Sei sulla pagina 1di 21

INSTITUCIÓN EDUCATIVA

“JOSÉ MARIA ARGUEDAS 2027”

ALUMNA:
JESICA MAURICIO

GRADO:
5º “C”

DOCENTE:
WILLY ASTUDILLO

CURSO:
COMUNICACIÓN

- 2019-
El siguiente proyecto de física tiene como finalidad encontrar las fuerzas que

determinan la tierra, aquellas líneas magnéticas que se encuentran en nuestro

planeta tierra, para ello lo haremos de una manera sencilla, una representación o

en otras palabras una maqueta de como esto es verdad, de cómo vivimos en un

planeta donde los mismos recursos naturales yacen de un material magnético, como

lo son las rocas que contienen ciertas partes de imanes, y todo esto se descubrió

hace miles de años, ya hoy con las recientes investigaciones se ha perfeccionado y

hemos notado que todo esto lo tenemos en nuestro diario vivir y son de vital

importancia.

Para este proyecto se necesitó: Una bola de corcho, imanes de preferencia

neodimio ya que son los más potentes y limaduras de hierro, se recorta la bola a la

mitad y se introduce los o el imán para darle potencia necesaria a las limaduras de

hierro, se sella la bola y esparciremos las limaduras de hierro para así fijarnos que

nuestro planeta actúa como el imán ya que las limaduras se dirigen hacia el polo

norte y el polo sur por un material ferromagnético.


Las fuerzas características de los imanes se denominan fuerzas magnéticas. El

desarrollo de la física amplió el tipo de objetos que sufren y ejercen fuerzas

magnéticas. Las corrientes eléctricas y, en general, las cargas en movimiento se

comportan como imanes, es decir, producen campos magnéticos. Siendo las cargas

móviles las últimas en llegar al panorama del magnetismo han permitido, sin

embargo, explicar el comportamiento de los imanes, esos primeros objetos

magnéticos conocidos desde la antigüedad.

El término magnetismo tiene su origen en el nombre que en la época de los filósofos

griegos recibía una región del Asia Menor, entonces denominada Magnesia; en ella

abundaba una piedra negra o piedra imán capaz de atraer objetos de hierro y de

comunicarles por contacto un poder similar.

Los fenómenos magnéticos habían permanecido durante mucho tiempo en la

historia de la ciencia como independientes de los eléctricos. Pero el avance de la

electricidad por un lado y del magnetismo por otro, preparó la síntesis de ambas

partes de la física en una sola, el electromagnetismo, que reúne las relaciones

mutuas existentes entre los campos magnéticos y las corrientes eléctricas. James

Clark Maxwell fue el científico que cerró ese sistema de relaciones al elaborar su

teoría electromagnética.
I. ANTECEDENTES DEL PROBLEMA

Cuando hablamos de magnetismo, no debemos olvidar que nuestro planeta se

comporta como un gran imán. Esta observación fue realizada ya en 1600,

cuando el físico y filósofo británico William Gilbert señaló esta similitud. El

fenómeno magnético terrestre, no obstante, se usaba mucho tiempo atrás, con

el uso de las famosas brújulas en navegación.

Christian Oersted (1777-1851) al finalizar una clase práctica en la Universidad

de Copenhague, fue protagonista de un descubrimiento que lo haría famoso. Al

acercar una aguja imantada a un hilo de platino por el que circulaba corriente

advirtió, perplejo, que la aguja efectuaba una gran oscilación hasta situarse

inmediatamente perpendicular al hilo. Al invertir el sentido de la corriente, la

aguja invirtió también su orientación.

Este experimento, considerado por algún como fortuito y por otros como

intencionado, constituyó la primera demostración de la relación existente entre

la electricidad y el magnetismo. Aunque las cargas eléctricas en reposo carecen

de efectos magnéticos, las corrientes eléctricas, es decir, las cargas en

movimiento, crean campos magnéticos y se comportan, por lo tanto, como

imanes.
II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El proyecto del campo magnético terrestre busca dar respuesta a la siguiente

pregunta:

¿Cómo se hacen visibles las líneas de fuerza que contiene el

campo magnético terrestre y que dirección toman estas mismas

fuerzas relacionándolas con el campo existente en el planeta tierra?

2.1 OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

1. Acercar a los niños y niñas a las ciencias y el mundo científico de

manera motivadora, lúdica y creativa, fomentando el aprendizaje

autónomo.

2. Buscar respuestas o soluciones a problemas de tipo científico a partir

de preguntas planteadas e hipótesis de investigación.

3. Familiarizarse con el trabajo científico (observar, plantear ideas,

experimentar, sacar conclusiones…)

4. Conocer e identificar por medio de la experimentación con imanes.

5. Manipular y observar la actuación de los imanes con distintos tipos

de materia.

6. Describir y justificar de forma oral, escrita y gráfica el proceso llevado

a cabo y los resultados obtenidos.

7. Desarrollar el autoaprendizaje y la capacidad de aprender a

aprender.
2.1.1 OBJETIVO GENERAL

Analizar y fijar con determinación la fuerza que ejerce nuestro

planeta tierra actuando como un campo magnético en los polos

norte y sur, con el propósito de llevar a cabo el

proyecto fijándonos en cómo funciona respecto a las

líneas magnéticas.

2.1.2 OBJETIVO ESPECIFICO

 Examinar los materiales necesarios para la construcción del

proyecto.

 Observar como nuestra tierra actúa como un gran imán, y como

se dirige las líneas de atracción hacia los diferentes polos

opuestos.

2.2 HIPÓTESIS

De acuerdo con el planteamiento del problema, la hipótesis propuesta es:

El campo magnético del imán alojado en el interior de la bola de corcho

se hace visible sobre la superficie de la esfera con limaduras de hierro.

Dichas limaduras se orientan siguiendo las líneas de fuerza del

campo magnético que salen del polo norte del imán y entran por el polo

sur.
La Tierra genera un campo magnético que se llama campo magnético

terrestre. Dicho campo cambia con el tiempo. El polo norte magnético,

que no coincide con el polo norte geográfico, no es un punto fijo y se

desplaza unos 40 km al año.

III. IMPORTANCIA

La Tierra está mayormente protegida del viento solar, un flujo de partículas

energéticas cargadas que emana del Sol, por su campo magnético, que desvía

la mayor parte de las partículas cargadas. Estas partículas destruirían la capa

de ozono, que protege a la Tierra de dañinos rayos ultravioleta.

El cálculo de la pérdida de dióxido de carbono de la atmósfera de Marte —que

resultó en la captura de iones del viento solar— es consistente con la pérdida

casi total de su atmósfera consecuencia del apagado del campo magnético del

planeta.

La polaridad del campo magnético de la Tierra se registra en las rocas

sedimentarias. Las inversiones son detectables como bandas centradas en

las dorsales oceánicas en las que el lecho oceánico se expande, mientras que

la estabilidad de los polos geomagnéticos entre los diferentes sucesos de

inversión permite a los paleomagnetistas seguir la deriva de continentes.5 Las

inversiones también constituyen la base de la magnetoestratigrafía, un método

de datar rocas y sedimentos.


El campo también magnetiza la corteza; pudiéndose usar las anomalías para

detectar menas de minerales valiosos.

Los seres humanos han usado brújulas para orientarse desde el siglo XI a. C.,

y para la navegación desde el siglo XII.

IV. MARCO TEORICO

Ya hemos comentado cómo en los imanes se crea un Polo Norte y un Polo Sur.

También, en qué consiste el campo magnético: son unas líneas de fuerza

cerradas que van del Polo Norte al Sur del imán por fuera del mismo y en sentido

contrario en su interior.

Por eso, cuando ponemos en contacto el polo Norte de un imán con el Sur de

otro, a una distancia determinada, esas líneas exteriores del imán que conectan

los polos opuestos saltan de un imán a otro, buscando, siempre, la polaridad

opuesta. De ahí que veamos las virutas dispuestas en forma de puente.


En cambio, cuando ponemos en contacto el polo Norte de un imán con el Norte

del otro, las líneas de las que hablábamos anteriormente ya no tienden a saltar

de un imán a otro, de manera que ya no se crea el puente. El campo magnético

terrestre (también llamado campo geomagnético), es el campo magnético que

se extiende desde el núcleo interno de la Tierra hasta el límite en el que se

encuentra con el viento solar; una corriente de partículas energéticas que

emana del Sol. Su magnitud en la superficie de la Tierra varía de 25 a

65 µT (microteslas) o (0,25-0,65 G).

Se puede considerar en aproximación el campo creado por un dipolo

magnético inclinado un ángulo de 10 grados con respecto al eje de rotación

(como un imán de barra). Sin embargo, al contrario que el campo de un imán,

el campo de la Tierra cambia con el tiempo porque se genera por el movimiento

de aleaciones de hierro fundido en el núcleo externo de la Tierra (la geodinamo).

El polo norte magnético se desplaza, pero de una manera suficientemente lenta

como para que las brújulas sean útiles en la navegación. Al cabo de ciertos

periodos de duración aleatoria (con un promedio de duración de varios cientos

de miles de años), el campo magnético de la Tierra se invierte (el polo norte y

sur geomagnético permutan su posición). Estas inversiones dejan un registro

en las rocas que permiten a los paleomagnetistas calcular la deriva de

continentes en el pasado y los fondos oceánicos resultado de la tectónica de

placas.
V. MATERIAL Y MÉTODOS

Materiales a utilizar:

 Una bola de corcho blanco

 Un cutter

 Un imán

 Limaduras de hierro

 Una botella

 Una hoja de papel


VI. PROCEDIMIENTOS

Cortamos la bola de corcho blanco por la mitad con un cutter.

En el centro de la bola hacemos un pequeño agujero para colocar el imán.

Volvemos a unir las dos mitades de la bola de corcho y la colocamos sobre

la mesa de forma que los polos del imán queden en posición vertical pero

ligeramente inclinados respecto a la perpendicular de la superficie.

Por último, espolvoreamos limaduras de hierro sobre la bola de corcho.

Las limaduras de hierro formarán líneas sobre la superficie de la bola

semejando el campo magnético terrestre.


VII.EXPLICACIÓN

El campo magnético del imán alojado en el interior de la bola de corcho se hace

visible sobre la superficie de la esfera gracias a las limaduras de hierro. Dichas

limaduras, se orientan siguiendo las líneas de fuerza del campo magnético que

salen del polo norte del imán y entran por el polo sur. La tierra genera un campo

magnético que se llama “campo magnético terrestre”. Dicho campo cambia con

el tiempo. El polo norte magnético, que no coincide con el polo norte geográfico,

no es un punto fijo y se desplaza unos 40km al año.


CONCLUSIONES

Las fuerzas magnéticas son producidas por el movimiento de partículas cargadas,

como por ejemplo electrones, lo que indica la estrecha relación entre

la electricidad y el magnetismo. La fuerza magnética entre imanes y/o

electroimanes es un efecto residual de la fuerza magnética entre cargas en

movimiento.

Los imanes pueden atraerse o repelerse al hacer contacto con otros; Son los

extremos del imán y es donde está concentrado todo su poder de atracción. En la

zona neutral, la fuerza de atracción es prácticamente nula. Los polos magnéticos

son llamados polo norte y polo sur y todos los imanes tendrán 2 polos.

Los polos iguales se repelen y los diferentes se atraen.


BIBLIOGRAFÍA

 WIKIPEDIA:https://es.wikipedia.org/wiki/Campo_magn%C3%A9tico_terres

tre

 MANUEL DIAZ ESCALERA ( 2009): http://fq-

experimentos.blogspot.com.co/2013/03/257-campo-magnetico-

terrestre.html

 JIMENA FRANCISCO (

2013) http://web.educastur.princast.es/proyectos/jimena/pj_franciscga/ca

mpmagn.htm

 BLOGTHINKING ( 2014) http://blogthinkbig.com/experimentos-

magnetismo/

 ENDESA EDUCA

(2012) http://blog.endesaeduca.com/experimentos/experimento-imanes-

magnetismo/