Sei sulla pagina 1di 3

como afecta la cultura organizacional el desempeño de la empresa

Las organizaciones poseen su propio conjunto de normas y valores que guían el


comportamiento de sus empleados que a la vez ayudan para la toma de decisiones.
Se entienden como las costumbres y hábitos que posee cada uno de los miembros
que integran a dicha organización, las cuales son consideradas como normas
informales que sirven para orientar a los miembros para la consecución de los
objetivos. La cultura dentro de las organizaciones refleja la mentalidad que
predomina en ella, a través de sus normas y/o creencias, además de ser un
determinante en su desempeño, ya que impacta no solo los resultados directos de
una organización, sino también la salud, el entusiasmo, el compromiso y la
flexibilidad de su personal.

Las acciones de la alta gerencia también tienen un gran impac-to en la cultura


de la organización.Con lo que dicen y con su forma de comportarse, los altos
ejecutivos establecen normas que se filtran hacia abajo a través de la orga-nización;
por ejemplo, si tomar riesgos es deseable; el grado de libertad que los gerentes
deben conceder a sus subordinados; cuál es la vestimenta apropiada; qué acciones
redituarán en términos de incrementos salariales, ascensos y otras recompensas.

2.5-Cómo se establece y mantiene una cultura.


La cultura organizacional se fundamenta en los valores, las creencias y los
principios que constituyen las raíces del sistema gerencial de una organización, así
como también al conjunto de procedimientos y conductas gerenciales que sirven de
soporte a esos principios básicos.

Si el gerente es dinámico impartirá esta cultura a sus subordinados, pero si,


por el contrario, es burocrático. Si se está procurando una cultura donde reina la
honestidad y se les pide a los empleados una cuota de sacrificio porque existe una
crisis económica y de repente el Gerente General adquiere un Lexus. Esta situación
trae contradicciones y mensajes dobles y es justamente lo que hay que evitar si se
desea conservar y mantener una cultura organizacional.
Sin embargo, los métodos específicos para mantener la cultura organizacional son
mucho más complejos que sólo contratar a las personas adecuadas y despedir a
las que no se acoplan. Los reforzados más poderosos de la cultura de la
organización son:

1) Que los directivos y los equipos presten atención, evalúen y controlen.

2) Las forma en que los directivos reaccionen a los incidentes críticos y a las crisis
organizacionales.

3) Modelar, enseñar y capacitar para las funciones administrativas y de equipos.

4) Selección, ascenso y despido de la organización.

5) ritos, ceremoniales e historias organizacionales.

2.6- Incidencia de la cultura organizacional en el logro de objetivos


organizacionales.

Una cultura organizacional efectiva, es aquella que apoya las estrategias de


la organización, y además se adapta al contexto competitivo y por lo tanto, le
permite a la organización alcanzar la misión y los objetivos propuestos.

"Una cultura organizacional adecuada es la que le permite a la organización


lograr su misión, sus objetivos y metas, de tal manera que su teoría del negocio
esté siempre sintonizada con el ambiente. Es decir, una cultura organizacional
sana es aquella que sirve para alcanzar los objetivos personales y
organizacionales, donde la motivación para el trabajo adecuado y eficiente surge
de una profunda convicción en el sistema de valores forjados por todos los líderes
y la comunidad organizacional.

De ese modo, los mandos medios y altos de la organización están llamados


a invertir gran parte de su tiempo en definir las líneas de acción que deberán
orientar el quehacer organizacional. Para ello deberán tener claro cuáles son los
objetivos que se desean alcanzar en el corto, mediano y largo plazo, con el fin de
diseñar metas precisas y evaluables.