Sei sulla pagina 1di 4

efecto invernadero

El efecto invernadero es un fenómeno en el cual la radiación de calor de la superficie del


planeta es absorbida por los gases de la atmósfera, y es emitida de nuevo en todas
direcciones.

Específicamente, la luz solar que es absorbida por la superficie terrestre, vuelve a la atmósfera
en forma de calor. Allí, los gases de efecto invernadero (GEI) retienen parte de este calor; el
resto se escapa al espacio. Cabe mencionar que cuanto más gas de invernadero, más calor es
retenido.

Debido a este funcionamiento de permitir el paso de la luz y mantener el calor, como las
paredes de un invernadero, es que cobra ese nombre. El efecto invernadero es lo que hace
posible la vida en la Tierra.

¿Sabes qué es el efecto invernadero? Es el fenómeno natural que permite a nuestro planeta
mantener las condiciones necesarias para albergar vida. La atmósfera captura algunos de los
rayos del sol que llegan a la corteza terrestre, manteniéndolos dentro para conseguir una
temperatura media de 15 0C. Si la atmósfera no atrapara ninguno de estos rayos que rebotan
en la superficie, la temperatura media de la Tierra sería de -18 0C.

La atmósfera está compuesta por diversos gases naturales, siendo el nitrógeno, el oxígeno y el
argón los que constituyen el 99,93% del total. Sin embargo, son otros gases como el vapor de
agua, el dióxido de carbono, el metano, el óxido de nitrógeno y ozono los que tienen una
mayor incidencia en el efecto invernadero. Además, en la atmósfera también están presentes
gases artificiales llamados clorofluorocarbonos.

El efecto invernadero funciona de la siguiente manera:

Gases de efecto invernadero


Los gases de efecto invernadero son los más eficientes en absorber el calor, como el dióxido de
carbono (CO2). Sin embargo, un incremento de éstos resulta perjudicial para el planeta y para
toda la vida en él.

Tipos de gases de efecto invernadero.


 El vapor de agua (H2O).
 Dióxido de carbono (CO2).
 Metano (CH4).
 Óxido nitroso (N2O).
 Ozono (O3).
 Clorofluorocarbonos (CFC).

Las actividades humanas generan emisiones de cuatro gases de efecto invernadero de larga
permanencia: CO2, CH4, N2O y halo carbonos o Clorofluorocarbonos.

¿Por qué aumentan los gases de efecto invernadero?


Hay tres razones principales: la quema de combustibles fósiles como el petróleo, carbón y gas
natural, la deforestación de bosques y destrucción de ecosistemas marinos, que absorben el
dióxido de carbono, y el aumento de una población que cada vez consume más recursos
naturales.

Para entender qué es el efecto invernadero, qué causas lo provoca y qué consecuencias tiene
para el planeta hemos preparado este vídeo explicativo que resolverá muchas de tus dudas.

Incidencia del ser humano en el efecto invernadero

La actividad humana provoca el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero


(GEI) en la atmósfera potenciando el calentamiento global.

Por sectores de actividad, las fuentes de emisión de GEI de origen antropogénico son:

Electricidad y calefacción: 25 %

Agricultura y otros usos del suelo: 24 %

Transporte: 14 %

Industria: 21 %

Otras fuentes de energía: 10 %

Edificación: 6 %

Para frenar la concentración de GEI en la atmósfera es necesario apostar por fuentes de


energía renovable que permiten la reducción de emisiones y preservar los océanos y bosques,
que representan los sumideros de carbono naturales del planeta y absorben parte del dióxido
de carbono.

Causas del efecto invernadero.


Los principales causantes de este efecto son el dióxido de carbono y el gas metano. Aunque
estos gases han existido siempre de manera natural en el planeta, su presencia en la atmósfera
se ha incrementado en al menos un 35 % con el uso de combustibles como el carbón, el gas
natural y el petróleo desde los años de la revolución industrial, y se estima que las emisiones
de estos gases a la atmósfera siguen aumentado cada año en un promedio de 0,4 %, causando
graves daños a la Tierra y a la vida en ella.
Los efectos pueden ser más nefastos sino se cambia nuestro modelo energético y dejamos de
abusar de los recursos naturales y destruir nuestros ecosistemas con la contaminación
desmedida del aire, suelo y agua.

Consecuencias del efecto invernadero


 La previsión de que la temperatura media de la Tierra aumente 0,2 ºC cada diez años.
 Reducción de los glaciares a nivel mundial, lo que aumentará el nivel del mar.
 El aumento del nivel de mares y océanos, llevará consigo inundaciones de algunas
zonas próximas al mar o de islas.
 Los ecosistemas se verán afectados negativamente, los que no se puedan adaptar
acabarán extinguiéndose.
 Aumentarán las sequías y la evaporación del agua, lo que cambiará el clima de algunas
zonas, convirtiendo antaño zonas fértiles en desiertos.
 Las sequías y la mayor evaporación del agua afectarán irremediablemente a la
agricultura de algunas zonas.

En la proporción adecuada, estos gases cumplen su cometido, pero al aumentar su


concentración por obra del hombre, la atmósfera retiene más calor del necesario, provocando
el aumento de las temperaturas, el deshielo de los polos, la desertificación, incendios,
tormentas e inundaciones.

 Entre ese conjunto de importantes cambios que el citado fenómeno origina en el clima
y, por tanto, en nuestro entorno se encuentran algunos tan relevantes e importantes
como es el deshielo de los casquetes polares. Un hecho este que lo que trae consigo es
un notable aumento del nivel del mar que podría llevar a inundar ciudades y
poblaciones.

 Asimismo, otra de las consecuencias más relevantes del efecto invernadero es el


aumento de la desertización, gracias a esas altas temperaturas y a la escasez de lluvias.
Sin olvidar tampoco que aquel también origina y puede originar en mayor medida que
esos citados cambios meteorológicos afecten notablemente al sector de la agricultura,
y a sus cosechas. Esto supone no sólo un varapalo para el mencionado ámbito sino
también un perjuicio para todos, en general.

 La cuarta gran consecuencia del citado efecto invernadero es que el hecho de que se
produzcan esa serie de modificaciones en las distintas estaciones del año también trae
consigo cambios en lo que son los procesos de migraciones de aves e incluso en la
reproducción de las mismas.

Acciones.
Como respuesta, en el año 1997 la Organización de Naciones Unidas (ONU) impulsó la firma
del Protocolo de Kyoto en Japón. En este los países más industrializados causantes de la mayor
parte de la contaminación del planeta se comprometen a adoptar medidas para minimizar en
al menos un 5,2 % las emisiones de dióxido de carbono y demás gases, no obstante, algunos
países se han negado por considerar que la medida perjudicaría sus economías.

Para esto se hace una especie de división de la atmósfera por país y cada uno tiene un
“permiso” máximo de contaminación, calculado según el caso de cada nación. Hasta ahora el
Protocolo de Kyoto es el único convenio internacional para enfrentar y minimizar el impacto
del efecto invernadero.

Este protocolo pretende crear conciencia e impulsar a los gobiernos a establecer leyes para
cumplir con el objetivo y que también se exija a las industrias y empresas tener una
responsabilidad con el medio ambiente.