Sei sulla pagina 1di 6

PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN

PROF: CLAUDIA PEDRUZZI


ALUMNO: MATÍAS HERNÁNDEZ CACERES
2° AÑO
SEPTIEMBRE DE 2019
Viktor lowenfeld
EL SIGNIFICADO DE LAS ACTIVIDADES ARTISTICAS

El arte es una actividad unificadora con un rol potencialmente vital en la educación de


nuestros niños, constituyendo un proceso en el que el niño reúne diversos elementos de
su experiencia para formar un todo con un nuevo significado. En el proceso de
seleccionar, interpretar y reformar esos elementos: el niño da además de un dibujo, una
parte de sí mismo.
La educación formal asume un papel importante al analizar el hecho de que los niños
están obligados, por razones legales, a pasar diez, doce o veinte años dentro de una
escuela. Se da por sentado que el cumplimiento de esto permite al joven ocupar su
lugar en la sociedad como miembro útil. Si miramos a nuestro alrededor podemos ver
muchos progresos materiales, pero se abren serios interrogantes sobre nuestra
capacidad de educar más allá de la producción y consumo de objeto. El actual sistema
de educación asigna mucha importancia al aprendizaje de la correcta información
acerca de hechos, aprobar o no un examen dependen del dominio o de la
memorización de ciertos fragmentos de información. De esta manera, la función de la
enseñanza parecería reducirse a formar gente capaz de coleccionar partes de
información y repetirla en un determinado momento.
Los valores que son significativos en un programa de educación artística son los mismos
que pueden ser básicos en el desarrollo de una nueva imagen, una nueva filosofía, e
incluso de una estructura totalmente nueva en nuestro sistema educacional. Cada vez
hay más gente que reconoce que la aptitud para aprender implica no solamente la
capacidad intelectual, sino también factores sociales, emocionales, perceptivos, físicos
y psicológicos. La capacidad de preguntar, de hallar respuestas, de descubrir forma y
orden, de encontrar nuevas relaciones son cualidades que generalmente no se
enseñan, y tampoco parecen ser tenidas en cuenta en el sistema educacional.
Los niños muy pequeños tienen una libertad de acción independiente de la
comprensión intelectual. A veces se dice que hay pasos definidos hacia el proceso
creador y que uno de los primeros es la preparación. Sin embargo, es evidente que el
niño crea con cualquier grado de conocimiento que posea en ese momento y
probablemente, la mejor preparación para crear sea la creación misma. Esperar hasta
que el niño haya logrado una buena preparación para entrar en acción puede ser una
forma de inhibirlo, más que promover su acción.
Uno de los componentes básicos de una experiencia artística creadora es la relación
entre el artista y el ambiente. La pintura, el dibujo o la construcción significan un proceso
de asimilación y proyección: captar a través de los sentidos una gran cantidad de
información. Es la interacción de los símbolos, el yo y el ambiente la que provee los
materiales para realizar el proceso intelectual abstracto. El hombre aprende a través de
los sentidos, estos proporcionan los medios para establecer una interacción del hombre
y el medio. El desarrollo de la sensibilidad perceptiva debería, pues, convertirse en una
de las partes más importantes del proceso educativo.

SIGNIFICADO DEL ARTE PARA LOS NIÑOS

El arte no es lo mismo para un niño que para un adulto. Generalmente el termino arte
para un adulto supone connotaciones de museos, cuadros, pintores con barba,
etcétera, y en general una actividad un poco alejada del mundo real. Mientras que,
por otro lado, para los niños el arte es algo completamente diferente, es
primordialmente un medio de expresión. Los niños son seres dinámicos; el arte es para
ellos un lenguaje del pensamiento. Algunos maestros admiran las creaciones de sus
alumnos debido a su genuino arte espontaneo, y otros por la manera intuitiva con que
ciertos niños pintan, los lleva a imponerles sus propios esquemas sobre colores,
proporciones y formas de pintar. La discrepancia entre los gustos del adulto y el modo
en que se expresa el niño es la causa de la mayoría de las dificultades que surgen y que
impiden que el niño utilice el arte como un verdadero medio de autoexpresión. Siempre
que oigamos decir a un niño: no puedo dibujar esto, podremos tener la seguridad de
que ha habido algún tipo de interferencia en su vida, y, a menudo, el error residió en
una evaluación inadecuada del trabajo creador del niño.
La evaluación de la creación no puede medirse por los gustos o patrones de belleza
que pueden ser importantes para el adulto. En la educación artística, el producto final
está subordinado al proceso creador. Lo importante es el proceso del niño, su
pensamiento, sus sentimientos, sus percepciones, en resumen, sus reacciones frente al
medio.
Todo instituto de enseñanza (jardín de infantes, escuela elemental y también escuela
secundaria) debería tratar de estimular a sus alumnos para que se identifiquen con sus
propias experiencias, y de animarlos para que desarrollen en la medida de lo posible los
conceptos que expresan sus sentimientos, sus emociones y su propia sensibilidad
estética. Nunca hay que conformarse con la respuesta estereotipada, o con el dibujo
automático. El componente esencial es el niño; un niño que experimenta emociones, y
que no necesita la figura tiesa que se le puede enseñar en primer grado, o el diseño
abstracto que se le ofrece en la escuela secundaria.

LOS SENTIDOS COMO BASE DEL APRENDIZAJE

Solamente a través de los sentidos puede tener lugar el aprendizaje, esto, parece una
cosa obvia; sin embargo, sus consecuencias no se tienen en cuenta en el sistema
educacional. Es posible que la educación este simplemente reflejando los cambios que
se producen en nuestra sociedad, ya que parece que el hombre cada vez confía
menos en el contacto real con el ambiente, a través de sus sentidos. El hombre se está
convirtiendo en un observador pasivo más que un constructor activo de ella. No
obstante, al hecho de que aprendemos solo a través de los sentidos, la escuela ha
hecho muy poco para educarlos.
En el jardín de infantes se incluyen ciertas actividades que implican manipulación y
movimiento, y su propósito parecería ser el de desarrollar algunas habilidades especiales
de modo que se pueda comprobar que se han enseñado, y no intentar utilizarlas como
medios de expresión. Además, actualmente los niños tienen muy pocas oportunidades
de construir un dique en un arroyo, cavar un túnel o hacer una casa en un árbol. Está
desapareciendo la posibilidad de intervenir personalmente en un proyecto de
naturaleza puramente física o sensorial. Los materiales pre planificados y pre recortados
para el armado casero han convertido el arte en algo estéril.
Tocar, ver, oír y saborear implican una activa participación del individuo. El niño poco
aventajado quizá no haya sido nunca estimulado para ver, tocar o tomar contacto con
el ambiente. Es el estímulo de la interacción del niño y su ambiente a través de los
sentidos, lo que diferencia al niño deseoso de explorar e investigar el medio que lo rodea,
del que se encierra en sí mismo. Aunque es obvio que para los niños pequeños los
sentidos son muy importantes, el desarrollo de las experiencias sensoriales más refinadas
debe ser un proceso continuo, en cuyo desarrollo la educación debe desempeñar el
papel principal. Poseer sensibilidad auditiva significa escuchar con atención, no
simplemente oír.
Vivimos en una época en la cual la producción, la educación, la visión y la experiencia
en masa han suprimido las relaciones sensoriales del individuo. La educación artística
tiene la misión especial de desarrollar en el individuo aquellas sensibilidades creadoras,
que hacen que la vida otorgue satisfacción y sea significante.

IMPORTANCIA DE LA AUTOINDENTIFICACION Y DE LA AUTOEXPRESION

Somos pocos los que podemos señalar nuestra contribución a la sociedad. El operario
de una fábrica no es, a menudo, parte de la planificación o concepción de un
producto; el trabajo no requiere un operario hábil o capaz, sino un empleado de
confianza. Blauner realizó un estudio sobre la organización de una fábrica, organización
que hacía que los obreros se sintieran aislados, dominados, separados y descontentos.
Los datos recogidos muestran que esto no ocurre necesariamente con todas las
ocupaciones; aquellas que implican una buena proporción de destreza y preocupación
personal brindan a los trabajados más satisfacciones que la mera paga. Cuando el
trabajo es solo un medio para sobrevivir, las recompensas y satisfacciones de la vida se
buscan en los entretenimientos, y las preguntas, tales como: ¿Quién soy yo? Se
convierten en un serio dilema. Nuestro sistema educacional ha hecho muy poco para
solucionar el problema de la perdida de la identificación consigo mismo.
En gran medida, nuestro sistema educacional apunta hacia una fase del desarrollo
intelectual, pero, el aprendizaje no solamente significa acumulación de conocimientos,
sino que, además, implica la comprensión de cómo se los puede utilizar. No hay
expresión artística posible sin la auto identificación con la experiencia expresada. Este
es uno de los factores fundamentales de cualquier expresión creadora. Es la verdadera
expresión del yo. Los materiales artísticos están controlados y manipulados por un
individuo, y el proyecto completo es el mismo. El individuo usa los materiales y su forma
de expresión de acuerdo con sus propias experiencias personales.
Existe una gran satisfacción en poder expresar los propios sentimientos y emociones en
el arte. Incluso los niños muy pequeños, que no saben nada acerca de las dificultades
técnicas del manejo del lápiz, pueden sentir una enorme satisfacción al hacer un
garabato. La confianza en sí mismo que promueve este tipo de expresión proporciona
la base para niveles más avanzados del arte. El niño que imita puede convertirse en un
ser dependiente en cuanto a sus pensamientos y llegar a subordinar sus ideas y su
expresión a las de otros.
El arte a través de la autoexpresión, puede desarrollar el yo, actuando como un
importante componente de la experiencia. Puesto que casi todas las perturbaciones
afectivas o mentales están vinculadas con una falta de confianza en sí mismo, es fácil
comprender que el estímulo apropiado de la capacidad creadora del niño pueda
proporcionar una defensa contra tales perturbaciones.

EL ARTE COMO ELEMENTO IMPORTANTE EN LA SOCIEDAD

A menudo se considera al arte como la forma más elevada de la expresión humana,


como también, un reflejo de la sociedad dentro de la cual surge. Es un poco difícil
evaluar las formas actuales del arte de nuestra sociedad, ya que para algunos el campo
del arte contemporáneo es un misterio. Parece haber roto las tradiciones del pasado y,
en cierta medida, se diría que tiene más en común con automóviles destrozados.
Para algunos, el arte de hoy está lejos de sus intereses y parece divorciado del refinado
gusto cultural que se supone vinculado al arte, como también puede presentarse como
desvinculado del mundo científico en el que vivimos. Sin embargo, es interesante hacer
notar que el arte y la ciencia han conservado, de algún modo, las mismas formas en los
mas avanzados estados del conocimiento en ambos terrenos.
La teoría de la relatividad de Einstein y el movimiento no objetivo en arte se han
desarrollado aproximadamente en el mismo tiempo. En comparación a la ciencia nos
encontramos con que pocos conceden a los artistas el mismo derecho a la
experimentación que a los científicos, siendo que, estos también manejan masa,
energía y movimiento.
El arte también puede tener, en nuestra sociedad, un significado distinto del de la
más alta forma de expresión. El arte es utilizado en el mundo comercial para promover
y vender productos. Muchos no estarán de acuerdo en llamar arte a esta actividad,
pero el uso del color y la forma, y la preocupación por impresionar al público, hacen
de esta una de las formas más representativas de nuestra cultura.
El hecho de examinar detalladamente lo que nos rodea y ver la belleza, no solo en los
espectacular, sino también en las más ínfimas cosas vivientes, no está limitado a un
campo determinado. Las experiencias artísticas pueden traer una nueva comprensión
de ese medio, una evaluación basada en otras razones que las económicas.
Proporcionando la oportunidad para incrementar la capacidad de acción, la
experiencia, la redefinición, y la estabilidad que son imprescindibles en una sociedad
llena de cambios, tensiones e incertidumbres,

EL SIGNIFICADO DE LA PRODUCCION ARTISTICA

Los profesionales en los campos del arte y la psicología contemplan con frecuencia el
arte desde diferentes puntos de vista. A veces, la producción artística se ve como un
reflejo de la personalidad intima del niño, como un índice del desarrollo o posiblemente
como el reflejo del punto alcanzado por el alumno en el camino hacia la meta fijada
por el maestro. A continuación, se mostrarán las diferentes formas de analizar un dibujo
o una pintura de un niño.
1_ Enfoque psicoanalítico: en este caso el que mira, es por lo general, el que tiene una
base de psicología clínica. El dibujo o la pintura se usan como una técnica proyectiva,
en la que el niño pinta o dibuja lo que es importante para él. Particularmente interesante
para este tipo de observador es el dibujo de la figura humana. La forma en la que están
dibujadas los brazos, el tamaño del cuerpo en comparación con el resto de la figura y
el número de botones de la camisa o el vestido son considerados a veces de
importancia. El arte en este caso es un medio para descubrir los conflictos internos y las
experiencias perturbadoras que influyen en el desarrollo del niño.
2_ Otro enfoque diametralmente opuesto del arte infantil puede ser ejemplificado por
el psicólogo estudioso del comportamiento. Este se preocupa más por las actividades
del niño, que refuerzan y moldean su comportamiento, y cree, básicamente, que el
medio es el primer responsable de la formación del niño.
El dibujo se convierte en un indicador de si el niño comprende la tarea por realizar. Con
frecuencia el niño no sabe cuál es esa tarea, pero el éxito o el fracaso de los logros del
pequeño se miden según un criterio preestablecido, que puede llamar desarrollo de las
relaciones espaciales, conciencia de la proporción o por algún otro nombre. El hecho
de examinar la producción artística para observar la adquisición de destrezas
particulares supone que el verdadero significado de expresión se pierde.
3_ Una tercera forma de contemplar las creaciones de los niños es hacerlo desde el
punto de vista del desarrollo. En este caso, el dibujo o la pintura se examina para ver
que el niño es un individuo en movimiento y transformación, que sigue un esquema
predeterminado de desarrollo. En cierta medida, el psicólogo que observa el desarrollo
tiene muy poca influencia sobre la conducta artística del niño. El dibujo o la pintura
reflejaran la etapa de desarrollo que el niño ha alcanzado.
4_Una cuarta forma de considerar el arte infantil queda a menudo relegada a los
maestros de arte. Este enfoque, es el que ofrece la menor dosis de emoción. La idea
básica es que los niños necesitan adquirir un vocabulario, por lo tanto, el papel del
maestro pareciera ser el de proveer los materiales, y crear tareas para que sean
ejecutadas por los niños, con el fin de adquirir ciertas técnicas artísticas.
ETAPAS DEL DIBUJO SEGÚN LUQUET:

REALISMO FORTUITO:
#Prolongación de la actividad motora
#Líneas que reproducen los movimientos que el niño está explorando

REALISMO FRUSTRADO:
#Obstáculos: control motor, carácter limitado y discontinuo de la atención infantil
#Las figuras grandes representan lo más importante
#Incapacidad sintética

REALISMO INTELECTUAL:
#En el dibujo se reproducen todos los detalles del objeto
#El niño no dibuja lo que ve, sino lo que sabe
#Exceso de síntesis
#Mezcla de enfoques y puntos de vista

REALISMO VISUAL:
#Mantiene las dimensiones de los objetos
#Suprime las partes no visibles del objeto
#Representa la realidad tal y como se la está viendo