Sei sulla pagina 1di 4

Las razones para ser médico en la actualidad pueden ser de cuatro tipos:56

Personales

Calle dedicada a los Médicos, en Chinchilla de Monte-Aragón, Albacete.


Son las razones principales y más importantes.

Influencia de familiares, amigos, o de los medios de comunicación.


Compromiso con los pacientes y su sufrimiento, con lo concreto e individual.
Planteamientos religiosos, filosóficos o de vida, como la creencia del impacto de la medicina
en la equidad.
Rechazo a otras opciones de vida.
Sociales
Puede ser un camino de compromiso social para el cambio de las circunstancias que
generan enfermedad. Lucha contra los determinantes sociales de la salud, y solidaridad con
los afectados.

Puede llegar a ser una forma de rebelión contra la injusticia social.


Científicas
Trabajar en centros que irradien nuevo conocimiento científico, para que cambie la faz del
sufrimiento humano.
Dominar una parte poderosa de la ciencia y de la técnica, de enorme atractivo por su impacto
en la salud del paciente.
El esfuerzo por la innovación de la organización de servicios, y a la mejora de la
investigación aplicada a la atención de los pacientes con los ensayos clínicos, los estudios
observacionales y el conjunto que llamamos “medicina basada en pruebas” (Evidence Based
Medicine).
El ansia del desarrollo de las ciencias médicas es fundamental, y sirve de acicate a la
continua necesidad de formación continuada que caracteriza al médico.
La producción de ética médica, que pone el contrapunto filosófico y deontológico al
quehacer del médico clínico.
Prácticas
Puede ser una elección que dé mucha versatilidad a la vida, como ofrecen las diferentes
especialidades médicas, los lugares de trabajo y el tiempo dedicado a la profesión.
La remuneración del médico. En general, como médico se recibe una compensación
económica que suele estar en la media o por encima de la media de otros profesionales
(aunque hay variaciones extremas), y en todo caso ser médico es un medio de vida. La
constante es tener ingresos que permiten llevar una vida honrada, con solvencia para hacer
frente a formar una familia y criar algunos hijos.
Valores

Pediatra explorando el oído a un niño con un otoscopio. El trato del médico a su paciente
debe ser digno.
Las cualidades que debe poseer un médico clínico son:578

el trato digno al paciente y a los compañeros.


el control juicioso de la incertidumbre durante el encuentro con el enfermo
la práctica de una ética de la ignorancia (compartir con el paciente nuestras limitaciones
científicas)
la práctica de una ética de la negativa (para rechazar aquello que no tiene sentido, firme pero
amablemente, de pacientes, jefes y compañeros)

una enorme polivalencia en el limitado tiempo de la atención clínica.


Axiomas médicos
Son reglas generales que se consideran «evidentes» y se aceptan sin requerir demostración
previa, tanto en medicina como en enfermería:

Primum non nocere: "Lo primero es no hacer daño".9


"No hay enfermedades, sino enfermos".10 Es un lema clave para el médico, pues indica que
el enfermar (el padecer la enfermedad) es mucho más que la enfermedad. Las enfermedades
son estados cambiantes mal definidos que cada paciente vive de forma personal.
Memento mori: "Recuerda que morirás".11
Funciones
Las principales funciones del médico son:

Clínica: la atención a los pacientes.


Formación: tanto su propia formación continuada, como el adiestramiento de estudiantes de
medicina. Además, de la educación para la salud de los ciudadanos.
Investigación: para conseguir el mejor desarrollo e innovación de la Medicina.
Administración o gestión: de los recursos humanos, materiales y financieros disponibles, y
de la captación de nuevos apoyos socio-sanitarios.
Día Internacional del Médico
En 1946 la Confederación Médica Panamericana acordó conmemorar el 3 de diciembre el
"Día Internacional del Médico", en memoria del médico cubano Carlos J. Finlay, descubridor
del Aedes aegypti como trasmisor de la fiebre amarilla.12

El médico en el arte
Literatura
Tirso de Molina. El amor médico.
Pedro Calderón de la Barca. El médico de su honra. 1637.
Molière. El médico volador (Le médecin volant). 1645.
Molière. El doctor enamorado (Le docteur amoureux). 1658.
Molière. El médico a palos (Le médecin malgré lui). 1666.
Alexandre Dumas. Memorias de un médico; José Bálsamo (Mémoires d'un médecin). 1846-
1849.
Renato Grosourdy. El médico botánico criollo. Brachet; 1864.

Archibald J. Cronin. La ciudadela (The Citadel). Reino Unido: Gollancz; 1937.


Taylor Caldwell. Médico de cuerpos y almas (6ª ed.). Martínez Roca; 1966.
Marino Gómez-Santos. Médicos que dejan huella. Madrid: Organización Sala Editorial; 1974.
ISBN 978-84-358-0058-7
Herbert Le Porrier. El médico de Córdoba (Le médicine de Cordoue). Barcelona: Random
House Mondadori; 1977. ISBN 84-97598253
Frank G. Slaughter. Médicos en peligro (Doctors at Risk). 1983. Barcelona: Ed. Planeta; 1985.
ISBN 84-320-8809-9
Noah Gordon. El médico (The Physician). 1986. ISBN 978-0671477486
Antoni Coll Gilabert. El médico. Barcelona: Armonía Poética; 1991. ISBN 978-84-87749-09-4
Noah Gordon. Chamán (Shaman). 1992. ISBN 978-8496791633
Noah Gordon. La doctora Cole (Matters of Choice). 1996. ISBN 978-8466617888
Tessa Korber. El médico del emperador (Der medicus des Kaisers). Barcelona: Ediciones B;
2005. ISBN 84-66621741
Arsenio Asenjo. Humor médico: Las mejores anécdotas y chistes sobre médicos y pacientes.
Barcelona: Ediciones Robinbook; 2006. ISBN 978-84-7927-799-4
Matt Cohen. El médico de Toledo. Madrid: Ediciones Maeva; 2006. ISBN 978-84-96231-84-9
Alberto García Lledó. La lección de anatomía. Alcalá de Henares: Universidad de Alcalá
Servicio de Publicaciones; 2010. ISBN 978-84-8138-855-8
José Luis Corral. El médico hereje. Barcelona: Planeta; 2013. ISBN 978-84-08-12242-5