Sei sulla pagina 1di 333

Luiz Carlos Pinheiro Machado

Pastoreo

Racional

Voisin

TECNOLOGÍA AGROECOLÓGICA PARA EL TERCER MILENIO

editorial hemisferio sur

Felices aquellos que pueden conocer la causa de las cosas.

Virgílio (70 - 19aC) in Georgias JI

La opinió11 correcta no es 1ne!1-0S útil que la ciencia.

Sócrates (470/460 - 399 AC) in Diálogos de Platón

(427·348/347aC)

La naturaleza to1na concie11cia de si n1isrna, el hombre!

F Engels (1820 -1895) in Dialéctica de la Naturaleza, p. 26.

Mediante una criteriosa selección de los resultados de los

experimentos co11 abonos artificiales, es posible, hoy en día, probar o negar cttalquier cosa, o todas las cosas.

Sir Albert Howard, in Testamento Agrícola, 1940.

Nuestras ideas deben ser tan vastas co1no la naturaleza, si queremos interpretar la naturaleza.

Sir. A. C. Doyle (1859 -1930)

Tu sabes que los bellos fragmentos nada hacen; la unidad, la unidad, todo está en ella.

Gustave Flaubert (1821 -1880)

La sabiduría comienza con el nombre correcto de las cosas.

Proverbio chino

No grass, no cattle; no cattle, no manure; 110 manure, no crop; no crop, no life.

Proverbio inglés

Ciencia es el desarrollo del saber humano.

Pinheiro Machado, Luiz earios- -- --

-

.--·· -- --.

.

l

I Pastoreo racional Voisin : tecnología agroecológica para el tercer milenio -1a ed 8a reimp - Ciudad Autónoma de ·

 

Buenos Aires: Hemisferio Sur, 2019.

.

.

j

1

.

336 p.:iL ;23x15 cm.

1 ISBN 978-950-504-576-1

 

1 1. Agronomía. 2. Pastoreo.

1 CDD 633.2

L_

 

J

Título en español: Pastoreo Racional Voisin. Tecnología Agroecológica para el Tercer Milenio.

Autor Luis Carlos Pinheiro Machado Doctor en Agronomía - Profesor del Curso de Pos-Grado en Agroecosistemas de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil. ConsultorAgropecuario

Titulo original: Pastoreio Racional Voisin. Tecnología Agroecologica para o3 milenio

Traducido por: Ingeniera Agrónoma Silvia de Bargas

©Editorial Hemisferio Sur SA 1ª. Edición en español, 2004 8ª. reimpresión, 2019

Reservados todos los derechos de la presente edición para todos los países. Este libro no se podrá reproducir total o parcialmente por ningún método gráfico, electrónico, mecánico o cualquier otro, incluyendo los sistemas de fotocopia y fotoduplicación, registro magnetofónico o de alimentación de datos, sin expreso consentimiento de la Editorial.

IMPRESO EN LA ARGENTINA PRINTED IN ARGENTINA

Hecho el depósito que prevé la ley 11 .723

EDITORIAL HEMISFERIO SUR SA Pasteur 743 - 1028 Buenos Aires - Argentina Telefax: (54-11) 4952-8454 informe@hemisferiosur.com.ar www.hemisferiosur.com.ar

ISBN 950-504-576-1 Editorial Hemisferio Sur SA

DEDICO A

Silvia de Bargas, que tanto contribuyó con el contenido y la publicación de este libro.

Luiz Carlos Fº) al cumplir su ((orden))) ocho

años después

perpetúa tu trabajo,

escribe ya, y repito YA, un libro sobre Pasto-

reo Racional Voisin

Guelph, Canadá,

11/03/1995).

Omar Coré y Noemi Echarri, que creyeron, aún en la adversidad, y hoy disfrutan las bonanzas del PRV

Cornelio (jefe de la Vaquería 117, Valle de la Picadura, Cuba) y Luiz (jefe del manejo del PRV del proyecto Alegría, Taquara, RS Brasil), modelos de interacción humano- animal.

LCPM, vera.no, 2004.

Agradecimientos:

A todos y cada uno de los productores de Argentina y de Uruguay que hicieron proyectos de Pastoreo Racional Voisin y Cría intensiva de Cerdos a Campo, el agradecimiento del autor y de la ing. agrónoma Silvia de Bargas.

VI

,

.

Indice

Bibliografia de André Voisin

 

XIII

Glosario

XVII

Prefacio

 

XXI

Prefacio del autor

 

XXIII

 

Capítulo 1

 

INTRODUCCIÓN

1.1

La pirámide de la producción

 

4

1.2

La evaluación del PRV

5

l. 3

El impacto ambiental

6

1.4

Conceptos y definiciones relacionados con PRV

 

7

1.4.1

Concepto

 

7

1.4.2

Definiciones en PRV

8

 

Capítulo 2

 

POR QUE EL PRV?

2 .1

Porque produce más por hectárea

 

11

2.2

Porque tiene menor costo por unidad de producto

 

12

2.

3

Porque incrementa la fertilidad del suelo

 

14

2.4 Porque protege el ambiente, secuestra Ca tasas altas

 
 

y

controla la erosión

20

2.5 Porque tiene un balance energético positivo

 

21

2.6 Porque produce alimentos limpios - producción orgánica

 

22

2.

7

Porque respeta el bienestar animal

2 3

2.8

Porque torna viable la integración de factores

 

23

2.

9

Porque es esencial para la agricultura sustentable

 
 

y

para la agroecología

23

2.10

Porque promueve una mayor ganancia económica real

 

25

 

Capítulo 3

 

FUNDAMENTOS DEL PRV

3.1

Principios de fisiología vegetal

 

2 7

3 .2

Sistemas energéticamente abiertos

2 7

3.

3

La fotosíntesis

••••

La biocenosis

 

28

3 .4

Plantas C 3 y C 4

•••.•••••

••••••••

30

3.5

 

32

3.

5 .1 Los Indicadores

3 3

VII

3.5.1.a Los líquenes

 

33

3.5.1.b Las termitas

34

3.5.1.c Los escarabajos

34

3.5.1.d Las lombrices

38

3.6

La trofobiosis

42

3.7

El ciclo etileno

43

3 .8

Alelopatía y plantas compañeras

44

3.9

La transmutaci6n de los elementos con baja energía

45

3.9.1

La teoría de Kervran

45

3.9.2

La posici6n

japonesa

4 7

3.10

Las plantas indicadoras

48

3.10.l

El diálogo con la naturaleza

48

3.10.2

Porqué indicadoras

49

3.10.3

Las contradicciones Cebollín (dperus; Cyperus rotundus); escoba dura (guauxuma; Sida rombifolia); gram6n; senccio

(senecio, flor amarilla; Senecio brasiliensis); pasto horqueta;

cardos ( Cardus sp, Cirsium ( Schizachyrium sp ); quiebra

sp., Silybum sp. ); paja colorada arado; abrojo; carqueja

(Baccharis genistel!oides); chirca (chilca; Dodonaea viscosa);

pasto amargo; helecho; núo-mío (Baccharis coridifolia); Eragrostis; sorgo-de-alepo (sorgo de Alepo; Sorghum halepense); chinchilla; otros indicadores

51

Capítulo 4

LEYES UNIVERSALES DEL PASTOREO RACIONAL

 

4.1

La sigmoidea

63

4.2

El punto óptimo de reposo y el reabastecimiento

del sistema de reservas

65

4.3

Las leyes universales del pastoreo racional

67

4.3.l

Ley del

67

4.3.2

Ley de la ocupaci6n

68

4.3.3

Ley del rendimiento máximo

69

4.3.4

Ley de los rendimientos regulares

71

4.4

Algunas implicancias de las leyes

72

4.4.1

El "arte de saber saltar"

72

4.4.2

Punto 6ptimo de reposo

73

4.4.3

La aceleración fuera de tiempo

79

4.4.4

Despunte y repaso

81

VIII

Capítulo 5

EL SUELO Y LA MATERIA ORGÁNICA

5

.1

Estructura y porosidad

8 5

5.2

Las agresiones y sus consecuencias

86

5.3

La compactación del suelo en PRV

87

5.4

Los "años de miseria"

8 8

5.5

La

erosión

89

5.6

La

materia orgánica - MO

9 O

5.6.l

La bosta

 

92

5.

7

Las raíces

94

5.8

fertilizantes correctivos, y agrotóxicos

96

5.

9

La

Ley de la fertilidad creciente

9 8

5

.1 O

La ruta de la dependencia

1O1

 

Capítulo 6

 

EL AGUA -

UN NUEVO CONCEPTO

6.1

El agua un nuevo concepto

103

6

.2

Comportamiento de bebida

104

6.3 Necesidades del rodeo

106

6.4 Cálculo de la hidráulica

107

6.5 Cálculo del bebedero

108

 

Capítulo 7

 

LA DIVISIÓN DEL ÁREA

 

7

.1

Principios

 

111

7 .2 El sistema viario

111

7.3 Las tranqueras

112

7.4 Número de parcelas

113

7

.5

Superficie de las parcelas

113

7

.6

Forma geométrica de las parcelas

114

7.

7

Bebederos y saleros

115

7.8

Fichas

 

115

7.9

Área útil del proyecto

116

7.10

Alambrados

 

116

7.10.1

Escuelita

117

7.10.2

Energizadores

118

7.10.3

Cuidados a observar

119

7.10.4

Detalles constructivos

120

7.10.5

Alambrados móviles

123

IX

Capítulo 8

LAS PASTIURAS Y SU MANEJO

8.1

Pasturas nativas y naturalizadas

123

8.2

Plantas forrajeras

128

8.3

Formación de las pasturas

128

8.3.1

Siembra sobre tapiz

129

8.3.2

Primer pastoreo

130

8.3.3

Siembra en bosta

130

8.3.4

Siembra vía sal

130

8.3.5

Peletización

131

8.4

Especies forrajeras

132

8.4.1

Gramíneas

132

8.4.2

Leguminosas

147

8 .4 .2 .1

Leguminosas templadas

148

8.4.2.2 Leguminosas subtropicales e tropicales

152

8.4.3

Plantas tóxicas

 

158

8.4.4

Referencias bibliográficas

158

8.5

Manejo de las pasturas: parte aérea y sistema

159

8.5.1

El cambio de parcela

162

8.5.2

Tranquilidad del proyecto

163

8.5.3

Pasto en los caminos

164

8.5.4

Altura del remanente

164

8.5.5

Plagas y enfermedades

166

8.5.6

Manejo alto-bajo

 

166

8.5.7

Lo "pequeño en lo grande"

166

8.5.8

El uso del foego

 

167

8.5.9

Confinamiento a campo

168

8.5.10

El efecto saliva

 

169

8.5.11

El efecto sequía

170

8.5.12

El

efecto

poda

,

171

8.5.13

El efecto ajedrez

171

8.5.14

Meteorismo

171

8.6

Compensación de las fluctuaciones estacionales

172

Capítulo

9

LOS ANIMALES Y SU MANEJO

 

9.1

Comportamiento de pastoreo de bovinos

179

9.2

Principios generales

182

9.2.1

Docilidad e integración

182

9.2.2

Presencia de perros

183

9.2.3

Especies compatibles con el PRV

183

X

9.2.4

Organización de los rodeos

18 3

9.2.5

Tamaño de

los rodeos

18 3

9.2.6

Despunte y repaso

184

9.2.7

Movimiento de los rodeos

184

9.2.8

Ingreso de los animales al rodeo

184

9.2.9

Plásticos

185

9.2.10

Reproducción

185

9.2.11

Terminación de tropas para venta

191

9.3

Ganado lechero

191

9.3.1

Diferencial de producción

191

9.3.2

Vacas-ama o nodrizas

192

9.3.3

Reflejo bosta-orina

19 3

9.3.4

Desmalezadoras biológicas

19 3

9.4

Otras especies

19 3

9.4.1

Búfalos

193

9.4.2

Ovinos

194

9.4.3

Caprinos

194

9.4.4

Cerdos

194

9.4.5

Aves

195

9.5

Sanidad

195

Capítulo 10

El PROYECTO

10.1

El guión

199

10.2

Seriedad

200

10.2.1

Plagiarios

200

10.3

Tamaño del proyecto

200

10.4

Índices a considerar

201

10.4.1

Evolución del rebaño

202

10.4.2

Índices biológicos

203

10.4.3

Necesidades cuantitativas - balance forrajero

204

10.5

Abrigos y rompe vientos

204

10.5.1

2M

10.5.2

Cortinas rompe vientos

205

10.6

Evaluación económica

207

10.7

Administración

207

10.7.1

Perfil del personal

208

10.7.2

Programa de estímulos

209

10.7.3

Observaciones meteorológicas

210

10.8

Implantación

21 O

EPÍLOGO

213

XI

Capítulo 11

BIBLIOGRAFÍA ••.••••••••••.•••••.•

INDICE TEMATICO ••.••••••••••••.••.••••••••••••••••••••••••••.•••••••••••••••• 229 INDICE DE NOMBRES CIENTIFICOS •••••••••••••••••••.•••••••••••••••• 245 INDICE .DE AUTORES ••••••••••••••••••••.•••••••••••••••••••••••••••••••••••••• 251 LAMINAS •••••••••••••••.••••••••••••••••••••••.••••••••••••••••••••••••••••••••••••• 196

215

•.••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

XII

André Voisin

(Biografía resumida a partir de material cedido por la viuda de André Voisin)

(Nació en Dieppe, Francia, el 7 de enero de 1903 y falleció en La Habana, Cuba, el 21 de diciembre de 1964).

Se graduó en Física y Química cu la Escuela Superior de Física- Química de París, con la calificación más alta, superando a la de Madame Curie. Diplomado en la Universidad de Heidelberg, Alemania; Cruz de Combatiente Voluntario, Cruz de Guerra, Estrella de Plata; Oficial de Guerra de l ª Clase de la Armada Francesa (2 º Guerra Mundial - 1939-1945 ); Cruz del Mérito Agrícola; Doctor Honoris Causa de las Universidades de Bonn, Moscú, Lavale y La Habana; laureado por la Academia de Ciencias de Francia y por la Academia Veterinaria de Francia. Hijo de una familia ca1npesina, co1no él solía referir, hizo sus estudios primarios en Dieppe y secundarios y superior en París. De 1926 a 1939, trabajó en una fábrica de neumáticos, en la que desarrolló un método de cronometraje del trabajo. En 1939, cuando estalló la 2ª Guerra Mundial, Voisin deja el cargo de Director de esa industria y se enrola en la Marina Francesa, sirviendo en la base de la ento11ces colonia francesa de Argel, en Argelia. Habiendo participado en varias acciones en el

n1ar, resultó herido grave1ne11te en una de ellas. De regreso a Francia,

XIII

participó de varias acciones en territorio francés, y después de la ocupa-

ción de las tropas nazis, emigró a Inglaterra. Regresó a Francia en oc- tubre de 1940, para ocuparse de la administración de una finca de 130 ha en Gruchet-sur -Arques-la-Bataille, que sería su campo experimen-

tal, "Le Talou". Allí come11zó a ocuparse de los pastos, e instaló la pritnera rotació11 de pasturas, que le permitió aumentar en un tercio el

número de animales. Investigadores y criadores de diversos lugares del

mundo concurrieron a "Le Talou" para observar la obra de Voisin.

Desde 1948 hasta 1962, cuando Voisin cesó su trabajo en "Le Talou",

recibió visitantes ingleses 7 irlandeses, espai1oles, ale1nanes, norteameri- canos, japoneses, soviéticos, belgas, suizos, italianos, austríacos, cana-

dienses, polacos, húngaros y búlgaros. En 1944, delegó la dirección de "Le Talou" en su esposa, madame Marthc Rosine Voisin, y se enroló nuevamente en la lucha contra el

nazismo, incorporándose al Regimiento de Fusileros Navales, partici- pando de diversas campañas, que lo hicieron merecedor de la Cruz de Combate Voluntario y, por su acción en el comando de una misión por

la toma de Strasbourg, recibió la Cruz de Guerra, con la estrella de

plata, el 15 de febrero de 1945. En ese mismo año, recibió por segun- da vez la Cruz del Mérito Agrícola. Terminada la guerra, Voisin volvió a su granja y organizó una coopera-

tiva de "productores de leche limpia, sana y natural", una cooperativa 1nodelo, la Cooperativa de "Le Talou".

En septiembre de 1954, Voisin deja sus responsabilidades administra- tivas en la cooperativa y su cargo de Presidente de la Federación Depar- tamental de las Cooperativas Lecheras de Seine-Maritime, donde, se- gún él, logró más enemigos que amigos. Voisin se consagra por completo, entonces, al estudio de las pasturas

en su finca, acumulai1do docu1ne11tos y poniéndolos a prueba con sus propias experiencias.

En 1951, formó parte de una misión francesa oficial a los Estados

Unidos, de la cual publicó un informe titulado "Producción forrajera

- Misión francesa a los Estados Unidos".

A partir de entonces, es solicitado para dictar conferencias en el extran-

jero, y lo hace en Inglaterra, Irlanda y Alemania; es nombrado profesor extraordinario de la Escuela de Veterinaria de Francia, en Maison-Alfort.

En 1956, es electo miembr'{ correspondiente de la Academia de Agri- cultura de Francia. En 1957,'publicó simultáneamente en Francia, Ale- mania e Inglaterra, su primera obra científica, "'Productividad de la hierba", hoy publicada en 14 idiomas, inclusive en portugués, contra- ducción dirigida por el prof. L.C. Pinheiro Machado. En el año si- guiente, fue electo miembro de la Academia de Agricultura de Francia

y publicó, en colaboración con el veterinario André Lecomte, "La vaca

XIV

y la hierba". En noviembre de 1959, recibió el premio Nicolas Zoorikine de la Academia de Ciencias de Francia y, en el mismo año, publicó

"Suelo, pasto y cáncer". En 1960, publicó "Dinámica de los pastos" y

recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Bonn,

Alemania.

En 1962 coordina con su editor en Londres la fundación y dirección de la colección internacional "Aspectos de la Nutrición animal y hu-

mana", que publicó diversas obras de renon1brados científicos inter11a-

cionales. En 1963, es galardonado por la Academia Lenin de Ciencias Agrícolas de Moscú, URSS, cuando estudia la lengua rusa para "poder leer y estudiar los textos originales de las obras científicas y facilitar las

relaciones humaJ1as". En ese mismo año aparece la "Tetania de los pas-

tos". En noviembre-diciembre de 1963, Voisin dicta una serie de cur- sos en la Universidad Lava! de Quebec, Canadá, de donde surge la publicación de "Las nuevas leyes científicas de la aplicación de los abo-

nos".

En diciembre de 1964, por invitación personal del presidente Fidcl Castro, Voisin fue a Cuba, para dar un curso en la Universidad de La Habana. El curso comenzaba el 9 de diciembre y, para sorpresa de Voisin, Fidel se encontraba entre los participantes y en el inicio del

curso, ya estaba impresa e11 español su última obra, "Influencia de los

Suelos sobre el animal a través de la planta". Durante esa estadia, Voisin recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de La Habana. El día 21 de diciembre de 1964, Voisin almorzaba con su esposaMarthc Rosin Voisin, a quien hizo la siguiente confidencia: "Hoy daré la me-

jor conferencia de mi vida". Durante el descanso que siguió a ese al- 1nuerzo, André Voisin tuvo un fulminante infarto de miocardio, que le

quitó la vida en pocos n1inutos. Voisin, cuyos restos mortales están sepultados en el Cementerio Co- lón, de La Habana, llevó así su mejor conferencia a la eternidad.

XV

GLOSARIO

acre

0,4 ha

AT

red eléctrica de alta tensión

ATP

trifosfato de adenosina

B

boro

BT

red eléctrica de baja tensión

C

carbono

Ca

calcio

cab

cabeza

cal

caloría

CH4

gas metano

CIDASC

Compañía de Desarrollo Agrícola de Santa Catarina

cm

centímetro

Co

cobalto

C02

anhídrido carbónico; gas carbónico ~ (27,27% de C

CTC

+ 72,73% de O) (CIC) capacidad de intercambio catiónico

Cu

cobre

d

día

DDT

diclorodifeniltricloroetano

Ell

(EN!) energía neta de lactación

Elm

(ENm) energía neta de mantenimiento

Elp

(ENp) energía neta de prodncción

Purgar

acción de retirar el aire de las ondulaciones de la cañería hidráulica

Fe

bierro

g

gramo

Gt

giga (10 9 ) tonelada

H

hidrógeno

h

hora

ha

hectárea

IA

inseminación artificial

INRA

Institute National de la Rccherchc Agronomique

IPCC

(Francia) Intergovernmental Panel on Climate Change

XVII

J

Joule ~ 0,239 cal

IC

potasio

kcal

kilocaloría ~ 1.000 cal

kg

kilo

lb

libra ~ 0,453 kg

LN

latitud

norte

LS

latitud sur

m

minuto o metro, según el contexto

Mea!

mega caloría ~ 1.000.000 cal ~ 1.000 kcal

meq

miliequivalentc

Mg

magnesio

mg

miligramo

mi

mililitro (~ lcm 3 )

Mu

manganeso

MO

materia orgánica

Mo

molibdeno

MS

Estado de Mato Grosso do Su!, Brasil, según el

co11texto

.iV1S

materia seca

N

nitrógeno

N 2

•••••

•••

nitrógeno molecular

N20

óxido nitroso

Na

sodio

0 2

oxígeno

P

fósforo

Pastoreo

encuentro de la vaca con el pasto (Voisin)

comanda-

PCBs

do por el humano (LCPM) bifenilos policlorados - familia con 209 agentes

químicos entre los cuales h3-y graves contaminantes

ambientales (Colborn et alli, 2002)

Potrero, piquete, parcela

producto de la DIVISIÓN del área para

ppt

viabilizar el PRV precipitación pluviométrica total

PR

Estado de Paraná, Brasil

PRV

Pastoreo Racional Voisin

pv

peso vivo

XVIII

RS

Estado de Río Grande do Su!, Brasil

S

azufre

s

segundo

SARGS

Secretaría de Agricultura de Río Grande do Su!

SC

Estado de Santa Catarina, Brasil

Se

selenio

SGF

The Stockman Grassfarmer, periódico norteamerica-

Si

no silicio

SMD

Sistema Métrico Decimal

SP

Estado de Sao Paulo, Brasil

t

tonelada

UA

Unidad Animal, equivalente a un boviuo de 450 kg

UFRGS

Universidad Federal del Río Graude do Su!

UFSC

Universidad Federal de Santa Catarina

UGM

Unidad de Ganado Mayor, equivalente a un bovino

Vaca

de 500 kg expresió11 usada por Voisin como sinónimo de bovino

Zn

cinc

XIX

PREFACIO

Sie1npre será motivo de mucha honra escribir el prefacio de un

libro del Prof. Pinheiro Machado. Este es, sin duda alguna, un libro especial, y por ello, más allá de la honra tengo la sensación de un com· promiso de gran responsabilidad. En esta obra, se encuentran sinteti· zadas, de forma didáctica, clara y objetiva, las tesis que el profesor viene desarrollando, profundizando, perfeccionando y defendiendo de for· ma contundente a lo largo de su vida.

El libro enseña de forma detallada y con un lenguaje fluido y muy comprensible, a implantar, desarrollar y obtener resultados con el PRV en las condiciones predominantes de la cría en Brasil y en América Lati· na. Esto ya justificaría sobradamente la publicación, pues existe esta la· guna en la bibliografia. Los libros de Voisin, ya traducidos en Brasil bajo la coordinación del propio Prof. Pinheiro a partir de 1974, presentan las bases del método, pero fueron escritos para la realidad europea. Ahora, el Prof. Pinheiro sistematiza los resultados de aproximadamente 40 aüos de trabajo con la teoria de Voisin: fueron centenares de proyectos de diferentes dimensiones en las más cliversas regiones fisiográficas del Brasil

y de diversos países latinoan1ericai1os, enseñanza para diferentes camadas

de grado y posgrado, numerosos trabajos de investigación y extensión, y muchas conferencias, debates y publicaciones. Por lo tanto, este era el

libro que todos esperábamos para orientar el PRV en Brasil de forma

correcta.

Pero el libro es mucho más. En él, el profesor analiza los principales problemas atinentes a la agricultura en la actualidad. Señala los eITores

cometidos, ~11 la mayoría de los casos intencionalmente, por los dirigen-

tes de la Nación, al adoptar modelos que llevaron a la dependencia, a la dilapidación de los recursos naturales, a la contaminación de las aguas, al envenenamiento de los alimentos, al empobrecimiento del hombre de campo, al éxodo rural, al crecimiento de las ciudades y sus problemáticas

consecuencias de abastecimiento de agua, energía eléctiica, alimento, tra11s-

porte y seguridad. Crea expresiones, como «ruta de la dependencia» y

propone solucio11es como la que denomina «la agricultura ecológica1nente · correcta, económicamente viable y socialn1ente justa~>. Es oportuno de- cir que inucl1os ya intentaron apropiarse de esta última expresión, pero

la autoría es del Prof. Pinheiro. El énfasis en los aspectos ecológicos del

suelo y en como desencadenar la biocenosis del mismo, el nuevo concep- to para las «invasoras», «plantas indicadoras», la teo1ía de la trofobiosis, la transn1utación de elementos a baja e11ergía, la utilización de los recien- tes conocirnie11tos en etología para el inanejo correcto de los animales,

XXI

son algunos de los tópicos tratados, no como teorías distantes para de- mostrar erudición, sino para resolver los problemas del dia a dia de los agricultores, de la agricultnra y del País.

Es un libro contundente, innovador, revolucionario; es una obra

de uno de los más ilustres agrónomos brasileros de todos los tiempos. Es lectura obligatoria para quien busca, no sólo una forma moderna y eficiente de manejar los pastos, sino principalmente salidas para el ato- lladero al que fue sometido tanto la agricultura como la nación brasilera.

Prof M. L. Vincenzi

Profesor Titular de Forrajicultura de la Universidad Federal de Santa Catarina

Florianópolis-SC

XXII

PREFACIO DEL AUTOR

Este libro es hijo de la necesidad.

Cuando inicié la división del campo en potreros en el proyecto Alegría, Taquara, RS, en 1964, lo hice por necesidad: comprendí que la producción lechera (y de carne) sólo es sustentable económica, ener·

gética, ambiental y socialmente, si se realiza sobre la base de pasto; en

1974, en el proyecto Pujo!, Barra Bonita, SP, introduje el concepto de que el agua vaya al animal y no el animal al agua, y lo hice por necesi- dad. Cuando creé las "desmalezadoras biológicas", para que actuaran en lugares donde es inviable la mecanización, lo hice por necesidad. Cuando en Cuba desarrollé el concepto de camino perimetral y el de un bebedero circular para cuatro parcelas, lo hice por necesidad. Cuan- do vi consagrado el concepto del manejo racional de los pastos como consecuencia del fracaso de los métodos convencionales utilizados, a

pesar de toda la presión en contra, y al observar que algunos principios sanos a veces son usados para fines indebidos, sentí la necesidad de

escribir este libro

En razón del fracaso internacional de los métodos convencionales y del éxito creciente del pastoreo rotativo racional, día a día aumenta la preocupación de los profesores de los cursos agrícolas, y, en diversos niveles, por el uso de la práctica de una agricultura (tanto animal, como vegetal) snstentable, agroecológica. Contradictoriamente, sin embargo, casi toda la literatura disponible se orienta hacia la producción conven·

cional, consumista y reducciorllsta. Este texto tiene, también, la inodesta pretensión de sumarse a las enseña11zas de -Darwin, Howard, Russell,

Voisin, Fukuoka, Aubert, Savory, Kervran, Chaboussou y algunos otros autores, en el senrido de ofrecer a los profesionales de la agricultura, en

sus diversos escalones, un material para la reflexión que contenga la sol11-

ción técnica de los problemas agricolas, a partir de una óptica y una ética

inversas a las convencionales, realmente agroecológica. O sea, trabajar

sobre las causas y no sobre las consecuencias. Esto, a partir del concepto termodinámico de que sólo es posible tener grandes producciones, a partir de grandes aportes energéticos, sólo que estos deben provenir de la energía solar, a través de la fotosíntesis y de la extraordinaria actividad biológica del suelo, que no deja de tener como fuente primera la propia energía solar. Es el atendimiento de una necesidad más

Lo que pretendí hacer a lo largo de estas páginas fue escribir un libro, exponiendo lo que sé sobre el tema, porque siento la necesidad

XXIII

de generalizar la experiencia adquirida en el estuclio de numerosos tex- tos y en su aplicación en más de 200 proyectos, abarcando cientos de miles de hectáreas en varios países, en especial en Brasil y Argentina, durante los últimos 39 años.

Cuando, en 1970, fundé el Instituto André Voisin y creé la expre-

sión Pastoreo Racional Voisin, tuve la intenció11 de incorporar a la me-

todología de manejo de los pastos más moderna, más eficiente y más económica, un homenaje póstumo a André Voisin, el genial creador de las cuatro leyes universales del pastoreo racional.

La agronomía convencional y,_por extensión, la ciencia convencio-

nal, han adoptado como conducta de investigación, solucionar pro- blemas. La investigación sobre las causas de esos problemas, princi- palmente de su contexto generador, es omitida. Si así no fuera, ¿como explicar el aumento creciente de plagas y enfermedades en los cultivos, la presencia de residuos de DDTy PCBs dañinos en concentraciones de una parte por trillón, hasta en animales polares, la seria reducción de la biodiversidad, la creciente contaminación ambiental con el peligroso aumento del "efecto invernadero", la grave clilapidación de la fertilidad

de los suelos y tantas otras acciones y consecuencias negativas y nefas-

tas, muchas de ellas irreversibles, de una tecnología aparentemente de

"resultados"?

Para que se entienda y se acepte el contenido y la lógica de este

libro, es indispensable u11a aclaración preliminar, porque, en muchas

situaciones, los conceptos, definiciones e ü1dicaciones, so11 exactamen- te lo opuesto de aquello que es enseñado por la agrononúa convencio- nal, parafraseando a Kingsberry.

Es que la agronorrúa co11ve11cional, .particularmente a partir de

los conceptos de Justus von Liebig, a mediados del siglo XIX, han

sido un instrumento de venta de la industría de máquinas, productos

y servicios. La investigación agronó1nica Oficial - y esto es mundial y no sólo de Brasil - ha sido invariablemente orientada en el sentido de encontrar soluciones a los problemas, y no de evitarlos. Esta ideo-

logía ha formado a los millares de agrónomos que en todos los países del mundo (y aquí, lamentablemente, no hay excepciones) desarro- llan sus actividades profesionales de enseñanza, investigación, exten- sión y producción. l~a consecuencia axion1ática de este cuadro, es que los profesionales de la agronomía, que, en su casí totalidad, actúan de bue11a fe y honesta1nentc, de acuerdo con lo que les fue enseñado en las universídades, aún continúan preconizando tecnologías

XXIV

destructivas, de las cuales el ejemplo más reciente es la fracasada revo·

lución verde. Observo, sin embargo, un creciente movimiento entre los profesionales de la agronomía, especialmente entre los jóvenes y estudiantes, en un sentido diametralmente opnesto que busca desa· rrollar conductas agroecológicas y sustentables. Hay, también, en con· trapartida, un pequeño grupo dirigente que conoce perfectamente la esencia de la cuestión y que son los que usufructúan la quiebra de millones de productores en todo el mundo. Ya en USA, en el período de 1985 a 1989, informaba su Consejo de Investigación que quebra· ron mas de 200. 000 agricultores y, en Brasil, en los últimos ocho años (1994-2002), los productores rurales sufrieron una descapitalización del 44.4%.

Los pron1otores de esta ideología, que se enriqt1ecen cada vez más

a costa de la desgracia económica de los productores, de la dilapida· ción ambiental y del agravamiento de la marginalidad social, estarán en contra de lo que escribo y seguramente desencadenarán campañas de descrédito, como hasta ahora han hecho. Estarán conmigo los profe· sionales y productores que como yo, buscan y desarrollan tecnologías limpias, capaces de minimizar las perversas dificultades sociales y de generar ganancias para los productores.

Si esto no fuera verdad, cómo explicar la verdadera sepultura de los notables descubrimientos del efecto saliva, de la transmutación de los elementos a baja energía, del ciclo etileno, de la acción solubilizadora del ácido carbónico, de la importancia crucial de la materia orgánica y de la biología del suelo, de las obras de Howard, de Voisin, de Russell, de Fukuoka y tantos otros.

Recuerdo la máxima de Claude Bernard: "Cuando el hecho está en contradicción con la teoría reinante, aunque ésta sea defendida por

eminentes figuras, nos quedamos con el hecho''. El Pastoreo Racional Voisin es el hecho.

Corno se ve, éste no es un libro co11vencional. Por lo menos ésta es

la intención de su autor. En la medida de lo posible y de la disponibi· lidad de información, traté de estudiar los fundamentos, las bases de

los diferentes procesos y fenómenos, para, entonces, actuar e11 la prácti-

ca del proceso productivo, en el manejo del snelo, de los pastos, de los animales, bajo el comando del humano. La esencia conceptual de este libro es la maximización de la captación de energía solar, que no tiene costo, es infinita en tér1ninos h11manos y no co11ta1nina el ambiente,

con su transformación, por los agentes intermediarios, en e11ergía bio-

XXV

lógica, esto es, en carne, leche, la11a, c11ero, trabajo y demás utilidades limpias para la satisfacción de las necesidades de la humanidad.

Así, las cuestiones de manejo serán analizadas a partir de princi-

pios que sean aceptables económica, técnica, energética, ambiental, ad-

ministrativa, política, etológica, social y culturalmente. La finalidad es ofrecer a los productores, profesionales, estudiantes y, principalmen- te, a los investigadores, herramientas para la producción de alimentos y

materias primas limpias a bajo costo, sin contaminación ambiental.

Enfaticé la participación de los investigadores, porque la investigación

convencional no ha producido las numerosas informaciones que una

conducta volcada a los verdaderos intereses de la producción espera y

necesita.

como se pretende presen-

tar en este libro, de la forma como ha sido implementado en numero-

sos proyectos y en varios países, es incompatible, ai1tagónico e irrecon-

ciliable con los procedimientos convencionales.

El Pastoreo Racional Voisin -

PRV -

Es, también, irreconciliable con el procedimiento de aquellos que, haciendo una grosera división de área y usando un lenguaje engañoso,

procuran sacar provecho del alto concepto alcanzado por el PRV. Es necesario separarlos de los que han aplicado dialécticamente los princi- pios del manejo racional de los pastos y los conservan actualizados y

ampliados con la incorporación de nuevos avances científicos.

Entre los nuevos conceptos que incorporamos al PRV, menciono el proyecto; tener a la energía solar como principal insumo; el respeto al bienestar animal; el de que el agua vaya al animal con la disponibilidad en cada parcela; el del efecto saliva; el de las dimensiones y forma geométrica de las parcelas; el del sistema viario y de corredores perimetrales; el de paisajismo; el de la transmutación de los elementos y el incremento de la fertilidad del suelo; el de la Ley de la fertilidad creciente; el del efecto biocatalizador de la materia orgánica; el del ciclo erileno; el del confina- miento a campo, el de las desmalezadoras biológicas y tantos otros. Es indispensable destacar en este proceso el aporte de nuevos conocimien- tos, oriundos de la participación y de la colaboración de muchos profe- sionales, productores y trabajadores del campo, contribución con la más alta calificación científica el productiva.

Las tecnologías, independientemente de sus objetivos, deben ser aplicadas en su totalidad.

XXVI

Una tecnología aplicada por la mitad, el parcialmente, produce resultados incompletos o negativos. Esto es particularmente verdade- ro para el PRV: o se implementa un proyecto que contemple todas sus

exigencias, o no se hace. Aplicar media tecnología es como usar la

mitad de la dosis de un antiparasitario, con la ilusión de "gastar me-

nos". Simplemente, el producto no hace el efecto previsto y la parasitosis

Así es con el PRV. Hay una tendencia de algunos produc-

aumenta

tores, y aú11 de técnicos, de aplicar media tecnología. Hacer un

"voisincito_", dicen.

El res1tltado, siempre es el fracaso;

crédito al verdadero proceso.

de ahí el des-

En casi 40 años haciendo, implantando y divulgando PRV, he reci-

bido millares de pregw1tas. Este libro tiene la pretensión de dar respues-

Mi objetivo es

ta, si no a todas, por lo menos a la mayoría de ellas.

transmitir esa vivencia para colaborar en la difusión del método, mante-

niendo inmaculados los principios y las enseñanzas de André Voisin.

XXVII

1
1

1ntroducción

Pastoreo es el encuentro de la vaca con el pasto (Voisin) comandado por el huntano (LCPM).

La ciencia y la tecnología convencionales, que han sido la conducta de la agronorrúa en los últimos 150 años, llevaron a la dilapidación de los recur-

sos naturales, con las consecue11cias exhaustivamente reveladas, analizadas y

discutidas por numerosos autores, prácticamente en todos los países del mundo: erosión, éxodo rural y marginalidad urbana, concentración de la renta, pobreza y crisis social, ambiental y energética. El fracaso del paradig-

ma convencional se retrata en el cuadro creciente de los fracasos de los pro-

ductores agrícolas - tanto de animales como de vegetales -. Datos de la Fundación Getúlio Vargas informan que desde ocmbre de 1994 a febrero de 2002, los productores agropecuarios brasileros sufrieron una descapitalización del 44,4%!

f'"'

~

PROOUCTORAGRJCOlA

134,1%

44,4%1

~'""'i---~~~~~~~~~~-:7"'-~ -;~~~--i

~'""'i---~~~~~~~~~~-:7"'-~ -;~~~--i ~ l

~ l ro%i---~~~~~~--c7"-'-o-.--"-'--~~~~~~--i

º""""
º""""

1--+-PAGó • •

•RECIBIÓ 1

F E: Fundacióll Getulio Va¡gas, 2002.

Gráfico 1/1 -

Entre los años 1994 y 2002, los productores agrícolas brasileros

sufrieron una descapitalización del orden del 44,4°/o.

Prueba irrefutable de la

incapacidad de los métodos convencionales de generar resultados económicos

positivos para los productores rurales.

A pesar de eso, los procedi1nientos contaminai1tes y capital intensivos,

con el empleo de productos de síntesis química -

fertilizantes y agrotóxicos

~ c11yas materias primas son finitas, y las técnicas agresivas de manejo y uso

del suelo continúan siendo utilizadas, en razón de una propaganda masiva y

tainbién porq11e los resultados productivos de su uso, aunque engañosos, aparecen inmediatamente. Lo que no aparece inmediata1nente son las con-

secuencias nocivas para la econorrúa del productor, para la salud del ambien- te y para la tranquilidad de la sociedad.

l_,lJJZ CARLOS PlNHEIRO MACI-lADO

1

Cuando se propone wia conducta protectora del ambiente, capaz de re- cuperar el suelo y de producir resultados económicos positivos, reales y per- mai1entes para el productor, pero q11e demanda un cierto tie1npo para que manifestar los resultados, esta conducta encuentra dificultades para generali- zarse, porque contra ella se pronuncian los ideólogos de la agronomía con- vencional, apoyados por los fabricantes y vendedores de los llamados "inswnos modernos". Esta es tma de las razones por la que el Pastoreo Raciona! Voisin, a pesar de ser la tecnología de manejo de los pastos mas moderna, mas eficien- te y mas lucrativa, no se ha generalizado con la rapidez que sería deseable, ya que hay que respetar y esperar los tiempos: una gestación bovina lleva nueve meses y, si quisiéramos un ternero, hay q11e esperar ese tiempo. Históricamente, ha habido una tendencia a la reducció11 en los precios recibidos por los productos agrícolas a nivel de productor primario y un aumento progresivo en los precios de los insumos y maquinarias pagados por los productores. Los datos de la FGV muestran que en Brasil, en los últimos ocho años, mientras los precios recibidos por los productores agrí- colas aumentaron en 89,7%, los precios de productos e insumos pagados por los productores subieron un 134,7%, con una descapitalización de los productores, como he citado, del 44,4%. Esta distorsión económica ha llevado a la quiebra a millones de productores en todo el mnndo (NRC, 1989). Si a los costos de los productos agrícolas se incorporaran aquellos relativos a sus externalidadcs 1 ambientales, costos de la dilapidación am- biental pagados por toda la sociedad, el cuadro sería mucho más grave y poquísimas actividades co11vencionales sobrevivirían más allá de una cam- paña. I1naginen si los productores de ani1nales confinados, incorporasen en sus costos la protección ambiental para impedir la conta1ninación de las fuentes de agua y del aire! Ciertamente no sobrevivirían, y lo mismo ocu- rriría con la producción v~getal. Es el caso de la contaminación de los manantiales, del efecto residual de los agrotóxicos, de la menor captura de dióxido de carbono, de la desertificación, de la reducción de la biodiversidad y otros. Pero comparando la producción vegetal convencional con el PRV, la situación es diferente. El PRV, además de generar resultados económicos competitivos, enriquece el componente del capital natural suelo, produce w1 impacto ainbiental mínimo, con una alta tasa de secuestro de C, y un mínimo o nulo impacto sobre la biodiversidad, maximiza la captación y la transformación de la energía solar, cuyo costo y contaminación son exiguos.

l. Se denomina externalidad ambiental a los efectos de la actividad económica sobre el ambiente que son externos a sus parámetros y que no son computados en los costos de la actividad, sino que son delegados en la sociedad. Un ejemplo es la contaminación de un río por la actividad industrial. La limpieza del río es pagada por toda la sociedad. Otro ejemplo, mas contundente, es la emisión de dióxido de carbono de las industrias que utilizan carbón fósil, y de la quema de combustibles de los vehículos automotores. Estas emisiones aumentan el agujero de ozono. En este caso, paga la humanidad. La identificación de estos fenómenos de derrame, hoy lla1nados externalidades, fue hecha por el inglés. A.C. Pigou, en 1920 (Costanza et al., 1999).

1

l:NTRODUCCIÓN

1

3

1

Es inviable que un país o región tenga exclusivamente producción animal. Es indiscutible la importancia y la necesidad de la producción ve- getal, particularmente de granos. Por ello, no se puede pretender la utili-

zación exclusiva de las áreas útiles para la prod11cción animal, aunque ésta sea más conveniente financiera, ecológica, energética y ambientalmente.

En las actuales condiciones, la casi totalidad de los establecimientos se destinan a producción vegetal, a partir de la agresión al suelo (arados, rastras, subsolados y otros) y con la incorporación masiva de insumos de

síntesis química, tanto fertilizantes como agrotóxicos. Estas prácticas y pro-

ductos generan, además de dependencia, efectos deletéreos en la estructu- ra y en la vida del suelo, intoxicándolo. En función de la necesidad esencial de la producción vegetal, la suce- sión o asociación animal / vegetal pasa a ser la mejor conducta para lograr una actividad equilibrada, capaz de proteger el ambiente, manteniendo el

necesario beneficio económico.

En este sentido, para realizar una producción vegetal, el primer paso debe ser la implantación en el área de un proyecto PRV. Con esto se desintoxica el suelo, y su fertilidad es recuperada. Con el cambio radical del ecosistema (salir de un monocultivo vegetal y pasar a las pasturas / animal), las plagas y enfermedades de los cultivos agrícolas pierden su am- biente y sus fuentes de nutrición, dejando de ser predadoras, como explica la teoría de la trofobiosis de Chaboussou. Al cabo de cuatro a seis años de uso del área con PRV, se retorna a los cultivos agrícolas, ahora en suelo recuperado y con un ambiente inapropiado para los predadores de esos

cultivos. Después de cuatro a cinco años de cultivos con siembra directa,

pero sin herbicidas, se vuelve al PRV, y así sucesivamente. Este es un mane- jo ya en ejecución en más de 30,000 ha. Cuando. no hay necesidad social o económica de hacer agricultura, el PRV es la alternativa más eficiente, porque, además de no comprometer la calidad ambiental y mejorar la fertilidad del suelo, genera una apreciable

renta por hectárea, con menor uso de máquinas y de insumos ind11striales,

menor utilización de mano de obra y menores riesgos. Esta verdad que vengo predicando desde hace casi 40 años, enfrentando incredulidad, in-

comprensión e infamias de todo orden, hoy está cada vez más consagrada,

como testimonian Hawken et al, 2000, p.194, al registrar el progreso del pastoreo rotativo de administración intensiva - PRAI - (uno de los muchos nombres usados en los Estados Unidos de América del Norte, para identificar al PRV) en el Oeste norteamericano, "donde pasó a ser la

práctica más innovadora y de inas rápido crecimiento de la ganadería". Y

agregan: "Entre 1993 y 1997, período en que Wisconsin perdió dieciocho por ciento de las fincas lecheras, las operaciones del PRAI aumentaron de tres quintos a cerca del quince por ciento toda la producción de leche del Estado". Es necesario destacar que el PRV fue llevado a los Estados Uni-

1 4

1

Lrnz CARLOS PrNHEIRO MACHADO

j

dos, en el inicio de la década del 80, por el profesor William Murphy, de la Universidad de Vennont, quien lo conoció en Rio Grande do Sul, Brasil, mientras realizaha su tesis de doctorado.

1.1. LA PIRÁMIDE DE LA PRODUCCIÓN

El proceso de la producción animal, inclusive en PRV, está ordenado de acuerdo con una sistemática de prioridades, como se ve en la figura 1/ 1 - Pirámide de la producción. Estas prioridades son todas igualmente indispensables. La base de la pirámide de la producción es la sanidad y la alimentación. Estos son los dos factores fundamentales del proceso pro-

ductivo, y están íntimamente vinculados. Un aniinal sólo puede estar salu-

dable si se encuentra bien nutrido, y sólo responderá a la alimentación si tiene buena salud. El pasto y el agua son las bases de la alimentación bovi- na. Por lo tanto, toda la atención dehe ser centrada en la formación de una pastura de calidad y de alta productividad, y en la provisión de agua pota- ble abundante y accesible. Buena sanidad y alimentación se complementan con buenas instalaciones y adecuado manejo del ganado. En la cima de la

pirámide, el mejoramie11to genético es el factor de maximización, a nivel

del animal, del aprovechamiento de la base de alimentación. Es frecuente

ver a productores comprando en remates o ferias toros de alto precio, sin

tener en st1s establecin1ientos un mínimo de alimentación, sanidad, iI1stala- ciones y manejo. Es dinero malgastado, porque quieren estar en el último

escalón, sin tener preparados los anteriores.

El proceso productivo debe ser conducido, respetando el bienestar animal, para que la explotación sea racional, tanto por razones éticas y morales, como por el aumento de la eficiencia de la produccióu bovina. Es

oportuno resaltar que el respeto al bienestar animal está iI1trínsecamente

asociado a la calidad biológica superior de los productos, a mayores y me- jores niveles de producción y, principalmente, a mayores beneficios econó- micos de los procesos productivos, dado que los animales estresados pro- ducen menos (Smith, 1998).

FIG. 1/1- Pirámide de la producción.

1

INTRODUCCIÓN

1

5

1

Por eso, todo el proceso debe estar envuelto en una at1nósfera etológica, de respeto al bienestar animal. Dos factores, sin elnbargo, son ajenos al proceso productivo, pero in- terfieren en él directamente: mercado y administración. El mercado es el regulador final del proceso productivo y es independiente de la acción del productor. La administración es el factor intraempresa mas decisivo para el éxito de la implantación y desarrollo de los proyectos. Debe implementar dilige11tementc la orientación de la asistencia técnica, mantener el registro y el control permanente sobre los eventos zootécnicos y contables, y adoptar soluciones rápidas, oportunas y correctas ante circunstancias aleatorias e imprevistos, así como, y principalmente, entender que los principios del PRV son antagónicos, incompatibles e irreconciliables con conductas y rutinas convencionales. En el Capítulo 10, volveré al tema, afirmando desde ya que los fracasos en PRV son n1otivados por administración insuficiente.

1.2. LA EVALUACIÓN DEL PRV

El PRV es un sistema de manejo de los pastos, que se basa en la inter- vención humana, en los procesos de la vida de Jos animales, de la vida de los pastos y de la >~da del ambiente, comenzando por la vida del suelo y el desarrollo de su biocenosis. Es, así, un sistema que 110 es lineal, porque cualquier acción sobre uno de sus componentes se refleja e11 los demás, cuyos efectos no siguen un patrón predeterminado. El fundamento del PRV está en el desarrollo de la biocenosis del suelo y en los tiempos de reposo y de ocupación de las parcelas, siempre variables, en función de las condiciones climáticas, de la fertilidad del suelo, de las especies vegetales y de tantas otras n1anifestaciones de la vida, cuya evaluación no se encuadra en esquemas prestablecidos. La repetibilidad, cuando ocurre, se da en tiem- pos, cantidades y cualidades variables, escapando a los modelos convencio- nales. La evolución de la vida jamás se repite en valores y categorías igua- les; es un próceso diI1ámico y repleto de sorpresas, con la intervención de tantos factores conocidos y desconocidos, que escapa al análisis lineal, car- tesiano. Esto, sin e1nbargo, no significa en absoluto que sus resultados, que por supuesto son incnsurables, 110 sean s11periores. Por el contrario, la repetibilidad de cualquier proceso como fenómeno de la naturaleza es algo discutible, porque jamás hay dos momentos iguales. El agua que pasa en el río, pasó y no se repite. La literatura registra numerosos trabajos, en los que se pretende com- parar Jos sistemas extensivos de manejo con el "pastoreo rotativo". En lo que concier11e al PRV, esas co1nparaciones carecen de base, porque, en los modelos evaluados, los "pastoreos rotativos" son propuestos con diferen- tes tiempos de reposo, pero siempre constantes. En el PRV, no hay tiem- pos constantes; luego, la comparación no es con el PRV. Hay, tc)davía, otro aspecto, tal vez el mas significativo, cuando se desea comparar el PRV

6

Lu1z C~ARLOSPrNI~IEIRO1-l'\CHADO 1

1

1

con otros sistemas de uso de los pastos. En PRV, se trabaja con altas cargas instantáneas de animales, y se evalúa el desempeño del pasto, de los anima- les, de la ventaja económica, de la contaminación ambiental y del balance

energético. Esta 110 es, sin embargo, la conducta de la investigación con-

vencional. Faria et al (1997) realizaron un "estudio de la naturaleza de los trabajos presentados en Reuniones Anuales de la SBZ" abarcando 1101 trabajos en dos períodos: de 1971-75 y de 1991-95. De estos 1101 traba- jos, que involucran 1233 categorías, 1054 fueron sin uso de animales (resaltado del autor), o sea, 88,3% en el período 1971-75 y 84% en el período 1991-95. Se puede identificar, concluyen los autores del estudio, que existe una gran proporción de trabajos sin uso de animales y que, por lo tanto, contribuyen poco con informaciones esenciales para la implementación de prácticas de manejo"

1.3. EL IMPACTO AMBIENTAL

Con el agravamiento exponencial de la calidad ambiental, y siendo la agricultura convencional la principal fuente de contaminación de las napas freáticas, que contribuyen con más de 50% en las áreas de agricultura in- tensiva (NRC, 1989), el impacto ambiental de la agricultura - animal o vegetal - pasa a ocupar una posición prioritaria en el análisis de los facto- res determinantes de la definición o elección de una actividad agrícola.

Para los prod11ctores concientes, que representan la mayoría, aunq11e mu-

chas veces estén mal informados, este aspecto del problema asume una importancia particular. Entre las virtudes del PRV, la ausencia de impacto ambiental negativo y, prácticamente, la ausencia de externalidades pasan a ser un nuevo y deci- sivo factor para su elección. Podría decirse, a nivel global, una imperiosa necesidad.

PRV es un sistema superior, en lo que concierne a la protección am-

biental. Se conjugan dos situaciones en este sentido: por un lado, siendo los animales destinados a carne faenados más jóvenes, hay una menor emi- sión de metano proveniente de la digestión ruminal y, por otro, lo que es mucho mas importante, el pasto es consumido en su punto óptimo de

reposo, cuando la relación fotosíntesis: respiración es más favorable a un

mayor secuestro de C y, en este estado vegetativo, el pasto está menos lignificado, lo que también lleva a una emisión de e menor (Hall X Rao, 1987; Subak, 1999). Las pasturas secuestran el doble de dióxido de carbono de la atmósfera, en comparación a los cultivos de granos (Rosa, 1999); los confinamientos convencionales, que son la principal fuente contaminante de la agricultura, pueden ser substitnidos por confinamientos a campo que el PRV toma via- bles, donde las deyecciones- bosta, orina, paja- que son un grave proble-

ma e11 los confinamientos convencionales, pasan a ser un factor de incre-

1

INTRODUCCIÓ¡\

1

7

1

mento de la fertilidad del suelo, gracias a la biocenosis y Ja rápida mineralización de la MO. Por otro lado, el secuestro de dióxido de carbono, formando ácido carbónico en la degradación de la MO superficial, hace del PRV lln sistema de pern1anente descontaminación atn1osférica. Un bovino emite, durante su vida, cerca de 3.500 kg de C0 2 , produc- to de la conversión del CH 4 - metano - proveniente de la fermentación ruminal, en gas carbónico. Mientras tanto, la pastura bien 1nanejadaJ con la deposición de materia orgánica proveniente de la bosta y del sistema radicular, secuestra 14.467 kg CO,jha/año (Schenck, 2001; Harper et al, 1995; LCPM, 2003). Si la vida media de los bovinos fuera de tres años, el secuestro de C en ese período sería de 43.400 kg, esto es, para cada unidad de C emitida por un bovino, serían secuestrados 12,5 veces más por la pastura. Esto se daría con l cab/ha. Aún con 5 cab/ha (carga frecuente en proyectos bien manejados), la relación aún sería de 43.400 / (3.500x5) ~ 1:2,5, esto es, para cada kg de C emitido, un secuestro de 2,5 kg. En w1a visión más amplia, regional o nacional, c11ando l1ay un exce- dente de granos o una fuente de alimento de mínimo costo, pulpa de cítricos, por ejemplo, el confina1niento de bovinos a campo puede ser una alternativa económica positiva, y hasta necesaria (sección 8.5.9). El balan- ce energético y el impacto ambiental antes referidos influyen respecto a ese tipo de confinan1iento, esto es, a la etapa del proceso productivo circunscripto a la terminación intensiva de bovinos a campo. La produc- ción de granos, y/o de otros alimentos usados en este conf111amiento, no fue considerada y, dependiendo de la metodología que se utilice, puede ser altamente perjudicial para el ambiente (de Bargas, 2000). Por lo tanto, esa prodncción puede y debe también ser desarrollada con tecnología que produzca el mínimo impacto al ambiente. A la par del reducido impacto ambiental, el PRV tiene un balance e11ergético altamente positivo, estimado en una relación núnima de 1:10, es decir, por cada caloría de energía fósil insumida, se logran 1 O calorías en el producto (carne, leche, cuero, lana y otros) (Steinhart y Steinhart, 1974 ). Esto se debe a que el PRV está fundamentado en el incremento del uso de la energía solar a través de la maximización de la fotosíntesis y, siendo el bovino un consumidor primario, hay una elevada relación positiva energía insumida: energía en el producto. En la cadena trófica, el herbívoro apro- vecha el 10% de la energía captada por la fotosíntesis. En los capítulos subsecuentes, serán analizados los diversos compo- ne11tes del método más eficiente, más moderno y más económico para herbívoros que producen carne, leche, lana, trabajo y otras utilidades so- bre la base de pasto, que es el Pastoreo Racional Voisin.

1.4. CONCEPTO Y DEFINICIONES RELACIONADOS CON EL PRV

1.4.1. Concepto -Afirma Peterson (1961), sobre el mejor aprove-

1

8

1

Lu1z CARLOS PrNHEIRO 11AC1L'\DO

1

chamicnto de las pasturas: "El inayor aprovechamie11to es aquel en que la

producción animal por hectárea no llegue a reducir el potencial de la pas- tura, o sea, i10 altere o destruya el equilibrio del sistema ecológico". Este prir1cipio, con la conocida curva de Mott, constih1ye la base co11- ceptual del manejo convencional de las pasturas, según el cual el sistema

ecológico de las pasturas es estático. Peterson es taxativo: "no altere o

destruya el equilibrio del sistema ecológico". Pero en la naturaleza r10 existe equilibrio estático. El propio concepto de equilibrio es, hoy, discutible, ya que se desestabiliza y se recompone

permanentemente. Por lo ta11to, partiendo de un principio equivocado, aunque adoptado por profesionales serios, es evidente que las conclusio- nes son, tatnbién, equivocadas. Esta es la cuestión esencial en la discusión

entre un concepto convencional y u11 concepto dinámico, racional. Par-

tiendo del concepto estático, no se puede llegar a un manejo capaz de

asegurar la perennidad de los pastos, hasta porque, en esta misma línea de

razonamiento, los pastos son extractores de los nlltrientes del suelo cuan-

do, en verdad, los pastos y los ani1nales, cuando son bien n1anejados, incrementan los nutrientes y la fertilidad del suelo, por medio de la diná- n1ica de la biocenosis. Co1no se ve, hay una divergencia frontal entre ambos co11ceptos. Es por que son antagó11icos, irreconciliables e il1compatibles.

En un manejo racional de los pastos, donde se establece un equilibrio diná1nico en constante movilnie11to y, por eso inis1no mucho más lábil, hay una per1nanente interacción, producto de la acción bioquín1ica de los cons- tituyentes del complejo suelo, en fu11ción de una biocenosis en la que, no solo el pasto, sino ta1nbién los anin1ales, el ambiente del cual el 11u1nai10 es integrante, y el suelo, ii1teractúan constante y diná1nicamente. Entender la di11ámica del per1nanente 1novimie11to de transfor1nació11 es el plimer paso para un procedimiento racional en el manejo de los pas- tos. Pasturas bien n1anejadas son permanentes en su inovin1iento de trans- formaciones. La degradación y la co11secuente renovación de las pasturas son consecue11cia inexorable de la percepció:n estática de su dinámica.

1.4.2 Definiciones en PRV - Pastoreo es el encuentro de la vaca con el pasto (Voisin) comandado por el humano (LCPM).

Nota de la T: Existen en Brasil dos expresiones diferentes referidas a lo que en español se denomina pastoreo: "pastoreio" y pastejo". El Prof Pinheiro siempre ha señalado enfáticamente que el vocablo "pastoreio" difiere radical- mente de "pastejo". Mientras el primero implica la participación del huma- no y, por lo tanto, del raciocinio, el segundo, neologismo creado en la época de la revolución verde, significa sólo "el acto en que la vaca come el pasto". El utiliza la palabra "pastoreio" porque da la idea de encuentro, de un gesto

1

PAsToREo RA.CTONAT. Vo1srn

1

9

1

amigo)' recíproco) que se puede considerar como una relación aleloniimética)· c1astejo)) es un acto unilateral, en el que la vaca dirige y consume el pasto) sin la intervención del humano.

Planta pratense, planta del prado, es aquella capaz de acumular reservas

suficientes e11 s11s raíces y en la base de sus tallos varias veces durante el año) lo cual le pernllte generar un nuevo rebrote, después de cada corte

(Voisin) y que resiste al pisoteo (LCPM). Lo que diferencia a las plantas pratenses de los indicadores (ver definición en la sección 3.10) es que éstos últimos, además de tener, generalmente, un tiempo de reposo más largo que el de las plantas pratenses, no soportan

el pisoteo de los ani1nales bajo altas cargas instantáneas, tern1inando por desaparecer, o pcr1naneciendo en niveles insignificantes.

Pastura es una área cubierta con pasto o pastos (Vincenzi, 2003 ).

Tiempo de reposo es el lapso de tiempo que transcurre entre la salida del último (o único) lote o rodeo de una parcela y Ja entrada del ganado nue-

va1ncnte en la misma parcela, en la ocupación siguie11te. Entre la salida del ganado y la nueva ocupación, la pastura de la parcela pcr1nancce en repo- so, sin anin1ales.

Tiempo de permanencia de un rodeo o lote es el tiempo - días u horas -

en que este gr11po permanece en la parcela) en cada pastoreo.

Tiempo de ocupación es el tiempo - días u horas - duraute el cual w1a parcela es pastoreada por el coujunto de los rodeos en cada pastoreo. Cuan- do el pastoreo es hecho por un solo rodeo, el tiempo de permanencia es igual al tiempo de ocupación.

Carga instantánea es la cantidad de au.imales (generalmente expresada en

UGM~ 1 bovino de 500

kg) 2 presente en una determinada superficie (ge-

neraln1cnte expresada e11 l1a) e11 un n1omento dado. L.a carga insta11tánea, según Voisin) es inversame11te proporcional al nú1nero de rodeos y a la

superficie de la parcela.

Despunte es el pastoreo de las partes altas de las pasturas, cuyo valor nutri- tivo es superior. El despunte debe ser hecho por los au.imales de mayores

exigencias alünenticias, como por eje1nplo, las vacas con produccio11es de leche inás altas o los 11ovillos en terminación.

2 Voisin usa U(;}d como factor de conJJersión, nomenclatura usada en este libro. F,s usual, tatnbién, la

(unidad aninial) corno factor de conversión, la que corresponde a un bovino de 450 kg. Luego)

UA

1 UA =

0)9 UGM.

l,UTZ CARLOS PINHEIRO .MACHADO

1

Repaso es el pastoreo de las partes más próximas al suelo de las pasturas. El repaso es hecho por los animales de menores exigencias alünenticias. Tam- bién puede ser hecho por las "desmalezadoras biológicas", que son vacas de descarte, cuya principal función en el proyecto es completar el pastoreo, para que no quede remanente alto y/ o para producir el efecto saliva.

Intensidad de pastoreo es el producto de la carga instantánea por ha por el tiempo de ocupación de la parcela. Concluyo con las palabras de Voisin: "si nos contentamos hablando de carga instantánea, sin tener en cue11ta el tiempo de ocupación, esto es, la

presión de pastoreo realmente ejercida por el rebaño, el pastoreo racional no

puede prosperar" En otras palabras, si i10 considera1nos los tiempos - de ocupación y de reposo - siempre variables, no es posible realizar pastoreo racional y, como consecuencia, no se obtendrán los renditnicntos máximos de las pasturas.

UGM - Unidad de Ganado Mayor, unidad empleada por Voisin, equi- valente a un bovino de 500 kg. Para su cálculo, se cfü~de el peso del animal por 500 y se obtiene el equivalente en UGM. Ejemplos: un bovino de 300kg pv ,500~ 0,6 UGM; 1 ovino de 50 kg pv ,500~0,l UGM.

Parcela, potrero, piquete - Son sinónimos y designan las divisiones del área en superficies menores que, disponiendo de agua, hacen viable el manejo PRV.

PRV - Pastoreo Racional Voisin, denominación creada por el autor en 1970, para consagrar el nombre de André Voisin, asociando su nombre al método de manejo de los pastos, a partir del cumplimiento de las cuatro leyes universales del pastoreo racional por él enunciadas.

2
2

Por qué el PRV?

(;uando encontramos un hecho en oposiá6n a una teoría reinante)

es necesario aceptar el hecho y abandonar la teoría, aunque este sostenida porgrandes nombres y sea generalmente adoptada.

Claude Bernard (1813 -1878)

El Pastoreo Racional Voisin - PRV - no es una simple gtúa de uso de los pastos. Es la tecnología más eficiente, más moderna y más económica para la producción de utilidades limpias sobre la base de pasto. El PRV, sin embar-

go, no es una panacea, no produce milagros, ni magias; no tiene esquemas

ni recetas. Se trata de la aplicación dialéctica en el proceso de producción animal en base a pasto, de las leyes, principios y teorías de las ciencias básicas y aplicadas, y de las leyes universales del pastoreo racional enunciadas por André Voisin, con la finalidad de maximizar la captación de energía solar, que es su principal insumo, transformándola en utilidades, a través del pasto y del organismo animal, respetando su bienestar y buscando siempre lama- yor eficiencia productiva, acordes con los más altos patrones de calidad para una producción orgánica y sustentable, es decir, agroecológica. La aplicación del PRV tiene objetivos claros y definidos, y por lo tanto exige que el que lo aplique, atienda y satisfaga esos objetivos.

Hay, así, lma permanente acción reóproca y dinán1ica entre el sujeto -

el humano - y el objeto - el complejo sol, suelo, pasto, animal - que se completa y se integra en la maximización cuali-cuantitativa de la produc- ción. Tratándose, sin embargo, de un método dinámico que estimula per- manentemente la biofertilidad del suelo, sus llinites son aún desconocidos. En otras palabras, es temerario afirinar cuál es el llinite maximo de produc- ción y productividad de determinado campo. Si el manejo foese correcto, la producción podrá llegar a los límites propuestos por Larcher (sección 3.4). Desde esa perspectiva, el PRV es superior porque:

2.1 - PORQUE PRODUCE MÁS POR HECTÁREA

Cualquier división del campo influye en un aumento de la produc- ción. La cuestiones a evaluar son la rentabilidad de las inversioues, el con- trol del manejo y la maximización de sus resultados. Una división racional

en lo q11e respecta a dimensiones, formas, equipamientos y uso, torna via-

ble el máximo aprovechamiento de las pasturas, que se reflejan, de forma

axiomática, en mayor producción de carne o leche por hectárea.

Un proyecto PRV bien administrado produce, como núnimo, tres veces más que la producción convencional de la región en la que está im-

en los que se está

plantado. Hay casos -

produciendo hasta ocho veces más que en los establecimientos vecinos.

proyecto Alegría, Taquara, RS -

LLTIZ C:ARLOS PrNHFJRO lvlAcHADo

1

Hay una cuestión conceptual básica: la cantidad de insumos a incor· porar en el proceso productivo. Es bien conocido que para obtener altas producciones por hectárea es indispensable utilizar grandes cantidades de insun1os. Este es un principio de la termodinámica, y por lo tanto, hablar de "alta producción con bajo insumo" representa un grave error concep-

tual. El interrogante es otro: ¿de qué insumos estamos hablando? En el caso del PRV, los principales insumos, que deben ser utilizados en el máxi· mo nivel posible, son la energía solar y los productos de la biocenosis del suelo, ya que ninguno de ellos tiene costo. Por lo tanto, para obtener altas

producciones, se deben incorporar ilnportantes cantidades de insu1nos, pero limpios y sin costo.

2.2 • PORQUE TIENE MENOR COSTO POR UNIDAD DE PRODUCTO

Con la producción sobre la base de pasto, cuyo principal insumo - la

energía solar -

investigaciones que comprueban la eficiencia económica del PRV; algunas de ellas pueden verse en los cuadros 2/1, 2/2 y 2/3. La última década se caracterizó por un aumento exponencial de las investigaciones y comprobaciones de los resultados positivos del PRV en los Estados Unidos de América del Norte. Hoy se dispone de numerosos

tiene costo cero, los costos so11 mínimos. Hay numerosas

trabajos que demuestran la superioridad del método, tanto en relación con

el pastoreo extensivo como con los confina1nientos. De todos ellos, selec-

cioné una publicación del Servicio de Extensión de la Universidad de

Kentucky (Henning et al., 2000), del cual extraje los datos del cuadro 2/ 1, que muestran sin lugar a dudas la superioridad del sistema rotativo so- bre el pastoreo continuo. Nótese que aí1n cuando varios principios del

PRV hayan sido adoptados en esta investigación, hay algunas falencias que,

si fueran superadas, ampliarían los márgenes a favor del rotativo (uso la

traducción literal de "rotational").

CUADRO 2/1 - COMPARACIÓN DE LA PRODUCCIÓN ANUAL EN PASTOREO CONTINUO VS. ROTATIVO EN PASTURAS MIXTAS DE FESTUCA Y BERMUDA, EN LA CENTRAL GEORGIA BRANCH STATION, EATONTON.

ltem

Pastoreo

Pastoreo

Variación, º/o

continuo

rotativ:.o

Carga, equivalente/ha

t,235

t,68

+ 36

Peso al destete, kg

227,400

227,40

o

Ganancia total en terneros/ha, kg

279,000

382,70

+ 36

Heno /vaca -

kg (suplementación)

1.082,zoo

765,60

-

29

FUENTE: Dr. C. Hoveland, in Henning et al., 2000;1 acre ~ 0,4 ha;

Conversión para el SMD, LCPM, 2003.

El ahorro del 29% en el consumo de heno por vaca se refiere a la reduc· ción del período de estabulación del ganado, en función de los rigores de

1 lb

~ 0.453

kg.

1

PoR QUÉ EL PRV1

Ja intemperie. Además de este trabajo, en la evaluación de la granja Atkinsons-Thomas, Vermont, USA, hecha por el Servicio de Extensión del Departamento de Agricultura norteamericano, la reducción del consu- mo de heno, por la misma razón, fue de 18 t, para un rebaño de 38 vacas Jersey y 1O vaquillonas equivalente a 39 unidades animal, es decir, 462 kg de heno por UA. Porcentualmente, el valor sería un poco mayor del halla- do en el experimento de Georgia. La granja de Vermont trabajaba con pequeñas parcelas - 24 parcelas de 0,5 ha cada una- desde 1983. Los resultados del período 1984-1989 referidos por el Servicio de Exte11sión norteamericano, que incluyen inte- reses y amortizaciones, pueden ser así resumidos: la estación de pastoreo aumentó en 35 días respecto de las granjas convencionales (Vermont es un estado con prolongado período de nieve); la calidad de la leche mejoró; la producción de leche por vaca aumentó en 570 kg; hubo una reducción en el trabajo dedicado a la alimentación de los animales y al manejo del estiér- col equivalente a U$S 1.190,00 en el período; los animales tuvieron mejor salt1d, lo que resultó en menores gastos veterinarios; mejoraron las condi- ciones ambientales y se redujo la erosión; los propietarios tuvieron mas tiempo disponible para la administración de sus granjas. Todo esto resul- tó, además, en un ingreso neto adicional de U$S 4.648,00 /año. El cuadro 2/2 muestra la comparación de los costos de producción de leche e11 Brasil, en varios establecimientos con distintos sistemas de producción lechera, donde se ve la superioridad económica del PRV.

CUADRO 2/2 - COSTO DE PRODUCCIÓN DE LECHE EN DIVERSAS FINCAS CONVENCIO-

NALES Y EN PRV -

1997 / 2000.

Establecimiento: nombre,

localización y superficie

Alimentación básica

Producción diaria

y media por vaca

Costo / kg de leche - R$

F.M.Castro, PR, 380 ha

Silaje de maíz +

2.800 l

0,26

pasto + concentrado

F.5.1.-5.J. da Boa Vista, SP,

Si!aje de maíz +

2.500 1 19,3 kg

0,30

292 ha

pasto + concentrado

F.C. Araras, SP

Free stall + silaje de

11.490 l 23,0 kg

0,34

F.S.B.T., Brasília,

130 ha

maíz+ concentrado Pasto + silaje

700

l 20,0

kg

0,25

 

+ concentrado

F.S.D., Silv§nia,

GO

Free-stall + silaje +

r.350

1 25,0

kg

0,45

 

heno + concentrado

F.A.C., Santana,

RS

Free-stall + si!aje

4.500

l 20,0

kg

0,23

 

+ concentrado

Condomínio 25 de Maio, Serra Alta, SC

Pasto con PRV

10,0 kg

0,08

Asentamiento Conquista de la

Fronteira

D. Cergueira

SC

Pasto con

PRV + 2

kg

concentrado

840 l 14 kg

0,10

FUENTES: DBO, 1997; MLV, 1999; LCPMF, 2000.

Lu1z C:ARLos PI::\'HEIRO .MAcI-Lwo 1

El cuadro 2/2 muestra la ventaja flagrante del PRV sobre los métodos convencionales en cuanto al costo de producción de leche, y revela otro hecho que viene despertando la atención de los investigadores de todo el mundo: las vacas con producciones inás altas, no so11 necesariame11te las que dejan mayor beneficio financiero a los productores. Por los datos del cuadro 2/2, al contrario, las producciones medias más altas correspondie· ron a los costos más elevados; producciones más modestas, entre 8 y 15 kg/vaca/dia, resultan en una mayor ganancia real, porque su alimentación básica es el pasto. En ese sentido, Dartora (2002), analizando el desempeño económi· co-financiero de tres sistemas de pequeños productores de leche en el esta· do de Rio Grande do Su!, Brasil (pastoril, semipastoril y estabulado) con· cluyó que el costo de producción del litro de leche en los si~temas semipastoril y estabulado son, respectivamente, R$0,09 y R$ 0,21 mayo· res que el costo en el sistema pastoril. Concluyó además que, más allá de que el sistema pastoril había sido el único con renta neta positiva (+R$ 393,09/mes, contra -R$182,46/mes y ·R$151,06/mes) foe también el que presentó la mayor producción de leche/vaca/día, contabilizando el promedio diario de 13,221 en el sistema pastoril y, respectivamente, 9,28 y 8,771 en los sistemas semipastoril y estabulado. El prof. Mário L. Vincenzi, trabajando con datos primarios de la Esta· ción Experimental de la EPAGRI, en Lages, Santa Catarina, Brasil, organi· zó un listado de costos relativos de 1 kg de MS de alimento para bovinos, que aparece en el cuadro 2/3.

CLJAORQ 2/3 - DE ALIMENTO

COSTO RELATIVO DE 1 l<G DE MATERIA SECA PARA BOVINOS SEGÚN EL TIPO

Tipo de alimento

Costo relativo

de 1 kg

MS

Campo natural mejorado

1

Pastura perenne de verano o pastura perenne cultivada de invierno

2

Cultivo anual de invierno (verdeo de invierno) o cultivo anual de verano (verdeo de verano)

8

Silaje de maíz

12

Ración concentrada

2

FUENTE: Datos primarios E.E

lages, SC; Cálculos, MLV, 1999.

En los costos del cuadro 2/3, el kilogramo de materia seca producida en PRV tiene un valor relativo que oscila entre 1 y 2. Por lo tanto, el PRV, además de producir más, tiene costos de produc· ción inenores.

2.3 - PORQUE INCREMENTA LA FERTILIDAD DEL SUELO

1

POR QUÉ EL PRV?

reveló un extraordinario aumento de los niveles de fósforo, potasio y MO en el proyecto Alegría, en Taquara, RS, donde se aplicaba el PRV desde 1964. El hecho llamó poderosamente la atención y tratamos de confirmar- lo en otros proyectos. Realmente, el PRV produce un incremento en la fertilidad del suelo, como se ve en los cuadros 2/4, 2/5, 2/6, 2/7

CUADRO 2/4 - EFECTO DEL PRV SOBRE LA FERTILIDAD DEL SUELO, EN EL PROYECTO

ALEGRÍA, TAQUARA, RS. EL PRV COMENZÓ EN 1964.

Año

Ítem

1959 ül

1993 ( 2

1 Variación - ºlo

MO · %

0,19

i,50

+ 789,5

P -

ppm

0,96

16,00

+1.666,7

I< -

ppm

2,15

71,00

+3.302,3

pH

5.30

4.90

·7,5

FUENTES: (1) SARGS, 1959; (2) Ribeiro (h), UFRGS, 1993; Cálculos, LCPM, 1994.

Nota:

Hasta el año 1980 hubo fertilizaciones y aplicaciones de calcáreo en algunas parcelas. Hecho el balance de lo que fue "exportado" en leche y carne según la visión conven-

cional,

en relación a lo incorporado, lo que ingresó para "reponer" nutrientes repre-

sentó menos del 10°/o de lo "exportado".

En 1999, otro trabajo de tesis de maestría en el proyecto Alegría, ahora de la UFSC 2 , encontró los resultados expresados en el cuadro 2/5.

CUADRO 2/5 · Efecto del PRV en la fertilidad del suelo del proyecto Alegría, compara·

do con el suelo del área limítrofe (vecino):

Lu

ar

fecha

Ítem

Potrero 12

VecinoC 1 l

Alegría( 2 J

Alegríal3l

Alegríal 1 l1S agosto 1222

1959

5.30

0,96

2,15

o, 19

1993

Textura - ºlo arcilla pH

P -

I< -

MO

ppm

ppm

- ºlo

Al

Ca - cmol/I Mg · cmol/I

· cmol/I

P total - ppm

18,0

5,2

28,2

59,0

1,4

º.4

0,9

1,1

100,0

16,0

5,0

2,3

73,0

o,8

0,4

0,7

o,8

trazas

4.9

16,0

71,0

1,5

FUENTES: '' 1 CIDASC, 1999; '' 1 SA/RS, 1959; ''' UFRGS, 1993; Rigotti, 1999.

Nota: Las celdas con - significan ausencia de datos.

Los resultados expresados en el cuadro 2/5 revelan que, más allá del aumento de P soluble en el suelo del proyecto Alegría, con PRV, también ocurrió un aumento del P total, pues, mientras que el nivel de P total en el

1 r 1 J Universidad Federal de Rio Grande do Sul) tesis de maestría de H. Ribeiro (h); 1993. 2 Universidad Federal de Santa Catarina) tesis de maestría de Sandra S. Rigotti) 1999.

l;Lnz CARLOS P1NHEIRO NLA

c11wo

1

suelo testigo (vecino) presentó apenas trazas, el P total, después de 35 años de manejo PRV, llegaba a l 00 ppm. Esto significa que el aumento del tenor de P soluble no se dio sólo por la movilización del P total preexisten- te en el suelo, ya q11e este también aumentó. Hay que buscar otra explica- ción para el incremento de la fertilidad del suelo en PRV.

El aumento de n11trientes en el suelo por acción de agentes no con- vencionales, fue investigado en la Estación Experime11tal de Esca1nbray, Cuba. Los resultados están en el cuadro 2/6.

CUADRO 2/6 -

Experimental de Escambray, Cuba.

Dinámica de nutrientes del suelo en pasturas con

PRV.

Estación

 

Período de tiempo

 

Ítem

Inicio

A los 6 meses

A los 18 meses

Variación - ºlo

P 2 0 5

- meq/1oog

1,82

2,30

3,50

+

90,8

1<20 - meq/1oog

14,31

20,30

20,32

+

42,0

Ca - meq/1oog

8,73

7,70

8,01

-

8,2

MO

- ºlo

2,20

2,90

3,60

+

63,3

H-KCI

60

o

o

+

2

1

FUENTE: E. E. Escambray, Cuba, 1994.

También en Ja Argentina se observó el misn10 incremento de nutrientes en el suelo por la acción de agentes biológicos, con10 se ve en el cuadro 2/7.

CUADRO 2/7 - Evolución de la fertilidad del suelo de un proyecto de ganado lechero en E. Ríos, Argentina, después de cinco años de PRV.

Ano

Ítem

 

1992

1997

Variación ºlo

MO

- ºlo

 

4,60

6,30

+38,3

N

total

- ºlo

0,193

0,305

+58,o

P

disponible - ppm

17,00

38,00

+124,7

P

total - ppm

670,00

Ca -

meq/1oog

19,40

16,00

-18,0

Mg- meq/1oog

0,50

3,30

+551,8

K- meq/1oog

0,42

1,15

:;171,2

CIC- meq/rnog

21,20

22,90

+7,8

pH

 

6,08

6,13

+o,8

FUENTE: LCPM y de Bargas, 1997.

Con10 se ve, e11 todos los análisis hay una reducción del illvel de calcio; en los análisis de Alegría y Entre Ríos, hay un aumento del nivel de magnesio. El ensayo de Escambray no contempló el magnesio. A partir de la teoda de Kervran de la transmutación de Jos elementos con baja energía , el hecho se explica por la transmutación, donde el Ca y el O dieron origen al Mg. Siendo el Mg un nutriente crítico en la nutrición

1

POR QUÉ EL PRV>

vegetal - es el centro del núcleo tetrapirrólico de la clorofila - su indispen- sabilidad es prioritaria en relación al Ca, y los niveles encontrados son el producto de uno de los muchos mecanismos de la naturaleza que todavía

no conocemos en detalle, "pero que existen".

Hubo un expresivo incremento de la fertilidad del suelo. Este es el

hecho, que contraría las teorías y las personalidades que las sostienen, como

dice Claude Bernard, pero es preciso quedarse con el hecho y abandonar la

teoría. Más, ¿cómo explicarlo?.

El camino es largo y dificil, porque las informaciones científicas que pueden explicarlo han sido cuidadosamente omitidas. El primer concepto quebrado fue el de la estructura energética del sistema productivo. La agronomía convencional parte del principio- equi- vocado - de que la producción agrícola es tu1 sistema cerrado y, por lo

tanto, cuando se extrae detcrn1inado clen1ento para la prod11cción de car-

ne, leche, lana, granos, fibras o cualquier otro producto, es necesario de- volverlo al suelo, para que se restituya la fertilidad 3 . Esto no es real. La

discusió11 sería extensa, pero me centraré en lo esencial.

a) No hay, en la naturaleza, siste1nas cerrados, porque existe la e11trada

permanente de energía solar, aire, lluvia y tan1bié11 la acción de los microorganis1nos y de las enzimas.