Sei sulla pagina 1di 1

LIZBETH DEYANIRA GONZÁLEZ MARTÍNEZ Especialidad en la Enseñanza del Derecho.

MUSEO DE HISTORIA NATURAL.


¿QUE PIENSO DE LA VISITA?
Me parece que el Museo de Historia Natural siendo uno de los primeros museos
fundados en América Latina, debe estar actualizando su información cada cierta época
pues desde su apertura en 1964 a sido una institución destinada a la investigación
científica, por tanto, considero que debe estar a la vanguardia con respecto a otros
museos a nivel mundial que tratan el mismo tema relacionado con la evolución de la
vida. Esta nueva reestructura nos permite llevar la imaginación y el aprendizaje a un
nivel mucho más contemporáneo y didáctico, además de las exhibiciones de animales
y especies que siempre a persistido, te atraen con pantallas instructivas que te permiten
conocer la evolución desde otro punto de vista que desde luego te atrae mucho más
que leer un cartel gigante cómo actualmente muchos de los museos cuentan. No solo
se estimula tu sentido visual, también mientras caminas puedes sentirte parte del
museo y de lo que esta por presentarte mientras sigues recorriendo la sala pues te
ofrece interactuar con todos tus sentidos, así cuando te acercas a alguna exhibición te
sientes parte de ella.
Recorrí la sección de la evolución del hombre, pero no me gustó mucho porque la sala
esta muy deteriorada y aunque tiene información importante y de la que debería de
interesarte no es tan atrayente de atención pues hasta cierto punto resulta aburrida
aunque su información y sus piezas sean de gran valor.
Pienso que es un museo al que le falta inversión por parte del gobierno federal, pues
se debería incrementar más la cultura para tener mucho más aprendizaje y puedan
elevarse los estatus educacionales.
¿CÓMO ME SENTÍ?
En un primer momento me sentí un poco extraña pues hace un par de meses no voy a
un museo de ese tipo, cuando entre y comencé a leer con más detenimiento me interesó
mucho la información, considero que se debe incrementar mucho más la inversión a
todos estos espacios que te ayuden de manera más interactiva a conocer temas que
son complejos de entender en un salón de clases, es evidente que sí un niño de primaria
acude a un museo donde no haya algo que le llame la atención le va a aburrir y lo mismo
pasa con cualquier persona de cualquier generación, yo puse atención en otras
exhibiciones que no eran tan didácticas como la sala de la evolución y reconozco que
en un principio me llamó la atención la información pero después resultó un poco
monótono. Me sentí feliz de que México sea un país que tenga gran variedad de museos
y sobre todo que ya estén remodelando las salas pues tendrán más auge a nivel
escolar, entonces se esperará un mejor y mayor aprendizaje.
Desde mi punto de vista fue una visita satisfactoria y que te deja grandes enseñanzas,
una de ellas es como cuando lees un libro a los 13 años y lo vueles a leer 10 años
después, no importa en que momento de tu vida estés en algún lugar o conozcas algo
diferente, la experiencia nunca será la misma.