Sei sulla pagina 1di 1

La toma de decisiones bajo incertidumbre

En las ocasiones donde no pueden asignarse probabilidades a los eventos posibles, a la hora
de tomar una decisión, se llama toma de decisiones bajo incertidumbre. Se basa en la
experiencia de la persona que tiene que tomar la decisión y se presenta cuando no se puede
predecir el futuro en función de las experiencias pasadas (normalmente va asociado con
muchas variables incontrolables). En este tipo de decisiones no se conoce como pueden
variar o interactuar las diferentes variables del problema por lo que hay que plantear las
diferentes alternativas para la solución.
Existen tres criterios a la hora de valorar los resultados de una decisión en condiciones de
incertidumbre;

 Criterio MAXIMIN: También llamado Criterio Wald, consiste en elegir aquella


estrategia que maximice el peor de los resultados posibles. Estaría asociado a una
persona pesimista e intentaría proporcionar el mayor nivel de seguridad posible.
 Criterio MAXIMAX: según este criterio habría que optar por aquella estrategia que
maximice el mejor de los resultados posibles. También se llama criterio optimista
porque es el que usaría una persona optimista.
 Criterio de la frustración mínima: Ya que la mayoría de las personas no son
extremadamente optimistas ni pesimistas, este criterio establece que hay que
ordenar las estrategias y establecer diferencia entre el resultado obtenido y el
mayor posible con cada posible situación, escogiendo la estrategia que minimice
este resultado.

El Proceso de jerarquía Analítica (PJA) (a veces también traducido como Proceso


analítico jerárquico) es una técnica estructurada para tratar con decisiones complejas. En
vez de prescribir la decisión «correcta», el PJA ayuda a los tomadores de decisiones a
encontrar la solución que mejor se ajusta a sus necesidades y a su compresión del problema.
Esta herramienta, basada en matemáticas y psicología, fue desarrollada por Thomas L.
Saaty en los setenta y ha sido extensivamente estudiada y refinada, desde entonces. El PJA
provee un marco de referencia racional y comprensivo para estructurar un problema de
decisión, para representar y cuantificar sus elementos, para relacionar esos elementos a los
objetivos generales, y para evaluar alternativas de solución. El PJA es usado alrededor del
mundo en una amplia variedad de situaciones de decisión, en campos tales
como gobierno, negocios, industria, salud y educación.