Sei sulla pagina 1di 13

INDICE

Índice
Introducción

CAPITULO I
CONOCIMIENTO DE EMBARQUE

1. Concepto
2. Conocimiento de Embarque
2.1. Contenido
2.2. Naturaleza
2.3. Emisión
2.4. Acción Cambiaria
2.5. Conocimiento de Embarques Especiales

CAPITULO II
CARTA DE PORTE

3. Carta de Porte
3.1. Concepto
3.2. Antecedentes
3.3. La Carta de Porte y el Contrato de Transporte
3.4. Carta de Porte Terrestre y Aérea
3.5. Contenido
3.6. Emisión y Acciones Cambiarias

CAPITULO III
Conclusiones
Referencias Bibliográficas
INTRODUCCION

Los títulos valores son documentos necesarios para legitimar el ejercicio del derecho literal
y autónomo que en ellos se incorpora. Pueden ser de contenido crediticio, corporativos o
de participación, y de tradición o representativos de mercancías.
En este caso daremos a conocer el cual referido la carta porte y conocimiento de embarque
empezando por
La carta de porte como su nombre lo indica es el escrito (y título valor) en el que constan
las mercancías que se transportan por vía terrestre.
La importancia de la carta de porte radica en que, a través de este documento se tiene
conocimiento de la mercancía que se transporta; mientras que el conocimiento de
embarque hace referencia al transporte tanto marítimo como aéreo, el conocimiento de
embarque no es más que la constancia de embarque de la mercancía.

La carta de porte y el conocimiento de embarque son dos clases de títulos valores que
tienen características de ser representativos de mercancías, de mercancías que se
transportan ya sea por vía terrestre tratándose de carta de porte o por transporte marítimo o
aéreo cuando hablamos de conocimiento de embarque.

Por ende la carta de porte y el conocimiento de embarque deben contener además de los
requisitos generales de todo título valor
CONCLUSIONES

 El "conocimiento de embarque marítimo" sirve como título de propiedad, como


contrato de flete entre la empresa naviera y el remitente, y como recibo de bienes
otorgado por la naviera al remitente.

 El conocimiento de embarque además de constituir prueba no solo del contrato


de transporte marítimo de mercancías y del inicio de su ejecución consistente en
que el buque ha recibido la carga, es un título valor que representa la
mercadería, por lo que mediante la transmisión del conocimiento de embarque
puede llevarse a cabo la transmisión de la mercancía.

 En la actualidad, el capitán del buque no es el obligado a emitir el conocimiento


de embarque, embarcada la mercadería, el capitán o quien lo represente, primer
oficial, comisario o contramaestre, extienden al cargador los “recibos
provisorios” con las menciones indicadas en la declaración de embarque. A
cambio de los recibos provisorios, el Porteador en sus oficinas emite los
conocimientos respectivos, como el buque debe llevar un ejemplar de cada
conocimiento, la entrega se realiza antes de que zarpe.

 La carta de porte y el conocimiento de embarque son dos clases de títulos


valores que tienen características de ser representativos de mercancías, de
mercancías que se transportan ya sea por vía terrestre tratándose de carta de
porte o por transporte marítimo o aéreo cuando hablamos de conocimiento de
embarque
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 Ley de Titulo y Valores – Ley Nº 27287 Publicado en Junio 2000


 Reglamentos por Bilbao, año 173
CAPITULO I
CONOCIMIENTO DE EMBARQUE
1. CONCEPTO

La expresión conocimiento de Embarque, se ha venido utilizando para identificar un


título valor representativo de mercancías que son materia de un contrato de transporte
marítimo o aéreo, en tanto que la denominación de Carta de porte se ha utilizado para
identificar un título valor representativo de mercancías, pero en el campo terrestre. El
conocimiento de embarque fue uno de los títulos valores que aparecieron. Su data es del
año 173, en donde por primera vez fueron Reglamentados por Bilbao, que definía este
título valor del siguiente modo: “el conocimiento es una obligación particular que un capitán o
maestro de navío otorga por medio de su firma, en favor de un negociante que ha cargado en sus
navíos algunas mercaderías u otras cosas para llevarlas de un puerto a otro, comprometiéndose a
entregarlas a la persona que se expresó en el conocimiento que a su orden o la del cargador por flete
concertado o antes de cargarse.”1

El carácter de título valor como valor, consiste en representar un derecho de dominio


sobre mercancías que se encuentran en un estado de movimiento por su transporte de un
lugar a otro, y su utilidad consiste, precisamente en el derecho de propiedad incorporado
al título de forma tal que su transmisión conlleva a la transmisión de la mercadería en el
representada, por ello es que clasificamos a este título, como un título valor de dominio.
Su circulación está dada por el endoso del título y la entrega del mismo. Es un título
causal, en el sentido de que solo tiene su fundamento y origen en el contrato de
transporte, sea cual fuere el medio que se utilice y además porque en el mismo texto del
instrumento van relacionados esos elementos del contrato mismo y porque este título
constituye la prueba principal de su celebración.

La carta de porte y conocimiento de embarque no se separan del contrato de transporte,


sin que esto quiera decir que no tengan cada uno su independencia propia. Además, no
puede ser posible en otro tipo de contrato. La carta de porte o conocimiento de embarque
normalmente se deben expedir en dos ejemplare, a diferencia de otros títulos, como la
letra de cambio, el cheque y el pagaré, en los que se expide solo uno.

1 Reglamentos por Bilbao, año 173


2. CONOCIMIENTO DE EMBARQUE
ARTÍCULO 246°.-Conocimiento de embarque2
“el conocimiento de embarque representa las mercaderías que son objeto de un contrato de
transporte marítimo, lacustre o fluvial. Las normas de esta Ley son de aplicación al Conocimiento
de Embarque en todo aquello que corresponda a su naturaleza y alcances como título valor y no
resulte con las disposiciones que rigen al contrato de Transporte de Mercancías.”

El conocimiento de embarque por vía marítima debe expedirse por lo menos en dos
ejemplares, uno firmado por el transportador y entregado al remitente o cargador, el cual
tiene la naturaleza de negociable, y el otro firmado por el cargador o su representante y
entregado al transportador o su representante, el cual, tiene la categoría de negociable.

Sánchez C. (577) comenta, “ que la función del conocimiento como instrumento representativo de
las mercaderías nació históricamente después de las funciones de ser pruebas del hecho de la carga
y de legitimar al tenedor que reuniera determinados requisitos para retirar las mercancías en el
periodo en que este se encontraba en viaje, esto dio lugar a que admitiera su uso comercial, lo que se
halla recogido en algunas ordenanzas del siglo XVII, según el cual se consideraba que quien tuviera
la posesión del documento tenía la posesión de las mercancías trasportadas. Posteriormente este uso
se extendió y fue recogido por algunos códigos del siglo XIX, de los cuales la primera formulación
con carácter general quizás sea la del código del comercio español de 1829.”

Sobre el conocimiento como documento de crédito, Atilio M. (578) refiere que “(…) además
de constituir el documento del contrato de transporte (…) la prueba del embarque de la mercadería,
el conocimiento desempeña una tercera función, la cual es de ser, un documento representativo de
la mercadería, y por tal razón, un instrumento de crédito. Con tal carácter en la práctica, el
conocimiento circula de mano en mano en sucesiva transferencias, que significan otras tantas
negociaciones de las mercaderías que representa, con las cuales ella es vendida o entregada en
garantía de una operación de crédito, mientras aún se encuentra en viaje. Al incorporarse así el
conocimiento a la categoría de títulos de crédito (…), agiliza todas las operaciones que pueden
hacerse con la mercadería, independientemente de la llegada a destino de ésta y de su entrega a sus
adquirientes, y desempeña una función económica que en otra forma deberían quedar inmovilizadas
durante todo el tiempo del trasporte de la mercadería.”

2 Ley de Titulo y Valores – Ley Nº 27287 Publicado en Junio 2000


La carta de porte y el conocimiento de embarque tienen prácticamente los mismos
elementos del contrato de transporte. El suscriptor del título es el trasportador, quien
entrega un ejemplar negociable al remitente o cargador, es decir, la persona que encarga la
conducción de las mercancías de un lugar a otro. El remitente y el destinatario pueden
coincidir en la misma persona, pero la obligación del remitente es siempre enviar la carta
de porte y conocimiento de embarque en su original al destinatario, para que este reclame
las mercancías trasportadas mediante la exhibición del título o puedan negociarlo de
acuerdo con su ley de circulación.

El conocimiento de embarque está ligado a un contrato de transporte marítimo, lacustre o


fluvial, que viene a ser medio por el cual se trasportan las mercancías contenidas en el
documento. El tenedor de este título puede reclamar para sí las mercaderías contenidas en
dicho título.

La primera disposición derogatoria de la ley N° 27287 ha derogado las normas del código
del comercio relativas al contrato de transporte terrestre (arts. 344 al 374), con la cual se
ha suprimido la tipificación del contrato, concordante con el proyecto de la nueva ley de
trasporte. No obstante ello, las pautas establecidas para la emisión del título valor
importan el contrato de transporte en sí mismo. Además, en lo que se refiere a las normas
suprarregionales tenemos la decisión N° 399 del acuerdo de Cartagena que concibe a la
carta de porte internacional por carretera, definiéndola como el documento que prueba
que el transportista autorizado ha tomado las mercancías bajo su responsabilidad y se ha
obligado a transportarlas y entregarlas de conformidad con las condiciones establecidas
en el contrato correspondiente.

Asimismo, concibe al contrato internacional de mercancías por carretera como aquel


acto o negocio jurídico por medio del cual el transportista autorizado se obliga para con el
remitente, por el pago de un flete, a ejecutar el transporte de mercancías por carretera,
desde un lugar en que las toma o recibe hasta otro de destino señalado para su entrega,
ubicados en diferentes países miembros. Resulta conveniente resaltar el ámbito de
aplicación de la Decisión N° 399, para poder tener en claro su campo de acción, el cual se
encuentra circunscrito al transporte internacional de mercancías por carretera que ese
efectúe entre países miembros del Acuerdo de Cartagena, o en tránsito por sus territorios.
2.1. Contenido
Artículo 247°.- contenido3
247. 1 El contenido del embarque podrá contener:
a) La denominación de conocimiento de embarque;
b) El nombre, el número del documento oficial de identidad y domicilio del
cargador;
c) El nombre y domicilio del Beneficiario o Consignatario a quien o a la orden de
quien vayan dirigidas las mercancías, pudiendo ser el propio cargador;
d) La indicación de la modalidad del transporte;
e) La naturaleza general de las mercancías, las marcas y referencias necesarias
para su identificación; el estado aparente de las mercaderías, el número de bultos o de
piezas y el peso de las mercaderías o su cantidad expresada de otro modo, datos que se
harán constar tal como los haya proporcionado el cargador, quien debe además
señalar, si procede, su carácter perecible o peligroso.

f) El monte del flete de transporte y de los demás servicios prestados por el


Porteador, en la medida de que deba ser pagado por el consignatario.
g) La fecha y lugar de emisión, puerto de carga y descarga y la fecha en que el
Porteador se ha hecho cargo de las mercancías en ese puerto, así como el lugar y plazo
de entrega de la mercancía objeto del transporte, si en este último caso en ello hubieran
convenido expresamente las partes.
h) La declaración del valor patrimonial que hubiere declarado el cargador, si en
ello han convenido las partes;
i) El número de orden correspondiente y la cantidad de originales emitidos si
hubiere más de uno;
j) El nombre, firma, el número de documento oficial de identidad y domicilio del
Porteador que emite el título, o de la persona que actúa en su nombre;
k) La declaración, si procede, de que las mercancías se transportarán sobre
cubierta; y
l) Clausulas generales de contratación del servicio de trasporte y cualquier otra
indicación que permita o disponga la ley de la materia.

3
Ley de Titulo y Valores – Ley Nº 27287 Publicado en Junio 2000
247.2 La omisión de una o varias de las informaciones que contiene el presente artículo no
afecta la validez jurídica del conocimiento de embarque; ni la nulidad de alguna
estipulación conlleva la nulidad del título, el que mantendrá los derechos y obligaciones
según tenga su contenido.

Art. 719.- Código de comercio4


El código de comercio, en su artículo 719, disponía que: “El capitán y el cargador del
buque tendrán obligación de extender el conocimiento, en el cual se expresará:
1. El nombre, matrícula y porte del buque.
2. El nombre del capitán y su domicilio.
3. El puerto de carga y de descarga.
4. El nombre del cargador.
5. El nombre del consignatario, si el conocimiento fuere nominativo.
6. La cantidad, calidad, número de los bultos y marcas de las mercaderías.
7. El flete y la capa contratados.
El conocimiento podrá ser al portador, a la orden o a nombre de persona determinada, y
habrá de firmarse dentro de las veinticuatro horas de recibida la carga a bordo, pudiendo
el cargador pedir la descarga a costa del capitán si éste no lo suscribiese, y, en todo caso,
los daños y perjuicios que por ello le sobrevinieren.

Los requisitos de contenido del conocimiento de embarque no responden a los claros


conceptos de los títulos valores, en la medida que se trata de un circulación internacional,
sobre todo cuando nos referimos al tráfico marítimo, razón por la cual los requisitos de
contenido no son precisamente esenciales, son facultativos, lo cual nos permite considerar
que de acuerdo al tenor del título se acepten las obligaciones de las partes desde el punto
de vista contractual. Este título, al igual que la carta de porte, se encuentra cargado de
anglicismos prácticos de lo cual es necesario tomar conocimiento al amparo de las normas
internacionales para reflejar el grado de compromiso contractual que de él deriva.

4
Ley de Titulo y Valores – Ley Nº 27287 Publicado en Junio 2000
2.2. NATURALEZA
El conocimiento o póliza de carga es uno de los documentos más importantes en el
comercio marítimo. Sus funciones son de tres clases: a) constituye una prueba del
contrato de transporte marítimo de mercancías; b) también lo es de que el buque ha
recibido la carga; c) es instrumento de crédito5.

2.3. Emisión
ARTÍCULO 248°.- Emisión

248.1 El conocimiento de embarque puede ser a al orden, nominativo o al portador. El


endosatario o cesionario de dicho título se subroga en todas las obligaciones y derechos del
endosante o cedente. Sin embargo, si el endosante o sedente es el cargador, este seguirá
siendo responsable frente al porteador por las obligaciones que le son inherentes de acuerdo
a las disposiciones que rigen el contrato de transporte marítimo de mercaderías.

248.2 El endosante o cedente del título solo responde por la existencia de las mercancías al
momento de verificarse la transmisión del conocimiento de embarque, sin asumir
responsabilidad solidaria ni proceder contra éste acción de regreso.

2.4. Acción Cambiaria


Artículo 249.- Acción cambiaria

249.1 El conocimiento de embarque negociable confiere a su legítimo tenedor acción


ejecutiva para reclamar la entrega de las mercaderías. La copia no negociable
correspondiente al Porteador confiere a este la misma acción para cobrar el flete que le
corresponde.

249.2 Para el ejercicio de las acciones cambiarias derivadas del conocimiento de Embarque
no se requiere de Protesto.

2.5. Conocimiento de embarques especiales


Art 250.- Conocimientos de Embarques Especiales

250.1 Los conocimientos de Embarque sujetos a régimen aduaneros especiales se regulan


por la ley de la materia.

5
MALVAGNI, Atilio. Obra citada. Página 127.
250.2 Igualmente, se observara la ley de la materia en el caso de transporte multimodal de
mercaderías que comprenda el transporte marítimo, lacustre o fluvial.

El conocimiento de embarques es el título que tiene una relación directa con el transporte de
mercaderías. El transporte internacional se encuentra regulado por la legislación del
transporte multimodal, cuyas normas se han regulado por la legislación del transporte
multimodal, cuyas normas se han venido dando a través de disposiciones que han aprobado
normas sobre el transporte multimodal, siendo la actual vigente las contenidas en el Decreto
Legislativo 714, que " Declaran de interés nacional al transporte multimodal internacional de
mercancías y aprueba sus normas correspondientes.