Sei sulla pagina 1di 4

Aldo Ogando, Alybet Rivas, Lorena, Sofía Gonzales

Prof. Dante paz

Biblia 3B sec.

Homilética Marcos 1:15

1. Propósito: Mostrar como entrar al Reino de Dios

2. Título: ¡Destino! El Reino de Dios

3. Introducción: En Marcos 1:15 Jesús empieza su ministerio diciendo esto: “El Reino de Dios

ha llegado, arrepentíos y creed en el evangelio” Jesús nos está incitando a viajar. Al viajar

consideramos muchas cosas importantes, como el destino, tiempo que vamos a durar o los

requisitos que necesitamos. En este caso el destino el Reino de Dios, el mejor reino de todos.

En este reino no durarás una semana, o un año, sino toda la eternidad. Y los requisitos no son

ni pasaporte, ni visa, ni siquiera dinero, solo se necesita arrepentirse y creer en las buenas

nuevas. ¡Qué oferta tan maravillosa! No dudes en avisarme si llegas a encontrar una mejor.

No desaproveches esta oportunidad.

4. Desarrollo:

1.¿Cuando llegará el Reino de Dios?

Este pasaje de Marcos 1:15a nos enseña que a) El tiempo se ha cumplido, lo que significa que

ya es la hora, llegó el momento para que el Reino esté aquí. Ya ha llegado de entrar al paraíso,

a la nueva tierra. Cuando Marcos dice que llegó el tiempo, significa que ya es hora de abrir las

puertas del Reino al mundo. Las promesas de Dios dadas a Abraham, Isaac y al pueblo se
cumplieron. Génesis 3:15, 22:18 Gálatas 3:16 La llegada del Reino implica la llegada del

mesías. Dios nos promete, a través de lo padres y profetas, que vendría un descendiente de

Abraham, de Jacob e Isaac, el cual Pablo señala como el mesías y él salvador, cumpliendo así,

que con la llegada del mesías llega el Reino. Así mismo, cuando Jesús nació, nuestros tiempos

se separaron en antes y después de Cristo. b) El Reino se acercó, lo que quiere decir que Dios

trae el Reino, su gobierno/estado hacía nosotros con el mesías. Marcos 1: 9-11 Jesús es

bautizado, Dios dice “Este es mi hijo amado” demostrando así que su Reino se acerca a los

hombres, a través de su hijo. Además El grafito de Alexámenos (conocido también como

grafito del Palatino) es un grafiti encontrado en un muro en el monte Palatino, en Roma.

La imagen representa a un hombre crucificado con cabeza de burro. A la izquierda hay otro

hombre que levanta una mano. Bajo la cruz hay una leyenda escrita en griego. Se sugiere que

el significado pretendido de la frase se traduciría como «Alexámenos adorando a su dios». Lo

cual, obviamente es una burla, pero demuestra que Jesús realmente existió y si fue crucificado.

2.¿Qué necesitas para entrar al Reino de Dios?

El pasaje de Marcos 1:15b nos enseña que debemos a)Arrepentirnos, lo que quiere decir es

que para entrar al Reino de Dios debemos humillarnos ,reconocer y cambiar de opinión con

respecto a nuestro pecado. Y nuestro cambio de voluntad y sentimientos acerca del pecado es

uno de los factores para entrar al paraíso del cielo. Mateo 3:2 Aquí se sigue mencionando lo

importante que es arrepentirnos y cambiar nuestra vida de pecado para entrar al Reino.

Anthony flew (1923-2010) importante filósofo y defensor del ateísmo, el criticó la idea de la

vida después de la muerte y considero sin sentido el concepto de Dios. Pero años después,

2004, él lanza su libro “There's a God:How the world's most notorious atheist changed his

mind” y aseguró creer en Dios. A los 81 años él dijo que “Tuvo que rendirse a la fuerte
evidencia de los hechos” Un ejemplo de arrepentirse y cambiar es la historia de Zaqueo. Él era

un judío, pero que trabajaba para los romanos(cobraba impuestos) era muy odiado y hacía

muchas cosas malas. Pero conoció a Jesús, se echó atrás en su vida de pecado y enmendó sus

errores. En consecuencia él fue salvo. b) Creer. En la segunda parte del versículo, Marcos

asegura que no solo hay que arrepentirse sino también creer en las buenas nuevas. Confiar en

que él evangelio es verdad es otro factor para entrar al Reino. Juan 3:14-16 Este versículo, muy

conocido, nos cuenta que necesitamos, podemos y debemos creer para ser salvos. Un ejemplo

es Gunter Bechly, científico alemán famoso y antes ateo dijo “No me he convertido en

cristiano negando a la ciencia, sino creyendo en ella” Un ejemplo de que hay que creer para

ser salvos es cuando el pueblo de Israel era atacado por serpientes en el desierto.Los israelitas

debían creer, además de abandonar el orgullo, para mirar la serpiente de bronce y curarse.

5) Conclusión: En fin, adultos, hombres y mujeres, arrepiéntanse y tengan confianza en el

evangelio. No teman en tener fé en él lan de Dios, porque este es perfecto. Dejen esos pecados

que solo causan daños, dejen la mentira, dejen el adulterio y los vicios. No les aseguro que sea

fácil, porque no lo será, pero hacer estas cosas les dará el mayor privilegio, la entrada al cielo.

Jóvenes , chicos y chicas que están en la flor de la vida. Acepten la invitación del Reino,.

Recuerden que la vida no es eterna, no desperdicien su tiempo.Hacer esto implicará dejar

muchas cosas atrás. Tal vez amigos o quizás familia, pero todo esto para un bien mayor, el

Reino de Dios. Arrepiéntanse y crean, amigos, no desistan aquí en la tierra y el Reino de Dios

estará esperándolos.

Manualidad: Un reloj de foami, indicando que el tiempo se ha cumplido. El reloj va a tener

una especie de trasfondo en forma de corona, indicando que el reino y el rey ya están aquí. Los

niós deben pegar las piesas del reloj, decorarlo y escribir la cita de Marcos 1:15.
Obra: Una narradora (Alybet) cuenta los hechos mientras los personajes actuan. Trama: Un

joven ladrón (Aldo) va paseando por la calle y de repente se encuentra con una señora (Sofía)

que tiene un bolso muy grande. El joven le roba el bolso a la señora y ella huye despavorida.

Mientras el muchacho regresa intranquilo a su casa se le aparece una joven con una Biblia

(Lorena) la cual le predica del Reino de Dios y cómo entrar en el. Conmovido el joven se

arrepiente y decide enmendar su vida de pecado, empezando por devolver el bolso. Se despide

de la joven y mientras va por la calle se encuentra otra vez con la señora, la cual lo mira con

terror, él le devuelve el bolso y también le habla a ella del Reino. La narradora hace una breve

conclusión. Fin de la obra.