Sei sulla pagina 1di 8

Torre de San Vicente:

Este ícono vicentino fue construido por Eugenio Grepiat y Luis Esterman,
obra finalizó el ingeniero Lucio Capelar en 1930. Esta grandiosa cimentación
destaca entre el majestuoso volcán de San Vicente, mejor conocido como
“Chichontepec” y la hermosa catedral frente al parque central. Tiene una
altura de 40 metros y consta de seis niveles con dos accesos que inician con
22 gradas respectivamente. La elevación se percibe con mayor intensidad a
lo largo de las 109 gradas en espiral que conducen hasta el campanario que
suena cada 15 minutos y cambia sus melodías cada dos horas. Acérquese
y descubra estas bellezas arquitectónicas que conforman los diversos
patrimonios nacionales de este rincón impresionante de San Vicente.
El volcán Chinchontepec:
Hace más de 1,500 años apareció una mujer bella que ninguno de los
indígenas la conocía, un día un joven la encontró en el volcán y vio que su
cuerpo se comenzó a brillar, se convirtió en lava, se derritió y se metió en
el volcán, en ese mismo día el volcán se hizo erupción, desde entonces ella
convirtió en una parte del volcán que le dio forma de una mujer acostada y
a la misma vez, convirtió en la madre de san Vicente, para cuidarlo como su
propio hijo, por esta razón, la gente inventaron uno de los platos típicos, que
se llama dulces de camote ya que su color es casi similar al de la lava y se
ponen sus trajes tradicionales, que tiene otro nombre llamado “pancha”, lo
cuál significa tranquilo, relajado o satisfecho.
Tradiciones del San Vicente:
Los eventos más grandes que celebra son: La Cuaresma, el tiempo de Semana
Santa,El Festival para el Buen Vivir San Vicente, Feria de los Santos, Fiestas
patronales de San Vicente, Las alboradas, y la fiesta tradicional del agua, la
semilla y la cosecha en Manabí.

El traje tradicional que ocupan para la celebración del septiembre tiene oro
nombre, llamado “Pancha” que significa tranquilo, relajado o satisfecho.
Eventos de San Vicente:
El grupo de música andina del Centro Escolar Marcelino Flamenco de
San Vicente. Canto, danza folclórica y contemporánea, y un concierto del
Sistema de Coros y Orquestas Juveniles de su cultura (región paracentral),
son otras de las actividades contempladas.
Asimismo, la Casa de la Cultura y la Convivencia de San Vicente ha preparado
globos de colores hechos por niños y jóvenes vicentinos que serán liberados
durante el festival, en el que también se realizará el programa presidencial
Gobernando con la Gente.
Otras Casas de la Cultura de la zona paracentral participarán —como en
cada festival— con exposiciones de artesanías y productos elaborados por
sus usuarios.
Sorbetes artesanales:
También, es importante saber que, para el lado de las bebidas, en estas
localidades se suelen preparar los llamados “sorbetes tradicionales”. Estos
se suelen preparar de frutas tropicales como; el mango, mora, piña, mamey,
naranja, higo entre otro. O bien, se puede preparar el de sabor a café, el cual
se hace incorporando algún tipo de chocolate con galleta, leche y ron con
pasas. Los cuales siempre puedes acompañar de algún dulce típico del país.
Dulce de camote:
Durante el festival el público tendrá la oportunidad de disfrutar una gran
variedad de delicias, entre ellas los reconocidos dulces típicos vicentinos,
entre los que destacan las tradicionales tortitas de camote, el masapán, las
conservas de leche y de distintas frutas de temporada.

La oferta gastronómica del evento también incluye el delicioso pan dulce


de la localidad. Semita “mieluda”, torta de tuza, alemana, María Luisa,
afrechín, semita de cordón y salpores de almidón estarán a disposición de
los turistas.
Panes de relleno:
Otra de las deliciosas comidas que se preparan en este lugar son los panes
rellenos. Estos suelen venir rellenos de distintos ingredientes como lo son;
el pollo, pepino, huevo duro, escabeche, berro, rábano y su respectiva salsa
de tomate.
Los panes rellenos salvadoreños sin duda son una delicia que disfrutamos
mucho. Se les conoce con ese nombre porque están rellenos de varios
ingredientes que les dan un sabor muy único.