Sei sulla pagina 1di 36

POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ

ESCUELA NACIONAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL


POLICIAL

“XX DIPLOMADO DE TENIENTES PNP- 2019”


CRIMINALÍSTICA
CURSO : INTEGRIDAD Y ÉTICA EN LA FUNCIÓN POLICIAL

CATEDRATICO : CRNL SPNP(r) Bertha Trinidad SANTILLAN URBINA.


TEMA : “ÉTICA Y MORAL EN EL PERÚ: TRANSFONDO DE
LA CRISIS”
GRUPO N° : 01
INTEGRANTES : TNTE. PNP MIRANDA CAMACHO Pamela
TNTE. PNP PALOMINO AGUIRRE Rodrigo
TNTE. PNP GUZMAN MARQUEZ Johanna
TNTE. PNP SANCHEZ VERAMENDI Jhon
TNTE. PNP YANCAN OLIVERA Christian
TNTE. PNP PANDURO HONORIO Juan Manuel

NOVIEMBRE, 2019
“Integridad y Ética en la Función Policial”

“Es digno de toda consideración, el hombre


que investiga la verdad con ardor y expone
con sinceridad el resultado de sus
investigaciones.”

Kung Fu Tse

2
“Integridad y Ética en la Función Policial”

DEDICATORIA

A los integrantes de nuestras familias por su


apoyo y comprensión en el desarrollo del
presente curso de capacitación, el mismo que
enriquece nuestros conocimientos en base a la
especialidad de Criminalística de la Policía
Nacional del Perú.

3
“Integridad y Ética en la Función Policial”

AGRADECIMIENTO:

A nuestra institución por darnos la oportunidad


de enriquecer nuestros conocimientos en el
ámbito profesional, por intermedio de las
capacitaciones constantes
A nuestros familiares, por comprender que el
tiempo que no estamos en el hogar, es por la
dedicación a esta noble y dedicada profesión.

4
“Integridad y Ética en la Función Policial”

ÍNDICE

PAG.

EPÍGRAFE 02

DEDICATORIA 03

AGRADECIMIENTO 04

INTRODUCCIÓN 06

CAPÍTULO I

MARCO TEORICO CONCEPTUAL 08

CAPÍTULO II

DESARROLLO DE LA INVESTIGACION 22

CAPÍTULO III

CONCLUSIONES 32

CAPITULO IV

RECOMENDACIONES 34

CAPITULO V

FUENTES CONSULTADAS 35

5
“Integridad y Ética en la Función Policial”

INTRODUCCIÓN

Tan antiguo como la misma humanidad es el interés por regular, mediante normas
o códigos, las acciones concretas de los humanos; en todas las comunidades, en
todos los pueblos, sociedades o culturas encuentran prescripciones y prohibiciones
que definen su ética y moral. Ahora bien, junto al nacimiento de la filosofía apareció
otro tipo de interés, el de reflexionar sobre las normas o códigos ya existentes,
comparándolos o buscando su fundamento. Estos dos diferenciados niveles de
interés o de actividad humana constituyen lo que conocemos hoy, respectivamente,
por moral y ética.

La ética y la moral son el remedio para esta sociedad desorientada y corrupta, es


la creencia actual. Pero, ¿es claro el concepto de la ética? En el caso particular de
la ética y la moral, la diferencia en sus concepciones abona el terreno para que las
representaciones sean múltiples; en espacios académicos, sociales, medios
informativos se habla de la ética con frecuencia, pero no se sabe a ciencia cierta a
qué se hace referencia cuando se invocan estos significantes. En el contexto
filosófico, la ética y la moral tienen diferentes significados. La ética está relacionada
con el estudio fundamentado de los valores morales que guían el comportamiento
humano en la sociedad, mientras que la moral son las costumbres, normas, tabúes
y convenios establecidos por cada sociedad.

El tema de la ética se incorpora cada vez más en todos los ámbitos, puesto que
refiere a la vida, a la responsabilidad, al apropiarse de las decisiones y sus
consecuencias, asumir la ley, a ser coherentes y hacerse cargo de sí mismo. Volver
a los pensadores griegos cuando se refieren a la idea socrática del “cuidado de sí
mismo” y la taxonomía aristotélica “saber pensar, saber vivir bien y saber hacer”.

Es bien sabido que la cultura permea la estructura ética de las personas y las
instituciones, lo vemos a diario, la cultura corrupta, del dinero rápido, del fraude y
del facilismo ha permeado las comunidades. Los valores y principios se ubican
afuera, al parecer hay un debilitamiento de las posturas subjetivas frente al ser y
los proyectos de vida. La reflexión se ha debilitado, la responsabilidad y
corresponsabilidad han desplazado su lugar por el cumplimiento de mandatos del

6
“Integridad y Ética en la Función Policial”

otro para agradar y ser aprobado; la sociedad de consumo ha logrado absorber el


sujeto en algunas de sus dimensiones.

Casi todos los países del mundo viven en crisis de valores de Ética y Moral, cada
persona toma los valores como mejor les parece, cada uno hace sus propias reglas,
las leyes no se respetan, solamente prevalece el poder del que tiene mejor posición
económica, esta crisis de valores está en todos los ámbitos de nuestra sociedad
empezando por los gobernantes hasta el último trabajador de la escala.

El Perú, atraviesa una grave crisis de valores éticos y morales. Las razones que
nos han llevado a abordar esta problemática son claras, tomando en cuenta que la
corrupción genera un impacto negativo en la consolidación de la democracia y de
la gobernabilidad, además que subvierte las garantías de los ciudadanos,
evadiendo el respeto a los derechos humanos y, en la ética ciudadana.

Asimismo, nuestra realidad peruana actualmente es de uso diario de


afirmaciones argumentadas como: Estamos viviendo actualmente una terrible crisis
de valores; los valores en nuestra sociedad se han quedado en el pasado; la
inmoralidad, la falta de ética ha penetrado en nuestra sociedad nacional y en otros
países subdesarrollados como el nuestro.

El presente trabajo consta de cinco capítulos distribuidos de la siguiente


manera, Capítulo I: Describe el marco teórico conceptual, Capitulo II: Desarrollo de
la investigación, Capitulo III: Menciona las conclusiones a las que ha llegado el
grupo, Capítulo IV: Menciona las recomendaciones y aportes realizados por el
grupo, Capítulo V: Menciona las fuentes consultadas.

GRUPO N° 1

7
“Integridad y Ética en la Función Policial”

CAPÍTULO I

MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL

I. BASES TEÓRICAS

A. ÉTICA

El término ética proviene de la palabra griega ethos, que originariamente


significaba «morada», «lugar donde se vive» y que terminó por señalar
el «carácter» o el «modo de ser» peculiar y adquirido de alguien. La ética
o filosofía moral es una rama de la filosofía que implica sistematizar,
defender y recomendar conceptos de conducta correcta. El campo de la
ética, junto con la estética, se refieren a cuestiones de valor, y por lo
tanto comprenden la rama de la filosofía llamada axiología. La ética
busca resolver cuestiones de moralidad humana definiendo conceptos
como el bien y el mal, la virtud y el vicio, la justicia y el crimen, etc.

1. ¿QUÉ ES LA ÉTICA?

La ética puede definirse como la ciencia de la conducta moral,


puesto que, al realizar un minucioso análisis de la sociedad, se
establece como deberían actuar o comportarse todos los individuos
que hacen vida en ella. Esta disciplina filosófica está unida a las
normas, éstas sirven de base para marcar una diferencia entre el
bien y el mal. La capacidad que tiene un individuo para decidir si algo
está moralmente correcto o no, recibe por nombre criterio ético.
Existen diferentes tipos de criterios que pueden ser utilizados en la
toma de una decisión, entre ellos se encuentran el criterio utilitario,
centrarse en la justicia y centrarse en los derechos. Cada individuo
está en la capacidad de ir forjándose una imagen de lo que es y
desea ser en una sociedad, la cual cada vez está más sumergida en
situaciones de riesgo en cuanto a la identidad individual de las

8
“Integridad y Ética en la Función Policial”

personas. A partir de ese momento la familia juega un papel de suma


importancia ya que infunde valores éticos y morales. Adicional a
esto, guía al individuo en la evaluación de sus acciones,
permitiéndole una mejor comprensión de las personas que le rodea,
logrando que el sujeto tenga su propio criterio ético.

2. Qué es un Código de Ética

Es un mecanismo que permite que las empresas e instituciones


implementen, (a través de declaraciones de principios y valores),
bases morales y éticos universales, los cuales son fundamentales
en la vida diaria de la organización. El código de ética ayuda en las
relaciones con los colaboradores, clientes, proveedores, y la
ciudadanía. Además, crea confianza en la claridad de las
negociaciones de una organización o empresa.

El código de ética de una empresa o institución, surge como parte


integral de su cultura organizacional y está determinada por los
patrones, símbolos, valores, prácticas y su historia, los cuales se
reflejan en la manera como sus directores, administradores y
gerentes la conducen, y como el resto de los colaboradores realizan
sus labores.

3. Interpretaciones de la Ética

La ética es una de las ramas de la filosofía, que como ciencia estudia


el porqué de las cosas, de lo necesario y lo universal, que se dedica
al análisis de la conducta de los humanos. Lo que es ético, es aquello
que se realiza por voluntad propia y absoluta de la persona, es decir,
no se considera ético lo que esté ausente de libertad. En otras
palabras, el hombre está orientado a realizar los buenos actos
guiado por la conciencia, la cual clarifica si éstos son correctos o
incorrectos. Por otro lado, el valor es aquella escala ética y moral
que posee un individuo al momento de actuar.

9
“Integridad y Ética en la Función Policial”

a. Ética kantiana

Según Kant, la ética está regida por la moral y la buena voluntad.


De acuerdo a esto, si un individuo actúa para obtener beneficios
propios, o por temor y no por respeto a un deber moral, estas
acciones no son catalogadas como morales.

b. Ética Japonesa

Es una de las obligaciones más importantes para los japoneses


y se adquiere al nacer, es decir, son una serie de deudas como
por ejemplo el respeto a los padres y a la familia. Si se mansilla
la reputación de un individuo, ésta se limpia solo a través de la
venganza llamada “kirisute-gomen”, qué significa “disculpe, pero
tuve que tomar su cabeza”.

c. Ética empresarial

Son una serie de valores, principios y normas establecidos en la


cultura de una empresa, para lograr una mejor sintonía en la
sociedad y así permitir una mejor adaptación en todo su entorno,
logrando combatir, la corrupción, el hostigamiento laboral, la
difamación y los anuncios engañosos, entre otros.

d. Ética Científica

Esta ética es vista desde dos grandes áreas: la interna y la


externa. La interna, es la necesaria para que la ciencia funcione
y la cual está constituida por reglas, que, aunque no están
escritas, ningún científico puede violarlas, ya que corre el riesgo
de perder el derecho de formar parte de esta comunidad. La
externa es la que se relaciona con la sociedad y el ambiente, en
ella se prohíbe experimentar con seres humanos, causar un

10
“Integridad y Ética en la Función Policial”

mínimo sufrimiento a los animales y ocasionar daños al


ecosistema.

e. Ética Tecnológica

Permite que la conducta de los seres humanos sea orientada a


la tecnología y define su comportamiento ante una diversidad de
beneficios otorgados por los avances tecnológicos.

f. Ética Jurídica

El profesional jurídico se debe a su estudio ético profesional y a


sí mismo, su misión es lograr los niveles de justicia otorgados
por la ley, en función de una conducta íntegra y comprometida
con los parámetros de la moral y la imparcialidad, manteniendo
a un lado sus intereses personales a fin de prevalecer los de su
cliente, ya que ésta es la finalidad de su profesión.

4. Ejemplos de ética en la vida cotidiana

La ética es la parte de la filosofía que reflexiona sobre el hecho


moral, es decir, sobre lo que está bien o está mal. Así, pues, en
nuestro día a día, nos ajustamos a ciertos principios o normas que
guían u orientan nuestra conducta. De este modo, podemos
distinguir lo que es bueno de lo que no lo es, lo correcto de lo
incorrecto.

La ética puede ser observada en nuestra vida cotidiana en todos los


actos, decisiones y comportamientos con los que nos conducimos,
bien sea en el trabajo o la escuela, en la forma en que nos
relacionamos con nuestros seres queridos o con las demás
personas, así como con el medio ambiente. A continuación, te
comentamos siete ejemplos de ética en distintos ámbitos de nuestra
vida cotidiana.

11
“Integridad y Ética en la Función Policial”

a. Ética personal

La ética puede aplicarse a la vida personal de alguien, que


contempla no solo sus relaciones con la familia, los amigos y la
pareja, sino también su relación consigo mismo y la forma en
que actúa y toma decisiones en función de sus valores morales
fundamentales.

Así, la ética en la vida personal está también atravesada por los


sentimientos, las emociones, las sensaciones, los sueños, las
ideas y las opiniones de una persona, que son, en definitiva, los
que determinan su forma de ser y comportarse en la vida íntima.

b. Ética en la vida profesional

En el ámbito laboral, la ética profesional está contenida en los


códigos deontológicos que regulan la actividad profesional, es
decir, el conjunto de normas y principios que obligatoriamente
deben cumplirse en la práctica de una profesión.

El comportamiento ético, además, dota al profesional de


prestigio y reputación, lo hace confiable y demuestra sus
capacidades no solo en el plano de la ejecución de sus tareas,
sino en la forma de hacerlas, con sujeción a las normas morales.

c. Ética en la escuela

Cuando asistimos a una institución educativa, vamos para


formarnos como ciudadanos, en los valores sociales y con los
conocimientos de nuestro tiempo.

Por eso, la escuela o la universidad son lugares donde, al


relacionarnos con los demás, también aprendemos a
comportarnos de manera ética: siendo honestos, respetuosos y
leales con nuestros compañeros, reconociendo la autoridad del
profesor, y cumpliendo con nuestros deberes escolares.

12
“Integridad y Ética en la Función Policial”

d. Ética social

La ética aplicada a la vida social en general se demuestra en


valores como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la inclusión
y la igualdad. Así, la ética social aparece en todas las relaciones
que mantenemos con los otros por distintas razones, que
pueden ser económicas, políticas, laborales, ciudadanas o,
incluso, circunstanciales.

e. Ética ciudadana

Practicamos ética ciudadana al relacionarnos con respeto y


responsabilidad con el otro y con el espacio en que vivimos y
que compartimos con otras personas, como la ciudad, el barrio,
la calle, incluso nuestra residencia o nuestro piso.

La ética ciudadana observa un conjunto de reglas relacionadas


con la forma adecuada de comportarnos en los espacios
públicos, no solo respetando los derechos del otro, sino siendo
amables y bondadosos con quien los demás.

f. Ética medioambiental

La manera en que nos relacionamos con el medio ambiente


implica ciertas normas éticas, que se basan en el respeto y
cuidado de la naturaleza, los animales, los recursos y el
equilibrio ecológico de un lugar.

La ética medioambiental está también en la forma en que


tratamos los desperdicios que producimos y en la utilización
consciente y responsable de los recursos que pone la naturaleza
a nuestra disposición.

13
“Integridad y Ética en la Función Policial”

g. Ética económica

La ética también se manifiesta en la forma en que manejamos


nuestros recursos económicos, evitando derrochar,
aprovechando de ahorrar, e invirtiendo nuestro dinero en
negocios rentables de probidad moral.

La ética en la economía también implica evitar el dinero sucio,


proveniente de actividades inmorales como el narcotráfico o la
venta de armas, o beneficiarnos de las dificultades de los otros,
como quienes practican la usura.

B. MORAL

Moral es una palabra de origen latino, que proviene del


término moris (“costumbre”). Se trata de un conjunto de creencias,
costumbres, valores y normas de una persona o de un grupo social, que
funciona como una guía para obrar. Es decir, la moral orienta acerca de
que acciones son correctas (buenas) y cuales son incorrectas (malas).
Según otra definición, la moral es la suma total del conocimiento que se
adquiere sobre lo más alto y noble, y que una persona respeta en su
conducta. Las creencias sobre la moralidad son generalizadas y
codificadas en una cierta cultura o en un grupo social determinado, por
lo que la moral regula el comportamiento de sus miembros. Por otra
parte, la moral suele ser identificada con los principios religiosos y
éticos que una comunidad acuerda respetar.

La moral se complementa con las diferentes virtudes que la persona


pueda tener, sus costumbres y forma de vida van creando parámetros
de conducta, propios para el desarrollo de una correcta moral y valores.

La integridad de una persona está relacionada directamente con la


moral que emplee a diario, si una persona es integra y correcta, no
cometerá faltas que quiebren su moral, no demandara acciones que
pongan en duda su ética o calidad de vida, pues tienen reforzados
caracteres morales que lo conducirán por el buen camino.

14
“Integridad y Ética en la Función Policial”

1. ¿Qué es la moral?

Por moral o moralidad se entiende un conjunto de creencias,


costumbres, normas y valores que sirven de guía a la conducta
individual en el marco de una cultura, sociedad o tradición
determinada. En otras palabras, es lo que permite distinguir lo bueno
y lo malo dentro de un contexto específico: los valores defendidos
por un grupo social en un momento dado de su historia.

La moralidad abarca todos los tópicos y contextos del ser humano,


siempre que éste sea un individuo libre, de actos voluntarios, y
dotado de capacidad para la autodeterminación. No debe
confundirse con la ética, a pesar de ser conceptos similares. La
moral tiene que ver con el libre albedrío del ser humano y
su adhesión a ciertos códigos de conducta formados histórica y
culturalmente. Por ejemplo, las religiones imponen ciertos códigos
de conducta, que ordenan la vida cotidiana de las poblaciones en
base a lo que es social, cultural y espiritualmente aceptable, y lo que
no.

La moral es relativa y no será la misma en cada parte del globo, la


moral siempre será acondicionada de acuerdo a la cultura en la que
se manifieste, tal vez en una parte del mundo se le considere moral
castigar a alguien severamente por un robo, pero en del otro lado,
se consideraría un atentado a los derechos humanos, sin embargo,
cada quien con su moral ejecuta acciones de acuerdo a lo que se
permite en su cultura.

2. Origen de la moral

La moral ha acompañado al ser humano en todas las etapas de su


historia. Su contenido no ha sido unánime, sino todo lo
contrario: cada tradición humana, cada escuela religiosa, cada
cultura, tiene sus propios preceptos y valores morales, a través de
los cuales se expresan sus conceptos de lo “bueno” y lo “malo”.

15
“Integridad y Ética en la Función Policial”

Probablemente, la moral surgió en los tiempos antiguos como un


modo de organizar las comunidades y darles cierta estabilidad. A
partir de reglas claras de convivencia y de conducta, podían
prosperar.

De hecho, las sociedades con códigos morales prosperaron más


rápidamente que las sociedades anárquicas, fuera cual fuera el
contenido de dichos códigos. Eventualmente, la moral dejó de ser un
conjunto de normas pragmáticas y se convirtió en conceptos
abstractos: el bien y el mal.

3. Códigos morales

Un código moral no es más que un conjunto formal o informal de


normas a las que nos plegamos para ordenar nuestra sociedad, de
acuerdo a los valores de nuestra tradición y al consenso social y
cultural.

Estos códigos pueden estar recogidos en algún tipo de escritura,


como son los carteles prohibitivos en diferentes instituciones o
situaciones (como los que prohíben entrar a una iglesia con ciertas
prendas de vestir). En otros casos son códigos no escritos,
manejados por la población de modo incluso inconsciente. Por
ejemplo, es el caso de los códigos morales del cristianismo que
perduran en el Occidente moderno y liberal (la fidelidad sexual entre
parejas, el rechazo a la homosexualidad, etc.)

Los individuos pueden acatar algunas o todas las normas morales


de sus respectivos códigos, dependiendo de la permisividad de la
sociedad y de la estructura cultural y emocional de cada quien.

4. Moral y religión

Las religiones otorgaron al hombre primitivo los primeros códigos


morales de la historia. Estipulaban un orden mínimo de conducta y

16
“Integridad y Ética en la Función Policial”

funcionamiento social, expresado como un mandato divino o como


una serie de valores sagrados.

Inicialmente operaban como un primer código jurídico, pero en


nuestras sociedades quedó relegado a un lugar más íntimo y
cultural, del cual se encargan en muchos casos las iglesias o las
instituciones laicas. Sin embargo, se debe dejar constancia que no
toda moral es religiosa, aunque toda religión propone un código
moral particular.

La religión más influyente en la formación de la moral occidental fue


el cristianismo, que ordenó en manos de la Iglesia la sociedad
europea durante 1500 años y luego fue impuesta a la americana, en
donde las culturas precolombinas tenían sus propias formas
religiosas y morales.

5. Importancia de la moral

La moral es clave en la garantía de paz y convivencia social en las


comunidades humanas. Cierto margen de prohibición, de disciplina
conductual y de valores ha demostrado ser una ventaja frente a
modelos sociales anárquicos, en los que la fuerza de los poderosos
sea la que implante las normas sociales.

Sin embargo, las sociedades más moralistas no son necesariamente


más prósperas, ni el progreso es exclusivamente conservador. De
hecho, a medida que las sociedades prosperan, sus códigos
morales cambian, adaptándose a las nuevas condiciones de vida
que ha alcanzado.

6. Tipos de Moral

a. Moral normativa

17
“Integridad y Ética en la Función Policial”

La moral en su uso normativo regula todas las normas que están


dirigidas a mejorar las conductas humanas con el fin de lograr el
bienestar de la colectividad. Ejemplo: las instituciones, reglas y
reglamentos.

b. Moral descriptiva

La moral de uso descriptivo actúa como si fuera un adjetivo en


el que se le confieren a un sujeto propiedades para readaptarse
a las normas que le llevarán al bien generalizado.

c. Moral Objetiva

Se denomina así a un conjunto de normas de tipo moral y esas


normas vienen a ser actos públicos o sociales que los individuos
deben seguir y respetar independientemente de si quieren
acatarla o no. La moral objetiva es universal.

Para lograr la denominación de universal la idea moral tiene que


tratar a la humanidad como un medio para lograr un fin y la
sociedad debe acatar a la ley universal como tal.

d. Moral subjetiva

Es opcional y en contraposición con la idea de moralidad


universal que se plantea en la moral objetiva. En ella los
individuos tienen derecho a hacer su elección de idea moral
propia, según desee vivir su estilo de vida. Detalla que ninguna
persona tiene derecho a obligar a los demás a seguir las mismas
ideas éticas que estos posean.

18
“Integridad y Ética en la Función Policial”

e. Inmoral

Se le llama así al individuo al que se le acusa de violar los


cánones o normas de tipo moral. Ejemplo: Asesinar,
lanzar basura a las calles, golpear a una mujer, robar, realizar
actos reñidos con la moral, etc.

f. Amoral

Recibe ese nombre la persona que no tiene criterios claros


para distinguir lo que se está haciendo mal o bien.

g. Conciencia moral autónoma

Es un principio o norma moral que está en la mente y accionar


de los seres humanos y que no está sujeto a influencia de tipo
social. Con esta conciencia se nace.

h. Moral fundamental

Es una reflexión de tipo teológico de los comportamientos


humanos que tiene la responsabilidad de señalar lo que es malo
o bueno. Tiene como fundamento principal contenidos de fe y
revelaciones.

i. Moral social

Es el encuentro entre individuos y sociedad. En la moral social


las dimensiones de los seres humanos no están determinadas
por una diferencia estructural, sino por la poca vocación para
encontrar sentido a la vida.

19
“Integridad y Ética en la Función Policial”

j. Moral individual

Son códigos humanos que establecen los individuos, por ellos


mismos, con reproches solo de su conciencia individual y que se
establecen para dominar la conducta propia con relación a los
intereses personales y su comportamiento en la sociedad.

k. Acción moral

Es aquella acción de los humanos que se ajusta a un conjunto


de normas, valores morales y códigos que detallan lo que se
debe considerar moralmente malo, bueno, generosos, egoísta,
entre otros.

l. Heterónomo

Es descrita como la voz interior que proviene desde afuera,


desde el exterior del cuerpo humano y marca a los individuos las
pautas de lo que deben hacer. Recibe el nombre común de voz
de la conciencia.

m. Moral histórica

Se ve reflejada en los aspectos políticos, jurídicos, económicos,


sociales y también ideológicos presentes en la sociedad. Es
definida también como el reflejo de épocas y sociedades
históricas.

C. DIFERENCIA ENTRE ÉTICA Y MORAL

A pesar de ser conceptos semejantes, la moral y la ética se distinguen


que la primera se sostiene en base a conceptos abstractos del bien y el
mal, tal y como los propone la tradición, las costumbres y el consenso
histórico de una sociedad.

20
“Integridad y Ética en la Función Policial”

En cambio, la ética aspira a una apreciación más universal de la


responsabilidad de un individuo para con la sociedad entera,
generalmente aplicada a una profesión o al ejercicio de un poder.

La ética es racionalmente argumentable, se desprende de


consideraciones de tipo social, legal y profesional, mientras que la moral
proviene de valores absolutos e incuestionables, aunque cambiantes
lentamente en el tiempo.

21
“Integridad y Ética en la Función Policial”

CAPÍTULO II

DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÒN

I. ÉTICA Y MORAL EN EL PERÚ: TRANSFONDO DE LA CRISIS.

Si nos preguntáramos cómo ha sido el comportamiento económico, político


y social en los últimos 35 años en nuestro país, la respuesta sería:
“Lamentable”. Con las taras de un Estado prácticamente secuestrado por la
corrupción, la institucionalidad ha sido mellada y el resultado es una
sociedad carente de valores, donde el Congreso, el Poder Judicial y la
Fiscalía de la Nación tienen altos niveles de desaprobación ciudadana.
(Jorge Medicina, director de la carrera de economía de la Universidad de
Lima, Diario El Peruano, 23ABR2018).

Según el Dr. Efraín Gonzales de Olarte (economista), los hechos


denunciados en el Poder Judicial peruano han dado suficientes pruebas de
un fenómeno casi generalizado en toda la administración pública: la
corrupción. En el gobierno central tenemos cuatro ex presidentes con juicios
por presunta corrupción, hay varios gobernadores regionales en la cárcel o
con juicios por uso indebido de los fondos públicos, igualmente decenas de
alcaldes, es decir es casi una bacteria que ha estado infectando la
administración pública y, obviamente, ha contaminado a la sociedad que,
para recibir servicios del estado, se confronta a funcionarios cuya moral
pública y personal va en contra de los principios éticos sobre los cuales se
fundan la Constitución, las leyes, el Estado peruano y la educación cívica de
las personas.

Casi todos los países del mundo viven en crisis de valores de Ética y Moral,
cada persona toma los valores como mejor les parece, cada uno hace sus
propias reglas, las leyes no se respetan, solamente prevalece el poder del
que tiene mejor posición económica, esta crisis de valores está en todos los
ámbitos de nuestra sociedad empezando por los gobernantes hasta el último
trabajador de la escala.

22
“Integridad y Ética en la Función Policial”

El Perú, atraviesa una grave crisis de valores éticos y morales. Las razones
que nos han llevado a abordar esta problemática son claras, tomando en
cuenta que la corrupción genera un impacto negativo en la consolidación de
la democracia y de la gobernabilidad, además que subvierte las garantías de
los ciudadanos, evadiendo el respeto a los derechos humanos y, en la ética
ciudadana.

Asimismo, nuestra realidad peruana actualmente es de uso diario de


afirmaciones argumentadas como: Estamos viviendo actualmente una
terrible crisis de valores; los valores en nuestra sociedad se han quedado en
el pasado; la inmoralidad, la falta de ética ha penetrado en nuestra sociedad
nacional y en otros países subdesarrollados como el nuestro.

Es común escuchar a algunos intelectuales y políticos hablar del


“comportamiento ético y moral”, que tal acción “no es ética ni moral”, que
aquel congresista merece una “sanción ética y moral”, es decir, cada vez que
hablan de lo ético lo relacionan inmediatamente con la moral o viceversa,
como si uniendo ambos términos tuviese más importancia lo que se dice.
Ese uso tan libre e impreciso esconde no sólo confusión, sino una
desvalorización de la ética en nuestro tiempo

A. ANTECEDENTES

La pregunta que nos planteamos es: ¿Qué ha sucedido en el Perú, que


tanto el estado como la sociedad han pasado a una situación de
transgresión ética corrosiva, generando una crisis moral que está
cambiando los resultados de las relaciones sociales y, sobre todo, está
alterando los códigos de conducta social?

Para tratar de responder esta difícil pregunta es necesario recordar los


recientes orígenes de la corrupción. Si bien este fenómeno tiene una
larga historia, analizada por Alfonso Quiroz, este nuevo ciclo de
corrupción comenzó el año 1990, cuando el Perú estuvo a punto de
colapsar cuando, durante el gobierno de Alan García, se combinaron
tres crisis: la hiperinflación y la incapacidad de pago de la deuda

23
“Integridad y Ética en la Función Policial”

peruana, la crisis política y el debilitamiento de los partidos políticos y


la guerra terrorista interna desatada por Sendero Luminoso y el MRTA.
De dicha crisis se salió, gracias al apoyo internacional, a la aplicación
de las reformas propuestas por el Consenso de Washington y al
sufrimiento del pueblo peruano.

Es importante señalar que los ajustes económicos efectuados


coincidieron con un ciclo económico internacional muy favorable, lo que
permitió superar la crisis financiera, pero, sobre todo, las reformas
neoliberales -que promovieron las privatizaciones de las empresas
públicas- comenzaron a atraer los capitales del exterior y, el gobierno,
tuvo ingresos extraordinarios por las privatizaciones. Dichos recursos
fueron utilizados, en parte, para financiar distintos programas de
pobreza, pero una buena parte fue utilizada de manera “poco santa”
por el gobierno fujimorista y su principal asesor Vladimiro Montesinos.
Los peruanos vimos cómo dicho asesor comenzó a sobornar a
congresistas para que pasen a las filas oficialistas, pagar sueldos
extraordinarios a funcionarios del estado por fuera de la administración
normal, etc. Es decir, un primer componente para que haya corrupción
ha sido la bonanza de las finanzas del estado.

Un segundo componente fue el carácter quasi dictatorial del gobierno,


que no era fiscalizado por ningún otro poder del estado, lo que permitió
un desarrollo de la corrupción sobre todo en la cúpula gubernamental
y en las autoridades que se supone debían fiscalizar al gobierno, el
congreso, la contraloría, el ministerio público, estuvieron no sólo
cooptados por el ejecutivo sino sumisos a él.

Bajo estas circunstancias las principales instituciones del estado se


debilitaron, debido al asedio interno, pero sobre todo asistimos a una
declinación alarmante del respeto por las normas éticas y,
consecuentemente, la conducta moral de gobernantes y funcionarios
se contagiaron al punto de generar una de las peores crisis éticas de
los últimos tiempos en el Perú. La crisis ética originada en negocios
turbios hechos desde el gobierno, ha sido probablemente el peor

24
“Integridad y Ética en la Función Policial”

resultado de un ajuste neoliberal combinado con


una pseudo democracia y una total ausencia de equilibrio de poderes
(checks and balances) en el estado peruano. Esta primera etapa
concluyó con la renuncia intempestiva del Ing. Fujimori en el extranjero,
ante la amenaza de juicios y probable vacancia de su presidencia. La
mayor felonía del asesor Montesinos es que había expatriado fondos
estatales abriendo cuentas bancarias personales millonarias tanto en
Suiza como en Luxemburgo. Hoy sigue en prisión este asesor y el ex
presidente fue juzgado y puesto en prisión por temas de derechos
humanos, pero no por temas de corrupción.

Luego del impecable gobierno de transición presidido por el Dr.


Valentín Paniagua, las elecciones del 2001 favorecieron al Dr.
Alejandro Toledo, quien tuvo la suerte de entrar al gobierno durante la
fase más expansiva del ciclo económico internacional, lo que
obviamente hizo que las finanzas del estado se recuperaran después
de los últimos años malos del gobierno anterior. Nuevamente, las
finanzas del estado florecieron y el gobierno central, los gobiernos
regionales (creados por este gobierno) y las municipalidades volvieron
a tener ingresos extraordinarios, en consecuencia, el primer requisito
para la corrupción –recursos fiscales extraordinarios – estaba dado.

Pero ya habíamos heredado la crisis moral bajo la forma de una cultura


proclive a la corrupción, a la impunidad y a aprovecharse del estado.
Es sobre esta base que empieza una nueva fase.

La principal puerta para la corrupción de esta nueva etapa fue las


múltiples obras de infraestructura que emprendieron los tres niveles de
gobierno. Pero la mayor parte de estas inversiones se hicieron desde
el gobierno central y aparecieron en el escenario las empresas
brasileñas, encabezadas por Odebrecht, que generaron un modelo de
corrupción en los niveles donde se tomaban las decisiones de
inversión, generando así un protocolo de corrupción organizado a nivel
internacional. El resto de la historia es conocida. Obviamente, la
capacidad de fiscalización de las instituciones que deberían haberlo

25
“Integridad y Ética en la Función Policial”

hecho –contraloría, poder judicial, el ministerio público- simplemente no


existió y, en muchos casos, contribuyó a formalizar las coimas y demás
pagos ilegales e inmorales.

El problema es que, actualmente, el Perú se encuentra en una


encrucijada que podría ayudar a resolver el problema, si los que
participan en las reformas propuestas por el gobierno del presidente
Martín Vizcarra no tuvieran intereses particulares que defender frente
a la justicia y, aún peor, si no tuvieran la ambición de llegar al gobierno
para que las cosas sigan como están y se siga medrando del estado,
aunque probablemente con otros métodos.

La conclusión es bastante pesimista, pues las bacterias de la


corrupción han permeado a casi toda la “clase política” y se ha
convertido en una especie de “modos vivendi” que es difícil extirpar sin
un liderazgo fuerte, un apoyo decidido de la población, una
recomposición política y una participación de la intelligentsia mucho
menos temerosa y más activa. Un país sin reservas morales es un país
sin futuro. Necesitamos de un rearme moral.

1. ¿Cuáles son las conductas antiéticas más usuales en el


peruano? ¿Qué nos caracteriza?

Empecemos con la cuenta: políticos que gozan de sueldos altos, lo


que constituye una cachetada para la pobreza; congresistas que
convierten en un campo de batalla su día a día laboral, donde la
norma a seguir es “nunca unificar criterios, dile sí a la contradicción,
a la terquedad, a la burla, a los insultos, y diles no a las soluciones
para nuestro país”. Continuando con nuestra cuenta, encontramos
a grandes tiendas que, para su beneficio común, se valen de la
alienación del peruano, para sacar al mercado marcas que
muestran a modelos importados, ignorando rasgos indígenas, que
son parte de un considerable número de peruanos. Ahora sí,
iniciemos el conteo a nivel ocupacional o profesional: encontramos
al negociante que piratea todo producto novedoso, al chofer que
26
“Integridad y Ética en la Función Policial”

maneja ebrio, al policía solicitando su “propinita”, al profesor que


recibe “recompensas” por aprobar, al abogado que defiende cada
caso sin importar la real justicia, y finalmente.

2. ¿Podríamos ser un país desarrollado?

¿Por qué la diferencia entre países desarrollados y


subdesarrollados? Muchos señalan que la razón aparente se debe
a la economía sólida de los países ricos. Sin embargo, la razón
fundamental, afirman los pensadores, son por los valores que se
encuentran enraizados en las costumbres, en el modo de vida y en
general en las sociedades de esos países del primer mundo.

Al realizarse investigaciones de la conducta de las personas en los


países desarrollados se descubre que casi toda la población está
regida por reglas, leyes y conductas que todos respetan. Respetan
el orden, tienen puntualidad, responsabilidad, deseos de
superación, honradez, el derecho de los demás, amor al trabajo,
integridad, planificación, inversión, ahorro, limpieza, etc.

Los pueblos desarrollados cuidan el fiel cumplimiento de las


normas éticas. Su calidad humana está determinada por su moral.
La moral es causa de su desarrollo social y las consecuencias de
ésta son su desarrollo económico, material. Nosotros no tenemos
por qué envidiar a ellos. Nuestros antepasados, los incas, tuvieron
mayor grandeza espiritual y material que ellos. Tenemos que
rescatar dichos valores que siempre estuvieron presentes en la
Historia del Perú y que hoy deberían guiar nuestros actos. El gran
camino que buscamos está al interior de cada hombre, no fuera de
él, por eso es posible mejorar nuestro destino. La excelencia
humana, la ética, tenemos que acostumbrarnos a buscarla todos
los días. Sin embargo, es una tarea sumamente difícil pero no
imposible. Es cuestión de unir fuerzas en un mismo sentir y apuntar
a un solo horizonte, con una herramienta muy importante: la
educación.
27
“Integridad y Ética en la Función Policial”

B. ETICA Y MORAL EN EL PERU

Resulta indudable que el Perú, al igual que muchos países del mundo
entero, vienen atravesando un período de crisis moral con ciertos
indicadores que nos mueven a una honda reflexión y preocupación. Si
bien es cierto este fenómeno tiene una larga historia la cual comenzó
en el año 1990.

Estos indicadores múltiples y variados, son los siguientes:

- El incremento de la violencia, de la corrupción, del narcotráfico y el


chantaje. La violencia, es verdad, no es de ahora, ha sido de
siempre. La violencia ha acompañado la historia. En el Perú, los
años transcurridos desde el Tahuantinsuyo hasta ahora no han sido
capaces de construir la paz que brota de la justicia. La injusticia es
también una forma de violencia que lamentablemente es fuente de
cultivo de más violencia. La injusticia tiene diversas formas de
aparición, unas más sutiles que otras, pero con un denominador
común: terminan por generar más violencia y por destruir.

- Y la corrupción directamente. Es así que en el gobierno central


tenemos cuatro ex presidentes con juicios por presunta corrupción,
hay varios gobernadores regionales en la cárcel o con juicios por
uso indebido de los fondos públicos, igualmente decenas de
alcaldes, es decir es casi una bacteria que ha estado infectando la
administración pública y, obviamente, ha contaminado a la
sociedad que, para recibir servicios del estado, se confronta a
funcionarios cuya moral pública y personal va en contra de los
principios éticos sobre los cuales se fundan la Constitución, las
leyes, el Estado peruano y la educación cívica de las personas.

Con este fenómeno casi generalizado en toda la administración pública


ya habíamos heredado la crisis moral bajo la forma de una cultura
proclive a la corrupción, a la impunidad y a aprovecharse del estado.

28
“Integridad y Ética en la Función Policial”

C. POLITICA Y PODER: CRISIS DE VALORES Y ETICA

Son muchos los factores y acontecimientos que están sucediendo en


nuestro país y como principal consecuencia tenemos el caso
Odebrecht, el cual nos demuestran el alto nivel de corrupción política
existente como un mal endémico que nos persigue desde hace
muchísimos años debido esencialmente a una crisis de valores y de
ética donde el poder se relaciona con las malas prácticas al margen de
la ley y la justicia, una explicación sería que la corrupción y el crimen
organizado generan una elevadísima rentabilidad creando un
amenazante vínculo entre el poder, la política y el dinero.

Principalmente esta situación se presenta debido a que la gran mayoría


de nuestra sociedad política que conforma el Estado no comprende que
la actividad política es un quehacer social cuyo principal fin es alcanzar,
mediante patrones de acción y organización, el bienestar de la
sociedad y cuya esencia debe ser de servicio a los demás, el logro del
bien común y el fortalecimiento de una estructura de virtudes y valores
públicos para construir la voluntad política de las diversas instituciones
integrantes de la nación en la defensa de la población.

Lamentablemente en nuestro país hemos corroborado que existen


grandes intereses personales y sectoriales que actúan solo por
conveniencia y buscan en la política un medio esencial de vida tratando
de mantener el poder para copar espacios y cargos que
inexorablemente se transforman en el tiempo en grandes focos de
corrupción. Estas actitudes frivolizan la función pública y disminuyen la
calidad de la política, lo cual bloquea el camino de nuestro país hacia
el desarrollo.

Bajo este panorama existen justificadas razones de desconfianza y


sospechas de la ciudadanía sobre las actuaciones, decisiones,
conductas y prácticas de muchos políticos, las trapacerías que se
producen en el ámbito político por corrupción y falta de ética,
amparadas por el poder, tienen un profundo impacto negativo sobre la
sociedad. Un país como el nuestro requiere que la política se convierta

29
“Integridad y Ética en la Función Policial”

en el fin supremo de la sociedad, tenemos una dramática fragilidad


institucional y profundos problemas sociales por resolver, esta realidad
requiere que la clase política tome un camino convergente a la
construcción del bien común y al fortalecimiento de la ética pública y
sus principios fundamentales, integridad, transparencia y probidad.
Cuando logremos en nuestro país imprimir valores éticos en la
conciencia colectiva, a través del ejemplo de las autoridades políticas,
recién iniciaremos el gran cambio hacia el progreso.

D. LA IMPORTANCIA DE LA ETICA EN UNA SOCIEDAD EN CRISIS

En una sociedad en crisis, la ética y los valores suelen estar


notoriamente afectados. De esto dan fe los múltiples testimonios de
individuos quienes actúan en contra de los principios morales y los
casos de personajes públicos comprometidos en evidente corrupción.
En el intento de encontrar a los culpables de estos hechos y
sancionarlos le cabe intervenir a la justicia. Sin embargo, lo más
importante es el aporte que puede dar cada uno de nosotros para
mejorar la situación, reforzando los valores que contribuyen a la mejor
convivencia con quienes nos rodean, para empezar en nuestra vida
personal.

De nada vale ser un profesional exitoso, admirado por muchos y a la


vez tener un comportamiento desagradable, desconsiderado con los
suyos, a quienes debería darles antes que a nadie el máximo respeto
y amor. De nada vale la riqueza si se acumula en base a la
deshonestidad. Si cada uno de nosotros en su pequeño mundo diario
actuara respetando los principios éticos, seríamos respetados por
nuestra comunidad, pero también estaríamos contribuyendo
decididamente a construir un mejor país, sin duda alguna.

E. LA ÉTICA EN SU LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

30
“Integridad y Ética en la Función Policial”

La Ética de la función pública es la disciplina del buen comportamiento


en el servicio a la ciudadanía, es además un importante mecanismo de
control de la arbitrariedad en el uso del poder público, un factor vital
para la creación y el mantenimiento de la confianza en la administración
y sus instituciones. Por lo tanto, la Ética es un factor clave para elevar
la calidad de la administración pública mediante la conducta honesta,
eficiente, objetiva e íntegra de los funcionarios en la gestión de los
asuntos públicos. La forma de evitar que se cometan actos corruptos y
antiéticos en el ámbito público consiste en lograr despertar en todo
servidor la supra conciencia, entendida como una conciencia profunda
que permita a una persona no solamente ser capaz de discernir lo que
es correcto de lo que no en cada acto que realice, si no de actuar
acertadamente. Es decir, no basta con que el servidor público posea
conciencia respecto de lo que está bien o no si finalmente actúa de
manera indebida. Más allá de comprender lo que es correcto de lo que
no, está el actuar, el poder refrenarse cuando algo es indebido.

31
“Integridad y Ética en la Función Policial”

CAPÍTULO III

CONCLUSIONES

1. La ética en el campo político atraviesa su forma más dramática cuando


vemos a lo lejos muchas maneras de actuar impunemente y lo peor es que
son aceptadas sin oposiciones por el sentido común. Por el contrario, se
viene haciendo un hábito entre la convivencia del día a día

2. La labor de que la ética perdure está en manos de las personas y las


instituciones que quieren comprometerse en cambiar las condiciones de vida
no deseables, luchar por la vida mejor. La corrupción llego a su punto mas
álgido, a razón de que los peruanos carecemos de valores, por ende, nuestra
ética esta por los suelos, sin embargo, nada está perdido, aún existen
personas con los valores y la moral de hierro, muy éticos en lo que hacen, lo
que podría conllevar a un cambio radical, muy difícil, sí, pero no imposible.

3. Los valores en nuestro país son muy deficientes y esta realidad sólo
cambiará con la educación de la sociedad, cuando el gobierno, los
congresistas, maestros y comunidad tomen conciencia de practicar la Ética
y la Moral como medio de cambio en cada lugar que vivimos. Es necesario
señalar que los maestros son minimizados por los gobernantes, reciben
amenazas, insultos, adjetivos desagradables a pesar que el trabajo es arduo
y mal pagado, algunos maestros nos ponemos la camiseta para el cambio y
otros son indiferentes, si todos nos unimos con el mismo sentir, les aseguró
que nuestra sociedad volverá a nacer rompiendo los paradigmas del pasado
y aceptándonos tales cual somos con defectos y virtudes. Sí mejorara la
educación en el país reconozco que es un reto que todos debemos afrontar
con firmeza que no sean sólo palabras si no hechos.

32
“Integridad y Ética en la Función Policial”

4. Si no formamos ciudadanos honestos, no tendremos servidores públicos,


empresarios, jueces, etc, honestos. La educación no puede renunciar a la
formación ética y humanista, pues los vicios personales, tarde o temprano
explotan en vicios públicos. La integridad personal es un atributo de todo el
ser humano, se muestra en la esfera privada y en la esfera pública. No es
un camino fácil, cuesta y mucho. Es una tarea para toda la vida. No basta
con pensar bien para ser una persona íntegra, hay que vivir bien, igualmente.
La integridad no es logro, es meta. Se cultiva en la humildad y huye del
alarde.

33
“Integridad y Ética en la Función Policial”

CAPITULO V

RECOMENDACIONES

1. Para aquellas personas o profesionales de la educación, darle mucha


importancia a la ética y valores, que sean incluidas dentro de los métodos
de estudio y aprendizaje de los niños y jóvenes estudiantes, para poder
formarlos con una base sólida e inquebrantable, y no sean susceptibles de
caer en las garras de la corrupción.

2. La aplicación de la ética profesional en todos los ámbitos de la vida, tanto


laboral como personal y así desempeñarnos de manera íntegra sin ponerle
precio a nuestro prestigio y honor, más aún nosotros como Policía Nacional
que estamos al servicio de la ciudadanía, pudiendo mejorar nuestra imagen
y renovar la confianza de la población hacia la institución, de esa forma poder
trabajar de manera cohesionada en busca del bien común-social.

3. Investigar más acerca de la ética profesional para el buen desempeño de


nuestras labores en el futuro, poner más interés al respecto, ya que es de
suma importancia para nuestra vida personal y laboral y no dejarnos
sorprender por personas inescrupulosas que solo buscan lucrar con la
inmoralidad.

34
“Integridad y Ética en la Función Policial”

CAPÍTULO VI
FUENTES CONSULTADAS

1. http://blog.pucp.edu.pe/blog/economiaperuana/2018/10/17/crisis-moral-y-
desarrollo-en-el-peru/

2. http://cmap.upb.edu.co/rid=1GCFQ5KLN-T0G1NL-
9W/cuatro%20versiones%20de%20la%20%C3%A9tica.pdf

3. https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/9317/Tesis_Silvia_Agullo.pdf

4. https://elcomercio.pe/politica/sitio-etica-peru-juan-paredes-castro-noticia-
519609-noticia/

5. http://www.elperuano.pe/noticia-etica-moral-y-economia-cercanias-y-
distancias-65829.aspx

6. https://www.significados.com/7-ejemplos-de-etica-en-la-vida-cotidiana/

7. https://conceptodefinicion.de/etica/

8. https://conceptodefinicion.de/moral/

9. https://www.caracteristicas.co/moral/#ixzz65EV549Ry

10. https://www.tiposde.com/moral.html

35
Página 36