Sei sulla pagina 1di 13

Republica Bolivariana De Venezuela

Universidad Simon Rodriguez


Estado Lara

INICIACION UNIVERSITARIA

Andragogía

Estudiante
Victor Cifuentes
C.I 20719374
SECCION M-A Mercadeo
Introducción

La Andragogía es el conjunto de técnicas de enseñanza orientadas a educar personas


adultas, en contraposición de la pedagogía, que es la enseñanza orientada a los niños. La
primera referencia a este término aparece en el año 1833 en el libro "Las Ideas
Educacionales de Platón", del profesor alemán Alexander Kapp, quien plantea que el
aprendizaje no sólo tiene como fuente al profesor sino también a la auto-reflexión y a la
experiencia de vida. Aun cuando Kapp no desarrolla una teoría, plantea la andragogía
como una necesidad práctica para la educación de adultos.
El programa de doctorado de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velázquez, se
fundamenta en un concepto de educación no tradicional orientado a formar en sus
estudiantes los conocimientos, las capacidades y los valores necesarios
para poder comprender y participar en la solución de los problemas sociales, económicos,
políticos y culturales en un mundo complejo y en constante transformación que requiere
de una disposición constante y decidida para la innovación y el cambio así como para la
participación y la construcción reflexiva y creativa; lo cual reclama la incorporación
articulada y coherente de ciertos elementos pedagógicos consecuentes con este concepto
de educación.
Con el conocimiento y utilización de la metodología didáctica conveniente y el empleo de
técnicas y procedimientos para el aprendizaje posibiliten a los estudiantes o agentes de
aprendizaje aprovechar su tiempo, voluntad y potencialidades en su desarrollo educativo
y profesional disponiendo el proceso didáctico a sus intereses, necesidades y expectativas.
Desde la pedagogía se concibe a la educación como una práctica social de intervención
orientada a la formación de sujetos sociales; práctica que encuentra en
las teorías pedagógicas sus razonamientos y normas que la justifican y perfeccionan. Por
ello, estos dispositivos deben estar construidos con los mayores y mejores criterios de
rigor y consistencia teórica, para estar en condiciones de fundamentar la sistematización
de los ideales educativos y el correspondiente diseño de proyectos que posibiliten su
logro.
Las edades generacionales, reconocidas por todos, del trayecto evolutivo del ser
humano: infancia, juventud, adultez y ancianidad; históricamente han sido sujetas a la
reflexión e intervención pedagógica. Estas edades son los tiempos de la vida que bajo el
enfoque de la teoría pedagógica de la educación permanente o del aprendizaje a lo largo
de la vida indican y marcan los tiempos de la formación humana (Frabboni y Pinto, 2006:
301)
Concretamente en el debate pedagógico en torno a las prácticas educativas en la edad
adulta, se ha intentado esclarecer, incluso lingüísticamente, una teoría pedagógica que
tiene por campo de reflexión y acción los procesos educativos propios de los adultos: la
andragogía.
Desarrollo histórico del término

De acuerdo a Caraballo (2007: 1991), a lo largo de la historia la andragogía ha sido


conceptualizada como:
• Una ciencia (Félix Adam, 1970)
• La ciencia de la educación de los adultos (Ludojoski, 1971).
• Un conjunto de supuestos (S. Brookfield, 1984). • Un método (Lindeman, 1984).
• Una serie de lineamientos (Merriman, 1993). • Una filosofía (Pratt, 1993).
• Una disciplina (Brandt, 1998). • Una teoría (Knowles, 2001).
• Como proceso de desarrollo integral del ser humano (Marrero, 2004).
• Un modelo educativo (Universidad Nacional Experi-mental Simón Rodríguez, 1999).
Malcom Knowles, en su texto The Modern Practice of Adult Education: Andralogy versus
Pedagogy, asevera que el tér-mino de andragogía aparece en 1833, cuando el maestro
alemán de educación básica Alexander Kapp lo utiliza para referirse a
la interacción didáctica que se establece entre él y sus estudiantes en edad adulta en las
escuelas nocturnas (Natale, 2003: 83). En ese momento histórico el término no fue
aceptado, –debido a la crítica fundamentada que Johann Frederich Herbart, uno de los
principales teóricos de la pedagogía, le realizó: para él la educación de adulto
era responsabilidad de la pedagogía social o cual, tácita-mente fue aceptado en el campo
educativo.
Esto obedecía a la fuerte presencia que la educación de adultos tenía en el norte
de Europa; desde mediados del siglo XIX en Dinamarca. Con el impulso de las ideas de N.
Grundtving y C. Kold se fundaron las escuelas populares en respuesta a la necesidad que
existía en los pequeños agricultores de elevar su conciencia política (OCDE, 2005: 41) en
relación con el papel importante que estaban adquiriendo en la economía. Estas ideas y
prácticas se fueron propagando a países como Noruega, Suecia y Alemania, siendo
sistematizadas por la pedagogía social.
En 1921, nuevamente en Alemania, el sociólogo E. Rosentock usa de nuevo el término
andragogía, pero como lo trata únicamente como método de enseñanza, su propuesta no
tiene mucha aceptación. Va a ser hasta 1957, cuando F. Poggeler publique en Alemania,
su trabajo titulado Introduction into Andragogy: Basic Issues in Adult Education que el
término de andragogía, tendrá en Europa una amplia difusión y utilización en el campo de
la educa-ción de adultos ligada a la formación profesional.
Hacia finales de la década de los años sesenta, en los Estados Unidos de Norteamérica, B.
Malcom Knowles iniciará sus trabajos orientados a tratar de fundamentar una teoría
andragógica de reflexión educativa referida a la enseñaza y el aprendizaje exclusivamente
de las personas adultas.
2 En sus orígenes, la pedagogía social, era una teoría pedagógica que
tenía por campo de reflexión y práctica, los procesos educativos no formales. Los centros
escolares que recién empezaban a generalizarse como una responsabilidad de los Estado-
Nación, tenían como pobla-ción a atender los niños, por ser la educación primaria, básica
o ele-mental la prioridad social. Los sujetos que estaban en otra edad gene-racional eran
atendidos bajo la modalidad de la educación no formal por su parte Adam y Ludojoski, al
inicio de los años setenta, impulsan en Latinoamérica la reflexión y la práctica educativa
desde la andragogía, a la cual le adjudicarán la responsabilidad de conocer y analizar la
realidad de los adultos para determinar los procedimientos más convenientes para
orientar sus procesos de aprendizaje.
Esta activación y auge de la andragogía en la década de los años setenta, obedece a que la
UNESCO precisa de una manera clara e internacional la teoría de Educación a lo largo de la
vida. Reconociendo por vez primera, la necesidad de ocuparse de la educación de adultos
ya que no únicamente en las dos edades iniciales de la vida: niñez y juventud, deben
consagrarse tiempos y recursos a su formación (OCDE, 2005). En el campo de la teoría, de
la práctica y de la política educativa, poco a poco se ha adquirido mayor conciencia
respecto a la necesidad de dar un enfoque holístico a la educación de adultos.
Pensando y actuando en la educación universitaria o superior, Félix Adam reconocerá en
ella un gran contrasentido: su organización y administración se fundamentan en un
razonamiento pedagógico ajeno a la realidad de los adultos como alumnos universitarios
(Adam, s/f: 2). Por tanto, su propuesta, es simple y básica: si el estudiante universitario es
adulto, entonces hay que recurrir a la andragogía, para localizar en ella la fundamentación
teórica que posibilite construir propuestas curriculares y estrategias metodológicas
coherentes con los aspectos psicológicos y socioculturales que caracterizan a la edad
adulta.
Roque L. Ludojoski en su obra Andragogía. Educación del adulto (1971:11) reconoce que
esta teoría pedagógica sur-ge de la necesidad de tomar conciencia de la insuficiencia
existente en el campo educación para analizar e intervenir en los procesos de educación
de los adultos. Por ello la andragogía tendría como finalidad
• Formular los conceptos que permitan reconocer las particularidades de la
personalidad de los seres humanos en su edad adulta y la especificidad de sus procesos
educativos.
• Diseñar los lineamientos de una metodología didáctica apropiada para establecer
procesos de enseñanza y de aprendizaje entre adultos.
También para Knowles los principios de la andragogía son posibles de utilizarse para
fundamentar e intervenir en los diversos contextos de la educación de adultos, la
andragogía, como teoría pedagógica, posibilita la participación de manera flexible en
todos los procesos educativos.
A partir de estas consideraciones hoy en día es imposible no reconocer a la educación de
adultos como parte consustancial de los sistemas educativos. Esta disciplina por tanto
adquiere cada día relevancia, debido a que corresponde al estudiante adulto precisar sus
metas así como los procesos para alcanzarlas; todo ello para fortalecer su desarrollo y el
de la sociedad de la que forma parte. En este sentido, las acciones andragógicas,
articuladas a las actividades de los ámbitos económicos, políticos, sociales y culturales, se
dirigen cada vez más a imaginar y llevar a la práctica nuevas formas y modalidades
educativas diferentes de los procesos formales y rígidos de la educación tradicional. La
educación de adultos ya no es más un correctivo educativo, se ha convertido, por derecho
propio, en un elemento indispensable del desarrollo personal y social, coherente, orgánico
y con conceptos, tareas y valores que le son propios y cuyas demandas responden a las
necesidades actuales, complejas y cambiantes de la sociedad y de los retos tecnológicos.
Actualmente la educación de adultos está presente en el vasto campo educativo, ya sea
en la modalidad de procesos educativos formales y no formales. Por ejemplo la
encontramos en la:
• Formación de recursos humanos para actividades productivas y de servicios.
• Especialización laboral.
• Alfabetización.
• Formación política y de participación social.
• Actualización científica y tecnológica.
• Formación universitaria.
El desarrollo de estos nuevos enfoques demanda a las teorías pedagógicas en general y a
la andragogía en particular el generar acciones de reflexión e intervención que articulen
de mejor manera la educación al proceso general del desarrollo, pero desde una
perspectiva profundamente humanista, en la cual el sujeto sea el artífice de la
construcción de su propio destino y de su perfeccionamiento permanente.
Estas acciones necesariamente deben estar orientadas a propiciar que el adulto fortalezca
su participación como:
• Generador de su propio conocimiento y de sus procesos de formación.
• Sujeto autónomo en la toma de decisiones sociales y políticas.
• Promotor y creador de procesos económicos y culturales.
• Agente de transformación social.
Visto así es imprescindible caracterizar de la mejor manera, en cada acción de reflexión e
intervención andragógica, los sujetos a los que van dirigidas estas acciones, de tal manera
que al considerar sus necesidades, intereses y expectativas se establezca el eje de trabajo
de intervención andragógica. Eje que deberá permitir la participación consciente y
comprometida de los sujetos que participan del proceso de formación.

La ANDRAGOGÍA de Félix Adam


en el contexto de la teorÍa-práctica de la
EDUCACIÓN latinoamericana
Desde el siglo XIX se constituye una pedagogía, o mejor, como preferimos llamarla, una
teoría-práctica de la educación, latinoamericana, que a diferencia de la europea y la
estadounidense, es una interdisciplina, en la que se combinan en forma sintética
y crítica, ciencia, ética, sociología, antropología, epistemología, lingüística, psicología y tec
nología en el marco de un proyecto político humanista emancipador. En el puertorriqueño
Eugenio María de Hostos, como en ningún otro educador en el mundo de esta época,
encontramos esta teoría-práctica de la educación capaz de pensar y organizar
los procesos de formación humana en toda su complejidad y en función de un ideal
emancipador.
Para la segunda mitad del siglo XIX, alcanzada la emancipación política de las colonias
hispanoamericanas, se hace claro, que con el establecimiento del régimen constitucional
republicano tan sólo se ponía un marco legal para la verdadera liberación de nuestros
pueblos. José Martí resumió magistralmente la tarea que la educación tenía por adelante
al afirmar: "Hombres haga quien quiera hacer pueblos". Simón Rodríguez, el maestro
de Bolívar recalcaba por su parte: "Yo dejé la Europa (donde había vivido veinte años
seguidos) por venir a encontrarme con Bolívar; no para que me protegiese, sino para que
hiciese valer mis ideas a favor de la causa. Estas ideas eran (y serán siempre) emprender
una Educación Popular, para dar ser a las Repúblicas imaginarias que ruedan en lo libros y
en los Congresos ? Educar es enseñar al hombre a tratar con las cosas e infundirle ideas
sociales?saber vivir en República."
La forma dominante europea y estadounidense de entender la teoría-práctica de la
educación resultaba inadecuada para las necesidades de autoconstitución de nuestros
pueblos latinoamericanos y por eso la pedagogía que va de Eugenio María de Hostos
a Paulo Freire, va a tener un carácter distinto a aquellas.
Hay cinco características que definen esta teoría-práctica de la educación:
1º. Porque en Latinoamérica la educación debe responder a la necesidad de completar el
proceso de emancipación de nuestros pueblos (tanto en el sentido externo de
la nación frente a otras naciones, como en el interno de la ciudadanía, es decir de las
libertades civiles, los límites del Estado y el gobierno democrático y la justicia social) la
teoría-práctica de la educación será eminentemente político-liberadora.
2º. Porque en Latinoamérica la filosofía educativa responde a la necesidad de sustituir el
ethos religioso transmundista, por una espiritualidad y esperanza terrenal, la filosofía
educativa, será, eminentemente, idealista, no en el sentido ontológico, sino en el ético-
humanista.
3º. Porque el "hombre" americano es proyecto inconcluso, la filosofía educativa será
antropológica y antropogenética; orientada a construir el ser humano integral, de carácter
y conciencia, que reúne entendimiento, sensibilidad y voluntad al servicio de la patria.
4º. Porque hay necesidad de sustituir la concepción imaginaria, especulativa y poco
funcional de manejar la realidad, tiene que haber una reflexión epistemológica que
permita discriminar y clasificar los saberes, sustituir el saber esteticista y especulativo por
el científico positivo y tecnológico.
5º. Porque en Latinoamérica se da la urgente necesidad de acelerar el proceso histórico
económico y crear una civilización industrial que nos saque de la pobreza y traiga felicidad
para todos, la educación será utilitaria (industrial-laboral).
Aunque Félix Adam no lo reconozca así expresamente, es precisamente en esta tradición
que se ubica su propuesta andragógica, que contradecir viene a representar un
importante desarrollo de la teoría-práctica educativa Latinoamericana.
Debe quedar claro que la teoría-practica educativa o pedagogía Latinoamericana no
designa aquí una escuela cerrada en la que todos sus contribuidores comparten unas
mismas posturas filosóficas o políticas. Por el contrario se trata de un movimiento y una
tradición histórica, caracterizada por estas cinco notas y en la que encontramos grandes
discrepancias y luchas, a veces de exclusión, y posturas que pueden catalogarse, por los
interesados en las etiquetas políticas, como de derecha, centro e izquierda.
Félix Adam se desempeñó en todo el escalafón educativo, desde monitor de maestro en la
primaria hasta Secretario de Educación y Rector universitario. Durante prácticamente toda
su vida, desde sus años de dirigente estudiantil, fue un educador involucrado en la lucha
en defensa de los principios democráticos, de la dignidad humana y de una sociedad más
justa. Lo hizo pensando no sólo en Venezuela sino en Latinoamérica en general. Llegó
incluso a sufrir prisión por su lucha contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Adam
veía en la andragogía aun instrumento de emancipación humana personal y colectiva.
Desde sus inicios concibió la educación como el instrumento idóneo de liberación
humana.
Para Adam la educación debe ser sobre todo un proceso autogestivo en el cual
la persona se asume como proyecto: como él lo expresa: "el hombre es un ser en siendo,
nunca deja de aprender y de ser .., es un proyecto que se construye día a día y se
transforma conforme al componente energético de su esencia." El proceso educativo
formal debe insertarse en ese otro más amplio que el la existencia humana misma debe
tener por ende lugar a lo largo de toda la vida, debe ser lo que él llama "educación
permanente": "La educación permanente se identifica con el desenvolvimiento humano
total iluminado por una intencionalidad racional. Ideal y técnica. La gran tarea de la
educación permanente es someter todo el proceso de desenvolvimiento humano, toda la
incidencia de estímulos que actúan sobre él incluidos los actualmente incontrolados y
ocultos a esa intencionalidad."
Nos parece que hay dos grandes experiencias que llevaron a Adam al desarrollo de la
Andragogía: la de alfabetizador en la década del 60 y la de profesor universitario,
La experiencia educativa que parece haberle señalado el rumbo para la creación de su
teoría educativa fue su participación en la gran campana de alfabetización que se lleva a
cabo en Venezuela. La campaña de alfabetización era el fundamento para la gran
democratización, y modernización, la revolución pacifica, que se quería llevara a cabo en
ese país en el marco de la estrategia del Partido de Acción Democrática.
Su otra experiencia con la educación de adultos fue la universitaria. Observa que
la universidad, que se democratiza y masifica al abrir sus puertas a todo tipo de
estudiante, carece de las estructuras y procesos adecuados para educar los adultos en
tanto adultos. Se desperdicia de este modo una extraordinaria oportunidad para el
progreso económico, social y cultural del país. Para Adam esta situación es
particularmente grave porque se percata de los efectos negativos que la modernización
del país trae sobre el sistema de valores y relaciones en Venezuela.
Para Adam la raíz del problema estriba en la forma de práctica educativa que impera en la
universidad, la pedagogía que él identifica con educación para niños. Dice al respecto: " ...
la estructura escolarizada de la vida universitaria, sometida al imperio del avasallante
mundo pedagógico ... en nuestro criterio, constituye el peor obstáculo en los propósitos
de renovar e innovar la docencia universitaria....Las universidades latinoamericanas, sin
exagerar, son organizativamente escuelas primarias de alto nivel. La mayoría del
prefesorado universitario cree o trata de convencerse, que los estudiantes, los
muchachos, como se dice comúnmente, son "niños" a quienes pueden imponer sus ideas,
manipularlos a su antojo, decidir por ello lo que deben aprender, en fin, sólo ellos y nada
más que ellos, establecen las reglas del juego que deben ser aceptados con tal sumisión y
dependencia.
Con ello se priva al estudiante universitario del rasgo que sobre todo define para Adam la
vida adulta: la capacidad de mando, de sí mismo y del país. Citamos en extenso a Adam
por la actualidad de su pronóstico:
"Es un error, olvidar o desconocer una realidad tangible, cual es la condición adulta del
estudiante universitario, pues, negaríamos su capacidad en la toma de decisiones y en
asumir responsabilidades en la vida social. Tal tratamiento, provocará en los estudiantes
universitarios, siendo adultos, reacciones negativas y sentirán la necesidad de practicar
la conducta de los niños. Habrá una regresión psicológica canalizada por artificios
manejados hábilmente por los partidos políticos que tratan de "pescar
en agua revuelta".... Protestarán los estudiantes por la inflexibilidad curricular, los
torturantes sistemas de evaluación, la falta de participación en las decisiones académicas,
la obligatoridad de asistir al recinto universitario, la imposición disciplinaria
de teorías ajenas a la realidad vital y a su experiencia, por las humillaciones a que son
sometidos día a día, cuando se les niega el derecho a opinar y a disentir y se les obliga a
aceptar pasivamente, sin discusión, conceptos que han de repetir para ser promovidos en
sus estudios.
En fin, nuestras universidades, abanderadas y centro de las luchas por la defensa de
los derechos humanos, que significan el respeto a la personalidad del hombre, a la
autodeterminación, al rechazo de toda imposición ideológica y al autoritarismo estatal,
son la negación de estos principios en la actividad docente universitaria."
Precisamente, como Adam señala, la gran paradoja que se presenta en la educación
universitaria, es que su organización y administración se fundamentan en un criterio
pedagógico que ignora la realidad adulta del estudiante universitario. Por tanto, si el
sujeto de la educación universitaria es adulto, necesariamente hay que buscar en la
ciencia andragógica los fundamentos teóricos que permitan adecuar los aprendizajes,
las estrategias metodológicas, la construcción del currículum, las relaciones profesor-
estudiante (facilitador-participante) a la naturaleza psico-social de una comunidad adulta
que debe caracterizarse por el respeto mutuo, opcional y participativo de sus integrantes.
La inadecuada práctica educativa que se lleva a cabo tanto con el campesino en
los programas de alfabetización como con los universitarios es detrimental para hacerle
frente al paradójico problemas que comienza a enfrentar Venezuela a partir del boom
petrolero que se inicia en la década de los 70: la inmensa miseria y pobreza en medio de
una riqueza. Riqueza que beneficia tan solo a una minoría del país, la oligarquía
dominante y la clase media, cuyo amplio desarrollo apoyará para convertirla en su aliada
incondicional para su proyecto de modernización de Venezuela.
Nos parece que es en este contexto que hay que interpretar los siguientes señalamientos
de Adam que se percata del carácter contradictorio de este progreso:
"Siempre ha habido razones para educar al adulto: ya sea para aprovecharlo en
la producción de bienes, como esclavo, siervo u obrero; ya sea para la guerra o la
destrucción, o la conquista. Esa educación ha sido impartida en función de ideales o
aspiraciones o intereses de grupos dominantes y árbitros del poder económico y político.
En la sociedad esclavista o medieval o en la actual sociedad capitalista o socialista, el
adulto ha sido, frecuentemente, objeto o sujeto de una educación al servicio del
acrecentamiento de al riqueza o del poderío de las parcialidades en que se ha dividido la
humanidad para imponer criterios que siempre conduzcan a una transformación
ascendente.... Esto es el progreso."
Señala por lo tanto "la necesidad de eliminar la brecha acentuada entre la humanidad que
disfruta plenamente de la civilización y otra que permanece marginada y que sin ser
esclava ni sierva en el estricto de la palabra, vive en condiciones infrahumanas, sin
disfrutar del adelanto y progreso que la ciencia y la técnica generan cada día y que,
creemos debieran estar siempre al servicio de la humanidad entera." En este proceso ve
Adam también el peligro de la atomización de las culturas y sociedades, en contraposición
a la necesidad de una cultural y sociedad nacional y universal. Por otro lado advierte del
otro gran peligro de la modernización, el uso inadecuado de la tecnología: El dominio de la
ciencia y sus aplicaciones tecnológicas se ha desarrollado a un grado tal que hace
necesario ponerle fin a la destrucción del hombre por le hombre." Y concluye que hay que
"seguir educando al hombre permanentemente si queremos que el progreso no destruya
al propio hombre y convierta este planeta en algo desolado y estéril".
Preocupa a Adam que con el advenimiento de un régimen democrático en Venezuela se
abre oportunidades para el desarrollo de capacidades y la adquisición de conocimientos
superiores en el campo de la ciencia y de la técnica que podrían llevar al mejoramiento de
la condición social del individuo. Pero "el sector mayoritario d el población no posee las
aptitudes académicas y permanece en los niveles inferiores de la educación, marginada y
sin aprovechar eficazmente sus facultades por falta de un programa con servicios de
educación de adultos que ofrezca oportunidades para acrecentar sus conocimiento y
experiencias en función de sus aspiraciones intelectuales, profesionales y sociales de
adultos". La Andragogía tiene pues un rol que cumplir en el "rescate del talento humano
no aprovechado".
Finalmente Adam tiene claro la tendencia contemporánea de la explosión en la
producción de conocimiento y por ende la obsolescencia de aquel que no se renueva.
Plantea al respecto la necesidad de enseñar a construir conocimientos, de aprender a
aprender, como única forma de mantenerse permanentemente actualizado.
De otro lado, Adam fervoroso creyente de la dignidad humana, que implica el más grande
respeto al pensamiento, iniciativa y autogobierno de la persona individual,
se muestra desconfiado de las políticas de masas de tendencias centralizadoras y
totalitarias. De aquí su repudio del pensamiento de extrema izquierda al que vislumbra se
verán conducidas las masas no educadas en la libertad del autogobierno.

Conclusion
la constitución de la Andragogía como ciencia de la educación de los adultos tiene un fin
inmediato que es "encontrar caminos adecuados que faciliten el conocimiento y
tratamiento científico de la educación de adultos". La Andragogía es pues ciencia y
tecnología, comprende el estudio del hecho educativo del adulto, es decir de las
capacidades, acciones, circunstancias, que explican su aprendizaje y desarrollo humano.
Sobre la base de este conocimiento se elaboran principios, procedimientos,
estrategias, métodos y técnicas para orientar la actividad educativa del adulto todo ello en
el marco de una orientación emancipadora social e individual, no como mera tecnología
instrumental, cónsona con la tradición de la teoría práctica del educación latinoamericana.
En resumen, la Andragogía tiene como fin establecer los métodos, la organización y otros
aspectos destinados a hacer de la educación de adultos una tecnología útil al desarrollo
integral de la especie humana."
Adam considera que los objetivos generales de la educación de adultos se pueden resumir
en cuatro:
1. Estimular y ayudar al proceso de autorrealización del hombre, mediante una adecuada
preparación intelectual, profesional y social.
2. Preparar al hombre para la eficiencia económica en el sentido de hacerlo mejor
productor, consumidor y administrador de sus recursos materiales.
3. Formar en el hombre una conciencia de integración social que le haga capaz de
comprender, cooperar y convivir pacíficamente con sus semejantes.
4. Desarrollar en el hombre conciencia de ciudadanía para que participe
responsablemente en los procesos sociales, económicos y políticos de la comunidad.
En conclusión, podemos afirmar que la Andragogía que funda Adam responde en sus
propósitos y carácter a la tradición de la teoría-práctica educativa latinoamericana y que
cometemos un error cuando la reducimos a mero instrumentalismo educativo que ignora
el compromiso social ético-político de la educación. En este contexto su Andragogía debe
verse como una importante contribución a la teoría-práctica educativa latinoamericana en
las condiciones de la contemporaneidad

Glosario

Andragogia : Malcolm Knowles (1913-1997), es considerado como el padre de la


educación de adultos. Introdujo la teoría de la Andragogía como el arte y la ciencia de
ayudar a adultos a aprender. Consideraba que los adultos necesitan ser participantes
activos en su propio aprendizaje.

Bolívar: Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco,
conocido como Simón Bolívar fue un militar y político venezolano, fundador de las
repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia

Constitución: DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. Artículo 1.Venezuela se


declara República Bolivariana, irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su
patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional, en la
doctrina de Simón Bolívar, el Libertador

Dominio: El dominio de la ciencia y sus aplicaciones tecnológicas se ha desarrollado a un


grado tal que hace necesario ponerle fin a la destrucción del hombre por le hombre." Y
concluye que hay que "seguir educando al hombre permanentemente si queremos que el
progreso no destruya al propio hombre y convierta este planeta en algo desolado y
estéril".

Estrategias: Arte de proyectar y dirigir las operaciones militares, especialmente las de


guerra.

Función: Actividad particular que realiza una persona o una cosa dentro de un sistema de
elementos, personas, relaciones, etc., con un fin determinado.

Gobierno: Conjunto de personas y organismos que gobiernan o dirigen una división


político-administrativa (estado, autonomía, provincia, municipio, departamento, etc.

Humano: La palabra humano proviene del latín “humus” que significa tierra, y el sufijo
“anus” indica procedencia de algo, en algunas culturas se creía que el primer.

Individuo: Persona considerada independientemente de las demás.

Justicia: Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada
uno lo que le corresponde

Knowles: (24 de agosto de 1913-27 de noviembre de 1997) fue un docente estadounidense que
se dedicó a la andragogía.

Latinoamérica: (también llamada alternativamente América Latina) es una subregión dentro del
continente americano que incluye todos aquellos países que han sido conquistados y colonizados
por los países ibéricos de España y Portugal.

Movimiento: Cambio de lugar o de posición de un cuerpo en el espacio.

Nación: Conjunto de personas de un mismo origen étnico que comparten vínculos históricos,
culturales, religiosos, etc., tienen conciencia de pertenecer a un mismo pueblo o comunidad, y
generalmente hablan el mismo idioma y comparten un territorio.
Poder: Tener la capacidad o facultad de hacer determinada cosa.

Recursos: Conjunto de bienes, riquezas o medios de subsistencia.

Servicios: son funciones ejercidas por las personas hacia otras personas con la finalidad de que
estas cumplan con la satisfacción de recibirlos

Teoría: Conjunto de reglas, principios y conocimientos acerca de una ciencia, una doctrina o una
actividad, prescindiendo de sus posibles aplicaciones prácticas.

Universidad: institución destinada a la enseñanza superior (aquella que proporciona


conocimientos especializados de cada rama del saber), que está constituida por varias facultades y
que concede los grados académicos correspondientes.

Venezuela: Enclavada al norte de América del Sur, la República Bolivariana de Venezuela,


es un país que adoptado para su gobierno el sistema democrático y federal, dividida en 23
estados más una capital situada en Santiago de León de Caracas, con cuatro millones de
habitantes y ubicada en un valle montañoso.

Reflexión

 La Andragogía, demuestra que los seres humanos, somos capaces de aprender en


cualquier etapa de nuestras vidas, ya que no somos seres perfectos ni completos, nos
vamos complementando en el transcurso de la vida.
 Históricamente durante su evolución hasta la actualidad ,la andragogía, es una ciencia que
contribuye a la necesidad de la humanidad, en su adaptación a la sociedad y de ser dignos
de representar ésta en cualesquiera de sus posiciones.
 La misión principal de la andragogía, es considerar la educación del adulto en cuatro fases:
(Basados en principios psicológicos diferentes,según grados de maduración. .
Primera: consolidar, mantener y enriquecer sus intereses para abrirle nuevas perspectivas
de vida profesional, cultural ysocial.
Segunda: De orientación, pues, ni aún al analfabeto se le puede guiar como se hace con el
niño para mostrar al adulto, nuevos rumbos, de carácter productivo y promover en él la
idea de lo que se hace, en toda colectividad humana.
Tercera: Es actualizar al adulto, renovar sus conocimientos para que continue
aprendiendo, investigando, reformando conceptos y enriqueciendo su vida cultural
científica y tecnológica.
Cuarta: Es la proyección humana, que consiste en interpretar las variables de lo que
fuimos, somos y seremos, entre las que se conjuga la esencia misma del hombre.
 En la Andragogía, la mayor parte del conocimiento, viene de la investigación de la realidad
en los diferentes campos de las ciencias.Se califican principalmente las actividades
grupales.No se castiga lo negativo. En la Pedagogía los menores de edad. No pueden
tomar sus propías decisiones. Deben aceptar obligatoriamente la enseñanza conductista
aplicada. La mayoría no se sienten cómodos. Se obliga a la memorización. Lo negativo se
castiga etc.
En la Andragogía La metodología andragógica se fundamenta en el principio de
horizontalidad que consiste en una relación de igualdad entre el adulto participante y el
facilitador. En la conclusión, se afirma que en la andragogía no existe el acto de enseñar, el
proceso de aprendizaje andragógico no se orienta en la verticalidad del tradicional modelo
pedagógico, ni en la responsabilidad exclusiva del docente en trasmitir el conocimiento;
la praxis andragógica se fundamenta en el principio de horizontalidad basada en una
relación de igualdad entre el facilitador y el participante.