Sei sulla pagina 1di 4

Estrategias Dinamizantes

Anexo 1. Monereo, Pozo, Roser y UNAM

Son muchos los autores que han explicado qué es y qué supone la utilización de
las estrategias a partir de esta primera distinción entre una técnica y una
estrategia. Las técnicas pueden ser utilizadas de forma más o menos mecánica,
sin que sea necesario para su aplicación que exista un propósito de aprendizaje
por parte de quien las utiliza; las estrategias, en cambio, son siempre conscientes
e intencionales, dirigidas a un objetivo relacionado con el aprendizaje. Esto
supone que las técnicas puedan considerarse elementos subordinados a la
utilización de las estrategias; también los métodos son susceptibles de formar
parte de una estrategia. Es decir, la estrategia se considera como una guía de las
acciones que hay que seguir y que, obviamente, es anterior a la elección de
cualquier otro procedimiento para actuar. (Nisbet y Shucksmith, 1986; Schmeck,
1988; Nisbet, 1991).

[...] Cuando esperamos, como profesores, que nuestros alumnos conozcan y


utilicen un procedimiento para resolver una tarea concreta (realizar el plano de la
clase), las actividades que podemos plantearles irán encaminadas a asegurar la
correcta aplicación de ese procedimiento, repitiendo los pasos correctos de su
utilización. Pero si pretendemos, además, favorecer el análisis de las ventajas de
un procedimiento sobre otro en función de las características de la actividad
concreta que hay que realizar, o la reflexión de cuándo y por qué es útil aquella
técnica o aquel método en cuestión (y para ello enseñamos a los alumnos a
planificar su actuación, a controlar el proceso mientras resuelven la tarea y a
valorar la manera en que esta tarea se ha llevado a cabo), el proceso se complica
y entran en juego las llamadas estrategias de aprendizaje.

Indudablemente, esta forma de aprender, a través de la toma consciente de


decisiones, facilita el aprendizaje significativo (Ausbel, 1963), pues promueve que
los alumnos establezcan relaciones significativas entre lo que ya saben (sus
propios conocimientos) y la nueva información (los objetivos y características de la
tarea que deben realizar), decidiendo de forma menos aleatoria cuáles son los
procedimientos más adecuados para realizar dicha actividad. De este modo, el
alumno no sólo aprende cómo utilizar determinados procedimientos, sino cuándo y
por qué utilizarlos y en qué medida favorecen el proceso de resolución de la tarea.

[…] Podemos definir las estrategias de aprendizaje como procesos de toma de


decisiones (conscientes e intencionales) en los cuales el alumno elige y recupera,
de manera coordinada, los conocimientos que necesita para complementar una
determinada demanda o propósito, dependiendo de las características de la
situación educativa en que se produce la acción.
Estrategias Dinamizantes

[…] Un estudiante emplea una estrategia de aprendizaje cuando es capaz de


ajustar su comportamiento (lo que piensa y hace) a las exigencias de una
actividad o tarea, encomendadas por el profesor y las circunstancias y vicisitudes
en que se produce esa demanda.

MONEREO, Carles (coord.). Estrategias de enseñanza y aprendizaje.


Formación del profesorado y aplicación en el aula. España: SEP.
Cooperación Española, Biblioteca del normalista, 1998, pp. 23-27.

A diferencia de las técnicas, las de estrategia de aprendizaje son procedimientos


que se aplican de modo controlado, dentro de un plan diseñado deliberadamente
con el fin de conseguir una meta fijada. Desde este punto de vista no se trataría
tanto de diferenciar qué procedimientos son técnicas y cuáles estrategias (¿hacer
una representación gráfica de unos datos es una técnica o una estrategia?) como
de diferenciar cuándo un mismo procedimiento se usa de un modo técnico (es
decir, rutinario, sin planificación ni control) y cuándo se utiliza de un modo
estratégico (Monereo et al., 1994; Pozo y Postigo, 1994).

En suma, la puesta en marcha de una estrategia de aprendizaje implica, tal como


quedó dicho, el dominio de una serie de procedimientos componentes. Una
estrategia se compone de técnicas que se combinan de forma deliberada para
alcanzar un determinado propósito de aprendizaje. Tanto los elementos
componentes como su uso técnico o estratégico deben entrenarse si queremos
que los aprendices sean entrenadores de sí mismos.

POZO, Municio Ignacio. Aprendices y maestros. La nueva cultura del


aprendizaje. Psicología y educación. Madrid: Alianza Editorial,
2003, pp. 299 y 313.

La estrategia didáctica […] se refiere a aquella secuencia ordenada y


sistematizada de actividades y recursos que los profesores utilizamos en nuestra
práctica educativa; determina un modo de actuar propio y tiene como principal
objetivo facilitar el aprendizaje de nuestros alumnos.

Las estrategias didácticas se basan en unos principios metodológicos como señas


de identidad de una actuación educativa concreta. Diríamos que son aquellas
acciones que les caracterizan y les permiten diferenciarse de otro tipo de
Estrategias Dinamizantes

actuaciones; depende del momento en que se encuentra el proceso enseñanza


aprendizaje, del grupo al que van dirigidas y de la naturaleza de los aprendizajes.

ROSER Boix, Tomás. Estrategias y recursos didácticos en la escuela


rural. Barcelona: Graó, 2003, p. 55.

Dado que la didáctica contempla tanto las estrategias de enseñanza como de


aprendizaje, vamos aclarar la definición para cada caso.

Estrategias de aprendizaje

Estrategias para aprender, recordar y usar la información. Consiste en un


procedimiento o conjunto de pasos o habilidades que un estudiante adquiere y
emplea de forma intencional como instrumento flexible para aprender
significativamente y solucionar problemas y demandas académicas.

La responsabilidad recae sobre el estudiante (comprensión de textos académicos,


composición de textos, solución de problemas, etc.)

Los estudiantes pasan por procesos como reconocer el nuevo conocimiento,


revisar sus conceptos previos sobre el mismo, organizar y restaurar ese
conocimiento previo, ensamblarlo con el nuevo y asimilarlo e interpretar todo lo
que ha ocurrido con su saber sobre el tema.

Estrategias de enseñanza

Son todas aquellas ayudas planteadas por el docente que se proporcionan al


estudiante para facilitar un procesamiento más profundo de la información. A
saber, todos aquellos procedimientos o recursos utilizados por quien enseña para
promover aprendizajes significativos.

El énfasis se encuentra en el diseño, programación, elaboración y realización de


los contenidos a aprender por vía verbal o escrita.

Las estrategias de enseñanza deben ser diseñadas de tal manera que estimulen a
los estudiantes a observar, analizar, opinar, formular hipótesis, buscar soluciones
y descubrir el conocimiento por sí mismos.
Estrategias Dinamizantes

Organizar las clases como ambientes para que los estudiantes aprendan a
aprender.

Así pues, en lo que respecta a las estrategias de aprendizaje en términos


generales, una gran parte de las definiciones coinciden en los siguientes puntos:

 Son procedimientos.
 Pueden incluir varias técnicas, operaciones o actividades específicas.
 Persiguen un propósito determinado: el aprendizaje y la solución de
problemas académicos y/o aquellos otros aspectos vinculados con ellos.
 Son más que los "hábitos de estudio" porque se realizan flexiblemente.
 Pueden ser abiertas (públicas) o reservadas (privadas).
 Son instrumentos socioculturales aprendidos en contextos de interacción
con alguien que sabe más.

La ejecución de las estrategias de aprendizaje ocurre en asocio con otros tipos de


recursos y procesos cognitivos de que dispone cualquier estudiante. Diversos
autores concuerdan con la necesidad de distinguir entre varios tipos de
conocimiento que poseemos y utilizamos durante el aprendizaje:

Procesos cognitivos básicos: Se refieren a todas aquellas operaciones y procesos


involucrados en el procesamiento de la información como atención, percepción,
codificación, almacenamiento y recuperación, etc.

Base de conocimientos: Se refiere al bagaje de hechos, conceptos y principios que


poseemos, el cual está organizado en forma de un reticulado jerárquico
(constituido por esquemas) llamado también "conocimientos previos".

Conocimiento estratégico: Este tipo de conocimiento tiene que ver directamente


con lo que hemos llamado aquí estrategias de aprendizaje. Brown lo describe
como saber cómo conocer.

Conocimiento metacognitivo: Se refiere al conocimiento que poseemos sobre qué


y cómo lo sabemos, así como al conocimiento que tenemos sobe nuestros
procesos y operaciones cognitivas cuando aprendemos, recordamos o
solucionamos problemas.

UNAM. http://www.cneq.unam.mx/cursos_diplomados/