Sei sulla pagina 1di 1

Consumo de cannabis y anomalías estructurales en el cerebro

El consumo a largo plazo de altas dosis de cannabis podría estar asociado a anomalías
estructurales de ciertas áreas cerebrales: el hipocampo y la amígdala, según un estudio de
la Universidad de Melbourne y la Universidad de Wollongong (Australia), que se publica en
"Archives of General Psychiatry".

Los autores explican que existen evidencias controvertidas sobre los efectos a largo plazo
del consumo de cannabis. Añaden que, a pesar de que cada vez existen más estudios que
sugieren que el consumo a largo plazo está asociado a un amplio rango de efectos
secundarios graves para la salud, hay mucha gente que piensa que es relativamente
inofensivo y que debería ser legalizado.

Los investigadores, dirigidos por Murat Yücel, realizaron imágenes de resonancia magnética
estructural de alta resolución realizadas en 15 varones con una media de edad de 40 años
que habían fumado más de 5 cigarrillos de marihuana al día durante más de 10 años. Sus
resultados se compararon con imágenes de 16 individuos, con una media de 36 años, que
nunca habían consumido cannabis. Todos los participantes realizaron una prueba de
memoria verbal y fueron evaluados en relación a un umbral de síntomas por debajo del
estándar del diagnóstico de enfermedad de trastornos psicóticos, que incluye la
esquizofrenia y la manía.

El hipocampo, que se cree regula la emoción y la memoria, y la amígdala, que participa en el


miedo y la agresión, tendían a ser más pequeños entre los consumidores de cannabis que
en los controles, con un volumen reducido en una media del 12% en el hipocampo y del
7,1% de la amígdala.

El consumo de cannabis también se asoció a un subumbral de síntomas de trastornos


psiquiátricos. Los autores señalan que aunque los consumidores de la droga mostraron una
puntuación peor que los controles en las pruebas de aprendizaje verbal, algo que no se
asoció con los volúmenes cerebrales regionales en cada grupo.

Según los autores, estos hallazgos retan la percepción extendida de que el cannabis no
tiene secuelas neuroanatómicos o son limitadas. Señalan que, aunque un consumo bajo
podría no conducir a efectos neurotóxicos significativos, estos resultados sugieren que el
consumo elevado diario puede ser tóxico para el tejido cerebral humano.

Concluyen que es necesaria una mayor investigación para determinar el grado y los
mecanismos asociados al consumo a largo plazo del cannabis y el curso temporal de la
recuperación neuronal después de la abstinencia.

Preguntas:

A que esta asociado el consumo a largo plazo de cannabis


Que tecnica de imagneria utilizaron los investigadores
Que efectos tiene el consumo de cannabis sobre el hipocampo y la amigdala
Cuales fueron las conclusiones sobre los controles de aprendizaje verbal
Cual es la conclusion final