Sei sulla pagina 1di 7

FACULTAD DE HUMANIDADES

ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

PSICOLOGÍA EXPERIMENTAL

ESTUDIANTES:
Arce Pérez Raquel
Celestino Ortiz Marilú
Flores Maza Nathaly
Mendoza Velasco Dina
More Farfán Sharom

DOCENTE:
Walter Abanto Vélez

PIURA – PERÚ
1. BIOGRAFÍA

Burrhus Frederic Skinner, nació en un pueblo de Pennsylvania el 20 de marzo de


1904. Ingresó en la universidad de Hamilton en Nueva York con la ilusión de ser
narrador y poeta. Escribe para el periódico escolar con el seudónimo de Sir Burrhus
de Beerus, redactando artículos en los que crítica a la universidad y a la fraternidad.
Además, era ateo y estudió en una escuela donde era obligatoria la asistencia a
misa, a pesar de todo consiguió graduarse en 1926.
Inicia una etapa en la que escribe artículos sobre problemas laborales mientras vive
como bohemio en la Villa de Greenwich de Nueva York. Decidió estudiar psicología
tras haber realizado unos cuantos viajes y tras haber leído “Reflejos condicionados”
de Pavlov por lo que regresa y estudia psicología en Harvard, donde conseguirá su
doctorado en 1931, permaneciendo allí cinco años más realizando investigaciones.
En 1936 se muda a Minneapolis para dar clases en la universidad de Minesota,
donde conocerá a su futura esposa Yvonne Blue con la que tendrá dos hijas. En
1938 publica su primer libro importante “The Behavoir of organisms”.

En 1945 es nombrado director del departamento de psicología de la universidad de


Indiana. Tres años más tarde regresa a Harvard para trabajar, aquí es donde se
quedará hasta su muerte. En 1948 es cuando publica su obra más popular “Walden
Dos “, donde describe una posible sociedad perfecta regida por el conductismo.
Escribe algunos libros más y sigue realizando investigaciones. Entre los
experimentos más celebres de Skinner cabe citar el adiestramiento de unas
palomas para jugar al pimpón, la llamada caja de Skinner, todavía hoy utilizada para
el condicionamiento de animales, o el diseño de un entorno artificial específicamente
pensado para los primeros años de la vida de las personas. hasta que muere de
leucemia el 18 de agosto de 1990.

2. APORTES

Skinner al poner de manifiesto a través de su condicionamiento operante que la


conducta humana es manipulable, logró que su teoría fuera introducida en la
educación para el proceso enseñanza – aprendizaje. Aportaciones del
condicionamiento operante:

- Propuso ocuparse solamente del comportamiento que se puede observar y


cuantificar claramente.
- Propuso ocuparse menos de lo que ocurre dentro del organismo que
aprende.
- Estudia el origen de las conductas.
- Concedió la mayor importancia al ambiente en el cual se encuentra el
organismo que aprende.
- Consideró que el proceso de aprendizaje es igual en los humanos que en los
animales.
- Propuso las definiciones científicas de lo que son la conducta y la psicología.
- Crear ambientes conductuales apropiado a la situación de aprendizaje
mediante el apropiado uso del refuerzo, castigo y moldeamiento.
- Busca un cambio de conducta
- Se basa en el análisis de las conductas observables.
- Forma de aprendizaje mediante el cual se fortaleza o debilita una respuesta
voluntaria, según sus consecuencias favorables o desfavorables.
- Cuando una respuesta se fortalece o debilita nos referimos a que a que es
más o menos probable que se repita con regularidad.

El objetivo de este análisis experimental era desarrollar una ciencia conductual que
pudiese explicar, predecir y modificar el comportamiento atendiendo solo a las
relaciones funcionales.

3. DEFINICIÓN

El condicionamiento operante es un proceso de ejercer control sobre la conducta de


un organismo en un cierto ambiente, por medio de la aplicación del refuerzo. Incluye
máxima flexibilidad y adaptabilidad (Ardila, 1981).
Según Skinner es una conducta emitida por un sujeto, que no está asociada a algún
estímulo especifico, sino que está controlada por sus efectos o consecuencias.

Por ejemplo, un cartel de “Abierto” en una puerta nos indica que si intentamos girar
el pomo lo más probable es que se abra. En este caso el cartel sería el estímulo
discriminativo y la apertura de la puerta funcionaría como reforzador positivo de la
respuesta instrumental de girar el pomo.

Se ha de tener en cuenta que Skinner no habla de asociación estímulo-respuesta,


sino de incremento de la fuerza de la respuesta por las consecuencias que la siguen.
Las respuestas a una situación que van seguidas por un refuerzo, se fortalecen y
tienen mayor probabilidad de repetirse en el futuro.

4. CARACTERISTICAS

El descubrimiento del condicionamiento operante no fue algo preconcebido, sino


más bien estuvo influenciado por una serie de hechos accidentales (Skinner,
1975h). El único principio que guió la investigación de Skinner fue el deseo de
encontrar orden en los fenómenos, y en su caso el fenómeno que le interesaba era
la llamada “conducta voluntaria” que Marshall Hall había distinguido de aquella
involuntaria, porque provenía del sistema nervioso central y no era provocada
directamente por algún estímulo identificable (Skinner, 1975h).

Skinner consideró que su investigación sobre los programas de reforzamiento


constituía el principal aporte de su obra. El gran descubrimiento del
condicionamiento operante es que la conducta de un organismo cualquiera cae bajo
el control de ciertos estímulos debido a sus consecuencias, y los programas de
reforzamiento establecían las diferentes relaciones temporales en que podía darse
dicho control.
A través de ellos Skinner pudo dar cuenta de una gran cantidad de fenómenos, en
particular del comportamiento humano, que caían dentro de lo que se denominaba
conducta voluntaria, y se creían indeterminados.
B.F. Skinner (1938) acuñó el término acondicionamiento operante. Skinner identificó
tres tipos de respuestas operantes que pueden seguir el comportamiento:

 Operantes neutrales: respuestas del entorno que no aumentan ni disminuyen


la probabilidad de que se repita un comportamiento.
 Reforzadores: respuestas del entorno que incrementan la probabilidad de
repetición de un comportamiento. Los reforzadores pueden ser positivos o
negativos.
 Castigos: respuestas del entorno que disminuyen la probabilidad de que se
repita un comportamiento. El castigo debilita el comportamiento.

EI refuerzo es cualquier evento que contingente con la respuesta de un organismo


altera la probabilidad futura de que ocurra dicha respuesta. Hay refuerzo positivo
cuando se incrementa la frecuencia de la respuesta por la presentaci6n de un
evento, p. ej., los aplausos del público (refuerzo positivo) incrementan el buen
desempeño teatral del actor. Hay refuerzo negativo cuando se incrementa la
frecuencia de la respuesta por el retiro del evento, p. ej., el quitarle una espina
c1avada (refuerzo negativo) en la pata de un perro, hace que este acuda con mayor
entusiasmo a la presencia de su amo.
Hay estímulos, como el agua y la comida, que tienen la propiedad de reforzar la
conducta sin que el organismo haya tenido experiencia previa de ellos, a estos se
les llama reforzadores incondicionados o primarios.
Otros estímulos adquieren la propiedad de reforzar a 10 largo de la vida del
organismo, y los llamamos reforzadores condicionados o secundarios, y un ejemplo
claro 10 tenemos en el dinero que se convierte en el principal reforzador
condicionado del hombre.
Una respuesta se refuerza después de que se haya emitido. Pero podemos crear
conductas operantes nuevas o que no existe en el repertorio del organismo, y a ese
proceso lo llamamos moldeamiento, donde usamos una combinación de
reforzamientos y no reforzamientos y por aproximaciones sucesivas vamos
obteniendo la conducta nueva deseada.
La extinción de la conducta se hace mediante un proceso muy sencillo: se suprime
el reforzamiento. La extinción no produce generalmente una reducción inmediata de
la conducta, más bien se presenta al comienzo un breve incremento de la conducta
que se desea extinguir, pero después la extensión se fortalece.
BIBLIOGRAFÍA

- Domjam, M. (2010). Principios básicos de aprendizaje y conducta. Madrid:

Thomson.

- Thorndike, E (1911). ley del efecto Inteligencia animal.

- Ardila, R. (2001) Vigesimoquinta Edición. Psicología del aprendizaje. Buenos

Aires- Argentina: Siglo XXI Editores S.A.

- Plazas, E. (2006) B. F. Skinner: LA búsqueda de orden en la conducta

voluntaria. Medellín: C.R.E.A.D Valledupar.

- Holland, J. C. & Skinner, B. F. (1961) El análisis de la conducta. México:

Trillas.