Sei sulla pagina 1di 3

LOS JÓVENES Y EL ÁMBITO LABORAL

Se podría indicar, que el problema en la inserción laboral se dirige al sistema socioeconómico para poder
obtener más puestos de trabajo. En la etapa de Industrialización, el trabajo fue el fundamento y condición
del progreso, que atraía al hombre a la búsqueda y construcción de una autonomía laboral y social. En
momentos de crisis, las personas se encuentran en una contradicción: por un lado, la profunda prevaricación
y por el otro el trabajo como ámbito personal. Los jóvenes son vistos como objetos discriminados frente a
grupos del mercado, o también, en un proceso de culpabilización, mientras se hace hincapié en la falta de
adecuación de la oferta en la demanda laboral. A continuación, se podría decir que el empleo juvenil es un
Objetivo de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, se trata de darle un trabajo digno y productivo a
los jóvenes y reducir la tasa de desempleo juvenil. El trabajo de los jóvenes es algo que afecta a toda la
sociedad, no basta que les diga a los jóvenes que cuiden su subsistencia (hacer emprendimientos), ya que
hay que ayudarlos a conseguir los medios para llevarlos a cabo. La socialización laboral de la juventud, este
era un proceso de integración tanto grupal como personal al mundo del trabajo, este proceso está
condicionado por la cultura laboral y por las prácticas laborales.
Página 1
Sin embargo, se podría decir que los jóvenes se plantean frente al papel de la actividad laboral su fuente de
identidad y reconocimiento social, y su situación a nivel cuantitativo y cualitativo en el mercado de trabajo.
Discriminación laboral
En primer lugar, podría afirmar que al ingresar al mercado laboral supone diversos derechos y obligaciones.
Muchas veces por desconocerlos, los jóvenes aceptan trabajar en la informalidad bajo condiciones que los
perjudican. Ellos tienen derecho a partir de los 18 años a una jornada laboral de 8 horas diarias hasta 48
horas semanales, a un sueldo y a un aguinaldo. A una cobertura social, a tener aportes jubilatorios y
vacaciones pagas. Además de cursos de capacitación y representación sindical. La edad mínima para trabajar
es de 16años. Queda prohibido el empleo de un trabajador de menor de 16 años. Los jóvenes de 14 a 16
años pueden ser empleados solamente en empresas que son operadas por sus padres o representantes. Las
horas de trabajo no pueden exceder de 3 horas por día y 15 horas por semana. Los jóvenes de 16 a 18 años
se pueden emplear con el consentimiento de sus padres. Los menores de edad tienen derecho al mismo
salario que un adulto por un trabajo similar y jornada de trabajo equivalente. Las horas de trabajo para los
empleados entre 16 a 18 años no podrán ser más de 6 horas diarias. Actualmente algunos jóvenes
encuentran trabajo sin tener los derechos laborales suficientes, es decir no tienen prestaciones de ley,
trabajan más de 8 horas, tienen un salario bajo y además no tiene seguridad social. En Argentina la
discriminación laboral siempre estuvo relacionada con el tema del género la edad y la cuestión de
nacionalidad marca una gran diferencia no sólo en el momento de conseguir un puesto laboral sino también
en los cargos a ocupar. A la hora de la contratación dejan fuera del trabajo a personas menores de 30años y
mayores de 50 años.
Diferenciar los tipos de trabajo vigentes Como ya mencionamos anteriormente el trabajo es la acción que
hace una persona con el fin de recibir ingresos y por ende satisfacer sus necesidades básicas, aunque muchas
veces esto no se concreta. El trabajo puede ser clasificado tomando distintos criterios. Según las habilidades
que prevalezcan se pueden identificar los siguientes trabajos: Trabajo no calificado: es el trabajo que puede
ser desarrollado por cualquier persona, siempre que se encuentre sana, sin la necesidad de haber tenido
una preparación o haber pasado por un proceso de aprendizaje. En suma, a lo dicho con anterioridad
tenemos algunos ejemplos que nos ayudará a entender más el concepto; Tenemos el trabajo de un cantante,
muchos nacen con una voz particular que les permite hacerlo sin tener que estudiar anteriormente para
obtenerla. También el vendedor de una tienda y el despachador de un almacén se consideran parte de este
trabajo no calificado. Trabajo poco calificado: en contraposición a lo indicado previamente, en este caso el
individuo precisa absorber una serie de conocimientos básicos y sencillos antes de poder llevar adelante las
tareas correspondientes. De todas formas, el trabajador no se ve obligado a tener demasiada experiencia
para realizar las tareas, sino que con el entrenamiento básico alcanza.
Página 2
En este tipo de trabajo hay más precariedad laboral que en el trabajo no calificado, para todos aquellos
jóvenes que terminan el secundario y quieren ingresar al mundo laboral. Trabajo calificado: Este tipo de
trabajos se refiere a una actividad para la cual la persona requiere preparación académica y experiencia; son
trabajos complejos de distintas áreas. Manual: esta clase de trabajo se caracteriza por ser necesario el llevara
delante el uso de la fuerza, como puede ser los que realizan los mecánicos, albañiles, carpinteros o
metalúrgicos. Esta forma de trabajo es la más antigua y sigue vigente hasta la actualidad. Las primeras
actividades tuvieron que ver con la fabricación de herramientas o la construcción de edificaciones para
luego, a partir de la Revolución Industrial, hacer uso de las máquinas a vapor. Intelectual: Es la actividad
cerebral en la producción de bienes, en el que los estudiantes, profesionales e investigadores realizan
determinadas actividades intelectuales como el estudio y la investigación científica. En la práctica todo
trabajo intelectual o físico no se da por separado, siempre se da ambos en mayor o menor escala cada uno
de ellos. Para dar una idea más representativa tomaremos a un carpintero y a un estudiante como ejemplo
Un carpintero por más que realice el trabajo físico que realiza, siempre pone en juego sus habilidades
intelectuales, sobre cómo mejorar las medidas, la forma, la estética, etc. Un estudiante al realizar una labor
académica o intelectual, pone en juego las actividades físicas en consecuencia genera un desgaste de
energías. Con educación media: en este el individuo tiene la capacidad de realizar las tareas que se requieren
en el puesto, por lo que aplica los conocimientos adquiridos. Con educación media superior: en este, el
individuo tiene los conocimientos relacionados con el funcionamiento de las maquinarias y de la realización
de las actividades en el sector en el que se desenvuelve.
Según el tipo de relación que exista, se habla de los siguientes trabajos: Autónomo: Según el Estatuto de los
Trabajadores Autónomos se considera como tala las personas físicas que realicen de forma habitual,
personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una
actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.
Los autónomos o empresarios individuales son aquellos que realizan su actividad laboral por cuenta propia,
es decir, que no tienen contrato en régimen general y que en la mayoría de ocasiones facturan por horas a
sus respectivos clientes. También es cierto que en algunos casos los trabajadores autónomos trabajan para
una sola empresa, que no es de su propiedad, firmando un contrato por prestación de servicios y al que
dedicaré en unas semanas un post exclusivo. Autónomo colectivo: este tipo de trabajo se caracteriza por el
hecho de que los trabajadores de una determinada organización son, al mismo tiempo, pertenecientes al
sector dentro del cual se toman las decisiones relacionadas a la entidad. Esto ocurre tanto en las sociedades
como en las cooperativas. Trabajo de dependencia: en este caso, el trabajador firma un contrato por lo que
depende de una determinada empresa o entidad y es esta la que le organiza los horarios y tareas a llevar
adelante. Esto es una importante diferencia con respecto al trabajador autónomo, ya que es él quien decide
cuándo trabajar, cuándo tomarse vacaciones y cuándo descansar.
Página 3
Chat de WhatsApp con Atr.txt Y por último teniendo en cuenta las modalidades, también se puede hablar
de los siguientes trabajos: Trabajo Registrado: El trabajo registrado es la relación laboral que se establece
entre un trabajador y su empleador, cumpliendo con todos los requisitos impuestos por la normativa laboral
vigente. En razón de dicho vínculo, el trabajador recibe la cobertura de la obra social, el pago de asignaciones
familiares, aguinaldo y vacaciones, acredita años de aportes jubilatorios y cobra su remuneración de acuerdo
al convenio de trabajo que rige su actividad. Este año el Total de trabajadores registrados es de:12,08
millones (-2,2% anual)Trabajo No registrado: Los trabajadores no registrados no tienen garantizada la
cobertura médica para ellos y sus familias, no reciben la totalidad de los beneficios del sistema contributivo
de asignaciones familiares en el caso de tener una familia o hijos a cargo y probablemente no recibirán los
beneficios dela jubilación cuando se retiren del mercado laboral, ni contarán con el seguro por desempleo
en el caso de ser despedidos. Esta situación se complementa con la ausencia casi total de beneficios laborales
no ligados directamente a la seguridad social –empezando por la indemnización por despido, las vacaciones
pagas, aguinaldo y cobertura por accidentes de trabajo-, la falta de afiliación sindical y la percepción de
ingresos por debajo de los establecidos en los convenios colectivos y por el Salario Mínimo Vital y Móvil. Por
todo esto, el trabajo no registrado constituye una expresión cabal de la precariedad laboral. Si bien el trabajo
no registrado se ha instalado desde hace muchos años en nuestro país como una de las problemáticas más
graves que afectan las condiciones laborales de los trabajadores, por primera vez a partir de 2003 se produce
un cambio sustancial en la política pública al instalar al Trabajo Decente como su objetivo central. El nivel de
empleo y su calidad pasan a ser variables relevantes tanto para la política socio-laboral, como para la política
económica. Como prueba de ello, en la actualidad, la Argentina es la primera Nación latinoamericana en
incorporar el trabajo decente como objetivo de su ordenamiento normativo laboral y su política pública.
"Saber tus derechos y hacerlos valer"
Es preciso conocer los derechos que tenemos y que se deben llevar a cabo a la hora de incorporarse en el
mercado laboral, ya que de esa forma podemos hacerlos cumplir y valer en nuestros trabajos. Entre los
derechos están:
El derecho al salario digno.
El derecho a condiciones dignas y equitativas de trabajo.
El derecho al descanso.
El derecho a las vacaciones pagas.
El derecho a recibir un salario.
El derecho a la organización sindical libre y democrática.
También tener en cuenta que el horario de trabajo legal es de ocho horas diarias y cuarenta y ocho horas
semanales.
Página 4
Derecho a una cobertura de salud.
Derecho a tener aportes jubilatorios.
En el caso de un embarazo, la mujer tiene el derecho de tener una licencia para maternidad.
Es importante tener en cuenta que tienen el derecho a recibir educación y capacitación dentro de la empresa
en la que trabajan.
Reiterando, volvemos a hacer mención de la importancia del conocer tus derechos (en este caso laborales)
para no sufrir ningún abuso por parte del quien te contrate. Es importante destacar que estos derechos están
habilitados por las normas internacionales Organización Internacional de Trabajo (OIT)