Sei sulla pagina 1di 3

Perrhijos y Gathijos: La era de las mascotas humanizadas

Ya los términos dicen mucho al ser una combinación de la palabra perro o


gato con “hijo”.

En nuestra actualidad podemos ver una serie de fenómenos y “avances”


en tantos niveles que apenas es posibles seguirles la pista. Y un área que
últimamente llama mucho la atención es el trato que se le dan a los
animales en la actualidad.

Los casos de maltrato animal se han hecho más evidentes, más públicos.
Pueden captarse desde un celular, un audio, lo que ayuda a difundirlos en
redes sociales y medios de comunicación con más facilidad. Los
activistas por los derechos de los animales y su cuidado han ido
surgiendo en mayor número y con mayor evidencia producto de aquello,
pidiendo mejores condiciones de vida para los animales pero no
solamente dirigidos hacia aquellos que eran el “blanco” de maltrato y
abusos para su consumo (vacas, cerdos y animales de granja en general)
y por los que solía promoverse el no consumo de carne, sino también
promoviéndose un mejor trato para las mascotas.

Personalmente creo que las diferencias se han acentuado. El estilo de


vida vegetariano fue visto como insuficiente y se apuntó al veganismo el
cual no admite la utilización ni consumo de cualquier tipo de producto o
servicio de origen animal. Debido a la promoción de derechos de
animales, investigaciones que acentúan sus características afectivas y
cognitivas, se suscitó un conocimiento más amplio de mascotas que
cambió la percepción que se tenía como un “animal de compañía” similar
a un objeto ornamental para llegar a la concepción actual de un animal
capaz de tener sentimientos, pensamientos y afecto igual o mayores que
un ser humano e incluso capaz de REEMPLAZAR a un ser humano.

CARACTERÍSTICAS DE UN PERRHIJO O GATHIJO

Junto con la llegada de tendencias como Childfree, el tener un “perrhijo”


o “gathijo” cae como anillo al dedo.

Un perrhijo o Gathijo es una mascota a la cual se le trata como si fuera un


humano, a la cual se le trata como un “miembro de la familia” pero a la
cual se la trata de “humanizar” llegando al extremo de tratar de que
“reemplace” el lugar de una persona.

¿Cómo saber si tenemos un perrhijo o gathijo?

Las características más comunes que hallé se resumen en las siguientes:

ROPA: Ropa para calor, frío, chaquetas, chalinas, chalecos, mamelucos,


gorras de sol y de frío, disfraces para carnaval, para navidad, para su
cumpleaños... incluso botitas y zapatos! Tengo un amigo que tiene un
guardarropa completo y más variado para su perrhijo que para sí mismo.
Incluso tiene chaquetitas rockeras que suele ponerle cuando lo lleva a
pasear con sus amigos. En casos extremos vi ropa diseñada
específicamente para la mascota con un diseñador y a medida. ¿Por eso
habrá crecido tanto el mercado de ropa para mascotas?
JUGUETES: Todo tipo de juguetes y para todos los usos: para cuando le
salgan los dientes, para que duerma, para que juegue en el parque, para
que juegue en casa. Yo le compro a Fígaro un juguete cada vez que
puedo, siempre de algún tipo de insecto o roedor. Tiene como veinte.

ACCESORIOS: Además de la correa y la cama puede tener un plato para


cenas especiales, otro para su sopa, casita de juegos, sombreros
graciosos, adaptador para la tina, etc.

ACCESO LIBRE: Las mascotas de antes, limitadas a una perrera y un


acceso parcial a la cocina ya no existen. Tu mascota puede tener acceso a
todas las áreas de la casa sin restricción.

ALIMENTACIÓN: Alimentación balanceada, cuidadosa y controlada.


Incluso se conocen los gustos específicos de la mascota y se la complace
en exceso. Conocí un caso de un perrito que encontraron los activistas
por animales pero que lo único que comía eran Pollos Copacabana.
Incluso la activista que lo cuidaba trató de reemplazar el pollo que le
daban por otro (ya que le salía muy caro comprar todo el tiempo Pollos
Copacabana) poniendo en un envase de ese restaurante otro pollo; el
perro no quiso. Me preguntaba quién habría acostumbrado al pobre
perrito a comer Pollos Copacabana todos los días.

COMPAÑÍA: Los dueños de Perrhijos y gathijos suelen calificarlos como


“parte de su familia” por lo cual le brindan un trato preferencial,
comprando entradas para buses, aviones y demás con tal de tener su
compañía.

ATENCIONES EXTRA: Además del veterinario pueden llevarlos a la


peluquería, manicurista y....psicólogo? Si señoras y señores, más de una
vez recibí consultas de personas que deseaban consultarme para la
atención de depresión, ansiedad y estrés en....su mascota.

PERRHIJO Y GATHIJO: ¿BUENO O MALO?

La psicología de la relación de los seres humanos y los animales es


amplia. En la infancia el tener una mascota es saludable. Nos enseña a
amar y a aprender del dolor de la pérdida cuando fallece. Nos enseña
sobre la muerte y la vida, el cuidado y al responsabilidad de una relación
de amor incondicional.

Lo positivo de los dueños de perrhijos o gathijos es que nos encontramos


con personas (en su mayoría) conscientes de los derechos y necesidades
de sus mascotas, que estan dispuestas a adaptar su estilo de vida,
brindar cariño y amor sin condiciones hacia un animal. Personas que
comprenden el lenguaje sin palabras de un ser vivo, su amor y su dolor.

Sin embargo todo extremo es malo y cuando el amor se convierte en


sobreprotección y en cuidados que en lugar de proteger tienden a dañar
al animal hablamos de otro tema. Me refiero a comprarle tantas cosas a
una mascota que prácticamente lo hacemos dependiente al ser humano
que lo “cuida”, darle tanta comida “deliciosa” pero inapropiada
provocamos obesidad o enfermedades.

En mi caso Fígaro (mi gato) es gathijo ya que le compro todo lo que


quiere y necesita (y más), tiene comida que le guste, tiene todos los
cuidados que puedo pagar, le hablo, compro juguetes, etc. Pero tiene sus
límites. Sé que no es una persona pero lo trato como lo que es: mi
compañía en silencio mientras pasa mi vida a su alrededor.

No olvidemos que un animal jamás podrá ser un ser humano pero no hay
nada de malo en ello. No queramos forzar a convertirse a un animal en lo
que no es quitándole la esencia de lo que es: un ser que ama de forma
pura e incondicional.