Sei sulla pagina 1di 7

Argelia Laya, líder luchadora por la igualdad y los derechos de

las mujeres

El 10 de julio de 1926 nació en la hacienda de cacao Las Mercedes, ubicada en la población


de San José de Río Chico, estado Miranda, la educadora, madre, concejala, diputada y
luchadora social Argelia Laya, quien dejaría para la historia venezolana un ejemplo de lucha
por la igualdad, la justicia social y los derechos de las mujeres.

Fue promotora de debates y reivindicaciones como el ejercicio del voto femenino en 1947, la
aprobación de la Reforma del Código Civil en 1982, la Ley Aprobatoria para la Eliminación de
todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, el reposo pre y post natal, los derechos
de las madres y los niños adoptivos, la no discriminación en las ofertas de empleo, el derecho
al aborto y un incalculable aporte a diversos movimientos y comisiones de mujeres, nacionales
e internacionales.

Como la tercera hija de los barloventeños Rosario López, militante de la Agrupación Cultural
Femenina, y el coronel Pedro María Laya, partícipe de varios alzamientos contra Cipriano
Castro y el dictador Juan Vicente Gómez; Argelia creció junto a sus tres hermanos recibiendo
enseñanzas de sus padres acerca del orgullo afrodescendiente y la necesidad de igualdad en
la sociedad.

Después de la muerte de su padre en 1936, conoce de cerca la pobreza material y, con gran
esfuerzo junto a su familia, comienza sus estudios para maestra logrando el título con solo 19
años, al tiempo que mostraba sus tempranos dotes de líder en la Unión de Muchachas de
Santa Rosalía y el Centro de Estudiantes de la Escuela Normal de Caracas, así como en la
Dirección del Periódico de la misma institución y como vocera de la junta de vecinos de la
urbanización "Pedro Camejo".

Tras el golpe de Estado al presidente Medina Angarita, es enviada a La Guaira para una
campaña de alfabetización, lugar en el que comienza su activismo político como parte de la
Federación Venezolana de Maestros, el Colegio de Profesores de Venezuela, la Unión
Nacional de Mujeres y la Legión de Mujeres Nacionalistas, todo ello en medio de la dictadura
de Marcos Pérez Jiménez, y como parte del entonces partido adverso al gobierno, Acción
Democrática, del que años después se retiraría por considerar que dicha organización había
traicionado sus principios y engañado al pueblo.

Más tarde participa en la lucha clandestina del Partido Comunista y, al retirarse de este, funda
junto a otros exdirectivos de la organización roja, el Movimiento al Socialismo (MAS), en el
que, desde la Secretaria Femenina, se convirtió en una de las luchadoras por los derechos de
las mujeres más importantes del país, que se manifestó siempre, con la palabra y la acción, en
contra de los maltratos, las injusticias y las discriminaciones sufridas por la mujer y los
sectores excluídos, como los campesinos y los afrodescendientes.

Muere el 27 de noviembre de 1997, a los 71 años de edad. Hoy distintos programas, planes y
movimientos llevan su nombre "Argelia Laya", entre ellos la Universidad Politénica Territorial
de Barlovento y el Plan de Formación Feminista de la Escuela de Formación Socialista para la
Igualdad de Género "Ana María Campos". Todos ellos dirigidos a exaltar su lucha por la
igualdad y la reivindicación de las mujeres venezolanas. Las banderas de Argelia se
mantienen enarboladas.
RESEÑA HISTÓRICA

En los años 70, se conformó un movimiento de Barloventeñas y Barloventeños que lucharon


por la creación de un Instituto de Educación Universitaria para nuestra región de Barlovento.
Entre ellos se encontraron el profesor Aristóbulo Istúriz, la profesora Antonia Muñoz, el
profesor (fundador) Bartolomé García y nuestra legendaria luchadora, de quien lleva su
epónimo nuestra casa de estudio, Argelia Laya, quienes junto al Frente de Estudiantes de
Educación Media de entonces y otros sectores de nuestra comunidad desarrollaron la larga y
perseverante lucha por este objetivo.

Así nace el Instituto Universitario de Barlovento (I.U.B), mediante Decreto Presidencial N°


1.504, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 34.675, de fecha 14 de
marzo de 1991, con sede en la ciudad de Higuerote, Municipio Almirante Luis Brión del
Estado Miranda. Desde su fundación tuvo como sede el edificio IUB, estructura de tres
niveles, con suficientes espacios para aulas de clases y funcionamiento académico-
administrativo, además de las áreas de servicios estudiantiles como biblioteca, bienestar
estudiantil, canchas deportivas, proveeduría, cafetín, área de mantenimiento, estacionamiento
y áreas verdes.

El IUB inició sus actividades académicas con una matrícula de doscientos noventa (290)
estudiantes, diecisiete (17) docentes, dos (02) administrativos y dos (02) obreros, con lo que
emprendió la formación de Técnicos Superiores Universitarios (TSU) en carreras cortas de
tres años de duración en áreas de servicios tales como: Administración de Empresas,
Mercadeo Agrícola, Turismo y Hotelería, áreas que respondían para ese entonces a las
actividades conducidas fundamentalmente por el sector privado, protegido y subsidiado por el
Estado, quien administraba y redistribuía los ingresos provenientes de la explotación del
petróleo, el cual seguía siendo la fuente fundamental de los ingresos del país (Castellanos,
2002).

De Instituto Universitario de Barlovento a Universidad Politécnica Territorial “Argelia


Laya”.
Años después en el marco de la Misión “Alma Mater”, para la transformación de los Institutos y
Colegios Universitarios, en Universidades Politécnicas Territoriales (UPT), el IUB pasa a ser la
Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya” (UPTBAL), creada mediante
Decreto Presidencial N° 7.568 publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela N°
5987, de fecha 16 de julio de 2010, con sede en la ciudad de Higuerote, Municipio Brión, del
Estado Bolivariano de Miranda, y cuya actuación en el proceso de transformación de la
educación universitaria venezolana estará regida por el siguiente encargo social:
“La Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya”, tiene como encargo social
contribuir activamente al desarrollo endógeno integral y sustentable en su territorio de
influencia, con la participación activa y permanente del Poder Popular, abarcando múltiples
campos de estudio, bajo enfoques inter y transdisciplinarios, para abordar los problemas y
retos de su contexto territorial, de acuerdo con las necesidades del pueblo, a partir de las
realidades geohistóricas, culturales, sociales y productivas, ayudando a conformar una nueva
geopolítica nacional cónsona con la sociedad socialista en construcción” (MPPEU, 2010).

En consecuencia, el aporte a este proceso de cambio que le corresponde a la UPTBAL, se


sustenta en el impulso al potencial integral productivo y endógeno realmente ejecutado en su
territorio de influencia, por lo que a través de sus funciones sustantivas, debe promover el
acompañamiento científico-técnico a las comunidades y los vínculos con los gobiernos locales
en la planificación del desarrollo local sostenible mediante el desarrollo de instancias para la
generación del conocimiento analítico, reflexivo e interdisciplinario, que permita formular y
ejecutar proyectos de carácter institucional a partir de las necesidades socioculturales,
sociopolíticas, económico-productivos y socioambientales de las comunidades barloventeñas.

Estudiantes, profesores, trabajadores y diversas organizaciones de la Afrovenezolanidad que


hacen vida en la región de Barlovento, decidieron por unanimidad el Epónimo de esta casa de
estudios “Argelia Laya” en honor a la insigne mujer luchadora y revolucionaria, merecedora de
reconocimientos, recordatorios y evocación permanente, digna de los que luchan toda la vida.

De igual forma en el marco de la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo


Socioproductivo de la Patria, que establece en su Artículo 38 las Zonas del Conocimiento
Productivo y a través de la Vicepresidencia de Planificación y Conocimiento se asume a
Barlovento como región productiva, para lo cual se requiere la participación activa y
protagónica de nuestra Universidad Politécnica Territorial de Barlovento, en el desarrollo de
las zonas del conocimiento productivo para Barlovento con miras a estructurar la formación
pertinente del talento humano a partir de la generación de un conocimiento científico, técnico y
humanístico pertinente y en correspondencia con las necesidades, potencialidades y limitantes
de su territorio de influencia, para la construcción del Plan de Desarrollo Integral.

Alma mater de la upetbal

Es la expresión que retumba en nuestros corazones y brota solita a


nuestras sonrisas. Es la alegría que nos embarga a todos quienes nacieron,
o hacemos vida en Barlovento, por la creación de la Universidad
Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya” (UPTBAL), la
nueva alma mater de la antiguamente olvidada, invisibilizada y por ende
marginada subregión mirandina, ahora reivindicada por la Revolución
Bolivariana, aunque muchos insistan en desconocer los avances
indicativos de que también Barlovento cambió para siempre...
Como sabemos la UPTBAL surge a consecuencia de las transformaciones
planteadas para la educación universitaria venezolana en el marco de la
Misión Alma Mater, las que conducen, entre otras acciones, a que los
Institutos y Colegios Universitarios desaparezcan progresivamente
dando lugar a la construcción de las nuevas Universidades Politécnicas
Territoriales (UPT), más arraigadas a lo local y por ende contextualizadas
con las problemáticas de las comunidades.

Asumidas bajo esta concepción, las UPT surgen del encargo social del
pueblo para contribuir en la solución de los problemas del pueblo, pero
con la absoluta participación del pueblo, por ello es que las líneas
generales de acción institucional de la UPTBAL están dictadas por las
comunidades organizadas en consejos comunales, estudiantes y
trabajadores consultados, durante los meses de marzo y junio 2010,
período en el cual más de 1.200 voceros y voceras del Poder Popular
aportaron sus ideas para la construcción de la universidad necesaria, la
universidad socialista.

Y es que no podía ser de otra manera para hacer honor, y ser meritorios,
del epónimo que identifica a nuestra universidad desde el 16 de julio de
2010: Argelia Laya, la barloventeña ilustre, la guerrillera, la educadora, la
comunicadora, la revolucionaria, la luchadora por los derechos de las
mujeres del mundo, con énfasis en las y los afrodescendientes, para
erradicar la discriminación de género y raza, que aún pervive pese a ser
un expreso prohibitivo de nuestra Carta Magna.

El ejemplo de vida y obra de Argelia Laya debe inspirarnos a los


universitarios y las universitarias de Barlovento en la construcción de la
Patria Nueva, en la construcción de la nueva sociedad mediante la
formación de la mujer y el hombre nuevos que esta demanda.

Que no se convierta el epónimo en mero homenaje al nombre del


personaje ilustre que fue Argelia Laya. Debe servirnos para hacer vivas
sus ideas, estudiar su pensamiento y filosofía de vida para luchar en pos
de sus ideales y tomarlos como guía para la acción transformadora,
consciente, consecuente y coherente con las necesidades de la región y del
país. Es necesario entonces construir los valores institucionales a partir
del ejemplo de Argelia; asumir la lucha incluyente y antisegregacionista
desde la visión de Argelia; fortalecer los derechos a la educación desde
la convicción de Argelia; asumir la actividad universitaria desde
la praxis de Argelia…

Sólo así daremos vida y significado real al digno nombre de nuestra


Universidad. Sólo así haremos que ella viva por siempre y para siempre
entre la comunidad universitaria, que es toda la comunidad barloventeña;
sólo así diremos ante cada nuevo amanecer: ¡Bienvenida Argelia Laya…!

La Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya” debe


tener un nuevo código, desarrollar un nuevo estilo de hacer universidad,
esto es: una nueva manera de formar al talento humano que se requiere
para el desarrollo local, regional y nacional, con valores fortalecidos para
el ejercicio profesional responsable, solidario y comprometido consigo
mismo y con su comunidad; una nueva forma de generar conocimiento
para la libertad, para la seguridad, la independencia y la soberanía de la
Patria; una nueva, mejor y más profunda manera de vincularse con las
comunidades, con sus creencias, sus costumbres, su cultura y sus saberes,
valorados en su justa dimensión y sin subestimar su importancia.

En la naciente Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia


Laya” debemos luchar por fijar la impronta de lo hecho en Socialismo,
procurando diferenciarnos lo más posible de las universidades
tradicionales y de la ultra derecha, con su mal entendida autonomía y
libertad de cátedra, para hacer lo que les viene en gana a favor de intereses
individualistas, gruperos y mezquinos.

Indispensable es reiterar en el día a día que la Universidad Politécnica


Territorial de Barlovento “Argelia Laya”, surge por la necesidad de
superar los viejos modelos educativos y construir en colectivo uno nuevo,
en el cual nadie es experto y en el que todos juntos: comunidad,
estudiantes, trabajadores y autoridades, reconocemos que somos
aprendices. Sólo asumiéndonos con su humildad, estaremos diciéndole
de corazón: ¡Bienvenida Argelia Laya…!
CARACTERISTICAS DE LOS PNF

1.La Formación Humanista como aspecto vital para la formación integral del estudiante, sustentada
en la intervinculación de contenidos y experiencias dirigidas al ejercicio de la ciudadanía
democrática, la solidaridad, la construcción colectiva y la acción profesional transformadora con
responsabilidad ética y perspectiva sustentable.
2.La vinculación con las comunidades y el ejercicio profesional a lo largo de todo el trayecto
formativo; el abordaje de la complejidad de los problemas en contextos reales con la participación
de actrices y actores diversos; la consideración de la multidimensionalidad de los temas y
problemas de estudio; así como el trabajo en equipos interdisciplinarios y el desarrollo de visiones
de conjunto, actualizadas y orgánicas de los campos de estudio, en perspectiva histórica,
apoyadas en soportes epistemológicos coherentes y críticamente fundados.
3. La conformación de los ambientes educativos como espacios comunicacionales abiertos,
caracterizados por la libre expresión y el debate de las ideas, el respeto y la valoración de la
diversidad, la multiplicidad de fuentes de información, la integración de todas y todos los
participantes en la producción del conocimiento y la reivindicación de la reflexión como elementos
indispensables para la formación, asociados a ambientes de formación y prácticas educativas
ligados a las necesidades y características de las distintas localidades que propicien el vínculo con
la vida social y productiva.
4. La participación activa y comprometida de los estudiantes en los procesos de creación
intelectual y vinculación social, relacionados con investigaciones e innovaciones educativas
vinculadas con el perfil de desempeño profesional y conducentes a la solución de los problemas
del entorno, en consideración de sus dimensiones, éticas, políticas, culturales, sociales,
económicas, técnicas y científicas, garantizando la independencia cognoscitiva y la creatividad de
los estudiantes.
5. Modalidades curriculares flexibles, adaptadas a las distintas necesidades educativas, a las
diferentes disponibilidades de tiempo para el estudio, a los recursos disponibles, a las
características de cada municipio y al empleo de métodos de enseñanza que activen los modos de
actuación del futuro profesional.
6. El empleo de sistemas de evaluación pertinentes que permitan el control de la calidad del
proceso y del impacto social.
7. La promoción y el reconocimiento de experiencias formativas en distintos ámbitos.

Programa Nacional de Formación en Administración


(PNFA)

El Programa Nacional de Formación en Administración, plantea la formación articulada con la


realidad a través de la formación en comunidades de aprendizaje y de conocimiento,
reconociendo los diferentes problemas y retos políticos, sociales, culturales, éticos,
económicos y ambientales; disminuyendo la tensión entre la teoría y la práctica administrativa.
Este Programa constituye un conjunto de actividades académicas, formativas, de creación
intelectual y de vinculación social, conducente a la certificación de capacidades profesionales
(Certificado de Asistente Administrativo) y al otorgamiento de títulos de Técnico Superior
Universitario y de Licenciado en Administración.

TSU. En Administración
El Técnico o Técnica Superior Universitario en Administración participa activamente en la
transformación de su entorno laboral-socio comunitario, a través de la supervisión y
conducción técnica de los procesos administrativos, formulando propuestas y contribuyendo a
la puesta en práctica de acciones administrativas, aplicando técnicas y procedimientos de
acuerdo al marco legal correspondiente, contemplados en los postulados sociopolíticos de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Plan Nacional de Desarrollo.

Licenciada o Licenciado en Administración

Es un profesional integral capaz de abordar situaciones socioeconómicas con actitud


emprendedora para planificar, diseñar, innovar, desarrollar, transformar, ejecutar, dirigir,
controlar y evaluar sistemas administrativos en diferentes tipos de organizaciones que le
permita integrarse con conciencia crítica y participativa al desarrollo del país, contribuyendo al
bienestar social en sus diferentes contextos y ámbitos de acción, de acuerdo a las exigencias
sociales, ambientales y a las nuevas tendencias tecnológicas.

Cuadro 1 Programa Nacional de Formación en


Administración

Institución Ciudad/ Duración Turno Títulos y


Núcleo Certificaciones que
Trayecto/ Trim.
se Otorga
Año

Universidad I 3 D/N Certificado de


Politécnica Asistente
Territorial Administrativo
de Barlovento
“Argelia Laya” Higuerote
II 6 TSU. En
Código de Cupira
Administración
OPSU: 14342
III 9

IV 12 Licenciado en
Administración