Sei sulla pagina 1di 4

Líder

El termino Líder proviene del inglés leader, y hace referencia a conducir, guiar, dirigir, dirigente o jefe. Un líder es el individuo de un
grupo que ejerce una mayor influencia en los demás, se le considera jefe o orientador, éste presenta la habilidad de convencer a otros
de que trabajen con entusiasmo para lograr los objetivos definidos.
En la mayor parte de los grupos (partido político, religioso, sociedad, club deportivo, etc.) existe un líder, que se caracteriza por ocupar
la posición más elevada dentro del grupo.
Aunque las funciones que ejerce un líder son de distinto tipo, destacan entre ellas las funciones ejecutivas y de dirección. Asimismo, el
líder planifica las actividades del grupo, representa a éste de cara al exterior, media en los conflictos y, cuando es necesario, estipula
premios y castigos.
Se ocupa también de introducir nuevas ideas en el grupo con el fin de mantenerlo vivo, busca nuevas perspectivas y es quien elabora
los balances y síntesis del grupo. Por lo general, el líder no asume todas estas funciones, sino que delega algunas de ellas en otras
personas cercanas a él.
Existen diferentes enfoques para abordar la cuestión sobre si los directivos poseen ciertos rasgos innatos que los definen como grandes
líderes o, simplemente, se trata de profesionales que han apostado por la formación y el desarrollo continuo de las habilidades de
liderazgo (se han hecho a sí mismos como directivos).
Los líderes nacen
Bajo esta perspectiva, existen personas más destinadas a asumir el rol de liderazgo y parecen tener una cierta predisposición para
ocupar cargos de Dirección dentro de las organizaciones. Según esta visión, existen ciertos rasgos que las diferencian del resto:
Ambición y energía.
Deseo de dirigir.
Honestidad e integridad.
Confianza en uno mismo.
Inteligencia y conocimiento del entorno.
En todo caso, y más allá de estas características concretas, estas personas son referentes en su organización y se manejan desde un
liderazgo carismático, con el que se ganan la autoridad y desechan el mando desde el poder.
Los líderes se hacen
En cambio, desde el otro extremo, se puede esgrimir que existe un cierto sesgo cuando se afirma que estos directivos son “líderes de
nacimiento”. Los argumentos pasan por defender que el liderazgo no es una habilidad natural, ya que todos podemos serlo si nos lo
proponemos (depende, básicamente, del desarrollo del personal y de la actitud que se tome):
Muchos directivos que triunfan en determinadas organizaciones, fracasan en otras.
Existen personas que se convierten en líderes ante determinadas condiciones, cuando hasta el momento no se habían identificado
como tales.
Las capacidades del buen directivo pueden ser aprendidas, si existe la predisposición y la motivación adecuadas.
Los líderes nacen y también se hacen
Las conclusiones a las que han llegado las investigaciones de las últimas décadas desvelan que, en efecto, existen personas que, dado
su carácter, muestran auténticas dotes de liderazgo. Sin embargo, la mayoría de las personas necesitan aprender y experimentar para
llegar a ser unos buenos directivos. También es importante señalar que no existe una única forma de liderazgo eficaz, sino que pueden
encontrarse estilos de liderazgo diferentes e igualmente exitosos, en función de la organización en la que estén.
Como conclusión, a continuación se apuntan las principales características que todo buen directivo debería poseer
(independientemente de si nace o de si se hace):
El buen directivo es un ejemplo y un referente para los suyos.
Su éxito se mide por los resultados, no por su popularidad.
El líder se distingue porque tiene visión, promueve el cambio y se anticipa al futuro.

Concepto de supervisor
Supervisar significa mirar desde arriba. La madre o la maestra supervisan las tareas de los niños, o el ama de casa supervisa las
actividades de su empleada doméstica. Significa controlar para que el trabajo se cumpla de manera eficaz. El supervisor es aquella
persona que en una empresa observa y dirige al personal para orientarlo y vigilarlo en el cumplimiento de sus funciones, asignándole
los medios y recursos adecuados, y un plan de acción, coordinando equipos de trabajo, para obtener la mayor rentabilidad empresarial.
La misión del supervisor es técnica: implica organizar, inspeccionar, planificar y motivar al personal, respetarlo, evaluarlo, capacitarlo,
aprovechar lo mejor de cada empleado, estimular la actitud colaborativa, escuchar al personal y orientarlo, organizar los elementos
materiales, la materia prima y las máquinas, para maximizar su rendimiento. Un supervisor debe ser capaz de conducir un grupo, de
ejercer su autoridad con respeto por sus subordinados, por lo cual él mismo, a pesar de que debe contar con experiencia, debe
capacitarse, ya que no sólo es una tarea basada en experiencias previas, sino en metodologías y principios racionales; debe dar órdenes
claras y precisas, conocer las tareas, priorizarlas de acuerdo a su importancia, y poder visualizar posibles soluciones a los problemas. El
supervisor es guía, consejero, maestro, orientador, por lo cuál debe reunir las condiciones de estudioso, creativo, responsable, de
carácter estable, y ser creíble.
El concepto de supervisor implica una serie de responsabilidades que no todo el mundo puede cumplir. Por ello, los supervisores poseen
un perfil determinado que les hace idóneos para el desempeño del cargo. Un supervisor deberá cumplir con las siguientes características
Caracteristicas supervisor
Conocimiento del Trabajo: Esto implica que deba conocer la tecnología de la función que supervisa, las características de los
materiales, la calidad deseada, los costos esperados, los procesos necesarios, etc.
Conocimiento de sus responsabilidades: El supervisor debe conocer las políticas, reglamentos y costumbres de la empresa, su grado
de autoridad, sus relaciones con otros departamentos, las normas de seguridad, producción, calidad, etc. Esta es una de las
características del supervisor más importantes.
Habilidad para instruir: El supervisor necesita adiestrar a su personal para poder obtener resultados óptimos. Las informaciones, al
igual que las instrucciones que imparte a sus colaboradores, deben ser claras y precisas. Una de las premisas iniciales para saber cómo
ser un buen supervisor debe ser la comprensión y la disposición a formar a tus trabajadores.
Habilidades para mejorar métodos: El supervisor debe aprovechar de la mejor forma posible los recursos humanos, materiales,
técnicos y todos los que la empresa facilite, siendo crítico de su gestión para que de esta manera se realice de la mejor forma posible,
es decir, mejorando continuamente todos los procesos del trabajo.
Habilidades para dirigir: El supervisor debe ejercer liderazgo con la suficiente confianza y convicción para lograr la credibilidad y la
colaboración de su personal.
Estas características complementan las funciones del supervisor que el profesional debe desarrollar en las grandes empresas y pymes.
Emprendepyme define así al supervisor: No se trata solamente de una persona que tiene empleados a su cargo sino de un verdadero
“motivador”.
En la jerarquía administrativa, los supervisores ocupan la cúspide, juntamente con los gerentes, ya que ambos revisten calidad de líderes,
y entre ellos deben tener amplia comunicación, a efectos de trabajar en conjunto, para el bien de todos.
Hay supervisores de ventas, de compras, de seguridad, de producción, de logística, de calidad, técnicos, de equipos, etcétera. Sobre
ellos recae una gran responsabilidad, ya que es a ellos donde se diriguirán los reclamos, si los hubiera.
Funciones de un Supervisor
Las funciones de un supervisor van desde vincular departamentos dentro de una organización hasta coordinar y distribuir las labores.
Los supervisores deben dominar el tema del que se trate su trabajo, construir planes y tener habilidad de dirigir.
La palabra «supervisar» deriva de las palabras latinas super, que significa «sobre»; y videre, que quiere decir «ver». Por lo tanto, un
supervisor es de forma literal quien ve desde arriba a un conjunto de personas.
Un supervisor puede tener varios roles; puede ser asesor, líder, constructor de equipos o incluso un agente de cambio dentro de la
compañía.
Los grupos que se vinculan directamente con los supervisores en un ambiente laboral suelen ser los clientes, los colaboradores, los
subordinados, la gerencia, la dirección y otros supervisores.
Las 5 funciones principales de un supervisor
1- Coordinar
Además de combinar dos o más elementos del mismo nivel jerárquico, coordinar es dar seguimiento a los trabajos operativos,
organizativos, logísticos y administrativos de la empresa.
2- Vincular departamentos
Un supervisor debe alinear a las diversas áreas y unidades hacia el objetivo de la organización.
Esto sirve para asegurar que haya un vínculo entre el trabajo, las actuaciones y las decisiones de todos los individuos que laboran en la
empresa.
3- Distribuir el trabajo
Después de realizar el diseño de los puestos del trabajo, sigue la distribución del mismo. Esta función es necesaria para la creación de
los equipos.
El supervisor definirá quiénes son responsables de las actividades, a quién hay que preguntar y a quién se va a informar, siempre
cuidando que la repartición del trabajo sea equitativa.
4- Mediar y asesorar
Los supervisores suelen resolver situaciones entre los empleados y los altos mandos. Un supervisor puede tener un papel de consejero
y consultor.
Para poder asesorar se requiere tener una opinión experta, con la que se puede influir en otra persona en el ámbito de la toma de
decisiones.
Asesorar no significa ejecutar; sin embargo, un buen asesoramiento puede influir en la consecución de los objetivos.
5- Evaluar
Esta función se refiere a estimar los conocimientos, aptitudes y rendimiento de los trabajadores y del supervisor en sí mismo.
Para hacerlo, los supervisores deben conocer las técnicas de evaluación. Algunas son el análisis del puesto, la medición del desempeño
laboral y la aplicación de pruebas, así como la identificación de rasgos de la personalidad de los empleados.
La supervisión
La Supervisión es la constante observación, identificación, análisis y registro de todas y cada una de las actividades que se llevan a cabo
en un dentro de un área de trabajo específica. Incluye un proceso de compilación de la información sobre cada uno de los aspectos de
los proyectos diseñados para el logro de objetivos, asegurando el los avances de todas las actividades realizadas por los integrantes del
equipi de trabajo, haciendo uso de sistemas, trayendo como consecuencia el registro y una sana comunicación de la información
correcta hacia todos los involucrados dentro del proyecto.
La distribución correcta de la información contribuye a la idónea toma de decisiones para el funcionamiento de un sistema de trabajo.
Propósito
La supervisión es de vital importancia para el proceso administrativo y nos ayuda a dirigir nuestros proyectos por la ruta más adecuada
hacia nuestros objetivos.
La supervisión proporciona información que puede ser útil para:
1. Analizar la situación de la empresa y de su avance
2. Determinar si los recursos de la empresa se utilizan correctamente
3. Identificar los problemas a los que se enfrenta el sistema y encontrar soluciones y áreas de oportunidad
4. Asegurar que todas las actividades se llevan a cabo adecuadamente, por las personas responsables de las mismas y en tiempo
proyectado
5. Utilizar las lecciones y la experiencia obtenida en el día a día
6. Determinar si la forma en que se planeo el programa es la mas adecuada para resolver los problemas y la alcanzar la proyección
esperada
Objetivos de la supervisión
1. Mejorar la productividad de los empleados
2. Desarrollar un uso óptimo de los recursos
3. Obtener una adecuada rentabilidad de cada actividad realizada
4. Desarrollar constantemente a los empleados de manera integral
5. Monitorear las actitudes de los subordinados
6. Contribuir a mejorar las condiciones laborales
Liderazgo.
El liderazgo es la función que ocupa una persona que se distingue del resto y es capaz de tomar decisiones acertadas para el grupo,
equipo u organización que preceda, inspirando al resto de los que participan de ese grupo a alcanzar una meta común. Por esta razón,
se dice que el liderazgo implica a más de una persona, quien dirige (el líder) y aquellos que lo apoyen (los subordinados) y permitan que
desarrolle su posición de forma eficiente.
Tipos de liderazgo empresarial
Como bien sabes, hay muchos tipos de líderes que se diferencian unos de otros por una serie de peculiaridades muy diferentes. Por
supuesto, también hay estilos de liderazgo que mezclan las características de los distintos tipos de liderazgo. Hoy nosotros nos hemos
decantado por hablar de seis clases de liderazgo: natural, autocrático, carismático, democrático, “laissez-faire” y, por último pero no
menos importante: el liderazgo transformacional.
Vamos a ver los rasgos principales de cada uno de estos tipos de liderazgo empresarial.
1) Liderazgo natural
El líder natural es aquel que no está reconocido de forma oficial, pero que ejerce el rol de jefe o líder de un grupo sin que nadie lo
cuestione. Hay personas que llevan lo de “ser líder” en los genes y durante el desarrollo de un proyecto o del trabajo del día a día se
convierten casi sin darse cuenta en los líderes del equipo. Se trata de un tipo de liderazgo muy apreciado entre los miembros de un
equipo de trabajo, ya que todos acaban siendo partícipes de las decisiones del “jefe” al que han elegido seguir voluntariamente.
2) Liderazgo autocrático
El liderazgo autocrático es la forma de liderazgo más extrema: un líder que tiene poder absoluto dentro del grupo. La comunicación
asertiva no existe y los miembros del equipo se limitan a cumplir órdenes y no sienten libertad ni siquiera para plantear sugerencias o
estrategias diferentes a la marcada por el líder. Estamos ante un tipo de liderazgo empresarial muy restrictivo con respecto a la libertad
de movimientos de los miembros del equipo de trabajo, recayendo la responsabilidad y el mérito de cada acción en el líder. Este tipo
de liderazgo genera un alto nivel de rotación de personal y no suele funcionar demasiado bien entre equipos de profesionales
cualificados.
3) Liderazgo carismático
Dentro de los tipos de líderes, el jefe carismático es de los más comunes, conocidos y reconocidos. Este tipo de liderazgo empresarial
basa su éxito en que el líder genera sentimientos y sensaciones positivas entre el resto de miembros del equipo. Este líder carismático
ha desarrollado fuertes habilidades comunicativas y a través de sus palabras y gestos, formas de actuar, etc., es capaz de generar el
entusiasmo e ilusión necesarios para que el proyecto fluya suave y eficazmente. ¿El principal problema del liderazgo carismático?: el
proyecto, departamento o empresa corre riesgo de desaparecer si el líder desaparece del grupo.
4) Liderazgo democrático
El espíritu democrático es el principal rasgo del liderazgo democrático: el líder sigue siendo el que tiene la última palabra o decisión,
pero es capaz de escuchar, atender y sopesar las recomendaciones y opiniones de los miembros del equipo. El liderazgo democrático
es un modelo que genera un gran nivel de satisfacción en los miembros de un proyecto, lo que mejora su motivación y, así, en su
productividad y rentabilidad para la empresa. Se trata de un estilo de liderazgo que lleva tiempo desarrollar, pero los resultados merecen
la pena.
5) Liderazgo “laissez-faire”
El «laissez-faire» es una expresión francés que podríamos traducirse más o menos por “dejar hacer” o “dejar pasar”. En el ámbito del
liderazgo empresarial, este término se utiliza para definir a aquellos líderes que dan un gran nivel de autonomía a los miembros de su
equipo. Es un estilo de liderazgo muy eficiente en equipos compuestos por miembros senior con una gran experiencia profesional previa
y un alto nivel de autonomía. Con todo, el líder no debe descuidar las labores de monitorización y seguimiento del trabajo ya que, como
sabes, delegar no equivale a lavarse las manos y dejar que otros se ocupen del trabajo duro.
6) Liderazgo transformacional: ¿el más completo de todos?
Terminamos nuestra selección de clases de liderazgo con uno de nuestros favoritos: el liderazgo transformacional, uno de los tipos de
liderazgo empresarial más completos que existen. El líder transformacional tiene naturalidad y carisma, es democrático tanto a la hora
de tomar decisiones como de implementarlas, confía en la autonomía de sus colaboradores y, aunque no ejerce la autoridad como el
líder autocrático, sí que es consciente de cuál es su papel y de la necesidad de centralizar algunas acciones y de delegar otras. Es el tipo
de líder o jefe más completo y enriquecedor que podemos encontrar.
El objetivo de esta clase de liderazgo es generar transformaciones entre los miembros del equipo de cara al futuro del proyecto. El líder
transformacional es capaz de saca lo mejor de cada profesional, sabe cómo potenciarlo al máximo y, así, es capaz de aumentar los
niveles de productividad y rendimiento del conjunto de su valioso equipo humano.