Sei sulla pagina 1di 4

1.

Presentación: Muchas gracias su señoría, por la Fiscalía comparece a esta


audiencia LOLY INES BAUTE LEAL, mayor de edad, ciudadana en ejercicio,
identificada con la Cédula de Ciudadanía N° 1.065.825.243 de Valledupar,
abogada titulada e inscrita, portadora de la Tarjeta Profesional N° 214.118
del Consejo Superior de la Judicatura, titular de la Fiscalía Tercera
Especializada de Valledupar, quien podrá ser notificada en el piso tercero
del Palacio de Justicia de esta ciudad.

2. Formulación de Imputación: Su señoría, en la presente diligencia, la


Fiscalía Tercera Especializada de Valledupar, procede a efectuar el acto de
comunicación que comporta la Formulación de Imputación a los siguientes
ciudadanos:

a) Individualización concreta del imputado: al señor PABLO EMIRO


SERNA CASTRO, identificado con la Cédula de Ciudadanía N°
12.576.895, de profesión albañil, estado civil soltero, nacido el día 25 de
Noviembre del año 1981 en la ciudad de Valledupar, padre del menor
LUIS FABIAN SERNA, y a su vez hijo de los difuntos PABLO EMIRO
SERNA RODRIGUEZ y de ANTONIA CASTRO ZULETA, actualmente se
desempleado, tiene 37 años de edad, y domiciliado en la Carrera 4 No.
21-63 de la ciudad de Valledupar.

Así mismo, procederemos a imputar cargos al señor JUAN FELIPE


CASTRO OÑATE, identificado con la Cédula de Ciudadanía N°
1.065.810.465, Nivel educativo Básica Primaria, estado civil unión libre
con la señora DOLORES MUÑOZ FERNANDEZ, nacido el día 30/12/1994
en la ciudad de Valledupar, hijo de EMILIANO CASTRO BAYONA y de
ANA SHIRLEY OÑATE FELIZOLA, actualmente se encuentra
desempleado, tiene 24 años de edad, domiciliado en la Calle 63 No. 44-
12 de la ciudad de Valledupar.

De igual manera, la víctima de los comportamientos a estos endilgados,


hoy occisa, era conocida como MARIA FERNANDA HINOJOSA
ESTUPIÑAN, quien se identificaba con la Cédula de Ciudadanía N°
1.065.912.301, de grado de estudio universitarios, estado civil soltera,
nacida el día 14/06/1997 en la ciudad de Valledupar, quien para la
ocurrencia de los hechos tenía 21 años de edad, con domicilio en la Calle
9 No. 10-28 de Valledupar.

b) Hechos jurídicamente relevantes: Una vez conocida la plena


identidad y todos aquellos datos que hacen posible la individualización
de cada uno de los indiciados, procederemos a dar a conocer a cada uno
de ellos los hechos jurídicamente relevantes a partir de los cuales esta
delegada ha estructurado una inferencia razonable de autoría a partir de
los elementos materiales probatorios, evidencia física e información
legalmente obtenida obrante en la carpeta, y de igual forma se pondrá
en su conocimiento la calificación jurídica provisional que la fiscalía le
otorga a la conducta a ellos endilgada.

Pues bien, tenemos que para el día 20 de Marzo del año en curso, la
señora MARIA FERNANDA HINOJOSA ESTUPIÑAN transitaba por el
parque del barrio Novalito de esta ciudad, a eso de las 8:00 AM, cuando
fue interceptada por dos sujetos a bordo de una motocicleta de marca
Yamaha, 150 C.C. de placa HYU563, quienes la despojaron de sus
pertenencias (Celular Marca Iphone Xs) avaluado aproximadamente en
DOS MILLONES NOVECIENTOS MIL PESOS ($2.900.000), cegándole la
vida de manera inmediata; acto que cometieron por encargo y precio.

A cuadra y media del lugar fueron capturados por una patrulla de la


policía del cuadrante del sector que escucho los disparos y presto
atención de manera inmediata, quienes les informaron sus derechos.

A los capturados se les incauto un arma de fuego 9 milímetros, la cual se


encuentra sin salvo conducto, una motocicleta marca Yamaha, 150 C.C.
de placa HYU563 y el equipo celular de propiedad de la occisa.

Todo lo anterior conforma el marco fáctico de la imputación.

En cuanto a la calificación jurídica de los hechos que le han sido


atribuidos a los procesados, debemos señalar que esta delegada, la
efectúa de la siguiente forma:

A los señores PABLO EMIRO SERNA CASTRO Y JUAN FELIPE


CASTRO OÑATE le son imputados en calidad de coautores materiales
de los delitos de HOMICIDIO AGRAVADO, consagrado en los artículos
103 y 104 numeral 4 del código penal colombiano, ibídem en razón de la
muerte de la víctima, lo cual lo hicieron por encargo y precio, este delito
tiene señalada en circunstancia de agravación una pena mínima de
cuatrocientos (400) meses y una máxima de seiscientos (600) meses.
También se les endilga el delito de PORTE ILEGAL DE ARMAS
AGRAVADO, consagrado en el artículo 365 numeral 1 y 2 del Código
Penal Colombiano, la pena para este injusto oscila entre los nueve (9)
meses y doce (12) años, así mismo se les imputa el delito de HURTO
CALIFICADO AGRAVADO, consagrado en el artículo 239, 240 numeral 1
y 241 numeral 10 del Código Penal Colombiano.
Tenemos que en el presente caso respecto de los delitos enunciados, se
presenta un concurso material o real de conductas punibles
heterogénea, lo que da lugar a que en el evento de que se emita una
sentencia condenatoria se apliquen las previsiones del artículo 31 del
Código Penal, debiendo seleccionarse la pena más alta y se aumente
hasta en otro tanto. En todo caso, es deber de la Fiscalía informarles
que la pena más alta será la imponible por el delito de homicidio
agravado, la cual si llegan a ser condenados, será aumentada hasta en
otro tanto, que de conformidad con los lineamientos de la Sala de
Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia no podrá ser mayor a la
suma aritmética de todas las penas imponibles.

Los anteriores delitos, le son imputados a los aún indiciados teniendo en


cuenta que cuenta la Fiscalía con los elementos materiales probatorios,
evidencia física e información legalmente obtenida, para deducir una
inferencia razonable de autoría o de participación respecto de estos.

Tenemos que en el presente caso respecto de los delitos enunciados, se


presenta un concurso material o real de conductas punibles
heterogéneo, lo que da lugar a que en el evento de que se emita una
sentencia condenatoria se apliquen las previsiones del artículo 31 del
Código Penal, debiendo seleccionarse la pena más alta y se aumente
hasta en otro tanto. En todo caso, es deber de la Fiscalía informarles
que la pena más alta será la imponible por el delito de Secuestro Simple
Agravado, la cual si llegan a ser condenados, será aumentada hasta en
otro tanto, que de conformidad con los lineamientos de la Sala de
Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia no podrá ser mayor a la
suma aritmética de todas las penas imponibles.

Atendiendo a lo anterior, la Fiscalía les indica a los indiciados que tienen


derecho a tener un juicio oral, público y contradictorio, en el cual
presenten sus pruebas y argumentos defensivos y a que un juez de
conocimiento discierna acerca de su responsabilidad penal. Cabe
resaltar, que ese derecho es renunciable, y que por dicha razón esta
delegada le ofrece la posibilidad de que usted se allane a los cargos o
los acepte, y que cambio usted obtendrá una disminución de hasta una
cuarta parte de la mitad de la pena a imponer, en vista de que ustedes
fueron capturados en flagrancia y dicha circunstancia fue reconocida en
la audiencia de legalización de captura por el juez de control de
garantías que dirigió esa actuación, por lo que debe aplicarse lo previsto
en el parágrafo del artículo 301 de la Ley 906 de 2004, disposición que
reza lo siguiente: “La persona que incurra en las causales anteriores sólo
tendrá ¼ del beneficio de que trata el artículo 351 de la Ley 906 de
2004.”.

De igual manera, y atendiendo a lo expuesto por la Sala de Decisión


Penal del Tribunal Superior de Bogotá en Sentencia del Tribunal Superior
de Bogotá del 19 de septiembre de 2017 en proceso bajo el radicado
110016000023201408485-02 y ponencia del Magistrado Jesús Ángel
Bobadilla Moreno, debo indicarle que como el delito de Hurto calificado
Agravado puede tramitarse bajo la senda del procedimiento abreviado
consagrado en la Ley 1826 de 2017, debe aplicarse por favorabilidad lo
indicado en el parágrafo del artículo 539 de la Ley 906 de 2004 y
concedérsele la rebaja de hasta la mitad de la pena a imponer respecto
del delito de Hurto calificado Agravado.

También les comunica la Fiscalía, que de ser condenados por estos


delitos, no podrán obtener ni la suspensión condicional de la ejecución
de la pena, ni la prisión domiciliaria, en razón del monto de la pena a
imponer y a las prohibiciones contempladas en el inciso segundo del
artículo 68A del Código Penal. De igual forma, podrán allanarse
parcialmente a los cargos, es decir pueden aceptar uno o unos de delitos
imputados y someterse a un juzgamiento ordinario respecto de los otros.

La Fiscalía les comunica a los indiciados que a partir de este momento se


encuentran vinculados al proceso, que se interrumpe el término de
prescripción de la acción penal, que adquieren la calidad de imputados y
que no podrán enajenar bienes sujetos a registro durante los seis (6)
meses subsiguientes a la terminación de la presente audiencia.

En esos términos, la Fiscalía Tercera Especializada de Valledupar luego


de individualizar concretamente a los imputados, de exponerle los
hechos por los cuales han tenido que comparecer ante este despacho y
de señalarle los delitos que se les endilgan, requisitos de validez del acto
de comunicación, sienta en dichos términos la formulación de imputación
y le solicita que se sirva dar traslado a los imputados a fin de determinar
si se allanan a los cargos o si por el contrario se someten al rigor de un
juicio oral.

Muchas gracias su señoría, de esta manera clausura la Fiscalía su


intervención.

LOLY INES BAUTE LEAL


C.C. 1.065.825.243