Sei sulla pagina 1di 3

El género de ciencia ficción

Características del género


 Es un género que propone un cruce de discursos: el de la literatura o el de la ficción y el de la ciencia.
En la tensión de ambos nace el género.
 Es una narrativa especulativa que:
1. Ha intentado dar cuenta de su entorno, a partir de una mirada hacia el futuro que busca
evidenciar los grandes retos del ser humano: la ecología, la ciencia, la sobrepoblación, los
miedos, los retos, lo éxitos.
2. Analiza “la respuesta humana a los cambios en el nivel de la ciencia y de la tecnología” Issac
Asimov.
 En su vertiente reflexiva nos presenta especulaciones arriesgadas que nos hacen meditar sobre
nuestro mundo y nuestra organización social o sobre los efectos y las consecuencias de la ciencia y
la tecnología en las sociedades que las utilizan. Se basa en el uso del “condicional contrafáctico” que
consiste en preguntarse, ¿Qué sucedería si...?
 Otra de las vertientes se concentra en las maravillosas posibilidades de mundo que nos depara el
futuro. El énfasis se coloca justamente en el sentido de los maravilloso que ponen en juego los
nuevos mundos y seres, las nuevas culturas y civilizaciones, las nuevas posibilidades de la ciencia y
de la tecnología.
 Lo verosímil científico cobra especial importancia. La ciencia ficción se lee como una previsión del
futuro y ocasionalmente algunos textos han referido acontecimientos que luego se han concretado.
 Entre las fuentes que nutren a la ciencia ficción encontramos: viajes espaciales, contactos con otros
mundos y civilizaciones, viajes en el tiempo, aplicación de hipótesis científicas, desarrollo de seres
no humanos gracias a los adelantos cibernéticos, desarrollo de cualidades psíquicas, utopías,
ucronías y medicina experimental.
 Los temas que aborda la ciencia ficción pueden tocan en las grandes preocupaciones de la
humanidad: la incertidumbre por el futuro, su destino como tal, la existencia misma, lo incierto del
futuro mediato y más a largo plazo. De tal forma, el relato científico puede prometer progreso como
salvación, pero sin dejar de lado el espacio de la hecatombe o de lo apocalíptico que puede emerger
en los monstruos tipo Frankenstein, los entes biológicos, los robots que amenazan la existencia del
ser humano o la misma dependencia a las máquinas. En este sentido la presencia de lo tecnológico
se plantea ya no solo como lo bueno, como el progreso; sino su manifestación desde lo trágico, lo
perverso, lo inadecuado.
 En relación a la temporalidad, pueden rastrearse al menos dos posturas:
1. Quienes sostienen que este género se ubica en un futuro lejano y muchas veces remoto.
2. Quienes postulan que el género no depende de la idea temporal del futuro y su desarrollo en ese
momento para ser considerada como tal, pues puede desarrollarse en el presente o el pasado si
tiene el sostén científico que requiere. La ciencia ficción se refiere no solo a la manifestación del
ser humano en un tiempo ya ido, un presente o un futuro hipotético, sino también al viaje al
pasado que puede predisponer a cambios en la historia y a transformaciones radicales en el
futuro mediato e inmediato. Ha sido este uno de los temas que más ha obsesionado el abordaje
de cientos de historias y parece aún inagotable.
 González Vargas en su artículo «Hacia una definición del género de la ciencia ficción» elabora una
lista de los temas más recurrentes en el género
1. Ubicación temporal en un futuro lejano: los hechos ocurren en un futuro lejano, muchas veces
remoto, donde la sociedad humana se desenvuelve en medio de importantes avances científicos
y tecnológicos.
2. Redes informáticas y tecnológicas que lo dirigen todo: mundos altamente automatizados; las
computadoras controlan el mundo y las actividades de los ciudadanos. Algunos pocos humanos
privilegiados (pertenecientes a grupos de poder), tienen acceso a toda la información.
3. Presencia de entidades multinacionales que controlan a la humanidad: son los depositarios del
poder (político, económico, cultural, informativo, social, etcétera).
4. Implantes electrónicos o biónicos de todo tipo en seres humanos: la manipulación genética y las
operaciones para instalar sistemas computarizados en el cuerpo, muchas veces con fines
militares, plantean serios problemas de índole moral.
5. Estados totalitarios mundiales: corresponde a la crítica social y política respecto de adónde
puede llegar la humanidad si sigue por el camino en que se encuentra, es aquí motivo recurrente
de la ciencia ficción.
6. Ecología: los equilibrios ecológicos se ven seriamente dañados ante las difíciles circunstancias
por las que atraviesan las sociedades del futuro.
7. Explosión demográfica: un importante aumento, alarmante en realidad, de los seres humanos,
crea serios problemas para la alimentación mundial.
8. Explosión-Guerra Nuclear: el holocausto nuclear que destruye a la civilización es producto del
fracaso de todos los dispositivos tecnológicos, políticos y económicos de los que disponía la
utopía futura para el desarrollo de las sociedades.
9. Plagas: de toda índole, con su consiguiente reguero de enfermedades, hambre y muerte.
10. Extraterrestres: de todo tipo y naturaleza, buenos y malos, que invaden o son invadidos y que se
encuentran en contacto con los seres humanos para cumplir una determinada misión.
11. Clima de violencia generalizado: las ciudades de todo el globo viven un clima de violencia
desatada, producto y consecuencia de la actuación de una o más de las características antes
mencionadas.
12. Elementos de parapsicología: el psiquismo, la telepatía, la hipnosis, los sueños premonitorios,
aun las preocupaciones metafísicas, son parte importante del existir diario de muchos de los
personajes de la ficción.

Historia del género

1. En el s. XIX se popularizan una serie de relatos que configuran un antecedente directo. Julio
Verne publica Veinte mil leguas de viaje submarino en 1870. Aparecen durante esta etapa temas
como la distopía futura o situada en otro mundo, la Luna, seres metamorfoseados por
experimentos llevados a cabo, el fenómeno de lo invisible, el contacto con los extraterrestres, los
monstruos alienígenas, la suspensión de la vida, seres mesiánicos que actúan en un futuro donde
la distopía tiene lugar, entre otros.
2. El género, como tal, se inicia a principios del siglo XX con H. G. Wells. En 1898, H. G. Wells
escribe La guerra de los mundos, este texto, posteriormente, será utilizado por Orson Wells en
un programa radiofónico. Dicha emisión radiofónica tuvo consecuencias horrendas para los
oyentes, quienes lo asumen como verdadero: la invasión de los marcianos.
3. El género encuentra un gran auge en la década del 20 y 30 gracias a la aparición de revistas
especializadas. Flash Gordon es un hito. Durante la década de los treinta, los temas se enfocan
en el uso de teorías y descubrimientos científicos.
4. Entre la década de los cuarenta y los cincuenta, se ubica el periodo clásico de la ciencia ficción y
el tema predominante es la previsión del futuro. Es precisamente a partir de la mitad del siglo
XX, cuando este género empieza a crecer, a expandirse en revistas, posteriormente en la
televisión y, años después, en el cine, cuando logra su verdadero despegue.
5.