Sei sulla pagina 1di 8

1.

Título

Desigualdad social

2. Objetivos
2.1.Objetivo General
- Realizar un estudio y diagnostico de la desigualdad social

2.2.Objetivos Específicos

- Realizar un conocimiento de los componentes básicos de las desigualdades


sociales.
- Detectar cuales son los principales mecanismos visibles de esta problemática
social

3. Introducción

La historia de la humanidad ha sido de relaciones y confrontaciones entre grupos


humanos portadores de cosmovisiones distintas y eso dos invasiones han sido una constante
del ser humano y en la búsqueda de ecosistemas más favorables al desarrollo de sus
posibilidades y proyectos asistenciales. Esto da la impresión y casi la certeza de que está
relaciones con fundaciones y movimientos, sus causas y sus consecuencias, sus ventajas y
sus inconvenientes, en ningún otro momento habían sido objeto de una atención tan intensa
y sobre todo tan extensa por parte de sus mismos protagonistas.

Se habla del fenómeno de la mundialización, de la cuestión social, donde se habla de las


desigualdades económicas entre los países ricos y pobres, donde se manifiestan diversas
formas de marginalidad y desigualdades excesivas entre clases sociales: pocos tienen
mucho, mientras muchos tienen poco.

La época de mayor riqueza de la humanidad es también la época de mayor desigualdad


en la distribución de recursos, bienes y oportunidades de desarrollo humano. A la
“democracia política” que avanza por doquier no siempre le ha seguido una “democracia
social y económica” y la situación se agrava cada vez más.

El proceso de aceleración de la interdependencia entre las personas y los pueblos debe


estar acompañado por un crecimiento en el plano ético- social igualmente intenso, para así
evitar las nefastas consecuencias de una situación de injusticia de dimensiones planetarias,
con repercusiones negativas incluso en los mismos países actualmente más favorecidos.
Hablar de la desigualdad ya no es tema central sino hemisférico, por cuanto los países
más desarrollados también se enfrentan a condiciones crecientes de desigualdad y
acumulación de la riqueza en manos de pocos hogares, al tiempo que excluyen a
importantes sectores de su sociedad.

América Latina y el Caribe, en el último decenio, lograron notables avances en materia


de desarrollo social. Sin embargo, persisten como desafíos ineludibles, la definitiva
superación de la pobreza y la reducción de la desigualdad que, además de ser un imperativo
ético, constituyen una condición imprescindible para avanzar en el desarrollo sostenible.

Reducir sustantivamente la desigualdad es condición indispensable para lograr un


mundo sin pobreza. Pese al actual escenario económico mundial, más complejo e incierto
que el de los años anteriores y que, al menos en el corto plazo, es fundamental asegurar los
avances en materia de desarrollo social alcanzados en el último decenio.

4. Justificación

La presente investigación da justificaciones de la desigualdad social según diferentes


paradigmas teóricos, ya que los estudios de la desigualdad han aumentado en el mundo
entero y ha pasado a ocupar un lugar central en el debate económico global, y ya no se
enfocan solamente en los extremos negativos de la pobreza extrema, sino que abordan
crecientemente la magnitud, las causas y el impacto de la extrema riqueza.

De igual forma se dará a conocer los desafíos y avances logrados para poner en marcha
una nueva generación de políticas sociales y así erradicar la pobreza y cerrar las brechas
estructurales de desigualdad.

5. Marco teórico

Desigualdad social.
Se refiere a una situación socioeconómica, no necesaria a la apropiación o usurpación
privada de bienes, recursos y recompensas, implicando competencia y lucha. La acción de
dar un trato diferente a personas entre las que existen desigualdades sociales, se llama
discriminación. Esta discriminación puede ser positiva o negativa, según vaya en beneficio
o perjuicio de un determinado grupo.

La desigualdad social es la situación en que se encuentran las personas con acceso


desigual a los recursos, servicios y posiciones que la sociedad valora.
Desigualdad
La desigualdad es el trato desigual que indica diferencia o discriminación de un
individuo hacia otro debido a su posición social, económica, religiosas, sexo, raza, color de
piel, entre otros.

Las minorías sociales son las que más sufren trato desigual. Las grandes entidades o
grupos usan la discriminación para mantener control de los pequeños grupos. Esto se ve
mayormente en el área de la política y la religión donde éstos aíslan a los grupos
minoritarios para así seguir controlando y acaparando ciertas áreas de la sociedad.

Como ejemplo se tiene baste recordar la sarcástica reacción de ciertos grupos sociales
ante la aprobación de leyes que regulan la igualdad de derechos de las personas con
diferente orientación sexual o el problema que aparece en los países desarrollados ante la
llegada masiva de inmigrantes y la reacción de rechazo que muestran algunos sectores de la
sociedad: la solidaridad o el respeto, aceptados como deseables.

Desigualdad social positiva y negativa.


La desigualdad entre los seres humanos y en una sociedad democrática no es en sí
negativa. La sociedad humana está constituida por seres diversos, con distintas culturas,
gustos y costumbres, que tienen creencias y modos de vida distintos. Poner eso en cuestión
va contra los valores de libertad y diversidad en que se basa la convivencia democrática
(Robert, 2015)

Cuando se habla negativamente de la desigualdad se refiere, desde dos puntos de vista, a


un concepto restringido: primero, la desigualdad existe entre categorías de ciudadanos y no
de manera individual. Un caso de abuso en contra de una persona puede ser visto como una
violación de sus derechos, pero no como un caso de desigualdad, a menos que todos, o la
mayoría de los miembros de la misma categoría sean víctimas de una discriminación
similar.

Existe desigualdad en el plano social, cuando individuos que pertenecen a categorías


distintas reciben, por ello, tratamiento y beneficios distintos desde el punto de vista legal o
material, durante períodos muy largos de vida social. La desigualdad es, entonces,
categórica; afecta a una categoría de seres humanos y es de naturaleza durable, no
transitoria ni incidental9. Un segundo requisito para que podamos hablar de desigualdad es,
que exista una discriminación importante y verificable que afecte a una persona o a un
grupo de personas en su bienestar material, en sus oportunidades o en el ejercicio de sus
derechos.
Causas de la desigualdad social

En 1950 se utilizó por primera vez los términos Subdesarrollo y Tercer Mundo para
señalar a los países que sufren carencias alimentarias, la esperanza de vida es corta, la
escolarización es muy baja y existen problemas de salud muy graves. Estos países tienen
gobiernos inestables y en ellas la desigualdad social es enorme: una minoría de la población
es rica y una mayoría vive en condiciones de pobreza extrema.

Las causas de la desigualdad social son principalmente económicas, culturales y


sociales.

Cuando se explican las causas de la creciente desigualdad, es habitual que se la atribuya


a factores del crecimiento económico, como a la mayor demanda y altos salarios de los
profesionales calificados, al talento humano, la innovación, el paso a la competitividad
global dado por el acceso a los mercados, etc., aunque también hay que considerar que no
existe, en la mayor parte del mundo, una verdadera igualdad de oportunidades sino más
bien posiciones ventajosas por vía familiar y grupal, explicando que la riqueza es proceder
de una familia rica, o al menos acomodada o en condiciones de proporcionar una buena
educación. La base de la desigualdad en muchos países, es mucho menor, en la movilidad
social, ya que está limitada, precisamente, por los factores de calidad de educación y
acceso a esta.

Pero, aún si, se acepta que la desigualdad es provocada por las condiciones cambiantes
del mercado, es claro que no se encuentren en ese mismo mercado las soluciones para
enfrentarla. En las últimas cuatro décadas cuando se produce el incremento sostenido de la
desigualdad se comenzó a proclamar por algunos que el Estado es parte del problema, no de
la solución. Para concluir, no hay que hacer alocución del anti neoliberalismo, que el
mercado libre no distribuye con justicia y que para ello es indispensable contar con
políticas públicas adecuadas. De ahí que la tarea de la política sea encontrar, de la mejor
manera posible, un adecuado equilibrio, en el marco del estado de derecho, entre el
crecimiento y la reducción de la desigualdad.

Consecuencias de la Desigualdad Social


Cada año mueren de hambre 5,6 millones de niños en todo el planeta. Según el último
informe de UNICEF esta tragedia se debe a 4 factores principales:

- Cantidad insuficiente de alimentos ingeridos


- Escasa calidad y falta de higiene de los alimentos
- Bajo nivel social de los padres
- Aumento de la maternidad adolescente, que incide en el bajo peso de los bebés al
nacer.

El informe destaca el incremento en los índices de desnutrición en un mundo


industrializado a causa de las desigualdades sociales, golpeando de forma grave a los
grupos minoritarios.

Los colectivos que más dificultades tienen para encontrar empleo e integrarse en la
sociedad son las mujeres, las personas discapacitadas, las diferentes etnias, los inmigrantes,
los jóvenes y las personas mayores de 45 años.

Las principales consecuencias de la Desigualdad Social


Pobreza: es la principal consecuencia frente a la desigual distribución de los recursos.
En los países menos desarrollados son las personas más pobres y los menos favorecidos de
la sociedad los que pagan mayores impuestos en proporción con otros sectores de la
sociedad.

Derecho a Sanidad: las condiciones sociales en las que la gente nace, vive y trabaja
determinan directamente el nivel de Salud de la población, según la Organización Mundial
de la Salud. En los países más pobres no todos tienen acceso al sistema sanitario ni a
medicamentos.

Desnutrición: Este mal afecta a 146 millones de niños en el mundo. La falta de recursos
económicos priva no sólo del alimento, sino también de la educación necesaria para
alimentarse de forma correcta.

Inmigración: la mayoría de las personas que emigran lo hacen por motivos económicos,
escapando de situaciones de hambre y miseria de países con una alta desigualdad social.

Enfermedades: los niños desnutridos tienden a morir de enfermedades comunes. El


régimen alimenticio que llevan estos niños no los protege contra las infecciones.

Falta de educación: Más de 550 millones de mujeres en el mundo son analfabetas. En


países como Níger, Burkina Faso, Pakistán o Bangladesh la desigualdad educativa es
marcada entre mujeres y hombres, ya que toda la población femenina tiene menos
posibilidades de acceder a la educación.

Falta de Inserción laboral: la pobreza, la exclusión social y la desigualdad en renta,


disminuyen las oportunidades de empleo de la población.
El Mundo y la desigualdad Social
Un análisis de la distribución mundial de la renta, a través del Índice de Gini, puede
mostrar de forma gráfica las desigualdades sociales actuales en base a ese criterio.

Este coeficiente es un número entre 0 y 1, donde el cero mostraría una perfecta igualdad
y por el contrario, el 1 indicaría una total desigualdad: una persona, país o región acumula
todos los ingresos y el resto, ninguno.

La desigualdad en el mundo (1990-1995 vs 2005-2010)

Source: Janine Berg (2015). Base de datos estandardizada de la desigualdad de la renta del mundo
(SWIID).

Con este tipo de índices, se puede ahondar en la evolución de datos y comprobar el nivel
de desigualdad social en las distintas partes del mundo.

Se observa que en países ricos como Suecia el nivel de desigualdad social es bajo
permitiendo que todos sus habitantes tengan las mismas posibilidades de ver crecer su
economía e integrarse de forma satisfactoria en la sociedad.

Mientras que en el otro extremo de la tabla encontramos a países como Namibia,


Sudáfrica o Bolivia donde sus habitantes sufren la desigualdad en cuanto a ingresos. La
riqueza está en manos de unos pocos y el resto de la población vive en extrema pobreza sin
posibilidades de cambio.
Desigualdad social en América Latina

Fuente: CEPAL, N. (2016).

La base de información incluye datos de países con menor nivel de desigualdad que
Argentina y Colombia, incorporándose Uruguay. Colombia indica que el 1% superior de la
distribución del ingreso capta el 20% del total del ingreso, superior a los países en
desarrollo y desarrollados con información comparable. Altos ingresos provienen
fundamentalmente de rentas y del capital (CEPAL, 2016)

Conclusión.

Realizando una conclusión más detallada de los factores que contribuyen a la


desigualdad social son de hecho, todos los problemas que afecte al bienestar de la sociedad,
y estos son contribuyentes de la desigualdad social:

• Globalización • Embarazo en adolescentes


• Violencia de género • Drogadicción
• Corrupción • Homofobia
• Desempleo • Deserción escolar
• Pobreza • Violencia institucional
• Analfabetismo • Violencia domestica
• Bulling • Salud mental
• Maltrato infantil • Desintegración familiar
• Terrorismo • Alcoholismo
En general, hay un amplio campo de investigación sobre las problemáticas. Hay estudios
que examinan las condiciones sociales en los distintos países o sociedades con mayor
desigualdad social como son aquellos con:

- Mayores problemas de salud mental y drogas


- Menores niveles salud física
- Menor esperanza de vida
- Peores rendimientos académicos
- Mayores índices de embarazos juveniles no deseados

Se podrían contribuir, con mucha habilidad, de intervenir con estrategias adecuadas para
enfrentar esta problemática.

Bibliografía

CEPAL, N. (2016). Informe de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de


América Latina y el Caribe. Lima, 2 a 4 de noviembre de 2015.

Robert, M. (2015). Desigualdad e inclusión social en las Américas: elementos clave,


tendencias recientes y caminos hacia el futuro. Obtenido de

https://www.oas.org/docs/desigualdad/LIBRO-DESIGUALDAD.pdf

http://www.cesla.com/descargas/DTCESLA_28112010.pdf

https://joselascano.wordpress.com/2009/07/13/desigualdad-social/