Sei sulla pagina 1di 2

“… y no es maravilla, porque el mismo satanás se disfraza como ángel de luz” 2 Corintios 11:14

El diablo es experto en disfrazarse o en ponerse apariencias inofensivas, o en ponerle a sus


pecados o a sus prácticas y a sus mismos servidores apariencias de piedad, sólo con el fin de
ENGAÑAR a las personas, especialmente a los cristianos que centran su atención en él y que caen
en sus manos, ofreciéndoles cosas que destruyen poco a poco lo que hay de Dios en sus vidas al
punto de dejarlo separado de Dios y en la ruina total, porque está escrito: “La paga del pecado es
muerte…” Romanos 6:23

El diablo es aquel ser malo que se opone a todo lo de Dios y su intención es destruir al hombre a
como dé lugar, de la manera más sencilla e insignificante que este crea, pero especialmente a
aquel que le dé cabida. Por eso la recomendación de Dios es: “Ni deis lugar al diablo” Efesios 4:27.

Pues bien, para la gloria de Dios y para tormento de las mismas tinieblas, acabo de descubrirle al
diablo una de sus tantas máscaras que tiene para usar como estrategia de alejar al hombre de Dios
que hoy se esfuerza por buscarlo, honrarlo y servirle con todo corazón.

La estrategia del diablo con el internet, especialmente el Facebook

El Internet y el Facebook, MAL USADO Y SIN CONTROL, es la estrategia del enemigo hoy, para que
el hombre, especialmente los jóvenes, no le dediquen el tiempo suficiente a Dios y así el enemigo
poderlo vencer con gran facilidad.

El Facebook roba el tiempo que se debiera dedicar para otra cosa más provechosa. El Facebook
roba tiempo, no sólo mientras se está al frente del computador o en el chat con el celular, sino
antes y después, ya que en la mente del que lo busca, como sediento el agua, está el mensaje en
su inconsciente diciéndole una y otra vez que el Facebook lo está esperando, que ya tiene hambre,
que hay que alimentarlo subiendo fotos, de las que sea, opinando o dejando sus comentarios o
seleccionando amigos de toda clase cuyos objetivos no son agradables, hasta irlo, de esta sencilla
manera, esclavizando y encerrando, al punto de hacerle romper sus conexiones con Dios e
inducirlo a no agradarlo como Él quiere que lo agrademos, y posteriormente venir el diablo y con
el dedo más pequeño de su mano medio tocarle su frente y derribarlo con gran facilidad.

¡Abramos los ojos! El enemigo sabe cómo ingeniárselas con tal de salir vencedor y además porque
él sabe que para que alguien entre en tentación no debe ni velar ni orar y el internet y
especialmente el Facebook cumplen con esa misión diabólica, entretener al joven o a la persona
para que ni vele, ni ore y para que no le sirva a Dios como es y luego entregárselo al mismo
enemigo en bandeja de plata para que lo venza o le inyecte maldad y de esta manera pervertirlo.

Mi petición a Dios ahora, es que Él guarde nuestra juventud, porque cuántos lamentablemente, se
están esclavizando en ello y lo más triste es que lo están viendo inofensivo y hasta normal y por
eso le están dedicando el tiempo posible a esto, subiendo lo que desean, seleccionando toda clase
de amigos que por cierto no está bien y opinando con el uno y con el otro cosas, olvidando que la
biblia dice que en la multitud de las palabras no falta el pecado. La recomendación de la palabra
de Dios frente a esto es: “No se dejen engañar con ideas tontas, pues por cosas así Dios castiga
terriblemente a quienes no lo obedecen. Así que, no tengan nada que ver con esa clase de gente…
No se hagan cómplices de los que no conocen a Dios; al contrario, háganles ver su error, pues sus
hechos no aprovechan de nada. ¡La verdad es que da vergüenza hablar de lo que ellos hacen a
escondidas” Efesios 5: 6.7.11.12 (T.L.A.)

Ante esta triste, pero gran verdad hay que traer las palabras del Señor para su iglesia hoy:
“Despiértate tú que duermes, levántate de los muertos y te alumbrará Cristo” Efesios 5:14. Que
los demás lo hagan, pero nosotros no somos del montón de los demás sino del montón de los que
actuamos diferentes, pues no agradamos al mundo sino que agradamos a Dios cumpliendo su
palabra.

Piense y reflexione en esto y dese cuenta de que a través de prácticas inofensivas el diablo
pretende que usted y yo no cumplamos lo que la palabra de Dios nos dice: que nos ocupemos en
la lectura de su palabra (S. Juan 5:39; 1 Timoteo 4:15), que oremos y velemos (S. Mateo 26:41),
que aprovechemos bien el tiempo porque los días son malos (Efesios 5:16), que prediquemos el
evangelio y le arrebatemos las almas al maligno haciendo algo en pro de nuestra generación (S.
Marcos 16: 15-16), que seamos cartas leídas para el mundo ignorante que no conoce a Dios con
nuestro buen testimonio… (2 Corintios 3:1-3)

Despertemos, no nos dejemos llevar por las prácticas que el mundo vaya sacando, pues su fin no
es el mejor, el enemigo no haya que inventarse para impedir nuestra salvación y nuestra vida en
Santidad a Dios mientras estemos aquí en la tierra, pero hay Poder en el Nombre del Señor Jesús.
Cabe aquí las palabras del Señor, según Efesios 5:15 “Mirad pues con diligencia cómo andéis, no
como necios, sino como sabios” (V.R.V.) o como dijera otra versión: “Tengan cuidado de cómo se
comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos” (T.L.A.). Peguémonos a
Dios como nunca, dediquemos el mayor tiempo al que nos da la vida y las fuerzas y todo y sólo
agarrados de Él sinceramente podremos salir adelante… Como dijo el Señor por boca del Apóstol:
“Antes en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó…” Note
bien como dice el texto, no por nuestras propias fuerzas, sino por medio de aquel que nos amó…
Romanos 8:37. Entra en el secreto de Dios y dile a Dios que le ayude, a que le dé el poder para
dominar sus deseos y a no ser como los demás son, sino a ser como Él es, santo, sin mancha y sin
arruga ni cosa semejante…

Considera lo que te digo y el Señor te dé entendimiento en todo.

En Cristo Jesús
ELISEO ESTAPER BERMÚDEZ
Pastor y líder juvenil