias más sustantivas. dificultades en los aprendizajes relacionados
con la lengua oral y escrita. Fue promovida con
buena calificación en su primer año escolar. Sus
ESTUDIO DE CASOS padres observan que Maia progresa lentamente
en el área de matemática, y optaron por iniciar
Se presentan casos de dos niños que serán apoyo extraescolar durante primer año esco-
llamados Martín (8,0 años) y Maia (7,3 años). lar. En 2º año escolar, cambia de instituciones
Ambos llegan a la consulta psicopedagógica y escolar, donde se evalúa la pronta necesidad
se realiza evaluación que incluye administración de indagar sus dificultades en matemática. Los
de pruebas individuales y normalizadas: Wisc- padres, ambos profesionales no reportan ante-
III, Prolec-R, Pro-Cálculo, Bender, pruebas cedentes de dificultades de aprendizaje.
criteriales en escritura y aritmética, entrevista
familiar, historia escolar y médica. A continuación se presentará la información
seleccionada relevante para el diagnóstico
No hay antecedentes patológicos prenatales psicopedagógico el cual recoge datos sobre:
ni perinatales. El desarrollo en los primeros años (1) ambiente familiar y escolar (2) desarrollo
de vida es normal según historia médica. Se neuropsicológico, afectivo y cognitivo (3) capaci-
excluyen problemáticas afectivas de entidad y dad intelectual, (4) procesos cognitivos básicos
déficits sensoriales. El ambiente familiar y socio o neuropsicológicos de Lenguaje, Memoria de
educativo es favorable. Trabajo y Organización Visoespacial, procesos
cognitivos específicos implicados en (3) Lectu-
Caso 1 ra, Escritura y (4) Aritmética, (5) aprendizajes
curriculares.
Martín es derivado desde la institución educativa
a consulta psicomotriz y médica por distractibilidad La Figura 1 ilustra puntajes tipificados que
al cursar la última etapa de educación inicial. Se informan sobre rendimiento en procesos cogniti-
indica estudio psicológico que informa sobre bue- vos neuropsicológicos o básicos tomando como
na capacidad intelectual y ausencia de trastornos referencia la Escala de Inteligencia para Niños
emocionales severos. Ante indicadores de disgrafía WISC III. Dicha escala informa sobre ausencia
se inicia tratamiento psicomotriz con alta frecuencia de retraso intelectual, diferencia significativa
durante 2 años consecutivos. A los 6 años, ante la entre funcionamiento verbal y visoespacial en
persistencia de la distractibilidad, se realiza nueva la línea de los hallazgos mencionados (Rourke,
consulta médica quien realiza diagnóstico presunti- 1993; Miranda, 2006, Rotzer et al, 2009; De-
vo de TDAH y solicita estudio psicopedagógico. Se hane, 2001). No se informan resultados de CI
inicia tratamiento farmacológico con Metilfenidato. total ya que este valor debe desestimarse por
Su historia escolar, el estudio psicopedagógico la diferencia entre Escala Ejecutiva y Verbal. El
destaca que más allá de la persistencia de una Lenguaje evaluado en componentes de concep-
disgrafía resistente a la intervención Martín apren- tualización, razonamiento y abstracción verbal a
de idiomas con facilidad y asimila información través del Índice de Comprensión Verbal (WISC
relacionada con ciencias sociales o naturales de III) refleja una fortaleza cognitiva en ambos
forma adecuada. Sin embargo el aprendizaje de sujetos, especialmente en el caso de Martín,
la lectura, escritura y aritmética se desarrolla con donde demuestra un desempeño casi 2 DS por
dificultad. Ambos padres son profesionales. Se encima de la media poblacional.
reportan dificultades en la concentración en varios
miembros del grupo familiar. El IAD como puede apreciarse en la Figura
1 muestra un descenso próximo a 1 DS dado
Caso 2 que este índice se compone por el subtest de
Aritmética y el de Retención de Dígitos (RD).
Maia es derivada a la consulta psicopeda- Se profundiza el análisis al poder discriminar
gógica por la institución educativa al comenzar el recuerdo de dígitos directo del recuerdo de

10
Dificultades de Aprendizaje del Cálculo

Figura 1. Nivel Intelectual y procesos cognitivos básicos

dígitos inverso, ya que la literatura relaciona Se estudia también la coordinación visomo-


a Dígitos Directo (DD) con una memoria más tora y la grafomotricidad propia de la escritura.
pasiva y Dígitos Inverso (DI) con memoria de La figura 3 muestra el desempeño en Bender
trabajo. Los resultados representados en la quien muestran retrasos de valor diagnóstico. A
Figura 2 son elocuentes de la diferencia en su vez, lo que en Maia resultan indicadores de
ambos sujetos entre sostener información de una disgrafía de leve entidad en Martín consti-
forma pasiva a sostener y procesar activamente tuye una clara disgrafia, aún luego de dos años
la información. El instrumento elegido de eva- de tratamiento psicomotriz. Estos hallazgos
luación (retención de dígitos) exige considerar podrían formar parte de la tétrada de Gertsman
aportes de algunos investigadores (Siegel & así como las evidencias de Yeo (2003) y Dansilio
Ryan, 1989, Mac Lean & Hitch, 1999) referentes (2008b) en cuanto a la asociación entre DAC y
a la existencia de un almacén específico para la trastornos de la psicomotricidad.
información numérica. Es decir, resta analizar
si la debilidad evidenciada respondería a un La evaluación de los procesos lectores
déficit de memoria de trabajo de forma genéri- demuestra en ambos sujetos desempeños con
ca o a un déficit específico cuando se procesa variaciones normales que permiten descartar
información numérica. Dificultades Lectoras.

Figura 2. Tipificación discriminada entre Dígitos Directo y Dígitos


Inverso (WISC III)

11
Ciencias Psicológicas 2010; IV (1)

Figura 3. Coordinación visomotora y grafomotricidad

En la Figura 4 se muestra el desempeño La perfomance reflejada por ambos sujetos


en Lectura evaluado a través de Prolec-R en Comprensión Lectora refleja destrezas
(2007). En Lectura de Pseudopalabras Maia desatacadas en habilidades inferenciales. Es-
muestra bajo rendimiento pero de acuerdo a tas sugieren buena capacidad intelectual y son
la valoración clínica, no reviste significatividad. indicadores de un mejor pronóstico en lo que
Se observa una estrategia poco analítica e respecta a rendimiento académico.
impulsiva para leer pseudopalabras, aspecto
que mejora rápidamente con la intervención. El La evaluación de Aritmética se basa en técni-
desempeño en Comprensión Lectora se sitúa en cas cualitativas de: entrevista docente, análisis
ambos sujetos por encima del Promedio. Martín de resultados escolares y técnicas cuantitativas:
evidencia un destacado desempeño en Com- Test Pro-Cálculo (2006), subtest de Aritmética
prensión Lectora asociado con la capacidad en de la Escala Weschler. Los resultados tipifica-
razonamiento verbal evidenciada a través del dos de las técnicas cuantitativas se pueden
ICV (WISC III). apreciar en la figura 5.

Figura 4. Desempeño en lectura (Prolec-R)

12
Dificultades de Aprendizaje del Cálculo

0
-0,5

as

)
la
ás
ión

SC
-0,8

HN

le m
-0,7

atr
-1

sc
rac

WI
Puntuación Z -1

e
-1,18

ob
-1,5

i(
-1,2

nta
e
-1,3

en
-1,4

um

Ar
Pr
-2

Co
-1,7

ar
-1,8
En

on
-2,5

ici
-3 -2,5

s
Po
-3,5
-4 -3,6
-3,9
-4,5
Subtests

M, 8 años M, 7 años

Figura 5. Desempeño en Matemática (Pro-Cálculo y WISC-III)

Los dos primeros subtest (Enumeración y En cambio Martín, intenta operar utilizando
Contar para Atrás) evidencian las estrategias recursos auxiliares como la recta numérica.
inmaduras de conteo. Los sujetos muestran di- Se observa que alterna entre estrategias de
ficultad para cumplir con indicadores de conteo sobreconteo y otras más primitivas como volver
(Gelman & Gallistel, 1978) de correspondencia a contar todo (Brissiad, 1986).
y de cardinalidad. Los errores más frecuentes
observados se producen por desorganización Con respecto a la Resolución de Problemas,
al reiterar objetos ya contados, o por fallas en hay variaciones importantes entre un sujeto
la monitorización al “perder la cuenta” cuando y otro. Martín identifica la naturaleza del pro-
la configuración espacial de los objetos exige blema, así como las operaciones requeridas
detenerse para planificar la secuencia. Ante para solucionarlo. Sus fallas se producen en
esto, en ocasiones, se observa la decisión de la realización de los algoritmos, que involucran
volver a contar, pero en otras, la fatiga y la falta problemas de múltiples pasos (Gifford, 2005).
de confianza en poder realizarlo mejor, limita un Retener un resultado en su memoria de trabajo
nuevo intento. para asociarlo a un nuevo cálculo se constituye
en un obstáculo insalvable.
Los resultados en el subtest de HNB sitúan
a ambos sujetos en un nivel de severidad que Maia, a pesar de su adecuado desarrollo
exime de mayor explicación. Desde el análisis lingüístico y buena comprensión de textos, no
de las estrategias empleadas por los sujetos po- puede identificar la operación requerida. Utiliza
demos aportar que la ausencia de HNB, remite sus fortalezas verbales explicando la argumen-
a la puesta en marcha de estrategias inefica- tación del problema, pero no puede proponer
ces, o en casos más extremos, a la ausencia una operación que se vincule con la situación
de estrategias. Maia evidencia desconocer un problema.
procedimiento a partir del cual una situación
inicial con dos cantidades simples para los
que alcanzarían los dedos de la mano, pueda
DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
transformarse a través de un operador en otra
situación final. Esta presentación tiene por objetivo propor-
cionar evidencia clínica al diagnóstico psico-
Es así que cuando el entrevistador proporcio- pedagógico de Discalculia del Desarrollo (DD)
na ayudas gráficas específicas para andamiar que permita la identificación de necesidades
en la resolución, las acciones de Maia reflejan educativas especiales de forma temprana.
únicamente conceptualizaciones estéticas y
visuales de las cifras: las enlaza para formar Los casos presentados cumplen los criterios
un nuevo signo, las decora. exclusión de ausencia de retraso intelectual,

13
Ciencias Psicológicas 2010; IV (1)

alteraciones sensoriales, emocionales y ade- greso, con intervenciones tempranas, intensivas


cuado ambiente escolar y familiar. Con respecto e individualizadas. No estaremos en condicio-
a los procesos específicos involucrados en el nes de ofrecer esta respuesta mientras no rea-
cálculo, ambos sujetos muestran déficits en la licemos diagnósticos apropiados. Compartimos
comprensión del número y la realización de con Dowker (2004) como otra explicación del
cálculos elementales. Su perfil de rendimiento subdiagnóstico, su preocupación referente a
matemático es heterogéneo como lo describe la fragmentación de la abundante evidencia
la literatura (Dowker, 2004), sujetos con DD científica referente a la DD. Las neurociencias,
pueden presentar diferentes puntos fuertes la psicología educativa y la didáctica de las
y débiles en su propio perfil de rendimiento matemáticas avanzan en líneas de investigación
matemático. Andersson (2010) describe los paralelas, lo cual limita un real aprovechamiento
cuatro componentes afectados en los sujetos de la misma en ámbitos educativos. Apostamos
con discalculia: hechos numéricos, conceptos, a que la psicopedagogía en su carácter aplicado
procedimientos, y resolución de problemas, y transdisciplinar contribuya ante la necesidad
concluyendo que diferentes sujetos pueden de poner la investigación al servicio de una
mostrar variabilidad en los mismos. Nuestros respuesta educativa temprana, preventiva y
casos aportan evidencia en este sentido, Martín por tanto compensadora de las necesidades
muestra afectado únicamente el componente de de los alumnos.
Hechos Numéricos (HN) y Procedimiento, con
buena capacidad de Resolución de Problemas y
Conceptos. Maia, en cambio, muestra afectados
los cuatro componentes. REFERENCIAS
Si bien la literatura no termina de ser conclu- Alsina, A. (2007). ¿Por qué algunos niños tienen dificulta-
yente al documentar la relación entre funciones des para calcular? Una aproximación desde el estudio
visoespaciales y DD (Gevers et al. 2010), los de la memoria humana. Revista Latinoamericana de In-
dos casos presentados, documentan dicha co- vestigación en Matemática Educativa, 10 (3):315-333.
rrelación teórica. Vukovic, R.& Siegel, L. (2010) Alsina, A., & Saiz, D. (2003). Un análisis comparativo del
tampoco identifica relación entre memoria de tra- papel del bucle fonológico versus la agenda viso-espa-
cial en el cálculo en niños de 7-8 años. Psicothema, 15
bajo visoespacial y DD, pero ante la profusa evi-
(2): 241-246.
dencia que las asocia, proponen que dicha rela-
American Psychiatric Association (1995). Diagnostic and
ción, puede constituir uno de los subtipos de DD. statistical manual of mental disorders, (4ª ed.). Was-
hington DC, EEUU: American Psychiatric Association.
Al discutir sobre las razones del subdiag- Balbi, A. (2008). Dificultades del Cálculo en la Clínica Psi-
nóstico, identificamos como una fuente de ex- copedagógica. Poster presentado en Congreso Inter-
plicación la afectación intensa en las funciones nacional de Neuropsicología, Buenos Aires, Argentina.
visoespaciales. Una discrepancia significativa Baroody, A. (1988). El pensamiento matemático de los niños.
verbal-no verbal es comúnmente atendida y Un marco evolutivo para maestros de preescolar, ciclo
orientada hacia servicios de asistencia psico- inicial y educación especial. Madrid: Aprendizaje Visor.
motriz. Dado que esta dificultad es severa y Bermejo, V. (2004). Cómo enseñar matemáticas para
persistente, los sujetos continúan necesitando aprender mejor. Madrid: Editorial CCS.
asistencia psicomotriz dejando encubierta la Brissiaud, R. (1986). El aprendizaje del cálculo en los ni-
ños. Madrid: Visor.
semiología de la DD identificable a través del
Bull, R.; Johnston, R., & Roy, J. (1999). Exploring the Roles
diagnóstico psicopedagógico. Subrayamos la
of the Visual-Spatial Sketch Pan and Central Executi-
importancia del rol docente que según reportan ve in Childrens Arithmetical Skills: view from cognition
nuestros casos, fueron agentes claves de la de- and developmental neuropsychology. Developmental
tección y derivación temprana. En cambio se ob- Neuropsychology, 15 (3), 421-442.
servó en los servicios de salud procedimientos Butterworth, B. (2005). Developmental dyscalculia. En: Ja-
diagnósticos que no incluyeron la hipótesis de mie ID Campbell (Ed), The Handbook of Mathematical
la DD y por tanto, dilataron su identificación. Cognition (pp. 455-467). New York: Psychology Press.
Butterworth, B., & Reigosa, V. (2007). Information proces-
En la revisión realizada por Dowker (2004) sing deficits in dyscalculia. In Why is math so hard for
referente a las acciones educativas y psicope- some children? The nature and origins of mathema-
dagógicas indicadas para las DD, hace mención tical learning difficulties and disabilities. (pp. 65-81):
enfática a las oportunidades de cambio y pro- Baltimore, MD, US: Paul H Brookes Publishing.

14
Dificultades de Aprendizaje del Cálculo

Cuetos, F., Rodriguez, B. & Ruano, E. (2007). Prolec-R: Landerl K., Bevan, A., & Butterworth, B. (2004) Developmen-
Batería de Evaluación de los procesos lectores. Bar- tal dyscalculia and Basic numerical capacities: a study
celona, Tea Ediciones. of 8-9 year-old student. Cognition, 93 (2004), 99-125.
Dansilio, S. (2008a). Síndrome de Gerstmann del Desarro- McLean, J.F., & Hitch, G.J. (1999). Working memory impair-
llo y trastornos en la adquisición de las matemáticas. ments in children with specific arithmetic learning difficul-
Ciencias Psicológicas, II (1), 55-64. ties. Journal of Experimental Child Psychology, 74 (3),
Dansilio, S. (2008b). El procesamiento del número y el cál- 240-260.
culo: Las discalculias y las acalculias. Prensa Médica Miranda, A., Melia, A., Marco, R., Rosello, B., & Mulas F.
Latinoamericana: Montevideo. (2006). Dificultades en el aprendizaje de matemáticas
Dehaene, S. (2001). Precis of the number sense. Mind and en niños con trastorno por deficit de atención con hipe-
language, 16 (1), 16-36. ractividad, Simposio Satélite de Dificultades de Apren-
Dowker, A. (2004) What works for children with Mathemati- dizaje. Revista de Neurología; 42 (2):163-170.
cals Difficulties? (Research Report, nº 554). University Ostad, S. (1997). Developmental differences in addition
of Oxford, Department for Education and Skills. strategies: A comparison of mathematically disabled
Dowker, A. (1998). Individual differences in normal arithme- and mathematically normal children. British Journal of
tical development. En Donlan, Ch. The development of Educational Psychology, 67, 345-357.
mathematical skills. Hove: Psychology Press. Ostad, S. (1999). Developmental progression of subtrac-
Feld V., Tausikk, I., Azaretto, C. (2006). Test para la eva- tion studies: a comparison of mathematically normal
luación del procesamiento del número y el cálculo en and mathematically disabled children. European Jour-
niños. Argentina: Paidós. nal of Special Needs Education, 14 (1), 21–36.
Gelman, R. & Gallistel, CR (1978). The child’s understanding Rourke, B. P. (1993). Arithmetic disabilities, specific and
of number. Cambridge, MA: Harvard University Press. otherwise: A neuropsychological perspective. Journal
Gerstmann, J. (1940). Síndrome of finger agnosia, disorien- of Learning Disabiilties, 26, 214-226.
tation for right and left, agraphia and acalculia. Archives Rourke, B. P., & Conway, J. (1997). Neurological and neu-
of Neurology and Psychiatry, 44, 398-408. ropsychological dimensions of disabilities in arithmetic
Geary, D. (2003). Learning disabilities in arithmetic: Pro- and mathematics. Journal of Learning Disabilities, 30,
blem solving differences and cognitive deficits. En 34-46.
Swanson, H. L.; Harris, K. & Graham, S. (Eds.), Hand- Russell, R. L., & Ginsburg, H. P. (1984). Cognitive analysis
book of learning disabilities. New York: Guilford Press. of chîldren’s mathematics difficulties. Cognition and
Geary, D. (2004). Mathematics and Learning Disabilities. Instruction, 21, 7-2.
Journal of Learning Disabilities, 37 ( 1), 4-15. Shalev, R., Auerbach, J., Manor, O., & Gross-Tsur, V.
Gevers W., Santens S., D’Hooge E., Chen Q., Van den Bossche (2000). Developmental Discalculia: prevalence and
L., Fias W. and Verguts T. (2010). Verbal-spatial and vi- prognosis. European Child & Adolescent Psyquiatry.
suo-spatial coding of number-space interactions. Journal 9:II/58-II/64.
of Experimental Psychology: General, 139(1), 180-190. Siegel L., & Ryan (1989). The development of working
Gifford, S. (2005). Young childrens difficulties in learning memory in normally achieving and subtypes of lear-
mathematics. Review of research in relation to dyscal- ning disabled children. Child Development, 60, 973 -
culia. (Research Report, nº 05/1545) Roehampton Uni- 980.
versity of Surrey, Qualifications and curriculum authotity. Temple, C. M. (1991). Procedural dyscalculia and number
Ginsburg, H.P. (1972). Children’s knowledge and indivi- fact dyscalculia: Double dissociation in developmental
dualized instruction. Educational Technology, 8-12. dyscalculia. Cognitive Neuropsychology, 8, 155-176.
Ginsburg, H.P. (1977). Children’s Arithmetic: How They Learn It and Thioux, M., Seron, X., & Pesenti, M. (1999). Functional
How You Teach It. New York, N.Y: Teachers’ College Press. neuroanatomy of the semantic system: The case for
Gross-Tsur, V., Manor, O., & Shalev, R. (1996). Developmen- numerals. Brain and Language, 69, 488–490.
tal dyscalculia: prevalence and demographic features. Yeo, D. (2003). Dyslexia, Dyspraxia and Mathematics.
Developmental Medicine and Child Neurology, 38, 25-33. London: Whurr.
Jordan, N.C., Hanich, L.B.,& Kaplan, D. (2003). Arith- Weschler, D. (2002) Escala de Inteligencia para Niños
metic fact mastery in young children: a longitudinal WISC III. Argentina: Paidós.
investigation. Journal of Experimental Child Psycho-
logy, 85, 103-119.

15