Sei sulla pagina 1di 309

COLECCIÓN DE

ORACIONES
Y OTRAS
DEVOCIONES
INDULGENCIADAS
1834
COLECCION
DE ORACIONES
Y OTRAS DEVOCIONES,

por las cuales los sumos Pontífices


haa cogcgdido un tesoro inagotable,
de indulgencias.

Está sacada fielmente de la Coleccion de


Devociones} ,e.te., edición séptima roma­
na de i8 3 i /

CON LICENCIA.

M A D R ID , 1 85 4 :
IMPRENTA PE D. E DE BURGOS,
1; ítsítm 1 christlario 1 popiila
máxime salutaretnésse: Güncil. Trident.
oes. 25 ia decr, de indulg*
PRÓLOGO.

D os amarguísimos frutos produce en el


alma el pecado: la culpa, que nos priva de la
gracia y amistad de Dios^ y la pena, que
impide que gocemos de él en el cielo. Esta
pena es de dos maneras, una eterna? y otra
temporal. La culpa juntamente con la pena
eterna se perdona enteramente por los méri­
tos de Jesucristo en el santo Sacramento de
la Penitencia, cuando nos acercamos ¿ él con
las debidas disposiciones. En cuanto á la pena
temporal, por regla general se puede decir,
que no siempre se perdona en este sacramen*
to 5 y asi en gran parte queda por satisfacer,
ó en esta vida con buenas obras , ó en la otra
en el Purgatorio. ¿ Y quién podrá investigar
los altísimos y secretos juicios de D ios?
¿Quién sabe cuanta sea la deuda que lia con*
traído con la Divina justicia 5 y si ya Labra sa­
tisfecho completamente ? ¿ Y á quién no le pa*
re cera duro el tener que pagar basta el últi­
mo maravedí en el Purgatorio? Pues no ha*
A2
brá otro remedio, si no tratamos de satisfacer
en este mundo con buenas obras, especial­
mente por el medio de las indulgencias 9 con
que tan misericordiosamente nos provee la in­
finita misericordia de Dios > que tan franca­
mente abrió á la santa Iglesia la puerta de los
tesoros de las indulgencias ? en virtud de las
cuales , con una pequeña incomodidad , pode­
mos pagar por entero á la Divina justicia la
deuda, _que con los pecados hemos contraído.
Las indulgencias unas son parciales, quie­
ro decir , de algunos dias, cuarentenas, ó
años, y otras plenarias. Con las parciales se
perdona, al que las gana, tanta pena tempo­
ral cuanta se le perdonaría haciendo por los
mismos dias, cuarentenas, ó años las peniten­
cias que prescribían los Cánones de la Igle­
sia , que eran muy ásperas y penosas. Por la
indulgencia pienaria ó jubileo (que para nues­
tro, caso es lo mismo) se perdona toda la pena
temporal que por nuestros pecados merece­
mos ; de manera que si después de babor uno
ganado una indulgencia pienaria , muriese,
iria luego al punto al cielo, según afirman
los teólogos. L o propio sucede con las almas
i d Purgatorio; pue^ en fe horí* qiiQ uno les
gane una indulgencia plenaría de las que se
les puede aplicar , si la justicia Divina se
digna aceptarla, al punto se irán al descanso
eterno. Por lo cual se ve la eficacia de las in­
dulgencias ? y el grande empeño que debemos
tener eu no perder una.
Para ganar las indulgencias es menester
primeramente estar en gracia de Dios ? y des­
pués hacer todo cuanto se manda al pie de la
letra. Aqiii será bien advertir que la sagrada
Congregación de las iudulgencias ha declara­
do: I. Que en cuanto á. la confesion? que se
suele prescribir para ganar las indulgencias*
bastará a las personas, que tienen la loable
costumbre de confesarse de ocho en ocho dias,
que lo bagan así, y podrán ganar todas las
indulgencias que haya entre confesion y con­
fesion (á no caer en algún pecado^ mortal),
exceptuando el caso de jubileo 5 porque este
pide confesion; según lo decretó la misma
Congregación en 0 de diciembre de 1703?
aprobado por Clemente X III. II. La comu­
nión se ha de tener en el dia que se manda,
á no ser que la indulgencia empiece el dia
antes desde vísperas, como en la de la Por-
cíuucuk y que en este caso ya se podrá anti-
cípar á la víspera dicha conminon, según el
decreto de la misma Congregación de 12 de
junio de 1822 ? aprobado por Pió V I I.
III, En cuanto á las oraciones etc. que se
prescriben, se pueden rezar alternando y á
coros como el rosario, si lo llevan de suyo las
oraciones , según la declaración del Papa
Pió V I I ? con decreto de la misma Congrega-
clon de 29 de febrero de 1820. IV . Final­
mente se requiere> para ganar la indulgencia
pienaria y remisión de todos los pecados, que
todos ellos y aun los veniales se detesten, y
se quite todo el afecto á ellos; y para asegu­
rarnos mas, será bien que hagamos frutos de
verdadera penitencia con algunas mortifica­
ciones y otras obras de misericordia. Y sobre
todo se advierte que en España es necesario
que se tenga la bula de la Santa Cruzada,
que todos deben tomar desde los siete años}
y se encomienda la lean (á lo menos una vez
al año) para que vean el gran tesoro de indul­
gencias y demas gracias que por ella se no»
dispensan.

N ota. Todas las indulgencias contenidas


en este libro son auténticas; pues están las
oraciones , devociones y decretos lieluiente
traducidos de la lengua italiana, po* la colec­
ción 7.a romana de 1851, cuyo original au­
téntico Be conserva en el colegio Imperial de
la Compañía de Jesús, con el decretó gene*
íal impreso, y otro particular manuscrito de
dicha sagrada Congregación > que se ve al fía
de esta colcccion, en que consta de la auten­
ticidad de las indulgencias, y de la necesidad
que háhia de esta coleccioft..
O t i^ . . Benedicto XIII,en la bula Salva*
toris de 28 de abril de 1725 concede á todos
los fieles que puedan aplicar en sufragio por
las almas del Purgatorio (á quienes única­
mente se les puede aplicar por via dé sufra­
gio) todas las indulgencias que con motivo
del flíio santo se suspenden; aunque.en stt
Concesión no baya tal facultad. L o mismo
han concedido y declarado Benedicto y Ole*
fuente X I V , y León X II etc.; y para que
no quede díida en esto, advierto que se han
omitido en ;esta traduccíon, algunas circuna*
tandas poco necesarias y algunas dcvocionc3?
porser impracticables en España.
( vmi )

ORACION
para ofrecer todas las obras del (Ua.

: Y o os ofrezco, oh Dios mío, mis poten**


cías y sentidos , mi alma y cuerpo, salud, vi*
da, honra, hacienda, padres, casa, y todo
cuanto tengo, para que, como de cosa vues­
tra y dispongáis á vuestra voluntad* También
os ofrezco todas mis palabras, obras y pensa­
mientos de este día y de toda mi yida, para
que todo cuanto pensare, hiciere y hablaré
sea para mayor gloria vuestra y provecho de
mi alma* Y pata que esto os sea mas agrada­
ble; quiero juntarlo á los méritos de Jesu~
/.cristo7 de la Santísima V irgen, y demás
Santos del cielo* Ademas es mi intención el
ganar en este dia todas las indulgencias que
pueda, y que en cuanto sea posible., sean en
sufragio de las benditas almas* También os
vuego por la santa Iglesia, por la intención
del sumo Pontífice, por la paz entre los Prín­
cipes cristianos, y por la convcrsion de todo
el mundo. Amen.
'J fs s s -rti? i f/sy/Ys?- ¿v*. ■■//}#»'& & f> rr / U '-

/ ’/:; </■ // y r f S fC t <>'<4 < :': *$


DEVOCIONES
po t &*<» CátttEiM CíM (JlUttOcí SSoutl^CCtJ ScX'Lt

ceu cecítí)o i u Dufíjai ct ct«í.

A L A S A N T IS IM A T R IN ID A D .

TRISAGIO.

Santo, Santo, Santo > Señor Dios de los


ejércitos: llenos están los ciclos y la tierra <le
vuestra gloria. Gloria al Padre , gloria al
H ijo , gloria al Espíritu Santo,

Clemente X I I\ con deci'cto de la sagra*


da Congregación de las indulgencias de 3(¡
de Junio de 1770, confirmando para siem­
pre 100 dias de indulgencia, ya concedidos
por el Papá Clemente X I I I d los fieles (jue
arrepentidos de sus pecados recen una vez
ut dia dicho Trísagío ■ concedió ademas (fue
se puedan ganar dichas indulgencias tres
veces en todos los domingos del año, y en los
siete dias siguientes al domingo de Trini­
dad; ademas concedió para siempre una in­
dulgencia plenaria en cada mes al que ha­
biéndole* rezado todos hs dias por discurso
2 A tA SANTISIMA
del mes , confesando y comulgando en el dia
que guste, rucgue á Dios por la sania Iglesia.

SIETE GLORIAS Y UN AVE MARIA.

A todos los fieles que verdaderamente


arrepentidos de sus pecados las recen á hon­
ra de la Santísima Trinidad , de la Encar­
nación del Hijo de Dios ¿ y de su santísima
Madre en tres horas distintos del dia, á sa*
ber7 por la mañana ? al mediodía y á ¡a no­
che , Pió V I (ademas fíe aprobar esta devo­
ción)i con decreto de la sagrada Congrega*
cion de las indulgencias de i 5 de mayo de
1 7 8 4 , concede para siempre por cada dia que
se recen , 1 0 0 dias de indulgencias, y encada
domingo del año 7 años y 7 cuarentenast
ademas al que las rece ír<?s veces todos los
dias concedió para siempre indulgencia pie-
naria dos veces al mes en dos domingos que
guste 5 confesando y comulgando, y royan-
do por la intención del Papa * m a s para que
se ganen estos indulgencias se requiere que
se junten tres personas que mutuamente
hagan convenio de rezarlo, ó unidas á sepa­
radas .> y que cuando alguna de estas mue~
ra ^ó falte > se sustituya otra ¿para, que per­
manezca esta mutua unión. ...... .

tres g l o r ia s . :

Pió V I I y con rescrito de la Congrega-


clon de las indulgencias de ii de, juljio
TRINIDAD. 5
4815 ¿ concede para siempre á todos los fie*
les que recen por la mañana, al mediodía y
á la noche ir es Glorias á honra de la Santí­
sima Trinidad ? por los privilegios que con­
cedió á la Santísima v irg e n , 300 dias de
indulgencia, y 100 para cada vez ?* y si lo
¡tacen todos los dias ? una indulgencia ple­
naria (aplicables todas por las almas del P u r­
gatorio) una vez al mes 9 en el dia que gus-
ten y confesando y comulgando.

MISA Y SUPLICAS ? ETC.

Súplicas que se han de rezar después de la


Misa por el sacerdote y el pueblo»

En el nombre del Padre 9 etc.


X Ob Santísima Trinidad Padre, Ilijo> y Es­
píritu Santo, tres personas- distintas y
im solo Dios verdadero , yo os adoro con
la mayor rever cocía , y os doy las gracias
con todo el afecto de mi corazon por los
sublimes dones y privilegios que conce­
disteis á María Santísima en su gloriosa
Inmaculada Concepción,
A qui se rezan tres Glorias y un A ve
Maria y y lo mismo en las seis siguientes.
II. Oh Santísima... lo mismo que arriba aca­
bando con en su gloriosa Natividad.
III* Ob Santísima, e tc., y acabando en su
gloriosa Presentación.
I V ♦ Id. id. y y acabar en su gloriosa Anun­
ciación.
4 A L A SANTISIM A
V . Id. id. en su gloriosa Visitación.
V I . Id. itL en su gloriosa Purificación,
V I I. Id. id, en su gloriosa Asunción.
Os ofrezco en fin el mas respetuoso y tierno
reconocimiento por haber ensalzado y glori­
ficado en todo el mundo el santísimo y dui-
císimo nombre de María.

ORACION A LA SANTÍSIMA VIRGEN*

Amada madre mía , madre amabilísima,


madre de misericordia , llena de afecto y dul­
zura par& con vuestros hijos y devotos: yo os
suplico por esta afectuosa acción de gradas
á la Santísima Trinidad, me alcancéis la gra­
cia de que emplee siempre mis potencias y
sentidos > y dirija todas mis acciones á honra
y gloria de Dios trino y uno ? y que le ame
con puro afecta de corazon, como Vos te
amasteis en el mundo? para que después pue­
da gozarle con Vos en el cielo por toda una
feliz eternidad. Bendecidme en el nombre del
Padre , y del H ijo , y del Espíritu Santo.
Aquí lodos dicen una Salve y el
tf* Benedicamus Patrem et Fíliura cum
Sancto Spiritu*
13J. Laudemus et superexaltemus enm in
sécula.
Oremus.
Omnipotens sempiterno Deus 9 qui dedisti
famults tuis in confcsslone verse fidei aeternse
Trinitatis gioriam agnoscere ? et in potcntia
majestatis adorare unitatcm: quaesumus ? ut
TR IN IDA D . o
ejusdcm Fidel firimlale aL ómnibus sempcr
muniamur advcrsts. Per Christimx Dominum
iiostrum, 3!. Amen.

Pió VTJ> con decreto de la Congregación


de las indulgencias de 28 de abril de 1815,
á todos los fieles que, á lo menos arrepentí"
dos y con devocion, asistan á esUt misa y
recen dichas súplicas á honra de la Santísi­
ma Trinidad j concede por cada dia 300 dias
de indulgencia , é indulgencia plenaria dos
veces al m es, al que lo haga todos los dias,
en los dias que g u ste, con fesando y comul­
gando ? y rogando á Dios por la intención del
Papa. Dichas indulgencias son perpetuas y
aplicables por las almas del Purgatorio,
Dicha misa (es una sola al dia, y en tina
iglesia que señale el ordinario á cada ciudad
ó pueblo) ha de ser votiva de la Santísima
Trinidad , y se puede celebrar aun en los
dias de doble menor. En los días de doble
mayor y de segunda clase se ha de decir del
dia con conmemoracion de la Santísima Tri­
nidad, la cual conmemoracion no tiene la­
gar en los domingos y demas fiestas de doble
de 1 .a clase, según los decretos de la Con­
gregación de ritos de 13 de abril y 13 de
julio de 1815, en los que'fueron aprobadas
dichas súplicas y que se pueden rezar en
cualquier idioma despues de dicha misa.
Según un rescrito pontificio de 10 de ene-
* ro de 1817 se puede aplicar dicha misa por
quien quiera el sacerdote, y aun por los di-
6 A L A SANTISIM A
fu n to s, y también en los dias en ^rue, según
la rúbrica , se debe celebrar de Requiem.

OTRAS SUPLICAS.

I. Se adora al Padre Eterno rezando un


Padre n uestro, A ve María y Gloría, y
despues se dice i
Y o os adoro, oh Padre Eterno, con toda
la corte celestial como á mi Dios y Señor, y
os doy un sin fin de gracias á nombre de la
Santísima Virgen María, vuestra Hija muy
amada, por todos los favores y privilegios con
que la enriquecisteis, y en particular por el
poderío con que la sublimasteis en su gloriosa
Asunción á los cielos.
II. Se adora al Eterno H ijo retando un P a­
dre nuestro, A ve y Gloria ? y
Y o os adoro, oh Eterno H ijo, con toda la
corte celestial como á mi D ios, mi Señor y
ini Redentor j y os doy un sin fin de gracias
¿ nombre de la Santísima Virgen María,
vuestra amantísima Madre , por todos los fa­
vores y privilegios con que la enriquecisteis,
especialmente por aquella suma sabiduría con
que la ilustrasteis en su gloriosa Asunción á
los cielos.
III. Se adora al Espíritu Santo rezando un
Padre nuestro , A ve y Gloria , y
Y o os adoro, oh Espíritu Santísimo, con
toda la corte celestial como á mi Dios y Se­
ñor, y os doy un siu fin de gracias á nombre
de la Santísima Virgen María, vuestra aman-
T R IN ID A D . 7
tísima Esposa , por todos los favores y privi­
legios ? y en particular por aquella per feotí­
sima caridad y fuego divino con que inflamas­
teis su santísimo y purísimo corazon en su glo­
riosa Asunción á los cielos; y humildemente
os suplico, á nombre de vuestra amantísima
Esposa , me alcancéis perdón de los gravísi­
mos pecados que he cometido desde el primer
instante en que pude pecar hasta la hora pre­
sente : yo me duelo mucho de haberlos come­
tido * y propongo firmemente morir' autes
que volver á ofender á vuestra divina Majes­
tad ; y por los sublimes méritos y protección
eficacísima de vuestra amantísima Esposa, os
suplico para N ... y para mí el precioso don
de vuestra gracia y divino amor, comunicán­
dome luz, y los auxilios particulares, con
los cuales vuestra eterna providencia ba pre­
determinado quererme salvar y llevarme á sí.
A t fwí se dice tres veces
Sancta Marín , et omnes Sancti et Sanctse
Dei inte reedite pro nobis ad Dominuin, ut
nos mereamur ab eo adjuyariet salvar!. Amen*

A LA SANTISIMA VIRGEN.

Y o os venero y reconozco, oh Santísima


Virgen ? por Reina de los ciclos y Señora del
universo, por Hija del eterno Padre, Aladre
de su dilectísimo H ijo , y Esposa amantísima
del Espíritu Santo; y postrado á los pies de
vuestra gran Majestad, con la mayor humil­
dad 03 suplico; por aquel divino amor con
8 A LA SANTISIMA
que fuisteis abrasada en vuestra gloriosa Asun­
ción á los ciclos, me alcancéis la gracia de
ponerme debajo de vuestra segurísima y fide­
lísima protcccion, y de ser contado en el nú­
mero de vuestros felicísimos y dichosísimos
siervos ? que Vos lleváis esculpidos en vues­
tro virginal pecho* Dignaos, piadosísima Ma­
dre y Señora mia, recibir este mi pobre co­
ra zon , mi memoria y voluntad, y todas las
potencias y sentidos internos y externos: re­
cibid mis ojos, oidos, mi boca , mis manos y
mis pies, regidlos según sea mas del agrado
de vuestro santísimo H ijo, dirigiendo todos
mis movimientos á su mayor gloria y vuestraJ
y por la sabiduría con que os ilustró vuestro
amantísimo H ijo ? os suplico y ruego me al­
cancéis luz y acierto para conocerme bien ? y
en particular mis pecados ? para odiarlos y de­
testarlos mas y mas: alcanzadme ademas luz
para conocer los ardides del infernal enemi­
go f y sus asaltos ocultos y manifiestos; y en
particular os suplico ¡oh piadosísima Madre
inia! la gracia de.., (la que cada uno mas
desee) y después se dice tres veces i
Virgo singularisj
Inter omnes mitis,
Nos culpis solutos,
Miles fác, et castos.

Oremus.
Famulorum tuorum, quaesumus Domine,
delictis ígnosee: ut qui tibi placere de acti-
bus uostns non valemus; Genitricis Filii tui
T R IN ID A D . 9
Domini nostri interccssione salvemnr. Per
cumdern Domiuum nostrum Jcsum Chris-
tum etc.
Bencdícat, et custodiat nos omnipotens;
et miscricors Do mi mis, Pater ? et Filius, et
Spíritus Sanctus. Amen.

Pío V i l , con rescrito de la Secretaria


de Mentor, de 19 de julio de 1822 , concede
a todo el que rece todas estas súplicas etc.
500 dias de indulgencias por cada dia, é in­
dulgencia pienaria al que tas rece por un
mes entero, si confesado y comulgado roga­
re á Dios por la santa Iglesia etc. * y se ad­
vierte que si se imprimieren sueltas no se
podrán vender. sino datólas de balde.

TRES OFERTAS*

I. Ofrezcamos á la Santísima Trinidad


los méritos de Jesucristo , en acción de gra­
cias por la preciosa sanare que Jesús derra­
mó por nosotros en el Huerto J y por los mé­
ritos del mismo Jesús, supliquemos a su di­
vina Majestad nos conceda el perdón de
nuestros pecados.
Padre nuestro , A ve María y Gloria.
II. Ofrezcamos á la Santísima Trinidad
los méritos de Jesucristo, en acción de gra­
cias por la preciosa muerte que sufrió por
nosotros en la cruz; y por los méritos del
mismo Jesús, supliquemos a su divina Majes-
B
10 A LA BASTISIM A TRIN ID A D .
tad nos conceda el perdón de las penas debi­
das por nuestros pecados*
Padre nuestro ? A ve y Gloria.
III. Ofrezcamos.á la Santísima Trini­
dad los méritos de Jesucristo, en acción de
gracias por Ja inefable caridad coa que bajó
del cielo á la tierra á tomar carne humana,
y padecer y morir por nosotros en nna cruz5
y por los méritos del mismo Jesus, suplique­
mos á su divina Majestad lleve nuestras al­
mas después de es la peregrinación á la patria
celestial»
Padre nuestro. A ve y Gloria.

León X I I , con rescrito de 21 de octu­


bre de 1825 ¿concedió para siempre 100 dias
de indulgencia por cada vez (fue con devo­
ción se recen dichas ofertas ef e. , con el fin
de tener una buena muerte $ y al que lo haga
por todo un mes, indulgencia plenaria al fin
de él, en el dia que <¡ruste, confesando, co-
mulgando y rogando á Dios por la inten­
ción del Papa, Dichas indulgencias son apli­
cables ? e£c.
II

A DIOS*

ACTOS DE FE , ESPERANZA V CARIDAD.

Dios mío , verdad inefable, yo creo todo


lo que babcis revelado á la santa Iglesia, y
esta rae manda creer. Creo que Vos sois mi
D ios, Criador de todas las cosas i que pro*
miáis á los buenos con gloria eterna , y casti­
gáis á los malos con penas eternas. Creo el
misterio de la Santísima Trinidad, Padre,
H ijo y Espíritu Santo , tres personas distin­
tas y un soto Dios verdadero. Creo que la se­
gunda persona, que es el H ijo, se hizo hom­
bre en las purísimas entrañas de la siempre
Virgen Marta, y murió por nosotros pecado­
res, resucitó , y ahora está sentado en el cielo
con gloria igual á su Padre , y de allí ha de
yenir á juzgar á todos los hombres. Creo los
siete Sacramentos, en especial el de la sagra­
da Eucaristía. Creo que todos hemos de resu­
citar en cuerpo y alma. Finalmente creo todo
lo demás que cree la santa Iglesia Católica,
Apostólica, Romana, y que en ella únicamen­
te está la verdadera fe.
Dios mió, confiado en vuestras promesas^
y sableado que sois fiel, omnipotente y mise*
ricordioso, espero por los méritos de Jesii-
£2 A BIOS
cristo el perdón de mis pecados , la perseve­
rancia final, y el premio eterno del cielo.
Dios inio, os amo sobre todas las cosas y
con todo mi corazon , porque sois infinita
bondad y digno de infinito amor* Me pesa y
me arrepiento de todo corazon de todos mis
pecados, por ser V os, Señor, bondad infini­
ta. Propongo coa el auxilio de vuestra divina
gracia, que os pido desde ahora para siempre*
morir antes que ofenderos , y ademas propon­
go recibir los santos Sacramentos.
Benedicto X lV ^ eon decreto de la C. de
Jas indulg, de 28 de enero de 1756, apro*
bando las indulg. concedidas por Benedic­
to X l l í desde el 15 de enero de 1728, con­
cede de nuevo y para siempre indulg, píen.,
aplicable c/c., una vez al mes al que todos los
dias haga con devocion y con et corazon di*
cJtos~actos, en el dia en que ? confesando y
comulgando , m eque á Dios por la santa
Ig lesia , efe. Ademas concede indulg* píen.
en el articulo de la muerte, y 7 años y 7 cua­
rentenas , aplicables etc. , por cada vez,. Y
por cuanto el mismo Benedicto X I V en el
diado decreto declara que > pata ganar di­
chas in d u lg n o es necesario una fórmula
determinada, y que cada mío pueda usar de
la que quiera, con tal que en ella se expre-
Sen y declaren en particular los motivos de
Cada una de las tres virtudes teologales, se
pone en esta edición la que trae el B. Ligo-
n o en su instrucción para los confesores,
femó $ P app. 2 .°
NUESTRO SEÑOR. i5

BENDICIONES AL NOMBRE DE D íÜ S.

Bendito sea Dios.


Bendito sea su santo nombre.
Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y
Hombre.
Bendito sea el nombre de Jesús.
Bendito sea el Santísimo Sacramento dei
altar.
Bendita sea la gran Madre de Dios 3 María
Santísima*
Bendito sea el nombre de María Virgen y
Madre.
Bendito sea Dios en sus Angeles y Santos.
Pío P H j con rescrito de 25 de julio de
1801 ? concede por el conducto del Cardenal
Picar.y por cada vez que se recen dichas
bendiciones con corazon contrito, un aña
de indulgencia,

CORONA DE ACTOS DE AMOR DTJ D lO S.

1» ¡Oh Dios mió y sumo bien mío! yo <jui-


- si era baberos amado siempre*
2 . ; Olí Dios mío 1 yO detesto el tiempo en
que no os amé*
5. ¿Cómo pude vivir tanto tiempo sin vues­
tro santo amor?
4. Y vos, Dios mió > í cómo me pudisteis su­
frir?
ÍS. Y o os doy las gracias ? Dios mio? por tanta
paciencia en sufrirme.
U A DIOS
6 . Desde ahora os quiero siempre amar.
7 . Y o quiero morir antes que dejar de amaros*
8 . Quitadme? Dios mió> la vida si no he de
amaros.
B. La gracia que os pido es que os ame siem­
pre,
10. Con vuestro amor solo seré feliz.
Gloria F a tri, etc.
1 . Y o , Dios mío 5 deseo que todos os amen.
2 . Dichoso yo? si pudiera dar mi sangre por­
que.todos os amasen.
5. Los que uo os aman, están verdaderamen­
te ciegos*
4* Iluminadlos, Dios mió.
5. Esta sí que es verdadera desgracia ? no
amaros siendo Vos el sumo bien.
6 . Y o 5 Dios raio, no quiero ser del número
de estos miserables ciegos que no os aman.
7 . V o s , Dios m ió, sois mi alearía v todo mi
bien.
8 . Y o quiero ser todo vuestro para siempre.
9. ¿ Y quien me podrá separar de vuestro
amor ?
10. Venidy criaturas todas, y amad á mi
Dios. .
Gloría P a tr i, etc.
i* Y o ? Dios mió , quisiera tener mil corazo­
nes para amaros,
2 . Quisiera tener los corazones de todos los
liombres para amaros.
3. Quisiera que hubiese mas mundos para que
os amasen.'
4. ¡ Ob qué dichoso frt£ra? si os pudiera amar
NUESTRO ftE&OR. 15

con los corazones de todas las criaturas po­


sibles!
5. Porque Vos , olí Dios m ío, lo mercceis.
6 . Mi corazon es demasiado pobre y frió para
amaros.
7. ¡ Ob languidez fatal de los mortales par*
amar al sumo bien!
8 . ¡Oh terrible ceguedad la de los mmuían03?
que no conocen el verdadero amor!
9* ¡ Dichosos vosotros, habita ates del cielo?
que le conocéis y amais!
10. ¡ Dichosa precisión la de amar á D ios!
Gloria Palri, etc.
1 . ¿Guarnió llegará el dia, ob Dios mió , en
que me abrase en vuestro amor?
2 . i Ob qué dichosa y feliz suerte será esta
para mí 1
5. Mas por cuanto no sé amaros, yo me gozo
en que á lo menos haya tantos otros que de
veras os aman con todo su corazon.
4. Y o ine gozo en que os amen todos loa
Angeles y. Santos del cíelo.
5* Y o agrego mi pobre corazon al de todos
estos,
6 . Y o quiero amaros con aquel particular
amor con que os aman los Santos que fue­
ron mas amantes de Vos*
7. Quiero aníaros con el mismo amor con que
os amó santa María Magdalena, santa Ca­
talina y santa Teresa.
8 . Con el que os amó san Agustín, santo
Domingo j san Francisco Javier ? san F®*
Upe Keri y san Luis Gonzaga.
10 A DIOS
9. Con el que os amaron los santos Apósto­
les, y en particular san Pedro y san Juau
Evangelista.
10. Con el mismo con que o» amó el grau
Patriarca san José.
Glaria P a triy etc.
1. Y o os quiero amar con el mismo amor
con que os amó en el muudo María San­
tísima.
2. Con el particular amor que os tuvo cuan­
do concibió en sus virginales entrañas á
vuestro divino H ijo , y, cuando le parió7
crió y vió morir.
5. Con el amor que ahora os tiene y tendrá
siempre en el cielo.
4. Mas para amaros, olí Dios de infinita bon­
dad ? como es debido , ni aun esto basta.
5. Y por esto quisiera amaros como os amo
el Verbo encarnado.
6 . Como os amó.cuando nació.
7* Como os amó cuando espiró en una cruz*
8 . Como os ama sin cesar en los sagrarios,
, en donde está oculto,
9. Con el mismo amor con que os ama y ama­
rá en el ciclo por toda la eternidad.
10. Finalmente , quisiera amaros con el amor
con que os amáis á Vos mismo} mas ya
que esto es imposible, haced V o s , Dios
m ió, por vuestro amor que yo os ame lo
mas que sepa, y pueda, y sea de vuestro
mayor agrado. Amen.
Gloria Patri ? etc* „
NUESTRO SEÑOR. 17

Oremus.
Deus, quí diligentibus te bona invisibilía
prseparasli: infunde cordifous nostris tui amo-
ris affectnm, ut te in ómnibus , ct super ornnia
diligentes, promissiones tuas, quae omne dc-
siderium superant, consequamur. Per Domi­
nion nostriun Je sum Ghrí&tmn etc.

Pío V i l , con decreto de la Congreg. de


las indulg. de 11 de agosto de 1818, conce­
de para siempre, al (jue arrepentido y con
devocion rezare dicha corona ( revisada y
aprobada por la Congrey, de ritos) por cada
dia 500 de indulg, ■ y al que d lo menos la
rece diez veces al mes , concedió ademas
indulg, píen, una vez al año, el dia que
g u ste, confes. y comtilg. , y rogando á Dios
por la intención del Papa,

suplicas a Dios*

] Oh Padre! ¡ Oh Hijo ! ¡ Oh Espíritu San­


to ! „¡ Oh Santísima Trinidad! \Oh Jesiis! ¡Oh
María! Angeles del Señor, Santos y Santas
del cielo , ■ alcanzadme todos las siguientes
gracias.
I. De hacer siempre !a voluntad de Dios*
II. De estar siempre con Dios.
III. De no pensar en otra cosa que en Dios.
I V ; De amar solamente á Dios.
V . De liacer todas las cosas por Dios.
V I . De buscar solo la gloria de Dios.
V I I . De hacerme santo bqIq por Dios.
13 A DIOS N U ESTRO SEÑOR*

VIH * De conocer bien mi miseria.


IX . De conocer siempre mas y mas la volun­
tad de mi Dios.
X . D e,., (la que cada uno quiera).
Ofreced, oh Vírgeu Santísima, al Eter­
no Padre la sangre preciosísima de Jesu­
cristo por mi alma y por las ánimas bendi­
tas del Purgatorio, por las necesidades de la
Iglesia, por la conversión' de los pecadores,
y por todo el mundo.
Aqui se rezan tres Glorias á la preciosa
sangre de Jesucristo , un A ve María á
nuestra Señora de los Dolores ? y un R é­
quiem a;ternam etc. por las almas del P u r­
gatorio.

León X I I , con rescrito de la Congreg.


de las indulq, de 5 ííe mayo de 1827 , con­
cede para siempre , al que arrepentido reza­
re con devocion una vez, al dia dichas sitpli-
cas j 500 dias de indulg. , y al que por el dis­
curso de un mes las rece todos los días, in­
dulgencia píen. en uno de los últimos dias
del m es, en que confesado y comulgado vi-
sitare alguna iglesia ó público oratorio, ro­
gando á Dios por la intención del Papa. To­
das estas indulg. son aplicables cíe*?* y se
advierte que si se imprimen sueltas no se
pueden vender, sino darlas gratis*
Í9

AL ESPIRITU SANTO.

himno.

V c n i , Creator Spiritus,
Mentes tuorum visita,
Imple superna gratia
Qnae tu ereasti pectora.
Q«ú dicéris Paraclitus,
Alt i ssimi donum D el,
Fons vivus, ignis, eharítas.
Et spiritalis unctio.
Tu scptifbrmis muñere,
Dig’iUjs l ’atcrnae dextera;,
T u rite pi’omissuin Patris ,
Sermone ditans guttura.
Ace en de lumen sensibus,
Infunde amorcm cordibus,
Infirma nostri corpuris,
Virtute firrnans perpeti,
Hostein repellas longius,
Paecmque doues protlnus,
Ductore sie te praevio
Vitcmus omne noxium.
Per te sciaraus da Patrem*
Noscamus atque Filium,
Tcque utríusque Spiritum
Credamus omni temporc.
30 AL ESPIRITU SANTO.
Deo Patri sit gloria,
Et Filio 9 t|ui a inortuis
Surrcxit ? ac Parad ito
In saeculoruiu saecula. Amen»

Y se puede acabar con el f . y oración


siguientes .*
f . Emitte Spiritum tuiun, et creabimtur»
ijl. Et renovabis facicm terrae.

Oremus.
Deus 7 quí corda íidclium Sancti Spiritus
illustratione doeuisti: da nobís in eodem Spi-
ritu recta sapero, et-dc cjus semper consola-
lio ue gaudere. Per Cliristum Dominuin nos-
trurn. ij). Amen.

E l Papa Pío V I I en su Breve universal


y perpetuo de Ütí de mago de 1796 concedey
al que tina ó mas veces al dia rece este him­
no (ó la secuencia de la misa del Espíritu
Sanio) en latín ó en romance ¿ y ruegue á
Dios por la concordia entre los Principes
cristianos etc. , con fes, y comulg. en el dia
gue guste del mes 3 indulg. píen. ?* y al que
arrepentido le rece el dia de Pentecostés, ó
en su octava ¿ concede 500 dias de indulg.9
y 100 por cada vez que le rece en cualquier
dia del año. Y todas estas indulg. son apli­
cables etc.
21

im v tu iiv u v iv A iv u iu v w w iiiiu w iv í

A JESUS#

Invocar jsu santísimo nombre.

S ixto en su Bula Red dituri de l o de


julio de 1587, concede para siempre 100 días
de indulg. por cada vez q u e, saludándose
los fieles unos á oÍí’oí , digan en latín ó ro­
mance: Laudctur Jesús Christng. Alabado
sea Jesucristo, y respondan: In saeeula,*.
Amen : ó para siempre sea alabado. Ademas?
al que devotamente invocare los dulcísimos
nombres de Jesús y de María concedió por
cada vez Üí> días de indulg. * y habiendo te-
nulo en vida esta loable costumbre de salu­
dar ó responder 9 ó de invocar á menudo di­
chos santísimos nombres ? concedió indulg,
píen. in articulo mortís, si arrepentido los
invoca á lo menos con el corazon 5 no pudien-
do con la boca, Finalmente, concede las mis­
mas indulg. á los predicadores que exhorten
á los fieles á saludarse de este modo^ y á
invocar á menudo los dichos santísimos nom­
bres> Estas indulg. las confirmó de nuevo
para siempre Benedicto X I I I en el decreto
de la Congregación de las indulg > de 12 de
enero de Í728,
A JESUS.

SALMOS E HIMNOS S E L NOMBRE BE JESUS.

Himno.
Jesu dulcís memoria,
Dans vara cortil pan dia:
Sed super mel, et o muía
Ejus dulcís praescnüsu
Ni! canitur suavius,
Mil auditar jucundlus ?
Mil cogílatur dulcius ,
Quam Jesús Del Filius.
Jesu , spes pcenitentlbus ,
Quam pius es petentibus,
Quam bonus te qiiaercnlibus,
Sed quid inveníentlbus ?
Nee lin^ua valet dicere,
IVec íittcia exprimere :
Expertas potcst eredere ,
Quid sit Jesurn diligere.
Sis , Jesu , nostrum gaudium,
Qul es futurum pnemium:
Sit nostra in te gloria
Per cuneta, semper saceulg.
Amen*
J . Ana. In Nomine Jesu.
Salmo 99.
Jubílate Deo oranis térra $ * servite Domi­
no in ketítia*
Introitc in conspectu ejus, * in cxultatione.
Sellóte ? quóniam Dominus ipse est Deus: *
ipse feeit nos , et nou ipsi nos.
Populus ejus, et oves pascuac ejus: * intro-
A JESUS, 25
ite portas ejus in confcssionc,, atría ejus in
hymnis: coufitcnmii Ü1L
Laudóle Nomen ejus, quoniam suavis est
Dominas , in aelerimm misericordia ejus : * et
usque in gcuerationem ? et generatiosiem Te-
ritas ejus.
Gloria Palri ? et Filio etc.
Aña. fn Nomine Jesu omne genu flectatur
ccelestium, ierrestriuuri, et infevuorum.
E . Aña. Ego autem.
Salmo 19.
Exaudiat te Dotninus ¡n die tribulationis: *
protegat te nornen Dei Jacob.
Mittat tibí auxilium de saucto; * et de Sion
tuca tur te.
Memor sit omnis saeriGcií tui: * ct holo-
caastmn tuuin pingue fiat.
Tribual tibi secundum cor tuum: * et onme
consiliuin tuuin confirme t.
Lsetabiiniu* in salutari tuo: * et in nomine
Dei noslri magnifica biima*.
Impieat Dominus omnes petitíones tnas t *
mine cognovi, quoniam saivum fecit Dominus
Gbristum sumn,
Exaudid ilium de coelo sancto suo : * in po-
tcntatibus salus dexterae ejus.
H i in curribus , ct hi in equis; * nos autem
in nomine Domini Dei nostri invocabimus.
Ipsi obligati snnt , et ccenlerimt; * nos au­
tem smrexinius 5 ct erecti sumus»
Domine, saivum fac regeni: * ct exaudí
nos in dlé, qua invocayerimus te.
Gloria Patri etc*
24 A JÍSTJS.

Aña. Ego autem in Domino gaudcbo , ct


exnltabo in Deo Jcsu meo. ,/
S. A ñ a. Saiictnin, ct terribilc.
iSa/mo 1 1 .
Salvam nie fae, Domine, quoniam defecit
sanctus: * quoniam dimiuutae sunt veritates
n filiis bominum,
Vana loenti sunt unusquisque ad proxiinnm
suum: * labia dolosa in corde, ct corde locuti
sunt,
Disper dat Dominus universa labia dolosa, *
et linguam ma^niloquam.
Qui dixerunt: lin^iiain nostram magnifica-
bimus, labia nostra a nobis sunt: * quis nos-
ter Dominus est?
Propler miseriam inopum , et gemitum
pauperum * mine cxur^ain, dicit Dominus.
Ponam in salutari : * fíducialitcr agam
in eo.
Eloquia Dommi, eloqnia casta, * argentum
%ne esaminatnni , probátum térra: y purga-
tiam sepiupinm.
T u , Domine, servabis nos, et custodies
nos * a generatione bac in aiternum.
In circuitu impii ambulant: * sccnndnm al-
iitudincin tuain mnltiplicasti filios bominum.
Gloria Pairi etc.
Aña, Sanctum, ct tcrribile JVomen ejus:
imtium sapientix ti mor Domini.
Aña. Vocabis Nornen ejus Jesum.
Salmo 1 2 .
Usquequo, Domine, oblívisceris me in fi-
nem ? * usquequo avertis faciem tuain a me ?
A" J3ESTJ9A
Qúamdíu ponam consilia iri. .amina mea y *
dolorem in coí’de meo per díeni? ■t
Usquequo exaUalúlur inúmcus mens super
rae? * respice, et exaudí me, Domine^DcUS)
nieus. „ . ■ j
í 11tituina oculos ineos, ne uriqmim obdoi>
miam íu mor te: * ntíquándo dicat ioiñiicus
meus : príeválui adversus eurn.' ;
Qul tribulant me, cxultabunt ? sí motu$
fuero: * ego autem in misericordia tita spe-
í*avi.
Exultabit cor nieum in sabitari tuo s ^Ría-
bo Domino ? qui boxta tribuit inibi, * et peal-
lam nomim Domiui aLtissimi.
Gloria Patri, etc* ^
Aña. Vocabis IV ornen ejus Jesum; Ipse
enim salvmu faciet populum auum a peccatis
eoruni. -t
S. -ríña. Sitivit anima mea*
Salmo 128*
Saepe expu{>na.veruiit me a jiwentute mea:*
dicat iume Israel. . , ~j
Ssepe expugnaverunt me a juventute mea: *
etcnlm non potuerunt mil». |
Supra dorsúm menm fabricaverurit pecea-
tores: * prolongaverant iniquitatcm suám.
Dominus justus eoncidit cervices pcccato-
ruin¡ * conCundaotur^et convertantur retror-
sum omites ;, qui oderunt Sion*
Fiaut sicut fcemmi tcctorum, * qúod pmis-
quam evellutur, exaruit, ^ ..........
C
26 A JESUS.
D e quo non implevit mamim suam qui me-
tit y * et sínum suuin , qui manípulos eoHig-ít.
Et non dixenmt > qui prseteribant: Bene-
dictio Domini super vos; * bcnediximus vobis
in nomine Domini,
Gloría P atri? etc.
Aña. Sitivit anima mea ad Nomen San-
Ctum tuum, Domine.

Himno.
Jesn Rex adinirabilis
Et triumpliator nobilis,
Dulcedo ineffabilis
T otas desiderabilis.
Quando cor nostrum visitas,
Tañe lucet ei veritasj
Mundi vilescit vanitas ^
Et intus fervet cbaritas.
Jesu dulcedo cordíum,
Fons vivus, lumen meufium,
Excedens omne p(audíum?
Et omne destderium.
Jesum omnes flgooscite?
Amorem ejus poscite s
Jesnm ardenter quaeritcj
Quaerendo inardescite.
Te «ostra, Jesu, vox sonetj
Nostri Te mores exprímantj
T e corda «ostra diligant
Et nuiic, et in pcrpctuum. Amen.
ir. Sit nomen Domini benedictum*
t¡). E x Loe mmcj et usque in sseculum...
A JESUS* 27
Oremus.
Dcus* qui Unigenitiim Filium tuum con-
stituisti Imimaní genéris S¿aLTatoí(íii^ ¿ et Jesn ia
vocari jussisti: coñctídc propitius 9 ut p^jus
Sauctum Nomen veneráiniir in tcri'is ? ejus
quoqiié aspeetu perfniaiiiur in ccelis* Pey
cmrulcm Doininuin utí^tpum Jcsum CJuistiíiu
Filium tiuíin ale.

Pió V II, con rescrito de la Congreg. de


las indulg. de 15 de junio de 1815 ? confir­
mé para siempre las indulg. siguientes fya
antés concedidas) al que devotamente rece
dichos salmos etc. 1. Siete años y siete cua­
rentenas por cada vez. IL Indulgí plent en
cada mes al que tos rece todos loó dias del
mes y cotif. y eomulg. en el dia qué guste?
y rogando á Dios por la intención deí Papa*
III. Indulg. píen, y aplicable etc i $ en la pes­
ia deí dulce Nombre de Jesús (la dominica
segunda después de Reges) confesando etc*
domo sé ha dicho. Ademas con detíreto de di­
cha Coñgreg. de 15 de ñoviembrd de 1 &2 Í
concedió igual indulg, , y con los mismos re­
quisitos para el primer dia del año y 25 de
octubre , ¡fiesta de Üésus Nazareno*

JACUtATORIAS.
Jesús, José y María? yo os doy el corazon,
el alma mía.
Jesús, José y María y asistidme en mi última
agonía.
C2
Fio VJI con decreto Urbis et Orb. de ta
Corigreg. rfe las indulg. de 28 de abril de
4807 , concede 500 dias de indulg, por cada
vez que y con devocion y arrepentimiento ¿ sé
recen estas' jaculatorias , y 100 días por
cada una suelta. Todas estas indulg. son.
aplicables etc*
JÜOVENÁ
EN PREPARACION A LA FIESTA ^

DE LA NATIVIDAD
■t
DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Xmpleando la santa Iglesia casi un mes cu


disponerse para celebrar la fiesta de la Nati*
vidad del Hijo de Dios, parece muy justo
!que nosotros también empleemos en esto si-*
quiera los últimos nueve dias, -y que lo baga-,
mos con gran diligencia y fervor* El fin de
esta Novena debe ser disponer nuestro cora­
zon con actos de virtud, para que Jesús nazca
ró renazca en nosotros ¿ y reparar de $síe moda
los ultrajes hecbos al Santo el cual?
queriendo nacer en la tierra, no encontró
quien le diese acogida. Non erat ei locus in
diver sor io. ¡Pobre Niño! En nosotros tam?
bien encuentra semejante repulsa * rehusando
darle entrada en nuestro corazon. Un santo
monje yió á un tierno niño que y tiritando dé
frió y echado sobre la nieve, lloraba .amada­
mente ; y preguntándole ¿quién era y por qué
estaba de aquel modo? el niño ? que era Jesus5
50 NOVENA
lie respondió: ¡A y pobrecillo de mí, qne aquí
estoy arrojado sobre la nieve , pobre, sólito
y abandonarlo , y por mas que lloro y ruego
no encuentro quien me recoja en su casa! Dé­
mosle pues nosotros acogida , y esta sea en
nuestro coraron , con las cinco prácticas si*»
guientes, haciéndolas en reverencia de los
nueve meses que antes (le nacer estuvo en el
seno purísimo de María.

PRACTICAS PARA TODOS LOS DÍAS.

i. Tened junto á vosotros alguna imágen


del IViño Jesús, y delante de ella ofrecedle
cuanto sois; vuestros pensamientos, palabras
y obras con un acto de contrición, y renovad
testa oferta tres veces al dia, por la mañana,
al mediodía, y á la noche, besando tres veces
ál Sapto Niño, á imitación de la santísima
Virgen 3 que , según refieren graves autores,
luego qye nació el IViño Jesús le besó los pies
Icoíqo a Dios ? las manos como a Señor, y el
frostro como á hijo. Semejantes obsequios
practicaba la santa virgen Rosalía, en recom­
pensa de lo cual , ademas de ser elegida por
esposa, mereció del dulcísimo Niño Jesús
otros singularísimos favores,
2 / Rezad cada dia nueve Ave Marías en
obsequio de los nueye meses que la santísima
Vírgei^lleyó en su senp virginal al Hijo de
D ios, y á cada Ave María decid aquella ora*
cion de la sátita Iglesia con que saluda las
purísimas entrañas de María; Beata viscera
A L NIÑO JESUS. 51
Marice vlrglnis ? quce portaverunt ^Eterni
Patris Filium Pet beata ubera, (¡uw lacta-
verunt Christum Dominum. Asi lo hacia
san «Tose de Cupertino, devotísimo de este
inefable misterio, y muy favorecido del santa
IViño Jesús*
5. Oíd cada día misa, y comulgad espiri-
tualmcnte, haciendo antes un acto de contri­
ción ; y visitad á lo menos una vez al día el
Santísimo Sacramento, suplicándole se dígne
nacer en vuestros corazones. Santa Rosa de
Lima, durante esta Novena, hacia nueve es*
taciones todos los días al Santísimo Sacra­
mento* V la venerable Sor Jacinta Mares-
cotí empicaba los días enteros en estas visitas*
4. Cumplid con toda exactitud y diligen­
cia todas las obligaciones de vuestro estado^
ya sea la ocupación de cosas manuales, ya de
cosas mentales, procurando dar gusto cu ellas
al Santo Niño, Haciendo esto la meiiciQuada
santa Rosa de Lima, daba tanto gnsto al Niño
Jesús que se le aparecía mientras la santa hi­
laba, y alguna vez se ponía sobre la rueca,
mirando á la santa virgen toda ocupada en el
trabajo por su amor.
í>. Dejad todos los dias alguna cosa de
com er, y esta sea de lo que mas os gusta, ha­
ciendo cuenta que lo dejáis para el IViño Jesús,
De este modo imitareis á aquellos dos ¡oyen-
citos inocentes que, á persuasión del venera­
ble Bernardo Morías, de la sagrada orden de
Predicadores ? su maestro, que era muy de­
voto de la sagrada Infancia? todas las maña-
t> 2 *' 'Ñ&VfeNA
kas dafeari parte de su. almuerzo á una Imágreífi
<del Niño Jesús que se veneraba en su iglesia^
¡y lamentándose con santa simplicidad de qué
fruncir el Santo Niño partía con ellos su al-
ínutnzo, oyeron con voz, Sensible al Santo
Niño que en tal dia fijo les daria él un rega­
lado almuerzo; en el día señalado, después
•de comulgar ? fueron llamados juntamente
;con su maestro á gozar de los manjares eter­
nos del ciclo.

* El Papa Pío V I I , con rescrito de la


Secretaria íie los memoriales de 12 de agos*
io de 1815, concedió para siempre, á todos
los fieles que arrepentidos hicieren una No­
vena en (júe se practiquen algunos ejercicios
piadosos y súplicas, 500 dias de indulg, pot
:cada día de ella ? é indulg. píen. , aplicable
rá las almas del Purgatorio ¿ si la hicieren
■entera ? conf. y eomuíg., y rogando á Dios
tpor la intención del sumo Pontífice ? en el
dia de Navidad, ó en alguno de su octava?
ó en cualquiera otro de los de la Novena,
ísegún declaró Pió V I I I por el conducto de
la (Jongreg. de las indulg. <í 9 de julio de
ÍB 5 Ó. Pió V i l concedió que se pudiese ha­
cer otra vez entre año esta Novena ? y sQ
ganase lo mismo. ¡-
A L líIÑO JfiSt'S, 55

M E D IT A C IO N E S V"
' PARA CADA DIA DE LA NOVENA.,
/■
— --- -------- ^
■■ i
DIA 16 DE DICIEMBRE.
%
E l Santo M’ino Maestro del desprecio del mmulo*
r - ' I
1. Considerad á este Santo Niño qne,
siendo Rey de la gloria y Señor del universo,
para enseñarnos el desprecio del mundo no
quiso nacer en palacios, como parecía muy
'regular, sino en un pesebre, no teniendo
quien le hiciese la corte sino dos animales,
ni otros preparativos que un poco de heno y
paja, símbolo de la vanidad de este mundo;
Vosotros con tal vista ¿conservareis en vues­
tro corazon algún afecto á las grandezas de
este mundo?
2 . Considerad como este Santo Niño, no
contento con despreciar las grandezas, des1
preció también los títulos, que son nuevo fo­
mento de la vanidad de los amadores del inun­
do. María era del linaje real de Da\id, y
princesa por su sangre; y aunque JFesus la
había elegido por su Madre , no hacia otro
papel en el mundo qne el de esposa de un po­
bre carpintero. ¡Cuánto se engañan los que
se envanecen con sus títulos! Dios estima las
personas, no tanto por lo pomposo de lo3 tí­
tulos , como por la excelencia |le las virtudes.
Si en vosotros se encuentran éstas y tendréis
54 novena

un gran título por el cual Dios os estime.


5. Considerad como este Santo Niño des­
preció el gran nombre, que es el ídolo mas
adorado de la mayor parte de los del mundo.
Su nacimiento fue casi en todo el mundo des­
conocido 7 y si los Angeles le manifestaron
no fue sino á pocos y sencillos pastores. Vos­
otros por el contrario quisierais ser de todos
conocidos , y de todos respetados. Quisierais
que vuestro nombre y vuestras acciones fue­
ran de todos celebradas. V cuando falta quien
os alabe 9 ya os alabais á vosotros mismos.
Aprended del IViño Jesús á despreciar la va­
na estimación de los hombres, pues no sois
mas que lo que sois delante de Dios.
La práctica de esta virtud será huir en
este dia con obras y deseos de Ja vanidad del
mundo. La venerable Sor Margarita de Bona,
siendo niña > y rehusando los adornos y ata­
víos que le quería poner su madre, daba por
excusa: Jesús en el pesebre no quiso otros
atavíos qué unos pobres pañales.

Jacula loria.
Será la de santa Inés de Móntepulciano,
qnc estrechándose tiernamente con el Santo
IViño, despues que se le entregábala Santí­
sima Virgen , le decia: ¡O h amantísimo
Jesús mió! yo os estrecharé fuertemente
entre mis brazos.

Protectores de este día


EL c o n o HE LOS ANGELEIS*
A h NIÑO JESUS. 55

P IA 17.

3EH Santo STiuo Maestro de penitencia*

1. Considerad como este Santo Niño ? á


pesar de ser la mism# inocencia, y por io tanto
exento de hacer penitencia, que es la funesta
herencia del pecado ? no obstante quiso' ejer­
citarse en esta virtud con toda la extensión
de sus aclos ? porque había tomado sobre sí
el satisfacer por los pecados del mundo. Y
Vosotros ¿estáis prontos a hacer penitencia
por vuestros pecados? Considerad el número,
ponderad su gravedad, y veréis si conviene á
vuestro estado un modo de vida delicada y
llena de regalos ? cüal es al presente la vuestra,
2. Considerad como este Santo Kiño al
fcacer ejercitó todos los actos externos de la
penitencia. Abandonó las delicias ? tomando
un cuerpo el mas á propósito para padecer.
Sufrió desnudez? frió y otras incomodidades^
y todo esto voluntariamente; pues lo que en
nosotros es de suyo por precisión y necesidad,
en él fue por elección. Y vosotros ¿qne pe^
nitencias volnijtarias hacéis para satisfacer por
vuestros pecados? ¿JVo sois de aquellos que
al solo oír el nombre de penitencia , Henos de
susto y pavor luego les sale el color pálido al
rostro? Si no tenéis tanta generosidad con
IHos que castiguéis v«estro cuerpo con al­
gún instrumento de penitencia, castigadle á
lo menos privándoos de algunos gustos, ha-
56 ■novela
cicndo de la necesidad virtud, sufriendo , en
satisfacción de vuestras culpas , las incomodi­
dades que entre dia se 09 ofrecieren.
5. Considerad como este Santo Niño
ejercitó todos los actos internos de la peni­
tencia, teniendo delante de sus'ojos los peca­
dos del mundo , y llorando por ellos* Se ofre­
ció todo al Eterno Padre en satisfacción de
todos, y buscó todos los medios para expiar
los. Vosotros por el contrario, en vez de
llorar vuestros pecados, hacéis que sean el
objeto de vuestras complacencias, manifes­
tándolos , y como haciendo alarde de haberlos
cometido, y os exponéis en todas las ocasio­
nes á cometer otros muchos de nuevo i ¿ y os
parece ese buen modo de hacer penitencia?
£faccd que vuestro corazon se ejercite en ac­
tos continuos de dolor de haber ofendido á
D ios, y renovad vuestros propósitos de no
Tolver jamas á ofenderle.
. La práctica de esta virtud consistirá en
hacer hoy alguna penitencia á honra del Santo
:Nmo, como seria una hora de cilicio ó cade­
nilla, tomar disciplina , dormir con alguna in­
comodidad j etc. El P. Bernardo Culnago,
déla Compañía de Jesús» viendo al Santo
Niño sobre las pajas del pesebre, le ponia
sobre su cama bien ancho, durmiendo él so­
bre el duro suelo. '

, _ Jaculatoria*
La de santa Abundancia, virgen 3 de Es^
pololo, que desahogaba sus afectos con el
AL «TifiO JESUS. 57
Sáttto Ñiño diciéndole: Amado N iño, ¡oh
que lindo eres!
i -

Protectores de este di*


EL CORO DE LOS ARCANGELES*

D IA 18.

El Santo Hiño M aestrode paciencia,

i. Considerad como este Santo Niño an­


tes de nacer nos (lió lecciones de paciencia*
sufriendo sin resentirse al ser desechado de
todas las posadas y demas casas de Belén j do
modo que para el Señor del universo non
erat locus i?i diver sor io no hubo en todo
Belén un riftconcillo cu donde aposentarse^
Compadeceos del Santo Niño, y ya que no
«nenentra logar donde nacer, ofrecedle vues*
tro Corazon ¡ aprended también á no quejaros
fei os viereis pospuestos á otros j ó si os tratan
cott mal modo ¿ y si huyen de vosotros como
de gente fastidiosa c impertinente,
w Considerad como este Santo Niño nos
dió al nacer documentas de paciencia esco­
giendo el lugar mas incómodo ? cual es un es­
tablo j lá estación mas rigurosa; cual es el in­
vierno ; y la hora mas intempestiva ? cuaLes la
media nioche* Todas estas circunstancias ¿no
forman un gran proceso contra vuestras mi*
paciencias ? ¿liando tan á menudo os quejáis
de las incomodidades que traen consigo ia es­
trechez de la casa, ó la intemperie de los
58 NOVENA
tiempos, y otros acaecimientos tristes? Apren­
ded del Santo Ñiño á sufrir con paciencia
todas las incomodidades que llevan consigo
las circunstancias de los tiempos.
5. Considerad como este Santo IViño díó
documentos de paciencia después de nacer.
IVo se quejó al ser recostado sobre la aspere­
za de las pajas ? ni de la pobreza de los paña­
les en que fue envuelto ? ni de la incomodi­
dad del pesebre en que fue puesto* Confun­
did con esta comparación vuestra delicadeza,
y ofreceos alegremente á sufrir por amor deí
Niño Jesús los infortunios mas sensibles, la
escasez; de bienes, y la aspereza con que os
puedan maltratar vuestros prójimos.
La práctica de esta virtud consistirá en
que os consagréis al Niño Jesús aceptando
de buena gana todas las cruces que os (¡uisier#
enviar, Al beato Enrique Suson dijo una
sania doncella, su penitenta ? que el Niño
Jesús le había hablado de este modo i Cuando
Enrique aceptare de -mi mano las cruces
que para el discurso de este año se le pre­
paran ¿ yó se las convertiré ett otras tantas
rosas.
Jaculatoria*
La de santa Catalina de R icci, que, aca­
riciada por el Santo Niño 7 le decía toda in?*
flamada en su amor: E n verdad ? Jesúsmio9
que me veo desfallecer en vuestro amor.

Protectores de este dia


bx¡ couo de lo s principados.
A L NIÑO JTESUS* 39

D IA 19.

JE1 Santo EJmo Maestro de humildad.

1. Considerad como este Santo Niño,


siendo la misma Majestad, no se desdeñó de
tomar los despojos vilísimos de la humanidad,
para confundir la humana soberbia, y ense­
ñarnos como nos deheoios humillar. Y vos­
otros ¿estáis dispuestos para humillaros? Esa
pompa superfina, esos ademanes arrobantes y
orgullosos no dicen bien con la humildad
cristiana. ¿ Y estáis prontos á dejarlo todo á
la vista de la majestad de un Dios humillado?
Si no sentís en vuestro corazon esta bella dis­
posición , es señal de que habéis hecho pocos
progresos en la escuela de Jesús.
2 . Considerad como este Santo Niño es­
condió hajo la humanidad toda La grandeza de
su divinidad 5 y siendo Dios y hombre , en la
apariencia exterior no se mostró sino hombre.
¡ Oh que distinto modo dé proceder es el vues­
tro! Por pequeño que sea vuestro talento,
luego le sacais á relucir para que os alaben;
y en vez de ocultar con humildad lo que te­
néis , con una refinada soberbia mostráis mu­
chas veces mas de lo que en realidad es.
3. Considerad como este Santo Niño á
las humillaciones internáis juntó también las
externas* Grande humillación fue el escoger
para nacer un establo, un asqueroso pesebre
por cuna, y do? brutos y vites animales para
•40 , NOVENA „
su compañía. La verdadera humildad se da á
conocer también eu el exterior. Eligió estar
en el último lugar $ no buscó la vanidad en el
vestido > y rehusó todo trato con los podero­
sos de la tierra. Mirad si vuestra humildad há
subido hasta este punto, y si halláis que no,
haced que suba, siguiendo los pasos del hu-*:
unidísimo Jesús.
X a práctica de esta virtud consistirá en
teneros por los mas despreciables de todos 5 y
como tales mostradlo también en lo exterior.
XJna sierva de D ios, carmelita descalza, es­
tando orando delante de una imagen del IViño,
Jesús, le dijo: Dlme, amor mio¿ ¿cuál es el
¡obsequio mas grato que yo te puedo hacer.?
í í el Santo Niño se dignó responderle asi i,
fíumilitatem coles Sé humilde.

Jaculatoria,
La de san Antonio de Padua? que visita^
do un dia del Santísimo Niño > le hacia amo­
rosas caricias con las siguientes palabras: ¡ Oh
dulzura de mi corazon ? oh Jesús mió y vida
mia !
Protectores de este dia
EL CORO DE LAS POTESTADES.

D IA 20.
El Santo 33mo Maestro de obediencia» (

r 4. Considerad como este Santo Niño^


por obedecer á su Padre celestial ? cargó es-
a l N iñ o j e s i j s , 41
pontáneámcntfc con todos los tormentos á que
se ofreció , y esto no solo al nacer, y en el
discurso de su yída, sino que también fue
obediente basta la muerte. ¿Y vuestra obe­
diencia? \A y , cuán diferente es! ¿No es su­
ficiente cualquiera incomodidad para que que­
brantéis los preceptos divinos? ¿N o parece
que solo sabéis obedecer en lo que cuadra
con/vuestro gusto? iKl verdadero obediente
no debe mirar su propio gusto , smo ejecutar
con generosidad lo que Dios manda.
% Considerad cuan pronta- fue la obe­
diencia de Jesús* Apenas vió la voluntad de
su Eterno Padre, cuando al momento se ofre­
ció para llevarla al cabo; ninguna reflexión
hizo en contrarió , ni tampoco examinó los
motivos. Asi es como vosotros habéis de obe­
decer á ciegas y con prontitud á lo que Dios
os manda por medio de vuestros superiores*
Tanto replicar á lo que se os ordena, es ex­
ponerse á rto obedecer , ó á perder él mérito
de la obediencia.
5* Considerad como Jesús obedeció no
solo á su Eterno Padre, á su Santísima Ma-
dse, y á su Padre putativo sari José, sino
también á los príncipes temporales, querien­
do nacer en el ejercicio actual de la obedien­
cia, j puntualmente en el tiempo crítico en
que María y José habían ido á Belen á pagar
el tributo. Reflexionad cuanto agrada al Santo
Niño esta virtud ? y aprended de él á obede­
cer á cualquiera que sobre vosotros tenga au­
toridad.
1)
42 NOVENA
La práctica de esta virtud consistirá en
obedecer perfectamente primero á Dios , des­
pués á vuestro confesor , y finalmente á vues­
tros padres y demas superiores. Aparecién­
dose Jesús en figura de niño a un devoto
suyo 5 sucedió que le fue preciso á este obe­
decer ? y dejar la dulzura que sentia con la
presencia del Santo Ni fio. Vuelto después á
su cuarto encontró al Niño mudado en un
joven ya hecho , el cual le hizo saber que del
mismo modo había crecido en su alma la gra­
cia 5 en premio de su puntual obediencia.

Jaculatoria.
La de san Félix capuchino, el cual ? te­
niendo entre sus brazos al Niño Jesús, repetía
sin cesar: ¡O h amable Jesús mió! haced
que yo os ame.
Protectores de este dia
EL COBO DE EiAS VIRTUDES. >

D IA 21.

SI Santo Niño Maestro dé pobreza voluntaria.

1. Considerad como este Santo Niño, a


pesar de. ser Señor de todo el universo , no
Obstante nació tan pobre , que ni aun el rin­
cón donde nació era propio, ni podiá encon­
trarse otro mas pobre, siendo en despoblado,
desamparado, y abandonado de los mismos
pastores* Confundid á vista de esto vuestra
AL NIÑO JESUS. 45
avaricia; vosotros siempre buscáis s ó mas
bien ansiais las comodidades y riquezas, pro­
curando escoger para vosotros lo mejor* El
que ama la pobreza no busca delicia^
2. Considerad como este Santo IViño no
solo fue pobre en la habitación, sino también
én el vestido. Pocos y pobres pañales fueron
todo el ajuar y tren dé su infancia* Vosotros
por ei contrario ¿cuánta superfluidad lleváis
en los vestidos? Toda estación y toda moda
es Suficiente motivo para malgastar la mitad
de vuestros bienes en vestidos j y cuando los
pobres están tiritando de frió por no tener
con que defenderse de él, vosotros estáis su­
dando sofocados con el peso de las riquezas
que ga3tais en vuestros vestidos. Cercenad
lo superfino y el lujo ? y haced con ello un
regalo al Santo Niño 7 vistiendo a algún
pobre*-
5* Considerad como este Santo Ñiño no
solo fue pobre en lo exterior, sino que lo fue
mu dio mas en eí interior, conservando? un
perpetuo aborrecimiento á las riquezas. Si
Dios os dio hacienda, no dejeis pégttr á ella
vuestro corazón ¿ y Usadla para ganar el cíelo;
y ya qué ño sois pobres de Iñerics tempora­
les^ sed á lo menos pobres de espíritu.
La práctica de esta virtud consistirá en
sentir en el dia de hoy algún efecto dé esta
santa pobreza voluntaria en el vestir r córnerj
dormir ó en otras cosas. El venerable P. Ber-
nardino Kealíno dé íá Compaíííá de Jesús¿
al considerar al Santo Niíio tan pobre y cu
D2
44 NOTEJÍA
un pesebre, quiso ir todo un iavierno pobre
y ligeramente vestido : fue este acto tan agra­
dable al Divino Infante , que se le recompen­
só con' una dulce aparición , y con no sentir
mas el frió por todo aquel año.

Jaculatoria.
La de santa Catalina de Bolonia, la cual,
acariciando al Niño Jesús teniéndole entre
sus brazos s le decia: P or vos ¡oh Santo
N iño! vive mi corazon.
Protectores de este dia
E l CORO DE LAS DOMINACIONES.

D IA 22.
XI Santo Nrao Maestro de mansedumbre.

4. Considerad como este Santo Niño,


para damos preceptos de mansedumbre, quiso
antes de nacer ser figurado en las diviuas le­
tras bajo el símbolo de Cordero, que es el
mas sencillo entre todos los animales* Emitte
Acjnum Domine, Dominalorem ierras 5* y de
este mismo modo quiso ser llamado por su
precursor: Ecce Agnus Dei. Y vosotros
¿cómo os ejercitáis en la santa virtud de la
mansedumbre? ¿N o sois del número de aque­
llos que se dejan llevar de la cólera, y á ma­
nera de perros rabiosos no responden con otra
cosa que con mordiscos y ladridos? Aprended
del Santo Niño á ser mansos, pues s_e hizo
AL NIÑO JESUS. 4S

hombre paiía enseñarnos una virtud tan her­


mosa. Dtscile a me ? qtiia mitis sunt et hu-
milis corde.
.2. Considerad como este Santo Niño fue
manso en sus palabras. Su lengua no destila-
La sino leche y miel; tan dulces eran sus pa­
labras» y hasta sus mismas reprensiones lag
sazonaba con tal suavidad ? que no daba lugar
al enojo. ¿ Y cuál es la circunspección en
vuestra lengua? ¿IVo os dejais arrebatar de
la cólera, prorumpiendo en gritos y ademanes
de un furioso j con palabras injuriosas é im­
precaciones? ¿Vuestras reprensiones tienen
por objeto la corrección de los demas, ó es
mas bien por vengaros y desfogar el torrente
impetuoso de vuestra pasión? Si no moderáis
vuestra lengua , jamas llegareis á ser mansos
y humildes de corazon.
5. Considerad como este Santo Niño
mostró su mansedumbre en sns obras, pro­
cediendo en todas sus operaciones con cierta
moderación y suavidad de espíritu, que daba
bien á entender cual era la disposición de su
corazon. Cierto modo de obrar indi sereto j
cierto celo demasiadamente fogoso ? ciertos
ímpetus aun en las obras de virtud, no son
propios del espíritu de Jesús. Su espíritu es
dulce y suave ; si no llegáis k obrar con
suavidad , jamas seréis dueños de vuestras
pasiones, y mucho menos del aprecio de los
demas.
La práctica de esta virtud consistirá ea
considerar á menudo la bondad inmensa de
46 NOVENA
«n tOIos Lecho amantfeimó Infante por nos*
otros., y esto nos ayudará á refrenar nuestra
cólera. El gran misionero de las islas Maria­
nas ? eí P . Diego de Sanyítóres de la Com­
pañía de Jesús ? á fin de amansar la pereza
de aquellos bárbaros, hizo representar en la
fiesta de la Natividad de nuestro Señor Jesu­
cristo el pesebre del Salvador. A l ver aque­
llos fieros hombres á aquel amable Niuito so­
bre el heno ? se veía á todos enternecerse ? y
asi se iban amansando aquellas fieras»

Jaculatoria*
La de la B. Bemenuta de la Tercera
orden de santo Domingo? á quien la vista del
Niño Jesús hacia calmar sus excesivos do­
lores, diciendo á su amado: ¡ Tanto es lo que
me confortas? (¡uc no siento mis dolores!
Protectores de este dia
£L CORO DE LOS TRONO?,

D IA 525,

|E1 Santo Kiño Maestro de retiro*

1. Considerad como este Santo Niño,


por darnos ejemplo de retiro, no quiso nacer
en el barrio mas frecuentado de Belen y sino
que escogió el mas despoblado ¿ solitario y re­
tirado, Vosotros os quejáis deque en vuestro
entendimiento jamas hay un buen pensamien­
to , y no sabéis la cansa; mas yo creo que es
AL NIÑO JESUS, 47
porque sois demasiadamente amigos de con­
versar. En donde se oyen demasiadas voces
de los hombres ? no se oye la de Dios. Sed
amantes del retiro, y entonces se dejará per*
cibir de vuestro corazon.
2. Considerad como este Santo Niño na­
ció á la media noche , que es la hora crítica en
que todas las cosas están en silencio ¡ y á vos­
otros ¿os basta todo el dia para vuestras di­
versiones? ¿P or ventura, no sois de aquellos
que gastan en ellas gran parte de la noche?
Acordaos que Jesús no nació entre el bullicio,
sino en la quietud y silencio de la media no­
ciré. Sed mas amigos de callar que de hablar*
y Jesús nacerá en vuestros corazones.
5. Considerad como los Angeles no anun­
ciaron el nacimiento de Jesús á los ciudada­
nos de Belen 3 sino á los pastores, gente he­
cha á la soledad, y al silencio: haceos también
vosotros al santo retiro: recogeos cada dia
una hora r y yereis como en ese tiempo vues­
tro Angel de guarda os comunica alguna ins­
piración 7 de la que por ventura dependerá
vuestra salvación.
La práctica de esta virtud consistirá en
ofrecer al Santo Niño ese hipo por hablar, y
absteneos por -su amor del demasiado trato,
ün dia el Santo Niño Jesús hizo una de sus
acostumbradas visitas i en incomparable de­
vota Sor Mariana de Jesús;; mas se le apare­
ció cubierto con un velo P de modo, que la
sierya de Dios no pudiese ver la ¡hermosura
de su rostro > y esto en castigo ? como despucs
48 novena' '
le dijo el mismo Santo IViño , de haber cón~
versado con demasiada alegría.

Jaculatoria.
La del venerable Bernardo Morías, tier-
nfsimo amante (leí Niño Jesús: ¡ Oh dulcísi­
mo N iñ o, róbame el corazón y enciéndele
en tu (tmor!

Protectores de este dia


E £ CQRO PE LQS QUERUBINES.

D IA 24.
»
£1 Santo Timo Maestro de amor*

1. Considerad como este Santo Niño,


para enseñarnos á amarle, se vistió de nues­
tra humanidad, para que le amásemos como á
hermanó nuestro. Y vosotros ¿qué amor te-
neis á Jesús? Si un rey os adoptase por her­
manos ¿ nó rebosaríais de contento, y le ten­
dríais grande amor ? Pues ¿ de dónde provie­
ne tanta insensibilidad para amar á Jesus^
que haciéndose hombre no nos llama siervos,
sino hermanos?
2 . Considerad como este amor de Jesús
fue un amor desinteresado', pues en amarnos
ninguna utilidad tenia Jesús, ni por esto se
le aumentaba su dignidad ni sus riquezas. El
amor por el ínteres temporal es un amor de­
masiado vil y riada digno de la generosidad
de ujn corazon verdaderamente cristiano. Es
AL N1K0 JESUS. 49
necesario amar á Dios porque lo merece 5 á
este Manco debe asestar sus tiros nuestro
amor , para asemejarse al de Jesús.
5* Considerad como este amor fue un
amor fuerte, pues por amor de los hombres
se ofreció á los tormentos que padeció en el
discurso de su vida, y siempre los tuvo de­
lante de sus ojos. Vosotros quisierais amar á
Jesús, mas no quisierais padecer nada por él:
este es un amor tan tenue , que apenas mere­
ce el nombre de amor. Animaos á padecer
mucho por quien tanto padeció por vosotros,
y entonces vuestro amor se parecerá mucho
al amor de Jesús.
lía práctica de esta virtud consistirá en
hacer en cada lióra del dia un acto de amor da
Dios. En esta misma solemne vigilia se apa­
reció el Niño Jesús á una santa niña muy de-
vota de «ste misterio , y preguntándole el
Santo Niño si le amaba mucho, y oyendo que
le amaba mas que á sí misma, quiso el Santo
Niño que le explicase cuán grande era este su
amor: púsose la nina á explicar sus afectos,
mas Jesús quiso hacerle la tercera pregunta,
y di riéndole ¿que en qué consistía este amor?
Entonces la sierva de Dios ? coa amor inde-
eiblc al hacer un intensísimo acto de amor
de Dios Niño, cayó á sus pies muerta, heclia
víctima de caridad,

fíaculaíoria*
La de la B. Ida Cistercieuse, que , te­
niendo entre sus brazos en una noche de Na-
SO NOVENA
vidad al Niño Jesús, le decía con ternnra:
Mil veces , Jesús mió 7 os adoro y os amo.
Protectores de este dia
EL CORO DE LOS SERAFINES*

M E D IT A C IO N

PARA LA NOCHE Y DIA DE NAVIDAD.

1. Considerad la .alegría de María Santí­


sima y san José al ver ya nacido al Santo
Niño: ¡Qué ternura sentirían en su corazon!
¡ qué júbilo al contemplar delante de sí aque­
lla hermosura del cielo! Entrad también vos­
otros con el espíritu en aquel portal, y gozad
de tan hermosa vista. Acompañad vuestra ale­
gría con la de María y José 3 y haced que
vuestro corazon no tenga en adelante otro
objeto de alcgTÍa que á Jesús.
2. 'Considerad la alegría de los Angeles,
los cuales bajaron en tropas á adorar al recien-
nacldo Niño, á cantar himnos de alegría en
acción de gracias al Padre Eterno, y á anun-
* ciar la paz que venia á traer al mundo por
medio del nacimiento de Jesus, Adoradle
también vosotros en su compañía, dadle tam­
bién gracias por tan gran beneficio, y pedidle
os haga dignos de gozar de aquella hermosa
paz qne a! mundo trajo con sn nacimiento.
5. Considerad la degría de los pastores
al oír de boca de nn Angel que ya había na­
cido su Rey ¿ y com o, dejando luego sus ma­
AL NIÑO- JESUS* ÍS1
jadas, fueron á adorarle, no con las manos
vacías, sino llevando cada cual los dones que
le dictó su afecto. Al oír la horade media
noche, imaginaos que es la voz de vuestro
Angel que os anuncia haber ya nacido el Hijo
de Dios. Levantaos luego, dejad cuanto es-
teis haciendo , encaminaos á la iglesia con la
devocion con que los pastores se encaminaron
al santo portal, é hincándoos de rodillas de­
lante del altar, adoradle y ofrecedle vuestro
coraron.
La práctica de esta santísima noche y de
este felicísimo dia sera: i.° Dar las pascuas
al Santo Niño Jesús, y el aguinaldo de algu­
na limosna á los pobrecitos que representan
su sagrada persona. Lclio Ubaldini, carme­
lita descalzo, religioso de gran virtud* siendo
niño, del dinero que en estos dias le daba su
madre dio aguinaldo al Santo Niño, suplican­
do le perdonase si no era tan grande como
merecía, pues que sí mas tuviera, mas le die­
ra ; y en premio el Santo Niño le dió cien
veces mas de lo que había recibido. 2*° Decid
siete Padre nuestros con siete Ave Marías
á honra de los siete gozos del santo José,
que tanto cuidó del Niño Jesús. En el cora-
zou de la B. Margarita de Citta-Castello,
dominicana, se encontraron tres piedras: en
la primera se veía esculpido el Santo Niño:
en la segunda la Santísima Virgen; y en la
tercera el santo José. La devocion de Jesús
y María no debe ir sin la*de san José. 5.° Ha*
ccd alguna jaculatoria entre dia, repitiendo
52 NOVENA
ya unas1 ya otras veces Ghristus status cst
nobis ? venite adoremus. Transeamus us~
que ad Bctlekcm¿ et videamus hoc verbumy
quod factum est. Verbum caro faetum esty
et habitavit in nobis. Gloj'ia in exeelsis etc.
Amemus Puerum de Betlehem 7 como decía
san Francisco* 4-° Finalmente 9 suplicad al
Santo- Niño con todas veras por las necesi­
dades de la sauta Iglesia.

NUEVE BENDICIONES

A IiA SANTISIMA VIRGEN MARIA

para todos los dias de la Novena y para los


sábados del Adviento.

1.a ¡Oh Santísima Virgen María! sea


una y mil veces bendito vuestro purísimo
seno, cu que por nueve meses hizo su mora­
da el Hijo de Dios? hecbo bomhrc por dar
salud á mi alma.
Dios te salve, María y etc. ? y lo mismo
en las siguientes.
2 .a ¡Oh Santísima Virgen María! sean
una y mil ycces benditos vuestros pechos vir­
ginales 3 con cuya leche se alimentó el H ijo
de Dios ? hecho hombre por dar salud á mi
alma.
5 .a ¡Ob Santísima Virgen María! sea
wna y mil veces bendito vuestro maternal re­
gazo , en que reposó y durmió dulcemente el
A L Nlft& JESUS*. S5
H ijo de Dios * hecho homhrc por dar salud á
mí alma.
4.a ¡O h Santísima Virgen María! sean
una y mil reces benditos vuestros santísimos
brazos* que llevaron* abrazaron* y tierna­
mente estrecharon al Hijo de Dios* Lecho
hombre por dai\salud d mi alma.
£í,a ¡O h Santísima Virgen María! sean
una y mil veces benditas vuestras hermosísi­
mas mauos * que acariciaron * y cuidadosamen­
te sirvieron al Hijo de Dios * hecho hombre
por dar salud á mi alma»
6 .a ¡Oh Santísima Virgen María! sean
una y mil veces benditos vuestros ojos virgi­
nales * que con tanto deleite se recrearon con­
templando el rostro hermoso del Hijo dé Dios,
hecho hombre por dar salud á mi alma.
7.a ¡O h Santísima Virgen María! sean
una y mil veces benditos vuestros oídos castí­
simos ; que con tanta frecuencia oyeron el
dulce nombre de Madre de la boca del Hijo de
Dios* hecho hombre por dar salud á mi alma¿
8 .a ¡O h Santísima Virgen María! sean
wna y mil veces benditos vuestros candidísi­
mos labios * que con gozo inexplicable impri­
mieron tiernos ósculos en el Hijo de Dios*
hecho hombre por dar salud á mi alma.
9 .a ¡O h Santísima Virgen María! sea
una y mil veces bendita vuestra lengua ange*
lical * que sin cesar alabó y llamó su Hijo que­
rido al Hijo de Dios * hecho hombre por dar
salud á mi alma*
f . Angelus Domini nuntiavit Mari».
54 NOVENA
E t c o n c e p it d e S p ir ít u S a n c to .

Orcmus.
D e u s , q i i í d e B e a t a ; M a r ia e V i r g i n i s ú t e ­
r o ^ V e r b u in tu u m , A n g e lo iu in tia n t e , c a r -
nem s u s c ip e r e v o lu is ti ; p ra e sta s u p p K c ib u s
t u ís ? u t q u i v e r e ea m G e n it r ic e m D c i c r e d i-
m u s j c j u s á p u d t e in t c r c e s s io n ib u s a d ju v e m u r .
I*er eu m d em C h r is tu m B o m in u m 110s i r u i n .
A m en,
E JE R C IC IO PIADOSO

q u e s e fia d e h a c e r a l N i ñ o Jesn s en reve­


r e n c ia d e lo s m is t e r io s d e s u s a g r a d a I n ­
f a n c i a e n e s t a N o v e n a , y d e s d e ¡S u a vid a d
h a s la é l d ía d e la P u r i f i c a c i ó n 5 y e l d ia
2 5 de cada m es.

f. D e u s i n a d ju to r íu m m e u m in te u d e .
i}'. D o in ííie , e t c . G lo r ia ? e tc»
S e reza U n P a d r e n u e s tr o .
4 .a ¡ O h S a n tís im o N iñ o , J e s ú s a m o r o s o !
p o r la c a r id a d in fin it a t o a q u e . b a ja n d o d e l
c i e l o á la t ie r r a ? q u is is te ser c o n c e b id o p o r
o b r a d e l E s p í r i t u S a n t o e n la s e n t r a ñ a s d e l a
V ir g e n M a r ía 5 y h a c e r t e h o m b r e p a r a s a lv a r
a l g é n e r o h u m a n o , m í r a m e c o n o jo s * d e m i s e ­
r ic o r d ia .
A ca d a s u p lic a r e s p o n d e ,e l p u e b l o : J e s ú s ,
a m o r o s o N i ñ o , m ir a n te c o n o jo s d e m i s e r i ­
c o r d ia . A v e M a r ía .
2 .a ; O h S a n tís im o N iñ o , J e s ú s a m o r o s o !
p o r e l fa v o r e s p e c ia l q u e h ic is t e á J u a n B a u ­
t is ta , t u P r e c u r s o r ¿ y e n d o á v is it a r le en el
A L N lft O J E S U S . ^5
vientre purísimo de tu amantísima Madre,
llenándole antes de nacer de santidad y granja,
mírame con ojos de misericordia,
5.a ¡ Ob Santísimo -Niño, Jesús amoroso!
por los nueve meses que te albergó en su seno
tu dulcísima Madre, y por el deseo ardiente
con que esperaba, en compañía de su casto
esposo san José ? verte nacido y entre sus
brazos; mírame con ojos de misericordia.
4 Á ’ i Ob Santísimo Niño* Jesús amoroso!
por el amor inmenso con que qtiisiste salir al
mundo en la estación mas fría de todo et ;mo?
y ser reclinado en un pesebre entre dos ani~
males ? donde te adoraron ángeles y pastores,
mírame con ojos de misericordia.
Jcsu> tibí sit gloría
Qui natus es de Virginc ?
Cum Patre ct Almo Spiritu
In sempiterna saecula. Amen.
f. Cbristus prope cst nobis.
ijL Venite adoremus. Padre nuestro.
í>.a ¡Ob Santísimo Niño^ Jesús amoroso!
>or la sanare preciosa que derramaste para
Íavar mis culpas en ct misterio de la sagrada
Circuncisión á los o olío días del Nacimiento^
y por tu dulcísimo Nombre de Jesús ? que
quiere decir Salvador dé las almas ? mírame
con ojos de misericordia;
G*a ; Ob Santísimo JViuo, Jesús amoroso!
por aquella fe viva y caridad abrasada que co­
municaste á los Santos Reyes para qné vinie­
sen desde el Oriente, guiados por una éstre-
56 NOVENA
lia s á ofrecer á tus plantas preciosos dones,
mírame con ojos de misericordia.
7 .a ¡ Oh Santísima IViuo, Jesús amoroso!
por la alegría y singular consuelo con que te
adoraron y abrazaron el yiejo Simeón y Ana
Profetisa , cuando fuiste al templo á presen­
tarte la primera vez, mírame con ojos de mi­
sericordia.
8 .a ¡Oh Santísimo Niño, Jesns amoroso!
por aquella bondad cou que quisiste ser lleva­
do á tierra de Egipto huyendo del cruel He-
rodés ? y recibir en holocausto las primicias
de tantos niños que derramaron para darte
gloria su inocente sangre, mírame cou . ojos
de misericordia,
Jesu Ubi ? etc. Padre nuestro .
9 .a j Oh Santísimo IVino, Jesús amoroso!
por el destierro que quisiste sufrir con tanta
paciencia, permaneciendo desconocido en pais
extraño, infiel, y ciego en el falso culto de la
idolatría, mírame con ojos de misericordia.
10.a j Oh Santísimo Niño, jesús amoro­
so! por las aflicciones y penalidades que pa­
saste al volver de Egipto á Galilea en tan lar­
go y molesto camino, acompañado de tu que­
rida Madre, mírame con ojos de misericordia.
l í * a i Oh Santísimo IViño, Jesús amoro­
so! por la santidad admirable con que des­
pués viviste en la pobre casa de Nazaret, siem­
pre sujeto y obediente á la voluutad del señor
san José, tu Padre putativo, y a la de tu
Madre amorosísima, mírame con ojos de mi*
sericordia.
*1
AL KIÑO JESUS. 37
Í 2 »a ¡Oh Santísimo Niño, Jesús amoro­
so! por el dolor y angustia que experimenta­
ron tus amantes Padres cuando te perdieron
cu Jerusalen , y por el gozo indecible que
recibieron bailándote en el templo á los tres
dias, dispuUudo con los doctores ? mírame
con ojos de misericordia,
Jesu tibi¿ etc-
f . Et Verbum caro factum cst, (allcluia)*
r1. Et habitavit in nobis^ (alleluia).
Fuera de la octava de Navidad no se
dice alleluia.
E n la octava de Epifanía se dirás
f t Cliristus manifestavit se nobis, alleluia.
1)3♦ Venite adoremus y alleluia.

O remus.
Oiunipotens sempiterno Deus, Domine
coeli et terree, qui te revelas parvulis; conce­
de, quaesumus ? ut nos sacrosanta Filiitm la*
fantis Jesu mvsteria digno honore recolentes
ac digna imitatione acetantes, ad rcgnnin ca*-
lorum promissum parvulis pervenire ralea*
mus. Per eumdcm Christum^ etc,

Pío V lly con decreto de la (Jongreg. de


las indulg. de 25 de noviembre de I8195
concedió para siempre indulg. píen, al (fue
arrepentido , co n f y comulg. practique este
devoto ejercicio el dia 25 de cada mes en al­
guna iglesia tí oratorio público donde se
haga ? rogando á Dios- por ¡a intención de
su Santidad* Ademas concedió 300 dias pov
E
í¡& ' NOVENA
cada vez que se haga privadamente con áni­
mo contrito * cuyas indulg. son aplicables
en sufragio de las ánimas del Purgatorio.
V IG IL IA Y D IA DE N A V ID A D .

Sixto V en su Breve Fidelium de 2 2 de


octubre de lí>3ti concedió las siguientes in­
dulgencias al que a rrép c n tc o n f. y comulg.
en et dia de Navidad rece el Oficio divino7
ó asista á él en cualquiera iglesia, á saber:
por los maitines y laudes 100 anos de indul­
gencia * por la misa otros tantos ? y lo mis­
mo por las primeras ó segundas vísperas •
2/4 0 años por cada hora menor ¿ y lo mismo
por las completas.

LITANLE DE SANCTISSIMO NOMINE JESU,


appiobat» a S« R. C. die 14 aprilia 1646.
(i)
Kyric eleison.
C luiste eleison.
1 i •

Christe, exaudí nos ,


Patei* de ccelis líens,
Fili Redemplor mundi Deu$<
S piritas Sábete Deus,
Sanef,a Trinitas ttnui Deus
Jesu Fili Dei Viti>
Jesu potentissimc ^
Jesu fortissiine,
Jesu perfeclissime,
Jesu gloriosissime ?
AL NIÑO* JESUS»
Jesu mirifice^
* Jesu jncimdissímc,
Jesu clarissime ?
Jesu clarior solé,
Jesu pulclirior luna,
Jesu splendídtor stellís,
Jesu, admirabilis ,
Jesu dclcetabilis ,
* Jesu liouorabilis t
Jesu bumillimc >
Jesu paúperrime ?
Jesu mitissime,
Jesu patientissime ?
Jesu obedientissime,
Jesu caslissime ,
* Jesu amator caslitatis,
Jesu amator pacis,
Jesu Amor noster ?
Jesu Specutum vita ?,
Jesu Exetnpiar yirtutura,
Jesu Decus morinn,
Jesu Zelator am inaim ,
*Jesu Refugium nostrum ,
Jesu Patcr pauperum,
Jesu CoDsolatio affIictorum>
Jesu Tbesaurus fidelíum,
Jesu Gemma pretiosa ,
Jesu Armar i uní perfectionis 3
Jcsú boue Pastor ovium ,
* Jesu Stella maris,
Jesu L u x vera y
Jesu Sapientia aeteroa ,
Jesu Bouitas infinita ?
E 2
60 NOVENA
Jesu Gaudium Angelorum,
Jesu R ex Patriarcharum 9

Miserere nol>is.
Jesu Inspirator Proplictarum ,
* Jesu Magister Apostolonim ,
Jesu Doctor EYangelistarum ?
Jesu Fortitudo Martyrum y
Jesu Lumen Confessoruin,
Jesu Spon se Vir^mum,
Jesu Corona Sanctorum oinutum,
Propitius fisto j Parce nobis, Jesu*
Pro piláis esto ? Exaudí nos ? Jesu.
Ab omni malo,
A b omni peccato y
Ab ira tua,
Ab insidiis diaboli,
A peste ? faine, ct bello ,
A transgressione mandatorum tuorum¿
Ab ineursu omniurn malorum ?
Per Incarnationem tuam ?
Libera nos ? Jesu.

Per Adventum tuum,


Per IYatrvitatemtuam,
Per Circuracisioaem tuam,
Per dolores tuos ?
Per flagclla tua,
Per Mortem tuam,
Per Resurrectioncm tuam >■
Pcr Ascensionem tuam,
Per gaudia tua ?
Per gloriam tuam,
Per dulcissimam Virginem Matrem
tuam,
Per inlcrccssiouem omníurn Sancto- '
rum tuoruui, i
A L NlífO JESÜS. 6 £
Agnus Del j qui tollis peccata mundi, Paree
nobis, Jesu.
Agnus D e í, qui tollis pee caí a mundi, Exaudí
nos y Jesu.
Agnus Del , qui tollis peccata mundi, Mise­
rere nobis; Jesu.
Jesu Christe, Audi nos.
Kyrie eleison.
Cbristc eleison.
Kyrie eleison. .
Pater noster...,, secreto,
f . Et ne nosindneas in tentationem.
ijL Sed libera nos a malo.
f* Domine, exaudí orationem meara,
ij!. Et clamor meus ad te veniat.
f. Dominus Yobiscnin.
J}l. Et eum Spiritu tuo*

Oremus .
Dens, qui gloriosissimum JYomen Domi-
111 nostri Jesu Cliristi TJnigeniti Filti tul fe-
cisti fidelibus tnis snmmo snavitatis affectn
amabile , et malígnis spiritibus tremendum
atque terribile: concede propitins nt omnes
qui hoc JVomen Jesu devote venerantur in
terris , sanetac consolationis dulecriinem in
praesenti percipiant ? ct in futuro gaudia exul-
tationis et interminabilis jubilationis ob li­
neant. Per eumdem Dominum, ctc.
62 NOVENA AL NINO JESUS,
LETRILLA*
( 1)
C O R O,
Las nttbes propicias
Se abrieron enJin
Y Belén es en delicias
,
Florido jardín.
Derrama una estrella
Divino didzor
Hermosa doncella
,
Nos da al Salvador.
Zagales ¿ á dónde ¡Portal sacrosanto!
Festivos c o rr é is , jPfesebre de h on or!
Que al rápido vientp ¡Dulzura inefable!
V eloces Venceis? ¡D ivino esplendor!
Almas redim idas, Postrada te adora
Si gloria querets, Mi fren te, S eñ or,
La gloria del cielo Palpita mi p e ch o
Venid y veréis. V ensalza tu amor.
La noch e fue dia, Desnudo en las pajas
Un Ángel bajó Sin áulico tre n ,
Nadando entre luces Esconde tu gloria
Que asi nos h a bló: La humilde Belen,
“ F elices pastores ¿ Tu gloria aniquilas
La dicha triu nfó, Por mí ¡o h sumo Bien!
£1 cielo se rasga, Que ingrato respondo
L a vidpi nació. Con sumo desden?
»C ayó al negro abisn^Q ¿V apenas nacienda
L a sierpe falaz, Ya lloras p or mí?
Et orbe disfruta ¿A m or puede tanto
La oferta veraz, Que llega hasta aquí?
»B elen es manida Si amor te deshace
De eterno sala z, V yo causa fu i,
Dulcísima corre. Con lazos eternos
La fuente de paz. Estréchame á tí.
»L a vuestra, pastores* Sujeto á la cuna
Ventura aplaudid, Tu amor me tendré,
*Y á ver ai Infante L os brazos amantes
D on oso acudid.8 T u amor me abrirá.
La v oz nos impele F elices suspiros
D el bello adalid; Mi pech o d ará,
V ola n d o , la breve V ardiente mí lengua
Distancia medid- Tu amor cantará.
f í a n t i s ?.0 C r i s t o d e l a B u kna M u e r te ,
o'???/ a tfu w /e /4>w. .Z\shó, e*t. M is-
Gt¿*~a Jf*f¿/Sjff,a^/YJM*¥*t oxrufye ecm ?-¿ mayor¿*ye>/v.tn-<7t-
ü sk¿ a?rt7Z?¿tu jm¿tnu4ti¿?^y4'¿y?frvrwcfr, <wwde&z, dc-toi"

^■eJ/¿ íw?- & am0t‘ &£0¿v ■'dty-


l>pv tX'n<ü'/¿r,TJi¿ib <*#*?{? f ’ór' s?-^MsJ/-f
yf¿/ps> <?í véj, ¿'fiVM»i*0, S)£*v¿d: ff&*i
>?!¿i ?¡7¿&?/(7jy m-ió ¿?¿/4,j/ Jfi rfu-eo/b?- cortá?*' ¿odpj m¿s Áu>es03■
63

A JESUS CMJCIFICADO.

VIA CRUCIS.
ACTO BE CONTRICION

Señor mió Jesucristo ? etc.

PRIMERA ESTACION

' Jesús es condenado á muerte.

ir.- Adoramus t c ? Cbriste , et benedici-


mus tibi.
i¡L Quia P^r sanctam Cruc^m tuam rede-
mistí mundum.
¡Oh Jesús mió! por la Injusta sentencia
de muerte tantas veces firmada por mis peca­
dos, libradme de La sentencia de muerte eter­
na que por ellos tantas veces he merecido.
Amen.
Un Padre nuestra ? A v e María 9 y
despues :
f . Miserere nostri, Domine,
ijL Miserere nostri.
Y pasándose de una estación á otra se
64 A JESUS
reza o canta la siguiente estrofa . ( 8)
Madre llena de aflicción,
Haz que de Jesús las llagas
Me sellen el corazon.

t
SEGUNDA ESTACION,

Sale Jesús con la cruz á cuestas .

f. Adoramus etc., como arriba.


¡Olí Jesús mío! que Voluntariamente car­
gasteis ton la pesadísima cruz que mis peca­
dos fabricaron y haced que conozca la grave­
dad de ellos , y los llore toda mi vida. Amen.
Padre nuestro > cíe. ? como arriba.

- TERCEKA ESTACION.

Cae Jesús con la cruz la primera vez *

f. Adoramus etc.
E l gran peso de mis culpas ¡ oh Jesús mió!
os hizo caer debajo de la cruz. Y o las odio y
detesto 3 y os pido con las mayores veras me
las perdonéis ? y me ayudéis con vuestra divi­
na gracia t para que en adelante no vuelva á
cometerlas. Amen.
Padre etc*
C R C C IF IC A D O . GS

t
CUARTA ESTACION.

Jesús encuentra á su santísima Madre .

t* Adoramus etc*
¡Oh afligidísimo Jesús! ¡O h Dolorosísi­
ma Madre mía! Si hasta ahora he sido yo la
causa de vuestras penas y dolores, con los
auxilios de la divina gracia no ha de ser asi
en lo que me resta de vida, sino que os he de
amar fielmente hasta la muerte. Amen.
Padre etc.

QUINTA ESTACION.

Ayuda « Jesús el Cirineo á llevar la cruz.

Adoramus etc.
Dichoso Cirineo, que os ayudó ¡ oh Jesús
mió! A llevar la cruz. También lo seré yo si
os ayudo á llevarla ? sufriendo con paciencia
y gusto las cruces que me enviéis en el dis­
curso de mi vida. Ayudadme para esto ¡ oh
Jesús m ío! con vuestra divina gracia. Amen.
Padre etc.
66 A JESUS

SEXTA
t
ESTACION
Limpia la Verónica el rostro del Señor *
f. Adoramus etc.
¡ Ob benignísimo Jesús mío! que os dig­
nasteis imprimir vuestro divino rostro en ct
lienzo con que os limpió la Verónica, impri­
mid en mi alma la continua memoria de vues­
tras acerbísimas penas. Amen*
Padre etc.

SÉPTIMA ESTACION.
Cae Jesús segunda vez con la cruz .

f* Adoramus etc.
Mis repetidos pecados ¡ob Jesús mió!
os hicieron caer de nuevo en tierra. Ayudad­
me á poner en práctica los medios saludables
para no volver á recaer en ellos. Amen.
Padre etc.

OCTAVA ESTACION.
Consueta Jesús á las mujeres de Jerusalen .

f. Adoramus etc.
¡01» Jesús mió! que consolasteis á las pia­
CRUCIFICADO. 67
dosas mujeres de Jernsalcn, que lloraban al
veros en tanta aflicción , consolad mi alma
con vuestra misericordia, en ijue solo quiero
confiar y á que quiero corresponder siempre.
Amen*
Padre etc.

NOVENA ESTACION.

Cae Jesús tercera vez con la cvm .

f. Adoramus etc.
Por los dolores que sufristeis ¡ob Jesús
mió! cuando caísteis tercera vez con el peso
de la cruz , os suplico .una particular asisten­
cia de vuestra gracia, para que no vuelva
otra vez ¿ caer en pecado. Sí 5 Jesús mió,
morir antes que ofenderos. Amen.
Padre etc.

DÉCIMA ESTACION.

Desnudan á J esú s , y le dan á beber kieL

f. Adoramus etc.
¡Oh Jesús miot que quisisteis ser despoja­
do de vuestras vestiduras y atormentado con
68 . A JESUS

la bi e l, despojadme de los afecto» de las cosas


de la tierra ? y haced que aborrezca todo lo
que sabe á mundo. Amen.
Padre etc.

UNDÉCIMA
t ESTACION.

Crucifican á Jesús,

f. Adorarais etc.
Por los intensísimos dolores que padecis­
teis ¡oh Jesús mío! al, ser enclavados en la
cruz vuestros pies y manos con durísimos
clavos, haced que yo crucifique siempre mi
carne con el espíritu de cristiana mortifica­
ción. Amen.
Padre etc*

DUODÉCIMA
t ESTACION.

Espira Jesús en la cruz *

f* Adoramus etc.
¡O h Jesús mió! que, despues de tres ho­
ras de penosísima agonfa ? moristeis en esa
cruz por mi salud eterna, haced que yo mue­
ra mil veces antes que vuelva á caer en pe­
CRUCIFICADO. 69
cado; y si lie de vivir, Tiya solo para amaro»
y fielmente serviros. Amen.
Padre etc .

DÉCIMATEaGIA ESTACION-

Bajan a Jesús de-la cruz al seno -purísimo


de María .

f, Adoranras etc.
¡O h afligidísima Madre mía! ¿Que espa­
da de dolor fue mayor para Vos que ver en
vuestro seno á vuestro Hijo Jesús? Conce­
dedme que yo deteste mas y mas mis peca­
dos , que hau sido la causa de su muerte y de
tanto dolor vuestra, y que en adelante viva
como verdadero cristiano y consiga mi sal­
vación. Amen.
Padre etc,

DÉCIMACÜABTA ESTACION.

Jesús es puesto en el sepulcro.

f. Adoramus etc.
Y o ¡oh Jesús mío! quiero estar siempre
con V os como muerto j y si vivo quiero vivir
en Vos para despues ir con Vos á gozar en el
70 A JXSUS
cielo del frutó de vuestra pasión y muerte
¿olorosísima. Amen.
Paríre etc.

CANTICO,

Perdón \oh Dios mío!


Perdón , indulgencia,
Perdón y clemencia,
Perdón y piedad.

Pequé, ya mi alma Mas ya arrepentido


Su culpa confiesa, Te busco lloroso,
Mil veces me peBa ¡ Oh padre amoroso,
De tanta maldad. Oh Dios de bondad !
Mil reces me pesa No intente ya nunca
De haber mi pecado Traición fementida:
Tu pecho rasgado* ¡ Oh cielos ! mi vida
¡Oh. sama beldad 1 Primero qnilad.
Yo fui quien del duro Mi humilde plegaria
Madero inclemente Traspase las nubes ^
Te puso pendiente Ardientes querubes,
Con vil impiedad. Mis votos llevad.
Mi rostro, cubierto Jesús en mi pecho
De llanto, lo indica, Domíne imperioso <,
Mi lengua publica j Dominio dichoso 1
Tan triste verdad. ¡ Feliz caridad!
Por mí en el tormento Tu amor, Jesús mío,
Tn sangre vertiste 9 Será ya mi anhelo ;
Y prendas me diste Amantes del cielo,
De amor y humildad. Su amor e n s a lz a d .
Y yo en recompensa Dios mió ¡, conenma
Peoado á pecado , Mi vida ese fuego ,
La copa he llenado Y admítame luego
pít la iniquidad. La eterna ciudad.
CRUCIFICADO, 71
Miserere xiostri, Domine.
Miserere nostri.

Oremus.
Dens, qui Unigeniti Filii tui prctioso
sanguine viviíicse erucis Vexillum saDctiñrare
volulsti: concede, qusesmmis, eos, qui ejus-
dem sanctag crucis gaudent lio ñor e , tua quo-
que ubique protectíone gaudere* Per enmdcm
Christum Domiüum nostrum. 3). Amen.

Inocencio X I en su Breve de 5 de se­


tiembre de 1686, y otros predecesores íu -
y o s , aprobaron esta devocion, que ha sido
enriquecida con muchísimas indulg. • pues
practicándola con devocion se pueden ganar
todas las indulg, que los sumos Pontífices
han concedido á los que personalmente visi*
ten los santos lugares de Jerusalen .
Para ganarlas se requiere qu e , al visi­
tar las cruces , se vaya meditando la Pasión ,
según la capacidad de cada un o y y que se
vaya andando de una estación á otra cuanto
lo permita la estrechura del lugar y la mul­
titud de personas , como consta del 1$reve
de Benedicto X I I I de 9 de marzo de 1726,
y de otros sumos Pontífices.
Los enfermos y demas personas á quie­
nes absolutamente es imposible visitar las
cruces erigidas en las iglesias n oratorios
públicos, pueden ganar dichas indulg. re­
zando catorce Padre nuestros y catorce A ve
M a ría s , y al fin otros cinco Padre mi es tros
72 wA JESUS ■
con cinco Glorias , y otro por la intención
det Papa ? teniendo todo este tiempo en sus
manos un Crucifijo de bronce, que esté ben­
dito por el Padre general del Orden de me­
nores y ó de otros de la misma Orden que
tengan esta facultad* como lo concedió Cle­
mente X I V á 26 de enero de 1775. Se ñola
que el tal Crucifijo ? como iodos los rosarios
y medallas > cruces9 etc. que se bendicen no
se pueden vender, ni trocar , nt prestar á
otros para que ganen las indulgencias ¿ como
consta de varios decretos de la Congreg. de
las indulg. Se advierte también que no Imy
fórmula determinada para andar las esta­
ciones, y que cada uno puede usar de la
que le cause mayor devocion.

Cinco Padre nuestros y cinco Ave Marías


los viernes á las tres de la tarde en memo*
ria de la Pasión.

Benedicto X I V en su Breve de 25 de
diciembre de 1740 ? concedió 100 dias de
indulgencias al que rezare de rodillas al
toque de la campana dichos Padre nues­
tros etc. j teniendo intención de rogar á Dios
por el Papa y por la conversión de los pe­
cadore8.
c nucirte ado* 75

DEVOCION

DE *LA AGONIA DE JESUS.

f* Dcus in adjutorium etc. Gloria et*.

PALABRAS QUE HABLÓ JESUS £M LA CIUJZ.

PRIMERA PALABRA.

Padre f perdónalos, porque no saben lo que hacen.

f* Adoramus te etc. , pág. 65.


¡O b amado Jesús mío! que por ni¡ amor
agonizasteis en la cruz para pag-ar con vues­
tras penas la deuda de mis pecados , y abristeis
vuestra divina boca para alcanzarme el perdón
de la Divina justicia, tened misericordia de
todos los fieles que están agonizando en esta
hora , y de m í, cuando me halle en igual casoj
y por los méritos de vuestra preciosísima san­
gre derramada por nuestra salud, dadnos ttri
dolor tan intenso de nuestros pecados, que
espiremos en fuerza de él en el selio de vues*
tra iuñnita misericordia.
Aqui se rezan tres Glorias , y ?
Compadeceos, Señor, de nosotros, com­
padeceos.
Dios mío, creo en V o s > espero en V os y
os amó, y me pesa de haberos ofendido*
74 Á JESUS

SEGUNDA PALABRA,

Hoy estarás conmigo en el Paraíso.

f. Adoramus etc., pág. 03.


¡Oh amado Jesús mío ! que por mi amor
agonizasteis en la cruz , y con tanta prontitud
y liberalidad correspondisteis á la fe del buen
Xadron, que cu medio de vuestras humilla­
ciones os reconoció por Hijo de Dios, ase-'
que en el mismo dia del Viernes
Danto estaría con Vos en el Paraíso, tened
piedad de todos los fíeles que están agonizan­
do en esta hora, y de mí cuando me halle en
igual caso; y por los méritos de vuestra pre­
ciosísima sangre os pido avivéis en nuestro
espíritu la fe y y hagais que esta sea tan firme
y constante que no vacile con las sugestiones
del demonio, y podamos alcanzar el premio
del cielo.
Tres Glorias, y
Compadeceos etc. Dios mió etc*, pági*
na 7 5 , y asi en ¡as siguientes.

TERCERA PALABRA.

Mujer, he ah¿ ¿ tu H ijo: y al Discípulo, te ahí


¿ tu Madre.

% Adoramus etc..
¡Oh amado Jesús mío! que por mi amor
agonizasteis en la cruz, y olvidándoos de vucs-
CRUCIFICADO. 73
tros tormentos nos dejasteis en prenda de vues­
tro amor a vuestra dolorosísima Madre , para
que por su intercesión pudiésemos con mayor
confianza recurrir á Vos en nuestras mayores
necesidades, tened misericordia de todos los
fieles que están agonizando en esta hora, y
de mí cnando me halle en igual caso; y por
el interno martirio de vuestra amalilísima
Madre, avivad en nuestros corazones una
firmé esperanza en los infinitos méritos de
vuestra preciosísima sangre > cou que poda­
mos evitar la eterna condenación que por
nuestros pecados hemos merecido*
Tres Glorias etcé

CUARTA PALABRA.

Bioí mió, Dios mío f ¿ por qué me bas desamparado?

f. Adoramus etc.
\Oh amado Jesús mío! que por mi amor
agonizasteis en la cruz, y añadiéndose tormen­
tos á tormentos, ademas de tantos dolores del
cuerpo, sufristeis con invencible paciencia la
mas penosa aflicción de espíritu en el aban­
dono de vuestro Eterno Padre, tened piedad
de todos los fieles que están agonizando eu
esta hora ? y de mí cuando me halle en igual
caso ; y por los méritos de vuestra preciosísi­
ma sangre? concedednos que suframos cou
una paciencia inalterable todos los dolores y
angustias de nuestra agonía, para que, uuien-
do nuestras penas á las vuestras, podamos
76 A je sú s

despucs ser participantes de vuestra gloria


por toda la eternidad.
Tres Glorias etc.

QUINTA PALABRA.

Sed tengo»

f. Adoramus etc.
¡ Olí amado Jesús mío! que por mi amor
agonizasteis en la cruz, y no contento con tan­
tos oprobios y tormentos, deseasteis padecer
mas y mas porque todos los hombres se sal­
vasen , mostrando en esto que todo el torren­
te de vuestra Pasión no era bastante para apa­
gar la sed de vuestro amorosísimo corazon,
tened piedad de todos los fíeles que están ago­
nizando en esta Lora, y de mí cuando me
halle en igual caso; y por los méritos de vues­
tra preciosísima saugre concedednos tal fuego
de caridad en nuestros corazones que los haga
desfallecer con el deseo de unirse á Vos por
toda la eternidad.
Tres Glorias etc*

SEXTA PALABRA.

V a está todo consumado»

)fv Adoramus etc.


¡Oh amado Jesús mió! que por mi amor
agonizasteis cu la cruz, y desde ella, como
desde cátedra de la verdad, anunciasteis que ya
CRUCIFICADO.
¿staba concluida la obra de la Redención, con
que de hijos de ira y perdición venimos á ser
hijos de Dios y herederos del cielo ? tened
piedad de todos los fieles que están agonizan­
do en esta hora, y de raí cuándo me halle en
igual caso > y por los méritos de vuestra pre­
ciosísima sangre haced que nos desprendamos
enteramente del mundo y de nosotros mis­
mos 9 v en el punto de nuestra agonía dadnos
la gracia de que ofrezcamos con todas veras
el sacrificio de nuestra vida en descuento de
nuestros pecados.
Tres Glorias etc.

SÉPTIMA PALABRA.

3n»«re, en vuestras manos encomiendo mí espíritu ■

f. Adoramus etc.
¡Oh amado Jesús mió! que por mi amor
adonizasteis en la cruz, y para complemen­
to de tan gran sacrificio, r aceptasteis la vo­
luntad de vuestro Eterno Padre ? resignando
en sus roanos vuestro espíritu para inclinar des­
pués la cabeza y morir ? tened piedad de todos
los fieles que están agonizando en esta hora?
y de mí cuando me halle en igual caso; y por
los méritos de vuestra preciosísima sangre
concedednos en nuestra agonía una perfecta
conformidad en yuestra divina voluntad ? con
que estemos prontos á vivir ó á morir, como
mejor os agrade, y no queramos otra cosa
78 a jesüsí

que cumplir perfectamente vuestra santísima


voluntad.
Tres Glorias etc.

O RACIO N

A M A R IA S A N T IS IM A DE IO S DOLORES,

jOhaHígidísima Madre mia! por el inten­


so martirio que sufristeis al pie de la crnz en
las tres liorás de agonía de Jesiis, dignaos
asistirnos á todos para que , siendo hijos de
vuestros dolores en nuestra agonía, por vues­
tra intercesión podamos desde el lecho de la
muerte pasar á daros gloria en el ciclo.
Tres A v e Marías 9 etc . , y déspues
María, Madre de gracia,
Madre de misericordia,
Líbranos del enemigo
Ahora y en la última hora.
f. A subitánea, et improvisé morte.
i}U Libera nos, Domine.
. f , Ab insidiis diaboli.
fll. Libera nos, Domine.
f * A morte perpetua.
k1. Libera nos, Domine.

Oremus.
Deus, qui ad humani generis salutem in
dolorosissima Filii tui Morte exemplum , et
subsidium constituisti, concede, qnaesnmus,
nt in extremo mortis nostrae peiicnlo tanta;
CRUCIFICADO. 79
cliaritatis cffectum consequi? ct ipsius lie-
demptoris gloria? consocíari mereainur. Per
eumdcm GLristum etc. Amen.
Y se acaba rezando las tres jaculatorias
J esú s , José ? etc. pág. 27.

Pió V I I , con rescrito de 26 de agosto


de 1814 ? por el conducto del JSmmo, Car­
denal P r e f .d e la Conqreg. de Ritos ¿ ade­
mas dé aprobar dicha devocion, concede para
siempre á todos tos fieles que la practiquen
por ca4a vez 500 dias de indulgencias ¿ que
se pueden aplicar por las almas del Ptir-
gatorio.

LAS TRES HORAS DE A G O N IA EL V IE R N E S


SA N T O Y DEM AS V IE R N E S DEL AÑO.

Para excitar en los fieles la gratitud para


con Jesucristo, que por nuestra redención
padeció en la cruz tres penosísimas horas de
agonía f y para refrescar la memoria de aquel
dia y de aquellas Loras, el siervo de J)ios
P. Alfonso Mesía de la Compañía de Jesús,
que murió en Lima ei 4 de enero de 1752,
inventó y constantemente practicó esta devo­
ción 5 que se principiad las doce y dura hasta
las tres de la tarde del Viernes Santo.

P ío F //U fo tu proprio, con decreto Urb«


et Orb. de la Congreg* de las indulg., de 14
de febrero de 1815 9 concedió para siem•
pre 3 primero indulg. píen. ? aplicable por
00 A JESUS
las almas del Purgatorio , al que arrepentí
c o n f .y comulg, el Jueves Santo 7 ó en la se*
mana de P a s c u a y rogando á Dios por la
intención del Papa , asistiere á este piadoso
ejercicio por dichas tres horas continuas en
público, ó en privado? ó solo¿ ó con otros
bajo la dirección de algún sacerdote ^ ó con
algún librito análogo á esta devocion ( nin-
Ijiino lo es mas que la devocíon t\ las tres bo­
inas de Agonía ? etc. por el mismo P . MesiaJ}
meditando, según la capacidad de cada uno,
lo mucho que en estas tres horas padeció
Jesucristo , ó las siete Palabras que habló
desde la cruz, ó bien supliéndolo con rezar
salmos ? /mimos y otras preces .
Después concede 200 dias de indulg. al
que en cualquier viernes del año , medí-
tando con devocion la Agonía de Jesús ? hi­
ciere por alqun espacio de tiempo oración,
rogando á Dios como se ha dicho. Y por úl­
timo indulg. píen. 7 aplicable por las almas
del Purgatorio una vez al mes , al que ha­
biendo meditado y rogado á D io s , como se
ha dicho 9 en los viernes precedentes y confie­
se y comulgue en el iiltimo viernes , ó en la
siguiente semana > renovando esta misma
dcvocion de las tres horas del Viernes Santo,
CRUCIFICADO- 81

ADORACION DE LAS LLAGAS

DE NUESTRO SEÑOR JESÜGEtSTO.

Se principia con este acto de contrición.

AI postrarme delante de Vos puesto en


esa cruz ¡ oh amabilísimo Redentor de mi
alma! , la conciencia me ceba en cara que yo
mismo soy el que con mis propias manos os
he caclarado cu esa cruz cuantas veces he co­
metido culpa grave, ofendiéndoos con una
enorme ingratitud. jOli Dios mió , perfeotísi­
mo y sumo bien , digno de todos mis afectos,
Sor haberme hecho siempre bien ! ya no jpue-
o deshacer ]o mal hecho, como yo quisiera;
mas lo abomino con sumo dolor, por haberos
ofendido á V o s, qne sois bondad infinita, y
postrado á vuestros pies quiero á lo menos
compadecerme de V oa ? y daros las gracias
por el sufrimiento que habéis tenido conmi­
go , pidiéndoos perdón y gracia para enmen­
darme ; y con el corazon en mis labios os digo:

A IA LLAGA D E L P IE IZQ U IE R D O .

Y o os adoro \oh sacratísima llaga del pie


izquierdo de mi Señor Jesucristo! 9 y me com­
padezco de los acerbísimos dolores que sufris­
teis , y os doy las gracias por el amor con que
los padecisteis ? por sacarme del camino de la
perdición, ensangrentándoos entre las espi­
nas y zarzas de mis pecados; y ofrezco ai
82 / a ¿Bsqs
Eterno Padre el dolor y amor de vuestra san­
tísima Humanidad en expiación de mis mal­
dades , que detesto con mía sincera y amarga
contrición.
Padre nuestro ? A ve María , Gloria y y
Madre llena de aflicción,
. Haz que de Jcsus las llagas
Me sellen el corazon.
Y lo mismo en las siguientes.

A LA LLAGA DEL PIE DERECHO.

Y ó os adoro ¡ oh sacratísima llaga del pie


derecho de mi Señor Jesucristo! , y me com­
padezco de los acerbísimos dolores que sufris­
teis, y os doy las gracias por los tormentos y
derramamientos de sangre que padecisteis de­
jándoos taladrar, para castigar en Vos mis
malos pasos y feas complacencias que lie dado
á mis desenfrenadas pasiones; y ofrezco al
Eterno Padre el dolor y amor de vuestra san­
tísima Humanidad, suplicándole me conceda
llorar con lágrimas de amarga peuiteneia mis
extravíos pasados, y perseverar en el bien
comenzado, sin dar jamas un paso fuera del
sendero recto de vuestros mandamientos.
Padre etc, , como arriba.

A LA LLAGA DE LA MANO IZQ U IE R D A *

Y o os adoro ¡oh sacratísima Haga de la


4|iaD0 izquierda de mi Señor Jesucristo!, y me
C R U C IF IC A D O . 85
compadezco dé los acerbísimos dolores que
sufristeis , y os doy las gracias por haber sus­
pendido cou tanto amor el castigo y condena­
ción eterna que tantas veces he merecido por
mis maldades 5 y ofrezco al Eterno l*adre el
dolor y, amor de vuestra santísima Humani­
dad ? y le ruego me dé gracia para aprove­
charme de la vida que me resta para hacer
frutos dignos de penitencia, y aplacar su di­
vina justicia irritada contra mí.
Padre etc,

A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA.

Y o os adoro ¡ ob sacratísima Haga de la


mauo derecha de mi Señor Jesucristo!, y ine
compadezco de los acerbísimos ; dolores que
sufristeis, y os doy las gracias de haberme he­
cho siempre tanto bien y con tanta amor, sin
mirar á mi ingratitud; y ofrezco- al Eterno
Padre el dolor y amor de vuestra santísima
Humanidad, y 1c ruego me trueque el cora­
zon y afectos, para que obre yo siempre coino
fuere de su mayor agrado.
Padre etc•

A LA LLAGA DEL SAGRADO COSTADO.

Y o os adoro ¡ oh sacratísima llaga del eos*


tado de mí Señor Jesucristo!, y me compa­
dezco del cruel insulto que sufristeis, y os doy
las gracias por el amor con que permitisteis
fuese herido vuestro costado y corazon ? y
84 A JESUS
derramase las últimas gotas de sangré para
hacer mas copiosa mi redención; y ofrezco al
Eterno Padre el ultraje y amor de vuestra
santísima Humanidad, para que, entrando mi
alma en su amorosísimo corazon ? pronto y
deseoso de acoger á los mayores pecadores?
no sepa jamas salir de el.
Pudre ete,

ORACION

A LA SANTISIM A TIRGEJT.

¡Oh Virgen María, Madre de D ios? y


mártir de amor y dolor al ver los ultrajes y
deshonras de vuestro divino H ijo! Vos joh
Madre mía! también concurristeis al beneficio
dé mi redención, por el mar de aflicciones
en que se anegó vuestro compasivo corazon,
y por la oblacion que hicisteis al Eterno Padre
de su santísimo Hijo y vuestro f en holocaus­
to y víctima de propiciación por mis pecados:
os compadezco por los dolores cruelísimos
que tuvisteis, y os doy las gracias por el casi
infinito amor que mostrasteis al privaros del
fruto de vuestras entrañas, Dios y Hombre
verdadero , jíorque y o , miserable pecador*
me salvase. Interponed vuestra poderosísima
intercesión para con vuestro Hijo y el Padre
Eterno, para que yo reforme enteramente
mis costumbres ? y no vuelva á crucificar de
nuevo con mis culpas á tan amoroso Reden­
tor ? á fin de que ? perseverando en su gracia
CRUCIFICADO. 8S
basta la muerte, consiga, por los méritos de
su dulorosa pasión y muerte de cruz, la vida
eterna*
Tres A v e Marías.

O remus.
Domíne Jesu Christe , qui hora sexta pro
redcmptlone Mundi Crucís patihulum aseen*
disti, ct sanguinem tuum pretiosum íu rc-
missíonem peccatorum fudlsti: te hurniliter
deprecara ur , ut post ohitmn nostrurn Para-
di&i januas nos gaudenter introire concedas.
Intervenía! pro nobis, qnsesumus Domi­
ne Jesu Christe , nunc et in hora mortis
nostrae apud liiam clementíam hcala Virgo
María Mater tua cujiis sacratissimam Aui-
maui ín hora tu* Passíonis dolor is gíadius
Sertransívít, Per te , Jesu Chríste Salvator
lundt, qui cura Paire, et Spirílu Sancto vi-
vis et regnasin sécula saeculorum. j>. Amen.

Pío V II) non rescrito de la Congreg. de


las indulg. de 29 de setiembre de 1807,
concede 100 dias de indulg. por cada dia
que se practique dicha devocion, y al que la
practique d lo menos diez veces al mes ? con­
cede ademas indulg. píen, dos veces al ano,
tina el 5 de mayo y otra el 14 de setiembre,
Confesando y comulgando en dichos dias* Y
al que la rezare desde la Dominica de P a­
sión hasta el Sábado Santo inclusive ? 7 años
y 7 cuarentenas en cada uno de estos diasx
é indulg. plan. en el mismo Domingo de R e­
surrección j confesando y comulgando eñ
éste , y rogando á Dios por la sania Iglesia.
E stas indulgencias son perpetuas y aplica­
bles por las almas del Purgatorio.

ORACION DE SAN AGUSTIN

en memoria de la Pasión , con cinco Padre


nuestros , A v e Marías y Glorias.

Señor raio Jesucristo, que para redimir


al mundo de la esclavitud del demonio qui­
sisteis nacer entre nosotros mortal y pasible,
ser circuncidado, reprobado de los judíos,
entregado por Judas cón ósculo sacrilego,
ser preso, y como inocente cordero que lle­
van al matadero ser presentado ignoinini osa-
mente en los tribunales de Anas, Caifas,
Pilatos y Hcrodes, ser acusado por testigos
falsos, ser maltratado con azotes y oprobios,
escupido, coronado de espinas, herido con
bofetadas, golpeado con una caña, cubierto
vuestro rostro, despojado de vuestros vesti­
dos , ser crucificado, levantado en la cruz
entre dos ladrones, beber hiel y vinagre, y
ser lierido con la lanza; por estas vuestras
amargas penas ¡ob Dios mió! que yo, aunque
indigno pecador, voy meditando, y por mues­
tra pasión y muerte ? libradme de las penas
del infierno ( y si se dice por algún enfermo
que esté en agonía se añade: yá 'N .j vuestro
siervo, que está abora agonizando), y dignaos
llevarme á donde 11cvastéis á aquel dichos»
C R U C IFIC A ® O. 87
ladrón que fue crucificado con Vos ¡olí Jesús
raio! que con el Padre, y el lüspíritu Santo
vivís y reináis por todos los siglos de los si­
glos. Amen.

Pío V i l , con decreto de la Congreg. de


las indulg. de 25 de agosto de 1820, con­
cede para siempre, al que arrepeiüido re­
zare dicha or ación etc. , 500 días de indul­
gencias una vez al dia¿ é indulg. píen, al
que habiéndola rezado todos los dias del me$¿
en tino de los tres últimos dias > confesando
y comulgando, rogare á Dios por la inten­
ción del Papa ¿ las cuales indulgencias son
aplicables por las almas del Purgatorio : y
se puede rezar en latin ó en romance por
el que esté agonizando.

ORACION

A JESUS CRUCIFICADO.

Vedme aquí ¡olí mi amado y buen Jesús!


que postrado en vuestra santísima presencia
os ruego con el mayor fervor imprimáis en mi
corazou los sentimientos de fe , esperanza,
caridad? dolor de mis pecados, y propósito
de nunca jamas ofenderos; mientras que yo,
con todo el amor y con toda la compasion de
que soy capaz ; voy considerando vuestras
cinco llagas 7 comenzando por aquello que
dijo de vos ¡ob Jesús mío! el santo Profeta
88 A JESUS
David: a Han taladrado mis manos y mis pies,
y se pueden contar todos mis huesos.”

A l que arrepentido , confesado y comul­


gado rezare con devocion dicha oracion (en
cualquier idioma y delante de cualquier
Crucifijo) , rogando á Dios por las necesi­
dades de la Iglesia etc. , concedieron Cle­
mente V I H y Benedicto X I V indulg, píen,,
que confirmé para siempre Pió V I I con de­
creto Urb. et Orb. de la Congreg. de las
indulg. á 10 de abril de 1821, y es aplica­
ble por las almas del Purgatorio , según lo
declaró León JLII con decreto de la misma,
Congreg. de 17 de setiembre de 132o*

CORONA DE LA PRECIOSA SANGRE

DE N U ESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

f t Deus in adjutorium ele*


■f* Gloria PatH etc*

PRIMER MISTERIO.

Nuestro amorosísimo Redentor derramó


la primera vez su preciosa sangre el octavo
dia de su nacimiento, cuando quiso ser cir­
cuncidado para cumplir la ley de Moisésj y
consideraudo que esto lo hizo Jesucristo para
satisfacer á la Divina justicia por nuestras di­
soluciones , excitémonos á un sincero dolor
de todas nuestras culpas, haciendo un firme
CRUCIFICADO. 89
propósito de ser en adelante con la divina gra­
cia verdaderamente castos en cuerpo y alma.
Amen.
Cinco Padre nuestros y un Gloria ? y el
f. Te ergo, quaesiunus , tuis famulis suh-
veni, quos pretioso Sanguine redemisti*
t
SEGUNDO MISTERIO.

Jesús derramó su sangre en el Huerto de


las Olivas ? y en tanta cantidad, que dejó el
suelo bañado todo al rededor, á vísta de las
ingratitudes con que los hombres le habian
de corresponder. Dolámonos, pues , nosotros
de haber correspondido tan mal en nuestra
vida pasada á tos innumerables beneficios que
el Señor nos ha hecho ? y hagamos una firme
resolución de corresponder á sus gracias y
santas inspiraciones. Amen.
Cinco Padre nuestros9 etc.
f. T e ergo, etc.

TERCER MISTERIO.

Derramó el Señor su sangre con los crue­


les azotes ? cuando , roto su cutis y rasgadas
sus carnes , salieron por todas parles arroyos
de sangre, que el Señor iba ofrecieudo á su
Eterno Padre en descuento de nuestras im­
paciencias y delicadeza* ¿V por qué nosotros
no refrenamos la ira y el amor propio ? Pro­
curemos ser en adelante mas sufridos en las
tribulaciones, y despreciadorcs de nosotros
90 A JESUS
mismos , procurando recibir con igualdad de
ánimo las injurias que se nos bagan. Amen.
Cinco Padre nuestros ? ele*
f. Ttí ergoj etc.

CUARTO MISTERIO.

Salió la sangre de la sacratísima cabeza


de Jesús cuando fue coronado de espinas en
castigo de nuestra soberbia y malos pensa­
mientos- Y nosotros ¿seguiremos aun apa­
centándonos con el viento de la vanidad ? y
fomentando en nosotros imaginaciones feas3
é ideas perversas? Ea , terigamos siempre
presente lo nada que somos ? nuestra miseria
y fragilidad, y resistamos varonilmente á to­
das las sugestiones del demonio» Ame a.
Cine o Padre nuestros, ele*
f. Te ergo, etc.

QUINTO MISTERIO.

Derramó faptft sangre de sus venas nues­


tro adorable Redentor Jesucristo en el pe­
nosísimo camino que hizo cargado con el pe­
sado leño de la cruz basta el monte Calvario,
que quedaron señaladas con esta preciosa san­
gre las 11 1 T 1 i sitios por
donde satisfacer
nuestras maldades, y los malos ejemplos con
que hemos escandalizado á otros , llevándolos
por el eamino de la perdición. ¡Y quien sabe
si somos doi número de estos infelices! ¡ Quien
C R U C IF IC A D O . 91

sabe Los que habrán caldo en el infierno por


nuestros malos ejemplos! ¿Y aun no pondre­
mos remedio? Procuremos en adelante con­
tribuir á la salvación de los prójimos, amo­
nestándolos , edificándolos , y siendo para
ellos un perfecto modelo de buenas y santas
obras*
Cinco Padre nuestros ¿etc.
f. T e ergo, etc.

SEXTO MISTERIO,

Derramó el Redentor su1preciosa sangre


principalmente cuando con inaudita crueldad
le crucificaron, y cuando, rotas las venas y
arterias, salió de sus pies y manos como arro­
yos , que formaron un bálsamo divino que nos
da la vida eterna, y lava las maldades y deli­
tos de todo el mundo* ¿Y se hallará aun al­
guno que quiera continuar en el pecado, y
renovar de este modo la cruel crucifixión del
Hijo de Dios? ;A h ! lloremos amargamente
nuestras culpas, y detestémoslas á los pies de
un confesor , reformemos nuestras costum­
bres , emprendamos desde ahora una vida
cristiana, considerando la mucha sanare que
costó á Jesucristo nuestra salvación eterna*
Cinco Padre nuestros , ele.
f. T e crgo, etc.

SÉPTIMO MISTERIO.

Derramó, finalmente , Jesús su sangre


G 2
92 A JESUS
después de muerto, cuando con la lanzada
fue abierto su costado , y herido su sacratísi­
mo corazon} y con ella á un mismo tiempo
salió también agua? pava demostrar tios que
toda su sangre estaba ya derramada hasta la
ultima gota por nuestra redención. ¡ Oh bon­
dad infinita la de mi estro Redentor! ¿Y quien
no os amará? ¿Quién no se deshará amando á
quien tanto lilzo por su rescate? A h ! Ya que
nos faltan las palabras ? convidemos á todas
las criaturas de la tierra, convidemos á los
Angeles y Santos del ciclo> y en particular
á nuestra amorosa Madre María ? para que
bendiga, alabe y ensalce vuestra preciosí­
sima sangre. S í , alabada y ensalzada sea
ahora y siempre por todos los siglos de los
siglos. Amen.
Tres solos Padre nuestros y un Gloria?
y f . Te ergOj e tc., y la siguiente

ORACION.

¡ Oh sangre preciosísima de vida eterna,


precio y rescate de todo el universo ? mante­
nimiento y salud de nuestras almas, que con­
tinuamente patrocináis la causa de los hom­
bres en el trono de la Divina misericordia!
Y o os adoro con el mas profundo respeto, y
quisiera resarcir por cuantos medios están á
mi alcance las injurias y ultxiajcs que en to­
dos tiempos estáis recibiendo de las viles cria­
turas ? especialmente de aquellas que 110 pa­
dece que tienen otro oficio que hollaros; ¿ Y
CRUCIFICADO, 05
quién no bendecirá sangre de un valor infi­
nito? ¿Quién no ge sentirá inflamado de amor
para con Jesús, que la derramó? ¿ Y qué
seria de mí, si no hubiera sido rescatado con
esta sangre divina ? ¿ Y quién ha obligado á
Jesus á que la derramase toda hasta la últi­
ma gota? Ah I 110 ha sido ciertamente mas
que el amor. ;Oh amor inmenso? que tan sa­
lutífero bálsamo nos ha dado I ] Oh bálsamo
inestimable destilado do un manantial de un
amor inmenso! Haced, sí, haced que todos
los corazones y todas las lenguas os alaben?
bendigan y ensalcen ahora y siempre por toda
una eternidad. Amen.
f. Redcinisli nos, Domine, in Sangui­
no tuo. ^
ijí. Et fecisti nos De o nostro Rcgnum.

O) ■etmis .
Omnipotens senipiterne D eus , qui Uni?
genitum Filium tuum mundi Rcdemptorem
constituistij ac ejus sanguino plaeari voluisti?
concede no bis, quaesuinus , salutis nostrse prc-
tium ita ven erari alque a praesentis vitse malrs
ejus virtnte defendí in terris, ut frnctu per­
petuo Isetemm* in codis. Qui tecum viyit etc*

Pío V i l con dos rescritos ? uno de 31 de


mayo de 1809 y otro de 18 de octubre de
1 8 1 5 , concede para siempre 7 años y 7 cua­
rentenas de indulg, , una vez al dta¿ al que
devotamente rece dicha Corona ( (fue ha sido
revisada y aprobada por la Congregación de
94 A JESUS

Ritos ) , é indulg. ¡den, una vez al mes al


que¿ habiéndola rezado todos los dias del
m e s , conf. y comtdg. ruegue á Dios por la
santa Iglesia etc* , y ademas 500 dias por
cada dia que se rece suelta la oraeion de
arriba ¡ Oh sangre preciosísima. Estas in­
dulgencias son aplicables por las almas del
Purgatorio .

S IE T E OFERTAS COJV S IE T E G L O R IA S .

I. ; Oh Padre Eterno! yo os ofrezeo los


méritos de la preciosísima sangre de vuestro
ainado H ijo Jesús y mi Redentor adorable,
por la propagación y exaltación de la santa
Madre Iglesia, por la conservación y prospe­
ridad de su cabeza visible el romano Pontí­
fice, por los Cardenales, Obispos y Curas
de almas, y por todos los ministros del San­
tuario.
Un Gloria y la jaculatoria
Sea para siempre bendito y alabado Jesús,
que con su sangre nos redimió*
Y asi en las siguientes .
II. ' ¡ Oh Padre Eterno! yo os ofrezco los
méritos de la preciosísima sangre de vuestro
amado H ijo Jesús y mi Redentor adorable,
por la paz y concordia entre los Príncipes
cristianos, por el abatimiento de los enemi*
gos de la santa F e , y por la felicidad del pue­
blo cristiano.
Un Gloria y la jaculatoria.
CIVÜCIFICÁBO. 9 i>

III. ¡Olí Padre Eterno! yo os ofrezco


los méritos de la preciosísima sangre de vues­
tro amado H ijo Jesús y mi Redentor adora­
ble . para que alumbréis á los incrédulos ? por
la extirpación de todas las heregías, y por la
conversión de los pecadores.
Un Gloria y la jaculatoria.
IV . ; Ob Padre Eterno! yo os ofrezca
Los méritos de la preciosísima sangre de vues­
tro amado Hijo Jesús y mi Redentor adora­
ble, por mis parientes > amigos y cnemig-os,
por los necesitados, enfermos y atribulados,
y por todos aquellos que Vos sabéis que debo
y quercis que os ruegue.
Un Gloria y la jaculatoria.
V . ¡Oh Padre Eterno! yo os ofrezco los
méritos de la preciosísima sangre de vuestro
amado Hijo Jesús y mi Redentor adorable,
por todos los qiié pasaren de esta vida á la
eterna, para que los libréis de las penas .del
infierno , y los Uévcis á gozar de la herencia
del cielo.
Un Gloria y la jaculatoria.
V I . ¡Oh Padre Eterno! yo os ofrezco
los méritos de la preciosísima sangre de vues­
tro amado H ijo Jesús y mi Redentor adora­
ble , por todos los que son devotos del tesoro
de vuestra preciosa sangre. por todos los que
están unidos conmigo para adorarla y honrar-
la , y por aquellos , finalmente , que trabsjjm
en propagar esta devocion.
Un Gloria y la jaculatoria.
V II. ¡Oh Padre Eterno! yo os ofrezco
96 a je s v s

los méritos de la preciosísima sangre de vues­


tro amado H ijo Jesns y mi Redentor adora­
ble ? por todas mis necesidades espirituales y
temporales 7 y en sufragio de las benditas al­
mas del Purgatorio 9 y en especial de aquellos
que fueron mas devotos del precio de nuestra
redención ? y de los dolores y penas de vues­
tra. aftijidísima Madre.
Un Gloria y la jaculatoria de arriba 7
y despues
Sea bendita y alabada la sangre de Jesús,
ahora y siempre por todos los siglos de los
siglos. Amen.

Pió V I I , con rescrito de la Secretaría


de Memor. de S2 cíe setiembre de 1817, con­
cede pava siempre 500 dias de indulg, por
cada vez que el cristiano rece contrito di­
chas ofertas * y rezándolas todos los dias
por un mes entero , indulg, píen. en el dia
que quiera confesar y comulgar 7 y rogar á
Dios por la intención del Papa : las cuales
indulgencias son aplicables etc,

J A C U L A T O R IA AI. E t ERNO P a »R E .

¡ Oh Padre Eterno! yo os ofrezco la pre­


ciosísima sangre de Jesucristo, en descuen­
t o de mis pecados, y por las necesidades de
la santa Iglesia.

Pió V IIy con rescrito de de marzo


de 1817 ? concede para siempre 100 dias de
CRUCIFICADO. 97
indulgencia por eada vez que se rece
jaculatoria.
OFERTA
¿Jr.t ;v' /V
con un Padre nuestro , A v e ? y Glorjfyí y
*'» *
-
¡ Oh Padre Eterno! os ofrecemos Ja pí&-
ciosisima sangre de Jesús , derramada pop ,! .
nosotros con tanto amor y dolor por la llaga
de su mano derecha 5 y por los méritos y vir­
tud de la misma suplicamos á vuestra divina
Majestad nos echeis vuestra santa bendición,
para que por ella seamos defendidos de nues­
tros enemigos, y libres de todos los males,
diciendo: Bcnedictio Dei omnipotentis, Pa-
tris, ct F ila, ct Spíritus Saneli dcsccndat
super nos et maneat semper. Amen*

León X I I con propio rescrito1de 25 de


octubre de 1823 , concede para siempre
100 dias de indulg. por cada vez que se re­
ce devolamente dicha oferta , con el Padre
nuestro etc., en aecion de gracias por los
beneficios recibidos ¿ al que la rezare todos
los dias por un mes entero , al fin de él con~
cede indulg. plenar. en el dia que quiera ,
conf. y comtdg. , y rogando á bios por la
intención del Papa, y son aplicables etc*
98

AL SANTÍSIMO SACRAMENTO.

D IA TT O C T A V A J>E * CORPU S.

Urbano I V que en su constitución Trans­


itar us del año 1204 instituyó la fiesta del
Corpus, concedió algunas indulg ene. . que
aumentó Martina V en su constitución la-
effabile de 26 de mayo de 1429 ? y E u g e­
nio I V en la consftlucion ExccHcnüssiinuin
de 20 de mayo de 1455 ? confirmó las indul­
gencias de M ar Uno V y y añadió algunas
parciales para los que ayunen la víspera ?
y confiesen y comulguen en la fiesta y octa­
va del Corpus , y asistan á tamisa y oficioy
y son aplicables etc .

LA UOKA DEL S A N T IS IM O *

Pió V i l por conducto de la Secretaria


de Metnor. , con dos rescritos de 14 de fe­
brero de 1815 y'fi de abril de 1816 9 conce­
de para siempre indulg. píen, á los que en
público ó en privado practiquen el ju eves
Sanio por una hora cualquier devocion en
memoria de la institución del Santísimo Sa­
cramento ? confesando y comulgando en di­
cho dia , ó en uno de la siguiente semana,
AL SA N TISIM O SA C R A M E N T O . 99

y lo mismo el dia del Corpus $ y 500 dias


para los demas jueves del año en que arre­
pentidos practiquen esto mismo, Éstas in­
dulgencias son aplicables etc.

OR A C IO N tfA R A LOS SEÑORES SA C E R D O TE S


antes de decir misa.

Ego volo celebrare Missam? ct conílcere


Corpus et Sanguíuem Domíni nostri Jesu-
Gbrlsti justa ritum Sanctae Romana* Ecele-
slae? ad íandem Omnipotentis D c i? totiusque
curise triumpbantis ? ad utiUtatem meam to-
tinsque curias milítantis , pro ómnibus qui se
conuncndarunt oratíonibus meis in genere,
et in spccie, ac pro feliei statu Sanctae R o­
mana Eeclesúe, Amen.
Gaudium «um pace > emenda tí o nem vitís^
spatium verae poenitentiae ? gratiam et conso-
iationem Sancti Spiritus? perseveran!iam i»
bouis operibus tribuat nobls omnipoteus et
misericors Dominus. Amen.

Gregorio X l l l concede d todos los sa­


cerdotes SO años de indulg. si antes de ce­
lebrar dicen con devocion dicha oración.

ORACION A SAN JoS É PARA AHTES DE CELEBRAR.

¡O felicem Virum Bcatum Joseph, cui


datum est Deum, quem multi Reges volue-j
runt videre et non viderunt, andire et non
audienmt; non solum yldere et audlre, sed
100 A lt SA N TISIM O
portare, dcosculari, vestiré et custodircl
f. Ora pro nobis B. Joscph.
sjL Ut digni efíieiamur ctc.

Oremus .
Dcu 5 ? qui dedisti nobis Regale Saccrdo-
tium, praesta , quaesumus ? ut sicut Beatus
«Tosepb Unigenituin Filium tuum natum ex
Mariá Virgine suis manibus reverenter tra-
ctare meruit, ct portare; ita nos facías cuín
cordis immdilia ct operis iunocentia tuis san-
ctis Altaribus deserviré, ut sacrosanctum Filii
tuí Corpus et Sauguincm bodie digne suma-
nnis, et in futuro sácenlo prsemium baberc
mercamur seternum. Per Christum Dominuia
nostrum. Anien.
Pío V i l 9 con rescrito de 25 de setiem*
bre de 1802 por el conducto del Cardenal
Vicario ? concede para siempre á todos los
sacerdotes que digan devotamente, antes1
de celebrar ? dicha oración 9 un año de in­
dulgenciaj aplicable etc,

COMULGAR A MENUDO Y ADORAR AL SANTISIM O


\ ' Sacram ento.

Gregorio X l í l en la constitución de 10
de abril de 1 58 0 , concede para siempre
5 años de indulg, á todos los fieles por cada
vezfque confiesen y comulguen en los dias.
de fiesta ? y rueguen á Dios por el Papa*
y al que esto hiciere una vez al mes y en
las fiestas solemnes de nuestro Señor Jesu ­
SACRAMENTO. 101
cristo ? y de su santísima M a dre , de todos
los Apóstoles , y en el dia de san Juan (24
de junio) ■>concede por cada vez 10 años de
tndulg* , é indulg* pleri. una vez al año en
la fiesta del Patrón principal de la ciudad ó
pueblo , confesando etc,
Asimismo un año por cada vez que al
oir la campana en señal de que están alzan­
do en la misa cantada? ó conventual, recen
de rodillas alguna oracion • y dos años de
indulg. si van á la iglesia con este objeto¿
y le adoran ¿ e tc .
Después Pió V il^ con decreto Urb. eí
Orb. de la Congreg . de las indulg. de 7 de
diciembre de 1810, concede para siempre
100 dias y aplicables etc. , por cada vez que
asistan al alzar el Santísimo en la m isa , le
adoren , y recen con devocion y arrepenti­
dos la jaculatoria

Sea bendito y alabado en todo momento


el santísimo yv divinísimo Sacramento.
A ntes ya había concedido el mismo Papa ,
con decreto Urb. et Orb. de 50 de junio de
1 81 8 , por cada vez 100 dias de indulg
aplicables etc . , al que al oir la señal de la
campana á reservar - al Santísimo, ó á la se­
ñal de que está manifiesto, recen la ante­
rior jaculatoria * y Pió con rescrito de
la Secretaría de Memor. de 24 de mago de
1 776, concedió 100 dias de indulg.^ una vez
al dia ? al que con arrepentimiento la rece*
y al que la reve todos los jueves del año y en
102 A L SANTISIMO
la Octava del Corpus tres veces ^ 500 días,
é indulg, píen. al (pie habiéndola rezado to­
dos fos dias por un mesr¿ confesando y co­
mulgando rogare d Dios por la santa Igle­
sia , en el dia que gttsle . Estas indulg. tas
concedió de nuevo y para siempre Pío V i l ,
con decreto de la Congreg. de las indulg*
de 50 de junio de 1813.

ACOM PAÑAR AL SA N TISIM O V lA T IC O .

Paulo V « 5 de noviembre de 1606 ? é


Inocencio X I á 1,° de octubre de 1688, con­
cedieron algunas indulg. , (fue confirmó Ino­
cencio X I I en la constitución Debitmn de 5
de enero de 1695 ? y añadió las siguientes.
A l que con devocion acompaña al Señor con
luz 9 7 antis y 7 cuarettfenas t al que le acom­
paña sin luz 5 años y 5 cuarentenas ,■ y al
que legítimamente impedido envía á otra
persona con luz¿ 5 anos y 5 cuarentenas,
ó si no pudiendo ir personalmente rece un
Padre nuestro y A v e Marta por la inten­
ción del Papa ? gana 100 dias. Estas indul­
gencias fueron confirmadas por Clemente X
con decreto de la Congreg. de las indulg,
de 25 de abril de 1676. íodas estas indul­
gencias son aplicables etc . por concesion de
Benedicto X I V de 15 de setiembre de 1749,
y no quedan suspensas en el Jubileo del
año sanio . como declaró el mismo Benedicto
á 17 de mayo de 1749 f y Clemente X I V y
León X I L
105

v is it a r al S a n t ís im o en las 40 horas.

Paulo V en el Breve Cuín felícíá ííe 10


de mayo de 1606 confirmó para siempre las
siguientes indulg. ? que ya habla concedido
dem ente F i / i , « saber : indulg. píen, al
que conf . y comulg. visitare devotamente
por algún espacio de tiempo al Santísimo
Sacramento durante la exposición de las AO
horas ■y 10 anas y 10 cuarentenas por cada
vez que haga esta visita con firme propósito
de confesarse . Pió V I I f ademas de conce­
der muchas indulgencias y privilegios á (os
que se alistan en la Pia unión de los adora­
dores del Santísimo Sacramento ( * ) que

( * } Estas Indulgencias son i T. Indulg. píen* dentro del


mes en que se alistan, en el día que confesado y c o ­
mulgando nieguen á Dios p or la intención tlet Papa. II. In -
íía l". píen, con los misinos requisitos el dia del Corpus*
ó en un dia de su Octava. III, Indulg. píen, en el primer
jueves de cada m es, confesando & c. IV Indulg. p íen , en
el dia que gusten de cad^ m es, confesundo íkc, V. Indnlg.
p íen , en el articulo de ta m uerte, invocando et nombre
de Jesús á lo m enos con el corazrm. VI, Indulg píen, vi­
sitando al Santísimo 'en cualquier iglesia en donde esté
m auiüeülo, confesando &C.: en las lieslas de 1¡l C oncep ­
c ión . Natividad, A nu nciación, Purificación y A sunción;
en la de san J o sé , san Juan Bautista, san P edro y san
P a b lo, san Juan Evangelista, de lod os los Santos, y co m -
mem orado n de los difuntos, VII, Siete años y siete cua­
rentenas si confes. y eomulg. visitan al S^rior, com o se
ha dich o, en las otras fiestas de María Su filísima „ y demas
Santos Apóstoles. VIII. Las ni Linas indulg. de los núm e­
ros VI y Vil al que estando enferm o, conl'es. y eom ulg.*
si en ves Je dicha "visita, rezare cin co Padre nuestros,
cin co Ave Marías y c in co Glorias á honra del Santísimo
104 AL SANTISIMO
velan toda la noche en las iglesias en donde
está expuesto el Santísimo por las 40 horas¿
ó suplen mensualmente los gastos ? según si i
rescrito de 6 de agosto de 1814 á que se dio
curso por el Card. Vicario en 15 de dicho
m e s , i/ con nuevo rescrito de 12 de mayo
de 1817 por el conducto del mismo , concede
para siempre que dichas indulg. sean apli­
cables por las almas del Purgatorio 9 y de­
claró que todos los altares de las iglesias en
donde estuvieren las 40 horas f u e s e n pri­
vilegiados durante la exposición de las
40 horas (*)*

v is it a r a l S a n t ís im o por c arn aval .

Clemente X I I I con decreto de la Con-


greg. de las indulg. de Í25 de julio de 1765,
concedió para siempre indulg, píen * al que
confes. y comulg, visitare devotamente el
Santísimo expuesto en cualquiera iglesia del
muido católico por tres dias en las dos se­

Sacraraento, y un Padre n u estro, Ave y Gloría p or la


intención del Papa. IX , Por cualquier obra buena que
bagan con devoejon fio dias de indulg. X . Finalm ente, ga­
nan las mismas indulg. de las estaciones do Roma (pági­
na 117) , com o consta por el decreto de la Congreg. du las
indulg. de g de julio de i " 77> si en dichos días visitaren
al Santísimo Sacramento en cualquier iglesia en que
S. M. está expu esto, y rogaren A Dios p or la inlencioa
del Papa.
(*) L eón X II,-en tre o tro s, d eclaró que en eJ ano deí
Jubileo no quedan suspensas las indulgencias í/e 10 años
y 10 cuarentenas por visitar al Santísim o, según la
Bala do 20 de junio de i8 a 4 -
SACRAMENTO. 105
manas que preceden d Carnaval, é en los
tres dias del mismo Carnaval , ó solamente
en el jueves de la Dominica de Sexagésima,
llamado el Jueyes gordo. Antes ya la Jiahia
concedido Benedicto X IV p a ra soto el esta­
do eclesiástico.

V IS IT A R LOS M ONUMENTOS.

Pío V ilp o r elconducto de la Congreg.


de las indulg. , con rescrito de 7 de marzo
de 1015 , concede para siempre , al que con
deoocion visitare los monumentos el jueves
y viernes Santo , y alti se detuviere por un
tiempo moderado, rogando á Dios por la
intención del Papa, una indulg, pienaria
confes. y comulg* el jueves Santo, ó el dia
de Pascua, y 10 anos ^ 10 cuarentenas por
cada vez. teniendo firme propósito de confe*
sarse. wiíÍmZ^. son «pZica&Zes efe.

v isit a r a i * S an tísim o , y l a oracion

llcspicc , Domine , de Sanctuarío iuo


( Deut. 26, ¿ 5 * ), et de excelso cocioruní ha­
bitáculo , et vide hanc sacrosanctam Hostiám,
quam Tibí ofícrt xnagnus Poutifex iioster
Sanctus Puer tuus Dominus Jesús pro p cc-
catis fratrum suorum, ct esto placabilis super
multitudinem inaUlUe nostrae. E cce vqx San-
guinis fratris nostri Jesús clamat 'ad T e de
Cruce. Exaudí > Domine (Dan* 9, 1 9 .) Apla­
care, D om ine, atiende, et ía c : ue moreris
106 AL SANTÍSIMO
prop tcr tem etipsum , D cu s m eu s, quia N o-
rnen tuum invocatnm est euper C ivil ateta
isla m , et super Popnlum tuum ; ct fac nobis-
-ciun secundum miscricordiam tuam. A m en .

Pío n , con rescrito de la Secretaría de.


M em or . de 17 de octubre de 17Í)G, concede
perpetuamente indulg, píen; al (fue arre­
pentido , confes. y comulg. en, el primer ju e ­
ves de cada mes visitare al Santísimo Sa­
cramento . ó expuesto , ó-reservado en el
Sagrario ; rezando dicita oración , y rogan­
do á Dios por la sania iglesia $ y al (fue en
cualquier jueves del año , confes. y comulg
rezare dicha oracion de rodillas delante del
Santísimo Sacramento ? como se ha dicho,
concede 7 años y 7 cuarentenas ? y otros
100 dias si arrepentido lo hiciere en olro
cuáltfuier ííírt • las cuales indulgencias son
aplicables etc,

h im n o del S a n t ís im o .

Pan ge lingua gloriosi


Corpoi'is M ystcriiun,
San^iiiiiisquc ¡iretiosi?
Qticm in mundi [ucLium
F n ictu s yentris generúsi
cíTudit gentium.
N obis datus., iiobís natus
1; lÜx intacta V ir jjiu e ,
v , E t in inundo eonversatus 1
' Sparso verbi semine ?
SACRAMENTO- 107
Sai moras íncola tus '
Miró clausit tírdlne.
la siqu*emre no etc coen¡c
Rccuinbciis cum fratribus,
Obsurvata lcf>c plene
Cibis iit lqjalibus,
Cilnim turba; duodenas
Se dat suis maiuims* 1
Vcrbum cavo pauem yerum '
Verbo camcm efficit, !
Fitquc Sangiiis Gbrtsti merum;
Et si jscusus defikit,
A d íinnamlum cor siuccrum
Sola lides suflicit.
Tantuni ergo Sacramcntum
Arcncreinür ccrirni; ' -
Et áutiquum docujnentam
Novo cedat rituij
Praestet Fides supplementum
Scusinim defcctiii.
Gcnitori ? Genitoquc
Laus et jubílatio,
Salus, lionor, virtus quoque
Sit et beucilictio;
Proeeüenti ab «troque
Compar sit lau(latió. Amen.
f . Panem de coelo prsestitisti eis;
33). Omne dcleetaineiitnm iu se habeutem.

Oremits. •; ./
! Deus? qui. nobis sub Sacramento mira*
bilí Passionis tuaa memoriam rcliquisti r tri­
hue > quxsumus, ita nos Corporisj et Sím­
i l ÍS
IO S a já s a n t is fíu o
gn'mis tni sacra Mysteria veneran , nt re-
demptionis tuse fructum in nobis jugitcr sen-
tiamus* Qui vi vis, et regnas etc.

P ió V I I ¿ con decreto Urb. et Orb. de


la Congreg. de las indulg. de 2 o de agosto
de 1 8 1 8 , concede para siempre 500 dias de
indulg. , una vez al día > al que arrepentido
rece devotamente dicho himno con el f , y
o ración • y 100 días al que solo rece el Tan-
tum ergo con el f . y oracion t y al que fr e ­
cuentemente ? ó á lo menos rece 10 veces al
uics lo uno ó lo otro ? indulg. píen, el ju eves
Santo , dia de Corpus , ó en uno de su ocla-
v a , ó en otro cualquier dia9 confes . y co-
mul(f.) visitando cualquier iglesia , y ro­
gando á Dios por la intención del Papa * las
cuales indulg. í o » aplicables etc.

ACTOS DE ADORACION

AL SANTISIMO SACRAMENTO.

I. Y o os adoro con el mas profundo res*


peto \oh Jesús mió Sacramentado! y os reco­
nozco por verdadero Dios y verdadero Hom­
bre , y con estos actos de adoracion quiero
suplir la frialdad de tantos cristianos ? que al
pasar por delante de vuestros templos, y tal
vez delante de los sagrarios, en que os dig­
náis estar á todas boras con una amorosa im­
paciencia de comunicaros á vuestros fieles,
ellos no por eso se dignan saludaros, antes
SACRAMENTO. i 09
bien se pasan de largo con iudiferencia, y
como á otros Israelitas en el desierto les cau­
sa náusea este celestial maná. Y o os ofrezco
la sangre preciosísima que derramasteis por
la llaga de vuestro pie izquierdo en desagra­
vio de tan enorme tibieza, y dentro de esta
vuestra llaga repito mil y mil veces:
Sea alabado y ensalzado en todo momen­
to el Santísimo y Divinísimo Sacramento.
Padre nuestro ? A v e y Gloria , y asi se
acaban todos.
II. Y o os adoro ¡oh Jesús mío! con el
mas profundo respeto, y reconozco vuestra
real presencia en ese Sacramento, y con estos
actos de adoracion deseo suplir la indiferen­
cia de tantos cristianos que, viendo que vais á
las casas de los pobres enfermos para con­
fortarlos en el gran camino de la eternidad,
ellos os desprecian , y apenas se dignan reco­
noceros por su Dios. Y o os ofrezco en des­
agravio de tanta tibieza la preciosísima sangre
que Vos derramásteisj'por la llaga de vuestro
pte derecho 5 dentro de la cual repito mil y
mil veces:
Sea alabado etc*
III. Y o os adoro ¡oh Jesús mió! verda­
dero pan de vida eterna, con el mas profundo
respeto, y con esta adoracion quiero reparar
todos los ultrajes que vuestro sacratísimo co­
razon recibe todos los días con la profanación
de los templos, en donde os dignasteis fijar
vuestra morada cu las especies sacramentales,
110 AL SANTISIMO
paro ser adorado y amarlo d e vuestros fielce.
Y o os ofrezco en desagravio de tantas irre­
verencias hi preciosa sangre que Vos derra­
masteis por la llaga de vuestra mano izquier­
da ? dentro de la cual en cada momento repito:
Sea alabado etc.
IV . Y o os adoro con el mas profundo
respeto.¡oh Jesús mió! vivo pan que bajas­
teis del ciclo', y con estos actos de arloracton
quiero desagraviaros de tantas irreverencias
que á todas horas osláis recibiendo de los fie­
les cuando asisten á la santa Misa ? en que,
por un exceso de amor, renováis el mismo
sacrificio (bien que incruento) que ya consu­
masteis en el Calvario por nuestra redención.
Y o os ofrezco en -recompensa de tantas in­
gratitudes ia preciosa sangre, que Vos derra­
masteis por la llaga de vuestra mano derecha,
dentro de la cual juntando mi voz con la de
los Angeles ? que con respetosa veneración
os liaccn la corle , digo juntamente con cllosi
Sea alabado etc.
V . Y o os adoro con el mas profundo res­
peto ¡oh Jesús mió! víctima verdadera de
expiación por nuestros pecados >yo os ofrez­
co estos actos de adoración en desagravio de
los sacrilegio y ultrajes que recibís de tantos
malos cristianos que se atreven á acercarse =á
V o s, y recibiros en la sagrada Comunion
con conciencia de pecado mortal. Y o os
ofrezco en desagravio de tan abominables sa­
crilegios las últimas gotas de vuestra precio­
sísima sangre que derramasteis por la Haga
SACRAM ENTO* 111

de vuestro costado^ dentro déla cual voy á


adoraros, bendeciros y amaros, repitiendo
con tudas las almas devotas del Santísimo
Sacramento i
Sea alabado etc .
Taiituiii ergo e tc,, f* y oracion como en la
página 107. J '
Pió V I I , con rescrito de 26 de agosto
de 1814 por el conducto dél Prefecto de la
Congreg. de Ritos , ademas de aprobar di­
chos actos ha concedido para sietnpre 500
dias de indulg. , aplicables eíc», por cada
vez que se digan con devocion.

ACTOS DE DESAGRAVIO

AL SANTISIMO SACRAMENTO.

¡O h Dios mió Jesús mió y Salvador


mioj verdadero Dios y verdadero Hombre!
yo os adoro con todo el profundo respeto que
la fe me inspira , yo os amo en ese Santísimo
Sacramento con todo mi corazon en desagra­
vio de tudas las irreverencias, desacatos y
sacrilegios que por mi desgracia baya podido
cometer contra Vos basta el presente $ como
asimismo de todos los que hasta ahora se han
cometido contra Vos y en adelante se come­
tieren. Y o os adoro ¡oh Jesús mió! tanto
porque lo mercceis > cuanto porque estoy
también obligado a hacerlo Pporque lo puedo
y quiero hacer con aquella perfección de qnc
112 A L S A N TISIM O S A C R A M E N T O ,
son capaces todas las criaturas racionales.
Entretanto quiero adoraros ahora y siempre,
para suplir la falta de tantos católicos que no
os adoran , ni aman. V os pido por la conver­
sión de todos los hereges, cismáticos, im­
píos, ateos ? blasfemos, supersticiosos, ma­
hometanos, judíos , ¿idólatras. Haced, Je­
sús mió , que seáis conocido. adorado, ama­
do 3 bendecido de todos eu todo instante en el
Santísimo y Divinísimo Sacramento. Amen.

Pío P I 1 9 con rescrito de 21 de enero


de 1813 , concede 200 días de indulgencias 9
aplicables etc, , al (fue arrepentido y con de­
vocion rece dichos actos*
Estas indulg. las confirmó para siempre
León X I I con rescrito de 13 de agosto
de 1828.

JACULATORIAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO.


I. Te adoro en todo momento del cielo vivo
pan, gran Sacramento.
II. Corazon de Jesús y de María os ruego
bendigáis al alma mia.
III. A Vos ? Señor, os doy mi corazon, V os
que sois mí Jesús y Salvador.
IV . S ea de todos conocido, adorado y glo­
rificado en todo momento el Santísimo
y Divinísimo Sacramento.

León X I I en el citado rescrito concede


para siempre 100 dias de indulg. , aplica­
bles etc. , al gue rece estas 4 jaculatorias.
y# d\¿?.‘\íer ?/■ m¿ oj ¿rtSr^o
stu wr&¿z*<7?fr} ts ¿*ifc4\z*ns'flfc /w óerM&Jfsv >r P&¿¡ o/¿, ¿¿js/hz-
'fe t/s é m / o S y e c f r ¡ ’it P jfr ’¿z-j? / v^yW- ^¿?s*<y&o? i ¡?j'ty /?-p
y/wtij&f á (j/erit^eroj.
£15

AL SAGRADO CORAZON

DE J E S U S.

FIESTA DEXi CORAZON BE JESUS.

E i sacratísimo Coraron de Jesús ba sido


siempre el objeto de la devocion de los ma­
yores Santos (*) ? y ahora se puede decir que
es el objeto de la devocion de todas las almas
justas desde que la venerable Sor Margarita
de Alacoque, monja salesa del monasterio de
Parai-le-Monial ? diócesis de Autun , fue es­
cocida por el mismo Jesucristo cerca del año
1G7Í5 para dar á conocer y extender esta de­
voción en la iglesia de Dios por medio de los
P P . de la Compañía de Jesús, basta que lo­
graron que los sumos Pontífices la aprobasen
y la colmasen de tesoros y gracias espiritua­
les 3 como se verá en los siguientes decretos*

Pió V i l , con ¡rescrito de la Gontjrcrj.


de las indulg. de 7 de julio de 1 8 1 5 , con­
cede para siempre indulg ^plenar. ? aplica-

( * } La verJad detesta aserción se puede*ver en el


com pendio histórico, instructivo y 'p r á c tic o de )a d e v o ­
ción al sagrado C orazon (lo Jesús.
114 AL SAGRADO CORAZON
ble etc. , al que confes. y comulg* en la fies -
ta del sagrado Corazon de Jesús (el vier­
nes despttés de la octava del Corpus) 7 y vi­
sitando cualquier iglesia ú oratorio pi'iblico
en donde se celebre dicha fiesta ¿ y rogando
á Dios por la intención del Papa* con li­
cencia del mismo Papa para trasladar di­
cha fiesta en otro cualquier dia del año ? de
lieent. ordiuarii y decir la misa propia ? etc,

ORACION

'¡O h amantísimo Jesús m ío, hasta que


punto ha llegado vuestro excesivo amor! Vos
me liabcis preparado con vuestra carne y san­
gre preciosísima una mesa divina 3 en la que
todo nos dais á Vos-mismo. ¿Y quién os ha
obligado a tales excesos de amor? IVo otro
ciertamente que vuestro amantísimo Corazon.
¡O h Corazon adorable de mi Je sú s, liorno ar­
dentísimo del amor divino! acoged mí alma en
vuestra sacratísima llaga > para que aprenda
en esta escuela de caridad á amar á un Dios,
que me ha dado tan admirables pruebas de su
amor. Amen.

Pió W en su Breve de 7 de noviembre


de 1 7 8 7 , concede 100 dias de indulg. y una
vez al dia ¿ al que rece devotamente dicha
oración ‘ y Pió I I I , con rescrito de la Se­
cretaria de Mentor . de 9 de febrero de 18A8?
las confirmó para siempre ? y concedió que
pudiesen ser aplicables etc.
DE JE S U S *

V ISITA R ' L A SANTISIM A IM AGEN DEL SAGRADO


CORAZON BE fÍESÜ S.

Pío V I y con rescrito de 2 de enero de


1 7 9 9 , concede para siempre 7 años y 7 cua­
rentenas de indulg aplicables etc. , por
cada vez que los fieles arrepentidos y con
devocíon visiten en ciiidquier iglesia ú ora­
torio público cualquiera sagrada imagen del
Corazon de Jesús que esté expuesta d la
piiblica veneración ¿ haciendo oracion por
algún espacio de tiempo 7 y rogando á Dios
por la intención del Papa,
U n P ad re n u e str o , A v e y Credo t y la sigu ien te
jaculatoria.

Corazon de mi amable Salvador ?


H az que arda y siempre crezca en mí tu amor.
Pío V i l , con rescritos de 7 de marzo
de 1 8 0 1 , 7/ fíe 20 de marzo y l o de noviem­
bre de 1 ¿Ó2 ? de 12 y 15 de julio de 18057
de 7 de julio de 1 8 1 5 , 26 de setiembre de
1817 ? concede á todos los fieles qué devota­
mente recen todos los dias dicho Padre
nuestro, etc. ? dos indulg* plen>¿ una en el
primer viernes ó domingo de cada m es , y
otra en el dia qtie elija de cada m es ; confw
y comiilg. , y rogando á Dios por la inten­
ción del Papa. Igualmente concede indulg.
píen . ó en la fiesta del Corazon de Jesús $ ó
en el domingo siguiente * confes. y comulg,*
116 AL SAGRADO CORAZON
y rogando á Dios por la intención del Papa*
y 7 años y 7 cuarentenas en tos cuatro do~
mingos que preceden á dicha fiesta , y 60
días por cualquier obra buena que haga con
devocion en cualquier tiempo, Y á los que
en vida hayan rezado dicho Padre nues­
tro ? etc. , indulg. plenar. en la hora de la
muerte ? si arrepentidos invocaren el santí­
simo nombre de Jestts ? d lo menos con el
corazon no pudiendo con la boca. Todas es -
tas indulg. son aplicables etc », y para ga­
narlas se requiere que los fieles estén agre­
gados á la Pía unión del sagrado Corazon
de Jesús de Moma, 6 de otra cualquiera
Congregación que tenga esta facultad (*).

OTRAS DEVOCIONES

AL SAGRADO CORAZON DE JESUS.

Pió y I I en dos Breves de 2 de abril de


1005 concede á los agregados á dicha Pía
unión del sagrado Corazon de Jesús que

(*) Para no privar á los líeles de tantas gracias por fal­


ta ele este requisito, su han erigido en Espaüa muchas Con­
gregaciones del sagrado Corazon de J esú s, agregadas á la
primaria de Roma >y tienen la facultad de poder agregar á
lod os los fieles de uno y otro s e x o , com o efectivam ente
se agregan gratis, especialm ente en Madrid en e l colegio
Imperial de la Compañía de J e su s, en la iglesia de ios
P P. de Jesús Nazareno, y en las de las Salesas. Adem as
hay esta facultad en los colegios de la Compañía de Jesua
de S ev illa , V alencia, Manresa y Loyola; en P lasencia,
C u en ca , Ortliuela, la Calzada de Galatrava j y en oirás
muchas parles.
DE JESUS* 117
visiten la iglesia en donde esté erigida dicha
Congregación, las mismas indulg . , aplica­
bles ele♦, que se ganan visitando las igle­
sias de Roma en los dias en que hay esta­
ción ? que son los siguientes.
E n 1.° y 6 de enero: 30 años y 50 cua­
rentenas.
fin los domingos de Septuagésima, Sexa­
gésima y Quincuagésima; lo mismo.
E l miércoles de Ceniza: 15 años y 15
cuarentenas .
E d todos los dias de Cuaresma: 10 «ños
y 10 cuarent. ; (se exceptúan los siguientes).
E l 4.° domingo de Cuaresma: 15 años y
15 cuarentenas,
Domingo de Hamos: 25 anos y 25 cua­
rentenas.
Jueves S an to , confes . y comutg. ? in­
dulgencia pienaria .
Viernes y Sábado S an to : 50 años y 50
cuarentenas,
Domingo de Pascua, confes. y comnlg.s
indulgencia pienariar
E n lo restante de esta semana hasta el do­
mingo inclusive: 50 años y 50 cuarentenas .
E l 25 de abril y tres dias de letanías ma­
yores: lo «ttVmo.
E n la Ascensión del Señor: confes . y
comulg. indulgencia pienaria .
Vigilia de Pentecostes: 10 años y 10
cuarentenas .
Domingo de Pentecostes liasta el sábado
inclusive: 50 años y <30 cuarentenas .
118 AL SAGRADO CORAZON
E u lo s domingos 1> V 2.° y 4.° de Adi*
viento: 10 años y 10 citar entenas.
E n el 5.°¡ 15 (titos y 15 cuarentenas.
E n las Témporas de setiembre y diciem­
b re ; 10 años y 10 cuarentenas*
E n la vigilia de Navidad y en la primera
y segunda misa del dia siguiente: 15 años y
15 cuarentenas»
Día de Navidad : confesando y comul­
gando indulgencia plenaria.
E n los dias de san Esteban , san Juan
Evangelista, y de los Inocentes ( rogando á
Dios por la intención del P ap a): 50 años y
50 cuarentenas.
Justas indulg. las concedió san Grego­
rio y otros sumos Pontífices , y las declaró
Pío V I con decreto de la Congreg, de las
mdulg. á 0 de julio de 1777.* y heon X I I
con un motu propio por el conducto de la
Congreg. de las indulg. de 28 de febrero de
1 3 2 7 , ha concedido ademas á todos los fie -
les, por cada vez que en Cuaresma hagan
eslü visita con arrepentimiento y devocion,
y con ciertos requisitos que prescribió , 40
años y 40 cuarentenas ? aplicables etc, • y á
los que a ¡o menos hayan hecho esto tres
veces en tres dias distintos, induhj. píen.,
aplicable etc. , en el dia que quieran , c o u f
y eomulg. , si arrepentidos visitan cualquier
iglesia ó piiblico oratorio, y rogando á Dios '
por la santa Iglesia ?* queriendo queparli-
cipen de esta gracia las monjas y demas
personas que están en los conventos v co*
DE JESUS* 119
munidades > con tal que cumplan, esto al
modo dicho , visitando la propia iglesia-
como también tos enfermos y encarcelados
q u e , no pudiendo hacer esto 5 hayan lo que
les imponga el propio confesor ♦ (iiasla aquí
las indulgencias de las estaciones).
Ademas concede Pió V i l en los citados
Breves á los agregados á dicha Pia unión
indulg. píen . en las fiestas de la Concepción^
JXFatividad ? Anunciación, Purificación y
Asunción de la Santísima P írg en y de san
José ? los santos Apóstoles san Pedro y san
Pablo ? san Juan Evangelista f y de todos
los Santos ? y en la Conmemoracion de los
■difuntos ? si conf, y comulg. visiten la igle­
sia de su Congregación ¿ y á los que las vi­
siten en las otras fiestas de María Santí­
sima y demas santos Apóstoles > 7 ailos y
7 cuarentenas , y todas estas, indulgencias
son aplicables etc . en virtud de un Breve
de Pió V i l de 2 de ahrit de 180a. Y con
rescrito perpetuo del mismo Papa de <4 de
. marzo de 180G ? concede á dichos congre­
gantes que hicieren la novena del Corazon
de Jesús en los nueve dias antes de su fies­
ta , y visitaren arrepentidos la iglesia ú
oratorio público en donde se celebra dicha
fiesta , rogando á Dios por la intención del
P apa , en cada día 7 anos y .7 cuarentenas.
Ademas indulg. píen. y aplicable ele . , en
cada uno de los seis 'domingos ó viernes
precedentes á la fiesta ^ confes. y comulg. ?
y visitando la iglesia ú oratorio público en
120 A L SAGRADO CORAZON
donde se celebra dicha fiesta , y rogando á
Dios ñor la intención del Papa.
Y en uno de los citados Breves concede
que no pudíendo por enfermedad ú otro le­
gitimo impedimento visitar la iglesia ú ora­
torio en dicha novena y domingos ó viernes
que precedeti á la fiesta , puedan ganar las
mismas indulg, si practican la obra de pie­
dad que el propio confesor les imponga.
Fuera de e*to el mismo Vio V I I 5 con nuevo
rescrito de la Secretaria de Memor* de 15
fíe mayo de 181G ? concede que tollas estas
indulg. concedidas á los congregantes del
Corazon de Jesits , pueden ganarlas todos
los fieles en cualquier parte del mundo (s i
allí no se pudieren erigir tales Congrega­
ciones 3 ó sea difícil el agregarse por cual­
quier motivo) con tal que hagan lo que arri­
ba se prescribe.
León X I I ? con rescrito de la Congreg. .
de las indulg . de 21 de mayo de 1828, con- :
cede para siempre d dichos congregantes
que en tres dias antes de la fiesta del Cora­
zon de Jesús hicieren alguna devocion en
preparación á dicha fiesta , 7 años y 7 cua­
rentenas , aplicables etc. 9 en cada uno de
dichos tres d ía s , si arrepentidos visitaren
la iglesia ú oratorio público en donde se ce­
lebra dicha fiesta , y rogaren á Dios por la
intención delpPapa,
Y para que ¡rnya un culto perpetuo al
sagrado Corazon de Jesús ? esto es y que to­
dos los dias haya quien le adore y glorifique ,
BE JESUS. 121
y se le haga particulares obsequios , dichos
congregantes podrán también alistarse en
este culto perpetuo ? eligiendo uno ó mas
dias fijos j y dedicarlos enteramente al sa-
grado Corazón de este modo:
I . Confes. y comulg. en dichos días.
I I . Visitando cualquier iglesia ó públi­
co oratorio ? y alli por algún .rato rogando d
Dios por la intención del P upa . por los mi-
nistros del Santuario, por la conversión de
los pecadores 7por los agregados d este piado­
so ejercicio ? y por las almas del Purgatoria.
III. Teniendo cerca de una hora de
oración vocal ó mental , ya sea continua 9 y
ya interrumpida con justo motivo , y repi­
tiendo entre dia algunas jaculatorias al sa­
grado Corazon de Jesús.
I V . Renovando ¡as promesas que hici­
mos en el santo bautismo , y otras particu­
lares que cada uno hubiere hecho.
E n todos los dias que practicaren esto
los que se alisten , ganan indulg. pienaria,
aplicable etc*, según la concesion perpetua
de Lteon X l l con decreto de la Congreg. de
las indulgencias de 18 de febrero de 1826.

OFERTA
AL SAGRADO CORAZON DE JESUS.

Yo IV. IV. j deseando seros agradecido, y


reparar mí infidelidad i os entrego mi cora­
zon ? y enteramente me consagro á V os ¡ oh
amable Jesus m ío ! y coi* vuestra gracia pro-
122 A L SAGRADO CORAZON
pongo no volver jamas á ofenderos. Amen*

Pió V I I , con rescrito de 9 de julio de


1807 y de 26 de setiembre de 1817 , por el
conducto de la Secretaría de Mentor. , con­
cede para siempre 100 dia? de indulg. *una
vez al d ia , é indulg. r^t n ' V remisión de to­
dos sus pecados , una-vez al m es , al que
habiendo rezado dicha oferta delante de al­
guna imagen del Corazon de Jesús , por un
mes entero , confes. y comulgare en el dia

3ue quiera 9y rogare á Dios por la intención


el Papa. E stas indulg. son aplicables ele.

SUPLICAS

AL SAGJRADO CORAZON DE JESUS.

Verbum caro factum e st9 et habitavit


ín nobis .
I# ¡O lí V erbo E te rn o , hecho hombre
por nuestro amor! humildemente postrados á
vuestros pies os adoramos con el mas profun­
do respeto; y para reparar nuestra ingratitud
á tan gran beneficio 9 nos unimos en espíritu
¿ todos los que os am an? y ofrecemos sus
mas bu mil des y tiernos respetos; y penetra­
dos del exceso de humildad, bondad y dulzu­
ra que reconocemos en vuestro divino cora­
zon ^ os suplicamos una particular: asistencia
de vuestra divina gracia para imitar estas vir*
tudcs, que Vos tanto amais. -a . v
Padrp nuestro ? Ave María y doria*
DE JESUS, 125
€Jrucifixus etiam pro nobis , sub Pontio
Pilato p a ssu s , et sepultus est *
I I . ¡Olí Jesús mío, Redentor adorable
de nuestras almas! humildemente postrados
á vuestros pies os adoramos con el mas pro­
fundo respeto; y para daros una prueba ver­
dadera del dolor que tenemos de nuestra in­
sensibilidad á todos los ultrajes y tormentos
que vuestro amoroso corazon os hizo sufrir
por nuestra salud eu vuestra dolorosa Pasión
y M uertej nos unirnos en espíritu á todos
los que os aman; para daros las mas rendidas
gracias, Admiramos la invicta paciencia y ge­
nerosidad de vuestro divino corazon > y os
suplicamos lleneis el nuestro del espíritu de
una cristiana mortificación con que nos abra­
cemos animosamente con los trabajos, y pon­
gamos todo nuestro consuelo y toda nuestra
gloria en llevar vuestra cruz.
Padre nuestro ? Ave y Gloria,
Panern de coslo preestilisti cis, omne delecta*
mentum in se habenlem *
I I I . ¡O h Jesús mío, que tan abrasado
de amor estáis para con nosotros! humilde­
mente postrados á vuestros santísimos pies
os adoramos con el mas profundo respeto$ y
para desagraviaros de los ultrajes que vuestro
divino corazon recibe todos los dias en el
Santísimo Sacramento del a lta r, nos unimos
en espíritu á todos los que os aman, y os ren­
dimos los mas tiernos afectos. Nosotros
12
124 AL SAGRADO CORAZON
miramos el incomprensible fuego de amor dé
vuestro divino corazon para con vuestro E te r­
no Padre ? y os suplicamos abraséis los nues­
tros con una ardiente caridad para con V os
y para con nuestros prójimos.
Padre nuestro ? A ve y Gloria.
IV . Finalmente os suplicarnos ? amabilí­
simo Jesús mió , por la dulzura de vuestro
divino corazon, convirtáis á los pecadores,
consoléis á los afli jidos, socorráis con parti­
culares favores á los que aliora estén agoni­
zando, y aliviéis á las benditas almas del
Purgatorio. Unid nuestros corazones con el
vínculo de verdadera paz y caridad; librad­
nos de una muerte repentina ? y dadnos una
muerte santa y tranquila. Amen.
'f. Cor Jesu flagrans amore nostrí,
i). Inflamma cor nosLruní amore tui,

Oremus.
C oncede, quaesuimis, Omnipotétis Detig,
nt qui in Sanetissimo dileeti Filii tui Corde
gloriantes praecipua in nos cliaritatis ejus be­
neficia recolímus; eorum pariter et aetu de-
lectemur et fm etu. P e r eundein Christum etc.

OTRAS SUPLICAS
A L S A G R A D O C O R A Z O N D E JJESUS.

¡O h divino Corazon de mi Jesús! yo os


adoro con todas las potencias de mi alma 7 y
os las consagro para siempre >juntamente con
mis pensamientos ? palabras ? obras y todo
DE J ü i t 3. I 2íí
cuanto soy 9 deseoso de rendiros los actos de
adoracion, de amor y de gloria que Vos ren­
dísteis á vuestro Padre Eterno. Sed Vos el
reparador de mis defectos, el protector de mi
vida ? y mi refugio y asilo en la Iiora de la
muerte. Concededme por los gemidos y amar­
gura en que estuvo sumergido por mí vuestro
Corazon en todo el curso de vuestra vida,
una verdadera y perfecto contrición de mis
pecados, la perseverancia final en vuestra gra­
cia , el desprecia de todo lo visible, un ar­
diente deseo de la gloria, con una viva con­
fianza de unirme al número de vuestros esco­
gidos, presentándoos estas humildes súplicas,
no solo por mí , sino también por todas aque­
llas personas que están unidas conmigo para
obsequiaros-. IW:ihidlas y despachadlas por
vuestra inmensa piedad, en especial por el
primero de nosotros que baya de pasar de
esta vida á la otra. Confortadle, dulcísimo
C orazon, en las angustias de la m uerte; aco­
gedle en la llaga de vuestro costado, que á
todos está abierta, para que purificado en ella
de toda mancha, logre subir á la patria ce­
lestial , y tengamos los qne quedamos en este
destierro un intercesor mas en vuestro divino
acatamiento*
Estos obsequios y peticiones deseo reno­
varos en todo momento hasta el fin de mi
vida ? tanto por m í, como por todos los demas
congregados en vuestro nombre. Os enco­
miendo también ¡ob Corazon misericordiosí­
simo de mi Jesús 1 á la santa Iglesia aiiestr*
426 A L SAGRADO CORAZON
Madre , ii todas las almas justas , á todos los
pecadores, a todos los afligidos 9 á los que
están agonizando en esta Lora , y á cuantos
hombres existen sobre la tierra. Haced que
no se malogre el precio de aquella sangre
preciosa, que tan ílberalmente derramasteis
para el remedio del mundo, y dignaos igual­
mente aplicarla por las benditas ánimas del
Purgatorio ? y en particular por las de vues­
tros mayores devotos* Amen.
¡ Oh Corazon amabilísimo de María , el
mas amante y misericordioso para con nos­
otros miserables pecadores! alcanzadme cuan­
to pido al sacratísimo Corazon de vuestro
H ijo Je sú s> pues una sola insinuación vues­
tra ? un suspiro de vuestro ferventísimo C o ­
razon basta para que lo consiga, y quede en­
teramente consolado. No me neguéis, Seño­
ra , esta gracia por cuanto debeís al mismo
divino Corazon de vuestro H ijo , y por el
amor filial que el os tiene y tendrá eterna­
mente. Amen.

Pío F / / , con rescrito de 12 cíe febrero


de 1808, confirmó para siempre los 500 <i«u
fie indulg. ya antes concedidos al que u n a
vez al dia rezare con devocion dichas stípli-
eas , como declaró el mismo Pió W ll vivac
voeis orac. en 18 de diciembre de 18 0 3 . y
despues con t'escrilo por cotiduclo de la Se­
cretaría de Mentor, de 26 de setiembre de
1817 *y al que las rece todos los dias indili­
gencia píen, una ves al mes ? en el dia que
BE JE S U S . 127
arrepentido quiera confesar , comulgar y
rogar á Dios por las necesidades de la Igle­
sia y etc*y y son aplicables etc *
CORONITA
DEL SAGKADO CORAZON B E JESUS.

f* Dcus in adjutorium etc.


I . Guando me pongo á considerar ¡ob
amorosísimo jesú s m ío! vuestro sacratísimo
Corazon, al ycrle todo piedad y dalzura para
con los pecadores, siento que el mió rebosa
de alegría y se llena de confianza de que será
Lien recibido de Vos, ¡A y de m í, y cuantos
son mis pecados! Mas y a, arrepentido como
Pedro y M agdalena, los lloro y detesto poj
haber con dios ofendido á V o s , que sois el
sumo bien. S í , sí ? concededme el perdón de
todos ellos. A b! muera yo por vuestro ama*
ble Corazon , muera antes que vuelva á ofen­
deros , y solo viva para amaros mas y mas*
Un Padre nuestro y cinco Glorias 9 y
Corazon de mi amable Salvador
Haz <jue arda y siempre crezca en m í tu amor.
I I . Yo bendigo ¡ob Jesús mió! á vues­
tro humildísimo Corazon, y os rindo gra­
cias porque 7 al dármele por modelo, no solo
me habéis obligado á im itarle, sino que á
costa de tantas humillaciones me liabeis abier­
to y allanado el camino. ¡ Oh que loco é in­
grato he sido para con Vos! ¡Oh y cuanto
me he extraviado de V os! Perdonadme? Dios
i £8 A L S A G ItA llO CORAZON
m ío: a o mas soberbia y amliicion ? y ya quie­
ro seguiros por el camino de las hn mil lacio-
nes y conseguir la paz y salud de mi alma»
Ayudadme Vos* y bendeciré para siempre
vuestro adorable Corazoir,
Un Padre nuestro 9 etc. como arriba ,
I I I . Admiróme ¡ob Jesús mío! de la
gran paciencia de vuestro Corazon > y os doy
las gracias por tantos y lan maravillosos ejem­
plos del grandísimo sufrimiento que con nos­
otros habéis tenido. Yo no puedo ver que me
echen en cara mi extraña delicadeza, ni pue­
do sufrir una ligera incomodidad por mínima
que sea. ¡A h Jesús mió! infundid en mi co-
razón un ardiente y constante amor á las tri­
bulaciones f á las cruces ? á la mortiñeaeion y
á la penitencia ? para q u e , siguiéndoos al
Calvario ? llegue con Vos al ciclo ? y en él
eternamente descause.
Un P adre nuestro > etc -
IV . A vista de vuéstro mansísimo Cora­
zon ¡ oh Jesús m ió! me horrorizo al ver el
mió tan diverso del vuestro* Yo á la sombra
de Jos desprecios, á un gesto, y á una pala*
brilla que me repliquen, luego me inquieto
y me quejo agriamente. Perdonad, Señor,
mis locuras, y dadme gracia para imitar de
boy en adelante en cualquier adversidad vues­
tra inalterable mansedumbre , para que asi
goce de una perpetua y santa paz.
Un Padre nuestro , etc.
V . Resuenen ¡oh Jesús iniol cánticos
de alabanza á vuestro generosísimo Corazon,
DÉ JE SU S, 129
Téncedor de la muerte y del infierno ? que
cierto dignísimo es de todo esto. Yo estoy
cada vez inas confuso al ver al mío tan pusi­
lánime ? que al menor dicho ó injuria teme}
mas no ha de ser así en adelante. Comuni­
cadme Vos una fortaleza vigorosa, para que,
combatiendo y venciendo en la tierra ? triunfe
alegre con Vos en el cielo.
Un Padre nuestro , etc.

Volvámonos con qran confianza á la SantU


sima Virgen M aría, diciéndole :
P o r las grandes prendas de vuestro dul­
císimo Corazon ¡oh gran Madre de Dios y
Madre nuestra! alcanzadme una verdadera y
estable devocion al sagrado Corazon d¿ Jesús
vuestro H ijo , para que, encerrado en él coa
todos mis pensamientos y afectos, cumpla
todos mis deberes, y sirva siempre alegre á
J e sú s 9 particularmente en este día.
f , Cor Jesu flagrans amorc nostri.
3jJ. Inflamma cor nostrum amere tni,
O remus .
Illo nos igne, quaesumus? Dom íne, Spi-
Titus Sane tus inflammct ¿ quem Dominus
noster Jesús Christus e penetralibus Cordis
suí misit in terram ? ct voluit vehementer
accendi, Qui tecum vivit ct reguat in imítate
«jusdem Spiritus Sancti ? Dcus , per omni a
saccula sacculorum. Amen,
Pió V I J , con decreto de la Congrey* de
las indulg. de 20 ríe marzo de 1315 ? y con
1 5 0 AL SAGRADO CORAZON DE JESUS.
rescrito de la Secretaria de Mentor . de 2 6
de setiembre de 1 8 1 7 , concede para siempre
á todos los que arrepentidos y con devocion
7'ecen dicha corona (aprobada por la Con-
greg. de Hitos) ¿ por cada vez 5 0 0 dias de
indulg . , é indulg. píen . , aplicables etc.9 una
vez al mes al que al menos la rece tena vez
al dia en el discurso del m es , en el dia que
guste 9 confes. y comulg. ? y rogando á Dios
por la intención del P apa ♦

Pió V i l , con decreto del Card. Pro-


Vicario de 1*> de marzo de 1 8 0 9 , y con otro
rescrito de la Congreg. de las indulg . de 15
de enero de 1 8 1 8 , concede para siempre ,
al que al menos arrepentido hiciere la no­
vena al sagrado Corazon de J e s ú s , del P .
Porgo ? en tos nueve dias que preceden d la
fiesta del Corazon de Jesús 9 5 0 0 de in­
dulg. por cada uno de la novena , é indulg.
píen . que se puede ganar ó en el dia de la
fiesta 'y ó en uno de su octava , habiendo he­
cho entera dicha novena y con f y comulg.y
y regando á Dios por la intención del Papa$
y todas son aplicables etc . E sta novena se
puede hacer también otra vez entre año9
y se ganan las mismas indulgencias* Y á
los que no tengan el libro de Ejercicio de
perfección del P . Rodríguez señalado en
dicha novena para tener lección espiritual ?
el mismo Papa conmuta su lectura en otro
cualquier libro ascético y devoto que trate
de las virtudes y del modo de adquirirlas.
131

i MARÍA SANTÍSIMA*

SiAS AVE B Z A H ÍA S

al toque de la cam pana de p o r la m an aUo,!V« t


m ediodía | y á la noche.

Angelus Dominimmüayit Manee, et con-*.


cepit de Spiritu Sánelo.
Un Ave María y un Gloria.
Ecce Aucílla Domini, fíat inibi secundüm
yerbam tuum. .
Un A ve María y Gloria.
Et Vcrbum caro factum est, et liabitayit
innobis.
Un A ve María y Gloria*

O en castellano,

£1 Anjjel del Señor anunció á María


Santísima el misterio de la Encarnación, y
la Virgen concibió por obra y gracia del Es­
píritu Santo*
Dios te salve M aría , etc.
He aquí á la Esclava del Señor ? bájase
en mí ¿egpun tu palabra.
152 A MARIA
£1 Verbo Eterno se hizo hombre f y vi­
vió entre nosotros.
, Y se puede concluir con el
f . Ora pro uobis, 8ancla Dei Gen itris,
ij). Ut di&ui eíliciamnr pronussionibus
Cbrlsti.
Oremús.
. Gratiam tu am , quaestinins Dom ine, men-
tibus íkísÍi Ís infunde.* utqui Angelo nnntian*
te Cbristi Filii tai Iucarnationcm cognovi*
mus ? per Passionem ejus , et Crucem ad rc-
surrectionís gloriam perdacamui** P e r eum-
dem Chrístum Dominum nosiruur.
§1. Amen.
Y en todo el tiempo pascual , es decir?
desde el sábado Sanio hasta las vísperas
del domingo de Trinidad, se dice siempre
en pie en vez del Angelus etc, lo siguientet
Regina Cceli laetare , alleluia.
Qoia quern meruisti p o rtare, allcluia-
R esurrexit sícut dixit? altelma. ■
O ra pro nobU D eum , alleluia.
Gaude et laetare>Virgo M aria, alleluia.
fJ. Quia surrexit Dominus veré > alleluia*

Oremtis .
D e u s, qui per Resurrectionem F ila tui
Domini nostri Jesn Christí mundum laetifi-
eare diguatus e s : praesta quaesunms, ut per
ejus Genitriccm Virginem Mariam ^ perpetua:
capiatnus gaudla vitae* P e r eumdem Christum
Dominum nostrum. ij)., Amen*
SA N TISIM A . 153
Benedicto X I I I en su Breve Injuucta
cíe 14 de setiembre de 1724 9 concede (ade~
mas de las indulgencias concedidas por
Juan X X I I ) al que rece dichas oraciones
todos los dias indulg , píen, y remisión de
todos sus pecados una vez al mes P en el dia
que arrepentido y confesado y comulgado ro+
yare á Dios por la sania Iglesia , etc. ,* y
100 dias por cada vez que arrepentido las
rezare : tas cuales indulg. no quedan su s­
pensas en el Jubileo del año Sanio ? como
dccla?*Q el mismo Benedicto X Í U á 10 de
enero de 1725 ? y otros tres succesores 5U-
yos. Y Benedicto X I V con notificación del
Vard^nal Vicario publicada en ¿ 0 de abril
de 1742 5 confirmando dichas indulgencias ¿
declaró que se debían rezar dichas oracio­
nes de pie en todos los domingos del año,
comenzando desde el sábado en la noche
( hasta ponerse el sol del domingo inclu­
sive) , y que desde el sábado Santo en la no~
che hasta la fiesta dé la Santísima Trinidad
se diga en pie el Regina eoeli ? etc. en t>e¿
del A ngelus, y que el que no supiere el R e­
gina cceli, gana las misíiats indutg. rezando
el A ngelus, etc.
ñ o t á 1 . a Las personas religiosas y otras
que vivitn en Comunidad que no puedan re­
zar dichas oraciones al toque de la campa­
na ? por estar entonces en algún acto de sus
respectivas Reglas ó Constituciones ? podrán
ganar dichas indulg. si las rezaren en aca­
bando ? como declaró Benedicto X I I I con
134 A M A R IA
rescrito de la Congreg. de las indulg. de íí
fíe diciembre de 1727.
2 .a Que hallándose los fieles en parte
donde no se dé la señal de la campana ? po­
drán ganar estas indulg . rezando las di­
chas oraciones á la hora acostumbrada , se­
gún el rescrito tle Pió V J de 18 de marzo
de 1781.
5 .a Se ha añadido á cada Ave M aría
un Gloria ? no porque se mande , sino para
ganar á un mismo tiempo las indulg . de la
pág*. 2 y y se pueden rezar los siete Glorias
y un Ave María para ganar las de la mis­
ma página.
Si se reza en la iglesia antes del Rosa­
rio} se puede decir también el Veiu Crea-
tor> etc. ? pág'. 19.

SANTO R O S A R IO .
Se da principio persignándose y haciendo
el acto de coritricion, y despues

f. Domíne labia mea aperies.


i¿L E t os mcum annuntiabit laudem tuam*
jf+ Deus in adjulorium meum intende.
y}. Domine ad adjiivandum me festina.
Gloria P a tri, etc.
jj. Sicut cratj ote. Alleluia.
Desde la dominica de Septuagésima has­
ta el sábado Santo se dice, en vez de AUeLuia,
Laus tibi Domine ftex «tenue gloriac.
S A N T IS IM A *

M ISTERIOS D E L SA N TO R O SA R IO .

MISTERIOS GOZOSOS

para el lunes y jueves .

X. E n el primer misterio se lia de consi­


derar como el Angel san Gabriel anunció á
M aría Santísima que habla de concebir y dar
á luz al H ijo de Dios.
Un Padre nuestro ? diez Aves Martas
y u n Gloria , y después
M aría, Madre de gracia 3
Madre de misericordia ?
Líbranos del enemigo
Ahora y en la última hora. Amen.
II. E n el segundo misterio se lia de con­
siderar como María Santísim a, sabiendo que
santa Isabel estaba en cinta, fue luego á vi­
sitarla 9 y estuyo en su compañía tres meses.
III* E n el tercer misterio se ha de con­
siderar como, lia bien do llegado el tiempo del
sagrado parto? nació el H ijo de D iosa lam e­
dla noche en el portal de Belen.
I V . E n el cuarto misterio se ba de con­
siderar como María Santísima en el dia de.
su-Purificación presentó en el templo á su
Santísimo Ilijo , y como le tomó en sus bra­
zos el santo Simeón.
V . E n el quinto misterio se ba de con­
456 A M A R IA
sí «lepar com o, habiendo perdido María Santí­
sima á su H ijo Aniautísimo, y habiéndole bus­
cado cou gran dolor ? al fía le halló al tercer
día en el templo disputando con los Docto­
res ? siendo el Señor de doce años.

MISTERIOS DOLOROSOS

para el martes y viernes .

I . E n el primer misterio se ha de consi­


derar como nuestro Señor Jesucristo, liuden-
do ora ció n en el H uerto de las olivas, sudó
sangre.
I I . E n el segundo misterio se ha de con­
siderar como nuestro Señor Jesucristo fue
azotado en casa de Pilato, recibiendo mas
de cinco mil azotes.
I I I . É n el tercer misterio se ha de con­
siderar como nuestro Señor Jesucristo fué
coronado de agudísimas espinas.
I V . E n el cuarto misterio se ha de con*
eiderar como nuestro Señor Jesucristo fue
condenado á muerte i y como para su mayor
ignominia y dolor le hicieron cargar sobre sus
espaldas el pesado leño de la cruz*
V* E n el quinto misterio se ha de consi­
derar como nuestro Señor Jesucristo , ha­
biendo llegado al Monte C alvario, fué des­
nudado y clavado en una cruz, en la cual mu­
rió , hallándose presente su Santísima Madre-
santísima- 157

MISTERIOS GLORIOSOS

para e! domingo > miércoles y sábado.

I* E n el piíiucr misterio se ha de consi­


d erar como nuestro Señor Jesucristo al te r­
cer dia después de su Pasión y M uerte resu­
citó glorioso y triunfante , para ya nunca
morir.
II. E n el segundo misterio se ha de con­
siderar como nuestro Señor Jesucristo á los
cuarenta dias despues de su Resurrección su­
bió á los ciclos con admirable triunfo ? á la
vista de la Santísima Virgen y de todos los
discípulos.
III* E n el tercer misterio se ha de con­
siderar como nuestro Señor Jesu cristo , sen­
tado a la diestra de Dios P ad re, envió al Es-
íritu Santo al cenáculo, en donde estaba
S lar ja Santísima con los Apóstoles.
IV . E n el cuarto misterio se ha de con­
siderar como María Santísima á los veinte
años después de la Resurrección de su H ijo
Santísimo pasó de esta vida? y fue llevada por
los Angeles al cíelo.
V . E n el quinto misterio se ha de consi­
derar como Alaría Santísima fué coronada
por Reina del ciclo.

A n tes de la hlania se dirá :

I. Yo os adoro con todo mi corazon ¡ oh


K
153 A HABIA
V irgen Sacratísima! y os amo mas que á to­
dos los Angeles y Santos del cíelo, como á
H ija del Eterno Padre > y os consagro mi al­
ma con todas mis potencias.
Dios te salve , María ¿etc*
I I . Yo os adoro con todo mi corazon ¡oh
V irgen Sacratísima ! y os amo mas que á to­
dos los, Angeles y Santos del cielo, como a
Madre del unigénito H ijo , y os consagro mi
cuerpo con todos mis sentidos.
Dios te salve y M ar ia ? etc.
I I I . Yo os adoro. con todo m\ corazon
¡olí Virgen Sacratísima! y os amo mas qu<?
á todos los Angeles y Santos del cielo, como
á Esposa del Espíritu Santo> os consagro mi
corazon con todos mis afectos, y os suplico
me alcancéis de la Santísima Trinidad todos
los medios para salvarme*
' '.p ía s te salve, María ? etc, y Gloria.
: ' L E Í A .N .I A '

DE LA. SANTISIMA VIRGEN.'

l^yrie j| jcleison. , ^ ;: ■
Clu iste ? e)eison. f . if w
K y rie, _,eleison. ; ( . :r . ■, /'
Chrí$le¿ andi nos*.*
Clirisle 5 exaudí nos . ¡
P ater de coelis, D eus? j b 2
Fili Redemptor mund( 7 JPeus ? *, f £. 5 *
Spiritus Sánete ? bews , í %* 2
S am ta Trinitas , u n u $ D w § 7 - ! »
S A N T IS IM A .
Santa María ?
Saucta Dei gcnitrix, ;
Sancta Virgo V irginuni,
M ater Ghristip
M ater divinae gratíae,
M ater purissima,
* M ater castíssíraa , ,
M aler inviolata ,
M atcr intemerata,
M ater immaculata,
M atcr amabilis,
Maler admirabilis,
M atcr Creatoris ?
* M ater SaLvafcoris,
Virgo prudentísima,f
Virgo veneranda ?
V irgo prsedícaada ?
V irgo potcris,
V irgo cíemeos.
Virgo fidelís?
* Speenlntn jastitiae,
Sedes sapienQse ?
Causa nostrse lretitiae,
Vas spirituale ,
V as houorabile,
V as insigne devotionis,
Bosa mystica,
* T urris davidica ,
T urris ebúrnea,
Doimis aurca,
Fajderis arca,
Janua eoeli?
Stelia matutina,
140 A M A R IA
Salns infírraorum, 1
* Refngium peccatorum,
Consolatrix afflictorum, ,
Anxilium cliristianorum ? O
Regina Angelorum , w
Regina Patriarcarum , ,, ("S
Regina, Prophetarum ,
Regina Apostolorum , f
* R e g in a M a rly iu m ,
Regina Coufessorum 9
Regina Virginum ,
Regina Sanctom m omnium, /
A gnus D el , qui tollis peccata mundiy
parce nobis ? Domine.
Agnus Dei > qui tollis peccata mundi,
exaudí nos , Domine.

Sub tmim presidium confugimus,


Sancta Dei G en itrix 5 riostras dcprecationes
ne despidas in necessitatibus , sed a periculis
cunctís libera uos sem per, V irgo gloriosa et
benedicta.
f . Dignare me laudare te ?Virgo Sacrata.
3), D am íhi \iirtutem contra liostes tuos.

Oremus, •
Snpplicationes servorum tnorum Deus
miscrator exaudi, ut qui ad recitandum Ro-
sarium Dei Geni triéis ct Virginis Mariae con-
gregam urj ejus intcrcessionibiis a te de in-
SANTISIMA* 141
stantibus periciilis eruamur. P e r Gbristum
Domínxun íiostrum. Amen.
f , Benedictas Dcus in Sanctis suis.
ij!, Amen.
A qui puede cada uno reza r , según su
dcvocioii} la Adoracion de las Llagas ¿ pá­
gina 8 1 , ó algunos Padre nuestros al A n ­
gel de la Guarda ? d san José ? al Santo de
su nombre ? por las ánimas del Purgatorio ?
por las necesidades de la Iglesia ¿por los que
están en pecado mortal^ y por los que eslán
agonizando, etc . , y acabar con un Credo al
sagrado Corazon de J e su s , y una Salve al
purísimo Corazon de M aría , y en fin con
Sea ante todas las cosas bendito y alaba­
do el Santísimo Sacramento del a lta r, y la
limpia y pura Concepción de María Santísi­
ma sin pecado original, desde el primer ins­
tante de su ser natural. Amen. Ave Alaría
Purísima.

Benedicto X I I I en su Breve de 15 de
abril de 1726 5 concedió á todos los fieles que
arrepentidos recen el sanio llosario entero s
ó sola una corona de cinco dieces 3100 dias
de indulg* por cada Padre nuestro y por
cada Ave María* y al que lo rece todos los
dias por un año entero (á lo menos cinco
dieces) , confesado y comulgado en el dia
que g u ste , indulg. píen . Para ganar estas
indulg. han de estar los rosarios benditos
por los P P . de santo Domingo , y al rezar
el llosario se han de ir meditando los m is -
442 A M A R IA
ierios i según el decreto de la Congreg, de
las indulg. de 12 de agosto de 1720, apro­
bado por Benedicto X III¿ que en su cons­
titución Pretiosns de 26 de mayo de 4727
declaró que á los que no sean capaces de
meditar tos misterios 9 les basta (para ganar
las indulg,) el rezar con devocion el Rosa­
rio • y adviértase que los cofrades del Ro­
sario tienen concedidas otras muchas in­
dulgencias.
León X I I 5 con revertió de 21 de octu­
bre de concedió para siempre 100 <fúts
de indulg. por cada vez que se recen dichas
tres oraciones con las tres A ves M arías
(las que se lian puesto antes de la letanía).
al que la rece todos los dias en el discurso
de u n m es , concede al fii% del mismo mes
indulg , píen. en el dia que guste 5 confes. y
eomulg. , y rogando á DiMf por la intención,
del sumo Pontífice , y son aplicables por las
ánimas del Purgatorio.
Pió ¥11 concede para siempre 7 en el
decreto Urbis ct Orbís de la Congreg* de las
indulg. de 5 0 de setiembre de 4 8 Í7 , 500
dias de indulg. por cada vez que se digan
las letanías de la Virgen con devocion y con
corazon contrito ¿ é indulg. píen, „ también
perpetua 7 en las siguientes fiestas de María
Santísima ? á saber ? Concepción, Nativi­
dad ^ Anunciación 7 Purificación , y A s un-'
cion al que las rece todos los días , si en es­
tas fiestas arrepent . , confes. y eomulg. ro­
gare á Dios por la intcuclon del sumo Pon-
santísima* 143
tifice$ y son aplicables á las olmas del P u r ­
gatorio. Antes ya había concedido Sixto V
en 11 de julio de flo87 por cada vez que se
rezasen ÜOO días de indulgencia*
Pió V I } con decreto ürhis et Orbia de
la Congreg. de las indulg. de 5 de abril de
1786 s ademas de aprobar la devocion del
sub tuum praesidium, y una Salve con los
versículos , concedió para siempre á todos
los fieles 100 dias de indulg* por cada dia
que la recen > y para cada domi?igo del año
7 años y 7 cuarentenas , con tal que tengan
intención de reparar las injurias que se
hacen á María Santísima y á los Sanios ? y
de defender y acrecentar su culto ¿ y se
advierte que la Salve se ha de decir por la
mañana ? y el sub tuum presidium por la
tarde * y al que lo rece todos los dias con­
cede para siempre dos indulg. píen. alm esy
en los dos domingos que elija >y en todas*y
cada'una de ¡as festividades de la Virgen^
y en la de todos los Santos s si en dichos
d ias, confes. y comulg. 5 ruega á Dios por
el sumo Pontífice . Finalm ente , concede in­
dulgenció, plenaria en la ¡tora de la muerte
al que hubiese rezado en vida dichas ora-
ciones , e o n f y comulg. 7 ó á lo menos ar­
repentido. Pió V J con-, rescrito de 21 de no­
viembre de 1793, á petición de la Orden de
san Francisco ? concedió para siempre 100
dias de indulg. por c.ada vez que arrepenti­
dos digan los fieles con devocion la jacula-
fortVBendito c<m que acaba el Rosario,
ite

NOVENAS
Á MARÍA SANTÍSIMA.

NOVENA PRIM ERA

BJT rREPARACIOIÍ A H¿ FESTIVIDAD


D E LA INMACULADA CONCEPCION,

que empieza el 29 de noviembre*

D IA I.

V e n i? Sánete Spiritus , reple tuorum


corda fidelium, ct tui amoris in eís ignem
accendc.
f , E m ítte Spiñtum tuum , et creabuntur.
ifl. E t renoyabis faciem terrae.

Oremus.
D e u s q u i corda fidelium Saneti Spiritns
íUustratione doem stí: da nobts in eodera Spi-
rita recta sapere > et de ejus semper conaola-
tione garnlere. P e r Christum etc.

ORACION PREPARATORIA
PA R A TODOS LOS DIA S;

¡Oh Virgin Purísima, sin pecado conce*


NOVENA DE L A CONCEPCION. 145
biela, toda pura y hermosa desde el primer
instante de vuestro ser! ¡Oh gloriosa M aría,
llena de gracia, Madre de mi D ios, Reina
soberana de los Angeles y de los hombres!
yo os adoro y reverencio humildemente, co ■
nao á verdadera Madre de mi Salvador, el
cual, siendo D ios, se dignó enseñarme, con el
aprecio y estimación que de Vos hizo, y con
la sumisión y respeto que os tuvo 9 el honor y
obsequio que debo yo rendiros. Recibid el
que os c o n s a g T o en esta novena; Vos sois el
seguro refugio de los pecadores arrepentidos,
y asi justísimamente debo recurrir, como lo
hago, a vuestro patrocinio; Vos sois Madre
de misericordia ? y por lo mismo no podéis
dejar de enterneceros al ver las miserias que
me rodean; Vos sois, en fin, despues de
Jesús, toda mi esperanza, y por tanto no po­
déis mostraros indiferente á la tierna confian­
za que tengo puesta en Vos. Hacedme pues
digno del nombre de hijo vuestro, para que
pueda confiado llamaros Madre m ía, ahora y
eternamente. Amen.
Se dirán nueve A ve Marías y un Glo­
ria , y despues la siguiente

ORACION

PA R A E t PRIM ER U IA DE L A NOVENA,

¡Oh V irgen Inmaculada! vedme aqui


postrado á vuestros sautísiinos p ies: yo roe
congratulo grandemente con V os de que
146 WOVENA
fueseis elegida desde la eternidad por Aladre
del Verbo eterno; y preservada de la colpa-
original. Bendita sea la Santísima Trinidad,
gracias le sean dadas por baberos enriquecido
de tan inestimables privilegios en vuestra pu­
rísima Concepción, y humildemente os su­
plico me alcancéis la gracia de vencer las fu­
nestas consecuencias que produjo en mí el
pecado, de que Vos fuisteis preservada, ha­
ciendo por vuestra bondad que yo las supere
todas ? y que no deje jamas de amar á mi
Dios. Amen,
Se rezará la letanía de nuestra Señora
pág* 158 ? ó las siguientes preces,
y . Tota pnlehra e s, Maria.
bL Tota pulchra es, Maria.
f . E t macula orígiuatis non est in te.
E t macula originalis noa est in te*
f . T u gloria Jerusaletn.
jj). T u laititia Israel.
j¡r„ T u honorificentia populi uostri.
jjL T u advócala pcecatoruin.
f . O Maria.
ij). O Maria.
jr. V irgo prudentissima.
ri. M ater clemenüssima.
jr. Ora pro no bis.
Intercede pro nobis ad Dominum Je-
snm Cliristum.
Despues de la letanía ó p reces y letrilla
de la pág> 152 se dirá lo <jue sigue
f . In Coneeptiónc: tn a , Virgo Immacu*
lata fuisti.
»E IiA CONCEPCION. 147
bí. Ora pro nobis P atrem , cujus Filium
peperisti.
Oremus,
Deus , qui per Imraaculatam V íren la
Conceptionem dignum Filio tuo habitaculum
prxparasti: quscsumus, nt qui, ex morte cjns-
dera Filíi sni pro*visa, cam ab omni labe prre-
servasti; nos queque mundos, ejus interces-
síone ad te pervenire concedas.
D eus, omimtm fidelium Pastor et Rector,
famuUim tuum IV. , quern Pastorem Ecclesiíe
tuse praeesse yoluisti, propilius rcspice: da
ei quaesumus , verbo ct ejemplo quibus
praecst proficcre? ut ad yítam una cum grege
sibi crédito , perveniat sempiternam.
D eus, refugium nostrum et virtus Padesto
piis Ecclesise tnae prccibus , auctor ipse pie-
tatis, et praesta5 ut quod fidelitcr petimus;
eíficacitcr consequamur, P er Cliristum etc.
Jfin los demas dias se practica lo mismo>
excepto la oración propia de cada dia .

DIA II (3o c¿e noviembre)*

¡Olí Virgen M aría, azucena inmaculada


de pureza! os doy el parabién por baberos el
Señor colmado de gracia desde el primer ins­
tante de vuestra Concepción , y por haberos
cou i crido desde aquel punto el perfecto uso
de la razón. Doy asimismo gracias , y alabo á
la Santísima Trinidad ? por hateros concedi­
do tan sublimes dones ? y me confundo delan­
te de Vos al verme tan falto de gracias. Vos?
148 NO V EN A
Reina soberana, que tan rica os brilláis de
bienes celestiales , dignaos comunicar á mt
alma alguna parte de ellos, haciéndome par­
ticipante de los tesoros de vuestra Concep­
ción purísima* Amen.
Se rezará la letanía ó preces ? como ar*
riba queda dicho.

DIA III (r.° de diciembre).

¡Oh Virgen M aría, rosa mística de pu­


reza! os doy mil parabienes por el glorioso
triunfo que en vuestra Concepción Inmacu­
lada alcanzasteis contra el infernal dragón ^ y
por haber sido concebida sin mancha de pe­
cado original. Gracias y alabanzas doy de lo
íntimo de mi corazon á la Beatísima T rini­
dad , que os concedió tan singular privilegio-
Os suplico me deis valor para salir victorioso
de todas las asechanzas del demonio, y con­
servar mi alma libre de pecado. Favorecedme
pu es, soberana Emperatriz de los cielos 5 y
haced que siempre quede triunfante del co­
mún enemigo de mi eterna salvación. Amen*
Se rezará la letanía ó preces , etc.

DIA IV (2 de diciembre),

¡O h V irgen M aría, espejo de pureza in­


maculada! me complazco al ver que, desde el
primer instante de vuestra purísima Concep­
ción , se os infundieron las mas sublimes y
perfectas virtudes, coa todos los dones del
DE L A CONCUrCíOItf. 149
E spíritu Santo, Bendita y alabada sea k San­
tísima Trinidad , que se dignó favoreceros
con tan especiales privilegios. Os suplico por
ellos , Madre tnia benignísima , me alcancéis
la gracia de practicar constantemente las vir­
tudes , y hacedme de este modo digno de re­
cibir los dones y gracias del Espíritu Santo.
Amen.
Se rezará la letanía , efe,

D IA Y (3 de diciem b re).

¡Ob Virgen M aría, luna brillante de ce­


lestial pureza! ine alegro con Vos de que el
misterio de vuestra Concepción Inmaculada
baya sido el principio de la salud del género
liumano, y la alegría universal de) mundo.
Bendita sea la Santísima Trinidad; yole doy
gracias por baberos asi engrandecido y glori-
jscado, y os suplico me alcancéis el favor de
saberme aprovechar de la Pasión y Muerte
de vuestro santísimo H ijo J e sú s , para que
no me sea inútil aquella preciosísima sangre
derramada en el ara de la cruz, sino que por
el contrario viva santamente ¿ y logre mi
eterna salvación. Amen.
Se rezará la letanía , etc.

DIA VI (4 de diciembre).

¡ Ob V irgen Purísim a, estrella refulgen­


te de pureza! os doy el parabién de que -vues­
tra Concepción Inmaculada baya causado
450 NOVENA
grandísimo gozo á todos los Angeles del
ciclo. Bendita seáis , oh Santísima Trinidad;
yo os doy gracias por este singular privilegio
con que enriquecisteis á María* Y Vos,
Reina amabilísima de los Angeles, haced
que yo también participe de este regocijo, y
consiga en compañía de aquellos soberanos
espíritus bendeciros y alabaros eternamente*
Amen.
Se rezará la letanía . etc.

DIA VII (5 de diciembre}.

¡Oh V irgen M aría, aurora hermosísima


de pureza ! lleno de gozo y admiración os doy
el parabién de que en el primer instante de
vuestra purísima Concepción fueseis confir­
mada en gracia, y privilegiada con el don sin­
gularísim o de ser impecable. Ensalzo y en­
grandezco á la Santísima Trinidad por tan
especial prerogativa. Alcanzadme por ella
joh Virgen Santísima! un sumo aborreci­
miento á toda culpa, y la gracia de antes per­
der mil vidas que volver á pecar. Amen.
Se rezará la letanía, éte ...

DIA VIII ( 6' de diciembre)

¡Oh Virgen M aría, sol sin mancilla , so}


purísimo de celestial hermosura! me gozo y
regocijo de que en vuestra purísima Concep­
ción os haya Dios conferido á Vos sola ma­
yor y mas copiosa gracia que la que tuvieron
DE 1 A CONCEPCION* 151
todos los Angeles y Santos juntos en el col­
mo de su santidad, dando infinitas gracias a
la Beatísima Trinidad de que os Laja dispen­
sado con tanta profusion tan especial privi­
legio. H aced, Madre dulcísima^ que yo cor­
responda fielmente á la divina gracia en todo
tiempo, á cuyo fin os pido me troquéis el
corazon para que comience desde ahora una
vida nueva con perseverancia hasta la muerte.
Amen.
Se rezará la letanía ? etc.

DÍA IX (7 de diciembre).

¡ Oh Virgen Alaría , luz clarísima de san­


tidad y ejemplar de toda pureza! que apenas
fuisteis concebida, cuando adorasteis á Dios
con profundísima reverencia 5, rindiendule hu­
mildes gracia^, de que libres por vuestro me­
dio los hijos de Adán de la maldición anti­
gua , les diese ya entonces copiosamente su
celestial bendición; haced \ oh Madre mía
amantísima! que las bendiciones del cíelo en­
ciendan en mi corazon ja Uaráa deí amor di­
vinó , y Vos inflamadla mas y mas , para que,
amando ai Señor constantemente en la tierra,
logre despues en.elcielo, viéndoos coronada
de tanta gloria ?¡ darle mas cumplidas gracias
por ios singulares dones y privilegios con que
os enriqueció , y gozar en vuestra compañía
de su divina presencia por los siglos de loe
siglos.. Amen. . i:.- ’ V ’:
Se rezará la letanía , etc. <
X0VE1VA

LETRILLA.
(3 )
CORO.
¡Oh Virgen sacrosanta* .
L a mas pura y hermosa»
Ta Concepción dichosa
Mi voz ensalzará*

¡Óh cándida azacana, D el alto firmamento!


Suavísim a, fragante, Mis ojos alzo á tí.
Y en el primer instante | Oh espejo sin mancilla
Unica pura flor! De celestial pureza!
¡Oh mística, purpúrea} Conozco mi viteza
B e lla , divina rosa Mirando tu beldad.
Q ub intacta^ que graciosa De los celeste® dones
INo la vio el mundo igual! Que tu pecho atesora
¡Oh bellísima aurora Da parte, d a, Señora,
Siempre al orbe delicia, A nn mísero in feliz.
D el sol de la justicia Cual luna clara, hermosa,
Vestida en suma luz ! Fanal de navegantes,
¡Oh sol entronizado Mis pasos vacilantes
En la mitad del d ia , Gu'ta seguros tú.
D ulcísim a alegría Alúmbrame, Señqra,
D e la ciudad de Dios! Con un rayo divino;
íOh luz esplendorosa, Tú misma en el camino
Solaz de los m ortales, Recto condnceme.
Remedio de los males Condúceme benigna
D el aflijido A dán! De tu piadosa mano
¡Olí estrella refulgente! Al gozo soberano,
; Oh precioso ornamento A la mansión feliz.

P ío V I l^ con rescrito de 4 de agosto y


2 4 de noviembre de 1800 ? y de 11 de enero
b e t .\ N a t i v i d a d . 153
líe 1809 ? concedió para siempre á lodos los
fieles (fue Jiagan esta ó alguna de las cuatro
siguientes novenas en público ó en privado,
en la iglesia o en su casa ? 500 dias de in-
diligencia por cada dia ¿ y ademas indulg .
píen . 9 aplicable por las almas del Purgato­
rio , á los (fue la 'hicieren toda, si confes.
y comulg. en el dia de las fiestas ? ó en cual­
quiera demlos de sus 'octavas, royaren é
Vios y á la Santísima Virgen por la inten­
ción del sumo Pontífice .
N o ta . Las letrillas que se lian añadido en
esta traducción ?n© son esenciales para ganar las
indulgencias.

* NOVENA SEGUNDA

EW PREPARACION A EA TIESTA

DE LA NATIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA,

á la que se da principio el dia 50 de agosto.

V cni Sánete SpititúSp ctc. cotno en la


pag. 1^44, ■
¡Oh Santísima V irgen María! elegida y
destinada desde la eternidad por la Santísima
Trinidad para Jíadre del Unigénito'del P a­
dre ? anunciada de los Profetas, esperada fie
los Patriarcas , y deseada de todas las gentes:
sagrario y templo y ív o del Espíritu Santo?
484 N O V EN A
sol sin mancha, por haber sido concebida sin
pecado original, Señora del cielo y de lá
tierra, y Reina de los Angeles: liumildemcn-
te postrados á vuestros píes os veneramos , y
llenos de regocijo con el anual y solemne re­
cuerdo de vuestro dichosísimo naei miento,
os'suplicamos, con las mayores veras que por
vuestra gran benignidad os dignéis venir á
naccr espiritualmentc en nuestras almas 9para
que de este modo, quedando aprisionadas por
vuestra amabilidad y dulzura , vivan siempre
nimias á vuestra dulcísimo y amabilísimo co^
razón*. Amen* '
I* Ahora os dirigiremos nuestro espíritu
con^nueve distintas salutaciones, en meuio^
ria de los nueve meses que estuvisteis en el
seno materno ,, diciéndoos , que teniendo vues­
tro origen deí linaje real de David, salisteis
al mundo con grande honra de las entrañas
de vuestra dichosísima madre Sania Ana..
A gni se reza un Ave María ? y lo, mis
tno en tas ocho siguientes,.
I I . Os saludamos ¡ob Infantita celestial,
paloma candidísima! por la pureza q u e , á
despecho y rabia del infernal dragón, con­
servas teis siendo concebida sin mancha del pe­
cado original*
I I I , Os saludamos, ¡ oh aurora resplande­
ciente! que como precursora del divino Sol
de Justicia aiegrásteís al mundo con los pri­
meros rayos de su luz.
IV* Os saludamos ¡oh escojida entre to­
das las criaturas! que cual estrella purísima
DE J,A N A TIV ID A D . 4SS
salisteis al mundo en la noche oscura del peca­
do para servir de puerto que guia á los mor­
tales á la celestial morada.
V . Os saludamos ¡ oh bellísima luna! que
con vuestro resplandor iluminasteis ál mundo,
cuando mas envuelto estaba 'en las espesas
tinieblas del gentilismo.
V I. Os saludamos ¡oh fuerte torre de
D avid! que cual terrible amazona, sola, y co­
mo un escuadrón bien ordenado , vencisteis á
todo el infierno junto.
V I I . ■ Os saludamos ¡ oh hermosísima alma
de María! que desde la eternidad fuisteis po­
seída de Dios.
V IH . Os saludamos ¡ oh Niña graciosa!
y veneramos vuestro santísimo cuerpccito,
los pañales sagrados cou que fuisteis envucl*
ta j y la sagrada cuna en que fuisteis reclinada,
y bendecimos el momento en que nacisteis.
IX . Os saludamos finalmente ¡oh Nina
amable! como á fuente inagotable de todas
las virtudes en grado m »3 eminente, sin com­
paración y mas que la de todos los Santos,
porque siendo digna Madre del Salvador, fe­
cunda por obra del Espíritu Santo 7 disteis &
luz al Verbo encarnado. ^
■4
SÚ PL I C A S. : *'

¡Olí graciosísima Niña! que con vuestro


dichoso nacimiento habéis consolado al mun­
do . alegrado al cielo, atemorizado al infierno,
y dado la mano á los caídos, consuelo á los
h %
136 JÍOVEKA
tristes , salud a los enfermos, y ¿todos ale­
gría : os suplicamos con el mayor afecto que
Tengáis hoy a nacer cspiritualmcnte cu nues­
tras almas cou vuestro santo amor, y reno­
véis nuestro espirita para que os sirvamos y
amemos eternamente ; haced también que re­
florezcan en nosotros todas las virtudes, para
que seamos cada dia mas y mas gratos á vues­
tros benignísimos ojos. ¡ Oh M aría! sed para
nosotros M aría, haciendo que sintamos los
saludables efectos de vuestro dulcísimo nom­
bre ; sea la invocácion de este suavísimo nom­
bre confortativo en nuestros desmayos, nues­
tra esperanza en los peligros, nuestro escudo
en las tentaciones, y seguridad en la muerte:
S it nomen Marios mel in ore , melos in aure
el jubihts in corde. Amen.
Después se dice la letanía , la letrilla
siguiente y
f.* Nativitas tua > Dei Genitrix Virgo,
id. Gaiidiuin annuntiavit universo mundo.

Oremus .
Famulís tu is, quaesuimis, Domine, coe-
lestis gratise mu ñus impertiré ; ut quibus
Beata? Virginis Par tus extitit sal litis exor-
dium , Nativitatis ejus votiva solemnitas pacis
tribuat incrcmeutum.

Deus omnium fidelium, cic.? y Deus


fugium ? etc. pág. 147.
DE L A N A T IV ID A D * i¿>7

LETRILLA.
W
CORO.
Tu gloria, tu gloria 9
Gozosa este d ia ,
¡Oh dulce M aría!
Publica mi voz.

¡Oh Yírgen! ¡oh Madre! De tierna doncella


'¡Oh cándida estrellal Vencido hum illa
Cuan pura , cuan bella Luzbel, que á la silla
Xa Aurora te v ió : Suprema anheló.
Tu. £ae de tinieblas La erguida cabeza
A l orbe oprimido Pisó valeroso
D el Sol prometido Tu pie victorioso
La luz anunció, Del fiero dragón:
Tu oriente dichoso Tú salvas al mondo,
¡ Oh hermosa María E Tu aplacas al cielo ,
P e paz y alegría Tu jmutas el suelo
A l hombre lle n ó : Al alma Sion,
Tu mano potents M il veces felice,
Después de mil penas Mil veces , Señora,
Sus duras cadenas M il veces la hora
T u mano rompió. Que el mundo te vió:
Tu vos poderosa „ Rendido mi pecho
Que al bárbaro aterra, Celebre tu gloria ;
La mísera tierra V ictoria, victoria 5
De gozo inundó; María triunfó*
138

NOVENA TER CERA

EN PREPARACION A LA FIESTA

DE LA ANUNCIACION,

á la que se da •principio el 16 de mar so*

Veni Sánete Spiritus, ete.? pág* Í&4.


I. Yo os venero ¡oh Santísima V irgen
M aría! y en gran manera me maravillo de
que os profeséis delante de Dios la criatura
mas humilde de todas ? al mismo tiempo y ea
el mismo dia en que el Altísimo coa tan so­
lemne embajada os eleva á la altísima dig­
nidad de Madre de Dios. Haced ¡ ob Santí­
sima Virgen! que yo miserable pecador, re­
conociendo mi vileza, en adelante me humille
y abata á todos.
Una Ave María ? y lo mismo en las si -
guíenles 'súplicas,
II . ¡Olí Santísima Virgen M aría! que
siendo saludada y anunciada por el Arcángel
san Gabriel 9 y ensalzada por el mismo Dios
sobre todos los coros de los A ngeles, os pro­
fesáis sierva del S eñ o r, Ecce ancilla Domim}
alcanzadme una verdadera humildad y una
pureza angélica, haciendo que emprenda una
vida siempre digna de la bendición de Dios.
I I I . Yo me gozo con Vos ¡oh Santísima
V írgen M aría! porque, con sola la palabra
hágase , que con tanta humildad proferisteis,
» E 1 A A N U N C IA C IO N . 159
Heyástcis tras Vos desde el seno del Padre
Eterno al vuestro al Verbo Divino. Llevad
siempre mi corazon á Dios , y hacedle digna
habitaetou suya, para que pueda bendecirle
siempre con toda la intensión de mi espíritu,
repitiendo con el mayor afecto y devocion la
palabra hágase. ¡ Oh poderosa -palabra llá­
gase / ¡ Oh bagase sobre todo hágase digno de
toda veneración! (*S. Thom* a Villmi.)
I V . ¡Olí Santísima Virgen M aría! que
tan dispuesta y pronta os encontró el Arcán­
gel san Gabriel en el dia de vuestra Anuncia­
ción , para cumplir la voluntad de Dios y los
deseos de la Santísima Trinidad , que quería
vuestro consentimiento para redimir al mun­
do : haced que en todas las cosas prosperas y
adversas diga siempre con resignación: Há­
gase , hágase en mi según tu palabra.
V . Yo bien veo ¡olí Santísima V irgen
M a ría ! que vuestra obediencia fué la que os
.unió tan estrechamente con Dios ? que no es
posible que lo pueda estar mas criatura algu­
na ? á no hacerse la criatura Dios (J?. Albert.
M agn.). V con esto me confundo al verme
tan desviado de Dios por mis pecados: ayu­
dadme á llorarlos ¡ oh Madre benignísima!
para que me uua para siempre a vuestro aman-
tísimo Hijo.
V I. S i Vos ¡oh Santísima Virgen M a­
ría! os turbáis por vuestro recato al ver al
Arcángel san Gabriel en vuestra estancia,
yo .me espanto de mi gran soberbia al presen­
tarme. á Vos. Por sola esla vuestra incompa-
100 NOVENA
ral)le humildad, con (jue merecisteis ser Ma­
dre de Dios ? abrió el Señor las puertas del
cielo , y sacó las almas de los infiernos ( S ,
A y , Scrm. de Sacr.)i os suplico me saquéis
del profundo del abismo de mis culpas, yba-
gais que consiga mi salvación.
V i l . Yo ¡olí'Virgen Purísima! me pro­
paso á saludaros, á pesar de lo impuro de mi
lengua, coa las palabras del An£eÍ: Dios te
salve y Uena de gracia; y con las mayores
-veras os suplico comuniquéis á mi alma algún
poco de gracia de la que rebosó en Vos cuan­
do vino sobre Vos el Espíritu Santo,
V I I I . Y o , Santísima V irg en , creo que
el gran D ios, que siempre lia estado con
V os desde vuestra Concepción, abora se ha
unido mas estrechamente con Vos en su E n ­
carnación en vuestro seno purísimo; y por
esto os suplico me alcancéis la gracia de que
siempre esté unido al mismo Señor, mi dul­
ce Salvador s por medio d éla gracia, santifi­
cante.
IX . Bendecid ¡olí Santísima Virgen Ufa­
ría! mi corazon, bendecid mi alma, asi como
Vos fuisteis bendita por Dios entre todas las
m ujeres, mientras que yo me consuelo con la
firme esperanza de que si Vos ¡ob amada
Madre mial roe bendecís en estayida, seré
bendito después de mi muerte por toda la
eternidad en la otra. Amen.
Despues se dice la letanía ? y luego el
'■f . Angelus Domini nuntlavit María;.
tJ- E t co&eepU de Spiritu Saucto.
DE L A A N U Iíe iA C lO N . 16 Í

Oremus,
Deus y qni de lícatae Marine Virginis ule­
ro Verbum tuum , Angelo nuntiante ? camena
suscipere voluisti: prsesta suppUcibus tuis,
ut qui yero eam gcnitñcem Dei credlmus,
cjus apud te intercessiomhus adjuvemur,
Deus omnium, etc. y Deus refu^íum^ etc.
cmio en la pág. 147.

LETRILLA.'
(5)

cono.
P or t í , dulce Virgen,
Bajó el Redentor,
P or ti el alma mia
Se inflame en s i l amor.

De Edén agostada Pues llena dé gracia


La. pompa y decoro Gabriel te saluda, ,
Con siglos de lloro ¿Qué humuno ya duda
Regara el morlal t Lograr lodo bien?
Empíreo se ab^e '¿'Podrá consternarle
A] ver lu em beleso Funesta desdicha
T dió con exceso Pues toda tu dieba
Alivio'ó su mal, Es suya también?
Yertiendo mas luces SÍ esclavo por Eva
, Que uq almo lucero , Snfrió el torvo ceño
Gentil mensajero De un bárbaro dueño
d escien de de allí: Que holló su cerviz;
¥ de un Paraninfo Por li a un Dios clemente
Natura admirada De humano vestido ;
Gozóse acatada Viviendo rendido,
¡ Oh V irgen! en tí. Es libre y folia. ■
162 N O V ENA
Tú fuiste la vara Asi de azucena
F ecu n da, florida , El cáliz nevado
Que el 1’r ulo de irida Ostenta el dorado
AI mundo ofreció; Estambre sutil:
V et cielo á la tierra Y á par que la vista
Unido en tu sen o , Encama* enagena,
A ser Dios e l cieno De ámbares llena
D el hombre subió. El fresco pensil.
Que al Hijo, que e l Padre Mas ¿que no m erece
Engendra ab aslerno Quien sierva se llama
Tu claustro materno En tanto la aclama
l e dió nuevo ser; Madre el Criador?
Y aiónilo el orbe Lección tan sublime
Miró en lazo estrecho' ¡ Oh! dame que aprenda
De tu casto pecho Y así al monte ascienda
Su dueño pender. Dó habita e l Señor.

MOYENA CUARTA

EN PREPARACION A LA FIESTA

DE LA PURIFICACION DE N tka. SEÑORA,

tjue empieza el dia fi4 de enero -

Veni Sánete S píritus, etc . ? pág* I M .

O RA CIO N ES P A R A ; TOOOS LOS D IA S ,

I, ¡ Olí Virgen dulcísima, espejo sin man­


cha, y ejemplar de toda virtud! que cumpli­
dos los cuarentas di as de vuestro sagrado
parto quisisteis presentaros en el templo para
ser purificada seg un la ley, sin embargo de
ser la mas pura de todas las vírgenes: baced
que á vuestra imitación conservemos tambicn
165
Dfc XjA t u i w f i c a c x o n .
nosotros el corazon puro de toda culpa, para
que merccazmos ser algún día presentados en
el templo de la gloria. Amen.
Una Ave María ¿y lo mismo en las si­
guientes súplicas.
I I . ¡ Oh Virgen obedentísim a! que á se­
mejanza de las demas mujeres quisisteis ofre­
cer en el templo el sacrificio acostumbrado:
haced que á vuestro ejemplo también nosotros
hagamos al Señor continuo sacrificio de nos­
otros mismos con la práctica de todas las vir­
tudes, Amen.
I I I . ¡ Oh Virgen Purísima! que por ob­
servar el precepto de la ley Cn nada tuvisteis
el ser reputada por inmunda ; alcanzaduos la
gracia de que, aunque el mundo nos teuga por
culpables, mantengamos siempre puro nues­
tro corazon de todo pecado. Amen.
IV . ¡O h Virgen Santísima! que en el
acto de presentar al Eterno Padre vuestro di­
vino Hijo , disteis tanto placer a todo el mun­
do : presentad también á Dios nuestros cora­
zones , para que con su gracia nos preserve y
Ubre de todo pecado. Amen.
V . ¡O h Virgen humildísima! que entre­
gando A Jesús en los brazos del santo viejo
Simeón llenasteis su espíritu de celestial
dulzura: ofreced también nuestros corazones
en las manos del S eñor, para que los llene
de su divino espíritu. Amen.
V I. ¡O h Virgen clementísima! que res­
catando á J e s ú s vuestro querido H ijo , según
lo mandaba la ley., cooperasteis á la reden-
464 NO VENA
eion del género humano: librad nuestro co^
razón de la esclavitud del pecado ? para que
en adelante sea siempre puro y agradable á
los divinos ojos. Amen.
V IL ; Oh Virgen tunantísima! que oyen­
do de la boca del santo viejo Simeón la pro­
fecía de vuestras angustias y dolores, os re­
signasteis al instante en la voluntad del A ltí­
simo : haced que también nosotros llevemos
con paciencia las tribulaciones y penas de esta
"vida, resignados totalmente en el divino be­
neplácito. Amen;
V III. ¡O h Virgen piadosísima! que lle­
nando por medio de vuestro querido H ijo á
A na Profetisa de soberana luz ? hicisteis qne
ensalzase la misericordia divina ? reconocien­
do á Jesús por Redentor del mundo: colmad
igualmente nuestro espíritu de celestiales gra­
cias para que logremos el copioso fruto de
nuestra redención. Amen.
IX* ¡O h Virgen paeientísima ! que al
considerar los dolores y afrentas que había
Je sufrir vuestro Santísimo H ijo en su sa­
grada Pasión, sentíais atravesado vuestro pe­
cho como con una espada de dolor ? y viendo
la aflicción que vuestro Esposo san José ex^
peri mentaba de veros tan afligida ¡, le conso­
labais con dulces y amorosas palabras; tras­
pasad , Señora, nuestro corazon con un vivo
dolor de nuestros pecados 7para que después
logremos participar de vuestros gozos eter­
namente en la gloria. Amen.
Se reza la letanía ? y después se dive
DE Í/A PURIFICACIO N. 16i>
•f* Respousiun aeeepit Simeón a SpirKn
Saacto.
íj). 3Vo.n visurum se mortcm nisi yideret
C luí si um Do mí ni.

Oremus,
Omnipotens sempiterne D eus, Majesla-
tem tuam supplices cxoramxis $ ut sieut Uni­
génitas Filius tuus cum nostiíe carnis siibs-
tantia in templo cst praesentatus ? ita nos facías
purifieatis tibí mentibus praesentari.
Deus omniam, etc. y Deus refugium, etc.
como en la pág. 147*

LETR ILLA *
(6 )

Hermosa doncella Placer inefable


Delicia de D io s: Al punto que vió
¿A dónde caminas T u rostro gracioso
Con paso veloz? El cielo gozó.
¿A qué vas al templo La saña divina
D el Rey Salom on, Y antiguo rigor
Y tórtolas llevas En paz y clemencia
De pardo color? Por tí se trocó.
¿Por qué va cubriendo Y el Dueño del orbe
T u frente el rubor, Prendado de amor,
S i mas pura eres Albergue en tu seno
Y hermosa que el eol? Dulcísimo halló.
A tí de la mancha Y al mundo le diste
D e Adán pecador, Sin a y , n i dolor , ^
A tí sola quiso Cual brota de mayo
Librar el Señor. La cándida flor.
|6 6 NO V EN A
■ Y llevas al pecho Perm ite, Señora *
¡ Divino favor! Que yo vaya en pos
Colgada la prenda Siguiendo tus paeoa
Que vida nos dio. Al templo de Dios*
Pucé no, no te obliga Vosotras las hijas
La ley de rigor, Que sois de S io n ,
Que tú eres la Madre Salid al camino,
Del sumo Hacedor. Corred con ardor.
Mas ya lo comprendo* Decid á esta Virgen
Que vas al Señor Con santo fervor,
A dar de virtudes A l aire soltando
Riquísimo don „ La plácida voz:
Rendida obediencia ¡Bendito el instante
Y humilde oracion9 Que Dios te c t í ó ,
Y en uno enlazados Bendita la hora
Pureza y amor* Que el mundo te v ió l

NOVENA Q UINTA

E X PREPARA CIO N A. L A FIESTA

DE LA ASUNCION DE NUESTRA SEÑOR A,

á que sé da principio él dia 6 de agosto-

D IA L

Veni Sánete Spiritus , e tc . , pág. 144*


H IM N O ,
O Gloriosa V irginum ,
- Subliniis ínter sillera ;
; Qui te creavit, parvulum
Lactente nutrís libere*
DE LÁ ÁSU3VCI0IÍ. 107
Quod Heva tñstis abstulit>
T u reddis almo Germine:
Intrent ut astra flébiles,
Coeli reelndis cardincs.
T u Regfis allí janua,
E t aula lucís lu c id a ;
Vitara datara per Virgincm
Gentes redemptai plaudite.
J esu , Tibí sit gloría ^
Q ui natas es de Virgine>
Cuín Patre ? et almo Spiritu
lo sempiterna saccula* Amen.

Dia primero? Gloria de María en su muerte .

Consideremos como María Santísima í’uc


gloriosa en el punto de su muerte , por estar
en vida tan dispuesta para la muerte por un
deseo ardentísimo de ver á Dios ? y estar uni­
da á su H ijo , y por el mérito incomparable
de su consumada perfección} y reüexionando
cuan distinta es nuestra conducta en dispo­
nernos para morir bien, digámosle con gran­
de afecto;
¡ Oh Santísima Virgen M aría! que para
d isp o n é is á una santa m uerte, vivisteis con
ardientes y continuos deseos de ver á Dios,
haced que echemos, lejos de nosotros los de­
seos vanos de las cosas caducas de la tierra.
Tres Ave Martas,
¡ Oh Santísima Virgen M ariat que para
disponeros á una santa m uerte? tanto suspi­
rasteis en vida por uniros para siempre con
168 TÍOVE NA
vuestro Santísimo H ijo , alcanzadnos que vi­
vamos siempre fieles á Jesns hasta la muerte-
Tres Ave Marías,
¡ Olí Santísima Virgen M aría! que para
disponeros á una santa muerte os apercibisteis
con tan jyran cúmulo de méritos y virtudes^
interceded por nosotros ? para que conozca­
mos que sola la virtud y la gracia del Señor
es el camino que conduce á la patria celestial.
Tres Ave M arías*
Alegrémonos con la Santísima Virgen,,
que tan solícita fue siempre en prepararse
para una santa muerte ? y unidos á los nueve
coros de los Angeles que la acompañaron en
su Asunción á los cielos, ensalcémosla di­
ciendo con el primer coro:
La letanía , pág. 1 5 8 , y el f . y oracion
como en la pág. 17 Ú.

DIA II (7 de agosto),
',1
Ven! Sánete Spiritus, etc. pácf. 144-
O Gloriosa V irgm um , etc. pág. 166,

Gloria de María en su m uerte , por haberla


asistido en aquel pasó su Santísimo Ilijo
y los Apóstoles .

Consideremos como María Santísima faé


gloriosa en el punto de su muerte ¡>por ha­
berla consolado no solo los Apóstoles y San­
tos , sino también su Santísimo H ijo f y coa-
templando el indecible gozo que sintió en e&tc
DE L A ASÚPrClOW. 469
pasot con tan singular favor ? nos volveremos
á ella y le diremos í
¡O h Virgen gloriosa! qué para vuestro
consiielo merecisteis morir entre los Apóstoles
y Santos ; alcanzadnos que espiremos en vues­
tra presencia ? y en la de los Santos nuestros
abogados.
Ti 'es Ave M arías .
¡O h Virgen gloriosa! qué-en el punto de
vuestra muerte os consolasteis con la vista dé
Vuestro Santísimo H ijo, rogad al Señor para
que también seamos consulados del mismo
modo en nuestra muerte ? recibiendo el santo
Viatico;
Tres Ave Marías •
¡ Oh Virgen gloriosa ! qué entregasteis
viiestro espíritu cu ios brazos de Jcsus, ayu­
dadnos para que nosotros también entregue­
mos el nuestro en ios brazos de tlcsns en vida
y en m u e r t e y que seamos siempre solícitos
tn hacer en todo tiempo su santísima ,yo*
1unta (I.
Tres Ave Marías,
Engrandezcamos i a gloria de M aría, asís*
tida en el punto,de su muerte de los Apósto­
les y de sil Santísimo Hijo , y aplaudiendo,
sus tnünfos, con gran regocijo digamos con
el segundo coro de los A ngeles: '
La letanía ? y el f . y oración pág. 179.
470 NOVENA

DIA III (8 de agosto)*


V cni Sánete Spiritug i etc. pátf. 144.
O Gloriosa V irgim ini, etc. pág. 166.
Gloria de María eri stl tránsito , por morir
eu fuerza de deliquios de amor*
Consideremos como María Santísima fue
gloriosa en su muerte^ por espirar á efecto
de puros deliquios de amor divino J y desean­
do también nosotros áer abrasados de este
amor divino> le diremos i
¡O b dichosísima Virgen María í que por
solo el efecto de un ardentísimo amor de Dios
dejasteis esta vida mortal, interceded en nues­
tro favotf para que, segilu la voluntad de Dioss
se enciénda en nosotros esta viva llama de
a ino i'. Tres A ve M arías.
¡ Ob ilieliosísima V irgen María! que mu­
giendo solo de anioi* de D iosj nos enseñasteis
cual ha de ser el amor que le debemos tener*
alcanzadnos que jamás nos separemos de el
ni en la vida ni en la muerte*
Tres A ve M arías -
¡O b (1Idiosísima V irgen M aría! qué de­
jando de vivir vida mortal en fuerza de solo
dmor de Dios , nos mostrasteis cual era el
fuego que siempre ardió en vuestro corazon,
aleanzaduos siquiera úua centella de ese amor,
para que podamos lloraí dtí vtfras nuestros
pecados.
Tres A ve M arías .
VE LA ASUNCION. 171
Ensalcemos con el tercer coro de los A n ­
geles la incomprensible gloria de M aría,
abrasada en ei amor de D io s , y despues di-
g-amos r
L a letanía ? y el f . y oracion pág. 179.

DIA IV (9 de agosto).

V eni Sánete Spiritus, etc. pág. 144.


O Gloriosa Virginum , eLc. pág¥ 166.

Gloria de María despues de su muerte en


su sagrado cadáver*

Consideremos como María Santísima,


despues de su muerte, fue gloriosa en su sa­
grado cadáver ? porque adornado con maravi­
llosos resplandores y majestad ? despedía de
sí una fragrancia celestial 3y á sola su vista se
obraron innumerables prodigios 5y reflexio­
nando sobre nuestras miserias le diremos asi:
¡O b purísima Señora! que por vuestra
virginal pureza merecisteis la gloria de que
estuviese tan resplandeciente y majestuoso
vuestro sagrado cadáver, alcanzadnos la gracia
de que echemos lejos de nosotros y con la
mayor presteza todo pensamiento inmundo.
Tres A ve M arías .
¡O h purísima Virgen María! que por
vuestras singulares virtudes despedísteis de
vuestro sagrado cadáver olores y fragrancias
celestiales, haced que toda nuestra vida sea
buen olor de Cristo ? con que edifiquemos á
M 2
172 NOVENA
nuestros prójimos ,y que jamas Ies seamos de
escándalo con malos ejemplos.
Tres Ave Marías.
¡O h purísima Virgen M aría! que a sola
la vista de vuestro sagrado cadáver curasteis
innumerables enfermedades corporales , Ín­
ter ceded por noso(ros para que sanemos de
todas Jas enfermedades del alma.
Tres Ave Marías.
Alegrémonos por la gloria que cupo al
sagrado cadáver de María ? y uniéndonos al
cuarto coro de los A ngeles, para ensalzar sa
grandeza t le direm os:
L a letanía *, y el f , y oracion pág. 179*

DIA V (10 de agosto)*

Veni Sánete SpírU us, etc. pág. 144.


O Gloriosa V irginuin, etc. pág. 166*

Gloria de María despicas de ste muerte


en su cuerpo resueitad &*

Consideremos como María Santísima fue


gloriosa después de su muerte ? porque resu­
citando por virtud dei A ltísim o, adquirió
luego su sagrado cuerpo los dotes de clari­
dad, sutileza, agilidad é impasibilidad; y re­
gocijándonos eou la sublimidad de tanta glo“
ría j digámosle:
¡ ON excelsa Señora! que tan gloriosa os
resucitó vuestro Dios, sedaos propicia para
DE r,A ASUNCION. 175
que del mismo modo resucitemos nosotros el
dia del juicio final.
Tres Ave Marías.
¡Ob excelsa Señora 1 que tan ensalzada
fuisteis con la claridad y sutileza de vuestro
cuerpo resucitado, por el buen ejemplo de
humildad que disteis durante vuestra vida
m ortal; interceded cu nuestro favor para
que, desarraigando de nosotros todo vicio, y
cebando por tierra el ídolo de nuestro amor
propio, escojamos en vez de un vano adorno
la virtud de la humildad cristiana.
Tres Ave Marías*
¡Ob excelsa Seuora! por la agilidad ¿ im ­
pasibilidad con que fpiedo tan glorioso vues­
tro cuerpo resucitado, por vuestra diligencia
y presteza para todo lt> bueno, y paciencia
en las adversidades , con que os distinguisteis
'viviendo en este m undo, alcanzadnos un
gratulo esfuerzo para mortificar de veras nues­
tro cuerpo, y reprimir enteramente nuestros
desordenados apetitos.
Tres Ave Marías .
Tributemos cánticos de alabanza á María,
y ensalcémosla por la gloria que cupo á su
sagrado cuerpo resucitado , y, en grande cié u-
dola con el quinto coro de los A ngeles, le
diremos :
La letanía , y el t* y oracíon pág* i7 9 .
174 N O V ENA

D IA V I ( n de agostó).

Veni Sánete S p tritas, etc* /Jrt'gf. 144,


0 Gloriosa V irginum ? etc. pág. 166,

Gloría de María después de su muerte


en su A sunción á los cielos ♦

Consideremos como Marra Santísima fué


gloriosa en su Asunción á los cielos, porque
fné acompañada de muchos escuadrones de
Angeles y de almas santas que por sus méri­
tos salieron de! Purgatorio, y aplaudiendo su
majestuoso triunfo le dirigiremos nuestras
súplicas diciendo;
¡Oh gran Iteína y Señora! que con tanta
majestad fuisteis llevada al reino de los cielos,
Laced que echemos lejos de nosotros todo
pensamiento terreno s y alcanzadnos que siem*
pre tengamos fijos nuestros corazones en la
contemplación de los inmensos bienes del
cielo.
T i 'es A v e M arías.
1Oh gran Reina y Señora! que en vues*
tra Asunción á los cielos fuisteis acompañada
de las jerarquías angélicas, alcanzadnos la
gracia de que podamos triunfar de las ase­
chanzas de nuestros enemigos , y haced que
correspondamos á las inspiraciones de! Angel
que siempre nos asiste y gobierna.
T res A ve M arías.
¡ Ob gran Reina y Señolea t por la gloria
DÉ L A ASUNCIOW. 17$
que tuvisteis en vuestra Asunción á los cielos
en compañía de las almas que salieron del
Purgatorio por vuestro medio , alcanzadnos
que seamos libres de la esclavitud del peca-
do , y que merezcainps alabaros eternamente
en el cielo.
Tres A ve M arías.
3Vo cesemos de regocijarnos en el majes­
tuoso triunfo de María , por la singular glo­
ria que tuvo en su solemne Asunción á ios
cielos, y uniendo nuestros homenajes á los
del sexto coro de los Angeles , le diremos:
L a letanía ? y el f* y oriieion págt 179.

DIA Vil (12 de agosto ),


Veni Sánete Spíratus, ele, pág* i4 4 .
O Gloriosa Virgiminij etc, pág. 160.

O/oria de M aría despues de su muerte ,


por el puesto (pie ocupa en el cielo.

Consideremos como María Santísima es


gloriosa en el cielo por haber sido constitui­
da Reina del universo, y por recibir conti­
nuos tributos de alabanza y respeto de la in­
mensa multitud de Angeles y Santos del cie­
lo , y con grande lmmiidad recurramos al tro­
no de su majestad, implorando su protección,
dicié ndolé í
¡Oh Reina soberana del universo! que
por vuestros incomparables méritos habéis,
sido ensalzada c o d tanta gloria en el cielo.
176 NOVENA
dirigid liácia nosotros miserables pecadores
vuestra amorosa vista , y regidnos coii el be­
nigno influjo de vuestra protección.
, Ti 'es Ave Marías. -
¡Oh Reina soberana del universo! que
continuamente recibís adoraciones y borne-
naje de toda la corte celestial, os suplicamos
que os dignéis ser nuestra abogada , y baced
que nuestras súplicas lleguen á Vos con aquel
respeto que se debe á vuestra dignidad y
grandeza.
Tres Ave Marías.
¡Oh llcina soberana del universo! por 3a
gloria que os resulta del eminente puesto que
ocupáis en el cielo, concedednos la gracia de
ser contados en el número de vuestros sier­
vos , y que estemos prontos á observar fiel­
mente los mandamientos de nuestro Dios y
Señor.
Tres Ave Marías,.
Entremos á ía parte del gozo que tuvie­
ron los Angeles al ensalzar á María, y rego­
cijándonos por vería elevada á la dignidad de
Beina del universo , le diremos con el sép­
timo coro de ios Angeles:
La letanía, y el f . y aracion pág. 179.
Í>E 1 4 ASUffCIOPT, 177

DIA VIII (*3 de agosto).

Vcni Sánete Spiritns, etc. pá(f. 144,


O Gloriosa Virginiim , etc. páy. 166.-

Gloria de M aría despues de su muerte,


por la corona que ciñe sus sienes.

.Consideremos como María Santísima es


gloriosa en el cielo por la diadema real qne
recibió de su Santísimo H ijo , y por e¡ gran
conocimiento que tiene de ¡as cosas mas altas
y recónditas,'pasadas, presentes y por venir;
y con respetuosos afectos por esta honra taa
singular, recurramos a ella diciéndole :
¡Oh.Reina incomparable! que allá en el
cielo gozáis de la gran prerogativa de ser co­
ronada por vuestro Santísimo Hijo con pre­
ciosísima y real corona, hacednos participan­
tes de vuestras maravillosas virtudes, y que,
piiri&cados nuestros sentidos, scainos dignos
tle ser coronados con Vos en el cielo.
Tres ¿£ve M arías.
¡Oh lleina incomparable? por el gran co­
nocimiento que se os concedió de todas las
cosas de la tierra ? perdonad á h:mra vuestra
nuestro desenfreno, y no permitáis qne ja­
mas os desagrademos con la libertad de núes?
tra lengua y dornas sentidus»
Tres ¿ive M arías.
¡Oh Reina incomparable! que tanto de­
seáis en todos la pureza y castidad, para que
178 3V0VEWA
sean dignos hijos de Dios* alcanzadnos el
perdón de nuestros pecados ? y ayudadnos
para que todos nuestros pensamientos 5 pala­
bras y obras sean del agrado de su divina
.Majestad.
Tres A ve Ufarías*
Purifiquemos nuestro corazon para ala-
liar dignamente á M aría, y ensalzar la gloría
que tiene con la corona que ciñe sus reales
sienes ? y juntemos nuestras humildes demos­
traciones de afecto á las del octavo coro de
los Angeles, y digamos gozosos:
La leíanla y y el f . y oración pág. 179,

D IA IX (14 de agosto ).

Veni Sánete Spíritus, etc. pág. 144*


O Gloriosa Vu’gioum ? etc. pág* lUG.

Gloria de M aria después de su muerte y


por la protección que dispensa á los
hombres.

Consideremos como María Santísima es


gloriosa en el cielo por la protección tan par­
ticular que dispensa á los hombres , y por el
gran cuidado con que los socorre en sus ne­
cesidades 5 y animados de viva fe al tener
por protectora en el cielo á la Madre de nues­
tro B ios, la invocaremos -con el mayor afec­
to diciendo:
¡Oh Santísima Virgen María! que sien­
do nuestra poderosísima protectora ponéis
OB U ASUNCION, 179
toda vuestra gloria eo ser abogada de los
hombres, sacadnos de las garras del infernal
enemigo, y ponednos en las manos de nues­
tro Criador y Señor,
Tres A ve M artas ,
¡Oh Santísima Virgen María \ que sien­
do nuestra poderosísima protectora os glo­
riáis de ser en el cielo abogada de los hom­
bres y y tan solícita para que todos lleguemos
al puerto seguro del cielo , haced que no de­
caigamos de ánimo al ver nuestras recaídas y
reincidencias pasadas,
Tres A ve Jhfarífts,
j Olí Santísima Virgen María , nuestra
poderosísima ahogada ! que para ejercitar este
oficio tanto gustáis de que continuamente se
os invoque, alcanzadnos el espíritu de una
verdadera devoción, y haced que os invoque­
mos en todo el tiempo de nneslra vida, es­
pecialmente en el tremendo punto de nues­
tra muerte,
Tres A ve M arías,
Celebremos con gran regocijo la gloria
de M aría,'y alegres por tenerla en el cielo
por nuestra abogada , digámosle con el no*
yeno coro de los Angeles;
L a le tama pátj. 153. y después
f ., Exajtata est Sancta Dei Gcnitrix*
id. Super choros Angclorum ad coelestia
regna.
Orenms,
Faimdoritm tuorum , qn;esumus, Domine,
180 NOVENA DE L A ASUNCÍOIC.
delíctís ignoscc $ ut qni lil>i placere de acti-
I>us nnstris non valcmus, Genitricis F iü i tui
D o m im nostri iutercasaione salvemur,

Btíus osnmnra, etc- y Deus rcfughim, etc.


como en la pág. 147.

LETRILLA,

c ono,
A t í su s p ir a m o s .
C ontigo clam am os
A l cielo volar. >

S eñ o ra , y a su tes - Y a l l e g a : exh ala d os


C r u z a n d o las nulies P r o f e t a s sa G
g?rad o s
T riu n fa n te inm ortal £ Dr-1 cielo salid \
De luces b añad a M i r a d su h e rm o s u ra >
Y .il brazo a p o y a d a C a n ta d su v e n t u r a ,
D.;l Ruy cMeátial. Su Rlfi ría ,¡ip\a iidid. ;
j Dudio&a ’ tjae el velo V ic t o r ia d e c i d l e ,
Se r a 3ga dr^ ció lo Di ad limas re n d id le
C a y e nd o á tus p ie s : JD*1- cterr io -bla»on ^
¡ I } i d t n s a ! (jue el diq. Inundase en gozo
D e ta n ta a l e g r í a De sa m o a l b o ro z o
L l e u d o y a v es. L a santa Sion.
En pos van m illares Y o m íse ro en t a n t o
D iv i n o s ca u ta ros - Gem idos de lla n to
D icien d o á nna v o z ; D a ré sin c e s a r ;
L a s alas b a tiend o Ans iando la h o ra
Y el triunfo siguiendo, Do v e r t e . S e ñ o r a ,
Con vuelo veloz:: | G lo r io s a sin p a r .
DEVOCIONES A MARIA SANTISIM A. 1 8 1

HORA LLAMADA DEL ROSARIO.

Pió V i l en su Itreve de 1(> de febrero


¿te 1808, concede para siempre á todos los
fieles (fue, arrepentidos , confesados y co­
mulgados en la hora (fue cada uno señale ¿
recen el sanio liosario , y <olras oraciones,
indulgencia plenaria una vez al ano $ y es
aplicable cte .

SUMARIÓ
de las indulgencias concedidas á, la corona
de santa Brígida.

I. Todos Jos fieles (fue recen esta coro­


na; ganarán 100 di as de indulg. p o t
cada Padre nu-estro 5 otros 100 por cadct
¿¡ve 31a r ia , y otros 100 por cada Credo
(León X á 10 de julio de 15U3). 11. E l que
la rece de 15 dieces ? ademas de las dichas ¡

(* ) Consta.de í! dieces (aunque se pueden rezar i , 5


5
ó solos ) ile un Pudre nuestro y diez Ave Marías, y un
C red o, y despues de lo* G dieces se amule olro Padre
nueslro parj com pletare! número de los 7 Dolores, y ires
3
A \e Marías par;» completar los G anos que ticen vivió la
Virgen; y dichas coronas lian de estar 1jen di las por tos
sacerdotes ded Orden del Salvador, ó llámense de sania
Erigida, que aunque no los Laya en España, y por eslo
es casi imposible el poder ganar dichas indulgencias, no
obsiánie es bien que lodos las so p a n , por cuanto el Papá
suele conceder esla facultad á'varios eclesiásticos, como
se dirá en .su lugar hablando de las coronas, medallasy
cru ées, etc. .
182 DEVOCIONES
gana 7 años y 7 cuarentenas (E l mismo
JPapa). III* E l que la rece acompañado gana
las mismas indulg. que el que la reza solo
(Idem), IV . E l que reza todos los dias dio
menos í> dieces por un año entero ? si arre­
pentido , confesado y comulgado 5 en el dia
que quiera ¿ rogare á Dios por la santa Igle­
sia 5 etc* 3 indulg. píen. (Clemente X I 22 de
setiembre de 1714). V . E l que acostumbra­
re á rezarla de 5 dieces a lo menos una vez
ú la semana, confes . y eomulg. et dia de
sania Brígida (que es el 8 de octubre), y
visitando su propia parroquia ? ú otro tem­
plo ¿ y en ellos rogare á Dios por la Jgle-
sia etc . ? gana indulg. píen. (Benedicto X IV
lí> de enero de 1745)* V I- E t que eu el
artículo de la muerte 7 recomendando su
alma á Dios 3 confesado y comulgado ¿ ó si
esto no se puede ¿ á lo menos arrepentido ,
invocare el nombre de Jesús con el corazon ?
no pudiendo con la boca y indulg . plenaria
(Idem Benedicto). V IL E l que acostum­
brare á rezar dicha corona todosi los dias
por un mes entero, confes . y eomulg . en el
dia que gusté de dicho m es, y visitare un
templo, y en él rogare á Dios por la Igle -
$ia¿ etc., indulg. píen. (Idem). V III. E l
que llevando consigo dicha corona rogare á
Dios de rodillas al oh* la señal de agonía
por el que esté en este trance ? -40 dias por
cada vez (Idem). IX . E l que, teniendo con­
sigo dicha corona , arrepentido hiciere el
examen de conciencia 7 y rezare tres P adre
A MARIA SANTÍSIMA. 185
nuestros y tres A ve M arías 520dias ( Id.)*
X . E l que teniendo consigo esta corona oye­
re misa en cualquier dia ? tí oiga el sermón,
ó acompañare al santo Viático ¿ o redujere
á alguno al camino de su salvación ? ó hi-
ciere otra cualquier obra buena á honra de
Jesucristo ? ó de su Santísima M adre, ó de
santa B ríg id a , y rezare tres Padre nues­
tros y tres A ve M arías ? 100 di as ( Idem).
X I. Todas estas íudult¡f- ¿on aplicables etc.

SALM OS

con cuyas letras iniciales se compone el


nombre de h aría*

A ña, Marine Aomeit.,


g Cantie. Sé M . V . Luc. JL
Magníficat * anima inca Dominnm.
E t exultavit spiritus ineus * in Deo salu-
tari metí»
Quia rcspcxit íinmilitatcm Áncillai suae 5*
ecce énim ex boc beatam me diccnt omnes
generáíioncs,
Quía fecit milii magna 3 qiii poteiíá est, *
ct Sanctum tornen ejus.
E t raíseridorctiá ejus a progenie m proge­
nies * titiiérttíbus eunu
Fecit potenliam iii brítcliio su o :* dispersit
superbós mente cordis sni.
Dcposuit potentes de sed e? * et exaUavit
liumilcs.
184 DEVOCIONES
¡ E suri entes implevit lionis ? et di vites dimi-
sit inanes.
Suscepit Israel pucrum suuni, * recordar
t«s misericordia: suae.
Sicut Jocuttis est ad Patrcs nostros 7 *
Abraliam ? el semini cjds in ssecula*
Gloria P a tri ¿ etc.
Jiña. Mari* IVórnen cunetas ÍHustraí
Ecelesias; euí fecít magna, qui potens cst>
ct Saiictnm Nomen ejus.
Aña. A Solis ortn.
^ Salmo 119.
Ád Dominum cuín tribularer ? clamayí: *
Ct exaudivit me.
Domine , libera ánímam meam a labüs ini-
quis, * ct a íingna dolosa.
Quid detnr tibí , ant quid apponatur tibi *
ad íingnam dolosam?
Saji-ittíe potcníis ácutse ? * cum cárbonibus
desoí atori Í3.
Men mihi, qiiia incolatus riicüs prolonga-
tus est! iiabilavi cuín liabitantibus Gedar; *
muIttun íncola fiút anima mea.
Cum bisj qu! oderunt pácem ; cram paci-
ficus 5 * cum loquebar illis ? impugaabant me
gratis.
Gloria P a lr i , elé.
Aña; A Soiís ortu usqtie ad occasiun Iau-
dabile Nomcu Domim, ct Mariae Matris ejus.
A ña. Refugfuim est.
5S Salmo 118.
Retrilme servo tu o , vivifica m e: * et cu-;
stodiam sermones tuos.
A HARIA SANTISIMA. 18¿J
R evela oculos m eos, * et considerabo mi-
rabilía de lege tua.
Incola ego sum in to r r a : * non abscoudas
a une mandata tua.
G oncupivit anima mea desiderare justifica-
tioucs tuas * iü omrii tem porc.
Increpasti superbos: * m alcd icti? qui dc-
clinant a mandatis tuis.
A u fc r a me opprobrium ? et contem ptum ,
quia testimonia tua cxqtjisiví.
E ten im sedem nt P r in c ip e s , et adversura
me Ioquebautur : * servus autem tuus exeree-
batur in justificationibus tuis.
Ñam et testim onia tna meditatio mea est s *
et consilium memn justificationes t«ae.
Adhaesít pavimento anima m ea: * vivifica
me secundiun verbum tuum .
V ia s meas en un tiavi, et exaudisti m e : *
doce me justificatíones tuas.
V ia m jiistificalioiuim tuarnm instrue m e, *
et exercebor 111 mi rabil i bus tuis*
P o rm ita vit anima mea pvae ta;dio: * con-
firma me in verbts tuis*
V ía m iniquitatís amo ye a me* * et de lege
tna m iserere mei.
V ia in veritatis c l e g i : * judicia tua non
suin oblítus.
Adhsesi testim om is t u is , D o m in e; * noli
m e confundere.
V ia m mandatorum tuorum cu qu rrí, * cum
dilatasti cor mctim,
Gloria P a tr t , etc -
Aña* Rcfugimii est in tribulationibus
ífi
186 DEVOCIONES
Marise IVomcn ómnibus iJlucí ímocantibus*
A n a . lu universa Ierra*
m Salmo 12£>.
In ^onvertendo Domíims captívitatcm
Si oh, * facli simius sieut cóusolatL
Tune repletum est (¡uiidio os uostrum, *
ct Itngiia uosli'a cxoltationc.
Tune díeent ínter gentes: * Ma^niücavit
Dominus faccrc cuín eis,
Ma^nilicavH P omitáis facere nobiscum; *
facti suimis laetanles.
Converte, Domine, captivitatcm nosiram,*
gicut torrens in Austro.
. Qut seminaut in lacrymis, * in cxuítatlonc
melent*
Euntes ibant, et líebant? * inittcntcs se­
mina sua*
Venientes antem vemení cum cxultatio-
n c ? * porlantes manípulos suos.
Gloria P a trí etc*
A ña, In universa Ierra adrnirabilc est
Nomen tuuui, o María.
A ñ a . AnmmLiavrnmt*
^ Salmo 122.
Ad te leva vi oculos meos, * qui habitas in
ccelis.
Ecce sicut oculí serrorum * in manibus
do mí ñor uní suorum.
Sieut ociili imeilhe irt manilms dominse
siiíb; * ¡la oculi nostri ad Dominuni Deurn
nosiruin ¿ doñee misereatur nostri*
Miserere nostri, Domine, miserere no-
8tfi? * quia inuUtuiu replcti suimis dcs¿)cctione.
A M A R IA S A N T IS IM A . 187
Qula multara repleta est anima n ostra ? *
óppvohrjinn abundaut iluta ? el despectio su­
peráis ¿
Gloria P a tri, etc*
Jiña . Anuuutíaverunt ccrli Nomeri Manee,
ét yidcriint omites popúli glorian» ejus.
f , Sit Numen.Vír^inis Mariae henedictum*
Jj}< Ex lioc nunCj et usque iu sseculura.

Oremuó,
Concede j qüiesuiñus ^ ommpotens Bous,
iit fidel es tui, qui snb Saueí issinire Virginia
Maria^ Nomine, et proteetioné laetántur; ejus
piá iotercessione á eunctis ihalis liberenUir in
ícrris, et ad p;audiá astenia pcrvémrem crean*
tur íu coclis. Per Doinimun ele,

Pió VII¿ con decreto de ¡a Congreg. de


las indulg* de 15 de junio de 1815, conce­
dió de nitevó para siempre á todos los fieles
rüe recen dichos salinos j etc, ¿ las siguien-
ies indulg* ¿ ¿¡lié son aplicables etc. I» Siete
iiños y siete cuarentenas por cada vei> que
tos rec&i* II. A l que los rece por iodo el
ines, indulg. píen, en él dia ipte qitiet'a con­
fesar if comulgar, roqando á' Juios por la
intención del Papa i l l í . Jil qué los rece fre­
cuentemente en él discurso deláiiój indulg*
píen, en la fiesta del dulce Nombre de María
(el domingo despues del 8 de setiembre), con*
fesandó y comulgando ) y rogando por la in*
tención det Pdpa¿. . i.

í N 9 ............
183

DEVOCION
DE ItAS CUARENTA AVE MARÍAS ,

á que se da principio el ¡29 de noviembre


y se acaba el 25 de diciembre .

PROTESTA Y ORACION.

Postrados á vuestros píes \ olí gran Madre


de Dios y abogada de los pecadores! coa
toda reverencia y sumisión humildemente os
pedimos , por los méritos de la preciosísima
sangre de vuestro Divino Hijo , derramada
por nosotros miserables pecadores, y por la
intercesión de vuestra amada sierva santa Ca­
talina y nos alcancéis fervor de espíritu en esta
santa devocion, y gracia para poder imitar
"vuestras virtudes y las de vuestra sierva, á

culpas j ni os acordéis de nuestra grande in­


gratitud, antes bien lanzadla en el abismo de
vuestra misericordia 5 y en prueba del amor
con <£iic distinguisteis á vuestra fiel sierva Ca­
talina, alcanzadnos la remisión de nuestros
pecados, que es todo cuanto para nuestro
provecho espiritual podemos desear. Amen.

A imitación de santa Catalina de Bolonia


(que fue la que ideó y practicó esta deyo-
A M ARIA SANTISIM A, 139
cioii) 5 Jemos principio (*) alabando á la gran
Madre de Dios, a honra de su sagrado parto,
con estas cuarenta Ave Marías y otras tantas
bendiciones, para que nos alcance una parti­
cular asistencia de la gracia divina en el pun­
to de nuestra muerte 7 y una verdadera con-
triclou de nuestros pecados ? para que, des­
pues de esta peregrinación ? pasemos á nues­
tra patria celestial.

PRIMER DIEZ.

Y en primer lugar ¡ al rezar estas diez


Ave Marías y diez bendicionesj meditemos
el inefable misterio de la Encarnación del
Hijo de Dios, y la gran dignidad de María
Santísima en haber sido escogida para Madre
dél Altísimo.
A qu í se rezan diez A ve M a ría s , y al
fin de cada una se dice:
Bendita sea ¡ oh M aría! la hora en qne
fuisteis sublimada á la dignidad de Madre de
Jesús; Hijo de Dios.

SEGUNDO DI EZ.

E n segundo lugar, al rezar estas diez Ave


Marías y diez bendiciones? meditemos la hu­
mildad del Rey del- cielo ? que eligió para na-

3
(* } En to d o s lüs demas ías se dirá:' } ete.';
y en. el último: acá kc>nos rfé ele. ,
DEVOCIONES
cer un lugar tan vil; y el gozo que tuvo Ma­
ría Santísima al ver nacer de sus entrauas al
Unigénito (leí Padre.
D iez A ve M a ría s , y al fin de cada una:
Bendita sea ¡ nli M ana! la hora cu que
paristeis á Jesús ? Hijo dtí Dios.

TERCER DI EZ.

En tercer lugar, al rezar estas diez Ave


Marías y otras tantas bendiciones, mcdite~
inos eon (itqneipn la exa£tilnd y presteza de
la Santísima Yírgen en cumplir pcrfccta*
mente ¡os olícios de Marta y M aría, al con-?
templar a sn Hijo y ÍAcdentor nuestro, y
servirle cu su niñez.
Diez A ve M arías , y al fin de cada unas
Bendita sea \ olí Alaría! la hora en qiuj
disteis vuestro'virginal pechó al Hijo de Dios¡

CUARTO DIEZ. ‘

V por último? al rezar estas diez Avp


Martas y otras Imitas bendiciones ? inedite?
mos la gran.reverencia cófi 'c|iic' la Santísima
Virgen abrazaba > estrechaba, besaba y adth
raba 5 mas con. el corazon que con <1 cuerpo,
á nuestro Dius^ hecho hombre -por nuestro
amar; y con- gran respeta y devoto afecto
diremos:. .....
Diez A ve M a ría s , y al fin de cada unas
Bendita sea ¡oh María! la hora en que
A MATtlA SA N T ISIM A . 191
acariciasteis á Jesús , Hijo de Dios*
Y flespties .se dice:
Démos las gracias á Dios, porque , a imi­
tación de santa Culdina, vamos continuan­
do (*) este devoto ejercicio- Y solo resta su­
plicar a la Keiua de los Angeles que por esta3
mil Ave lijarías y mil bendiciones se digne
concedernos, como Aladre del Niño qne va
á nacer (**), dos solas bendiciones, una en
vida, de que nos arrepintamos de veras de
nuestros pecados, y la otra en la hora de la
muerte, que nos lleve luego al cielo* Y para
conseguirlas cada uno, á imitación de santa
Catalina, invoque á Alaría Santísima ? dicien­
do de corazon: E ja erijo , Advócala nostra7
illos tuos misericordes ocitlos ad nos con­
verle. E t Jesum benedictum fructum ven-
tris tui nolis post hoe exiUum ostende , O
clemens , o p ía , o dulcís Virgo M aria.
Se dirá la letanía, pág, 158 , y despues
f . Dignare me laudare te , Virgo Sacrata.
ij. Da raihi yirtutem contra hostes tuos.

Ü re m w s*
Dens , qui de Deatac Mariae Virginis
ulero V eri uia tuum, Angelo nuntiantc, car­
ne m stiscij>crc roUiisti; p rosta supplicibus
tuis, ut qui veré eam Genitricem Dei credi-
(* ) En el primer dio se dirá: hemos dacb principio;
y en el último: hornos acabada.
t**} En el último día se dirá: que Jw nacido.
192 DEVOCIONES
m us, ejus apud te intcrcessionlbus adju-
vemur.
Conscientias nos Iras , qu&sumus Domine,
visitando purifica, ut venícas Jesús Chrislus
Fillus tuus Dominus noster cum ómnibus
Sanctis, paratam sibi íu nobis inveniat man-
sionem. Qui tccuni vivit, et reguat in ssecula
sseculorum. _jj!. Amen.

Pió V i l ) con rescrito de la Congreg. de


las indulg. de 1 4 de noviembre de 1 8 1 í > ?
concede para siempre por cada dia que con
devocion y arrepentimiento se practique di­
cha devocion , 100 de inditlg. * y al que
, la practicare á lo menos veinte dias , indulq,
p íen ., aplicable etc . , si arrepentido , confe-
sado y comulgado visitare una iglesia , y ert
ella rogare á Dios por la intención del P apa.

AL PURÍSIMO CORAZON D E MARIA.

ORACION.

¡Oh Corazon de M aría, Madre de Dios


y Madre nuestra! Corazon amabilísimo, ob­
jeto de las complacencias de la Augusta T ri­
nidad , y digno de toda la vencrapiou y ter­
nura de los;.Angclc5 y de los hombres: Co­
razon. el mas semejante al de je s ú s , de quien
so js la mas acabada copia: Corazon Heno ¿e
bondad, y tan compasivo paraeou nosotros
miserables pecadores, dignaos derretir el Lie-
A MARIA SA N T ISIM A , 193
lo 3c nuestros corazones >y haced que no pier^
dan de vista al de nuestro divino Salvador*
infundid también cu dios el amor á todas
vuestras virtudes, inflamadlos cu el sagrado
fuego, en que sin cesar se abrasa. Acoged
en Vos a la santa Iglesia , defendedla y sedle
un seguro asilo y y sn castillo inexpugnable
contra todos los asaltos de sus enemigos: sed
nuestra guia, para ir derechos á Jesús, y la
canal por donde nos vengan todas jas gracias
que necesitamos para conseguir nuestra sal­
vación,. Sed también nuestro refugio en las
necesidades ? nuestro consuelo en las afliccio­
nes nuestra fortaleza en las tentaciones,
nuestro asilo en las persecuciones, y nuestro
socorro en todos los peligros 5 especialmente
en los últimos encuentros de la vida, en la
Lora-de nuestra muerte, cuando todo el in­
fierno junto se desencadene contra nosotros
para arrebatar al infierno nuestras almas en
aquel formidable momento, en aquel terrible
punto de que pende la eternidad. ¡A h! en­
tonces sí ¡ob piadosísima Virgen! haced que
sintamos las dulzuras de vuestro materno Co-
razon? y vuestra virtud y valimiento para con
Jesús, abriéndonos las puertas de la divina
Misericordia >y un seguro asilo en el ciclo,
en donde, en vuestra compañía le bendigamos,
por lodos los siglos de los siglos. Amen.
Y despues se d k e :
Sea entre todas las cosas y para siempre
éonocido, alabado , bcmliU); amado ? servido
1941 DEVOCIONES
y glorificado el divinísimo Corazon de Jesús,
y el purísimo Corazon de María- Amen.

Habiendo sido establecida en la iglesia


de Dios lit devoción del sagrado Corazon de
J e siis7 era conducente que también se esta­
bleciese la devocion al Corazon de M arta.
P o r esto Pió fr'IÍ, aprobada ya esta devo-
cion 7 le concedió Oficio y Misa en su fiesta
(que c.í el domingo 5.° después de Pentecos--
tes , y loa PP* tjtí la Compauía de Jesús la
celrbrau el domingo diq u es <ic la ocia va de
la Asunción) por decreto de la Cangreg. de
Hilos de 51 de agosto de 1895. Y con i*es-
erito de la Seci'ct. de Jtíem. de 13 de agosto
de 1807, i/ l.° de febrero de 1810, y cotí
otro de ‘26 de setiembre de 1017, concedió
para siempre 60 días de indulg. para una
vez al día al que con devocion rezare dicha
oi'ücton ■ y ai que la rezare todos los dias
por el discurso de un año , indulg. píen. en
las fiestas de la Natividad y Asunción de
nuestra Señora , y en la fiesta de su p u rí­
simo Cgraz.on9 confe s . , eomulg, y visitando
alguna iglesia , ó altar dedicado á la fir g e n ,
y rogando alli á Dios por la intención del
Papa. V finalmente , concedió indiihj. píen.
á la hora de la tfyiterte al que en vida con-
tinúe rezando dicha oracion , etc . E stas in­
dulgencias son aplicables etc.
A MARIA SANTISIMA. 1 9 Jf

O R A C IO N ES
AL PURÍSIMO CORAZON DE MARÍA

PARA TODOS LOS DIAS DE LA SE MAMA.

TARA EL pO M lN G O .

Vecl (i vuestros pies ¡oh Santísima Virgen


María! á un miserable pecador, que ron jyran
con lianza recurre á Vos, Yo no soy digno de
que siquiera me miréis $ mas sé que Vos*
habiendo visto morir á vuestro Santísimo
P*jü por salvar á los pecadores, te 11oís un
gran deseo de ayudarlos. Dirigid ¡ oh Madre
de misericordia! vuestra amorosísima vista
hacia mis miserias , y compadeceos de mí. Yo
oigo á todos llamaros refugio de los pecado­
res, esperanza de los desamparados, y con­
suelo <}e los afligidos: Vos pues habéis de ser
nii refugio 3mi esperanza y consuelo, Vos
me habéis de salvar con vuestra intercesión.
Socorredme por el amor de Jesucristo 5 dad
la mano á 1111 miserable caído, que 0$ llama
en su ayuda» Yo sé que tenéis vuestras deli­
cias en favorecer al pecador cuando aun es
tiempo; favorecedme pues, V os, ahora que
podéis favorecerme, ya que por mis pecados
he perdido la amistad de Dios y mi alma.
Desde ahora me pong’o en vuestras manos:
decidme lo que he de hacer para volver á la
amistad de mi Dios, que yo estoy pronto á
hacerlo. Et me manda que venga á Vos para
i9 6 DEVOCIONES
que me socorráis , y quiere que recurra á
vuestra misericordia para que consiga mi sal­
vación, no solo por los méritos de vuestro
Suatísimo H ijo, sino también por vuestros
ruegos, que son los que me lian de ayudar á
conseguirla. Pues á Vos recurro, rogad á
Jesucristo por mí. Haced que conozca por
experiencia propia los bienes tan grandes que
bay en confiar cu Vos.
A qu í se rezan tres A ve M arías en des -
aqravio de las blasfemias que los malos pro­
fieren contra la Santísima Virgen.

PA RA EL L U N E9.

¡Olí Santísima Virgen M aría, Reina del


cielo y de la tierra! yo, que en algún tiempo
Le sido esclavo de Satanás, desde abora para
siempre me dedico á vuestro servicio, y me
ofrezco a honraros y serviros por todo el
tiempo de mi vida. Recibidme en el número,
de vuestros siervos. ¡Ob Señora mia! no, no
me arrojéis de vuestra presencia , como yo
merezco. En Vos ¡ob Madre niia l tengo
puestas todas mis esperanzas. Yo bendigo y
doy infinitas gracias i Dios, porque por su
misericordia me comunica esta confianza para
con Vos. Es verdad que en mi vida pasada
lie caído miserablemente en el pecado 5 mas
espero el perdón por los méritos de Jesu­
cristo y vuestra intercesión* Con todo esto*
me trae en gran cuidado el recuerdo de que
puedo volver ¿perderla gracia de Dios. Lo*
A MARIA SANTISIMA. 197
peligros son continuos : los enemigos no duer­
men, y nuevas tentaciones me sobrevienen.
;Oh Madre mía! amparadme, ayudadme con­
tra los asaltos del infierno, y no permitáis
que yo vuelva á ofender á vuestro Santísimo
Hijo. JVo? no permitáis qne yo vuelva á per­
der mi alma, el cielo y á Dios. Esta gracia
os pido ¡oU María! esto es lo que deseo y
confío conseguir con vuestra intercesión. Afii£
lo espero. %};
Tres Ave M arías, etc.
& '? €
PA R A E L M ARTES, Vi *- - ' -
y
Al considerar \ olí Santísima Virgen Mjl-». .
ría, Madre de bondad y misericordia! m&
pecados/y al acordarme del momento de mi
muerte, tiemblo y me confundo. Para este
caso ¡oh dulcísima Madre mia! tengo pues­
tas todas mis esperanzas en la sangre de J e ­
sucristo y en vuestra intercesión. Y Vos,
que sois el consuelo de los aflijidos , no me
abandonéis en aquel trance, ni dejéis de con­
solarme en aquella grande aflicción. Y si abora
tanto me atormenta el gusano de mi concien­
cia, la meertidumbre del perdón, el peligro
de recaer, y el rigor de la justicia divina^
¿qué será entonces de mí? ; Ah /S e ñ o ra
mia! alcanzadme antes que se me llegue la
muerte un gran dolor y verdadera enmienda
de mis culpas, y qne sea fiel á Dios en todo
lo que me reste de vida; y cuando ya me
fuere acercando á la muerte, ayudadme Vos,
198 I>EVOCIOSfiES
que sois mi esperanza ? cu aquellas tan gran­
des angustias en que me lie de ver: confor­
tadme para qué no me desespere á la vista
de la enormidad de mis culpas que entonces
el demonio mé pondrá delante. Alcanzadme
que yo os invoque eniónces mas á menuda,
para que muera con gran confianza con vues­
tro dulcísimo nombre y el de vuestro Hijo
en la boea¿ Está gracia ¿ que á tantos devo­
tos vuestros habéis concedido y os la pido yo
ahora con gt^áudes ansias ¿ y conño consc*
¿uirla de Vos*
Tres A ve M arías ¿ eíé*

>Á RÁ EL M IERCO LES*

¡ Cuantas veces , oh Santísima Vírgcri


M aría, lie merecido el infierno por mis pe­
cados! Ya tal vez se hubiera ejeeuladu con­
tra mí la sentencia de eterna condenación al
primer pecado que 'hice ¿ si vuestra piedad
no hubiera detenido el brazo de la divina
Justicia; y además habéis vencido mí obsti­
nada voluntad, y,iue habeís llevado á Vos,
para que en Vos tenga toda mi confianza^
¡Ah! ¡Y cuantos desatinos no hubiera yo
liecho, y en cuantos peligros y lazos no hu­
biera caído j si V os, oh amorosa Madre mía,
ño iné hubierais preservado con tañías gra­
cias como me habéis alcanzado de Oíos! ¿Y
de qué me servirán ¡olí Rciná y Señora mia!
de que me servirán vuestras misericordias y
taiila-s gracias como me habéis conseguido, si
A MARIA SANTISIMA* £9£>
al fin me condeno? Si en algún tiempo no os
lie amado, ahora sí que puede decirse que os
amo, después de Dios* sobre todas las cosas,
j A h ! No permitáis (pie yo vuelva otra vez las
espaldas a Vos y á vuestro Santísimo Urjo*
que por vuestra intercesión tantas gracias me
lia concedido^ ÍVo permitáis , Madre y Seña­
ra mia amabilísima ? que yo me condene, y
que haya de tener por enemigo á Dios, \ le
maldiga para siempre. ¿Y podrá sufrir vues­
tro amorosísimo corazon qué se condene uut
siervo Vuestro que os ama? Ea , Aladre mia,
¿(pié respondéis? ¿M e condenaré ? ó no?
Por jn¡ parte sé de cierto que me condeno,
si yo os dejo. Mas ¿quién tendrá valor para
dejaros? ¿Y cómo podré yo olvidarme del
atnor que me profesáis? No* nó se pierde el
que siendo liel se encomienda á Vos* y re­
curre á vuestro patrocinio. ¡Ah j Aladre mia!
no me dejéis á uiís anchuras $ porque me per­
deré ; antes bien atadme corto para que siem­
pre esté con Vos* Libradme ¿ esperanza mia,
del infierno , y primero del pecado , que es el
que únicamente inc puede llevar á el.
Tres A ve M a ría s , ele *

t a iíá el ju e v e s .

]Oh Reina de los cielos! que tan privi­


legiada habéis sido de Diu5¿ fijando vuestro
trono sobre todos tas coros de -los Angeles,
y muy próximo al trono de Dios. Yo¿ aun­
que miserable pecador i os salado desde este
200 pEVOClO
valle de miserias, y os pido que volváis íiácia
mí esos vuestros amorosos ojos de miseri­
cordia. Mirad , Madre mia , cuantos son loa
peligros de que ahora me veo rodeado , y en
los que rae veré mientras viva en este mun­
do ? de perder mi alma, el ciclo y á mi Dios.
En V os, Señora, pongo todas mis esperan*
zas. Yo os amo, y quisiera por momentos ir
á veros y alabaros en el cielo. Y ¿cuándo
¡oh Madre mia! llegará este diatan dichoso
para mí, en que, libre de mis enemigos, me
vea a vuestros pies? ¿Cuándo besaré esa
mano que tantos beneficios me-lia hccbo?
Confieso; Madre mia , que mi ingratitud para
con Vos siempre ba sido muy grande} mas
6Í logro ir at cielo , ya no lo será jumas, por
el contrarío, alii os alabaré en todo momen­
to por toda la eternidad, y en descuento de
mi olvido os alabaré y bendeciré eternamente,
dándoos incesantes gracias. Y al presente las
doy muy rendidas á Dios nuestro Señor , que
tanta confianza me inspira en la sangre de
Jesucristo, y en vuestra poderosa interce­
sión. Acordaos, Señora, que de cuantos lian
sido vuestros devotos, y pusieron su confian­
za en V os, ni uno solo ba quedado engaña­
do : ni tampoco quedaré yo. Pedid joh Santí*
sima Virgen! á vuestro Hijo (como yo también
lo pido por los méritos de su santísima Pa­
sión) que me couíirme mas y mas en estos mis
propósitos, y que al mismo tiempo crezcan
mas y mas en mí estas mis. esperanzas. Amen*
Tres A ve M arías 7 efe.
A 31ARIA SANTISIMA. 201

FA RA E L V IE R N E S.

Vos ¡olí Santísima Virgen María! sois


la criatura mas noble y excelente ? la mas
pura ? bella y santa de todas las criaturas. ¡ Olí
si todos> Madre m ía, os conociesen y ama­
sen como Vos mereceis! Mas al fía me con­
suela ver tantas almas en el cielo, y tantos
justos en la tierra, que viven enamorados de
vuestra bondad y hermosura. Sobre todo me
complazco en que el mismo Dios os ame á
Vos sola mas que á todos los hombres y An­
geles juntos. Yo ¡oh amabilísima Señora!
aunque miserable pecador también os amo*
pero os amo muy poco, y quisiera que mi
amor para con Vos fuera el mayor y mas
tierno. y esto me lo habéis de alcanzar de
Dios, dado que d amor para con Vos es una
señal de predestinación, y un don que el
;Señor concede á los que se salvan. Fuera
de esto ¡oh Madre mia! me considero muy
obligado á vuestro Santísimo H ijo , y conoz*
co que él merece un amor sin límites; y Vos,
que no deseáis sino que sea amado, me ha­
béis de alcanzar un grande amor para con
Jesucristo. S í, esta gracia me liabeis Vos de
conseguir, que yo sé que alcanzais dó Dios
cuanto queréis. Yo no os pido bienes dé la
tierra, no honras ni riquezas, y solo os pido
lo que mas desea vuestro corazon, lo que pido
es un amor puro para con Dios. ¿Será posi­
ble que no queráis ayudarme para que yó con­
202 DEVOCIONES
sígalo que á Vos tanto agrada? [A li? no!
que Vos ya me ayndais, y ya rogáis por mí.
llogad s rogad ¡ oh M aría! por mí t y no de­
jáis jamas de hacerlo, para que vaya al ciclo,
en donde seguro posea y ame eternamente á
mi D ios, y juntamente á Vos ¡ olí amabilísi­
ma Madre mía! Amen.
Tres A ve Marías > etc.

PA R A E t SABADO*

¡Oh Santísima Madre mia! ya yeo las


gracias que me habéis alcanzado de D ios, y
mi ingratitud á tantos beneficios. E l ingrato
q o merece que se le hagan nuevos favores;
pías no por eso quiero desconfiar de vuestra
misericordia. Compadeceos ¡ oh Abogada de
los pecadores! compadeceos de mí. Vos sois
|a dispensadora de todas las gracias que Dios
concede á los miserables pecadores, y con
fin os ha hecho tan poderosa, tan rica y
fan amorosa, para que nos socorráis. Yo de­
seo salvarme* E n vuestras manos pongo mi
salvación eterna y mi alma. También deseo
ser contado en el número de vuestros siervos:
jüo me desecheis* Vos andais en busca de mi­
serables para socorrerlos, no abandonéis ¿
este miserable pecador que á Vos recurre.
Hablad á vuestro Hijo por m í, que yo sé que
os ponedera cuanto le pidáis. Tomadme bajo
vuestra protección ? y esto me basta; porque
ut Vos sois mi Protectora ? á nadie tem o; no
á mis ep£ig¡gos ? porque yo espero alcanzar
A MAIÚA SANTISIMA. 205
fllc Dios el perdón de mis pecados por vues­
tro medio; no á los demonios, porque Vos
sois mas poderosa que todo el iufiemo junto,
no á mi mismo Juez Jesucristo, porque con
vuestros ruegos se aplacará. Amparadme ¡ oh
Madre mia! y alcanzadme el perdón de mis
pecados, mi grande amor de Dios, la perse­
verancia final en su gracia, una buena muer­
te ? y lUtimaniente el cielo. Es verdad que
yo no merezco csla3 gracias, mas sí Vos las
pedís para mí al Señor , luego las conseguiré,
ílo g ad , pues, á Dios por mí. E a Vos ¡oh
Madre mia muy amada í tengo puestas to­
das mis esperanzas, y ea esta confianza des­
canso y vivo, y con la misma quiero morir.
Amen.
Tres A ve M a ría s , y por ser sábado la
letanía , qne también tiene indulgencias.

Pió V IJ y eon rescrito de la sagrada Con-


greg. de tas indulg. de 21 de junio de 180#,
concedió 300 dias de indulg . por una sola
vez al dia á todos los fieles que , á lo menos
con corazon contrito , recen en cada tmo de
la semana las dichas? oraciones} con tres
A ve M a ría s , en desagravio de las blasfe­
mias que se profieren contra la Santísima
Virgen . Adem as concedió indulg ; plenaria ,
una vez al m es , al que habiéndolas rezado
por un mes entero con este objeto , eon fes*
y comulg, en el dia que cada uno quiera ,
rogare a Dios por la santa Iglesia , eíc. To­
das estas indulg , aplicables etc.
02
204 DEVOCIONES

ORACION CON TRÜS SALYKS.

¡Cuantas veces, oh Santísima Virgen


María, etc. pág. 198 5 V *res Salves.

Pío F U y con decreto Urb. et Orb. de


la Congreg. de las indulg. de 15 de mayo
de 1821 ? concede 500 dias de indulg. por
cada uno quey d lo menos con arrepentimien­
to 9 se rece dicha oración , etc. y si se dice
por un mes entero , indulg. píen, en el dia
del mes que guste confesar , comulgar y
rogar á Dios por la intención del Papa , vi­
sitando alguna iglesia ó público oratorio.
Estas indulg. son perpetuas y aplicables ele.

OTRA,

¡Oh Santísima Virgen María, Madre del


Verbo encarnado, tesorera de las gracias,
refugio de los miserables pecadores! nosotros
recurrimos con viva fe á .. vuestro paternal
amor, y os pedimos la gracia de que siempre
hagamos la voluntad de Dios y la vuestra, y
que pongamos nuestro corazon en vuestras
santísimas manos; y ademas os pedimos la
salud del alma y del cuerpo, y que experi­
mentemos de cierto que Vos sois nuestra
amorosísima Madre, y nos ois: por esto de­
cimos con viva fe:
Tres A ve Martas.
A IZARIA SANTISIMA, SO S

Orem us .
Defende, qu&sumus, Domine, ab omnl
ínfírmhatc Beata María semper Virgínc in­
tercedente , fámulos tuos 5 ct toto corde tibi
prostratos ab liostium propitius tuere ele men­
tor insidiíS, jPer Christum ctc. .

León XI I y con decreto de la Congreg.


de las indulg. de 11 de agosto de 1824, a de-
mas de confirmar para siempre los 100 dias
de indulg. (jue concedió Pió V i l hacia el
año 1804 al-que rece dichas oraciones , con
nuevo rescrito de dicha Congreg. de 10 de
mayo de 1828 añade otros 100 dias.

ORACION
A LA SANTÍSIMA. VIRGEN Y Á SAKTA ANA.

Dios te salve, llena de gTacia, el Señor


es contigo , y por tu medio sea conmigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres, y
bendita sea tu madre santa Ana, de quien
naciste ¡oh Virgen María! sin mancha ni
pecado; porque de tí nació Jesucristo, Hijo
de Dios vivo. Amen,

Pió V i l , con rescrito de la Congreg. de


las indulg. de 10 de enero de 1 815, conce­
de para siempre 100 di as de indulg. por
cada vez que se diga con arrepentimiento y
devotamente dicha oración. Y al que lo hi­
ciere á ¡o menos diez veces al mes , indulg.
206 DEVOCIONES
píen. en la fiesta de santa Ana (26 de juI¡o}r
si arrepentido , confes. y comulg. en dicho
dia visitare con devocion cualquiera iglesia ¡
y rogare á Dios por la intención del Pqpa*

SANTIFICAR EL ?ÍES DE MAYO,

P a ra excitar á los fieles á una devocion


tan agradable á la Santísima Virgen ? y de
tanto provecho espiritual ? Pió V ll¿ en un
rescrito dado d 2 1 de marzo de líM í>? con­
cedió á todos los fieles de ambos sexos que
en público é en privado honrasen á la San­
tísima Virgen en dicho mes de mayo con al­
gunos obsequios especiales ? oraciones devo­
tas , ú otros actos de virtud ¿ 500 dias de
indulg . en eada uno de los del mes y y una
indulg. píen ., que se gana en un dia del
mes en que ? confes. y comulg., rogaren á
Dios por la santa Iglesia ? etc . según la in­
tención de su Saütidad. Y sey mi una de­
claración del mismo sumo Pontífice dada
por la sagrada Gongreg. de las indulg. á
18 de junio de 1822 ? estas indulg. pueden
aplicarse etc , (*).

. (*) Esta devocion se practica en h s iglesias de lus


P P , de la'Compañía de Jesús, y para el cjue quiera ha­
cerla en su casa' hay impreso a l librito intitulado E l Mes
de Mmia,
A MARIA SANTISIMA. 207

CANCIONES
P A R A EX. MES M K A H IA .

BSTftIVILLO.

( 8)
,
V enid y vamos todos
Con J.lores á p o r fía ,
Con flores á M a ría ,
Que M adre nuestra es.

De nuevo aquí nos tien es, También te presentamos


Purísima d o n cella , Gomo mas gratos dones
Mas que la luna b e lla , Rendidos corazones
Postrados é tus pies. Que tu ya los p oses.
A ofrecerte venim os No nos dejes un p u n ió ,
F lores del bajo su elo: Que e l alma pobrecilla
Con cuanto amor y anhelo, Cual frágil navecilla
Señ ora, tú lo v es. Sin ti diera al través.
Por ellas te TQgamog Tu poderosa mano
Si cándidas 13 p la c e n , Defiéndanos, S eñ ora,
Las que en la gloría nacen Y siempre desde abora
En cambio tú nos d es. A nuestro lado estés.

II.
cono.

Dulcísima Vú'gen f
D el cielo delicia *
La flo r que te ofrezco
Recibe propicia.

Bcnófico hiere Los prados semejan


Lumínico r a y o , Amenos jardines
Del sol que engalana Sembrados de rosas
Las flotes de m ayo. Y r im e s jazm iaes.
208 DEVOCIONES
Y apenas se abren Y e l alma y vosotras,
Y e l cáliz asom a, Yo pobre aunque so y ,
Regala el'am biente Con todas mis ansias
Balsámica aroma. Rendido te doy.
Asi en su manera Mi afecto sencillo
Brotando en el suelo R ecib e, Señora,
Al Dueño bendicen -Mi frente en el polvo-
Que habita en el cielo. Te ensalza y adora.
¡ Oh cándidas flores Piadoso la oido
De troncos lozanos? Mis voces atienda,
De ofrenda servidme ? Y admita amoroso
Yenid á mis manos, Tu seno mí ofrenda.
Mostrad ahora juntas Tu rostro divino
Mayor lozanía, Mi vista descubra:
Que va ú recibiros Y en tanto ¡olí felice!
La Yirgen Marta. Tu manto me cubra.

I I I .5
COBO*
(10)
¿Yo cesará m i lenguay
Cantando noche y d ia ,
De celebrar tus g lo ría s,
¡ Oh dulce M adre mia /
Alma fe liz , escucha : Postrados mira en tierra
¿Qué plácido alborozo Sus hijos á millares
El Templo de Dios vivo -Acordes entonando
Inunda en puro gozo? Suavísimos cantares.
Los ámbitos con voces [Cuánto amor tus favores
D e bendición resu en an, Oh Virgen les inspiran!
Y de júbilo y gloría Tu amor los en a rd ece,
Las bóvedas se llenan. r Tu dulce amor respiran.
Descórrese la gasa Una mirada piden
De trasparente v e lo , De tus benignos ojos:
Y entre antorchas lucientes F ieles hijos son tuyos ,
L os ojos ven un cielo. Son de tu amor despojos.
rOh celestial h ech izo ! Claveles y alelíes
j Oh graciosa María! De la estación hermosa
Bendícela mil v e c e s , Arrojan á tus plantas
Bendícela , alma mia, , Con ansia fervorosa.
A MARIA SANTISIMA. 200
¡Oh ti un jardín florido Bajo tu dulce amparo ■
Env cada pecho v ieras, Vivir es suma gloría;
Un jardín d e.v irtu d es, Llorar, regalo y dicha;
Cuánto placer Limeras! Morir, palma y victoria.
A liéntanos, que somos Algún dia contigo
D ébiles y m oríales, Al cielo volarem os,
Y de lu seno venga Y llores sempiternas
La gracia en mil raudales. Allí te ofrecerem os.
Huzio a s i, tierna M adre, P rotégenos, Señora, -
Hazlo asi, Virgen pura, Protégenos en la n ío ,
Que de tu p ed io corre Bajo el 5(5«uro abrigo
Un río de dulzura. De lu piadoso manió.

ir. Ora pro nobis, Saneta Bel Genitriz.


ijL Ut digni etticiamur promíssíoníbus
Cbristi.
Oremus.
Dcfcndc, qu?esumn5 Dominer Beata Ma­
ría semper' Virgine intercedente , istam ab
onuíi adversítate familíain, et toto cordc tibí
prostratam ab hostuini propítius tu ere cle-
menter insldiis. Per Cliristum Domtnum no-
strum. Amen.

IVos cum prole piá bcnedícat Virgo Ma­


ría. u. Amen.
210

A NUESTBA SEÑORA

DE LOS DOLORES.

HIMNO.
(U)
Mater dolorosa
Justa Crucem lacrymosa ?
Dam pendcbat Filius.
Cujus Animaw peinen tem ,
Contristatam et dolcntcm ?
Pcrtransívit gladiits.
O ' istís ct afflicta
benedicta
Mater Unigeniti!
Quse moerebat ? ct dolcbat ?
Pia Mater dum videbat
JVati peenas inclyti.
Quis est homo, qui non fleret;
Matrcm Cliristi si yiderct
In tanto supplicio?
Qtiis non posset contristan
Christi Matrcm contemplar!
Dolcntem cuín Filio?
Pro peccatís suse {jentis
Vidit Jcsum ¡n tonnentis,
E t flageliis subditum.
A N T H A . S H A . DE LOS DOLORES. S i l
Vidit sunm dulcem JValutn
Moviendo dcsolatmn,
Dum cmisit spiritum.
Eja M ater, foñs amorís,
Me sentiré vim doloris
F ac, ut te cuín lug'eam.
Fae ut ardeat cor rneum
l a amando Cbristum Deum,

Crucifm fige plagas


Cor di meo valide.
Tui Nati yulnerati,
Tam dignati pro me pati ,
Poenas mecum divide.
Fac me tecuiñ pie flere,
Gracífixo coudolérc,
Doñee ego \ix.ero.
Juxta Crucem tecum stare,
E t me tibí socíarc
In planctu dcsidero.
Virgo Virginum praidura,
Milu jam non sis amara,
Fac me tecum plangere.
Fac ut portem Cliristi niortcm,
Fassionis fac consortcm,
E t Plagas rccolcrc.
Fac me Plagís vulnerar! ?
Fac me Cruce inebríari ?
E t Crúorc Filie.
Flammis ne urar succensns ?
Per t e , V irgo, sim defensas
In die judien.
212 A NÚ EST IIA SEÑORA
C h r is te , cum slí bine ex ire j
I>a per M atrera me reñir»
Ad pal mam victoriae.
Qnamlo corpus moriétur,
Fac ut animae don ¿tur
Paradisi gloría. Amen*

Inocencio X I e n su Breve de í.° de se­


tiembre de 1681 , concede para siempre
100 días de indulg. por cada vez que se
diga con devocion dicho himno , compuesto
por san Gregorio .

CORONA DE LOS DOLORES,

ACTO DE C O N T R IC IO N .

Vedme aqui, único y verdadero bien de


mi alma, y mi amabilísimo Señor, todo con­
fuso en vuestra divina presencia al considerar
tantas y tan graves injurias como contra Vos
lie cometido; y os pido con todo mi eorazon,
perdón de ellas, doliendo me por solo vuestro'
amor, y considerando vuestra divina bondad,
la¿ detesto y abomino mas que á todos los
maleá juntos, Y asi como quisiera haber muer­
to mil veces antes que haberos ofendido, asi
también estoy resuelto á perder mil vidas que
tuviera antes que ofenderos. Y propongo
i oh Jesús tnio! lavar cuanto antes mi alma
con vuestra preciosa sangre por medio de la
confesion. Y entretanto ¡oh Virgen piadosí­
sima ? Madre de misericordia y refugio de
DE LOS DOLORES. 215
pecadores! os ruego por los méritos de vues­
tros acerbos dolores me alcancéis el perdón
de mis culpas , mientras yo ruego á Dios por
la intención del sumo Pontífice para ganar
las indulgencias concedidas ¿ vuestra corona,
con las que espero conseguir el perdón de
las penas que por mis pecados be merecido.
I. Con esta confianza pasemos á meditar
el primer dolor ? que filé cuando, habiendo la
Santísima Virgen María presentado á su
Hijo unigénito en el templo, y habiéndole
puesto en los brazos del santo yiejo Simeón7
éste dijo que un cuchillo de dolor traspasaría
su alma , en lo que mostró claramente la
amarga pasión y rtnuertc afrentosa de su San­
tísimo Hijo.
Un Padre nuestro y siete A ve M arías.
II. £1 segundo dolor de la . Santísima
Virgen fue . cuando tuvo que huir a Egipto
por motivo de la persecución del cruel He-
rodcs, que con crueldad inaudita buscaba al
Santísimo Niño para quitarle la vida.
P adre nuestro y siete A ve M arías .
III. E l tercer dolor de la Santísima
Virgen fue cuando , subiendo á Jerusalen á
la Pascua con su esposo san José y su ben­
dito JViño, al volver á JVazaret le perdió, y
por tres dias continuos le anduvo buscaudo
con gran pena y dolor.
P adre nuestro y siete A ve M artas ,
IV . EL cuarto dolor de la Santísima
Virgen fue cuando le encontró en la calle
de la Amargura, que iba cargado con el pe­
s u A NUESTRA SEÑORA
sado leño de ía cruz para ser en ella crnejil­
eado por nuestra redención.
P adre nuestro y siete A ve M arías.
V. E l quinto dolor déla Santísima V ir­
gen fue cuando vio levantar en la cruz á su
Santísimo H ijo , que derramaba por todas las
partes de su santísimo cuerpo su preciosísima

P adre m ies tro y siete A ve M arías.


V I. E l sexto dolor de la Santísima V ir­
gen fue cuando vió abrir con la lanza el cos­
tado de su Santísimo H ijo, y cuando de­
puesto de la cruz le depositaron en su ma­
ternal regazo.
Padre nuestro y siete A ve Marías*
V IL El séptimo y último dolor de la
Santísima Virgen fué cuando vió poner en el
sepulcro el cuerpo de su Santísimo Hijo.
P adre nuestro y siete A ve M arías .
Ahora se rezan tres A ve M arías en, re­
verencia de las lágrimas que derratnó la
Santísima Virgen en sus dolores 7 para que
nos alcance lágrimas de contrición de nues­
tros pecados , y para ganar las sanias in­
dulgencias .
-f. Ora pro nobís, Virgo dolorosissima.
3). Ut ¡ligni efficiamur promissionilms
Cbristi.
Oremus.
Intervcniat pro nobis, etc. pág. 83.

Benedicto K l l l en el Breve de 26 de
■ DE LOS DOLORES. 215
setiembre de 1724 concede 200 días de in -
diligencia por cada Padre nuestro y A ve
M aría al que ? arrepent. ? conf. y eomulg. ¿
ó á lo menos con verdadero propósito de
confesarse ? rece dicha corona en la iglesia
de los siervos de M ar i a 7 y las m ism as in­
dulgencias rezándola en cualquier parte to­
dos los viernes y los dias de cuaresma ? y
en la fiesta y octava de los Dolores y 100
dias rezándola , como se ha dicho 9 en otro
cualquier dia y lugar: y finalmente añadió
otros 7 años y 7 cuarentenas al que la hu­
biese rezado ó solo ? ó acompañado.
Despues Clemente X I I en su Bula Uni-
geníti de 12 de diciembre de 1 734, ademas
de confirmar dichas indulg . ? añadió para
siempre las siguientes s I. A l que la rece
todos los dias por un mes entero t y despues
confesado y comulgado ruegue á Dios por la
Iglesia, indulg * píen, y remisión de todos
su s pecados, II. A l que de veras arrepen­
tido y eotifesado , ó á l o menos con propósito
firme de confesarse , la r e za r e , por cada
vez 100 dias de indulg. I I I . A l que arre­
pentido la rece los lunes, miércoles y vier­
nes , ó en las fiestas de precepto de la Igle­
sia 5 150 años de indulg, IV . A l que acos­
tumbrare á rezarla cuatro veces á la sema­
na , en el dia que quiera del año confes . y
comulq . ? y rezándola en este d ia , indulg .
píen . V« A dem as , al que arrepent . y conf.
la rece con devocion > otros 200 días de in ­
dulgencia . V I. E n fin ? al que teniendo una
216 A NUESTRA SEÑORA
<ie dichas coronas , y rezándola frecuente­
mente } hiciere cualquier otra obra buena ó
espiritu al , ó temporal ? á honra de Jesu­
cristo ? ó de su Santísim a M adre 9 ó de los
S antos , ó á beneficio del prójimo ? ó ¿ofa-
meníe rece siete Padre nuestros y siete
A ve M artas , concede por cada vez 10 años
de indulg* Todas estas indulg. son aplica­
bles etc *, y fueron confirmadas por Bene-
dicto X I V con decreto de la Congreg ■d élas
indulg. en 16 de enero de 1747, y con otro
de la misma Gong, de 15 de marzo de 1765.
Se advierte que para ganar estas indul­
gencias es necesario que dichas coronas se
bendigan por los superiores del Orden de
los Siervos de M aría '(*), ó por otros del
mismo Orden diputados por su s superio­
res • y despues de benditas no se pueden
ven d er, trocar ó prestar para que ganen
ílichas indulg . , y antes bien la pierden se­
gún la disposición del citado Breve de Be*
nedicto X I I I ,

HORA DE LOS DOLORES. .


í
Clemente X I I ? con decreto de la Con-
g reg . de las indulq. de 4 de febrero de 1756,
y Benedicto X I V en 1A de julio de 17í>7j
concedieron indulg, píen. ? aplicable etc.,
una vez al año al qu e, en el dia que elija
eada uno , confes* y comulg. ? hiciere una

En l"sp:iña los hay en Aragón y Cataluña.


DE LOS DOLORES. 217
hora de orácion d honra de M aría Santísi­
ma de los D olores . considerando sus penas 9
y rezando dicha corona , ú otras oraciones.
á este modo (como son las siguientes). Pió V I
confirmó dicha indnlq encía en 8 de julio
de 178o.

SÚPLICAS

AL AFLIGIDÍSIMO CORAZON DE MARÍA.

f. Deus in adjutorium tnenm intende.


15). Domine ad adjuvandum me festina.
Gloria P a tri, et F ilio, etc.
I . Os compadezco ¡oh afligida María!
por el dolor que sintió Yuestro tierno cora*
zon con la profecía del santo viejo Simeón,
y os suplico por vuestro afligidísimo corazon
¡oh amantísima Madre mía! me alcancéis la
virtud de la humildad 3 y el don del santo te­
mor de Dios.
A qu i se reza un A ve M aría .
I I . Os compadezco ¡oh afligida María!
por las angustias que vuestro sensibilísimo
corazon siutió en la huida y estancia en
Egipto 5 y por vuestro angustiadísimo cora­
zon os suplico ¡oh amabilísima Madre mia!
me alcancéis la virtud de la misericordia , es­
pecialmente con los pobres , y el don de

Un A ve M aría.
III. Os compadezco ¡oh afligida María!
por las congojas que vuestro solícito c o r a z o n
P
213 A NUESTRA SEÑORA
sintió al perder á vuestro amado Hijo $ y por
vuestro dolor osísimo y angustí adísimo cora­
zon os suplico ¡olí amabilísima Madre mía!
me alcancéis la virtud de la castidad ? y el don
de sabiduría.
Un A ve M aria .
IV . Os compadezco \ oh afligida María!
por la consternación que vuestro maternal
corazon sintió al encontrar á vuestro Santí­
simo Hijo que llevaba la cruz acuestas5 y por
vuestro amoroso corazon traspasado de dolor
con esta vista, os suplico ¡oh amada Madre
mia! me alcancéis la virtud de la paciencia y
el don de la fortaleza.
Un A ve M aría .
V . Os compadezco ¡oh afligida Madre
mia! por el martirio que sufrió vuestro gene­
roso corazon al hallaros presente á la agonía
de vuestro Santísimo H ijo ; y por este mar­
tirio que sufrió vuestro corazon os suplico
¡ oh amada Madre mia! me alcancéis la virtud
de la templanza v el dou de consejo.
Un A ve M aría,
V I. Os compadezco \ oh afligida María!
por la herida que recibió vuestro piadoso co-
razón con la lanzada que abrió el costado de
vuestro Santísimo Hijo 9 y traspasó vuestro
amabilísimo corazon$ y por esta aflicción que
sufrió vuestro corazon os suplico ¡ oh amada
Madre mia! me jalcanecis la virtud de la ca­
ridad para con mis prójimos 5 y el don de en­
tendimiento.
Un A ve M aria.
DE LOS DOLORES. 210
V II. Os compadezco ¡ ob afligida María!
y por el dolor que traspasó vuestro amantísi-
mo corazon al ver sepultar á vuestro Santísi­
mo Hijo 5 y por vuestro sagrado corazon de
este modo angustiado, os suplico ¡ oh amada
Madre mia! me alcancéis la virtud de la dili­
gencia y el don de ciencia.
Vn A ve M aría,
f . Ora pro nobis, Virgo dolorosissima.
ri. , Ct digni efficiamur etc.

Orem us *
Interveniat pro nobis ? etc, pág, 85.

Pío V I I ? con rescrito de 14 de enero de


1815, concede para siempre por cada vez
que devotamente se recen dichas súplicas
500 dias de indulg , , aplicables etc .

S IE T E AVE H A R IA S V A CADA UNA El»

f . Madre llena de aflicción ? etc. pág. 64*

Pió V i l ) con un Breve de 1.° de diciem­


bre de 1815, concede 500 dias de indulg .
por una vez al dia al que contrito rece lo
dicho* Y al que lo rece por todo ün m es , in­
dulgencia plenaria y remisión de todos sus
pecados en el dia (jue guste confesar y co­
m ulgar, y rogar a Dios por la Iglesia $ etc .
L as cuales indulg» se pueden aplicar etc.

P2
220 A NUESTRA SEÑORA

EJERCICIO
p a ra los diez días an tes de Cuaresma..

Pío V i l , con rescriío por conducto de


la Secretaria de Memor, de 9 de diciembre
de 1815, concede 500 dias de indulg. por
cada vez que se asista á cualquier devoto
ejercicio dirigido al afligido Corazon de M a­
ría que se practique en dichos dias en cual­
quier iglesia ií oratorio público , aun en los
de los regulares de tino y otro se x o , como
también en cualquier oratorio ó capilla si­
tuada en los monasterios ? seminarios y otros
lugares píos en donde se suele hacer ora -
eiorij y al que .asistiere « lo menos cinco
dias y concede indulg. píen ♦? conf. y eomulg,
en alguno <(e dichos diez d ia s , y rogando á
Dios por la Iglesia. E stas indulg, son apli­
cables etc . , y las confirmó para , siempre
Pió V í l por el conducto de la Congreg. de
las indulg * en 18 de junio de 1822,

Hora de oracion el Viernes Sanio y demas


viernes del año.

Pió V i l con ños rescritos por el conduc­


to de la Secretaria de Mentor . de 25 de fe­
brero 2/ 21 de marzo tic 1815, eoncede al
que desde las cuatro de la tarde del Viernes
S a n to , hasta las diez del dia siguiente em­
plee ety públiéo ó en secreto una h ora , ó á
lo menos media > á honra de M arta Sanlí-
DE LOS DOLOBES. 221
si7}ia de la Soledad ^ meditando sus siete
dolores ? ó rezando su corona > ú otras de-
vocioncs semejantes. indulg. píen* que (fi­
nará en el dia que cumpla con el precepto
pascual, Y el que en los demas viernes de%
año desde las cuatro de la tarde hasta el
domingo siguiente practique dicha devocion,
gana 300 (lias de indulg. * y habiendo
hecho esto todas las semanas, indulg, píen.
en uno de los líltimos dias del mes. Todas
son aplicables etc. * y las confirmó para
siempre Pió P Il^ por conducto de la Con-
greg* de las indulg. ? « 18 de junio de 1822.

Á S A N M IG U E L A R C A N G E L .'

HIMNO,

X*e Splendor, et virtiis Patris,


Te vita, Jcsu? eordium,
Ab ore qui pendent tuo ?
Landcmus iuter Andelos.
Til)i imllc densa millium
Ducum corona.milita! $1
Sed explicat viclor Crucem
Miehact salutis signifer,
D racoma bic dirum caput
In ima pellit tartara,
Ducemquc cum rcbcliibus
Coelesíi ab arce fulminat.
22SS A SAN MIGUEL AHCANGEL.
Contra ducem snperbia;
Seqnamur bune nos Prineipem 3
Ut detur ex Agni throno
J\obis corona gloria:.
P atri, simulque Filio,
Tibique, Sánele Spiritus,
Sicut fuit, sit jugiter
Sseculnm per onine gloria. Amen.

Aña, Princeps gloriosissime 9 Michael


Arcliangelc, esto memor nostri; hic et ubi­
que semper precare pro nobis Filium Dei.
f> In eonspectu Augelorum psalam tibi,
Deus meus.
Adorabo ad templuiu sanctuni tuum,
et confitebor IVominí tuo.

Oremus.
Deus ? qui miro ordine Angelar um mini-
steria ? bomínumque dispensas: concede pro-
pitias , ut a qui bus tibi mínistrantibus ín
cuelo semper assistitur ab bis in térra vita
nostra muniatur. Per Dominutn etc.

Pió V i l con rescrito perpetuo de la Cmu


grey, de las indulg * de 6 de mayo de 1817?
;concede 200 dias de indulg, al que i't lo me-
nos arrepentido rece con devocion una vez
al dia dicho himno , etc , ? é indulg. pfen. al
que le rece todos los dias por un mes ente­
ro , en el dia que g u ste , confes . y eomulg ,,
y rogando á Dios por la intención del Papa .
225

AL ÁNGEL DE LA GUARDA.

¡Olí Angel de Dios, Angel santo de mi


guarda! á quien por la soberana piedad he
sido encomendado, ilumíname , guárdame,
ríceme y gobiérname. Amen.

Pió V I en su Breve perpétuo tle 2 de


octubre de 1795 concede 100 dias de indulg*
por cada vez que se rece con devocion y ar­
repentimiento dicha oración * y al que por
mañana y tarde la rece todo el año, indulg .
píen* en el dia de la fiesta del santo Angel ,
2 fíe octubre (en el arzobispado de Toledo es
el 1 .° de marzo), confes. y conmlg. en dicho
dia , y visitando cualquiera iglesia ú orato­
rio público y y rogando á Dios por la inten­
ción del P apa. en otro Breve de 20 de
setiembre de 1796 confirmó dichas inditlg.,
y añadió otra plenaria in articulo mortis al
que en vida la hubiere rezado frecuente­
m ente ; y Pío V i l . con decreto de la Cong.
de las indulg. de 15 de mayo de 1821, áde-
mas de confirmar dichas indulg . concede
para siem pre, al que la rece á lo menos-una
vez al dia por todo uíi m es, indulg, píen,
cada mes en el dia en que quiera confes. y
comulg., visitando cualquiera iglesia. y ro­
gando á Dios por el Papa* y ademas concede
que todas estas indulg. sean aplicables ele,
A L P A T R IA R C A SA N JO SÉ.

SALMOS
con cuyas prim eras tetras se compone el
nombre de san j o s e f .

Ana. Joseph Virum Manee 9 de qua na-


tus est Jesu$ ? qui Yocatur Christus.
fin Psalm us 99.
Jubílate Dco omitís térra, etc. pág. 22.
Aña. Joseph Virum Mariae j de qua na-
tus est Jesús > qui Yocatur Christus.
Aña. Joseph de domo David ^ et Nomcn
Yirginis María*
O Psalm us 46.
Orones gentes plaudite manibus í * jubílate
Dco ín Toce exultationis.
Quoniam Dominus, excelsus, lerribilis , *
Rex magnus super omnem terrani.
Subjecit populos nobis ? * et gentes aub
pedibus nostris*
Elegit nobis hsereditatem su ara ? * speciem
Jacob, quam dilexit.
Asccndit Deus in jubilo ? * ct Dominus in
yocc tuhae.
Psallitc Deo nostro ? psallitc : * psallitc
Regí nostro ? psallite.
AL PA T R IA R C A SAN JOSE. 2 9 .5
Quoniam Rex omnis tem e Deus t* ¡psallitc
sapicnter.
Kegnabit Deus super gentes: *.Deus sedet
super sedem sanctam suam.
Principes populoruin congregati sunt cuín
Dco Abraham; * quoniam dii fortes terree
vehemente r elevatí sunt,
Gloria P atri, etc.
Aña, Joseph de domo David, ct Notaen
Virginis María.
Aña, Joseph V ir ejus, cuna cssét justus,
ct nollet eam traducere.
OD Psalm us 128.
Saepe expugnaverunt me , etc. pág* 28.
Aña. Joseph Vir ejus, ciini csset justus,
ct nollet eam traducere.
A ña . Joseph Filii D avid, noli tímerc
accipere Mariam Gonjugcm tuam.
H Psalm us 80,
Exultate Deo adjutori nostro : * jubílate
Deo Jacob.
Sumite palm um , ct date tympanuiu, *
psalteríum jucundum cum cithara.
Buccinatc in Neomenia toba, * iniusigni
die solemuitatis yestrae.
Quia praiceptum in Israel est, * et judi-
cium Deo Jacob.
T cstimonium iu Joseph possuít illad, cum
exirqt de térra -¿Egypti 5 * linguam , qiiam
non noverat, audivit.
Divertit ab oneribus dorsum ejus: * ma-
nus ejus in cophíno eervierunt. :
£26 AL PA TR IA R C A
In tríbulatione invocasti me ? et libera vi
te : * exaudiví te in nLseoti dito tempestatis;
probavi te apud aquani contradictionis,
Audi populas meus, et contestabor t e : *
Israel si audicris m e, non erit in te deus re-
cens, ñeque adorabis deum alienum.
Ego enim sum Dominus Deus tu«s , qui
cdnxi te de térra .¿Egrypti ¡ * dilata os tuum,
ct implcbo iUud*
E t non audivit populus tneus yoeem
meam; * ct Israel nou iatendit mihi.
E t dimisi eos sceundum desideria cordis
eorum: * íbunt in adinventionibus snis.
Si populus mcus audisset j n c / Israel si
in viis meis ambulasset;
Pro nihilo forsitan inimicos eorum liumi-
liassem:, * et super tribuíanles eos inisissem
tnainiui meain.
Inimici Domini mentiti suiit e i: * et erit
tempus eorum in saecula.
E t cibavit eos ex. adi pe frumenti, * et de
pelra melle saturavit eos.
Gloria P atrí, etc.
A ña . Joscph Fílii David, noli timere
aceiperc Mariaru Conjugem tuam.
Aña. Josepb exurgens a somno? fecít
sieut prsecepit ei Aug'elus.
Psalm us 88.
Fundainenta ejus in moiitibus sanctis r *
diligit Dominus portas Sion super omnia ta-
bernacnk Jacob.
Gloriosa dicta sunt de te ? * civitas Del.
SAN JOSE. 227
Memor ero Raliab, et Babylonis, * scien-
tium me.
Ecce alienigen*, ct Tyrus, et popnius
^Etbíopum, * hi fucrunt ílllc.
Numquid Sion dicet: Homo ? et bomo
natus est in ea: * et ipse fundañt eam Al-
tissimus ?
Dominus narrabit in scrípturis populorum,
et principum: * horum, qui fiierunt in ea.
Sicut laetantium omnium: * habitatio est
ín te.
Gloria Patri ? etc.
A ña. Joseph exurgens h. somno ? fecit
sicut prsecepit ei Angelus.
f t Constituit eam Dominum domus sune.
jJ. E t prmcipcm omnis possessionis sude.

Orernus .
Deus, qui ineíTabili providentiá Beatum
Joseph Sanctissimac Genitricis tuss Sponsum
eligere dignatas es: praesta 5 quaesumus, ut
quem Protcctorem veneramur in terris ? In-
tercessórem habere mercamur in coelís. Qui
vWis et regnas etc.

HIMNO.

Dei qui gratiam impotes,


Coelestium dona expetunt,
. Josephi Nomen invocent,
Opeinque poscant supplices.
Joseph yocato Nomine
Deus adest peteñtibus,
228 AL PATRIARCA
A uget piis justitíam ,
Culpa ni que delet impiis.
r. Joseph piis quaerentibus
Bantui1 beata m uñera,
D atur palma victoriae
Agonis in certamine.
Amplexus inter Virginia ?
Casi seque prolis placido
Vitam sopore deserens,
Morientium fit regula*
Illo nihiL potentius >
Cujus parentem nutibus,
E t subditum imperiis
Dcum vidernnt ^Etbcra^
Illo niliil pnrfectius,
Qui Sponsns Almae VJrginis
Electus e st, Altissimi
Gustos; parensque creditus.
O ter bcala* et amplius
H onor sit tib i, T rinitas,
P a te r, V erbum que? et Spiritus ,
Sanctoque Joscph Nomiai. Amen.
Añá, A djutor est in tribñlationibus , ct
Protector ómnibus Bcatum Joscph Nomcn
sunm pie invoeantibus.
f . S it Nomen Bcati Joseplií benedictura.
bL E x hoc nunc; et usqne in saeculum.

Orentus.
D cu s, qui mirábilis in Sanctis tu is /m i-
rabilior in Beato Joscpho , cuín coelestium
donorum dispensatorcm super familiam tuam
constituisti i presta, quaegumusj, iit cujus No-
san jogfi* 229
raen devoti vcncramur ? ejus prcclbus ? c¡f-
meritis adjuti ad portum salutis fcliciter per-
yeniamus. Per Dominum etc*
Pío V i l , con rescrito y decreto de 26
de junio de 180Í) del Enano. Cardenal P ro-
Vicario , concede 7 años y 7 cuarentenas
de indulg. por cada vez que á lo menos con
arrepentimiento y devotamente se rece esta
devocion • y al que la rece todos los dias en
el discurso de un mes 7 indulg , píen, una
vez al mes en el dia que guste > confes , y
eomulg. y y rogando á Dios por ta intención
del Papa. Y con rescrito de la Congreg. de
las indulg , de 15 de junio de 18Ií>, ademas
de confirmar dichas indulg ., añade indulg .
píen, en la fiesta del Patrocinio de san José
(domingo 5.° despues de pascua de Resurrec­
ción), confes. y eomulg. en dicho d ia , con
ta l que en el discurso del año la rece fre ­
cuentemente * las cuales indulg , son perpe­
tuas y aplicables etc .

RESPONSO DE SAN JOSÉ.

Quicümque sanus yivere,


Cursumque vitae claudere,
In fine laetus espetit,
Opcm Joscplii postulet.
H ic Sponsus Almac V ir^inis,
Patcrquc Jesu creditus,
Justus, fidelis, integer,
Quod poscit > orans impetrat.
Quicumque etc. ,
250 Al p a t r ia r c a

Foeno jaccntcm Parvulum


Adorat ? ct nost exule ni
Solatur; indc perdilura
Quaevit dolcnsj ct invenit.
Quicumque etc.
Mundi suprcmus Artilex
Ejus labore pascitur,
Sumini Parcntis Filius
Obí-dit illi subditas.
Quicumque etc.
Adcsse morti proximus
Cuín Matre Jcsum conspicit,
E t inter ipsos jubilans?
Dülci sopore solvitur.
Quicumque etc.
Gloria P atrí, ct Filió, et Spiritui Sancto.
Quicumque ctc.
A ña. Eccc Jjdelis scrvua , et prudens,
quem constituít Dominus super familiam
suam.
f . Ora pro nobis Beate Joseph,
iv\ , Ut di^DÍ efficiamur etc.

O rem us,
Deus , qui ineflabili, etc. como en la pá­
gina 227.

Fio V l l j por el conducto del Card. Pie*


con rescrito de 0 líe setiembre de 1804>
concede para siempre un año de indulg
aplicables etc . 9 por cada vez que con arre-
pentimiénto y devocion se diga dicho res­
ponso.
SAN JOSE. 251

SE PT E N A R IO D E SAN JO SÉ .

I . ¡ Oh glorioso Patriarca san José , E s ­


poso purísimo de M aría! si vuestro corazon
quedó traspasado de dolor y angustia por la
perplejidad de abandonar á vuestra purísima
Esposa, también rebosó de un gozo inexplica­
ble cuando el Angel os reveló el soberano mis­
terio de la Encarnación. Por este vuestro do-
lor y gozo? os suplicamos nos consoléis abora
y en los dolores últimos de nuestra agonía eou
el gozo de una buena vida y una santa muer­
te , semejante a la vuestra entre Jestis y
María.
P a d re n u estro , A ve M aría y Gloria .
II. ¡ Ob glorioso y dichosísimo Patriarca
san José * por haber sido elevado á la digni­
dad de Padre putativo del Verbo encarnado!
si vuestro dolor fue grande al ver nacer tan
pobremente al Niño D ios, también fue vues­
tro gozo grande al oir la armonía de los An­
geles y la gloria de aquella resplandeciente
noche* Por este dolor y gozo os suplicamos
nos alcancéis que, despues de la peregrinación
de esta vida s pasemos a oir las alabanzas de
1' ‘ 1 " >zar de los resplandores

Padre nuestro , A ve M aría y Gloria .


I II. i Oh glorioso san Jo sé , puntualísi­
mo ejecutor de la divina voluntad! si la san­
gre preciosísima que derramó el Niño Dios
en su dolorosa circuncisión os traspasó el co-
252 al FAtníAncA
razón , también os le ensanchó dealegría y
gozo el dulcísimo nombre de J e s ú s que se le
puso. Por este vuestro dolor y gozo os su­
plicamos nos alcancéis que, desarraigando de
nosotros todo vicio ? espiremos gozosos con
el santísimo nombre de J e s ú s en el corazon
y en la boca,
P adre n uestro , A ve M aria y Gloría .
IV . ¡ Oh fidelísimo y glorioso Patriarca
san Jo sé , que tanta parte os tomasteis en los
misterios de nuestra redención! si la profecía
del santo viejo Simeón de qne Jesús y María
serian el blanco á donde asestarían sus tiros
los judíos, os ocasionó congojas de muerte,
también os dió un dulce gozo el oírle que á
esta tormenta se seguiría la gloriosa Resur­
rección del Señor y la salud eterna de las
gentes. Por este dolor y gozo alcanzadnos
que seamos contados en el número de los que,
por los méritos de la Pasión de Jesús y por
la intercesión de la Santísima V irgen, han
de resucitar á vida inmortál*
Padre nuestro , A ve M aria y Gloria .
V . ¡ Oh glorioso san Jo sé , guarda vigi-
Jantísimo del Hijo de Dios hecho hombre! si
el sustentar y servir al Hijo del Altísimo,
«n especial en la hnída á Egipto, os causó
afanes y trabajos, también tuvisteis gran
gozo con tener en vuestra compañía al mismo
Dios, viendo caer en tierra los ídolos de
Egipto. Por este vuestro dolor y gozo alcanr
zadnos que, echando lejos de nosotros al ene­
migo infernal , especialmente huyendo de las
' sai * ítóse, 235
ocasiones peligrosas, caiga de nuestros cora­
zones el ídolo del afectó á las cosas terrenas,
y que empleándonos lodos en el servicio de
Jesús y María , solo para ellos vivamos , y
dichosamente muramos.
P a d re n u e stro , A ve M aria y Gloria.
VI* ]Oh glorioso san Jo sé, Angel en
carne humana, que visteis rendido» á sola nna
insinuación vuestra al Rey del cielo! si vues­
tra alegría al volver de Egipto paró en temor
Á causa de Arquelao., asegurado no menos
con las promesas del A ngel, moristeis alegré
en IVazaret con Jésuá y María. Por este
vuestro dolor y gozo os suplicamos que > des­
terrado de nuestro corazon todo humano te­
mor , gocemos de la paz de conciencia, y vi­
vamos seguros con Jesús y M aría, y éntre
ellos también muramos.
Padre n u estro , -Ave M aría y Gloria.
V il.. \ Oh glorioso san José ¿ modelo de
santidad! que habiendo perdido sin culpa
vuestra al IViño Jesús, le buscasteis con el
jaayor dolor por tres dias hasta hallarle en el
templo, entre los Doctores, con grari júbilo
vuestro , y gozasteis dél que era vuestra vida.
Por este vuestro dolor y gozo os suplicamos
con las mayores veras que jamas volvamos á
perder á Jesús por cnlpa grave, y que si por
desgracia nuestra le perdiéremos , le busque­
mos con gran diligencia y dolor hasta hallar­
le favorable , especialmente en la hora <íe
nuestra muerte ? para que asi pasemos á go-
£54 AL PA TR IA R C A
zarle cu el cielo ? y cantemos eternamente
sus divinas misericordias.
P adre nuestro , A ve M aría y Gloria .
‘ : * LETRILLAS.
1 .a . • (12) 11.a
./ Oh José venturoso , / Oh tiernos corazones
Padre del misino Dios ! Que amais a lJ u sio y Santo!
Desde tu excelso trono Celebre vuesti'O canto
Benigno míranos. La gloria de José.
Mi espíritu arrebota
Tu inefable ventura , En t f gloria del J u sto ,
Y e i alega en ti pensando, José Padre am oroso,
Se llena .d& ;dulzura. í Oh dulce , amable Esposo
En tí', José , tenem os De la Virgen mi am or!
Que 'don tan p eregrin o,,.!
Todo e^ en tí ajiimrable ,
Todo es, jen ü divino. Mi alma atribulada
fca esclarecióla gloria ■Tiene puesto el con su elo,
Del’ hijo; afortunado' En t í , gloria del c i e lo ,
Pe:Ja<jol>, se obscurece Vive mi corazón.
Poniéndose á tu lado.
Su dicha es infortunio, Que én e l cielo se pasmen
F ea^dad, -la .gracia, 'suya. 7 L os Querubes no adm iro,
Y mancha su pureza Cuand.o lus brazos miro
Delante, de la tuya. A m i Dios abrazar i
.Pues sí entendió la ciencia
un misterioso su e ñ o , Y á lus labios d ich o so s,
Tú lodos íos; arcanos Mas puros que azucena
B el que dél mímdo es dueño. Que liban en la aniena
Él en Egipto deja Fuente de suavidad.
Prolongada m em oria,
Porque det vicio infame
Alcanza .úna victoria. Esos tus lindos ojos
Mas tú José* tú solo Mas que luceros brillan ?
Felia una y mil veces^ Porque gotas destilan
Tú sola de :Ma;úa De plácido licor.
Ser cu sto d io ; m e r e c e s, .
' Y estrechar en tu;seno R ecibe dueño mió
Al c e le s te ! T ñ f í m U í ' - De Jesús las caricias ,
Gozando ];fcus' caricias' Que son claras .primicias
Mas que .la Esposa amante. De tu dicha-eterna).
SA N JO S E , : 255
A ñ a * Ipse Jesús erat íacipiens quasí án-
íiorum triginta ? ut putabatur Filius Jüscpli.
ir. Ora pro nobis , Sánete Joseph.
ti1. Ut digui efficiamur proraissionibus
‘Gbristi.
Orem tis .
Deus? tpii meíTabiÜ, etc, pág. 227.

Pió V i l ,■por conducto del Card. Vic.


con rescrito de 9 de diciembre de 1819,
concede para siempre al que arrepentido
rece dicha devocion 100 di as de indulg. por
cada dia 9 y 500 en cada miércoles y en
vada dia de su novena antes de su fiesta
(el 19 de marzo) y de su Patrocinio (do*
mingo 5.° despues de Resurrección), é ind.
píen , en cada una de estas dos .fiestas 7 conf.
y e o m u l g y rezándola en dichos dias s y al
que ht rece todos los dias .del mes > con fe s *
y eomulg. en el dia que g u ste ? y rogando á
Dios ; por la intención del P a p a , indulg .
píen. > y son aplicables etc ,

ORACION A SAN JOSÉ

p a ra los sacerdotes antes de decir misa*

Virginum Gustos, et Pater Sánete Jo~


seph, eujus fideli custodias ipsa Innocentia
Christus Jesus? et Virgo Virginum Maria
commissa fu it: Te per boc utrumque cbaris-
simum pignus Jesum , et Mariam obsecro,
et obtestor, ut me ab omni immundltlá prne-
236 a l p a tria rc a san jó s e *
servatum > mente incontaimnatá, puro corde^
et casto corporc ? J csu . ct Mari» scmper fa­
cías castlssMné famularí* Amen.

Pío F U , con rescrito de 23 tfe setiem­


bre de 1802 > concede para siempre 5 por
el conducto del Card. T ic. 9 á todos los sa­
cerdotes un año de indulg. 9 aplicables etc *?
por cada vez que devotamente recen dicha
oracion.
237

A SA N PED R O Y SA N PA BLO .

ORAC I ON .

¡ O h santos Apóstoles san Pedro y san


Pablo! yo N. N. os elijo desdé boy para
siempre por mis espéciáles protectores ? y me
gozo humildemente tanto ,con y o s ¡oh san
Pedro y-Príncipe de los Apóstoles! porque
sois k piedra sobre la erial fundó' él Señor su
Iglesia ? como con y o s ¡ oh sáíí- Pablo! Yaso
escogido de Dios para ser predicador de todo
el mundo. Yo os suplico me alcancéis de Dios
una viva féy esperanza* firme , cáritíad perfec-
t a ? un total desprendimiento de mí mismo,
desprecio del mundo, paciencia en los traba­
jos 3 humildad en la prosperidad; atención
en la oracion, purezade coíiafcoñ Erecta in­
tención en mis obras, diligencia eri el cum*
plimiento de mis obligaciones ? constancia en
los propósitos, resignación en la voluntad de
B iosj y perseverancia en lá diviná1 gracia
hasta la muerte, para queymediante vuestra
intercesión y gloriosos méritos ? venciendo
las tentaciones del mundo* demonio y carne,
sea digno de presentarme al Supremo y
Eterno Pastor dé las almas5 Cx‘isto Jesus?
que con el Espíritu Santo yíyc y reina por
238 A SAN PEDRO
los siglos de los siglos ? para gozarle y amarle
eternamente. Amen*
P adre nuestro ? A ve M aría y Gloria »

Pío V I 9 con rescrito de 28 de julio de


1773, concede para siempre ? por conducto
de la Secretaria (le M emor . , 100 dias de
indulg . al que rece á lo menos una vez al
dia dicha oracion , etc . • é indulg. píen* si
en cualquiera fiesta de san P edro y de san
P ablo) ó en uno de los nueve dias preceden­
tes ó en los ocho siguientes de sus fiestas*,
confes* y comulg. y visitaren devotamente
algún templo 6 altar dedicado á dichos San­
to s , y alli retaren esta oracion ? rogando á
Dios por la sania Iglesia .

: RESPONSO DE # SAN PEDKO.


>T - 1
' Si vis Pátronum quaerere,
S i vis potentem Viúdicem,
Quid jam moraría? inroca
Apostolorum Principem.
O Sánete coeli Clavi^er^
T u nos precarido subleva;
T u redde nobis pervia
Aula? supernas limina.
Ut ipse multis peenítens
Culpam rigasti lacrymis,
Sic nostra tolli poscímus
Fleta percuni crimina.
O Sánete coeli ctc.
Y SAN PABLO. r 259
Sicut fuisti al» Angelo
Tuis solntug vinculis.
T u nos ioiquis éxue
Tot implícalos nexibtis»
O Sánete coeli ctc.
O firma Petra Ecclesiae,
Columna flecti nescia, -
Da robur, et constántiam —
Error Fidem nc subruat.
O Sánete coeli ctc.
Doman tuo qui sanguino
Olim saci'asti, protege $
In toque conúdcntíbus
Prsesta .salutem g'cntíbus. r
; O Sánete éoélí etc.
T u Tem tuere publicara, :
Qui te Colilnt fideluiro,
Ne tasa sit v/ ' .
Ne acissa sit' disCOrdiís. t v
O Sánete coeli etc.
Qnos hostis antiqíius dolos . '
Instruxtt in nos, destrue; \
Truces et iras comprime ,
Nc clade nóétrá saeyiátV 1
O Sánete coeli etc.
Contra furentjs Impetus .
Ih morte Tires su ffice,....
Ut et suprcmq vinccre . * ,■
Possimus in certamme. \
O Saiictc coeli* etc.
Gloria Patrí , etc. ; ;! ‘
O Sánete cadí etcV
A na. T u es Pastor ovium ? Princeps
240 A SAIV rEDRO
Apostolorum > tibitraditae s|int claves regní
coclorum.
f . Tu es Petrus.
ijh E t super bauc Petram íedificabo Eccle-
ftiam mcam.
Qrcmns*
Apostolicis nos 5 llpinipc > quaesiimus,
Beati Petri Apostoli t»í attollc príesidiid,
ut quanto fragiliorcs sumus., tanto ejus ín­
ter cessione valuüoribus anxiliis foveaimu* 5 ct
jugíter Apostólica defeusione muniti ? nec
succumbainus vitiis, nec opprimamur ailver-
sis. P er Cbristum etc.

Tio V í^ con rescrito de la Gongreg. de


las indulg . de 19 de enera de 1782, conce­
de para siempre 100 dias de indulg. al que
rece con devocion. todos los dias dicho res­
ponso$ é indulg. píen , tanto en la fiesta de
su cátedra en liorna (18 de enero) como en
la de san Pedro ad Vi;;eu3;i (1.° de agosto)
con tal que en dichos dias ? a rrep e n tí conf.
y comuíg. , visite cualquier iglesia ó altar
de dicha Santo ? y ru egticá Dios por la in­
tención del Papa,

RESPONSO DE , SAN PABLO. ,

Pressi malorum pondere


Adite. Pauluin supplices ,
Qui certa largus desuper^
Dabít salutis pignora.
O grata ccelo victima 9
V SAN FABLO.
Doctorque, amorque gcntium,
O Paule, nos te víndicera j.
Nos te Patronum poscimus*.
IVam tu beato concitns
Divíní amoris Ímpetu,
Quos inseciitop oderas,.
Defensor imíe ampie eteris.
O grata ele.
Non, te procelise , et Yerbera ,
Non vincla 3 et ai'dov hostium,
Non dirá mors deicxrmt,
Ne sancto adesses coetui.
O grata ctc.
Amor¡s eja pristiní
Ne sis, precainur, inimemor,
E t nos superitíe lánguidos
I d spejn reducás grali&.
O grata etc.
Te dcstruautur auspice
Sacras inferorum machina;,
E t nostra templa publicis
P e tita . votis -insonent.
O grata etc*
T e deprecante florea t
Ignara ilamni cbaritas,
Quam nulla turbent jurgia,,
IYcíí .iiJUls error saucieU.
O grata ctc.
Ierra euinque duUtfic^
Jungatur uno fcederc t .
Tiiisquc semper cífluat
Salubre néctar littevis.*
O grátamete..
242 A £AN PEDRO T SAlff PABLO-
Det vclle nos quoil impcrat,
Det posse summus Arbitcrj
Ríe iluctuantcsLorrídaí
Caligo uoctis obruat.
O garata ctc.
Gloria Patri y ct Filio ctc.
O grata ctc.
A ñ a . Vas Elcctionis est mibi iste , ut
portet 3Vornen mcum coram gciitibusj et re-
gibus, et íiliis Israel.
f . Ora pro nobis ? Sánete Paule Apo-
stoíe.
i¡3. Ut digui cfBciamur promissionibus
Christi.
Orem us .
Omnipotcns sempiterne Deus 5qui Beato
Apostólo tuo Paulo, quidquid faceret. ut im-
plcrctur Spiritu Sancio, divina miscratione
praecepisti: cjus dirigentibus monitis 5 ctsuf-
íragantibus meritis concede, ut servientes tibi
in tiujore ? ct treraore cadestium donorum
consolatione rcpleamur. Per Gbristum Do-
minum nostrum. ' ^VAmcn.
Pió V U y por conduelo del Card. P%c.
con rescrito de 25 de enero de 1806, con­
cede para siempre 100 días de indulg. al
que devotamente rece todos los dias dicho
responso * é indulg, píen* asi en la fiesta ile
la Conversión de san Pablo (2 5 de eneró)
como en su Conmemoracion (el 50 de junio),
con tal que arrepent . , conf. y éomulg. v i­
site cualquier iglesia ó altar de dicho Santo ,
y ruegue á Dios por la intención del P apa .
245

A SAN P I O V.

H IM N O.

B d f i tumultos íngruit f
Cultas Deieontemnítur $
Ultrixque culpam perscquens
Jam poena terris iraminet.
Quem nos in hoc discrimine
Coelcstium de sedibus
Prsesentiorem viudieem,
Quam te 5 Pie j invocabimus?
IVemo ? Beáte Pontifex?
Intensiore robore ?

Quem nos etc»


Ausisve fortioríbus
Avertit a eervlcibus,
Quod ckristiañis gentibuá
Jugum paraba nt Barbar i.
Quem nos etc*
T u ; comparatis ckssibus ?
Votis mag’is sed fcrvidís
Ad instilas Echinadas
Fundís tyramnum Thracise.
Quem nos ctc.
Absensque codem tempore-,
Hostis fiiit quo perditus,
Ü 44 A SAN PIO V.
‘ Vides, et adatantes doces
Pugnse secundos cxitus.
Quem nos etc.
Majora qui coeío potes,
T u supplices nunc adspiee,
Tu eÍTÍum discordias
Gompesce, et iras liostíum.
Quem nos etc.
Precantc t e , pax, aurea
Térras rcvisat, ut Deo
Tuti queamus reddere
Mox laetiora cantica.
Quem nos etc.
Tibí , beata Trinitas,
Uní Iíeo sít gloria,
Laus, ct potestas omnia
P er saeculorum sécula. Ameu.
f* Ora pro nobis, Beate Pie.
v). Ut digni cfficiamur promissionibus
Christi.
Oremus.
D eus, qui ad conterendos Ecclesía; tuae
hostes, ct ad divimun cultum repai'ahdum
Beatum Pium Pontificem* Máximum eligcre
dignatus es : fac nos i-psíus defendí prcesidíis,
et ita tüis inhaerere obsequiis; u t, omnium
hostinm supcratis insidiis, perpctuá pace laete-
mur. Per Domimun nostrum Jesuin Giiristum
FiLíum tuum , etc. 3). Amen.
Pío V il* con rescrito de 14 de agosto
de 1 8 0 1 , concede para siempre induhj. ple-
n a ria , aplicable ele , > al qiie en la fiesta de
a san n o r . 245
san Pío V (5 de mayo), confes. y comulg.
en dicho dia , rece con devocion este himno
delante de algún altar del Santo , rogando
á Dios por la intención del Papa • y 40 dias
de indulgencias , aplicables ele. , por cada
dia que le rece. E stas indulg. las concedió
de nuevo para siempre Pió y 111 con decre­
to de la Congreg. de las indulg. d 2 de oc­
tubre de J830.

A SAN F R A N C IS C O D E PAIJJLA.

DEVOCION DE tO S TRECE VIERNES,

Clemente X Í I ^ con Breve de 2 de di­


ciembre de 1758, concede al que en los trece
viernes continuos antes ,de la fiesta del Santo
(el 2 de abril), ó en otro cualquier tiempo
del año , arrepent . , confes . y comulg. , vi­
sitare á honra y gloria suya una iglesia
de P P . Mínimos y en ella rogare á Dios
por la santa Iglesia, etc . , indulg. píen, en
uno de dichos viern es ,, y 7 años y 7 cua­
rentenas en los demas. Y en donde no haya
dicha iglesia , 6. es té lejos de sus casas á lo
menos nías de un cuarto de legua , en este
caso concedió el mismo Papa en Breve de 20
de marzo de 1759 que se pueda visitar cual-
quier iglesia dedicada á dicho Sanio, ó altar
en donde esté su imagen - y si nada de esto
h a y , la propia parroquia.
246

A SAN MDBS GONZAGA.

E l Papa Clemente X I I , con dos decretos


de la Congreg, de las indulg. de 11 de di­
ciembre de 1759 y 7 de enero de 1740, con­
cebí» á todos los fieles indulg. píen. perpe­
tua en cada uno de los seis domingos que
se celebran á honra de san L u ís 9 ya sean
los seis que preceden á su fiesta (el 21 de
junio) 3ó y*a sean en otro cualquier tiempo
del año 3con tal qtte sean sin interrupcióny
y en ellos ? arrepentidos de veras , confes.
y eomulg. 9 se ejerciten en pias meditacio­
nes , ú oraciones vocales 9 ó en otras obras
de piedad cristiana á honra de dicho Santo,
E n el dia dé su fiesta hay indulgencia
píen, perpetua para todos los que , confes .
y eomulg. 9 y rogando, á Dios por la santa
Iglesia 9 visiten al Sanio en cualquier dia
del año 9 en cualquier tugar ó altar en que
se éelebra dicha fiesta 9 como se ve en los
B reves de Benedicto X I I I de 22 fie noviem­
bre de 1729 , de Clemente X I I de 21 de no-
viembre de 1757, y de Benedicto X I V de
22 de abril de 1742.
"247
ORACIONES
■ A SAN LUIS GONZAGÁ,'

que se pueden reta r en los domingos de


la Seisena, ó en los nueve dias antes de
su fiesta .

Por la señal, ctc.


Señor mió Jesucristo, ctc*
¡ Olí purísimo san L uis! yo os suplico por
vuestra admirable castidad rae alcancéis un
gran deseo de; imitaros en esta angélica vir-
tu d , venciendo todas las tentaciones y huyen­
do los.peligros de perderla, de modo qne la
conserve intacta basta llegar a la bienaventu­
ranza del cielo prometida á los inocentes y
limpios de corazon.
P adre n u estro , A ve M aría y Gloria*
¡ Ob amabilísimo san Luis! yo os pido por
vuestra austerísima penitencia, y por el es­
mero con que guardasteis vuestros sentidos,
me obtengáis un odio santo de mí mismo y
de mi cuerpo , ¿ fin de que mortificando mis
sentidos los baga servir de instrumento para
{tonrar, y nunca mas ofender á la Majestad
Divina.
P adre n u estro , efe.
¡Ob gloriosísimo san Luis! por aquella
victoria tan completa que vos conseguisteis
de vuestras pasiones, os suplico me alcancéis
valor para domar las mias, y especialmente
la que mas me dom ¡napara que, mortifican-
248 A SAN LTJI9 GONZAGA.
dola y venciéndola , merezca ser coronado,
como vos, de gloria inmortal.
P adre nuestro ¿ etc ♦
; Oh religiosísimo san L u is! por la exacta
obediencia que tuvisteis á Jas reglas de vues­
tro Instituto, y á las órdenes de vuestros Su­
periores, os pido me obtengáis la gracia de
observar la ley de Dios, y las obligaciones
de mi estado, para que, haciendo la voluntad
de ©ios aquí en la tierra, merezca hacerla
eternamente en vuestra compañía en el cielo*
P adre nuestro 9 etc.
¡Oh humildísimo san Luis! yo ós suplico
por el desprecio que vos hicisteis de las va­
nidades del mundo, bollando todo Immano
respeto, me alcancéis el desapego de los bie­
nes de la tierra, y el menospreció de los di­
chos de los mundanos , á fin de que pueda ca­
minar con fervor y perseverancia por el sen­
dero de la divina voluntad ? y gozar de la per­
fecta libertad de los hijos de Dios.
P adre nuestro, etc ,
Y por último os suplico ¡oh amado san
Luis I coronéis vuestras gracias con la mayor
de todas, alcanzándome un acto perfecto de
amor de Dios, especialmente en el último
instante de mi vida, como vos le tuvisteis,
para que asi asegure la gracia de la perseve­
rancia final, y empiece á hacer en la tierra !o
que deseo y espero hacer dichosamente en el
cielo, que es amar á mi Dios con toda per­
fección por los siglos de los siglos. Amen.
P adre nuestro 9 ctc>
249

GOZOS A SA N LUIS GONZAGA.


( 13)

P u es tu ruego poderoso
Cuanto pide siempre alianza y
P ide á Dios que yo te im ite ,
¡Santo joven Luís Gonzaga.

Dos que tú llamabas culpas


T e fueron ¡ay! tan amargas?
Qne mientras duró tu vida
Ño cesaste de llorarlas $
Y yo mis culpas no lloro
Siendo tan graves y tantas»
Trataste cual enemigo
T u cuerpo puro sin mancha ?
Y , aun tierno niño, tus carnés
Desapiadado rasgabas;
Y yo en descanso y placeres
Paso mi vida culpada.
Al mundo y sus devaneos
Hollaste con firme planta,
Huyendo de sus placeres ?
Halagos y pompas vanas £
Y yo tan mentidos bienes
Sin cesar busco con ansia.
Todos llaman tu pureza
Angelical y no humana ?
Pues ni idea menos limpia ,
Osó jamas empañarla;
Y yo en espíritu y cuerpo
Me miro lleno de manchas­
te
A S A N L U IS GONZAGA*
Tan unida se mantuvo
Con su dulce Esposo tu alma.
Que te era duro tormento
"Un solo instante apartarla 5
Y o lejos de Dios no escucho
Sus amorosas palabras.
De amor divino en tu pecho
Se encendió tanto la llama,
Que en tu Dios fija la mente
Solo de él la lengua hablaba £
Y yo en mi pecho de nieve
A Dios jamas doy entrada.
HIMNO.

Infensus hostis gloria?,


Omnisque culpje neseius,
E t mollis osor Curias
Laude tur Aloysitis.
Alina juvantc V irgine,
E x matris alvo duciturj
Simulque sacro ilumine
IVascens pucr renascitur.
Frimts ab incunabulis
Pise loquclsc semina,
Gastis uuunt labellulÉs
Jesu et Maria» nomina.
Summo sacer jam JSTumiui
Curas profanas abdicat,
E t se decennis Virgini
P er castitatem dedtcat»
Deo trábente ccclitus,
Sic mente pergit viyere,
A SATí LUIS GOKZAGA. 2 ¡> i
Ut carnis expers spiritus,
V el Angelus cum corpore.
Non luinc honores saeculi ,
Non magua tanguut nomina,
Non aulici, non servuli,
Non cara gentis agmina.
Sed híec Iiabcns despectui,
Sacrisque captas gaudiis,
Adjunctus almo Coetui
Cliristi meret stipendiis.
Illo nibil perfcctíusj
Nihil fnit constantius:
Omni carens labceulá,
F it sanetitatis regula.
U n ite r almo Numini,
Sanctoque Jcsu Nomini,
S it laus, decus, dilectioj
S it laus et Aloysio. Amen.

f. Ora pro nóbis, Sánete Aloysie.


3). U t digni efficíamur promissionibus
Christi.
Oremus.
Coelestium donorum distributor 3 D eus,
<jui in Angélico Jurcne Aloysio miram yitae
innocentiam pari cum poenitchtU socsasti;
ejus meritis, et precibus concede, ut inuo-
centem non secuti, pocnitcDtcm imitemur. P er
Cbristum Dominum uostrum. Amen.
252

ORACION A SAN LUIS GONZAGA

para alcanzar del Señor la virtu d de la


castidad.

¡Oh Luis sauto! adornado de angélicas


costumbres: yo, indigno devoto vuestro, os
encomiendo la castidad de tni alma y de mi
cuerpo, para que os dignéis encomendarme
al Cordero Inmaculado Cristo Jesus, y á su
purísima Madre , Virgen de vírgenes, guar­
dándome de todo pecado. JVo permitáis, An­
gel mío, que yo manebe mi alma con la me­
nor impureza gantes bien, cuando me viereis
en la tentación ó peligro de pecar, alejad de
jni corazon todos los pensamientos y afectos
inmundos: despertad en mí la memoria de la
eternidad y de Jesús Cruei litado; imprimid
altamente en mi corazon un profundo senti­
miento de temor sauto de D ios, y abrasadme
en su diviuo amor, para que asi, siendo imi­
tador vuestro en la tierra, merezca gozar de
Dios en vuestra compañía en la gloria* Amen.
P adre nuestro y A ve M aria .

Habiendo declarado Benedicto X I I I á


instancias de muchos Obispos por Protec­
tor especial de la juventud d spn L u is Gon­
zaga , Pió V i l , para aumentar la devocion
de dicho*.'.Sanio, con decreto Urb. ct Orb*
de la Congreg. de las indulg. de 6 de marzo
de Í 802 , concede al (pie con devocion y a r -
A SAN L Ü IS GOWZAGA. 255
repentimiento rece esta última oracion ? con
un Padre nuestro y A ve M aría ? 100 (Has
de indulgencias para una vez al d ia , y son
perpetuas y aplicables etc. (También bao
concedido otras muchas varios Obispos de
España).

Á SAN E STA N ISL A O B E K O S T K A .

i io V i l y con dos decretos de 5 de abril


y l.° de mayo de 1821, y León X .II con
otros dos de 21 de enero y 2o de febrero
de 1826 ? exatninados y aprobados por la
Congrcg* de las indulg, en 15 fíe mayo de
este mismo año ? han concedido :
I. Indulgí, píen * perpetua en la fiesta
de san Estanislao (el 45 de noviembre) 5 ó
en el domingo en q u e , para comodidad del
pueblo y se celebra ( de licentia ordinarii),
confes. y eomulg , , y visitando la iglesia ú
oratorio público en donde se celebra dicha
fiesta , y rogando á Dios por la intención
del sumo Pontífice * -
IL E n los diez domingos precedentes á
su fiesta dedicados á esté Santo ? en memo­
ria de los diez meses que hizo de noviciado
en la Compañía de J e sú s ? 7 años y 7 cua-
rentenas en cada uno , visitando la iglesia
ú oratorio en que se haga el ejercicio de los
954 A SAN ESTANISLA O X>£ KOSTKA.
diez Domingos , y rogando á Dios por la
intención del sumo Pontífice.
I I I . P o r cada dia de la novena que pre­
cede á la fiesta del Santo 9 asistiendo á ella
con devocion ? arrepentido 5 y rogando á
Dios por la intención del sumo Pontíficey
100 dias de indulgencias .
IV . P o r cada dia que se rece un P adre
nuestro y un A ve M aría delante de alguna
imagen de dicho Santo expuesta á la públi­
ca veneración , ó en cualquier iglesia n ora­
torio público , rogando á Dios por la inten­
ción del sumo Pontífice , 100 dias de indul­
gencias ¿ y practicando esto por un mes en­
tero f indulg . píen. en el dia del mes que
cada cual elija ? eonfes. y eomulg. ? y ro-
ando á Dios por la intención del sumo
f *ontífice. E l que por algún impedimento
legítimo no pueda rezar dicho P adre nues­
tro y A ve M aría en la iglesia ií oratorio ?
podrá rezarle en cualquiera parte y ganará
dichas indulgencias.
V . E l que á lo menos arrepentido asís -
tiere al retiro llamado de san Estanislao ,
en donde se hace una vez, á la sem ana, y
rogare á Dios por la intención del sumo
Pontífice 5ganará otros 100 dias de indulg .
ademas de los 7 años y 7 cuarentenas ya
dichas. Todas estas indulgencias son apli­
cables etc. ? según la concesiott de León X I I
en el decreto de la Congreg. de las indulg*
de 5 de marzo de Í8Ü7 ? y están extendidas
para todo el orbe católicQ f y aun para tas
a sa n E s ta n is la o b e k o s tk a . 2 o 5
iglesias internas - y oratorios de semina*
rios y colegios ? conservatorios , monaste -
rios 7 y escuelas ó retiros espirituales de
uno y otro sexo .

POR LOS QUE ESTÁN AGONIZANDO ¿

Tres Padre nuestros y tres Ave M a ri®

P ió V I I 3 con rescrito y decreto succe £


sujo de 18 líe a&ní ríe 1800 del Cardenal
pro- Vicario ? coneerfe 500 días <?e
por cada vez q u e , rogando á Dios con arre­
pentimiento por las almas del Purgatorio ,
se recen tres P adre nuestros en memoria
de la Pasión y agonía de nuestro Señor Je*
sucristo j y otras tres A ve M arías en me-
moria de los Dolores de M aría Santísima.
IT al (fue por un mes entero practicare esta
devocion á lo menos una vez- al dia ? indulg *
píen, y remisión de todos sus pecados cada
mes en el dia que guste ? canfes. y comnlg*9
y rogando á Dios por la intencio 2t del Papa .
Dichas indulgencias son perpetuas y apli­
cables etc .
256

PARA ALCANZAR UNA BUENA MUERTE.

SÜPLICAS.

I. Señor mió Jesucristo, Dios de bon­


dad, Padre de misericordia, aqui me presen­
to delaute de Vos con un corazon humillado,
contrito y confuso, á encomendaros mí últi­
ma hora y la suerte que despues de ella me
espera.
I I. Cuando mis pies ? perdiendo el movi­
miento me adviertan que mí carrera en este
mundo está próxima á acabarse? Jesús mise­
ricordioso, tened compasión de mí.
I II . Cuando mis manos trémulas y tor­
pes ya no puedan estrechar el Crucifijo , y á
pesar mío le dejen caer sobre el lecho de mi
dolor , Jesús misericordioso ? tened compa­
sión de mí.
IV . Cuando mis ojos, apagados y amor­
tecidos con el dolor de la cercana muerte,
fijen eu Vos su3 miradas lánguidas y morí*
hundas, Jesús misericordioso3 tened com­
pasión de mí.
V . Cuando mis labios fríos y balbucien­
tes pronuncien por la última vez vuestro
Santísimo nombre ? Jesús misericordioso^
tened compasion de mí.
VI. Cuaado mi cara pálida y amoratada
PARA ALCANZAR BUENA MT3ERTE. S 5 7 -
cause ya lástima y terror a los circunstantes,
y los cabellos de mí cabeza bañados del su­
dor de la muerte anuncien que está cercano
mi fin , Jesús misericordioso , tened compa­
sión de mí.
V II. Cuando mis oídos, próximos á cer­
rarse para siempre á las conversaciones de
los hombres, se abran para oir de vuestra
boca la sentencia irrevocable que determine
mi suerte por toda la eternidad, Jesús mi­
sericordioso , tened compasion de mí.
V III. Cuando mi imaginación agitada
de horrendas fantasmas se vea sumergida en
mortales congojas, y mi espíritu perturbado
del temor de vuestra justicia á la vista de mis
iniquidades luche con el ángel dft las tinie­
blas, que quisiera quitase en aquella hora la
vista del consuelo de vuestras misericordias,
y precipitarme en el seno de la desespera­
ción, Jc&us misericordioso , tened compa^
sion de mí.
IX . Cuando mi corazon débil y oprimi­
do del dolor de la enfermedad esté sobreco­
gido del horror de la muerte, fatigado y ren­
dido por los esfuerzos que hubiere hecho
contra los enemigos de mí salvación, Jesús
misericordioso, tened compasion de mí.
X. Cuando derrame las iiltimas lágri­
mas , síntomas de mi destrucción 9re ci!) idías.
Señor, en sacrificio de expiación para que
muera como víctima de penitencia , y en
aquel momento terrible, Jesús iniscricordÍ(h
so, tened compasion de mí.
258 PA R A ALCA N ZA R
XI* Cuando mis parientes y amigos jun*
tos al rededor de mí lloren al verme en el
último trance , y cuando iuvoquen vuestra
misericordia en mi favor, Jesús misericor­
dioso , teucd compasion de mí.
X II. Cuando perdido el uso de los sen*
tidos desaparezca todo el mundo de mí vista,
y gima eutre las últimas agonías y afanes de
la m uerte, Jesús misericordioso > tened com­
pasión de mí.
X III. Cuando los últimos suspiros del
corazon esfuercen á mi alma á salir del cuer­
po , aceptadlos como señales de una santa im­
paciencia de ir á reinar con V os, y entonces,
Jesús misericordioso, tened compasion de mí.
X IV . Cuando mi alma salga de mi cuer­
po para siempre , dejándole pálido, frío y siu
vida, aceptad la destrucción de él como un
tributo que desde aliora quiero ofrecer á
vuestra divina Majestad, y en aquella hora,
Jesús misericordioso, tened compasion de mí»
X V . Y en fin, cuando mi alma compa­
rezca delante de Vos para ser juzgada, no la
arrojéis de vuestra presencia 9 sino dignaos
recibirme en el seno amoroso de vuestra mi­
sericordia, para que cante eternamente vues­
tras alabanzas; Jesús misericordioso; teued
compasion de mí.

Pió V i l , con rescrito de 12 de mayo de


1 8 0 2 , concede 100 dias de indulg. á todos
los que arrepentidos recen una vez, al dia
dichas sú plicas , é indulg. píen, al que las-
BUENA M UEHTB. 2o9
rece todos los dias por un mes continuo ,
con fes. y eomulg. en él dia que quiera del
mes ? visitando una iglesia ú oratorio públi­
co , y rogando á Dios por la intención del
Papa. Mstas indulg. son^ aplicables e tc ., y
fueron de nuevo concedidas para siempre
por León X I I con decreto de la Congreg. de
las indulg. de i l de agosto de 18S4.

O R A C IO N E S

PARA QUE DIOS KOS U B R E DE MUERTE REPENTINA,

Exaudí nos, Deus salataris noster, et no


dics nostros ante fiuirí jubeas, qnam pcccata
dimitías; et quia in inferno superfina pteuí-
tentia est ? et nuUum spatium corrígendi;
lime te supplices rdgamus ct petimus , nt ubi
das spatium siippUcandi , jubeas ct peccata
dimitú. Per Dominum ctc,
Averte Domine, qusñsuimis, a fidelibus
tnís ennetos miseratus errores ; et sjevientium
morbornm repentina ni depelie pcrniciem: nt
quos mérito flagcUas devi os ? foreas tua mi-
ser alione correctos. Per Dominum etc.
Aña* Anima mea cessa jam peecarej co­
gita de subitanca transpositione ad ¿eterna
tormenta. Ibi enim non suscipitur peeniten-
tia ? ncc lucrífacinnt lacrymae. Dum tempus
adest convcrtere ? clama ? dicens : Deus meas
miserere me i.
A ñ a , Media vita in morte su mus: quem
qitierimus adjutorcm , ni si .te , Domine , qui
260 PA RA ALCANZAR
pro peccatis nos tris írascerís 7 Sanctus Deus,
Sane tus fortis, Sauetus misericors ? Sai va­
lor , ama ríe mor ti ne t radas nos.
f r IVe st.bito praeocupati die mortis quae-
ramus spatinin pnemtentiíe et inveníre non
possimus.
13). A tiende, Domine 5 et miserere, quia
peccavímus tíbi. .
Populum tuum ? qnaesumns , Omnipotens
D eus, ab ira tua ad te confuoientem paterna
recipe pictatej ut qui tuse Majestatis flagello
in repeutina mor te formidant, de tua me-
reantur venia gratular»* Per Dominum etc.
Ecclesiae tuie , quaesumus^ Omnipotens
Deus, placatus intende conventtim, ct mise-*
rieordia tua nos potius, quam ira praeveniatj
quia si iniquitatcs nostras observare volueris,
milla poterit creatura subsistiré; sed admi-
rabili pietate ? qna nos fecisti, ignosce pee-
cantibus , nt opera manuimi tus ruin repen-
tina morte non facías interne. Per Domi­
num etc.
Exaudí; Domine 5 preces nostras 9 et ne
velís cuín servís tuis adire judicium : quia
sicut in nobis nulla justitia reperitur, de qua
presumere Yaleamus; ita te fontem pietatis
agnoscimus , a quo et u peccatis nostris abluí
et a necessitatibus, ac repentinít morte libe­
rad coufidaimis« Per Dominum cte.
Deus ? sub cujus oculis omne cor trepi-
d a t, et omnes conscientiae pavesennt, mise-
vicordiam tuam efFisude suppHcibus t nt qui
de mcL'itorum qnalitate difíídimus ? non judi-
BUENA M U ERTE. 261
cium tuum in repentina morte riostra, sed
-indnlgeatiam tuam sentiamus. Per Domi-
num etc.
ORACION

l Oh misericordiosísimo Señor! yo os su­


plico por vuestra agonía, sudor de sangre y
santísima muerte me libréis de la muerte im­
provisa y repentina. ¡ Óh benignísimo Jesús!
os-suplico humildemente por ios cruelísimos
é ignominiosos azotes que sufristeis, por la
corona de espinas, por vuestra cruz y amar­
guísima Pasión 3 y por vuestra bondad. que
no permitáis que yo muera de repente, ni
salga de este mundo sin recibir los santos
Sacramentos. ¡ Oh amantísimo Jesus mió!
por todos vuestros trabajos y dolores , por
vuestra preciosa sangre y sacratísimas llagas,
por las últimas palabras que dijisteis en la
ern z; ¿ Dios m ió , Dios m ió , por qué me
habéis desamparado?$ y por la o tra: Padre¿
en tus manos encomiendo mi espíritu ? os
snplico con las mayores veras me libréis de
la muerte repentina. Por vuestras manos ¡ oh
Redentor mío! he sido formado enteramen­
te : ah! no permitáis que yo muera de re­
pente} y o s suplico me deis tiempo para ha­
cer penitencia: concededme una muerte feliz
y en vuestra gracia ? para que os ame con to­
do mi corazon, y os alabe y bendiga eterna­
mente. Amen.
A qu i se rezan cinco Padre nuestros en
262 P A R A ALCANZAR
memoria de la Pasión de Cristo , y tres A ve
M arías en memoria ífe los Dolores de M a­
ria Santísima*

Pió V I I , con decreto de la Congreg. de


tas indulg. de 2 fíe marzo de 1816, concede
para siempre á todos los fieles 100 di as de
indulg . por cada vez q u e , pidiendo á Dios
los libre de la m uerte repentina, recen d lo
menos arrepentidos y con devocion dichas
oraciones , ele . Y al que las rece todos los
dias del año , indulg. píen. en el dia 2 de
m ayo, 14 de setiem bre , y Jueves y Viernes
Santos , si a rrep en tí, confcs. y comulg, en
dichos dias (excepto el Viernes S a n to , que
basta haberlo hecho el Jueves ) ruega á Dios
en cualquiera iglesia delante del Santísimo
Sacramento por la intención del P apa .

JACULATORIA
p a ta conform arse con la v o lu n tad de D ios.

Hágase y cúmplase en todo ? sea alabada


y eternamente ensalzada la justísima 3 altísi­
ma y amabilísima voluntad de Dios.

Pió V i l , con decreto Urb. et Grb. de la


Congreg. de tas indulg* de 19 de mayo de
1 8 1 8 , concede para siempre á todo el que
con arrepentimiento y devocion rece tina
vez al dia dicha jaculatoria 100 dias de in-
dulg. *y al que la rece todos los dias, indulg .
píen. una vez al ano en el dia que guste P
BUENA MUERTE. 265
confes « y eomulg. ? y rogando á Dios por la
intención del Papa, E s aplicable etc. • y al
que la rezare frecuentemente en vida $ con­
cede indulg * píen . in articulo mortis ? con tal
que acepte Ut m uerte con resignación y como
de la mano de D ios .

IN D U L G E N C IA P L E N A R IA
IN ARTICULO MORTIS.

Los sumos Pontífices suelen conceder


esta indulg . á algunas cruces ? medallas, etc .
que bendicen por si mismos ? ó dando la /#*
cuitad ó otros Eclesiásticos para que puedan
bendecirlas. Fuera de esto pueden aplicar
indulg . píen, los señores Obispos , ó P á r ­
rocos ? ú otros Sacerdotes que tengan dicha
facultad ? y para ganarla es necesario:
I. Que el moribundo haya cumplido lo
ue se requiere ? u. g tJ que haya invocado tos
2 ulcísimos nombres de Jesus y M aria P etc *
I I . Que esté en gracia de Dios»
IIL Que acepte la m uerte con resigna*
clon en la voluntad de D io s , y como de la
mano dél Señor , al tenor de la constitución
de Benedicto X I V de 5 de abril de 1747.
Y nótese que esta indulg. no queda suspen *
sa en el jubileo del año santo ? como declaró
entre otros León X I I en su Bula de 20 de
junio de 1324. Ademas se advierte que al
inoribando que tiene la bula de la Santa Crn*
zada puede el confesor ? en virtud de dicha
bula, aplicarlo esta indulgencia.
264 PA R A ALCANZAR

MODUS
impertlendi dictam benedíctionem a SSmo.
I). IV. Benedicto X IV approbatus.

JBenedictio ktec in articulo morf.is cum soleat impertirá


post sacramenta Pcenitenlice, Eucharisliw , et Extretn.ce
Unctionis illis iufirmis, qui vel iüam petie.rint, dtim sand
mente, et iiitegñs sensibus erant , seu verisimiliter pe-
tiissent f vel dederint signa contñtionis ; impertiendo,
lis deni est , aliam si postea tingues ccetewrumque sen-
siuim m u sint desliluti, aul in delirium , vel' amentidm
inciderint, Excomm tínicatis vero , impoerritentilms , et qui
ira manifestó peccato mortali moriuntur, est omninb de'*
neganda*
Iíabens prcedictam fa c id ta tem , ingrediendo cnbicu-
tu m , ubi ja c e t infirmus , d ic a t: huic d o tn u i,,.
ac deinde cegrotu'/n, cubicuhim , et circumstantes a s-
pergat aqua benedicta, dicendo antiphonam: A sperges i.»
Quod si cegrotns v o lita ü confileri, aadiat ittum , et
absotí’ai. Si confessionem non petat> excitet Ulum. a d
eliciendiun actunt contrilionis : de httjus’ benedictionis
ejjicacia, ac v ir tu te , si tempus f e r a l , brevtler admoneat;
tum in stru a t, atque h ortetn r, ut m orbi incommoda > ac
dolores in ante a Otee vita; expiationem libenter perfhrat;
D Coque se se paratum qffbrat a d nitro acceptandum quid-
qu id ei plncuerit, et m onem ipsam palienter obeundam
in satisfactionem poenarum quas peccando pvomeruit. T um
piis ipsum verbis consoletur, in spem erigens f o n , ut ex
d ’wince munifcentice ¡argitale eam pceuarum re mis sionem,
e tv ita m sit consecuturus ¿elemam. Postea dicat:
f . Adjutoñum nostrnm m nomine Domiau
jj). Qui fecit ccelum, et terram.
Aña . Ne remmíscai'is, Domine > delicta
famuli tui (y ti ancillse tnae) ñeque yindictam
sumas de peccatís ejus»
lly ric , eleison, Cliristc , eleison; Kyríe,
eleison. Pater noster....
BUEXA M U ERTE. 265
f. E t ne nos in tincas in tcntationera.
jjü. Sed libera nos a malo-
>'r. Salvurn fae servum tuum (y el ancil-
lam tuam), et sic deinceps.
ij). Deus meus } spcrantem in te.
f . Domine? exaudí orationem meam.
fJ. E t clamor meus ad te veaiat.
f* Dominus vobiscum.
i}. E t cum spiritu tuo.

Orem us .
Clemcntissime D eus, Pater misericor*
diarum, et Deus totins consolationis , qui
ucminem vis perire in te credentem, atque
spcrantem: securidüm multitudinem miseia-
lionnm tuarum respice propitius faimilum
tuum N. quem tibi vera fides, et spes chris-
tiaua commendant. Visita cum in salutari
tu o , et per Unigeniti tui passionem , et mor-
tem , omninm ei delictorum suorum remis-
sioncm , et veniam elementer indulge; ut
ejus anima ín hora exitus sui te judicem pro-
pitiatum invernal;, c t, in sanguine ejusdem
JFilii tui ab omni macula ubi uta , transiré ad
vitam mercatur perpetuara ¡ Per euradem
Christum Dominum nostrum. k1. Amen.
Tum dicto ab uno ex clericis adstanti-
bus Confíteor... Sacerdos dieat Miserea-
tur, ». deínde :
Dominus noster Jesús Cliristus Filius
Dei viví, qui beato Petro Apostolo suo dedit
potestatcm lígandi, atque solvendi, per suam
piissimara miscricordiam rccipiat confessio-
$
206 PARA ALCANZAR BUENA MUERTE,
ncm tuam , et restituat tibí stolam prímam,
quam in Baptisrnate rcccpislí $ et ego , facilí­
tate mihi ab Apostoliza sede tributa, Indul-
gentiain plénatiam, ct remiésiónem omniiim
peccatomm tibí concedo, in nomine .Patria.;.
Per sacrosancta human» reparationis
mystería remittat tibí omnipotens Deus omnes
praesentís , ct futura vitae poenas , paradisi
partas aperiat, ct ad gaudia sempíterna per-
ducat. Amen,
Benedieat te omnipotens Deus, Pater,
F ilius, ct Spiritus Saiictus* Amen.
Si yero infirmas sit adtb morti proximits, ut ñeque
cortj'essiotiis ge,iterai/s Jhcienáte, ñeque pt‘temissaritm pre-
cum r ciutttdarttm teiupus suppetat, statirn Sacerdos bz~
n&dkíionem ei impertía tur*

iW V \lW V W W V \1 W \\W W m V lt\l'V V M \V V H llÍ M iV M

Á L A S Á N IM A S B E N D IT A S
DEL PURGATORIO.

AL TOQUÉ DE A N I MA S *

P$almt 129*
De profuiidis clamaví ad te* Domine: *
Domine, cxaiidi voccm jncam.
Fiant ames tuae intendentes, * in Yoeem
deprecatíonis meas.
Si iniqnitates obserTavcris, Dómine i *
Domine , quis susliuebit ?
A LAS ACIMAS SE N D IT Á g. ¿67
Quia apiid te propitlatio est: * etp ro p ter
legem tuam suatiiiui t e , Domine.
SusLiñuít anima mea in verbo ejus: * spe-
rayit anima inca íu Domino^
A custodia matntiu& usque ad noctem: *
Speret Israel i ti Domiho.
Quia apud Dominum misericordia; * et
copiosa apud cum mlemptio.
i ' t ipse redimet Israel? * ex ómnibus ini~
quita ti bus ejus.
. Itcqiúem aeternam * dona eis ? Domine.
E t lux perpetua >* luceat eis; rcquiescanfc
ín pacc. Amen.
Y se puede concluít* del modo siguiente:
f . Domine , exaudí orationem meam.
^ E t clamor meuá ad te veníate

Oremitó.
FideUtim Deus ? omnium Conditor ¿ et
Rcdemptor 5 ammabuá f&mulorum faimila-
rumque tuarum remissjoncjti ciinctorum tri­
hue pcccatorum 5 ut indiilg'entiam ? quam
se ni pee optaverünt , piis supplicaíiomhijs
conscqaántui\ Qui vivís et reinas ín srecula
saccnlornui* Amen.
fé Réquiem aeternani dona eis , Domine.
x¡L E t lux perpetua íuceat eis»
t* Ucquiescant in pace. 15)* Amen.
Clemente X J1 etí sii Érevé de 14 dé
agosto de 1756, concede para siempre á to­
dos tos fieles 100 dias de indulg. por cada
vez que al toqué de anitnás ? ó antes de la
S 2
9€8 a las a n im a s

noche ? ó despues > ó cuando sea costumbre


(como declaró ei mismo Papa en 12 de dz*
siembre de 1756) recen de rodJUas y con
devocion dicho salmo , y al fin un Requiero
íetcFnam, etc, : (la oracion Fidclium no es
esencial j. Y al que practicare dicha devo­
cion por un año entero ? concede indulgencia
píen, en el dia que guste ¿ confes . y comulg.
MI que no sepa este salm& puede ganar
dichas indulg. rezando un Padre nuestro
y A ve M aría con un Requiera aeternam....
Pió V I y con rescrito de 13 de marzo
de 1781, concede que iodos los fieles pue­
dan ganar estas indulg. rez-ando lo dicho
conu) una hora despues de anochecer , en el
caso qne se hallen, en lugares donde no haya
este toque .

C1KC0 PADRE H u m a o s T AVE MAR i 18 T E t

Te crgo , quíesunms , tuis fainulis


subven!, quos prctíoso sanguinc rcdcmisti£
y un Réquiem aeternam*

O en castellano :

j Oh Padre Eterno! os suplicamos por


las almas de vuestros siervos que habéis redi*'
mido con la sangre de Jesucristo.
Rcquiem etc.

Pió V i l , en su 2$reve universal %/per-


pétuo de 7 de febrero de 1817, concede 500
dias de indulg . al que arrepentido y con
BENDITAS» , 269
devocion 7 considerando la Pasión de nues­
tro Señor Jesucristo ? rece ¿o dicha en su ­
fragio de las almas de los fieles Difuntos.
Y al que lo rece todos los dias por un mes ,
indulg. píen. > aplicable etc -, y remisión
de todos su s pecados en el dia del mes que
q u iera , eonf y eomulg., y rogando ú Dib-s
por la santa Iglesia y por dim as almas .

ORACIONES
PARA TODOS LOS DIAS DE LA SEM AN A.

PARA E L DOMINGO.

¡Oh Señor y Dios omnipotente! yo os


suplico por la preciosa sangre que vuestro
Hijo derramó en el Un crío saquéis las almas
del Purgatorio ? y en particular las que es­
tán mas olvidadas . y llevadlas al descanso
eterno > para que allí os alaben y bendigan
eternamente. Amen.
P adre nuestro ? A ve M aria ? y De pro-
fuñáis etc . pág. 260.

PARA EL LUNES.

¡Oh Señor y Dios omnipotente! yo os


suplico por la preciosa sangre que vuestro
Santísimo Hijo derramó cou los crueles azo­
tes que recibió ? saquéis las almas del Purga­
torio j y en particular las que están próximas
á subir al eterno descanso, para que asi ein-
870 A ¿ A S ANIMAS
piccen cuanto antes á alabaros y bendeciros
eternamente. Amen,
P adre nuestro ? efe. como el domingo,
TARA E& M A R T E S .

j Oh Señor y Dios omnipotente! yo os


suplico por la preciosa sangre que derramó
vuestro Santísimo Hijo cuando ic pusieron
la corona tle espinas, saquéis las almas del
Purgatorio, y en particular la que debiere
ser la última de todas en salir, para que no
tarde tanto en alabaros y bendeciros eterna-*
píente en la gloria. Amen.
P adre nuestro? ele * como el domingo*
PARA EL MIERCOLES.

\ Oh Señor y Dios omnipotente! yo os


suplico por la preciosa sangre que derramó
vuestro Santísiino Hijo por las calles de Je-
r úsale u enando iba cou la cruz á cuestas , sa­
quéis las almas del Purgatorio , y en partieu-'
lar la mas rica de méritos para con v o s, á
fio de que, desde el sublime trono de gloria
que espera, os alabe y bendiga eternamente,
Amen*
P adre nuestro , etc. como el domingo,
PARA EL JU E V E S.

ÍO h Señor y Dios omnipotente! yo 09


suplico por el precioso cuerpo y sangre de
vuestro Santísimo Hijo que en la noche de
su Pasión dió en comida y bebida á sus Após­
toles, y dejó á toda la Iglesia en sacrificio
BEN D ITA S. 271
perpetuo y vivífico alimento de los fieles, sa­
quéis las a[mas del Purgatorio ? en particular
la mas devota de este misterio de amor,
para que por ello os alabe con vuestro divino
Hijo y con el Espíritu Santo en vuestra glo­
ria eternamente. Amen.
X*adre nuestro , etc . como el domingo.
PARA E L ^ V IE R N E S .

¡Oh Señor v Dios omnipotente! yo 09


suplico por la preciosa sangre qne vuestro
Santísimo Hijo derramó desde el árbol de la
cruz ? especialmente de sus sacratísimos pies
y manos, ¿arpiéis las almas del Purgatorio,
en particular aquellas por quienes tengo ma­
yor obligación de rogaros, para que no que­
den allí penando por mi culpa, ni sean pri­
vadas de alabaros y bendeciros eternamente
en la gloria. Amen.
P adre nuestro ? etc* como el domingo,
PARA EL SABADO,

¡ Oh Señor y Dios omnipotente! yo os


suplico por la preciosa sangre que salió del
costado de vuestro Santísimo H ijo , en pre­
sencia y con grandísimo dolor de su Santísi­
ma M adre, saquéis las almas del Purgalorio?
en particular la que haya sido mas devota
de esta gran Señora> para qife cuanto antes
vaya á vuestra gloria á alabaros eu Ella,
y á Ella en Vos por todos ios siglos de los
siglos. Amen.
P adre nuestro ? etc, como el domingo.
272 A LAS ANIMAS BEN D ITA S.
León X I I 9 con rescrito de la Congreg,
de las indulg , de 18 de noviembre de 1826;
concede pura siempre 100 días de indulq.7
aplicables etc ., al que arrepentido rece con
devocion una vez al dia la oracion que cor-
responde . Y se advierte que si se impri­
men sueltas no se pueden vender ? sino dar-
las gratis*

■í ;
ORACION PARA LOS ECLESIASTICOS.

Sacirosanctae et individua; Trinitatí, ctc.


Véase en los Breviarios, A todas las personas
obligadas á rezar el. oficio d ivin o, ó el de la
Y ir gen s que al concluirle d igan devotamente de
rodillas dicha oracion con un P a d re nuestro y una
Ave M a ría , concede León X la remisión de todo$
los defectos y culpas com etidas p o r humana fra ~
g ílid a d durante dicho rezo y cuya gracia no queda
suspensa en tiem po de jubileo del año Santo. Tam+
bien hay algunas indulg. parciales p a ra los que recen
el oficio parvo de nuestra Señora, los salmos peni­
tenciales f y oficio de difuntos. Pease la p á g t 'a^ó.

ORACION MENTAL.

B enedicto X I V 3 con Bula de 16 de di­


ciembre de 17-46, concede para siempre al
que hiciere con devocion todos los dias d lo
menos un cuarto de hora de oracion men-
ORA CION M E N T A t. 275
ta l, indulg, fien. , aplicable ete. , una vez
al mes en el día que g u ste , conf . y eomulg,,
y rogando á Dios por la santa Iglesia , etc •
L a misma indulg. y con iguales requisitos
concede al que con frecuencia enseñe , en
público ó en privado, á tenerla , ó asista á
esta instrucción • y ademas 7 años y 7 cua­
rentenas por cada vez que la enseñe ó, asis­
ta y etc . , si arrepentido comulgare 7 ele .

DOCTRINA. CRISTIANA,

L o s señores Párrocos deben enseñar tos


domingos y demas fiestas la doctrina cris­
tiana en sus respectivas parroquias (Con-
ciL Trid. seas. 24 f cap. 4 de Reform.). Lo
mismo deben hacer los maestros con su s
discípulos , y los padres de familia con sus
hijos y domésticos. Esta es una ocupación
santísima; asi la llama san Pió V en una
constitución de 6 de octubre de 1571.* Sa­
ludable á la república Cristiana $ asi se e x -
plica Paulo V en una constitución de 6 de
octubre de 1607. Por esto dicho Pontífice,
ademas de haber erigido en la patriarcal de
san Pedro en liorna una Congregación de
la doctrina cristiana cotí muchos privilegios
é indulg. , que óe pueden comunicar á seme­
jan tes Congregaciones que se erija7i fuera
de Roma agregadas á la de e s ta , en la et-
274 DOCTRINA C R IST IA N A .
tada constitución ¿ para animar á los fieles
á enseñar y aprender la doctrina cristiana7
concede para siempre las siguientes indulg.
I. A los maestros de escuela que en los
dias festivos reúnan sus discípulos y se la
enseñen , por cada vez 7 años y 7 cuaren-
tenas • y por cada vez que en los dias de la­
bor la expliquen , 100 dias,
II. A los padres y madres que la ense­
ñen á sus lujos y domésticos ? lo misino.
II I. A los que por media hora la estudia­
ren para enseñarla 6 aprenderla , lo mismo.
IV* A todos los fieles que solícitos acu­
dan á aprender á las escuelas ó iglesias en
todas las fiestas de la V irgen , 5 años . y
confes. y eomulg. , 7 años, A estas indulg,
añadió Clemente A77 en su Bj*eve de 27* de
junio de 1 7 5 5 siete años y 7 cuarentenas
por cada vez que ? confes* y comulg. ? asis­
tan á la doctrina ? y también al que la expli­
que ó enseñe .■y al que tenga la piadosa cos­
tumbre de asistir á ella ó de enseñarla >con­
fes. y comulg. , indulg. píen ♦ en los dias de
JVavidad ? Pascua de Resurrección , y san­
tos Apóstoles san Pedro y san Pablo •

E X P L IC A C IO N D EL E V A N G E L IO .

B enedicto XIV¿ con decreto de 51 de j u ­


lio de 1756 fíe la Congreg. de las indulg ,,
EXPLICACION DEL EV A N G E L IO . 27í>
concede á todos los fieles 7 años y 7 cua­
rentenas por cada ve% que con devocion
asistan d la. explicación del santo Evange­
lio , que deben hacer los señores Párrocos
los domingos y dias solemnes del año , se -
gnn el decreto del sanio Concilio de 2'rento
(Sess, 5 de Reíormat. cap. 2 el Ses&* 22
cap. ¿ indulg* píen* en el dia de Navi-
dad ? Resurrección , de san Pedido y san
P ablo, con tal que en dichos d ia s , conf es.
y eomulg. ^ asistan á dicha explicación . I ”
P ió V I , con rescrito de la Congreg, de las
indulg, de 12 de diciembre de 1784 7 confir­
mó dichas indulg . ? y extendió la indulg .
píen . al dia de Reyes (6 de enero) y dia de
Pentecostés f con dichas condicittnes , etc .
E stas indulg, también pueden ganarlas los
Párrocos que hacen la referida explica­
ción ? ú otros que la hagan por ellos ¡ como
consta del citado decreto ,

PAR DE COMER A TRES POBRES.

P i ó V I I , con rescrito de 15 de junio de


18i¿> de la Congreg. de las indidg. , confir­
mó para siempre las siguientes indulg . , ya
antes concedidas, á los que den de comer á
tres pobres en memoria y á honra de Jesus ?
M aría y José .
I. P or cada vez que lo hagan a rre -
27G D A R BE COMER A TR E S POBRES.
penados^ siete años y siete cuarentenas .
I I . Indulg . píen, haciéndolo en el dia
que eonfiesen y comulguen ? rogando á Dios
por la intención del Papa.
III. A l de la familia ó doméstica del (fue
hace esta caridad que contribuya á e$to>¿
y a sea sirviendo á la comida ? ó ya sea solo
asistiendo, 100 fitas de indulg. Dichas in­
dulgencias son aplicables etc,

CRUCES > ROSARIOS Y MEDALLAS


BENDITOS.

SUMARIO

D e la s indulgencias qtte el P a p a Gregorio XV I


concedió d los que tengan consigo algún rosat-
r io , c r u z , crucifijo , im a g e n , ó m edalla de los
que los sumos P ontífices bendicen p o r si m is -
m o í, á con. ¿u fa c u lta d oíros Sacerdates 9 la s
Cuales se renuevan p o r los P a p a s luego que son
elevados a l solio pontificio*

Se advierte en primer lugar á todos los fie­


les de uno y otro eexo, en nombre de su Santi­
dad s que para, ganar las i n d u l g . concedidas con
b u apostólica bendición á Iaa coronas s rosarios,
cruces, etc., es necesario <joe traigan consigo, 6
tengan cerca de s í « algunas de las dichas coro-
lias f etc.
En segundo lugar, <jue las oraciones 6 devo-
CRUCES, ROSARIOS, ETC. BENDITOS. £ 7 7
tas preces que se mandan como condición precisa
para las in d u lg ., deberán TezaTee llevando con­
sigo las dichas coronas, crucifijos, etc ., ó no lle ­
vándolas deberán tenerlas en su propia habita­
c ió n , ó en otro lugar decente de la casa en qua
habitan, y rezar delante de ellas las oraciones
respectivas.
Ademas, su Santidad exceptúa de eeta bendi­
ción las imágenes de papel y pintura, cruces»
crucifijos, estatuas, y medallas de hierro, plomo,
estaño, <5 de otra materia frágil y quebradiza.
Bomas de esto quiere que las imágenes de los
Santos sean de los que ya están canonizados , 6
de aquellos que están* escritos en el Martirologio
Romano.
Presupuestas estas advertencias para mayor
claridad, las indulg. que podrá ganar el que tie­
ne alguna de las dichas cosas bendecidas, y las
obras piadosas que deberá practicar, son las si—
gnieutes:
I. Cualquiera que rezare, i lo menos una vez
en la semana, la corona del Señor, <5 de la San­
tísima Virgen María * <5 el rosario , ó una tercera
parte de é l , ó el oficio d ivin o, ó el de la Santí­
sima V irgen, ó el de d ifu ntos, 6 Ips siete salmos
penitenciales, 6 graduales: el que tuviere la cos­
tumbre de enseñar la doctrina cristiana 9 ó de vi-
titar los encarcelados, 6 los enfermos de cual*
quier hospital, <5 de socorrer á los pobres, ó de
oír misa, <5 de decirla, siendo sacerdote, si ver­
daderamente arrepentido, <S confesado con confe­
sor aprobado por el Ordinario, recibiere la co­
munión en cualquiera dia que quiera de los in ­
frascritos , conviene á saber: Natividad del Se­
ñ o r , E pifanía, Resurrección, Ascensión, Pente»
costes* fiestas de la Santísima T rin id ad , del
278 CHUCES, ROSARIOS
C o rp us C l m s t i , de la P u rificació n ¡> A nun ciación *
A s u n c ió n , y N a tiv id a d de l a San tísim a Virgen#
de la N a tiv id a d de san Juan B a u tis ta , de los
éantos Apóstoles Pedro y P a b lo * Andrea 9 S a n tia­
go , Jo an , T o m a s , F e lip e y Sa n tia g o , B artolom é*
M a t e o , Sitnon y J u d a s , M a tía s: de san José, Es­
poso de la Santísim a V ir g e n , y de todos los San ­
tos ; y a l mismo tiem po rogare á D ios p o * l a ex­
tirp ació n de las heregías, poT la propagación da
l a fe c a t ó lic a , por la p a í y concordia entre los
p rín cipes cr istia n o s, y por las demás necesidades
de la Banta Iglesia c a tó lic a , conseguirá en c u a l­
q u ie ra de dichos dias in d u lgen cia plenaria.
II. E l qu e h iciere las mismas obras encarga-*
das en las otras fiestas d el S e ñ o r , y de la S a n tí­
sima V ir g e n M a r í a , en cu alq u ie ra de dichos d ia í
co n segu irá la in d u lg . de 7 años y 7 cuarentenas:
com o tam bién haciéndolas en c u a lq u ie r dom ingo
ó fiesta d el año> ganará en cada vez 5 años y 5
cuarentenas de i n d u l g . : y p racticán d olas en c u a l­
q u ie ra otro d ía d el año s conseguirá 100 dias de
in d u lgen cia.
III. E t que acostum brare a rezar por Jo m e­
nos una Vez en la semana la c o ro n a , ó el ro sa-
ario 9 ó e l oficio de la Santísim a V ir g e n M a r ía , 6
d e d ifu n to s , 6 las v ísp e r a s , ó utí noctu rno á lo
menos con las la tíd e s , ó los siete salmos peniten­
ciales con la$ le ta n ía s , y sus p r e c e s , en a q u e l
d iá qu e lo hiciere ganará 100 de in d u lgen cia.
IV . E l qu e en el a r tíc u lo de la mueTte en­
com endare devotam ente su alm a á D i o s , y según
la in strucción de la fe liz m em oria de Benedic­
to X IV en su constitución de 5 de a b r il de 1 7 4 7 *
q u e com ienza: P ia Mater* „ estuviese bien dispues­
to k recibir de las manos d e l Señor la m uerte con
lu im o sereno y resignado* una vea q u e esté v e r -
Y MEDALLAS BENDITOS. 2
(laderam ente a rrep e n tid o , confes. y c o ítm lg ,, ó
no p u d ien d o , á lo menos co n trito in vocare el
santísim o N om bre de Jesús con e l c o r a z o n , no
p ud ien do con Ja boca # conseguirá in d u lg . píen .
V. E l qu e hiciere cu alq u ie ra especie de o ra ­
cion preparatoria antes de. celeb rar la m isa, ó
antea de c o m u lg a r , ó regar el oficio d iv in o , ó do
]a Santísim a V irg en M a r ía , conseguirá cada vez
5o dias de in dulgen cia.
V I. E l q u e v isitare á los e n c a rce la d o s, 6 &
los enferm os de tos h o s p ita le s , socorriéndolos con
c u a lq u ie ra obra p ia d o sa , 6 enseñare en la iglesia
l a doctrin a cristiana j 6 la enseñare en su casa á
$us propios lu jo s , parientes y criados 9 cada vea:
gan ará a o o dias de in du lgen cia.
V II. E l qu e a l sonido de la cam pana de c u a l­
qu iera iglesia por la m añ an a, a l m e d io d ía , y a l
anochecer rezare las preces acostum bradas: An­
gelus D o m m i etc*, 6 no sabiéndolas dijere u n
P a d re nuestro y un Ave M aría i, ó igu alm en te
oyen do por la noche la señal por los m uertos d i­
jere e l Balmo: D e p ro fu n d ís e tc . , ó no sabiéndole
rezare u n P a d re nuestro y u n Ave M aria , conse­
g u ir á por cada vez i o o dias de in d u lgen cia.
V III. E l qu e en e l dia d e l viernes pensar©
devotam en te en la Pasión y M u e r te de nuestro
P a d re nuestros y
S e ñ o r J e su c r is to , y dijere tres
tres A^e M artas , ganará 100 di as de in d u lgen cia.
IX . Ei que verdaderam ente arrepen tido de
sus p ecad os, y con firm e propósito de enm endar­
s e , hiciere examen de la co n cie n cia , y rezare co n
P a d re nuestro y el Ase fila­
d evo cio n tres veces el
ría en honor de la Santísim a T r in id a d í, 6 en me­
m oria de las cinco llagas de Jesucristo dijere
cin co veces e l P a d re nuestro y el Ave M a ria , c o n -
eeguirá igu alm en te lo o diaa de in d u lg en cia.
280 CRUCES ? ROSAMOS
X. E l q u e rogare devotam ente p o r los fieles
enferm os próxim os á la m u erte, 6 á lo menos di*
je r e .p o r ellos Tin P a d re nuestro y n n Ave M aría *
conseguirá 5o días de in du lgen cia.
X I. C ad a uno podrá ganar para s í en loe d i­
chos dias todaB y cada un a de las in d u lg . expre­
sadas a r r ib a , 6 ap licarlas por m odo de su fra g io
á las alinaB del P u r g a to r ia .
X II. D e c la r a ademas su Santidad qu e con la
concesion de las sobredichas in d u lg . no en tien de
d ero gar de modo alg u n o las in d ü lg , y a concedi­
d a p o * diversos sumos Pontífices sm predeceso­
res por algu n as obras pias expresadas arrib a;
q u erien d o qu e p rosigan todas en todo su p le n o
v ig o r ,
.X I I I . M anda asimismo su Santidad que en lá
d istrib u ció n y uso de las co ro n a s, r o s a rio s , etc.
. b e n d e c id o s, según se ha dicho , se observe el de­
creto de la santa m em oria de A le ja n d r o V i l dado
e l d ia 6 de febrero de 1 6 5 7 * esto e e 9 qu e las in ­
d ulgen cias anejas á las sobredichas cosas no p a ­
sen á otros fu e r a de las personas á las cuales la s
dichas coaaB sean co n ced id a s, ó de aq u ellas á
quienes estas las d istrib u yeren por prim era ves;
y qu e perdiéndose u n a , no se pueda su stitu ir
o tra en su lu g a r según e l p ro p io a r b it r io , no
obstante cu a lq u ie ra concesion ó p r iv ile g io en
c o n tr a r io : que no puedan prestarse cí darse á
otros con e l fin de com unicar las in d u lg . , do
o tro modo perderán las in d u lg . m ism a s; com o
tam b ién quo las dicbas cosas lu eg o qu e h a y a n
recib id o la ben dición pon tificia 5 no p u sd a n v e n ­
d e rs e , según e l decreto de la sagrada Congreg,
de las in d u lg . y sagradas r e liq u ia s p u b lica d o e l
d ia 5 de ju n io de 3 7 2 1 .
X IV * A d e m a s , su S a n tid a d confirm a e l de—
Y MEDALLAS BENDITOS, 281
ereto de la santa m em oria de B enedicto X I V dado
e l d ia 19 de agosto de J / S a , con e l c u a l ex p re ­
samente d e c la r a , qu e en v ir tu d de los cru cifijo s,
m e d a lla s , etc. B endecidos, como se ha d ic h o , n o
se entiendan p riv ile g iad a s las misas dichas en e l
a lta r en q u e es ten colocados los tales cru cifijos,
m e d a lla s , e t c ., au n qu e celebradas por aq u el sa­
cerdo te qu e las lle v a consigo.
XV. T am b ié n Be p rohibe a c u a lq u ie r a perso-*
n a q u e asiste á los m o rib u n d o s, e l darles con !Los
ta les cru cifijos la bendición con la in d u lg . plen^
in articulo m ortis sin especial fa c u lta d .

N o ta . Todos los fieles pueden gan$f


cuantas indulgencias se contienen en
Sumario por concesion perpetua de InaíSÁw
ció X I en la Bula de 28 de enero efe lélÉéj^
confirmada por Inocencio X I I I con decreta
de la Congreg. de las indulg . de ,1721 y f e -
niendo consigo cualquiera cruz •, corona , ó
rosario que esté tocado á los lugares ó reli­
quias de la Tierra Santa . Se pt'oliibe ven­
der y tro c a r , etc . dichas cruces , etc .
282
A P E N D IC E

DE LAS IN D U L G E N C IA S C O N C E D ID A S

A LAS PERSONAS RELIGlbSAS

DE ÜHO Y OTHÜ SEX O .

h a s personas religiosas de uno y otro sexo


de cualquier orden ó instituto pueden fawt-
bien (haciendo lo que se prescribe ) ganar
las indulg, de que en esta coleccion se ha
dado distinta noticia , por ser indulg . ge­
nerales . Ademas Paulo V en su Breve uni­
versal Homanus Pont ¡Fox de 25 de mago de
1 606 , previa la i'evocacion de todas ¡as in-
dulgencias concedidas á los Ordenes reli­
giosos de uno y otro sexo (no las indulg.
que se habían concedido á las iglesias 7 como
declaró la Congreg. de las indulg. en 7 de
setiembre de 1607 > y la Congreg. de los
Obispos y Regulares en 21 de agosto de
1 6 1 5 ), concede de nuevo para siempre las
siguientes indulg, á todos los religiosos de
cualquier Orden de ambos sexos , ó de re­
gla aprobada que viven con los tres votos
solemnes y perpetua clausura *
I. Indulg. pleit. si arrepentidos confe­
saren y comulgaren en el día en que entran
en la Religión , ó loman et hábito.
II. A l novicio ó novicia que hiciere la
profeslon solemne , indulg. píen . y si arre-
I3ÍDTJLG, PARA LAS PÉRS. HELÍG. 285
pentido confiesa y comulga en aquél día (*).
ÍIL A cualquiera religioso ó religiosa
que en la fiesta principal dé su Orden con-
pese y comulgue (ó si fuere sacerdote cele­
bre), y rogare d Dios por la santa Igle­
sia ele , ? indulg. plena ria t
IV . A los mismos que en él artículo de
la muerte 5 arrepentidos ? confes. y comulq,9
ó 110 pudiendo hacer esto ? á lo menos <*r-
repentidos invocaren devotamente con la
boca ó , si estono se puede9 con él corazon
el santísimo Nombre de Jesú s, indulgencia
plenaria*
V . A l religioso que canónicamente pro -
movido al sacerdocio , confesado celebre la
prim era misa en cualquier dia ? indulg.
píen. - y lo mismo á los religiosos que se la
oigan ? si en aquel día confiesan9 comulgan
ó celebran .
V I. A todos, los religiosos y religiosas
que con licencia de los superiores hicieren
por diez dias los ejercicios de san Igna­
cio , empleando este tiempo en meditar los
'N ovísim os ; la Pasión y los beneficios de
Dios , ele . , etc . , gastando dos horas á lo
menos al día en oracion mental, y ejercitan*
dose en prácticas de v ir tu d , mortificación ?
oracion vocal y jaculatorias , eic.7 haciendo

(*) Benedicto XIII en su Breve universal y perpetuo


Jn supremo... de n de abril de 17 38, concedió A las
religiosas indulg, píen, y remisión de lodos sus jrecados,
como se ha dicho , en el día de su velación, o bendi­
ción , ó consagración , como sí fuera la profesíoti religioís.
¡£ 8 4 IN D IG E N C IA S CONCEDIDAS
en este tiempo confesion general, 6 de tm
año y ú ordinaria ? y comulgando ó celebran­
do ? cuantas veces hagan estos ejercicios
otras tantas ganan indulg. píen . y remisión
de sus pecados.
V II. A todos los religiosos y religiosas
ue en los*días que hay estación en Roma
? véase la pájy. 117 ) visiten su iqlesia , ha­
ciendo oraeion en ella , ganan las mismas
indulg. como si personalmente visitaren las
iglesias de Roma en dia de estación .
V III. A los mismos que en sus igle­
sias recen cinco Padre nuestros y cinco
A ve M arías, por cada vez 5 anos y 5 cua­
rentenas. Y pueden ganar estas indulg,
visitando otras iglesias cuando van de ca­
mino , ó moran fuera de sus conventos con
causa legítima.
IX . A los mismos que por un mes hi­
cieren media horp, de oraeion m ental, conf .
y eomulg* (ó celebrando), en el último do-
mingo del m es, 60 «¿ios y 60 cuarentenas .
X* A los mismos que digan la culpa en
el capitulo acusándose de sus fa lta s , y tu­
vieren conferencias espirituales, por cada
ves,. 5 años'y 5 cuarentenas.
X I. A los religiosos que pásen d tierra
de infieles ó hereges para su remedio espi­
r itu a l, tanto cuando van á emprender el
v ia je , como en la entrada en la tal pro­
vincia j ele* j confesando etc . y indulgencia
plenaria,
X II. Finalmente, cuando en la visita
A LAS PERSONAS RELIGIOSAS. 233
general mande el Superior que haya ora *
cion continua por 40 horas9 para el feliz
éxito de la misma v isita , en tos conventos
y monasterios de la O rden , á cada reíigio~
so á religiosa que interpoladamente haga
dos horas de oracion, rogando á Dios por
la concordia entre los príncipes cristia­
nos ? etc* ^ y por el aumento y observancia
de la disciplina religiosa , confes. y eomulg.
(ó celebrando), concede por cada vez, in­
dulgencia plenaria*

Estas son ]as indulgencias que en- general


pertenecen á todos los religiosos y religiosas^ y
ai tenor de este Breve de Paulo Y son también
las indulgencias concedidas á las otras congrega­
ciones y colegios de religiosos, ó monasterios,
congregaciones y cosvictorios de> monjas que vi­
ven sin clausura y con solos votos simples* Des­
pues cada Orden religiosa , cada convento 9 mo­
nasterio 5 colegia, ó congregación de religiosas y
religiosos tiene otras muchas indulgencias plena-
rias y parciales, que no es mi intento insertar
en esta Coleccion, siendo solo mi objeto reducir
en ella las oraciones y devociones por las cuales
se ban concedido indulgencias uní ver sale a y co­
munes a casi toda ela&e de peleonas.
286
DECRETUM.

\_JcelestÍ3 Thesauri diepenBatio magni semper


fu it in Eccle&ia momenti , iit Chriatifidelium
devotio augeretnr» fidea splendesceret, spes vi-
geret, et cliaritas veliementer incalesceret. Sacris
proinde Indulgentiis varias 5 pluresqne Oraiioties,
ac pía opera Sumnú Komani Pontífices ditáre
omni tempore stnduerunt, Sed aliquando, immo
etiam esepe evenire solet? ut Indulgentiae ipsse,
quarum tisus christiano Populo máxime est salu-
taris , non lucrentur, vel quia earum conceasio-
nes ignorantur; vel quia ad eas acquirendas*
qnse indiscriminatim in nonnullis opusculie, aut
impreesis íoliís reperinntur? nec singulae.> nec
integras ■prse&criptae conditiones declaraiatur,
Quamobrein oppCTtunum , ac necees ar mm jam-
dudum videbatnr , ut quamplurimae Orationes,
nec non pia opera, praecipae ill a , quibns ex
generalíbus concessionibns Suniinorum Pontifi-
cum Indolgentiae en«t adnex3£, ex s o is , gemía—
nisque fon ti bus fideliter bausta, atque ordine
di gesta, et eimul collecta in vnlgiis ederentur.
3d 3 qnod erafc in votis 0 enperioribns annie per-
fecit Alter ex i i s , qui á cohsiílti* «unt praeelecti
lirtjua Sacrse Indulgentiia ac Sacris R eliquiis prae-
positae G ongregationie, Prxdíctas ením Orationes
ac pia opera in unum volumen diligenter, sed
non levi labore redegit, injanctas conditionee
pro ipsis Indalgenfciig aseequeiidU eíngillatim
expostiít, typiique evulgavit.
Cum vero ídem Auctor íeptimam liujusmodi
Collectionis xomanain editionem magis anctam,
magieque accuratam modo imprimere cnraverit;
287
eadem Sacra Congrega tío prxlaudátum o pus liainl
d tibie per útil e probat, ae utí authenticum pu­
blicar! posee censet. Monet tamen , quod ú in
qnacumque ejnsdem opería editione, seu vereione
cajuscumque idiomatis tam in U rbe, quaxn extra
exarata, vel quae exarari contingat, dubium ali-
quod subinde emerserit sive qnoad lndnlgentia-
rum concessiones, eive quoad proscripta» condi-
tiones adimplendae, ad presentera tantum roma*
narn editionem hoc anno millesimo octingentesi-
mo trigésimo primo typlí Perego-Salviom gna vi­
tar excusam, et in ipaius S. Congregationis Se­
cretaria asservatam recursus babeatar j ac prae—
terea praeaens Decretnm , nt ómnibus patefiat,
typis pariter impreeeum ad calcem mcmorat®
editionis apponi v o lu it, atque maudavit.
Da tum Romse ex praefatae Sac, CongregatioDÍi
ladulgentiarum * ac Sac. Reliquiarum Secretaria
die 3o. aprilís l 8 3 l .

Antonius C ard , JVojint, Praefectus.'

Loco Sigüli.

A t P ia t ti A rchiep . Trapez. Secretaríus.

P r a fa ta Collectio cum suo o rig in a li , quod in.


Secretaria S . C ongregationis In d u lg . asservatur
aucta filené et a d verbum concordái.
In Quorum F idem D a t . ex ea d . Secretaria
die i i ju lii i 83a.

Loco j® Sigüli.

Antonius P ia tti Archiep. Trapea. Sac. Congrega1-


t¡onÍ3 Indulg. Sccretariue.
Í PÍ RI CE
De las devociones que se contienen en
esta Coleccion, por su orden.

A LA SSüa. TRINIDAD. A JESUS CRUCIFICADO*

M Trisagio.. . . . Pág, i Via Crucis....................... 63


Siete Gloriasy tma A ve E l cántico Perdón. - . . 70
M arta , . .................. 2 Cinco Padre nuestros y
Otras tres Glorias. . . ibi. 5 Ave Manas y etc, 93
M is a y ’siíplicas, etc. K 3 Jgonia del Señar , ó
Oirás súplicas.............. 6 * sean ¡as siete Pala-?.
T e s ajerias. 9 bras, , . . . r . , . . , *}%
Devocion d las tres ho­
A DI OS . ras de Agonía. . . . 79
Adoracion de las Lla~
Actos jde F e , etc. . . 1 1 gas. . . . . . . . . . . 81
Bendiciones al nombre Oracion de S. Agustín. 8(i
de Dios...................... i 3 Oracion Vedme ele, 63 y 87
Corona de actos de te­ Corona de la preciosa
mor de Dios. ►. . . ibi. sangre.................. ........ 88
Súplicas á Dios. , . jh Siete af r ía s á id. . . , 9^
fíimno del Espíritu $to. 19 Jaculatoria d id. . . , 9.6
Otra oferta d id. . , . 97
A JESUS.
AL S5no. SACRAMENTO.
invocar su Santísimo
nombre, Dia y octava del Cor­
ai
Salmos del nombre de pus. . ^ . 98
Jesús........................ , 22
Hora del Santísimo. * . ibi.
Jaculatorias................... 27 Oracion Ego velo, , , . 99
Novena al Nifio Jesús. 29 Oración O felicem. . . ibi.
Bendiciones de la Fí>'^ Comulgar á ■nienu-
gen. . . ; ................* 5h d o , etc............ - • * - ioo
Ejercicio piadoso de la Acompañar al Vidlico. 102
infancia de Jesús* . . 54- Indulg. de las 4o horas j o'i
Indulgencias de la vigi­ Id. por visitar el Santí­
liax dia de. Navidad. 58 simo en Carnaval. . 104
Letanía del nombre Id . en los monumentos. io 5
Jesús, , * . , » . t » 1 ibi. Oración Respice^ < « . • ibi.
239
E l Pange lingua............i 06 Otras para cada dia de
Actos de a d o ra d o r . . 108 la semana. 195
Id. de desagravio, . . m Otra con tres Salves. . 204
Jaculat. Te adoro, etc. 112 Otra con tres Ave Ma­
rías. .............. .. . . . « ibi.
AL CORAZON DE JESUS. Otra d nuestra Señora
y A santa Ana . . , . ao5
Su'fiesta .........................113 Santificar el mes de
Oración Oh amantísimo 1i 4 M a y o, y las can­
Visitar su imagen. . . 115 ciones. . . . . . . . . . 206
Un Padre nuestro , etc. ib i.
Otras devociones. . . . llG A NUESTRA SESORA DE
Indulgencias de las es- LOS DOLORES.
tacioues-, . . . . . . . 117
Oferta Yo N. N. u 3 y i a i E l himno Stabat............210
Súplicas. . .....................121 Corona de los Dolores. 21a
. Otras id ........................ 124 llora de los Dolores. . 21G
Coronita del Corazon Súplicas , etc .................217
d& Jesus.....................127 Siete Ave Marías.. > . 3 ig
Jndidgt de la novena Ejercicio para los diez
por el P. Borgo. , , i 3o dias antes de Cua­
resma.....................V . 220
Á MARÍA SANTÍSIMA. Hora de oracion el Vier­
nes Santo y demas
MI Angelus Domini. . , i 3 i viernes del año* . . , ibi.
E l santo Rosario, . . l 34
letanía de nuestra Se­ A SAN JOSÉ.
ñora............................ 138
Novena de la Concep­ Salmos de san José. . . -224
ción..............................i44 He&panso..........................229
Otra de la Natividad, j 53 Septenario y goz os . . . a 3 i
Otra de la Anunciación 158 Oración Virgintim. . . . 235
Otra de la Purificación 163.
Otra déla Asunción. . 166 i VARIOS SANTOS.
Hora del Basaría. . . . 1S1
Corona de santa BrU Himno á san Miguel., 221
gida.............................. ibi. A l Angel de la Guarda 223
Salmos del nombre de Oracion á san Pedt'o y
María ......................... iS 3 san Pablo, ................23?
ta s 4o Ave Marías. *. iSS Responso de san Pedro, a 3S
Otro de san Pablo. . . ai®
AL PURÍSIMO CORAZON Himno d san Pió V. . 243
BE MARÍA. Fiemes de san Fran­
cisco de Paula. . . . 24^
Oración...........................192 ; Seisena de san Luis
290
Gonzaga .............. 246 Ave Martas , etc. * . 268
Oración Oh Luis........... 262 Oraciones para cada
A Estanislao. . . a53 día de la semana. , 269

POR LOS QUE ESTÁN OTRAS VARIAS INDUL­


AGONIZANDO. GENCIAS.

Tres Padre nuestros y Oracion SacrosanctK.. 272


Ave Marías.............. 255 Oración mental.............ibi.
Súplicas para alcalizar Doctrina cristiana. . * 2^3
buena muerte. . . . . 256 Explicación del Evan­
' Oraciones para que nos gelio .................... .. a ;4
libre Dios de muerte Dar de comer d tres
repentina.................... aSg pobres................. 276
Jaculatoria para con­ Sumario de las indul­
firm arse con la vo­ gencias de los rosa­
luntad de Dios. . . . 2¡íj2 rios , crucesf etc, ben­
Indulgencia plmaría m ditos por el Papa. . . 276
articulo morlis, . . . a63 Apéndice de In¿indul­
gencias concedidas d
A LAS ÁNIMAS BENDITAS las personas religio­
DEL PURGATORIO. sas . ■! <■| <t I I >( 383
E l decreto de aproba­
E l salmo De prolündis. 266 ción de todas estas
Cinco Padre nuestros y . indulgencias. . . . . . dS9
291

INDICE G ENERAL
De las devociones contenidas en esta
coleccion, distribuidas en sus pro­
pios tiempos.

Para la mañana. Otros cinco y T e ergo. 268


Invocar eí nombre de
Oración para ofrecer las Jesus.....................01 y 27
obras del día, . Pag. vin Oración Oh Corazon. . 191
El Trisagio..................... i Otra Cuántas veces. . 204
Jfngehrs Domini. . . . i3 i O ira Oh Santísima Vir­
Vuni Creo lor................. 19 gen. . ..........................ibi.
Padre nuestro, Ave Ma­ Súpücas al santísimo
ría y Greda...............115 Corazon de María. * ^17
Aclos.de lTe , ele. * . . 11 Siete Ave Marías.......... 319
La jaculatoria Hágase. afta Responso de san José. 229
Siete Clonas.................. 2 Súplicas para alcanzar
Oración Oh Angel. , . 11% buena muerte........... a56
Id. Oh Luis Santo. . . 25*2 Oraciones para que Dios
nos libre de muerte
Para entre dia. repentina....................a5t)

Bendiciones al nombre Para la noche,


de Dios................... ... i 3
Corona de actos de a- Salmo De proftindis. . ü66>
roor de Dios.............. ibi. EL sanio Rosario. . . . . i 34
Súplicas á Dios............ 17 Jacuíaloria Jesrtsj, José. 27
Oración de S. Agustín. 86 Ofertas á la Santísima
Visitar al Santísimo en Trinidad................. . 9
las 4o horas. . , . , . io 3 Oh Ángel de Dios, . . m3
y se pueden rezar las de­
vociones que hay desde CADA SEMANA'.
la pág. io 5 hasta la i 3o.
Visitar la imánen del Dommgo.
Corazon de Jesus - 115
JjO oferta Yo ¿V., I i 3 y 121 Comulgar........................ 100
Tres Padre nuestros por Oración Vedme etc. 63 y .87
los que están agoni­ Doctrina C ristia n a y. asis­
zando. . . . . , . , , . a55 tir al sermón. . ^ 3 y 374
S95S
Oración á María Santí­ Adoracion de las Lia gas 81
sima. . . , ..................i $5 Cinco Padre1nuestros á
Otra por las Ánimas. . 269 tas tres de la tarde.
de. 7!
Oracion mental. . * Si
Lunes.
Sábado.
Corona de la sangre
del Señor........... , . 88 Oracion....................... . 202
Ofertas á la misma* , . 94 Otra por las Ánimas- * 271
Oracion á María Santí­ Corona de los Dolores. 21a
sima............................. 106 Salinos del nombre de
Otra por las Animas. . 269 María. i 83

Martes. CADA MES .

Oracion........................... 197
Otra por las Ánimas. . 270 para ganar las indul­
Otra á sania Ana.. . . . 2c5 gencias de ia Salve y
Sub tuum prcesidtum l 43
Miércoles, Siete Glorias.................. 2
Comulgar el primer jue­
Oración............................J98 ves para ganar las in­
Otra por las Ánimas. * 270 dulgencias de la ora-
Himno Stabat............... 210 cíon Réspice, . i o 5 y loS
Salmos de san José. , 224 Comulgar el primer do­
Septenario del mismo. 23x mingo , ó 'viernes > 6 -
en olro día para ga­
Jueves. nar las de la pág. , . l i 5
Dia 25 el ejercicio de
Oración........................... 199 la sagrada infancia de
Otra por las Ánimas. . 270 Jesús............................ 54
Coronita del Corazon El último viernes las
de Jesús..................... 127 tres horas de agonía. 79
Oracion" Réspice............i o 5 Comulgar en esie dia
Jaculatoria T e adoro, * 112 para ganar las indul­
Hora del Santísimo*. , 98 gencias de las pági­
nas....................... 79 y 80
Viernes* "Oración mental*, . . . 272
Doctrina cristiana. . . 273
Oracion........................... 201 Acompañar al Viático. 102
Otra por las Animas. . 2 7 1
Agonía de Jesús. . 7 3 7 79 C A D A AÑO.
Carona de la sangre. . 88
Síete ofertas...................94 Los viernes de S. Fran­
Otra ídem.......................ibi. cisco de Paula. « . . 245
295
Indulgencias de las es­ da la Cuaresma, par­
taciones...................... 117 ticularmente los vier­
Id, en todas las fiestas nes. * 63
del Señor, de la Vir­ La adoracion de las
gen y Apóstoles. , . 1 1 9 Llagas. Si
Id. en Jas cinco fiestas Dia 4 empieza la nove*
principales de la Vir­ na de san Francisco
gen...........................* 142 Javier,
Misa y súplicas............. 3 Dia 10 empieza la no­
Hora de los Dolores. . 216 vena de san José, y
Hora del Rosario* . . 1S1 se pueden rezar ea
ella los salmos. . . r 224
ENERO, El responso, , . . . , 239
Y el septenario.. . . 231
Dedicado al Niño Jesus.
Dia 16 la de la Anun­
El ejercicio de su in­ ciación........................ i 58
fancia. ........................ 54 El 19 comulgar para
l o s salmos de su nom­ ganar la indulg. píen,
bre............................... 22 del septenario» etc. a35
Dia 1 indulg. plenaria El jueves antes de la
para el que reza es- Dominica de Pasión
tos salmos................ 27 empieza la novena de
Domingo segundo des­ lo$Dúlore&,y se pue­
pues de la Epifanía de rezar en ella, y
indulg. plenaria.. . . ibi, aun hasta Resurrec­
Dia 24 empieza la nove­ ción, la corona délos
na de la Purificación, 162 Dolores. 21 a
El Stabat Mater, . . 210
FEun f, n 0.
Y las súplicas á su
Visitar al Santísimo por afligidísimo Corazon. 217
tres dias en las dos se­ En toda la semana de
manas antes de Cua­ Pasión la adoracion
resm a, 6 el jueves de ias Llagas............. 81
gordo............... 104 y El Jueves Sanio visitar
Id. en ios diez días an­ los monumentos. . , io5
tes de Cuaresma. , . 220 Y comulgar para ganar
Desde el primer dia de tres indulg. plenarias
Cuaresma hasta la do­ por rezar las oracio­
minica in albis hay nes de la muerte re-
eslacion en Roma. . 117 entina....................... 269
or el Pange lingita. 108
MARZO, Y por la hora del San­
tísimo................. .. . , gS
Dedicado d la Pasión,
El Viernes Santo las tres
Visitar las cruces en to­ horas de agonía, . . 79
294
Y una 6 inedia hora les empieza la nove­
de oracion................. 8o na del Santísimo Sa­
cramento, y se pue­
K B K I L. den rezar en ella et
Pange iíngua. . . . 106
El viernes deepues de la Do­ y los actos de ado­
minica -in ali>H empieza la ración , etc................10S
novena del Patrocinio de
san José {Véanse arriba juni o
los dias i ojr 19 dt; marzo).
El viernes antes de la Está consagrado al Corazon
Dominica 4 -a despues de Jesús.
de Pascua empiezan
los seís viernes del En el domingo de la
santísimo Corazon de Santísima Trinidad y
Jesús, y si se cele­ en los siete dias si­
bran los seis domin­ guientes se reza el
gos ames de su tiesta Trísagio....................... i
empieza ei domingo La víspera del Corpus
4 .fl despues de Pascua 119 empieza la novena
del Corazón de Je­
M L V O, sús , y se puede re­
zar la coronita, etc* 1Í&7
Dedicado á María San­ Dia del Corpus la liori
tísima ..........................206 de oracion ¿ etc. . . 98
Indulg. plenaría por el
Dia 3 indulg. pleñaría Pange Ungiia, etc. . ioG
pajra los que rezan la El viernes despues de
adoracion de las Lla­ la octava del Corpus
gas................................ 81 es la fiesta de! Cora­
y las oraciones de la zón de Jesús. . . . 11Í
muerte repentina. . 269 Dia i 3 empieza la no­
Día 5 san Pío V , el vena de san Luis
hinmo. . . . . . . . 243 Gouzaga.
El dia S empieza el tri­ Dia 21 fiesta de dicho
duo al B, Francisco Santo, indulg. píen, 246
de Gerónimo, Día 28 san Pedro y san
Hácia la mitad de este Pablo Apóstoles, in­
mes empieza la sei­ dulg. pltnaria en un
sena de san Luis Gon- día de su novena ú
zaga............................. 246 octava......................... a33
En la semana de Pen-
tecostes se reza el ju l 10.
Veni O'eawr............ 19
El martes de Pen tecos- El &3 empieza la novena de
293
san Ignacio de Loyola. Dia 29 san Miguel: se
El 26 santa Ana, indul­ reza el himno pág. , aai
gencia plenaria. . . ao5
OCTCBEE.
AGOSTO
Domingo 1.0 la fiesta
Está consagrado al Corazon del Rosario.
de Maria, Dia 2 el Ángel Custodio aaJ
En este día principia la no­
Se pueden rezar en é! vena de san Francisco de
las devociones de las Borja,
páginas. . . . 191 y 217 El 11 la de san Feliciano, M.
Dia 6 empieza la nove­ EL 23 la del B. Alonso.
na de la Asunción. . 1G6 Dia 23 fiesta de Jesús
Dia 8 la novena de san Nazareno, indulgen­
Valerio, mártir. cia plenaria............... 07
Dia í 5 la Asunción : in­
dulgencia píen, por MO.VIESORE*
la novena.
El domingo despues de Dia i indulgencia ple­
la octava de la Asun­ naria. . .................... . 143
ción celebran losP P. Dia a indulgencia ple­
de Ja Compañía de naria............................ 269
Jesus la üesta del Co- Dia 5 empieza la nove­
razon de Maria; in­ na de san Estanislao.
dulgencia plenaria, . 194 Dia i 3 san Estanislao,
El 3o empieza la no¡- indulg. plenaria, . , a53
■vena de la Natividad Dia 29 empieza la nove­
de nuestra Señora. , i 53 na de la Concepción 144
y las 40 Ave Martas
S ETI EMBRE* de Adviento.............. 188

Día 8 indulg. plenaria. 194 D IC IEM B R E.


El domingo siguiente
(fiesta del dulce nom- Dia 16 empieza la no­
. bre de María) indul­ vena del ííiño Jesus,
gen cia plenaria. „ . 187 Dias 24 y ^5 indulgen­
Día 14 indulg. píen, pa­ cias...............................58
ra el que rece la ado­
ración de las Llagas 81 msA*
T por las oraciones de
la muerte repentina. 2.5$ Mientras se oye la misa
Eí domingo 3 .° fiesta de Jos se pueden rezar las
Dolores (Véase lo que se devociones d Jesus
ha dicho en marzo]. crucificado,.............. 63
296
Dia 5 de fe b r e r o ííe sta
COMUNION. de los Santos mártires del
Japón (por 7 años contados
Antes- de comulgar se desde 11 de julio de i 83 i ).
pueden rezar los Ac­ Día iG de junio san Juan
tas de Fe. . . . * , u Francisco de'Regís,
Corona de actos de Día *i i del mismo., sanLuití
amor de Dios. . • . i 3 Gonzaga.
Veni Creaioi*. . . . . . 19 Dia 3 i de julio t san Igna­
Jaculatoria Te adoro n a cio de Loyola.
La oracion Olí aman- Dia 10 de octubre, san
t j s í m o ................... . 1 1 4 Francisco de Borja.
Despues de comulgar Dia i 3 de noviembre } san
se puede rezar la ora­ Estanislao de Kostka.
ción Vedme, etc, . , 87 Dia 3 de diciembre, sao
Siete ofertas d la san­ Francisco Javier.
gre de Cristo............. 94 Y el dia del Ulular de di­
Oraciones al Saiu¡si­ chas iglesias.
mo Sacramenta. , . , l o 5
Y las del sagrado También la ganan tos
Corazon de Jesús* . la s que. santifican los diez do-
nangos que preceden d la.
N ota , Ademas de todas Jiesta de san Ignacio t ú
estas induíg. , y las de la otros entre año , como sean
bula de la Cruzada, y otras sin interrupción, y en ellos
muchas que hay concedi­ confiesen, comulguen, oren
das , en particular eu las y hagan otras obras da pie­
Jiestas de los Fundadores dad , y visiten dicha iglesia.
de las sagradas Beligiones, Igualmente la ganan los
pueden todos Jos fíeles ga ­ que santifican los diez vier­
nar indulg. plenaria confe­ nes 6 domingos (ú otros dias
sando , comulgando y visi­ entre semana) que preceden
tando la iglesia de la Com­ ó que siguen á la fiesta de
pañía de Jesús , rogando d san Francisco Javier t co-
Dios por la intención del mtdgando en uno de ellos;
Papá, en los siguientes día si mas an los otros dias solo
Día 1 de enero } la Cir­ ganan 7 años y 7 cuaren­
cuncisión. tenas.