Sei sulla pagina 1di 13

Actividad 3

Taller

Asignatura:
Teoría psicoanalítica

Presentado por Erika Olivera ID 681917


Junio 7.

Corporación Universitaria Minuto de Dios.


Bogotá D.C
Introducción ii

Este taller tiene como fin dar ha conocer las principales característica de la obra mas allá del
principio del placer donde este fue utilizado por Sigmund Freud para caracterizar la tendencia de
las personas a buscar placer y evitar el dolor. También se da han conocer las características
fundamentan tales de las teorías de pulsiones de Freud.
1

Taller

1. Identificar aspectos y características fundamentales de las pulsiones de vida y las

pulsiones destructivas.

Concepto de pulsión: Recibe el nombre de pulsión todo aquel impulso o fuerza que

conduce al sujeto a llevar a cabo algún tipo de acción, generalmente con el fin de

satisfacer algún tipo de necesidad. Se trata de fuerzas poderosas que surgen ante un

estado de tensión corporal, que busca ser resuelta.

La pulsión es en último término el origen de toda actividad mental, siendo representante

psíquico de los estímulos somáticos del cuerpo, y consta de fuente (órgano de donde nace

la pulsión), fuerza (grado de empuje a la acción), meta (satisfacción de la excitación) y

objeto (lo que la satisface).

Se trata pues de uno de los conceptos fundamentales del psicoanálisis, junto al

inconsciente, a la hora de explicar la vida psíquica. Concretamente forma parte del

denominado modelo económico de la personalidad Freud, que intenta explicar la

actuación humana como producto del intento de resolución de los estados de tensión

corporal.

La teoría freudiana sostiene que la pulsión no se satisface en su totalidad porque sobre el

objeto primordial que la satisfaría, cayó la barrera contra el incesto. Por consiguiente, los

demás objetos son subrogados del primero. Cabe destacar que el objeto es sólo

representación psíquica inconsciente.


2

Componentes de la pulsión:

Freud en sus “Tres Ensayos sobre una Teoría Sexual” (1905) define los componentes de

la pulsión como:

• Fuente (quelle), es el órgano en el que se produce la excitación sexual y donde

brota la pulsión. Se denomina zona erógena, siendo orificios del cuerpo básicos para la

supervivencia y donde se apoya la sexualidad. En diferentes momentos del desarrollo

psicosexual, cada una de estas zonas tendrá una prevalencia sobre las demás. La pulsión

satisfecha será entonces parcial. Sólo con el paso del tiempo se agruparán en

organizaciones libidinales.

• Fuerza (drang), es el factor cuantitativo (económico) de la pulsión. Supone la

insistencia y el empuje como una exigencia de trabajo.

• Meta (ziel), que siempre es la satisfacción, es decir, la supresión del estado de

estimulación de la zona erógena. Las pulsiones pueden ser inhibidas o desviadas en su

fin. En el primer caso, se hace un alto en la satisfacción. Por ejemplo, el cariño hacia los

amigos. En el segundo caso, se da el mecanismo de la sublimación. Mediante el cual la

pulsión es canalizada para actividades socialmente valoradas.

• Objeto (objekt), es aquello en lo cual o por medio de lo cual la pulsión puede

alcanzar la satisfacción parcial. Freud plantea que el objeto “es lo más variable de la

pulsión”. De modo que no está enlazado a ella originariamente. No obstante, no todas las

cosas son susceptibles de ser un objeto para un determinado individuo. Sino sólo aquellas

condicionadas por su propia historia.


3

Pulsión de vida

Eros: pulsión de vida

Recibe el nombre de Eros o pulsión de vida el impulso generador de activación y

excitación a nivel orgánico que aparece con el objetivo principal de garantizar la

supervivencia y a mantener la materia viva unida e integrada, buscando por lo general

generar uniones cada vez más complejas y la satisfacción de necesidades, especialmente

sexuales.

Este tipo de pulsión integra dos conceptos que Freud inicialmente consideraba separados:

la pulsión sexual y la pulsión de autoconstrucción. Se trata de una fuerza que genera

dinamismo y actividad, conduciendo a la conducta y a la búsqueda de satisfacción

Este principio está fundamentado en el principio de placer, según el cual la psique tiene

como principal función la de buscar el placer y evitar el displacer. Ello se consigue a

partir de la búsqueda de la reducción de la tensión. Asimismo se ve influenciado y

mediado por el principio de realidad: en función de la consideración que la pulsión pueda

ser inadecuada o irrealizable (algo que se vincula al yo y al superyo), podemos sublimarla

y llegar a una gratificación parcial a través de un rodeo.

El Eros nos conduce también a mantener relaciones tanto con nosotros mismos como con

los demás, permitiendo la aparición de la aproximación y de la identificación con los

demás.

Existen múltiples actos en que se expresa el Eros, resultando la pulsión de vida

fácilmente visible: además del sexo la alimentación, la defecación, los besos y caricias o
4

los sueños son ejemplos de ello. Requiere de un objeto al que dirigirse y del cual obtener

la gratificación.

Freud afirma que la satisfacción total de la pulsión no puede darse, porque está

mediatizada por los sustitutos. Por lo tanto, la satisfacción es irremediablemente parcial,

o, si se quiere, es insatisfacción.

Eros -el instinto de vida- es un instinto cuya característica es la tendencia a la

conservación de la vida, a la unión y a la integridad, a mantener unido todo lo animado.

Un instinto que tiende a la unión, a la vida, que posibilita el sexo como placentero y

como generador de nueva vida.

Como decíamos, los nombres que tomó Freud para ambos instintos se basan en la

mitología griega. Eros era el dios del Amor. Aunque en la mitología griega Eros no tiene

un significado tan unívoco, es en todo caso un dios que, además de ser el dios del amor y

la pasión, constituye una fuerza cósmica que -según la leyenda- quizás presidió la

constitución misma del cosmos. En esta concepción, Eros era también el dios que unía a

los dioses con los hombres y que mantenía todo unido como un continuo (el amor une).
5

Pulsión destructiva:

La pulsión destructiva fue Término utilizado por Freud para designar las pulsiones de

muerte, desde una perspectiva más cercana a la experiencia biológica y psicológica. En

ocasiones su extensión es la misma que la del término «pulsión de muerte.

La pulsión de muerte o Thanatos es un concepto desarrollado por Sigmund Freud, que

nace en contraposición de la pulsión de vida o Eros y que se define como el impulso

inconsciente y generador de excitación orgánica (es decir una pulsión) que aparece como

la búsqueda del ser de retornar al reposo absoluto de la no-existencia. Se podría

considerar como el impulso que busca la propia muerte y desaparición. Mientras que el

Eros busca unir y conservar la vida, además de satisfacer la libido, Thanatos busca

satisfacer los impulsos agresivos y destructivos, teniendo por objetivo la desunión de la

materia y la devolución al estado inorgánico. Este impulso aparece a menudo en forma de

agresividad hacia los demás o hacia uno mismo, tanto si se da de manera directa como

indirecta. Asimismo mientras Eros es una fuerza que genera dinamismo Thanatos se

caracteriza por generar retirada y búsqueda de reposo a menos que se asocie al erotismo.

Thanatos no se guía por el principio de placer, como Eros, sino por el principio del

Nirvana: se busca la disolución, el reducir y eliminar la excitación no para encontrar

placer en la solución de conflictos que permiten la supervivencia y la resolución de

conflictos sino para hallarlo en la disolución y la vuelta a la nada. Este concepto cuenta

con la particularidad de ser algo poco visible de forma directa: mientras que el Eros o

energía vital libidinosa facilita la unión y la actuación, Thanatos tiende a mostrarse de

manera indirecta a través de la proyección, a través de la agresión o a través de la no


6

acción o vinculación con el mundo. Un ejemplo de ello es la emisión de conductas poco

saludables o la resignación y aceptación pasiva de algún tipo de evento aversivo.

Según el padre del psicoanálisis, tanto la pulsión de vida como la de muerte son

imprescindibles para el ser humano se presentan en un continuo conflicto que en

múltiples aspectos resulta beneficioso para el ser humano. Aunque la idea de pulsión de

muerte es polémica y puede parecer aversiva, la cierto es que para Freud se trata de un

tipo de impulso necesario para la supervivencia. A nivel psíquico la existencia de la

pulsión de muerte nos permite separarnos de los objetos, algo que a su vez posibilita que

no nos identifiquemos y fusionemos psíquicamente con ellos, conservando la

individualidad. conflicto entre pulsión de vida y pulsión de muerte también se asocia al

momento del orgasmo, siendo Eros lo que hace buscar la satisfacción sexual y erótica

pero vinculándose el propio sexo y el momento del clímax a una descarga, ligada a la

idea de reposo y retorno a lo basal y existiendo cierto componente agresivo en ellos.

De hecho autores como Lacan identificarían la pulsión de muerte con la idea de goce, de

satisfacción ante lo que generalmente debería causarnos displacer. Ello explica en parte la

satisfacción que puede causar algo como la venganza, el sadismo o incluso el sufrimiento

sea propio o ajeno.3. Qué se entiende por el principio del placer en la teoría de Freud.

Thanatos por el contrario es el dios de la muerte no violenta, hijo de la diosa de la noche

Nix y del de la oscuridad, Érebo. Este dios, gemelo de Hipnos, el dios del sueño, actuaba

con cierta gentileza, siendo su toque suave y siendo encargado de que se cumpliera la

voluntad de las moiras respecto al destino de los mortales cuando les llegaba la hora. Pese
7

a ello era un ser temido y una fuerza de desunión con la vida, vinculándose también a la

resignación a morir.

https://www.esalud.com/principio-de-placer-principio-de-realidad/

3. Realizar un diagrama explicando el principio del placer.

Título de imagen : Principio del placer


Elabora por : Erika Olivera
Diseñado en : Cmaptool.
Fecha : 07 de junio de 2019
8

4. Por qué el texto se llama más allá del principio del placer

MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DE PLACER

Tiene este nombre porque es un texto en el que se reflexiona sobre la pulsión de muerte a

partir del análisis del placer. Más allá del principio de placer es un gran texto inspirado,

donde se introduce la pulsión de muerte al cabo de una reflexión sobre el placer y el

displacer, la compulsión de repetición y la desligazón pulsional. Más allá del principio de

placer es también un «más allá» de la metapsicología, que la especulación freudiana

desvía hacia lo biológico.

Freud introduce estos dos conceptos en 1911, para designar los dos principios que rigen

el funcionamiento psíquico. El primero, el Principio del Placer tiene por fin procurar el

placer y evitar el displacer, sin entender de trabas ni límites (por ejemplo: el lactante y el

seno de su madre) y el segundo, el Principio de Realidad modifica al anterior,

imponiéndole restricciones necesarias para la adaptación a la realidad externa.


9

Lista de referencias

Título : Principio de placer – Principio de realidad


Publicado por : Melissa Bacigalupi
Fecha : 12 de septiembre de 2016
Blog: Salud para profesionales, estudiantes y curiosos. Artículos diarios sobre salud,
bienestar, psicología y nutrición.
Url: https://www.esalud.com/principio-de-placer-principio-de-realidad/

Titulo La pulsión de muerte en Freud


Publicado por :Hugo urquijo
Fecha : 21/06/2017
Url: Colegio de psicoanalistas http://www.coldepsicoanalistas.com.ar/biblioteca-
virtual/leer/?id=110

Titulo : Pulsion de vida en Freud


Publicado por : Maria Alejandra castro licenciada en psicología
Fecha: 2015
Ciudad: Bogota
Url: Pulsión de vida o eros: ¿qué es? Las mentes maravillosas
https://lamenteesmaravillosa.com/pulsion-de-vida-o-eros/

Titulo: Sigmund Freud obras completas mas alla del principio del placer psicologia de las
masas y el analisis del yo y otras obras.
Publicado por : Amorrortu editors
Fecha de las obras: 1920-1922 siglo XVII
Url : http://www.bibliopsi.org/docs/freud/18%20-%20Tomo%20XVIII.pdf
10
11