Sei sulla pagina 1di 62

Introducción a la Psicología de la Motivación

Qué es la psicología?
La palabra psicología pertenece hoy al lenguaje cotidiano y se emplea continuamente para
designar la aptitud que tienen las personas en sus acciones diarias; en este sentido, significa el
arte de comprender y de actuar sobre las personas.
Existen muchas ideas equivocadas sobre lo que significa psicología, debido a una gran cantidad
de jerga errónea que circula sobre esa palabra; y también sobre la actividad de la psicología,
confundiéndose con otras actividades que no son científicas.
Muchos llaman psicología a fenómenos de conducta que se explican por el sentido común. Esta
psicología no es útil porque nos conduce a resultados contradictorios, se diferencia de la
psicología real en el método.
Para describir los hechos científicos, hace falta realizar observaciones para que puedan ser
comparadas y comprobadas por otros investigadores. Los hechos empíricos se manifiestan y
registran siempre de la misma manera.
En psicología, a través de una observación sistemática y rigurosa, se obtienen y registran los
hechos empíricos, para establecer un núcleo principal de hechos científicos seguros.
La misión del psicólogo es, a través de la investigación sistemática, descubrir las leyes generales
que expliquen la diversidad de conductas en la actividad humana.

La definición de psicología
Debido a la diversidad de corrientes, se han producido cambios en la conceptuación de su objeto
de estudio, y por eso su definición se ha ido modificando.
Etimológicamente la palabra psicología significaría “ciencia del alma”.
En el pasado, la psicología ha sido definida desde “filosofía de la mente” a “la ciencia de la vida
mental, de sus fenómenos y de sus condiciones” (William James, 1842-1910), pasando por “el
estudio empírico de los fenómenos de la mente”.
En el siglo XX, con el gran avance que tuvo la psicología y su correspondiente expansión, la
definición de psicología ha pasado de “ciencia de la conducta” (definición dada por los
psicólogos conductistas) a “ciencia del comportamiento/conducta y de los procesos mentales”.
Hoy se define como:”La ciencia que estudia la conducta de los individuos y sus procesos
mentales, incluyendo los procesos internos de los individuos y las influencias que se producen en
su entorno físico y social”.
La psicología por tanto es:
 Una ciencia: porque se basa en métodos científicos.
 Estudia la conducta: adaptación de los individuos a su entorno natural es decir el
comportamiento.
 Estudia el comportamiento de los individuos.
 Estudia los procesos mentales: funcionamiento de la mente humana
 Estudia las influencias del entorno social y físico.

La psicología científica
La psicología científica es la ciencia empírica que contrasta sus proposiciones con los hechos,
combinando los conocimientos empíricos con los racionales, y ofreciendo una serie de
conocimientos de carácter sistemático, que son completos, explicativos, coherentes, y sin
contradicciones internas ni externas.
La psicología científica se diferencia del resto de las psicologías en que éstas no utilizan el
método científico, que es lo que le da su carácter científico. Harold Kelley (1992) diferenció
entre psicología del sentido común (desarrollada como consecuencia de nuestras experiencias
cotidianas), y la psicología científica (que emana del uso del método científico).
Ciencia es "el conjunto sistemático de hechos empíricos que se hallan integrados u ordenados de
una manera específica"; es un concepto amplio que hace referencia a la aproximación general
para la adquisición del conocimiento, e implica el uso de ciertos métodos y normas esenciales.
Sus objetivos son describir y clasificar los hechos empíricos, para explicarlos y predecirlos por el
descubrimiento de sus relaciones causales. Debe conseguir unos supuestos teóricos que le
permita describir las regularidades o formular leyes, y contrastarlas empíricamente.
El método de la psicología científica consiste en la observación sistemática, la descripción
rigurosa y la investigación experimental directa, para reunir información y organizarla. Las
normas que utiliza la psicología científica implican objetividad, exactitud y escepticismo.
La misión de la psicología científica es establecer un conjunto de reglas que guíe el estudio de
los hechos empíricos, determinando las reacciones observables de los seres vivos en
determinadas situaciones, y poder comunicar sus resultados a otros investigadores.
Los psicólogos científicos describen el comportamiento, intentan predecirlo, explicarlo, y
modificarlo para mejorar el nivel de vida de las personas y de la sociedad en general.

Los enfoques de la psicología


Existen múltiples enfoques o corrientes psicológicas para estudiar la conducta; para Staats la
psicología no tiene un solo enfoque aceptado por todos sino varias escuelas; mientras que para
Koch todos los enfoques coexisten.
Hay siete enfoques principales que representan distintas maneras de abordar la psicología:
 El enfoque conductista
o Se centra en el estudio de la conducta observable, determinada por la estimulación
exterior. Destaca por una experimentación rigurosa y por la determinación de las
variables. No tienen en cuenta las emociones ni las raíces biológicas de la
conducta. Por el rigor de su experimentación, fueron muy influyentes en su época,
incluso hoy día siguen influyendo, pues se dedica una atención importante a la
conducta observable.
 El enfoque cognitivo
o Se centra en el estudio del pensamiento y en sus procesos. No comprende la
conducta sin atender a los procesos cognitivos. Estudia los procesos mentales
superiores (percepción, memoria, lenguaje, solución de problemas, toma de
decisiones, etc), y se interesan por lo que ocurre en la mente (cómo se razona,
recuerda, comprende el lenguaje, elaboran creencias, etc). Como se centran en los
procesos mentales, muchos creen que ésta corriente es la que domina la psicología
contemporánea actual.
 El enfoque biológico
o Se centra en las relaciones entre la conducta y los mecanismos cerebrales,
buscando las causas del comportamiento en la actividad de los genes, el cerebro y
los sistemas nervioso y endocrino. Esto es, se centran en los efectos del cuerpo
sobre la conducta, los sentimientos y los pensamientos; la conducta está
determinada por estructuras físicas y procesos hereditarios, y la experiencia puede
modificar la conducta mediante la alteración de estas estructuras y procesos.
Entienden que los fenómenos psicológicos y sociales se pueden entender en
última instancia como procesos bioquímicos. Las nuevas técnicas de imagen
cerebral han aportado interesantes descubrimientos para esta teoría.
 El enfoque psicodinámico
o La conducta es impulsada por fuerzas instintivas conflictos internos y motivos
conscientes e inconscientes. Por eso se ocupa de la dinámica interior insconciente
de fuerzas internas, conflictos y energia de los instintos.
 El enfoque humanista
o Nace en 1950 destaca por la capacidad del hombre de tener libre voluntad, y no
ser controlado en los factores internos y externos. El proceso de crecimiento sólo
se detiene cuando intervienen obstáculos externos, lo que produce desórdenes
psicológicos. Estudian también la conducta, en forma de constantes en las vidas
de las personas. Fue promovido por Carl R. Rogers y Abraham Harold Maslow;
quienes defendían que la psicología debía abarcar a la persona en su totalidad
(esto es, adquirir conocimientos de la mente, el cuerpo, la conducta y las
influencias sociales y culturales). Es un enfoque limitado, pero con gran impacto
en el desarrollo de nuevos métodos terapéuticos.
 El enfoque evolucionista
o Los seres humanos evolucionamos física y mentalmente para adaptarnos y
sobrevivir.Une la psicología contemporánea con las teorías de selección natural
de Darwin, señalando que los organismos mejor adaptados al ambiente tienen
descendientes más adecuados; y con el paso de las generaciones las especies
cambian en la dirección de conseguir más adaptación.
 El enfoque sociocultural
o Se centra en las influencias sociales y culturales que rodean a las personas para
comprender muchos aspectos de la conducta. Estudia las diferencias entre
culturas, examinando las causas y las consecuencias de los comportamientos;
pretenden determinar si las teorías psicológicas se aplican a todos los seres
humanos o sólo a poblaciones reducidas y específicas.

Psicología básica y psicología aplicada


Las dos partes de la psicología científica son la psicología básica y la psicología aplicada. Ambas
son complementarias.
La Psicología Básica es la parte de la psicología científica que estudia la naturaleza y el
funcionamiento de la conducta y de los procesos mentales.
Aspectos:
 Utiliza los métodos de la ciencia.
 Estudia la conducta y los procesos mentales.
La Psicología Aplicada es la parte de la psicología científica se ocupa de la funcionalidad de los
procesos psicológicos básicos en los ambientes en los que actúan los individuos, de forma
individual y colectiva incluyendo su dimensión patológica.

Psicología básica: estudio de los procesos psicológicos básicos


El término de psicología básica procede de los países de habla inglesa, si bien los anglosajones
apenas distinguen entre psicología básica y experimental.
La psicología básica es la base de toda la psicología, que permite su aplicación a los diversos
campos de la actividad humana.
La psicología básica es la parte de la psicología científica que utiliza el método experimental
para estudiar la conducta y los procesos mentales. centrándose en los procesos psicológicos
básicos.
Los procesos psicológicos básicos son aquellos conocimientos psicológicos que representan al
conjunto de los procesos mentales: motivación, emoción, aprendizaje, atención, memoria,
percepción, pensamiento y lenguaje; todos ellos tienen una misión específica y distinta, que
permiten al individuo desarrollar las diferentes actividades psicológicas.

1.2. El concepto de Motivación


conducta motivación

Qué entendemos por motivación?


La motivación es un proceso psicológico que ocupa un importante papel en la vida cotidiana. Es
importante en la vida diaria y quien posea la clave poseerá también la clave del comportamiento
humano.
El ser humano puede estar motivado o desmotivado. El sentirse desmotivado para algo es estar
motivado para realizar otra tarea distinta.
La motivación es un proceso dinámico e interno donde cubrimos una necesidad.
En psicología la motivación surge para conocer las causas que desencadenan nuestro
comportamiento, e intenta dar respuestas al porque de nuestros actos y acciones. Fernandez
Abascal dice que la motivación debe ser, explicar como y porqué se inicia una conducta u otra.
La mayoría de investigadores dicen de la motivación que es un concepto explicativo de la fuerza
relacionada o energía que activa, dirige y mantiene el comportamiento.
Sucesos observables en psicología:
 Los estímulos
 Las respuestas
Es importante decir que la motivación es un proceso de adaptación en la vida de todos los
organismos.

Diferencia entre motivación y motivo


Motivación es el proceso psicológico (causa de la conducta) y motivo es la causa concreta de la
conducta motivada.

Motivos de la conducta
Existen dos tipos de motivos: Motivos primarios (innatos) y Motivos secundarios (adquiridos).
Distinciones de la motivación:
 La motivación es el proceso psicológico básico.
 El proceso motivacional hace referencia a la interacción entre el individuo y su medio
ambiente.
 La conducta motivada es la consecuencia o resultado del proceso motivacional.
Ferguson diferencia entre el estado motivacional y el rasgo motivacional:
 Estado motivacional: cuando se produce una acción motivada en un tiempo y lugar
determinado.
 Rasgo motivacional: características individuales que tiene cada persona ante una acción.

Cómo podemos definir la motivación?


La motivación ha sido definida de muchas y diferentes maneras, considerada como un conjunto
de fuerzas internas, al que se ha llamado instinto, voluntad o deseo.
Definimos la motivación (de una manera general) como: “el proceso adaptativo que energiza y
dirige el comportamiento hacia un objetivo o meta de una actividad, a la que instiga y mantiene”.
En esa definición tenemos que considerar que:
 Es proceso adaptativo.
 Dirige, activa y deirija la conducta: factores internos y externo.
 Objetivos o metas: actúan de incentivos o expectativas.
 Requiere cierta actividad física: esfuerzo, persistencia.
 Proceso que instiga y mantiene la conducta motivada: comportamiento y acción.

Cómo podemos estudiar la motivación?


La podemos medir experimentalmente de tres maneras:
1. Creando un estímulo o una situación estimular que sepamos que induce un estado de
motivación en un individuo (por ejemplo, privando cierto tiempo de alimentos a un
individuo, y luego ofreciéndole alimento como incentivo si realizaba bien una tarea
concreta).
2. Por el tipo de respuestas relevantes que realiza un individuo, y que supuestamente
reflejan la motivación (siguiendo el ejemplo anterior, comparamos un grupo de sujetos
hambrientos- esto es, con alta motivación respecto a la comida – y otro grupo de sujetos
saciados – esto es, con baja motivación respecto a la comida; y medimos la respuesta,
como la tasa de rapidez en comer). Este tipo de mediciones de respuesta nos permite
observar y medir, pero no saber porqué se produjeron las respuestas.
3. A través de ambos procedimientos, por la medición estímulo-respuesta, que según
describió Underwood en 1957, proporciona un mayor vigor, y más ventajas que la
situación estimular y las respuestas relevantes.
El procedimiento que utilicemos tiene que tener tanto fiabilidad para que se pueda replicar, como
validez para medir lo que se supone que debe medir.
El estudio de la motivación debe ser entendido siempre desde la perspectiva de la dimensión
humana, aunque tengamos que recurrir a investigaciones con animales.

1.3. Antecedentes en el estudio de la motivación


conducta motivación

Antecedentes filosóficos de la motivación


La psicología moderna, en parte, es fruto del pensamiento filosófico cuyo origen se remonta al
principio de la humanidad.
Los filósofos griegos, Platón y Aristóteles, que han realizado importantes aportaciones, han
tenido una gran transcendencia en el desarrollo de la psicología y en el estudio de la motivación.
Platón contrapuso el mundo de los sentidos (cuerpo) al mundo de las ideas (alma). Dio mucha
importancia al alma dejando de lado al mundo de los sentidos, pues consideraba que la
experiencia no es suficiente para explicar todo lo que conocemos del mundo. Aprender es
acordarse del conocimiento poseído del alma en una vida anterior.
Por el contrario, Aristóteles se interesó por el mundo de los sentidos, defendiendo que el
conocimiento provenía de nuestra experiencia, y que las ideas eran conceptos creados por
nosotros.
En la razón, que está vacía antes de nacer (tábula rasa), se registran todos los conocimientos que
proporciona la experiencia. Esta idea provocó en la psicología posterior la controversia:
herencia- experiencia. Hoy se admite que la motivación es el resultado de una compleja
combinación de herencia y de experiencia.
Para Aristóteles el alma es libre y existe en todos los seres (animismo). Se opone al
determinismo.
La psicología rechazó esa idea y optó por el determinismo (= el alma no tiene libre albedrío,
todas las conductas tienen una causa), aunque el animismo permaneció hasta el siglo XVII,
cuando se empezó a creer que todos los organismos eran máquinas automáticas, con tendencias a
la acción producidas por poderosas fuerzas internas, que actuaban como un motor (esta idea se
llamó mecanicismo, y enseguida fue aceptada por los deterministas).
Descartes (1596-1659) estableció los principios de la filosofía moderna. El dualismo cartesiano
estableció que la conducta humana es fruto de un alma libre y racional y, del resultado de los
procesos automáticos irracionales del cuerpo. El hombre está impulsado por su propia alma (a
través de la voluntad) y por el cuerpo (a través del instinto). Atacó al animismo (consideraba que
sólo el hombre tiene alma) y defendió el mecanicismo. Avivó la famosa controversia herencia-
experiencia.
Los empiristas ingleses (John Locke, 1632-1704) realizaron dos aportaciones: el interés por el
estudio subjetivo de la experiencia sensorial (las ideas son unidades elementales de la mente) y
del pensamiento asociacionista de las ideas (se pueden establecer asociaciones entre diferentes
ideas.
Éstas pueden ser simples-unidades elementales que nacen de la experiencia y no se pueden
analizar- o complejas, que se pueden descomponer en otras más simples). Así, el concepto de
asociación fue el axioma fundamental de la psicología, al permitir establecer conexiones entre
los contenidos mentales y la experiencia. En el estudio de la motivación, el concepto de
asociación es importante ya que muchos motivos se aprenden de esta manera.
Para el constructivismo de Kant (1724-1804), todo conocimiento empieza en la experiencia pero
no todo procede de la experiencia, puesto que las sensaciones que proceden del exterior han de
ser ordenadas en el pensamiento. El hombre a través del conocimiento puede construir esquemas
y modelos de la realidad en base a sus experiencias. Estableció tres categorías psicológicas:
conocimiento (cognición), sentimiento (emoción) y conación (motivación).
A principios del siglo XIX, el positivismo (distinción entre la conducta animal y la humana; los
primeros sólo son impulsados por el instinto; los segundos reflejan en su conducta tanto la
experiencia como los instintos; sólo a través del análisis de lo particular a lo general se pueden
establecer leyes generales y universales) pretendió legitimar el estudio científico del ser humano.

Antecedentes fisiológicos de la motivación


Las ideas actuales sobre la función de los mecanismos cerebrales de la motivación surgen de los
descubrimientos fisiológicos sobre el funcionamiento del sistema nervioso.
El concepto de reflejo viene de la idea animista de que los “espíritus animales” procedentes de
los órganos sensoriales se transmitían a través de una vía, y eran devueltos-o reflejados-a los
músculos a través de otra vida.
Galeno (129-199) señaló la existencia de nervios sensoriales y nervios motores independientes.
Bell demostró que las fibras nerviosas de un nervio mixto penetraban por la parte posterior de la
médula espinal, mientras que las fibras motoras salían por el lado anterior; este descubrimiento
fue muy importante para la psicología.
Müller defendió que diferentes fibras nerviosas transmitían distintos tipos de información al
organismo, a través de la ley sobre la energía específica de los nervios sensoriales.
La neurofisiología contemporánea refutó a Müller, y confirmó que el área de proyección cortical
en que se descarga la correspondiente aferencia es el factor determinante de la sensación.
Distintas áreas del cerebro manifiestan diferentes cualidades de un mismo estímulo.
Los descubrimientos de Galvani, sobre la naturaleza del impulso nervioso, posibilitaron estudiar
la función del sistema nervioso aplicando métodos experimentales. Hoy, existen muchas técnicas
de registro psicofisiológicas basadas en este descubrimiento.
Se inició el estudio científico sobre la estructura y funciones del cerebro, y se fortaleció las
teorías sobre la motivación que defienden que la actividad del hipotálamo se relaciona
directamente con los cambios en varios estados motivacionales.
La escuela fisiológica de la reflexología rusa centró su interés en el reflejo y en la conducta
refleja.
Sechenov mantuvo que toda su actividad psíquica estaba iniciada siempre por estimulación
externa y tenía un carácter reflexivo. Pavlov centró sus investigaciones sobre el estudio de los
reflejos condicionados, descubriendo las respuestas condicionadas.

Antecedentes psicológicos de la motivación


Los primeros psicólogos interesados en el estudio de la motivación, como James, la llamaron
“voluntad”. Distinguió entre voluntad y hábito. La voluntad implicaba elección, toma de
decisiones y pensamiento, y proporcionaba la fuerza necesaria para iniciar, mantener, y
modificar una determinada tendencia de conducta, dependiendo del resultado de la situación. Sus
ideas anticiparon la importancia de los procesos cognitivos en comprender la motivación.
En América, la corriente funcionalista lo llamó ”impulso”: Woodworth lo utilizó como un
proceso mecánico, con el propósito de enfatizar la importancia de la energía acumulada en el
organismo para impulsar la conducta. En Europa, los psicoanalistas lo llamaron “pulsión”.
La psicología utilizó por primera vez el concepto de “motivación” en 1920, haciendo referencia a
un hipotético evento interno que no se podía observar directamente, pero vinculado teórica y
empíricamente a eventos externos observables.
McDougall lo llamó “instinto”, para referirse a las tendencias biológicas más cambiantes de la
conducta, explicando incluso la conducta social humana.
Los conductistas al rechazar el instinto, asentaron las bases para analizar la contribución del
aprendizaje a la motivación, e inspiraron el surgimiento de la motivación por ”incentivos”.
Durante la psicología cognitiva, el estudio de la motivación estuvo disminuido en favor del
estudio de los procesos cognitivos. Hoy, la motivación es un tema importante y en su estudio se
incluye multitud de aspectos neurofisiológicos, cognitivos, sociales y culturales.

4. Dimensiones en el estudio de la motivación


conducta motivación
Según Petri y Govern (2004), los planteamientos teóricos de la motivación se ordenan en cuatro
dimensiones generales:
1. En la dimensión nomotética-ideográfica, el enfoque nomotético, que es el predominante
de los dos hoy día, pretende establecer leyes universales que permitan explicar la
motivación de una manera general para todos los seres; y al contrario, el enfoque
ideográfico pretende entender la conducta motivada, examinando en qué se distinguen los
individuos de una especie entre sí.
2. La dimensión innato-adquirida ha enfrentado a los que defendían la contribución de las
tendencias innatas (como el sexo, a las que denominaron “instinto”), con los que lo
hacían con las tendencias adquiridas de la conducta motivada.
3. La dimensión interna-externa hace referencia a si la motivación procede de motivos
internos (como el hambre) o de motivos externos. Los defensores de los motivos internos
parten de que los estados motivacionales pueden conceptuarse como necesidades, y
algunos autores incluyen en sus modelos las necesidades sociales y psicológicas. Los
defensores de los motivos externos (como el poder) se centran en las fuentes externas
creadas por las metas, puesto que la motivación es activada por los cambios que se
producen en el ambiente externo.
4. Dentro de la dimensión mecanicista-cognitiva, el enfoque mecanicista defiende que los
cambios de ciertos factores activan e impulsan al organismo a realizar conductas
automáticas, sin que se tenga ningún tipo de conciencia; por el contrario, el enfoque
cognitivo defiende que la motivación está bajo el control exclusivo del pensamiento
racional.
El estudio de la motivación es tan complejo que permite suponer que todos los enfoques tienen
una parte de verdad, y la combinación de todas las dimensiones nos puede ayudar a explicar
mejor la observación de las diferentes conductas motivadas.
No existe una única teoría general que explique la motivación de una manera integral, aunque
algunas explican ciertos estados motivacionales mejor que otras.

1.5. Niveles de análisis en el estudio de la motivación


conducta motivación

Cuatro niveles de análisis se realizan al estudiar la motivación: fisiológico, individual,


social y filosófico.
En el nivel fisiológico, se ha investigado cómo y porqué las estructuras cerebrales
desencadenan la motivación, cómo se procesa la información relevante para la
motivación en grupos de células específicas del cerebro, qué neurotransmisores
intervienen en los cambios que se producen en los estados motivacionales, y qué
implicaciones tiene el sistema nervioso en el proceso motivacional.
En el nivel individual, se pretenden determinar los factores motivacionales que influyen
en la conducta personal de un individuo, investigando los cambios motivacionales que
se producen como consecuencia de la alteración de las condiciones internas o externas
a las que se le somete. Destacan los experimentos de Albert Bandura (1961) sobre
cómo los niños que observaban una actitud agresiva en sus compañeros se volvían
agresivos, mientras que si observaban una conducta tranquila imitaban también el
comportamiento.
En el nivel social, se estudia los motivos que impulsan a las personas a comportarse de
manera diferente cuando están en grupo, puesto que la pertenencia a un grupo puede
influir en los motivos personales y modificar el comportamiento individual. Destacan las
investigaciones del psicólogo social Asch.
En el nivel filosófico, más que deducciones experimentales se utiliza argumentos
filosóficos. Debemos rechazar este nivel de análisis porque sus planteamientos no son
científicos.

.6. Paradigmas de investigación en el estudio de la


motivación
conducta motivación

Según Pintrich y Schunk, existen tres paradigmas de investigación: experimental, correlacional y


cualitativo.
En el paradigma experimental, el investigador manipula una o más variables y determina los
efectos que puedan tener en otras variables (por ejemplo, tener a un tres grupos de ratas sin
comida durante 3 intervalos distintos de tiempo-1, 8 y 24 horas, siendo dichas horas la variable
manipulada- y luego se medía el tiempo que tardaban en encontrar la comida en un corredor).
Las investigaciones experimentales clarifican las relaciones causa-efecto, que pueden ayudar a
entender la naturaleza de la motivación. Sus investigaciones están bastante limitadas, por lo que
sus resultados son poco naturales.
En el paradigma correlacional, más que manipular variables, se busca encontrar las relaciones
existentes entre ellas. Sus investigaciones sirven para clarificar las relaciones entre las variables,
y sus resultados ayudan a comprender situaciones motivacionales distintas. No es posible
identificar causas y efectos.
En el paradigma cualitativo, o método interpretativo, se enfatiza el estudio de una manera más
intensa, más descriptiva y con mayor carga interpretativa. Es útil cuando los investigadores están
interesados en la estructura de las situaciones, y en conocer los diferentes significados y
perspectivas que mantiene un grupo de individuos, y cuando no es posible realizar
investigaciones experimentales o correlacionales. No busca generalizaciones de sus datos, de
manera que es difícil sacar conclusiones prácticas.
Podemos hacer otra distinción que tiene que ver con el lugar donde se hace la investigación: Los
estudios de laboratorio son situaciones que permiten un mayor control. La generalización de sus
resultados a la vida real se suele hacer con menor confianza, aunque sus investigaciones han
producido resultados importantes para entender los procesos de motivación.
Los estudios de investigación de campo se dan en entornos naturales sin mucho control
experimental. Sus resultados se pueden generalizar fácilmente a otros entornos similares, porque
se han desarrollado en situaciones reales.

Activación de la motivación
conducta motivación
Muchos consideran que en la motivación existe alguna fuente de energía responsable de activar
el comportamiento de los individuos, y que cada fuente impulsora es específica para cada
conducta.
La energía que activa la conducta también cumple una función directiva.
La motivación es un proceso adaptativo y dinámico que tiene como principal objetivo aumentar
la probabilidad de adaptación del organismo a las variaciones que tiene el medio ambiente.
Para Ferguson (2000), la motivación es un proceso dinámico interno que energiza y dirige las
tendencias de acción de los individuos, y que puede implicar un cambio o variabilidad. Ésta
variabilidad puede hacerse evidente de dos maneras:
1. Como intensidad en la movilización de la energía o cantidad de esfuerzo que es necesario
emplear para llevar a cabo la acción. Indica la fortaleza o la debilidad de la motivación,
es decir, se refiere a cómo de fuerte es la motivación: cuando uno está muy motivado,
está más alerta y sensible, y por tanto realiza un mayor esfuerzo en las acciones que
desarrolla. Este aspecto energético ha recibido diferentes denominaciones: arousal
(Anderson), tensión dinamogénica (Courts), movilización de energía (Duffy) y activación
(Duffy y Malmo, éste es el término que se usa de forma genérica para indicar el aspecto
energético o de intensidad de la motivación).
2. Como tipo o calidad de la motivación que conduce a la dirección selectiva de la acción.
Este aspecto implica una selección de la dirección para la ejecución de la acción, estableciendo
de qué modo o hacia qué meta se dirige la acción.
Durante el predominio del conductismo, se dio más importancia a la función energizante; y
durante el predominio de la psicología cognitiva, se le dio a los aspectos direccionales.

Concepto de activación
En psicología, la característica energizante de la motivación recibe el nombre de activación.
La activación es la propiedad activadora de la motivación, es una de las variables responsables
del inicio, del mantenimiento, de la intensidad y de la finalización de la conducta motivada.
El concepto de activación era ya conocido en psicología desde que se investigaban las funciones
psicofisiológicas de los estados emocionales y motivacionales.
Para Cannon (el primero en hablar de la activación),la activación se identificaba con la
activación fisiológica del organismo y con los cambios y/o respuestas fisiológicas del sistema
nervioso autónomo. Para él, la activación tenía una función motivacional energética, que tenía
como principal función preparar al organismo para actuar de forma adaptativa según las
demandas de una situación determinada; el control de esta función energética se realiza a través
de la acción combinada de las ramas simpática(responsable de los cambios fisiológicos presentes
en las emociones y en los estados motivacionales) y parasimpática(dominante en los estados
vegetativos); de modo que cuando una se activa la otra se inhibe, y viceversa.

Características de la activación
Para Petri y Govern (2005), la primera principal característica de la activación es que activa la
conducta, e inicia la conducta motivada; y es responsable del inicio, del mantenimiento, de la
intención y de la finalización de la conducta motivada. Aunque la conducta activada es
considerada como un buen índice de que existe la motivación, ésta no siempre es manifiesta.
Lacey (1967) señaló que la activación puede manifestarse en tres niveles de actividad:
electrocortical (a través del sistema nervioso central), fisiológica (a través del sistema nervioso
autonómico) y por la actividad motora.
La segunda característica de la activación es su persistencia o insistencia en el comportamiento;
así podemos considerar que cuando un organismo está motivado, persiste en su conducta hasta
conseguir su objetivo. Se ha considerado que la persistencia es un índice de la motivación, en el
sentido de que a mayor activación, mayor persistencia del comportamiento. Depende también de
otros factores, como pueden ser las opciones disponibles para realizar la conducta; de manera
que, cuanto menores sean esas opciones disponibles, la persistencia será más claramente un
índice de la motivación, y al contrario.
La tercera característica de la activación es la intensidad (fuerza o vigor) de la conducta
motivada.
Existe una correlación positiva entre el nivel de intensidad de la conducta y el nivel de
motivación, así que a mayor intensidad de la conducta, se producirá una mayor activación.
Aunque algunos indican que interviene el aprendizaje.
La conducta manifiesta, la persistencia y la intensidad son las características de las propiedades
activadoras que, en condiciones adecuadas, constituyen los indicadores de la existencia de la
motivación.

Estudios sobre la activación


Ferguson señaló que han sido asuntos de interés la movilización de energía y el gasto energético
de la conducta.
La activación varía desde el sueño profundo hasta situaciones de máxima alerta o vigilancia. Se
produce una alta activación cuando existe un aumento en la alerta, cuando se tiene una mayor
capacidad de respuesta y cuando se obtiene un mayor nivel general de excitación fisiológica.
Conductualmente, la activación hace referencia a una mayor amplitud, frecuencia y duración de
las respuestas de los individuos. Así, en condiciones de alta activación conductual, las respuestas
son más fuertes, frecuentes y duraderas.
Fisiológicamente, la activación alude al aumento de la actividad fisiológica que se asocia,
principalmente, con la actividad del sistema nervioso autónomo (por ejemplo, aumento de la tasa
cardíaca, cambios en la presión arterial, etc).
Muchas medidas fisiológicas se han utilizado para medir la activación, como son: el
electrocardiograma, (ECG), la tasa cardíaca y la presión arterial.
La activación también produce cambios importantes en el sistema nervioso central, como lo
demuestran los registros del electroencefalograma.
Otras medidas para medir la activación fisiológica han sido la actividad electrodermal, el
electromiograma (para el registro de actividad muscular), la amplitud y frecuencia respiratoria, el
ritmo y volumen sanguíneo, la temperatura corporal, la motilidad digestiva y las mediciones
neuroendocrinas.
Al variar las tareas y las situaciones, también se producen diferentes reacciones de activación.
El fraccionamiento direccional de respuestas (término acuñado por Lacey) indica una disociación
fisiológico/conductual en función de la activación; esto es:las situaciones pueden requerir una
respuesta tranquila o brusca e inmediata; por lo que las reacciones conductuales y fisiológicas
serán distintas en cada caso (=fraccionamiento direccional).
La respuesta estereotipada (Lacey y Lacey) señala que en una amplia gama de estímulos y
situaciones, cada individuo tiene patrones fisiológicos estables y respuestas conductuales únicas.
Así, ante una misma activación, a nivel fisiológico unos responderán principalmente con
reacciones cardiovasculares, otros con reacciones musculares, etc; y a nivel conductual unos
responderán con una retirada, otros con un ataque, etc.
Se han empleado las medidas de autoinforme para estudiar la activación de los humanos,
principalmente para medir tanto el estado (=activación momentánea) de activación como el rasgo
(=característica de ese individuo) de activación.
Según Thayer, debe diferenciarse entre activación energética (que se relaciona con los
sentimientos positivos) y activación tensa (que se relaciona con situaciones de amenaza, dolor o
ansiedad). La primera produce aumentos lineales en el rendimiento; la segunda produce
disminuciones en la calidad del rendimiento.
EL PROCESO MOTIVACIONAL

Activación y rendimiento
Muchas investigaciones han intentado comprender de qué modo la activación afecta a la
ejecución en diversas actividades.
En general, cuando aumenta la activación también lo hacen la reactividad fisiológica y la
actividad motora. Existe una relación lineal monotónica entre la activación y las respuestas
fisiológicas y motoras; así, a mayor motivación, mejor rendimiento.
Las medidas de activación que reflejan más estrechamente la intensidad de la motivación son las
que implican al sistema nervioso simpático.
La activación con el rendimiento en ejecución de una tarea presenta una relación curvilínea en
forma de U invertida.
La ley de Yerkes-Dodson señala que el nivel de motivación tiene un punto óptimo entre los
valores intermedios de activación, pero en los niveles excesivamente altos o bajos empeora el
rendimiento.
La teoría de la activación de Hebb coincidía con la propuesta de una relación curvilínea de U
invertida entre activación y conducta.
Estudios posteriores, aunque seguían suponiendo que el nivel óptimo de activación variaba en
función del tipo de tarea y no sólo de su dificultad, no adoptaron una postura unánime.

2.3. Determinantes de la motivación


conducta motivación

En el proceso motivacional intervienen varios determinantes (internos y externos) que actuando


de diversas maneras pueden llegar a explicarlo.
Todos los determinantes pueden actuar solos o conjuntamente, estableciendo complejas
interacciones entre ellos. En los motivos internos o primarios los principales determinantes son
la herencia, la homeostasis y el hedonismo; mientras que en los motivos secundarios o
aprendidos son el aprendizaje, la interacción social, el crecimiento y los procesos cognitivos.

Determinantes internos
Se originan dentro del organismo, y son los mecanismos debidos a la herencia, a factores
homeostáticos, al crecimiento potencial y a los procesos cognitivos.

La herencia
Es el principal, y hace referencia a los diversos factores genéticos que, programados en el
organismo, actúan sobre el proceso motivacional (por ejemplo, la conducta sexual). Es explicado
según dos enfoques diferentes: el enfoque instintivo propone que la energía se acumula en el
organismo y da origen a un estado motivado; y el enfoque fisiológico establece que los circuitos
cerebrales vigilan el estado del cuerpo y activan las conductas cuando detectan algún cambio.

La homeostasis
La homeostasis es un determinante que atañe específicamente al desencadenamiento de la
motivación. Hace referencia a la existencia de un nivel óptimo de activación en varios estados
del organismo y está relacionado con el mantenimiento del equilibrio fisiológico (equilibrio
homeostático). Los motivos primarios (hambre, sed, etc) se ajustan perfectamente a este
concepto; los secundarios (logro, poder) no se ajustan tan fácilmente.
El hedonismo
El hedonismo es uno de los primeros y más aceptados determinantes. Señala la tendencia
generalizada de los organismos a aproximarse a todo aquello que produce placer y a huir o evitar
todo aquello que produce dolor.

Determinantes externos
Se originan fuera del organismo, y son los mecanismos debidos al aprendizaje, a factores
hedónicos y a la interacción social.

El aprendizaje
El aprendizaje es la principal, puesto que está demostrado el papel fundamental que realiza lo
aprendido en las conductas motivadas. Hull formuló una teoría en la que interrelacionaba el
aprendizaje con la motivación en la producción de las conductas. Numerosas investigaciones han
examinado el papel del aprendizaje en la génesis de los estados motivacionales.

La interacción social
La interacción social es uno de los más importantes, pues se ha comprobado que la interacción
entre las personas tiene realmente un efecto motivador: está comprobado la influencia del grupo
en la motivación para aceptar una situación determinada, o la influencia que ejercen las figuras
de autoridad que nos motivan para obedecer.

El crecimiento potencial
El crecimiento potencial hace referencia a la idea de que el ser humano está motivado para
alcanzar su pleno potencial tanto en los aspectos físicos como en los aspectos psicológicos y
emocionales.

Los procesos cognitivos


Los procesos cognitivos hacen referencia a los determinantes que proceden de la información
que recibimos y de la forma en que la procesamos (=pensamiento). Éstos contribuyen a
motivarnos y repercuten de una manera importante en la conducta de los sujetos.

2.4. El proceso motivacional


conducta motivación
El proceso motivacional ha sido considerado de distinta manera por varios autores.
Para Reeve, el proceso motivacional está formado por las siguientes fases:
1. anticipación (expectativas de la emergencia y/o satisfacción de un motivo),
2. activación y dirección
3. conducta activa y de retroalimentación del rendimiento, y
4. resultado.
El denominador común a todas las consideraciones sobre el proceso motivacional es que éste es
un proceso dinámico, que tiene como principal función aumentar la probabilidad de adaptación
del organismo a su entorno.

La secuencia del proceso motivacional según Deckers


Para Deckers, la secuencia del proceso motivacional se establecía en tres momentos:
1. la elección del motivo, que se refiere a la selección del objetivo de entre los que compiten
para conseguir su satisfacción;
2. las conductas instrumentales que son aquellas actividades que realiza un individuo para
satisfacer un motivo y conseguir el objetivo elegido (cuyos aspectos más importantes
son: la duración-cantidad de tiempo que debe dedicar a conseguir satisfacer un motivo;
como por ejemplo varios años para estudiar una carrera-, la frecuencia-o número de veces
que un individuo inicia una actividad para lograr su objetivo- y la intensidad-o cantidad
de esfuerzo necesario para llevar a cabo la conducta instrumental; a más intensidad, más
motivación); y
3. la realización de la conducta consumatoria que representa la finalización del proceso
motivacional, puesto que la secuencia conductual termina con la consecución del motivo
satisfecho, que es siempre el objetivo final del proceso (cuyos aspectos más importantes
son: examinar las propiedades físicas del objetivo, la realización de la conducta
consumatoria que pone fin a la satisfacción del motivo, a través de los procesos de
atribución causal).

La secuencia del proceso motivacional según Fernández-Abascal


Para Fernández-Abascal, el proceso motivacional comienza cuando uno o varios de los
determinantes motivacionales provocan en el individuo las condiciones necesarias para que éste
adquiera la intención de iniciar una conducta específica. A continuación, la activación del
comportamiento pone en funcionamiento la conducta con una determinada intensidad, al mismo
tiempo que la intención también nos indicará la dirección hacia la que el sujeto debe dirigir dicha
conducta, a través de la actitud hacia la conducta, las normas subjetivas y el control voluntario.
Todo el proceso se autorregula por un sistema de retroalimentación, que actúa sobre el entorno a
medida que vaya obteniendo información del progreso de su ejecución. En el proceso
motivacional pueden actuar de detonantes uno o varios de los determinantes de la motivación
(tanto factores externos -aprendizaje, hedonismo e interrelación social que actúan de propulsión
en el comportamiento-, como internos -herencia, homeostasis, crecimiento potencial y procesos
cognitivos, que actúan de tracción).
La intención es el factor motivacional que más influye en la conducta; la intención depende de
dos factores: la actitud hacia la conducta (evaluación personal, favorable o no, que realiza el
sujeto de ella), y las normas subjetivas en relación con esa conducta (creencias que ejercen la
presión social y que inducen al sujeto a realizar o no ciertas conductas).
Además, la intención de un individuo en relación con una conducta sólo se llevara a cabo si
dicha conducta se halla bajo su control voluntario.

El proceso de motivación propuesto por Palmero


Para Palmero (2005), el proceso de motivación tiene dos momentos distintos:
1. la toma de decisiones y la elección del objetivo,
2. el control del resultado.
El primer momento, la toma de decisiones y la elección del objetivo, comprende los siguientes
pasos:
1. la ocurrencia o aparición del estímulo (deseo o necesidad);
2. el proceso de percepción del estímulo (consciente o no consciente);
3. los procesos de evaluación y valoración del objetivo, que permitirán al organismo decidir
qué estímulo es capaz de desencadenar la conducta motivada;
4. los procesos de decisión y elección del objetivo, en los cuales hay que tener también en
cuenta, además de la necesidad o el deseo, el valor del objetivo y la expectativa de
conseguirlo;
5. la realización de la conducta motivada, que puede estar constituida por una secuencia de
conductas instrumentales que inician una actividad de ensayo-error dirigida a conseguir
una meta.
La activación en este proceso, se inicia desde el momento en que el organismo detecta una
necesidad, poniendo en marcha de forma automática los mecanismos apropiados para corregir
dicha necesidad o deficiencia.
La dirección en el proceso motivacional empieza en el instante mismo en que se producen los
procesos de evaluación y valoración, actuando en la elección del objetivo que se convertirá en
meta y con la elección de las conductas adecuadas para conseguir el objetivo.
El segundo momento, el control del resultado comprende los siguientes factores:
1. la verificación de la congruencia, en la que el individuo efectúa un balance de
congruencia entre su situación actual y lo que espera obtener;
2. la atribución de causas, que pretende que el individuo sea consciente de lo apropiada que
fue su elección de la meta y de las conductas instrumentales que utilizó; y
3. se establecerá una función de generalización de los resultados que le permitirá asociar las
conductas instrumentales utilizadas con objetivos similares en el futuro.

2.5. Componentes de la motivación


conducta motivación

La mejor manera de entender la motivación humana es analizar los distintos sistemas que la
conforman, estudiando sus principales componentes: biológicos, aprendidos y cognitivos.
Es importante considerar los componentes motivacionales para comprender el funcionamiento
del proceso motivacional, y conocer las interrelaciones que se producen entre ellos.

. Aspectos motivacionales en la aparición y mantenimiento de la conducta

3.1. Explicación de la motivación desde el


comportamiento animal
La conducta instintiva (incluyendo la motivación) tiene un carácter de supervivencia. Pero
conforme se asciende en la escala evolutiva el aprendizaje adquiere mayor relevancia.
No obstante, la motivación determina qué se aprende, y también, las ejecuciones del sujeto.
La psicología animal y la psicología comparada han aportado importantes resultados en la
búsqueda de los mecanismos subyacentes de los motivos para actuar de una manera determinada
y, a su vez, han facilitado datos sobre las bases conductuales, cognitivas y neurobiológicas del
comportamiento.

Revolución de las primeras ideas evolucionistas


Las teorías fijistas, para las que las diferentes especies habían permanecido siempre iguales,
dieron paso a los planteamientos evolucionistas que propugnaban un continuismo de la vida
vegetal y animal, con lo que todas las especies descendían de otra precedente.
Lo común a las distintas teorías evolucionistas es que la conducta responde a las necesidades del
sujeto, quien se encuentra motivado para satisfacerlas. En la actualidad se ha demostrado que la
selección natural puede actuar en plazos breves de tiempo; y también se piensa que ciertas
conductas motivadas podrían estar genéticamente determinadas.

La herencia de los caracteres adquiridos


Teoría de Lamarck 1744-1829
 El principio de la perfección: cada ser viviente tiende a perfeccionarse.
 Los cambios en el entorno provocan una modificación de las necesidades del sujeto.
 Estas necesidades hacen que los organismos se adapten a su habitat. Esto se denominó el
uso y el desuso.
 Las características se transmiten genéticamente. Este principio lo denominó caracteres
adquiridos.

La selección natural
Teoría de Darwin (1809-1882)
 En primer lugar: existe una continuidad de vida desde la forma más baja a la más
elevada.
 En segundo lugar: para sobrevivir es necesario adaptarse al medio que nos rodea.
A partir de Darwin se comprueba que la evolución se explica por la aparición de individuos más
capacitados que son los que mejor se adaptan, y no como decía Larmak que la necesidad creara
el órgano.
Resumiendo el darwinismo:
 La vida es una lucha de adaptación.
 Hay variaciones al azar que capacitan a los sujetos para una mejora adaptación.
 La naturaleza actúa:
o La lucha por la supervivencia
o Las variaciones: si son ventajosas hará individuos más dotados y mejor adaptados

Las teorías evolucionistas en la actualidad


Se pasa de considerar el proceso de la evolución como un cambio gradual lento a explicarlo por
cambios bruscos y rápidos justificándolo y estudiándolo a través de los fósiles.
En el comportamiento algunas conductas podrían estar genéticamente determinadas.

Aportación etológica
La etiología parte de la biología que estudia el comportamiento de los animales.
Según Lorenz el origen del patrón eran cambios de una especie a lo largo de su vida, lo demostró
con el encierre de un animal en su entorno,para que no aprendiera la conducta de otros de su
misma especie. A pesar de eso se desarrollo el patrón de conducta. Entonces la conducta no
dependía de la ontogenia individual sino que se podía deducir que si existía un origen
de patrón filogenético.
El instinto del patrón de acción modal
La conducta instintiva viene determinada genéticamente y es común a la especie, con marcado
carácter equilibrador, en cuanto que los animales presentan un impulso interno a reproducir
ciertas pautas de comportamiento. Pero los etólogos pasaron a fijarse en aquellos aspectos
modificables del instinto fruto de la experiencia, por lo que lo renombraron como patrón de
acción modal, con una serie de características bien definidas, que son:
 Un tipo de conducta que está presente en todos los miembros de la especie (considerando
las variables relativas al sexo, pues machos y hembras no siguen las mismas pautas).
 Una vez que se desencadena el patrón de acción modal, se realiza toda la conducta hasta
que se consuma completamente.
 Un comportamiento estereotipado, que se repite sin variación, pero con cierto margen de
flexibilidad en su ejecución.
 El nivel mínimo de estimulación para provocar la actividad varía según las
circunstancias.
 El mismo estímulo produce efectos diferentes dependiendo del estado fisiológico del
animal y de sus acciones recientes.
A su vez, el patrón de acción modal consta de tres elementos: el estímulo índice que es una
pequeña parte del entorno y para el que se está programado genéticamente; los mecanismos
desencadenadores innatos que se corresponden con el sustrato biológico (encargados de provocar
la conducta en la secuencia correcta ante la aparición del estímulo índice); y la respuesta
observable y modificable por la experiencia, o respuesta consumatoria (cuanto más se asciende
en la escala filogenética, más se pueden moldear los patrones de acción modal por el
aprendizaje).
El modelo de la energía de Lorenz y Tinbergen es un modelo explicativo de la base
neurofisiológica de la motivación, considerada ésta como una búsqueda por saciar la necesidad,
en la aparición de la respuesta ante el estímulo índice. De esta forma, se justifican las actividades
en vacío (cuando se ejecuta el comportamiento sin la presencia del estímulo índice; por ejemplo
un perro bien alimentado, que esconde un hueso en el jardín siguiendo su instinto de guardar la
comida).

La impronta
El fenómeno de la impronta o troquelado consiste en el seguimiento de la figura que se percibe
en primer lugar al nacer, y tiene un gran valor adaptativo. Una vez transcurrido el período crítico
en el que se puede adquirir la impronta, es difícil que se consiga. Con este hecho se asegura la
adquisición de los comportamientos propios de la especie; según la teoría del aprendizaje
asociativo (Moltz, 1960) se justifica a través del binomio miedo-reducción del miedo, mientras
que para aquellas teorías que se centran en los aspectos innatos de la impronta, es la
programación filogenética de dicho impulso lo que la determina.
Además del apego a la madre, se han estudiado dos tipos más de impronta: la preferencia sexual
(hacia la especie sobre la que se haya establecido la impronta); y la preferencia alimenticia (hacia
aquellos alimentos a los que se haya expuesto al animal en períodos muy tempranos de su vida).

3.2. Conceptos de neuropsicología


conducta motivación

Del instinto al motivo


Según McDougall, los instintos son el motor de la acción a través de fuerzas motivacionales, que
son consideradas como los factores internos que desencadenan y orientan la conducta hacia una
meta concreta. Así planteada, la motivación es una pulsión hacia la ejecución de la acción
instintiva con cierta modificabilidad. Se realizaron listas ilimitadas de motivos explicativos de la
conducta humana pero con escaso rigor científico.

La pulsión psicoanalítica

Desde el psicoanálisis de Freud, el concepto de pulsión ocupa un papel central. Dado que el
propósito del comportamiento es cubrir sus necesidades corporales, la pulsión del sujeto incita
cualquier comportamiento para satisfacerlas.
Según Freud, fundador del psicoanálisis existen cuatro momentos en la pulsión:
1. La fuente: cambios por tensión.
2. El esfuerzo: se provoca para aliviar la tensión.
3. La meta: acabar la tensión inicial, satisfacción
4. El objetivo: cualquier persona o cosa que sirva para satisfacer la pulsión

La reacción del movimiento conductista


Frente al apogeo de la explicación de la conducta por pulsiones innatas, surge el conductismo
cuya principal característica es, en un intento de hacer de la psicología una ciencia científica
mediante el análisis científico de la conducta, desechar todo aquello que no fuera observable
directamente, como el pensamiento, centrándose sobre todo en el estudio del aprendizaje de las
conductas.
Su fundador, Watson, se limitó al estudio de la conducta en términos de estímulos y respuestas,
por lo que la motivación se redujo a la satisfacción de necesidades biológicas.

3.3. La motivación en la psicología del aprendizaje


conducta aprendizaje motivación

En el estudio del aprendizaje, los aspectos motivacionales ocupan un papel central, en el sentido
que se buscan los mecanismos que detectan y retienen la información del ambiente y sus
consecuencias sobre la conducta, para comprender el uso que se da para satisfacer las
necesidades del organismo.

Factores motivacionales del condicionamiento clásico


Pavlov, estudiando inicialmente la digestión de los perros, llegó al descubrimiento del
condicionamiento clásico o pavloviano. Comprobó que una respuesta refleja, innata e
inmodificable, podía emitirse ante otro estímulo para el que no estaba programada
genéticamente, por presentarse en contigüidad temporal con el estímulo desencadenante del
reflejo. Llamó reflejo condicionado a esa respuesta que se establecía por la conexión temporal
entre un estímulo nuevo y un reflejo ya existente.
Con los planteamientos pavlovianos se empieza a estudiar la posibilidad de alterar la frecuencia
y dirección de la conducta, lo que afectó al desarrollo de la psicología de la motivación.
Cuando el estímulo que desencadena la respuesta refleja es agradable (por ejemplo, un trozo de
comida), nos hallamos ante un condicionamiento clásico apetitivo. Pero también se puede
conseguir condicionamientos utilizando estímulos desagradables, provocando la adquisición de
conductas por un condicionamiento clásico de defensa (por ejemplo, una descarga). El primero
en estudiar el condicionamiento clásico de defensa fue Bekhterev.

Elementos del condicionamiento clásico


Los elementos principales del condicionamiento clásico son:
 el estímulo incondicionado (EI) que es el que desencadena una respuesta no aprendida
(en el experimento de Pavlov sería la comida del perro),
 la respuesta incondicionada (RI), que es la respuesta no aprendida que se emite cuando
aparece el EI (en el ejemplo, sería la salivación del perro cuando oye la campana y se le
da comida),
 el estímulo condicionado (EC), que inicialmente es un estímulo neutro a la situación y se
empareja con el EI (en el experimento de Pavlov, sería el sonido de la campana); y
finalmente,
 la respuesta condicionada (RC), que es la respuesta aprendida que se emite ante el EC y
que no es exactamente igual que la RI (una vez establecida la asociación EC-EI) (en el
experimento, sería la salivación del perro aunque no haya comida).

Proceso del condicionamiento clásico


En el proceso del condicionamiento clásico se establece una relación funcional entre el EC y el
EI, y por eso, se conoce como modelo E-E.
Tiene dos características importantes:
1. Los estímulos se presentan al sujeto con independencia de su conducta.
2. Se condicionan respuestas reflejas, no actividades espontáneas.
Tanto en el condicionamiento clásico apetitivo como en el de defensa se aprende una nueva
respuesta, pero Pavlov descubrió otro tipo de condicionamiento: el condicionamiento clásico
inhibitorio, en el que se aprende a retener o inhibir la RC. En este caso, un estímulo inhibitorio,
el EC, señala la ausencia del EI por lo que se inhibe la RC (por ejemplo, si siempre comemos en
un restaurante pero un día vemos allí una desagradable pelea; la siguiente vez que pasemos por
delante no tendremos motivación de comer allí).
En el condicionamiento de segundo orden se emplea como EI un EC de un condicionamiento
anterior. Así un EC produce una RC por emparejarse con otro, cuyas propiedades motivacionales
son adquiridas (por ejemplo, el valor que tiene actualmente el dinero porque permite conseguir
otros objetivos.

Técnicas de condicionamiento clásico


El estudio del condicionamiento clásico ha dado lugar al establecimiento de distintas técnicas o
procedimientos de investigación entre las que hay que destacar:
 La respuesta emocional condicionada. Ante una situación que produce miedo, se alteran
el resto de las conductas. Para demostrarlo experimentalmente, primero se entrena a una
rata a apretar una palanca para obtener un premio, segundo se le presenta asociado un
tono (EC) con una descarga eléctrica (EI), finalmente, conforme se adquiere la
asociación, al presentarse el EC, se suprime la respuesta de presionar la palanca. Los
cambios emocionales provocan cambios en la motivación. Por ejemplo, cuando decimos
“me he quedado helado” ante una situación y dejamos de emitir respuesta.
 El seguimiento de señales. Consiste en el seguimiento de aquellas señales relacionadas
con las situaciones que permiten satisfacer necesidades (comida, etc); en vez de arrimarse
directamente a la comida en sí, siguen las señales que les conducen a las mismas.
 El condicionamiento de aversión al sabor. Una sustancia adquiere las características
aversivas de otra por presentarse asociadas. Es de destacar que el condicionamiento se
produce desde el primer ensayo, y ante intervalos entre el EC y el EI muy largos.

De la Ley del Efecto a la Ley del Refuerzo


Edward Lee Thorndike estudió la relación entre aprendizaje y motivación, para saber cómo
consigue la mente de un organismo adaptarse a las exigencias de su ambiente. Para ello,
introdujo a gatos con hambre en una jaula (la llamó “caja problema”) de la que debían escapar
para obtener alimento. Los animales sentían el impulso de actuar, eran activos para conseguir el
premio y aprendían pronto la respuesta: la conducta era un instrumento para conseguir premios y
evitar castigos (=condicionamiento instrumental).
Lo denominó condicionamiento instrumental. Estableció la ley del efecto, según la cual las
consecuencias de una conducta, determinarán su repetición: así, el animal asocia el estímulo (la
situación) con la respuesta (abrir la puerta), mientras que la recompensa fortalece la asociación.
Así se crea la teoría E-R.
También creo la Ley del efecto: las consecuencias que tenga una conducta determinarán su
repetición, de modo que si las consecuencias son agradables la conducta aumentará, pero si son
desagradables disminuirá. Según ésto, el impulso tiene 3 funciones: energiza, orienta la conducta
y selecciona las respuestas que conducen al éxito. Manipulando los impulsos se puede manipular
la motivación.
Posteriormente Skinner planteó la ley del refuerzo al demostrar que a través de las consecuencias
el sujeto opera en el ambiente, por lo que pasa a denominarse condicionamiento operante a este
tipo de aprendizaje. Se establece una asociación entre la respuesta y el reforzador (para
Thorndike la asociación era entre la situación y la respuesta).
A través de la “caja de Skinner”, plantea la situación experimental de operante libre, en la que el
sujeto puede repetir la respuesta para obtener más premios (en cambio, en el condicionamiento
clásico la respuesta era independiente de la conducta del sujeto).
Su postura es radicalmente ambientalista, ya que el individuo está sometido a las influencias
configuradoras de su medio; por tanto considera al sujeto como un organismo pasivo sometido a
las influencias anticipatorias de su entorno, y se le puede manipular de la manera deseada a
través de recompensas y castigos.

Elementos del condicionamiento operante


El condicionamiento operante, básico en el aprendizaje, se compone de dos elementos:
1. La respuesta operante, que es la que se desea adquirir y se está motivado a realizar.
2. El estímulo reforzador, que es el que se dispensa tras la ejecución correcta, y es cualquier
estímulo que incremente la probabilidad de la respuesta.

Efecto del reforzador


El reforzador es el elemento motivador del condicionamiento que depende de la historia previa
del sujeto y de sus necesidades. Si el reforzador disminuye las necesidades biológicas, se
denomina reforzador primario; pero si las propiedades motivacionales del reforzador son
adquiridas, se conoce como reforzador secundario.
Genéricamente, se puede decir que la eficacia del reforzador viene determinada por la edad, el
sexo y la historia previa del sujeto.
Qué puede actuar como reforzador?
No sólo los estímulos pueden actuar como reforzadores de una conducta, sino la propia actividad
puede comportarse como reforzadora si motiva la repetición de dicha conducta.
Según la teoría de la probabilidad condicionada de Premack (o Principio de Premack), además de
un estímulo, puede actuar como reforzador aquella actividad cuya probabilidad de ocurrencia sea
mayor que la de la conducta exigida. Las actividades de alta probabilidad refuerzan las
actividades de baja probabilidad. Es la actividad la que facilita el estímulo reforzador (comer,
beber, etc), no el estímulo en sí lo que resulta reforzante.
Conforme la hipótesis de la privación de la respuesta deTimberlake y Allison, también puede
actuar de reforzador aquellas actividades que ocurren con menor frecuencia; se busca emitir el
menor número de respuestas para conseguir el reforzador. Una ampliación de esta teoría es: la
teoría de la distribución conductual, según la cual cualquier actividad puede convertirse en
reforzador de otra. Así durante un condicionamiento se modifica la distribución que hace el
sujeto de su tiempo (por ejemplo, un niño que pasa más tiempo jugando a la consola que
estudiando, si se le cambia la distribución del tiempo, estudiará para poder acceder a lo que
realmente quiere).
Con la manipulación de los reforzadores se puede intervenir en la conducta, a través de su nivel
de motivación.

La motivación como función activadora


La motivación es fundamentalmente activadora de la acción. En esta línea, Woodworth introdujo
el término impulso o drive, al considerar que la motivación actuaba para conseguir la
homeostasis o equilibrio interno del organismo, al cubrir una necesidad o carencia biológica. Sus
estudios se centraron en comprender cómo los impulsos facilitan el aprendizaje para asegurar la
supervivencia.

El impulso
Igualmente, para Hull el aprendizaje no se producía por contigüidad, sino por el refuerzo que
provocaba la reducción del impulso (cualquier respuesta que reduzca el impulso da lugar a
reforzamiento; el refuerzo es la reducción del impulso), por lo que su teoría pasó a llamarse
Teoría de la reducción del impulso. Así planteado, la conducta quedaba constituida por
mecanismos aprendidos y motivacionales: aquella reacción por la que queda reducida una
necesidad biológica será aprendida.
Definió operacionalmente el impulso:
E=HxD
esto es, potencial de Excitación (fuerza de la conducta ante un estímulo determinado) x Hábito o
probabilidad que se emita una respuesta observable x impulso interno o Drive.
Posteriormente añadiría la variable motivación de incentivo, que era el componente motivador
del reforzador para el sujeto, quedando la formulación:
E=HxDxI
Según ésto, el potencial de excitación depende de:
 El impulso o las necesidades básicas que se regulaban homeostáticamente.
 La fuerza de los hábitos relacionados con los comportamientos aprendidos.
 El incentivo que eran las propiedades motivadoras de la meta.
El impulso se relacionaba con alteraciones fisiológicas, el incentivo se relacionaba con aspectos
del medio ambiente. El drive representa un estado de activación general en una función dinámica
que energizaba todo el comportamiento posible, mientras que el hábito se consideraba una
función directiva, puesto que conforme se repetía la situación ya no se hacían todas las
conductas, sino sólo aquellas exitosas que reducían el estado de necesidad.
Agregó a su fórmula otros 3 elementos multiplicativos relacionados con el valor del incentivo
del reforzador:
1. El valor de la meta.
2. La demora del reforzador.
3. La intensidad del estímulo, lo que provocaba la inviabilidad de su fórmula.
Además, si alguno de sus elementos no se producía, esto es, si tenía un valor de cero, ya no se
producía la respuesta al no existir potencial de excitación (multiplicar cualquier número por cero
da cero de resultado).
Hull consideró que no se aprendía por la asociación E-R, sino por la asociación de una serie de
respuestas (respuestas fraccionarias o anticipatorias de meta: rm), que llevaban al premio. Dichas
respuestas se condicionaban clásicamente por contigüidad con la respuesta final (respuesta
meta).

Criticas a la teoría de la reducción del impulso


Aunque la teoría de la reducción del impulso ha supuesto un intento de cuantificar la motivación,
se ha criticado:
1. porque solo era valida para ciertas personas en especial
2. Porque puede existir reforzamiento sin reducir de la necesidad siempre que se aprende
una conducta se reduce una necesidad fisiológica
3. La relativa a la función activadora e inespecífica que atribuían a los impulsos puestos que
distintas actividades como la sed o el hambre activaban estados similares e
intercambiables.

Función informativa de la motivación: el incentivo


El incentivo ocupa un papel central por la motivación en la adquisición de la conducta. Las
características del incentivo de la meta son las que tiran del organismo y lo atrae hacia la meta

3.4. Aspectos cognitivos en el binomio motivación-


aprendizaje
Para estudiar el papel de la motivación en los condicionamientos, se emplea la técnica de la
devaluación del reforzador y así, conocer la naturaleza de las representaciones internas que se
establecen. Consiste en la disminución del valor motivacional de EI (en el condicionamiento
clásico), y en la reducción del valor del reforzador (en el condicionamiento operante). Se ha
comprobado que se pueden establecer representaciones simbólicas de la estructura causal del
entorno, y que se codifican ciertos aspectos de la información sensorial del reforzador.
Con mayor número de ensayos, la conducta se ve menos afectada por las variaciones
motivacionales. Ésto se debe a que con mayor número de ensayos, la conducta se automatiza,
por lo que está menos afectada por posteriores cambios del incentivo.

3.5. Papel de la motivación en el aprendizaje


observacional
conducta motivación
Se aprenden comportamientos al observar cómo los realizan otros y las consecuencias que
conllevan.

Tentativas explicativas de la imitación


Inicialmente se consideró la imitación una conducta instintiva. Desde el condicionamiento
clásico se justificaba por la contigüidad entre la situación observada y la posibilidad de
repetición por parte del observador. Para el condicionamiento operante, el sujeto debía estar
motivado para repetir la conducta observada y así obtener el reforzador.
Las teorías cognitivas del aprendizaje observacional mantienen que el observador elabora
representaciones cognitivas de la conducta del modelo.

Justificaciones cognitivas de la imitación


Bandura defiende con la teoría social cognitiva que el reforzador, a través de una mediación
cognitiva, ejerce una influencia antecedente más que consecuente. Al observar al modelo, se
crean expectativas sobre los efectos del reforzador, lo que incrementa la retención de lo
observado y su codificación. El refuerzo facilita, pero no es indispensable.
Apela a la intervención de cuatro procesos explicativos del aprendizaje observacional:
1. Procesos atencionales.
2. Procesos de retención.
3. Procesos de reproducción motora. Depnducta observada.
4. Procesos de motivacion

Procesos atencionales
La estimulación contigua por sí sola no produce siempre la adquisición de respuestas, se
considera esencial la focalización y mantenimiento de un foco atencional para la adquisición de
conductas imitativas, con el fin de que el observador discrimine entre las claves relevantes e
irrelevantes de la conducta del modelo. Las variables que determinan esa focalización está en
relación con:
 Las Propiedades Físicas del Estímulo: variables como la intensidad, la viveza y la
novedad son fundamentales para centrar la atención. Es también muy importante la
complejidad del estímulo, porque dificulta la atención sobre la conducta observada.
 Las Características del Modelo: el grado de competencia, el prestigio social, la edad, el
sexo y el estatus social o étnico, determinan la atención que se preste a un modelo.
 Las Características del Observador: la percepción del grado de dificultad de la tarea por
parte del observador aumentará la atención, asimismo el nivel de dependencia, la
autoestima, las aptitudes o el estatus sociocultural pueden determinar por sí mismo a lo
que se es capaz de atender.

Procesos de retención
Bandura alude a dos sistemas de representación: uno de mediación imaginativa (que transforma
los estímulos de modelado en imágenes), y el otro de mediación verbal (que convierte las
secuencias de conductas presentadas por el modelo en códigos verbales). Así cuando las
experiencias se han codificado en imágenes o palabras para su representación en la memoria,
funcionan como mediadores para la recuperación, actualización y reproducción de las pautas de
conductas imitadas, los códigos imaginativos y verbales tienen la función de representar de
forma simbólica en la memoria las respuestas imitativas, actuando de guías para la reproducción
posterior de la conducta observada y dando cuenta, asimismo, de la retención a largo plazo de los
estímulos de modelado aún cuando el modelo no esté presente.
Una de las variables determinante del proceso de retención lo constituye todas aquellas
operaciones de repetición. Otra variable influyente es el repaso encubierto, dado que incrementa
la retención de respuestas ya adquiridas, sobre todo en tareas que cuentan con funciones
simbólicas.

Procesos de reproducción motora


Estos procesos resultan imprescindibles para la puesta en practica de la respuesta adquirida e
implican la utilización de las representaciones simbólica de los patrones modelados para dirigir
la ejecución real de las respuestas.

Procesos motivacionales
Son los encargados de determinar la transformación del aprendizaje en ejecución. El incentivo
puede actuar por medio de varias funciones para producir cambios psicológicos en los
observadores. Funciones principales del incentivo:
 Función Informativa: durante el aprendizaje de una conducta observada, el sujeto va
notando los efectos que las respuestas producen, observando los resultados de las
acciones y así desarrollando hipótesis sobre cuáles son las respuestas más apropiadas. De
esta forma, el sujeto anticipa el futuro sin haberlo experimentado con anterioridad.
 Función Motivacional: al representarse simbólicamente las consecuencias previsibles,
éstas se convierten en motivaciones reales de la conducta. La mayor parte de las acciones
están bajo el control del carácter anticipatorio. Esto es lo que se conoce como
autoincentivo.
 Función de Acrecentamiento del Estímulo: la observación de las consecuencias de la
conducta del modelo aporta una discriminación de las conductas apropiadas o
inadecuadas en ambientes diferentes.

04. La motivación en el control de la acción

.1. La conducta extrínseca e intrínsecamente motivada


conducta actitud

Inicialmente la motivación se consideró como un impulso instintivo para corregir ciertos estados
de privación. Pero, conforme se avanza en su estudio y se aplica específicamente al ser humano,
se pasa a estudiar cómo se encuentra cognitivamente motivado para llegar a alcanzar ciertas
metas.
Así el componente subjetivo (=motivación), por un lado, y los incentivos externos, por otro, van
a determinar el comportamiento.
La motivación es el motor de la acción, en el sentido que dirige, energiza e instiga a la conducta,
mientras que el aprendizaje nos enseña a dar la respuesta adecuada. Cuando la acción se
encuentra guiada por estímulos externos, se habla de motivación extrínseca (ME), porque esos
estímulos determinan que se aprenda esa conducta, mientras que si la acción no se encuentra
determinada por el ambiente, entonces se habla de motivación intrínseca (MI).
La principal diferencia entre ME y MI es la fuente de la que surgen (intrínsecamente la
motivación emana de fuentes internas y extrínsecamente surge de los incentivos) y se consideran
dos dimensiones separadas que pueden tener distintos niveles dependiendo del momento, de la
actividad y de la persona. Así, un mismo comportamiento puede tener ME para algunas
personas, y MI para otras.
La investigación sobre la ME surgió de los planteamientos conductistas de Skinner sobre el
papel del refuerzo en la conducta y, posteriormente desde la teoría del incentivo de Dickinson, se
incorporaron los aspectos cognitivos (la interacción entre estados
emocionales y expectativas cognitivas, esto es, entre consecuencias y el valor de éstas para el
sujeto).
Los estudios sobre la MI consideran que el hombre se encuentra intrínsecamente motivado para
saber sobre su entorno, por lo que su nivel de MI correlacionará positivamente con su
aprendizaje, sus logros y su percepción de competencia.

4.2. Motivación extrínseca


conducta actitud

La ME se encuentra determinada por factores ambientales y sus consecuencias sobre la


conducta; hace referencia a los factores del ambiente que nos llevan a dar una determinada
respuesta, a repetirla, y finalmente, a adquirirla. El incentivo “atrae al organismo”, en el sentido
que hace referencia a los aspectos de la estimulación externa que inciden sobre la conducta
motivada. El valor de incentivo del estímulo depende de la historia del sujeto y sus
características personales.
Por un procedimiento de condicionamiento clásico de segundo orden (=un estímulo
originariamente neutro al asociarse en el tiempo a otro que provoca automáticamente una
situación, puede llegar a provocar esa misma respuesta), los estímulos adquieren sus propiedades
hedónicas (tanto agradables como aversivas), mientras que por un condicionamiento operante, se
emiten aquellas respuestas que permiten alcanzar esos estímulos o huir de ellos. Se considera,
entonces, que la motivación de incentivo se basa en la anticipación de las propiedades del
reforzador, o lo que es lo mismo, en las expectativas que se crea el sujeto de la situación, lo que
le lleva a emitir una determinada respuesta.
La ME es aprendida por condicionamiento operante, puesto que es regulada por el ambiente;
aunque los estímulos adquieren sus características hedónicas por condicionamiento clásico.
La experiencia hedónica que se tenga de los reforzadores motiva al sujeto a dar la respuesta.

Efecto del reforzador en los niveles de motivación


El incentivo precede a la ejecución y la facilita por las expectativas creadas, y el valor que posee
depende del sujeto que lo percibe e interpreta. El incentivo no es el causante de la conducta, pero
incrementa su probabilidad de repetición.
Es importante la distinción entre recompensa, castigo e incentivo para entender la conducta
motivada:
 La recompensa es un objeto agradable que se da como consecuencia de una conducta y su
objetivo es incrementarla.
 El castigo es un objeto desagradable que se da al final de una conducta y su objetivo es
reducir dicha conducta.
 El incentivo es el componente motivacional de la acción, en cuanto que se sabe de
antemano qué se va a conseguir si se realiza una conducta concreta, lo que lleva al sujeto
a realizarla.
Un mismo objeto puede actuar como recompensa o como incentivo; y un estímulo aversivo
puede ser a la vez castigo e incentivo aversivo.
La principal diferencia entre reforzador e incentivo es que los reforzadores (agradables o
desagradables) aparecen después de la ejecución del sujeto y consiguen que vuelva a repetirse
dicha ejecución, mientras que los incentivos actúan antes de emitirse la conducta y determinan su
fuerza, pues vienen a fijar el interés que tiene el sujeto por el estímulo ambiental.
El incentivo externo afecta a la ejecución porque “distrae” la atención del proceso de aprendizaje
hacia las conductas necesarias para obtener la recompensa cuanto antes.
Desde las teorías del incentivo se estudian los efectos de la manipulación del reforzador sobre la
conducta.

Consecuencias de un estímulo agradable sobre la motivación


El tipo de incentivo crea expectativas para que se incremente el número de respuestas e, incluso
su velocidad de emisión.
Las 5 variables más importantes que afectan a la motivación de incentivo de una conducta
premiada son:
1. La contingencia premio-conducta motivada.
2. Las expectativas motivacionales creadas ante la cantidad y la calidad del premio.
3. La detección de casualidad.
4. Las consecuencias motivacionales provocadas por la demora del premio.
5. El efecto de los niveles de motivación sobre la ejecución.

Contingencia premio-conducta motivada


En la vida diaria todos hemos sufrido el que no siempre por hacer lo mismo,en circunstancias
parecidas obtenemos los mismos resultados. La vida diaria nos demuestra que no siempre es
así,la misma ejecución unas veces se premia y otras no.
Cuando la ejecución de la conducta motivada no siempre es contingente, nos encontramos ante
lo que llamamos programa de refuerzo parcial.
Estos programas de refuerzo se llevan a cabo de dos maneras:
 Manipulando el numero de respuestas que se tiene que que emitir para recibir el premio
o,
 Bien se puede establecer que el premio se dispense después de un periodo de tiempo
determinado.
Programa de refuerzo razón
Cuando se ha acordado que el sujeto, debe ejecutar la respuesta un número de veces señalado
previamente ante de recibir el premio.
Programa de refuerzo de intervalo
Situación en donde solo daremos el premio, cuando haya transcurrido un tiempo acordado
previamente.
Programa de razón variable
El número de respuestas que debe emitir el sujeto para obtener el premio, varia de un ensayo a
otro.

Expectativas motivacionales ante la cantidad y la calidad del premio


La ejecución de la conducta motivada, aumenta cuando se incrementa la magnitud o cantidad del
estímulo reforzante por las expectativas que conlleva. Se pondrá más interés y esfuerzo.
Efecto de contraste
El peso de la motivación sobre el aprendizaje.
Efecto de contraste conductual positivo
Llamado también efecto de elación, se le denomina al hecho por el que si a un sujeto se le ha
entrenado con una magnitud de recompensa determinada y luego esta se incrementa , el sujeto se
hallará más motivado y su numero de respuestas aumentara y el tiempo que tarde en emitirlas
disminuirá.
Efecto conductual negativo
Conocido como efecto de depresión. Si se disminuye la magnitud de la recompensa los sujetos
responden menos o peor.
Se ha demostrado que cuando se disminuye la magnitud de la recompensa, los sujetos responden
menos que aquellos otros que se les dio siempre un refuerzo pequeño.
Ambos efectos tienen que ver con las reacciones emocionales que se producen en el sujeto ante
el cambio en las expectativas que se crean sobre la situación de incentivo.

Detección de casualidad
Cuando se produce un emparejamiento accidental de una conducta con un premio, se crean
ciertas expectativas sobre que se repita la respuesta; la cual no llega a ocurrir puesto que la
respuesta en esas circunstancias no es la causante del incentivo; es lo que se llama conducta
supersticiosa (ej: ponerse calcetines rojos en los exámenes porque da buena suerte, etc).

Consecuencias motivacionales provocadas por la demora del premio


Demoras en el acceso al premio retardan la ejecución.Se a demostrado que la demora en el
premio afecta a la conducta a partir de un determinado tiempo.También se ha demostrado que no
es exactamente así dado que la propia situación aparecen estímulos de marcaje o estímulos
marca.
La demora del premio produce que se reduzca su valor de incentivo.

Efecto de los niveles de motivación sobre la ejecución


Se ha comprobado que cuando más intensa es la motivación en un área, mejor es la ejecución del
sujeto y asimismo más tarda en dejar de emitir la respuesta, aunque no reciba el reforzador ante
su ejecución.

Efecto de la retirada del estímulo agradable sobre la conducta


Cuando la respuesta del sujeto provoca que desaparezca el premio, el valor del incentivo lleva a
que no se repita la conducta y nos encontramos ante una situación denominada de omisión.

Consecuencias del estímulo desagradable sobre la conducta


El sujeto puede emitir una respuesta para evitar o escapar de un estímulo desagradable (situación
de escape/evitación), o también puede dejar de dar una respuesta porque es castigada con un
estímulo desagradable (situación de castigo).

La situación de escape
En la situación de escape/evitación, las expectativas que crea el sujeto ante la situación es lo que
le permite no sufrir las consecuencias del estímulo desagradable (ejemplo: si nos sentó mal la
comida en un restaurante, evitaremos volver a él).
El castigo
El objetivo del castigo es la reducción de la intensidad y la frecuencia de una conducta, y sus
resultados dependen del buen empleo de las siguientes variables:
 Su intensidad (debe ser al principio intenso; y en cualquier caso ha de ser fuerte, pues un
castigo débil tiene poco efecto sobre la conducta, y además ese efecto es transitorio).
 Su duración (Cuanto más largo, más efectivo).
 Su contingencia: siempre se debe producir la contingencia, esto es, siempre se debe
aplicar el castigo ante la conducta inadecuada.
 La demora en su aplicación (debe aplicarse inmediatamente a la emisión de la conducta).
Es una variable muy influyente en la supresión de la conducta.
 La disponibilidad de una conducta alternativa. Así, si a la vez que castigamos una
respuesta premiamos otra distinta, la probabilidad de ocurrencia de la respuesta castigada
disminuirá drásticamente.
El mal empleo o el uso constante del castigo provocan ansiedad en quien lo padece; y éste
recurrirá con más frecuencia al castigo en las interacciones con los demás, haciéndole más
agresivo.
Si es un castigo incontrolable (no se puede escapar de él), se produce lo que se conoce como
indefensión aprendida, e induce a que no se sepa responder ante otras situaciones.

Resultados de la desaparición del reforzador sobre la conducta


motivada
En la situación de extinción la motivación del sujeto desciende al no ser contingente su respuesta
con sus expectativas. Al inicio, cuando desaparece el incentivo, la emisión de la conducta se
incrementa y aparece frustración.
La extinción puede ser tan adaptativa como la adquisición (por ejemplo, cesarán las rabietas de
un niño cuando se le deje de prestar atención durante las mismas).
Se denomina resistencia a la extinción al número de veces que se sigue dando la respuesta en
ausencia del incentivo y depende de variables como:
 La contingencia incentivo-conducta motivada, dado que se ha comprobado que la
extinción se hace más lentamente con el empleo de programas de refuerzo parcial
 Si la conducta es adquirida en diferentes entornos: la extinción es más difícil puesto que
el estímulo del incentivo posee más claves contextuales.
 El número de ensayos realizados: un entrenamiento largo provoca mayor resistencia a la
extinción.
 Las variaciones en la demora del incentivo: estas variaciones durante la adquisición
provoca mayor resistencia a la extinción cuando se han empleado demoras diferentes
mientras se aprendía la conducta. En caso de haber usado la misma demora, esta variable
no afecta a la extinción.

4.3. Motivación intrínseca


conducta actitud

La motivación intrínseca supone una necesidad psicológica por implicarse en algo sin
recompensa externa (se obtiene la recompensa en la misma realización de la tarea) e implica
creatividad y curiosidad. En este sentido, los estímulos novedosos, imprevisibles y complejos
despiertan nuestra curiosidad porque provocan un conflicto conceptual. Ya desde niño y en las
distintas etapas de su desarrollo, el ser humano busca respuestas de forma activa a las preguntas
sobre su entorno.
La disonancia conceptual crea un conflicto que aumenta conforme se incrementa la discrepancia
entre las respuestas posibles, generándose así la curiosidad y la motivación para aprender; algo
inherente al ser humano.
La conducta exploratoria, tan típica de los bebés y que continúa en la etapa adulta, es en sí
misma capaz de lograr una activación psicológica, y el objetivo de esta actividad es guiar al
organismo hacia caminos nuevos.
Los estudios sobre MI se centran en aspectos subjetivos tales como:
 la autocompetencia: es la necesidad de las personas de sentirse competentes y de actuar
eficazmente en el entorno. En las conductas automotivadas se participa para
autoevaluarse como competente, esto es, para percibirse a sí mismo como competente.
 la causación personal: son las conductas que inicia una persona con intención de producir
cambios en su ambiente; no es un motivo en sí, sino un principio guía sobre el que se
construye el resto de objetivos. El concepto de causación personal lo introdujo De
Charms y hace referencia a considerarse el origen de la propia conducta, por lo que los
incentivos externos pueden dañar dicho origen (“paradoja del incentivo”: al aparecer un
incentivo externo, la motivación intrínseca disminuye).
 la autodeterminación.
 la autoeficacia.

Teorías explicativas de la motivación intrínseca


Todas las teorías sobre la motivación intrínseca coinciden en señalar que la motivación no se
encuentra determinada por las condiciones estimulares, sino por la manera activa e intencionada
en que se ponen a prueba las propias competencias impulsadas por metas y objetivos personales.

Teoría de la sobrejustificación
Desde la teoría de la sobrejustificación se postula que la idea que se tenga sobre las causas de la
conducta, influye en la motivación intrínseca, de tal manera que si se está intrínsecamente
interesado en una tarea y se incentiva, la motivación intrínseca descenderá por
“sobrejustificación”, lo que pasó a denominarse el “costo oculto de la recompensa”. Así, si se
percibe que el incentivo externo controla la conducta, la motivación intrínseca tiende a
disminuir.

Teoría de la autodeterminación
Según la macroteoría de la autodeterminación, el hombre decide sobre sus acciones (se involucra
en comportamientos que despiertan su interés, en lugar de en aquellos que suponen obligación) y
se comprometen con ellas, pero a su vez, la motivación intrínseca se modifica por los
acontecimientos sociales y las contingencias extrínsecas (=los incentivos) que se van
interiorizando.

Teoría de la evaluación cognitiva


La teoría de la evaluación cognitiva es una subteoría de la teoría de la autodeterminación, y
defiende que la cognición de sentirse autónomo y competente favorece la motivación intrínseca,
mientras que la percepción de control de la conducta por estímulos externos, la disminuye.
El objetivo de esta teoría es especificar los factores que explican la variabilidad de la motivación
intrínseca, y conocer cómo la persona elige aquella conductas que le llevarán a la meta que es
satisfactoria en sí misma.
Los incentivos externos tiene dos efectos sobre la conducta:
 El primero es un cambio en ea percepción de competencia y autonomía según sean los
estímulos y afecten al sujeto.
 El segundo proceso es el cambio en el origen de la causa de la conducta.
Ambos efectos guardan una relación inversa sobre la conducta, esto es, si el incentivo es
controlador dañará la autodeterminación y perjudicará la motivación intrínseca hacia la tarea, y
viceversa.
Los premios externos que se reciben cuando se realiza una conducta tienen dos aspectos:
 Informativo
 Controlador

Teoría de la autoeficacia
Para la teoría de la autoeficacia de Albert Bandura, plantea que la percepción que tenga la
persona de su dominio sobre la tarea determinara:
 Sus expectativas de éxito.
 Su persistencia en la ejecución
 La cantidad de esfuerzo invertido en la realización de dicha tarea.

Efectos de la tarea sobre la motivación intrínseca


Elementos que afectan a la motivación intrínseca:
 Grado de dificultad de la tarea a la que se enfrenta el sujeto.
 El empleo de premios durante la realización de la tarea.

Grado de dificultad de la tarea


En cuanto al grado de dificultad de la tarea se ha comprobado que repercute directamente en los
niveles de motivación. Se considera una situación de reto óptimo cuando el nivel de dificultad y
las competencias del sujeto están equilibradas. En dicha situación se establece un flujo entre
ambos componentes que permite un elevado grado de concentración y de disfrute durante la
realización de la tarea, por el paralelismo entre la actividad y los recursos personales para
afrontar la situación.
Para que se establezca el flujo es necesario, en primer lugar, que el sujeto se pueda concentrar,
en segundo lugar, que la tarea y los objetivos estén claramente definidos y, por último, que la
retroalimentación ante la ejecución sea inmediata.

Características del incentivo que afectan a la motivación intrínseca


Con respecto a las características del incentivo que afectan a la motivación intrínseca se ha
encontrado que ésta se ve afectada por:
 La expectativa de recompensa: la recompensa esperada afecta a la motivación, pero si no
se espera, aunque se reciba, no afectará al nivel final de motivación.
 Su carácter material: si la recompensa es material afecta más a la motivación que si no es
tangible, como pueden ser los elogios (por ejemplo, las recompensas tienen un efecto
destructivo sobre las tareas creativas). Por otro lado, las recompensas verbales, si son
informativas, favorecen la motivación.
 Las recompensas esperadas y tangibles perturban también al mismo aprendizaje de la
tarea y a su calidad
 El efecto de la saliencia de la recompensa: cuando el incentivo está a la vista o se
recuerda con frecuencia durante la ejecución de la tarea, desciende el interés intrínseco
por ésta.

4.4. Motivación intrínseca o motivación extrínseca?


conducta actitud
Relación entre motivación intrínseca e extrìnseca:
 Los individuos intrínsecamente motivados hacia una tarea seleccionan trabajos de
dificultad moderada,mientras que los extrínsecamente motivados son menos creativos y
eligen tareas fáciles que tengan más posibilidades de conseguir el premio.
 Cuando la conducta se mantiene solo por la recompensa exterior, se pone fín a la
actividad al obtener el producto deseado: cesa el premio, cesa la tarea.
 Si los sujetos participan en una actividad voluntaria sobre la que tienen control, su
motivación intrínseca será elevada.
 Los factores extrínsecos percibidos como informativos sobre la própia competencia,
facilitan la motivación intrínseca, mientras que aquellos percibidos como controladores la
disminuyen.

4.5. Motivarnos para cambiar


conducta actitud
Miller y Rollnick propusieron un enfoque novedoso para las personas que se encontraban en una
situación de bloqueo y llevaban a cabo conductas dañinas a largo plazo pero gatificantes a corto.

La entrevista motivacional
Entrevista clínica tradicional:
 Da consejos a expertos.
 Intenta persuadir.
 Repite los consejos.
 Es rapida.
Entrevista motivacional:
 Estimula la motivación de cambios.
 Ayuda a la reflexión.
 Resume los puntos de vista del afectado.
 Colabora para ayudar a decidir el cambio.
 Su aplicación és progresiva.
Modelo de intervención basado en la intrínseca. Principios:
 Aumenta la MI del pacientes a través de su autodeterminación.
 El empleo de estrategias persuasivas frente a las coercitivas.
 El establecimiento de una atmósfera positiva para el cambio.
 Que sea el sujeto y no el terapeutica el que manifieste las razones par cambiar.
 El uso de la terapia centrada en la paciente.
 La utilización del modelo de cambio circular transteorico que define la existencia de
distintas etapas durante el cambio que se puede repetir y donde le intervención sobre la
motivacion debe ser diferente.

La entrevista motivacional en la actualidad


Se ha ampliado su uso como una forma de intervención de los profesionales de la salut.Se ha
ampliado en unos campos tan diversos como: el tabaquismo, enfermedades cardiovasculares,
obesidad, trastornos alimenticios, prevención de conductas de alto riesgo de infecciones por
VIH, trastornos crónicos, e incluso en atención primaria para la adopción de hábitos saludables
de vida.

05. Aportaciones de la Psicología cognitiva al estudio de la motivación

5.1. Primeras aproximaciones cognitivas de la motivación


teorías motivación
La evolución en el estudio de la motivación ha pasado por diversas fases que han ido dominando
cada época: biológica (centrada en el estudio de las bases biológicas, luego descartada por ser
muy simplista), conductual (basada en factores de aprendizaje) y cognitiva (basada en los
procesos del pensamiento humano no observables, y en que las respuesta que damos a los
acontecimientos que se nos presentan, dependen de la interpretación que hacemos de los hechos
acontecidos).
Este nuevo enfoque cognitivo abrió la posibilidad de estudiar la mente humana, y la conducta
motivada partiendo de una serie de postulados renovado, que compartían la idea de que el sujeto
es un agente activo.

Secuencia cognición-acción
La psicología cognitiva aborda el estudio de la conducta motivada partiendo de la idea de que el
sujeto es un agente activo. Así, se quiere estudiar por un lado cómo recibimos la información del
mundo exterior, la procesamos, almacenamos y recuperamos, y de otro lado, cómo la cognición,
esto es, los procesos mentales llevan a la acción.
Tolman y Lewin (de la escuela Gestalt) sentaron las bases de las modernas teorías cognitivas de
la motivación, dirigiendo su atención hacia la secuencia cognición-acción. Ambos resaltan el
carácter cognitivo de muchos motivos y la importancia de la planificación y las metas a las que
tiende la conducta.
Así, la conducta tiene su origen en estados internos cognitivos o mentales no observables, en los
que intervienen la elaboración de planes y la planificación de metas.

Los planes
Los planes son las estrategias o recursos que las personas utilizan para conseguir la un
determinado fin o para resolver una determinada situación.
El sujeto adopta un plan de acción cuando se encuentra ante una incongruencia entre su estado
ideal (=representación mental en relación a los ámbitos de la vida, como por ejemplo al comprar
un regalo, que se busca el regalo perfecto) y su estado actual. Cuando la situación actual no
coincide con la ideal (=hay incongruencia) el sujeto pasará a la acción y planificará una serie de
conductas hasta conseguir llega al estado ideal. La incongruencia generada proporciona energía
al sujeto para actuar, y el plan proporciona dirección a la acción. Así, el proceso para lograr una
meta es:
 Establecer la meta que queremos conseguir.
 Actuar.
 Observar lo que pasa (recibir feedback sobre los resultados de la acción).
 Cambiarlo necesario hasta obtener el resultado deseado.
El modelo TOTE (Test-Operate-Test-Exit) tiene como objetivo conseguir la congruencia entre el
estado actual y el ideal, lo formularon Miller, Galanter y Pribram en1960. Consiste en:
 Prueba: Analizar lo que tenemos y compararlo con lo que queremos.
 Operación: actuar cambiando cualquier aspecto que sea necesario para acercarnos a
nuestra meta o estado ideal.
 Prueba: comparar resultados obtenidos con el estado ideal. Si el resultado no se ajusta a
las expectativas iniciales (estado ideal), se vuelve a actuar sobre el ambiente reajustando
cualquier aspecto que lo requiera.
 Salida: si al realizar la prueba coinciden los dos estados, hemos conseguido la meta
propuesta.
Los planes son dinámicos, pues pueden cambiar o añadir nuevos elementos, o ser revisados y
cambiados en cualquier momento.

Las metas
Las metas son los objetivos por los que el sujeto se esfuerza en conseguir y el objetivo de una
meta es generar una nueva incongruencia. Son el eje en torno al que gira gran parte de las
investigaciones sobre motivación en general y de logro en particular.
Propiedades específicas:
1. Cognitivas
2. Afectivas
3. Conductuales
Las metas pueden agruparse en cinco categorías:
 Metas de tarea: aumentando la propia competencia mejorando algún aspecto de nuestro
aprendizaje, destrezas o tener la satisfacción de lograr una solución exitosa a la tarea.
 Metas de elección: su objetivo es hacer la tarea por el simple hecho de haberla elegido
libremente, sin ningún tipo de presión. Por ejemplo, caminar 1 hora todos los días.
 Metas de autoestima: para experimentar que se es mejor que otros, o que no se es peor
que otros. Persigue la consecución de una evaluación positiva, o la evitación de una
evaluación negativa.
 Metas sociales: conseguir reconocimiento social y evitar el fracaso. La aprobación de
personas cercanas como familiares, amigos, etc toma importancia fundamental. Ejemplo:
hacer cosas por quedar bien con la gente.
 Metas externas: (como dinero, un trofeo, etc) favorecen el esfuerzo pero no el
aprendizaje.
La consecución de una meta depende del valor que se le otorgue a la misma.
El valor que se le otorga a una meta puede ser:
 Intrínseco: derivado de la satisfacción de realizar una tarea (ejemplo: leer una novela).
 De dificultad: por triunfar en algo que exige cierta capacidad o habilidad (ejemplo:
aprobar una oposición).
 De utilidad: por conseguir un objetivo que facilitará la consecución de otro objetivo
mayor un ejemplo, trabajar un mes para pagar un curso de idiomas en Inglaterra.
 Cultural: por haber conseguido algún incentivo externo. Por ejemplo lograr una beca.
 De logro por haber conseguido algo que produce satisfacción personal, un ejemplo:
lograr una medalla olímpica.
Teoria del estudio de las metas
La teoria ideomotriz de la acción de William James: cuando el sujeto realiza cualquier
movimiento, implica voluntad, este previamente ha estado precedido por una idea de
movimiento, implica consciencia sobre ello, cuyo objetivo final es la consecución de una meta.

Modelo de conducta propositiva de Tolman


A Tolman (1886-1959) generalmente se le considera uno de los primeros psicólogos
cognitivistas.
Tomó ideas tanto del conductismo (la convicción de que los procesos mentales deben definirse
de modo que se pueden medir y registrar objetivamente) y de la escuela de la Gestalt (la
importancia de las representaciones mentales o mapas cognitivos en la toma de decisiones para
la resolución de problemas.
Para Tolman la psicología era una ciencia objetiva de la conducta que debe centrarse en el
estudio de las conductas molares, lo que implica estudiar la conducta como un todo, sin reducirla
a sus componentes más elementales.
Algunas características de la conducta molar son: que es intencional, que presenta un patrón
concreto de respuestas y que es selectiva.
Entre el estímulo y la conducta o respuesta del sujeto se dan dos tipos de variables intermedias
(sucesos mentales) que servirían para describir, predecir y explicar la conducta: las cogniciones
(procesos mentales que determinan la conducta y que le llevan a alcanzar la meta) y los
propósitos (surgen de necesidades o desequilibrios que se generan en el organismo y que
motivan al sujeto a la acción para satisfacer esa necesidad.
Tolman defendía que la conducta de las ratas parecía tener propósitos, intenciones (no eran
mecánicas ni irreflexivas) y que éstas parecían desarrollar mapas cognitivos de su entorno. Así,
se distanció de las teorías mecanicistas de su época de estímulo-respuesta.
En 1932 acuñó el término “mapa cognitivo” para describir la forma en que las ratas, y por
analogía los humanos, se comportaban en el ambiente. Según Tolman, tanto los humanos como
las ratas construimos imágenes espaciales que están estructuradas de la misma forma que los
mapas cartográficos y que van perfeccionándose con la experiencia. Esta teoría es una de las
primeras aportaciones a la psicología cognitiva.

Teoría del campo de fuerza de Lewin


El espacio vital para Lewin (psicólogo de la Gestalt) representa la totalidad de situaciones, tanto
internas (circunstancias psicológicas) como externas (circunstancias ambientales), que
determinan la conducta en un momento dado. Según Lewin, conocer el espacio vital permite en
cierta manera predecir la conducta del sujeto en el momento presente; en ningún caso considera
que se pueda explicar la conducta presente como consecuencia de situaciones pasadas.
Lewin concebía el espacio vital como un campo de fuerzas estructurado en regiones en las que
aparecen las metas y las barreras que se interponen entre ellas. Este espacio vital no es el espacio
geográfico sino el mundo tal y como le afecta al sujeto, se trata del ambiente subjetivo de la
persona tal y como lo percibe ella.
Cuando surge algún tipo de necesidad psicológica en la persona, se genera tensión entre las
distintas regiones del espacio vital y esta tensión es la que va a motivar al sujeto para actuar, con
el objeto de reducirla. Según la tesis de Lewin, mientras una tarea no se finalice, permanece la
tensión.
Necesidad →Tensión → Conducta→ Meta → Reducción de la tensión
Estas situaciones generan cambios en la estructura cognitiva del sujeto que se traducen en
cambios en su espacio vital. La configuración de todas esas regiones representan la estructura
cognitiva del sujeto.
La fuerza o intensidad motivacional está en función de la distancia psicológica entre el sujeto y
la meta.
Lewin destaca la naturaleza cognitiva de la motivación, puesto que la distancia psicológica
depende de la estructura cognitiva del sujeto (=su espacio vital, según Lewin).

5.3. Teorías del equilibrio o de la consistencia cognitiva


teorías motivación
Defienden la existencia de una tendencia natural a la armonía o la congruencia, de modo que
cualquier creencia, pensamiento, actitud o conducta que sea incongruente en el sistema
cognitivo, genera en el sujeto incomodidad psicológica, lo que va a activar una serie de
conductas cuyo objeto será reequilibrar dicho sistema, reduciendo o eliminando la
incongruencia.

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger


La disonancia cognitiva representa una incómoda alteración de la armonía mental del sujeto que
le impulsa concretamente a una actividad orientada a reducir o eliminar su causa, se refiere a la
tensión interna que percibe un sujeto por alguna de estas circunstancias:
 Mantener al mismo tiempo dos pensamientos o cogniciones que están en conflicto (por
ejemplo, al hacer una elección).
 Realizar algún tipo de conducta que entra en conflicto con alguno de sus pensamientos o
creencias (por ejemplo, defender el ecologismo y a la vez ir en coche a todos los sitios;
mientras se dan justificaciones que eliminen la disonancia, como “el transporte público es
lento”, etc).
Hay una tendencia natural en el ser humano a sentir que todos sus pensamientos y
comportamientos son coherentes entre sí.
Las formas en que el sujeto reequilibra el sistema cognitivo cuando hay alguna contradicción
toman diversos caminos, entre los que destacamos:
 Cambiar su creencia original.
 Cambiar su conducta
 Añadir nuevos elementos cognitivos.

.4. Teorías de la atribución


teorías motivación
Según Beck (1978), la diferencia que se establece entre expectativa y atribución, está en el
momento en que atendemos a los hechos acontecidos. Una expectativa es la convicción de que
un hecho acompañará a otro hecho. Una atribución es la convicción de que un hecho ha
acompañado a otro hecho.
Tanto Lewin como otros autores, al estudiar el motivo del logro incluyeron elementos cognitivos
al analizar la conducta en función de expectativas y valores, pero no se preguntaron cómo se
forman esas cogniciones, que es justamente lo que estudian las teorías de la atribución.
Al principio se pensó que el proceso atributivo era un procesamiento de la información en el que
e establecían las relaciones directas causa-efecto, centradas únicamente en los aspectos
cognitivos; pero investigaciones posteriores demostraron la necesidad de considerar también
otros factores, como las expectativas de las que parte el sujeto.

Teoría atribucional de Heider


Heider fue un psicólogo austriaco muy influido por la Gestalt, en el sentido de que para él, en la
organización mental hay una tendencia al orden y a la simplicidad.
En 1958 inició una línea de investigación sobre la atribución en la que intentaba explicar la
tendencia de las personas a buscar las causas de los sucesos que ocurren a su alrededor, sobre
todo cuando son hechos extraños o inesperados. Descubrió que cuando las personas creen que un
hecho queda explicado satisfactoriamente cuando descubren porqué sucede.
Destacó dos tipos de causas o factores que explican la conducta: los factores disposicionales, que
son factores internos propios de cada sujeto y los factores situacionales o externos, que son
factores externos al sujeto.
Entre los factores disposicionales se encuentran la capacidad (=todas aquellas características
propias del sujeto que le habilitan para realizar una acción) y la motivación (que comprende la
intención o elemento direccional de la motivación y el esfuerzo que la persona invierte en
realizar una conducta); y entre los factores situacionales, se encuentran la dificultad de la tarea y
la suerte.
Por regla general, sólo los factores disposicionales o atribuciones internas influyen claramente en
la autoestima del sujeto.
Una de las atribuciones más perjudiciales para el sujeto es la indefensión aprendida que se
produce cuando alguien, tras una serie de fracasos en la realización de una tarea, aprende a creer
que no tiene ningún tipo de control sobre la situación.

Teoría de la inferencia correspondiente de Jones y Davis


La inferencia correspondiente es la generalización que se realiza sobre la futura conducta de
alguien, en función de otras atribuciones internas e intencionales anteriores.
Hacer atribuciones disposicionales sobre la conducta de alguien sin equivocarse, encontrando
rasgos que sean permanentes, no es fácil; pues en muchas situaciones los comportamientos no
reflejan la personalidad real del sujeto, sino que son los factores externos los que determinan la
conducta. Para inferir algo relativo a la personalidad de los sujetos, conviene tener en cuenta una
serie de factores como son:
 La espontaneidad: tiene que haber una condición previa que es la elección libre e
intencional.
 La singularidad: hay que considerar las conductas que son singulares o poco habituales,
pues son las que nos proporcionan información sobre las causas de las conductas.
 La deseabilidad social: las conductas que presentan una gran deseabilidad social (esto es,
que son aprobadas socialmente y que por tanto son más comunes) aportan poca
información en comparación a las conductas menos comunes, bajas en deseabilidad
social. Así, cuando se observa a alguien realizando una conducta antisocial, se
incrementa la posibilidad de una inferencia correspondiente. Podría considerarse a la
deseabilidad social como un caso particular de la singularidad.
 Grado de implicación: se refiere al grado de implicación que tiene la persona que evalúa
la situación. Hay dos factores que tienen relación con la implicación:
1. La relevancia hedónica: cuando la situación afecta positiva o negativamente a la
persona que hace la atribución. Por ejemplo, cuando me toca evaluar a un hijo en
un examen: su conducta me va a afectar, y mi evaluación estará sesgada por mi
implicación afectiva.
2. La personalidad: es la tendencia que tenemos a hacer valoraciones de los otros en
función de sus reacciones ante nosotros, interpretándolas como rasgos
disposicionales. Por ejemplo, si nuestra relación con alguien es muy buena,
nuestra valoración sobre lo que haga esa persona será muy positiva,
independientemente de su comportamiento con los demás.

Modelo de covariación de Kelley


Kelley establece que cuando existen varios acontecimientos que pueden ser la causa
desencadenante de un mismo hecho, sólo aquellos que han demostrado relacionarse con él de
forma consistente a lo largo del tiempo, serán asumidos como causa del acontecimiento.
Covariación entre dos variables = relación entre ellas
Establece tres tipos de información sobre la conducta pasada de la persona observada que van a
determinar el tipo de atribución:
1. Distintividad: circunstancia en las que la persona observada responde de forma inusual.
2. Consistencia: representación recurrente de la misma conducta siempre que se representa
la misma situación.
3. Consenso: cuando la respuesta del sujeto es coincidente con la regla del grupo, con la
mayoría.

Teoría de la atribución de Weiner


Weiner estableció tres dimensiones bipolares de causalidad para los éxitos y fracasos:
 El locus de control (interno-externo)
 La estabilidad (estable-inestable) y
 La controlabilidad (controlabilidad-incontrolabilidad).
El locus de control
Locus de control interno: cuando el resultado de algo es responsabilidad del propio sujeto.
Locus de control externo: cuando el resultado de algo es atribuible a las condiciones ambientales
ajenas al propio sujeto.
La estabilidad
La dimensión estabilidad-inestabilidad se refiere a la fijeza o variabilidad con que se perciben las
causas de los acontecimientos. Una atribución estable hace que la causa del suceso sea percibida
como algo que permanecerá constante a lo largo del tiempo; una atribución inestable hace que la
causa sea percibida como algo temporal y susceptible de variar con el tiempo.
La controlabilidad
Se refiere al grado en que una persona puede controlar las causas de su conducta.
La combinación de las dos dimensiones bipolares anteriores dan los siguientes tipos de causas:
 Causas internas y estables: producen atribuciones referidas a la capacidad.
 Causas internas e inestables: producen atribuciones referidas al esfuerzo.
 Causas externas y estables: producen atribuciones referidas a la dificultad de la tarea.
 Causas externas e inestables: producen atribuciones referidas al azar o a la suerte.

Teoría de la acción razonada de Fishbein y Azjen


El objetivo de la teoría de la acción razonada es la predicción de la conducta de los sujetos
ofreciendo una estimación sobre la intención de dicha conducta mediante un índice de
probabilidad.
El determinante fundamental de una acción o conducta manifiesta es la intención.
La intención de una persona de realizar una conducta está determinada por dos factores:
 Factor personal: se refiere a lo que uno cree que debe hacer.
 Factor social: uno tiene lo que los otros piensan que uno debe hacer. Presión que ejercen
las personas influyentes.

06. Motivos primarios o biológicos

6.1. Aspectos conductuales comunes de los motivos


primarios
conducta motivación
En el marco de la psicología de la motivación se ha buscado definir, clasificar y explicar los
distintos motivos, incluyendo los primarios o biológicos.
El motivo puede definirse como una fuerza interna impulsora que activa el organismo y dirige
sus acciones hacia una meta. Todos los motivos son siempre desencadenados por algún tipo de
estímulo.
La clasificación más básica entre motivos es la que distingue entre motivos primarios o
biológicos y motivos secundarios o aprendidos.
Los motivos primarios son, según Palmero, aquellos que están relacionados con la supervivencia
de los individuos y/o de las especies, mientras que los motivos secundarios son aprendidos y no
tienen una base fisiológica tan clara.
La explicación de los motivos primarios se ha efectuado mediante el proceso de homeostasis
(Cannon, 1932) que conlleva que el organismo se autorregule por medio de un sistema de
feedback negativo (=si hay una desviación en una dirección, ocurre una reacción en dirección
opuesta) para conseguir el equilibrio interno. Así, el sistema actúa cuando se detectan
discrepancias entre el estado actual y el óptimo, mediante la puesta en marcha de procesos
autocorrectores encaminados a la eliminación de la discrepancia existente. Su finalización ocurre
cuando la discrepancia es eliminada.
Según Madsen, existen cuatro criterios diferenciadores de los distintos motivos primarios:
1. Fisiológico: Implica que existe una base orgánica
2. Comparativo-psicológico: se refiere a que determinan actos universales
3. De señal: vienen fijados por señales innatas.
4. De supervivencia: son relevantes para conservar la vida.
En función de ellos se han distinguido diferentes motivos primarios entre los que sobresalen el
hambre, la sed, el sueño y el sexo; también están el impulso maternal, motivos de temperatura,
excretorios, de oxígeno, de actividad y de evitación del dolor (nos centraremos sólo en los 4
primeros). Dichos 4 motivos pueden ser considerados, según Deckers, como procesos
imprescindibles y necesarios para asegurar la supervivencia del individuo y/o de la especie.
Se considera que los motivos de hambre, sed y sueño son regulatorios (homeostáticos) mientras
que la motivación sexual es no regulatoria, pues en la conducta sexual no existen a corto plazo
mecanismos homeostáticos que regulen dicha actividad.
Las conductas de ingesta de comida y bebida, la conducta de dormir, y la conducta sexual se
caracterizan por:
 Ser propositivas: encaminadas a conseguir objetivos.
 No ser reflejas: desencadenadas de modo necesario por estímulos externos.
 Ser persistentes
 Ser espontáneas
 Están moduladas por múltiples factores: intervienen en su regulación el hipotálamo y el
sistema límbico.
 Estar orientadas a conseguir objetivos concretos (comer, beber, dormir, copular)
 Intervenir en su desencadenamiento los estímulos externos y la experiencia previa
 Poder ser iniciadas sin la presencia de estímulos discriminativos.

6.2. Hambre
conducta motivación ingesta
El motivo de hambre es común a hombres y animales y juega un papel decisivo en la
supervivencia de ambos. Es el motivo primarios más importante e investigado y usado en
experimentación.
Se explica mediante el modelo homeostático, por tanto, es autorregulatorio.
Dicho motivo forma parte del sistema fisiológico responsable de prevenir el déficit de energía
(actuación a corto plazo) y mantener el peso corporal estable (actuación a largo plazo
relacionada con la existencia de puntos de ajuste o de equilibrio).
La conducta de comer se supone controlada tanto por señales de hambre como por señales de
saciedad.
La privación de comida se utiliza como variable en investigación básica, siendo frecuente en
experimentos de laboratorio utilizar la comida como refuerzo. Antecedente de ello son los
experimentos clásicos de condicionamiento clásico (como Pavlov) y de condicionamiento
operante (Thorndike, Skinner).

Aspectos neurofisiológicos de la conducta de comer


Los objetivos principales de la alimentación son la provisión de energía para la realización de las
funciones vitales y la reparación del desgaste, así como la ayuda al crecimiento.
La captura de alimento, el proceso digestivo y la distribución de dicho alimento por tejidos y
células que lo asimilan por absorción, son las tres etapas necesarias para poder conseguir los
objetivos básicos de la alimentación.
La salivación y la secreción de jugos gástricos e insulina constituyen respuestas fisiológicas
preparatorias para la absorción de nutrientes. Tras la ingesta, la masticación y el paso por el
estómago, en el intestino empieza la absorción, lo que aumenta el nivel de glucosa (un azúcar
simple que el organismo usa para obtener energía) y la consiguiente secreción de insulina por el
páncreas, que hace que la glucosa sea llevada al interior de las células donde es usada como
combustible; la glucosa sobrante es transformada y almacenada como reserva en el hígado.
Se han propuesto dos hipótesis para la explicación a corto y a largo plazo de la regulación de la
alimentación:
1. La hipótesis glucostática y
2. La hipótesis lipostática.
La hipótesis glucostática
Regulación a corto plazo. Fue formulada por Mayer y se basa en que la señal para el hambre es
la disminución de glucosa (o glucagón, que es la hormona del páncreas) en sangre, o lo que es lo
mismo, el aumento de insulina, pues la insulina y el glucagón son contrarias.
La hipótesis lipostática
Regulación a largo plazo. Propone que existen señales fisiológicas, entre las que está la insulina,
que se detectan por el cerebro y afectan al apetito y a la ingesta de comida para mantener el peso
corporal, y son proporcionales a la cantidad de grasa almacenada.
Es el cerebro quien controla de forma automática la información sobre el estado interno del
organismo, y dicho control es ejercido a través del hipotálamo.
El hipotálamo lateral (HL) y el hipotálamo ventromedial (HVM) controlan la ingesta de comida
y la saciedad. El HL induce hambre, ayuda a regular el peso corporal en el punto de ajuste o
equilibrio; por su parte, el HVM deprime la sensación de hambre aunque para ello necesita
interactuar con el páncreas.
Las lesiones en el HL ocasionan la supresión de la conducta de comer, así como la afagia
(=severa abstención de alimento que puede provocar la muerte si no se fuerza al animal a
comer), mientras que las lesiones en el HVM producen hiperfagia y obesidad, además de alterar
la palatabilidad de los alimentos (los alimentos de mal sabor saben aún peor, y los de buen sabor
saben mucho mejor).
Actualmente se ha puesto de manifiesto que en la regulación de la ingesta de alimentos también
interviene un tercer centro hipotalámico, el núcleo paraventricular (NPV), así como ciertas
regiones de la corteza cerebral y la médula espinal.
Los seres humanos no comen sólo para cubrir carencias: el aprendizaje, las características de la
comida, los factores sociales y culturales pueden suscitar la conducta de comer aunque no haya
desequilibrio homeostático.

Aprendizaje y conducta de comer


La alimentación establece vínculos afectivos y es vital para nuestra supervivencia.Los gustos y
costumbres alimentarias de cada persona tienen que ver con las preferencias.
Preferencias condicionadas por los alimentos
Existen preferencias por los sabores dulces y salados que son genéticamente y universales.Las
preferencias aprendidas tienen que ver con las consecuencias que se siguen tras la comida.
Adversiones condicionadas al sabor
Tiene que ver con la adquisición de aversión a una sustancia sápida ante la que inicialmente no
se mostraba aversión cuando su presentación se aparea con eventos que ocasionan malestar
corporal incluso cuando ello ocurre con un intervalo temporal muy largo.

Características del estímulo y factores sociales y culturales que


influyen en la conducta de comer
Características de la comida.
La palatabilidad de los alimentos viene dada por su sabor, color, temperatura y aspecto, los
cuales atraen nuestra atención. Una alta palatabilidad estimula el apetito. Cuando se toma un solo
alimento se produce una saciedad sensorial específica.
Factores sociales y culturales
Alimentarse está influido por acontecimientos sociales y ello es común a las distintas culturas
aunque su manifestación específica difiere unas de otras.

6.3. Sed
conducta motivación ingesta

La sed primaria o biológica ocurre cuando disminuye el volumen o concentración de los fluidos
corporales. Por lo general, la sed puede manipularse en los laboratorios de psicología privando al
sujeto experimental de la posibilidad de ingerir liquido. El equilibriohídrico tiene que ver con el
balance hídrico, el cual hace refererncia al equilibrio compensador entre ganancias y perdida de
peso.
La necesidad biológia de sed se produce cuando ocurre una perdida de agua por debajo de un
nivel homeostático óptimo. Ello causa la conducta de beber.

Conducta de beber motivada por la existencia de un déficit orgánico


En el organismo el agua se distribuye dentro y fuera de las células. El líquido intracelular (aprox.
2/3 del agua corporal) y el líquido extracelular (aprox 1/3 del agua corporal), que incluye los
líquidos cefalorraquídeo, el intersticial (el que está entre las células) y el intravascular,
constituyen los cuatro compartimentos de fluídos del organismo (1 intracelular y 3
extracelulares). Todos ellos están separados por barreras semipermeables que permiten el paso
de ciertas sustancias.
El líquido intersticial, en condiciones normales, es isotónico (de isos=igual y tonos=tensión)
respecto al líquido intracelular,por lo que el agua no tiende ni a salir de las células ni a entrar en
ellas
Cuando el equilibrio hídrico se rompe, desaparece la isotonía y aparece la hipertonía (el líquido
intersticial se vuelve más concentrado y el agua tiende a salir de las células) o la hipotonía (el
agua aumenta en el líquido intersticial y pasa al interior de las células). El agua pasa a las células
cuando el líquido extracelular es hipotónico y sale de ellas cuando dicho líquido e hipertónico.
El sodio también necesita regularse, pero no puede pasar al interior de las células.
En la ingesta de bebida también se da un punto de ajuste o equilibrio. Su función es evitar la
reducción del volumen intracelular (deshidratación), y la reducción del volumen intravascular
(hipovolemia). Ambas reducciones pueden deberse tanto a las variaciones de agua como de
sodio; por ello se han propuesto dos mecanismos de corrección relacionados con ellos: la sed
volémica (o sed hipovolémica o volumétrica, cuando disminuye el volumen intravascular;
conlleva pérdida de agua y de sodio e implica apetito de sal) y la sed osmótica (aumenta la
concentración de líquido intersticial, y sale agua de las células para restaurar el equilibrio).
La sed volémica ocurre cuando disminuye el volumen intravascular, mientras que la sed
osmótica tiene lugar cuando se reduce el volumen intracelular.
Los riñones son los que efectúan la regulación del nivel de agua y de sodio en el organismo. Las
hormonas que intervienen en ello son la aldosterona (hormona secretada por la glándula
suprarrenal) y la vasopresina (hormona secretada por la neurohipófisis). La aldosterona regula
los niveles de sodio (cuando hay niveles altos de aldosterona se retiene el sodio en los riñones, y
si los niveles son bajos, el sodio se elimina por la orina), mientras que la vasopresina (u hormona
antidiurética, cuando sus niveles son altos se tiende a retener líquido, generalmente cuando el
organismo está deshidratado; y cuando hay exceso de líquido en el cuerpo, baja el nivel de
vasopresina, con lo que se elimina líquido mediante la orina) lo hace con los niveles de agua.
En relación a la saciedad de líquidos hay que señalar la existencia de datos que avalan que en su
control intervienen los receptores situados en el hígado y el intestino delgado, siendo un factor
importante la estimulación proveniente del duodeno. Con respecto a la saciedad de sodio, los
receptores situados en los riñones parecen jugar un importante papel.

Conducta de beber motivada por factores de aprendizaje, sociales,


culturales y estimulares
La ingesta de líquidos puede efectuarse sin necesidad de que exista un desequilibrio hídrico.
Esta ingesta espontánea de líquidos está mediatizada, además de por la comida (el agua es
necesaria para la digestión y el metabolismo de la comida), por factores de aprendizaje (que
conllevan una conducta anticipatoria), sociales (ligados a eventos sociales, la presencia de otras
personas y aspectos sociolaborales) y culturales (relacionados con costumbres y usos donde
también influyen otros factores como el clima), así como por las características de los líquidos
(entre las que destaca su sabor y el hecho de que también tenga lugar el fenómeno de “saciedad
sensorial específica”, esto es, que se bebe más cuando se tienen diversos líquidos entre los que
elegir).

6.4. Sueño
sueño motivación

El sueño es un motivo primario de gran importancia biológica, aunque como proceso fisiológico
sea aún poco conocido, y su función sea objeto de discusión.
Constituye un proceso activo, no pasivo, considerándose que juega un papel relevante en la
restauración fisiológica y la reestructuración psíquica de los organismos.
Hay una gran variabilidad entre las distintas especies en el tiempo dedicado a dormir, siendo de
resaltar que en el ser humano la edad modula el número de horas dedicadas al sueño.
Los factores que afectan al sueño son diversos. La estimulación ambiental (el ruido ambiente
puede causar dificultades para dormir, mientras que una música agradable puede propiciar el
sueño), el estrés, las preocupaciones y el horario laboral se encuentran entre ellos.

Factores relevantes en relación al sueño

Entre los factores que influyen de manera importante en el sueño destacan dos: los ritmos
circadianos y el tiempo transcurrido sin dormir.
Los ritmos circadianos (de circe=alrededor de; y dies=día) hacen referencia a los ritmos de
oscilación diaria, y tienen una duración aproximada de 24 horas. Entre ellos el más conocido es
el ciclo sueño-vigilia, el cual se encuentra modulado por los períodos de luz-oscuridad.
En cuanto al tiempo transcurrido sin dormir, hay que decir que conforme dicho tiempo es mayor,
también lo es la probabilidad de dormir; se trata de un proceso homeostático.

Fases y tipos de sueño

Fases del sueño


El ciclo del sueño está constituido por 5 fases: fase I, fase II, fase III, fase IV y fase de sueño con
movimientos oculares rápidos (MOR). En su determinación se utiliza con frecuencia el criterio
electroencefalográfico.
Fases del sueño:
 La fase I
o Es una fase de sueño ligero caracterizada por la presencia de ondas theta, que son
rápidas e irregulares de baja amplitud. Es una fase de transición entre sueño y
vigilia, los párpados se abren y cierran lentamente, dura unos 10-15 minutos.
 En la fase II
o Es de resaltar la aparición de husos de sueño (=ondas de12 a 14 Hz; son
explosiones de actividad rápida y rítmica de las ondas cerebrales) y complejos K
(ondas repentinas y de forma puntiaguda que aparecen de forma espontánea
aproximadamente una cada minuto). Hay un estado de relajación más profundo,
aunque el sueño sigue siendo superficial.
 La fase III
o Se caracteriza por la aparición de ondas delta. Dura pocos minutos, es una fase de
sueño medio y de transición.
 La fase IV
o De sueño más profundo, aumenta el número de ondas delta. Aparece tras
aproximadamente 45 minutos de empezar a dormir, y dura unos 45 minutos.
 Fase MOR
o Aparecen junto con las ondas theta las ondas beta, que son propias de la vigilia,
por lo que además de sueño MOR a este sueño se le denomina también
paradójico. El tono muscular decae, y aumenta el ritmo cardíaco mientras que la
respiración se acelera.

Tipos de sueño
Sueño lento o sin movimientos oculares rápidos (NMOR)

Al que corresponden las 4 primeras fases y sueño paradójico o con movimientos oculares rápidos
(MOR).
El ciclo formado por estos 2 tipos de sueño dura unos 90 minutos, y se repite cíclicamente
durante la noche mientras dormimos.
El sueño lento se caracteriza por la existencia de sincronización en el EEG
(electroencefalograma), movimientos nulos o lentos de los ojos y tono muscular moderado.
Fisiológicamente, lo más destacable es la existencia de actividad ligada a la rama parasimpática
del sistema nervioso autónomo. Las ensoñaciones que aparecen reflejan un pensamiento
conceptual y racional.
El sueño paradójico
Se caracteriza por aparición de movimientos oculares rápidos, existencia de desincronización en
el EEG, descenso de tono muscular, así como posible aparición de secreciones vaginales o
erecciones del pene. Fisiológicamente, se considera que es el sistema nervioso simpático el que
predomina, puesto que aumentan el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Las ensoñaciones que
aparecen suelen ser emocionales y perceptuales.
Características del sueño MOR
 Contiene percepciones visuales y motoras
 Las imágenes cambian rápidamente y son raras, extrañas poco ligadas a la realidad.
 Los contenidos son delirantes en el sentido que no encajan
 No existe autoreflexión
 El tiempo los lugares y los protagonistas son discontinuos
 Los sueños que se producen son mas vividos con mayor carga emocional
 Mayor incorporación de elementos
 No hay control voluntario

Funciones del sueño


No se conocen con exactitud las funciones del sueño. No obstante, se han realizado diversas
propuestas de sus funciones, entre las que sobresalen dos: la de restauración del organismo y la
de supervivencia y adaptación.
Su función restauradora parece ser la función más aceptada. Dicha función implica que el sueño
lleva a cabo la restauración física y psíquica del organismo, habiéndose puesto de manifiesto que
el sueño es necesario para el funcionamiento normal del cerebro.
La función de supervivencia y adaptación tiene que ver con el hecho de que el sueño permite a
los organismos no responder cuando ello no es necesario, peligroso o perjudicial.

Privación de sueño
La privación de sueño se ha realizado con la finalidad de estudiar cómo se produce, y qué
funciones tiene el sueño. Dicha privación ha tenido lugar bien de manera total, bien de modo
selectivo. Así, la privación de sueño paradójico repercute en la recuperación psíquica, y la del
sueño no paradójico influye en la recuperación física.

Privación y recuerdo: experimentos realizados


Tres de los más representativos:
Experimentos de HU et AL
El sueño favorece el recuerdo, pero solo de imagenes con contenido emocional, no de contenido.
Experimentos de Paine et Al
El sueño ejerce un efecto fortalecedor en situaciones de alto contenido emocional, y refuerza
sobre todo los recuerdos de elementos asociados a emociones negativas.
Experimentos de Wilhem et al
El cerebro evalúa los recuerdos durante el sueño y retiene los que considera mas relevantes.
Los resultados mostraron un mejor recuerdo para los sujetos a los que se les dejo dormir en
comparación con los que permanecieron despiertos.
Privación del sueño
La privación selectiva de sueño se caracteriza por utilizar un procedimiento consistente en
presentar, antes de entrar en la fase de sueño que se desea estudiar, un ruido suficientemente
intenso como para conseguir que el sujeto salga de la fase de sueño en que se encuentra pero no
para que se despierte.

Privación total del sueño


Efectos:
 Tras 24h de privación: necesidad imperiosa de dormir.
 Trascurridos de dos a cinco días:alteraciones de la visión.
 Tras cinco días: fatiga
 Desde el punto de vista cognitivo: disminución de la velocidad

Privación selectiva del sueño


Las investigaciones sobre la privación selectiva de sueño se han efectuado en la fase IV (sueño
lento) y en la fase de sueño MOR.
La privación selectiva de sueño en la fase IV ha mostrado la aparición de diversos efectos:
 El más importante es el fenómeno de rebote. Básicamente dicho fenómeno consiste en
que el sujeto entra con más facilidad y frecuencia en la fase de sueño objeto de privación
selectiva cuando se le deja dormir sin interrupciones.
 Presencia de sensaciones corporales desagradables y malestar físico general.
 Aparición de cansancio, fatiga y depresión.
 Acceso rápido a esta fase en la recuperación
Cuando se priva de sueño en la fase MOR, los efectos son:
 Fenómeno de rebote.
 Disminución del acceso a recuerdos emocionalmente importantes, entorpecimiento en la
adaptación a estímulos que causan ansiedad; lo que sugiere que el sueño MOR es
importante en la integración del material emocional.
 Dificultad en la retención de lo aprendido con anterioridad a la privación de dicho sueño.
 Manifestación de algunas características propias del sueño paradójico en las fases de
sueño lento, e incluso en la vigilia.
 Tras 3 días de privación de este sueño, aparece directamente la fase MOR sin que tenga
lugar el período habitual de 90 minutos necesario.
El sueño es un motivo primario necesario para la conservación de la energía, la supervivencia y
la adaptación de los organismos.

6.5. Sexo
motivación sexo

El motivo de sexo es un motivo primario o biológico vital para la supervivencia de la especie; y


a diferencia del hambre, sed y sueño no tiene mecanismos homeostáticos que regulen a corto
plazo su actividad. Así, la función sexual no es regulatoria, a diferencia de las anteriores que sí lo
son.
Su estudio se ha efectuado fundamentalmente con animales, sobre todo ratas, poniéndose de
manifiesto que la actividad sexual está controlada en gran medida por las hormonas sexuales.
También, que está ligada al ciclo reproductivo de las hembras.
A medida que se asciende en la escala filogenética de la respuesta sexual, va teniendo menos
dependencia de nivel hormonal. En los seres humanos la motivación sexual sigue teniendo una
base claramente fisiológica, pero está modulada por el aprendizaje y los factores sociales y
culturales. En cualquier caso, la actividad sexual es un reforzador muy potente no explicable
como sistema autorregulador, puesto que no hay controles homeostáticos que regulen esta
actividad a corto plazo.
El deseo o la expectativa de placer en el sexo es el principal determinante psicológico de la
conducta sexual.

Motivación sexual y hormonas sexuales


Desde el punto de vista biológico, el sexo tiene como función la reproducción. Dicha función es
controlada por mecanismos fisiológicos en los que, sobre todo en especies inferiores, las
hormonas sexuales juegan un papel relevante.
Son dos los efectos que las hormonas sexuales, segregadas por las glándulas sexuales, ejercen
sobre la conducta: un efecto organizador y un efecto activador. El efecto organizador tiene que
ver con el dimorfismo sexual (=diferencias entre machos y hembras) y se caracteriza por ser
irreversible y producirse durante el período prenatal. El efecto activador hace referencia al papel
que las hormonas tienen sobre el organismo maduro de forma reversible y temporal.
Se considera que el hipotálamo interviene en el control de la conducta sexual, aunque también se
admite que lo hacen otras estructuras, como por ejemplo los lóbulos temporales. Además,
fisiológicamente, la conducta consumatoria depende de la médula espinal, aunque el cerebro es
relevante pudiendo influir en los reflejos medulares.

Motivación sexual y aprendizaje


En los seres humanos la conducta sexual no va necesariamente ligada a la reproducción. Para la
mayoría de las personas, el sexo tiene valor en sí mismo y es uno de los reforzadores más
importantes.
La motivación sexual humana está mediatizada en gran medida por valores y hábitos aprendidos,
así como por preferencias adquiridas por experiencias individuales específicas, como ocurre con
el hambre y la sed.
Existen evidencias experimentales que apoyan que es posible producir un condicionamiento
sexual mediante procedimientos de condicionamiento clásico.
En investigación con animales se ha puesto de manifiesto la existencia de preferencias
condicionadas de lugar, esto es, preferencia hacia lugares en los que los animales han tenido
posibilidad de compañía sexual. También, la importancia de la experiencia temprana con olores
(los animales macho eyaculaban antes ante olores a los que habían sido expuestos durante la
lactancia).
En general, se defiende que los procesos de aprendizaje juegan un papel relevante en la
motivación sexual. La conducta sexual se aprende y/o modifica mediante dichos procesos y ello
es común tanto a los seres humanos como a los animales.

Motivación sexual y factores sociales y culturales


Los factores sociales y culturales determinan lo que se considera normativo en relación al
comportamiento sexual (lo que es apropiado y cómo realizarlo, y lo que no) y ello se aprende
gracias a la información dada por el entorno en el que se desenvuelve el individuo.
07. Motivos secundarios o aprendidos

7.1. La motivación de logro


objetivos motivación
Los motivos secundarios se caracterizan por no tener una base biológica clara y por ser
aprendidos, esto es, determinados por la cultura.
Se desarrollan y configuran mediante la interacción entre los individuos y actúan, como los
motivos primarios, activando y dirigiendo la conducta. No son necesarios para la supervivencia
humana, pero juegan un importante papel en el desarrollo emocional de los sujetos, y son propios
del ser humano.
Una vez adquiridos forman parte de nuestra personalidad, configurándola de forma diferencial.
En ocasiones configuran los motivos primarios hasta extremos inimaginables (por ejemplo, usar
incómodos tacones porque están de moda; autolesionarse en nombre de la religión, etc).
Hay tres enfoques que intentan explicar los motivos secundarios:
 Desde la prespectiva cognitivista
o Formula clásica
o Foermula más moderna
 La perspectiva clásica
 La perspectiva moderna
La motivación de logro es la tendencia del sujeto a buscar éxito en situaciones desafiantes que
supongan un reto, es decir, que impliquen demostrar capacidad. Fue definida por Murray y por
McClelland.
Winterbottom descubrió que hay una relación entre la motivación de logro de los niños y el
estilo educativo practicado por sus madres: cuando éste da refuerzos de tipo emocional
mostrando cariño, los niños tenían más motivación de logro.
Diener y Dweck comprobaron que hay raíces cognitivas en la motivación de logro, de modo que
la autopercepción sobre las capacidades, así como factores de aprendizaje (experiencia anterior
de éxito o fracaso) también influyen en el motivo de logro.

Patrón de comportamiento de las personas con motivo de logro


elevado
 Son personas que buscan el triunfo activamente evitando la rutina.
 Su prioridad es conseguir desafíos venciendo obstáculos, luchando por alcanzar el logro
personal.
 Persiguen el éxito confiando en su esfuerzo, no en la suerte.
 Asumen riesgos con facilidad, pero siempre teniendo en cuenta sus capacidades reales y
calculando rigurosamente sus consecuencias. Evitan las tareas muy fáciles y las muy
difíciles.
 Suelen tener preferencia por las tareas en las que pueden obtener un feedback informativo
sobre su desempeño, ya que ésto les permite autoevaluarse, corregir fallos y mejorar su
ejecución en un futuro.

.2. La motivación de poder


motivación
Winter define la motivación de poder como la necesidad de tener impacto, control o influencia
sobre otra persona, grupo o el mundo en general.
McClelland distinguió dos formas de expresar la motivación de poder:
1. El poder personal, cuyo objetivo es ejercer la dominación sobre los demás y que es el
punto de vista más habitual cuando se habla de motivación de poder.
2. El poder social, cuyo objetivo es contribuir al beneficio o bienestar de los demás y en este
sentido se le considera la cara positiva de la motivación de poder.

Patrón de comportamiento de las personas con motivo de poder


elevado
 Son personas tendentes a participar activamente en todas las situaciones de grupo,
intentando dominar y controlar en la medida de sus posibilidades los comportamientos de
los otros,aunque no siempre lo consiguen (depende de otras habilidades: sociales, etc, que
no siempre tienen).
 Suelen ejercer profesiones influyentes en las que tienen la capacidad de controlar de una
u otra forma las conductas de otras personas. También suelen elegir deportes
competitivos.
 Suelen tener posesiones que representen símbolos de estatus, poder o prestigio.
 Según algunos estudios, estos sujetos recuerdan más experiencias de impacto emocional
que el resto de las personas, añadiéndole detalles fantasiosos para hacer la historia más
espectacular cuando la cuentan; posiblemente para llamar la atención y hacerse visibles a
los demás.
 Parecen recordar más hechos relacionados con temática de poder que hechos de
contenido neutro.
 En general, se cree que las personas con alta motivación de poder reconocen sentir
mayores impulsos agresivos que las personas con una puntuación baja en este motivo.
 Suelen elegir como amigos o compañeros a personas dependientes y poco populares a las
que pueden manipular con facilidad.

7.3. La motivación de afiliación


motivación afiliación
Podría definirse el motivo de afiliación como la necesidad de establecer, mantener o recuperar
una relación afectiva positiva con otra persona o personas. Se desarrolla en la infancia temprana.
Se preocupan por establecer o mantener relaciones afectivas con otras personas, no como un
medio para conseguir un fin, sino como un fin en sí mismo. No siempre son los más populares en
su entorno.
A veces el motivo de afiliación no implica sólo el hecho de relacionarse con los demás, sino más
bien el miedo a ser rechazado, a quedarse solo, a ser desaprobado o a no tener la aceptación
esperada en su grupo -McAdams pensó que era necesario un enfoque diferente que midiera sólo
los aspectos positivos del motivo de afiliación y propuso estudiar el motivo de intimidad, en el
cual se produce también la interacción social, pero dentro de un ámbito más privado, en el que es
menos probable que se produzca el miedo al rechazo.
El motivo de afiliación representa en muchas ocasiones un deseo de no estar solo.
El motivo de intimidad representa un deseo de mantener relaciones íntimas de comunicación y
contacto, sin que interfieran miedos de ningún tipo.

Patrón de comportamiento de las personas con motivo de afiliación


elevado
 Sus relaciones suelen ser más calidad y afectivas que las de las personas con una baja
necesidad de afiliación.
 Son personas que necesitan cariño y afecto continuo que les haga sentirse especiales.
 Suelen tener bastante miedo al rechazo social y buscan continuamente la aceptación de su
grupo, por lo cual, tienen a realizar conductas que creen que agradarán al grupo.
 Tienen tendencia a evitar situaciones conflictivas en todo momento.
 Prefieren las situaciones cooperativas a las competitivas.
 No suelen obtener grandes triunfos en puestos ejecutivos que requieren cierta capacidad
de mando.

.4. Otros motivos secundarios


motivación

Motivo de pertenencia
Necesidad de permanecer en uno o varios grupos y su objetivo es desarrollarse plenamente
como persona.
Motivo de comprensión
Necesidad de entender lo que ocurre a nuestro alrededor.
Motivo de control
Relación entre lo que ejecutamos y lo que conseguimos de nuestra conducta y los resultados
después de ella.
Motivo de confianza
Sentirse en armonía con el mundo en general.
Motivo de potenciación personal
Necesidad de sentirnos especiales.

.5. Perspectivas en el estudio de los motivos secundarios


motivos aprendidos motivación

La motivación es un elemento indispensable en el aprendizaje y también en el ámbito laboral,


por ello parte de las teorías fueron desarrolladas pensando en el crecimiento y mejora
organizacional, ya que las empresas conseguirán sus objetivos con sus empleados.

 Formula clásica
o Maslow
o Herzberg
o Alderfer
o McClelland
 Formula moderna
o Atkinso
o Adams
o Locke
 Modelo integrador
o Elliot

Teorías centradas en las necesidades o en los contenidos


Se centran en estudiar que tipo de necesidades son las que experimentan los sujetos y el modo en
que es más viable satisfacerlas.
El papel de motivación sería el restablecimiento del equilibrio mediante la satisfacción de las
necesidades que no estaban cubiertas.
Murray definió la necesidad como un constructo que representa una fuerza en el cerebro que
organiza las sensaciones, la percepción, el pensamiento, las tendencias y las acciones para
mantener al organismo en en estado más apetecible.

Teorías de las necesidades de Maslow


Maslow diseñó una teoría de la motivación humana explicada mediante una jerarquía de
necesidades o motivaciones que afectan a todos los sujetos y la organizó de forma estructural en
una pirámide de cinco bloques, siendo la base las necesidades primarias y la cima las menos
prioritarias y las de menor importancia para la supervivencia, pero muy trascendente en el
desarrollo personal, afectivo y emocional.
Estas cinco necesidades son desde la base hacia arriba: Fisiológicas, de Seguridad, de Afiliación,
de Estima y de Autorrealización.
Para Maslow hay un orden de prioridad en las necesidades, de tal forma que se van a satisfacer
las más básicas, es decir, las fisiológicas, y a partir de ahí otras más complejas.
Sólo pueden satisfacerse los niveles superiores de la pirámide cuando los inferiores han sido
satisfechos, al menos parcialmente.
Las necesidades Fisiológicas: constituyen la primera prioridad del sujeto, son innatas y
heredadas, estando íntimamente relacionadas con la supervivencia.
La necesidad de Seguridad: se relaciona con sentirse seguro y protegido frente a situaciones de
peligro físico y/o psicológico.
La necesidad de Afiliación: tiene que ver con el desarrollo afectivo y de interacción entre las
personas, con la necesidad de afecto, amistad y aceptación social.
La necesidad de Estima o Reconocimiento: radica en la necesidad por sentirse valorado por sí
mismo y por los otros.
La necesidad de Autorrealización, de Crecimiento o Autosuperación: persigue como objetivo
desarrollar todo el talento y potencial que se tenga disponible y progresar en la vida al máximo.

Teoría de los dos factores de Herzberg


Herzberg parte de que el ser humano tiene un doble sistema de necesidades: por un lado la
necesidad de evitar las situaciones de insatisfacción, que son los factores higiénicos o extrínsecos
y factores motivacionales o intrínsecos.
Los factores higiénicos o extrínsecos
Se refieren a la necesidad de evitar las situaciones de insatisfacción.
No están bajo su control.
Los factores motivacionales o intrínsecos.
La necesidad de crecer emocionalmente e intelectualmente.

Teoría ERC de Alderfer


Alderfer estableció tres tipos de necesidades: de existencia, de relación y de crecimiento (=ERC).
Las necesidades de existencia equivaldrían a las fisiológicas y de seguridad de la pirámide de
Maslow; las de relación a las de afiliación y estima o reconocimiento, y la de crecimiento a la de
autorrealización.
Al igual que la anterior teoría, está basada en el ámbito laboral.
Alderfer establece tres tipos básicos de necesidades:
1. La Necesidad de Existencia: equiparable a las Fisiológicas según Maslow en sus dos
primeros niveles.
2. La Necesidad de Relación: equiparable a las necesidades de Afiliación y Estima o
Reconocimiento, niveles 3 y 4.
3. La Necesidad de Crecimiento: equiparable a la necesidad de Autorrealización, nivel 5.
Ideas básicas que difiere Alderfer con Maslow
 No es necesario satisfacer en primer lugar las necesidades interiores para poder satisfacer
el resto.
 La importancia de cada necesidad varia en cada persona y además un mismo sujeto puede
tener varias necesidades a la vez que requieran ser satisfechas de forma simultanea.
 Considera que los factores ambientales, culturales o familiares pueden alterar el orden de
las necesidades.

Teoría de la motivación de logro de McClelland


Según McClelland, la motivación de un sujeto puede deberse a la búsqueda de tres necesidades:
la necesidad de logro, de poder y de afiliación. Se encuentran en todos los sujetos y se
desarrollan con la experiencia.
1. La necesidad de logro se refiere a la necesidad de éxito que tiene el sujeto en relación con
una norma de excelencia (=búsqueda de la máxima calidad) de la que se parte.
2. La necesidad de poder se manifiesta por el deseo de control e influencia sobre las
conductas o los pensamientos de los demás y por el deseo de producir impacto en las
personas de alrededor. Estas personas prefieren los puestos de responsabilidad por el
poder que ello les otorga.
3. La necesidad de afiliación es el grado en que una persona precisa establecer relaciones
interpersonales amistosas y ser aceptado por los demás. Su objetivo es conseguir la
integración en el grupo y la valoración positiva por parte de los que le rodean.
Una misma conducta puede desencadenarse por motivos muy diferentes, o para satisfacer varios
motivos o necesidades a la vez.

Teorías centradas en las metas o en los procesos


Según estas teorías los motivos secundarios son entendidos como metas o motivos intrínsecos
que movilizan al sujeto hacia su consecución. Se parte de unos objetivos concretos que orientan
al sujeto hacia la meta.

Teoría de la motivación de logro de Atkinson


Se considera una teoría de expectativa-valor sobre la motivación de logro, que introduce
elementos cognitivos al analizar la conducta.
Las variables relacionadas con la tendencia a buscar el éxito son:
 La motivación del éxito (Me): necesidad del sujeto de conseguir el éxito.
 La expectativa o probabilidad de éxito (Pe): estimación que el sujeto realiza de su
probabilidad de éxito al realizar una tarea.
 El valor incentivo del éxito (Ie): el valor que el sujeto atribuye a la consecución de la
meta, depende de la probabilidad de éxito de ésta.
La tendencia a realizar conductas orientadas al éxito (Te) es una función conjunta de la
motivación que tiene el sujeto por el éxito (Me), de la expectativa que tiene de conseguirlo (Pe),
y del valor que el sujeto atribuye a la consecución del éxito (Ie).
Te = Me x Pe x Ie
El valor que se le otorga al éxito es directamente proporcional a la dificultad para conseguirlo e
inversamente proporcional a la probabilidad de alcanzarlo.
Partes del análisis: de este postulado:
El valor que se le otorga al éxito es directamente proporcional a la dificultad para conseguirlo.
El valor que se otorga al éxito es inversamente proporcional a la probabilidad de alcanzarlo
Tendencia de evitar el fracaso
Las variables relacionadas con la tendencia a evitar el fracaso son:
 La motivación de evitación del fracaso (Mf): es la necesidad del sujeto por evitar el
fracaso.
 La expectativa o probabilidad de fracaso (Pf): se refiere a la estimación subjetiva que
realiza el sujeto sobre la probabilidad de fracasar al intentar conseguir una meta concreta.
 El valor incentivo del fracaso (If): es el valor que el sujeto atribuye a fracasar en la tarea
o meta.
La tendencia a realizar conductas orientadas a evitar el fracaso (Tf) ante la realización de una tarea,
depende de la motivación del sujeto por evitar el fracaso (Mf), de la estimación que hace el sujeto sobre
la probabilidad que tiene de fracasar en la tarea (Pf) y del valor que le atribuye al fracaso en esa tarea
concreta (If).

Tf = Mf x Pf x If
La tendencia de una persona a implicarse en una tarea dirigida a conseguir un logro, está
condicionada por dos variables: por un lado, su motivación o tendencia a alcanzar el éxito (Te), y
por otro, su miedo o tendencia a evitar el fracaso (Tf). Estas dos variables configurarían lo que es
la tendencia al logro (TL).
TL = Te + Tf = (Me x Pe x Ie) + (Mf x Pf x If)
Todos tenemos Me y Mf; las personas más orientadas a evitar fracasos que a conseguir éxitos (Mf>Me)
son más cautas eligiendo las metas, intentando evitar un fracaso que menoscabe su autoestima. Los que
están más orientados a la consecución de éxitos (Mf<Me) se plantean más desafíos y retos, eligiendo un
grado de dificultad en la tarea próximo o ligeramente por encima de sus habilidades y recursos

Teoría de la equidad de Adams


El psicólogo John Stacey Adams desarrolló la teoría de la equidad, también llamada teoría de la
justicia, en 1965. Aspectos fundamentales de su teoría:
 Los sujetos tienden ha establecer comparaciones entre sus aportaciones y sus resultados o
compensaciones recibidas.
 Tienden a comparar sus aportaciones y resultados con las aportaciones y resultados
obtenidos por otros.
 Lo que las personas buscan es la proporcionalidad entre la cantidad de contribuciones y
la de compensaciones.
 Cuando se realiza el proceso de comparación, obtenemos una percepción de equidad, si la
persona considera que las dos proporciones son iguales o parecidas.
 Cuando se realiza el proceso de comparación obtenemos una percepción de inequidad, si
la persona considera que las dos proporciones son claramente diferentes.
 La desigualdad por sobrebaloración ocurre cuando se reciben mejores recompensas que
aquel con el que nos comparamos.
 Cuando se produce una situación de tensión como consecuencia de una percepción de
injusticia, el sujeto intentaŕa actuar de la misma forma que lo haría en una situación de
disonancia cognitiva, con el objeto de lograr de nuevo una situación de consonancia o
equidad.

Teoría del establecimiento de metas de Locke


El establecimiento formal de metas mejora el desempeño de una tarea, destacamos las siguientes:
 Tener un objetivo claro:ayuda a dirigir nuestra atención hacia la tarea.
 Las metas actúan como retos.
 Tener fijado un objetivo.
Efecto que tiene el establecimiento de metas sobre el rendimiento, de las personas:

 Cuando más específicas sean las metas serán más efectiva.


 Las metas difíciles pero posibles de alcanzar conducen a un alto nivel de rendimiento.
 El feedback, informativo de logros, demuestra positivamente en la motivación de los
sujetos y como consecuencia en su rendimiento.

Modelo integrador: Modelo jerárquico de motivación de logro de Elliot


Es un modelo integrador entre la formulación clásica (centrada en las necesidades) y la moderna
basada en metas.
Según este modelo, al intentar conseguir una meta hay que tener en cuenta dos aspectos:
1. La atracción hacia el éxito y
2. El miedo al fracaso,
los cuales proporcionan la activación motivacional necesaria para emitir conductas de
aproximación al éxito o de evitación al fracaso.
En este modelo se establecen cuatro tipos de metas que van a estar en función de la combinación
de dos dimensiones: la valencia y la finalidad de objetivos.
1. La valencia se refiere a la atracción o rechazo que evoca una determinada meta y presenta
dos niveles:
o Aproximación
o Evitación
2. La finalidad de objetivos se refiere al objetivo que se persigue al intentar conseguir una
meta y muestra otros dos niveles:
o Dominio
o Rendimiento
La combinación de las dos dimensiones (valencia y finalidad de objetivos), cada una de ellas con otros
dos niveles, da lugar a cuatro tipo de metas que representan cuatro tipologías distintas de personas:

1. Aproximación-Rendimiento: buscan tener una buena ejecución comparándose con otros


2. Aproximación-Dominio: buscan una buena ejecución comparándose consigo mismos,
mejorando y perfeccionando su ejecución en cualquier tema.
3. Evitación-Rendimiento: evitan tener una mala ejecución comparándose con otros
4. Evitación-Dominio: evitan tener una mala ejecución comparándose consigo mismos.
El motivo de logro, el de poder y el de afiliación han sido considerados rasgos de personalidad
relativamente estables.

08. Técnicas de medida y ámbitos de aplicación de la Psicología de la Motivación

8.1. Técnicas de medida de la Motivación


técnicas motivación

La motivación es un proceso psicológico básico central en la psicología científica. La


investigación aplicada de la motivación igualmente es centro de estudio y otras muchas áreas
diferentes de la psicología.
Las diversas técnicas de medida e investigación de la motivación están aglutinadas en tres
grandes grupos:
1. Técnicas basadas en la medición de la conducta instrumental, manifiesta u observable.
2. Técnicas basadas en la medición de respuesta fisiológicas.
3. Técnicas basadas en la medición de estados subjetivos y sentimientos, también llamadas
de Autoinforme.

Técnicas basadas en la medición de la conducta instrumental,


manifiesta u observable
Todas ellas están desarrolladas en el campo de la psicología del aprendizaje, asumiendo que la
conducta es realizada de forma espontánea por es sujeto.
El estudio de la motivación se puede inferir a partir de la conducta públicamente observable
emitida espontáneamente por un sujeto.
Aquí la motivación es considerada como Fuerza Motriz, activadora del comportamiento.
Ejemplo: si un amigo se apunta voluntariamente al gimnasio, puede inferirse de su conducta que
el estado psicológico subyacente a la misma es su motivación para ello.
Los parámetros de medida de la conducta motivada desde este ámbito son: la Tasa de Respuesta,
el Número de Acierto y Errores, las Acciones de Libre Elección, y el tiempo de Reacción.
Tasa de Respuesta
Es la más utilizada con animales. Hace referencia al número de veces que una respuesta se emite
durante un período de tiempo, tiene que ver con la frecuencia de emisión de esas respuestas.
En humanos se suele computar la cantidad de veces que el sujeto lleva a cabo una misma
conducta, pues se infiere, que la motivación es mayor cuantas más veces se ejecute dicha
conducta.
Ejemplo: si alguien voluntariamente va a jugar al golf todos los días del año, podemos inferir que
su motivación para llevar a cabo la conducta de jugar al golf, es muy alta.
Número de Aciertos y Errores
Utilizada tanto con humanos como con animales. Es una medida de Exactitud, refiriéndose al
grado de eficiencia en la realización de una tarea o conducta.
En el ámbito de la se infiere, que si un sujeto presenta un alto grado de exactitud o eficacia en la
realización de una tarea o conducta, existe una alta motivación.
Acciones de Libre Elección
Básicamente una situación de libre elección es aquella en la que existen varias posibilidades de
respuesta y libremente se opta por una.
Se asume que estas acciones informan de la motivación de las personas al considerarse, que si se
elige entre varias opciones, el sujeto deja entrever con esa elección sus intereses y sus motivos.
Tiempo de Reacción
Es una medida temporal. Hace referencia al tiempo que transcurre desde que el sujeto se le
presenta un estímulo hasta que dicho sujeto emite su respuesta. La obtención de un TR pequeño
equivale a una motivación alta.
Otras medidas de tiempo de ejecución son la Persistencia y el Esfuerzo mostrado en la
realización de la tarea. La Persistencia se interpreta de dos formas: como tiempo dedicado a la
realización de una tarea, o bien como la cantidad de veces que se insiste en su ejecución.

Valoración de las técnicas en cuanto a su utilización en la investigación básica


La tasa de respuestas, número de aciertos y errores, acciones de libre elección y TR tiene
diversas limitaciones:
 En estos estudios los datos obtenidos de TR presentan gran variablilidad, puede deberse a
diversas variables situacionales o del sujeto.
 Es difícil en ocasiones definir con exactitud lo que son aciertos y lo que no, en la
realización de algunas tareas.

Técnicas basadas en la medición de respuestas fisiológicas


Por lo general estas técnicas se ejecutan en laboratorios para resolver planteamientos de la
psicología fisiológica y de la psicofisiología.
Psicología Fisiológica: es aquella que mediante la intervención sobre el sistema nervioso, intenta
explicar los cambios en el organismo durante el desarrollo de una conducta. Se centra en conocer
qué estructuras o qué sistemas median la conducta motivada. Preferentemente se utiliza con
animales.
La Psicofisiología: sin intervenir en el sistema nervioso, se preocupa por conocer qué cambios
fisiológicos se producen ante determinadas situaciones estimulares. En el estudio de la
motivación, la psicofisiología se interesa por cómo determinadas reacciones fisiológicas prepara
al cuerpo para la acción, siendo el concepto de activación determinante en sus planteamientos.

Técnicas Psicofísiológicas de las medidas de la motivación: Actividad


electrodermal y medidas cardiobasculares
Estas técnicas se dividen según la actividad nerviosa del SNC, del Sistema Nervioso Autónomo
SNA, y del Sistema Nervioso Somático SNS. Nos centraremos en el SNA. La rama simpática del
SNA prepara al organismo para la acción.
Actividad electrodermal
Era conocida con el nombre de Respuesta Psicogalvánica de la piel. Refleja básicamente el
funcionamiento de las glándulas sudoríparas ecrinas, las cuales controlan la hidratación de la piel
y de ese modo su actividad eléctrica. Dichas glándulas son estimuladas por dos tipos de
estímulos térmicos y psicológicos. Su medida se realiza mediante dos técnicas, una basada en
Registros Exosomáticos y otra en Registros Endosomáticos.
La Medición Exosomática se realiza haciendo pasar a través de la piel una corriente eléctrica y
midiendo o bien la resistencia de la piel al paso de dicha corriente, cuando la intensidad se
mantiene constante, o bien la conductancia de la piel, cuando se mantiene constante el voltaje.
La Medición Exosomática: mide la actividad electrodermal como una disminución de la
resistencia de la piel, o bien como un aumento de la conductancia de la piel.
De las dos medidas presentadas, Resistencia y Conductancia, es ésta última la que más se utiliza
por:
 Es más fácil de interpretar
 Sus resultados se ajustan mejor a una distribución normal.
 Su medida implica una relación más estrecha con los fenómenos bioeléctricos de las
glándulas sudoríparas.
La Medición Endosomática implica valores mucho más difíciles de interpretar. No se aplica
ninguna corriente exterior. Lo que se evalúa es la actividad electrodérmica como un cambio en el
potencial de la piel, que pone de manifiesto las variaciones eléctricas naturales entre dos puntos
de la superficie dérmica.
Medidas cardiovalculares
La actividad cardiovascular responde al SNA, las medidas fundamentales son, la Frecuencia, o
Tasa Cardíaca, el Flujo o Volumen Sanguíneo, y la Presión Arterial o Sanguínea.
 Frecuencia o Tasa Cardíaca: ritmo al que late el corazón.
 Flujo o Volumen Sanguíneo: cantidad de sangre que llega a cada tejido u órgano.
 Presión Arterial o Sanguínea: fuerza con la que se mueve la sangre por las arterias,
cuando la presión alcanza su punto más bajo hablamos de presión sanguínea Diastólica, y
el punto más alto es la presión sanguínea Sistólica.

Valoración de las técnicas en cuanto a su utilización en la investigación


motivacional básica
Las medidas fisiológicas no están exentas de críticas. Entre las limitaciones y críticas de carácter
general están:
 Que son medidas indirectas del proceso motivacional.
 Que actúan como correlatos fisiológicos de diversos procesos, por lo que sus parámetros
de medida pueden ser índices no sólo de la motivación, sino también de otros procesos
psicológicos, como los atencionales, perceptuales y emocionales.
 Su significado psicológico es muy cuestionable, ya que una misma medida fisiológica
puede tener distintas interpretaciones, es decir, no tiene un significado fijo, en función de
cuales sean las características contextuales en que se toman dichas medidas.

Técnicas basadas en la medición de estados subjetivos y


sentimientos
Por la medición de la percepción de los estados internos se utilizan los Autoinformes, el
denominador común de éstos, es su posible consideración como informes de un sujeto sobre su
propia actividad; gustos, intenciones, metas, preferencias, etc...
Los Autoinformes son escalas y cuestionarios en forma de test, y se utilizan cuando lo que se
pretende estudiar y evaluar, son aspectos de la vida que no pueden conocerse ni manipularse
directamente. Están basados en la autoobservación o introspección.
Se realizan de diversas formas: entrevistas, cuestionarios, autoregistros y autoobservación. Los
Autoinformes han sido utilizados principalmente con tres finalidades de estudio:
 Identificar la estructura motivacional básica de la personalidad. Resaltan lo que las
personas tienen en común, buscando cuáles son los motivos básicos que comparten todos
los seres humanos, es decir, conocer qué motivos pueden considerarse rasgos estables de
la personalidad.
 Otra finalidad ha sido comprobar de qué forma, para afectar a la conducta, interactúan
determinadas disposiciones motivacionales de la persona con variables situacionales
(Intención sujeto – ambiente). Estos estudios se centran en considerar que las personas
difieren en los motivos específicos, y de ello surgen diferencias comportamentales.
 Otros estudios han buscado analizar de qué manera un conjunto de variables varían
conjuntamente para predecir o comprobar modelos sobre la forma o estructura de la
relación entre ellas (Mediación y Causalidad). La finalidad es identificar los mecanismos
mediadores que actúan en los fenómenos investigados.

Valoración de las técnicas en cuanto a su utilización en la investigación


motivacional básica
Los Autoinformes miden rápidamente la motivación de las personas, pero tienen varias
limitaciones, por lo que han recibido varias críticas como:
 No tienen la valides total como indicadores de los estados internos.
 Posibles distorsiones que pueden producirse sobre las respuestas a causa de la
deseabilidad social y de la autodecepción.
 Las propias características de la prueba afectan al sujeto, siendo otra limitación, la forma
en que están redactadas las preguntas, el orden de las mismas, el formato de respuesta,
etc...

8.2. Ámbitos de aplicación de la Psicología de la


Motivación
motivación
Los tres campos elegidos para su estudio son: el de la actividad física, y el deporte, el de las
adicciones y el de la publicidad y la conducta del consumidor.

Motivación y ámbito de la actividad física y el deporte


Los hábitos saludables y el bienestar psicológico tienen una estrecha relación.
El deporte ocupa un lugar importante en la vida de las personas, ejerce un papel relevante en la
social, económico y cultural.
Quien practica deporte no solo tiene que tener voluntariedad sino un esfuerzo continuado, han de
adaptarse a condiciones cambiantes, afrontar las posibles presiones, mantener la disciplina y
fundamentalmente, concentrarse bajo condiciones muchas veces de gran ansiedad y estrés.

Concepto de actividad física y deporte


El concepto de actividad física según Canton et al. es la actividad expresada a través del
movimiento y que persigue un objetivo motor.
Aceptaciones de concepto del deporte
Actividad física e intelectual humana de naturaleza competitiva y gobernada por reglas que
presenta una estructura relacional de tipo competitivo que exige una forma de habilidad física.
Características concretas como son la presencia de reglas, la existencia de competición, la
repetición de tareas, la realización de movimientos encaminados hacia la mejora, y la
comparación de su ejecución con la de otros compañeros o practicantes.

Motivación y actividad física y deporte: antecedentes históricos


Características de sus antecedentes históricos
 Vinculación al campo práctico
 Mas académico-científicas

Investigaciones sobre la motivación y la actitud físico-deporte


Practicar un deporte lleva un desgaste de energía continuado.
Motivos para practicar un deporte: ejercitarse físicamente, disfrutar y vivir experiencias
reconfortantes, satisfactorias y estimulante.
Motivación en el ejercicio físico:
 Establecimientos de metas o teorías centradas en las metas.
 Los modelos basados en la modificación de conducta.
 Modelos de orientación cognitiva.

Motivación, desmotivación y abandono deportivo


El abandono deportivo puede considerarse como el cese de la motivación para seguir
participando en situaciones competitivas de logro, mientras que la desmotivación es definida
como falta o ausencia de motivación, y dado que no hay intención en la persona para realizar una
acción, en nuestro caso de práctica deportiva, ello lleva a causar muy probablemente el abandono
del mismo.
Razones que llevan al abandonar el deporte son:
 El carácter muy competitivo de la actividad deportiva.
 Demasiado hincapié en ganar, a cualquier precio.
 Desmotivacion: teoría de la autodeterminación.

Motivación intrinseca: alude al deportista, su compromiso con la actividad.


Motivación extrinseca: motivos externos a la propia actividad deportiva.
Se ha defendido que existe una relación directa entra la motivación intrínseca y un mayor
compromiso y persistente en la práctica de deporte. La motivación intrínseca es un fuerte
predictor de la continuidad en la práctica deportiva,mientras que el abandono es predicho por la
motivación extrínseca y sobre todo por la desmotivación.

Motivación y adicciones
La motivación interviene en el inicio, mantenimiento y consolidación de la conducta adictiva.
Dichas conductas son conductas aprendidas.

El concepto de adicción
Adicción: diversidad de conductas de carácter Apetitivo. Se debe a la asociación de un objeto o
situación con la satisfacción de necesidades o deseos. Por lo general el término adicción se aplica
a Adicciones Físicas, es decir, al consumo excesivo y no controlado de sustancias como el
alcohol y drogas. Hay otro tipo de conductas adictivas, llamadas Adiciones Conductuales, que
también son adictivas pero no por el alcohol o dragas sino por la adicción al sexo, a la comida, a
la ludopatía, etc...
La adicción psicológicamente se caracteriza por una gran disminución o pérdida del propio
control.

Motivación y conducta adictiva


Lo que motiva la conducta del sujeto adictivo es la consecución de recompensas inmediatas. Su
conducta se caracteriza por la pérdida del control voluntario de la misma, así como por la
realización compulsiva de la búsqueda del objeto o situación de su adicción.
La pérdida del control voluntario de la conducta adictiva conlleva una alteración rotunda de la
jerarquía de motivos del sujeto adicto.

Motivación y desarrollo de la conducta adictiva


Distintas personas pueden tener una misma motivación para distintas adicciones y tener distintas
motivaciones par una misma adicción.
Los tipos básicos de motivaciones para la inicialización de la conducta adictiva son:
 Inadaptación social.
 Motivaciones que expresen problemas emocionales y la necesidad de adaptación del
sujeto a determinados grupos o condiciones sociales.
 Motivaciones que implican una tendencia hedonista (buscar placer) y experimentadora de
los sujetos (probar algo nuevo).
 Motivaciones vinculadas a necesidades provenientes de dolencias físicas o psicológicas.
Frecuentemente se han utilizado los Autoinformes para saber qué motivos son los que conducen
al consumo de sustancias adictivas.
En el caso de las adicciones físicas, pueden distinguirse una serie de fases:
1. Fase Inicial: consumo controlado y esporádico.
2. Fase en la que el Consumo se Hace más Frecuente: se produce abuso de sustancias.
3. Fase en la que Tiene Lugar el Desarrollo y Mantenimiento de la Adicción: cuando la
ingesta se ha generalizado, se convertirá en hábito.
4. Fase de Cambio o Postadicción: cuando no se presenta la conducta adictiva.
El desarrollo y mantenimiento de la conducta adictiva implica procesos cognitivos y
conductuales, destacan los de condicionamiento clásico y los de condicionamiento operante.

Motivación, mecanismos de aprendizaje y conducta adictiva


Para explicar las conductas adictivas, su adquisición y mantenimiento, se ha recurrido al
Condicionamiento Clásico, al Operante, pero también al Aprendizaje Observacional para
explicar sobre todo el inicio de la conducta adictiva, es decir, observar a otros modelos e imitar
su conducta de forma directa o indirecta.
Como mecanismo implicado en la adquisición de una conducta, el Condicionamiento Clásico se
basa en la conexión de un estímulo con otro y hace referencia, a cómo estímulos ambientales o
del propio sujeto presentes en la situación e inicialmente neutros con respecto a una respuesta,
llegan a suscitarla si repetidamente se da su asociación con el estímulo que desencadena dicha
respuesta.
En el caso de adicción a drogas, este proceso de condicionamiento tiene lugar de la siguiente
forma:
La administración de una droga (EI), produce un cambio en el equilibrio homeostático, lo que da
lugar a una respuesta (RI), para tratar de recuperar dicho equilibrio. Los estímulos ambientales
que están presentes o que se relacionan con la conducta de búsqueda y la ingesta (estímulos
neutros en relación a la RI) llegan a convertirse en estímulos condicionados (EC), capaces de
producir respuestas condicionadas homeostática (RC), tras establecer su relación con el EI.
Un caso especial de condicionamiento clásico con drogas es el Condicionamiento de la
Respuesta Compensatoria. Lo que se aprende es una respuesta que compensa a la RI, explicando
hechos como la tolerancia conductual a la draga o el síndrome de abstinencia condicionada. La
tolerancia conductual a la droga tiene que ver con que la droga produce un menor efecto, tiene
una tolerancia mayor. El síndrome de abstinencia condicionada, se refiere a la aparición de los
síntomas de abstinencia.
El otro paradigma implicado, es el Condicionamiento Operante, en la adquisición y
mantenimiento de la conducta adictiva. Éste hace referencia al aumento o disminución de la
probabilidad de emisión de una respuesta por las consecuencias que le siguen al emitirla. Se
admite que una droga funciona como reforzador cuando es capaz de incrementar o mantener la
probabilidad de que aparezca la conducta de ingesta. Es decir, se habla de refuerzo positivo
cuando el sujeto consume droga para obtener el efecto buscado de la misma (estar bien), y
refuerzo negativo cuando la búsqueda de la droga es para evitar el displacer que conlleva su
ausencia (dejar de estar mal).
Desarrollada la adicción, la motivación principal para el consumo es poner fin a los efectos
aversivos de su abstinencia (refuerzo negativo).

Motivación, publicidad y comportamiento del consumidor


La motivación hace referencia a un estado de tensión que activa, dirige y mantiene la conducta
del sujeto hacia la consecución de una meta. Al producirse una necesidad, se produce un estado
motivacional que tiende a la satisfacción y a la reducción del estado de tensión producido.
La Publicidad es una forma de comunicación cuya pretensión es modificar las actitudes hacia los
objetos de consumo.
“La Publicidad comprende todas aquellas acciones que pretenden informar y/o persuadir al
consumidor, a través de los medios de comunicación, de algún aspecto relacionado con
productos, bienes y servicios, con el propósito de que los adquieran y/o consuman”, según
Garrido.

Publicidad y creación de necesidades


¿Cómo pueden los productos convertirse en meta? ¿cómo pueden los productos reducir la
tensión?
Mullen y Johnson presentan dos aproximaciones diferentes:
1. Aproximación: considera que es el producto en sí mismo el que puede satisfacer las
necesidades y motivaciones existentes.
2. Aproximación: se caracteriza principalmente por estimar que un producto puede ser
presentado de modo que genere la activación y dirección de la acción. Ello implica la
creación de necesidades y motivos, necesidades relacionadas tanto con motivos primarios
como con motivos secundarios. Así, cuando en publicidad se ha buscado crear
necesidades mediante la activación de motivos primarios, se ha recurrido al impulso
sexual para atraer la atención.

Motivos del consumidor, carácter del producto y conducta de compra


Seis grupos de productos:
1. Productos de prestigio
2. Productos de estatus
3. Productos que relevan madurez
4. Productos que reducen la angustia
5. Productos hedonistas
6. Productos funcionales

Motivación, mecanismos de aprendizaje y comportamiento del consumidor


La investigación psicológica ha puesto de manifiesto que es posible conseguir un cambio de
actitud hacia un producto mediante mecanismos de aprendizaje, en concreto se ha señalado el
condicionamiento clásico, el condicionamiento operante y el aprendizaje observacional.
El condicionamiento operante y el aprendizaje observacional pueden producir la modificación de
la respuesta afectiva del consumidor.
El condicionamiento clásico ha sido uno de los más empleados en la investigación básica para
mostrar cómo, sobre todo en el campo de los anuncios televisivos, es posible modificar la
respuesta afectiva de los consumidores hacia los productos que se anuncian.
En el ámbito publicitario, la aplicación de los presupuestos del CC conlleva poder explicar cómo
es posible que los sujetos, tras visionar y escuchar varias veces el anuncio de un producto puedan
adquirir una respuesta afectiva que más tarde evocará la sola presencia del producto.
Ejemplo: la repetida presentación de una marca de café (EC) junto con un personaje famoso (EI)
puede llevar al sujeto a inducir una respuesta afectiva positiva (RC) evocada sólo por la
presencia de la marca de café (EC).
En este condicionamiento no sólo es importante el tipo de estímulos y el número de
emparejamientos EC–EI, también la distribución de dichos emparejamientos, las relaciones
temporales entre los estímulos (EC-EI) y su procedimiento de presentación (el EC debe preceder
al EI). Así, si un anuncio es visto y escuchado varias veces, utiliza estímulos fuertes y notorios
con tiempos de presentación convenientes y bien distribuidos y además el producto anunciado se
presenta siempre son antelación a la aparición de los elementos afectivos, dicho anuncio será
más efectivo. Ahora bien, además de su adquisición, en el CC se ha de tener en cuenta los
procesos de extinción, generalización y discriminación, aplicables también todos ellos al campo
de la publicidad.
Como ya se ha expuesto, la extinción hace referencia a la presentación repetida y aislada del EC
en ausencia del EI. Así, en el ámbito publicitario, cuando un producto (EC) aparece en ausencia
de los elementos del anuncio que ocasionaron la aparición de la reacción afectiva (EI) el
condicionamiento establecido tiene a disminuir.
En nuestro ejemplo de la marca de café se debilitará el condicionamiento, pudiéndose llegar a
que la RC se extinga, cuando la marca de café aparezca repetidamente sin la presencia del
personaje famoso.
El proceso de generalización tiene que ver con que una vez establecida la RC, es posible que
otros estímulos o elementos similares al EC adquieran la propiedad de provocar la RC. En el
ámbito de la publicidad, y siguiendo el ejemplo de la mara de café, la generalización estimular se
refiere a la posibilidad de otras marcas de café adquieran la propiedad de provocar la RC, lo cual
dependerá del grado de semejanza entre nuestra marca de café y esas marcas. En cuanto al
ambiente del anuncio, hay que decir que si hay mucha diferencia entre el ambiente en el que
aparece en el anuncio la marca de café (un lugar exótico), y el ambiente real en el que el sujeto
encuentra la marca (por ejemplo un establecimiento comercial), habrá en la situación de compra
grandes dificultades para generalizar la RC y comprar esa marca de café concreta.
Finalmente, la discriminación es un proceso inverso al anterior y se refiere al proceso por el que
queda delimitado el campo de estímulos a los que responde el sujeto. Esto es, se habla de
discriminación cuando existe por parte del sujeto una RC a un EC concreto, pero no a otro que es
similar.
En el campo de la publicidad la discriminación es importante pues evita que puedan transferirse
las reacciones afectivas condicionadas a un producto concreto a otros productos de su
competencia, ello puede lograrse de varias formas, como por ejemplo, diferenciando mucho el
producto en cuestión de los demás productos semejantes o asociándolo con el reforzador,
mientras que los de la competencia se asocian con su ausencia. En nuestro ejemplo se podría
presentar la marca de café en lugar destacado y asociada al personaje famoso, mientras las otras
marcas de la competencia aparecerían en un lugar no destacado, y sin asociarse con dicho
personaje.