Sei sulla pagina 1di 16

“HA NACIDO EL REY”

“porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”.

Lucas 2:11
1. MAESTROS.
APRENDER A ESPERAR.
El tiempo de Adviento nos quiere ejercitar en una virtud cristiana básica: la esperanza.
Cada año cobra actualidad el Adviento, porque esperamos la venida de Jesucristo a nosotros. Y nos
hace falta aprender a esperarle. Sería señal de debilidad o de muerte si nos encontráramos satisfechos con lo
que ya tenemos.
Y como también nosotros, los cristianos, podemos ir perdiendo a lo largo del año la sensibilidad
por lo divino, nos conviene que el Adviento nos enfoquemos en los bienes eternos. En esta sociedad en la
que nos toca vivir, los que nos consideramos cristianos, debemos ser quienes difundan las buenas nuevas
de salvación, que nos lleva por caminos de esperanza.
Las personas que nos rodean deben ver en nosotros los valores evangélicos claros: esperanza, justicia,
gozo, amor..., evitando todos aquellos valores que promulga la sociedad de consumo: tener más, ser el más
poderoso, olvidarte de tu prójimo...

PERO ¿QUÉ ESPERAMOS?


El pueblo de Israel estuvo durante siglos y siglos esperando al Mesías. Pero nosotros vivimos en el
Nuevo Testamento: Cristo nació hace más de dos milenios y apareció entre nosotros. Desde que El llegó todo
ha cambiado en la historia: vivimos el tiempo de Cristo.
Si Jesús ya ha venido...¿qué esperamos?
Esperamos la venida gloriosa de Cristo al fin de los tiempos, para establecer definitivamente su Reino.
Desde que llegó Cristo a nuestra historia, la plenitud de los tiempos está ya comenzada. después de Cristo no
esperamos a nadie más. El inauguró ya su reino: este irá creciendo y madurando a lo largo de los siglos, hacia la
plenitud final.
Mientras tanto recordamos gozosamente su llegada, el nacimiento de Jesús en Belén y aprendemos las
entrañables lecciones que sus protagonistas nos dieron.

LO MEJOR DEL ADVIENTO...ES LA NAVIDAD.


A esto nos invita y entrena el Adviento: a desear ese HOY tan intenso de la Navidad y aceptar
plenamente la venida de Cristo Salvador a nuestra historia particular y comunitaria. La Navidad es la luz que
ilumina todo el Adviento.
Lo más importante del Adviento son las semanas previas de la Navidad.

Otra vez Jesús les habló, diciendo: «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá
la luz de la vida.» Juan 8:12
En algunas oraciones pedimos:
 Por nuestra sociedad, para que la luz de Cristo brille en medio nuestro y su paz llegue a todos.

ALGO MÁS SOBRE ADVIENTO Y NAVIDAD.

 La corona de Adviento tiene cuatro velas sobre una corona de


hojas sintéticas en forma de un círculo perfecto para simbolizar
la eternidad de Dios. En algunas iglesias, se usan cuatro velas de
colores (verde, azul, amarilla y roja) para representar las cuatro
semanas en Adviento y una vela blanca más grande en el centro
como la vela de Cristo.

 Durante cada domingo del Adviento, nos enfocamos en una de


las cuatro virtudes que Jesús nos trae: Esperanza, Justicia, Amor,
Alegría y el último día encendemos la vela Blanca - La Paz. Los
adornos como el lazo

 Navidad: Se entiende que es una fecha no es exactamente el día de su nacimiento, es en


conmemoración del nacimiento de Jesús, lo importante es que Jesús el hijo de Dios vino al mundo a
salvar lo que estaba perdido y darnos vida eterna. En algunas Iglesia utilizan representaciones del
nacimiento, otras no lo utilizan, la diferencia es que la figura del niño Jesús permanece en el
pesebre porque nosotros recordamos su venida y anunciamos su retorno.

2. PARA RECORDAR.
 ADVIENTO
 Hace muchos, muchos años, los hombres y las
mujeres esperaban que Dios les enviase alguien que les
enseñara a cumplir su voluntad, a redimir sus pecados, a
quererse los unos a los otros.

Entre las personas que esperaban la llegada del


Mesías estaban María y José. Un ángel les dijo a María
tendría un hijo y que este hijo sería el enviado de Dios
el salvador del mundo, esa es la voluntad de Dios.
A partir de aquel momento María y José
prepararon todo para el nacimiento de Jesús.

 Los cristianos recordamos el tiempo de espera del nacimiento de Jesús cuatro semanas antes de Navidad.
A este tiempo de preparación lo llamamos Adviento, que significa “venida”. El tiempo de Adviento
sirve para reflexionar y pensar ¿Estaré preparado para recibir a Jesús en mi corazón? ¿Dios me perdona y trae
paz a mi vida?.

 NAVIDAD
 Navidad es una de las grandes fiestas del año.

En Navidad se recuerda en nacimiento de Jesús en Belén.


El nacimiento de Jesús fue una buena noticia para todos los que esperaban la
llegada del Mesías.
Jesús nació en una sencilla cabaña.
Un ángel anunció a unos pastores que había nacido el Salvador. Los pastores
fueron a verle, a felicitar a María y a José y a ofrecerles lo que ellos tenían y
podía ser útil.

 Hoy, el nacimiento de Jesús continúa siendo una buena noticia para todas
las personas que quieren recibirlo en su corazón, así todos los niños y niñas del mundo vivan en paz, se
quieran y sean felices.
Los cristianos celebran que ha nacido Jesús, la luz que ilumina con fuerza el corazón de los hombres,
las mujeres, los niños y las niñas.

La noche anterior al día de Navidad se llama Nochebuena y los mayores van a la iglesia a celebrar el
nacimiento de Jesús, muchos encuentran la paz en el perdón que solo Jesucristo ofrece. Otros van a la
celebración el mismo día de Navidad en casa, y tomándose de las manos nos unimos en la oración de gratitud a
Dios por darnos un salvador y pedimos que vuelva pronto.

 EPIFANÍA
 Las celebraciones de Navidad enlazan con la fiesta de Epifanía.
En ese día se conmemora la adoración de los Sabios venidos
de Oriente. Los Sabios, personajes poderosos de tierras lejanas,
rinden homenaje al Niño nacido en su entorno de pobreza y
humildad. Se celebra la manifestación de Jesús como Rey y Señor
reconocido por todos los pueblos.
“HA NACIDO EL REY”
3. PARA EL TRABAJO CON LOS ALUMNOS
Dinámica “Manos para la paz”.

Motivación: Los últimos acontecimientos que estamos viviendo a nivel nacional e internacional nos
hacen una llamada a luchar por la paz, los derechos humanos, la solidaridad, la no-violencia.
Vivimos en un mundo en el que lo que pasa a nuestro lado apenas tiene significado. Nos impresiona lo
inmediato, lo casual, la noticia... pero nos sentimos impotentes para solucionar determinadas situaciones de
guerra, odio, violencia y sin razón.
Una vez más Jesús llega a nosotros recordándonos, como a los pastores, que su mensaje es un mensaje
de paz, amor, unidad, fraternidad.
No podemos quedarnos impasibles ante esta nueva llamada que Dios nos hace. Todos podemos aportar
algo en la construcción de esa PAZ tan deseada. Por este motivo vamos a tomar el símbolo de la MANO
BLANCA frente a nuestro mundo.
La mano en sí puede significar ESPERANZA Y RECIBIR JUSTICIA, ALEGRÍA, AMOR,
CONSTRUIR LA PAZ,... poner mi granito de arena para que el mensaje de Dios llegue a nuestro corazón y al
de tantas y tantas personas que no conocemos pero que sabemos que la quieren y la necesitan.

Desarrollo de la dinámica:

En el corcho de la escalera y en las clases habrá dibujado un globo terráqueo en el centro, este globo
estará rodeado de noticias de periódico de nos hablan de violencia.
Cada semana iremos poniendo una mano blanca con una palabra escrita como signo de nuestro deseo
de colaborar en la lucha por la paz. También pintaremos cada semana un dedo de la mano. La última semana se
pondrá en grande la palabra “...Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES”.
Se trata de que trabajemos con los alumnos cada uno de los valores que nos ayudan a construir paz a
nuestro alrededor.

... Y EN LA
TIERRA PAZ
A LOS
HOMBRES
ESPERANZA
JUSTICIA

ALEGRIA AMOR

A continuación, adjuntamos algunos materiales que pueden ser de utilidad en las clases.
El marciano Kurio Sette.
Cuando el marciano Kurio Sette hacía su ronda espacial de costumbre creyó percibir un brillo
especial en el planeta tierra. Acercó su nave y comprobó que algo extraño ocurría en el Planeta Azul:
las calles estaban iluminadas con luces de colores y los terráqueos se movían por ellas como un
hormiguero alegre y bullicioso. Estaban celebrando algo pero ¿qué?
Se acercó más hasta oír la música de aquella fiesta. Los altavoces llenaban el aire con canciones
que decía: NAVIDAD, DULCE NAVIDAD. Se preguntó: ¿Qué será esto de la Navidad? Y decidió no
volver a su planeta sin averiguarlo.
Gentes apresuradas salían de los grandes almacenes con enormes paquetes como si participasen en
una competición. Quizá estarían celebrando la fiesta del consumo y competían para ver quien consumía
más. Pero entonces, ¿por qué en algunas zonas del planeta no tenían nada que comer? ¿Acaso no eran
seres humanos y no habían sido invitados a la fiesta?
Escuchó el sonsonete de la lotería anunciando millones. ¿Estarían celebrando la fiesta del dinero?
Se fue acercando hasta ver los escaparates llenos de juguetes, muchos juguetes. Esto está bien,
pensó. Seguramente celebran el nacimiento de un Niño especial y se acuerdan de los niños. Pero ¿por
qué no tienen en cuenta a tantos niños sin juguetes, sin tiempo para jugar esclavizados por un trabajo
inhumano? Y sobre todo ¿por qué tantos juguetes bélicos, tantos videojuegos en los que se gana
matando y matando?
Pensó que los humanos estaban desquiciados. Porque también oía canciones de paz y amor y veía
desde su nave amplias zonas de la Tierra en guerra.
Al fin, no pudo más y decidió aterrizar. Buscó una zona relativamente tranquila entre Bellavista y
el Callao y tomó tierra. Se acercó a una ciudad para ver mejor lo que había visto desde el aire. La
ciudad bullía por sus calles iluminadas y ruidosas, comprando cosas, deseándose felices fiestas,
preguntando a qué número había caído la Lotería. (¿quién sería esa Loteria que les iba a caer?)
Descubrió algo que no había visto antes. En las iglesias, en los escaparates e incluso en plena calle
había unas figuras luminosas de siluetas de un hombre una mujer y un niño. No cabía duda: aquel era el
niño Jesús y estaban celebrando su nacimiento. Esto le aclaró el sentido de la fiesta pero, al mismo
tiempo, le llenó la cabeza de nuevas e inquietantes preguntas.

Quizá tú puedas ayudarle a responderlas, porque según parece, todavía está entre nosotros.
Se le ha visto últimamente por la Perla. Si por casualidad te encuentras con él (no tiene pérdida, ya
sabes: de pequeña estatura, color verde lechuga y orejas en forma de trompeta), no dejes de
informarle sobre la Navidad.
Pero, ¿qué le dirías para contestar a sus muchas dudas y explicarle lo que nos pasa a los humanos?

KURIO SETTE SE PREGUNTA


Intenta responder con tus compañeros las preguntas que nuestro amigo se hace:

 Si este Niño ha venido para traer la paz al mundo, ¿por qué medio planeta estaba todavía en
guerra? ¿Por qué hasta los niños juegan a matar?

 Si había venido a decirnos que todos éramos hermanos ¿por qué unos se hartaban de comer
mientras otros pasaban hambre? ¿Por qué hay ricos tan ricos y pobres tan pobres? ¿Qué sentido
tiene celebrar la Navidad comiendo y consumiendo frenéticamente en un mundo así?

 ¿Cómo es que unos viven en casa confortables y otros malviven en edificaciones que se desmoronan
en cuanto la tierra tiemble bajo sus pies?
La Receta del Dr. Año Viejo.
Dr. Año Viejo
Mundólogo

Receta para el Año Nuevo

Buen humorcín.......... 60 gotas


Pacienciamina.......... 500 gramos
Comprensión forte..... 1 kilogramo

Mézclese con la mayor cantidad posible de amor.

Tómese durante 365 días.

Dr. Año Viejo

PARA HACER
1. Elaborar otras recetas sencillas para distintos tipos de personas: para el profesor, para la familia, para el
niño, para el político...
2. Preparar varias tarjetas de felicitación y enviarlas.
Carta de los Reyes...
Hemos leído todas cartas de este año. Nos ha sorprendido y nos ha conmovido ver que
todos están pidiendo lo mismo. Y hemos decidido que si, que lo tendréis. Os traemos la
felicidad (puede ser la alegría, la libertad, la esperanza, el amor, la amistad...).
¿Una felicidad plena y total? No, porque no existe felicidad plena y total: cabe
conquistarla un poco cada día e ir mejorándola siempre.
El año 2020 tendréis felicidad, pero id haciéndoos a la idea de que en la situación
alcanzada también encontraréis falta de felicidad.
Mirad también que la felicidad es un juguete muy caro y muy delicado. Un juguete,
podríamos decir, con el que no se puede jugar. Mejor: más que un juguete es un instrumento,
una herramienta, un estado del espíritu, una forma de ser.
No quisiéramos que se os deshaga entre los dedos. Por eso, os aconsejamos que os
atengáis a este manual de instrucciones para que podáis poner en funcionamiento la felicidad
que os regalamos:
No se os ocurra usarla para romperla en la cabeza de los demás.
No la destripéis para ver que hay dentro.
No le tengáis miedo, y por eso intentad usarla desde ahora.
No os canséis de ella a los cuatro días, como ha ocurrido otras veces con otros juguetes que
habéis tenido.
No permitáis que nadie os la robe.
Dejad que juegue con ella todo el que quiera.
No estropeéis la que también llevaremos a otros.
No la pongáis en manos de inexpertos.
No pongáis dentro de su caja otras cosas que no sean la felicidad. No la confundáis.
No la guardéis escondida, pensando que se desgasta al usarla.
Haced que rinda lo más que podáis.
No le quitéis ninguna pieza, ya que sólo funciona entera.
Dadle buen trato y haced que os dure.

Si sabéis jugar con ella como se debe, el año que viene os traeremos más.

Melchor, Gaspar y Baltasar

PARA HACER
1. Trabajar con ella: leyéndola, imaginando cuál sería mi carta de petición, viendo qué otras
recomendaciones se podrían dar, concretando las dificultades para llevar a cabo éstas,...
2. Todos seguimos pidiendo cosas a los Reyes...podemos...centrarnos en un tema: paz, esperanza,
amor... Escribir la carta a los Reyes sobre ese tema.
3. Revisar esa carta: ver qué pedimos, qué deberíamos pedir...
4. Escribir la respuesta que los Reyes darían.

El proceso anterior puede hacerse de forma compartida:


1. Cada uno escribe su carta.
2. Se recogen y se vuelven a repartir aleatoriamente.
Se lee la carta y se responda como si fueran los Reyes quienes escriben.
La Navidad de otros niños y niñas.
 La clase se dividirá en dos grupos: A) Urbano y B) Rural.

 Los miembros del grupo A pensarán en un distrito como La Molina, Miraflores, San Borja, etc.., e
imaginarán cómo es la Navidad allí para un niño o niña de su edad y lo irán reflejando en el cuadro
siguiente. Lo mismo harán los del grupo B pero con un niño de Huancavelica, Madre de Dios, etc...

 Cada uno escribirá una Carta a Jesús que viene pronto. La escribirán desde la perspectiva del niño o
niña que han imaginado. Será ese niños o niña quien se dirige a Jesús para contarle cosas de su vida y
pedirle ayuda.

Escribe el nombre del lugar del niño o niña


que va a escribir la carta a Jesús.
¿Cómo viste este niño/a? Imagina sus
vestidos.

¿Cómo es su alimentación diaria? ¿Cuántas


veces come al día? ¿Está bien nutrido/a?

¿Tiene juguetes? ¿A qué juega con sus


amigos?

¿Hay algún médico cerca? ¿Qué le ocurre


cuando se pone enfermo/a?

¿Va a la escuela? ¿A cuántos kilómetros


está la escuela más cercana?

¿A qué edad comienzan a trabajar los niños


y niñas de ese lugar?

¿Cómo imaginas la Navidad de este niño/a?

¿Qué regalos le podrán hacer sus padres y


familiares?

Navidad, Compartir, Nacer de Nuevo.


ESPERANZA
JUSTICIA
ALEGRÍA
AMOR
ADVIENTO RECURSOS PARA SECUNDARIA

Primera semana de Adviento

ESPERAR ES PREPARAR TU CORAZÓN.

ACTIVIDADES QUE PUEDES REALIZAR (sugerencias):

Jesús nació en un Pesebre en Belén: Tú también vas a intentar construir un Pesebre


dibujando las figuras del nacimiento.

Hacer un nacimiento en la clase y en tu casa y orad Jesús en la noche de Navidad.

Compartir: En la Campaña del Kilo, tú puedes dar un Kilo de alimentos para quien no
lo tiene en esta Navidad, o tiene muy poco.

Juan era vigilante nocturno en un edificio de la ciudad. Procedía de un país lejano y


tenía que permanecer despierto toda la noche para vigilar y cuidar de todo el edificio. A
veces le entraba sueño, se sentía triste porque pensaba en su familia que estaba muy
lejos. Entonces, conectaba un pequeño transistor. Hacía un poco de ruido, pero
pegándoselo al oído se enteraba de las noticias del mundo entero. Y permanecía
despierto toda la noche. Un día volvió a su país a reunirse con su familia. Pero siempre
guardó el pequeño transistor, que le había ayudado a permanecer despierto y a pensar
en el mundo entero.

COMENTARIO: Jesús se dirige a sus discípulos dándoles consejos: “Levantaos, alzad


la cabeza, estad atentos, permaneced despiertos y rezad en todo momento” Cfr. Lc 21:
25-36. Esta será la diferencia entre el que cree en Jesús y el que no cree. Cuando todo
parece que va a derrumbarse, el creyente espera con todas sus fuerzas que Jesús tendrá
la última palabra, mientras que el otro se muere de miedo.

HOY

Hoy los consejos de Jesús a sus amigos valen también para nosotros. Dicho de otra
manera: “No viváis como si yo no existiese; prestad atención desde hoy mismo:
Levantaos para venir a mi encuentro”. Como vigilante del Evangelio que ha esperado
toda la noche, permaneced despiertos. Encended vuestra lámpara y orad al Dios que os
ha creado. Entonces no tendréis miedo.

ORACIÓN

Jesús, en el mundo en el que vivo, muchos hombres no piensan en ti.


Unos no te conocen, otros te olvidan.
Yo te conozco.
Ya ves, me levanto hoy.
Como un vigilante nocturno
quisiera vivir mi vida
sin olvidarte jamás
Segunda semana de Adviento

SER JUSTOS ALLANAD EL CAMINO

LA PIEDRA

En la llanura, se encontraba la gran obra de la autopista. Esta mañana, un nuevo


maquinista se sumó a los que manejaban los buldózers. Se llamaba Pablo y parecía
desanimado, porque, en un día, tenía que allanar una inmensa colina de tierra y de
piedra. Viendo el panorama, Luis, un veterano de la obra, decidió ayudarle. Durante
toda la jornada estuvieron golpeando, removiendo y arrastrando tierra y piedra.
“¿Piensas que vamos a conseguirlo?” preguntaba Pablo. Luis le miraba con una gran
sonrisa y después seguía trabajando.

Al atardecer, ante los ojos atónitos de Pablo, la colina había desaparecido.

Pablo guarda desde entonces una piedra de esta colina. Cuando la mira, piensa en lo que
Luis le hizo descubrir: cuando se cree en algo, se puede hacer desaparecer montañas.

COMENTARIO

Juan Bautista recorre Palestina y habla de Dios: es un profeta. Muchos, muy interesados
o intrigados por lo que él dice, van a escucharle. Les aconseja cambiar de vida, y para
señalar este cambio, los introduce en el agua del Jordán ( Cfr. Lc 3,1-6). Les anuncia
también que Jesús va a llegar pronto, y que tienen que preparar dentro de sí un camino
por el que el Señor pueda caminar.

HOY

Nuestra vida no es una línea perfectamente recta en la que todo lo hagamos bien y sin
problemas alguno. No. Hay ciertas dificultades en forma de barrancos, de colinas e
incluso de montañas que hay que allanar. Como el maquinista del relato, no hay que
acobardarse para nivelar un camino y trazar una ruta. Será largo y difícil; por eso hay
que desearlo vivamente. Entonces en ese lugar, removido y preparado, Jesús podrá
venir, cambiará toda nuestra vida y nos ayudará a rebajar otras montañas.

ORACIÓN

Me encuentro en el camino.
Jesús, para preparar tu venida al mundo, quisiera:
Limpiar las piedras, quitar las rocas,
allanar las colinas,
desplazar las montañas; hablar el lenguaje de los pacíficos,
actuar con ternura,
defender a los más pequeños,
ser portador de paz.
Tercera semana de Adviento

ESTAR ALEGRE

EL DIBUJO - SONRISA

Sonia era una niña pequeña de siete años. Tenía una enfermedad grave que la obligaba a
permanecer en el hospital. Sus padres venían a verla todos los días. Ella se daba cuenta
de que estaban tristes e inquietos. Sonia quería mostrarles que, en el fondo, ella era
feliz. Un día, dibujó un rostro con una inmensa sonrisa, y se lo puso delante de la cara.
Al entrar en su habitación, sus padres vieron el rostro sonriente y se pusieron a reír.
¡Cuánto bien les hizo reír y reír!

Hoy, Sonia está curada, pero guarda siempre el dibujo de la gran sonrisa. Cuando lo
mira, piensa que lo más importante en la vida es saber dar alegría a los demás.

COMENTARIO

María se puso en camino. Sabiendo que su prima espera un hijo, sale rápidamente para
ayudarla. Es un viaje largo, pues cada una vivía en el extremo opuesto del país. Y María
también está embarazada. Pero está decidida a hacer esta visita. A su llegada, se
produce la gran alegría: ( Cfr. Lc 1:39-45) Isabel adivina que su prima va a ser la madre
del Mesías, el Hijo de Dios. Juan bautista, todavía dentro de su vientre, se lo ha dicho
con un fuerte pataleo...la alegría que comparten es enorme, es la alegría que procede de
Dios.

HOY

Recuerda el Evangelio del primer domingo de Adviento: anunciaba por qué vale la pena
preparar un camino por las colinas y montañas de tu vida. Por este camino Jesús puede
llegar hasta ti: son necesarios los ojos de la fe para creer con la misma fe que Isabel.
Los cristianos saben que Jesús está presente, que está con ellos y experimentan una gran
alegría. En la vida, dar y recibir esta alegría, es muy importante.

Como la pequeña niña de la historia, tú también puedes tratar de repartir alegría a tu


alrededor.

ORACIÓN

Señor, quisiera que el mundo entero gritase de alegría.


Toda la creación:
El sol, la luna y las estrellas, todas las flores y los animales.
Los hombres, las mujeres, todos los niños de la tierra.
Porque encontrarte, Señor, es una inmensa alegría y tengo ganas que todo el mundo
grite de alegría conmigo.
Cuarta semana de Adviento

AMAR ES COMPARTIR

UNA BUENA RECETA

Era una mañana muy temprano. José, quien era panadero en la montaña, se disponía a
comenzar su trabajo. Pero esa mañana, la gran cantidad de lluvia caída durante la noche
había inundado las ciudades del valle. Rápidamente, despertó a su mujer Carmen y le
dijo: “¿Qué podemos hacer?” En seguida, Carmen abrió su gran libro de recetas y
preparo: el “pan de sol”. Tres horas más tarde, José y Carmen salían con su furgoneta
llena de “panes de sol”.

Todo el día estuvieron repartiendo a los vecinos de los pueblos inundados. Carmen y
José guardaron siempre esta receta y cada vez que vuelven a hacer pan, piensan en los
amigos de los pueblos devastados y en la ayuda que les aportaron.

COMENTARIO

Esta semana, el Evangelio nos habla todavía de Juan el Bautista, el profeta, y de la


gente que viene a escucharle y a plantearle cuestiones. Juan Bautista responde a cada
uno que, para cambiar de vida hay que ser honrado, manso, justo y compartir lo que se
tiene (Cfr. Lc 3: 10-18). La gente que acude a él no es siempre la misma: hay ricos,
pobre, recaudadores de impuestos, soldados. Todos tienen algo que hacer para cambiar
de vida.

HOY

Puedes agradecer a Juan Bautista sus buenos consejos. Es verdad, te pueden servir. Por
ejemplo, puedes tratar de ser menos violento con los compañeros de colegio, o mejor,
con los que no consideras amigos tuyos; puedes aprender a compartir lo que tienes: esto
siempre hace felices a los demás; también es interesante lo que nos cuenta la historia de
los panaderos.

ORACIÓN

Jesús, algunas veces, me pregunto:


¿Qué haré más tarde cuando sea mayor?
Es una pregunta muy importante.
Hay veces que sé responderla Y otras que no
Además, también me pregunto:
¿Qué tengo que hacer ahora? Jesús,
Desde hoy me invitas a ser justo,
a rechazar la violencia,
a compartir con los demás.
Y esto, es lo más importante.