Sei sulla pagina 1di 7

Fundación Universitaria San Alfonso

Nelson Fabián Dimaté Ocampo


Métodos Exegéticos

Trabajo Final
Texto de estudio
2 Corintios 4,7
7. Pero llevamos este tesoro en vasos de barro, Para que aparezca que la extraordinaria
grandeza del poder es de Dios y que no viene de nosotros
Ἔχομεν δὲ τὸν θησαυρὸν τοῦτον ἐν ὀστρακίνοις σκεύεσιν, ἵνα ἡ ὑπερβολὴ τῆς δυνάμεως
ᾖ τοῦ Θεοῦ, καὶ μὴ ἐξ ἡμῶν”
1. Critica Textual
La perícopa de estudio no presenta en el textus receptus ningún elemento de crítica textual.
2. Análisis lingüístico
2.1 Análisis Morfológico
ἔχομεν Verbo
Tiempo: presente
Modo: indicativo
Voz: activa
Persona: primera persona
Número: Plural
δὲ Conjunción
τὸν artículo
Caso: acusativo
Género: masculino
Número: Singular
θησαυρὸν Nombre
Caso: Acusativo
Género:
Número masculino : Clave de análisis
completo singular
τοῦτον pronombre demostrativo
Caso: acusativo
Género: masculino
Número: Singular
ἐν preposición
ὀστρακίνοις adjetivo
Caso: dativo
Género: neutro
Número: Plural
σκεύεσιν sustantivo
Caso: dativo
Género: neutro
Número: Plural
ἵνα conjunción
ἡ artículo
Caso: nominativo
Género: femenino
Número: Singular
ὑπερβολὴ sustantivo
Caso: nominativo
Género: femenino
Número: Singular
τῆς Parte del discurso: artículo
Caso: genitivo
Género: femenino
Número: Singular
δυνάμεως Parte del discurso: sustantivo
Caso: genitivo
Género: femenino
Número: Singular
ᾖ Parte del discurso: verbo
Tiempo: presente
Estado de ánimo: subjuntivo
Voz: activa
Persona: tercera persona
Número: Singular
τοῦ verbo
Tiempo: presente
Estado de ánimo: subjuntivo
Voz: activa
Persona: tercera persona
Número: Singular
Θεοῦ sustantivo
Caso: genitivo
Género: masculino
Número: Singular
καὶ conjunción
μὴ adverbio
ἐξ preposición
ἡμῶν pronombre personal / posesivo
Caso: genitivo
Persona: primera persona
Número: Plural

2.2 Análisis Sintáctico


3. Análisis Semántico
Dios: su derivación etimológica sigue siendo incierta. Es una palabra usada muy
frecuentemente en el NT y está enlazada con la teología judía de la época helenística y, por
tanto, entendida de manera monoteísta: se adora al “único Dios verdadero” (Rm 3, 4), al
“Dios vivo” (1 Tes 1, 9). Lo que se le suma a dicha teología es la cristología y la
soteriología. Dios es trascendente y cercano, está en el cielo (Mt 6, 9) pero es omnipresente
(Mt 6, 1-18). Los términos del lenguaje humano sólo son aplicables a Dios a manera de
metáforas (Dios es Espíritu, es Amor, etc.) y, de alguna manera, las enseñanzas sobre Dios
(teología) devienen también en enseñanza sobre el hombre (antropología).
En las cartas paulinas poco se modifica escasamente esta doctrina: permanece, a pesar del
gran interés en la cristología, fiel al monoteísmo y se elabora intensamente la doctrina sobre
la cólera de Dios. En cartas deuteropaulinas y pastorales el uso de esta palabra se limita a la
transmisión de fórmulas doctrinales. En hebreos, Pedro, Judas y Apocalipsis “ocupa un
lugar destacado la manera de hablar del judaísmo de la Diáspora, incluida la apocalíptica”. [
CITATION Bal02 \l 9226 ]
Poder: Pablo destaca con más fuerza todavía la revelación experimentada actualmente del
poder de Dios, el cual se entiende ante todo como la fuerza escatológica ordenada a la
resurrección de los muertos, y como Espíritu santo que obra una nueva creación. Este poder
de Dios, que opera en los últimos tiempos, se ha dado a conocer en Cristo como resucitado,
y ahora él, como el elevado a los cielos, es el portador y el mediador de ese mismo poder.
Es cierto que el poder invisible de Dios puede deducirse de las obras de la creación (Rom
1,20), pero la demostración propia escatológica del poder nos la ofrece la resurrección de
Jesús de entre los muertos (Rom 1,4; 1 Cor 6,14; 2 Cor 13,4; Flp 3,10; cf. Heb 11,19). Con
ella está asociada la exaltación (Ef 1,20 s), a través de la cual Cristo se convierte en «poder
de Dios» (1 Cor 1, 24), esto es, en una fuente duradera de poder divino que se halla
disponible para su iglesia; Pablo utiliza el verbo endynamóó, robustecer, para expresar esta
acción del exaltado en cada uno de los creyentes (Flp 4,13; también Ef 6, 10; 1 Tim 1, 12; 2
Tim 4, 17; cf. 2, 1). En la acción mediadora de Cristo se manifiesta el poder escatológico de
Dios de dos maneras: en la palabra salvadora y en el Espíritu santo que crea de nuevo.
[CITATION Coe93 \p 385 \l 9226 ]
4. Crítica literaria
Para concretar este segmento se sigue el criterio temático, es decir, se delimita identificando
el tema que lo precede y otro que lo sucede. Así pues, desde versículos anteriores el autor
viene desarrollando referente a la predicación lo que se ha anunciado y como el mismo
Dios ha ido forjando a los anunciadores para dar la buena noticia.
Los versículos posteriores al texto de estudio ya refieren a las tribulaciones y todo tipo de
adversidades enfrentadas por los anunciadores o seguidores, como esa forma de asimilarse
a los padecimientos de Jesús. Con lo dicho es dar presupuesto que la perícopa objeto de
análisis viene a referirse a esa misma noticia, buena nueva, que debe reflejar que su origen
es del mismo Dios mas no del ser humano.
Además, como le refiere Michel Quesnel el camino seguido da un giro bastante brusco.
Hasta aquí, Pablo ha subrayado ampliamente la nobleza del ministerio apostólico: es una
prolongación directa de Cristo. Y si no se recibe el mensaje apostólico, es debido a la
repulsa de los destinatarios. El apóstol se muestra tan firme como el propio Jesús. Pero de
pronto sale a relucir la debilidad del apóstol al mismo tiempo que la soberana dignidad de
la carga que lleva: “Pero llevamos este tesoro en vasos de barro” [CITATION Que90 \p
35 \l 9226 ]
En conclusión se puede tomar como texto de estudio independiente porque aun al estar la
idea del anuncio de Dios presente en versículos posteriores y anteriores, da aun así un
mensaje con sentido que puede enriquecer al pueblo de Dios

5. Crítica de las fuentes


En ambas cartas Pablo no escribe solo, sino en union con su compañero deocasion,
Sostenes o Timoteo. En ambas cartas, igualmente, la Iglesia de Corinto no es la unica
destinataria, aunque sea el nombre en primer lugar; los autores desean que sus palabras
lleguen hasta el mayor numero posible de cristianos. El hecho de que la primera carta
sedirija a los fieles del mundo entero y que la segunda se limite a Acaya (la provincia
romana que tiene como capitalaCorinti) no debe interpretarse de forma demasaiado precisa.
6. Crítica de los géneros literarios:
GÉNERO EPISTOLAR O CARTA: La mayor parte de este género está presente en el
Nuevo Testamento. Los autores de las mismas utilizan la carta para enviar una exhortación
a sus destinatarios. A los cuales pertenecen además: Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas,
Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito, Filemón,
Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, 1,2 y 3 Juan, Judas página web
9. Crítica de histórica:
La realidad era que algunos predicadores judaizantes, es decir, judíos mal convertidos a
Cristo, trataban de destruir entre los corintios la autoridad de Pablo. Este, que conocía muy
bien a unos y a otros, les envió un mensajero, pero fue ofendido gravemente, y algunos
miembros de la comunidad se rebelaron abiertamente contra el apóstol.
Pablo respondió con una carta “escrita en medio de lágrimas” (2,4), en la que exigía la
sumisión de la comunidad. El más capaz de los ayudantes de Pablo, Tito, fue el encargado
de llevar esta carta, y su misión tuvo éxito. A su vuelta Pablo, ya un poco más tranquilo,
envió esta “segunda” que de hecho es la tercera o cuarta carta a los corintios Biblia de
Jerusalén
La integridad de 2 Cor tiene sus defensores (Allo, Hughes, Lietzmann; W. H. Bates, NTS
12 [1965-661 56-69; N. Hyldahl, ZNW 64 [1973] 289-306), la mayoría de los
comentaristas la consideran una recopilación de cartas paulinas. La opinión más influyente
es la de G. Bornkamm (NTS 8 [1961-621 258-64), que divide 2 Cor en cinco cartas
fechadas en el orden siguiente: (A) 2,14-7,4 menos 6,14-7,l; (B) 10- 13, la carta de las
lágrimas; (C) 1,l-2,13 más 7,5-16, la carta de reconciliación; (D) 8,l-24, una carta enviada a
Corinto relativa a la colecta para Jerusalén; (E) 9,l-15, una circular enviada a la región de
Acaya a propósito de la colecta. Esta hipótesis se basa en lo que se consideran transiciones
bruscas en el texto actual de 2 Cor. Los pormenores se analizarán en el comentario, pero en
mi opinión, y en la de muchos exegetas, los cambios de los caps. 1-9 no entrañan un grado
de discontinuidad tal que exija una hipótesis de partición. Los caps. 10-1 3, sin embargo, no
pueden ser la continuación de los caps. 1-9; es psicológicamente imposible que Pablo
pasara repentinamente de la celebración de la reconciliación (1-9) a un enfurecido reproche
y a una sarcástica vindicación de su persona (10-13). Así pues, no hay duda de que 2 Cor es
una combinación de dos cartas.
3 Debido al tono áspero de los caps. 10-13, varios especialistas (Bornkamm, Georgi, KINT
2. 126-30) identifican esos capítulos con la carta de las lágrimas (2 Cor 2,4; 7,8), y la datan,
por tanto, antes que los caps. 1-9.Esta hipótesis resulta insostenible. La carta de las lágrimas
estuvo motivada por la conducta de una sola persona (2 Cor 2,5-8), a la que ni siquiera se
alude en los caps. 10- 13; éstos se ocupan del daño hecho a la comunidad por los falsos
apóstoles. Es más probable (Barrett, Furnish, Windisch) que los caps. 10-13 (Carta B)
estuvieran motivados por alguna circunstancia nueva producida en Corinto con
posterioridad al envío de los caps. 1-9 (Carta A). Las semillas del problema que hizo
necesaria la Carta B se pueden advertir en la Carta A 340 341 Comentario bíblico san
jerónimo.
10. Estudio Sincrónico
(a) LA MANIFESTACI~N DE JESÚS (4,7-15).
Lo que aquí se ofrece es «una interpretación del curriculum vitae Pauli como el curriculum
mortis et vitae lesu» (Furnish, II Corinthians288). Los sufrimientos de Pablo lo asimilan a
Jesús y le permiten demostrar la auténtica humanidad que Jesús encarnó. 7. vasijas de
barro: La debilidad y fragilidad de la existencia humana contrasta tan intensamente con lo
que los apóstoles han conseguido, que en ellos debe de haber actuado una fuerza divina
(3,5; 13,4).
http://mty.sanjuan.org.mx/dki/Raymond_E_Brown-
Nuevo_Comentario_Biblico_San_Jeronimo-NT.pdf
Lo cierto es que san Pablo se siente enriquecido por un don de Dios extraordinario y que,
antes este don, tiene conciencia de su enorme pobreza. Comienza entonces una joya
literaria, en perfecto contraste, donde se entrelazan la muerte y la vida, el presente y le
futuro, el “nosotros” y el “vosotros”, para revelar una vida en tensión entre la fuerza y la
debilidad. En su ministerio apostólico, Pablo ha experimentado dos realidades que parecen
contradictorias: sus pruebas personales, todas las molestias que le han causado las
comunidades cristianas, en Corinto y en otras partes, poniéndole en situaciones
humanamente insuperables. Sin embargo, no se ha visto aniquilado… Vive alli una iglesia
en ebullición y, a pesar de sus deficiencias, llena de esperanzas, lo cual es una prueba
tangible de que la vida verdadera puede brotar de la muerte.