Sei sulla pagina 1di 4

COLEGIO NUEVO GIMNASIO

Área de Español y Literatura


Asignatura: Español
Docente: Josefina Marambio
Estudiante: Sofía Lozano Marulanda
BOGOTÁ D.C., septiembre 01 de 2016

“Toda persona tiene derecho a la libertad de


pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye
la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la
libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y
colectivamente, tanto en público como en privado, por la
enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.”
(Organización de las Naciones Unidas – Declaración Universal
de los Derechos Humanos, Articulo 18)

LIBERTAD DE CULTO

A pesar de las diferencias ideológicas establecidas en las diferentes religiones, todas


finalmente se enfocan hacia un ser supremo y la practica del bien como forma de vida en la
búsqueda de la salvación. Cada ser tiene el derecho de ser libre al escoger su religión, de
creer o no creer en un Dios, de expresar su fe según sus convicciones y poder hacerlo de
forma publica sin ser censurado, oprimido o discriminado.
Existen diferentes organizaciones, que han sido fundadas alrededor de casi todo el
mundo, en defensa de las libertades religiosas, las cuales se centran especialmente en la
vigilancia y protección, para que estos derechos y libertades sean respetados y que cada
una de las personas reciban el apoyo y el respeto que como seres humanos deben tener,
independiente de la religión o culto al que sigan.
Al rededor del mundo existen en la actualidad unas 4200 religiones, siendo cinco
de estas clasificadas como las mas importantes: Cristianismo, Judaísmo, Islamismo,
Hinduismo y Budismo. La mayoría de estas son Monoteístas, pues sus creencias están
encaminadas hacia un solo Dios, a excepción del Hinduismo en el que su religión centra sus
creencias en varios Dioses, lo que los hace Politeístas, y el Budismo en donde no hay un
Dios, solo adoran a Buda por lo que su gran inteligencia representa y por sus infinitas
enseñanzas.
Es importante que cada País haya ido desarrollando una estrategia donde con el
fortalecimiento y respeto hacia la iglesia y la religión, los hombres también a su vez, hayan
encontrado, que pueden unirse y ser constructores de paz, de educación y con esto buscar
el bien común, independiente de la corriente religiosa a la que se siga.
El sector religioso es muy importante en la construcción y buen entendimiento de
los valores sociales, y es claro lo que ha venido haciendo en muchos países, a través del
tiempo, con su acompañamiento en los proceso de crecimiento, de tolerancia, de búsqueda
de la paz, de ayuda a los mas necesitados, siendo en muchos de los casos intermediario, en
situaciones difíciles y uniéndose así, de manera efectiva, cordial y amigable, las diferentes
religiones, para encontrar un bien común.
En este proceso en el que se declara la consagración de la libertad religiosa y de
cultos como un derecho fundamental, que tuvo sus comienzos hacia el año 313 d.C., en el
Imperio Romano, en donde todas las religiones fueron protagonistas y que esta plasmada en
el Edicto de Milán que es hasta ahora el primer documento que establece la libertad
religiosa y dice que "nadie que haya aceptado la creencia cristiana o cualquiera otra que
parezca ser la más conveniente para él, sea obligado a negar su convicción" (“Edicto de
Milán”, en Diccionario Patriś tico y de la Antigüedad Cristiana. ed. A. DI BERARDINO).
Durante todo este largo tiempo, y aunque las sociedades en general, han trabajado
en el fortalecimiento de un verdadero respeto, una convivencia armónica y una verdadera
tolerancia, existen todavía países en los que el hombre a pesar de ser parte importante
dentro de la sociedad, aun no goza de el derecho a expresar libremente cual es su religión,
ya que esta expuesto a recibir toda clase de violaciones al ser discriminado con diversas y a
veces muy duras medidas.
Teniendo en cuenta, lo anterior, también es importante resaltar, como los diferentes
lideres religiosos, en muchos momentos de la historia, han convocado y movilizado a sus
seguidores, para que junto con ellos, le muestren al estado que debe haber una búsqueda
profunda de Dios, en donde trabajan no solo por una sociedad justa y equitativa sino
también por una transformación social basada en principios y valores de vida, respetando
siempre las creencias religiosas de cada individuo.
En el caso concreto de Colombia, el proceso de libertad de cultos, ha sido un
proceso que ha exigido mucho trabajo y compromiso por parte del estado y de todas las
entidades religiosas. En la Constitución de 1991 se abrió un camino nuevo para garantizar
la libertad de culto y comenzó de esta forma a reconocerse el derecho que cada individuo
tiene a profesar dignamente su fe en cualquiera que sea su religión, sin ser discriminado ni
vulnerado en sus derechos por ello y gracias a esto, se dio un gran paso en el concepto de la
igualdad religiosa y del respeto por los derechos de creencia de cada persona en el país.
Son muchos los desafíos que tienen hoy todas las sociedades, en el mundo entero,
cuando de libertad religiosa y de cultos se habla, ya que hay que tomar una verdadera
conciencia, de que todos los actores deben caminar juntos, encaminados hacia un solo fin,
que debe ser la solidaridad, el compromiso y el respeto para acompañar y apoyar a las
distintas organizaciones religiosas, en cualquiera que sean sus creencias, a través de
programas que propongan proyectos, en donde las entidades políticas, sociales,
gubernamentales y religiosas puedan hablar el mismo lenguaje, en el que cada individuo
sienta la seguridad de poder desarrollarse en cualquier ambiente, sin temor al rechazo ni
discriminación por su religión.
Un punto importante, es la integración con la base de que se debe encontrar y
afianzar un verdadero diálogo de libertad religiosa, donde la solidaridad, no sea solo un
propósito, sino, una realidad en el día a día de cada ser y por esto es urgente la formación
en la concientización y el compromiso por el respeto hacia las creencias y los cultos de
cada persona.
la libertad de religión, es un derecho que ha sido reconocido por diferentes tratados
internacionales, especialmente por la Declaración Universal de los Derechos Humanos,
donde están contenidas una serie enseñanzas, leyes y normas, que deben ser parte de la vida
social de todo individuo en donde a través del encuentro entre personas de distintas
creencias religiosas y de culto, entre otros muchos derechos que debe tener el ser humano,
deben primar el respeto y la consideración
Es de vital importancia considerar la libertad religiosa como un derecho inseparable
e individual de cada hombre que le da la capacidad y el derecho a creer o no en Dios y en
una serie de principios, fe o ideales. El fin de la libertad religiosa y de culto se debe
fundamentar en base al concepto de la tolerancia, con la que se debe comenzar a luchar con
la firmeza en base a la no discriminación por motivos religiosos.
REFERENCIAS
 LEYDI MARTINEZ NIETO (2005)
“El Derecho a la Libertad Religiosa y de Cultos en la Legislación Colombiana”
(Pág. 44 – Art 54 – 1.1.115) - javeriana.edu.co
 MINISTERIO DEL INTERIOR, GRUPO DE ASUNTOS RELIGIOSOS
( 1ª Edición 2015) “Libertad Religiosa y de Cultos” ( Pág. 8 - Art 19 Constitución Política
Colombiana. Pág. 11 – Art 18 Convenios Internacionales. Pág. 321 El Derecho a la
Libertad religiosa y sus Alcances) – mininterior.gov.co
 UNIVERSITY OF MINNESOTA – HUMAN RIGHTS LIBRARY (2003)
Guía de estudio: “Libertad de Religión o Creencia” (Punto I. Punto II Art. 1, 2, 3 y 4) -
hrlibrary.umn.edu