Sei sulla pagina 1di 3

CASO

En una eventualidad la SUNAT notifica a una persona natural sin negocio en la cual se
determina que tiene movimientos bancarios a través de entidad financiera. Las mismas
que no respaldan la declaración mensual y anual de ingresos y gastos determinen si
existe la omisión de obligación tributaria con respecto al principio de causalidad

¿Cuáles serían las causas?

Si existe omisión tributaria, pues para que los gastos sean reconocidos como tales deben
estar de acuerdo al principio de causalidad que se menciona en la Ley de Impuesto a la
Renta

Uno de los principales reparos que realiza la Administración Tributaria a las empresas es
sobre los gastos que presenta en sus declaraciones juradas, pues para que los gastos sean
reconocidos como tales deben estar de acuerdo al principio de causalidad que se menciona
en la Ley de Impuesto a la Renta (LIR). El TUO de la LIR en el artículo 37 se menciona lo
siguiente: “A fin de establecer la renta neta de tercera categoría se deducirá de la renta bruta
los gastos necesarios para producirla y mantener su fuente, así como los vinculados con la
generación de ganancias de capital, en tanto la deducción no este expresamente prohibida
por esta ley,…”

Para empezar me gustaría explicar algunas frases de este articulo de la ley, cuando
menciona, “establecer la renta neta de tercera categoría”, esto quiere decir que para obtener
la utilidad neta con la cual se permitirá determinar el impuesto a la renta, este articulo solo
es para los generadores de renta de tercera categoría, es decir aquellos que tienen negocios
o los que realizan alguna actividad de explotación empresarial. Ahora para determinar esta
renta neta se deducirá o restara de los ingresos los gastos que existan en la empresas, pero
estos gastos deben cumplir el requisito de ser gastos necesarios, esto quiere decir que en los
gasto debe existir un principio de causalidad.
Principio de Causalidad en la Doctrina

La “necesariedad del gasto” ha sido muy estudiada por la doctrina y jurisprudencia


existente, pero como saber si un gasto cumple con el principio de causalidad, bueno existen
algunas tesis como las siguientes:

a. El gasto Imprescindible.- Estudiado por el Derecho empresarial menciona lo siguiente:


“para esta primera tesis el gasto necesario es aquel gasto efectuado por la empresa o la
persona que realiza actividad empresarial a fin de obtener un ingreso, es decir, se considera
como gasto necesario a aquel gasto que directamente ha generado un renta, bajo un examen
ex post o cuya erogación es obligatoria o imprescindible.”

b. El gasto Conveniente.- Son gastos que mediante un criterio “apriorístico, es decir, que
fueron adecuados para producirla con independencia de que efectivamente hubieran
contribuido a ello y se hubieran traducido en renta”. “El gasto necesario es aquel gasto
adecuado o convenientemente decidido por el empresario como idóneo para la generación
de rentas, aunque estas después sean fallidas o no se generen”.

c. El gasto Habitual.- En ella se debe establecer “criterios objetivos para calificar el gasto
deducible como seria la habitualidad en determinados gastos dentro del giro del negocio o
gastos normales para el desarrollo de las actividades del negocio”

d. EL gasto Inherente.- En esta tesis lo “primero que se tiene que tener claro es cual es la
actividad que en sí constituye el objeto de la actividad económica de la empresa, y, una vez
identificada la misma, se debe distinguir claramente que gastos son aquellos que guardan
relación de causalidad directa con el objeto de la actividad económica, de tal manera que
estos serán los gastos deducibles.

e. El gasto causal.- Según esta doctrina los “gastos serán deducibles cuando teniendo una
conexión objetiva con la actividad productiva, hayan sido realizados con la finalidad de
obtener ingresos sujetos.
El principio de Causalidad en la Legislación Peruana

En nuestra legislación se ha adoptado la concepción amplia de la necesariedad del gasto,


esto quiere decir que no solo se acepta los gastos que generan ingresos, pues existen otros
gastos que no se pueden determinar directamente en la generación de rentas, pero si ayudan
en la administración de la empresa, este es el caso de los gastos de representación, atención
de personal, gastos en cobranza y otros, pero eso si la ley peruana nos dice que acepta todos
los gasto que sirvan para generar renta, pero la mayoría de gastos no cumplen con esto
normalmente tienen un tope aceptable, si uno supera ese tope el excedente no será
considerado gasto.

Así que antes de pensar que todos los gastos son considerados como tales, los contadores
deberán determinar y aclarar a la gerencia con precisión que gastos pueden servir para ser
deducidos, entonces no crea que la cocina que se compró con factura a nombre de la
empresa, o la compra del regalo a su hijo, los almuerzos familiares del fin de semana entre
otros la Administradora tributaria los aceptara como gasto deducible.