Sei sulla pagina 1di 11

Red social

Desde la década pasada las redes sociales rigen el mundo y han cambiado la
forma en la que nos comunicamos. Según la última encuesta de Smart Insights
sobre Mobile Marketing, en 2015 el 79% de los usuarios de teléfonos inteligentes
aseguró utilizar aplicaciones móviles casi todos los días y pasar cerca del 86% de
su tiempo navegando en la web, ¡imagina cómo será para los años futuros!

Conectados con el mundo


La tecnología está volviendo la comunicación a distancia más accesible y las
redes sociales forman hoy una parte fundamental en la vida de las personas
Sin duda alguna, la principal ventaja que nos brinda este nuevo canal
de comunicación es la posibilidad de estar en contacto con personas que están en
cualquier lugar y zona horaria, a muy bajo costo. Esto nos permite compartir
noticias interesantes sobre nuestra vida a través de estados, imágenes y vídeos
que muestren detalles acerca de nuestro día a día, dándoles la oportunidad a
nuestros familiares y amigos que viven lejos, de sentir que son parte importante de
nuestra vida, sin necesidad de un boleto de avión o de llamadas telefónicas de
larga distancia.
Pero las relaciones personales no son lo único, las redes sociales
también nos ayudan a mantenernos informados en tiempo real, sobre lo
que acontece a nuestro alrededor. Hoy todos somos reporteros
callejeros pues a través de las plataformas digitales nos podemos
expresar, manifestar, movilizar gente o transmitir nuestro desacuerdo
ante las problemáticas actuales.

El efecto dominó de este medio hace que los contenidos que se


publiquen se viralicen al poco tiempo de ser lanzados. Todo mensaje
que se transmite en la red se reproduce miles de veces y esto ha
permitido desde masivas convocatorias a marchas, hasta sacar a la luz
información restringida.
Una red social es una estructura social compuesta por un conjunto de usuarios
(tales como individuos u organizaciones) que están relacionados de acuerdo a
algún criterio (relación profesional, amistad, parentesco, etc.). Normalmente se
representan simbolizando los actores como nodos y las relaciones como líneas
que los unen. El tipo de conexión representable en una red social es una relación
diádica o lazo interpersonal.1Las redes sociales se han convertido, en pocos años,
en un fenómeno global, se expanden como sistemas abiertos en constante
construcción de sí mismos, al igual que las personas que las utilizan. 2

Las investigaciones han mostrado que las redes sociales constituyen


representaciones útiles en muchos niveles, desde las relaciones
de parentesco hasta las relaciones de organizaciones a nivel estatal (se habla en
este caso de redes políticas), desempeñando un papel crítico en la determinación
de la agenda política y el grado en el cual los individuos o las organizaciones
alcanzan sus objetivos o reciben influencias. La red social también puede ser
utilizada para medir el capital social (es decir, el valor que un individuo obtiene de
los recursos accesibles a través de su red social).
El análisis de redes sociales' estudia esta estructura social aplicando la teoría de
grafos e identificando las entidades como "nodos" o "vértices" y las relaciones
como "enlaces" o "aristas". La estructura del grafo resultante es a menudo una red
compleja. Como se ha dicho, en su forma más simple una red social es un mapa
de todos los lazos relevantes entre todos los nodos estudiados. Se habla en este
caso de redes "socio céntricas" o "completas". Otra opción es identificar la red que
envuelve a una persona (en los diferentes contextos sociales en los que
interactúa); en este caso se habla de "red personal".
Las plataformas de Internet son muchas que facilitan la comunicación entre
personas de una misma estructura social se denominan servicios de red social En
ellas las personas interactúan a través de perfiles creados por ellos mismos, en los
que comparten sus fotos, historias eventos o pensamientos.
¿Qué son las redes sociales?

Las redes sociales, en el mundo virtual, son sitios y aplicaciones que operan en

niveles diversos – como el profesional, de relación, entre otros – pero siempre

permitiendo el intercambio de información entre personas y/o empresas.

Cuando hablamos de red social, lo que viene a la mente en primer lugar son sitios

como Facebook, Twitter y LinkedIn o aplicaciones como Snapchat e Instagram, típicos

de la actualidad. Pero la idea, sin embargo, es mucho más antigua: en la sociología,

por ejemplo, el concepto de red social se utiliza para analizar interacciones entre

individuos, grupos, organizaciones o hasta sociedades enteras desde el final del siglo

XIX.

En Internet, las redes sociales han suscitado discusiones como la de falta de

privacidad, pero también han servido como medio de convocatoria para

manifestaciones públicas en protestas. Estas plataformas crearon, también, una nueva

forma de relación entre empresas y clientes, abriendo caminos tanto para la

interacción, como para el anuncio de productos o servicios.


El concepto de red social ha adquirido una importancia notable en los últimos
años. Se ha convertido en una expresión del lenguaje común que asociamos a
nombres como Facebook o Twitter. Pero su significado es mucho más amplio y
complejo. Las redes sociales son, desde hace décadas, objeto de estudio de
numerosas disciplinas. Alrededor de ellas se han generado teorías de diverso tipo
que tratan de explicar su funcionamiento y han servido, además, de base para su
desarrollo virtual. Con la llegada de la Web 2.0, las redes sociales en Internet
ocupan un lugar relevante en el campo de las relaciones personales y son,
asimismo, paradigma de las posibilidades que nos ofrece esta nueva forma de
usar y entender Internet. Vamos a definir las redes sociales teniendo en cuenta
todos estos matices con el fin de entenderlas mejor como fenómeno y
herramienta.

En sentido amplio, una red social es una estructura social formada por personas o
entidades conectadas y unidas entre sí por algún tipo de relación o interés común.
El término se atribuye a los antropólogos británicos Alfred Radcliffe-Brown y Jhon
Barnes. Las redes sociales son parte de nuestra vida, son la forma en la que se
estructuran las relaciones personales, estamos conectados mucho antes de tener
conexión a Internet. En antropología y sociología, las redes sociales han sido
materia de estudio en diferentes campos, desde el análisis de las relaciones de
parentesco en grupos pequeños hasta las nuevas investigaciones sobre diásporas
de inmigrantes en entornos multisituados. Pero el análisis de las redes sociales
también ha sido llevado a cabo por otras especialidades que no pertenecen a las
ciencias sociales. Por ejemplo, en matemáticas y ciencias de la computación, la
teoría de grafos representa las redes sociales mediante nodos conectados por
aristas, donde los nodos serían los individuos y las aristas las relaciones que les
unen. Todo ello conforma un grafo, una estructura de datos que permite describir
las propiedades de una red social. A través de esta teoría, se pueden analizar las
redes sociales existentes entre los empleados de una empresa y, de igual manera,
entre los amigos de Facebook.
Los problemas que causan las redes sociales son muchos pero se habla muy
poco de ellos.

Es cierto que las redes han cambiado por completo nuestra forma de vida.
Surgieron como algo muy positivo que nos permitía conectarnos y hablar con
aquellas personas que están lejos de nosotros, conocer gente nueva, hacer
amigos, encontrar pareja… Y muchas cosas más. Visto así no se ve nada
negativo, pero el abuso de estas redes puede traer consecuencias
negativas. ¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo!

¿Qué problemas pueden surgir del uso de redes sociales? Consecuencias de las
Redes Sociales en la sociedad

Cada vez pasamos más horas pegados a la pantalla del móvil, ordenador o Tablet.
Y gran parte de ese tiempo lo empleamos consultando las diferentes redes
sociales que todos tenemos.

Puede decirse que, en la sociedad actual, existe un problema de adicción a las


redes sociales. No podemos pasar ni un día sin consultar Facebook, Twitter o
repasar las fotos de Instagram y Snapchat de todos nuestros amigos. Pero poco
sabemos sobre los problemas que causan las redes sociales (además de robarnos
tiempo).
Las redes sociales te convierten en una persona antisocial. Aunque pienses que
esto es imposible ya que a través de las redes te conectas con tus amigos, pareja
e incluso con la familia. Hablas con ellos, ves sus fotos y ellos las tuyas,
comentáis, cotilleáis, etc. La realidad es que nada de eso es real. Cada vez
pasamos más tiempo encerrados en casa, solos, sin tener contacto con
otras personas. Es muy fácil mandarles un WhatsApp, ponerles un comentario en
Facebook o etiquetarle en una publicación de Instagram. Pero, ¿de verdad no es
mejor poderle contarles o enseñarles todo eso en persona? ¡Piénsalo! Los daños
que causan las redes sociales están ahí aunque no los veas.

El término comportamiento antisocial se utiliza, desde el punto de vista de la


defensa del orden social, para etiquetar peyorativamente o criminalizar la conducta
deliberada que se considera perjudicial o peligrosa para la sociedad (peligrosidad
social).1 También pueden denominarla así quienes llevan a cabo o promueven
esas conductas; en este caso, como forma de reivindicación de una lucha social o
una propuesta cultural (contracultura) por los que conscientemente optan por
alterar el orden social establecido
Aunque las redes sociales nos vuelvan antisociales , no es tan malo como parece
está bien que de vez en cuando tengas tiempo para ti puede ser chido que tú
mismo te dediques tiempo .

Estamos continuamente conectados y rodeados por todas las personas que, a su


vez, están conectadas. Publicamos todos nuestros pensamientos y sentimientos
sin dejar nada para nosotros. Pasamos horas y horas hablando por WhatsApp y
nunca vemos el momento de acabar una conversación.

La soledad es un estado de aislamiento en el cual un individuo se encuentra solo,


sin acompañamiento de una persona o animal de compañía.

Puede tener origen en diferentes causas, como la propia elección del individuo, el
aislamiento impuesto por un determinado sector de la sociedad, pérdida de seres
queridos, una enfermedad contagiosa, trastornos mentales, trastornos
neurológicos o circunstancias de empleo o situación. Puede también entenderse
por privacidad o privación voluntaria de la compañía.

En este caso la soledad no sería tan mala como aparenta serlo.


Las redes sociales son un escaparate de tu vida. No hay día que no subas una
foto sobre lo que has comido, dónde estás, con quien, de lo guapa o guapo que
estás… Comentas todo lo que se te pasa por la mente y das tu opinión sobre
cualquier tema. Y todo ello, sin darte cuenta de la exposición a la que te sometes.
Y todo esto, además, está al alcance de cualquiera: amigos y desconocidos.

Puede que sea momento de replantearte lo que publicas en tus redes. Comienza a
valorar tu propia privacidad.

Tienes que ser un poco reservado con tus cosas o acciones personales, ya que si
tu publicas todo lo que estás haciendo te puedes meter en graves problemas.

La privacidad puede ser definida como el ámbito de la vida personal de un


individuo, quien se desarrolla en un espacio reservado, el cual tiene como
propósito principal mantenerse confidencial

El desarrollo de la sociedad de la información y la expansión de la informática y de


las telecomunicaciones plantea nuevas amenazas para la privacidad que han de
ser afrontadas desde diversos puntos de vista: social, cultural, legal, tecnológico,
etc.

La privacidad consiste en un entendimiento colectivo sobre las barreras y


limitaciones de una situación dada y el conocer el modo en el que operar dentro
de ellas.1
Otro de los problemas que causan las redes sociales es la adicción a estas. Y es
que según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, en el año 2012, el
uso de las redes sociales activa la misma zona cerebral que el activado por las
drogas. Además, hace que pierdas creatividad y productividad.

Así que, deberías analizar tu consumo de redes sociales y ver si tienes una
verdadera adicción a ellas. Una buena forma de empezar a desengancharte puede
ser prohibir los móviles en tu grupo de amigos cuando salgan.

La adicción acaba por consolidarse cuando se produce un uso abusivo


descontrolado, aparecen síntomas de abstinencia (ansiedad, depresión,
intranquilidad) ante la pérdida temporal de conexión, se establece la tolerancia (es
decir, la necesidad creciente de aumentar el tiempo de conexión) y de ahí derivan
consecuencias negativas para la vida cotidiana. En estos casos el sujeto muestra
un ansia por las redes sociales y se produce un flujo de transrealidad que
recuerda la experiencia de las drogas. Es decir, surge un efecto bola de nieve: los
problemas se extienden a todas las parcelas de la persona afectada (salud,
familia, escuela/trabajo y relaciones sociales).

De este modo, conectarse a las redes siempre que sea posible, meterse en
Internet nada más levantarse y ser lo último que se hace antes de acostarse, así
como reducir el tiempo de las tareas habituales, tales como comer, dormir, atender
las obligaciones o charlar con la familia, configuran el perfil de un joven adicto a
las redes sociales. Más que el número concreto de horas conectado, lo
determinante es el grado de interferencia negativa en la vida cotidiana.
Las redes sociales pueden causar accidentes

Aunque te parezca broma, te aseguramos que no lo es. Es algo que no salta a la


vista ni se ve a diario, pero ocurre. Y puede llegar a ser muy grave.

Seguro que más de una vez has ido andando por la calle mirando la pantalla del
móvil sin prestar atención a lo que ocurre a tu alrededor. O mucho peor, vas
pendiente del teléfono mientras conduces. Y seguro que alguna vez has chocado
con alguien, tropezado con un bordillo, te has estampado contra una señal, metido
en una fuente o tenido un susto al ir a cruzar la calle. No eres el primero ni el
último. Procura que no vuelva a pasarte.

A este tipos de problemas nos referíamos, incluso por las redes sociales te
pueden secuestrar, extorsionar, debes tener mucho cuidado al ir por la calle,
debes pensar bien lo que publicas, estar atento y consiente de lo que te puede
pasar a ti o incluso a lo que le puede pasar algún amigo o familiar cercano a ti .

En México, escribir y mandar mensajes de texto al volante se ha convertido en la


primera causa de muerte, al provocar el 40% de incidentes, esto de acuerdo a la
Cruz Roja Mexicana. Mientras que revisar redes sociales o enviar mensajes, es la
tercera causa de muerte entre los conductores del mundo.

El estudio realizado por Harvard Center for Risk Analysis, revela que 1 de cada 10
conductores en el mundo pueden morir por esta razón, ya que no existe una
cultura vial para evitar distracciones mientras se maneja en carretera.

De acuerdo al estudio, al año 2 millones 330 mil personas sufren algún tipo de
accidentes automovilísticos relacionado con el uso del celular, es decir, que al día
resultan 11 adolescentes muertos a causa de esta distracción tecnológica.
Mientras que en el país, se registrar 16 mil muertes al año por accidentes viales.

Así revisar Twitter o Facebook frente al volante, no sólo se ha convertido en un


mal hábito entre los conductores, sino el principal distractor en el camino. Por ello,
México se ubica en el octavo sitio entre los países del mundo con más descensos
a causa de accidentes.
Muchos sabemos de personas que han sufrido accidentes automovilísticos, por
contestar un simple mensaje o llamada, aunque parezca algo muy común algo
muy simple actualmente es de las principales causas de muerte ya sea por algún
choque o que el conductor no tenga cuidado y dañe a terceros por el hecho de
personas inconscientes de sus acciones dañan a gente inocente.

Al igual que los secuestros o extorsiones por no tener precaución de lo que


compartimos y la información personal que hacemos publica, muchas jovencitas
conocen a personas por las redes sociales, sin imaginarse que hay personas
malas que buscan dañarlas, muchos pedófilos solo quieren encontrar a niñas para
engañarlas, haciéndose pasar por otras personas, cambiando su aspectos físico,
por lo común se hacen pasar por jóvenes adolescentes, cuando en realidad son
personas adultas que solo las buscan para abusar sexualmente de ellas .

Otro de los muchos accidentes es la trata de blancas, esto consiste en que


secuestran a niñas, para la prostitución dentro o fuera del país, hay muchas chicas
que pierden la esperanza de volver a casa, y ver nuevamente a su familia.

La venta de órganos también se da por las redes sociales, el secuestrador cita a la


persona engañándola, con el propósito de secuestrarla para después, quitarle los
órganos y venderlos en el mercado negro, muchas veces el secuestrador se
aprovecha de alguna familia desesperada por salvar algún familiar.

Cuando compartes tu información personal, se pueden aprovechar de eso para


dar con tu casa, con algunas personas cercanas, y sin darte cuenta, metes en
peligro a las personas de tu alrededor, por tu inconciencia, las pueden asaltar.