Sei sulla pagina 1di 2

Diagnóstico de un conflicto y su solución

- Para solucionar positivamente un conflicto, es necesario hablar abiertamente del


mismo; si el conflicto se esconde no se puede solucionar y por el contrario
empeora cada vez más.

- Una vez reconocido el conflicto, es necesario diagnosticar sus causas y sus


efectos y buscar soluciones de mutuo beneficio.

- Esto no siempre es fácil, se requiere una dosis de buena voluntad.

Etapas de diagnóstico

- Definir quiénes son los involucrados en el conflicto.


- Definir en que consiste el conflicto y cuáles son sus causas.
- Saber cómo se desarrolla el conflicto.

Aspectos a tener en cuenta en cada etapa

Etapa 1. Definir quiénes son los involucrados en el conflicto (personas)

* Quiénes están directa o indirectamente involucrado.


* Qué poder tienen.
* De qué manera se comunican.
* Cómo les afecta el conflicto.
* Cómo perciben el conflicto.

Etapa 2. Definir cuáles son las causas del conflicto (Problema)

* Qué es lo que le preocupa a cada parte y qué propone para resolverlo.


* Cuáles son las necesidades e interese particulares que están en juego.
* Cómo se están sintiendo y qué sentimientos expresan.
* Qué intereses y necesidades comparten las partes.
* Qué intereses y necesidades deben tomarse en cuenta para que las partes
lleguen a un acuerdo.

Etapa 3. Saber cómo se desarrolla el conflicto (Proceso).

* Qué asunto empezó el conflicto.


* Qué efectos ha tenido en las personas y en el grupo.
* Describir cuáles otros problemas han surgido a partir del conflicto.
* Cómo se ha tratado el conflicto y qué nivel de división o discordia existe entre los
involucrados.
* Qué tipo de comunicación han utilizado durante el conflicto.
Etapa 4. Desarrollar actitudes y condiciones para resolver los conflictos.

* Cooperar.
* Escuchar, respetar y tolerar.
* Centrarse en el presente.
* Propiciar la participación de todos.
* Mantener el equilibrio personal.
* Controlar emociones desequilibrantes como la ira.

Etapa 5. Definir las reglas de juego para solucionar el conflicto.

* Concentrarse en las necesidades de cada parte y las compartidas por ambas.


* Concentrarse en los intereses y no en las posiciones.
* Desarrollar el poder constructivo: ser responsables de nuestro
propio comportamiento, no basar la relación únicamente en el conflicto, expresar
y clarificar nuestros sentimientos y emociones, aprender, reconocer y
perdonar nuestros errores y los de los demás y no centrarse en las acciones
negativas.

Etapa 6. Establecimiento de acciones y acuerdos.

* Una vez establecidos los criterios y condiciones para resolver el conflicto,


podemos buscar diferentes opciones para solucionarlo. Dentro de las posibles
opciones de solución escogemos aquella que mejor convenga a ambas partes y
con base en ella llegamos a acuerdos comunes.
* Es necesario construir opciones conjuntamente para desarrollar acuerdos y
alternativas factibles.