Sei sulla pagina 1di 10

Trabajo practico trimestral

Alumna: Antonella Cordoba

Profesora: Abigail estevez

Curso: 5° Año

Materia: Historia
1. Para abrir la discusión sobre el tema y a la vez plantear
hipótesis o preguntas que puedan guiar la investigación, a
continuación transcribimos una selección de textos en los que se
reflexiona sobre algunas características de ambas juventudes.El
siguiente es un fragmento de una entrevista realizada por José
Abadi a Daniel Cohn-Bendit, líder de la revuelta estudiantil que
tuvo lugar en Francia en mayo de 1968:
Abadi: -Le voy a preguntar al político de hoy la diferencia entre
los ideales de los jóvenes de la generación sesentista y los de los
jóvenes de fin de siglo.
Cohn-Bendit: -Nosotros apostábamos a dirigir nuestro destino,
ésa era nuestra lucha. Pretendíamos construir aquel mundo que
anhelábamos. Las preocupaciones de los jóvenes de hoy -ligadas
al vacío, el cuidado de la naturaleza o la falta de trabajo- no eran
nuestros fantasmas. Pretendíamos ser los arquitectos de nuestro
porvenir. Hoy, ellos le recuerdan a la sociedad que están aquí,
presentes. Y ésta debe darles el sostén material que les permita
su desarrollo personal. [...]
Abadi: -¿Tiene conciencia de que la juventud actual, menos
atrapada probablemente en la ilusión, tiene poca confianza en
las promesas de los políticos?
Cohn-Bendit: -El sentido crítico y también un cierto desencanto
han sustituido a la fascinación previa. El resultado es tomar
distancia pero, al alejarse de los lugares de decisión, en vez de
reemplazar a los políticos, estos jóvenes los dejan a ellos en la
dirección de la cosa pública.
Revista Viva, Clarín, 10 de mayo de 1998.
El siguiente es un fragmento de una entrevista realizada por
Susana Colombo al sociólogo Emilio Tenti Fanfani.
"Periodista. -Tradicionalmente los jóvenes eran contestatarios.
Esa rebeldía ¿ya no existe? [...]
Emilio Tenti Fanfani. -Esta juventud es muy cuestionadora
también. La diferencia es que no disputa a las generaciones
mayores el poder en la economía, la política, los campos donde
mandan. La juventud ha logrado, por ejemplo, mayores
equilibrios de poder en el ámbito de la vida privada. Hay espacios
donde los jóvenes mandan. [...] Hay un mundo donde ellos hacen
lo que quieren: se visten como quieren, comen lo que quieren,
hacen el amor como quieren, cuando quieren y con quien
quieren."
Suplemento Zona, Clarín, 19 de julio de 1998.
En una entrevista concedida al diario Página/12 durante 1998, el
sociólogo Ricardo Sidicaro sostuvo que en los años '60 los
jóvenes se socializaban en un contexto que favorecía la
participación y el compromiso con las cuestiones públicas. En
cambio, "Hoy vivimos una época muy distinta. Han cambiado
muchas cosas y todavía no nos hemos adaptado a los cambios.
Estamos en busca de caminos que nos permitan sobrevivir y
desarrollarnos con plenitud. Hay desconcierto, incertidumbre
frente al futuro, la desocupación parece haberse instalado como
algo estructural [...]. Ser joven fue difícil en todas las épocas.
Pero a diferencia de aquellos momentos en los que la gente creía
que el futuro iba a ser igual que el pasado, ahora ni los jóvenes ni
los mayores creen que el futuro va a ser igual que el presente.
Hay más incertidumbre. Es una época de riesgo, donde los
jóvenes probablemente tengan más interrogantes que los que
tuvieron en otro momento histórico. [...] En buena medida,
también termina la idea de la civilización del trabajo, la idea de
que el trabajo va a ordenar nuestras vidas. Eso en otras épocas
daba lugar a los jóvenes a preguntarse qué iban a hacer mañana.
[...]"
"En la década de 1960, el crecimiento económico y los notables
avances científico-tecnológicos permitieron un mejoramiento de
las condiciones de vida de importantes sectores de la población
mundial. La educación secundaria y universitaria se amplió a
nuevos sectores y las mujeres hicieron su entrada masiva al
mundo del trabajo. El extraordinario desarrollo de los medios de
comunicación permitió conocer muy rápidamente los
acontecimientos que ocurrían en distintos lugares del planeta.
Era un mundo optimista acerca de las posibilidades humanas
para dominar la naturaleza. No obstante ello, era también un
mundo conflictivo. Existían dos formas contrapuestas de
organización de las sociedades: una capitalista, que alcanzaba su
máxima expresión en los Estados Unidos y en los países de
Europa Occidental; y otra socialista, representada
fundamentalmente por la Unión Soviética, los países de Europa
Oriental y China. Cada bloque luchaba por extender su influencia
y casi ninguna región del mundo quedó al margen de estas
luchas. Los debates en torno a las ventajas y desventajas de cada
sistema eran intensas.
Los regímenes de derechos humanos, el colonialismo, las
relaciones patriarcales en la familia, la lucha contra las minorías
raciales, las desigualdades entre géneros, la eventualidad de una
guerra nuclear ... Las luchas exitosas de muchos pueblos se
independizaron de la dominación colonial, la resistencia del
pueblo vietnamita, primero contra Francia y luego contra los
Estados Unidos, la emergencia de un régimen socialista en Cuba
en las bases del mismo nombre, parecidos a muchos
contemporáneos demostraciones tangibles la capacidad de los
pueblos para vencer los obstáculos más grandes y transformar la
realidad.
Este es el contexto en que los jóvenes se socializan. Un contexto
en el que todo está en un debate y en el que la gente considera
que el mundo de la política no le era ajeno. Los jóvenes se
convirtieron en protagonistas de los debates y la acción. La
cultura se expandió y fue adoptada por las juventudes de
importantes zonas del planeta.
Equipo de Ciencias Sociales, Ministerio de Educación, 2000.
2. Investigar sobre como nacen las siguientes ideologías y como
influyen en los jóvenes.existencialismo, movimiento hippie,
feminismo, psicoanálisis.
 2. El existencialismo es un movimiento filosófico que surge
en el siglo XX, en Alemania que luego se difunde por
toda Europa, especialmente en Francia, este movimiento se
da a raíz de los filósofos antecesores como Shopenhauer,
Kierkegaard, Nietzsche y Unamuno(siglo XIX),
posteriormente se consolida el existencialismo por los
trabajos de Martín Heidegger y en menor escala de Karl
Jespers.
La filosofía de Heidegger sustituye la nada por Dios como la
fuente de los valores humanos; Jaspers encontró a Dios (al que
llamó trascendencia) en la intensa experiencia emocional de los
seres humanos. Empero, el existencialismo el papel crucial de la
existencia, de la libertad y la elección individual, en donde el ser
humano es aquel que piensa, actúa, crea experiencias subjetivas
con la vida humana dando valor al "existir"
El existencialismo implica que el individuo es libre y, por lo tanto
es totalmente responsable de sus actos. En ello, la libertad deriva
varias implicaciones, como la responsabilidad, en donde el
hombre es plenamente responsable del modo de ser que va
adquiriendo a lo largo de su existencia. De alguna manera la
libertad resulta incómoda, debido a que hay que saber qué hacer
con ella, por lo tanto será la causa de una gran angustia.
El existencialismo no cree en normas generales válidas para
todos, no tiene un sentido de referencia o sea que
el hombre bajo sus responsabilidades debe crear sus propias
normas. Cuando realiza una elección, tiene inseguridad si es
buena o mala, por tanto esta va acompañada de la angustia.
El despertar existencial brinda al adolescente la oportunidad de
iniciar el proceso de autorrealización, pero al mismo tiempo le
provoca intensos sentimientos de angustia y depresión. El
adolescente se siente solo, aislado, separado de los demás e
incomprendido; además, con frecuencia, se siente frágil,
desamparado e indefenso. Estos sentimientos, que son el reflejo
de sus propiedades ontológicas de separatividad, indefensión y
mortalidad y que el adolescente comienza a reconocer, se
reflejan en depresión, tristeza, ansiedad, llanto desesperanzado,
a veces fantasías de muerte.
Por otro lado, el despertar existencial hace que el muchacho se
dé cuenta que hasta ese momento había estado reaccionando y
compartiéndose automáticamente y mecánicamente según lo
que le habían enseñado acerca de lo que debía de hacer y no
hacer. En esta forma comienza a hacerse consciente de su
libertad. Su reacción es rebelarse a las normas que se le habían
estado imponiendo.
Al percatarse de su libertad debe enfrentarse con la falta de
sentido, el caos, el absurdo; con el hecho de que no hay camino,
se hace camino al andar. No hay un sentido predeterminado,
orientación, principios o metas externas que le den la seguridad
de saber qué tiene que hacer.

 Se conoció como movimiento hippie al surgimiento de


una manifestación contracultural estadounidense en la
década de los años 60, que luego se expandió al mundo
entero y que profesaba los valores de la anarquía no
violenta, el pacifismo, la revolución sexual, la preocupación
por el medio ambiente y el rechazo al status
quo capitalista y al materialismo de Occidente.

El espíritu del movimiento hippie era opuesto al consumismo y


profesaba la vida simple y desprendida, contraria a las
tendencias homogeneizadoras del sistema. Su imaginario
valoraba expresiones artísticas y musicales como
el rock psicodélico, groove y folk, así como experiencias poco
ordinarias para la época como el amor libre, el consumo
recreativo de drogas (sobre todo la marihuana, LSD y otros
alucinógenos) mediante las cuales aspiraban a estados elevados
de conciencia, y las doctrinas religiosas provenientes del mundo
oriental.

El movimiento surgió como una corriente juvenil enemistada con


la Guerra de Vietnam y el gobierno estadounidense de la época,
y su estilo de vida y valores de lucha perduraron en las
generaciones posteriores (los llamados neo-hippies) luego de
que fueran absorbidos por el sistema alrededor de 1980. Muchos
reductos hippies existen todavía.

En la actualidad el movimiento hippie está en claro declive,


aunque aún existen algunos grupos de neo-hippies en lugares
típicamente hippies, como Ibiza; a pesar de la desaparición del
movimiento, han dejado un legado bastante importante en
cuanto a ideas y pensamientos, cómo la tolerancia y la
celebración de la diversidad cultural y étnica, el movimiento
ecologista, o su defensa del amor libre.

El movimiento hippie como tal ya no existe, lo unico que existe


es el neohippismo (hippies modernos) que tambien es conosido
como movimento rave o goa-trance que se origino despues de
que el movimiento hippie se replegara acia lugares mas alejados
y poco frecuentados por la civilisacion, uno de estos fue la isla de
Goa en la India, en donde origino el estilo de musica electronica
llamado Psytrance (Psychedelic trance) o Psycho, que es
resultado de la fucion entre el trance y la musica psycodelica con
un estilo ispirado por las drogas alucinogenas como el acido
lisergico (LSD).

En cuanto al aspecto ideologico es basicamente el mismo que el


hippismo clasico pero con la incurcion de elementos del
Hinduismo, Budismo, Shamanismo, etc.

 En el Antiguo Régimen la desigualdad jurídica de los


miembros de la sociedad era la norma. Nobles y clérigos
gozaban de privilegios (exención fiscal, monopolio de los
altos cargos públicos, leyes y tribunales especiales) vedados
a la gran mayoría de la población (el tercer estado o estado
llano). La ausencia de derechos políticos (voto) y libertades
(expresión, reunión, religión) era otra característica clave
del Antiguo Régimen.
En el caso de las mujeres, la mitad de la población, a todo
lo anterior se le debía unir su función social circunscrita a lo
doméstico, a las labores de la casa, de la procreación y del
cuidado de los hijos; y su subordinación legal al hombre,
padre o esposo.
La Revolución Francesa (1789) y las demás revoluciones
liberal-burguesas plantearon como objetivo central la
consecución de la igualdad jurídica y de las libertades y
derechos políticos.
Pronto surgió la gran contradicción que marcó la lucha del
primer feminismo: las libertades, los derechos y la igualdad
jurídica que habían sido las grandes conquistas de las
revoluciones liberales no afectaron a la mujer. Los
"Derechos del Hombre y del Ciudadano" que proclamaba la
revolución francesa se referían en exclusiva al "hombre" no
al conjunto de los seres humanos.
A partir de aquel momento, en Europa Occidental y
Norteamérica se inició un movimiento, el feminismo, que
luchó por la igualdad de la mujer y su liberación. Durante
ese período, el principal objetivo del movimiento de las
mujeres fue la consecución del derecho de voto. Nacía así
el movimiento sufragista.

La influencia del feminismo ha conseguido cambios en ámbitos


como el derecho a la educación, el voto de la mujer, el derecho
al trabajo, la igualdad ante la ley o los derechos reproductivos,
entre muchos otros. En su vertiente intelectual, la teoría
feminista también ha influenciado a la teoría crítica, dando lugar
a los estudios de género, así como a subdisciplinas de estudios
de las ciencias sociales
 La teoría psicoanalítica o psicoanálisis es una pseudociencia
que fue fundada a finales del siglo XIX (alrededor de 1896)
por el neurólogo austríaco Sigmund Freud, uno de los
intelectuales más influyentes del siglo XX. Esta teoría trata
de explicar las fuerzas inconscientes que motivan al
comportamiento humano, es decir, aquellos conflictos
internos que aparecen durante la niñez y que afectan, a
posteriori, a los comportamientos y emociones del
individuo. En el Psicoanálisis la sexualidad es la base del
desarrollo de las personas.

Con esta teoría, Freud rompía con la creencia de que la


sexualidad se nacía en la adolescencia, pues él afirmaba que ésta
es una constante en la vida del sujeto desde el nacimiento, se
estructura a lo largo del tiempo y además, pasa por diferentes
etapas.

Esta organización depende de cómo se acoplen los diferentes


procesos que se dan en un individuo que son tres: los biológicos,
los psicológicos y los socioculturales. La disposición de estos tres
elementos serán fundamentales para el desarrollo del ser
humano.

Todos poseemos emociones, sueños, pensamientos,


motivaciones, pero también conductas, es aquí donde incide el
autor en su teoría, pues piensa que el origen de estas conductas
es la sexualidad de cada uno. Además, explica que los primeros
años de vida son decisivos en el desarrollo de la personalidad, es
aquí donde la sexualidad cobra mayor importancia, pues
comienza a darse los conflictos entre los impulsos biológicos
sexuales del niño y los límites impuestos por la sociedad.

Hoy día el psicoanálisis, como en los tiempos de Freud, creo que


vuelve a ser revolucionario y que nada a contracorriente. El
psicoanálisis no niega, nunca lo ha hecho, la importancia de lo
biológico. Tampoco propone prescindir de los psicofármacos, lo
cual sería una irresponsabilidad y una crueldad. Pero sí se opone,
con todo el peso de los argumentos que hemos revisado en este
libro, a considerar que la mente y el cerebro son la misma cosa; a
que todo tipo de malestar haya de ser tratado con medicinas y
sin diálogo; a que los vaivenes de la vida no sean tenidos en
cuenta cuando se consideran los problemas que de la misma se
derivan; a que se rotule como trastornados a aquellas personas
que, por motivos diversos, estén sufriendo psicológicamente; a
que se nos desresponsabilice de nuestros propios actos; a que no
se cuestione a la sociedad en la que vivimos en cuanto a su papel
en el sufrimiento mental de mucha gente; a que se medicalicen
los ciclos de la vida, como la niñez o la menopausia; en definitiva,
a que, si una persona necesita hablar de amor, se le responda
con serotonina