Sei sulla pagina 1di 7

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

INFORME N°2

1. Ficha resumen de datos


a) Estadístico: El cáncer de próstata es el cáncer más frecuente entre los hombres,
salvo por el cáncer de piel. Se estima que este año se diagnosticará cáncer de
próstata a 174,650 hombres en los Estados Unidos. Aproximadamente el 60 %
de los casos se diagnostican en hombres mayores de 65 años. La edad promedio
del diagnóstico es 66 años; la enfermedad rara vez ocurre antes de los 40 años.
Por motivos desconocidos, el riesgo de cáncer de próstata es alrededor de un
60 % mayor en los hombres de raza negra que en los hombres de raza blanca. La
mayoría de los casos de cáncer de próstata (90 %) se detectan cuando la
enfermedad está limitada a la próstata y a los órganos adyacentes. Esto se
denomina estadio local o regional. La tasa de sobrevivencia a 5 años indica el
porcentaje de hombres que vive al menos 5 años una vez detectado el cáncer. El
término “porcentaje” significa cuántas personas de cada 100. La tasa de
sobrevivencia a 5 años para la mayoría de los hombres con cáncer de próstata
local o regional es casi del 100 %. Para los hombres con diagnóstico de cáncer
de próstata que se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la tasa de
sobrevivencia a 5 años se reduce a un 30 %.

2. Evaluación de las enfermedades más comunes que presentan el grupo de


ancianos
PRÓSTATA
a) Signos y síntomas
 Micción frecuente.
 Flujo miccional débil o interrumpido, o necesidad de hacer fuerza para vaciar
la vejiga.
 Urgencia de orinar frecuentemente por
la noche.
 Sangre en la orina
 Sangre en el líquido seminal.
 Nueva aparición de disfunción eréctil.
 Dolor o ardor al orinar, que es mucho
menos frecuente.
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

 Molestias o dolor al estar sentado, causadas por un aumento del tamaño de


la próstata.
b) Diagnóstico: Esta lista describe opciones para el diagnóstico de este tipo de
cáncer. No todas las pruebas mencionadas a continuación se utilizan con
frecuencia para todas las personas. Su médico puede considerar estos factores
al elegir una prueba de diagnóstico:
 Tipo de cáncer que se sospecha
 Sus signos y síntomas
 Su edad y afección médica
 Los resultados de pruebas médicas anteriores

HIPERTENSION ARTERIAL EN ADULTOS


La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la
presión arterial. Una de las características de esta enfermedad es que no presenta
unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo.
En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de
mortalidad en España. Sin embargo, la hipertensión es una patología tratable. Si no
se siguen las recomendaciones del médico, se pueden desencadenar
complicaciones graves, como por ejemplo, un infarto de miocardio, una hemorragia
o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente.
a) Signos y síntomas
 La presión arterial puede medirse con un tensiómetro o un monitor
específico.
 La presión arterial elevada durante un corto periodo de tiempo puede
suponer una respuesta normal a muchas situaciones. El estrés agudo y el
ejercicio intenso, por ejemplo, pueden elevarla por poco tiempo en una
persona saludable.
 Por esta razón, un diagnóstico de hipertensión suele requerir varias lecturas
que muestren presión arterial elevada durante mucho tiempo.
 La lectura de presión sistólica de 130 mm Hg es la presión que realiza el
corazón para bombear sangre por todo el cuerpo. La diastólica de 80 mm
Hg es la que lleva a cabo el corazón cuando se relaja y se recarga de sangre.
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

CUESTIONARIO

1. Defina brevemente los problemas de salud más frecuentes del anciano:


a) Estreñimiento: Alteración del intestino que consiste en una excesiva retención
de agua en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las heces, por
lo cual se hace muy difícil su expulsión.
b) Insomnio: Falta anormal de sueño y dificultad para conciliarlo que se sufre en el
momento en que corresponde dormir.
c) Sequedad de la piel: Se considera que la piel está seca, cuando su contenido
de humedad cae por debajo del 10%. Una de las patologías más comunes
asociadas a la sequedad de la piel es el eczema. También destaca la dermatitis
atópica cuya presentación varía con la edad.
d) Perdida de la memoria: La pérdida de la memoria (amnesia) es el olvido inusual.
Usted posiblemente no es capaz de recordar hechos nuevos o acceder a uno o
más recuerdos del pasado, o ambos. La pérdida de memoria puede presentarse
por un corto tiempo y luego resolverse (transitorio).
e) Depresión: Enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda
tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y
disminución de las funciones psíquicas.
f) Incontinencia urinaria: La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la
vejiga. Los síntomas pueden variar desde una filtración de orina leve hasta la
salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es
más común con la edad. Las mujeres la experimentan el doble en comparación
con los hombres.
g) Problemas digestivos: Las enfermedades digestivas son trastornos del
aparato digestivo, que algunas veces se denomina tracto gastrointestinal (GI). En
la digestión, el alimento y las bebidas se descomponen en pequeñas partes
(llamadas nutrientes) que el cuerpo puede absorber y usar como energía y pilares
fundamentales para las células.
h) Problemas en el sistema respiratorio: Tipo de enfermedad que afecta los
pulmones y otras partes del aparato respiratorio. Las enfermedades respiratorias
pueden ser productos de infecciones, consumo de tabaco o inhalación de humo
de tabaco en el ambiente, radón, amianto u otras formas de contaminación del
aire. Las enfermedades respiratorias incluyen el asma, la enfermedad pulmonar
obstructiva crónica (EPOC), la fibrosis pulmonar, la neumonía y el cáncer de
pulmón. También se llama enfermedad pulmonar y trastorno pulmonar.
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

i) Deterioro de la vista: Las principales causas de discapacidad visual y ceguera


en Estados Unidos son las enfermedades relacionadas con la edad:
degeneración macular, cataratas y glaucoma. Otros trastornos, lesiones y
defectos congénitos en el ojo también pueden causar pérdida de la vista

2. ¿Cómo debe ser una dieta apropiada para el anciano?


La alimentación de la persona adulta mayor debe ser una alimentación:
 Equilibrada (acorde a las necesidades de energía, proteínas, grasas,
vitaminas y minerales).
Esto con el fin de evitar que existan deficiencias en el consumo de nutrientes como
proteína, tiamina, vitamina C, calcio, hierro y folatos, y garantizar una alimentación
saludable.
El objetivo de una adecuada alimentación en la persona adulta mayor, es mantener
un óptimo estado de salud, que permita cubrir las necesidades nutricionales para
evitar deficiencias, mantener el adecuado peso corporal, retardar la ocurrencia o
progresión de enfermedades relacionadas con nutrición y evitar la ingesta excesiva
de algunos nutrientes.
Se debe tomar en consideración la capacidad masticatoria de la persona adulta
mayor. Por ejemplo, si es una persona que no tiene piezas dentales, es importante
modificar la textura de los alimentos que se le ofrezcan, antes de excluirlos de su
dieta.

3. ¿Qué recomendaciones se puede hacer el anciano y sus cuidadores para el


consumo adecuado de sus medicamentos?
Con el envejecimiento las personas enfrentan más problemas de salud,
principalmente con las enfermedades crónicas (como la hipertensión, la diabetes y el
cáncer, entre otras) que requieren un tratamiento continuo. Como estas condiciones
suelen presentarse en forma simultánea, es casi inevitable la polifarmaciai, es decir,
el consumo de múltiples medicamentos por un paciente, que puede traer consigo un
aumento de interacciones no deseadas o peligrosas. A estos riesgos se suman,
problemas por cambios en el organismo, posibles errores de prescripción indebida y
la automedicación.
Para evitar estas complicaciones, los servicios farmacéuticos deben brindar una
atención diferenciada al adulto mayor que contribuya un mejor tratamiento, ya sea
fomentando su participación o a través de cuidados farmacéuticos especiales.
4. ¿Defina brevemente la enfermedad de alzheimer, factores de riesgo,
diagnostico, RAMs y su tratamiento terapéutico?
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

Definición: La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre


las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente
la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.
Factores de riesgo
 Edad: El mayor factor de riesgo para
el Alzheimer es el envejecimiento. La
mayoría de las personas con la
enfermedad tienen 65 años o más.
Una de cada nueve personas en este
grupo etario y cerca de un tercio de las personas mayores de 85 años
tienen Alzheimer.
 Antecedentes familiares: Otro factor de riesgo importante son los
antecedentes familiares. Las personas con padre, madre, hermano o
hermana con Alzheimer tienen más probabilidades de desarrollar la
enfermedad. El riesgo aumenta si más de un familiar tiene la enfermedad.
Cuando las enfermedades tienden a suceder en familias, los factores
hereditarios (genéticos) o ambientales (o ambos) pueden ser importantes.
 Genética (herencia): Los científicos saben que los genes están
involucrados en el Alzheimer. Hay dos categorías de genes que influyen
sobre la capacidad de una persona de desarrollar una enfermedad: los
genes de riesgo y los genes deterministas.

5. ¿Qué recomendaciones de atención farmacéutica puede hacer el paciente con


alzheimer?
a) Minimizar la confusión de los pacientes. Aun si los pacientes adultos mayores
no tienen disfunciones físicas o cognitivas, algunos tienen problemas auditivos,
visuales o de lenguaje. Para minimizar la confusión, las instrucciones deben ser
dadas de manera sencilla, paso a paso, y dando las recomendaciones en forma
positiva. Deben repetirse y en cada paso estar seguros de que el paciente
comprendió antes de avanzar al siguiente paso. Se debe hablar despacio y en
tono bajo cuando los pacientes tienen problemas auditivos. Los materiales
escritos deben tener la letra de tamaño grande para pacientes con dificultades
visuales.
b) Uso del “Índice de adecuación de la medicación” (MAI por sus siglas en
inglés). Este es un instrumento elaborado por un geriatra y un farmacéutico
clínico que consiste en evaluar qué tan adecuada es la terapia medicamentos
según diez criteriosiv. Para los adultos mayores, este índice debe ser usado para
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTA MARÍA
ESCUELA PROFESIONAL DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

determinar si hay duplicidades que deben ser eliminadas o si hay esquemas


terapéuticos complejos que puedan ser simplificados.
c) Aplicar el criterio de Beers: El farmacéutico debe revisar cuidadosamente la
lista de medicamentos utilizados por el paciente adulto mayor para asegurarse
que no está recibiendo productos de la lista de Beersv , la que incluye: relajantes
musculares, antiespasmódicos, antihistamínicos y otros medicamentos con
potencial de producir efectos adversos tales como sedación y dificultad para
conducir vehículos. La lista también incluye anfetaminas y anorexígenos, porque
estos medicamentos pueden causar dependencia, hipertensión, angina e infarto
del miocardio.
d) Reducción del riesgo de caídas: Algunos medicamentos pueden causar
sedación y debilidad, lo que pueden aumentar el riesgo de caídas. Los
farmacéuticos deben revisar la lista de medicamentos para identificarlos e
interactuar con el médico tratante para discutir la suspensión de uso o
recomendar alternativas terapéuticas más seguras. También se debe educar a
los pacientes para la prevención de caídas, con medidas como el uso de zapatos
adecuados, la remoción de peligro doméstico con cables eléctricos o telefónicos,
la instalación de tapetes fijos al piso y de suficientes luces en los espacios de
convivencia para ver los obstáculos.
e) Evitar los anticolinérgicos: La mayoría de los medicamentos con efectos
anticolinérgicos deben ser considerados inapropiados para pacientes adultos
mayores. Tales sustancias producen efectos tales como boca seca,
estreñimiento y visión borrosa. En casos más serios, pueden resultar en
taquicardia, arritmias cardíacas, retención urinaria y confusión. La lista de
medicamentos que está usando el paciente debe ser revisada para identificar
estos medicamentos y buscar, con el médico tratante, alternativas más seguras.
f) Antipsicóticos y demencia: Los datos muestran que el uso de antipsicóticos
de segunda generación en pacientes adultos mayores con sicosis relacionada a
la demencia está asociado al aumento del riesgo de muerte por complicaciones
cardiovasculares o infecciosasvii. Los farmacéuticos deben verificar los planes
terapéuticos para determinar si los pacientes que están usando antipsicóticos
están siendo tratados también por demencia. Si fuera el caso, deben contactaral
médico tratante para discutir este riesgo.
g) Anticoagulantes: Los pacientes de más de 75 años tienen mayor riesgo de
sangramiento con terapia anticoagulante y, según los datos, los pacientes con
más edad pueden ser más sensibles al uso de warfarina viii.