Sei sulla pagina 1di 3

SOSTENIENDO LA OBRA MISIONERA.

Mateo 28:18-20

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

I. INTRODUCCIÓN.

A. Vivimos en un mundo lleno de necesidades.

1. En las tres cuartas partes de este planeta, el hombre padece de hambre y desnutrición.

2. A pesar del adelanto en la ciencia, tecnología y en la medicina, las enfermedades

continúan haciendo estragos en el ser humano.

B. Pero la necesidad principal del hombre es espiritual.

1. El hombre necesita a Cristo, el cual es el dador de la vida eterna.

2. Notemos que la gran comisión del Señor no es para México solamente, es para todas

las naciones.

C. Por tanto, todo verdadero cristiano debe participar en la obra misionera.

1. Hagámonos tres preguntas con relación a este tema de vital importancia.

II. ¿CÓMO VAMOS A SOSTENER LA OBRA MISIONERA?

A. Orando por los pastores, misioneros, evangelistas, etc.

1. Pablo, el gran apóstol de los gentiles, pedía encarecidamente que oraran por él.

6:18-19; I Tesalonicenses. 5:25

.

Efesios
Efesios

orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,

Hermanos, orad por nosotros.

B. Dando nuestras ofrendas a través de la iglesia local.

2. Olvidamos lo que dice:

Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

Hay quienes están dispuestos a dar para las necesidades de nuestra iglesia, pero no para pastores y misioneros de otros países.

C. Esto nos lleva a la siguiente pregunta:

III. ¿QUÉ BENDICIONES OBTENEMOS AL SOSTENER LA OBRA MISIONERA?

1 Corintios. 9:14

.

A. Fruto que abunde a nuestra cuenta.

Filipenses 4:17.

No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.

1. Esto lo podemos comparar a una cuenta de ahorros en la cual ganamos intereses espirituales.

2. Lea lo que dice la Biblia en

Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; 16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades.

¿No te gustaría que tu iglesia fuera como la de Filipenses?

B. Participación en la obra misionera a través de nuestra iglesia local.

1. EVAMI.

Hermanos, si no estamos ofrendando, no tenemos participación en el sostenimiento en la obra misionera a través de nuestra iglesia local.

2. No olvidemos que los pastores, misioneros y obreros del Señor tienen las mismas necesidades que los demás, por tanto:

OBRA

MISIONERA?

IV.

Filipenses 4:15-16

.

¿CUÁNDO

VAMOS

A

PARTICIPAR

EN

EL

SOSTENIMIENTO

DE

LA

A. El hambre en la era apostólica (iglesia primitiva)

Hechos 11:27-30

En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. 28 Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. 29 Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en

Judea; 30 lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

1. Los discípulos no esperaron a que llegara el hambre profetizada.

2. ¿Vamos a esperar que los pastores, misioneros y obreros pasen hambre para entonces enviarle una ofrenda?

B. La necesidad es ahora.

Recordemos lo que dice el Señor: “La mies a la verdad es mucha más los obreros pocos.”

V. CONCLUSIÓN.

A. ¡Cuántos pastores y misioneros no han dejado el ministerio porque ellos y sus familiares han pasado hambre!

B. ¿Por qué? Porque la mayoría de los creyentes no están conscientes de que todos

debemos participar en la obra misionera.

C. No te pierdas la bendición de colaborar con la Obra Misionera.